Вы находитесь на странице: 1из 2
MOTOCICLISMO TÉCNICA CAPÍTULO 5 Equilibrado del motor monocilíndrico
MOTOCICLISMO TÉCNICA
CAPÍTULO
5
Equilibrado del
motor monocilíndrico

ELEMENTOS

INERCIA DE LAS MASAS ALTERNATIVAS

El movimiento del pistón y parte de la biela lleva asociado un desequilibrio que se intuye con sólo pensarlo. El pistón sube y baja y, lógicamente, pasa por dos momentos en que está parado, cuando el movimiento que realiza cambia de dirección. La inercia que se opone a la deceleración desde la velocidad máxima hasta cero ha de soportarla el apoyo del cigüeñal, que tendrá que hacer lo mis- mo en sentido contrario cuando el pistón pase por el punto muerto opuesto al estudiado. Aquí tenemos una secuencia de oscilaciones verticales en el interior del motor que, lógicamente, se transmiten a todo el bloque, siendo la primera causa de vibraciones causadas por el funcionamiento del propulsor. El único modo de combatir exitosamente estas vibraciones es la instalación de árboles de equilibrado –ejes dotados de contrapesos excéntricos de cierto peso y que giran a cierta velocidad-, pero la realidad es que hay que conformarse con un grado de perfección relativo por el robo de potencia, el espacio y el coste que supondrían la colocación de todos los ejes necesarios.

que supondrían la colocación de todos los ejes necesarios. FUERZA CENTRÍFUGA DE LAS MASAS ROTATIVAS Es

FUERZA CENTRÍFUGA DE LAS MASAS ROTATIVAS

Es la otra causa principal de desequilibrio de un motor, y no hay que olvidar que dichas fuerzas varían constantemente de dirección y de magnitud, lo que impide contrarrestarlas totalmente a todos los regímenes de funcionamiento. Hay que pensar que el cigüeñal incorpora una muñequilla excéntrica a la que se ancla la cabeza de la biela y que sufre una fuerza centrífuga al girar que debe contrarrestarse por el apoyo del cigüeñal en el cárter, que en esta ocasión sufrirá esfuerzos de carácter circular. La composición de los movimientos indu- cidos por las mencionadas inercias y fuerzas centrífugas da lugar a vibraciones complejas y difíciles de solucionar. Para contrarrestar las fuerzas centrífugas se construyen los cigüeñales inclu- yendo unos contrapesos que tienen que cumplir las características necesarias para provocar unas inercias que contrarresten exactamente las inercias sufridas por la muñequilla y la biela.

Infografías realizadas por TECNO PRODUCCIONES MULTIMEDIA www.tpm2002.com Cigüeñal Árbol de equilibrado
Infografías
realizadas por
TECNO
PRODUCCIONES
MULTIMEDIA
www.tpm2002.com
Cigüeñal
Árbol de equilibrado

E l desequilibrio presente en el funcionamiento de un mo- tor monocilíndrico se debe a las fuerzas que se generan en su interior como resultado de los movimientos alter-

nativo y de giro y por la producción de par motor que es el fin último del propulsor y de su funcionamiento. Podemos clasificar estas acciones, fuerzas o pares producidos en internos y externos. Externos serán el peso del motor, los líquidos en movimiento y el empuje de los gases de escape al salir y el par que opone el cárter

96 WWW.WEBMOTOCICLISMO.COM

096-097-Tecnica1896.indd096-097-Tecnica1896.indd

9696

18/06/200418/06/2004

11:35:5611:35:56

¿DÓNDE?

Un motor alternativo es, en sí mismo, un mecanismo desequilibrado. Esto produce vibraciones que conducen a sobrecargas que incrementan el desgaste de los elementos que los componen, por no mencionar la incomodidad que suponen y la necesidad de diseños sobredimensionados que las soporten. Veamos el porqué de esas vibraciones y cómo se puede luchar contra ellas.

de esas vibraciones y cómo se puede luchar contra ellas. El equilibrado del tren alternativo de

El equilibrado del tren alternativo de un motor se encuentra, obviamente, en el propio conjunto alter- nativo y en el o los ejes de equilibrado situados junto al cigüeñal y que giran soli- dariamente con éste.

junto al cigüeñal y que giran soli- dariamente con éste. motor al giro del cigüeñal. Como
junto al cigüeñal y que giran soli- dariamente con éste. motor al giro del cigüeñal. Como

motor al giro del cigüeñal. Como internos tenemos las fuerzas de inercia de las masas que se mueven alternativamente como el pistón o la parte de la biela fija al pistón, la fuerza centrífuga del cigüeñal y la parte correspondiente de la biela –parte del motor con movimiento rotativo- y el propio par motor producido du- rante el funcionamiento. Como algunas de estas fuerzas son prác- ticamente despreciables, nos centraremos en los desequilibrios más importantes, lo que por otra parte hacen los constructores.

ELEMENTOS

PAR MOTOR

El par motor producido por el propulsor durante su funcionamiento provoca una par opuesto en la bancada del motor que tiende a girar en sentido contrario para contrarrestarlo cada vez que se produce un cambio de régimen de giro –efecto mucho más notorio en motores de cigüeñal longitudinal, en los que la moto se balancea claramente en aceleraciones en vacío- . El peso del propio motor y de

la moto a la que está sujeto el propulsor son los encargados de contrarrestar

esta circunstancia, aunque hay que recordar que el par producido por el motor varía con el régimen, lo que hace más complejo el problema.

EJES DE EQUILIBRADO

Son ejes dotados de un peso excéntrico que gi- ran en sentido contrario al cigüeñal y, en el caso de los motores monocilíndricos, a la misma ve- locidad. Lo ideal para equilibrar absolutamente un motor monocilíndrico es instalar cuatro ejes de equilibrado que contrarrestan todas las vi- braciones producidas por una configuración que es la más desequilibrada de entre las normales

y lógicas en el catálogo actual. Ocurre que

cuatro árboles ocuparían un espacio impensable para un propulsor que se tenga que integrar en un bastidor de moto, aparte de que el robo de potencia haría que el motor, muy cómodo por suave, no fuera competitivo. Al final, el compromiso adoptado por los constructores es utilizar un solo eje de equilibrado que convierte en aceptable el nivel de vibraciones sin robar demasiada potencia ni aumentar el volumen total desmesuradamente.

potencia ni aumentar el volumen total desmesuradamente. CONTRAPESOS DEL CIGÜEÑAL Para contrarrestar las fuerzas de
potencia ni aumentar el volumen total desmesuradamente. CONTRAPESOS DEL CIGÜEÑAL Para contrarrestar las fuerzas de

CONTRAPESOS DEL CIGÜEÑAL

Para contrarrestar las fuerzas de inercia sufridas por el cigüeñal como resultado de su movimiento circular y la excentricidad de su forma de manivela se cons- truye aquél incluyendo unos contrapesos que pueden tener distintas formas, aunque su finalidad es siempre la misma. Así se pueden encontrar ejemplos de discos circulares a los que se realizan orificios próximos a la muñequilla de la biela para aligerar en ese punto y dejar el peso en el contrario, o elementos asimétricos llamados guitarras cuando tienen formas redondeadas por su parecido con la caja de este instrumento. La característica esencial de esta disposición de cigüeñal con contrapesos incluidos es que el centro de gravedad del conjunto más la biela tiene que estar en el eje de giro del propio cigüeñal.

LA PRÓXIMA SEMANA: MOTORES DE VARIOS CILINDROS

97

096-097-Tecnica1896.indd096-097-Tecnica1896.indd

9797

18/06/200418/06/2004

11:36:3811:36:38