Вы находитесь на странице: 1из 9

UNIDAD III Principios de procesos productivos

La capacidad de producción o capacidad productiva es el máximo nivel de actividad que puede alcanzarse con una estructura productiva dada. El estudio de la capacidad es fundamental para la gestión empresarial en cuanto permite analizar el grado de uso que se hace de cada uno de los recursos en la organización y así tener oportunidad de optimizarlos. Los incrementos y disminuciones de la capacidad productiva provienen de decisiones de inversión o de no inversión (por ejemplo, la adquisición de una máquina adicional), ademas se debe tener en cuenta la mano de obra, inventarios, entre otros.

Como calcular la capacidad de producción

La capacidad de producción es la medida de la producción manufacturera durante cierto período de tiempo. La capacidad puede revisarse para una sola línea de producción, un grupo de líneas de producción similares (también conocido como centro de trabajo), una planta de producción completa o una corporación como un todo. De manera similar, la capacidad puede verse en muchos aspectos diferentes. Independientemente del nivel de detalle o agregación que estés buscando, los cálculos no cambian. Para simplificar las cosas, nos concentraremos en calcular la capacidad de una sola línea de producción durante un turno de ocho horas.

Paso 1: Determina la unidad de medida que usarás para informar la capacidad de producción. En nuestro ejemplo mediremos la capacidad en términos de unidades por turnos de ocho horas.

Paso 2: Saca la tasa del router, el rendimiento y la eficiencia del router de fabricación. Un router de fabricación define las máquinas usadas para hacer un producto junto con el tiempo requerido. Si se necesitan tres pasos diferentes para fabricar un producto, el router mostrará las tres operaciones requeridas junto con la cantidad de tiempo necesario para llevar a cabo cada operación hasta completar la unidad. El tiempo de fabricación requerido suele llamarse "tasa de router" y refleja lo que se conoce como producción estándar. Las tasas de router también pueden incluir información sobre el rendimiento de las maquinas especificadas. El rendimiento indica, mediante un porcentaje, el número de unidades vendibles producidas por una máquina. Por ejemplo, una máquina con una tasa de producción del 95% significa que por cada 100 unidades producidas por esa máquina, 5 de ellas contienen algún defecto que impide su venta. El grado de eficiencia refleja la tasa de producción real de la máquina en comparación con la tasa de producción estándar proveniente del router. Por ejemplo, si el departamento de ingeniería ha determinado que una máquina puede producir 100 unidades por hora, pero operaciones ha configurado la máquina para producir una tasa de 90

unidades por hora, esto resultaría en un grado de eficiencia del 90%. Un grado de eficiencia del 90% indica que la máquina es capaz de funcionar más rápido, pero para los propósitos de la planificación de capacidad sólo podemos planear que la máquina funcione a la tasa de producción demostrada.

Paso 3: Calcular la capacidad de producción (tasa de router x tasa de rendimiento x tasa de eficiencia x horas por turno). En nuestro ejemplo tenemos una máquina que produce 100 unidades por hora en su estado estándar. Pero tenemos un rendimiento del 95% y una eficiencia del 90%, Para calcular cuántas unidades podemos producir en un turno de ocho horas seguimos la siguiente fórmula: (Tasa de producción estándar por hora) x (tasa de rendimiento) x (tasa de eficiencia) x (8 horas por turno) Nuestra capacidad de producción = 100 x 0,95 x 0,90 x 8 = 684 unidades por turno Entonces, a pesar de que nuestra línea puede producir 800 unidades por turno de ocho horas, dado que la línea está configurada para funcionar de una manera más lenta que en su funcionamiento estándar, y debido a que no podemos vender un 5% de los que producimos, nuestra capacidad real por turno es sólo de 684 unidades.

Consejos: Una última consideración para recordar es el número de horas por turno. El número usado para este valor debería reflejar el número de horas por turno en que la línea está programada para

funcionar. Por ejemplo, si un turno dura ocho horas, pero la línea deja de funcionar por 30 minutos mientras los trabajadores toman su descanso para almorzar, deberías usar un valor de 7,5 horas de producción por turno. Para una línea de producción que fabrica múltiples objetos a diferentes velocidades, querrás

router, eficiencia y rendimientos en base a promedios ponderados para reflejar

la variedad de productos.

