Вы находитесь на странице: 1из 76

Tesis de Grado

1

INTRODUCCION

Para los mayas, pueblo indígena de México, el maíz era un regalo del cielo, todavía hoy, el maíz es junto con el trigo y el arroz, uno de los tres cereales más importante del mundo. A escala mundial se cultivan 140 millones de hectáreas, lo que aporta una cosecha de 600 millones de toneladas anuales. Los principales productores son Estados Unidos, China y Brasil seguidos por Argentina, México e India.

En nuestro país es el cultivo más difundido ya que es cultivado en todos los departamentos, la superficie sembrada en el año 2000 según el INE asciende a las 488.606 ha.

La demanda a nivel nacional de maíz esta estructurada de la siguiente manera: 58% industria de alimentos balanceados para aves, seguido de un 19% para ganadería de carne, leche y porcinos, el consumo humano tiene un requerimiento que varia alrededor del 16% en consumo directo y transformado, el 7% restante se exporta.

Santa Cruz como departamento es líder en superficie de siembra y producción con 37.25% y 55.65 % respectivamente, en la campaña verano 2000/2001 se sembraron 104 mil ha de las cuales 84 mil ha correspondieron a variedades comerciales como Algarrobal-10, Chiriguano-36, Cubano Amarillo, IBO-128, Swan Saavedra y Tuxpeño-02 con rendimientos superiores a las 3.5 t/ha, mientras que las restantes 20 mil ha correspondieron a híbridos comerciales que obtuvieron rendimientos inferiores a los 2.5 t/ha.

A pesar de la importante inversión tecnológica en semilla no se a tenido resultados sobresalientes en rendimientos debido principalmente a la falta de variedades adecuadas a las distintas condiciones agroclimáticas y a los diferentes sistemas de producción en los que se cultiva el maíz.

Tesis de Grado

2

Los trabajos de evaluación de nuevas variedades tropicales de maíz amarillo duro tiene como objetivo llegar a pequeños y medianos productores carentes de inversión tecnológica con semillas de alto rendimiento provenientes de condiciones agroecológicas similares a las nuestras de tal manera que puedan competir con una agricultura crecientemente tecnificada.

El efecto que pueden causar el introducir nuevas variedades tienden a beneficiar en forma directa e indirecta a la agricultura local., el efecto directo que producen este tipo de investigaciones es el de evaluar, seleccionar las variedades superiores y mejorarlas a través de los diferentes métodos de mejoramiento para luego distribuirlas comercialmente, la forma indirecta en que pueden llegar a beneficiar estos trabajos de investigación es sumarlo como material promisorio al germoplasma local.

Con los antecedentes expuestos y con el propósito de contribuir al desarrollo de la región, en el presente trabajo de investigación se plantearon los siguientes objetivos:

OBJETIVOS:

Identificar y recomendar la(s) variedad(es) que presentan las mejores

características agronómicas y morfológicas en cada localidad.

Evaluar el potencial de rendimiento de 14 variedades experimentales de

maíz amarillo duro, comparadas con el mejor testigo local.

HIPOTESIS NULA (H0)

Todas las variedades no presentan las mismas características agronómicas y morfológicas.

Tesis de Grado

3

HIPOTESIS ALTERNA (Ha)

Todas las variedades presentan las mismas características agronómicas y morfológicas.

HIPOTESIS NULA (H0)

Todas las variedades no presentan un alto rendimiento.

HIPOTESIS ALTERNA (Ha)

Todas las variedades presentan un alto rendimiento.

Tesis de Grado

4

1. REVISION DE LITERATURA

2.1. MEJORAMIENTO GENÉTICO DEL MAIZ

Elliot (1967), define al mejoramiento de plantas como la manipulación artificial de variedades, la alteración de su composición escogiendo para ello una dirección de acuerdo a ciertas especificaciones, según pasen de una generación a la siguiente a través de la reproducción sexual.

La adquisición de variedades superiores importadas de otras zonas cumple la misma finalidad que la obtención de variedades superiores en los programas de mejora. La introducción de plantas se considera por lo tanto como un método de mejoramiento (Allard, 1978).

Los ensayos y esquemas de mejoramiento poblacional en que se basan han probado ser efectivos en la generación de nuevos germoplasmas para agricultores de países en desarrollo, el desarrollo y distribución de esta tecnología comienza con la recombinación y el mejoramiento bajo una selección no muy rigurosa de 33 complejos germoplásmicos de maíz normal formados por este centro, las mismas que son grandes reservorios de variabilidad genética clasificados según su zona de adaptación, periodo de madurez, tipo y color de grano. A partir de los materiales más promisorios de estos complejos han derivado 23 poblaciones avanzadas normales que son superiores en rendimiento y otras características agronómicas (CIMMYT,

1985).

2.2. PROGRAMAS DE MEJORAMIENTO

Según Elliot (1967), en un programa de mejoramiento se requieren pruebas intensas y extensas para describir y comprobar la adaptabilidad en una nueva variedad. El mismo autor indica que en las fases preliminares de

Tesis de Grado

5

crianza y selección la atención generalmente se enfoca en el comportamiento comparativo en una localidad.

De acuerdo al CIMMYT (1985), los programas de mejoramiento son de tres tipos: Ensayos internacionales de Prueba de Progenies (IPTT), Ensayos internacionales de Variedades Experimentales (EVT) y los ensayos internacionales de variedades Elite (ELVT).

Son los principales medios por los cuales este Centro evalúa el germoplasma de maíz en una amplia gama de condiciones de siembra en muchas localidades.

Las variedades experimentales formadas en base a los resultados de los IPTT, se evalúan su adaptación, algunas de las cuales se derivan de las 10 mejores familias de cada localidad y otras de las 10 mejores familias a través de todos los sitios.

Estas variedades se avanzan a F2 y son enviados a diversas localidades como ensayos (EVT) para su evaluación, el siguiente paso es la selección de variedades con mejor comportamiento para preparar los ensayos (ELVT) que son conducidos en forma similar a los (EVT).

2.3. FENOTIPO

El fenotipo puede ser cualquier característica medible o rango distintivo que posee un organismo. Es el resultado de los productos génicos que se manifiestan en un ambiente dado (Stansfield, citado por Barba 2000).

Según Grand-Pierre (1971), las diferencias fenotípicas que se presentan entre los individuos que integran una población de plantas de una

Tesis de Grado

6

misma especie, variedad, raza o familia son el resultado de la unión de los siguientes aspectos:

a) Genotípicos.

b) Influencia del medio.

c) Interacción genotipo/ambiente.

d) Efecto de mutación.

2.4. GENOTIPO

Gardner

(1963), define como genotipo a la constitución genética

expresada y latente de un organismo

Para Brauer (1985), la constitución genética determina una variación intrínseca de cada organismo y que depende de su origen, acompañándolo durante toda su vida.

Stansfield, citado por Barba (2000), indica que todos los genes que posee un individuo constituyen un genotipo.

2.5. INTERACCION GENOTIPO-AMBIENTE

La interacción genotipo-ambiente es el comportamiento diferencial que exhiben los genotipos cuando se los somete a diferentes condiciones ambientales (Marquez, 1974).

La acción del ambiente sobre una planta tiene como resultado la modificación de los efectos de la acción génica pudiendo ser esta favorable o desfavorable, y que el mejoramiento genético de cultivos debería realizarse

Tesis de Grado

7

tomando en cuenta el rango de variación ambiental que se desea cubrir con dichas variedades mejoradas, además hacerse la siembra en distintas localidades y en varios años para obtener la respuesta de un genotipo a diferentes condiciones del ambiente (Cervantes, 1982).

Para Allard (1967), las variedades estables muestran poca interacción genotipo - ambiente para caracteres agronómicos importantes, especialmente el rendimiento, pero no necesariamente para otros caracteres; existen dos maneras generales por las que una variedad puede estar compuesta por un número de genotipos cada uno adaptado a una gama de ambientes algo diferentes a los individuos mismos pueden ser flexibles de tal forma que cada miembro de la población está adaptado a una gama de ambientes (homeostasis).

Eberhart y Russel (1966), sostienen que en el pasado el término de variedad estable generalmente se la usaba para designar una variedad que se comporta relativamente igual en una amplia gama de ambientes, lo que quiere decir que una variedad estable se comporta mejor en condiciones adversas y no tan bien bajo condiciones favorables.

Con referencia a la interacción genotipo - ambiente y la estabilidad, Oyervides, citado por Miranda (1994), sostienen que en los programas de mejoramiento de plantas se tiene una práctica común, que es el de conducir el mismo experimento en varias localidades diferentes, con el motivo generalmente de estimar la influencia del ambiente sobre los genotipos, es decir la magnitud de la interacción genotipo - ambiente

2.6. ADAPTACION

De acuerdo a Allard (1976), la adaptación es el proceso por el cual los individuos cambian de forma o función al cambiar de ambientes de tal manera que sobreviven mejor bajo determinadas condiciones ambientales.

Tesis de Grado

8

Wisie (1962), manifiesta que la adaptación puede definirse como el valor de sobrevivencia de un organismo bajo las condiciones que prevalecen en el hábitat en el que se desarrolla.

Para Evans (1983), actualmente existe una cierta tendencia a la sustitución de genotipos con adaptación local por aquellos con una adaptación más amplia estableciéndose que la capacidad de adaptación es una característica valiosa en muchos cultivos.

2.7. ADAPTABILIDAD

Según Laing (1978), la adaptabilidad se refiere al comportamiento relativo de genotipos particulares al cultivarlos en diversas localidades. La expresión “amplia adaptabilidad” se aplican a los materiales que presentan un alto nivel de comportamiento relativo bajo una gran diversidad de ambiente.

Por otra parte la adaptabilidad específica o local se refiere al material que presenta un alto nivel de comportamiento relativo bajo una gama relativamente estrecha de ambientes. La adaptabilidad no solo se refiere a la adaptación afectada por factores climáticos, edáficos y bióticos, sino también por factores agronómicos y del sistema de cultivo.

