Вы находитесь на странице: 1из 16

Material didáctico elaborado para el curso Sistema Financiero Mexicano impartido en el SUA-FE-UNAM

García Aguilar Rocio

Agosto, 2012

PARTE 1. ANTECEDENTES. CARACTERÍSTICAS DE UN SISTEMA FINANCIERO.

Presentación:

El alumno conocerá los principales elementos de un sistema financiero y dilucidará sobre el papel e impacto que tiene en la actividad económica; para lo cual, revisará los principales postulados que pretenden explicar, así como justificar, la relevancia y trascendencia de las instituciones, instrumentos y mercados del sistema financiero en su interacción con la economía real.

Objetivos:

- El alumno revisará los diferentes enfoques que se han utilizado para estudiar el sistema financiero y sus componentes.

- El alumno analizará la importancia del enfoque funcional y estructural para el estudio del sistema financiero.

- El alumno aprenderá los elementos y características que conforman un sistema financiero.

- El alumno reconocerá la relación del sistema financiero con la actividad económica.

INTRODUCCIÓN.

La mayoría de los textos sobre el Sistema Financiero presentan una orientación organizacional del mismo. Los menos, se basan en una perspectiva tradicional del enfoque económico del flujo circular de la renta. En cualquiera de sus formas, se estudia al Sistema Financiero desde un punto de vista parcial y se minimizan las posiciones ontológicas, epistemológicas, antropológicas, sociales e históricas de los autores o sus escuelas; las cuales son decisivas para entender el tema y comprender sus alcances e impacto en la actividad económica. En este material, se pretende simplemente hacer referencia a las diferentes formas en que se ha tratado el tema sin rigor alguno, con el único objetivo de proporcionar al lector los elementos necesarios para que pueda discernir sobre lo qué es el Sistema Financiero y su relación con la economía desde un punto de vista más incluyente entre teoría y práctica.

1. Enfoques generales sobre el Sistema Financiero.

Los determinantes del crecimiento económico han inspirado el surgimiento de la ciencia económica. El interés por estudiar qué determina la creación de riqueza fue la piedra angular sobre la que se construyó la economía clásica. Cabe recordar que en sus inicios la ciencia económica se enfrentó al problema de la medición de las variables económicas; lo cual fue un inconveniente para su desarrollo formal que no logró superarse hasta mediados del siglo XIX. Gracias a la evolución de las técnicas estadísticas, registros contables, etc., se pudieron crear modelos de crecimiento económico por medio de la selección de variables cuantificables y sus relaciones matemáticas. Estos modelos subrayan la importancia de ciertos factores considerados necesarios para la acumulación de riqueza. En particular, el dinero, el ahorro y la inversión han sido un referente constante en la teoría económica cuando se estudia el origen, la acumulación y la división de la riqueza o el crecimiento económico. Sin embargo, las interpretaciones metodológicas y conceptuales sobre estos factores, en muchos casos se relativizan y se procede a abstraer elementos cognitivos de áreas más formales del estudio económico para utilizarse directamente en el estudio del Sistema Financiero; lo que dificulta el entendimiento de esta materia por sí sola. En este texto, nos referiremos a 3 escuelas, las cuales consideramos expresan los principales tópicos utilizados para estudiar al Sistema Financiero. Deseamos aclarar que esta distinción se realizó con un fin meramente didáctico. Si bien, existen muchos otros enfoques que no se incluyen, estimamos que los modelos expresados pueden incorporar de una forma general los textos y autores aquí omitidos.

La selección de las 3 escuela que consideramos distintivos se seleccionaron básicamente por su esquema conceptual, la forma en que definen la creación, los elementos y las finalidades de un Sistema Financiero. Ellos son:

el enfoque “tradicional o monetarista”, el “institucionalista” y el modelo “financiarista”. Estos modelos tienen diferencias sustanciales que radican, sobre todo, en la preponderancia que le otorgan a ciertos elementos del Sistema Financiero. Por ejemplo, la concepción monetarista tiene una tendencia a analizar los productos financieros y con ello, surgen teorías para analizar la moneda o el dinero, sus funciones, realizar cálculos de estimación o proyección, entender a las instituciones que participan en su emisión, etc. Por otro lado, la visión institucionalista del sistema financiero observa parcialmente la importancia de los mercados financieros, analizando básicamente a quien realiza o supervisa la intermediación financiera; esto es, por un lado estudia a los intermediarios financieros, sus funciones, servicios, etc.; o por otro, se dedica a examinar a profundidad a las autoridades y organismos de supervisión y vigilancia. La concepción financiarista, generalmente dedica su atención

a los productos financieros en su fase más avanzada (títulos financieros), en otras ocasiones se concentra en los

mercados financieros organizados; y en los últimos años ha derivado una corriente que tiene gran interés en seguir

a los agentes económicos que recurren al sistema financiero para realizar sus transacciones. El análisis parcial del

Sistema Financiero no permite un estudio adecuado ni de sus formas ni de su relación con la economía, por lo que es menester hacer una breve revisión de los tópicos de interés que cada enfoque aporta al estudio del tema.

1.1.

Enfoque monetarista del Sistema Financiero.

