You are on page 1of 20

INVENTARIO RAPIDO DE MARIPOSAS DIURNAS

(LEPIDOPTERA, RHOPALOCERA) EN LA PLAYA EL ICACAL,


DEPARTAMENTO DE LA UNIÓN, MUNICIPIO DE INTIPUCA, EL SALVADOR.

Timothy C. Bonebrake.
Stanford University, Center for Conservation Biology, Stanford, CA 94305-5020
(tcbone@stanford.edu)

Rubén Ernesto López Sorto.


Investigador independiente
(rubensorto3@yahoo.com)

Informe final, San Salvador, Septiembre 2008

Eurema daira (Fotografia por Rubén Sorto)


Tabla de Contenidos

1. Resumen...................................................................................................................................... 3
2. Introducción ............................................................................................................................... 3
3. Metodología............................................................................................................................... 4
3.1 Descripción del área de estudio.....................................................................................4
3.2 Descripción de Familias......……………………………………………………………………..6
3.3 Protocolo del muestreo………………………………………………………………................9

3.4 Análisis de datos………………………………………………………………………………...10

4. Resultados………………………………………………………………………………………..11

4.1 Especies reportadas……………………………………………………………………………11

4.2 Estado del inventario…………………………………………………………………………..13

4.3. Comparación de Hábitat y valor de la conservación………………………………….16

5. Discusión………………………………………………………………………………................17

5.1 Especies de importancia para la conservación………………………………………….17

5.2 Comparición con otros sitios………………………………………………………………….18

6. Literatura Consultada......................................................................................................19

2
1. Resumen

Entre los días 15 al 24 del mes de junio del año 2008 se realizo un Inventario
rápido para conocer la Diversidad de especies de mariposas diurnas dentro de
distintos habitats de un paisaje agropecuario de la playa el Icacal, del
departamento de la unión.

Se seleccionaron 4 habitats con diferente cobertura arbórea (bosque seco,


pastizales, Cercas vivas y manglares) Utilizando el método de transeptos para la
búsqueda intensiva, empleando diversas técnicas para la captura y registro de las
especies, entre estas, la fotografía, la observación directa, y la captura con red
Entomológica, siendo esta ultima la técnica más efectiva; además se establecieron
2 transeptos utilizando Trampas Van Someren – Rydon. Empleando como cebo
banano fermentado para tratar de atraer a las mariposas.

Se registró un total de 1856 mariposas diurnas pertenecientes a 84 especies. Las


especies mas abundantes en el paisaje fueron Eurema daira, Dryas iulia, Heliconius
charitonius, Heliconius erato, entre otras.

La riqueza de especies en el lugar se estima entre 100 y 200, los bosques


caducifolios de La Bocana y La Laguna presentaron la mayor diversidad y riqueza
de especies, mientras que las pasturas con baja densidad de árboles y las cercas
vivas simples presentaron los valores más bajos. Sin embargo, las cercas vivas y
las pasturas mejoradas de alta densidad de árboles pueden mantener el 60% y
70% de las especies de mariposas presentes en las áreas boscosas; pueden ser
elementos importantes para la conservación, de mariposas dentro de paisajes
agropecuarios.

2. Introducción

Ante el actual problema de la deforestación y pérdida de la biodiversidad en El


Salvador debido a la expansión de la frontera agrícola, surge la necesidad de
implementar estrategias de desarrollo sostenible en paisajes agrícolas. Estas áreas
han sido consideradas de poca importancia en la conservación de la diversidad
biológica debido al enfoque de investigaciones basadas en la teoría de la
biogeografía de islas que contempla solamente el estudio de bosques naturales y
sus fragmentos remanentes. Estudios recientes indican que una proporción
considerable de la biodiversidad original puede persistir dentro de dichos paisajes
si estos retienen una cantidad suficiente de cobertura arbórea (fragmentos de
bosque, cercas vivas, árboles dispersos, etc.)

En general las mariposas diurnas han sido estudiadas por su fácil observación,
identificación, ciclo de vida corto y taxonomía estable, siendo organismos ideales
para el análisis de la conservación de ecosistemas terrestres Además, son de gran
importancia en el ecosistema por sus roles ecológicos (herbívora y polinización) y
son sensibles a cambios en la vegetación y la cobertura arbórea.
En la presente investigación se evaluó la biodiversidad de mariposas diurnas en 4
habitats con diferente cobertura arbórea (bosque seco, pastizales, Cercas vivas y
manglares) con la finalidad de comparar las comunidades de mariposas en los
diferentes habitats de la playa el Icacal en el departamento de La Union.

