You are on page 1of 68
Capítulo 4 ESFUERZOS Uno de los tópicos de importancia en la geotecnia es la determinación del
Capítulo 4 ESFUERZOS Uno de los tópicos de importancia en la geotecnia es la determinación del

Capítulo 4

ESFUERZOS

Uno de los tópicos de importancia en la geotecnia es la determinación del estado o de esfuerzos a que esta sometido un punto de un deposito de suelo o del macizo rocoso de tensiones a una determinada profundidad. En el análisis de esfuerzos en geotecnia se deben considerar todos los puntos de la masa del suelo o en un macizo rocoso que se van ha ver afectados, asumiendo estos depósitos o macizos rocosos como un medio continuo a los esfuerzos en cada punto de estos materiales tienen diversos orígenes, pero en el caso de obras superficiales, resulta muy aproximado a la realidad considerar solamente la acción de su propio peso, mas la acción del proceso de carga o descarga externa con el cual se tiene una situación de tensiones parecida a la real. Para la cuantificación de estos esfuerzos se tienen expresiones que permiten evaluar el estado de tensiones en cada punto y con esto determinar la variación de el campo de esfuerzos. En este capitulo se hace una breve descripción del origen del campo de esfuerzos en un macizo o en un depósito con la presentación de algunas expresiones empíricas que permiten cuantificarlos, también se desarrolla la metodología y se presentan expresiones para evaluarlos en diferentes orientación.

En los suelos y en las rocas se observan esfuerzos de compresión, de corte y de tensión, los cuales actúan con diferente intensidad sobre toda la masa del suelo o de roca, presentando variaciones por diversos factores. Una forma de chequear si las expresiones utilizadas para cuantificar los esfuerzos el montaje de un programa de medición de esfuerzos, lo cual se utiliza en excavaciones subterráneas.

4.1 CLASIFICACIÓN DE LOS ESFUERZOS

El origen de los esfuerzos en las rocas y en los suelos esta relacionada con el mismo proceso de formación de estos materiales y a los procesos geológicos que se han presentado en cada sector. En forma aproximada se puede elaborar una clasificación para los esfuerzos que se presentan en un sitio determinado teniendo en cuenta el origen.

zEsfuerzos 149

zEsfuerzos 149 De acuerdo a los procesos geológicos y geomorfológicos de formación de los suelos y

De acuerdo a los procesos geológicos y geomorfológicos de formación de los suelos y las rocas se van generando en primera instancia unos esfuerzos causados por el campo gravitacional, los cuales dan origen a esfuerzos verticales y horizontales, que empiezan a actuar sobre estos materiales trifásicos, generando compresiones al interior de las tres fases. A profundidades moderadas y debido al movimiento de placas tectónicas se generan esfuerzos en los contactos de las placas de mayores magnitudes a los geostaticos y que modifican el campo de esfuerzos existentes generando deformaciones que dan origen a las estructuras geológicas en cada región. Otro tipo de esfuerzos es el generado por el desarrollo de obras civiles que se denominan sobrecargas. Para la determinación de los esfuerzos producidos por el peso propio de los materiales se tienen algoritmos matemáticos, que los reproducen en forma bastante próxima a los valores reales cuando el rango de esfuerzos esta en el comportamiento elástico de los materiales presentes en el sitio. Para la cuantificación de los esfuerzos de origen tectónico no se cuenta con una herramienta o modelo matemático tan aproximado como en el caso de los esfuerzos geostaticos, solo existen algunas expresiones empericas que nos determinan si es un rango y para evaluarlos en forma precisa, resulta necesario un programa de medición de esfuerzos.

Natura Esfuerzos in situ Inducid
Natura
Esfuerzos
in
situ
Inducid

4.2 ESFUERZOS NATURALES

Son los originados por la dinámica del globo terrestre desde el proceso de formación de cada deposito sin intervención directa del hombre. Se consideran esfuerzos naturales los siguientes:

Esfuerzos Geostáticos

Esfuerzos Tectónicos

Esfuerzos Cíclicos

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

150

4.3 ESFUERZOS GEOSTÁTICOS

Durante el proceso de formación de las rocas y los suelos en la medida que se produce la sedimentación o depositación de mayores espesores se generan esfuerzos en el interior de la masa debido al efecto de su propio peso, (peso del material), debidos al campo gravitacional. Estos esfuerzos que en un fluido son iguales en todas las direcciones, al interior de estos depósitos se debe considerar diferentes esfuerzos en tres direcciones debido a la viscosidad de los depósitos y a la geometría o forma de la cuenca donde se produce la depositación, como se muestra en la Figura 4.1.

a) ∑ A a) Sinclinal evaluación esfuerzos en el eje
a)
∑ A
a) Sinclinal evaluación esfuerzos en el eje
b)
b)
b)

v

Z (Profundidad)
 

Z (Profundidad)

 

h2

h 2
 

h

b) Esfuerzos en el punto A

Figura 4.1. Esfuerzos geostáticos en un punto.

En geotecnia se utiliza la letra para denotar los esfuerzos y el subíndice indica la dirección del mismo en este caso se ha elegido un sistema de coordenadas rectangulares como marco referencial pero también se utiliza las coordenadas cilíndricas y en menor proporción las coordenadas esféricas para su presentación; por tal razón se tienen tres orientaciones de esfuerzo para el punto elegido.

v :

h1 :

h2 :

Esfuerzo geostático vertical. Esfuerzo geostático horizontal dirección 1. Esfuerzo geostático horizontal dirección 2.

Para el caso mostrado en la figura 4.1 las direcciones horizontales quedan orientadas por la misma forma de la estructura geológica, un esfuerzo seria paralelo al eje y el otro ortogonal a este eje, que coinciden con las direcciones de restricción de deformación de los depósitos en proceso de formación.

4.3.1 Esfuerzo vertical

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

151

El esfuerzo vertical se va incrementando con el peso del material a medida que este se va depositando y debido a las restricciones laterales de deformación, por la forma del sitio de depositación, se generan los esfuerzos laterales. El esfuerzo vertical se calcula como la fuerza ejercida por el peso de la columna de material entre el área sobre la que actúa y se denomina con la letra griega ( ) y el esfuerzo horizontal es un porcentaje

del

máximo

esfuerzo

vertical

al

que haya estado

sometido el sitio. Para hallar una expresión que permita

zEsfuerzos 151 El esfuerzo vertical se va incrementando con el peso del material a medida que
zEsfuerzos 151 El esfuerzo vertical se va incrementando con el peso del material a medida que

cuantificar el esfuerzo vertical, basta considerar el peso del material sobre el punto P en un área unitaria, como se muestra en la Figura 4.2.

h P
h
P

Superficie del terreno

MATERIAL HOMOGENEO

Figura 4.2. Material sobre un punto del suelo o

roca

Sobre el

punto

P

existe una

columna

de suelo,

profundidad unitarios se tiene:

y

si

se toma

un ancho

y

Peso del material

vp

=

área

Peso del material = Volumen por el peso Unitario

  • V = h 11 (Área

donde:

Unitaria) ;

W

   

W

V

h

 

=

=

=

 

v = ·h

vp

A

A

(4.1)

 

W:

:

V:

h:

Peso del material. Peso unitario en las condiciones que se encuentre en el sitio. Volumen material sobre el punto P Espesor de la capa de material sobre el punto P, si se trata de un solo material.

La expresión 4.1 se utiliza para determinar el esfuerzo vertical en un punto de un continuo, varía linealmente con la profundidad, y se le denomina esfuerzo geostático vertical total. Si el suelo que se encuentra por encima del punto donde se quiere evaluar el esfuerzo, es estratificado (Figura 4.3) o sea existen diferentes capas de suelo, el peso unitario es diferente para cada estrato, y el esfuerzo vertical en el punto P se debe calcular como la sumatoria de el peso de cada

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

152

estrato debido a que el peso unitario no es constante, y la expresión para n

estratos generalizada queda:

i = 1 = ◊ h (4.2) v i i n Nivel del terreno Estrato 1
i
=
1
=
h
(4.2)
v
i
i
n
Nivel del terreno
Estrato 1
h 1 ,
1
h 2 , 2
Estrato 2
Estrato 3
h 3 , 3
P

Figura 4.3 Secuencia de estratos horizontales

El incremento del esfuerzo vertical en cualquier punto de un depósito de suelo o

de roca, por efecto de su propio peso y la depositación de material hace que en

cada capa se genere una deformación en la dirección vertical y horizontal; ante la

existencia de restricciones laterales por las condiciones donde se deposita el

material cada capa queda confinada a un esfuerzo vertical en una cuenca de

forma variable y da origen a los esfuerzos horizontales, que teniendo en cuenta su

origen deben ser proporcionales al esfuerzo geostático vertical y la magnitud en

cada dirección va a depender de las condiciones de restricción horizontal. Como

cualquier punto del suelo o punto del continuo se encuentra sometido a esfuerzos

vertical y a esfuerzos horizontales como consecuencia del peso propio, después

de cierto tiempo de depositada la ultima capa se alcanza el equilibrio lo cual

significa que termina la deformación de todos los estratos por los esfuerzos

aplicados, entonces en este momento los esfuerzos horizontales se estabilizan y

resultan proporcionales a los esfuerzos verticales. La constante de

proporcionalidad entre el esfuerzo vertical y los esfuerzos horizontales se

denomina, coeficiente de tierras en reposo y se representa por K 0 . Al valor de K 0

se llega cuando se establece el equilibrio esfuerzo aplicado deformación del

material y se asume que en esta condición no hay expansiones ni compresiones

de ningún estrato.

