Вы находитесь на странице: 1из 88
REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DEL ZULIA FACULTAD EXPERIMENTAL DE CIENCIAS DIVISIÓN DE PROGRAMAS ESPECIALES LICENCIATURA

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA UNIVERSIDAD DEL ZULIA FACULTAD EXPERIMENTAL DE CIENCIAS DIVISIÓN DE PROGRAMAS ESPECIALES LICENCIATURA EN COMPUTACIÓN

SISTEMA DE CONTROL MEDIANTE EL USO DEL COMPUTADOR PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL CONSUMO ELÉCTRICO EN EL HOGAR Y LA OFICINA

Proyecto de Investigación presentado como requisito para optar al título de Licenciado en Computación

Autor: Jesús Alfredo Becerra Verdejo

Asesor: Prof. Sigerist Rodríguez

Maracaibo, Marzo 2005

SISTEMA DE CONTROL MEDIANTE EL USO DEL COMPUTADOR PARA LA OPTIMIZACIÓN DEL CONSUMO ELÉCTRICO EN EL HOGAR Y LA OFICINA

______________________________ Br. Jesús Alfredo Becerra Verdejo C.I.: 16.355.635 Teléfonos.: +58-261-7238397 y +58-416-4667962 Dirección: Av. 18B, #105A-87, Sector El Poniente, detrás del Terminal de Pasajeros; Maracaibo, Edo. Zulia, Venezuela E-mail: becerrajesus@cantv.net

______________________________ Prof. Sigerist Rodríguez C.I. 12.443.029 E-mail: sigerist@luz.edu.ve

ÍNDICE GENERAL

RESUMEN........................................................................................................................

7

ABSTRACT.......................................................................................................................

8

INTRODUCCIÓN..............................................................................................................

9

CAPÍTULO I. EL

PROBLEMA.........................................................................................

11

  • 1. Planteamiento del

problema.......................................................................................

11

  • 2. Formulación del

Problema..........................................................................................

21

  • 3. Objetivos de la

Investigación......................................................................................

21

Objetivo

  • 3.1. general...................................................................................................

21

Objetivos

  • 3.2. específicos...........................................................................................

21

  • 4. Justificación de la

Investigación..................................................................................

22

  • 5. Delimitación de la

investigación..................................................................................

22

CAPÍTULO II. MARCO

TEÓRICO..................................................................................

24

  • 1. Antecedentes de la

Investigación...............................................................................

24

2.

Bases

Teóricas...........................................................................................................

35

  • 2.1. Sistemas de Control: aspectos generales sobre sus diversos usos....................36

  • 2.2. Definiciones en el campo de la Teoría de Control...............................................36

  • 2.2.1. Variables controladas y

36

  • 2.2.2. Plantas.........................................................................................................

37

  • 2.2.3. Procesos......................................................................................................

37

  • 2.2.4. Perturbaciones.............................................................................................

37

  • 2.2.5. Control

37

  • 2.2.6. Sistemas de control

38

  • 2.2.7. Servosistemas..............................................................................................

38

  • 2.2.8. Sistemas de regulación

38

2.2.9.

Sistemas de control de

39

  • 2.2.10. Sistemas de control de lazo

39

  • 2.2.11. Sistemas de control de lazo

39

  • 2.2.12. Comparaciones entre sistemas de lazo cerrado y

40

  • 2.2.13. Sistemas de control

41

  • 2.2.14. Sistemas de control con

41

  • 2.3. Clasificaciones de los sistemas de

42

  • 2.3.1. Lineales versus no

42

  • 2.3.2. Invariantes en el tiempo versus variables en el tiempo................................43

  • 2.3.3. De tiempo continuo versus de tiempo

discreto............................................

43

  • 2.3.4. Con una entrada y una salida vs múltiples entradas y múltiples salidas......43

  • 2.3.5. Con parámetros concentrados versus con parámetros

distribuidos............

44

  • 2.3.6. Determinísticos versus

estocásticos............................................................

44

  • 2.4. Representación gráfica de los sistemas de

control.............................................

44

  • 2.4.1. Diagramas de

bloques.................................................................................

44

  • 2.4.2. Gráficos de flujo de

señal.............................................................................

45

  • 2.5. Principios básicos de diseño de sistemas de

control..........................................

46

  • 2.5.1. generales....................................................................................

Requisitos

46

  • 2.5.2. Teoría de control moderna versus

clásica...................................................

46

  • 2.5.3. matemático..................................................................................

Modelado

47

  • 2.5.4. Análisis y diseño de sistemas de

control......................................................

48

3. Revisión de la

literatura..............................................................................................

49

4. Sistema de

Variables..................................................................................................

54

  • 4.1. Definición de las

variables..................................................................................

54

4.1.1.

Ahorro

Eléctrico............................................................................................

54

4.1.2. Sistema de Control

Automatizado................................................................

56

 

4.2. Operacionalización de las

58

5.

Definición de Términos

59

CAPÍTULO III. MARCO

61

1.

Tipo de

61

2.

Modalidades del Estudio o Diseño de Investigación...................................................62

3.

Población de la

64

4.

Muestra de la

65

5.

Técnicas o instrumentos de Recolección de

67

6.

Metodología a

70

CAPÍTULO IV. MARCO

76

1.

Recursos

76

2.

Factibilidad

76

3.

Factibilidad

77

4.

Factibilidad

78

5.

Factibilidad

78

6.

Recursos

79

7.

Cronograma de

82

ÍNDICE DE

85

ÍNDICE DE ILUSTRACIONES

Tabla No 01. Producción y consumo de electricidad en Venezuela...............................15

Tabla No 02. Aumento de las tarifas del

16

Tabla No 03. Operacionalización de las

58

Tabla No 04. Tabla para la determinación de una muestra............................................66

Tabla No 05. Gastos de

79

Tabla No 06. Recursos, Materiales y

81

Tabla No 07. Transporte de recursos y/o viajes

81

Tabla No 08. Servicios a ser

81

Tabla No 09. Resumen de fondos

81

Tabla No 10. Cronograma de

83

Figura 01. Sistema de control básico, representado por un diagrama de bloques.........45

Figura 02. Ejemplo de un gráfico de flujo de

46

Figura 03. Actividades principales del modelo en

74

Becerra Verdejo, Jesús Alfredo. “Sistema de Control mediante el Uso del Computador para la Optimización del Consumo Eléctrico en el Hogar y la Oficina”. Trabajo Especial de Grado. Universidad del Zulia. Facultad Experimental de Ciencias. División de Programas Especiales. Licenciatura en Computación. Maracaibo. Venezuela. 2005. 88 p.

RESUMEN

El objetivo de este proyecto de investigación consiste en el diseño e implantación de un completo sistema de control que automatice las tareas de encendido y apagado de los principales equipos eléctricos existentes en el hogar y en la oficina. Será una propuesta de automatización muy económica. Estará basada en la teoría de los sistemas de control. Además, también implementará un subsistema de simulación de presencia en hogares y oficinas, lo cual constituirá un apartado dedicado a la seguridad de estos recintos. La determinación de los equipos eléctricos a ser controlados será realizado mediante un cuestionario aplicado a una población definida. Otra de las principales actividades será también la de seleccionar la interfaz más adecuada entre dicho sistema de control y los equipos a ser controlados.

Palabras Clave: Control, Sistema, Energía, Iluminación, Optimización.

Dirección electrónica: becerrajesus@cantv.net

Becerra Verdejo, Jesús Alfredo. “Sistema de Control mediante el Uso del Computador para la Optimización del Consumo Eléctrico en el Hogar y la Oficina”. Trabajo Especial de Grado. Universidad del Zulia. Facultad Experimental de Ciencias. División de Programas Especiales. Licenciatura en Computación. Maracaibo. Venezuela. 2005. 88 p.

ABSTRACT

The objective in this research proyect consists of the design and implantation of a complete control system, that it automates the on/off tasks of the main existing electrical equipment in home and office. It will be a automatization proposal really cheap. It will be based on control system theory. In addition, also it will implement a simulation subsystem of presence in homes and offices, which will constitute a section dedicated to the security of these enclosures. The determination of the electrical equipment to being controlled it will be made by means of a applied questionnaire to a defined population. Another one of the main activities will be also the one to select the most suitable interface between that control system and the equipment to be controlled.

Keywords: Control, System, Energy, Illumination, Optimization.

E mail: becerrajesus@cantv.net

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo de investigación ofrecerá al lector una propuesta que permitirá obtener una de las tantas respuestas a un problema de gran envergadura existente a nivel mundial. Se trata del despilfarro eléctrico. La energía eléctrica, un recurso muy necesario en esta época, pero del que poco se le presta atención, está sufriendo una especie de desabastecimiento, a causa de la demanda exagerada por parte de los usuarios de las compañias de electricidad. En los últimos tiempos, gran parte de esa demanda corresponde a usos completamente innecesarios, tal como la gran existencia de equipos encendidos sin que nadie los esté utilizando. A esta problemática también se une la poca importancia a las tarifas de electricidad, y la adquisición de una cantidad cada vez mayor de aparatos eléctricos para el hogar y la oficina. Todo esto ha conducido a una total indiferencia hacia un conveniente ahorro de la energía, con la conciencia de que pareciera un recurso de cantidades infinitas, y siempre disponible; lo cual no es cierto. La sociedad está tan inmersa en las bondades que la energía electrica ofrece que, sólo en momentos de averías, fallos y colpaso, nos damos cuenta de lo indispensable que resulta para nuestras vidas hoy en día, y lo poco que haríamos si ésta llegara a faltarnos.

Urge la necesidad de crear propuestas como la que aquí se presentará: que sea económicamente rentable de implantar, y que sus frutos redunden en un mejor aprovechamiento de la electricidad.

Se tratará entonces en el presente proyecto de un completo sistema de control, que será operado a través de un computador sencillo, el cual ayudará a quien lo implante (tanto en su hogar como en su oficina) a establecer horarios de encendido y apagado de los principales equipos eléctricos que más consumen energía. Recibirá las órdenes suministradas por el dueño del sistema, y dicho sistema actuará de forma completamente automática. Por tal razón, será una solución al problema del gasto energético basado en la personalización: el usuario podrá configurarlo a su gusto, y él mismo decidirá la cantidad de tiempo en la cual sus principales aparatos eléctricos funcionarán.

Esta propuesta estará enmarcada en un diseño de investigación del tipo proyecto factible, lo cual indica que se ha de desarrollar una solución puntual a un problema en particular.

10

El lector podrá darse cuenta, a través de la lectura de estas páginas, de la situación presente en materia de crisis de energía eléctrica. También podrá observar las diversas soluciones planteadas en determinados países, la mayoría con miras a un control manual (es decir: consciente y voluntario) por parte de los usuarios de los equipos eléctricos en general, así como también de la escogencia e instalación de equipos que provean un consumo menor con una mayor prestación (tal como las luces fluorescentes compactas comparadas con las luces incandescentes).

Este proyecto aprovechará el poco desarrollo del tema de la optimización del consumo eléctrico en Venezuela, específicamente en Maracaibo, en donde, por ser una ciudad extremadamente calurosa, los gastos de electricidad son enormes, y cada vez son mayores. Se presentará entonces esta propuesta como una alternativa novedosa a los métodos tradicionales y básicos de ahorro de electricidad.

Abarcará (en el capítulo referente al marco teórico) toda una extensa teoría de los sistemas de control, de donde se sustentará este proyecto para abordar, de una manera científica y efectiva, el modelo de control de aparatos y dispositivos mediante sistemas diseñados para tal fin.

Se hará referencia a una indagación (en una población completamente definida) sobre los principales equipos consumidores de energía eléctrica que más requieren de ésta, para que así la investigación tome un rumbo específico, destinada a desarrollar un completo sistema que controle y/o dirija precisamente a dichos equipos de alto consumo eléctrico.

Es de esperarse que esta investigación enriquezca el vasto mundo de los sistemas de control, así como también invite a otros investigadores al desarrollo de otros proyectos similares que, teniendo el mismo enfoque o quizás otro muy distinto, se dediquen a resolver el complejo problema del gasto eléctrico que cada vez más va en aumento.

CAPÍTULO I

EL PROBLEMA

1. Planteamiento del problema.

Durante gran parte de su evolución, el hombre ha realizado todos los esfuerzos físicos con la energía proporcionada por sus propios músculos o por los de animales domésticos, tales como el caballo o la mula. Únicamente el viento y el agua, utilizados mediante velas y molinos, respectivamente, se empleaban para proporcionar energía. Aún así, el uso de estos dos elementos para realizar trabajo se hacía con tecnologías muy sencillas que proporcionaban poco rendimiento y los limitaban a aplicaciones específicas. Esta situación sólo empezó a cambiar con la aparición de la revolución industrial del siglo XIX.

Aproximadamente en el año 1830, los avances técnicos conseguidos permitieron construir la máquina de vapor. Ésta constituyó la primera herramienta no movida por fuerzas animales empleada en múltiples usos industriales. Con ella llegó la era contemporánea. Los cambios producidos desde ese momento a nivel social, económico y científico superan, con mucho, los producidos durante toda la historia precedente.

En la era contemporánea, la vida en sociedad exige satisfacer la necesidad imprescindible de la disposición de diversas fuentes de energía aprovechables. Basta pensar en el consumo energético que una persona común realiza al día para darse cuenta de la dependencia existente. Por ejemplo: el gas empleado para cocinar y para la calefacción; la gasolina para mover los vehículos, aviones y trenes; la electricidad que, entre otros usos, ilumina las viviendas, permite que suenen las radios y se vea la televisión; cada una de éstas son fuentes de energía utilizadas en la actualidad y que constituyen uno de los pilares de la civilización. Sin alguna de ellas no funcionarían muchos de los diversos artefactos, tradicionales o modernos, empleados por el hombre en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Asimismo, el término energía es probablemente una de las palabras propias de la física que más se nombra en las sociedades industrializadas. La crisis de la energía, el costo de la energía, el aprovechamiento de la energía, son expresiones presentes habitualmente en la vida cotidiana, en diferentes medios de comunicación social, en foros, seminarios, talleres, entre otros.

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

12

La energía se puede presentar en formas diferentes, es decir, puede estar asociada a cambios materiales de diferente naturaleza. Así, entre otros, se habla de energía química cuando la transformación afecta a la composición de las sustancias, de energía térmica cuando la transformación está asociada a fenómenos caloríficos, de energía nuclear cuando los cambios afectan a la composición de los núcleos atómicos, de energía eléctrica cuando se trata de procesos en los que interviene la electricidad.

En la Revolución Industrial, después de la máquina de vapor, y como desarrollo natural de ella, vinieron los motores de gasolina. Estos motores (de fabricación y uso mucho más sencillo que los de la actualidad) permitieron aumentar el campo de aplicaciones técnicas existente. También hizo su aparición el empleo de gas para alumbrado y calefacción y los generadores de electricidad por medio de máquinas de vapor o gasolina. Éstos permitieron el empleo práctico de la electricidad que antes constituía únicamente un fenómeno de la naturaleza, representado principalmente por los rayos. En base a estas energías se produjo el desarrollo industrial del siglo XX: desarrollo que configuró una nueva sociedad.

Actualmente la mayor parte de la energía que consumimos tiene como origen al carbón o al petróleo (productos de origen similar al gas natural), además de la energía proveniente de la fisión del uranio, denominada comúnmente energía nuclear de fisión. Algunas de estas fuentes de energía se transforman antes de llegar al usuario final: el petróleo necesita ser refinado, el carbón se suele quemar para producir electricidad y la energía nuclear también se transforma en electricidad por medio de turbinas.

Sin embargo, y pese a sus usos y formas de empleo tan diversos, todas estas fuentes de energía tienen una característica en común: todas ellas son energías no renovables.

Una fuente de energía no renovable es aquella de la que existe una cantidad limitada y que una vez empleada en su totalidad no puede sustituirse, ya que no existe sistema de producción o la producción es demasiado pequeña para resultar útil a corto plazo. Por ejemplo, el petróleo y el carbón constituyen una fuente de energía no renovable, porque existe una cantidad limitada de ellos en el subsuelo terrestre y la capacidad de creación es muy inferior a la de consumo. Las reservas calculadas de petróleo y carbón

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

13

se miden en cientos de años, mientras que el tiempo de producción de los mismos se mide en miles de millones de años. Por ello no se produce la renovación con la rapidez suficiente y llegará un momento en el que, con el consumo actual, se agote toda la cantidad existente.

Como contraposición a las ideas anteriores, se puede definir una fuente de energía renovable como aquella que está disponible en cantidad infinita o que se puede renovar con la misma rapidez que se consume. Hace falta aclarar que cuando se dice infinita, se habla en términos de raza humana. Evidentemente, cualquier tipo de energía desaparecerá cuando desaparezca el Sol. Otras lo harán antes, cuando se destruya la atmósfera. Pero en cualquiera de estos casos la vida humana habrá desaparecido previamente, por lo que la ausencia de energía en un momento posterior carece de importancia.

Ante esta situación, cada día crece más el interés a nivel mundial en el ahorro de energía, cualquiera sea su fuente, o la búsqueda de otras fuentes alternativas novedosas de energía. Las energías alternativas se definen como las energías renovables que sean utilizables de forma que puedan sustituir eficazmente a las empleadas en la actualidad. Eficazmente se refiere a que exista una técnica capaz de hacerlo y que resulte económicamente rentable hacerlo.

Es ampliamente conocido que las sociedades industrializadas modernas se caracterizan precisamente por su intensa actividad transformadora de los productos naturales, de las materias primas y de sus derivados, requiriendo para ello grandes cantidades de energía, por lo que su costo y su disponibilidad constituyen cuestiones esenciales. De ahí la importancia del mayor ahorro posible.

Ahora bien, cuando de manera particular nos referimos a la energía eléctrica, es importante señalar que de todas las fuentes usadas hoy día, la energía eléctrica es la más versátil y la más cómoda. La corriente eléctrica se lleva fácilmente por los cables a donde haga falta. Es limpia, no contamina (cuando se está usando) y se puede encender y apagar a voluntad. Es ampliamente usada a nivel doméstico y empresarial, donde es fácilmente comprobable la aparición, cada día más, de artefactos electrodomésticos disponibles para hacer más fácil la vida en el hogar, así como

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

14

máquinas y equipos de oficinas e industriales para los procesos productivos en las diversas organizaciones empresariales.

Su disponibilidad y costo ha empezado también ha ser objeto de preocupación en el ámbito internacional y nacional, concretándose en campañas sutiles o agresivas acerca del mayor ahorro posible, en beneficio tanto del presupuesto familiar y empresarial, como de la adecuada prestación del servicio por las empresas prestadoras o generadoras de esta energía, llegándose incluso a casos extremos (en algunos países) de racionamientos generales o selectivos en determinados horarios y para determinados usos; aplicándose, incluso, sanciones leves o severas por el incumplimiento de éstos.