Los factores del medio considerados como los de mayor influencia sobre la respuesta diferencial de los genotipos en diversas localidades, son las siguientes:

Balance hídrico del cultivo (interacción suelo-clima-cultivo)

Temperatura

Fotoperíodo

Tesis de Grado

9

Incidencia de enfermedades

Incidencia de insectos

Factores adversos al suelo.

Sistema de cultivo

El mismo autor concluye indicando que el único medio posible para medir la adaptabilidad, en el contexto de la evaluación varietal, es mediante una serie uniforme de experimentos de rendimiento en diferentes localidades.

Por otra parte, Torrico, citado por Claros (1987), señala que dentro de los pasos seguidos en la obtención de nuevos cultivares con características superiores, la introducción de germoplasma exótico constituye un factor importante, ya que por un lado existe la posibilidad de obtener la adaptación de cultivares que fueron desarrollados en otros centros experimentales y también se tiene una fuente para seleccionar características deseadas que podrían ser incorporadas en las variedades locales o bien como una fuente de variabilidad para futuros programas de mejoramiento.

2.8. LÍNEA PURA Y VARIEDAD

Al grupo de individuos con antecedentes genéticos similares (cría) se los denomina frecuentemente línea, cepa, variedad o raza. Por lo tanto línea pura se define como aquel grupo de individuos con características genéticas similares y que tienen un ancestro en común (Stansfield, citado por Barba

2000).

Para Poehlman (1987), variedad es un grupo de plantas similares que debido a sus características estructurales y comportamiento, se puede diferenciar de otras variedades dentro de la misma especie

A su vez Douglas, citado por Miranda (1994), asegura que el término variedad significa una subdivisión de una clase, que es diferente y estable.

Tesis de Grado

10

Diferente en el sentido de que la variedad se puede identificar mediante una o más características morfológicas, y de otro tipo, que la distinguen de las otras variedades conocidas. Uniforme en el sentido de que se puede describir la variación de las características esenciales y típicas. Estable por cuanto la variedad permanecerá inmodificada, lo que da un grado de confiabilidad en sus características esenciales y típicas, y en su uniformidad al reproducirla o reconstituirla según lo exijan las diferentes categorías de las variedades.

2.9. IMPORTANCIA DE LOS ENSAYOS REGIONALES EN LA ELECCION

DE

VARIEDADES

Una variedad a recomendarse en la producción comercial debe probarse adecuadamente en la región donde se va expandir demostrando la misma superioridad o por lo menos resultados similares a las variedades comerciales existentes tanto en la capacidad de adaptación como en la calidad de grano, de ahí que vengan a efectuarse ensayos comparativos con sus correspondientes repeticiones y se continúan durante algunos años (Boerger, citado por Miranda 1994).

Elliot (1967), manifiesta que las variedades comerciales con frecuencia representan tipos con características únicas, incluyendo su adaptación en medios ligeramente diferentes, solo muy raramente se encuentra una variedad nueva y diferente que logre esa adaptación.

Sin embargo para que las nuevas variedades tengan éxito, deben comportarse bien en una serie de condiciones ambientales que pueden encontrarse en su área potencial de distribución. Es cierto que en algunas condiciones ecológicas y geográficas las variedades deben estar adaptadas únicamente a lo que puede considerarse condiciones locales, pero en la mayoría de las plantas de gran cultivo el valor de una nueva variedad es aumentado por su capacidad para comportase uniformemente bien en una

Tesis de Grado

11

amplia gama de condiciones ambientales. Esto incluye la adaptabilidad de la nueva variedad a diversas situaciones y a su capacidad para producir una cosecha normal en condiciones ecológicas muy diversas. Así hemos llegado al lugar del programa en que se debe evaluar un gran número de selecciones para su aptitud para adaptarse a una amplia gama de condiciones ambientales.

1.10. REQUERIMIENTO AGROCLIMATOLOGICO Y EDAFICOS DEL CULTIVO

Para Wingley (1961), el maíz es una planta tropical que no resiste las heladas; sin embargo, el cultivo puede llegar a su madurez si la temperatura promedio es cercana a 24º C durante su ciclo vegetativo, aún en áreas con vientos fríos en el invierno. El mismo autor afirma que las condiciones climáticas óptimas para el cultivo de maíz en los países tropicales, implica una cantidad limitada de lluvias al principio del ciclo vegetativo, lluvias que humedezcan bien el suelo cada cuatro a cinco días desde el final del primer mes hasta una tres semanas después de la floración, una disminución gradual de la lluvia hasta el tiempo de la cosecha y luminosidad abundante durante todo el ciclo.

2.10.1. Suelos

Aldrich y Leng (1974), manifiestan que los granos de semilla de maíz necesitan un suelo cálido, húmedo y bien aireado, lo bastante fino como para permitir un buen contacto de la semilla con el suelo.

Según Roig y Martinez (1974), afirman que suelos demasiado pesados y livianos originan un menor desarrollo vegetativo de la planta de maíz, dando lugar a una menor altura de planta e indica que suelos de

Tesis de Grado

12

moderada a buena fertilidad y de textura franco a franco-arcillosa son los ideales para este cultivo.

CIAT- Santa Cruz (1983), recomienda que el tipo de suelo para el cultivo del maíz sea de textura media a franco, profundo de buen drenaje y

buena fertilidad, con un contenido de materia orgánica mayor al 2% y con un

contenido de fósforo mayor a 6 p.p.m

pudiendo ser óptimo entre 6 y 7. No tolera suelos encharcados por lo que se

debe evitar que el cultivo sea sembrado en terrenos bajos y compactados.

El pH puede variar entre 5,5 y 8

Reyes (1990), expresa que hay una gran variación en los suelos en donde se cultiva el maíz, desde los pedregosos, arenosos, con fuertes pendientes, infertiles y manejo complicado, hasta lo fértiles y fáciles de mecanización integral desde la siembra hasta la cosecha. Los mejores suelos, para altos rendimientos son los que cuentan con un adecuado drenaje, fértiles de fácil manejo, bien aireados, profundos; suelos francos, arcillosos rojizos; ricos en materia orgánica, en nitrógeno, fósforo, potasio y algunos micronutrientes en cantidades balanceadas y con un pH de 6-7.

Son escasos los suelos que poseen todos los atributos naturales que se requieren para obtener una alta productividad; sin embargo, hay suelos que con tecnologías se pueden acondicionar para su utilización en cultivos de maíz.

No obstante, hay regiones donde no se debería sembrar maíz:

Terrenos altamente arcillosos. Terrenos completamente arenosos. Terrenos con fuertes pendientes(mayor al 3%). Suelos humíferos. Suelos salinos y salitrosos. Terrenos inundables.

Tesis de Grado

13

Suelos contaminados con agroquímicos o residuos industriales. Susceptibles a contaminación.

2.10.2. Temperatura

Aldrich y Leng (1981), sostienen que la temperatura mínima para el crecimiento del maíz es de 12,8° C, la máxima de 40,8° C y la óptima entre 26,7º y 29,4° C, si la humedad en el suelo es suficiente para balancear las pérdidas de humedad por transpiración y evaporación. Cuando la humedad del suelo es escasa la temperatura óptima es inferior a 26,7° C.

susceptibles a las altas temperaturas en los

periodos de floración, dañando el polen y los estigmas. Las temperaturas de 4° C o menos, afectan a las plantas en cualquier estado de desarrollo.

Las plantas son muy

Cuando las temperaturas de congelamiento ocurren en las primeras fases de su desarrollo (8 a 10 cm de altura de la plántula), pueden recuperarse lentamente. Y si éstas ocurren en estado lechoso los daños son severos.

Parsons (1982), indica que para una buena producción de maíz la temperatura debe oscilar entre 20º y 23º C, la temperatura óptima dependerá del estado de desarrollo, así se indica que para la germinación es de 30º C, y para la floración de 21º C a 30º C, a su vez también indica que las heladas y los granizos afectan considerablemente el desarrollo del cultivo.

Reyes (1990), afirma que durante el ciclo agrícola del desarrollo, el maíz requiere una temperatura cálida en el día y fresco en las noches. El cultivo tiene problemas cuando la temperatura promedio es inferior a 18, 8° C durante el día y 12,8° C durante la noche.

Tesis de Grado

14

En general, la mayor producción en el mundo se logra en aquellos climas en donde las temperaturas en los meses calurosos varían entre 21º y 27° C, y un periodo libre de heladas en el ciclo agrícola variable de 120 a 180 días.

2.10.3. Precipitación

Las necesidades de agua para la evaporación en el cultivo del maíz, varían de 400 a 800 mm.

El total de agua usada en la evapotranspiración varía considerablemente de acuerdo a los siguientes factores: duración del ciclo del cultivo, clima, disponibilidad de agua, características hidrodinámica del suelo y prácticas de manejo del sistema agua-suelo-planta (Reyes, 1980).

Llanos (1984), indica que la cantidad total de lluvia caída durante el periodo vegetativo y más aún, su distribución a lo largo del mismo, son fundamentales para el crecimiento y rendimiento en grano del maíz.

2.10.4. Fotoperíodo

Para Reyes (1990), el fotoperiodo tiene influencia en: el crecimiento vegetativo, formación de flores, semillas y frutos; extensión de las ramificaciones, forma de hojas, formación de pigmentos, pubescencia, desarrollo radicular y muerte de la planta.

El maíz es una planta de fotoperíodo corto, aún cuando algunos la consideran de fotoperíodo neutro, esto puede ser explicable si se considera la gran variación genética de la especie.

Tesis de Grado

15

Evans (1983), indica que en relación a la masa foliar de las plantas, estas interceptan la luz con diferentes grados de eficiencia, aspecto que fundamentalmente depende del índice del área foliar.