h

K

o

v

(4.2)

Es importante analizar que cada vez que en un sitio se hacen cortes o se colocan

sobrecargas se esta modificando el estado de esfuerzos y el valor del coeficiente

de proporcionalidad entre los esfuerzos vertical y horizontal se modifica por las

deformaciones inducidas. Para el caso de una excavación el punto P de la

Figura 4.4 estaba sometido a un esfuerzo vertical h y un esfuerzo horizontal K 0 h,

Figura (4.4ª) al iniciar la excavación se inicia una relajación de esfuerzos en la

zona afectada por la excavación debido a las deformaciones horizontales que se

pueden generar en el borde de la excavación al tener un frente libre. Debido a que

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

153

el espesor de suelo sobre el punto P, se mantiene constante el esfuerzo vertical

puede tomarse constante y el esfuerzo horizontal va disminuyendo, de la

expresión de esfuerzo vertical, como y h no cambian, el valor que está

cambiando es K 0 , el cual está disminuyendo hasta alcanzar un valor mínimo de K a ,

en este momento se produce el desplazamiento del bloque indicado en la Figura

4.4b hacia la excavación.

a)

Superficie del terreno h K h ∑ 01
Superficie del terreno
h
K
h
01

P

b)

Superficie del terreno C B h Deformaciones Relajación de esfuerzos Superficie de desplazamiento del bloque ABC
Superficie del terreno
C
B
h
Deformaciones
Relajación de esfuerzos
Superficie de
desplazamiento
del bloque ABC
P
Nivel de excavación
A
Dirección de c) desplazamiento Superficie del terreno B C h Tensor (Cable de acero) K h
Dirección de
c)
desplazamiento
Superficie del terreno
B
C
h
Tensor
(Cable de acero)
K
h
0
P
Superficie de
desplazamiento del
A
bloque ABC

Figura 4.4 Modificación de los esfuerzos verticales

Ahora para el caso indicado en la Figura 4.4c al incrementarse la tensión en el

cable este genera compresiones e incrementos en los esfuerzos horizontales en el

punto P del suelo que esta sirviendo de apoyo. El valor del esfuerzo vertical, al

igual que en el caso anterior se puede considerar constante y el esfuerzo

horizontal va incrementándose con la tensión en el cable, hasta alcanzar un

máximo valor, como y h permanecen constantes, el único valor variable es K 0

que aumenta con la compresión hasta alcanzar el máximo valor K p , al cual se llega

en el momento en que se inicia el desprendimiento del bloque superficial ABC. En

la Figura 4.5 se presenta la variación del parámetro K para las condiciones ya

mencionadas.

K K p K Equilibrio o Reposo 0 K a Tensiones Deformacon por Compresiones
K
K
p
K
Equilibrio o Reposo
0
K
a
Tensiones
Deformacon por Compresiones

Figura 4.5 Variación coeficiente K

K a Coeficiente Activo de tierras

K 0 Coeficiente de tierras en Reposo

K p Coeficiente Pasivo de tierras

El valor de la constante de proporcionalidad entre los esfuerzos verticales y

horizontales esta variando desde K a, el mínimo valor, hasta K p máximo valor, que

coincide con los valores limites de esfuerzos. Como se observa en la figura 4.5, el

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

154

K a corresponde al estado de deformaciones por tensión que se pueden presentar

en un depósito, y es el mínimo valor al que puede llegar el valor de la constante de

proporcionalidad puesto que a partir de este se genera el desplazamiento de un

bloque de suelo. En el caso del coeficiente pasivo de tierras, K p este valor se

alcanza cuando al interior del deposito se generan compresiones que incrementan

los esfuerzos horizontales, hasta alcanzar el máximo valor, que genera el

desplazamiento del bloque de suelo en sentido ascendente.

En diversos proyectos hidroeléctricos y a profundidades que superan los 100 m

en roca se han utilizado diferentes técnicas para medir los esfuerzos en puntos

diferentes del macizo rocoso en el texto de Excavaciones Subterráneas de Hoeck

y Brown se presentan los resultados de varios mediciones, donde cada punto de la

figura corresponde al esfuerzo medido a esa profundidad. En la Figura 4.6 se

presenta la tendencia de los esfuerzos verticales con la profundidad y es de notar

una gran dispersión cerca de la superficie, pero a medida que se incrementa la

profundidad se observa un mayor ajuste a una línea recta. La dispersión en

superficie puede deberse a la alteración por el método de medida o a los procesos

a que ha estado sometido cada sitio. De acuerdo a la expresión 4.1 hallada para

determinar el esfuerzo vertical, se nota que es la ecuación de una línea recta que

pasa por el origen; la pendiente de la línea de ajuste seria el peso unitario de la

roca, que también puede presentar pequeñas variaciones con la profundidad.

v = ·z v z Profundidad
v
= ·z
v
z
Profundidad

Figura 4.6 Variación de esfuerzos con la profundidad

4.3.2 Esfuerzos horizontales

Los esfuerzos que se presentan en un depósito de suelo o en un macizo rocoso

en la dirección horizontal son diferentes y naturalmente el K 0 , ( coeficiente de

presión de tierras en reposo), es diferente para cada dirección, este depende de

las condiciones de borde de la cuenca de depositación en el caso de suelos; y en

el caso de rocas, debido al mayor espesor de los estratos rocosos hay una mayor

profundidad y existe una gran influencia de los esfuerzos tectónicos en el esfuerzo

horizontal, de esta forma se puede asegurar de condiciones diferentes para los

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

155

esfuerzos horizontales en suelos y rocas. En la naturaleza es difícil encontrar una

zona o un macizo donde los esfuerzos horizontales tengan la misma magnitud.

La relación entre los esfuerzos geostáticos horizontales y verticales (Figura 4.7) se

expresa con el coeficiente denominado coeficiente de esfuerzo lateral o de presión

lateral de tierras, que corresponde al estado de equilibrio y se denomina K 0 , o

estado de equilibrio alcanzado durante el proceso de formación. Si se observa

detenidamente el proceso de formación de estos depósitos es preciso mencionar

que esta constante de proporcionalidad presenta diferentes valores según su

dirección y las condiciones de sedimentación, como se observa en la Figura 4.1

h2

v
v

h1

Figura 4.7 Esfuerzos a los que está sometido un punto de la masa del suelo o roca

Si por procesos de excavación, erosión, colocación de sobrecargas o cualquier

situación se modifica la condición de esfuerzos iniciales o de equilibrio en una

región del continuo, se presenta entonces una modificación en la relación de los

esfuerzos que puede llevar a la deformación excesiva o a la rotura del material del

depósito por tensión, caso activo K a o a la falla por compresión caso pasivo K p,

como se muestra en la Figura 4.4.

K 0 : Corresponde al estado de equilibrio alcanzado bajo la condición de carga

geostática generada durante la formación de los depósitos.

K a

: Valor mínimo de K, que se presenta cuando se permite la extensión en la

dirección del esfuerzo horizontal, en el momento de la rotura.

K p : El máximo valor del coeficiente antes de la rotura por compresión del material

K a <

K 0

<

K p

En lo esfuerzos horizontales en las rocas, además de los esfuerzos generados en

el proceso de formación, se presenta influencia de esfuerzos tectónicos y por tal

razón una mayor variación del K. En la figura 4.8, (tomada del libro excavaciones

en la figura-subterráneas se tiene la recopilación de esfuerzos horizontales

medidos en varios proyectos. De toda la información recopilada se observa que

esta se encuentra entre 2 líneas o envolventes que tienen como ecuación

100

z

+ 0.3

y

1500

z

+ 0.5

(4.3) que corresponde a los valores mínimo y máximo que

puede tomar K. En la ultima publicación el ingeniero Hoeck hace una

complementación a esta grafica, y presenta el modelo de Sheorey quien considera

un comportamiento termo elasto-estático de la corteza terrestre, considerando la

curvatura y la variación de las constantes elásticas. La ecuación propuesta es:

K

=

0.25

+

7

E

h

0.001

+

1

Z

(4.4)

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

156

Z: Profundidad

E h : Promedio del modulo elástico Horizontal (GPa)

Estas relaciones serán validas en macizos rocosos y dan el orden de magnitud de

los esfuerzos horizontales, de esta forma se determinan valores frontera en la

evaluación de los esfuerzos horizontales para cada profundidad. La expresión 4.4

genera curvas semejantes a las presentadas en la Figura 4.8, y tendrán diferente

ubicación dependiendo del valor del módulo de elasticidad E h .

