You are on page 1of 15

IONES COBRE / PLATA COMO

DESINFECTANTES DEL
AGUA POTABLE

Francisco J. Pancorbo
IONES COBRE / PLATA COMO DESINFECTANTES DEL
AGUA POTABLE

INDICE

RESUMEN.....................................................................................................................................2
1.- INTRODUCCIÓN......................................................................................................................2
2.- LOS METALES Y SUS SALES COMO DESINFECTANTES .................................................4
3.- LA PLATA................................................................................................................................5
4.- EL COBRE ...............................................................................................................................8
5.- MÉTODOS DE DESINFECCIÓN SINÉRGICOS......................................................................9
6.- IONES DE COBRE Y PLATA ................................................................................................10
7.- BIBLIOGRAFIA......................................................................................................................13
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

IONES COBRE / PLATA COMO DESINFECTANTES DEL


AGUA POTABLE

RESUMEN

Si desinfectar el agua es eliminar los microorganismos patógenos que puedan afectar la


salud humana, existen un sin fin de métodos para hacerlo, tanto mediante tratamientos
químicos como físicos, aunque no todos ellos, por diversas razones, son viables. Desde los
más comunes y conocidos como la alta temperatura o sus cambios bruscos, el cloro, la
monocloramina, ozono, dióxido de cloro, etc., hasta los cambios radicales del pH, han sido
probados con más o menos fortuna. Este texto trata de la aplicación de los metales para la
desinfección del agua, concretamente de la acción bactericida y bariostática de trazas de cobre
y plata (oligodinamia) en el agua, tanto de forma separada como con los dos metales
simultáneamente con o sin la cobertura de otros tratamientos simultáneos, especialmente del
cloro que, por efectos sinérgicos actúan potenciando las propiedades de cada uno de ellos. Sus
ventajas e inconvenientes, así como su campo de aplicación, especialmente frente a la
legionella, son expuestos tratando de facilitar una visión general de estos procedimientos.

1.- INTRODUCCIÓN

A fines del siglo XIX, cuando ya se conocía la existencia de las bacterias y su relación
con las enfermedades, se trabajó con presiones. Se colocaba agua contaminada en recipientes
herméticos y se sometían a presión. Al cabo de unos minutos, la presión era llevada
bruscamente a la presión atmosférica y el resultado era simple y llano: agua pura, libre de
gérmenes. Experimentos similares con agitaciones continuas y violentas por largos períodos
también habrían resultado eficaces para la desinfección. En ciertas culturas antiguas se
colocaba el agua para bebida en jarrones de plata. Sin conocer el mecanismo, sabían que
luego de un tiempo de contacto en esos recipientes, esa agua era segura para consumir. La
lista de metodologías para eliminar microorganismos en el agua es extensa sin embargo, es
obvio que solo unas pocas entre
ellas son viables. Únicamente el
poder de destrucción no es
suficiente. Debe ir acompañado de
características específicas, que en
el caso ideal serian:

Amplio espectro de
actividad contra microorganismos,
actuación rápida, efectivo en
presencia de materia orgánica y
otros constituyentes, no tóxicos y
compatibles con diversos
materiales, estables, efecto
residual, simplicidad del equipo y
facilidad operativa y de
mantenimiento. Además deben
estar disponibles en el lugar de

© Francisco J. Pancorbo 2
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

uso y ser rápidos en la acción desinfectante, siendo vital la economía del procedimiento. No
debe haber riesgos que sean excesivos ni deben cambiar las características del agua
minimizando la formación de subproductos durante el proceso de la desinfección.
Todo ello limita la lista de procedimientos a unos pocos entre los que están, además de los ya
conocidos y aplicados rutinariamente por las compañías suministradoras para potabilizar el
agua de las redes de distribución de agua, así como aquellos otros que se utilizan en
situaciones especiales (por ejemplo, en emergencias, desastres, brotes epidémicos), los que se
aplican solo en determinados tipos de instalaciones publicas o privadas por su potencial riesgo
contaminante (por ejemplo la Legionella) ya sea como mantenimiento higiénicosanitario o en el
caso de brotes, restando finalmente aquellos otros avanzados (radiación UV, desinfección solar
fotovoltaica, filtración, campos electromagnéticos y los que están en etapa de experimentación
o desarrollo . En este texto se hará una breve descripción de la acción desinfectante de la plata
y el cobre y del conjunto de ambos a titulo de información conveniente para los profesionales
que desean conocer otras posibilidades de desinfección del agua