Calcular la capacidad de producción de un equipo que produce muchos productos a diferentes

configurar tu tasa de

velocidades crea una situación en la que la verdadera capacidad puede variar ampliamente dependiendo de la mezcla de producción. En estos casos, puedes informar una capacidad estimada,

ponderados, o puedes informar las capacidades máximas y mínimas, de tal

manera que brindes una vista del rango de producción posible.

basada en promedios

Según el diccionario de la Real Academia Española, la productividad es un concepto que describe la capacidad o el nivel de producción por unidad de superficies de tierras cultivadas, de trabajo o de equipos industriales. De acuerdo a la perspectiva con la que se analice este término puede hacer referencia a diversas cosas. Por medio de la productividad se pone a prueba la capacidad de una estructura para desarrollar los productos y el nivel en el cual se aprovechan los recursos disponibles. La mejor productividad supone una mayor rentabilidad en cada empresa. Por ello, la gestión de calidad busca que toda firma logre incrementar su productividad.

Algunos de los aspectos indispensables que no deben olvidarse a la hora de montar una compañía que produzca bienes o servicios son: la calidad, la producción, la eficiencia, la innovación, la tecnología y los nuevos métodos de trabajo. Conceptos que tienen que ver con la productividad a largo y pequeño plazo; en base a lo mucho o poco que se respeten estas cuestiones, dependerá el pronóstico de vida de la compañía. En una empresa, la productividad es fundamental para crecer o aumentar la rentabilidad y para alcanzar una buena productividad deben analizarse con detenimiento los métodos utilizados, el estudio de tiempos y una sistema organizado para realizar el pago de los sueldos a los empleados.

La forma en la que las empresas pueden medir la productividad, es a través de un cálculo en el que se realiza una comparación entre los insumos y los productos, donde la eficiencia es lo que representa el costo por unidad de cada producto.

Es fundamental definir la tendencia de nuestra compañía en lo que respecta a la producción, realizando comparaciones de los resultados del estudio de la productividad en los diferentes períodos de tiempo. De este modo, podremos realizar aquellos cambios que sean necesarios a fin de mejorar el trabajo, aumentando la eficiencia y convirtiéndonos en una compañía más rentable. Para este aumento de la productividad es necesario tener en cuenta una serie de elementos que pueden variar a lo largo del tiempo, estos son: terrenos y edificios (estado del establecimiento donde se realiza la producción), materiales (disponibilidad que se tiene), recursos humanos (cualificación del personal que se tiene) y energía, máquinas y equipo (forma en la que se realiza la producción).

La productividad total de los factores, que se encuentra asociado al rendimiento del procedimiento económico estimado en unidades físicas o monetarias, por asociación entre factores involucrados y productos logrados. La productividad global, una noción empleada por las grandes compañías para mejorar la productividad a través del control y evaluación de los factores determinantes y de los elementos que intervienen en la misma. En este sentido, las nuevas tecnologías, la organización del trabajo y del personal, el estudio de los ciclos y la distribución forman parte del análisis. Y finalmente, el de productividad laboral, que hace referencia al incremento o la disminución de los rendimientos, surgido en las variaciones del trabajo, el capital, la técnica u otro factor.

Que tan productiva o no sea una empresa podría demostrar el tiempo de vida, de dicha empresa, independientemente de la cantidad de productos fabricados. Por estas razones, la Productividad es un factor fundamental en el desarrollo diario de todo negocio.