K 100 + 0.3 1500 Z + 0.5 Z Z
K
100
+ 0.3
1500
Z
+ 0.5
Z
Z
Z
Z

K

Figura 4.8 Influencia de esfuerzos tectónicos, variación de

4.3.3 Esfuerzos totales

esfuerzos verticales

Son los causados por la fuerza gravitacional sobre las tres fases que componen

los suelos y las rocas, esto es equivalente al peso propio de las fases, se evalúa

con la expresión 4.2, que toma como parámetros la profundidad y el peso unitario

del depósito.

En esfuerzos horizontales también se tienen esfuerzos totales y son los esfuerzos

que incluyen la presión del agua del aire y de los sólidos. De acuerdo al nivel

freático en un depósito de suelo se tienen 3 zonas con diferente cantidad de agua,

y el peso unitario en cada zona es diferente de acuerdo al grado de saturación.

En cada una de las zonas que se muestra en la Figura 4.9 un valor diferente del

peso unitario, debido al cambio

de humedad, pues el contenido de agua en los

vacíos es variable. Para la zona seca v = d ·h, para la zona semisaturada el v =

·h (donde h: altura a considerar en la zona semisaturada). El es el peso unitario

para la humedad en esta zona, que para este caso está variando desde cero en la

línea de contacto con la zona seca, hasta saturada en el contacto con la capa

inferior. Para la zona saturada v = ·h donde : es el peso unitario para el

estrato saturado y h : el espesor considerado dentro de esta zona.

Nivel del terreno

zEsfuerzos 156 Z: Profundidad E Promedio del modulo elástico Horizontal (GPa) Estas relaciones serán validas en

ZONA SECA

ZONA SEMISATURADA

Nivel freático

= Peso Unitario Seco
d = Peso Unitario

= Peso Unitario Saturado

Geotecnia Básica

ZONA SATURADA

s

zEsfuerzos

157

Figura 4.9 Zonas generadas por el nivel freático

  • 4.3.4 Esfuerzos efectivos

Cuando el nivel freático esta por encima de un punto del depósito de suelo o de

roca donde se quiere conocer los esfuerzos, parte de este peso es asumido por el

agua, por el aire y otra parte es asumida por el contacto entre los granos que

conforman la estructura del suelo. El esfuerzo que se transmite en el contacto

entre partículas se denomina esfuerzo efectivo, y se representa por .

Considerando nuevamente un punto de un suelo saturado, entonces sobre este

hay una columna de suelo y una de agua, por lo que el peso total soportado por

este punto (Figura 4.10)

Nivel del terreno Nivel freático ∑ Figura 4.10 Esfuerzos efectivos sobre
Nivel del terreno
Nivel freático
Figura 4.10 Esfuerzos efectivos sobre

un punto

W = W

s

+ W

w

(4.5)

Donde W es el peso total, W s el peso sólidos y W w el peso del agua.

Las partículas del suelo que estén bajo el nivel freático experimentan un empuje

(U), luego el peso efectivo de las partículas sólidas será W W U

'

s

=

s

Luego W

s

=

W

' +

s

U

reemplazando esta expresión en la expresión (4.5) se tiene:

W

= W '

s

+U +W

w

W

= W ' +

s

w

V

w

+V

s

w

;

W

= W ' +

s

saturado)

donde V w :

V s :

Volumen agua

Volumen sólidos

w

(

V

w

+V

s

)

y

V

w +

V

=Vs

(Suelo

W

=

W

' +

s

w

V

y

V= Ah

Entonces para hallar el esfuerzo se divide entre el

área, y se tiene

donde

W

:

A

W

A

=

W '

s

A

+

W

h

w

corresponde al esfuerzo total. ( v )

W '

s

A

: corresponde al esfuerzo efectivo. (

)

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

158

W

h

: Presión que ejerce la columna de agua. Presión de poros

(

)

.

Se debe

entender que h corresponde a la altura de la columna de agua, que en este caso

coincide con la profundidad del punto donde se hallan los esfuerzos.

Entonces = w ·h w (4.6)

Se tiene entonces la expresión 4.7 para determinar el esfuerzo efectivo en un

suelo saturado.

V

=

v

+

(4.7)

Y la expresión 4.8 para el esfuerzo efectivo en un estrato saturado

v

=

v

(4.8)

Ahora lo esfuerzos efectivos para la zona semisaturada (Figura 4.11), se deben

evaluar teniendo en cuenta que en la columna de suelo, la columna de agua y la

columna de aire.

Nivel del terreno

       
Aire Sólidos
Aire
Sólidos
 

Zona Seca

 

Altura semisaturada

Altura semisaturada

por capilaridad

Zona semisaturada

sólidos Agua Zona Saturada

sólidos Agua Zona Saturada

P

 
V Aire W a a V v V V Agua W W w w V W
V
Aire
W
a
a
V
v
V
V
Agua
W
W
w
w
V
W
Sólidos
s
s

Figura 4.11 Esfuerzos efectivos zona semisaturada

Es posible asumir que el peso de la columna de aire es cero, y en esta situación el

caso se vuelve como si se tratara de un suelo saturado; pero esta apreciación en

algunas condiciones resulta inapropiada. En la actualidad se trabaja en el

comportamiento de los suelos semisaturados, y en este texto se presentan solo

unas expresiones para la evaluación de los esfuerzos, teniendo en cuenta las tres

fases.

Para el diagrama de fases (Figura 4.11), Croney (1958) propone la siguiente

ecuación para el esfuerzo efectivo

=

, donde es el factor que representa

una medida del número de lazos bajo tensión efectiva; Bishop (1954) sugiere la

expresión

Figura 4.12.

a

+

(
(

a

)

, donde a es la presión de poros por el aire y

=

es

el parámetro relativo al grado de saturación. = 1 para suelo saturado y = 0 para

valor se obtuvo

experimentalmente como se ilustra en la

suelo seco, este

1.0 0.8 0.6 0.4 0.2 y el 0 0 20 40 60 80 100
1.0
0.8
0.6
0.4
0.2
y el
0
0
20
40
60
80
100

Grado de saturación

a) Limo

1.0 Figura 4.12 Relación 0.8 entre el 3 1-Morrenas 0.6 2-Arcilla 2 4 3-Arcilla 1 4-Shale-arcilla
1.0
Figura 4.12
Relación
0.8
entre el
3
1-Morrenas
0.6
2-Arcilla
2
4
3-Arcilla
1
4-Shale-arcilla
0.4
0.2
parámetro
grado de
0
saturación
0
20
40
60
80
100

Grado de saturación

b) Varios suelos

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

159

Los esfuerzos efectivos en la zona seca se evalúan con el peso unitario seco d

igual a esfuerzos totales, que incluyen el peso de la columna de suelo, más la

columna de agua, más la columna de aire. El peso de la columna de aire se ha

tomado como cero. Las expresiones a utilizar para evaluar los esfuerzos son la 4.1

y 4.7.

Si el suelo está seco esto implica que h w =0 , entonces:

= w h w =0

Luego para la

zona

de

suelo en estado seco los esfuerzos efectivos son los

 

__

mismos esfuerzos totales:

=

(4.9)

Esfuerzos horizontales efectivos

Los esfuerzos efectivos horizontales tienen el mismo significado que los esfuerzo

efectivos verticales, y se refieren a la magnitud de esfuerzos que es asumida por

los contactos entre partículas, la estructura de los depósitos de suelo o de roca, en

la dirección horizontal. Estos se transmiten por el contacto intergranular, en este

caso horizontal. Para la evaluación de los esfuerzos horizontales efectivos en el

caso de suelos se parte de los esfuerzos efectivos verticales con la relación:

K

o

=

h v
h
v

h

=

Esfuerzo efectivo horizontal

v

=

Esfuerzo efectivo vertical

(4.10)

Para la evaluación de los esfuerzos horizontales en suelos es necesario calcular el

esfuerzo

vertical

total,

luego el

esfuerzo

vertical

efectivo

y

a

partir de este

y

conociendo K 0 se halla el esfuerzo efectivo horizontal

h

y con este

se calcula el

esfuerzo total horizontal con la expresión

h

=

h

+

(4.11).

En el caso de las rocas el calculo del esfuerzo horizontal se puede hacer a partir

de la expresión 4.12, utilizando los esfuerzos totales. Esto implica que en las

rocas el esfuerzo efectivo no tiene el mismo significado que en los suelos.

K

o

=

h

v

(4.12)

Ejemplo 4.1. Evaluar los esfuerzos geostáticos a los que esta sometido el punto

A en un estrato (Figura E4.1) arcilloso con =1.7 T/m 3 , en condiciones secas.

Saturación 70% para el estrato semisaturado. Asuma un grado de saturación

constante para el estrato semisaturado.