La red de distribución pública del agua no es la causante de los brotes de Legionelosis


aunque si que es la entrada de la bacteria en las instalaciones, pero en unas concentraciones
que no comportan ningún peligro para la salud. Es dentro de las instalaciones i redes internas,
que debido a las condiciones de las mismas (temperatura de trabajo, mal mantenimiento, etc.),
que se llega a una proliferación de la bacteria hasta llegar a concentraciones elevadas llegando
a estar presente en toda la red de distribución y particularmente en el biofilm que recubre las
conducciones, donde es muy difícil conseguir su erradicación. Estas bacterias pueden ser
posteriormente diseminadas al exterior i provocar problemas de salud...Los tres principales
objetivos para diseñar un mantenimiento de la calidad físico-química y microbiológica del agua,
son evitar las incrustaciones, las oxidaciones del sistema y minimizar la concentración de
microorganismos en esta agua sin dañar la instalación, bien entendido que:

- El uso de biocidas no asegura la eliminación de la Legionella en los circuitos, especialmente


en los de refrigeración, pero si ayuda a minimizar su crecimiento.
- Para escoger el biocida a utilizar en la instalación, tenemos que tener en cuenta toda una serie
de factores y no hacerlo de forma precipitada, ya que según las características particulares de
nuestra instalación será mejor utilizar uno u otro tipo de biocida.
- en el caso del cloro y sus derivados hay que vigilar su aplicación como biocida en continuo en
concentraciones elevadas (2 ppm), ya que si se cuenta con sistemas con tuberías de acero
negro o galvanizadas, estas se verán afectadas y su corrosión será a un ritmo mucho más
rápido, disminuyendo así la vida de la instalación.

Cada vez se está usando más la combinación de biocida con base clorada con otros
biocidas para disminuirla la carga de cloro en el sistema y evitar problemas de corrosión, sin
tener por eso que perder la capacidad destructora de los microorganismos. Precisaré que un
bactericida es una sustancia capaz de matar bacterias, mientras que un bacteriostático inhibe el
crecimiento de las bacterias, sin causar su muerte. Los bacteriostáticos tienen un mecanismo
de acción algo diferente pues frenan los procesos biológicos de las bacterias, de modo que las
bacterias intoxicadas envejecen y no pueden multiplicarse, alimentarse, etc.

En el cuadro Nº 1 transcribimos los tratamientos desinfectantes que han mostrado


capacidad biocida frente a Legionella, teniendo cada uno de ellos las ventajas e inconvenientes
inherentes al biocida, a la forma de aplicación, al coste y al tipo y antigüedad de las
instalaciones. La elección de un tratamiento u otro como decía en líneas anteriores no es una
decisión fácil, y debe ser estudiado por un equipo multidisciplinar

© Francisco J. Pancorbo 3
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

2.- LOS METALES Y SUS SALES COMO DESINFECTANTES

Ciertos productos, y entre ellos algunos metales, presentan la propiedad llamada


“oligodinamia” es decir de ser activos en muy bajas concentraciones (trazas), resultando letales
para determinados organismos inferiores. Inactivan enzimas claves al reaccionar con grupos
SH. Aun y cuando existen numerosos estudios que documentan cambios de metabolismo e
inactividad de microorganismos debido al daño ocasionado por iones metálicos o halógenos, no
existe un documento definitivo que ligue los cambios causados por los iones metálicos o
halógenos a nivel molecular. Algunos de ellos son muy tóxicos teniendo en común que su
actividad disminuye con la existencia de fluidos biológicos. Metales como la plata, el cobre, el
mercurio, el manganeso y el hierro, entre otros, pueden ser, por esta razón, potenciales
desinfectantes del agua...

De todos los metales, solo la plata ha tenido algún uso en la desinfección del agua para
consumo humano y como tal ha sido utilizada desde la antigüedad, siendo infinidad de
productos que actualmente la incorporan empezando por los filtros activos de carbono para
purificar el agua y terminando por las superficies de algunas porcelanas sanitarias (1) con lo
que evitan la acumulación de bacterias. Sin tratar de ser exhaustivos, sus sales como el Nitrato

© Francisco J. Pancorbo 4
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

de plata se viene usando como antiséptico y el sulfato de plata como tratamiento bacteriano
para el caso de quemaduras y heridas abiertas.

.Mercurio: En el caso del mercurio, el cloruro es altamente tóxico e inefectivo con materia
orgánica, pero afecta a muchos microorganismos. El mercurocromo es menos tóxico pero, tal
como he dicho, menos efectivo con materia orgánica.
Referente al Zinc, el cloruro se utiliza en colutorios bucales y el oxido de zinc es antifúngico en
pinturas.

Finalmente sobre el cobre mencionaré que la “Environmental Protection Agency” (EPA)


tras analizar unos 300 materiales antimicrobianos de combinaciones de cobre, concluía en
marzo de 2008 que se trata de un metal con importantes propiedades beneficiosas para la
prevención de agentes patógenos. Las pruebas realizadas durante cuatro años demostraron
que las superficies de cobre eliminaban, según la EPA, más del 99,9% de las bacterias en un
periodo de dos horas.