La concepción tradicional del Sistema Financiero considera que el factor principal de la economía es la moneda o el dinero; analiza sus funciones, sus características y relega casi siempre a segundo término el comportamiento de los agentes económicos, así como de los mercados. En este enfoque se considera que el emisor de la moneda es un actor único, que tiene repercusiones y autonomía por sobre los demás agentes económicos; por lo cual, existen diversos tratados sobre el papel del gobierno como órgano fiduciario, como controlador de la oferta monetaria, del tipo de cambio, etc. Si bien, estos elementos son importantes en el estudio de cualquier Sistema Financiero, no son suficientes para entender el impacto real del dinero en la economía. No obstante, algunos de los tópicos que resultan relevantes del enfoque son:

1. Estudia las funciones del dinero:

Medio de cambio: Puede ser intercambiado por otras mercancías. En este sentido, el dinero es una mercancía que se constituye como medio de cambio aceptado comúnmente en intercambios indirectos.

Medio de pago: Sirve para cancelar obligaciones o deudas contraídas con personas físicas o morales. Con el dinero, por ejemplo, pagamos los impuestos, recibimos un salario, etc.

Unidad de cuenta: Es una medida o patrón homogéneo en el cual expresar las deudas, los precios y el poder general de compra al establecer unas equivalencias entre el numerario y los bienes. Con el dinero, podemos establecer índices referentes a las mercancías o incluso a bienes o servicios no cuantificables.

Depósito de riqueza: Permite conservar poder adquisitivo del presente al futuro. El dinero sirve para acumular poder de compra en situaciones futuras. Derivado de ella, también podemos encontrar en algunos textos, las funciones de medio de pagos diferidos y de reserva de valor.

En la visión tradicional del Sistema Financiero, el dinero funcionan primordialmente como “medio de cambio”, el dinero como variable es exógeno (es dado por un tercero), las interacciones económicas son ya existentes y simplemente actúa como un lubricante del mercado. Este enfoque, en ocasiones, privilegia a las instituciones que crean el dinero y cómo se legalizan sus funciones. En el menor de los casos, analiza cómo el dinero se expande en los mercados, qué sucede el órgano fiduciario pierde su autonomía y cómo cambia el dinero para realizar las distintas funciones, pero en realidad es el mismo tipo de concepción. En muchos textos, se estudian los sistemas de pagos, los procedimientos por los cuales se cancelan deudas mediante objetos cuantificables, etc. Estos elementos pueden derivarse incluso hasta las teorías del dinero crediticio, aunque siguen siendo una misma forma de entender al Sistema Financiero: por medio de sus productos.

La gran limitante de este enfoque no es empero su análisis prioritario sobre los productos financieros, sino que generalmente sólo ha estudiado la función del dinero como medio de cambio, de unidad de cuenta y hasta como medio de pago pero usualmente no lleva su aproximación hasta la función de depósito de riqueza (con ello, la de medio de pagos diferidos y reserva de valor); además de simplificar a los agentes económicos en los mercados financieros como tomadores de precios, lo cual distorsiona en la práctica los análisis sobre el Sistema Financiero y su papel en la economía.

2. Reconoce que a lo largo de la historia se han utilizado distintos patrones como dinero o moneda.

Patrón mercancía: Fue el primer patrón de comercio entre las personas. El dinero o la moneda como tal no existen; se refiere a aquellos bienes utilizados como medio de pago que tenían el mismo valor que la otra mercancía que se adquiría.

Patrón metal: El dinero adquiere un valor intrínseco, al acuñarse las primeras monedas hechas con metales. Asimismo, se afianza la figura del emisor local, con lo cual se crean los sistemas monetarios.

Patrón papel: El dinero se vuelve fiduciario, permitiendo la aceptación masiva del mismo. El dinero expande su función como medio de pago y unidad de cuenta.

Patrón electrónico: A mediados del siglo XX y debido a la tecnología informática y electrónica se han

electrónico (o

bancario), el cual está formado por las cuenta corrientes a la vista que se pueden hacer en efectivo en

reconocido otras formas para que el dinero o la moneda realicen sus funciones. El dinero

cualquier momento.

Un gran aporte de esta escuela es que ha reconocido que el dinero se ha transformado no sólo por las funciones que desempeña sino por las diversas formas que ha adquirido. Sin embargo, al estudiar solamente sus representaciones y cualidades sin tomar en cuenta los demás elementos del Sistema Financiero, se limita su entendimiento.

3. Examina las características de los productos financieros.

En esta visión, las 3 particularidades que son determinantes de los productos financieros, son de gran interés:

Liquidez: Se refiere a la facilidad de conversión de un activo en dinero líquido de forma rápida y sin que se produzcan pérdidas en su valor nominal.

Riesgo: Corresponde a las estimaciones de probabilidad. En sus inicios, de que las primeras monedas hechas con metales fueran aceptadas como medio de cambio, en la época más actual se relaciona con la convertibilidad del dinero en activos y pasivos financieros.

Rentabilidad: Considerada la ganancia o el beneficio esperado al realizar alguna transacción financiera.

Estas características son en efecto necesarias para entender a los productos financieros pero en la mayoría de los textos se olvida que corresponden a funciones determinadas por los mercados financieros a través de la interacción de los intermediarios financieros. No obstante, es menester considerar que la combinación de las anteriores, es un elemento que se busca en todos los sistemas financieros, a fin de que los participantes en los mercados se sientan cómodos y accedan a realizar sus transacciones bajo esquemas formales y regulados. Una de las principales restricciones al análisis del Sistema Financiero bajo este enfoque es que considera que las características de los productos financieros se limitan entre sí; lo cual constriñe su participación en los mercados y niega prácticamente la libertad de acción de los intermediarios financieros. El siguiente gráfico muestra como cada una de las características actúa en detrimento de las otras.

