Вы находитесь на странице: 1из 3

Redalyc

Sistema de Información Científica

Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

de América Latina, el Caribe, España y Portugal Di Franco, Maria Graciela Reseña de "Evaluación
Di Franco, Maria Graciela Reseña de "Evaluación comprensiva y evaluación basada en estándares" de Robert
Di Franco, Maria Graciela
Reseña de "Evaluación comprensiva y evaluación basada en estándares" de Robert E.
Stake
Praxis Educativa (Arg), núm. 10, 2006, pp. 102-103
Universidad Nacional de La Pampa
Praxis Educativa (Arg) ISSN (Versión impresa): 0328-9702

Praxis Educativa (Arg) ISSN (Versión impresa): 0328-9702 iceii@fchst.unlpam.edu.ar Universidad Nacional de La Pampa Argentina

Universidad Nacional de La Pampa Argentina ¿Cómo citar? Número completo Más información

Robert E. Stake Evaluacion comprensiva y evaluacidn basada en esteindares. Barcelona, Coleccion Critica y Fundamentos, Editorial GRA6 , 2006,427 paginas

Robert Stake es profesor de educacibn y director del Center for Instructional Research and Curriculum Evaluation (Centro de In- vestigacibn Educativa y Evaluacibn del Curriculo) CIRCE, de la Universidad de Illinois y recoge en esta obra su dedicacibn de m^s de cuarenta afios a la evaluacibn de progra- mas, en especial de la evaluacibn comprensiva. El prblogo a la edicibn espaftola est^ a cargo de Juan Bautista Martinez Rodriguez quien ubica desde las primeras pdginas la propuesta metodolbgica central de la obra: exis- ten dos grandes maneras de abordar el trabajo de la eva- luacibn: una es la orientada a las mediciones y la otra es orientada a la experiencia. Cada una enriquece a la inves- tigacibn de forma distinta y aunque no sean fciciles de com- binar, -aun contradici6ndose a veces- ambas merecen ser incluidas en los estudios de calidad de programas educa- tivos y sociales. Define la obra como sencilla, practica, profunda, autobiogrdfica y profesionaiizadora. Primeras Palabras es el encuentro inicial del au- tor con sus interlocutores: estudiantes y docentes. Sefia-

la aqui que la valoracibn es un fenbmeno ubicuo a nuestro

alrededor y deben vincular expiicacibn y comprensibn, medicibn y experiencia, cualitativo y cuantitativo como dos maneras de investigar. El autor opta por estandares y crite- rios como conceptos claves de la via de las mediciones y por comprensividad del evaiuador e interpretacibn en la via orientada por la experiencia. Llama a la primera "basada en criterios" porque se cimenta sobre el anSlisis de varia- bles descriptivas e interpretativa porque se desarrolla so- bre el conocimiento experiencial y personal en un espacio

y un tiempo reales y con personas tambi6n reales. En los capitulos iniciaies Evaluacidn basada en criterios y evaluacidn interpretativa y Roles, modelos y pre- c//spos/c/o/?es desarrolla estas dos perspectivas. El prime- ro ubica a la evaluacibn en la omnipresente busqueda de calidad, el reconocimiento y formulacibn de estandares, los roles y estilos de evaluacibn centr^ndose en la evalua- cibn formativa y sumativa, asi como los programas a eva- luar y la persona que evalua. El segundo se inicia con uno de los roles fundamentales de la evaluacibn para el autor como es la investigacibn-accibn que consiste en un autoestudio evaluativo con la intencibn de mejorar cosas. Pero este no es unico rol. Define al rol tanto una situacibn como una finalidad y para ello se pregunta <i,en qu6 situa- cibn se evalua y para qu6 se utiliza la evaluacibn? Un modelo es un m§todo particular de hacer la evaluacibn, generalmente vSlido para situaciones y finalidades diver- sas. Una predisposicidn es una orientacibn de valor de un evaluador/a. En el Capitulo 3 se adentra en las profundidades