Nivel del terreno

0 Zona Seca 4 Zona Semisaturada =8% ∑ 7 A
0
Zona Seca
4
Zona Semisaturada
=8%
7
A

Zona Saturada =16%

  • 10

Nivel freático

B

Figura E4.1 Perfil estratigráfico de un suelo

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

160

Para el cálculo de los esfuerzos verticales en el punto A y en el punto B, se utilizan

las expresiones ya anotadas en el capítulo. Como se tienen tres subestratos del

estrato de arcilla, en cada límite se debe evaluar el esfuerzo, adicionando el

punto 1, en el cambio de seco a saturado.

Entonces se tiene para el punto 1:

v = ·h=1.7 T/m 3 x 4 m=6.8 T/m 2 ;

=

  • v

v

Para el punto A:

 

= d (1+

) = 1.7 (1+0.12) =1.9 T/m 3

v = v1 + ·h=6.8 T/m 2 +1.9 T/m 3 x 3 m=12.5 T/m 2

Para el punto B:

 

= d (1+

) = 1.7 (1+0.16) =1.97 T/m 3

 

= w ·h w =3 m · 1 T/m 3 = 3 T/m 2

v

=

-

= 18.44 T/m 2 - 3 T/m 2 = 15.44 T/m 2

   

Espeso

     

Punto

T/m 3

r

v

T/m 2

T/m

v

T/m 2

m

2

1

1.7

4

6.8

0

6.8

A

1.9

3

12.5

0

12.5

B

1.97

3

18.41

3

15.44

En este punto del estrato semisaturado resulta sencillo evaluar los esfuerzos, en

puntos intermedios del estrato se presentan más dificultades.

Para la evaluación en puntos intermedios se puede acudir a las expresiones de

Bishop, Croney y otros, pero la utilización de estas fórmulas no es común debido a

que en la práctica es difícil establecer la presión de poros por el aire que contiene

el suelo. La evaluación de los esfuerzos en esta zona requiere medir o asumir

otros parámetros. Pero una forma de darle solución, es del evaluar los esfuerzos

totales con el peso unitario para las condiciones de humedad en que esta el suelo

y se desprecia a y la altura del suelo semisaturado, como se resolvió el ejemplo.

La presión de poros del agua en el suelo, sobre el NF se vuelve negativa o de

succión, por lo tanto incrementa el esfuerzo efectivo o esfuerzo intergranular. Para

un aumento en los esfuerzos verticales existe un aumento en los esfuerzos

horizontales, pero en proporción menor.

Ejemplo 4.2. Para el siguiente perfil estratigráfico (Figura E4.2a) calcular los esfuerzos geostáticos en el punto A.

N.T. 0 Seco a Nivel freático 2 Estrato 1 5 b Estrato 2 11 c Estrato
N.T.
0
Seco
a
Nivel freático
2
Estrato 1
5
b
Estrato 2
11
c
Estrato 3
A

G s = 2,6

Suelo totalmente seco hasta 2 m

Entre 2 y 5 m

=12%

K01= 0.2

Profundidad 5 m Nivel freático a 2 m

K 02 = 0.4

d = 1.6 T/m 3

= 8 % saturado

K 01 = 0.3

K 02 = 0.5

K01 = 0.28

K 02 = 0.45

Profundidad al punto A 13.5 m

Muestra cilíndrica: =10 cm, W=1250 gr, h=10 cm

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

161

Figura E4.2a Perfil estratigráfico

Solución

Para el Estrato 1

cm 3 0.31 1.31 1.0
cm 3
0.31
1.31
1.0

AGUA

SOLIDOS

gr 0.31 2.91 2.60
gr
0.31
2.91
2.60

Figura E4.2b

Diagrama de fases, Estrato 1-Parte seca

W

w = 0.31

gr

, como W w = V w · w

=

W

w

W

s

W

w

=

W

s

W

s

=

w
w

W

W 0.31 gr w V = = = 0.31 w 3 1 gr cm w 0.31
W
0.31
gr
w
V
=
=
= 0.31
w
3
1 gr
cm
w
0.31
gr
=
= 2.58
gr
0.12

cm

3

  • d =

W s

V

2.58 gr

=

1.31

cm

3

.

zEsfuerzos 161 Figura E4.2a Perfil estratigráfico Solución ∑ Para el Estrato 1 cm 3 0.31 1.31

= 1.97 gr cm

  • 3 (Para la parte del estrato 1 que está seca)

2.89 gr

=

1.31 cm

3

= 2.2 gr

zEsfuerzos 161 Figura E4.2a Perfil estratigráfico Solución ∑ Para el Estrato 1 cm 3 0.31 1.31

cm

  • 3 ( Para la parte del estrato 1 que está saturada)

Para el Estrato 2

= d (1+

) = 1.6 (1+0.08) =1.73 T/m 3

Para el Estrato 3

De la muestra cilíndrica se calculan las relaciones de fase, así:

= ·r 2 ·h = 3.14·(5 cm) 2 ·10 cm = 785 cm 3

=1250 gr/785 cm 3 = 1.60 T/m 3

gr cm 3 AGUA 785 1250 SOLIDOS
gr
cm 3
AGUA
785
1250
SOLIDOS

Figura E4.2c

Con los pesos unitarios conocidos para cada subestrato, se pueden evaluar los

esfuerzos geostáticos verticales totales y efectivos, como se presenta en la

Tabla E4.2. En esta Tabla z corresponde al espesor de cada subestrato donde

el peso unitario ( ) es constante.

Tabla E4.2 Resumen de cálculos

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

162

 

t

 

Punto

z

(m)

(T/m³

v

(T/m²)

(T/m²

v

(T/m²)

h1

(T/m²

 

h2

(T/m²

h1

(T/m²)

h2

(T/m²)

   

)

)

 

)

)

  • (a) 2

1.97

 

6

0

3.94

0.79

1.58

0.79

1.58

  • (b) 3

 

2.2

10.61

3

7.54

1.51

3.02

4.51

6.02

  • (c) 6

1.73

20.99

9

11.92

3.58

5.96

12.58

14.96

A

2.5

1.60

24.99

11.5

13.42

3.76

6.04

15.26

17.54

Entonces los esfuerzos en el punto A serán los siguientes:

x =17.54 T/m 2

y =15.26 T/m 2

z =24.92 T/m 2

Muestra de cálculos para el punto (a)

v = ·h (Expresión 4.1)

v = 1.97 T/m 3 x 2 m=3.94 T/m 2

= w ·h w (Expresión 4.6)

= 0 m·1 T/m 3 = 0 T/m 2 (Punto por encima del nivel freático)

     

(Expresión 4.8)

  • v 3.94 T/m 2 - 0 T/m 2 = 3.94 T/m 2

=

v

   

-

h

= K

0

v

(Expresión 4.10)

h1

=

K

01

v

= 0.2 x 3.94 T/m 2 =0.79 T/m 2

 

h2

= K

02

v

= 0.4 x 3.94 T/m 2 =1.58 T/m 2

h =

h

+

(Expresión 4.11)

h1 = 0.79 T/m 2 + 0 T/m 2 = 0.79 T/m 2

h2 = 1.58 T/m 2 + 0 T/m 2 = 1.58 T/m 2

4.3.5 Presión artesiana

Un estrato de suelo puede estar sometido a una presión del agua superior a la

cabeza hidrostática mostrada por el nivel freático. En algunos depósitos o estratos

de arcilla es posible encontrar que el nivel freático en el estrato se da por flujo de

agua de un estrato inferior mas permeable y el flujo en este caso es ascendente.

Teniendo en cuenta la dirección del flujo se deben hallar las perdidas y establecer

las presiones del agua en cada punto.

La Figura 4.13 corresponde a una estructura de un sinclinal donde se tienen capas

de menor permeabilidad en superficie, y capas más permeables a mayor

profundidad (Caso de la Ciudad de Tunja. El estrato arcilloso superficial está

sometido a presión artesiana y se observa que debido a la diferencia de

permeabilidades en este estrato el nivel freático solo alcanza algunos metros de

altura, debido a las perdidas de energía en la dirección del flujo (ver flujo

unidimensional Capítulo 6). Si no existieran pérdidas de energía en el estrato

arcilloso, el nivel del agua estaría sobre la superficie del terreno, funcionaria como

vasos comunicantes.

Zona de infiltración Estratos permeables Zona de infiltración Nivel freático aumentado por infiltración del agua de
Zona de infiltración
Estratos permeables
Zona de infiltración
Nivel freático aumentado
por infiltración del agua de
escorrentía
Estrato impermeable
h
A
h
w
Dirección del flujo
Geotecnia Básica
A’

zEsfuerzos

163

Figura 4.13

Estrato sometido a presión artesiana.

Ahora, tomando solamente parte de los estratos de arcilla y arena; en este caso la

presión de poros en el estrato de arcilla va disminuyendo a medida que asciende

por este estrato, y se puede conocer en la superficie formada por el nivel freático

(B) y en el punto de cambio de estrato (A), como se muestra en el corte AA

(Figura 4.14).