Interdependencia entre: liquidez, riesgo y rentabilidad.

Liquidez (L)

entre: liquidez, riesgo y rentabilidad. Liquidez (L) R = f(L, r) Riesgo (r) Rentabilidad (R) A
R = f(L, r)
R = f(L, r)

Riesgo (r)

Rentabilidad (R)

A mayor riesgo, mayor rentabilidad: R/r >0 A mayor liquidez, menor rentabilidad: R/L <0

Esta aseveración se muestra poco probable ante la sofisticación de los mercados financieros actuales, por ejemplo:

la ampliación de los mercados de valores nacionales, la formalización de mercados internacionales de derivados, etc. Asimismo, al no reconocer la importancia de los intermediarios financieros para influir sobre las características de los productos financieros, distorsiona en gran medida la comprensión de cualquier Sistema Financiero, inclusive de los considerados emergentes. De acuerdo con Richard Kitchen (1990) el concepto de riesgo financiero no siempre coincide con el concepto económico convencional. Cabe hacer mención de una diferencia clave: “el riesgo existe cuando las estimaciones de probabilidad pueden ligarse a un rango de resultados posibles” y la incertidumbre es “un estado en el que la estimaciones de probabilidad no se vinculan a los resultados”. Es por ello, que en muchos países en la práctica se enfrentan consecuencias negativas al emplear teorías financieras que no incluyen a los demás elementos del Sistema Financiero para modificar o influir sobre los productos financieros en la economía.

4. Considera que la cantidad de dinero creada es una variable fundamental para estudiar la relación entre Sistema Financiero y la economía.

Es cierto que es indispensable conocer, estimar, predecir, etc. el total de dinero en la economía. Por ejemplo, en nuestro país, el Banco de México maneja los siguientes agregados monetarios:

 

CLASES DE DINERO

 

M4

M3

M2

M1

Efectivo en manos del público

Monedas

Billetes

Depósitos a la vista

Depósitos o cuentas de ahorro

 

Depósitos a plazo

 

"Cuasi-dinero" (pagarés del Tesoro, certificados de depósitos y otros instrumentos muy líquidos)

Sin embargo, las diferentes medidas que han surgido a partir de este enfoque para contabilizarlo resultan útiles en tanto se utilicen bajo un análisis cuantitativo y omiten seriamente aspectos de índole cualitativo; los cuales son generalmente más cercanos a la realidad de cómo opera el Sistema Financiero.

En conclusión, el modelo tradicional aporta elementos sustanciales para conocer al sistema financiero, aunque tiene limitantes importantes al no incluir a los mercados financieros ni a los participantes. Asimismo, tiene un esquema bien definido sobre las variables cuantitativas; sin embargo, no resultan comparables con la práctica ya que no incluyen variables cualitativas, que se pueden observar como determinantes para entender las diferencias del impacto del Sistema Financiero en la economía de los países.

1.2. Enfoque institucionalista del Sistema Financiero.

La visión institucionalista del Sistema Financiero se ha concentrado en examinar a los participantes de los mercados financieros, en definir sus tipos, modo de actuar, etc. En sus inicios la corriente mayoritaria estudiaba enfáticamente a las autoridades encargadas de la supervisión y vigilancia del sistema financiero. Hoy en día, han crecido los textos que consideran de suma importancia a los intermediarios financieros, particularmente los bancarios. Sin duda alguna, es uno de los enfoques que goza de mayor aceptación entre los estudiosos; siendo muy útil al proporcionar esquemas para la comprensión de los mecanismos y procesos económicos entre el Sistema Financiero y la economía. Empero, su debilidad radica en que suele ignorar a los intermediarios financieros no bancarios y a los agentes económicos de bajos recursos. Entre sus principales aportaciones, podemos mencionar:

1.

Le concede gran importancia a las autoridades encargadas de la supervisión y vigilancia, ya que considera es indispensable su participación para garantizar por medios formales el cumplimiento de los servicios financieros por parte de los intermediarios financieros; así como la estabilidad de los mercados financieros.

2.

Reconoce que la intermediación financiera es realizada por los intermediarios financieros, siendo ésta la principal función del Sistema Financiero, ya que permite:

Reducir los costos transaccionales, promoviendo la generación de economías de escala conforme vaya incrementándose el volumen de transacciones financieras.

Disminuir el problema de manejar información asimétrica entre las partes intervinientes de las transacciones financieras, dando un margen de ganancia que permitirá cubrir riesgos de una selección adversa o al azar.

3.

En este sentido, distingue claramente a los intermediarios bancarios del resto, debido a que en ellos recae la creación de dinero bancario, el cual es uno de los más aceptados. No obstante, interpreta de una manera parcial la configuración del crédito y el financiamiento, al circunscribirlos a la función de un solo sector financiero.

Este enfoque resulta muy útil para conocer a los participantes activos de cualquier Sistema Financiero pero sus principales debilidades radican en que no incluye en sus postulados a los participantes pasivos, tal como los intermediaros financieros que no crean dinero, las organizaciones auxiliares, los organismos de apoyo de los sectores financieros; así como organizaciones de cohesión, representación, investigación, análisis privado o internacional.

