Вы находитесь на странице: 1из 4

UNIDAD 6: MECANISMOS Y MÁQUINAS

MÁQUINA: DEFINICIÓN

Una máquina es un conjunto de mecanismos sencillos combinados que producen un efecto determinado, como realizar un trabajo. Los operadores básicos, conocidos como máquinas simples, son la cuña, el plano inclinado, el tornillo, la rueda, el torno, la palanca y la polea.

La Ley General de las Máquinas Simples se enuncia de la forma siguiente: el producto de la fuerza motriz por su brazo es igual al producto de la fuerza resistente por su brazo.

1. LA PALANCA

La función de la palanca es mover o levantar un cuerpo pesado con un pequeño esfuerzo. Arquímedes,

quien vivió del año 287 al 212 antes de nuestra era, fue el primero en escribir sobre las palancas y analizarlas. Escribió un libro titulado "Sobre el equilibrio de las superficies". De él es la famosa frase:

dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”.

En todas las palancas hay tres elementos fundamentales:

La fuerza (F) que aplica la persona, que denominaremos fuerza aplicada. Al punto donde se aplica

esta fuerza lo denominamos punto de aplicación.

La fuerza que se quiere vencer (R): peso o resistencia que colocamos, que llamaremos resistencia.

La superficie de apoyo o punto de apoyo, al que llamaremos fulcro.

Aplicando la ley general de las máquinas simples a la palanca, tenemos:

donde:

F x B F = R x B R

F: fuerza aplicada

B F = brazo motor (distancia del punto de aplicación de la fuerza al fulcro)

R : fuerza resistente

B R = brazo resistente (distancia del punto de apoyo de la resistencia al fulcro)

2. VENTAJA MECÁNICA

Se entiende ventaja mecánica como la razón entre la fuerza resistente y la fuerza aplicada. Si su valor es mayor que la unidad, significa que es necesario un esfuerzo menor para llevar a cabo un determinado trabajo o aguantar el peso de una carga. Cuando la ventaja mecánica es inferior a uno, sucede todo lo contrario. En función de las fuerzas:

A = R resistente / F aplicada

donde:

A: ventaja mecánica

R

resistente: fuerza resistente

F

aplicada: fuerza aplicada

Cuando la fuerza resistente es el peso de una carga, hay que calcular su valor a partir de la masa de la carga y de la aceleración de la gravedad. El valor de esta aceleración depende de la localización geográfica, de manera que no es igual en todas partes. Un valor habitual es g = 9.8 N/Kg de manera que la fuerza del peso se expresa como:

donde:

R = m

x g

m: masa de la carga g: aceleración de la gravedad

3. TIPOS DE PALANCAS

Según la aposición relativa de la fuerza, la resistencia y el punto de apoyo, las palancas se clasifican en tres tipos:

Palanca de primer grado o género: El punto de apoyo está entre la fuerza y la resistencia. A más brazo motor, menos resistencia. Ejemplos: tijeras, alicates, balanza, etc.

Palanca de segundo grado o género: La resistencia está entre el punto de apoyo y la fuerza. Esta palanca tiene ventaja mecánica, esto es, con poca fuerza se vence una gran resistencia. Ejemplos:

cascanueces, carretilla, etc.

Palanca de tercer grado o género: La fuerza está entre el punto de apoyo y la resistencia. Esta

1

palanca tiene desventaja mecánica, pues es necesaria una gran fuerza para vencer una pequeña resistencia. Ejemplos: pinza, caña de pescar, etc.