Además indica que las altas densidades de siembra aumentan el sombreado recíproco al incrementarse el área foliar por efecto del crecimiento de la planta, provocando una disminución de la relación tallo- hoja

2.11. Insectos Plagas

En Santa Cruz es posible producir maíz sin utilizar pesticidas para el control de insectos ya que los daños causados en muchos casos no son considerables.

Pruett (1998), afirma como principales plagas del suelo al gusano tierrero (Agrotis ipsilon) y (Spodoptera spp.) como hábitos similares en el estado de plantulas de maíz. Generalmente atacan de noche y en mancha, su invasión es esporádica y el daño que causan es de diferente intensidad, pudiendo llegar en casos extremos a la destrucción total del cultivo.

El muestreo para plagas como Agrotis y Spodoptera se deben tomar de 1 a 5 muestras de 30 cm x 30 cm x 20 cm de profundidad por hectárea considerandose como nivel crítico de 1 a 2.5 larvas por cada 5 muestras. Sin embargo debido a que las poblaciones dañinas y medibles aparecen después de la siembra, éste tiene poco valor predictivo antes de la primera siembra (CIAT -Santa Cruz, 1996).

CIAT- Santa Cruz (1996), sostiene como plagas subterraneas al gusano tierrero o gusano cortador (Agrotis spp.), cuyas larvas de color café con marcas dorsales más pálidas, cortan las plantas nuevas por encima del

Tesis de Grado

16

nivel del suelo, las larvas grandes trozan los tallos en la parte superior o por debajo del nivel del suelo durante la noche, en tanto que durante el día se esconden en el suelo cerca de la base de la planta y característicamente se enroscan al ser perturbadas, esta característica hace más difícil su control.

El Barrenador del tallo (Diatraea sp.), que ataca tanto al tallo, como a la mazorca, provocando el acame de las plantas y la caída de las mazorcas, ésta generalmente ataca después del gusano cogollero.

La plaga de maíz más conocida en nuestro departamento es el gusano cogollero, los primeros en estudiarlos, según Luginbill (1950), citado por Rodríguez (1977), fueron Smith y Abbot en el año 1797, quienes lo denominaron Phalaena frugiperda, posteriormente el género al que pertenecía este insecto fue cambiando a Laphygma y después Zimmerman, citado por Tood (1964) a su vez citado por Rodriguez (1977), lo incluyó en el género Spodoptera, por lo que terminó llamándose Spodoptera frugiperda (Smith), nombre científico con el que se conoce actualmente al gusano cogollero.

Para Cruz (1990), el gusano cogollero puede atacar el cultivo de maíz, días después de la emergencia de las plantas hasta el estado fenológico en que la espiga emerge o hasta el punto llamado lechoso; mas los mayores daños se verifican cuando el cultivo se encuentra entre 40-50 días. En esta fase pasa a alimentarse de hojas centrales llamados cogollos.

Chavez (1986), describe las siguientes formas que pueden adquirir el ataque del gusano cogollero de maíz:

Raspador de hojas

Larvas durante los dos primeros instares se alimenta produciendo un raspado en la superficie de las hojas; destruyendo la epidermis del follaje y dejándola de color blanco transparente.

Tesis de Grado

17

Cortador de plantulas.

Las larvas de mayor tamaño del cogollero troncha las plantas a nivel de la base del tallo durante los primeros 15 días después de la emergencia de las plantulas; hasta cuando las plantas tienen entre 4 a 7 hojas.

Comedor de cogollos.

Las larvas generalmente viven dentro del cogollo comiendo tejidos tiernos y pudiendo también destrozar la panoja antes de salir esta, en numero no mayor de dos gusanos por planta. El daño lo realiza una vez que la planta tiene 4 o mas hojas. Las larvas también se pueden alimentar de las panojas tiernas recién salidas.

2.12. Enfermedades

Según Herbas (1981), las principales enfermedades del maíz son:

a) Roya de las hojas del maíz

Esta enfermedad se caracteriza por la presencia del signo o señal que consiste de pústulas o soros de forma oval o elíptica y de tamaño variado, de color pardo rojizo, sobre ambas caras de la hoja. A medida que la planta madura las pústulas pueden presentar una coloración pardo mas obscura, como consecuencia del desenvolvimiento de las teliosporas. Estas pústulas recubiertas al principio por una capa de células del hospedante se rompen y dejan salir las uredosporas del hongo causante de esta enfermedad. Sobre estas pústulas o junto a ellas se observan al final de la estación de crecimiento un polvillo de color obscuro casi negro que corresponden a las esporas de duración o teliosporas.

El agente causal de esta enfermedad es causada por el hongo Puccinia sorghi Schw. Las urediosporas son producidos en uredias, son de

Tesis de Grado

18

forma esférica o elíptica, de coloración canela, las teliosporas son de color marrón obscuro, que después de su germinación dan origen a las basidiosporas.

b) Manchas o helmintosporiosis de la hoja del maíz

Esta enfermedad se manifiesta por manchas elípticas de color amarillo, midiendo aproximadamente de 2.5 a 15 cm. Estas manchas se presentan inicialmente en hojas inferiores aunque no es raro observar sobre todas las hojas cuando el ataque es severo, pudiendo esto resultar la muerte prematura de la planta. En condiciones de humedad abundante, es posible observar la señal o signo en el envés de la hoja en forma de círculos concéntricos y de aspectos pulverulentos obscuro que corresponde a los conidios del hongo causante de la enfermedad.

El agente causal de esta enfermedad es el hongo imperfecto Helminthospoium turcicum Pass. El micelio es claro o ligeramente obscuro, produce conodioforos simples o ramificados, septados, generalmente largos que producen conidios sucesivamente, son de forma cilíndrica o ligeramente elipsoidal y algunas veces curvadas con punta redondeadas.

c) Mancha Marrón

Los síntomas pueden ser observados en el limbo foliar, vainas de hojas y cormo. Inicialmente los síntomas aparecen como pequeños puntos amarillos los cuales con el recorrer del tiempo pasan a una coloración marrón a marrón rojizo. Los puntos pueden llegar a crecer, formando manchas mayores.

Las infecciones en las hojas del maíz pueden ocurrir en sentido transversal comprimiendo las hojas. En caso severos de infección pueden llegar a quebrar los cormos.

Tesis de Grado

19

El agente causal de la mancha marrón es Physoderma maydis Miyabe. Los esporangios son producidos en células de tejidos infectados y liberados a través del rompimiento de estas, son lisos de coloración marrón, de forma achatados en sus dos lados. Los esporangios liberan zoosporas a través de un mecanismo dependiente de la presencia de luz, los cuales inician nuevas infecciones.

La sobrevivencia de este patógeno se debe a la sobrevivencia de los esporangios en tejidos infectados los cuales germinan en condiciones favorables de humedad y temperatura.

López (1991), menciona como principales enfermedades la podredumbre del tallo provocadas por Diplodia maydis, Gibberella zeae, Colletotrichum graminicola, Macrophomina phaseolina, Pythium aphanidermatum, las Manchas foliares provocadas por Helminthosporium maydis, Helminthosporium carbonum, Helminthosporium turcicum, Phyllosticta maydis, Kabatiella zeae, Colletotrichum graminicola, el Carbón ocasionado por Ustilago zeae y Ustilago maydis, la Podredumbre de las mazorcas y granos son provocadas por Aspergillus spp., Penicillium spp., Fusarium moniliforme, Diplodia maydis, Nigrospora oryzae, etc.

Su control se efectúa mediante el uso de variedades resistentes, buenas condiciones de germinación y tratamientos a las semillas con Captan y Tiram.

2.13. RENDIMIENTO

El rendimiento, así como el desarrollo de una planta, son el resultado de la interacción que existe entre su constitución genética y los factores del medio y que ésta determina su naturaleza individual y al mismo tiempo la

Tesis de Grado

20

forma en que reacciona contra las influencias ambientales Galston, 1967).

(Bonner y

Según Agroflor (1987), los maíces sembrados actualmente en Santa Cruz, tienen la capacidad genética para producir de 6000 a 7000 kg por hectárea.

Los siguientes rendimientos fueron obtenidos en trabajos de investigación realizados con la variedad Swan.

Claros A.

(1993)

8363 kg/ha

Santa Cruz

Chávez J. (1995)

8464 kg/ha

Beni

Poelhman (1987), considera al rendimiento como un objetivo complejo y básicamente determinado por la acción de numerosos genes, mucho de los cuales afectan a procesos vitales dentro de la planta, tales como la nutrición, fotosíntesis, transpiración, traslocación y almacenamiento de principios nutritivos, de esta manera, directa o indirectamente el rendimiento se ve afectado por la precocidad, resistencia al acame, resistencia a los insectos, enfermedades y otras características que pueden evaluarse con mayor precisión que el rendimiento.

2.14. ZONIFICACION DEL CULTIVO DEL MAIZ

CIAT-Santa Cruz (1993), diferencia cinco zonas de producción, considerando las condiciones agroecológicas del departamento y los propósitos que se le da al cultivo de maíz las cuales se detallan a continuación:

Tesis de Grado

21

2.14.1. Area Central

Comprendida entre Montero, Okinawa, Pailón (zona de Expansión) limitado al sur con el Río Grande y al Oeste con las serranias. Se caracteriza por el fácil acceso al mercado, topografía plana, precipitación entre 1100 y 1400 mm anuales, temperatura media de 24º C. La mayor parte de la superficie cultivada con maíz en esta área pertenece a grandes y medianos productores, quienes producen maíz de grano duro a nivel comercial. Sin embargo, este cultivo se encuentra también en casi todas las parcelas de agricultores pequeños y medianos que siembran diversas variedades con fines de autoconsumo y venta ocasional.