De la misma manera, su aporte merma la evaluación práctica de sus contenidos al no considerar la relevancia de los mecanismos y procesos financieros que se realizan en la interacción de todos los agentes económicos para entender al sistema financiero y su relación con la economía.

1.3. Enfoque financiarista del Sistema Financiero.

La visión financiarista surge como una disciplina independiente de la economía ya que tradicionalmente se ha enfocado en estudiar a los participantes económicos privados, en especial a las empresas, los inversionistas institucionales y los especialistas bursátiles. Aunque el espectro de análisis financiero que propone este enfoque tiene mucho en común con la visión monetaria, su diferencia radica en que desde el punto de vista financiarista, se busca cumplir con las expectativas de los agentes económicos privados antes que evaluar o analizar el desempeño de los componentes del Sistema Financiero. Entre sus principales aportaciones, debemos mencionar:

1. Para esta corriente es muy importante determinar las principales decisiones financieras que enfrentan los agentes económicos.

Por ejemplo, un individuo tiene que tomar:

Decisiones de ahorro: ¿Cuánto del ingreso corriente se debe ahorrar para el futuro?

Decisiones de inversión: ¿Cómo se debe invertir el dinero ahorrado?

Decisiones de financiamiento: ¿Cuándo y cómo debe usar el dinero de otras personas para satisfacer sus deseos y necesidades?

Decisiones de administración de riesgo: ¿Cómo y en qué términos deberá buscar reducir las incertidumbres económicas o si puede tomar riesgos calculados?

Siendo éstas una rama de estudio de las finanzas personales, aporta elementos de gran importancia sobre los agentes económicos privados; lo cual es muy útil ya que generalmente son olvidados por las otras corrientes.

Asimismo, incluye en sus tesis a las finanzas corporativas; las cuales aunque se concentran en las empresas como su objetivo de estudio, presentan la gran ventaja de reconocer las decisiones que realizan en el Sistema Financiero para llevar a cabo sus acciones en el ámbito productivo, acercando el entendimiento del impacto del mismo con la actividad económica.

Por el lado de las finanzas corporativas, los agentes económicos deben decidir sobre su:

Planeación estratégica: ¿A qué dedicarse o qué producir?

Estructura de capital: ¿De dónde tomar los fondos, propios o prestados?

Proyecto de inversión: ¿Cómo invertirlos?

Administración de capital trabajo: ¿Cómo producir?

Determinación del capital: ¿Cómo recuperar la inversión?

Al reconocer que no sólo los intermediarios financieros sino que los agentes económicos privados tienen libertad y pueden actuar de forma racional en los mercados para cumplir con sus expectativas, el presente enfoque apoya en gran medida el entendimiento del Sistema Financiero en su conjunto.

2. Busca encontrar elementos que le permitan a los agentes decidir en qué productos mantener su riqueza y cómo hacer para incrementarla.

Así, cualquier agente económico tiene las siguientes opciones para decidir sobre su ingreso:

Conservarlo en forma líquida

Destinarlo a la adquisición de activos financieros no monetarios

Transformarlo en bienes y servicios reales

3. Es muy útil al presentar modelos que permitan manejar las características de los productos financieros según las necesidades y deseos de los agentes económicos privados. Los cuales, generalmente, pueden extrapolarse a los análisis sobre los agentes económicos públicos, no lucrativos, sociales, institucionales, etc.

Por ejemplo, pretende determinar el balance adecuado entre productos financieros para:

Asegurar el mantenimiento de una riqueza

Retener el mayor grado de liquidez de los productos financieros

Obtener la máxima rentabilidad posible

Los objetivos que el enfoque financiarista persigue se contrastan severamente con los del enfoque tradicional pero permiten reconocer que en los mercados financieros generalmente los sujetos privados tienen mayor impacto que los órganos de supervisión y vigilancia, básicamente por el hecho de que son más activos. Aunque sí incluye a los intermediarios institucionales como agentes superavitarios muy determinantes para la colocación de los recursos financieros en el Sistema Financiero. Su principal debilidad es que no reconoce a los sujetos pasivos, esto es, la mayoría de la población. Así, los intermediarios financieros son estudiados casi siempre por el lado de la demanda,

tomándola en la mayoría de los casos como estática o con menor influencia en los mercados financieros; lo cual resulta en contrastaciones poco veraces del impacto del Sistema Financiero en la economía de los países.

4. Este corriente llega a estudiar a los intermediarios financieros pero los limita al observar el papel que juegan en los mercados como acreedores de liquidez y seguridad.

Considera que los activos financieros directos son de gran importancia, entre ellos:

a) Créditos o préstamos, ya sea con garantía personal o real

b) Títulos o valores, como las acciones, obligaciones, bonos, etc.

No obstante, relativiza la forma en que los activos se convierten en pasivos y la forma en que los mercados ayudan

a los agentes a reducir los costos y manejar la información asimétrica; así como los demás intermediarios financieros inciden en la transformación de los activos primarios en secundarios.

De esta forma, los modelos financiaristas han desarrollado dos grandes vertientes: una que evalúa a los productos y mercados financieros de manera global y otra que estudia cómo obtener la consecución de los fines financieros de los agentes económicos. En realidad, ambas corrientes tiene como base y fin último: servir de previsión y estimación de su actuación en los mercados financieros a los participantes. Su limitante más evidente es que no considera de suma importancia a los agentes microeconómicos, negando incluso que tengan actuación en el sistema financiero formal.