4. POLEAS Y POLIPASTOS

La función de la polea es levantar cargas a una cierta altura. La polea simple está formada por una polea fija al techo, sobre la cual puede deslizarse una cuerda. Se usa, por ejemplo, para subir objetos a los edificios o sacar agua de los pozos. Al estirar desde un extremo de la cuerda, la polea simple se encarga solamente de invertir el sentido de la fuerza aplicada. Por lo tanto no existe ventaja mecánica, sólo pueden haber pérdidas debidas al rozamiento, aunque se gana en comodidad. Se cumple:

donde:

F = R

F: fuerza aplicada R: resistencia (fuerza resistente)

El polipasto es una máquina simple que se usa para levantar cargas muy pesadas a una cierta altura. Está formado por un bloque de poleas fijo al techo, y otro bloque de poleas móvil, acoplado al primer bloque mediante una cuerda. Se usa de forma similar a la polea simple, pero en el caso del polipasto la fuerza que hay que aplicar es menor, de manera que se consigue una ventaja mecánica.

La fuerza necesaria para subir una carga se obtiene dividiendo la resistencia por el número total de poleas. El inconveniente que tiene es que hay que estirar más cuerda que en la polea simple. Se cumple:

donde:

F = R/2n

F

: fuerza aplicada

R

: resistencia (fuerza resistente)

n:número de poleas móviles

5. EL TORNO

Es un cilindro con una manivela que le hace girar, pudiendo levantar pesos con un menor esfuerzo. Es como una palanca de primer grado que gira 360º. Se cumple:

donde:

F x B F = R x B R

F: fuerza aplicada en la manivela B F : brazo de la manivela (su longitud) R: fuerza resistente B R : brazo resistente (radio del torno)

Si el brazo de la manivela es mayor al radio del torno (que es lo lógico), F es mayor a R.

6. PLANO INCLINADO

Es una rampa que sirve para elevar cargas con un menor esfuerzo. Se cumple que:

para elevar cargas con un menor esfuerzo. Se cumple que: F = R x a /

F = R x a / b

donde:

F: fuerza paralela al plano inclinado R: fuerza resistente a: altura a subir b: distancia recorrida

7. LA CUÑA

Es como un plano inclinado doble con la diferencia de que en la cuña se aplica la fuerza a ésta, en vez de a la carga. Al aplicar una pequeña fuerza a la cuña, al avanzar, ésta ejerce una fuerza en los flancos mayor. Se usa para partir materiales.

2

MECANISMOS DE TRANSMISIÓN DE MOVIMIENTOS

Las máquinas son más complejas que las vistas hasta ahora. Por lo general, es muy común tener que transmitir movimiento entre ejes para transmitir la potencia. La transmisión puede ser entre ejes paralelos, perpendiculares o que forman un ángulo entre sí.

1. TRANSMISIÓN POR ENGRANAJES

Cuando queremos transmitir una gran potencia, se usa la transmisión por engranajes. Su empleo requiere de ruedas dentadas que engranen entre sí, por lo que los dientes deben ser del mismo tamaño. El tamaño del diente depende de un valor normalizado llamado módulo (m), a partir del cual se calculan todas las dimensiones del diente (diámetro primitivo, paso circular, altura del diente, etc.).

Hay ruedas de dientes rectos, helicoidales y cónicos. Los engranajes rectos se utilizan para transmitir movimientos de rotación entre ejes paralelos, siendo sus dientes paralelos al eje de rotación.

Como norma general, a la rueda conductora se le llama piñón y a la conducida corona. Otros llaman piñón a la rueda pequeña y corona a la grande dentro del engranaje.

Otro aspecto que tenemos que tener en cuenta es el sentido de giro de los ejes, siendo contrario en un engranaje de dos ruedas. Si queremos conseguir el mismo sentido de giro, deberos de colocar entre los ejes otro con una rueda llamada “loca”, pues hace de conducida del primer eje y conductora del segundo, y consiguiendo que el sentido de giro de los ejes sea el mismo.