Esto sucede así debido a que es lógico comprender que la energía eléctrica en cualquier país, desarrollado o en vías de desarrollo, debe ser generada, transportada, distribuida, medida y facturada a los usuarios de diversas índoles, por lo que es un proceso relativamente complejo que requiere de un sistema eléctrico determinado, donde se incluye personal especializado y alta tecnología en materiales y equipos, para poder cumplir con la oferta que satisfaga la demanda en cantidad y calidad de servicio. Así lo manifiesta Penissi, “que es de suma importancia el disponer de un sistema de distribución eléctrica que brinde cierta confiabilidad, continuidad y seguridad a las personas que habitan las viviendas” (Penissi, 1993 citado por Veltri, 2002, s/p).

En este sentido, Venezuela, como país emergente y en proceso de desarrollo, no escapa a esta necesidad de continuidad y seguridad, porque el sector eléctrico tiene como finalidad principal la satisfacción de los requerimientos de energía eléctrica demandados a nivel doméstico y a nivel de todas aquellas actividades orientadas al desarrollo económico y social del país.

Para cumplir estos objetivos las empresas de este sector: CVG – Electricidad del Caroní (EDELCA), Electricidad de Caracas (ELECAR), Energía Eléctrica de Venezuela (ENELVEN) y la Compañía Anónima de Administración del Fomento Eléctrico (CADAFE) deben realizar todas o algunas de las etapas, como lo son: Generación, transmisión, distribución, y comercialización del servicio eléctrico. En la actualidad estas empresas integran el llamado Sistema Eléctrico Interconectado en Venezuela, que es

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

15

controlado a través de la Oficina de Operación del Sistema Interconectado (OPSIS), creado en 1968.

La producción y el consumo de electricidad ha ido aumentando a través de los años, a una tasa significativa. La tabla No. 01 muestra las estadísticas de producción y consumo de electricidad en Venezuela, en el período de 1947 a 1987, sin incluir a los autoproductores.

Renglón \ Años
Renglón \ Años

Cap. Instalada(MW)

Producción(GWH)

Habitantes(Millones)

Watt / Hab.
Watt / Hab.

KWH / Hab. – Año

159 18,3 17 67 88 211 408 478 963 64 14,2 308 802 1.675 2.469 2.744
159
18,3
17
67
88
211
408
478
963
64
14,2
308
802
1.675
2.469
2.744
1981 1987
1967 1977
1954 1957
1947
7.060
395
570
1.860
4.918
6.787
17.625
300
938,9
2.005
78,7
20.264
35.055
50.206
4,7
5,9
6,5
8,8
12,1

Tabla No 01. Producción y consumo de electricidad en Venezuela. Fuente: Veltri, 2002.

Ya para 1997 la energía total generada por CADAFE, EDELCA, ELECAR y ENELVEN, correspondió a 76.277 GWH, según la OPSIS 1998. La capacidad de generación instalada del sistema interconectado asciende a 19.031 MW, donde EDELCA representa el 59 % de la generación y CADAFE el 22 %, es decir, que debido a los grandes recursos hidrológicos con que cuenta Venezuela, el 62 % del total generado corresponde a energía proveniente de centrales hidroeléctricas; el restante 38 % proviene de centrales termoeléctricas.

Ahora bien, es necesario enfatizar que la energía hidroeléctrica se crea gracias al caudal de grandes ríos, como es el caso del Caroní, y es producida por la central hidroeléctrica Raúl Leoni, mejor conocida como Guri, y administrada por la Electricidad del Caroní (EDELCA). Esta ha sido responsable de todo el peso de la generación

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

16

eléctrica en los últimos años, pero sin embargo ha presentado problemas de no poseer la capacidad para satisfacer de la demanda del país, debido a la ausencia de precipitaciones regulares en la zona, lo que ha reducido considerablemente el nivel de agua en Guri; ante esta situación se han tomando diversas medidas y se ha comenzado una campaña educativa sobre el racionamiento y uso eficiente de energía. De acuerdo a esto, hace ya algunos años existían inquietudes al respecto, tal como se plantea a continuación:

“Aunque existen en el país siete plantas principales de generación de electricidad –tanto hidroeléctrica como termoeléctrica–, Guri (hidroeléctrica) aporta 70% de la energía nacional, cuando la distribución debería ser de 60% de hidroelectricidad y 40% de termoelectricidad. Esto ha hecho al país muy dependiente de una sola fuente, que hoy esta en problemas. Si la sequía no merma, para el 2002 esa central dejará de producir 5.000 gigavatios por horas al año –casi 50% de la energía eléctrica que consume Caracas en un año– para el sistema eléctrico interconectado que cubre al territorio” (Blanco, 2001 citado en Veltri, 2002, s/p).

Así mismo, las plantas termoeléctricas que necesitan quemar combustible poseen unidades que trabajan con gas y diesel, y son muy poco utilizadas debido a su alto porcentaje de contaminación ambiental, pero en vista de la situación que presenta la represa de Guri se han tenido que reactivar algunas de estas plantas:

“...a

mediados de este año 2002 se comenzó a aplicar un plan de contingencia,

que incluye el incremento y la recuperación del parque termoeléctrico nacional. Como parte de ese plan, la Electricidad de Caracas está aportando al sistema interconectado del país un promedio de 100 gigavatios por hora al mes”. (Veltri, 2002, s/p).

Por otra parte, esta problemática energética que afronta el país evidencia una tendencia hacia el incremento de las tarifas eléctricas, como se muestra en la tabla No.02, donde se observa un aumento de aproximadamente 2,6% del año 2001 al 2002.

AÑOS

Unidades

DETALLES DE

2001

2002

APLICACIÓN

6.322,10

7.182,14

Bs. / KVA

Cargo por

demanda

32,533

33,410

Bs. / KWH

Cargo por Energía

Tabla No 02. Aumento de las tarifas del 2001. Fuente: Veltri, 2002.

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

17

Pero para comienzos del año 2002 se produjo un nuevo aumento en las tarifas eléctricas, tal como lo refiere el siguiente párrafo:

“El nuevo pliego de tarifas eléctricas, en vigencia a partir de este viernes 1ero. de

Febrero,

este servicio experimentará un aumento del 7,5 % para el área

... metropolitana de Caracas y un 20 % promedio para el resto del país. Esta

disposición oficial tiene por objetivo revertir el consumo desproporcionado de

electricidad en la población,

Y al mismo tiempo está dirigido a recompensar o

... castigar el buen uso de la energía y lograr la meta de ahorro en un 10 %, prevista por el gobierno, en momentos en que el prolongado período de sequía afecta la disponibilidad en la generación hidroeléctrica”. (León, 2002 citado en Veltri, 2002, s/p)

Así mismo, Maracara establece que “el pliego tarifario del sector eléctrico contiene aumentos tarifarios automáticos cercanos a los 30 % promedio cada año”, (Maracara, 2002, citado en Veltri, 2002, s/p). Dichos aumentos se deben a los factores que intervienen en el calculo de las tarifas eléctricas, donde se puede mencionar: cargo por energía (Bs./KWH), cargos por demandas (Bs./KVA), factor de ajuste por variación inflacionaria (FAVI) y factor de ajuste por combustible (FACE).

A pesar de todo lo expuesto de orden técnico, económico y social, existe otro problema de carácter cultural, el cual consiste en el excesivo consumo eléctrico en nuestro país proveniente, en gran parte, al despilfarro innecesario por parte de clientes residenciales y empresariales, quienes prestan o dan poca importancia al consumo racional y justo de los equipos eléctricos utilizados, especialmente en el área de la iluminación y de la refrigeración. Es alarmante observar repetidamente en distintos hogares y empresas el encendido de luces, ventiladores y aires acondicionados en una determinada habitación o sala de estar, sin que nadie los esté usando. Así mismo, el uso de iluminación externa en las afueras de oficinas y casas en horarios completamente inadecuados (por ejemplo: cuando ya ha salido el Sol en el amanecer).

Esto se traduce en un gasto energético inmenso, que cada vez va en aumento, producto de la falta de un buen sentido del ahorro. Este gasto innecesario no sólo se ve reflejado en las altas cantidades de dinero que los dueños de los hogares y oficinas deben cancelar mensualmente debido al consumo eléctrico propio, sino también en la pérdida de los recursos naturales (petróleo y/o gas natural) que se necesitan para generar el tan preciado servicio eléctrico.

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

18

Ante toda esta situación energética, los aumentos globales del consumo de energía eléctrica y en las tarifas eléctricas, el derroche de energía eléctrica en casas y oficinas, su mal uso, la despreocupación que se tiene sobre la misma, la falta de mantenimiento y los altos requerimientos de inversión para mantener y mejorar dicho servicio; ha hecho impostergable, entonces, la necesidad de plantear una política de ahorro de energía a todos los niveles, para tomar conciencia y comenzar a optimizar el consumo de energía en el mundo.

La búsqueda de soluciones, con alternativas tradicionales o novedosas, contando con la ayuda del avance de la tecnología en diversos ámbitos, está en el tapete. Debe hacerse una amplia difusión del ahorro de energía eléctrica, usando todos los mecanismos y medios disponibles, y demostrar que el ahorro de energía eléctrica es técnicamente factible, económicamente rentable y socialmente benéfico (Veltri, 2002).

De esta manera, buscando el ahorro de energía, y ante la proliferación de innumerables aparatos electrónicos en el hogar, se ha hecho necesario entonces idear sistemas (como el domótico) que se encarga, entre otras cuestiones, de gestionar y racionalizar adecuadamente el consumo de energía de todos ellos. Esto se logra con el concurso de la informática y el avance de la tecnología.

Según la Real Academia Española, la domótica es el conjunto de sistemas que automatizan las diferentes instalaciones de una vivienda. Bajo esta definición académica se esconde, en la práctica, un significativo ahorro de energía. Una casa domótica es una casa controlada por medio del ordenador (o computador, según la forma de llamarle a esta clase de equipos en diversos países). El objetivo es asegurar al usuario de la vivienda un aumento del confort, de la seguridad, de las facilidades de comunicación y del ahorro energético. Si lo que desea es que las luces se enciendan sólo al entrar en las habitaciones, la domótica lo logra. Un detector capta la presencia de personas y enciende la luz. Ésta permanecerá encendida sólo mientras haya personas en ese espacio, por lo que al salir la última persona automáticamente se apagan las luces (Mundogar, 2004).

Por otro lado, se pueden programar diferentes intensidades de luz o encendidos parciales de la casa, a través de interruptores, mandos a distancia e incluso teléfonos

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

19

móviles e Internet. El uso de los aparatos será así proporcional a las necesidades requeridas.

Este ahorro energético, por el sistema de iluminación domótico, se complementa con el uso de lámparas de ahorro energético. Las lámparas con menor gasto energético son las LFC (Lámparas Fluorescentes Compactas).

En lo que respecta a electrodomésticos inteligentes como lavadoras, lavavajillas y microondas, estos serían controlados por la consola (aparato principal) del sistema domótico. Ésta desvía el funcionamiento de los aparatos deseados a franjas horarias en las que la tarifa eléctrica es reducida en aquellas regiones donde aplique este tipo de régimen tarifario. El control tarifario se extiende también a los pequeños electrodomésticos, como cafeteras, despertadores, entre otros, que están ideados para racionalizar su uso bajo un mismo control unificado. En las oficinas, además del control de la iluminación, puede utilizarse para otros equipos, tales como fotocopiadoras, contestadoras telefónicas, alarmas, computadoras, reguladores, máquinas de fax, etc.

Todo esto es relativamente novedoso, pues ya existen en diversos países experiencias de aplicación, así como de empresas que prestan este servicio desde diferentes niveles de sofisticación. Sin embargo, para muchos potenciales usuarios la relación costo–beneficio resulta ser una variable muy importante a considerar a la hora de implantar un sistema de esta naturaleza. La idea es que pueda lograrse un ahorro de energía utilizando la colaboración de la domótica o de cualquier otra herramienta tecnológica determinada, con un costo accesible, si no a todos los usuarios por lo menos a una gran mayoría, de manera que se popularice su utilización y así lograr de manera agregada el objetivo de un ahorro energético regional o nacional.

De igual forma, considerando que en muchos hogares venezolanos ha venido aumentando el uso de una computadora, bien sea sencilla o sofisticada, para los usos normales de ayuda académica en tareas tales como: procesador de palabras, hoja de cálculos y graficadores; y así como en la mayoría de empresas de diferentes tamaños se le usa para los trabajos normales de administración; entonces, sin mayor inversión, ya se cuenta con uno de los dispositivos necesarios para poner en práctica alguna alternativa de ahorro de energía que, soportado por el desarrollo de algún sistema de

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

20

control, permita la gestión automática y eficiente de la iluminación y los equipos de refrigeración del ambiente (es decir: aires acondicionados) existentes en el hogar y/o la oficina.

Sólo será necesario la creación de dicho sistema informático de control, además de un adecuado medio de interconexión o interfaz con los diversos equipos eléctricos a ser controlados, logrando que dicho sistema interactúe fácilmente con estos equipos.

La elección de las diversas funcionalidades del sistema que controlará el hogar y/o la oficina deberá realizarse tomando en cuenta aquellas operaciones básicas y rutinarias que se necesitan para ejercer la administración de equipos eléctricos que se vayan a encender y apagar en determinados momentos, ofreciendo incluso funciones avanzadas para alcanzar este cometido, librando a los habitantes del hogar y/o la oficina de un control manual de equipos eléctricos existentes. Además, de esta forma se eliminaría el problema de la necesidad de creación de un dispositivo electrónico que permita el soporte, mediante componentes físicos electrónicos, de las funciones programables por parte del usuario para establecer horarios de encendido: el propio computador hogareño (o alguno instalado en la oficina) cumpliría con el requisito de implementar un sistema de ahorro eléctrico mediante un aparato centralizado programable por el usuario.

Es bastante posible que dicho sistema de control eléctrico no necesite de un gran poder de cómputo, ya que el control de encendidos y apagados no necesita cálculos complejos: únicamente requiere la programación y el cumplimiento de intervalos de tiempos, por lo cual se le podrá dar uso a aquellas computadoras que hayan sido destinadas al olvido, con lo cual se estaría incluso ahorrando dinero invertido en el pasado: proporcionándoles un uso provechoso a ciertos aparatos electrónicos no utilizables hoy en día (en el caso referente a computadores obsoletos), y al mismo tiempo obteniendo una consecuencia positiva y añadida, por motivo de la implantación de un determinado sistema de control eléctrico para el hogar y/o la oficina.

De acuerdo con todo lo anterior, una investigación que, con suficiente rigurosidad científica, estudie la factibilidad de implantación de un sistema de control mediante el uso del computador para lograr un efectivo ahorro eléctrico en el hogar y la oficina, será

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

21

desarrollado en beneficio del sector eléctrico regional y de la comunidad en general.

  • 2. Formulación del Problema.

La exposición anterior nos permite llegar a la siguiente interrogante:

¿Es posible lograr un control automatizado mediante el desarrollo de un software de computadora, relativamente económico y fácil de instalar y operar en la gran mayoría de computadores existentes hoy en día, para establecer horarios de encendido y apagado de los principales equipos eléctricos utilizados en hogares y oficinas, proporcionando además un encendido y apagado inteligente de dichos equipos, consiguiendo así un ahorro sustancial en el consumo eléctrico?.

  • 3. Objetivos de la Investigación.

    • 3.1. Objetivo general.

Diseñar un sistema de control programable (mediante horarios) e inteligente (mediante detección de presencia de personas), lo suficientemente asequible para el usuario común, que permita establecer el encendido y apagado de los principales equipos eléctricos presentes en el hogar y/o la oficina sólo en los momentos deseados, logrando así la optimización del consumo eléctrico en dichos sitios.

  • 3.2. Objetivos específicos.

a) Determinar el consumo real promedio de los equipos eléctricos comúnmente presentes en hogares y oficinas.

b) Analizar el funcionamiento de periféricos electrónicos detectores de movimiento humano.

c) Seleccionar la interfaz más adecuada que permita una comunicación fácil y confiable entre el computador y los equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

d) Diseñar un subsistema de simulación de presencia mediante el encendido/apagado

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

22

aleatorio de los principales equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

e) Desarrollar un sistema de control por software, programable mediante horarios predefinidos por el usuario.

f) Realizar el acoplamiento (y las pruebas necesarias) entre el sistema de control por software desarrollado y los principales equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

4. Justificación de la Investigación.

Esta investigación encuentra su pilar de fundamento y justificación en el siguiente escenario de la vida real: el alto consumo de la energía eléctrica debido al desperdicio innecesario de ésta, a causa de la falta de un ahorro consciente y necesario en el uso justo de los equipos eléctricos que más consumen electricidad, así como también la existencia de equipos de computación ociosos, debido al desuso que se les da por motivo de su condición de obsoletos. Estos dos aspectos inducen que este trabajo de investigación se dedique a solucionar el problema inherente al despilfarro eléctrico mediante el uso de un software de control totalmente operable en computadores que cuentan con relativamente bajo poder de procesamiento.

Además, la ausencia de soluciones de este tipo en la región zuliana hacen de este tema un proyecto digno de ponerse en marcha y llevarse a cabo completamente.

5. Delimitación de la investigación.

La solución al problema planteado en este trabajo es parte de un proyecto mayor, titulado Domótica, el cual intenta encontrar soluciones a todo lo referente a la automatización del hogar y la oficina usando la tecnología disponible hoy en día. Esta investigación únicamente tratará el aspecto de la Domótica relacionado con el ahorro del recurso eléctrico, sin tomar en cuenta otros tipos de ahorro de recursos, tal como el agua o el gas natural. No tratará otros aspectos propios de la Domótica, tales como:

seguridad y prevención de catástrofes y accesos no autorizados; implantación de sistemas de entretenimiento mediante audio y video; control remoto (vía Internet o

CAPÍTULO I. EL PROBLEMA

23

mensajería de texto SMS) de todas las funciones del hogar; por citar algunos.

Es de notar que para la ejecución del presente trabajo de investigación será necesaria la adquisición de dispositivos que únicamente se encuentran en el extranjero (en países tales como: Estados Unidos y España). El envío y recepción de objetos comprados y vendidos a través de diversos países puede llegar a tener un retraso considerable, el cual afectaría al desarrollo del presente proyecto de investigación. Por esta razón, es probable que dicho proyecto no se lleve a cabo en su totalidad debido a esta importante razón, aunque las probabilidades de que esto ocurra son mínimas.

Será desarrollado en los siguientes espacios físicos:

Laboratorio de Tesistas de la Licenciatura en Computación, ubicado en el Edificio Grano de Oro, ala derecha, final del segundo pasillo; Universidad del Zulia; Maracaibo, Edo. Zulia, Venezuela.

Domicilio del autor, ubicado en la siguiente dirección: Av. 18B, #105A-87, Sector El Poniente, detrás del Terminal de Pasajeros; Maracaibo, Edo. Zulia, Venezuela.

El tiempo estimado de la investigación, en el cual se cree conveniente la realización de la presente investigación está definido a continuación:

6 meses.