 
(Figura 4.14). Estrato de arcilla Estrato de arenisca h es la altura del (Figura 4.13). Esta

Estrato de

arcilla

(Figura 4.14). Estrato de arcilla Estrato de arenisca h es la altura del (Figura 4.13). Esta

Estrato de

arenisca

(Figura 4.14). Estrato de arcilla Estrato de arenisca h es la altura del (Figura 4.13). Esta

h w

es

la

altura del

(Figura 4.13).

Esta

arcilloso.

 

es

B

A

Nivel freático Subpresión del agua en el cambio de permeabilidad Estrato permeable
Nivel freático
Subpresión del agua en el cambio de
permeabilidad
Estrato permeable

Figura 4.14 Corte A-A’ de

la Figura 4.13

causante de la subpresión

agua en el estrato permeable,

la

columna de

agua que ejerce la subpresión sobre el

estrato arcilloso y genera el flujo ascendente por este estrato; la columna de agua

que se desarrolla es diferente de la altura de la columna de agua en el estrato

h es la pérdida de altura en la columna de agua por el flujo ascendente en el

estrato de menor permeabilidad. En los puntos A y B la presión de poros se puede

determinar; en el punto B

de h w .

la presión de poros

es nula y en el punto A depende

A = h w w (Con la altura de la columna de agua del estrato permeable)

B = 0 (Pues el nivel freático esta en este punto). La presión que existe a este nivel

es la atmosférica.

Conocida la presión de poros en dos puntos de un mismo estrato se asume una

variación lineal entre este par de puntos y se puede interpolar para hallar la

presión de poros en cualquier punto, esta sería la forma de determinar

diferentes profundidades.

a

4.4 ESFUERZOS TECTÓNICOS

Debido a la tectónica de placas, movimiento de las placas sobre las cuales se

encuentran los continentes, en los contactos entre placas, e ínter-placas se

generan esfuerzos horizontales debido a que la dirección y la velocidad de

desplazamiento de cada placa no son las mismas. Estos esfuerzos horizontales

activos dan origen a la formación de grandes cadenas montañosas como los

Andes, o también pueden generar las fallas o rompimiento de placas y la

formación de diferentes estructuras geológicas como anticlinales y sinclinales. A

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

164

pesar que se haya producido una deformación o la misma falla de una placa en el

interior debido al confinamiento queda registrado el nivel de esfuerzos de

compresión al que ha estado sometida incrementando los esfuerzos geostáticos

en cada sitio, estos son los esfuerzos tectónicos remanentes.

Estos esfuerzos activos además de ser el origen de la estructura geológica

regional, dejan huella de la dirección en la cual actuaron siendo clara la

orientación de máximo esfuerzo, del mínimo esfuerzos y del esfuerzo

intermedio .En la figura 4.15 se presentan varias estructuras geológicas y se han

dibujado la orientación de estos esfuerzos.

mínimo v n intermedio mínimo v n intermedio intermedio máximo n máximo máximo n n n
mínimo
v
n intermedio
mínimo
v
n intermedio
intermedio
máximo
n
máximo
máximo
n
n
n intermedio

a) Anticlinal

mínimo v b) Sinclinal máximo medio v n máximo n máximo n medio máximo n v
mínimo
v
b) Sinclinal
máximo
medio
v
n
máximo
n
máximo
n
medio
máximo
n
v
máximo n mínimo mínimo n n
máximo
n
mínimo
mínimo
n
n
  • c) Falla Normal

d) Falla Inversa

medio mínimo máximo máximo mínimo límites o
medio
mínimo
máximo
máximo
mínimo
límites o

4.5 ESFUERZOS CÍCLICOS

Debido

a

los

las

placas

en

los

genera

un

energía

en

estos

movimientos de

se

puntos de contacto

almacenamiento de

  • e) puntos de contacto y al

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

165

disiparse da origen a los sismos. Esta liberación súbita de energía se transmite a

grandes distancias con el viaje de ondas de compresión y de corte por el medio

(Suelo o roca); esta liberación de energía da origen a esfuerzos cíclicos en los

diferentes puntos del continuo, de los suelos y rocas, modificando las condiciones

estaticas de esfuerzos. Para su estudio y análisis resulta indispensable conocer la

respuesta dinámica de cada depósito, pero resulta evidente el incremento en la

presión de poros en depósitos saturados, llevándoles hasta esfuerzos efectivos

nulos.

4.6 ESFUERZOS INDUCIDOS

Son todos aquellos originados por el desarrollo de construcción sobre suelos y

sobre rocas, en este caso se denominan sobrecargas. Cuando se excava un suelo

o una roca se genera en ese medio una redistribución de esfuerzos alrededor de

la excavación, efecto que va disminuyendo con la distancia a la excavación.

Estos tienen como principal fuente las obras desarrolladas por el hombre y pueden

ser estáticos, cuando solamente se coloca un peso adicional; o dinámicos cuando

la masa colocada debido a su funcionamiento normal genera esfuerzos cíclicos.

En el caso de los esfuerzos inducidos estáticos, se denominan sobrecargas o

descargas, dependiendo si se trata de la construcción de una estructura o una

gran excavación. Las sobrecargas y descargas serán tratadas en el capitulo 5. Los

esfuerzos inducidos por las maquinarias no hacen parte del curso de geotecnia

básica y no están incluidos en estos apuntes. La construcción de presas o

embalses inducen sismos en el sitio debido a la gran magnitud de carga colocada

en un sitio y a las presiones de poros generados.

4.7 APLICACIONES DE LA MECÁNICA DEL MEDIO CONTINUO

De acuerdo a lo enunciado en los párrafos anteriores es posible analizar el campo

de esfuerzos que se presenta en los macizos rocosos y rocas y en los depósitos

de suelos, a pesar que en los capítulos anteriores se tratan estos depósitos como

un conjunto particulado, el asumir estos materiales in situ como un continuo en el

caso de grandes estructuras, facilita su tratamiento matemático y proporciona

modelos bastante próximos a la realidad. En esta parte del capítulo se hace una

introducción a la teoría del continuo la cual es aplicable al desarrollo de modelos

matemáticos en geotecnia, para la cuantificación de esfuerzos en cualquier punto

del continuo bajo diferentes condiciones.

4.7.1 Esfuerzos en un punto

En cualquier punto de un deposito de suelo o al interior de un macizo rocoso se

tienen fuerzas internas y externas y son estas las que determinan ciertas

características del continuo.

FUERZAS. Se acepta que un depósito de suelo o de roca esta formado de

moléculas las cuales a su vez consisten en partículas atómicas las cuales se

organizan en diferentes arreglos (ver capítulo 1). En este caso las fuerzas internas

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

166

dentro del continuo son entonces debidas a la interacción entre las moléculas y

por la acción del campo de gravedad. En ausencia de fuerzas externas o

inducidas las fuerzas internas o naturales mantienen el sólido en equilibrio y no

producen ningún tipo deformación. Sin embargo bajo la aplicación de fuerzas

externas o inducidas, el sólido puede deformarse y esta deformación causa un

cambio en la posición de la partículas (moléculas), y cambio en las fuerzas

intermoleculares que son función de las distancias relativas, hasta alcanzar un

nuevo equilibrio del sólido. Una vez haya cesado la deformación, en estas

condiciones las fuerzas externas e internas son iguales en magnitud y de sentido

contrario. En esta teoría, las fuerzas internas son introducidas con el concepto de

fuerzas de cuerpo (Pb) y las fuerzas externas fuerzas de superficie (Ps).

Fuerzas Internas. Actúan sobre todas las partículas que conforman el sólido o sea

sobre todo el volumen y se especifican por unidad de masa o por unidad de

volumen del cuerpo. Un ejemplo es la fuerza de gravedad, la magnética y de flujo.

Fuerzas de Superficie. Son aquellas que actúan en una superficie, sobre una de

las caras del sólido como fuerzas externas y son transmitidas al interior del cuerpo

a través del medio de partículas. Estas fuerzas de superficie se conocen como

compresiones o tensiones de superficie y son especificadas por unidad de área de

la superficie de influencia por su acción. Ejemplo: Las fuerzas de la presión del

agua, cargas de una fundación, relajación de esfuerzos por excavación etc.

ESFUERZOS. El concepto de esfuerzo en el continuo, es la única vía para

explicar la interacción entre las dos partes de un cuerpo que se ha dividido en

forma imaginaria Figura 4.15b, físicamente no existe, pero se puede definir, y se

convierte entonces en una cantidad para trabajar en el continuo.

F F F F F Fuerzas Parte Externa 1 2 3 4 5 Externas Superficie del
F
F
F
F
F
Fuerzas
Parte Externa
1
2
3
4
5
Externas
Superficie del terreno
Frontera
Fuerzas internas
Línea de un Punto Imaginario
Sometido
a
fuerzas
internas
mas
las
generadas
por
las
externas
Horizontales y verticales
Fuerza por flujo interno
P
  • a) Continuo Homogéneo Isotropico

con fuerzas Externas e Internas.