2.14.2. Valles Cruceños

Comprende las provincias Florida, Caballero y Vallegrande. Se caracteriza por su topografía con valles y laderas de altitud variable. El cultivo del maíz en esta zona tiene dos propósitos principales: la producción de granos para la alimentación humana y comercialización ( en el caso de la Provincia Caballero es la producción de choclo), y la utilización del rastrojo para la alimentación del ganado durante la época seca. Es principalmente un cultivo de autoconsumo con venta de excedentes, con excepción del valle de Mairana donde se cultiva con fines comerciales. El clima de los valles Cruceños es muy favorable para el cultivo del maíz por su alta luminosidad y las noches frescas. Un factor limitante es el constante peligro de sequía.

2.14.3. Zona de Cordillera

Esta zona abarca la provincia Cordillera hasta limitar al norte con el Río Grande. Dentro de la zona se diferencian tres áreas ecológicas: la zona sub-andina que posee condiciones climatológicas excelentes para el cultivo de maíz, el área de pie de monte y la llanura chaqueña. Esta última se

Tesis de Grado

22

caracteriza por ser una zona extremadamente seca, factor que limita la producción agrícola. En toda la zona de Cordillera el cultivo de maíz está generalizado a nivel de autoconsumo y venta de excedentes, constituyendo la base de la alimentación de la población.

2.14.4. Zona de Colonización

La zona de colonización comprende las áreas de colonización nacional ubicadas al norte, este y oeste de la ciudad de Santa Cruz. El área noroeste (Chané Piraí y Provincia Ichilo) es más húmeda y el cultivo del maíz se realiza en menor escala, especialmente en la Brecha Casarabe, se esta incrementando el cultivo comercial del maíz.

2.14.5. Chiquitania

Comprende las provincias orientales del departamento, las que se encuentran muy distantes al mercado y donde se cultiva el maíz para autoconsumo. En esta zona no se realizaron los estudios necesarios para formular las recomendaciones para la producción comercial.

PROMASOR (1998), afirma que en el departamento de Santa Cruz existen cinco zonas ecológicas diferentes por sus características de altura, clima, suelo, vegetación, precipitación, temperatura estas zonas son : Sur, Central, Norte, Este y Valles.

Las Zonas y Provincias de mayor producción de maíz en la campaña 97/98 han sido la provincia Cordillera con 15000 ha sembradas, Florida con 7000, O. Santiesteban con 4000, Warnes con 4000, la Zona de Expansión con 17200 ha, Brecha Casarabe con 5500 ha, Colonias Espontáneas con 6000 ha y Colonia Berlín con 4000 ha sembradas.

Tesis de Grado

23

3. MATERIALES Y METODOS

3.1. Ubicación

El presente trabajo de investigación se llevó a cabo en 2 del departamento de Santa Cruz en la campaña verano 2000/2001:

localidades

3.1.1. Estación Experimental Agrícola de Saavedra (E.E.A.S.) dependiente del CIAT- Santa Cruz

de la ciudad capital, en la provincia

Obispo Santiesteban, la cual se encuentra situada a 15º 14’ de latitud sur y 63° 10’ de longitud oeste a una altitud de 320 m.s.n.m.; cuyas características medio ambientales son las siguientes: Temperatura media anual de 24,0º C., precipitación media anual de 1205 mm.

Está úbicada a 70 km

al norte

3.1.2. Centro Regional de Investigación de San Pedro dependiente del C.I.A.T. Santa Cruz

Ubicada en la provincia Obispo Santiestevan a 130 km al norte de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra. Cuyas coordenadas geográficas son de

1654

de latitud sur y 6328

de longitud oeste, a una altitud de 290

m.s.n.m.,

con

una

precipitación

promedio

anual

de

1800

mm

y

una

temperatura media anual de 23C. Esta zona presenta suelos aluviales

recientes por el río Grande con un bosque estacional semi siempre verde.

3.2. Suelo

En el cuadro 1 se muestra el resultado del análisis físico - químico del área experimental donde se realizó el ensayo.

Tesis de Grado

24

Cuadro 1.

Resultado del análisis físico - químico del suelo “Evaluación de

las principales características agronómicas de 14

experimentales de maíz en dos localidades del departamento”

variedades

 

Característica

E.E.A.S.

Interpretación

San

Interpretación

 

Pedro

pH

6.2

Ligeramente ácido

6.1

Ligeramente ácido

C.E. (mmhos/cm)

110

Sin Problemas de Salinidad

115

Sin Problemas de Salinidad

Bases Cambiable (meq/100 g de Suelo)

Ca

5.4

Alto

5.2

Alto

 

Mg

2.6

Alto

2.4

Alto

Na

0.23

Moderado

0.13

Moderado

K

0.63

Moderado

0.47

Moderado

Saturación de bases

 

(%)

99

Alto

99

Alto

P

(ppm)

25

Alto

28

Alto

N

(%)

0.12

Bajo

0.14

Bajo

M.O. (%)

1.3

Bajo

1.6

Bajo

A

(%)

45

13

L

(%)

35

70

Y

(%)

20

13

Textura

F

FL

Fuente: Laboratorio de Suelos, C.I.A.T. Santa Cruz, Bolivia.

En comparación con otros cultivos el maíz se adapta bien a la acidez y

alcalinidad del terreno. Puede cultivarse con buenos resultados entre pH 5.5-

8.0 aunque este último corresponde a una ligera acidez (pH 6-7)

En relación con el contenido de materia orgánica, presenta un bajo

valor, características que se ven reflejadas en la producción y el rendimiento

de cada una de las variedades en evaluación. Otra característica del suelo

analizado, es el contenido de macro elementos, que en su generalidad se

encontraron con contenidos moderados a excepción del porcentaje de

nitrógeno que presentó deficiencias para una buena producción de maíz.

Tesis de Grado

25

3.3. CLIMA

Según los datos de la Estación Metereológica de Saavedra la

temperatura media anual es de 24,0º C., y la precipitación de 1205 mm.

Mientras que para el Centro Regional de Investigación de San Pedro la

precipitación media anual es de 1800 mm y una temperatura de 23C.

3.4. MATERIAL VEGETAL

El material vegetal utilizado en el ensayo fueron semillas de 14

variedades experimentales de maíz introducidas desde Palmira Colombia a la

región, mientras que el testigo local utilizado fue Chiriguano-36.

3.5. TRATAMIENTOS

En el cuadro 2 se detallan las 14 variedades experimentales de maíz

más el testigo local con respecto a su pedigrí y el lugar de origen.

Cuadro 2.

Material vegetal utilizado en el ensayo. “Evaluación de las principales características agronómica de 14 variedades experimentales de maíz en dos localidades del departamento. Verano 2000-2001”.

Tratamientos

Pedigrí

Origen

T1

Cimcali 99BSCMVSA3Ac Cimcali 99B-SCMVSA3N Cimcali 99B-SCMVSA4Ac Cimcali 99BSCMVSA3N Cimcali 99B SA3A Cimcali 99B SA4A Cimcali 99B SA3N Cimcali 99B SA4N Sete Lagoas97A Phaeo 1 A Sete Lagoas97A Polys 1 A Saracura Cimcali Achap 1 A Sikuani

PM00A-029 A-1 PM00A-029 A-2 PM00A-029 A-3 PM00A-029 A-4 PM00A-029 B-1 PM00A-029 B-2 PM00A-029 B-3 PM00A-029 B-4 PM00A-029 B-16

T2

T3

T4

T5

T6

T7

T8

T9

T10

PM00A-029 B-17

T11

PM00A-001-1

T12

PM00A-021B-1

T13

0

T14

(LASP2Xlasp3)xCLA44

0

T15

Local Check 1 Chiriguano-36

C.I.A.T

Tesis de Grado

26

3.6. DISEÑO EXPERIMENTAL

Se utilizó el diseño experimental de bloques completos al azar con 15 tratamientos y 4 repeticiones, de acuerdo al siguiente detalle:

N° de tratamientos ( variedades ) =

15

N° de repeticiones =

4

Tamaño de la U.E.(5 x 3.2) =

16 m 2

de Unidades Experimentales =

60

de surcos a evaluar por U.E. =

2

Area a evaluar por U.E. =

 

8

m 2

Separación entre plantas =

0.50 m

 

Separación entre surcos =

0.80 m

Distancia entre U.E. =

0.0

m

Separación entre Bloques = Area a evaluar del experimento = Area efectiva del experimento = Area total del experimento =

1,5 m y 1m 8 m 2 480 m 2 564 m 2

 

3.7. PRACTICAS AGRONOMICAS

3.7.1. Preparación de suelos

La preparación del suelo se la realizó con una pasada de rastra aradora pesada (Rome plow) y luego dos pasadas de rastra liviana, esta preparación fue hecha en el mes de noviembre para la localidad de Saavedra, mientras que para la localidad de San Pedro las mismas labores se las realizaron en el mes de diciembre del año 2000.

Tesis de Grado

27

En la siembra se utilizaron las 14 variedades experimentales de maíz como material vegetal de los ensayos más el testigo local que fue Chiriguano- 36, siendo la época de siembra para la localidad de Saavedra el 22 de noviembre, mientras que la época de siembra para la localidad de San Pedro fue el 19 de diciembre, con una densidad de 50000 pl/ha con 0.8 metro entre surcos y 0.5 m entre plantas.

3.8. LABORES CULTURALES

3.8.1. Raleo

Con la finalidad de dejar el mismo número de plantas por unidad experimental (44 plantas), se realizó el raleo a los 20 días después de la siembra del ensayo, siendo esta labor realizada en forma manual y dejando 2 plantas por golpe.

3.8.2. Control de malezas

Se realizó primeramente mediante el control químico con un pre - emergente especifico para la Rogelia el producto aplicado fue CIMAGAN+Herbadox a razón de 3lt/ha aplicado inmediatamente después de la siembra y posteriormente se aplicó Cempra para el control del Coquito a razón de 150 g/ha para luego realizar un control manual mediante carpidas de apoyo efectuadas dentro de los primeros 45 días después de la siembra el control fue óptimo no dificultando el desarrollo del cultivo y las principales malezas presente en orden de importancia fueron: Coquito (Cyperus rotundus L.), Rogelia (Rottboellia exaltata) y Maicillo (Sorghum halepense L.)