Por último, generalmente condiciona los mecanismos y procesos financieros a los mercados financieros internacionales, debilitando también el desarrollo y papel de los mercados financieros locales.

2. Enfoque funcional y estructural del Sistema Financiero

Como se mencionó anteriormente, en este curso proponemos estudiar al sistema financiero no sólo desde una visión parcial de alguno de los elementos que lo conforman; sino como un todo, cuya definición permita identificar todas sus características y sobre todo, su impacto con la economía. Para lo cual, se realizará un breve repaso del enfoque funcional y se propondrá la inclusión de la estructura como determinante del Sistema Financiero, con el fin de poder acercarnos más a determinar un enfoque que permita entender no sólo cómo opera el mismo sino qué relaciones tiene y de qué manera impacta en la actividad económica.

2.1. Enfoque funcional del Sistema Financiero

Unos de los principales exponentes del enfoque funcional son Robert Merton y Zvi Bodie (1993, 1995, 2005). Su trabajo aportó un inicio claro ante la distinción y clasificación de los Sistemas Financieros con una perspectiva que fuera más común y menos arbitraria. De acuerdo con Merton y Bodie la ciencia financiera y la práctica financiera han cruzado por diferentes caminos. La teoría económica neoclásica sentó las bases para integrar el temario del Sistema Financiero, al determinar que las fricciones en los mercados financieros son las causantes de los elementos del mismo. Debido a éstas, se generan costos de transacción e información asimétrica y pueden ser estudiadas bajo

la escuela tradicional o por la teoría de la intermediación.

En efecto, los primeros trabajos de la escuela tradicional trataron de justificar la existencia del dinero en la economía, surgiendo así los primeros enlaces con la determinación de la masa monetaria, ajustes a las tasas de

interés, etc. Sin considerar de ninguna importancia a los agentes, ni a los participantes, ni siquiera a los órganos emisores de dinero en la economía. Los mercados actuaban de forma estática y todas las variables se consideraban exógenas. Sin embargo, al integrarse la teoría de la intermediación financiera se logra un avance importante en el estudio del Sistema Financiero bajo otra perspectiva. Ya que al concentrarse en contestar una pregunta al parecer simple, devolvió la necesidad de considerar a los otros elementos del Sistema Financiero: ¿por qué existen los bancos?. La respuesta fue básicamente: para eliminar las fricciones de los mercados financieros; haciendo que los agentes, sus participantes tuvieran un papel más activo en el mismo. Esta contraposición ha dominado la mayor parte de los estudios sobre finanzas; proporcionando interpretaciones muy diferentes entre el impacto que las fricciones generan en las economías. La teoría económica neoclásica sostiene que los mercados son eficientes y que se puede utilizar casi cualquier modelo para analizar su demanda y su equilibrio. Bajo esta idea, ninguna institución ni participante tiene impacto en los mercados; éstos mostraran ciclos pero tenderán siempre al equilibrio. La realidad nos ha mostrado que los Sistemas Financieros son más complejos y sobre todo, que tanto las instituciones como los órganos de supervisión y vigilancia, así como los agentes económicos y demás participantes pueden participar activa y racionalmente en los mercados financieros para modificar las características de los productos financieros e influir sobre las fricciones, controlando riesgos, manejando la información, modificando los costos, etc.

Merton y Bodie tratan de reconciliar ambos enfoques bajo una perspectiva llamada “Enfoque funcional del Sistema Financiero”, al proponer que las funciones financieras son más estables que las instituciones financieras (de hecho, las funciones pueden diferir menos en el tiempo y variar también menos entre los países).

Las funciones básicas de cualquier Sistema Financiero (1995), son proveer:

1. Un sistema de pagos en la economía

2. Mecanismos para la colocación de fondos

3. Sistemas para transferir recursos económicos con otras partes del mundo, entre industrias y a través del tiempo

4. Sistemas para manejar el riesgo y controlarlo

5. Mecanismos de información que ayudan a coordinar y descentralizar las decisión de varios sectores de la economía

6. Mecanismos para modificar la información asimétrica y los problemas de incentivos que los agentes económicos tienen de manera diferente

Los autores sostienen que las funciones son las mismas en esencia en todas las economías y que la diversidad institucional entre los países genera diferencias entre las innovaciones financieras, cambios en los mercados financieros, en los intermediarios financieros, en las formas en que la regulación financiera funciona, etc. Pero en general, la perspectiva funcional puede ayudar a analizar de la misma forma a cualquier Sistema Financiero, del pasado, presente, de las economás occidentales o de cualquier parte del mundo.

Por su parte, Levine (1997) surge como otro exponente del enfoque funcional del Sistema Financiero. Este autor considera que los mercados e instituciones financieras creados por las fricciones del mercado hacen surgir diferentes tipos y combinaciones de instituciones, contratos y mercados financieros. Es decir, que aunque las funciones son relativamente las mismas en todos los Sistemas Financieros; éstos se organizan de forma diferente en cada país a fin de actuar sobre los costos de transacción y la información asimétrica a la que se enfrentan los diversos agentes económicos.

