Вы находитесь на странице: 1из 263

ELVIRA C.

RIEGO
en complicidad con el amado
Anciano de Días
Diseño Tapa:
Elvira C. Riego • Antonio J.M. Riego

Diagramación General:
Antonio J. M. Riego

Dibujos:
Elvira C. Riego

DESCORRIENDO LOS VELOS - Historia de una Vida Multidimensional


1a ed. - Córdoba : El autor, 2009.
320 p. ; 21x13 cm.

ISBN 978-987-1275-15-1

1. Metafísica. I. Título
CDD 110

Fecha de Catalogación: 11/06/09


Temática: Nueva Conciencia

Queda hecho el depósito que previene la ley 11723


1ra. edición Junio de 2009
I.S.B.N. 978-987-1275-15-1
Libro de edición argentina
Impreso en Córdoba, República Argentina

© Elvira C. Riego*
© Bitácoras de la Nueva Conciencia

*Correo Electrónico: isis.hoy@gmail.com


Versión multidimensional de mi existencia
como alma en multi experiencias de tiempo espacio
Mamá,
finalmente, hice lo que me pediste hace tanto tiempo
DEDICATORIA

A todos los que se abstuvieron de juzgarme


AGRADECIMIENTOS

A la humanidad toda, por atreverse a hacer este


viaje de ambición faraónica.

Y en particular…
A mis Titulares de Cátedra del otro lado del velo.

A quienes me enseñaron a dudar,


porque así conocí el principio de la incertidumbre.

A quienes me enseñaron a confiar en mí,


porque así conocí el principio de la fe.

A la oración que me enseñaron desde pequeña, porque me


enseñó el valor de comunicarme con lo sublime.

A quienes me pusieron piedras en el camino,


porque me enseñaron que los límites sólo existen en la mente.

Debería escribir
un libro entero de agradecimientos.
(mi vida es un muestrario de “agradeceres”)

Agradezco entonces
a mis elecciones,
humanas y divinas,
todas ellas.
ÍNDICE

CONTENIDO
DEDICATORIA .......................................................................... 11
AGRADECIMIENTOS ..................................................................... 12
ÍNDICE ..................................................................................... 13
COMENTARIOS ......................................................................... 17
INTRODUCCIÓN ..................................................................... 39
¿QUIÉN SOY? .................................................................... 41
DE GAIA PARA ISIS ................................................................ 43
LOS RELATOS ........................................................................... 45

CAPÍTULO I
_________________________________________________________
TIEMPO DE RECORDAR 47
EL DOLOR DEL OLVIDO ............................................................. 51
LA ATLÁNTIDA ........................................................................ 55
WUDANG .................................................................................. 59
EL MAPA SECRETO ................................................................. 61
QUIRÓN EL SANADOR HERIDO ............................................... 67
QUIRÓN, CLAVE DE SOL Y ADN ................................................ 69
QUIRÓN, CAPAZ DE CURAR A TODOS ....................................... 73
NICODEMO Y LOS PUNTOS DE VISTA ....................................... 75
LUNA, DE REGRESO ................................................................. 79

CAPÍTULO II
_________________________________________________________
TIEMPO DE LECCIONES 81
INTENTANDO DISOLVER UN CÁNCER ...................................... 85
LA PACIENCIA ...................................................................... 87
MI CADERA .............................................................................. 89
CUANDO LA DULZURA ABRUMA ............................................. 89
COSECHÁRAS TU SIEMBRA ...................................................... 93
EL GUARDIÁN DEL ACONCAGUA ............................................ 95
EL ÁNGEL DE LA MUERTE ......................................................... 99
METATRÓN .............................................................................. 101
EL ANCIANO DE DÍAS .............................................................. 103
ABRAHAM .............................................................................. 105
ADAMUS .................................................................................. 107
THOT ........................................................................................ 109

13
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

KUAUTHEMOC ......................................................................... 111


ÁGUILA BLANCA ..................................................................... 113
SAN FRANCISCO DE ASÍS ......................................................... 117
NEFERTITI ............................................................................... 119
LA OSCURIDAD Y YO ................................................................ 121

CAPÍTULO III
_________________________________________________________
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO 123
LOS LAZOS ENERGÉTICOS QUE NO NOS SUELTAN .................. 127
DE MANIPULADORA INCONSCIENTE
A CREADORA CONSCIENTE ..................................................... 131
EL INFINITO Y EL VUELO DEL ÁGUILA .................................... 133
CRUZANDO EL INFIERNO ............................................................ 135
EL PORTAL DE PAMPA DE ACHALA ......................................... 139
LA BOCA DEL LOBO ................................................................... 143
RECLAMOS ¿HUMANOS? .......................................................... 147
UN GRIS EN MI CONSULTORIO ................................................. 149
LOS DUGPAS Y EL ROBO QUE NO FUE ........................................ 153

