Вы находитесь на странице: 1из 5

Ericka Nathalí Huitz Ortega 6BIPC clave:20

Ética a Nicómaco

Libro Primero
Sobre la felicidad
Capítulo I

Introducción:
Toda Actividad Humana Tiene un Fin

Tanto el arte como la investigación, y del mismo modo, la acción y


toda búsqueda, son concebidas siempre en dirección hacia algún
bien. Por esta misma razón, el bien fue definido correctamente
como aquello hacia lo cual tienden todas las cosas. Sin embargo,
pueden constatarse algunas diferencias entre los fines: algunos de
ellos consisten en acciones; otros, en cambio, consisten en
actividades; y otros, en obras. Donde existen fines diferentes de
las acciones, por naturaleza, las obras o los productos de tales
acciones resultan preferibles a las acciones que los originan.

En este fragmento del primer libro lo que quieren dar a entender


es que todo lo que hacemos tiene un fin que debe alcanzar.
Capítulo II

La Ética forma parte de la política

Si al finalizar nuestras acciones, existe un fin deseable por sí


mismo, y así otros fines con arreglo a esté, y si no todas las cosas
se desean para beneficio de otras; es evidente que este fin habrá
de ser el bien; y este bien el bien supremo.

En este fragmento comentan que todos los fines que cumplimos


tienen un solo objetivo, que es hacer el bien supremo.

La Política; porque ella orden el tipo de ciencias que convienen a las


ciudades y las que deben aprender los ciudadanos, y hasta qué
grado deben ser aprendidas.
El fin de esta ciencia debe comprender los fines de las demás, de
tal modo que su fin consistirá en el bien supremo del hombre.

La política se sirve de las demás ciencias y establece, además, que


debe hacerse y qué se debe evitar.
Capítulo III

La ciencia política no es una ciencia exacta

Lo noble y lo justo que conciernen al objeto de la Política presentan


tantas diferencias y desviaciones, que parecen ser mucho más el
resultado de las leyes o convenciones que la obra de la naturaleza.
Una impresión tal exhiben también los bienes: muchos han perecido
a causa de su riqueza, y otros, por obra de su coraje.

Dice que la ley tiene un carácter universal y no puede prever ni


determinar, en concreto, todos los casos particulares.

Capítulo IV

Divergencias acerca de la Naturaleza de la felicidad.

En lo que respecta a su nombre, existe un acuerdo general. Tanto el


pueblo como los hombres cultivados acuerdan que se trata de la
felicidad y, en virtud de ese acuerdo, se identifica el vivir bien y el
obrara bien con el hecho de ser feliz.

En este fragmento del libro dice que el bien que se propone la


política es el vivir bien y felices.
Unos sostienen que la felicidad reside en las cosas palpables y
manifiestas, como es el caso del placer, los honores o la fortuna.

Todas las personas son diferentes y por eso cada una tiene un
concepto diferente de lo que es la felicidad.

Capítulo V

Principales modos de vida

Hay tres formas de vida: vida silenciosa, vida política, vida


contemplativa.
La generalidad de los hombres parece optar por una vida servil, ya
que prefiere un género de vida que es propia de las bestias.

Los hombres comprenden el bien y la felicidad a partir de los


muchos géneros de vida que practican. Entonces lo que identifican
el bien y la felicidad con el placer viven una vida silenciosa. Otros
identifican la felicidad con los honores por que es a los que aspira la
vida política.

Capítulo VI

Reputación de la idea platónica del bien.


El bien suele decirse de muchos modos como el ser; en tanto
sustancia, Dios o la razón; en tanto cualidad, la virtud; en tanto
cantidad; el justo medio o lo que es moderado; en tanto a relación,
lo que es útil; en tanto tiempo, la oportunidad adecuada; y en tanto
a lugar, el sitio correcto.
El “bien en sí mismo y el bien particular, ambos son bienes y por lo
mismo, no difieren entre sí.
Por la forma que se define el bien no se puede dar una noción
universal y única, capaz de extenderse a todos los casos.