De acuerdo con Levine, los Sistemas financieros cumplen 5 funciones básicas:

1. Facilitar la reducción del riesgo

2. Asignar recursos

3. Supervisar la labor de los administradores y ejercer control sobre las empresas

4. Movilizar el ahorro

5. Facilitar el intercambio de bienes y servicios

Al considerar que los Sistemas Financieros tienen una relación directa no sólo con los productos y mercados financieros, sino con los agentes económicos y la manera en que éstos deciden obtener y colocar sus recursos se hace énfasis en sus estructura y no sólo en sus funciones. La estructura deviene inevitablemente del país, de su historia, de sus sectores económicos, de su cultura financiera, etc. Esto es; de la manera en que se utilizan los productos, se organizan los mercados y se evalúan las funciones del Sistema Financiero. Asimismo, el enfoque funcional expuesto por Levine, al determinar que los intermediarios tienen un papel decisivo en la obtención de información y la supervisión de las empresas, confiere una relación directa entre el impacto que tiene el Sistema Financiero y el crecimiento económico. De esta manera, las funciones se convierten en mecanismos financieros, ya que al movilizar el ahorro de diversos ahorradores a pocos inversores y al determinar los proyectos económicos que les parecen rentables, surgen vinculaciones con las unidades productivas.

SI bien, Levine no estudia más a fondo estos mecanismos, provee la pauta para determinar que el enfoque funcional debe acompañarse con un análisis organizacional de los Sistemas Financieros con base en su estructura económica y delinear de forma más agregada cuáles son los medios con los que se relaciona un sector financiero con el crecimiento económico de un país.

2.2. Estructura del Sistema Financiero

Como se mencionó anteriormente, la forma en que surgen y se organizan los Sistemas Financieros puede variar considerablemente entre países, más aún puede determinar de manera cabal la forma en que operan los mismos. En este sentido, Merton y Bodie consideran que la estructura del Sistema Financiero puede resumirse en la parte exógena que asumen las instituciones, tales como los órganos de supervisión y vigilancia, los intermediarios como participantes. Por su parte, Levine mantiene una perspectiva más enfocada en la preponderancia que tienen los mercados, ya sea de capitales o de créditos bancarios. De la misma manera, Andreu (2000) reconoce que la importancia de ciertos segmentos de mercados crediticios, así como de intermediarios financieros puede definir la estructura no sólo del Sistema Financiero en los diversos países sino también la manera que incide en su desarrollo económico. Cabe mencionar esta última corriente incluye de manera formal, la demanda de los productos financieros como una forma de evaluar los Sistemas Financieros.

En este texto, proponemos que la estructura debe ante todo considerarse como la forma en que se han organizado los diferentes elementos del Sistema Financiero. Por supuesto, que entre los países habrá diferencias e incluso omisiones, pero consideramos que para efectos didácticos es menester que el lector considere la siguiente estructura:

A) INTERMEDIARIOS FINANCIEROS.

Los intermediarios financieros son aquellos encargados de realizar la intermediación financiera y se pueden distinguir tres grandes tipos.

ENTIDADES DE DEPÓSITO (BANCOS) Son aquellos intermediarios que captan depósitos de los individuos y de las empresas y entidades, y a su vez realizan préstamos. Son los intermediarios financieros más importantes cuantitativamente hablando, dado que generan dinero bancario e intervienen en la formación de la oferta monetaria. Estas instituciones incluyen a:

1. Los Bancos comerciales. Reúnen los fondos de que disponen emitiendo depósitos a la vista, depósitos de ahorro y depósitos a plazo. Con la captación de fondos, los Bancos hacen préstamos comerciales, al consumo, o hipotecarios; asimismo, compran bonos gubernamentales y municipales (títulos públicos).

2. Las Instituciones de ahorro (saving and loans). Obtienen fondos emitiendo depósitos a la vista, de ahorros y a plazo. Actualmente estas instituciones debido a su proceso liberalizador pueden realizar muchas otras actividades propias de la banca comercial estando sujetas a los mismos coeficientes (de caja, etc.) que los bancos, haciendo a éstas instituciones muy similares en eficiencia como lo es la banca comercial.

3.

Bancos de ahorro mutuo (mutual saving banks). Semejantes a las instituciones de ahorro, ya que toman depósitos de sus clientela de pasivos y los usan para hacer préstamos hipotecarios.

ENTIDADES DE AHORRO CONTRACTUAL. Son intermediarios financieros que toman fondos de los ahorradores últimos a intervalos periódicos (primas), que intervienen en el largo plazo en el mercado de capitales (en acciones y en otros instrumentos a largo plazo con contenido de deuda). A causa de que estas entidades captan flujos de ahorro estables, se concentran en alcanzar una máxima rentabilidad a largo plazo.

1. Las compañías de seguros de vida

2. Los fondos de pensiones y los fondos de retiro

3. Las aseguradoras

INTERMEDIARIOS DE INVERSIÓN. Son las entidades financieras que tratan de obtener fondos de corto plazo, así como de gran volumen y mayor riesgo y rentabilidad. Estos intermediarios se caracterizan por participar activamente en los mercados secundarios y promover la emisión de activos primarios.

1. Los fondos de inversión

2. Los fondos mutuos de mercados monetarios

B) AUTORIDADES FINANCIERAS.

Son las entidades encargadas de manejar la política monetaria, fiscal y financiera. Dependiendo del país, pueden estar concentradas o funcionar de manera más descentralizada. En el caso de México, son los órganos rectores, tales como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y el Banco de México.

