Вы находитесь на странице: 1из 125
EL VERDADERO ISRAEL TESTIGO DEL DIOS LIBERADOR ITINERARIO DE VIDA CRISTIANA A LA LUZ DEL PENTATEUCO Y LOS LIBROS HISTORICOS Francesc Ramis Darder Francesc Ramis Darder La Casa de la Biblia EL VERDADERO ISRAEL, TESTIGO DEL DIOS LIBERADOR Itinerario de vida cristiana a la luz del Pentateuco y los Libros Histéricos EDITORIAL VERBO DIVINO Avda. de Pamplona, 41 31200 ESTELLA (Navarra) 2004 Han participado en la elaboracién de las fichas de trabajo: Florencio Abajo, Rocio Garcia, Carmen Soto y Emilio Velasco. Dibujos: Ana M* Gallinal Portada: José Ramon Sanchez, de la exposicion. “Raices de lo sagrado” © La Casa de la Biblia 2004 © Editorial Verbo Divino Avenida de Pamplona, 41, 31200 Estella (Navarra) ISBN 84-8169-641-2 Fotocomposicién: La Casa de la Biblia Mayor, 81, 28013 Madrid Impresién: Graficas Lizarra, Villatuerta (Navarra) Depésito legal: NA. 2.097-2004 Impreso en Espafia PRESENTACION El Pentateuco y los Libros Histéricos describen la actua- cién liberadora de Dios en la vida del pueblo hebreo. La sal- vacién de Dios no acontecié solo en el pasado, sino que sigue produciéndose hoy entre nosotros. Las paginas de este libro desean ayudar al lector a percibir la actuacion divina en el cauce de la historia de Israel. Pero no se limitan a eso, por importante que sea. La intenci6n ultima radica en invitar al creyente a crecer en humanidad y a construir una sociedad trenzada a imagen y semejanza de Dios. La obra comienza mediante un bloque introductorio. Sitia el Pentateuco y los Libros Historicos en el conjunto de la Sagrada Escritura y realiza después un esbozo de la cosmo- logia y de la historia de Israel. El primer bloque presenta el proyecto liberador de Dios y la ruptura humana respecto del proyecto divino. El Senior creé el cielo y la tierra y después al ser humano a su ima- gen y semejanza. La tarea del hombre consistia en cuidar la creacio6n para que transparentara la imagen liberadora de Dios (Gn 1,1-2,4a). Sin embargo, el ser humano, represen- tado por Adan y Eva, desobedecié el mandato divino. La hu- manidad abandono el proyecto liberador de Dios y se aferré al poder tiranico de los idolos (Gn 2,4b-3,21). El segundo bloque describe como, a pesar del pecado, el Senor no abandoné a la humanidad al despotismo del desti- no. El capitulo comienza con una pregunta: gCémo acttia el Dios liberador en la historia? El Sefior actué de nuevo en la historia y volvié a proponer al hombre su proyecto libera- 5