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

167

F

1
1
zEsfuerzos 167 F 1 F 2 Superficie del Terreno Parte A Del medio continuo P Campo

F

2

Superficie del

Terreno

Parte A Del medio continuo P
 

Parte A

Del medio continuo

 

P

P

Campo de Esfuerzos

internos en el plano

imaginario.

F

F

F

3 4 5 Superficie del Terreno

3

3 4 5 Superficie del Terreno

4

3 4 5 Superficie del Terreno

5

Superficie del

Terreno

 

Parte B

 
 

Del medio continuo

 

b) Partición del continuo idealizada por el plano imaginario

Figura 4.15 Fuerzas externas al continuo

Considerando una superficie plana de terreno, donde se van a aplicar varias

fuerzas externas en diferentes direcciones F 1 , F 2 , F 3 , F 4 y F 5 como se muestra en

la figura 4.15. Como se quiere considerar el estado de esfuerzos en el plano

donde se encuentra el punto interior P, se traza un plano imaginario que pasa por

el punto P y que divide el continuo homogéneo, e isotropico, en dos partes, figura

4.15b; al separar las dos partes se debe mantener la condición de equilibrio en el

continuo en cada una de las partes, luego para equilibrar las fuerzas externas

deben aparecer unas partes internas sobre la superficie de corte que equilibren las

dos partes.

Además las dos partes deben mantenerse en equilibrio, luego la resultante de las

fuerzas internas que aparece sobre la superficie expuesta en la parte A es de la

misma magnitud que la que aparece sobre la superficie en la parte B, pero en

sentido contrario. Ahora considerando un diferencial de área en el plano

imaginario, en este esta actuando un diferencial promedio de fuerzas F, esta

relación fuerza sobre área es

lo que se ha denominado esfuerzo.

F 2 F DA 1 1 Diferencial Nivel del terreno de Área 2
F
2
F
DA
1
1
Diferencial
Nivel del terreno
de Área
2

a) Parte A del continuo

b) Esfuerzos en el punto

n

Sobre este plano de corte actúa el esfuerzo normal y el esfuerzo resultante que establecen el equilibrio del medio.

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

168

Esfuerzo resultante Esfuerzo Normal al R Plano n Esfuerzo Colineal al plano r
Esfuerzo resultante
Esfuerzo
Normal al
R
Plano
n
Esfuerzo Colineal al plano
r

c) Esfuerzo resultante parte

interna, componentes

1

Eje colineal al plano imaginario R Eje colineal al plano imaginario
Eje colineal al plano
imaginario
R
Eje colineal al
plano imaginario

2

d) Componentes Esfuerzo del

corte

Figura 4.16 Esfuerzos en plano de corte

Si se quiere determinar el esfuerzo normal que aparece sobre cada una de las

superficies imaginarias y que se ha denominado con la letra , y actúa en

dirección contraria sobre cada plano imaginario de corte entonces este se puede

evaluar como la variación de la fuerza en la unidad de área; de acuerdo al

concepto de esfuerzo propuesto por Gauchy.

n

dF

=

dA

=

lim

A

0

F

A

(4.13)

Entonces el principio del estado de esfuerzos puede ser escrito como: “El vector

esfuerzo actuando sobre el interior de un elemento es igual en magnitud y

dirección opuesta al vector esfuerzo actuante sobre el exterior del mismo

elemento”.

El esfuerzo resultante hallado para cada parte y denotado como se refiere

únicamente al esfuerzo generado por la fuerzas externas en cada parte que actúa

en el plano exterior y es compensado por el otro de igual magnitud, pero de

sentido contrario que actúa sobre el plano de corte, y que tiene componentes en

la dirección normal al plano considerado y en la dirección del plano, pues no

necesariamente el esfuerzo resultante coincide con la normal al plano sobre el que

actúa. En este caso el esfuerzo resultante tiene como componentes el esfuerzo

normal y esfuerzos de corte según la orientación de los ejes de referencia, sobre

cada una de las áreas en que se dividió el continuo y se puede escribir como se

muestra en la ecuación 4.14, donde es el esfuerzo normal y los esfuerzos de

corte.

 

=

lim

 

Fn

;

 
 

A

0

A

1

=
=

lim

A

0

F s1

A

;

2

=
=

lim

A

0

F s2

A

(4.14)

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

169

Luego el esfuerzo resultante al plano de corte puede descomponerse en un

esfuerzo normal y dos esfuerzos de corte sobre el área, figura 4.16. En esta

reflexión se ha asumido unas condiciones especificas de área, lo cual no se ajusta

a lo expresado para el continuo.

En el caso de geotecnia el eje z indica la profundidad a la cual se evalúan los

esfuerzos y los ejes x y y la dirección de los esfuerzos horizontales, y que por

manejo deben estar en la dirección de los esfuerzos máximos y mínimos de las

estructuras geológicas regionales que son las que determinan las condiciones de

borde de la cuenca donde se encuentran los depósitos en cada sitio, e influyen

sobre la magnitud y dirección de los esfuerzos horizontales. En cualquier otra

dirección horizontal se tienen esfuerzos componentes. En la Figura 4.17 se

muestra la orientación de los ejes coordenados utilizados en estructuras y en

z

geotecnia.

y F x F s1 Fy y F n x F z F s2 z a)
y
F
x
F
s1
Fy
y
F
n
x
F
z
F
s2
z
a) Estructuras
b) Geotecnia

x

Figura 4.17 Orientación de los ejes cartesianos en la denominación de

esfuerzos

4.7.2 Componentes del esfuerzo en un punto

En orden a especificar completamente el estado de esfuerzos en un punto de un

medio continuo, es esencial especificar las componentes de los esfuerzos en el

punto determinado actuando sobre un sistema de coordenadas de referencia. En

un depósito de suelos o en un macizo rocoso o en un subestrato de suelo, la

orientación de los esfuerzos actuantes en cualquier punto, son tridimensionales y

se puede elegir el sistema de coordenadas más conveniente para su

representación. El sistema de coordenadas solo es un marco de referencia en

cada análisis, pero indispensable en la interpretación y evaluación, facilitando su

cuantificación si se elige el mas apropiado. Para el caso de suelos y macizos

rocosos considerados como un medio continuo es esencial especificar las

componentes de los esfuerzos en cada punto y sobre un plano con una

orientación determinada para esto se necesita definir el sistema de coordenadas,

y resulta conveniente para el propósito determinar esfuerzos en la dirección de los

ejes, considerar tres planos ortogonales entre si y ortogonales al sistema de

coordenadas que se está utilizando, en este caso entonces la representación de

un punto en el continuo queda determinado por un cubo. El sistema a utilizar

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

170

puede ser el cartesiano, ejes (x, y, z), o también las coordenadas cilíndricas con los

ejes (r, , z) o el de coordenadas esféricas (r, , w) y de acuerdo a esto la forma

del elemento infinitesimal que representa el punto del continuo puede ser un cubo

un paralelo pipeta, figura 4.8 y el nombre de cada plano corresponde al nombre

del eje normal al plano. En el caso de coordenadas cilíndricas un punto del

continuo es una parte del cilindro y las componentes de los esfuerzos son

z ,

r y

y actúan sobre planos ortogonales entre sí.

y

x
x

z

z zx zy x xy xz dz yx dy y yz dx
z
zx
zy
x
xy
xz
dz
yx
dy
y
yz
dx

Figura 4.18

a) Sistema cartesiano, esfuerzos en un punto del continuo

  • a) Sistema cartesiano: Representación de un punto del continuo como un cubo,

de dimensiones diferenciales.

Resulta muy conveniente aclarar la acción de las componentes de los esfuerzos

que actúan sobre tres planos mutuamente perpendiculares considerando los tres

sistemas de referencia con respecto a las coordenadas cartesianas y

coordenadas cilíndricas y coordenadas esféricas.

Para este propósito se eligen

tres planos mutuamente ortogonales P 1 ,P 2 y P 3 los cuales se toman

perpendiculares a los ejes (x, y, z),( r, , z) y (r, , w) pasan por el punto P.