El área o estudio de especialización en el cual se encuentra enmarcada esta investigación se define a continuación:

Unidad Académica Inteligencia Artificial y Modelos Matemáticos, específicamente en el tópico de Toma de decisiones gerenciales y control de procesos.

Las fecha de inicio y de culminación estimadas en las cuales se cree conveniente la realización de la presente investigación están definidas de la siguiente manera:

Desde el mes de Mayo de 2005 hasta el mes de Octubre de 2005.

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

1. Antecedentes de la Investigación.

Hasta ahora, la mayoría de las propuestas de ahorro eléctrico se han enfocado en establecer una serie de consejos que promueven el buen uso que se le debe dar a los diversos equipos eléctricos para conseguir un menor gasto energético. Dichas propuestas han sido realizadas tomando en cuenta únicamente (para luego llevarse a cabo en la práctica) diversos aspectos técnicos, tales como: investigación y definición de los equipos que mayormente consumen energía eléctrica, comparación entre equipos de igual rendimiento pero de distintos consumos de energía (debido a la naturaleza de los materiales con los cuales están fabricados), control semi-automático e individual del período de encendido de los distintos tipos de equipos eléctricos, limpieza de dichos equipos, etc.

Dicho de otro modo, el énfasis que se ha puesto hasta el día de hoy en casi todas las soluciones ofertadas para un menor consumo eléctrico corresponde a métodos que sólo abarcan la instalación y el reemplazo de equipos, especialmente para la parte de la iluminación. Sólo unas pocas proposiciones de ahorro eléctrico se valen de una gestión eficiente automatizada de los principales equipos eléctricos; aunque esto está cambiando.

La naturaleza del presente proyecto de investigación consistirá en apegarse a la filosofía de la utilización de dispositivos automáticos y centralizados para la administración eficiente de la energía eléctrica, específicamente en el aspecto del encendido-apagado. Trabajos como estos son escasos, pero su incremento en cuanto a cantidad parece inminente, según la tendencia de las tecnologías aplicables hoy en día a una infinidad de campos de la sociedad, especialmente al terreno doméstico y empresarial.

Se pueden comenzar estos antecedentes con una implantación que realizó el Ayuntamiento de la Coruña, en España (Ayuntamiento[1], 2002) de un sistema de ahorro energético enfocado en regular el alumbrado público, con la instalación adicional de relojes astronómicos para el máximo aprovechamiento de la luz natural.

Al parecer, este tipo de sistemas han traído muchos beneficios en todos los ámbitos, ya

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

25

que comenta: “Estos sistemas de control del alumbrado público permiten un seguimiento exhaustivo de las instalaciones eléctricas y la subsanación de averías en tiempo real” (Ayuntamiento[1], 2002, s/p). Sin embargo, no se explican los detalles en los cuales consistió el proyecto. Es de notar que dicho sistema tiene la connotación de ser automático, ya que la naturaleza del problema así lo obligaba. Pero más bien se trataba de un macro sistema destinado a controlar una gran cantidad de dispositivos eléctricos esparcidos en un área bastante grande.

El objetivo de la presente investigación será llevar parte de estas implantaciones y soluciones al ámbito hogareño y empresarial, en el cual debe realizarse urgentemente una efectiva administración automática del gasto eléctrico, para lograr minimizarlo.

Siguiendo en la búsqueda de antecedentes, se encontró una información muy importante que trataba sobre la posibilidad de cambiar el huso horario en la República de Argentina (Noticias, 2003). El documento señala que:

“La hora solar que le corresponde a Argentina, según la división del globo terrestre en 24 meridianos, es de cuatro horas al oeste de Greenwich (-4). Esto significa que cuando en el meridiano de Greenwich es el mediodía, en Argentina son las 8 de la mañana. Esa es la hora verdadera, pero desde finales de 1969 el país quedó ubicado en el -3. Con este cambio, el reloj marca las 9 de la mañana cuando debería indicar las 8, según la hora solar” (Noticias, 2003, s/p).

Se indica de forma clara y concisa que en una gran cantidad de períodos de verano se adelantaba el horario para un mejor aprovechamiento de la luz del Sol, pero dicha práctica se descontinuó a partir de 1993 debido a la privatización de las empresas de

energía eléctrica.

“...Nosotros

hace más de 30 años estamos en el uso -3, que

prácticamente pasa por enfrente del mar Argentino. El planteo es pasar al huso -2”

(Noticias, 2003, s/p); además, el documento continúa diciendo: “

Si

se toma esta

... decisión, habría que adelantar el reloj una hora. Es decir, si ahora amanece alrededor de las 5.45, con la nueva hora el Sol estaría asomando sus primeros rayos a las 6.45” (Noticias, 2003, s/p).

“La crisis energética de 1988 obligó a adoptar los husos -2 en verano y -3 en las otras estaciones. Esto sucedió hasta 1993, cuando el huso horario se fijó otra vez en -3 hasta nuestros días” (Noticias, 2003, s/p). Se hace la alusión de protestas y rebeliones populares por dicho motivo, hasta el punto de llegar a la situación de manejarse una

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

26

hora determinada en todo el país, cuando el horario oficial (indicado por la nación) era otro.

Se explica más adelante, que la negación a la modificación estacional del horario trae como consecuencia que las personas tengan inconvenientes en ciertos períodos,

especialmente en invierno,

“...porque

la gente va a trabajar y los chicos van a estudiar

cuando aún es de noche” (Noticias, 2003, s/p).

Se puede observar que, dada una situación de crisis de energía eléctrica, se llegó a tomar la decisión (en el caso de Argentina) de modificar el huso horario propio para utilizar mejor la luz solar. Fue una solución completamente factible y valedera, aunque desprovista de toda clase de concientización social en torno a la crisis del gasto excesivo en materia de energía. Además, según el documento, se puede llegar a pensar que el gobierno argentino tuvo que esperar que ocurriera una situación de gravedad en cuanto a la electricidad para tomar una simple decisión de modificaciones de husos horarios.

Todo esto sugiere que, en los actuales momentos, este tipo de medidas deberá realizarse en todos aquellos países con una marcada diferencia de salidas y puestas del Sol en las distintas estaciones del año, aún cuando dichos países no presenten problemas energéticos, ya que el gasto eléctrico innecesario es cada vez mayor, y deberían entonces tomarse todas las decisiones necesarias que ayuden a paliar este problema: no solamente cuando éste se presenta, sino de manera preventiva, con miras al progreso y seguridad de toda una nación.

Por su parte, la Cooperativa Comunitaria de Energía (Center, 2000), ubicada en la ciudad de Chicago (Estados Unidos), promueve (desde el año 2000), para cada uno de sus miembros diversos, diversos planes y alternativas para conseguir un mejor uso de los equipos eléctricos y un gasto monetario menor por motivo de la buena utilización de éstos.

En los actuales momentos dicha cooperativa está ofreciendo el Energy-Smart Pricing Plan (Community, 2005), el cual consiste en un programa que permite alcanzar un ahorro del orden de entre 10 % y 15 % en cuanto a gasto energético se refiere. Está vigente desde enero del año 2003, y lo estará hasta diciembre del año 2005, ya que se

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

27

trata de un programa experimental, es decir, un proyecto de investigación sobre la forma en que los consumidores responden a los precios de electricidad basados en el mercado. El objetivo del plan consiste en ofrecer una tarifa de electricidad orientada a horas, la cual puede variar constantemente según los precios del mercado. Además, la propia cooperativa se encarga de ofrecer en todo momento una explicación detallada del uso y costo de la energía a cada uno de sus miembros.

Su principal objetivo es informar constantemente sobre los precios por hora de las tarifas eléctricas, para que así cada una de las personas inscritas en el plan puedan escoger el mejor horario para realizar aquellas tareas domésticas que ameriten el uso de la electricidad. También ofrece una alerta para notificar a sus miembros cuándo subirán los precios por hora por encima de un valor predeterminado (dicho valor está fijado actualmente en 10 centavos de dólar por kilovatio hora). Esto se debe a que las tarifas de las cuales gozarán sus afiliados variarán diariamente. El informe de precios de cada una de las 24 horas del día siguiente se establece la noche anterior por parte de la compañía eléctrica. La cooperativa informa entonces diariamente sobre los precios actuales para el siguiente día.

Es de notar que el ingreso a esta cooperativa es restringido en cuanto a cantidad de afiliados, además de ser bastante estricto en la membresía, ya que se le pregunta a cada interesado sobre su forma de uso de la energía, información referente a su hogar, equipos eléctricos existentes, etc. Además de solicitar a cada participante que respondan encuestas que recibirán ocasionalmente durante el año. Esto se debe más que todo a la condición experimental de dicho plan. Además, sólo podrán afiliarse aquellas personas dispuestas a realizar un cambio en la utilización de la energía en sus hogares, con miras a conseguir un efectivo ahorro eléctrico; en otras palabras: existe un proceso de selección para todo aquel que solicite la inscripción al plan de la cooperativa.

La novedad central de este plan de ahorro consiste en la instalación de un medidor eléctrico totalmente renovado, con soporte de funciones avanzadas y con un monitoreo (orientado a horas) de la cantidad de kilovatios hora consumidos. Éste es el principal atractivo que ofrece dicho plan: que cada uno de sus miembros sepa la cantidad exacta (y totalmente discriminada) del uso de la energía en su hogar por cada hora, para que

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

28

así pueda tomar decisiones que ayuden a cambiar de horario aquellas actividades realizadas en momentos en que la tarifa eléctrica es más cara, mudando la realización de dichas tareas a ciertas horas del día en donde la tarifa es más económica.

Todo esto trae como beneficio lo siguiente: en primer lugar, un conocimiento exacto del uso por períodos de tiempo determinados por el usuario (ya que se ofrece un servicio de reportes detallado directamente en el sitio web de la cooperativa, o mediante el envío por correo tradicional); en segundo lugar, el cobro de la electricidad se realizará basado en tarifas por hora (fluctuantes de forma diaria) en lugar de tarifas fijas mensuales; y en tercer lugar, el servicio eléctrico se ve ampliamente mejorado, ya que esto contribuye a la eliminación de picos de demanda, es decir, momentos en los cuales la demanda de la electricidad para la compañía eléctrica local es máxima, y en los cuales el costo de la energía necesariamente es mayor.

Se puede observar que las ventajas de este plan son beneficiosas en todos los sentidos: permite que los usuarios ahorren, y al mismo tiempo, permite que la compañía de electricidad no esté en riesgos de inactividad temporal debido a que la distribución de la carga eléctrica resulta sustancialmente modificada, ya que una planta eléctrica que esté trabajando al tope de su capacidad tiene una alta probabilidad de colapsar (mediante los conocidos apagones).

Además, el medio ambiente sufre más cuando éstas trabajan al máximo, debido a que la emisión de contaminantes es mayor. Y lo que es peor: situaciones de alta demanda en una central eléctrica puede llegar a acarrear la construcción de nuevas centrales, lo cual se traduce en tala de árboles y en impactos ambientales muy fuertes por cada nueva planta que se construya.

En otras palabras, el Energy-Smart Pricing Plan ofrece una solución de optimización del consumo eléctrico en cuatro vías: a nivel económico, a nivel de conocimientos reales del consumo de energía, a nivel de operatividad (es decir, de reducción de caídas en el servicio eléctrico), y a nivel ecológico.

La desventaja de este plan es que solamente se circunscribe al área del condado de Kane, en el estado de Illinois, EE.UU., (lo cual incluye a la ciudad de Chicago), y sólo aquellos clientes residenciales de la compañía eléctrica ComEd podrán participar. Es

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

29

de notar que la empresa ComEd es la que ofrece la tarifa eléctrica basadas en horas (denominada tarifa RHEP), y la cooperativa ofrece entonces un completo sistema de información de uso de la electricidad basado en tarifas diariamente fluctuantes y discriminadas por horas.

Es de hacer notar que esta novedosa forma de integración de empresas e instituciones, en pro de un mejor consumo eléctrico, se sustenta en la información a clientes del uso exacto de energía en sus hogares. No se trata aquí entonces de controlar automáticamente el uso de los diversos equipos eléctricos presentes en cada hogar, sino más bien de monitorear automáticamente el uso (en kilovatios hora) en cualquier período de tiempo corto de todos los elementos eléctricos presentes en el recinto del usuario (en lugar de un monitoreo global tradicional del consumo de electricidad, que se realiza mensualmente).

Se trata, además, de concienciar a la población, mediante el ofrecimiento de tarifas más baratas a cambio de un uso óptimo de la energía, en donde también obtiene beneficios la compañía eléctrica. La optimización del uso de la electricidad, en este caso, se consigue entonces de forma voluntaria, gracias a la información suministrada por la cooperativa.

Una automatización del uso de equipos eléctricos, unido con este plan de utilización de la energía sería una inmejorable propuesta para lograr la optimización energética, tan necesaria en nuestros días. Sin embargo, el presente proyecto de investigación tendrá que prescindir de este tipo adicional de soluciones debido a su inexistencia en el ámbito venezolano. Es una muy buena idea implantada en el norte de los Estados Unidos, pero que todavía tendrá que esperar para hacerse popular en países como el nuestro.

Por otro lado, la Empresa Eléctrica Quito, S.A., ubicada en la ciudad de Quito, en Ecuador (Quito, 2005), y encargada de la generación, transmisión, distribución y facturación de la energía eléctrica para uso residencial, comercial e industrial en las principales ciudades de dicho país, establece actualmente (en su sitio web) una serie de recomendaciones en pro de un menor consumo eléctrico por parte de sus usuarios, motivado por aspectos tales como:

Impacto ecológico (debido a que una mayor demanda de energía eléctrica trae

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

30

como consecuencia la instalación de nuevas centrales de generación de electricidad, que trae como efecto adverso la destrucción de zonas naturales de flora y fauna; además, mayor existencia de centrales eléctricas significa mayor contaminación ambiental, debido al uso, en su gran mayoría, de materia prima no renovable y altamente dañina para el ambiente).

Impacto económico (inflación y, por consiguiente, aumento de los costos de la energía eléctrica; así como también la falta de recursos financieros para la construcción de nuevas centrales o la ampliación de la capacidad de las ya existentes).

Sus recomendaciones radican en lo siguiente:

  • a) Conocimiento real por parte de los usuarios (a través de cálculos matemáticos) del

consumo de sus diversos aparatos eléctricos, tomando en cuenta el consumo que éstos requieren (es decir, la potencia de cada uno) y el tiempo en el cual éstos se encuentran encendidos. Dicho consumo se calcula en unidades monetarias, para lograr así una mayor justificación por parte del público de un ahorro sustancial de dinero con sólo utilizar dichos aparatos el tiempo suficiente.

  • b) Adquisición de equipos eléctricos de mayor eficiencia energética, es decir, aquellos

que garantizan un menor consumo de energía, ya que con esto se logra una considerable disminución del consumo eléctrico.

  • c) Uso más eficiente de los principales elementos eléctricos que son propiedad del

usuario, y que requieren la mayor parte de la energía consumida, tales como:

Luminarias:

1) Limpieza periódica, eliminando el polvo para mantener una iluminación.

óptima calidad de

2) Utilización de una luminaria de mayor potencia, en sustitución de varias luces de menor potencia: se ilumina mejor con el mismo gasto eléctrico. Este consejo es especialmente útil en todo tipo de oficinas e instituciones.

3) Promoción al uso de luminarias fluorescentes.

4) Encendido de las luminarias sólo el tiempo justo y necesario.

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

31

Calentador de Agua:

1) En la medida de lo posible, utilizar calentadores de ducha (debido que no es la misma cantidad de energía que se necesita para calentar el agua requerida en una ducha que aquella se que encuentra en un tanque de varios galones), o mejor aún:

utilizar calentadores que trabajan con gas natural.

2) Encenderlo

1

o

2 horas

antes de bañarse:

no dejarlo encendido

durante toda

la

noche.

3) Proteger el calentador del frío excesivo y de zonas con ventilación frecuente, ya que esto ocasiona que dicho aparato se encuentre encendido una mayor cantidad de tiempo.

4) Utilización de un temporizador que controle el encendido y apagado automático, sólo el tiempo en el cual se necesite.

Plancha:

1) Utilizarla durante la mañana (para evitar las horas pico en las curvas de carga de las centrales eléctricas).

2) Planchar en un solo lote la mayor cantidad de ropa posible.

3) No utilizarla con ropa mojada, debido a que se necesita mayor energía para calentar dichas prendas de vestir.

4) Ajustar el regulador de la plancha para usar la cantidad de calor acorde con el tipo de ropa a ser planchada: con esto se logra el consumo necesario y, además, una menor probabilidad de dañar ciertas ropas delicadas.

Refrigeración (Neveras):

1) Instalación de éstas en lugares lejanos de fuentes de calor (luz del Sol, cocinas, calefacción, etc.).

2) Asegurar un cierre hermético de sus puertas, para evitar el escape de aire frío al exterior.

3) Limpieza y descongelamiento periódicos, para favorecer la ventilación y reducir el

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

32

consumo de electricidad.

4) En la medida de lo posible, no introducir objetos calientes dentro de la Nevera.

5) Reducir la cantidad de apertura de las puertas de la Nevera, así como también no dejarla abierta por una cantidad de tiempo considerable.

6) Evitar el uso de la parte posterior de ciertas neveras (generadoras de calor) para secar prendas de vestir.

7) Regulación del termostato dependiendo de la estación del año.

Otra de las propuestas de ahorro de energía se encontró en el artículo Exigente control del consumo eléctrico en La Habana, tomado de (Silva, 2002). En dicho artículo se indica la reducción de dieciséis megavatios respecto al año anterior (año 2001) luego de la puesta en marcha de disposiciones ahorradoras de energía eléctrica (por parte del gobierno cubano) en centros laborales, industrias y escuelas. Se destacan, en la aplicación de unos estrictos controles diarios, las siguientes fábricas: Cemento de Mariel, Asbesto de Artemisa y Pastas en San José de las Lajas. Aunque no se reseñan de forma específicas dichas disposiciones de control energético, se explica que se fijó un plan de consumo y demanda en el Horario Pico: a toda aquella industria que incumpliera con la demanda máxima de energía en dicho horario se le retiraría el servicio, especialmente en la parte administrativa, para no afectar la producción. Estas medidas y disposiciones se dieron a conocer por medios de difusión masiva y, según el artículo, permitieron alcanzar metas propuestas y concretas de ahorro energético.

Como puede observarse, el control eléctrico ejercido en dicho proyecto de ahorro de energía cubano corresponde a la medición constante de los consumos de cada institución de grandes proporciones, y la correspondiente fijación del límite del máximo consumo permitido. Consistió en una gestión de monitoreo del consumo eléctrico llevado a la práctica, más que todo, por las empresas generadoras de electricidad, pero por disposición del gobierno local y de forma global, aplicable a todas las empresas de la nación cubana. Es probable que dicho consumo máximo impuesto a las empresas cubanas pudo haberse controlado de forma manual, mediante una redistribución de los procesos industriales de dichas empresas, para evitar superar el límite impuesto por los reguladores de electricidad.

