Вы находитесь на странице: 1из 3

“Introducción al análisis estructural de los relatos”.

Barthes, Roland
(editor), Análisis
Estructural del Relato.
Ediciones Coyoacán,
México, 1996.

(contenido del capítulo:)

Introducción

1. La lengua del relato

a. Mas allá de la frase


b. Los niveles de sentido

2. Las funciones

a. La determinación de las unidades

b. Clases de unidades

c. La sintaxis funcional

3. Las acciones

a. Hacia una posición estructural de los personajes

b. El problema del sujeto

4. La narración

a. La comunicación narrativa

b. La situación del relato

5. El sistema del relato

a. Distorsión y expansión

b. Mímesis y sentido

La sección ‘distorsión y expansión’ se refiere a las interrupciones que


experimenta una unidad narrativa. La expansión, se refiere al
contenido que llena esas interrupciones.
En toda narración –o casi toda- se presentan esas interrupciones:
“Swami Muktananda nació en 1908, en el seno de una familia de
prósperos terratenientes, cerca de la ciudad de Mangalore, al sur de la
India.” (El Néctar del Canto). La unidad podría estar proporcionada sólo
por la frase Swami Muktananda nació en 1908, pero la inclusión de las
caracteristicas de su familia y la ubicación (imprecisa) del lugar
constituyen una distorsión de la unidad narrativa. Ello mismo
constituye la expansión.

Aquellos que adoran a la respetable Enroscada con postraciones


y con los benéficos himnos sagrados que proceden del linaje de
los Siddhas se liberan.

‘que proceden del linaje de los Siddhas’ es una distorsión del relato (al
mismo tiempo lo expande).

“La distorsión generalizada da a la lengua del relato su sello propio:


fenómeno de pura lógica, puesto que está basada en una relación, a
menudo lejana, y que provoca una suerte de confianza en la memoria
intelectiva, sustituye sin cesar la copia simple y pura de los
acontecimientos relatados por su sentido… en el relato, estas
unidades, contiguas desde un punto de vista mimético, pueden estar
separadas por una larga sucesión de inserciones que pertenecen a
esferas funcionales completamente diferentes: así se establece una
suerte de tiempo lógico, que tiene poca relación con el tiempo real,
aunque la pulverización aparente de las unidades sea siempre
mantenida con firmeza por la lógica que une los núcleos de la
secuencia.” (Barthes, Introducción al análisis estructural del relato, p.
31.).

Esta es, pues, una nueva forma de enunciar lo que ya Aristóteles habia
establecido acerca del tiempo real y el tiempo ‘artístico’ de una obra
de arte o poética. Pues la obra imita a la vida real, pero no la narra en
la misma sucesión de acontecimientos sino que los orgaaniza de una
manera difereten buscando darle un sentido. LEER DE NUEVO A
ARISTOTELES.
Lo que sí es un agregado de Barthes es el llamar ‘distorsiones’ a las
rupturas que rompen una unidad y ‘expansión’ a los contenidos de
esos agregados.

Esa es una operación que hacemos los biografos: durante el proceso


de gathering información discriminamos aquellos aspetos de la vida
del biografiado que consideramos ‘expansiones’ inútiles. Tratamos de
encontrar y conservar unidades narrativas de la vida que estudiamos:
entró al Seminario y por haber desobedecido las reglas de la vida
monástica, como resultado de su absorción de la teología de la
liberación, fue expulsado. Y luego trato de zambullirme en la narración
de los detalles de la desobediencia. El resultado ya lo sé. Lo que quiero
es encontrar los detalles reveladores, es decir de qué manera
específica la Teología de la Liberación, cuestionó la autoridad y las
normas del Seminario.