Tesis de Grado

28

Para disminuir el ataque del gusano cogollero Spodoptera frugiperda (Smith), se controló con el insecticida Lorsban a razón de 1 lt/ha del producto comercial 20 días después de la siembra.

3.8.4. Control de enfermedades

La incidencia de enfermedades en el ensayo fue muy baja lo que no amerito aplicar algún tipo de fungicida.

3.8.5. Cosecha

La cosecha se realizó en forma manual al cabo de su madurez fisiológica, a los 121 días de haber sido sembrado el ensayo para la localidad de Saavedra y a los 130 días para la localidad de San Pedro, cosechándose los dos surco centrales de cada unidad experimental, eliminando un metro del extremo de cada surco y teniendo un área útil de 8 m 2 .

3.8.6. Desgrane

El desgrane se efectuó inmediatamente después de que el grano tuvo una humedad del 14 %.

3.9. REGISTRO DE DATOS

Para efectos de evaluación se tomaron los siguientes datos:

3.9.1. TOMA DE DATOS MORFOLÓGICOS Se tomaron datos de las características agronómicas y morfológicas de cada una de las poblaciones y variedades de maíz en estudio, siguiendo

Tesis de Grado

29

las normas del CIAT y el CIMMYT, para este efecto se utilizaron planillas de campo previamente elaboradas. La planilla de campo constaba de tres hojas:

En la primera hoja se elaboró el croquis de campo y las características del ensayo a establecer. En la segunda hoja se mencionaron los tratamientos (numérico), genealogía, origen y el número de parcela en cada una de las repeticiones.

Además se incluyó un cuadro donde se pidió información básica para la interpretación de los resultados de campo.

En la tercera y última hoja

de campo, es donde se elaboró

toda la

información acerca de las características fenológicas y de rendimiento.

3.9.1.1. Altura de planta

parcela y se midieron la

distancia en centímetros desde la base de la planta hasta el punto donde la espiga comenzaba a dividirse.

Se tomaron diez plantas al azar de cada

3.9.1.2. Altura de mazorca

En las mismas diez plantas utilizadas donde se midió la altura de planta, se registraron la distancia en centímetros desde la base de la planta hasta el nudo de la mazorca superior.

3.9.1.3. Número de plantas a cosechar

Se contaron en el momento de la cosecha, el número total de plantas cosechables por parcela, sin importar sí las mismas tuviesen una, dos o ninguna mazorca.

Tesis de Grado

30

3.9.1.4. Número de mazorcas a cosechar

Se registró el número total de mazorcas cosechadas por parcela útil, excluyendo las mazorcas muy pequeñas o mal formadas.

3.9.1.5. Mazorcas en 100 plantas

Se determinó el número de mazorcas que se cosecharon en 100 plantas, utilizándose para ello la siguiente relación:

(mazorcas cosechadas/plantas cosechadas) x 100

3.9.1.6. Número de mazorcas con mala cobertura

Se tomaron en cuenta el número de mazorcas de cada parcela que antes de la cosecha estuvieran expuestas alguna parte de la mazorca.

3.9.1.7. Número de plantas con acame de raíz

Estos datos se tomaron al final del ciclo del cultivo, antes de la cosecha, registrándose el número de plantas que tuvieran una inclinación de 30 grados o más a partir de la perpendicular de la base de la planta desde donde comenzaba la zona radical.

3.9.1.8. Número de plantas con acame de tallo

Se registraron el número de plantas con tallos rotos abajo de la mazorca, pero no más arriba de ella. Se tomó en cuenta en la evaluación que algunas plantas se presentaban débiles, con tallos de mala calidad, pero que todavía no se habían acamado. Para identificarlas se empujaba los tallos

Tesis de Grado

31

suavemente; las plantas que se caían eran contadas como plantas acamadas de tallo.

Se registraron los datos de acame de tallo por separado de los de acame de raíz, ya que en una misma planta se presentaban ambos tipos de acame.

3.9.1.9. Número de mazorcas podridas

Se evalúo la incidencia de pudrición de mazorca en cada una de las parcelas, registrándose el número de mazorca podridas/parcela.

3.9.1.10. Tipo de grano

En este ítem se anotó la textura del grano: dentado (D), semi-dentado (SD), semi-cristalino (SC) y cristalino (C). Color del grano: Si es blanco, amarillo, naranja.

3.9.2. TOMA DE DATOS AGRONÓMICOS

3.9.2.1. Días a floración masculina

el número de días transcurridos desde la

siembra hasta la fecha en el que el 50% de las plantas de cada una de las parcelas se encontraron emitiendo polen.

Se tomaron

en cuenta

3.9.2.2. Días a floración femenina

Se tomaron en cuenta los días transcurridos desde la siembra hasta la

el que el 50% de las plantas de cada una de las parcelas poseían

fecha en

estigmas que alcanzaban los 2 a 3 cm de largo.

Tesis de Grado

32

3.9.2.3. Enfermedades foliares

Para obtener una calificación precisa de la severidad de las enfermedades, tomó nota del daño causado en las etapas finales del ciclo del cultivo, esta

se

evaluación se la realizó, aproximadamente entre los 20 y 30 días después de la floración femenina. La infección de enfermedades foliares se registró según la escala del 1 al 5, donde 1 indica ausencia de enfermedad y 5 una infección muy severa. La calificación se registró en números enteros o con una media unidad por parcela.

3.9.2.4. Días a cosecha

Se tomaron en cuenta los días transcurridos desde el momento de la siembra hasta el momento óptimo de cosecha.

3.9.2.5. Peso de campo (kg/ parcela)

Se pesaron solo aquellas mazorcas de los

surcos centrales de cada

una de las parcelas que además debían de tener un área útil de 8 m 2 .

3.9.2.6. Peso de 10 mazorcas

Se tomaron al azar diez mazorcas de cada una de las parcelas en evaluación, las que luego se pesaron, en una balanza de precisión, registrando los datos en gramos.

3.9.2.7. Peso del grano sin mazorca

Tesis de Grado

33

Esto fue el resultado del peso de las diez mazorcas pero sin marlo solo grano, esto se lo realizó en una balanza de precisión, donde se registraron los datos en gramos.

3.9.2.8. Porcentaje de humedad del grano

El porcentaje de humedad de campo se registró inmediatamente después de la cosecha, para ello se eligió al azar tres mazorcas las cuales se desgranaron y se homogeneizó la muestra para luego obtener de ellas aproximadamente 150 g de granos y se determinó la humedad mediante un humedimetro.

3.9.2.9. Rendimiento en grano (t/ha)

Para determinar el rendimiento se pesó el total cosechado en cada parcela, se ajustaron los datos al 14% de humedad y se interpretaron en toneladas de grano/ha. Utilizándose la siguiente formula:

R = Pcc x 100- %HC/100-%HS x RGM x 10000/AP x EB

Donde:

R = Rendimiento Pcc = Peso de campo corregido (kg/parcela)

Pcc = Pc x H – (0.3 xF)/H-F

Donde:

H = Plantas/parcela (Nº)

F = Plantas falladas (Nº)

Pc = Peso de campo (kg/parcela)

Tesis de Grado

34

%HC = Lectura de humedad corregida %HS = Humedad estándar (14%) RGM = Relación grano/marlo (%)

RGM = MS/MC x 100

MS

= Muestra sin marlo (g)

MC

= Muestra con marlo (g)

AP

= Superficie por parcela útil (m 2 )

Donde:

AP = (AxB)(C+D)

A = Surcos cosechados (#)

B = Distancia entre surcos (m)

C = Largo de surco (m)

D = Distancia entre plantas (m)

EB = Efecto de bordadura (0.971)

3.10. Análisis estadístico

3.10.1. Análisis de varianza sencilla

Se realizaron análisis de varianza individuales, según el modelo matemático de bloques al azar para las siguientes características: altura de planta, altura de mazorca, días a floración femenina, acame de tallo, acame de raíz, pudrición de mazorcas, número de mazorcas por 100 plantas y rendimiento de grano para las 15 variedades en evaluación, de acuerdo al siguiente modelo matemático:

YijK = U + Ti +Bj + Eij

Tesis de Grado

35

Donde:

YijK

= Observaciones del tratamiento i, en el bloque y reiteración K.

U

= Media general de la población

Ti

= Efecto del i-ésimo tratamiento

Bj

= Efecto de la J-ésima repetición

EijK

= Error experimental

Posteriormente se realizaron pruebas de rango múltiple DMS para realizar la comparación de medias de tratamientos al 5% de probabilidad, de acuerdo a la siguiente representación tabular:

FUENTE DE

GRADOS DE

SUMA DE

CUADRADOS

F

VARIACION

LIBERTAD

CUADRADOS

MEDIOS

CALCULADO

Repeticiones

r-1

SCR

CMR

CMR/CME

Tratamientos

t-1

SCt

CMt

CMt/CME

Error

(r-1)(t-1)

SCE

CME

Total

(rt) -1

SCT

3.10.2. Análisis de varianza combinado

Para determinar el grado de respuesta diferencial de los genotipos a diversos ambientes o a la interacción genotipo - ambiente, se realizó el análisis combinado cuya varianza fue hecha a partir de los análisis individuales. Este análisis se lo realizó con el objetivo de estudiar la interacción de los tratamientos con el ambiente, su estabilidad con relación al tiempo, para luego realizar recomendaciones agronómicas para un grupo de localidades o zonas. Realizándose el siguiente esquema tabular:

FUENTE DE

GRADOS DE

SUMA DE

CUADRADOS

F CALCULADO

VARIACION

LIBERTAD

CUADRADOS

MEDIOS

Tesis de Grado

36

Repeticiones

(r-1)

SCr

CMr

CMr/CMEa

Tratamientos (A)

(a-1)

SCA

CMA

CMA/CMEa

Error a

(a-1)(r-1)

SCEa

CMEa

Sub-tratamiento (B) A x B Error b

(b-1)

SCB

CMB

CMB/CMEb

(a-1)(b-1)

SC AxB

CM AxB

CM AxB/CMEb

a(r-1)(b-1)

SCEb

CMEb

Total

(abr) – 1

SCT

   

3.10.3. Comparaciones múltiples

Se realizó comparaciones múltiples entre las medias de los tratamientos, utilizando el comparador DMS, para todas aquellas características agronómicas y morfológicas que mostraron significancia estadísticas en el análisis de varianza individual y por ambientes.