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

33

Ahora bien, en la República de México se encontró una propuesta de ahorro energético, referente al uso eficiente de la electricidad con respecto a la iluminación y el aire acondicionado (véase (Comisión, 2003) y (Comisión, 2004)). Se trata de una serie de consejos y recomendaciones a seguir para alcanzar un consumo más reducido y más eficiente de la energía eléctrica en estas dos clases de aparatos.

Nuevamente se observará una tendencia a controlar los aparatos eléctricos de forma manual, más que todo por medio de indicaciones de tipo técnico, enfocadas en la escogencia de los mejores equipos eléctricos disponibles hoy en día.

En la iluminación de la casa, se establecen las siguientes pautas a seguir:

1) Apagar la luz cuando no se necesita (así como también todo aparato electrónico consumidor de electricidad).

2) Mantener abiertas las cortinas y persianas durante el día (para aprovechar al máximo la luz natural).

3) Pintar las paredes del hogar con colores claros (ya que de esa manera se aprovecha mejor la luz, tanto natural como artificial).

4) Realizar el mayor número de actividades aprovechando la luz solar (elaborando para ello una lista de actividades que corresponden hacerse de manera más eficiente durante el día).

5) Sustituir focos incandescentes y halógenos por lámparas ahorradoras (es decir, por fluorescentes compactas, las cuales cuestan más, pero consumen hasta cuatro veces menos energía y duran hasta diez veces más).

6) Limpiar periódicamente focos y lámparas (debido a que el polvo bloquea la luz que emiten).

7) Utilizar un atenuador electrónico para graduar la luz al mínimo necesario en casos donde no se requiere de toda la potencia de la luminaria (y también, en la medida de lo posible, emplear detectores de presencia en lugares donde las luces no se utilicen de manera continua).

Y para el uso del aire acondicionado, se exponen los siguientes consejos prácticos:

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

34

1) Mantener la habitación cerrada cuando el aire acondicionado se encuentre en funcionamiento.

2) Apagar el aparato cuando se salga de la habitación.

3) Reducir al mínimo las rendijas (existentes en las puertas, en las ventanas, etc.).

4) Regular la temperatura del aire acondicionado de tal manera que el usuario se sienta cómodo. En la medida de lo posible, utilizar el ventilador cuando la habitación se encuentre muy fría, ya que éste consume mucho menos energía.

5) Dar mantenimiento cada año al aire acondicionado, ya que se ha comprobado que si dicho aparato permanece sin mantenimiento durante 2 años o más, consumirá el doble de energía. Dicho mantenimiento puede consistir en: limpieza general del equipo (eliminando polvo y moho); pintura periódica de la unidad para evitar la oxidación; y una vigilancia constante para que el motor, el cableado y el termostato funcionen correctamente.

6) Al momento de la adquisición de un aire acondicionado, se debe comprobar que sea de la capacidad necesaria: nunca de una capacidad mayor (esto según el área a enfriar).

7) Evitar la adquisición de un equipo acondicionador de aire de segundo mano (es decir: usado).

El autor del presente proyecto de investigación difiere del consejo No. 2 indicado anteriormente, debido a que es posible que el usuario de un aire acondicionado salga sólo momentáneamente durante unos minutos de la habitación, quedando temporalmente la habitación vacía. El encendido y apagado constante de un equipo de aire acondicionado es perjudicial para la vida útil del aparato. Además, en recomendaciones provenientes de otras fuentes investigadas, se aconseja el apagado de un aire acondicionado si éste se encuentra más de 1 hora enfriando una habitación vacía.

También se proporcionan consejos con respecto al uso de aislantes térmicos, los cuales permiten que el aparato enfríe mejor, con un menor esfuerzo eléctrico y con un consiguiente ahorro energético.

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

35

El uso del ventilador ocupa también un importante lugar en dichas recomendaciones. Se reseña que consiste en el aparato de climatización que menos gasta energía. Se recomienda:

Mantenerlo en buen estado.

No dejarlo encendido innecesariamente.

Limpiar periódicamente las aspas.

Vigilar la instalación de los ventiladores de techo (ya que si es inadecuada y hace que éste se encuentre inestable, podría ser peligroso para los usuarios, además de consumir mayor energía).

Por último, es conveniente anotar que en Venezuela se pueden encontrar recomendaciones similares a las nombradas en los antecedentes ya expuestos. Dichos consejos provienen, más que todo, de las compañías locales de electricidad, tal como Enelven, Enelco, Cadafe, etc.

Obviamente, y como es de esperarse, estos antecedentes sirven para sentar las bases de un verdadero ahorro de energía, el cual comienza, en primer lugar, por la instalación de buenos equipos eléctricos, diseñados para tal fin; así como también de la conciencia mínima necesaria que todo usuario de los principales aparatos eléctricos debe tener de forma básica e innata. A partir de estas recomendaciones y consejos se sustentará el presente proyecto de investigación, el cual no las echará por tierra o las pondrá a un lado, sino que serán requisitos preliminares para la implantación posterior de un sistema de control de equipos eléctricos.

En otras palabras: el sistema de control a ser propuesto en este proyecto no será mágico: necesitará de la cooperación de las personas e instituciones que lo utilicen mediante las medidas convencionales que se conocen comúnmente para ahorrar electricidad. Dichas medidas corresponden a toda la serie de disposiciones e instrucciones encontradas en estos antecedentes.

2. Bases Teóricas.

A continuación se expondrá la teoría básica necesaria para el desarrollo del presente

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

36

proyecto de investigación. Se referirá a los aspectos básicos inherentes a Teoría de Controles, tomado de (Ogata, 1993) y (Kuo, 1986).

  • 2.1. Sistemas de Control: aspectos generales sobre sus diversos usos.

En los últimos años los sistemas de control han adoptado un papel de creciente importancia en el desarrollo y avance de la civilización y tecnología modernas. A nivel doméstico, los controles automáticos en los sistemas de calefacción y acondicionamiento de aire regulan la temperatura y la humedad de los hogares modernos para conseguir ambientes confortables. En la industria, los sistemas de control automático se encuentran en numerosas aplicaciones, tales como el control de calidad de productos manufacturados, la automatización, control de maquinarias de herramientas, sistemas modernos de tecnología espacial y de armas, sistemas de ordenadores, sistemas de transporte y la robótica. (Kuo, 1986)

Incluso problemas tales como el control de almacenes, control de sistemas sociales y económicos, y control de sistemas ambientales e hidrológicos, pueden enfocarse desde el punto de vista de la teoría del control automático, ya que dicha teoría puede aplicarse a sistemas que no necesariamente son físicos. (Kuo, 1986)

A continuación se darán los detalles de algunas definiciones básicas e importantes que sustentan a los sistemas de controles, así como también se hará una clasificación de dichos sistemas con respecto a determinadas características.

  • 2.2. Definiciones en el campo de la Teoría de Control.

2.2.1. Variables controladas y manipuladas.

La variable controlada es una cantidad o condición que se mide y controla. La variable manipulada es la cantidad o condición modificada por el controlador, a fin de afectar a la variable controlada. Normalmente la variable controlada es la salida del sistema. Control significa medir el valor de la variable controlada del sistema, y aplicar al sistema la variable manipulada para corregir o limitar la desviación del valor medido, respecto al valor deseado. (Ogata, 1993)

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

37

  • 2.2.2. Plantas.

Una planta es un equipo, quizás simplemente un juego de piezas de una máquina, funcionando conjuntamente, cuyo objetivo es realizar una operación determinada. Se le puede llamar planta a cualquier objeto físico que deba controlarse (tal como un horno de calentamiento, un reactor químico o un vehículo espacial). (Ogata, 1993)

  • 2.2.3. Procesos.

Consiste en una operación o desarrollo natural, caracterizado por una serie de cambios graduales, progresivamente continuos, que se suceden unos a otros de un modo relativamente fijo, y que tienden a un determinado resultado o final; o a una operación voluntaria o artificial progresivamente continua, que consiste en una serie de acciones controladas o movimientos dirigidos sistemáticamente hacia determinado resultado o fin.

En otras palabras, un proceso se refiere a cualquier operación que deba controlarse. Ejemplos de ello son los procesos químicos, económicos ó biológicos. (Ogata, 1993)

  • 2.2.4. Perturbaciones.

Es una señal que tiende a afectar adversamente el valor de la salida de un sistema. Si la perturbación se genera dentro del sistema, se la denomina interna, mientras que una perturbación externa se genera fuera del sistema y constituye una entrada. (Ogata,

1993)

  • 2.2.5. Control Retroalimentado.

Es una operación que, en presencia de perturbaciones, tiende a reducir la diferencia entre la salida de un sistema y alguna entrada de referencia, realizándolo sobre la base de esta diferencia. Con esto se logra que el sistema de control sea más adaptable a cualquier cambio no previsto en su diseño, aunque éstos son más costosos desde el punto de vista económico. Aquí solo se especifican las perturbaciones no previsibles, ya que las predecibles o conocidas siempre pueden compensarse dentro del sistema. (Ogata, 1993)

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

38

  • 2.2.6. Sistemas de control retroalimentado.

Se denomina de esta manera a todo sistema que tiende a mantener una relación entre la salida y alguna entrada de referencia, comparándolas y utilizando la diferencia como medio de control.

Por ejemplo: un sistema de control de temperatura de una habitación mide constantemente la temperatura efectiva del recinto, y la compara con la temperatura de referencia (temperatura deseada), para que, de esta manera, el sistema conecte o desconecte los equipos de calefacción o refrigeración, de modo que la habitación se mantenga a una temperatura confortable, independientemente de las condiciones del exterior.

Los sistemas de control retroalimentado no están limitados al campo de la ingeniería, sino que se les puede encontrar en áreas ajenas a la misma. Tal como lo es el organismo humano, el cual se considera un sistema de control muy avanzado debido a la infinidad de procesos que posee sobre los cuales se ejerce un control determinado. (Ogata, 1993)

  • 2.2.7. Servosistemas.

Se llama así a un sistema de control retroalimentado en el que la salida es algún elemento mecánico: sea posición, velocidad o aceleración. Estos servosistemas se utilizan ampliamente en la industria moderna. También se les llama servomecanismos. Por ejemplo: con el uso de servosistemas e instrucciones programadas se puede lograr la operación totalmente automática de maquinarias de herramientas. (Ogata, 1993)

  • 2.2.8. Sistemas de regulación automática.

Es un sistema de control retroalimentado en el que la entrada de referencia o la salida deseada son, o bien constantes o bien varían lentamente en el tiempo, y donde la tarea fundamental consiste en mantener la salida en el valor deseado a pesar de las perturbaciones presentes. La regulación automática de tensión en una planta generadora eléctrica ante variaciones de carga eléctrica, o los controles automáticos de presión y temperatura en un proceso químico, constituyen ejemplos de este tipo de

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

39

sistemas. (Ogata, 1993)

2.2.9. Sistemas de control de procesos.

A un sistema de regulación automático, en el que la salida es una variable como temperatura, presión, flujo, nivel de líquido o pH, se le denomina sistema de control de proceso. El control de procesos tiene amplia aplicación en la industria. En estos sistemas con frecuencia se usan controles programados, como el de la temperatura de un horno de calentamiento, en que la temperatura del mismo se controla según un programa preestablecido.

Por ejemplo: dicho programa puede consistir en elevar la temperatura a determinado valor durante un intervalo de tiempo definido, y luego reducir a otra temperatura prefijada también durante un período predeterminado. En este control el punto de referencia se ajusta según el cronograma preestablecido. El controlador funciona entonces manteniendo la temperatura del horno cercana al punto de ajuste variable. (Ogata, 1993)

  • 2.2.10. Sistemas de control de lazo cerrado.

Con frecuencia se llaman así a los sistemas de control retroalimentado. La señal de error actuante, que es la diferencia entre la señal de entrada y la de retroalimentación (que puede ser la señal de salida o una función de la señal de salida y sus derivadas) entra al controlador para reducir el error y llevar la salida del sistema a un valor deseado. El término lazo cerrado implica siempre el uso de la acción de control retroalimentado para reducir el error del sistema. (Ogata, 1993)

  • 2.2.11. Sistemas de control de lazo abierto.

Los sistemas de control en los que la salida no tiene efecto sobre la acción de control se denominan de esta manera. En otras palabras, en un sistema de control de lazo abierto la salida ni se mide ni se retroalimenta para compararla con la entrada. Un ejemplo práctico lo constituye una lavadora de ropa doméstica. El remojo, lavado y enjuague en la lavadora se cumplen por tiempos. La máquina no mide la señal de

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

40

salida, es decir, la limpieza de la ropa.

En cualquier sistema de control de lazo abierto, no se compara la salida con la entrada de referencia. Por tanto, para cada entrada de referencia corresponde una condición de operación fija. Así, la precisión del sistema depende de la calibración.

En presencia de perturbaciones, un sistema de control de lazo abierto no cumple su función asignada. En la práctica, este tipo de control sólo se puede utilizar si la relación entre la entrada y la salida es conocida, y si no se presentan perturbaciones tanto internas como externas. Desde luego, tales sistemas no son sistemas de control retroalimentado. Se debe notar que cualquier sistema de control que funcione sobre una base de tiempos, es un sistema de lazo abierto. Por ejemplo: el control de tráfico con señales accionadas en función de tiempos es otro caso de control de lazo abierto. (Ogata, 1993)

2.2.12. Comparaciones entre sistemas de lazo cerrado y abierto.

Una ventaja del sistema de control de lazo cerrado es que el uso de la retroalimentación hace que la respuesta del sistema sea relativamente insensible a perturbaciones externas y a variaciones internas de parámetros del sistema. De este modo, es posible utilizar componentes relativamente imprecisos y económicos, y lograr la exactitud de control requerida en determinada planta, cosa que sería imposible en un control de lazo abierto.

Desde el punto de vista de la estabilidad, en el sistema de control de lazo abierto es más fácil de lograr, ya que en él la estabilidad no constituye un problema importante. En cambio, en los sistemas de lazo cerrado, la estabilidad sí es un problema importante, por su tendencia a sobrecorregir errores que pueden producir oscilaciones de amplitud constante ó variable.

Hay que puntualizar que para sistemas cuyas entradas son conocidas previamente y en los que no hay perturbaciones, es preferible utilizar el control de lazo abierto. Los sistemas de control de lazo cerrado tienen ventajas solamente si se presentan perturbaciones no previsibles y/o variaciones imprevisibles de componentes del sistema. Se debe notar que la potencia de salida determina parcialmente el costo, peso

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

41

y tamaño de un sistema de control. La cantidad de componentes utilizados en un sistema de control de lazo cerrado es mayor a la correspondiente a un sistema de control de lazo abierto. Así entonces, un sistema de control de lazo cerrado es generalmente de mayor costo y potencia. Para reducir la potencia requerida por un sistema, cuando sea posible, es conveniente usar un sistema de control de lazo abierto. Por lo común resulta menos costosa una combinación adecuada de controles de lazo abierto y cerrado, lográndose un comportamiento general satisfactorio. (Ogata,

1993)

  • 2.2.13. Sistemas de control adaptables.

Las características dinámicas de la mayoría de los sistemas de control no son constantes por diversas razones, como el deterioro de los componentes al paso del tiempo o las modificaciones en los parámetros o en el medio ambiente. Aunque en un sistema de control retroalimentado se atenúan los efectos de pequeños cambios en las características dinámicas, si las modificaciones en los parámetros del sistema y en el medio son significativas, un sistema, para ser satisfactorio, ha de tener capacidad de adaptación. Adaptación implica la capacidad de autoajustarse o automodificarse de acuerdo con las modificaciones imprevisibles del medio o estructura. Los sistemas de control que tienen algún grado de capacidad de adaptación (es decir, el sistema de control por sí mismo detecta cambios en los parámetros de planta y realiza los ajustes necesarios en los parámetros del controlador, para mantener un comportamiento óptimo), se denominan sistemas de control adaptable.

Un sistema de control adaptable es un sistema no estacionario. Las características de este tipo de sistemas resultan muy atractivas para el diseñador de sistemas, ya que además de ajustarse a los cambios ambientales, también lo hacen ante errores moderados del proyecto de ingeniería o incertidumbres, y compensa la eventual falla de componentes menores del sistema, aumentando, por tanto, la confiabilidad de todo el sistema. (Ogata, 1993)

  • 2.2.14. Sistemas de control con aprendizaje.

Muchos

sistemas

de

control

que

aparentemente

son

de

lazo

abierto,

pueden

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

42

convertirse en sistemas de lazo cerrado si un operador humano se considera como un controlador, que compara la entrada y la salida y realiza las acciones correctivas basadas en la diferencia resultante o error.

Si se intenta analizar tales sistemas de control de lazo cerrado con intervención humana, se encuentra difícil el problema de plantear ecuaciones que describan el comportamiento del operador humano. En este caso, uno de los muchos factores que lo complican, es la capacidad de aprendizaje del ser humano. A medida que éste va adquiriendo experiencia, mejora como elemento de control, y esto debe tomarse en cuenta al analizar el sistema. En definitiva: los sistemas de control con capacidad para aprender reciben el nombre de sistemas de control con aprendizaje. (Ogata, 1993)

2.3. Clasificaciones de los sistemas de control.

2.3.1. Lineales versus no lineales.

Esta clasificación se hace de acuerdo con los métodos de análisis y de proyecto. Estrictamente hablando, los sistemas lineales en la práctica no existen, ya que todos los sistemas físicos son en cierto grado no lineales. Los sistemas de control con realimentación lineales son modelos idealizados que construye el analista puramente para simplicidad de análisis y proyecto.

Cuando los valores de las señales de un sistema de control están limitadas a una gama en la cual los componentes del sistema presentan características lineales (o sea, se aplica el principio de superposición), el sistema es esencialmente lineal. Pero cuando las magnitudes de las señales se extienden fuera de la gama del funcionamiento lineal, según sea la severidad de la no linealidad, el sistema ya no puede considerarse lineal.

Por ejemplo: los amplificadores usados en los sistemas de control presentan a menudo el efecto de saturación cuando sus señales de entrada se hacen grandes. Aunque con bastante frecuencia se introducen intencionadamente características no lineales en un sistema de control para mejorar su comportamiento o proporcionar un control más eficaz. Por ejemplo: para conseguir un control de tiempo mínimo, se usa un tipo de controlador todo o nada (bang-bang o relé). Este tipo de control se encuentra en

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

43

muchos misiles o sistemas de navegación espacial.

Para sistemas lineales existe una gran cantidad de técnicas analíticas y gráficas para el proyecto y el análisis. Sin embargo, los sistemas no lineales son muy difíciles de tratar matemáticamente, y no existen métodos generales que puedan usarse para resolver una amplia clase de sistemas no lineales. (Kuo, 1986)

  • 2.3.2. Invariantes en el tiempo versus variables en el tiempo.

Un sistema de control invariante en el tiempo (también llamado sistema de control con coeficientes constantes) es aquel en el que los parámetros no varían en el tiempo. La respuesta de tal sistema es independiente del tiempo en el que se aplica la entrada. En cambio, un sistema de control variable en el tiempo es aquel en el cual los parámetros varían con el tiempo; su respuesta depende del tiempo en el que se aplica una entrada.