3
Se utilizó un enfoque integrado para la toma de muestras de mariposas, esencial
para inventarios de Lepidópteros, incluidos la evaluación del esfuerzo de muestreo,
y múltiples técnicas de recolección de datos.

La importancia de este estudio radica en la contribución del conocimiento de la


biodiversidad de mariposas diurnas en un paisaje agropecuario y el aporte que los
fragmentos de bosque, las cercas vivas y la vegetación dispersa, proporcionan a la
conservación de la biodiversidad en paisajes agrícolas.

3. Metodología

3.1 Descripción del área de estudio

Playa El Icacal es una comunidad costera rural en el departamento de La


Unión, El Salvador. Se seleccionaron cinco sitios de muestreo dentro del paisaje
agropecuario de la Playa El Icacal. Ver (Figura 1).

Figura 1. Mapa de Playa El Icacal y los cinco sitios de muestreo.

La Bocana consiste en su mayor extensión en un bosque seco alternando con


pastos, el sitio la Laguna ostenta reductos de bosque seco alternando con pastos
salpicado de arbustos y árboles aislados. El Casco de la Hacienda es un hábitat
con una matriz de pastos, carretera, arbustos y árboles pequeños. El manglar
consiste en un corredor que conecta a potreros cultivados con pastos para ganado
con un bosque de mangle, y El Esteron se asienta en un gran pastizal con árboles
aislados y arbustos que es directamente adyacente al estuario occidental de El
Icacal. Ver (Figura 2).

4
La Bocana La Laguna

Hacienda Casco El Esteron

El Manglar

Fig. 2 Panorámicas de los cinco sitios de muestreo

(Fotografías por Timothy Bonebrake y Rubén Sorto)

5
3.2 Descripción de Familias

Las seis familias registradas pertenecen al grupo de los macro lepidópteros


(mariposas grandes) diurnos conocidos también con el nombre de Rhopalocera.

Familia Nymphalidae
Si bien los Nymphalidae en general se reconocen por tener sólo cuatro patas para
caminar, Las patas delanteras de los Nymphalidae están reducidas ver (figura 3),
esta particularidad también la tienen los machos de la familia Riodinidae.desde el
punto de vista comercial, la familia Nymphalidae es probablemente la más utilizada
para el mercado de mariposas vivas como muertas esto debido a sus vistosos
colores, (figura 3). Y de gran importancia ecológica ya que contiene el mayor
número de especies y la mayor diversidad de plantas hospederas. Dentro de esta
familia se registraron las subfamilias neotropicales Charaxinae, Apaturinae,
Nymphalinae, Heliconiinae, Danainae, Biblidinae, Morphinae, Satyrinae y la
subfamilia Libytheinae que tiene como represéntate sólo una especie en el
neotrópico (Lybeteana carinenta mexicana) la cual fue registrada y colectada en
esta investigación.

Familia Pieridae
Según De Vries (1987), la familia Pieridae está compuesta por una gran diversidad
de Especies que se encuentran en todas partes del mundo excepto en la Antártica.
Si bien esta familia está bien representada en las zonas templadas, los Pieridae se
extienden mayormente en África y en el neotrópico.

Las mariposas de esta familia se reconocen por tener seis patas para caminar,
garras tarsales y venación bífida; poseen gran diversidad de colores, sin embargo,
la mayoría de especies neotropicales es amarilla y blanca. Ver (Figura 4)

Familia Papilionidae
Esta familia es conocida como cola de golondrinas es, definitivamente, el grupo
más conocido de las familias de mariposas. De Vries (1987) Señala que estas
especies se encuentran en todos los hábitats alrededor del mundo. Los adultos se
distinguen por tener seis patas para caminar, las cuales poseen garras no bífidas
en los tarsos.

En el neotrópico (América tropical) todas las especies son entre medianas y


grandes y tienen colores llamativos. La mayoría mantiene el vuelo al alimentarse
de las flores y se posa sobre la flor batiendo fuertemente las alas anteriores. Esta
característica no se observa en otras familias de mariposas diurnas. Ver (Figura 5)

Familia Riodinidae
Según De Vries (1987), Los riodínidos son mariposas pequeñas que
frecuentemente muestran en sus alas manchas y colores iridiscentes, y aunque a
los riodínidos se les encuentra en todas las zonas habitables del mundo, más del
90% de las aproximadamente 1200 especies existentes son exclusivamente
neotropicales.

