Вы находитесь на странице: 1из 4

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5

2013

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 Universidad Nacional de La Plata Facultad de Bellas

Universidad Nacional de La Plata Facultad de Bellas Artes Departamento de Música Cátedra: Introducción al Lenguaje Musical

TEXTO Nº 5

Acordes y Funciones

Un acorde se forma por la superposición de tres o más notas, dispuestas a distancia de terceras consecutivas. Tomando como punto de partida una Escala (Mayor o Menor) veremos que, superponiendo dos terceras consecutivas sobre cada grado de la Escala, se formarán distintos acordes.

A cada nota del acorde se le asigna un nombre: la nota que da nombre al acorde se llama

Fundamental, las dos restantes Tercera y

Quinta en función

del intervalo que forman

con

la

Fundamental. A esta estructura se la denomina acorde de Tríada.

Al tocar acordes en la guitarra, se produce la duplicación o triplicación de algunas notas que forman el acorde. Es importante aclarar que no se debe confundir cantidad de notas con cantidad de sonidos. Por ejemplo al tocar el acorde de Sol mayor con cuerdas al aire, veremos que las notas que forman el acorde son tres: Sol, Si, Re. Sin embargo los sonidos que tocamos son seis, entre los cuales aparece tres veces la nota Sol, dos veces el Si y una vez el Re. Analizando este mismo acorde, vemos que no solamente aparecen todas las notas a distancia de terceras. Un acorde se sigue escuchando como tal, aunque las notas no se encuentren en una disposición cerrada de terceras superpuestas. Esta idea de terceras superpuestas establece cuáles son las notas que forman un acorde y se seguirá escuchando como tal, aunque las notas presenten otra disposición. Por ejemplo:

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 Universidad Nacional de La Plata Facultad de Bellas
Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 Universidad Nacional de La Plata Facultad de Bellas

Arpegiando sobre este mismo acorde nos podrían quedar las notas dispuestas de la siguiente manera:

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 Universidad Nacional de La Plata Facultad de Bellas

Vemos entonces, que se forman otros intervalos entre las notas. Sin embargo en el concepto de estructuración de un acorde, las notas se relacionan entre sí por la distancia de terceras que tienen en la escala que les dio origen.

En el hacer musical es frecuente que los acordes aparezcan en distintas posiciones, es decir que no siempre la Fundamental del acorde será la nota más grave escuchada. En el ejemplo que sigue (introducción de “Imagine), en el segundo compás el acorde de Fa mayor está arpegiado y la voz más

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5

2013

grave es la Quinta del acorde. Organizando las notas por terceras Fa, La, Do sabemos que es un acorde de Fa mayor. Como la nota más grave no es la Fundamental sino la Quinta (Do), en este caso se habla de un acorde en 2da. inversión. Si la nota más grave fuese un La, se hablaría de un acorde en 1era. inversión. Por lo tanto podemos decir que, aunque la nota más grave sea La o Do, la Fundamental seguirá siendo la nota Fa.

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 grave es la Quinta del acorde. Organizando las

En el cifrado de acordes, las inversiones se especifican con una barra y a continuación se escribe cuál es la nota más grave que se debe tocar. Por ejemplo, el acorde analizado anteriormente se escribirá F/C:

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 grave es la Quinta del acorde. Organizando las

Acordes sobre los Grados de una Escala

Cada nota de una escala puede ser la Fundamental de un acorde de Tríada. Utilizaremos la escala de Do mayor y de La menor para ejemplificar el tema. Formando un acorde por cada nota o grado- de la escala y observaremos lo siguiente:

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 grave es la Quinta del acorde. Organizando las

Los acordes que se forman no son todos iguales ya que las escalas de siete sonidos no son simétricas en cuanto a la distancia de tonos y semitonos que las constituyen. Encontraremos tres tipos de acordes: Mayores, Menores o Disminuidos.

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5

2013

Acordes Mayores

Comenzaremos por el Primer Grado de la Tonalidad de Do Mayor (acorde de Do mayor). Este acorde está formado por las siguientes notas: Do, Mi y Sol. Encontraremos que entre Do y Mi hay un intervalo de Tercera Mayor (3M), y entre Mi y Sol hay una Tercera Menor (3m). A su vez, entre Do y Sol hay una Quinta Justa (5j). Esta estructura se repite en cada uno de los Acordes Mayores que aparecen en ambas escalas y en el resto de las tonalidades.

Acordes Menores

Si tomamos el Segundo Grado de la tonalidad de Do mayor, hallaremos un acorde de Re menor. Se conforma de la siguiente manera: Re, Fa y La. Encontramos una Tercera Menor entre Re y Fa (3m), una Tercera Mayor entre Fa y La (3M), y por lo tanto una Quinta Justa entre Re y La (5j). Esta organización se repite en cada Acorde Menor.

La

diferencia entre los Acordes Menores y los Acordes Mayores resulta del orden

en

que están

dispuestos los intervalos de Tercera que los conforman. Los intervalos formados entre la Fundamental y

la Quinta son iguales en los dos casos.