de los significados, procedimientos y meritos de La eva- luacidn basada en estindares. Se concentra en el uso de instrumentos de obtencibn de datos para definir las princi- paies preguntas de una evaluiacibn. Esta evaluacibn re- quiere un esfuerzo especial en fijar de un modo explicito los criterios, los estandares. La evaluacibn interpretativa depende tambien de estandares de valor, los que son m^s implicitos, est^n menos verbalizados y no aparecen tan claramente identificados en el disefio e informe final. La evaluacibn basada en estandares supone un enfoque su- mamente racional y mucho menos intuitivo de la percep- cibn y la representacibn de la calidad de un programa. Menciona el autor que este tipo de evaluacibn pro- cede por fases: la propuesta, la preparacibn y la elabora- cibn de un informe podrian ser un ejempio. Intervienen aqui distintos factores: la necesidad de los receptores, los ob- jetivos del programa, los criterios de evaluacibn, los estandares de evaluacibn, los pesos o ponderaciones de sintesis los rendimiento o actuaciones del personal y par- ticipantes, los costes. En el Capitulo 4 La evaluacidn com- prensiva es anaiizada desde sus significados, procedimien- tos y meritos. Establece fuertes conexiones entre la eva- luacibn interpretativa y comprensiva mientras que advierte de sus diferencias. Sefiala que la evaluacibn comprensiva constituye una perspectiva general dentro de la busqueda de calidad, resultando m^s una actitud que un modelo. Sea cual fuere el disefio de la evaluacibn, 6sta puede ha- cerse mas 0 menos comprensiva. Esto significa guiarse por la experiencia de estar personalmente, conocer a las personas, familiarizarse con las preocupaciones, es ba- sarse en gran medida en la interpretacibn personal. Es un modo de buscar y documentar la calidad de un programa. El rasgo esencial es la comprensividad (receptividad o sensibilidad) de cuestiones o problemas claves en rela- cibn a los intereses y preocupaciones de los agentes so- ciales implicados. Plantea el lugar de las percepciones, la experiencia como conocimiento, los procedimiento usa- dos y las fallas. En el Capitulo 5 plantea La recogida de datos y los distingue segun se basen en criterios o en datos interpretativos. En el primer caso se identifica un cierto numero de criterios para los que se quiere obtener datos, luego se agregan esos datos para obtener resumenes es- tadisticos y mediante el uso de medias, correlaciones, gr^- ficas se obtiene informacibn clave. A partir de estos datos se espera obtener distribuciones estadisticas que con- duzcan a aseveraciones de exito o fracaso. En el segundo caso, se realizan observaciones individuales o se buscan episodios que faciliten la mejor comprensibn del estudio. Suelen recogerse en forma de relatos, fotos, grabaciones, proporcionando datos por observadores especialmente situados. Analiza la eleccibn de fuentes de datos, el instrumental a considerar, las respuestas de los re- ceptores, la codificacibn de datos y procesamiento de las notas y documentos registrados, asi como las encuestas y entrevistas. Analisis, sintesis y metaevaluacidn organizan el Capitulo 6 haciendo referencia al examen concienzudo de los factores pertinentes del programa. Menciona que se busca en este momento reunir las piezas de nuevo a fin de obtener el significado lo m^s completo posible, llamando sintesis a este proceso de reunificacibn, y metaevaiuacibn a la evaluacibn de calidad de una evaluacibn, sus puntos fuertes y d6biles lo que implica una 6tica de autocuestionamiento continuo. En esta linea en el Capitu- lo 7 plantea Clientes, actores implicados. beneficiahos y lectores en el sentido que la evaluacibn profesional tiene

PRAXIS

una etica de servicio y propone analizar en profundidad al ayuda que ofrecen quienes redactan informes de evalua- cibn. Pone bnfasis en la evaluacibn participativa, los acto- res implicados, la evaluacibn democratica, los modos de informar y las recomendaciones que se ofrecen. Tres ejemplos de cuestiones de interes que re- quieren de la meditada interpretacibn del evaiuador son presentados en el Capitulo 8 Cuestiones que necesitan interpretacidn. Las tres cuestiones estudiadas son: la estandarizacibn de programas, la imparcialidad de los pro- gramas y el desarroilo del personal. En el Capitulo 9 La evaluacidn basada en pmebas propone que la evaluacibn profesional es un proceso consis- tente el hallar pruebas de calidad, tanto la evaluacibn basada en estandares como la evaluacibn comprensiva constituyen formas de busqueda de pmebas. Estos estudios tambien lla- mados de base cientifica invitan a la reflexibn de discutir la cuestibn si hay que procurar que la evaluaciones sean cienti- ficas 0 no. Se pregunta el autor si la evaluacibn es ciencia, ubica a las generalizaciones a pequefia y gran escala, la eva- luacibn de politicas, el sesgo. Hacerlo conecto es el planteo del Capitulo 10 refor- zando la propuesta que el trabajo de calidad es un trabajo etico que enriquecido con la ayuda del pensamiento basado en criterios y del interpretativo podra dar mayor sensibilidad, pensar con m^s profundidad, informar con mayor cauteia y compromiso mayor con las tareas de calidad. Palabras Finales despiden al lector resumiendo la posicibn del autor que considera que la evaluacibn consiste en reconocer la calidad para luego informar de las pruebas de calidad a otros. Toda la obra est^ recorrida por citas, poemas y vinetas para ayudar al lector en la comprensibn y experien- cia los conceptos de evaluacibn asi como ejemplos que ubi- can en la complejidad de la tematica facilitando la toma de decisiones en la practica de evaiuar.

Pablo Pineau, Marceio Marino, Nicolas Arata, Bel§n Mercado. El principio del fin. Politicas y memorias de la educa- cidn en la ultima dictadura militar. (1976-1883) Buenos Aires, Ediciones Colihue, 2006, 270 paginas.