Los riodínidos pueden ser separados de Lycaenidae ya que los machos poseen
sólo cuatro patas útiles para caminar, las patas anteriores están reducidas y tienen
forma de cepillo como en la familia Nymphalidae. Ver (Figura)

6
Familia Hesperiidae
Los Hesperiidae forman una numerosa familia de mariposas de tamaño pequeño a
mediano, casi siempre de coloración café o negra, raras veces naranja o con
matices azul metálico, ver (Figura 7) Las larvas, llamadas gusanos cabezones, se
caracterizan por tener “cuello” entre la cabeza y el tórax, estos viven generalmente
dentro de una hoja enrollada donde fabrican un refugio con seda.
Es una familia de mariposas diurnas que vuelan muy rápido. El adulto se
caracteriza fácilmente por tener un cuerpo bien compacto y lo principal es que se
reconoce fácilmente porque tiene el extremo de las antenas en forma de huso
(forma de un gancho), alas muy poderosas para revolotear en el vuelo y dentro de
la red cuando es capturada,

Familia Lycaenidae
Los Licénidos son mariposas de tamaño medio a pequeñas que generalmente
mueven sus alas posteriores en forma alternante hacia atrás a hacia adelante
mientras estan posadas para confundir a sus predadores pareciendo tener 2
cabezas. La mayoría de las especies tienen por lo menos una pequeña cola
filamentosa en cada una de las alas posteriores simulando ser un par más de
antenas al moverlas aleatoriamente, y la mayoría son azules iridiscentes en la
superficie dorsal.
Las larvas tienen forma de babosa y muchas son mirmecófilas, ellas producen
secreciones de las que se alimentan las hormigas, mientras que las hormigas les
dan alguna protección de insectos depredadores y parasitoides. (Figura 8)

7
Fig 3 Heliconius charitonius NYMPHALIDAE Fig. 4 Eurema daira PIERIDAE

Fig.5 Heraclides crephontes PAPILIONIDAE Fig.6 Synargis mycone RIODINIDAE

Fig.7 Urbanus proteus HESPERIIDAE Fig.8 Arawacus sito LYCAENIDAE

(Fotografías por Rubén Sorto)


8
3.3 Protocolo del muestreo

Las mariposas con hábitos alimenticios Frugívoros fueron capturadas utilizando


trampas cilíndrica Van Someren-Ryndon Ver (Figura 9) utilizando como atrayente
cebo elaborado con bananos podridos combinados con cerveza (Hughes et
al.1998).
Doce trampas fueron colocadas en cada uno de los sitios de muestreo que
poseían cobertura forestal (seis en La Bocana y seis en La Laguna) las trampas
se colocaron ala altura de la copa de los árboles para ser inspeccionadas
diariamente durante 7 días (a partir de junio 17 al 23 de Junio) por un total de
aproximadamente 168 horas trampa.

Fig. 9 Trampa cilíndrica Van Someren-Ryndon en el sitio La Laguna

(Fotografía por Rubén Sorto)

9
Se construyó un transepto dentro de cada sitio de muestreo, estos se
orientaron en las fuentes de néctar predominantes, aguas estancadas, estiércol y
otros lugares ricos en recursos como néctares y sales minerales que las
mariposas utilizan para alimentarse (Raguso y Llorente 1990, Horner-Devine et al.
2003, Pozo et al. 2003).

No se especifica la distancia recorrida para cada uno de los muestreos en los


transeptos, en su lugar se tomo en cuenta el tiempo de los recorridos. Se tomaron
muestras por lo menos cada dos días y durante una hora aproximadamente, para
cada sitio de muestreo.

Las colectas se realizaron durante las horas en las que las condiciones
meteorológicas eran favorables para el vuelo de las mariposas (soleado y con
una velocidad de viento adecuada).

Se realizaron las anotaciones correspondientes de todas las mariposas


localizadas durante cada recorrido en los transeptos, para las Mariposas que
exigían una identificación más minuciosa eran fotografiadas o capturadas con una
red entomológica para ser examinadas cuidadosamente al regresar del campo,
en el campamento base.

3.4 Análisis de datos

El Esfuerzo y eficiencia de muestreo fue evaluado mediante el cálculo de la


estimacion de riqueza de especies usando software (Colwell 2004).