En la industria alimentaria,
por ejemplo, este metal ha
servido para crear en mallas para
jaulas en la cría de salmones,
que sustituyen las de plástico y
que reducen el efecto "fouling",
un fenómeno de adherencia de
una elevada biodiversidad de
organismos que afectan a la
producción. En combinación con
el zinc, este tipo de jaula es
capaz de eliminar algunos de los
virus que atacan los salmones.

Los compuestos a base


de cobre y en particular el sulfato
de cobre (CuSO4) tienen
propiedades algicidas en los
recipientes abiertos que contienen agua. También es fungicida por lo que se utiliza para
controlar las infecciones fúngicas de plantas (Mezcla Bordolesa). La aplicación tópica de una
solución al 1 % se emplea en el tratamiento de las quemaduras de la piel por fósforo.

Sobre la toxicidad de los metales Peter Campbell, profesor en ecotoxicología de metales


en la Universidad de Quebec en Canadá, lleva estudiando desde hace años los efectos de los
metales en los organismos vivos habiendo efectuado importantes descubrimientos sobre la
capacidad de ciertos metales para introducirse en las células vivas

3.- LA PLATA

No es particularmente tóxica para los seres humanos y al ser ingerida el cuerpo absorbe
solo fracciones muy pequeñas de ella. En ciertos tratamientos médicos que usan dosis altas del
metal se ha detectado descoloramiento de la piel, pelo y uñas (argirosis), pero en las
concentraciones que se utilizan para desinfectar el agua no se ha observado ese inconveniente.
La OMS no ha propuesto un valor guía para la plata en el agua de bebida, precisamente por
esa relativa seguridad que manifiesta. En el tratamiento con plata no se producen sabores,

© Francisco J. Pancorbo 5
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

olores ni colores anormales en el agua. Tampoco hay formación de subproductos de la


desinfección (SPD).

En Alemania se introdujo, por primera vez, en el año 1928 una forma esponjosa de plata
metálica para la desinfección del agua en un proceso llamado Katadyn. En este proceso un
material granular como la arena se recubría con plata, utilizándose esta arena tratada como
filtro a través del cual se hacia pasar el agua con un caudal prefijado de tal forma que se
mantuviera la concentración deseada de ion plata en la solución (addicks, 1940).
Posteriormente el proceso se mejoro utilizando electrodos de plata y aplicando un voltaje para
la producción electrolítica de iones. En este proceso, una pequeña parte del caudal de agua
pasa a través de la cámara electrolítica, en donde se introduce una elevada dosis de iones,
para a continuación mezclarla con el caudal principal en un tanque de almacenaje. Tras estos
primeros balbuceos efectuados a primeros del siglo XX se han sucedido hasta la fecha, con
mas o menos éxito, otros muchos dispositivos que utilizan la plata como desinfectante como
puede comprobarse al estudiar las patentes que de han ido presentando y de las que he
seleccionado unas pocas (2).

Es conveniente distinguir entre plata coloidal (suspensión de partículas de metálica) y la


+
plata iónica (disolución de Iones de (Ag ) porque, aunque ambas tienen un importante poder
bactericida, su comportamiento en el organismo humano y sus efectos son muy distintos.

La plata coloidal, obtenida por procedimientos químicos o eléctricos, está constituida por
pequeñas partículas o micelas de plata metálica de un tamaño comprendido generalmente entre
0,015 y 0,005 micrones. (nanopartículas) depositadas en determinados medios líquidos de
dispersión (soles) que permiten formar coloides protectores de naturaleza proteinita, con lo que
se aumenta la estabilidad al formar alrededor de cada micela de plata un retículo que las
recubre y protege, tendiendo las partículas a cargarse eléctricamente por la pérdida de iones.
Estas soluciones son usadas en medicina. En ese estado también es conocida como proteína
de plata suave (19 a 23 % de plata) que se emplea como antiinfeccioso tópico y proteína de
plata fuerte (7,5 a 8,5 % de plata) que es un germicida activo (3). La plata en su forma coloidal
no elimina a los virus, pero se considera eficaz para destruir diversas bacterias (E.Coli,
Staphyloccus Aureus, Pseudomonas, Aspergilus, fecales). El mecanismo de desinfección actúa
por la inactivación de las enzimas de las células bacterianas y hongos que usan oxígeno para
su metabolismo, causando una disfunción celular, aunque en tiempos muy variables y
dependientes de la temperatura. Al respecto, a temperatura de 10° C o menores se requieren
tiempos muy largos, lo que hace difícil determinar el poder germicida con exactitud. La plata
coloidal puede permanecer largo tiempo en el agua, pero debido a esa lentitud en las
reacciones de eliminación de materia orgánica, se considera que la plata coloidal no posee un
buen poder residual. Las dosis recomendadas para una alta eficiencia germicida están en el
rango de 25 a 75 microgramos de plata por litro (0,025 – 0,075 mg/l).