3.10.4. Prueba de homogeneidad de varianza

Al realizar el análisis de varianza combinada por localidades se verificaron la homogeneidad de varianza de los errores experimentales para el rendimiento en grano según la prueba de Barlet.

4. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Tesis de Grado

37

4.1. CONDICIONES CLIMATICAS

4.1.1. Precipitación

Durante el ciclo del cultivo de maíz la precipitación registrada por la Estación Metereológica de Saavedra fue de 571.2 mm. Teniendo la mayor precipitación en el mes de febrero con 162 mm y una menor precipitación en el mes de enero con una precipitación de 78.7 mm.

La precipitación registrada durante el ciclo del cultivo de maíz para la localidad de Saavedra fue de 571.2 mm como se muestra en la figura 1

180 160 140 120 100 80 60 40 20 0 Precip itac N ov iem
180
160
140
120
100
80
60
40
20
0
Precip itac
N ov iem bre
D ic iem bre
E
nero
F ebrero
M
arz o

Meses

Figura 1.

de

Precipitación mensual registrada durante las diferentes fases

desarrollo del cultivo en la Estación Experimental Agrícola de Saavedra. Verano 2000-2001.

Mientras que la precipitación registrada por el Centro Regional de Investigación de San Pedro demuestra que la precipitación acumulada para el ciclo del cultivo de maíz fue de 432.4 mm. Teniendo la mayor precipitación en el mes de marzo con 142.7 mm y una menor precipitación en el mes de diciembre con 24 mm.

Tesis de Grado

38

La precipitación registrada durante el ciclo del cultivo de maíz para la localidad de San Pedro fue de 432.4 mm tal como se muestra en la figura 2

160 140 120 100 80 60 40 20 0 P rec ip i (m m
160
140
120
100
80
60
40
20
0
P rec ip i
(m m )
D ic ie m b re
E ne ro
F ebre ro
M arz o
A bril

Meses

Figura 2.

Precipitación mensual

registrada durante las diferentes fases

de

 

desarrollo del cultivo en el Centro Regional de Investigación

de

San Pedro.

Verano 2000-2001.

Trillas (1986), señala que la cantidad óptima mínima de lluvia es de 550 mm, y la máxima es de 1000 mm, necesitando menos agua las variedades precoces que las tardías.

La localidad de San Pedro registró una cantidad de precipitación de 432.4 mm, durante el ciclo del cultivo, lo que no fue lo suficiente para cubrir las cantidades necesarias de agua considerada como normal para el maíz, el déficit hídrico existente en esta localidad reflejó posteriormente el bajo rendimiento de las variedades evaluadas.

4.1.2. Temperatura

Durante el ciclo del cultivo de maíz la temperatura promedio registrada por la Estación Metereológica de Saavedra fue de 27.9º C. Tal como se observa en la figura 3

Tesis de Grado

39

35 30 25 20 15 10 5 0 Noviembre Diciembre Enero Febrero Marzo Temperaturas (ºC)
35
30
25
20
15
10
5
0
Noviembre
Diciembre Enero Febrero Marzo
Temperaturas (ºC)

Tº max35 30 25 20 15 10 5 0 Noviembre Diciembre Enero Febrero Marzo Temperaturas (ºC) Tº

Tº media35 30 25 20 15 10 5 0 Noviembre Diciembre Enero Febrero Marzo Temperaturas (ºC) Tº

Tº min35 30 25 20 15 10 5 0 Noviembre Diciembre Enero Febrero Marzo Temperaturas (ºC) Tº

Figura 3.

de

Temperatura mensual registrada durante las diferentes fases

desarrollo del cultivo en la Estación Experimental Agrícola de Saavedra. Verano 2000-2001.

Siendo la máxima temperatura de 32.7º C para el mes de febrero, y la mínima registrada para el mes marzo con 21.4º C.

Mientras que la temperatura media registrada por el Centro Regional de San Pedro fue de 26.6º C. La temperatura máxima registrada para esta localidad corresponde al mes de febrero con 27.4º C, mientras que la temperatura mínima registrada fue de 25.9º C para el mes de abril. Tal como se observa en la figura 4.

35 30 25 20 15 10 5 0 Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Temperaturas (º
35
30
25
20
15
10
5
0
Diciembre Enero
Febrero Marzo Abril
Temperaturas (º

Tº max35 30 25 20 15 10 5 0 Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Temperaturas (º Tº

Tº media35 30 25 20 15 10 5 0 Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Temperaturas (º Tº

Tº min35 30 25 20 15 10 5 0 Diciembre Enero Febrero Marzo Abril Temperaturas (º Tº

Tesis de Grado

40

Figura 4.

Temperatura mensual registrada durante las diferentes fases

de

 

desarrollo del cultivo en el Centro Regional de Investigación

de

San Pedro. Verano 2000-2001.

4.2. Datos morfológicos

4.2.1. Altura de planta

Para la característica de altura de planta en el ensayo, la media

general registrada fue de 1.64 m con variaciones comprendidas entre 1.76 m

y 1.52 m que correspondieron a la localidad de San Pedro y EEAS tal como

se muestra en el cuadro 3.

Cuadro 3.

(m)

Valores promedio/ambiente y media general de altura de planta

en dos localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-2001.

Variedad

LOCALIDADES

MEDIA

PRUEBA

EEAS

SAN

DMS

PEDRO

T4

Cimcali 99BSCMVSA3N Cimcali 99B-SCMVSA4Ac

1.68

1.94

1.81

a

T3

1.68

1.88

1.78

ab

T15

Chiriguano-36

1.53

2.02

1.78

ab

T14

(LASP2Xlasp3)xCLA44

1.61

1.79

1.70

ab

T13

Sikuani Cimcali 99BSCMVSA3Ac Sete Lagoas97A Polys 1 A Cimcali 99B SA4N Cimcali 99B-SCMVSA3N Cimcali Achap 1 A Sete Lagoas97A Phaeo 1 A Cimcali 99B SA4A Saracura Cimcali 99B SA3N Cimcali 99B SA3A

1.59

1.78

1.68

ab

T1

1.53

1.82

1.68

ab

T10

1.58

1.75

1.66

ab

T8

1.53

1.80

1.66

ab

T2

1.43

1.86

1.64

ab

T12

1.49

1.74

1.62

ab

T9

1.51

1.68

1.60

ab

T6

1.44

1.64

1.54

ab

T11

1.40

1.63

1.52

ab

T7

1.41

1.54

1.48

ab

T5

1.33

1.54

1.44

b

 

SUMA

22.74

26.41

   
 

MEDIA

1.52

1.76

1.64

(B)

(A)

Tesis de Grado

41

DMS localidades = 0.24 m DMS variedades = 0.34 m

Calificación

Alta > 250 cm Media 200-250

cm

 

Baja < 200 cm

De acuerdo a la calificación, para altura de planta por ambientes, las

dos localidades estudiadas presentaron una clasificación de plantas de porte

“bajo”.

En la EEAS el promedio general para todas las variedades en

evaluación fue de 1.52 m, los valores extremos registrados corresponden a

los tratamientos T4 (Cimcali 99BSCMVSA3N) y T3 (Cimcali 99B-

SCMVSA4Ac) con 1.68 m siendo ambos los de mayor altura, mientras que el

tratamiento que presento la menor altura de planta fue el tratamiento T5

(Cimcali 99B SA3A) con 1.33 m. Todas estos materiales evaluados presentan

la calificación de material de porte bajo.

En la localidad de San Pedro la altura de planta mostró un mayor

desarrollo con relación a la EEAS con un promedio de 1.76 m con variaciones

de 2.02 m correspondiente al testigo local Chiriguano-36 y el tratamiento T7

(Cimcali 99B SA3N) con 1.54 m que se mostró como la variedad de menor

altura, obteniendo el testigo la calificación de planta de porte medio y no así

para el T7 que obtuvo una calificación de planta de porte bajo.

En el cuadro 4 se muestran los cuadrados medios del análisis de

varianza individual por localidades, donde se observa que hubo diferencias

altamente significativa entre tratamientos para la localidad de San Pedro y

no así para EEAS.

Cuadro 4.

Cuadrados medios del análisis de varianza/ambiente de altura planta en dos localidades del departamento de Santa Cruz.

2000-2001.

Fuente de

Grados de

EEAS

San Pedro

variación

libertad

Bloques

3

0.23776841 **

0.03751527 NS

Tesis de Grado

42

Tratamiento

14

0.07634801 NS

0.07384804 **

Error

42

0.0446625

0.0193123

Total

59

0.06200004

0.03317856

CV (%)

 

14.13

7.8

Según la prueba de DMS al 5% de probabilidad para la localidad de

San Pedro se tiene que los tratamientos T15, T4, T3, T2 y T1 todos ellos con

medias que van comprendidos entre los 2.02 m a 1.82 m, difieren

estadísticamente de los tratamientos T5 y T7 que presentaron las medias

más bajas de altura de planta con 1.54 m respectivamente ambas, sin

embargo ninguna de las variedades evaluadas lograron superar al testigo

(Chiriguano-36) como se observa en el cuadro 21 del anexo.

En el cuadro 5 se presenta el análisis combinado de las dos

localidades, en el mismo se observan diferencias significativas entre

ambientes y diferencias altamente significativas entre variedades.

Cuadro 5.

Análisis de varianza combinado para altura de planta en dos localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-2001.

Factor de

Grados de

Suma de

Cuadrados

F

Sig.

variación

libertad

cuadrados

medios

Calculado

Estd.

