Вы находитесь на странице: 1из 6

@jorgedeprada

Diálogos de MEDIACIÓN:

Mireia Uranga, Mª Carme Boqué y Emiliana Villaoslada

Por, jorgedeprada.eu

La Mediación Escolar tiene una magia” especial que lo cambia todo en un centro educativo, como me dijo en cierta ocasión Juan Carlos Torrego. No sabemos exactamente cuáles son los resortes que ajusta, cambia o simplemente mejora para hacer que el clima escolar se modifique hacia algo nuevo, diferente, que va calando de manera clara en las personas que conviven en un entorno educativo. Sigue siendo, en convivencia escolar, la estrategia de estrategias, la que puede englobar a muchas otras y generar nuevos espacios de interacción educativa que modifican, de manera sustancial, el ambiente y las relaciones entre las personas.

La Mediación, como proyecto de centro, posibilita la generación de múltiples actuaciones paralelas enfocadas a la mejora de la convivencia escolar, basadas todas ellas en procesos iniciales de formación y participación de los miembros de la comunidad educativa. Ya sean estrategias conjuntas o por separado de alumnado, familias y profesorado, la transformación del centro en un lugar donde formarse en elementos no curriculares, y más próximos a la adquisición de habilidades y destrezas de gestión de las relaciones interpersonales y grupales, determina un cambio conceptual en la propia gestión de los centros escolares.

Desde esta perspectiva transformadora de la mediación, en este artículo voy a tratar de exponer, entrelazándolas a modo de diálogo, las opiniones de tres mujeres que han sido pioneras en nuestro país en ayudar a muchos centros escolares a incorporar programas de mediación: Mireia Uranga, Mª Carme Boqué y Emiliana Villaoslada.

Es necesario, no obstante, situar estas opiniones en el momento en el que fueron realizadas, año 2004, cuando en el IES “Ramiro II” de la Robla, en León, donde yo realizo mi labor educativa, fueron viniendo para ayudarnos a formar a nuestros profesores, padres y alumnos, y crear los primeros mediadores y mediadoras escolares de Castilla y León. En esos momentos tuve la gran suerte de poder realizar y grabar sendas entrevistas con cada una de ellas, que podéis escuchar en su totalidad en la web.

La perspectiva que nos da el tiempo transcurrido nos puede ayudar a reflexionar sobre el estado de los programas de mediación escolar en nuestro país, hacia donde han ido desde ese momento, donde se percibía una gran ilusión y fuerza en esta línea innovadora, y donde se encuentran hoy en día.

1

ese momento, donde se percibía una gran ilusión y fuerza en esta línea innovadora, y donde

@jorgedeprada

Cultura de la Mediación

Mireia Uranga (MU): Cuando realizo formación en un centro educativo, una de las cosas en las que yo insisto es en ver la mediación como una herramienta dentro de lo que es darle prioridad a la calidad de la convivencia en el centro. El objetivo al final es crear una cultura en el centro en la que las relaciones se cuidan, la gente se trata bien y se entiende que la prioridad no sólo es la académica sino que es el bienestar de todos en el día a día en el centro. Y eso lo trabajamos desde diferentes vertientes y una es ofreciendo la mediación como servicio para que cuando surjan conflictos la gente sepa que se puede, a través de la comunicación y a través del entendernos, resolver esos conflictos. Esto tiene una dimensión que es práctica, de que resolvamos las cosas, y otra que es educativa; porque si la escuela su función es educar, es educar en los conocimientos y es educar en las habilidades para relacionarnos como ciudadanos y como personas en el mundo.

Carme Boqué (CB): Si, por supuesto, claramente podemos decir que los programas de mediación van más allá de la realización de las mediaciones y la resolución de los conflictos; para ilustrarlo yo creo que aquí podríamos recuperar las palabras de Edgar Morin, sociólogo francés, que siempre dice que “el proceso de humanización ha empezado pero no ha acabado”. En este siglo yo creo que es propio, en la sociedad avanzada, darle importancia a vivir en paz, y eso es calidad de vida. La calidad de vida no es sólo tener muchas cosas sino quizás más ser muchas cosas. En esta línea de pensamiento se sustentan proyectos como la mediación escolar.

más ser muchas cosas. En esta línea de pensamiento se sustentan proyectos como la mediación escolar.