Es empleada también en las piscinas publicas o privadas en forma de suspensión en


agua oxigenada entre 200 y 840 mg/I. Es un gran germicida, que con el agua oxigenada
destruye la materia orgánica. Tiene muy buena estabilidad si se mantiene sin exposición a la luz
solar. La dosis activa para este caso se calcula del orden de 0,05 ppm de concentración
expresada en plata. Debe evitarse el contacto con la piel, aunque una vez diluido no presenta
problemas (4)

La plata iónica está constituida por iones, es decir, átomos de que han perdido un
electrón quedando con una carga positiva. Para ser eficaces, los iones de plata deben
interaccionar con el microorganismo y penetrar en él. La plata se introduce en el interior de la
célula a través de unos transportadores de metales presentes en su membrana, compitiendo
con ellos por los lugares de captación.

© Francisco J. Pancorbo 6
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

Actúan interfiriendo en la permeabilidad gaseosa de la membrana (respiración celular) y una vez


en el interior de la célula, alteran su sistema enzimático, inhibiendo su metabolismo y producción
de energía y modificando su material genético. El resultado es que el microorganismo pierde
rápidamente toda capacidad de crecer y reproducirse.

Una de las ventajas de la plata es que constituye un antimicrobiano de amplio espectro.


La plata iónica destruye las bacterias, hongos, virus y protozoos, aunque es menos activa frente
a microorganismos más resistentes, como las esporas. De esta manera se evita el desarrollo de
microorganismos patógenos como 'Salmonella', 'Legionella', 'Escherichia coli' y 'Staphylococcus
aureus', entre otros. Los expertos señalan que “las células de los mamíferos no son afectadas
por la plata debido a que las paredes celulares protectoras bloquean la entrada en ellas de iones
grandes como de la plata.”

Además, los estudios también constatan que es muy poco probable que los
microorganismos desarrollen
algún tipo de resistencia al
tratamiento. Son ecológicos,
permanentes y no contaminantes.
Los iones de plata quedan
atrapados en un sustrato matriz o
film protector desde donde
actúan. A diferencia de otros
productos desinfectantes
químicos, su actividad es continua
y duradera, no eliminándose a
través de la limpieza del producto
tratado. Además, su efecto es
limpio e inocuo para otros seres
vivos. No tienen efectos tóxicos
en las células humanas 'in vivo'.

El poder bactericida de los


iones plata aumenta en presencia de un valor de pH y temperatura más alta (Lo contrario a lo
que ocurre con el cloro). En aguas de temperaturas más bajas, el efecto germicida sobre las
bacterias y virus tiene tendencia a ser más lento. A una misma temperatura y dosis de iones
plata, al aumentar el pH aumenta el efecto bactericida pero al mismo tiempo la solubilidad de la
plata es menor.

Un problema de la plata (y otros metales pesados) es la tendencia a reaccionar con la


materia orgánica de las aguas y de las aguas residuales formando complejos y/o precipitando
el metal, lo cual inhibe la acción bactericida

Los iones de plata presentan un poder bactericida bajo con respecto al ozono, pero
como contrapartida su poder residual es muy superior, de aquí la conveniencia de
complementar ambos tratamientos

En la desinfección con plata se emplean tres métodos. El primero o “de contacto”


requiere hacer pasar el agua a través de dispositivos saturados de plata, como tanques con
paredes y pantallas recubiertas con pinturas especiales que la contienen. El segundo método
consiste en dosificar soluciones de plata de baja concentración de la misma forma como se
hace con las soluciones de cloro, empleando equipos y dosificadores similares. El tercer
método, el electrolítico, parece ofrecer el procedimiento más práctico para usar la plata. Hace
uso de un número de electrodos de plata conectados al polo positivo (ánodo) de una fuente

© Francisco J. Pancorbo 7
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

eléctrica de bajo poder. Un electrodo inerte se usa como polo negativo, donde se produce y
libera hidrógeno. Por electrólisis, los iones de plata son liberados por los electrodos dentro de la
corriente de agua a ser tratada en proporción a la corriente suministrada. Esto es muy
apropiado, pues mediante la variación de la corriente se varía la dosificación. Desde el punto de
vista práctico y seguro, se precisa de cierto nivel de automatización y complejidad en el sistema
de control, que debe tener sensores para verificar la correcta desinfección. Esto simplemente no
se puede hacer en forma manual. También es recomendable tener una conexión a una válvula
solenoide que pueda cortar automáticamente el flujo de agua en cualquier momento que el
sistema no pueda producir la dosificación adecuada. No hay una prueba simple para la
medición rigurosa del contenido de plata en el agua y la que se aplica presenta un considerable
error de exactitud. El método más efectivo es la dosificación del agua con cantidades
controlables de plata; es decir, el control se efectúa básicamente en la dosificación y no en el
control analítico después de la
misma.