Los autores de este libro son pedagogos, historia- dores y docentes de vocacibn -en palabras de Adriana Puiggrbs, quien proioga esta obra- quienes persiguen la tarea de enhebrar "fragmentos de una memoria" como acto de valentia dado lo doloroso y lo dificil de trabajar con la historia reciente. Esta obra es el resuitado del Proyecto para Inves- tigadores en Formacibn "La lectura escolar y la construe cibn de culturas politicas: una mirada histbrica para el caso argentino (1976-1989), dirigido por Pablo Pineau en la Fa- cultad de Filosofia y Letras de la UBA. Impactos de un asueto educacional: las politicas educativas de la dictadura (1976-1983) a cargo de Pablo Pineau, busca a partir de un balance historiogrcifico y del estudio de diversas fuentes - analizar las politicas oficiaies durante ese periodo para el sector educacibn. Parte del analisis del impacto del asueto educacional de 24 de mar- zo de 1976 decretado por La Junta Militar, haciendo refe- renda a que la suspensibn de los derechos politicos de la poblacibn estaba acompafiada de la suspensibn del dere- cho a la educacibn y cbmo en esta situacibn inicia "el principio del fin". En un balance del estado del arte sobre el lugar que la educacibn tuvo en el proyecto politico de la dictadura, recogen varios trabajos que les permite llevar a

cabo el estado de la cuestibn y agrupar algunos trabajos en lineas de investigacibn: una primera linea de investiga- cibn estci integrada por trabajos lievados a cabo en la de- cada de 1980 por el Area de Educacibn y Sociedad de FLACSO, bajo la participacibn/direccibn de C. Braslavsky. Los temas abordados son diversos e incluyen expansibn y movimientos matriculares, politicas curriculares, burocra- cia educativa y las Ibgicas institucionales. Estos aportes han sido fundamentales en la investigacibn para el desa- rroilo de la "estrategia discriminadora". Una segunda linea de investigacibn se organiza desde la Facultad de Cien- cias de la Educacibn de la Universidad de Entre Rios bajo la Direccibn de Carolina Kaufmann con el Proyecto TIPHREA. Estos aportes consolidaron la "estrategia re- presiva". El resto de las obras no constituyen lineas espe- cificas pero hacen aportes desde tesis, becas, focalizando practicas represivas, ensefianza y otros abordajes en el terreno educativo. La primera hipbtesis de analisis analizan que los sectores que tomaron el poder en el goipe de marzo de 1973 argumentaban la profunda crisis del pais y la necesi- dad de un orden, orden politico, econbmico y cultural. Den-

tro de este proyecto social general, "la dictadura instnjmentb una politica educativa basada en dos estrategias. En pri- mer lugar la estrategia represiva, coto de los grupos m^s tradicionalistas, que se proponia reestablecer una serie de "valores perdidos" en el sistema educativo y hacer des- aparecer -con el peso que este t6rmino tuvo en esos af^os-

a los elementos de democratizacibn y renovacibn cultural,

sobre todo aquellos que habian irrumpido en las d6cadas de los 60 y 70. En segundo lugar se encuentra la estrate- gia discriminadora, coto de los grupos modernizadores

tecnocraticos, cuyo efecto fue la desarticulacibn de los

dispositivos homogeneizadores favorables a la democrati- zacibn social presentes en la escuela argentina, y fortale- cimiento de un sistema educativo fuertemente fragmenta- do en circuitos diferenciados de acuerdo a los distintos sectores sociales que lo subordine a las demandas del mercado y del modelo de distribucibn regresiva de la renta" (2006: 25). Ambas estrategias combinadas puso el jaque

a la escuela publica y preparb el terreno para los proyectos

educativos neolibe-rales posteriores. Para sostener esta hipbtesis el autor describe el escenario educativo previo,

las estrategias represiva y discriminadora y las resisten- cias al modelo. El escenario previo es descripto desde la expectativa de la dictadura de la "refundacibn" de una nacibn, tal como sucedib en el siglo XIX, donde la educa- cibn ocupaba un Iigar central. El modelo educa- tivo de ese momento fue

descripto por Adriana Puiggrbs como Sistema de Instruccibn Publica Centralizado Estatal (SIPCE), con un Estado nacional como agente

casi monopblico, tras un proyecto pedagbgico

"civilizatorio-estatai"

(Southwell, 2002) que prometia un horizonte comun y coiectivo de pro- greso e inclusibn por homogenizacibn. Este modelo logra su maxima expresibn durante los pn- meros gobiernos pero-

au vMarcctu Mariilu

iEl principio del fin

rolltlo i r niF.maris/i 4>- In o(lucnci6ii cn la dUima dictadura mililar

PRAXIS

fPUCATIVA

10

1(2006)

101-105

I'aciiltaU dc Cicicias riii,)iar)as