Вы находитесь на странице: 1из 3

RESUMEN BIOGRÁFICO

D.MANUEL SEGURA

Manuel Segura, jesuita granadino, estudió en Barcelona y en Inglaterra y vivió seis años en Paraguay, bajo la dictadura de Stroessner, y cuatro años en Chile. Trabajó y dirigió centros educativos con todas las etapas no universitarias. Vuelto a España después de estas intensas vivencias, Manuel Segura fue durante muchos años profesor de psicología educativa en la Universidad de La Laguna. Su tesis doctoral, en la Universidad de Valencia, estudió la eficacia de los tratamientos en los delincuentes juveniles. Ahora, ya jubilado, imparte incansablemente cursos sobre competencia social a profesores de Primaria y Secundaria. Actualmente reside en Almería.

Invitado constantemente a Cursos y Congresos Nacionales e Internacionales sobre la convivencia, el desarrollo de la competencia social y la prevención de la violencia, se ha convertido en un referente imprescindible para abordar estos temas con rigor, fundamentación y propuestas prácticas, útiles y viables. Preocupado por los niños y adolescentes, ha editado varios trabajos muy valorados en diferentes ambientes y para distintas edades (como el programa para Secundaria Ser persona y relacionarse, y el de Primaria Educar las emociones y los sentimientos, escrito en colaboración con Margarita Arcas y publicados ambos en Narcea). En la actualidad, imparte cursos a profesores de colegios e institutos, así como conferencias en varias Universidades y colabora en el Master de Educación Emocional de Barcelona. Su programa se ha utilizado, directa o indirectamente, en varias CCAA para formar al profesorado y para trabajar con el alumnado.

Justificación DEL PROGRAMA DE COMPETENCIA SOCIAL

La convivencia entre nosotros está amenazada, por un extremo, por la agresividad y la violencia y, por el otro extremo, por la pasividad, timidez o cobardía. Pero la única forma buena y satisfactoria de relacionamos con los demás es la asertividad, que está en el centro de esos dos extremos mencionados. Ser asertivo es ser justo y eficaz. Pero ser justos y eficaces no es fácil y, mucho menos, serlo siempre. La Psicología actual enseña que esa asertividad sólo se consigue con un entrenamiento cognitivo, una educación emocional y un cierto desarrollo moral. Hay que educar en esos tres aspectos, si queremos evitar la agresividad y la timidez. En PORGRAMA CONTIENE muchos ejercicios prácticos:

1. Cómo aprender a pensar, cómo conseguir las formas de pensamiento necesarias para la

convivencia, que son: saber definir los problemas, buscar soluciones alternativas, prever

consecuencias, ponerse en el lugar del otro, trazarse objetivos y planificar el modo de conseguirlos.

2. Cómo reconocer, en sí y en los otros, las principales emociones y sentimientos y cómo usar lo

emocional para motivarnos y relacionarnos, evitando ser desbordados por las emociones.

3. Cómo crecer en la aceptación de los valores morales, en la línea evolutiva de Piaget y Kohlberg.

PRESENTACIÓN DE SU OBRA ACTUAL MÁS SIGNIFICATIVA.

1. RELACIONARNOS BIEN. PROGRAMA DE COMPETENCIAS SOCIALES PARA NIÑAS Y NIÑOS DE 4 A 12 AÑOS. (2004)Por Manuel Segura i Margarita Arcas. 166 pág., precio 15,00 € ISBN: 84-277-1454-8 . Editado por: Narcea, s.a. de Ediciones. Dirigido a profesores y profesoras de Infantil y Primaria que tengan la preocupación y la ilusión de educar a sus alumnos para la convivencia, este libro es eminentemente práctico y está basado en una sólida teoría. También es un material muy útil para padres y madres que quieran que

sus hijos sepan relacionarse bien, sin miedos ni violencias. El libro está lleno de actividades y juegos que sirven para que los niños aprendan a resolver sus problemas sin caer en la agresividad

ni en la pasividad.

Para ello, se les enseña a mejorar su atención visual y auditiva, a regularse interiormente y controlarse emocionalmente. Buscando alternativas, se les educa para prever las consecuencias de

lo que hacen, animándoles a ponerse en el lugar del otro. Después de realizar los juegos que se proponen en el libro, los alumnos sabrán, al mismo

tiempo que se divierten, que una buena decisión interpersonal tiene que ser segura, eficaz, justa y

lo más agradable posible para todos.

Manuel Segura condensa aquí los principales hallazgos educativos de los últimos años: los programas para enseñar a pensar y desarrollar la inteligencia; los métodos para facilitar el crecimiento moral y las propuestas de educación emocional. Todo ello para llegar a las habilidades sociales, entendidas como una relación interpersonal asertiva, es decir, justa y eficaz.

2. SER PERSONA Y RELACIONARSE. PROGRAMA DE COMPETENCIA SOCIAL PARA EL ALUMNADO de ESO. (2004) ED. NARCEA.

3. ENSEÑAR A CONVIVIR NO ES TAN DIFÍCIL. Para quienes no saben qué hacer con sus hijos o con sus alumnos” (2005, 2006, 2007) Ed. DESCLÉE DE BROUWER, BILBAO.

4. Educar las emociones y los sentimientos: introducción práctica al complejo mundo de los sentimientos. Manuel Segura Morales, Margarita Arcas Cuenca. Narcea, 2003. ISBN

84-277-1417-3.