También se generó una lista de especies esperadas en el sitio sobre la base de


Thomas (1991). La cual clasifica 74 especies dentro de los Nymphalidae,
Pieridae, Papilionidae de Costa Rica, eso para ser generalizada en los hábitats
modificados. Por esta razón, se esperaba encontrar más, si no todas, las especies
de esta lista en la Playa El Icacal.

Se comparó La riqueza de especies entre los sitios, realizando un análisis a las


curvas de rarefacción utilizando el software EcoSim (Gotelli y Entsminger 2000).

10
4. Resultados

4.1 Especies Reportadas

Se Identificaron 84 especies de mariposas de un total de 1856 individuos


contabilizados durante nueve días de muestreo en la Playa El Icacal y un total de
58 horas de colecta con la red entomológica. (Cuadro 1).

Cinco de las 84 especies de mariposas, fueron colectadas resultado de la


captura de 14 individuos en las trampas con cebo de frutas fermentadas (1 Zaretis
ellops, 4 Hamadryas februa, 1 Hamadryas guatemalena, 6 Temenis laothoe, y el 1
de Opsiphanes tamarindi). Tres de ellos (Z. ellops, T. laothoe, y O. tamarindi) no
fueron registrados con ningún otro método.

Cuadro 1. Número de individuos para cada especie por sitio.

Familia Especies La La Hacienda El El


Bocana Laguna Casco Manglar Esteron
Papilionidae Battus polydamas 13 7 6 6 3
Heraclides thoas 4 2 2 0 0
Heraclides crephontes 11 13 7 0 0
Protographium epidaus 1 0 0 2 2
Pieridae Glutoprissa dusilla 3 4 0 0 0
Ascia monuste 34 24 0 5 8
Anteos clorinde 7 0 0 1 1
Phoebis philea 8 16 0 1 0
Phoebis agarithe 4 4 4 0 1
Phoebis sennae 34 34 20 10 20
Aphrissa boisduvalii 8 10 0 0 0
Eurema proterpia 2 1 2 0 1
Eurema mexiacana 15 0 0 0 0
Eurema nise 0 0 1 0 0
Eurema daira 150 79 38 30 90
Nymphalidae Zaretis ellops 1 0 0 0 0
Consul fabius 0 1 0 0 0
Libytheana carinenta 0 0 4 0 4
Hamadryas februa 13 6 0 4 1
Hamadryas glauconome 0 0 0 2 0
Hamadryas guatemalena 0 2 0 0 1
Marpesia petreus 1 3 3 2 3
Marpesia chiron 1 0 0 0 0

11
Eunica monima 0 0 1 0 1
Temenis laothoe 2 4 0 0 0
Anartia fatima 0 0 1 1 0
Anartia jatrophae 0 15 0 22 6
Junonia evarete 2 6 8 2 14
Euptoieta hegesia 6 9 0 4 7
Dryadula phaetusa 19 9 6 0 0
Dione juno 14 10 8 4 8
Dione moneta 14 5 0 0 0
Agraulis vanillae 13 10 6 0 7
Dryas iulia 40 28 24 10 8
Heliconius charitonius 44 42 30 8 14
Heliconius erato 58 36 34 12 23
Chlosyne janais 0 1 0 0 0
Chlosyne lacinia 0 1 0 0 0
Anthanassa drusilla 0 0 0 1 0
Danaus plexippus 5 2 0 4 0
Danaus gilippus 0 2 0 2 0
Danaus eresimus 19 6 8 26 4
Opsiphanes tamarindi 1 0 0 0 0
Caligo memnon 1 1 0 0 0
Taygetis andromeda 1 0 0 0 0
Hermeuptychia sosybius 0 0 0 14 0
Riodinidae Synargis mycone 3 0 1 0 1
Lasaia sula 1 0 1 0 0
Melanis elctron 2 0 0 0 0
Melanis cephise 8 0 0 0 0
Juditha molpe 2 0 2 0 3
Theope eupolis 5 0 0 0 0
Lycaenidae Panthiades bathilolis 0 0 0 1 0
Panthiades bitias 1 0 0 0 0
Arawacus sito 1 0 0 2 4
Hemiargus ceraunus 0 0 5 0 0
Tmolus echion 0 0 0 1 0
Siderus tephraeus 0 1 0 0 0
Brangas neora 0 0 1 0 0
Cyanophrys herodotus 0 0 0 0 1
Rekoa marius 0 0 0 4 0
Calycopis isobeon 0 2 0 0 0
Hesperidae Erynnis funeralis 0 0 0 0 2
Urbanus dorantes 32 19 8 8 8
Urbanus pronus 6 10 3 0 0
Urbanus proteus 0 8 5 2 0
Urbanus procne 0 0 0 0 2
Orses cynisca 1 0 0 0 0
Calpodes ethilus 1 0 0 0 0
Thespieus macareus 1 0 0 0 0
Mylon pelopidas 7 7 12 0 0
Synapte syraces 2 0 0 0 0
Pyrgus oileus 0 2 2 8 0
Pyrgus commonus 0 4 1 0 0
Astraptes anaphus 0 0 1 2 0
Hylephila phyleus 0 6 6 0 0
Bolla clytius 0 0 0 0 1
Timochares trifasciata 0 0 0 2 0
Achalarus toxeus 0 8 4 0 0