Otras de las ventajas de la


plata para el tratamiento del
agua, además de la ya indicada
es la de ser un antimicrobiano de
amplio espectro, son que no
produce sabor, olor ni color en el
agua tratada y que no hay
formación de productos
adicionales. Su desventaja radica
en la dificultad de controlar la
dosificación por falta de un
método simple de análisis de
laboratorio y que los electrodos
necesarios para producir los
iones de plata se consumen con
relativa rapidez.

4.- EL COBRE

El ion cúprico es fuertemente barioestático (inhibidor) pero relativamente ineficaz como


bactericida (destruir) y casi totalmente ineficaz para las esporas. Otra desventaja del cobre es
su tendencia a precipitar en aguas ligeramente alcalinas, perdiendo así su efectividad
Los iones de cobre, al reaccionar con los iones del agua, hacen que se forme un compuesto
coloidal que atrae y fija las partículas en suspensión (orgánicas e inorgánicas) y forma flóculos
que después serán retenidos por los filtros.

Según la literatura, la actividad antibactérica del cobre esta limitada a los


Staphylococcus y Streptococcus (Gram+). Los compuestos a base de cobre y en particular el
sulfato de cobre están sobre todo dotados de propiedades antifúngicas. El cobre es activo sobre
los hongos como Trichophyton interdigital o Trichophyton gypseum. El cobre es inactivo contra
otros hongos filamentosos como Aspergïllus niger. Pinturas compuesta por partículas de zinc y
cobre previenen el crecimiento de los microbios.

La ya mencionada Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (EPA),


por sus siglas en inglés) ha aprobado el registro de aleaciones de cobre antimicrobiano,
afirmando que beneficia la salud pública. Dichas afirmaciones reconocen que el cobre, latón y el
bronce son capaces de destruir bacterias dañinas y potencialmente mortíferas.

© Francisco J. Pancorbo 8
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

El cobre es el primer material de superficie sólida que recibe este tipo de registro de la
EPA, el cual es respaldado por amplias pruebas de eficacia antimicróbicas. El registro de EPA
se encuentra basado en pruebas de laboratorio independientes que usan protocolos
establecidos por esa institución, los cuales demuestran la habilidad de estos metales para
destruir bacterias específicas que causan enfermedades, incluyendo el Estafilococo Aureus

El registro incluye los siguientes pronunciamientos:

1) “Cuando se limpian regularmente las superficies de aleaciones de cobre antimicróbicas,


destruyen más del 99,9% de las bacterias (específicas) dentro de un periodo de dos horas y
continúan destruyendo más del 99% de (éstas) bacterias aún después de repetidas
contaminaciones”.

2) “El uso de una superficie de aleación de cobre actúa de suplemento y no es un sustituto para
las prácticas normales de control de infección. Los usuarios tienen que mantener en vigencia
todas las prácticas de control de infección existentes, incluyendo aquellas prácticas relativas a
la limpieza y desinfección de superficies medioambientales. Se ha demostrado que el material
de superficie de aleaciones de cobre reduce la contaminación micróbica, pero que no
necesariamente previene la contaminación cruzada”.

5.- MÉTODOS DE DESINFECCIÓN SINÉRGICOS

El término “sinergia” significa “la interacción y actividad combinada de dos o más entes
biológicos, sustancias o componentes. La resultante es cualitativa y cuantitativamente distinta
de la sumatoria de las capacidades individuales”. En el caso específico de las sustancias
utilizadas como desinfectantes, si sumando las capacidades individuales de cada uno de ellos
se obtuviera una capacidad resultante mayor que la suma de las dos, entonces estaríamos ante
una nueva sustancia mucho más potente o con mejores atributos que cualquiera de los
atributos de las dos sustancias individuales y aún de los atributos sumados de ellas dos. Eso es
lo que ocurre exactamente en algunos casos especiales. Y eso es lo que se llama “sinergia de
la desinfección”. No existen muchos de ellos, pero los que se mencionan a continuación son
prometedores y hablan de un nuevo campo que se va agrandando y enriqueciendo con nuevas
investigaciones, experiencias y descubrimientos.

Los casos que más se han estudiado son los siguientes:

- Plata/peróxido de hidrógeno
- Plata/cobre
- Plata/cobre/cloro
- Yodo/cloro
- Ozono/peróxido de hidrógeno
- Ozono/UV

Existe amplia información sobre cada una de las sustancias desinfectantes por
separado, pero como se ha dicho, si la resultante de la unión no tiene los mismos atributos que
los componentes individuales, entonces también se debe suponer que los efectos sobre la salud
o la formación de subproductos de la desinfección (SPD) no serán necesariamente los
esperados. Puede haber sorpresas y serán necesarios largos estudios para llegar a la certeza
de la inocuidad o para determinar el nivel de riesgo asociado con cada producto sinérgico.