Entonces de acuerdo a los esfuerzos que se conoce actúan en un plano, se tiene

un esfuerzo normal y dos esfuerzos de corte 1 , 2 , sobre cada uno de los tres

planos. Estos esfuerzos componentes para cada uno de los tres planos pueden

designarse así:

P 1 :

x ,

P 1 :

r,

r

P 1 :

r,

r

P 2 : xy , r z xz ; , P 2 : , , r
P 2 :
xy ,
r z
xz ;
,
P 2 :
,
, r w
P 2 :
,

y ,

yx ,

r ,

yz ; z

r ,

w

P 3 :

P 3 :

z ,

P 3 :

w ,

zx , z w

z ,

zr ,

wr ,

zy

(4.14a)

La designación de estas componentes de los esfuerzos, utiliza un solo subíndice

para los esfuerzos normales, y doble subíndice para los esfuerzos de corte. El

único subíndice del esfuerzo normal indica la dirección de la normal al plano

donde actúa el esfuerzo componente y el doble subíndice de los esfuerzos de

corte indican: El primer subíndice la dirección de la normal al plano en el cual

actúa el esfuerzo y el segundo subíndice en la dirección en la cual actúa el

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

171

esfuerzo. La convención de signos para los esfuerzos en geotecnia y adoptada en

este texto, es que los esfuerzos de compresión son positivos y los de tensión son

negativos y para los esfuerzos de corte si actúan en la dirección del eje

coordenado y sobre el plano cuya normal coincida con la dirección del eje

coordenado es positivo, o cuando actúan en dirección contraria a los ejes

coordenados en una cara cuya normal va en dirección contraria a los ejes

coordenados es nuevamente positivo. Para el caso bidimensional se aplica una

convención de signos diferente. En la Figura 4.18 se puede observar que los

esfuerzos en un punto pueden ser completamente especificados por nueve

componentes. Sin embargo se demostrará mas adelante que estas nueve

componentes se reducen a seis debido a la naturaleza complementaria de los

esfuerzos. La figura resultante de considerar planos normales a los ejes

coordenados es un cubo (seis caras), en coordenadas rectangulares x, y, z.

x d z dz z zr z r z y r r z
x
d
z
dz
z
zr
z
r z
y
r
r
z

r

Figura 4.19 b) Coordenadas cilíndricas. Esfuerzos en el punto P

  • b) Coordenadas cilíndricas: Representación de una parte del cilindro, dos caras

curvas y cuatro caras planas como se muestra en la Figura 4.19.

  • c) Coordenadas Esféricas : Un punto en el continuo corresponde a una parte del

cascaron esférico, localizado a una distancia r, con un ángulo en el plano

horizontal y w con respecto a la vertical.

Para los dos sistemas de coordenadas se va a utilizar la convención general:

 

Significa esfuerzos de compresión o tensión. En el

caso del sistema

cartesiano la representación de un punto del continuo es un cubo y en el

caso de las coordenadas cilíndricas su representación es un corte de una

 

parte del cilindro, y en coordenadas esféricas en un diferencial de cascaron.

Figura 4.18.

Significa esfuerzos de corte

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

172

zz

Primer subíndice indica el plano en el cual actúa el esfuerzo, y el segundo

subíndice indica la dirección en el cual actúa el esfuerzo. Si los subíndices

xy

son iguales solo se coloca un subíndice. zz

=

z

Esfuerzo de corte aplicado en el plano x y en la dirección y.

En la mayoría de los casos para el análisis se utiliza el estado bidimensional, por

tal razón los esquemas tridimensionales se reducen al plano; y para los casos

mencionados pueden asumirse los siguientes esquemas

x Esfuerzo axial en el plano x y en la dirección x.

y

x d r r r z r r
x
d
r
r
r
z
r
r

Figura 4.20 “Sistema”, para el caso bidimensional. Esfuerzos en el punto P

Cuando se trabaja los esfuerzos en el sistema bidimensional cartesiano o polar

“dos dimensiones” Figura 4.20,

r

y

son los esfuerzos normales a

las caras y

r

y r son los esfuerzos de corte. Para que el elemento considerado este en

equilibrio se debe cumplir que r

=

r. El elemento diferencial considerado es un

cuadrilátero formado por dos arcos y dos líneas rectas sobre los cuales actúan los

esfuerzos. Existen otras formas tridimensionales de representar un punto del

continuó y que son muy utilizadas en la deducción de expresiones. Otra forma que

será presentada en este texto, es la del octaedro, que es un poliedro regular de

ocho lados donde cada lado es un triangulo equilátero.

Convención de signos

A diferencia de la resistencia de materiales en la geotecnia se trabaja con una

convención de signos diferentes para los esfuerzos normales, debido a que los

suelos y las rocas se someten esencialmente a esfuerzos de compresión. Los

esfuerzos normales son considerados positivos cuando su efecto se realiza sobre

la cara “compresión” mientras que los de tensión son negativos. En un macizo

rocoso por efecto de las discontinuidades o excavaciones se llegan a presentar

esfuerzos de flexión. Para el caso bidimensional los esfuerzos tangenciales o de

corte son considerados positivos si hacen girar el elemento en sentido inverso a

las manecillas del reloj para el caso.

En total y para el análisis tridimensional, en un punto del continuo se tienen en

cada cara de la figura que representa el punto tres esfuerzos, dos de cortante y

uno de compresión o tensión. En total, para definir el estado de esfuerzos en un

punto se deben ser nueve componentes, tres normales y seis cortantes. Los

esfuerzos en un punto de la masa de suelo o de roca pueden anotarse en forma

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

173

matricial, esta matriz es denominado tensor de esfuerzos o estado tensional en

un punto del continuo y se pueden representar en coordenadas rectangulares,

coordenadas cilíndricas y coordenadas esféricas.

x xy xz r r rz r r rw o r yx y yz r z
x
xy
xz
r
r
rz
r
r
rw
o
r
yx
y
yz
r
z
r
w
zx
zy
z
zr
z
z
wr
w
w

Coordenadas Cartesianas

Coordenadas Cilíndricas

Coordenadas esféricas

Tensor de Esfuerzos en un punto del Continuo

En esta matriz de esfuerzos se puede adoptar que cada una de las columnas

representa los esfuerzos en la dirección de cada eje y cada fila los esfuerzos

aplicados en cada plano, o también se puede organizar la matriz de otra forma y

se debe tener en cuenta su organización cuando se van a realizar operaciones

con matrices. Como la intensidad de los esfuerzos varía de un punto a otro dentro

del continuo se debe encontrar la función que describe el campo de esfuerzos

para el continuo, para esto es necesario plantear las ecuaciones que gobiernan

este campo. Para encontrar la función esfuerzo que permite evaluar el valor del

esfuerzo para cualquier punto del continuo, es necesario encontrar un numero de

ecuaciones igual al numero de incógnitas para resolver el sistema. Las primeras

ecuaciones que se van a plantear son las de equilibrio estático que se alcanzan en

cada punto del continuo, y que permiten plantear seis expresiones, tres por

sumatoria de fuerzas y tres por momentos.

4.7.3 Función esfuerzo

Para encontrar una función que permita determinar el esfuerzo en cada punto de

el continuo, o la expresión que muestre como están cambiando los esfuerzos para

cada punto del continuo es necesario plantear como mínimo el mismo numero de

ecuaciones como incógnitas existen y a partir de estas condiciones resolver el

sistema encontrando una función que es solución a las ecuaciones planteadas y

que permite determinar el esfuerzo en cada punto de el continuo. Las ecuaciones

a plantear son las ecuaciones de esfuerzos o de equilibrio estático, que se

cumplen para todos los puntos del continuo; las ecuaciones de compatibilidad de

deformaciones, si el continuo alcanzó el equilibrio bajo una condición de

esfuerzos, debe existir compatibilidad entre las deformaciones producto de los

esfuerzos aplicados; y las ecuaciones constitutivas que son aquellas ecuaciones

que relacionan los esfuerzos con las deformaciones, esto indica que a cada nivel

de esfuerzo le corresponde un nivel de deformaciones y que la ecuación

constitutiva permite establecer el comportamiento para cada nivel de esfuerzos .

Ecuaciones de Equilibrio

Las primeras ecuaciones a plantear son las de el equilibrio estático que se debe

cumplir en cualquier punto del continuo. Para hacer el equilibrio estático, se va a

considerar un punto de la masa de suelo o roca y este se va a representar por un

cubo diferencial, con las caras normales a los ejes coordenados que se tomen

como referencia y con dimensiones diferenciales. Como este punto esta en

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

174

equilibrio se puede plantear la sumatoria de fuerzas y de momentos en las tres

direcciones (Figura 4.21), de acuerdo al sistema de coordenadas adoptado y las

direcciones adoptadas. Este punto se puede representar como una parte del

cilindro o como una parte de un cascaron de esfera.

y

x z
x
z
z ’ zx yz ’ zy y ’ ’ yx xz ’ x xy ’ x
z
zx
yz
zy
y
yx
xz
x
xy
x
xy
xz
yx
dz
zy
dy
zx
y
yz
z
dx
dx

Figura 4.21 Esfuerzos en un punto del continuo, representado como un paralelepípedo

Elemento diferencial

Los esfuerzos son en hecho funciones continuas del sistema de coordenadas

seleccionado y se debe establecer la forma como cambian entre las secciones del

cuerpo, para una pequeña cantidad puede resultar una variación del esfuerzo en

valores infinitesimales. En el continuo es necesario establecer las condiciones con

las cuales los componentes del campo de esfuerzos varían pues los esfuerzos son

funciones continuas de las coordenadas y de la forma de la sección del sólido.