Ejemplo de un sistema de control variable en el tiempo, es el sistema de control de un vehículo espacial, en el que la masa disminuye en el tiempo al consumirse combustible durante el vuelo. (Ogata, 1993)

  • 2.3.3. De tiempo continuo versus de tiempo discreto.

En un sistema de control de tiempo continuo, todas las variables son función de un tiempo continuo t. Un sistema de control de tiempo discreto abarca una o más variables que son conocidas sólo en instantes discretos de tiempo. (Ogata, 1993)

  • 2.3.4. Con una entrada y una salida vs múltiples entradas y múltiples salidas.

Un sistema puede tener una sola entrada y una sola salida. Por ejemplo: un sistema de control de posición, donde hay un comando de entrada (la posición deseada) y una salida controlada (la posición de salida).

Algunos sistemas pueden tener múltiples entradas y múltiples salidas. Un ejemplo puede ser: un sistema de control de proceso con dos entradas (entrada de presión y entrada de temperatura) y dos salidas (presión de salida y temperatura de salida). (Ogata, 1993)

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

44

  • 2.3.5. Con parámetros concentrados versus con parámetros distribuidos.

Los sistemas de control que pueden describirse mediante ecuaciones diferenciales ordinarias, son sistemas de control con parámetros concentrados, mientras que los sistemas de control con parámetros distribuidos son aquellos que pueden describirse mediante ecuaciones diferenciales parciales. (Ogata, 1993)

  • 2.3.6. Determinísticos versus estocásticos.

Un sistema de control es determinístico si la respuesta a la entrada es predecible y repetible. De no serlo, el sistema de control es estocástico. (Ogata, 1993)

2.4. Representación gráfica de los sistemas de control.

  • 2.4.1. Diagramas de bloques.

Un diagrama de bloques de un sistema es una representación gráfica de las funciones realizadas por cada componente y del flujo de las señales. Tal diagrama indica las interrelaciones que existen entre los diversos componentes. A diferencia de una representación matemática puramente abstracta, un diagrama de bloques tiene la ventaja de indicar en forma más realista el flujo de señales del sistema real.

En un diagrama de bloques, todas las variables del sistema se enlazan entre sí a través de bloques funcionales. El bloque funcional, o simplemente bloque, es un símbolo de la operación matemática que el bloque produce a la salida, sobre la señal que tiene a la entrada. Sobre los bloques correspondientes se colocan generalmente las funciones de transferencia de los componentes; los bloques están conectados por flechas para indicar la dirección del flujo de señales. La señal sólo puede pasar en la dirección de las flechas.

De

este

modo,

un

diagrama

de

bloques

de

un

sistema

de

control

presenta

explícitamente una propiedad o característica unilateral.

La figura No. 01 muestra un elemento del diagrama de bloques. La flecha que apunta hacia el bloque indica la entrada, y la que se aleja del bloque representa la salida. Tales

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

45

flechas normalmente reciben la designación de señales.

Señal de

acción e

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO 45 flechas normalmente reciben la designación de señales . Señal de acción

(entrada)

Sistema de control

Variable controlada c (salida)
Variable
controlada c
(salida)

Figura 01. Sistema de control básico, representado por un diagrama de bloques. Fuente: (Kuo, 1986).

Las ventajas de este tipo de representación gráfica de un sistema consisten en que es fácil formar el diagrama de bloques global de todo el sistema, colocando simplemente los bloques de sus componentes de acuerdo con el flujo de señales, y en que es posible evaluar la contribución de cada componente al comportamiento general de todo el sistema.

En general, el funcionamiento de un sistema se puede ver más fácilmente examinando el diagrama de bloques, que analizando el sistema físico en sí.

Un diagrama de bloques contiene información respecto al comportamiento dinámico, pero no contiene ninguna información acerca de la constitución física del sistema. En consecuencia, muchos sistemas disímiles, sin relación alguna entre sí, pueden estar representados por el mismo diagrama de bloques. (Ogata, 1993)

2.4.2. Gráficos de flujo de señal.

Un gráfico de flujo de señal es un diagrama que representa un conjunto de ecuaciones algebraicas lineales simultáneas. Al aplicar el método de gráficos de flujo de señal al análisis de sistemas de control, primero hay que transformar las ecuaciones diferenciales lineales en ecuaciones algebraicas en s.

Un gráfico de flujo de señal consiste en una red en la cual los nodos están conectados por ramas con dirección y sentido. Cada nodo representa una variable del sistema, y cada rama conectada entre dos nodos actúa como un multiplicador de señal. Se debe notar que la señal fluye solamente en un sentido. El sentido del flujo de señal se indica por una flecha ubicada en la rama y el factor de multiplicación aparece a lo largo de la rama. Este tipo de representación despliega el flujo de señales de un punto de un

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

46

sistema a otro y da las relaciones entre las señales.

Un gráfico de flujo de señal contiene esencialmente la misma información que un diagrama de bloques. Si se utiliza un gráfico de flujo de señal para representar un sistema de control, puede usarse una fórmula de ganancia, denominada fórmula de ganancia de Mason, para obtener las relaciones entre las variables del sistema sin necesidad de efectuar la reducción del gráfico. En la figura No. 02 se muestra un ejemplo de un gráfico de flujo de señal. (Ogata, 1993)

x4 Nodos mixtos Nodo de entrada (fuente) d a x2 b x3 1 x3 x1 Nodo
x4
Nodos mixtos
Nodo de entrada
(fuente)
d
a
x2
b
x3
1
x3
x1
Nodo de entrada
(fuente)
Nodo de salida
(sumidero)

c

Figura 02. Ejemplo de un gráfico de flujo de señal. Fuente: (Ogata, 1993).

2.5. Principios básicos de diseño de sistemas de control.

2.5.1. Requisitos generales.

Todo sistema de control debe ser estable. Esto es un requisito básico. Además de estabilidad absoluta, un sistema de control debe tener una estabilidad relativa razonable; es decir, la respuesta debe mostrar un amortiguamiento razonable. Asimismo, la velocidad de respuesta debe ser razonablemente rápida, y el sistema de control debe ser capaz de reducir los errores a cero, o a un valor pequeño tolerable. Cualquier sistema de control, para ser útil, debe satisfacer estos requisitos. (Ogata,

1993)

2.5.2. Teoría de control moderna versus clásica.

La

teoría

de

control

clásica

utiliza

extensamente

el

concepto

de

función

de

transferencia. Se realiza el análisis y el diseño en el dominio de s y/o el dominio de la

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

47

frecuencia. La teoría de control moderna, que está basada en el concepto del espacio de estado, utiliza extensamente el análisis vectorial-matricial. El análisis y el diseño se realizan en el dominio del tiempo.

La teoría de control clásica brinda generalmente buenos resultados para sistemas de control de una entrada y una salida. Sin embargo, la teoría clásica no puede manejar los sistemas de control de múltiples entradas y múltiples salidas.

Se debe resaltar que los métodos de diseño clásicos de sistemas de control ponen énfasis en la comprensión física y utilizan menos matemáticas que los métodos de control modernos. En consecuencia, los métodos de control clásicos o convencionales son más fáciles de entender. (Ogata, 1993)

2.5.3. Modelado matemático.

Los componentes que abarcan los sistemas de control son muy diversos. Pueden ser electromecánicos, hidráulicos, neumáticos, electrónicos, etc. En ingeniería de control, en lugar de operar con dispositivos o componentes físicos, se les reemplaza por sus modelos matemáticos.

Obtener un modelo matemático razonablemente exacto de un componente físico es uno de los problemas más importantes en ingeniería de control. Se debe notar que para ser útil, un modelo matemático no debe ser ni muy complicado ni excesivamente simple. Un modelo matemático debe representar los aspectos esenciales de un componente físico. Las predicciones sobre el comportamiento de un sistema, basadas en el modelo matemático, deben ser bastante precisas.

Se debe notar también que dados varios sistemas aparentemente diferentes, pueden representarse todos estos por el mismo modelo matemático. El uso de tales modelos matemáticos permite a los ingenieros de control desarrollar una teoría de control unificada. En ingeniería de control se usan ecuaciones diferenciales lineales, invariantes en el tiempo, funciones de transferencia y ecuaciones de estado, para modelos matemáticos de sistemas lineales, invariantes en el tiempo y de tiempo continuo.

Aunque las relaciones de entrada-salida de muchos componentes son no-lineales,

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

48

normalmente esas relaciones se linealizan en la vecindad de los puntos de operación, limitando el rango de las variables a valores pequeños. Obviamente, tales modelos lineales son mucho más fáciles de manejar, tanto analíticamente como por computadora. (Ogata, 1993)

2.5.4. Análisis y diseño de sistemas de control.

Al llegar a este punto es deseable definir qué significan los términos análisis, diseño, análisis de respuesta transitoria, y otros. Por análisis de un sistema de control se entiende la investigación, bajo condiciones especificadas, del comportamiento de un sistema cuyo modelo matemático se conoce. Como cualquier sistema consta de componentes, el análisis debe comenzar con una descripción matemática de cada componente. Una vez que se ha elaborado un modelo matemático del sistema completo, la forma en que el análisis se lleva a cabo es independiente de si el sistema físico es neumático, eléctrico, mecánico, etc.

Por análisis de respuesta transitoria se entiende generalmente la determinación de la respuesta de una planta a señales y perturbaciones de entrada. Por análisis de respuesta en estado estacionario significa la determinación de la respuesta tras la desaparición de la respuesta transitoria.

Por diseño de un sistema, se entiende hallar uno que cumpla una tarea dada. Si las características de respuesta dinámica y/o de estado estacionario no son satisfactorias, se debe agregar un compensador al sistema. En general, el diseño de un compensador adecuado no es directo, sino que requiere procedimientos de tanteo.

Por síntesis se entiende encontrar, mediante un procedimiento directo, un sistema de control que se comporte de un modo específico. Generalmente, tal procedimiento es totalmente matemático de principio a fin del proceso de diseño. Se dispone de procedimientos de síntesis para el caso de sistemas lineales y para sistemas lineales de control óptimo.

En años recientes, las computadoras digitales han jugado un importante papel en el análisis, diseño y operación de sistemas de control. La computadora puede utilizarse para efectuar los cálculos necesarios, para simular los componentes de un sistema o

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

49

una planta, o para controlar un sistema. El control por computador ha llegado a ser de uso común, y muchos sistemas de control industrial, de control de vuelo, y de sistemas de control de robot, utilizan controladores digitales. (Ogata, 1993)

3. Revisión de la literatura.

Se puede empezar este punto indicando la existencia de un proyecto de investigación desarrollado en la Universidad Autónoma de México (U.N.A.M.), titulado Programa Universitario de Energía (P.U.E.), realizado en dicha institución durante el período de Enero a Diciembre de 1996 (Universidad, 1996). El objetivo principal consistió en lo siguiente: “Proveer el marco de referencia en el que la Universidad encuadre sus acciones de investigación y desarrollo, de formación de personal y de asesoría y vinculación a los otros sectores del país, en el campo de la energía” (Universidad, 1996, s/p). Este estudio comprendió una serie de subprogramas; el que más destaca (relacionado al presente proyecto de investigación) es el proyecto La UNAM: un modelo nacional de eficiencia energética, cuyos objetivos fueron:

Disminuir

el

gasto

monetario

a

consecuencia

del

consumo

eléctrico

de

la

Universidad, sin afectar la calidad de los servicios que allí se prestan.

Establecer una iluminación adecuada en todas las áreas del recinto universitario.

Usar racionalmente la energía eléctrica, promoviendo estándares de instalaciones de equipos eléctricos.

Y lo más importante: impulsar una concientización global que logre el uso racional de la energía por parte de la comunidad universitaria.

Dicho trabajo ha sido realizado con la participación de profesores, alumnos y pasantes de la UNAM. En este proyecto se realizaron actividades tales como:

Medición del consumo eléctrico de todas las dependencias de la UNAM.

Actualización de planos eléctricos (debido a la inexistencia o a la condición de obsoletos de ciertos planos).

Elaboración de manuales técnicos para lograr el uso eficiente de energía en las

dependencias universitarias.

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

50

Es de notar que dicho proyecto también buscaba ciertas reformas de los distintos procesos de administración de energía eléctrica exteriores a la UNAM, pero que de alguna u otra manera le afectaban directa o indirectamente, tales como:

Estudio de la factibilidad de la modificación de la jornada laboral en la Ciudad de México.

Estudio de la viabilidad del uso de la energía solar en la zona metropolitana en sustitución del Gas Licuado proveniente del Petróleo.

Estudio y seguimiento al efecto del cambio de horario de verano impuesto por la República de México para indagar sobre sus consecuencias reales en el consumo eléctrico de la UNAM.

El proyecto abarcó la organización de una serie de cursos y seminarios destinados a dar a conocer a diversos sectores nacionales e internacionales sobre sus objetivos primarios en materia de energía eléctrica, en lugares nacionales tales como: México (D.F.), Guadalajara, Toluca, Acapulco y Cancún; y en lugares internacionales, tales como: Dallas y Boston (Estados Unidos), Nassau (Bahamas), BudaPest (Hungría), Amsterdam (Holanda), Copenague y Elsingore (Dinamarca), Montevideo (Uruguay), y Kusadasi (Turquía).

En líneas generales, dicho proyecto se basó en la sustitución de elementos eléctricos (tales como: luminarias, equipos de refrigeración, etc.) por equipos de mayor eficiencia eléctrica, lo cual trae como consecuencia un menor consumo energético. Aunque se puede destacar la elaboración y puesta en marcha de un sistema de monitoreo en tiempo real implantado en computadoras personales (PC), pero con el objetivo de recabar datos con la mayor precisión posible para conocer en un primer momento el consumo real energético de la UNAM. Una vez más, la política de la sustitución se hizo presente en investigaciones de este tipo, observando por ende muy poco o ningún interés en diseñar y establecer sistemas automatizados que brinden por sí mismos un ahorro energético por motivo de un uso eficiente de equipos eléctricos controlados en todo momento.

El aporte de esta investigación al presente proyecto se basa solamente en la serie de objetivos generales propuestos por dicha investigación, los cuales, a pesar de ser

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

51

metas alcanzables sin la intervención de sistemas de control automatizados, son totalmente válidos y necesarios, ya que persiguen el mismo fin que este proyecto:

lograr la optimización del consumo energético.

Existe otro estudio realizado en la región oriental de Venezuela, titulado: Programa de ahorro de energía eléctrica en los sistemas de iluminación del instituto universitario de

tecnología José Antonio Anzoátegui, Anaco (IUTJAA) (Veltri, 2002), desarrollado en el instituto indicado en el título mismo durante el año 2002. Allí se expone de una forma muy detallada y magistral el problema del gasto energético existente a nivel mundial, y muy específicamente a nivel nacional, especialmente en el momento de la realización de dicho estudio (año 2002), en donde la generación de la energía eléctrica confrontaba una grave crisis debido a las condiciones adversas del clima nacional para aquel momento (períodos muy prolongados de ausencia de lluvias). Se enmarcó muy profundamente en el ámbito del instituto José Antonio Anzoátegui, en la ciudad de Anaco, indicando sus necesidades en materia de ahorro energético y las deficiencias que existían que impedían lograr un adecuado uso de la electricidad dentro del recinto universitario.

El objetivo general de dicha investigación se basó en el diseño de un programa de ahorro de energía eléctrica en los sistemas de iluminación de dicho instituto. Abarcó los siguientes objetivos específicos:

Diagnóstico del sistema de energía eléctrica de iluminación actual.

Descripción de los equipos de iluminación más adecuados a ser utilizados.

Establecimiento y delimitación de los lineamientos del programa para el ahorro de energía en el IUTJAA.

El autor de dicho trabajo de investigación elaboró un inventario exhaustivo acerca de todo tipo de luminarias existentes en las instalaciones del IUTJAA, así como también llevó a cabo una evaluación del sistema eléctrico que dicho instituto poseía. Encontró graves deficiencias en este último aspecto, por motivo del descuido y la desorganización imperante en materia de infraestructura, lo cual incidía en el gasto excesivo de la institución y en la imagen académica y corporativa de la misma, tal como se señala: “Otra de la problemática que se presenta en la institución y que ocasiona

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

52

gasto de energía eléctrica, corresponde al desbalance de los circuitos de distribución, que originan una corriente por el conductor neutro, trayendo como consecuencia pérdida de energía” (Veltri, 2002, s/p); además, también se indica lo siguiente:

“…el deterioro de las instalaciones eléctricas del IUTJAA, Anaco, y la deficiencia en cuanto a la iluminación hace que la misma no cumpla con la visión que tiene planteada” (Veltri, 2002, s/p).

El hecho de haberse llevado a cabo un inventario de forma totalmente intensiva y absoluta le permitió descubrir el tipo de luminarias mayoritariamente existentes, tal como lo reseña la investigación: “son del tipo convencional, es decir, de efectividad relativamente baja y de alto consumo, porque están formadas por tubos fluorescentes de 40 W” (Veltri, 2002, s/p), así como también su cantidad exacta, y su costo de operación y mantenimiento. También realizó un análisis de los demás equipos eléctricos instalados en el IUTJAA, encontrándose que las luminarias significaban más de la mitad del consumo eléctrico, seguidas de los equipos de aire acondicionado.

Con este hallazgo se podrá indagar en la presente investigación (mediante cuestionarios que serán aplicados a familias e instituciones de la ciudad de Maracaibo) sobre la importancia del control de las luces y la refrigeración ambiental en hogares y oficinas, ya que, es muy probable que dicho patrón de existencia y uso de equipos eléctricos también se repita en esta ciudad. Esto consiste en una de las principales aportaciones de investigación de Veltri al presente proyecto: proveer, entonces, de un lineamiento a seguir en cuanto a metodología se refiere; lo cual se traduce en la indagación de cuáles son los principales equipos eléctricos que mayoritariamente consumen electricidad.

Con esto, la investigación previa efectuada en el IUTJAA reforzó el planteamiento de su problema y sus objetivos específicos, demostrando científicamente y colocando en evidencia a la principal causa del gasto eléctrico: las luminarias. Se indicó además lo siguiente: “…existe un descontrol en cuanto al apagado de las luces en la institución” (Veltri, 2002, s/p).

Por tal motivo, se realizó un estudio completo sobre el consumo (en vatios) de cada una de las luminarias existentes, y se estudió la posibilidad de sustituirlas por otras de mayor eficiencia eléctrica (con una mayor iluminación pero con un menor consumo de

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

53

energía). También se indicó el impacto económico que dicha sustitución acarrearía al IUTJAA, pero con beneficios a mediano y a largo plazo en todos los aspectos cotidianos del instituto.

El programa propuesto por el investigador para alcanzar las metas de un efectivo ahorro de energía eléctrica en dicho instituto se fomentó en los siguientes aspectos:

Uso de luminarias más eficientes, mediante la adquisición e instalación de luces fluorescentes compactas de mayor rendimiento y menor consumo.