© Francisco J. Pancorbo 9
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

En todos los casos, la acción desinfectante es mucho mayor que la suma de cada
sustancia componente del producto sinérgico. Los mecanismos no siempre se han llegado a
conocer, pero la mayoría son los que ya se han mencionado para la plata y el cobre (oxidación,
destrucción de enzimas, disturbios en los mecanismos de vida y reproducción de las células,
etc.), pero obviamente todos ellos ampliados y potenciados.

6.- IONES DE COBRE Y PLATA

La sinergia entre los dos metales tiene un poder bactericida más intenso que los
compuestos aislados. Los iones Cu++ y Ag+ son agregados al agua en cantidades controladas,
según los casos, por unos electrodos de cobre y plata o por un par de electrodos de una
aleación cobre-plata-níquel, después de aplicar una diferencia de potencial muy baja entre
estos electrodos. La cantidad de iones añadidos al agua es mínima, pero gracias a su sinergia,
es suficiente para neutralizar la acción de las bacterias, virus, hongos y algas.

En uno de los procedimientos mas extendidos, el número de iones en el agua puede


comprobarse mediante un simple test de iones de cobre concibiéndose los electrodos de tal
forma que también el número de iones de plata sea el adecuado, cuando lo es el de iones de
cobre. Tanto el ánodo como el cátodo están recubiertos de la misma aleación de plata y cobre,
haciéndose cambiar la polaridad de los electrodos cada cierto tiempo (unos minutos) para evitar
el cobreado o plateado de los respectivos electrodos - lo que con el tiempo, reduciría sus

superficies exteriores-. El cambio de polaridad permite el desgaste por igual de ambos


electrodos y una mayor duración. A través de una cámara el agua fluye entre los electrodos.

© Francisco J. Pancorbo 10
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

Durante este proceso muchos iones de plata y cobre son arrastrados por el agua antes de que
alcancen el otro electrodo. El resultado es que en el agua, se encuentran iones de cobre y
plata, que purificarán el agua. El proceso de ionización debe controlarse por un
microprocesador, lo que garantiza una operación óptima y confiable. La concentración de iones
de cobre y plata necesarios para la completa erradicación de la L. pneumophila es algo
dependiente de la naturaleza del sistema, aunque las recomendaciones son mantener una
concentración de iones de 0,2 – 0,4 y 0,02 – 0,04 ppm de cobre y plata respectivamente. Tales
concentraciones están por debajo del nivel máximo permitido por la EPA de Estados Unidos y
por la Directiva del Consejo 98/83/CE de 3 de noviembre para el agua. El resultado es un agua
segura sin riegos de infección y no irritante, con un mínimo de aditivos químicos.

Los iones positivos forman vínculos electroestáticos con las zonas con carga negativa de
las paredes celulares de los organismos, creando una tensión que produce una mayor
permeabilidad de las paredes celulares. La consecuencia de todo esto es la entrada de iones
en las células, donde interfieren con las enzimas responsables de la respiración celular y se
unen al ADN matando las células. Se ha demostrado que al entrar en contacto con 0,4 ppm de
cloro los iones de cobre y plata provocan una reducción muy significativa de Legionella
pneumophila en 90 segundos en las pruebas de laboratorio. En sistemas complejos
contaminados desde hace mucho tiempo puede tardarse hasta seis meses para que la
ionización elimine todas las huellas de la capa celular, pero una vez que se consigue, el sistema
permanecerá indefinidamente libre de contaminación.

En otros sistemas la concentración de cobre puede ser estimada semanalmente por


medio de un kit de muestreo y verificada mensualmente por un espectroscopio de absorción
atómica. Las muestras de agua caliente usadas para los análisis deben ser limpias, sin
turbiedad.

• La ionización es utilizada como tratamiento de ataque y/o de desinfección permanente en las


redes de agua sanitaria y en las instalaciones de trato de aire.

• El éxito a largo plazo de este método depende de la posibilidad de alcanzar en sus nichos a
todas las bacterias. A destacar que el cobre y la plata poseen también una acción contra las
amebas libres, las algas y otros microorganismos colonizadores del substrato.

• La ionización ha sido probada en las redes de agua sanitaria de los hospitales, donde se han
obtenido buenos resultados. Sin embargo, ciertos estudios sugieren que Legionella puede
desarrollar a medio o largo plazo, una resistencia a los iones plata.

• Para un funcionamiento adecuado, los electrodos deben ser limpiados regularmente y


finalmente substituidos.