Mª Carme Boqué

2

más ser muchas cosas. En esta línea de pensamiento se sustentan proyectos como la mediación escolar.

@jorgedeprada

Emiliana Villaoslada (EV): También para trabajar en esta línea, una de las primeras cosas que sería muy importante, creo yo, es que nuestros alumnos tuviesen claro que el conflicto forma parte de la vida cotidiana, nos lo vamos a encontrar en cualquier momento y, según como tratemos el conflicto, así vamos a construir paz o violencia. Hay mucha emoción en el conflicto, debemos trabajar también sobre esa enciclopedia de los sentimientos, debemos ser capaces de conocer nuestras emociones para que no se enquisten los conflictos y poder resolverlos en positivo.

se enquisten los conflictos y poder resolverlos en positivo. Emiliana Villaoslada MU: Creo que un proyecto

Emiliana Villaoslada

MU: Creo que un proyecto de mediación va mucho más allá de un sentido puramente pragmático de buscar una solución a esta pequeña cosa, es un cambio cultural hacia el diálogo como herramienta de resolución de conflictos, y eso es histórico, ESO ES HISTÓRICO. Pensemos que en el proceso de la mediación, los que son parte del problema tienen que ser parte de la solución.

CB: El cambio es claro, a veces se habla, por ejemplo desde Francia, hay un mediador que se llama Bonafé Schmitt que dice que la mediación en los centros representa una contracultura, porque recoge todos estos valores, que decimos tan humanos, y que son tan diferentes del consumismo, de la inmediatez, de las prisas con que vivimos, de la violencia, del abuso de poder; pero en realidad están muy cercanos a las personas porque es como uno se siente bien trabajando. A nadie le gusta que se resuelvan las cosas tan mal, ni verlo continuamente por la tele.

3

uno se siente bien trabajando. A nadie le gusta que se resuelvan las cosas tan mal,

@jorgedeprada

EV: Esto se ve muy bien en los casos de maltrato entre iguales; por ejemplo, hay una cultura de minimizar este tipo de conflictos, de decir no pasa nada, y la propia víctima también lo dice porque cree que de esa manera, negando su vulnerabilidad, piensa que no le van a atacar más. Trabajar la mediación significa también trabajar sobre estas estructuras implantadas. Es un proceso que sirve para el desarrollo moral del alumno.

Proyectos de Mediación

MU: A la hora de incorporar un proyecto de mediación en un centro es muy importante hacerlo muy presente a toda la comunidad, porque uno de los problemas que yo he visto en las experiencias de mediación es que a veces hay un grupo de personas muy implicado, con mucho interés y que está poniendo esfuerzo, pero que esa sensibilidad no llega lo suficientemente al resto, entonces se crea como una especie de frustración…Uno de los retos es que todo el mundo entienda cuál es el sentido del proyecto, y por otro lado, otro de los trabajos, es tranquilizar a todo el mundo. Que nadie se sienta como amenazado, que nadie sienta que está perdiendo poder porque exista un servicio de mediación…….También debemos verlo en profundidad temporal, no ver esto como algo que en dos días se ve el resultado, pensar que es a largo plazo y pensar qué queremos en el largo plazo, qué nos imaginamos en dos o tres años y, para llegar ahí, qué hacemos ahora.

en el largo plazo, qué nos imaginamos en dos o tres años y, para llegar ahí,

Mireia Uranga

4

en el largo plazo, qué nos imaginamos en dos o tres años y, para llegar ahí,

@jorgedeprada

CB: Normalmente se dice que un programa de mediación para que esté bien enraizado, tienen que pasar tres años; porque primero te formas, luego lo experimentas y luego dices ya sé exactamente lo que quiero y por donde voy. Pero ya

de entrada, cuando empezamos la formación en un centro escolar, se nota un cambio

importante en el clima. Como dato os comento que centros que llevan unos cinco años han detectado que los expedientes disciplinarios se han reducido un 45%.

EV: Para mí también, lo que me dice la experiencia es que, para que exista un proyecto de este tipo tiene que ser asumido por el centro, el Claustro tiene que dar su aprobación, tiene que estar contemplado en el Proyecto Educativo y en el Reglamento

de Régimen Interno. Y además en los centros en los que funciona se dan varias cosas:

existe una implicación del Equipo Directivo, existe un coordinador del proyecto que tiene poder de atracción, que es capaz de mover y dinamizar, y además se dedican tiempos y recursos específicos. Es imprescindible tener estructuras, si no el proyecto se cae.