12
Achalarus jalapus 18 22 2 0 0
Nyctelius nyctelius 0 0 0 0 1
Antigonus erosus 0 4 0 8 0
Epargyreus exadeus 1 0 0 0 0
Phocides belus 1 0 0 0 0

4.2 Estado del inventario

Al observar la curva de acumulación de especies fuera de nivelación durante


los nueve días de las muestras, nos sugiere que muchas más especies podrían
haber sido registradas incluso con pocos días de esfuerzo adicional (Grafico 1). El
Nymphalidae, Pieridae y Papilionidae que son las familias de mariposas más
conocidas y más visibles pueden ocasionar a menudo sesgos en la toma de
registros (tanto de observación o manual con red de recogida) (Caldas y Robbins
2003). Además, aunque Glassberg (2007) aporta una gran herramienta para la
Identificación de las familias Lycaenidae y Hesperidae, se carece de información
taxonómica y de la historia natural de muchas especies de estas dos familias. Al
observar la curva de acumulación de especies para las familias Nymphalidae,
Pieridae, Papilionidae nos muestra los mismos resultados que para todas las
familias combinadas, aunque no hay nada que confirme que el muestreo de estos
grupos es más completo que el de todos los grupos combinados (Grafico 2).

Grafico 1.Curva de acumulación de Especies Grafico 2 Curva de acumulación de Especies

Papilionidae, Pieridae, y Nymphalidae


Todo Especies
50
90
45
80
40
70
Numero de especies
Numero de especies

35
60

30
50

25
40

20
30

20
15

10 10
0 2 4 6 8 10 0 2 4 6 8 10

Dia Dia

Utilizando una curva de rarefacción se observa que en los últimos días de


muestreo la curva tiende a mostrarse, lo que nos indica que más muestreos nos
darían lugar a la detección de nuevas especies (Grafico. 3). Utilizando software se
calcularon los seis estimadores de riqueza de especies sobre la base de los datos
(cuadro 2). La mayor estimación de la riqueza de especies en Playa El Icacal fue
138 utilizando una estimación Chao 2. Esta estimación sugiere que las 84 especies
detectadas representaban el 61% de la riqueza de especies presentes durante
nuestra visita. Chao 1, la menos conservadora estimación de esfuerzo de muestreo
(más bajo estimador de la riqueza de especies) sugiere que el 87% de la fauna de
mariposas presentes fueron detectados.

13
Gráfico 3. Curva de rarefacción con 95% de intervalo de confianza para todas las
especies de la Playa El Icacal.
Curva de rarefaccion
100

80
Numero de especies

60

40

20

0 200 400 600 800 1000 1200 1400 1600 1800 2000

Numero de muestras

Cuadro 2. Estimadores de riqueza de especies de Playa El Icacal.

Estimador Numero de especies


ACE Mean 100
ICE Mean 122
Chao 1 Mean 97
Chao 2 Mean 138
Jack 1 Mean 113
Jack 2 Mean 132

De las 74 especies definidas por Thomas (1991) para se utilizadas para los
hábitats modificados, 31 fueron reportadas (Cuadro 3). El uso de este índice de
especies comunes de América Central, nos muestra un 42% de las especies de
que esperábamos encontrar. Extrapolándolo, nos sugiere que hay
aproximadamente 200 especies de mariposas en Playa El Icacal.