Apagado automático de las luminarias, mediante la instalación y uso de sensores

de ocupación

en

las oficinas

y salones

de

clases

(es decir:

en los lugares más

concurridos).

Mantenimiento de las luminarias, mediante una serie de cambios de lámparas en grupos al 70 % u 80 % de su vida promedio esperada, y efectuándose también una limpieza programada de dichas lámparas que, de no realizarse así, se podría ocasionar entonces un mayor consumo innecesario.

Sistema de iluminación eficiente, basado en el aprovechamiento total del diseño arquitectónico actual; diseño bajo normas, uso apropiado de lámparas, balastos adecuados y separación de circuitos.

Consideraciones generales, las cuales se toman muy en cuenta para conseguir que el proyecto en su totalidad logre sus fines ahorrativos y no se estanque o se derrumbe como una novedad pasajera diseñada sin bases sólidas y concretas. Por este último motivo se plantearon los siguientes puntos:

1.- Una auditoría (de forma periódica y completa) del uso de la energía eléctrica en todas las instalaciones.

2.- Una lista de control para la administración de la energía eléctrica.

3.- Disponibilidad constante y permanente de las diferentes medidas para el ahorro que pueden aplicarse en el instituto (tal como la concientización, en todo momento, del personal trabajador sobre este asunto tan urgente).

Como puede observarse, la única automatización llevada a cabo en dicha investigación

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

54

consistió en la utilización de sensores de ocupación de forma aislada en cada luminaria o grupo de luminarias relacionadas. De resto, gran parte de la propuesta se basó en la sugerencia enfocada hacia la utilización de luces de menor consumo, por medio de un programa de sustitución de luminarias, y un estudio técnico de la factibilidad de dicha sustitución (costos y beneficios). Ahora bien, la investigación propuesta (Sistema de Control Mediante el Uso del Computador para la Optimización del Consumo Eléctrico en el Hogar y la Oficina) apoyará y se apegará a todas las recomendaciones expuestas en el trabajo mencionado (y también en el anterior, referente a la UNAM), pero tratando de ir un poco más adelante, insertándose en el campo del control y de la administración automática de los equipos eléctricos que más consumen electricidad.

4. Sistema de Variables.

Las

Variables

que existirán

en

el presente

proyecto de

investigación

serán las

siguientes:

 

1) Ahorro Eléctrico.

2) Sistema de Control Automatizado.

  • 4.1. Definición de las variables.

4.1.1. Ahorro Eléctrico.

Existen muchas maneras de definir exactamente lo que significa Ahorro Eléctrico. Puede ser también conocido dicho concepto como Ahorro Energético, en vista de que gran parte de la Energía que se utiliza hoy en día se presenta en forma de Energía Eléctrica.

A continuación se presentarán diversas definiciones conceptuales de este concepto, provenientes, cada una, de diversos autores.

Según Agencia (2004), “Ahorrar Energía significa proteger el medio ambiente y mirar por nuestro bien. Significa tener buenos hábitos y equipos eficientes” (Agencia, 2004, s/p).

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

55

Ahora bien, el Tecnológico de Monterrey define: “ahorrar energía no significa vivir en la oscuridad, sino moderar su consumo” (Monterrey, 2005, s/p). También indica: “Debido a la facilidad con que podemos usarla [a la energía eléctrica], hay ocasiones en que olvidamos el inmenso valor que tiene. Pensemos en la economía familiar: el mal uso de los aparatos electrodomésticos da por resultado un elevado pago de luz” (Monterrey, 2005, s/p).

También se encuentra que Ayuntamiento[2] (2002) indica lo siguiente: “La energía eléctrica no contamina cuando la consumimos, pero su producción y distribución sí causan impactos en el medio ambiente. Ahorrar energía también significa conservar la naturaleza” (Ayuntamiento[2], 2002, s/p).

Servicio (2004) establece lo siguiente:

"El uso eficiente de los aparatos eléctricos no significa disminuir nuestra calidad de vida, por el contrario, se trata de reflexionar y hacer un cambio de hábito y actitud que favorezca una mayor eficiencia en el uso de la energía, la protección de la economía familiar y la preservación de nuestro entorno natural. En concreto, significa optimizar el uso de cada artefacto, por ejemplo, usar la lavadora con carga completa, planchar una vez a la semana, apagar las luces que no se están utilizando, calibrar a la temperatura necesaria el refrigerador y evitar abrirlo excesivamente. No olvide que los artefactos que producen calor consumen más electricidad" (Servicio, 2004, s/p).

Sin embargo, Quito (2005) no define explícitamente en qué consiste el ahorro eléctrico, aunque establece 4 justificaciones para llevar a cabo un ahorro de energía eléctrica:

Disminuir los efectos negativos de un estiaje haciéndolos menos severos en el

sector eléctrico.

Bajar el valor a pagar de la planilla por consumo de luz.

Disminuir la contaminación.

Modular la curva de carga.

Por tal motivo, y según lo antes expuesto, para el presente proyecto de investigación, se definirá el Ahorro Eléctrico (o Ahorro Energético, como quiera llamarse) de forma operacional tal como sigue: aquel proceso o conjunto de procesos que induzca en las personas e instituciones practicar buenos hábitos y actitudes con respecto al buen uso

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

56

de la Electricidad, que redunde en una mayor eficiencia en el uso de la energía, protegiéndose efectivamente la economía familiar y/o empresarial y preservando el entorno natural. Sus metas no sugieren vivir a oscuras o disminuir la calidad de vida actual: por el contrario, consiste en velar adecuadamente por el bien común, preservando la naturaleza (logrando una disminución de la contaminación) mediante la optimización del uso de cada artefacto eléctrico a través del consumo de solamente lo necesario (optimización especialmente enfocada en aquellos que producen gran cantidad de calor, los cuales consumen más electricidad).

La no ejecución de este conjunto de procesos y/o actividades acarrearía un innecesario gasto monetario, y al mismo tiempo también un progresivo deterioro del medio ambiente.

4.1.2. Sistema de Control Automatizado.

Se presentarán, seguidamente, una serie de definiciones conceptuales postuladas por diversos autores.

El Nuevo Diccionario Enciclopédico Ilustrado define a un sistema como: “Conjunto de elementos relacionados de modo que constituyen un todo estructurado” (Nuevo, 1981).

Velez (2003) describe a un sistema de la siguiente manera: “conjunto de elementos en interacción. Énfasis en aspectos generales y en las interacciones entre las partes que lo integran” (Velez, 2003, s/p).

En cuanto al concepto de control, el Diccionario General de la Lengua Española Vox lo define así: “Comprobación, inspección, intervención; dirección, mando, regulación” (Spes, 2002, s/p).

Por otro lado, el Nuevo Diccionario Enciclopédico Ilustrado define la palabra control como lo siguiente: “Inspección, fiscalización, intervención. Dominio, mando” (Nuevo,

1981).

Ahora bien,

un sistema de control es definido por Velez (2003) como: “Sistema

diseñado para lograr el comportamiento deseado de un proceso. Puede ser realimentado o prealimentado, continuo o discreto, en lazo abierto o cerrado, manual o

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

57

automático” (Velez, 2003, s/p).

Según este orden de ideas, y luego de un conveniente análisis crítico, se definirá entonces (de forma operacional) a un sistema de control automatizado como: aquel conjunto de elementos relacionados que interactúan entre sí para comprobar, inspeccionar y regular constantemente el estado de una serie de elementos que se encuentran bajo su mando, con el fin de dirigir a éstos para cumplir con un conjunto de lineamientos previamente definidos. No requieren intervención del hombre para poder funcionar: sólo necesitan una programación previa (prealimentados) para establecer estos lineamientos o pautas de control; pueden valerse de una realimentación para ajustarse dinámicamente a los cambios en el estado de dichos elementos dirigidos.

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

58

4.2. Operacionalización de las variables.

 

Objetivo General

 

Diseñar un sistema de control programable (mediante horarios) e inteligente (mediante detección de presencia de personas), lo suficientemente asequible para el usuario común, que permita establecer el encendido y apagado de los principales equipos eléctricos presentes en el hogar y/o la oficina sólo en los momentos deseados, logrando así la optimización del consumo eléctrico en dichos sitios.

Objetivos Específicos

Variable

 

Dimensión

 

Indicadores

  • a) Determinar el consumo

 

Consumo de

Clasificación de equipos

real promedio de los

electricidad.

eléctricos.

equipos eléctricos

Hogar.

Cantidad de consumo

comúnmente presentes en hogares y oficinas.

Ahorro Eléctrico

Oficina.

(Vatios/Hora). Uso racional.

 

Sustitución de equipos ineficientes.

  • b) Analizar el

 

Detector

Clasificación de detectores.

funcionamiento de

electrónico de

Tecnologías utilizadas en

periféricos electrónicos

movimiento.

estos.

detectores de movimiento

 

Modo de uso.

humano.

Requerimientos técnicos y económicos.

  • c) Seleccionar la interfaz

Comunicación

Comunicaciones remotas.

más adecuada que permita

entre aparatos

Cableados.

una comunicación fácil y confiable entre el computador y los equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

eléctricos.

Tecnologías y protocolos utilizados.

  • d) Diseñar un subsistema

Simulación de

Tipos de simulaciones.

de simulación de presencia

Sistema de

presencia en

Utilidad de las simulaciones.

mediante el encendido y

Control

ambientes

Seguridad en hogares y

apagado aleatorio de los

Automatizado

interiores.

oficinas.

principales equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

 

Patrón de uso de equipos eléctricos.

  • e) Desarrollar un sistema de

Sistema de

Elaboración de Horarios.

control por software,

control.

Análisis de requerimientos

programable mediante

Software.

principales.

horarios predefinidos por el

Diseño de la solución.

usuario.

Implementación (codificación) de la solución.

  • f) Realizar el acoplamiento

Interconexión de

Unión de tecnologías.

entre el sistema de control

sistemas con

Pruebas en ambientes reales.

por software desarrollado y

equipos

Medición del desempeño.

los principales equipos eléctricos existentes en el hogar y la oficina.

controlables.

 

Tabla No 03. Operacionalización de las Variables. Fuente: (Becerra, 2005)

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

59

5. Definición de Términos Básicos.

Acoplamiento: Unión de piezas, aparatos, motores, circuitos eléctricos, etc., para combinar o sumar sus efectos (Nuevo, 1981).

Curva de carga: es una representación gráfica de la potencia demandada en función del tiempo. El área bajo la curva de dicha gráfica representa la energía consumida en ese período. Existen zonas de la curva más pronunciadas, a las que se denominan picos (en las que el requerimiento de potencia es mayor) y otras depresiones denominadas valles. Una curva modulada es una gráfica en la que tratamos de desplazar los picos hacia los valles de modo de volverla horizontal y evitar las horas pico (Quito, 2005, s/p).

Hora pico: existen ciertas horas del día en que la producción de energía eléctrica resulta más costosa, por cuanto aumenta el consumo por el aumento de electrodomésticos, focos, letreros luminosos, iluminación pública, industria, comercio, etc.; y es necesario que entren en operación generadores de energía eléctrica alimentados con derivados del petróleo, por períodos de tiempo cortos (3 o 4 horas), que ayuden a las centrales de generación hidráulica que generan electricidad a partir de la fuerza del agua represada, que mueve las turbinas de dichas centrales. Los generadores adicionales, encendidos temporalmente, permiten satisfacer el aumento de la demanda y el consumo. En otras palabras, se necesita de una mayor cantidad de agua, así como de combustible fósil (diesel y/o bunker) en los momentos críticos (horas picos), lo cual trae como consecuencia aumento de los costos. También se le llama pico de demanda (Quito, 2005, s/p).

Energía Eléctrica: es un concepto asociado al tiempo y a la potencia nominal de una determinada carga eléctrica. La unidad de medida de la energía eléctrica es el kilovatio-hora o kWh (ICE, 2001, s/p).

Estiaje: Nivel más bajo que tienen las aguas de un río, laguna, etc., en épocas de sequía. Período que dura este nivel bajo (Nuevo, 1981).

Obsoleto: Anticuado, inadecuado a las circunstancias actuales (Nuevo, 1981).

Óptimo: Muy bueno, que no puede ser mejor (Nuevo, 1981).

CAPÍTULO II. MARCO TEÓRICO

60

Potencia eléctrica: es la velocidad a la

cual se obtiene o se gasta

la energía como

energía térmica en un circuito. Está dada por la ecuación: P=W / t ; donde W es el

trabajo hecho por una fuente de voltaje con un potencial V sobre una carga q (W = q.V) (Wilson, 1996).

Temporizador: es un circuito que se utiliza para activar aparatos u otros circuitos durante un tiempo determinado. Una vez que ha transcurrido ese tiempo, el circuito se apaga. Tiene múltiples aplicaciones: para activar una máquina durante un período de tiempo y luego apagarla, en el hogar, para la cocina, en fotografía, en juguetes electrónicos, y muchas más (CEKIT, 1993).

CAPÍTULO III

MARCO METODOLÓGICO

1. Tipo de Investigación.

El presente proyecto de tesis se desarrollará según el tipo de investigación Proyecto Factible, motivado por las siguientes razones: Balestrini (2001) describe a los proyectos

factibles de la siguiente forma: “Este tipo de estudios

...

...

sustentados

en un modelo

operativo de una unidad de acción, están orientados a proporcionar respuestas o soluciones a problemas planteados en una determinada realidad: organizacional, social, económica, educativa, etc.” (p. 8).

Más adelante continúa esta autora indicando que, en esta clase de proyectos, primeramente se realiza un diagnóstico de la situación presente del problema a ser a ser abordado, seguido de una completa recolección de todas las necesidades existentes en dicha situación, de tal forma que se delimite de esta manera la propuesta final a ser presentada, y se haga una adecuada formulación del modelo operativo correspondiente a todo aquello que exija el problema elegido; tal como lo indica:

“...la

delimitación de la propuesta final pasa inicialmente por la realización de un

diagnóstico de la situación existente y la determinación de las necesidades del hecho estudiado, para formular el modelo operativo en función de las demandas de la realidad abordada” (Balestrini, 2001, p. 8).

Además, el problema planteado en este proyecto de investigación, referente al diseño e implantación de un sistema de control para lograr la optimización del consumo eléctrico, sugiere que se ejecute bajo la modalidad de proyecto factible debido a que dicho sistema solucionará el problema de la carencia y/o ausencia de este tipo de control en diversos establecimientos e instituciones zulianas (en este caso, en hogares y oficinas), lo cual conlleva a un gasto energético exagerado y descontrolado.

Se puede observar la simple relación existente entre la realidad problemática de índole social, económica y cultural (que consiste en el derroche de energía eléctrica motivado por un total descontrol del uso de equipos eléctricos) y la solución a dicho problema, la cual consiste en el sistema a ser desarrollado e implementado en este proyecto, para eliminar y/o reducir la problemática encontrada. Esto indica, de forma muy clara, una perfecta vinculación entre estos dos elementos que sólo puede ser expresada mediante una investigación del tipo: proyecto factible.

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

62

Por tal motivo, el diagnóstico de la situación problema y la determinación de las necesidades existentes se efectuarán en este proyecto de una forma rigurosa y metódica, para así delimitar los alcances y limitaciones del sistema a ser propuesto.

2. Modalidades del Estudio o Diseño de Investigación.

Balestrini (2001) define al diseño de investigación como:

“...plan

global que guía el

proceso de recolección, procesamiento y análisis de los datos dentro de un estudio; a partir del cual se integran y relacionan los objetivos con las técnicas de recolección de los datos y los análisis previstos” (p. 8).

De la misma forma, esta autora señala que existe una variedad de formas de clasificar

a los diseños de investigación, “

pero

de manera primaria, en relación al tipo de datos

... que se deben recolectar, estos se pueden clasificar en diseños de campo y diseños

bibliográficos” (Balestrini, 2001, p. 131).

Además, también se indica por ella misma, que los estudios exploratorios, descriptivos, diagnósticos, evaluativos, los causales y los proyectos factibles siempre se situarán dentro de los diseños de campo.

Un diseño de campo se puede definir como:

“...una

relativa y circunscrita área de estudio, a través de la cual los datos se

recogen de manera directa de la realidad en su ambiente natural, con la aplicación de determinados instrumentos de recolección de información, considerándose de esta forma que los datos son primarios; por cuanto se recogen en su realidad cotidiana natural observando, entrevistando o interrogando a las personas vinculadas con el problema investigado” (Balestrini, 2001, p. 8).

Además, este tipo de diseños permiten:

“profundizar en la comprensión de los hallazgos encontrados con la aplicación de los instrumentos; y proporcionarle al investigador una lectura de la realidad objeto de estudio más rica en cuanto al conocimiento de la misma, para plantear hipótesis futuras en otros niveles de investigación” (Balestrini, 2001, p. 132).

A

su

vez, los diseños

de

campo se pueden

subdividir en experimentales y no

experimentales. Los proyectos factibles se ubican en el tipo de diseño de campo no

experimental, debido a que:

“...se

observan los hechos

estudiados tal como se

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

63

manifiestan en su ambiente natural, y en este sentido, no se manipulan de manera intencional las variables” (Balestrini, 2001, p. 132).

Por tal motivo, se puede afirmar que la presente investigación corresponde a un diseño de investigación enmarcada bajo la modalidad de diseño de campo no experimental (gracias a su condición de ser una investigación del tipo proyecto factible), ya que, efectivamente, se requerirá de una recolección de datos de manera directa en el ambiente natural en donde ocurre el problema (gasto energético en hogares y oficinas zulianas), indagando y preguntando a los entes protagonistas del problema sobre la manera en la cual ocurre el fenómeno en sus realidades cotidianas, mediante el uso de técnicas e instrumentos de recolección de datos definidos posteriormente en este capítulo.

Las variables propuestas con las cuales se trabajará (Ahorro Eléctrico y Sistema de Control Automático) no se manipularán a voluntad en la investigación (lo cual permitiría que se pudieran observar, detallar y explicar las consecuencias de cada tipo de manipulación). Simplemente dichas variables se encontrarán en un estado de cosas determinado por la realidad presente, y se espera que con la solución a ser propuesta se logre solucionar el problema existente en dicha realidad. Se puede corroborar que no se desea modificar el estado actual de dichas variables: por el contrario, se trabajará con los valores y parámetros de cada una para construir, a partir de ellas, una respuesta al problema en particular.

Es importante aclarar que el diseño de campo no experimental será del modo transeccional, debido a que se describirán las variables tal y como se manifiestan en la realidad, tomando en cuenta su interrelación y su incidencia; además, se efectuará una recolección de datos en una única oportunidad (es decir: en un sólo momento) (Balestrini, 2001). A diferencia de los diseños de campo no experimentales del modo longitudinal, los cuales recaban datos en diferentes períodos de tiempo, para que, de esa manera, se puedan observar los cambios producidos en relación a las variables estudiadas (mediante el análisis de, por ejemplo, valores anteriores y valores actuales; o mediante el descubrimiento de una tendencia de valores).