MU: Sí, por supuesto, y además creo que es muy importante que cada centro se haga el traje a medida, porque tampoco podemos coger y decir éste es el modelo de mediación o de convivencia o de lo que sea, y para todos. Cada cual tiene que ponerle el matiz que necesita el proyecto y priorizar aquello que es su reto principal.

Participación

EV: Lo que sí es un denominador común es que todos estos programas se basan

principalmente en la participación del alumnado, en darle protagonismo, en fomentar

su autonomía y su responsabilidad. Y debemos confiar en que el alumnado puede hacer estas cosas.

MU: Totalmente de acuerdo, y es que esto debe hacerse muy en comunicación con los alumnos, el alumnado tiene una riqueza impresionante que a veces nos perdemos; y

mi experiencia es que, si les damos responsabilidad, responden con creces. Creo que

éste es uno de los retos que tenemos, creer más en el alumnado y enganchar más con sus intereses. Creo que lo que les estamos ofreciendo ahora engancha poco con sus intereses, es gente bastante despierta. También es importante contar con las familias y

compartir con las familias, lo que tampoco puede ser es que desde el centro estés intentando trabajar con un estilo, con un enfoque y que luego en casa sea totalmente distinto.

CB: Os cuento que justo antes de venir a La Robla he estado en Tarragona en un encuentro donde se reunieron doscientos alumnos mediadores, estuvieron debatiendo cómo les iba, cómo les funcionaba, qué les aportaba la mediación; y la verdad es que es fantástico ver cómo chicos y chicas son tan positivos y tan capaces de luchar también para que el mundo sea cada vez mejor.

5

ver cómo chicos y chicas son tan positivos y tan capaces de luchar también para que

@jorgedeprada

EV: Creo que otro elemento clave para la participación es que estos programas deben tener un apoyo desde las instituciones, no debe ser sólo algo que se hace gracias a la buena voluntad del profesorado. Es una tarea más que le llega al profesorado y que al principio supone un gran esfuerzo. Está basado en el voluntariado, pero es necesario que haya reconocimiento y recursos institucionales.

CB: En Cataluña, por ejemplo, el programa de mediación lo lanzó el Departament d’Ensenyament, entonces esto hace que tenga una fuerza muy, muy importante, precisamente por este apoyo institucional. Además, los programas de mediación son tan prácticos, que hacen que voluntariamente, porque tú quieres, participes, éste es su gran valor.

MU: Sabéis, hay una cosa que me encuentro ahora (año 2005) en los centros educativos, ahora que tenemos todos los recursos del mundo, la gente está como más apagada. Hace unos años, cuando había que traer las cosas de casa, había más escasez y los padres venían a pintar porque no había otra forma, la gente se sentía más contenta, estaba más vinculada, más ilusionada, y tenían que poner a veces de su bolsillo las cosas. Y en general lo que yo percibo en el entorno escolar, en el que yo he crecido y en el que yo veo que funcionamos, es como el mundo al revés; el alumno tiene interiorizado que va a la escuela para hacer lo que le dice el profesor, el profesor está a ver qué le dice la dirección, la dirección está a ver qué le dice la Delegación Territorial y la Delegación a ver qué le dice la Consejería. Cuando debería ser al revés, La Consejería estar al servicio de la Delegación, la Delegación al servicio de la dirección, la dirección al servicio del profesorado y el profesorado al servicio de los niños y de las niñas. Todos lo tenemos interiorizado, los alumnos nunca sienten que lo que hacen es para ellos, sino para que estén contentos los padres, los profesores y para no crear problemas. El problema es que por el camino nos cargamos la libertad y la creatividad de la gente.

Reflexiones

Han pasado casi diez años desde entonces, ¿Dónde estamos ahora?, ¿Qué cambios se perciben en los centros educativos que incorporaron la Mediación?, ¿Cómo ha cambiado el apoyo institucional?, ¿Qué futuro le espera a los proyectos de Mediación Escolar?

Quizás, todo dependa de nosotros

@jorgedeprada

6

le espera a los proyectos de Mediación Escolar? Quizás, todo dependa de nosotros … @jorgedeprada www.jorgedeprada.eu