Cuadro 3. Especies de mariposas eperadas encontrar en habitats modificados


sugerido por Thomas (1991).
Numero Epecies Encontrado?
1 Battus polydamas Encontrado
2 Papilio (Heraclides) thoas Encontrado
3 Papilio androgeus
4 Papilio anchisiades
5 Appias drusilla Encontrado

14
6 Ascia monuste Encontrado
7 Zerene cesonia
8 Anteos clorinde Encontrado
9 Phoebis rurina
10 Phoebis philea Encontrado
11 Phoebis agarithe Encontrado
12 Phoebis sennae Encontrado
13 Aphrissa statira
14 Eurema proterpia Encontrado
15 Eurema mexicana Encontrado
16 Eurema albula
17 Eurema nise Encontrado
18 Eurema daira Encontrado
19 Archaeoprepona
demophon
20 Archaeoprepona
demophoon
21 Siderone marthesia
22 Consul fabius Encontrado
23 Memphis arginussa
24 Memphis oenomais
25 Memphis pthyusa
26 Doxocopa laure
27 Colobura dirce
28 Historis odius
29 Historis archeronta
30 Biblis hyperia
31 Hamadryas februa Encontrado
32 Hamadryas feronia
33 Hamadryas amphinome
34 Dynamine mylitta
35 Marpesia petreus Encontrado
36 Marpesia chiron Encontrado
37 Marpesia berania
38 Nica flavilla
39 Catonephele numilia
40 Diaerthria marchalii
41 Adelpha cytherea
42 Adelpha iphiclus
43 Adelpha naxia
44 Hypanartia lethe
45 Siprotea stelenes
46 Anartia jatrophae Encontrado
47 Junonia evarete Encontrado
48 Dione juno Encontrado
49 Dione moneta Encontrado
50 Agraulis vanillae Encontrado
51 Dryas iulia Encontrado
52 Euides aliphera
53 Euides isabella
54 Heliconius charitonius Encontrado
55 Heliconius melpomene
56 Heliconius erato Encontrado
57 Heliconius hecale
58 Heliconius sara
59 Chlosyne lacinia Encontrado

15
60 Anthanassa drusilla Encontrado
61 Danaus plexippus Encontrado
62 Danaus eresimus Encontrado
63 Tithorea tarricina
64 Thrydia psidii
65 Mechanitis polymnia
66 Hypothyris euclea
67 Dynastor darius
68 Opsiphanes tamarindi Encontrado
69 Opsiphanes cassina
70 Caligo memnon Encontrado
71 Caligo eurilochus
72 Taygetis andromeda Encontrado
73 Cissia libye
74 Cissia hermes

Ciertamente, un inventario más completo requeriría más tiempo. Sin embargo,


la estacionalidad de las mariposas es también probable que complique la toma de
muestras. Por ejemplo, los hábitats de los bosques secos, como los encontrados
en la Playa El Icacal, a menudo se caracterizan por una sucesión de reuniones de
mariposas a lo largo del año (DeVries 1987). No sólo en la estación seca y estación
húmeda las reuniones difieren de una estación a otra, sino también la composición
de mariposas en el comienzo de la temporada de lluvias generalmente difiere de la
composición de las especies mediados esta estación. Así, mientras que las
estimaciones de los estimadores riqueza son ciegos a esta realidad, el índice
sugerido por Thomas (1991) es un reflejo de todas las mariposas que se esperan
en un determinado hábitat independientemente de la época del año. Esto podría
explicar el 20% (o más) de diferencia en las estimaciones de la exhaustividad del
inventario.

4.3. Comparación de Hábitat y valor de la conservación


En las dos parcelas con extensiones de bosque seco (La Bocana y La
Laguna) se encontró mayor riqueza de especies que en otros sitios (Graf. 4). La
Bocana como La Laguna fueron estadística y significativamente mayores en sus
niveles de riqueza de especies que en el sitio El Esteron (Grafico 5).

Gráfico 4. Las curvas de rarefacción para Ccada


R a re fra ction u rve uno de los cinco sitios.
60

50

40
Numero de Especies

30

20
E l E steron
E l M anglar
10
H ascienda C asco
La B ocana
La Laguna
0

0 100 200 300 400 500 600 700

N um ero de M uestras

16
Gráfico 5. Las curvas de rarefacción para El Esteron y La Bocana con 95% intervalo
de confianza.
Rarefraction Curve
50

40

Numero de Especies
30

20

10

0 50 100 150 200 250

Numero de Muestras

5. Discusión

5.1 Especies de importancia para la conservación

Ninguna de las especies que se registraron se le reconoce estar en peligro de


extinción, además ninguna de ellas se encuentran en la lista del CITES o en la
Lista Roja de la UICN. Hubo, sin embargo, las especies de interés, porque están
asociadas con el hábitat natural de los bosques. En particular, Zaretis ellops
(subfamilia Charaxinae) esta asociado hábitat no perturbados (Thomas 1991), la
captura de este individuo en La Bocana destaca la importancia de los hábitat de
bosque seco en la Playa El Icacal.