Importancia de la Productividad El único camino para que un negocio pueda crecer y aumentar su rentabilidad (o sus utilidades) es aumentando su productividad. Y el instrumento fundamental que origina una mayor productividad es la utilización de métodos, el estudio de tiempos y un sistema de pago de salarios. Por ejemplo, el costo total a cubrir en una empresa típica de manufactura, está compuesto aproximadamente por 15% de mano de obra directa, 40% gastos generales. Se debe comprender claramente que todos los aspectos de un negocio o industria como son, ventas, finanzas, producción, ingeniería, costos, mantenimiento y administración, son áreas fértiles para la aplicación de métodos, estudio de tiempos y sistemas adecuados de pago de salarios. En general, dichos métodos son aplicables a cualquier tipo de negocio, ya sea servicios, gobierno etc. Siempre que hombres, materiales e instalaciones se conjugan para lograr un cierto objetivo, la Productividad se puede mejorar mediante la aplicación inteligente de los principios de métodos, estudios de tiempos y sistema de pago de salarios.

Además de la relación de cantidad producida por recursos utilizados, en la productividad entran a juego otros aspectos muy importantes como:

Calidad: Velocidad a la cual los bienes y servicios se producen especialmente por unidad de labor o trabajo. Productividad = Salida/Entradas Entradas: Mano de Obra, Materia prima, Maquinaria, Energía, Capital. Salidas: Productos.

¿Cómo se mide la Productividad? La productividad se define como la relación entre insumos y productos, en tanto que la eficiencia representa el costo por unidad de producto. Por ejemplo:

En el caso de los servicios de salud, la medida de productividad estaría dada por la relación existente entre el número de consultas otorgadas por hora/médico. La productividad se mediría a partir del costo por consulta, mismo que estaría integrado no solo por el tiempo dedicado por el médico a esa consulta, sino también por todos los demás insumos involucrados en ese evento particular, como pueden ser materiales de curación y medicamentos empleados, tiempo de la enfermera, etc

En estas empresas la productividad global se mide basándose en un número definido de "centros de utilidades" que representan en forma adecuada la actividad real de la

empresa. La fórmula se convierte entonces en:

Productividad:

Producción =Producto A + Producción Producto B + Producción Producto N.

Con el fin de medir el progreso de la productividad, generalmente se emplea el Índice de Productividad (P) como punto de comparación:

P = 100*(Productividad Observada) / (Estándar de Productividad) La productividad observada es la productividad medida durante un periodo definido (día, semana, mes, año) en un sistema conocido (taller, empresa, sector económico, departamento, mano de obra, energía, país) El estándar de productividad es la productividad base o anterior que sirve de referencia (Período Base). Con lo anterior vemos que podemos obtener diferentes medidas de productividad, evaluar diferentes sistemas, departamentos, empresas, recursos como materias primas, energía, entre otros. Pero lo más importante es la capacidad de definir la tendencia por medio del uso de índices de productividad a través del tiempo dentro de las empresas, realizar las correcciones necesarias con el fin de aumentar la eficiencia y ser más rentables día a día.

Otro elemento importante a considerar para aumentar la productividad de la empresa es el capital humano, en cuanto a la inversión realizada por la organización para capacitarlos y formarlos.

Factores internos y externos que afectan la productividad

Factores Internos:

Terrenos y edificios

Materiales

Energía

Máquinas y equipo

Recurso humano

Factores Externos:

Disponibilidad de materiales o materias primas.

Mano de obra calificada

Aranceles

Infraestructura existente

CALIDAD Y PRODUCTIVIDAD

La Calidad desde el punto de vista conceptual ha pasado por diferentes etapas, desde el surgimiento de la industria manufacturera donde se le consideraba como algo que debía ser inspeccionado para poder obtener determinados requerimientos técnicos que eran precisados por el productor; continuando la etapa posterior de control estadístico de la calidad, donde se aplicaban técnicas de muestreo a lo largo del proceso, con el objetivo de detectar a tiempo cualquier irregularidad y garantizar que el producto que saliera cumpliera, igualmente, los requisitos preestablecidos por el productor; en una etapa más actual se instrumentan programas y sistemas de calidad a todas las fases de concepción, diseño y producción, incluyendo el servicio posventa; y hoy la calidad es posible administrarla. En esta última fase el énfasis está puesto en el mercado, las necesidades y expectativas del cliente. Pero además la Calidad se ve como un enfoque de dirección, que no sólo contempla la calidad del producto, sino el sistema de dirección en su totalidad.