Ambientes

1

2.116

2.12

12.28

*

Error A

3

0.52

0.17

Variedades

14

1.651

0.12

3.69

**

Interacción

14

0.4517

0.03

1.01

NS

Error B

84

3

0.03

Total

119

8

0.06

CV = 10.6% La prueba de DMS al 5% para localidades nos muestra que las alturas

registradas en la EEAS y la localidad de San Pedro difieren estadísticamente

una de otra con 0.24 m.

En cuanto a las variedades evaluadas el comparador DMS al 5% de

probabilidad destaca que existe una diferencia entre variedades de 0.34 m,

Tesis de Grado

43

donde la mayor altura lo registró el tratamiento T4 con 1.81 m difiriendo

estadísticamente del tratamiento T5 que presentó la media más baja con 1.44

cm.

Sobre el particular Evans (1983), indica que existen efectos más

directos como las variaciones en el nivel de humedad, nutrición, temperatura,

cantidad y calidad de luz, de manera que la altura definitiva de la planta es el

resultado final de la influencia que ejerce el conjunto de factores sobre el

alargamiento de cada uno de los entrenudos.

4.2.2. Altura de mazorca

Para la característica de altura de mazorca en el ensayo la media

general registrada fue de 74.84 cm con variaciones comprendidas entre 84.51

cm y 65.17 cm que corresponden respectivamente a la localidad de San

Pedro y EEAS tal como se observa en el cuadro 6.

Cuadro 6.

Valores promedio/ambiente y media general de altura de

mazorca

 

(cm) en dos localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-

2001.

Variedad

LOCALIDADES

MEDIA

PRUEBA

DMS

EEAS

SAN

PEDRO

Tesis de Grado

44

T15

Chiriguano-36

70.35

112.08

91.22

a

T13

Sikuani Cimcali 99BSCMVSA3N Sete Lagoas97A Polys 1 A Cimcali 99B-SCMVSA4Ac Cimcali 99BSCMVSA3Ac Sete Lagoas97A Phaeo 1 A Cimcali Achap 1 A

76.28

88.58

82.43

ab

T4

76.73

87.75

82.24

ab

T10

73.83

88.82

81.32

abc

T3

69.55

88.92

79.24

bcd

T1

64.10

89.22

76.66

bcde

T9

65.68

87.18

76.43

bcde

T12

64.22

85.60

74.91

bcde

T14

(LASP2Xlasp3)xCLA44

67.00

81.10

74.05

bcde

T11

Saracura Cimcali 99B-SCMVSA3N Cimcali 99B SA4N Cimcali 99B SA4A Cimcali 99B SA3N Cimcali 99B SA3A

63.52

82.88

73.20

bcdef

T2

58.28

85.18

71.73

cdef

T8

58.80

80.22

69.51

def

T6

60.58

76.28

68.43

ef

T7

59.75

67.60

63.68

fg

T5

48.85

66.28

57.56

g

 

SUMA

977.60

1267.69

   
 

MEDIA

65.17

84.51

74.84

(B)

(A)

DMS localidades = 14.2 cm DMS variedades = 10 cm

Calificación

Alta > 150 cm Media 100-150

cm

 

Baja < 100 cm

De acuerdo a la calificación para altura de mazorca por ambientes

proporcionadas por el CIMMYT (1985), ambas localidades presentan una

clasificación de plantas de porte “bajo” para altura de mazorca.

En la EEAS el tratamiento T4 (Cimcali 99BSCMVSA3N) presentó la

mayor altura de inserción de mazorca con 76.73 cm, mientras que la menor

altura para la misma localidad estuvo representada por el T5 (Cimcali 99B

SA3A) con 48.85 cm. Ambos tratamientos se clasificaron como materiales de

inserción de mazorca “bajo”.

Mientras que en la localidad de San Pedro la mayor altura de inserción

de mazorca fue para el testigo Chiriguano-36 con 112.08 cm, siendo la

calificación para este tratamiento de planta con inserción de mazorca media,

la menor altura registrada en esta localidad correspondió al tratamiento T5

Tesis de Grado

45

cm siendo la calificación para este tratamiento de planta “baja” para altura de inserción de mazorca.

Al respecto Roig y Martinez (1974), comentan que existe una relación directa entre altura de planta y altura de inserción de mazorca superior, variando la misma en función al mejoramiento genético de cada material vegetal y la interacción con su ambiente.

En el cuadro 7 se presentan los cuadrados medios del análisis de varianza/ambiente para altura de mazorca donde se observa que existen diferencias altamente significativa entre tratamientos en la localidad de San Pedro y no así para la EEAS.

Cuadro 7.

altura

Cuadrados medios del análisis de varianza/ambiente de

mazorca (cm) en dos localidades del departamento de Santa

Cruz.

2000-2001.

Fuente de

Grados de

EEAS

San Pedro

variación

libertad

Bloques

3

0.07148922 **

0.00723151 NS 0.0460861 **

Tratamiento

14

0.02260809 NS

Error

42

0.01179386

0.00721821

Total

59

0.0173953

0.01644178

CV (%)

 

16.6

10.07

Según la prueba de DMS al 5% de probabilidad para esta localidad se tiene que el tratamiento T15 con una media de 112.08 cm difiere estadísticamente de los tratamientos T5 y T7 que presentaron las medias más bajas que oscilan entre los 66.28 y 67.60 cm, sin embargo ninguna de las

Tesis de Grado

46

variedades evaluadas superaron en altura al testigo (Chiriguano-36), tal como se observa en el cuadro 22 del anexo.

En el cuadro 8 se presenta el análisis combinado de ambas localidades, en el mismo se observan diferencia significativa entre ambientes y diferencia altamente significativa entre variedades.

Cuadro 8.

2001.

Análisis de varianza combinado para altura de mazorca (cm) en dos localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-

Factor de

Grados de

Suma de

Cuadrados

F

Sig.

variación

libertad

cuadrados

medios

Calculado

Estd.

Ambientes

1

1.14

1.14

19.39

*

Error A

3

0.18

0.06

Variedades

14

0.77

0.06

5.97

**

Interacción

14

0.18

0.01

1.43

NS

Error B

84

0.77

0.01

Total

119

3.10

0.03

%

CV = 12.8

La prueba de DMS al 5% para ambas localidades nos muestra que las alturas de mazorcas registradas en la EEAS y la localidad de San Pedro difieren estadísticamente una de otra con 14.2 cm entre ellas.

En cuanto a las variedades evaluadas el comparador al 5% de probabilidad destaca que existe una diferencia entre tratamientos de 10 cm, donde la mayor altura la registró el tratamiento T15 con 91.22 cm difiriendo estadísticamente del resto de los demás tratamientos donde el tratamiento T5 registró la menor altura de inserción de mazorca con 57.56 cm.

La interacción variedades x localidades no fue significativa lo que prueba la estabilidad de esta característica.

Tesis de Grado

47

4.2.3. Número de plantas a cosechar

En la EEAS el promedio general para esta característica fue de 38.31 plantas, lo que representa el 87.07 % de la densidad esperada en los dos surcos centrales evaluados, estos datos se encuentra en el cuadro 2 del anexo.

Mientras que el número de plantas cosechadas en la localidad de San Pedro se muestra en el cuadro 3 del anexo donde el promedio para esta característica fue de 38.98 plantas, que viene a ser el 88.59 % de la densidad esperada en los dos surcos centrales evaluados.

4.2.4. Número de mazorcas a cosechar

En la EEAS el promedio general para esta característica fue de 37.41 mazorcas cosechadas lo que representa el 85.02 % de la cantidad de mazorcas esperadas en la evaluación de los dos surcos centrales tal como se observa en el cuadro 2 del anexo.

Mientras que el número de mazorcas cosechadas en la localidad de San Pedro se muestra en el cuadro 3 del anexo, donde el promedio para esta característica fue de 39.32 mazorcas cosechadas lo que representa el 89.35% de la cantidad de mazorcas esperada en la evaluación de los dos surcos centrales.

4.2.5. Mazorcas por 100 plantas

En el cuadro 9 se observa la prolificidad de mazorcas por 100 plantas, en el cual se encuentran los promedios por variedad y ambientes, para ambas localidades el promedio general fue de 98.92 %, donde los valores

Tesis de Grado

48

extremos promedios se presentan de la siguiente manera: 100.28 % en la

localidad de San Pedro y 97.55 % en la EEAS.

Cuadro 9.

100

Valores

promedio/ambiente y media general de mazorcas en

plantas en dos localidades del departamento de Santa Cruz.

2000-2001.

Variedad

LOCALIDADES

MEDIA

PRUEBA

EEAS

SAN

DMS

PEDRO

T10

Sete Lagoas97A Polys 1 A Cimcali Achap 1 A Cimcali 99B-SCMVSA4Ac Cimcali 99B-SCMVSA3N

114.79

109.01

111.90

a

T12

109.96

108.45

109.20

ab

T3

103.72

105.09

104.40

abc

T2

97.39

106.73

102.06

abc

T14

(LASP2Xlasp3)xCLA44

94.56

106.75

100.66

abc

T11

Saracura Cimcali 99B SA3N Cimcali 99BSCMVSA3Ac Cimcali 99BSCMVSA3N Cimcali 99B SA3A Sikuani Cimcali 99B SA4N Cimcali 99B SA4A

90.96

107.49

99.22

abc

T7

95.39

101.47

98.43

abc

T1

94.07

101.28

97.68

abc

T4

98.67

96.12

97.40

abc

T5

89.71

102.80

96.26

abc

T13

100.50

90.88

95.69

abc

T8

98.24

92.44

95.34

abc

T6

96.56

91.62

94.09

bc

T15

Chiriguano-36

91.56

95.23

93.40

bc

T9

Sete Lagoas97A Phaeo 1 A

87.17

88.97

88.07

c

 

SUMA

1463.2

1504.33

   
 

MEDIA

97.55

100.28

98.92

(B)

(A)

DMS localidades =

DMS variedades = 17.17 % mazorcas/pl

8.05 % mazorcas/pl

Para Jungenheimer (1981), las ventajas de las variedades prolíficas

radica en que son más flexibles para adaptarse a diferentes condiciones

ambientales, siendo las más estables en la producción. Esta afirmación por

Jungenheimer nos permite predecir que variedades por encima de las 100

mazorcas/100 plantas tendrían una mayor flexibilidad de adaptación que

permitirán estabilizar mejor ante variaciones ambientales en aspectos internos

y externos.