Asimismo, se capturo un Opsiphanes tamarindi (Brassolinae), otra de las especies


asociadas a bosques, además fue el único representante de la subfamilia
Brassolinae en toda la investigacion.

Las trampas con cebo de fruta son citados con frecuencia como una herramienta
para la evaluación rápida de las comunidades de mariposas neotropicales (Daily y
Ehrlich 1995). Con el uso de estas trampas se encontraron tres especies (Z. ellops,
O. tamarindi, y T. laothoe) que no hubiéramos visto de otra manera. Sin embargo,
sólo una fracción muy pequeña de las especies fue capturada las trampas de fruta
esto podría deberse al poco tiempo de exposición de las mismas, (sólo siete días),
y al grado de desarrollo de la cobertura boscosa. Para las evaluaciones rápidas de
al menos de un par de meses y en hábitats distintos de la selva tropical, es
recomendable complementar el muestreo con la captura manual con red de
entomologia en el sector donde se colocan las trampas.

17
Las mariposas se utilizan con frecuencia como bioindicadores de la salud del
ecosistema y como sustitutos de la biodiversidad global (Sisk et al. 1994). Quizá
más que cualquier otro insecto, su taxonomía, distribución e historia natural son
muy bien descritas lo que los hace candidatos ideales para especies indicadoras
(Ricketts et al. 2002). Además, la sensibilidad a los cambios en el microclima y el
hábitat los hacen especialmente buenos indicadores para la vigilancia de los
espacios naturales sometidos a cambio (Kremen 1992).

De hecho, varias de las especies que registramos estan asociadas a los bosques
tropicales (DeVries 1987, 1997) entre estas estan: Melanis cephise, Melanis
electron, Caligo memnon, Cónsul Fabius, y Theope eupolis. Estas especies se
encuentran sólo en los dos sitios que contienen bosque seco. Varias de las
especies más Hesperidae Lycaenidae sólo se encontraron en el bosque seco pero
la información relativa a requerimientos de hábitat, para estas especies no está
disponible o esta incompleta. Cabe señalar también, que incluso las mariposas
que no son asociadas a bosques (por ejemplo, Dryas Iulia y Heliconius charitonius)
a menudo tienen un alto valor de conservación y con frecuencia son demandadas
en las giras de ecoturismo y exhibiciones de mariposas.

5.2 Comparición con otros sitios

Un inventario similar mariposa se llevó a cabo entre julio y diciembre del año
2006, en Salamar colinas de Jucuaran, Departamento de Usulután, El Salvador
(Mendéz y Funes 2007). Después de nueve días en Salamar se encontraron 34
especies. La mayoría de estas especies fueron de las familias Nymphalidae,
Pieridae, y Papilionidae. Esto es comparable a las 47 especies que hemos
encontrado de estas familias (Grafico. 2). Hubo 20 especies compartidas entre la
Salamar y el presente inventario.

No hemos encontrado una serie de especies que esperábamos encontrar y


que si que fueron encontradas por Mendéz y Funes (2007). Entre ellas: Siprotea
stelenes, Heliconius hecale, y Euides Isabella. Estas especies son a menudo muy
comunes en muchos lugares y nos sorprendió no encontrarlas. También
curiosamente, no encontramos Anartia Fátima hasta el cuarto día de muestreo a
pesar de ser una de las esécies de mariposas más comunes de observar en
América Central (DeVries 1987). Podría ser que la diferencia de un mes en la
temporada que se realizaron los inventarios de Salamar y El Icacal cuente en parte
de estas peculiaridades.
Se calcula que hay 540 especies de mariposas (Papilionoidea y Hesperioidea) en
el parque nacional más grande de El Imposible, este parque consta de grandes
extensiones de bosques secos tropicales y bosques húmedos en un gran rango
altitudinal de valores cerca al nivel del mar hasta de 1400 msnm (Serrano 2003).
Desde luego, no esperamos encontrar muchas mariposas en un lugar tan pequeño
como Playa El Icacal, sin bosque húmedo tropical y una gran franja de altitud. Sin
embargo, estimamos que de las aproximadamente 100-200 especies de mariposas
reportadas se encuentren todavía más con un impresionante valor para la
conservación.