Veamos unos ejemplos:

Engranaje Recto Engranaje Helicoidal Engranaje Cónico

Engranaje Recto

Engranaje Recto Engranaje Helicoidal Engranaje Cónico

Engranaje Helicoidal

Engranaje Recto Engranaje Helicoidal Engranaje Cónico

Engranaje Cónico

Un aspecto primordial a tener en cuenta en las transmisiones es la llamada Relación de Transmisión (i), que es el cociente entre la velocidad de giro del árbol resistente (n 2 ) y la del árbol motor (n 1 ):

donde:

i = n 2 / n 1

i: relación de transmisión (es un número, sin dimensiones) n 1 : velocidad de giro del árbol motor o conductor (se mide en revoluciones por minuto) n 2 : velocidad de giro del árbol resistente o conducido (se mide en r.p.m.)

Como en los engranajes se cumple que:

nos queda:

donde:

z 1 x n 1 = z 2 x n 2

i = n 2 / n 1 = z 1 / z 2

z 1 : número de dientes de la rueda conductora z 2 : número de dientes de la rueda conducida

En un montaje compuesto o tren de engranajes, deberemos de multiplicar la relación de transmisión existente entre cada eje conductor y conducido, teniendo en cuenta en el ejemplo que el eje 1 es conductor del 2 y éste a su vez conductor del 3. Como:

Tenemos:

i

1

= n 2 / n 1 y i 2 = n 3 / n 2

i t = i 1 x i 2

= (n 2 / n 1 )x(n 3 / n 2 )

3

1 = n 2 / n 1 y i 2 = n 3 / n 2

Luego:

i t = n 3 / n 1

2. TRANSMISIÓN POR CORREA

Es un mecanismo para transmitir movimientos entre ejes paralelos compuesto de dos poleas de diámetros determinados y una correa que puede ser redonda, plana o dentada. En este último caso, las poleas deben tener perfilados los dientes. Conseguimos transmitir el movimiento entre los ejes en el mismo sentido, aunque si cruzamos la correa podemos cambiar el sentido de giro.

La polea motriz está conectada al eje motor, y transmite el movimiento al eje conducido a través de la polea conducida. Aplicando la relación de transmisión en el ejemplo, se cumple que:

donde:

i = n 2 / n 1

i: relación de transmisión (es un número, sin dimensiones) n 1 : velocidad de giro del eje motor o conductor (r.p.m.) n 2 : velocidad de giro del eje resistente o conducido (se mide en r.p.m.)

Como en la transmisión por correa se cumple que:

nos queda:

d 1 x n 1 = d 2 x n 2

i = n 2 / n 1 = d 1 / d 2

donde:

d

1 : diámetro de la polea conductora

d

2 : diámetro de la polea conducida

Al igual que con los engranajes, se pueden montar trenes de poleas para salvar distancias o modificar más la relación de transmisión entre el eje conductor y el conducido.

de transmisión entre el eje conductor y el conducido. 3. TRANSMISIÓN POR CADENA ● Se compone

3. TRANSMISIÓN POR CADENA

Se compone de una cadena de eslabones y dos ruedas dentadas que engranan con la cadena. Es un mecanismo que mete bastante ruido y no excesivamente usado en la industria aunque sí en algunos motores de vehículos. La relación de transmisión que se debe cumplir es la misma que en los engranajes, aunque el sentido de giro de los ejes es el mismo.

4. TRANSMISIÓN POR TORNILLO SIN FIN Y RUEDA

Se utiliza para transmitir el movimiento entre ejes perpendiculares consiguiendo una gran reducción de velocidad. El elemento conductor es siempre el tornillo y el conducido la rueda (que se llama corona).

Por cada vuelta del tornillo, la rueda gira un diente. Si la rueda tiene 40 dientes, el tornillo debe dar 40 vueltas por una la rueda. Si el tornillo tiene, por ejemplo, dos entradas (llamado también filetes), la relación de transmisión será la mitad, ya que:

donde:

i = n 2 / n 1 = z 1 / z 2

i: relación de transmisión (es un número, sin dimensiones) n 1 : velocidad de giro del eje motor o conductor (tornillo) n 2 : velocidad de giro del eje resistente o conducido (rueda) z 1 : número de entradas de la rueda conductora (tornillo) z 2 : número de dientes de la rueda conducida (rueda)

4