En los sistemas tradicionales que hasta recientemente se han venido trabajando:

Precio de Venta = Costo + Beneficio

Pero esta fórmula ya no da resultados pues no toma en cuenta al cliente, y éstos actualmente no están dispuestos a pagar las ineficiencias del productor, que hacen aumentar los costos. Esta forma de pensar confunde valor con precio y por tanto no es adecuada en una época de alta productividad, al no tener en cuenta las necesidades del cliente.

Actualmente se parte de la fórmula:

Beneficios = Precio – Costo

Considerando que el precio lo fija el mercado y los clientes, por tanto para obtener beneficios, sólo podemos hacerlo reduciendo los costos tanto como sea posible y esto último sólo lo podemos hacer logrando niveles más altos de productividad. Todo lo anterior nos hace llegar a la conclusión de que el concepto de productividad bajo este nuevo enfoque de dirección, debe haber cambiado también y ya no se le puede ver con ese sentido restringido donde realmente se disminuye su importancia y se le interpreta mal. Esto último lo planteamos, porque en muchas empresas cuando se habla de mejora de la productividad, inmediatamente los obreros piensan que se va a intensificar su trabajo, que se va a pagar menos

salarios o que se va aumentar el ritmo de trabajo; y desde el comienzo tienden a sabotear todos estos programas, cuando no están precedidos por un buen seminario que haga comprender realmente qué es mejorar la productividad y la calidad para la empresa.

Por lo que pudiéramos entonces afirmar que la productividad evaluá la capacidad del sistema para elaborar productos que son requeridos (que se adecuan al uso) y a la vez el grado en que se aprovechan los recursos utilizados, es decir el valor agregado. Para poder incrementar el Valor Agregado se hace necesario producir lo que el mercado (cliente) valora y hacerlo con el menor consumo de recursos, todo lo cual nos permitirá reducir los costos y por ende incrementar los beneficios, haciendo a nuestra organización más productiva.

Las siete etapas de un proceso productivo.

1) Materia Prima: Las materias primas necesarias para el proceso, deben ser las especificadas por las hojas de operaciones correspondientes, observando la procedencia, el estado, la cantidad y la fecha de fabricación/ingreso.

Ejemplo: En el caso de un proceso de inyección de piezas plásticas, si la operación tiene indicado el uso de policarbonato Código X.224, debe verificarse que las bolsas indiquen ese código, como así también que su procedencia sea la especificada. La cantidad debe alcanzar para que el proceso pueda desenvolverse en su totalidad, evitando interrupciones por faltantes. El estado del material es importante para obtener un buen resultado. Se verifica en el control de recepción, así como la fecha de elaboración / ingreso, para evitar vencimientos y degradaciones con el tiempo. El uso de material sustituto, debe estar convalidado específicamente por la persona cuya función la autorice para esa gestión. Caso contrario debe evitarse su uso, para no originar problemas posteriores al finalizar el proceso, ó durante el uso de los productos.

2)Mano de Obra. Es posiblemente una de las etapas más importantes. En general cualquier proceso, incluso los de mayor grado de automatización, tienen un componente cuantitativo / cualitativo de mano de obra más ó menos especializada. La mano de obra que trabaje en un proceso, debe estar instruida y entrenada en las operaciones, sabiendo diferenciar un producto bueno de uno que no lo es. Deben conocer como reaccionar ante una no conformidad, y llevar los registros correspondientes a la operación. Según sea su grado de conocimiento y experiencia, pueden variar desde personal en entrenamiento con fuerte supervisión, a personal con vasta experiencia y suficiente conocimiento como para entrenar a otro operario nuevo. Ejemplo: Un operario mal preparado, puede echar por tierra con el resultado del proceso productivo. Una manera directa de saber el grado de

conocimiento, es la observación de sus acciones y el interrogatorio sobre la operación en la cual está involucrado. El operario debe saber interpretar la hoja de operaciones.