Además, será del tipo transeccional descriptivo, el cual permite

“...indagar

la incidencia

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

64

y los valores como se manifiesta una o

más

variables

estudiadas

en

una

determinada situación” (Balestrini, 2001, p. 133).

3. Población de la Investigación.

Chávez define a la población de una investigación como: “

el

universo de la

... investigación, sobre el cual se pretende generalizar los resultados. Está constituida por características o estratos que le permiten distinguir los sujetos, unos de otros” (p. 162).

Dicha población de la presente investigación estará integrada por todos los hogares y empresas existentes en la ciudad de Maracaibo. Se están indicando entonces dos poblaciones de estudio: aquella constituida únicamente por los hogares (lo cual incluye:

casas, quintas, apartamentos, vecindades, etc.), y aquella que abarca únicamente a las empresas e instituciones (en donde se considerarán: clínicas, hospitales, institutos de educación, bancos, edificios gubernamentales, etc.).

Indiscutiblemente, estas poblaciones son extremadamente grandes (especialmente la primera): si se estima un promedio de cinco personas por cada hogar unifamiliar (es decir: donde solamente habita 1 familia), consistiendo éstas por: el padre, la madre y tres hijos; y dado que la población actual de la ciudad de Maracaibo es, aproximadamente, de 2 millones de habitantes (ya que existían para el año 2002 la cantidad de 1.706.547 habitantes según (Venezuela)); se estaría hablando entonces de aproximadamente 400.000 hogares marabinos.

Mientras tanto, el número de empresas e instituciones (todas con una alta cantidad de oficinas y salas de trabajo) se encuentra constituida aproximadamente por 1185 (Verdejo, 2005). Este último dato corresponde a las empresas de la categoría Contribuyentes Especiales (las cuales consisten en instituciones que poseen una infraestructura considerable, ya que poseen, cada una de ellas, más de 30.000 unidades tributarias); ofrecido por el Seniat a comienzos del año 2005. Sin embargo, esta no sería la cantidad total de empresas existentes en la ciudad, primeramente porque el dominio del Seniat abarca a todo el estado Zulia. Además, es muy probable que las instituciones registradas en el Seniat difieran a las registradas en otros organismos, tales como la Cámara de Comercio de Maracaibo o la Cámara de

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

65

Industriales del Estado Zulia. Pero el dato de las poblaciones de empresas en esas cámaras no pudo obtenerse.

La primera población objeto de estudio corresponde a una población infinita, entendida esta por aquella que supera las 100.000 unidades (Chávez, 1997). Mientras que la segunda población encaja perfectamente en una población catalogada finita (de menos de 100.000 elementos).

4. Muestra de la Investigación.

Se entiende por muestra como:

“...una

porción representativa de la población, que permite generalizar sobre ésta

los resultados de una investigación. Es la conformación de unidades, dentro de un subconjunto, que tiene por finalidad integrar las observaciones (sujetos, objetos, situaciones, instituciones u organizaciones o fenómenos) como parte de una población. Su propósito básico es extraer información que resulta imposible de estudiar en la población, porque ésta última incluye la totalidad” (Chávez, 1997, p.

164).

El tamaño de muestra adecuado se calculará utilizando un procedimiento sencillo y netamente científico, llamado Tabla para la determinación de una muestra, de Arkin y Colton (1956) (Chávez, 1997, p. 165). Esta tabla permite realizar dicho cálculo para márgenes de error de 1%, 2%, 3%, 4%, 5% y 10%, en poblaciones que van desde las 500 unidades hasta las 100.000, incluso también indica el tamaño de muestra para una población infinita. Este instrumento servirá para aplicarse tanto a la población referente a la cantidad total de hogares marabinos (población infinita), como también a la población referente a la cantidad de empresas e instituciones de la ciudad de Maracaibo (población finita).

A continuación, se mostrará dicha tabla:

Amplitud de

 

la Población

Amplitud de la muestra para márgenes de error abajo indicados

 

1%

2%

3%

4%

5%

10%

500

--

--

--

--

 
  • 222 83

1000

--

--

--

385

 
  • 286 91

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

66

Amplitud de

 

la Población

Amplitud de la muestra para márgenes de error abajo indicados

 

1%

2%

3%

4%

5%

10%

1500

--

--

638

441

 
  • 316 94

2000

--

--

714

476

 
  • 333 95

2500

--

 
  • 1250 769

500

 
  • 345 96

3000

--

 
  • 1364 811

517

 
  • 353 97

3500

--

 
  • 1458 843

530

 
  • 359 97

4000

--

 
  • 1538 870

541

 
  • 364 98

4500

--

 
  • 1607 891

549

 
  • 367 98

5000

--

 
  • 1667 909

556

 
  • 370 98

6000

--

 
  • 1765 938

566

 
  • 375 98

7000

--

 
  • 1842 959

574

 
  • 378 99

8000

--

 
  • 1905 976

580

 
  • 381 99

9000

--

 
  • 1957 989

584

 
  • 383 99

10000

5000

 
  • 2000 1000

588

 
  • 385 99

15000

6000

 
  • 2143 1034

600

 
  • 390 99

20000

6667

 
  • 2222 1053

606

 
  • 392 100

25000

7143

 
  • 2273 1064

610

 
  • 394 100

50000

8333

 
  • 2381 1087

617

 
  • 397 100

100000

9091

 
  • 2439 1099

621

 
  • 398 100

INFINITO

10000

 
  • 2500 1111

625

 
  • 400 100

Tabla No 04. Tabla para la determinación de una muestra. Fuente: Chávez (1997)

Para ambas poblaciones, se escogerá un tamaño de muestra con un margen de error permitido de 5%.

Como puede observarse en la tabla adjunta (mostrada anteriormente), para la primera población (netamente infinita) el tamaño que dicha tabla indica es de 400 unidades, es decir, 400 hogares que se seleccionarán.

Para la segunda población (finita, de entre 1000 y 1500 unidades), el tamaño adecuado que indica dicha tabla es de 286 y 316 unidades, respectivamente; es decir, de entre 286 a 316 empresas e instituciones que serán seleccionadas. Se escogerá la cantidad de 316 elementos, ya que es preferible tomar muestras por exceso que por defecto.

Ahora bien, es necesario establecer el tipo de muestreo que será aplicado en cada una

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

67

de las 2 poblaciones existentes. El tipo de muestreo:

“...constituye

un conjunto de operaciones que realiza el investigador para

seleccionar la muestra que integrará la investigación. Es una técnica que se emplea para escoger los sujetos, objetos o fenómenos de un estudio, cuya determinación se debe insertar en el ante-proyecto o tesis de grado” (Chávez, 1997, p. 167).

El muestreo a ser utilizado será entonces del tipo aleatorio, probabilístico o al azar, entendido éste como:

“...las

muestras que se obtienen mediante procedimientos basados en la Ley de

los grandes números y cálculo de las probabilidades, eliminando posibles arbitrariedades con una determinación al azar. Es decir, todos los sujetos de la población tienen la misma probabilidad de ser incluidos en la muestra” (Chávez, 1997, p. 167).

Específicamente se trabajará con un muestreo irrestrictamente aleatorio o sin reemplazamiento, en donde cada elemento que se selecciona no se devuelve al conjunto o universo (Chávez, 1997). Es lógico que las dos muestras aquí presentadas se constituyan cada una del tipo aleatorio sin reemplazamiento, debido a que sería indeseable que un hogar, por ejemplo, sea encuestado más de una vez.

5. Técnicas o instrumentos de Recolección de Datos.

Un instrumento de recolección de datos “es cualquier recurso de que se vale el investigador para acercarse a los fenómenos y extraer de ellos información” (Reyes, 2005, s/p).

Es importante también establecer lo siguiente:

“El instrumento sintetiza en sí toda la labor previa de investigación: resume los aportes del marco teórico al seleccionar datos que corresponden a los indicadores y, por lo tanto, a las variables y conceptos utilizados; pero también sintetiza el diseño concreto elegido para el trabajo. Mediante una adecuada construcción de los instrumentos de recolección, la investigación alcanza la necesaria correspondencia entre teoría y hechos” (Reyes, 2005, s/p).

Ahora bien, existen 2 tipos de datos existentes en toda investigación: datos primarios y datos secundarios. A continuación se definirán:

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

68

“Datos primarios: son aquellos que el investigador obtiene directamente de la realidad, recolectándolos con sus propios instrumentos. Datos secundarios: son registros escritos que proceden también de un contacto con la práctica, pero que ya han sido elegidos y procesados por otros investigadores.” (Reyes, 2005, s/p).

Se pueden definir (para la presente investigación), que los datos primarios consistirán en la indagación necesaria que ha de realizarse en los hogares y establecimientos empresariales con respecto al uso de sus equipos eléctricos, con cuestiones tales como: ¿cuánto tiempo utilizan cada tipo de equipo?, ¿quién lo controla?, ¿qué cantidad de equipos poseen?, etc.

Estos datos primarios han de obtenerse mediante la aplicación de cuestionarios convenientemente diagramados, que permitan una fácil obtención de información y una rápida tabulación, organización y análisis de los elementos informativos obtenidos. Se compondrán, más que todo, de preguntas cerradas (en donde exista una serie de

opciones: sólo una de ellas podrá ser escogida por el consultado), de preguntas directas (relativas de forma inmediata a la realidad en la cual está inmerso el ente consultado) y de listas de preferencia y ordenamiento de opciones (en donde se le

presenta al sujeto en cuestión

“...una

serie de afirmaciones, frases, opciones, etc. y él

las debe ordenar según su grado de preferencia” (Reyes, 2005, s/p)).

Un cuestionario se define por Reyes (2005) como:

“un método para obtener información de manera clara y precisa, donde existe un formato estandarizado de preguntas y donde el informante reporta sus respuestas. Es un instrumento indispensable para llevar a cabo entrevistas formalizadas, pero puede usarse independientemente de éstas. En tal caso, se entregará al informante el cuestionario para que éste, por escrito, consigne por sí mismo las respuestas. Es claro que no se trata de una entrevista, pues no existe el elemento de interacción personal que la define” (Reyes, 2005, s/p).

Posee una gran ventaja operativa: involucran una gran economía del tiempo y esfuerzo que, de otra manera, ha de emplearse para obtener la información, ya que “...pueden enviarse por correo, dejarse en algún lugar apropiado o administrarse directamente a grupos reunidos al efecto” (Reyes, 2005, s/p). Pero su principal desventaja consiste en el desconocimiento (por parte del investigador) de las primeras reacciones e impresiones por parte del individuo consultado. Estas reacciones podrían ser muy

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

69

provechosas para la captación de aquellos datos que corresponden al comportamiento y actitud del sujeto frente al tema del cual se le está consultando. Además, “...las confusiones o malentendidos pueden multiplicarse, pues no existe la posibilidad de consultar sobre dudas específicas o de orientar una respuesta hacia su mayor profundización o especificación”.

“Una vez que se redacta el conjunto de preguntas que constituyen un cuestionario, es necesario revisarlas para asegurarse de su consistencia y eliminar los posibles errores y omisiones” (Reyes, 2005, s/p). Además, parte de esta revisión, que ha de realizarse de forma netamente imprescindible, consiste en la aplicación de una prueba piloto, la cual se refiere a lo siguiente: “administrar el cuestionario a un conjunto reducido de personas para calcular su duración, conocer sus dificultades y corregir sus defectos, antes de aplicarlo a la totalidad de la muestra” (Reyes, 2005, s/p).

Por otra parte, los datos secundarios (referidos al presente proyecto) consisten en todas aquellas bases teóricas que servirán de plataforma para el desarrollo del proyecto; así como también todos aquellos antecedentes existentes. Podrían consistir en todas aquellas teorías referentes al funcionamiento de cada elemento electrónico que compondrá el sistema de control automatizado a ser desarrollado. Es por ello que se definió previamente un objetivo específico que indicaba la familiarización y usos preliminares de los distintos dispositivos a ser introducidos en la propuesta del sistema a ser creado, para que, de esta manera, se pudiese alcanzar un mayor dominio de ellos: conocer sus fortalezas y debilidades, así como también escoger los más apropiados e idóneos.

Estos datos secundarios se obtendrán mediante la visita programada a bibliotecas e instituciones académicas relacionadas con el área de investigación del presente proyecto. Se consultarán libros, revistas científicas, boletines informativos, sitios web, publicaciones periódicas, etc.

Para estos tipos de fuentes documentales se utilizará un instrumento denominado ficha

bibliográfica, entendida ésta como:

“...una

simple guía para recordar cuáles libros o

trabajos han sido consultados o existen sobre un tema” (Reyes, 2005, s/p). Pueden clasificarse de 2 formas: fichas textuales y fichas de contenido. Las primeras “...además

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

70

de poseer los datos del libro, constan de párrafos o trozos seleccionados que aparecen en la obra, o de estadísticas, cuadros y otros datos semejantes” (Reyes, 2005, s/p), sin

la alteración, claro está, de ningún tipo de cada frase o elemento informativo registrado en ellas, para que de esa manera se respete completamente el derecho de autor. Las

segundas “

aparte

de poseer los datos comunes a toda ficha, consisten en resumenes

... o síntesis de párrafos, capítulos o aún de la obra entera” (Reyes, 2005, s/p).

También ha de indicarse que deberán utilizarse todas aquellas técnicas relacionadas con todo tipo de análisis documental que se realiza sobre cada una de las fuentes bibliográficas: “análisis de contenido, observación documental, presentación resumida de un texto, resumen analítico y análisis crítico” (Balestrini, 2001, p. 147). Estas

técnicas “

al

mismo tiempo, falicitarán la redacción del trabajo escrito” (Balestrini,

“...técnicas

operacionales para

... 2001, p. 147). También han de utilizarse todas aquellas

el manejo de las fuentes documentales, a saber: de subrayado, fichaje, bibliográficas, de citas y notas de referencias bibliográficas y de ampliación de texto, construcción y presentación de índices, presentación de cuadros, gráficos e ilustraciones, presentación del trabajo escrito” (Balestrini, 2001, p. 147).

6. Metodología a utilizar.

Antes de definir la metodología a ser utilizada en el presente proyecto de investigación, es conveniente primero establecer una serie de conceptos, presentados a continuación:

La Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación, en la Universidad Politécnica de Madrid indica que todo proyecto posee tres grandes etapas generales:

Fase de planificación. Se trata de establecer cómo el equipo de trabajo deberá satisfacer las restricciones de prestaciones, planificación temporal y coste. Una planificación detallada da consistencia al proyecto y evita sorpresas que nunca son bien recibidas. Fase de ejecución. Representa el conjunto de tareas y actividades que suponen la realización propiamente dicha del proyecto, la ejecución de la obra de que se trate. Responde, ante todo, a las características técnicas específicas de cada tipo de proyecto y supone poner en juego y gestionar los recursos en la forma adecuada para desarrollar la obra en cuestión. Cada tipo de proyecto responde en este punto a su tecnología propia, que es generalmente bien conocida por los técnicos en la materia.

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

71

Fase de entrega o puesta en marcha. Como ya se ha dicho, todo proyecto está destinado a finalizarse en un plazo predeterminado, culminando en la entrega de la obra al cliente o la puesta en marcha del sistema desarrollado, comprobando que funciona adecuadamente y responde a las especificaciones en su momento aprobadas. Esta fase es también muy importante no sólo por representar la culminación de la operación sino por las dificultades que suele presentar en la práctica, alargándose excesivamente y provocando retrasos y costes imprevistos” (Gestión, 2004, s/p).

Ahora bien, los proyectos de software de sistemas requieren de una compleja metodología de trabajo, que permita llevar un control total de todos los elementos inherentes a dicho sistema, así como también de establecer adecuadamente los requisitos y llevarlos a la práctica de una forma correcta y con calidad, que satisfaga totalmente la necesidad por la cual fue diseñado y desarrollado el sistema.

Existen actualmente una serie de métodos y técnicas que favorecen el cumplimiento de los objetivos trazados en todo proyecto de software: unos más que otros, debido a que unos están mejor enfocados en abordar más eficientemente determinados problemas que otros. Por tal razón se encuentran metodologías diversas; las más conocidas son:

el ciclo de vida lineal (conocida como la metodología clásica), ciclo de vida con prototipado y ciclo de vida en espiral (entre otras).

Se debe definir entonces el concepto exacto de ciclo de vida:

“Todo proyecto de ingeniería tiene unos fines ligados a la obtención de un producto, proceso o servicio que es necesario generar a través de diversas actividades. Algunas de estas actividades pueden agruparse en fases porque globalmente contribuyen a obtener un producto intermedio, necesario para continuar hacia el producto final y facilitar la gestión del proyecto. Al conjunto de las fases empleadas se le denomina ciclo de vida.” (Gestión, 2004, s/p).

Las distintas formas de agrupar las actividades, así como también los productos que se generan en cada una de ellas pueden ser de muy diversas formas. Es por ello que existen en la actualidad distintas metodologías de desarrollo de software de sistemas.

Se expondrán a continuación cada una de ellas:

Ciclo de vida lineal: Es el más utilizado, siempre que es posible, precisamente por ser el más sencillo. Consiste en descomponer la actividad global del proyecto en fases que se suceden de manera lineal, es decir, cada una se realiza una sola

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

72

vez, cada una se realiza tras la anterior y antes que la siguiente. Con un ciclo lineal es fácil dividir las tareas entre equipos sucesivos, y prever los tiempos (sumando los de cada fase). Requiere que la actividad del proyecto pueda descomponerse de manera que una fase no necesite resultados de las siguientes (realimentación), aunque pueden admitirse ciertos supuestos de realimentación correctiva. Desde el punto de vista de la gestión (para decisiones de planificación), requiere también que se sepa bien de antemano lo que va a ocurrir en cada fase antes de empezarla. Ciclo de vida con prototipado: A menudo ocurre en desarrollos de productos con innovaciones importantes, o cuando se prevé la utilización de tecnologías nuevas o poco probadas, que las incertidumbres sobre los resultados realmente alcanzables, o las ignorancias sobre el comportamiento de las tecnologías, impiden iniciar un proyecto lineal con especificaciones cerradas. Si no se conoce exactamente cómo desarrollar un determinado producto o cuáles son las especificaciones de forma precisa, suele recurrirse a definir especificaciones iniciales para hacer un prototipo, o sea, un producto parcial (no hace falta que contenga funciones que se consideren triviales o suficientemente probadas) y provisional (no se va a fabricar realmente para clientes, por lo que tiene menos restricciones de coste y/o prestaciones). Este tipo de procedimiento es muy utilizado en desarrollo avanzado. Ciclo de vida en espiral: Puede considerarse como una generalización del anterior para los casos en que no basta con una sola evaluación de un prototipo para asegurar la desaparición de incertidumbres y/o ignorancias. El propio producto a lo largo de su desarrollo puede así considerarse como una sucesión de prototipos que progresan hasta llegar a alcanzar el estado deseado. En cada ciclo (espirales) las especificaciones del producto se van resolviendo paulatinamente. A menudo la fuente de incertidumbres es el propio cliente, que aunque sepa en términos generales lo que quiere, no es capaz de definirlo en todos sus aspectos sin ver como unos influyen en otros. En estos casos la evaluación de los resultados por el cliente no puede esperar a la entrega final y puede ser necesaria repetidas veces” (Gestión, 2004, s/p).