Tanto para la

EEAS como para la localidad de San Pedro el

y T12 (Cimcali Achap 1) se

tratamiento T10 (Sete Lagoas97A Polys 1 A)

Tesis de Grado

49

mostraron como uno de los tratamientos con el mayor % de mazorcas/100 plantas con 111.90 % y 109.20 % siendo estos tratamiento los más prolíficos con respecto al tratamiento T9 (Sete Lagoas97A Phaeo 1 A) que presentó el porcentaje más bajo de todas las variedades en evaluación con el 88.07% para ambas localidades.

En el cuadro 10 se muestran los cuadrados medios del análisis de varianza por localidades, donde se observa que existe diferencia significativa en la localidad de San Pedro y no así en la EEAS.

Cuadro 10.

Cuadrados medios del análisis de

varianza/ambiente

de

mazorcas por 100 plantas en dos localidades del departamento de Santa

Cruz.

2000-2001.

Fuente de

Grados de

EEAS

San Pedro

variación

libertad

Bloques

3

335.372091

NS

21.2056772 NS

Tratamiento

14

221.983496

NS

199.532159 *

Error

42

123.349017

95.0221296

Total

59

157.534643

116.067741

CV (%)

 

11.3

9.72

La prueba de DMS al 5% de probabilidad para esta localidad se observa que los tratamientos T10, T12, T11, T14 y T2 con medias que fluctúan entre 106.73 a 109.01 % de mazorcas/100 plantas, se presentan como las variedades más prolíficas diferenciándose estadísticamente de los tratamientos T13 y T9 con medias que van desde los 90.88 a 88.97 % respectivamente tal como se observa en el cuadro 27 del anexo.

En el cuadro 11 se presenta el análisis combinado de las dos localidades, en el mismo se observan que existe diferencia altamente significativa entre variedades y no así entre ambientes.

Tesis de Grado

50

Cuadro 11.

dos

Análisis de varianza combinado de mazorcas/ 100 plantas en

localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-2001.

Factor de

Grados de

Suma de

Cuadrados

F

Sig.

variación

libertad

cuadrados

medios

Calculado

Estd.

Ambientes

1

235.060020

235.06

1.22

NS

Error A

3

577.56

192.52

Variedades

14

4181.42119

298.67

2.74

**

Interacción

14

1719.79796

122.84

1.13

NS

Error B

84

9.172

109.19

Total

119

16.378

137.63

%

CV = 10.5

El comparador DMS para variedades destaca que existe una diferencia de 17.17 % de mazorcas/100 plantas entre tratamientos evaluados, siendo el tratamiento T10 con una media de 111.9 % mazorcas/100 plantas como el más prolífico difiriendo estadísticamente del tratamiento T9 con una media de 88.07 % mazorcas/100 plantas.

La interacción variedades x localidades no fue significativa lo que prueba la estabilidad de esta característica.

4.2.6. Número de mazorcas con mala cobertura

El valor de esta característica para todas las variedades evaluadas en ambas localidades tuvo un valor promedio de 1.27 en una escala de calificación de 1 a 5, observándose en todas las variedades una cobertura de mazorca regular. Richey (1952), afirma que una buena cobertura de mazorca es de gran importancia agronómica en zonas tropicales donde existen muchos problemas de pudriciones. También afirma que es conveniente que la punta de las

Tesis de Grado

51

brácteas se prolongué de 5 a 10 cm más allá de la punta de la mazorca y

remate cerrándose fuertemente.

4.2.7. Acame de raíz

La media general para esta característica en evaluación se presenta en

el cuadro 12, la cual fue de 2.59 % con variaciones que fluctuaron entre 3.03 y

2.15 % en la localidad de San Pedro y la EEAS respectivamente.

Cuadro 12.

Valores promedio/ambiente y media general del % de acame

raíz

 

en dos localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-

2001.

Variedad

LOCALIDADES

MEDIA

PRUEBA

EEAS

SAN

DMS

PEDRO

T7

Cimcali 99B SA3N Cimcali 99B SA3A Sikuani Cimcali 99BSCMVSA3Ac Cimcali 99BSCMVSA3N Saracura

0.92

10.66

5.79

a

T5

3.95

6.75

5.35

a

T13

7.29

2.44

4.86

a

T1

6.88

2.27

4.58

a

T4

3.75

2.95

3.35

a

T11

1.83

4.17

3.00

a

T14

(LASP2Xlasp3)xCLA44

0.25

5.36

2.80

a

T6

Cimcali 99B SA4A Cimcali 99B-SCMVSA3N Sete Lagoas97A Phaeo 1 A Cimcali 99B-SCMVSA4Ac

2.74

1.32

2.03

a

T2

1.27

2.78

2.02

a

T9

0.00

2.89

1.44

a

T3

1.35

1.28

1.32

a

T15

Chiriguano-36

0.25

1.31

0.78

a

T12

Cimcali Achap 1 A Sete Lagoas97A Polys 1 A Cimcali 99B SA4N

0.25

1.21

0.73

a

T10

1.28

0.00

0.64

a

T8

0.25

0.00

0.12

a

 

SUMA

32.26

45.39

   
 

MEDIA

2.15

3.03

2.59

(A)

(A)

DMS localidades = 21.17 %

10%

DMS variedades =

5.59 %

30%

30%

Calificación

Resistente

0-

Intermedios 10-

Susceptibles >

Tesis de Grado

52

De acuerdo a la calificación para % de plantas con acame de raíz por ambientes ambas localidades presentaron una clasificación de plantas resistente a dicha característica.

En la EEAS el tratamiento T13 (Sikuani) se mostró como uno de los tratamientos con el mayor % de acame de raíz con 7.29 % con respecto al tratamiento T8 (Cimcali 99B SA4N), t12 (Cimcali Achap 1 A) y t15 (Chiriguano-36) que presentaron el porcentaje mas bajo de todas las variedades en evaluación con el 0.25 %

Mientras que en la localidad de San Pedro el mayor % de acame de raíz lo registró el tratamiento T7 (Cimcali 99B SA3N) con 10.66 % teniendo como calificación para este tratamiento de planta de resistencia regular, el menor % de acame de raíz para la localidad lo registraron los tratamientos T8 (Cimcali 99B SA4N) y T10 (Sete Lagoas97A Polys 1 A ) respectivamente con el 0% de plantas acamadas las que las hacen las más resistentes de todas las variedades evaluadas.

Jugenheimer (1981), menciona que la resistencia al acame varia en función de la madurez, estructura del tallo, sistema radicular, altura de planta, altura de mazorca y fertilidad edáfica, especialmente la falta de potasio que acorta las raíces.

A su vez Hall (1934), estudiando la relación entre ciertas características morfológicas y el acame, encontró que la ausencia de acame está asociada positivamente con alturas de mazorcas más bajas, raíces extendidas y profundas, volúmenes de raíces mayores, menos enfermedades, menos chupones y más fibras fuerza para arrancar la planta del suelo.

En el cuadro 13 se presentan los cuadrados medios del análisis de varianza/ambiente para altura de mazorca donde se observa que no existe

Tesis de Grado

53

diferencia significativa entre variedades tanto para la localidad de San Pedro como para la EEAS.

Cuadro 13. Cuadrados medios del análisis de varianza/ambiente del

%

de

 

acame de raíz en dos localidades del departamento de Santa

Cruz.

2000-2001.

 
 

Fuente de

Grados de

EEAS

San Pedro

variación

libertad

Bloques

 

3

32.3897483

NS

149.504802 **

Tratamiento

14

20.6814136

NS

31.5295231 NS

Error

42

13.9133031

20.8815891

Total

59

16.4587757

29.9483809

CV (%)

   

165.6

151

 

Lo que prueba la estabilidad de esta característica para ambas

localidades.

 

En el cuadro 14 se presenta el análisis combinado de ambas localidades, en el mismo se observan que no existe diferencias significativas entre ambientes, variedades e interacción variedades/ambiente.

Cuadro 14.

dos

Análisis de varianza combinado del % de acame de raíz en

localidades del departamento de Santa Cruz. 2000-2001.

Factor de

Grados de

Suma de

Cuadrados

F

Sig.

variación

libertad

cuadrados

medios

Calculado

Estd.

Ambientes

1

17.9800208

17.98

0.14

NS

Error A

3

399.162402

133.05

Variedades

14

366.717071

26.19

1.51

NS

Interacción

14

364.236041

26.02

1.50

NS

Error B

84

1,461.3854

17.40

Total

119

2,756.0022

23.16

%

CV = 160.4

Tesis de Grado

54

Todo ello significa que al no haber significancia estadística prueba la

estabilidad entre ambientes, variedades e interacción variedad/ambiente.

Al respecto Roig y Martinez (1974), señala que las plantas de maíz

suelen tener problemas de acame de raíz cuando la velocidad de los vientos

superan los 30 km/hora.

4.2.8. Acame de tallo

La media general para esta característica en evaluación se presenta en

el cuadro 15, la cual fue de 13.99 % con variaciones que fluctúan entre 14.03

% y 13.95% en la localidad de San Pedro y la EEAS respectivamente.

Cuadro 15.

Valores promedio/ambiente y media general del % de acame de tallo en dos localidades del departamento de Santa Cruz.

2000-2001.

Variedad

LOCALIDADES

MEDIA

PRUEBA

EEAS

SAN

DMS