Para hallar ecuaciones que conduzcan a determinar esta variación se hace el

equilibrio estático en un punto, y tomando como referencia la Figura 4.21 se puede

plantear el equilibrio de ese elemento. Esto es asumir que el elemento infinitesimal

este aislado como un cuerpo y este contiene el punto P. Las dimensiones de los

lados del paralelepípedo son dx, dy, dz y las componentes de los esfuerzos en el

punto P para el plano xy se muestran en la Figura 4.22. En el sistema ortogonal

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

175

en cada plano se tiene tres esfuerzos, en el plano x se tienen los siguientes esfuerzos
en
cada plano se tiene
tres esfuerzos, en el
plano
x
se
tienen
los siguientes
esfuerzos
x ,
.
xy ,
xz
z
y
x
y
zy
x
xy
x+ x
y
y+ y
xy +
xy
yz +
yz
yx+ yx
yz
zy+ zy
y
(y+ y)
z+
z
z
a) Plano yz
b) Plano xy
z
x
zx
x
( x+ x )
xz +
xz
xz
zx+ zy
z+
z
z

c) Plano xz

Figura 4.22 Corte del elemento, fuerzas que actúan. Caso bidimensional

Si el paralelepípedo esta en equilibrio y la fuerza de inercia se asume como nula, y

el esfuerzo

x

actúa

sobre una

de las caras, en la cara opuesta y con signo

opuesto se presenta el esfuerzo x + x , la intensidad de la variación en cada

dirección depende de la función esfuerzo por el desplazamiento de un diferencial

dx en el continuo. Aplicando la serie de Taylor y despreciando los términos de

segundo orden, la función f(x) calculada un diferencial adelante será:

F(x + x) = f(x) + f´(x) dx + f´´(x).dx 2 + f´´´(x) dx 3 +… Entonces

f(x + x)= f(x)+f´(x)dx

De esta forma se tiene x = x + x

donde

=

x

  • x x

dx

luego:

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

176

’ x = x + x ; ’ xy = xy + ; ’ xz =
’ x =
x +
x ;
’ xy = xy +
;
’ xz = xz +
(4.15)
xy
xz
La variación de la intensidad de la función esfuerzo, con respecto a una variable,
es la derivada de la función con respecto al argumento. Además para el presente
caso el incremento del esfuerzo por unidad de longitud es:
x
: Variación del esfuerzo x en la dirección x.
∂ x
x
x
=
. dx
=
x
x
'
x
+
dx
y
similarmente
se
puede
definir
para
los
∂ x
∂ x
esfuerzos de corte ’ xy , ’
xz .
x
xy
zz
En la cara x’
+
dx ,
+
dx,
+
dx
x
xy
xz
∂ x
∂ x
∂ x
y
yx
yz
en la cara y’
+
dy
,
+
dy
,
+
dy
y
yx
yz
∂ y
∂ y
∂ y
zy
y en la cara z’
+
z
dz ,
+
zx
dz ,
+
dz
z
zx
zy
∂ z
∂ z
∂ z
En todo el análisis solo se han considerado las fuerzas externas, pero además de
estos esfuerzos ya planteados, existen las fuerzas de cuerpo o de inercia (como el
peso propio), que se pueden designar como dx◊dy◊dz en las tres direcciones y
que se deben tener en cuenta para el equilibrio. Como el paralelepípedo está en
equilibrio estático se debe cumplir:
Fx = 0;
Fy = 0;
Fz = 0
y
Mx = 0;
My = 0;
Mz = 0.
Al considerar las fuerzas en la dirección x, se debe multiplicar cada esfuerzo por el
área en la cual actúa y se tiene la magnitud de la fuerza en cada dirección, luego
en la dirección del eje x se tiene
Fx = 0
xy
x
zx
+
dx dydz
dydz
+
+
dy dxdz
dxdz
+
+
dz dxdy
dxdy
x
x
yx
yx
zx
zx
x
y
z
xy
x
zx
Simplificando se tiene
dxdydz +
dxdydz +
dxdydz
dxdydz
= 0
∂ x
∂ y
∂ z
Eliminando dxdydz de todos los sumandos se obtiene una primera ecuación
diferencial con base en el equilibrio estático:
x
yx
zx
+
+
+
= 0
(4.16)
(Ecuación Diferencial)
∂ x
y
z
En forma similar se obtienen las otras dos ecuaciones del equilibrio estático,
haciendo sumatoria de fuerzas en cada dirección.
XY
y
ZY
zx
yz
z
+
+
= 0
(4.17)
+
+
= 0
(4.18)
z
∂ x
y
z
∂ x
y
z

dxdydz = 0

Las expresiones 4.16, 4.17 y 4.18 son las tres ecuaciones diferenciales que

resultan de establecer el equilibrio estático expresadas en esfuerzos totales,

también

es posible expresarlas en

esfuerzos efectivos y se

expresión

=

+

=

+

h ,

luego se tiene:

debe

partir

de

la

Geotecnia Básica

zEsfuerzos 177

∂ ∂ ' ∂ h ∂ ∂ ' ∂ h ∂ ∂ ' ∂ h x
'
∂ h
'
∂ h
'
∂ h
x
x
y
y
z
=
+
,
=
+
,
=
+
(4.19)
w
w
w
∂ x
x
∂ x
∂ y
y
∂ y
∂ z
z
∂ z

Sustituyendo estas expresiones en las tres ecuaciones de equilibrio nos quedan

las ecuaciones expresadas en esfuerzos efectivos, donde ’ es el peso unitario

efectivo o sumergido del suelo, debe observarse que los esfuerzos de corte no se

ven afectados por la presión de poros. En la expresión 4.20se asume que la

orientación de los ejes coincide z con la dirección vertical por tal razón no hay

componentes en x y z.

∂ ∂ ∂ ∂ h yx x zx + + + = 0 w ∂ x
∂ h
yx
x
zx
+
+
+
= 0
w
∂ x
y
z
∂ x
∂ h
y
xy
zy
+
+
+
= 0
w
∂ y
x
z
∂ y
∂ h
yz
z
xz
'
+
+
+
w
∂ z
x
y
∂ z

(4.20)

= 0

Estas tres ecuaciones de equilibrio no son suficientes para resolver el tensor de

esfuerzos que esta compuesto por nueve incógnitas, luego se hace necesario

plantear más ecuaciones y para cumplir con el equilibrio se puede plantear la

sumatoria de momentos. Considerando los momentos que las fuerzas existentes

ejercen en el elemento respecto a un eje que pasa por el punto P, el cual es

centroide del elemento y paralelo a z, Figura 4.19 se tiene:

∂ dy dy ∂ dx dx yx xy + dy dxdz + dxdz + dx dydz
dy
dy
dx
dx
yx
xy
+
dy dxdz
+
dxdz
+
dx dydz
dydz
= 0
yx
yx
xy
xy
∂ y
2
2
x
2
2
dy
dy
dy
dx
dxdz
+
yx
dxdydz
+
dxdz
dydz
xy
YX
yx
xy
∂ y
∂ x
2
2
2
2
dy
dy
(
)
yx
xy
Factorizando dx = dy = dz se tiene:
dxdz
+ dxdydz
= 0
yx
xy
2
2
∂ y
y
Simplificando e integrando se llega a:
;
(4.21)
yx = xy ;
yz = zy
xz = zx
  • d

Esto implica que para mantener el equilibrio en el elemento seleccionado dentro

del continuo, se tienen tres esfuerzos de corte complementarios o dependientes

que actúan sobre la cara opuesta, para mantener el equilibrio por rotación. Luego

de los nueve esfuerzos del tensor, solo se necesitan seis componentes

independientes para definir las componentes de los esfuerzos en un punto del

continuo; de los seis esfuerzos hay tres axiales y tres de corte así: x , y , z , xy ,

yz , zx , para lo cual solo se tienen tres ecuaciones, luego es necesario establecer

otras ecuaciones.

Así las ecuaciones en el campo tridimensional, que determinan el equilibrio son

estáticamente indeterminadas. De esto se puede deducir que no es posible

obtener una solución o una función de esfuerzos con las ecuaciones de equilibrio

únicamente. De las deformaciones que se presentan en el punto seleccionado, se

establecen otras ecuaciones que componen las ecuaciones de compatibilidad de

Geotecnia Básica

zEsfuerzos

178

deformaciones y de la relación de esfuerzos deformaciones se obtienen otras

ecuaciones o ecuaciones constitutivas, y con este sistema de ecuaciones e

incógnitas se puede hallar la función esfuerzo para cada condición.

Ecuaciones de Equilibrio en Coordenadas Cilíndricas

Las ecuaciones de equilibrio estático también se pueden plantear para el sistema

de coordenadas cilíndricas (r, , z), como se muestra en la Figura 4.19. Pero en

cualquier sistema solo se tienen tres ecuaciones diferenciales de equilibrio para

determinar seis componentes de esfuerzos.

Las ecuaciones diferenciales de equilibrio referidas a un sistema de coordenadas

cilíndricas se pueden determinar, haciendo la sumatoria de fuerzas en las tres

direcciones así: r = 0;