Como puede observarse, esta última metodología de proyectos de software es la más completa de las tres metodologías presentadas. La segunda (ciclo de vida prototipado) sugiere que las fases o actividades correspondientes a la primera (ciclo de vida lineal) se repitan dos veces: una para el prototipo inicial, y otra para el producto final. Esto indica un refinamiento y un mejor control de desarrollo de software, además, refleja en gran parte el comportamiento de los grupos de desarrolladores de software y los clientes en un proyecto determinado: es muy probable (y además, muy deseable) que el cliente observe un prototipo inicial que suministre una idea clara de cómo quedará el producto una vez que éste haya sido terminado.

El problema es que este prototipo sólo se da una sola vez. El ciclo de vida en espiral

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

73

resuelve este inconveniente, ya que en la gran mayoría de casos de la vida real, “...no

basta con una sola evaluación de un

prototipo...”

(Gestión, 2004, s/p), sino que es

necesario la modelación de varios de ellos, de tal forma que se vaya refinando el producto (es decir: vaya evolucionando) tanto a los ojos de los ingenieros y programadores como también a los ojos del cliente, y así se pueda obtener finalmente una solución lo más fielmente posible a como deseaba el cliente desde el primer momento. Además, es muy probable (tal como se indicó en la definición del ciclo de vida en espiral), que dicho cliente no sepa realmente lo que desea sino observando sucesivos avances del proyecto, dejándole plena libertad de participar activamente durante casi todas las fases del proyecto. Esto solamente lo logra el modelo en espiral.

Por tal motivo, ésa será la metodología a ser utilizada para el desarrollo del sistema de control automatizado para la optimización del gasto energético en el hogar y la oficina. Aunque existirán elementos y dispositivos nuevos o poco probados (véase la definición del ciclo de vida prototipado) en un sistema como éste, es preferible trabajar mediante un modelo que permita evolucionar e ir madurando poco a poco el producto, para que así esté más acorde con la tónica de desarrollo propia de una investigación de pregrado. El cliente será precisamente el asesor de contenido, quién deseará en todo momento observar y tomar parte en el desarrollo del proyecto de investigación, y quién,

además,

“...no

puede esperar a la entrega final

(Gestión, 2004, s/p), y evaluará

... constantemente versiones cada vez más mejoradas del producto.

Ahora bien, el modelo en espiral (creado por B. Boehm en 1988),

“...ha

sido

desarrollado para cubrir las mejores características tanto del ciclo de vida clásico, como de la creación de prototipos, añadiendo al mismo tiempo un nuevo elemento: el análisis de riesgo” (Castro, 1998, s/p).

Este modelo define 4 actividades principales, indicadas en el siguiente gráfico y explicadas a continuación:

1) Planificación: determinación de objetivos, alternativas y restricciones.

2) Análisis de riesgo: análisis de alternativas e identificación/resolución de riesgos.

3) Ingeniería: desarrollo del producto del siguiente nivel.

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

74

4) Evaluación del cliente: Valorización de los resultados de la ingeniería.

Planificación Análisis de riesgo Evaluación del Ingeniería cliente
Planificación
Análisis de
riesgo
Evaluación del
Ingeniería
cliente

Recolección de requisitos y planificación del proyecto iniciales

Análisis de riesgo basado en los requisitos iniciales Análisis de riesgo basado en la reacción del cliente Decisión de seguir o no

Planificación basada en los comentarios del cliente

Evaluación del cliente

Hacia el sistema final

-Prototipo inicial de software -Prototipo del siguiente nivel -Sistema de Ingeniería

Figura 03. Actividades principales del modelo en espiral Fuente: Castro (1998)

Como puede observarse en la Figura No. 03, cada una de estas cuatro fases se realizan por cada vuelta de la espiral. Cada una de estas vueltas constituye una versión del software, cada vez más refinada y con mayor cantidad de elementos ya desarrollados y depurados.

El control en este tipo de modelo se ejerce siempre en la fase de la determinación riesgos: dicha fase es quién determina si se debe seguir con el proyecto (cuando el riesgo es bajo) o culminar dicho proyecto (cuando se tiene un riesgo demasiado alto).

Cada vez que se entra en la fase de evaluación, el cliente sugiere modificaciones, las cuales se diseñan y se llevan a cabo en nuevas fases de planificación, análisis de riesgos e ingeniería.

En la fase de ingeniería se puede usar la creación de un prototipo en caso de que los requisitos estén ambiguamente definidos. Y esto se puede realizar cada vez que se regrese a esta fase, con el producto cada vez más evolucionado.

Castro (1998) indica que este modelo en espiral “

...

Utiliza

un enfoque evolutivo para la

ingeniería de software, permitiendo al desarrollador y al cliente entender y reaccionar a los riesgos en cada nivel evolutivo” (Castro, 1998, s/p). También indica que “utiliza la

creación de prototipos como un mecanismo de reducción de riesgo, pero, lo que es

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

75

más importante, permite a quien lo desarrolla aplicar el enfoque de creación de prototipos en cualquier etapa de la evolución de prototipo” (Castro, 1998, s/p).

CAPÍTULO IV

MARCO ADMINISTRATIVO

1.

Recursos Humanos.

El equipo de trabajo a cargo del desarrollo de la presente investigación estará conformado por las siguientes personas:

Investigador responsable: Br. Jesús Alfredo Becerra Verdejo.

Co-investigador: Ninguno.

Auxiliar de investigación: Lic. Rigoberto Alfredo Becerra Dávila.

Encuestadores:

Br. Orlando José Castejón DePablos.

Br. Enrique José Morales.

Br. Julene Perdomo.

Br. Jorge Javier Hernández.

Br. Martín González.

Asesor de contenido: Prof. Sigerist Rodriguez.

Asesor metodológico: Prof. Jenny Pantoja Blyde.

2.

Factibilidad Económica.

La presente investigación podrá realizarse en su totalidad, ya que es completamente viable desde el punto de vista económico, en vista de que los recursos administrativos necesarios para llevarla a cabo no dependerán de la aprobación de institución alguna para cubrir los gastos que ocasionará tal investigación. Contará con un financiamiento propio (de parte del investigador responsable), el cual tiene a su disposición el dinero necesario para la adquisición de equipos y materiales requeridos.

Gran parte de esta financiación la realizará de forma implícita la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, ubicada en la ciudad de Caracas (Venezuela), encargada de otorgar créditos educativos a determinados estudiantes de pregrado en las

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

77

Universidades del país, y a estudiantes de postgrado que cursen estudios en universidades venezolanas o extranjeras. Este otorgamiento se realiza mediante un proceso de selección interno que lleva a cabo dicha fundación. El responsable de la investigación actual goza de ser beneficiario de tal crédito educativo, el cual ayudará en gran parte con la compra de todo lo que se precise en este proyecto de tesis (especificado más adelante).

3. Factibilidad Legal.

La documentación a utilizar y, sobre todo, el hardware y el software necesario para el desarrollo de la presente investigación se obtendrá de manera completamente lícita ante las leyes, de tal forma que no se incurra más adelante en procedimientos legales por motivos de piratería o compra de productos en forma clandestina. Por tal motivo, esta investigación resultará legalmente factible en todos los sentidos. Además, no se ejercerá ningún tipo de presión ni se obtendrán informaciones privadas de forma irrespetuosa y/o desautorizada.

Por otra parte, las personas o familias que sean encuestadas en el presente proyecto de investigación se mantendrán bajo el anonimato, sin compartir, en ningún momento, los datos personales o financieros (suministrados por éstas) con terceras personas o compañías.

Se actuará, además, en todo momento, según las disposiciones y normas contempladas en los distintos códigos y leyes nacionales e internacionales referente al uso de equipos eléctricos en general. La violación de cualquiera de las leyes vigentes en el país podría traer graves consecuencias para la ejecución total del proyecto.

Es de notar que, en algunos casos, se utilizará software libre, el cual está completamente exento de algún tipo de costo para la obtención de licencias de instalación y uso (software completamente gratuito). Esto se refiere (y se aplicará) específicamente para la ejecución de aquellas tareas correspondientes a la creación de documentos en distintos formatos; además de la elaboración de gráficos, ilustraciones y cálculos estadísticos, los cuales requieren de programas utilitarios y de oficina para poder efectuarlos.

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

78

  • 4. Factibilidad Técnica.

La presente investigación requerirá de diversos equipos diseñados para controlar aparatos eléctricos por medio del cableado estándar de electricidad (110 V - 220 V), así como también necesitará de dispositivos que implementen la funcionalidad de interfaz entre el computador y los equipos antes nombrados. Esta clase de tecnología hoy en día es muy fácil de adquirir: su precio no es exhorbitante, ya que corresponden a componentes básicos de un sistema de control domótico cualquiera.

En otras palabras: la tecnología existe (algunas de ellas durante algo más de 25 años), y se encuentra a la venta para cualquier persona investigadora que desee diseñar y poner en marcha un proyecto de control de cualquier magnitud. Ahora bien: varios de estos dispositivos provienen del extranjero; específicamente de España. Esto podría traer como consecuencia que, en algún momento del proyecto, no se pueda alcanzar la adquisición de algún determinado dispositivo. En ese caso, se deberá recurrir a otro de similares características.

A pesar del único problema que se pudiera presentar (indisponibilidad de compra de ciertos productos de electrónica por falta de éstos en almacen), se puede expresar, sin lugar a dudas, que la investigación presente es técnicamente factible, por estar enfocada en el uso de elementos que ya se encuentran en el mercado de la electrónica y del hardware de computadores en general. No se requerirá de máquinas o aparatos extremadamente difícil de conseguir, o que solamente estén al alcance de instituciones especiales, tales como el gobierno, o la milicia. Se puede comprobar esto en: KIT (2005) y SuperInventos (2005), en donde existen diversos catálogos de productos en línea, referentes al tema en cuestión.

  • 5. Factibilidad Operativa.

Se definirá a la presente investigación como operativamente factible, debido a la facilidad de utilización de todos los recursos materiales que se necesitarán para llevar a cabo el proyecto de optimización energética. Esta facilidad de uso se debe, en gran parte, por la familiarización con la cuales contará el investigador responsable del proyecto actual con dichos recursos.

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

79

Además, para aquellos dispositivos que resulten completamente nuevos y desconocidos para el investigador, se podrá entonces disponer de completas documentaciones existentes hoy en día en libros y revistas técnicas especializadas, inclusive el Internet, en donde se explica, paso por paso, las peculiaridades de cada aparato electrónico que se utilizará, tal como los sensores de presencia, o el envío y recepción de señales mediante la red de electricidad estándar. Esto puede comprobarse en Domotica (2004), el cual ofrece toda una extensa gama de manuales técnicos, referentes a los dispositivos electrónicos necesarios para la construcción del sistema de control de optimización del consumo de electricidad.

Además, los fabricantes de dichos aparatos y dispositivos ofrecen una garantía de funcionamiento de tales elementos, lo cual es de vital importancia para garantizar la continuidad del proyecto, así como también la estabilidad y fiabilidad del sistema de control una vez que esté construido en su totalidad.

6. Recursos Administrativos.

Para la realización de la presente investigación se requerirán de una serie de elementos detallados a continuación:

 

Gastos de Personal

 

Personal Necesario

Salario asignado

Sub-Total

No se requerirá de la contratación de personal al cual se deba asignar diversas funciones de carácter netamente remuneradas. Se dispondrá solamente de la ayuda prestada por los encuestadores antes nombrados, los cuales actuarán de colaboradores voluntarios en una pequeña fase del proyecto.

 

Bs. 0,00

Bs. 0,00

 

Total a invertir:

Bs. 0,00

Tabla No 05. Gastos de Personal. Fuente: (Becerra, 2005)

 

Recursos, Materiales y Suministros

 
   

Cantidad

 

Elemento

Costo Unitario

Requerida

Sub-Total

Bibliografía (libros y revistas) importada, referente al tema de la investigación.

Bs. 80.000,00

5

Bs. 400.000,00

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

80

   

Cantidad

 

Elemento

 

Costo Unitario

Requerida

Sub-Total

Equipo de Computación constituido por:

Bs. 1.400.000,00

1

Bs. 1.400.000,00

Procesador AMD Semprom 2200+, Tarjeta Madre con sonido, video y adaptador de red incorporados, Disco Duro de 80 GB, 512 MB de RAM (memoria principal), monitor a color SuperVGA de 15 pulgadas, teclado 101 teclas en español, mouse de 3 botones, regulador de voltaje, impresora matriz de

puntos y mesa de computadora. Sistema Operativo Microsoft Windows XP Professional (en español).

Bs. 455.000,00

1

Bs. 455.000,00

Paquete

de

Aplicaciones de Oficina

Bs. 0,00

1

Bs. 0,00

OpenOffice.org (versión 1.1.4.). Software

de

libre uso, sin la necesidad de

licencias.

 

Convertidor de documentos e imágenes PDF995: actúa como una impresora virtual, la cual recibe cualquier tipo de información similar a como la recibe una impresora, y la convierte en el formato PostScript Document Format (PDF). Versión de Evaluación.

Bs. 0,00

1

Bs. 0,00

Herramienta de desarrollo de aplicaciones Borland C++ Builder 6.

Bs. 1.100.000,00

1

Bs. 1.100.000,00

Gestor de Bases de Datos Microsoft Desktop Engine 2000 (MSDE2000):

Bs. 0,00

1

Bs. 0,00

hasta 25 usuarios concurrentes de forma

gratuita. Componentes electrónicos (cables de cobre, circuitos integrados, resistencias, condensadores, etc.) para experimentación en el diseño e implantación de la interfaz entre el computador y los equipos eléctricos a ser controlados.

Bs. 200.000,00

1

Bs. 200.000,00

Sensor de presencia humana.

Bs. 60.000,00

3

Bs. 180.000,00

Módulo Receptor de señales X-10.

Bs. 45.000,00

4

Bs. 180.000,00

Módulo Transmisor de señales X-10.

Bs. 75.000,00

1

Bs. 75.000,00

Artículos de oficina (lápices, borrador, sacapuntas, bolígrafos, etc.).

Bs. 10.000,00

1

Bs. 10.000,00

Resma de papel tamaño carta, tipo Bond

Bs. 12.000,00

2

Bs. 24.000,00

20.

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

81

Cinta para impresora de matriz de puntos

Bs. 13.000,00

3

Bs. 39.000,00

Fotocopias tamaño carta.

Bs. 60,00

100

Bs. 6.000,00

Discos compactos regrabables (CD-R)

Bs. 2.000,00

6

Bs. 12.000,00

Discos flexibles (disquetes)

Bs. 1.000,00

3

Bs. 3.000,00

 

Total a invertir:

Bs. 4.084.000,00

Tabla No 06. Recursos, Materiales y Suministros. Fuente: (Becerra, 2005)

 

Transporte de recursos y/o viajes necesarios

 

Elemento

Costo Unitario

Cantidad

Sub-Total

Requerida

Transporte a las distintas entidades universitarias de la ciudad, para la revisión de la literatura.

Bs. 10.000,00

1

Bs. 10.000,00

Gastos de envío nacionales e internacionales de los distintos elementos a ser adquiridos.

Bs. 200.000,00

1

Bs. 200.000,00

 

Total a invertir:

Bs. 210.000,00

Tabla No 07. Transporte de recursos y/o viajes necesarios. Fuente: (Becerra, 2005)

Servicios a ser contratados

 
   

Cantidad

 

Elemento

Costo Unitario

Requerida

Sub-Total

Conexión a Internet por medio de Cantv.Net (servicio Dial-Up ilimitado 28 días por prepago).

Bs. 30.000,00

6

Bs. 180.000,00

 

Total a invertir:

Bs. 180.000,00

Tabla No 08. Servicios a ser contratados. Fuente: (Becerra, 2005)

 

Resumen de los fondos necesarios para el desarrollo de la presente investigación

 

Concepto

Sub-Total

Gastos de Personal

Bs. 0,00

Recursos, Materiales y Suministros

Bs. 4.084.000,00

Transporte de recursos y/o viajes necesarios

Bs. 210.000,00

Servicios a ser contratados

Bs. 180.000,00

 

TOTAL DEFINITIVO:

Bs. 4.474.000,00

Tabla No 09. Resumen de fondos necesarios. Fuente: (Becerra, 2005)

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

82

7. Cronograma de actividades.

A continuación se establecerán las actividades relevantes que conformarán los distintos eventos y tareas a ser cumplidas en la presente investigación con el fin de llevarla a cabo en su totalidad:

  • A. Adquisición de nueva bibliografía.

  • B. Investigación y selección de componentes electrónicos e interfaces utilizados en

sistemas de control por computador.

  • C. Adquisición de componentes y dispositivos de experimentación y prueba.

  • D. Familiarización y uso (y pruebas preliminares) de los dispositivos antes nombrados.

  • E. Elaboración del Marco Teórico definitivo.

  • F. Investigación y determinación de los principales equipos eléctricos utilizados en

hogares y oficinas, así como también del consumo promedio (en energía eléctrica) de cada uno.

  • a. Elaboración de un cuestionario adecuado.

  • b. Aplicación del cuestionario obtenido a una población selecta.

  • c. Análisis del resultado del cuestionario aplicado.

G.

Análisis

y Diseño

del

sistema de

control de equipos eléctricos (definición de

requerimientos, alcance, limitaciones, etc).

  • H. Análisis y Diseño del subsistema de seguridad Simulación de presencia en hogares

y oficinas.

  • I. Implantación del sistema de control y del subsistema de seguridad mediante la codificación del software adecuado.

  • J. Elaboración de la interfaz (hardware) entre el software y los equipos eléctricos

(prototipo únicamente).

  • K. Interconexión (acoplamiento) entre el software y determinados equipos eléctricos de

prueba.

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

83

  • L. Pruebas y depuración del software y del hardware creado.

  • M. Creación de la versión final de la interfaz (hardware).

  • N. Pruebas de campo.

  • O. Comparación con sistemas de control energético anteriormente desarrollados, y

discusión de las metas y objetivos propuestos.

  • P. Elaboración del Informe Final.

  • Q. Empaquetado del producto (creación de instaladores, diseño de la presentación

e

imagen exterior, elaboración de manuales de ayuda, etc.).

  • R. Defensa pública de la Investigación.

  • S. Asesorías y Entrevistas con el Asesor.

Actividad Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre 2005 2005 2005 2005 2005 2005 2005 A
Actividad
Mayo
Junio
Julio
Agosto
Septiembre
Octubre
Noviembre
2005
2005
2005
2005
2005
2005
2005
A
B
C
D
E
F.a
F.b
F.c
G
H
I
J
K
L
M
N
O
P
Q
R
S

Tabla No 10. Cronograma de Actividades. Fuente: (Becerra, 2005)

CAPÍTULO IV. MARCO ADMINISTRATIVO

84