La competencia social es el verdadero reto de la educación, supone enseñar a relacionarnos mejor, a prevenir y a resolver los conflictos de modo satisfactorio. En casi cada una de las situaciones, que a diario se nos presentan, hay otra persona por

medio: alguien que saludamos en el ascensor: al que le tocamos la pita porque llegamos tarde al

Sea con

quien sea, y a pesar de los vínculos tan diferentes que nos pueden llevar a tratar con unas personas

o con otras. El caso es que estamos en contacto casi continuo con alguien. Es lo que se

denomina establecer relaciones interpersonales. Con todas las personas no mantenemos el mismo tipo de relación, ni ésta es

insensible a los cambios de humor, o de circunstancia, de cada uno de los miembros de la misma. En cualquier relación, afectiva, laboral o educativa, hay momentos en los que se producen «roces»,

«malos entendidos», interpersonales.

Resolver cada uno de esos conflictos nos lleva tiempo, y darle muchas vueltas a la Este proceso es mental; lo pensamos y lo hacemos, casi sin darnos cuenta, y es lo que

cabeza

se denomina HABILIDADES COGNITIVAS O ESTRATEGIAS DE PENSAMIENTO. ES MUY IMPORTANTE SABER EN QUÉ CONSISTEN Y EL MÉTODO PARA DESARROLLARLAS. Aunque ya no lo recordamos, esta habilidad nos la enseñaron, y junto con la práctica que da la vida, que no es poca, nos ha hecho personas más o menos hábiles para resolver nuestros problemas (y demostrar nuestras alegrías), con los demás. Igual que lo aprendimos, lo podemos enseñar. La diferencia en el modo en que nosotros lo aprendimos y hoy lo podemos transmitir a nuestros alumnos y alumnas es que ahora existe un método específico. Un programa desarrollado especialmente para trabajar en los centros educativos, fácilmente utilizable en el aula (si se usa en conjunto como curso), en cualquier materia (si se busca la generalización del mismo dentro y fuera del aula), o como recurso pedagógico. Los informes que están realizando los docentes que están implantando este programa en Canarias y otras partes del Estado, nos indican (como ya se ha demostrado en diferentes

apareciendo lo que se conoce como conflictos

trabajo; alguien que nos invita a cenar y nos cuesta decirle que estamos cansados, etc

tensión,

etc

investigaciones) que, enseñar estas habilidades produce cambios de actitud a la hora de relacionarse entre los alumnos, y como consecuencia de ese «crecimiento personal», también mejora el rendimiento escolar.

A ese programa se le llama curso de Competencia Social o lo que es lo mismo: un curso

que da la posibilidad a los que menos la tienen (por pertenecer a familias desestructuradas, o porque ya hay síntomas de inicio en el consumo de drogas, o indicadores de predelincuencia, etc.) de ser personas hábiles socialmente, tanto para iniciar como para mantener y resolver situaciones interpersonales. Esos alumnos y alumnas que se nos «escapan» a otras realidades, (como la droga), porque no saben cómo enfrentarse a la vida. O porque sólo saben agredir al otro, verbal y físicamente, tal vez porque primero lo hicieron con ellos y ese es su único modelo. En estos momentos, se puede dar una respuesta a estos problemas, con los que muchas veces, el docente se encuentra indefenso. Este curso de Competencia Social es una propuesta de trabajo ante esta realidad, para trabajarlo en niveles no universitarios.

1. ENTRENAMIENTO EN LAS HABILIDADES COGNITIVAS.

2. ENTRENAMIENTO EN LAS HABILIDADES EMOCIONALES.

3. CRECIMIENTO MORAL O EN VALORES.

4. ENTRENAMIENTO EN LAS HABILIDADES SOCIALES.

Otro aspecto del programa es el trabajo que se está haciendo con AMPAs, para que las

familias «no pierdan el tren

»

y sepan qué otras cosas pueden hacer.

5. JÓVENES Y ADULTOS CON PROBLEMAS DE CONDUCTA. Desarrollo de competencias sociales. Narcea, 2007

Este libro ofrece una serie de actividades, perfectamente elaboradas y secuenciadas entre sí, para ayudar a menores, jóvenes o adultos con problemas de conducta a que sean personas, enseñándoles a relacionarse bien. Todas ellas son frutos de larga experiencia del autor quien las ha aplicado con éxito entre grupos de jóvenes con problemas personales, colectivos excluidos o grupos desestructurados socialmente.

El texto está escrito de forma clara, sencilla y amena. Facilita el que, quienes realizan las cerca de cuarenta sesiones propuestas, se implique en ellas, logrando así mejorar sus habilidades sociales, mediante el desarrollo de sus propias facultades personales, tanto desde el punto de vista cognitivo, como emocional y moral. Una obra especialmente útil para trabajadores sociales, psicólogos y educadores que trabajan en centros de menores, prisiones, grupos de calle, o en educación secundaria con alumnos con dificultades especiales.

CONCLUSIÓN.

A veces la realidad nos dice que un alumno es un «fracaso escolar», pero lo que no

podemos dejar de intentar como educadores es que, ese mismo alumno sea un «éxito como persona», evitando situaciones de exclusión social y educativa que pueden conducir a la violencia y a la delincuencia. Además de ayudar a este alumnado a ser persona y relacionarse bien, les podemos poner en el camino de la recuperación académica. Esos son los verdaderos retos de la Educación.