Acordes Disminuidos

El acorde que se forma a partir del grado VII en la Escala mayor o sobre el II de la Escala menor, tiene la particularidad de tener dos terceras menores superpuestas. En Do mayor se forma el acorde de Si disminuido, donde las notas son Si, Re y Fa. Entre Si y Re se forma una tercera menor (3m) y entre Re y Fa otra tercera menor (3m). Por lo tanto la superposición de dos terceras menores forma un

intervalo de quinta disminuida (5dism.) entre Si Disminuidos.

y

Fa.

Por esta

razón

estos acordes se llaman

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013  Acordes Mayores Comenzaremos por el Primer Grado

Función de los acordes

Dentro de una Tonalidad, los acordes van a cumplir una Función armónica, que estará determinada por la relación de los acordes con la tónica y por las notas que los constituyen. Instaurar sobre dichas Funciones armónicas sensaciones tales como tensión, reposo o resolución, supone ponen juego un alto valor subjetivo. Hay variables menos subjetivas que son posibles de explicar desde disciplinas ligadas a las ciencias duras, tales como la acústica. Por ejemplo, la relación entre el Grado I y el Grado V, fundada en los componentes armónicos presentes en cada nota o su relación con los acordes. Por otro lado existe un factor cultural, pues la Tonalidad se ha ido construyendo en Europa Central desde el medioevo hasta llegar a su cristalización en el Período Clásico. A partir de entonces tomó distintos caminos. El romanticismo terminó por quebrar a la Tonalidad como estructura segura sobre la cual transitar. Esta ruptura terminó de consagrarse con las vanguardias del

siglo XX. Sin embargo en la Música Popular 1 y en algunas corrientes vanguardistas, tales como el

1 Nos referimos aquí a Músicas Populares tanto europeas como latinoamericanas y norteamericanas.

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5

2013

Neoclasicismo o el Nacionalismo, la Tonalidad mantuvo y mantiene hasta nuestros días, su inquebrantable presencia dentro de la cultura occidental.

Teniendo en cuenta los factores en los

que se basa la Tonalidad, observaremos que las distintas

Funciones Armónicas apuntan a fortalecer la nota Tónica. Esta última construye sobre sí el acorde de Primer grado (I) y supone una sensación de reposo, de distensión, de descanso. Este acorde también recibe el nombre de acorde de Tónica. Esta impresión de reposo tiene un valor relativo que se sustenta en la injerencia que ejercen otros grados sobre ella. En contraposición a la idea de reposo, aparece el acorde de Quinto grado (V), llamado Dominante que genera tensión. Esta sensación de tensión es provocada por las notas que la componen: la Tercera del acorde de Quinto grado es la séptima de la escala (Sensible Tonal en una Tonalidad Mayor) la cual tiende a resolver en la Tónica. Diríamos que esa tensión termina cuando la sensible resuelve en la Tónica. Por otro lado, la Fundamental del acorde de Quinto grado se distancia de la Tónica por un intervalo de cuarta ascendente. El salto de cuarta tiene una fuerte carga cultural y tiende a escucharse como resolución (pensemos por ejemplo en los finales de gran cantidad de tangos).

La Función de Dominante del acorde de V grado genera más tensión aún, al agregarle una séptima menor (V7). Es decir una tercera menor por encima del acorde de tríada. La nota que se agrega será el IV grado de la escala y tenderá a resolver de manera descendente sobre el III grado. Por este motivo se denomina a la séptima de un acorde de Dominante Sensible Modal, ya que según cómo resuelva (descendiendo un semitono o un tono) quedará establecido el Modo de la escala (Mayor o Menor). En el siguiente ejemplo veremos cómo tienden a resolver las dos sensibles que tiene el acorde de Dominante con séptima (Sol7), tocado en la guitarra: Sensible Tonal (Si) y Sensible Modal (Fa):

Introducción al Lenguaje Musical: Texto N° 5 2013 Neoclasicismo o el Nacionalismo, la Tonalidad mantuvo y

Como en la Escala Menor el séptimo grado está a distancia de Tono de la Tónica, además de no generar la tensión que el sistema Tonal necesita, determina que el acorde de Quinto sea grado menor. Por estas razones una práctica frecuente se basa en subir un semitono el séptimo grado de la Escala Menor, para generar una sensible y por lo tanto un acorde de Quinto grado mayor. Este tema se desarrollará en próximos textos.

Encontraremos una Función armónica más llamada Subdominante, que equivale al acorde de Cuarto grado (IV). Este grado supone una tensión más leve y generalmente sirve como puente entre la Función de Tónica y la de Dominante. Analizando sus notas veremos que aparecen las dos notas que no están presentes en los acordes de I y V grado, es decir el cuarto y el sexto grado de la escala. Por lo tanto podemos decir que en la conformación de estas tres Funciones Armónicas (I IV V) aparecen las siete notas de la escala en acordes de tríada. Cada una de estas tres Funciones Armónicas, a las que llamaremos Funciones Pilares, resultan imprescindibles (en acordes de tríadas) para establecer un centro tonal a partir de su relación con el I grado. E incluso, en algunos casos, sólo con las Funciones de I V7, queda establecido claramente un centro tonal sin necesidad de utilizar la Función de Subdominante.