3)Método de trabajo. Las operaciones no deben hacerse de cualquier manera, sino que debe haber una forma pautada e

indicada en las hojas de operaciones, que lleve a la repetibilidad de acciones, de manera de asegurar

la uniformidad en el resultado. El método indica la secuencia de acciones dentro de la operación, y el

número de operarios involucrados.

4) Máquinas. Se deben usar las máquinas y los herramentales especificadas en la hoja de procesos. Inicialmente al arrancar el proceso, se debe hacer un chequeo rápido por parte del operario, llamado a veces "Mantenimiento de 1er. nivel", donde se verifica que el equipo esté operable, que no haya ruidos ó golpeteos extraños, que no se verifiquen recalentamientos ó fugas de fluidos líquidos ó gaseosos, y la limpieza del mismo. En el caso de problemas, será el encargado del sector quien en definitiva decide si se puede seguir con la operación, ó si se debe suspender la misma. En ambos casos deberá elaborar una orden de mantenimiento, para la solución inmediata ó mediata del problema. Ejemplo: A veces por la presión de las entregas, se usan máquinas / herramentales dañados. Muchas veces el resultado es el de productos no conformes, con lo cual se agrava el problema. La manera de evitar estas situaciones, es la de planificar un mantenimiento preventivo eficaz y realizable, adecuado al tipo de producto a fabricar, y a las posibilidades de la empresa.

5) Medio Ambiente. Muchas veces descuidado, el medio ambiente se refiere al orden y a la limpieza del sector productivo,

y por que no a la seguridad de los operadores, y al trabajo sostenido en un clima agradable de

colaboración y respeto mutuo. La falta de orden y limpieza atenta contra la obtención de buenos

productos, favoreciendo la mezcla y la confusión, dificultando los desplazamientos libres, y aumentando las chances de accidentes de trabajo. En realidad todo sector productivo debiera asegurarse de este punto, antes de seguir con los demás.

Ejemplo: El estibaje desordenado de material en los pasillos, "por no haber lugar en el sector", favorece

el entorpecimiento del tránsito fluido de los montacargas y demás medios de transporte, además de

facilitar el daño y la mezcla de los productos en esa condición. Por otro lado dificulta el libre desenvolvimiento de los demás sectores cercanos a él.

6) Medición. Se refiere a todo tipo de medición que se hace en el sector. Por ejemplo: cantidad de piezas fabricadas,

tiempos standard de operación, cantidad de piezas conformes y no conformes, mediciones hechas sobre piezas, productividad, cantidad de retrabajos, etc. Pensemos que una gestión ágil y moderna de un proceso, se hace cuando se conocen sus índices ó mediciones. Ésto permite hacer correcciones, mejoras, es decir tomar decisiones. Eso sólo se puede hacer, cuando se conocen valores del proceso.

Ejemplo: Si a través de las mediciones detectamos que el porcentaje de scrap de un proceso es de por ejemplo de un 5%, sabemos que debemos intervenir y analizar con la técnica que corresponda, las correcciones convenientes. Hay mediciones que corresponden al sector, y otras que realizan sectores de apoyo, como ser Control de Calidad.

7) Managing. Es la gestión / administración del sector. Está a cargo del encargado del sector, y lo hará a través del manejo y control de las etapas anteriormente mencionadas. Así podrá informar a la Gerencia a la cual deba responder, elevando en una apretada síntesis logros y necesidades de su sector. A su vez recibirá directivas, las cuales deberá bajar y aplicar en su sector. Deberá recordar que "El Encargado es el Sector ante la Dirección de la Empresa, y es la Dirección de la Empresa en el Sector. En este sentido es de suma importancia, fomentar la comunicación horizontal entre encargados, para apoyarse mutuamente en sus labores, y compartir experiencias que ayuden a la mejora del funcionamiento de la organización.

Como ejercicio, obtenga un resumen de la información entregada y con ello reflexione sobre los puntos que considere mas importantes. Ahora desarrolle una empresa y caracterice las definiciones descritas en el presente documento ( Producción, Capacidad de producción, Productividad, las siete etapas de un proceso productivo, etc.)