• Un pH elevado (8,5-9,0) del agua a tratar compromete la eficacia de este método.

• En los circuitos de agua en acero galvanizado, la ionización no se efectúa correctamente,


pues la plata se deposita sobre el cinc produciendo su inactivación.

• Este método puede ser utilizado independientemente de la temperatura del agua.

• El efecto remanente esta unido al hecho que las bacterias son destruidas y no sencillamente
inactivadas.

© Francisco J. Pancorbo 11
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

• Algunos estudios concluyen que el sistema tiene una eficacia mayor que el tratamiento
térmico, pero detecta concentraciones elevadas de plata y de cobre en los sedimento de los
depósitos.

• La cantidad de iones liberados depende de la corriente aplicada a los electrodos. El nivel de


colonización de Legionella spp. disminuye sensiblemente a partir de una concentración de 0,04
mg/L de plata y 0,4 mg/L de cobre. La concentración aceptada para la prevención de la
legionella es de 0,02 mg/l para ambos iones. Estas concentraciones, aunque ampliamente
inferiores a os valores de tolerancia, exigen controles regulares pues el sistema puede estar
sujeto a fluctuaciones.

Ventajas;

• Relativamente bajo costo y fácil instalación y mantenimiento.

• La eficacia del ionizador no se ve afectada por temperaturas más altas en el agua, a


diferencia del cloro y rayos ultravioletas.

• La Legionella es aniquilada, más que inhibida, minimizando la posibilidad de recolonización.

• Provee protección residual a través de todo el sistema de distribución de agua, es decir si se


para la instalación, los iones cobre -plata continúan actuando y realizando su efecto
desinfectante, hasta que se vuelve a poner en marcha el sistema. Este efecto residual
proporciona un margen agregado de seguridad (contrariamente a la desinfección hiperactiva
con cloro, en la cual la Legionella puede aparecer rápidamente si funciona incorrectamente el
sistema).

• No utiliza productos químicos, por lo tanto es más respetuoso con el medio ambiente.

•También comporta una reducción de consumo de agua, por lo tanto otra de las ventajas es
una reducción de costes respecto a otros sistemas.

• El sistema de purificación de agua por ionización de cobre-plata, reduce la aportación de


productos químicos en torres de enfriamiento, agua caliente sanitaria (ACS) y en piscinas entre
un 40% y un 90%.

Inconvenientes:

• Los electrodos son susceptibles a la incrustación en aguas duras y deben ser limpiados
regularmente para asegurarse el mejor funcionamiento, pudiendo presentar incompatibilidades
con los tratamientos anti-incrustantes y anticorrosivos

• Cuando se desinfecten aguas con alta turbidez se recomienda una filtración .

• Los niveles de cobre y plata en agua pueden fluctuar. Niveles excesivos de iones pueden
llevar al oscurecimiento y decoloración de las aguas y de la superficie de la porcelana.

• Se deben monitorizar rutinariamente los niveles de iones.

• El pH elevado (mayor o igual a 8.0) reduce la eficacia del tratamiento con iones de cobre-
plata.

© Francisco J. Pancorbo 12
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

• Tratamientos a largo plazo con iones de cobre-plata podría dar lugar, teóricamente, al
desarrollo de resistencia a estos iones.

• Este sistema no es aplicable a cualquier instalación, sino que hay que realizar un estudio
sobre los caudales utilizados, las características del agua, la potencia de la instalación, etc. Por
lo tanto no es un sistema que se pueda aplicar en todos los sitios de forma indiscriminada ya
que antes se tiene que estudiar en que situaciones nos encontramos y como van a afectar estas
sobre el rendimiento del sistema.

• Aunque hay límites permisibles máximos para ambos metales en el agua potable publicados
por EPA, el método no esta aprobado como biocida por este organismo

NOTAS

(1) Algunos productos que tienen en común la utilización de los iones de plata como sistema de
tratamiento antimicrobiano son las neveras, pequeños electrodomésticos, máquinas de hielo, filtros de
agua, envases alimentarios y papel para almacenamiento de alimentos, tablas de cortar, cuchillos e
incluso una corteza plástica de queso, productos de limpieza, interruptores de luz, teclados de ordenador
y móviles, ropa futurista y zapatos, sistemas de aire acondicionado, vidrio y materiales de construcción,
tuberías y grifos, gasas para quemadas serias o heridas crónicas y otros apósitos y material hospitalario.

