You are on page 1of 2

Consideraciones para el diseño de material didáctico multimedia

A continuación presentamos algunas consideraciones para el diseño y


elaboración de material didáctico plano o interactivo, se deben
contemplar dos aspectos: diseño formal (tipografía, enlaces, etc.) y
diseño didáctico (objetivos, contenidos, actividades y evaluación).

Es importante planificar el trabajo por etapas:

1. Planificación

Es aquí donde debe especificar claramente el por qué y el para qué del diseño
y elaboración de material didáctico multimedia. Reflexionar sobre los fines y
utilidad pedagógica de los materiales que desea elaborar.

a. Antes de iniciar el proceso de diseño o producción del material


debe tener claro si pretende:

o Construir un recurso que complemente a otros materiales ya


existentes de la asignatura (guías impresas, apuntes, lecturas,
textos, etc.)
o Construir un material que permita a los alumnos desarrollar gran
parte de los aprendizajes de un tema o asignatura.

b. Identificar las características de los alumnos o potenciales


usuarios y los conocimientos previos requeridos para el uso del
material.

c. Planificar los componentes didácticos del material:

o Presentación del material.


o Objetivos, contenidos, metodología, evaluación, bibliografía, etc.
o Secuencia de actividades o mapa de navegación.
o Orientaciones sobre el uso del material.
o Desarrollo de cada una de los temas o subtemas (actividades,
ejercicios, prácticas, ejemplos).
o Documentos de lectura, enlaces a biblioteca virtual, enlaces o
recursos en la red relacionados, software relacionado.
o Actividades de evaluación.

2. Etapa de diseño y elaboración

a. Desarrollar los componentes didácticos

Debe desarrollar cada uno de los componentes del material de apoyo al


proceso de enseñanza-aprendizaje: los objetivos, la selección y organización
de los contenidos, de las actividades, así como las pruebas o ejercicios de
evaluación.

b. Establecer un formato para los componentes del material

o Los aspectos tipográficos: el tipo de letra, tamaño y colores deben


ser fácilmente legibles en función del fondo.
o Los elementos icónicos (gráficos, imágenes) deben incorporarse
de forma cuidadosa, procurando que no sean ni muchos ni muy
grandes.
o Realizar revisiones en el diseño del material. Chequear si
funcionan todos los enlaces (internos y externos).

c. Realizar prueba del material con un pequeño grupo de usuarios


potenciales. Esta actividad permite detectar errores e itinerarios
poco claros.

3. Etapa de evaluación y revisión

Todo material después de su creación necesita ser revisado en forma


permanente ya sea para corregir errores o agregar información, reelaborando
sus aspectos formales, enlaces o contenidos. La actualización del material
didáctico es continua, es un material dinámico.

Sugerencias

El material, en la medida de lo posible, no sólo debe ofrecer información de


modo expositivo, sino que debe incorporar actividades que faciliten un
aprendizaje por descubrimiento y/o constructivista.

El material no debe generar o provocar procesos de aprendizaje pasivo y


memorístico en el alumno. Debe propiciar y ofrecer las pautas y guías para
que el alumno construya y elabore por sí mismo el conocimiento que debe
adquirir, que cuestione las ideas o conceptos que se le ofrecen, que compare
las teorías y/o modelos antagónicos, en definitiva, el material tiene que
propiciar un proceso de aprendizaje activo por parte del alumno.

El material tiene que indicarle al alumno qué se espera que aprenda (los
objetivos), cuáles son los conocimientos que tiene que adquirir (los
contenidos), cómo será el proceso de enseñanza que va a desarrollar (la
metodología) y cómo se medirá y controlará su rendimiento (evaluación).