C) ORGANISMOS DE SUPERVISIÓN Y VIGILANCIA.

Son los encargados de llevar a cabo la supervisión de las intermediarios financieros y de los mercados. Generalmente se depositan en ellas, desde la aceptación de los intermediarios financieros hasta su cesión. Puede funcionar a través de Comisiones, Superintendencia o Direcciones.

D) ENTIDADES DE APOYO Y VINCULACIÓN.

En la mayoría de los textos sobre Sistema Financiero se omiten a estos participantes. En este texto, consideramos que no sólo los organismos creados de acuerdo con los órganos de gobiernos, tal como los sistemas de pagos, las cámaras de compensación, etc. sino que también las asociaciones de representación de los intermediarios financieros y vinculación académica y laboral forman parte de la estructura del Sistema Financiero de cualquier país.

E) PRODUCTOS FINANCIEROS.

Son activos intangibles, es decir, su valor no tiene relación con su forma física. Se caracterizan por representar al mismo tiempo un pasivo, esto es, que un producto financiero es para una parte una deuda y para otra un activo. Asimismo, dentro de los activos financieros: existen los activos directos e indirectos. Los directos son emitidos por los sujetos económicos que desean tomar a préstamo contra entrega de tales activos los fondos que necesitan para utilizarlos directamente en sus actividades económicas. Los indirectos son emitidos por intermediarios financieros, que toman prestados los fondos a fin de comprar activos financieros (directos e indirectos), a su vez, subdividen en: monetarios y no monetarios.

F) MERCADOS FINANCIEROS.

Un mercado financiero es un lugar físico o virtual donde se intercambian activos financieros. Un mercado suele cumplir con las siguientes disposiciones, permite: fijar el precio, otorgar liquidez y reducir los costos de transacción al permitir que los interesados

Existen muchas formas de clasificar a los mercados financieros, pero los criterios más usuales son:

1. De acuerdo a los activos negociados: mercados monetarios o de dinero y mercados de capitales

2. De acuerdo a la tasa de negociación de activos: mercados primarios y mercados secundarios

3. De acuerdo al plazo de negociación: mercados de efectivo o contado y mercados a plazo o de futuros

4. De acuerdo a la moneda: mercado de moneda local y mercado de divisas

5. Según el grado de intervención: mercados libres y mercados regulados

6. Según el grado de formalización: mercados organizados y mercados otc (mostrador)

G) AGENTES ECONOMICOS.

En un sistema financiero se interrelaciona a dos tipos diferentes de agentes económicos, siendo estos:

Los oferentes de recursos financieros (prestamistas-ahorradores) son los que han gastado en bienes de consumo e inversión una cantidad una cantidad inferior a la que han obtenido como renta, pudiendo prestar la diferencia al grupo de inversores y consumidores.

Los demandantes de recursos financieros (prestatarios–inversores o consumidores) se corresponden con agentes económicos que deciden gastar, tanto en bienes de consumo como de inversión, una cantidad mayor de la que han obtenido como renta, necesitando para ello que los ahorradores les presten fondos, de forma temporal.

Dentro de los agentes económicos es menester distinguir que existen diversos tipos de demandantes y oferentes. En ninguna literatura previa sobre el tema se ha encontrado tal clasificación; pero en este curso proponemos que los usuarios de los productos financieros usualmente buscan obtener beneficios de los siguientes productos:

1. Sistema de pagos, requieren utilizar los medios de pago para sus actividades diarias

2. Protección, buscan prever ciertos daños y pérdidas

3. Ahorro, estás dispuestos a renunciar a ingresos presentes por ingresos futuros más grandes

4. Crédito, requieren medios para financiar sus actividades, incluso las que no son productivas

5. Inversión, desean obtener mayor rentabilidad; ya sea por actividades productivas o especulativas

Si bien cada Sistema Financiero se determina de forma particular por las circunstancias propias de cada país, tal como las condiciones históricas y la estructura económica, (véase tema 2 del curso) consideramos que esta organización general permite definir los elementos y características que resultan comunes a todos los Sistemas Financieros, dando paso a una definición general del mismo.

3. Elementos y características del Sistema Financiero

a. Elementos del Sistema Financiero

El sistema financiero incluye:

- los mercados, dentro de los mercados, encontramos a los intermediarios, a las entidades reguladoras, a los organismos de apoyo y vinculación

- los productos financieros, los cuales pueden ser primarios (de primera emisión) o secundarios

- los agentes económicos, como oferentes y demandantes de los productos y servicios de los mercados financieros

b. Funciones del sistema financiero

Derivado de las propuestas anteriores consideramos en este curso que los sistemas financieros realizan las siguientes funciones:

Monetización de la economía. Provee medios de pago de aceptación general. Crea y destruye activos y pasivos financieros empleados para llevar a cabo transacciones las cuales su valor se expresa en medios de pago.

Intermediación financiera. El sistema financiero suministra servicios entre las unidades económicas con excedente de recursos (ahorradores) y las unidades deficitarias que requieren recursos (productores). La intermediación financiera resulta más eficaz debido a que brinda conocimiento especializado, tienen experiencia e información sobre las entidades económicas que usualmente no proveen datos. La intermediación financiera logra disminuir la información asimétrica, los costos, aumentar las economías de escala, dispersar el riesgo y sobre todo, crear valor.