(2) Patentes US62571884A del 28-06-1984) y US04525253A- 25-06-1985 donde los equipos usan varios
electrodos con sus respectivos montajes para tratar diferentes cantidades de agua. En Ia patente
MX174240A también son usados temporizadores con controles según el tipo y cantidad de agua a
desinfectar aunque el equipo encapsulado hace imposible su reparación. Las solicitudes de patente,
WO9940030A2, Ia RU9900032 y Ia RU981063 usan electrodos sólo de plata, pero es necesario también
para su funcionamiento un sensor de flujo volumétrico y un sistema de corrección de Ia corriente de
electrólisis. También son usados compuestos líquidos con otras sustancias junto con Ia plata como
ácidos cítricos, alcohol y detergentes, como en Ia solicitud de patente US60/061, 673 O como Ia número
US210876 y Ia US303368 donde los iones de plata los enlazan con una resina de quelación. También es
necesario el uso de bombas eléctricas para hacer pasar el agua por donde están los electrodos y
depósitos para que se verifique Ia reacción bactericida junto con prefiltros, como Ia solicitud de patente
número UO260483. También son usados electrodos de materiales diferentes o de tamaño diferente entre
un electrodo y otro como en Ia solicitud de patente MXP89014592 y donde un solo electrodo sufrirá el
desgaste La WO 2006038789 20060413 Dispositivo Electrónico con rectificación de corriente alterna para
aplicar iones de plata a la purificación de líquidos

(3). Para mayores detalles de las propiedades de la plata coloidal ver la siguiente bibliografía:
"A Closer Look at Colloidal Silver", por Peter A. Lindemann y "A Brief History of Colloidal Silver" por el Dr.
Gary Smith; "Antimicrobial Activity and Action of Silver", Progrees in Medicinial Chemistry, Hugo Russel,
Elsevier Science B.V. Vol 31, 1994; Drinking Water and Health, Vol.2 National Academy Press,
Washington D.C. 1980.

(4). Dorland Diccionario enciclopédico ilustrado de medicina

7.- BIBLIOGRAFIA

Liu Z, Stout JE, Tedesco L et al. Controlled evaluation of copper-silver ionization in eradicating
Legionella pneumophila from a hospital water distribution system. J
Landeen KL, Yahya M, Gerba CP. Efficacy of copper and silver ions and reduced levels of free chlorine
in inactivation of legionella pneumophila. Appl Environ Microbiol. 1989; 55: 3045-3050.

© Francisco J. Pancorbo 13
Iones cobre / plata como desinfectantes del agua potable

Lin YE, Vidic RD, Stout JE et al. individual and combined effects of copper and silver ions on inactivation
of legionella pneumophila. Wat Res. 1996; 30: 1905-1913.
Liu Z, Stout JE, Boldin M et al. Intermitent use of copper-silver ionization for Legionella control in water
distribution systems: a potential option in buildings housing individuals at low risk of infection. Clin. Infect
Dis.1998; 26: 138-40.
Miuetzner S.Schwille RC, Farley A et al. Efficacy of thermal treatment and copper-silver ionization for
controlling Legionella pneumophila in high-volume hot water plumbing systems in hospitals. Am J Infect
Control. 1997; 25: 452-57.
Stout JE, Lin YE,Goetz AM et al.Controlling Legionella in Hospital water systems: experience with the
superheat- and- flush method and copper-silver ionization. Infect Control Hosp. Epidemiol. 1998; 19: 911-
914.
Landeen LK, Yahya M, Gerba CP. Efficacy of copper and silver ions and reduced levels of free chlorine
in inactivation of legionella pneumophila. Appl Environ Microbiol. 1989; 55: 3045-50.
Yu-Sen E, Lin Radisav D Vidic, Janet E, Stout. Victor L Yu. Individual and combined effects of copper
and silver ions on inactivation of legionella pneumophila Wat Res 1996, 30:1905-1913.
Biurrun A, Caballero L, Pelaez C, Leon E, Gago A. Treatment of a Legionella pneumophila –colonized
water distribution system using copper- silver ionization and continous chlorination. Infect Control Hosp
Epidemiol. 1999; 20: 426-428.
Ute Rohr, Martin Senger, Fidelis Selenka, Ralf Turley and Michael Wilhelm. Four Years of Experience
with Silver-Copper Ionization for Control of Legionella in a German University Hospital Water Plumbing
System. Clin Infect Dis .1999; 29: 1507-11.
José María Rivera Guzmán, Ana Vos Arenilla y José Ramón Villagrasa Ferrer: métodos existentes
para el control de la Legionella. “Revisión sobre métodos de prevención y control de la legionelosis”.
Dicha ponencia se incluye como anexo al informe

Iones cobre / plata como desinfectantes


Del agua potable

Julio 2009

© Francisco J. Pancorbo
BARCELONA
javierpancorbo@terra,es

Queda prohibida la reproducción, transformación, distribución y comunicación pública de esta obra. Se permite, en todo caso, la
reproducción para un uso privado siempre y cuando la copia que se ha hecho no sea objeto de uso colectivo, ni lucrativo (art. 31.2
del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el cual se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual).

© Francisco J. Pancorbo 14