18
6. Literatura Citada

Caldas, A. and R.K. Robbins. Modified Pollard transects for assessing tropical
butterfly abundance and diversity. Biological Conservation, 110, 211-219

Colwel, R.K. 2004. Estimates: statistical estimation of species richness and shared
species from samples. Version 7. User’s guide and application published at:
http://viceroy.eeb.uconn.edu/estimates

Chacon, G.I.A and Montero J. 2007. Mariposas de Costa Rica = Butterflies and
Moths of Costa Rica, Instituto Nacional de Biodiversidad, Editorial INBio.

Daily, G. C., and P. R. Ehrlich. 1995. Preservation of biodiversity in small rain forest
patches: rapid evaluations using butterfly trapping. Biodiversity and
Conservation 4:35-55.

DeVries, P.J. 1987. The Butterflies of Costa Rica and their Natural History. Vol. 1.
Papilionidae, Pieridae, and Nymphalidae. Princeton University Press,
Princeton

DeVries, P.J. 1997. The Butterflies of Costa Rica and their Natural History. Vol. 2.
Riodinidae. Princeton University Press, Princeton

Glassberg, J. 2007. A Swift Guide to the Butterflies of Mexico and Central America.
Sunstreak Books

Gotelli, N.J. and G.L. Entsminger. 2000. EcoSim: Null models software for ecology.
Version 5.0. Acquired Intelligence Inc. & Kesey-Bear.
http://homepages.together.net/~gentsmin/ecosim.htm.

Horner-Devine, M. C., G. C. Daily, P. R. Ehrlich, and C. L. Boggs. 2003.


Countryside biogeography of tropical butterflies. Conservation Biology
17:168-177.

Hughes, J. B., G. C. Daily, and P. R. Ehrlich. 1998. Use of fruit bait traps for
monitoring of butterflies (Lepidoptera: Nymphalidae). Revista de Biologia
Tropical 46:697-704.

Kremen, C. 1992. Assessing the indicator properties of species assemblages for


natural areas monitoring. Ecological Applications, 2, 203-217

Lamas, G. 2004. Atlas of Neotropical Lepidoptera. Association of Tropical


Lepidoptera, Scientific Publishers

Mendéz, M., and C. Funes. 2007. Inventario de Mariposas en Salamar, Colinas de


Jucuarán, Departmento de Usutlán, El Salvador. SalvaNATURA Informe de
Consultoría.

19
Mulanovich,A.J 2007. Mariposas. Guía para el manejo sustentable de las
mariposas del Perú, Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana -
Comité Editorial y Comisión para la Promoción de Exportaciones.

Pozo, C., A. L. Martinez, S. U. Tescum, N. S. Suarez, and A. M. Martinez. 2003.


Butterflies (Papilionoidea and Hesperioidea) of Calakmul, Campeche,
Mexico. Southwestern Naturalist 48:505-525.

Raguso, R.A., and J. Llorente. 1990. The butterflies of the Tuxtlas Mts., Veracruz,
Mexico revisited: species richness and habitat disturbance. Journal of
Research on the Lepidoptera 29:105-133.

Ricketts, T.H., G.C. Daily, and P.R. Ehrlich. 2002. Does butterfly diversity predict
moth diversity? Biological Conservation, 103, 361-370

Serrano, F. 2003. Las mariposas. In J.M. Alvarez & O. Komar (Ed). El Parque
Nacional El Imposible y su vida silvestre. La Serie de Biodiversidad No. 2.
SalvaNATURA. Pág. 123–137.

Sisk, T.D., A.E. Launer, Switky, K.R., and P.R. Ehrlich. 1994 Identifying extinction
threats: global analyses of the distribution and the expansion of the human
enterprise. Bioscience, 44, 592-604

Sparrow, H. R., T. D. Sisk, P. R. Ehrlich, and D. D. Murphy. 1994. Techniques and


guidelines for monitoring neotropical butterflies. Conservation Biology 8:800-
809.

Thomas, C.D. 1991. Habitat use and geographic range of butterflies from the wet
lowlands of Costa Rica. Biological Conservation, 55, 269-282

20