Facilidad en el manejo y administración en la cartera de activos de las unidades económicas. El sistema financiero es el responsable de crear una amplia gama de activos financieros (títulos-valores) con diferentes características (plazo, rendimiento, riesgo, liquidez) para que los agentes económicos pueden tomar sus decisiones y realizar sus actividades económicas.

Apoyo a las finanzas públicas. El sistema financiero además de que provee al sector público de endeudamiento, toda vez que sus ingresos son insuficientes; influye en él para canalizar recursos a sectores considerados estratégicos, así como incorporar a los agentes privados en las actividades que considera primordiales y por último, es un canal para incorporar a los agentes económicos considerados vulnerables en la monetización.

4. Sistema Financiero y Desarrollo Económico

Diversos estudios teóricos han tratado de definir la vinculación entre el desarrollo y crecimiento económico y los sistemas financieros, principalmente como una forma de justificar la existencia de los elementos de los sistemas financieros. En este curso proponemos que la forma más adecuada de entender la relación no es a partir de las funciones que cada uno de los elementos del sistema financiero realiza sino con los procesos financieros que entre todas desempeñan. De esta manera, consideramos que se puede obtener un mayor entendimiento de la manera en que los países se benefician del sistema financiero para alcanzar el crecimiento y desarrollo económico.

PROCESOS FINANCIEROS:

1. MOVILIZACIÓN. Los recursos se tienen que trasladar hacia quienes utilicen los fondos. El objeto de la movilización es persuadir a los agentes económicos a aprovechar sus recursos de la manera más eficiente y de acuerdo a sus decisiones financieras.

2. TRANSFORMACIÓN. Transformar los instrumentos financieros de corto plazo en instrumentos de largo plazo. El fin último es lograr la confianza de generación de valor entre los agentes económicos, de manera que se mantenga en circulación los recursos y se logre la creación de riqueza.

3. TRANSFERENCIA. Es indispensable traspasar los productos financieros, así como sus características para poder cumplir con los objetivos de cada uno de los agentes económicos.

Cabe destacar que estudiar la relación práctica entre sistema financiero y diversos problemas:

crecimiento económico plantea

Es difícil cuantificar la estructura de los sistemas financieros

No se pueden realizar una evaluación comparativa de su desempeño en todos los países de forma única.

Dada la amplia gama de factores que influyen sobre el crecimiento económico de los distintos países, desde

el punto de vista analítico resulta difícil atribuir las diferencias propias del sistema financiero. Los estudios entre sistemas financieros orientados a los mercados de valores y primordialmente bancarios

dividen los resultados, siendo que se deben considerar ambos sectores. La mayoría de los estudios realizados debido a la escasez de datos, ya que se han centrado sólo en algunos países industrializados, en algunos emergentes con crecimiento en mercado de valores y sobre todo, en algún aspecto de los intermediarios financieros pero no en el sistema financiero como un todo.

ayuda a mejorar la asignación de

los recursos en una economía debido al desplazamiento de los mismos de sectores de baja rentabilidad

hacia los sectores de más elevada rentabilidad; teniendo un efecto en la distribución del ingreso.

El aspecto quizás más importante del sistema financiero es que

Conclusiones

Como se mencionó al principio del presente documento, no se pretende dar una visión acabada de lo que es un sistema financieros pero si reconocer que la mayoría de los tratado sobre el mismo, fallan en privilegiar algún elemento del mismo y olvidan el estudio del sistema como un todo. Es así que simplemente se quiere dejar constancia de la necesidad de indagar más sobre la verdadera conexión del sistema financiera con la riqueza económica.

El principal reto que enfrenta hoy en día los sistemas financieros es lograr que sus procesos financieros se traduzcan en apoyo a los sistemas económicos, lo cual requiere una mayor atención a los subsistemas que forman el sistema financiero y sobre todo, poder considerar al sistema como un sector económico que genera productos y servicios medibles en resultados para los agentes económicos.

La tarea antes expuesta se presente por demás difícil pero consideramos que el estudiante debe reconocer la importancia del enfoque para analizar los sistemas financieros de una forma que se relacione con el crecimiento y desarrollo económico de los países; esto es, económico y no sólo legal, operativo, administrativo, financiero, mercadológico, histórico, social, etc.

BIBLIOGRAFÍA

• Andreu, José Miguel (2000). Sobre los fundamentos del dinero y la banca, Ed. Dykinson, España.

• Dieck, Flory (2004). Instituciones financieras, Ed. McGraw-Hill, México.

• Fabozzi, Frank (1996). Mercados e instituciones financieras, Ed. Prentice Hall, México.

• Levine, Ross (1997). “Desarrollo financiero y crecimiento económico” en Journal of Economic Literature, Vol. 35, Estados Unidos de América, p. 688-726.

• Lizano, Eduardo (1993). La reforma financiera en América Latina, Ed. CEMLA, México.

• Kitchen, Richard (1990). El financiamiento de los países en desarrollo, Ed. CEMLA.

• Sanz Caballero, J. I. (2000): Derivados financieros, Madrid: Marcial Pons, Ediciones Jurídicas y Sociales.

• Solano Ramírez, Ernesto (2001). Moneda, Banca, y Mercados Financieros, Ed. Pearson, México.

• Villegas Hernández, Eduardo (2008). El Nuevo Sistema Financiero Mexicano, Ed. McGraw-Hill, México.