CAPÍTULO IV
_________________________________________________________
TIEMPO DE DUDAS 155
DURMIENDO EN EL REGAZO DE MARÍA ................................... 159
PARA CUANDO MI ESPÍRITU DESPEGUE DE MI CUERPO ........ 163
EL ARCÁNGEL MIGUEL Y SU ESPADA ....................................... 163
LA CASA DE DESCANSO DE MARÍA ........................................... 167
EL EGO ACUSA RECIBO ............................................................. 169
NOCHE DE VUELO CON DUDAS .................................................. 171

CAPÍTULO V
_________________________________________________________
TIEMPO DE CERTEZAS 171
LOS DIBUJOS ............................................................................ 175
ENCUENTROS DE SANACIÓN CON MI MADRE .......................... 179
SOLTANDO LOS VIEJOS CIRCUITOS ......................................... 183
TRATANDO DE AYUDAR ....................................................... 185
HISTORIA DE UNA MANIFESTACIÓN ...................................... 189

14
ÍNDICE

EL SALTO CUÁNTICO. VOS, YO ¿Y CUÁNTOS MÁS? ................... 193


EL ABISMO ............................................................................... 201
SHAMBALA .............................................................................. 203
NADIE TE EXAMINARÁ .......................................................... 205
EL AMOR NUEVA ENERGÍA ................................................... 207
CERTEZAS ................................................................................ 209
GAIA, DE PARTO ....................................................................... 211
DESDE LA UNIDAD, TODO ES POSIBLE ...................................... 213
UN DODECAEDRO ENTRÓ A MI CASA ........................................ 215

CAPÍTULO VI
_________________________________________________________
TIEMPO DE AGRADECIMIENTOS 215
GRATITUD DE GRATITUDES .................................................. 219
A LOS MAGOS DE OTROS TIEMPOS ......................................... 221
LE DEBO UNA CANCION ............................................................ 223
AGRADECER, BENDECIR, CELEBRAR, RECONOCER, HONRAR ... 225

CAPÍTULO VII
_________________________________________________________
TIEMPO DE CONTACTO 227
EN LAS PLÉYADES .................................................................... 231
ASHTAR Y LA DUDA ................................................................. 233
JULIUS, EL ARCTURIANO ........................................................ 237
POST CELEBRACION ................................................................. 241
YO NO PIDO QUE ME RESCATES QUERIDO COMANDANTE ... 243
EN ERKS .................................................................................... 245

CAPÍTULO VIII
_________________________________________________________
TIEMPO DE CONMEMORAR 245
LOS ACUERDOS QUE SE CUMPLIERON ...................................... 249

CAPÍTULO IX
_________________________________________________________
TIEMPO DE RECONEXIÓN 253
MIS ELECCIONES HUMANAS Y DIVINAS ................................. 257

15
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

CAPÍTULO X
_________________________________________________________
TIEMPO DE INSPIRACIÓN 271
EL HUNAB KU, LO QUE NUTRE ETERNAMENTE ........................ 275
MIS HIJOS, LO QUE NUTRI ........................................................ 277
LOS QUE ILUMINAN, NUTRIENDO EL ALMA ............................ 279
CONEXIÓN SAGRADA .............................................................. 287

CAPÍTULO XI
_________________________________________________________
TIEMPO DE CONEXIÓN SAGRADA 287
UN NUEVO ENSAMBLE ............................................................. 291
¿Y QUIEN ERES TÚ? ................................................................... 293
YO SOY UN HUESPED PRIVILEGIADO ....................................... 295
EPÍLOGO ................................................................................... 297

GLOSARIO ................................................................................ 299

16
COMENTARIOS

MÍSTICOS SOMOS TODOS


Inés, Filósofa, mi hermana mayor

Sí, querida hermana, todos somos místicos, o potenciales o actua-


les, porque la ‘conexión sagrada’ al Dios que nos habita y la búsqueda
de encuentro personal con Él, las llevamos muy hondo, muy dentro
del corazón, aunque las voces profanas del mundo y de tantos discur-
sos dichos desde la ‘razón fría’ se encarguen de opacarlas, a veces, de
enfermarlas, otras, o de ocultarlas, en un gran número de personas.

Tu experiencia de lo divino, volcada en estas preciosas páginas, ha


sido tan viva y acogedora que a través de ellas has ‘tocado’ a Dios y al
mismo tiempo a otros que ‘se debían’ a sí mismos un viaje no turístico
ni de mero placer, sino un viaje de vida como el tuyo, a las profundi-
dades de ese ‘castillo interior’ de que hablaba tan bien Teresa de Ávila,
un castillo que tiene tantas ‘moradas’ o habitaciones como ‘dimensio-
nes’ recorres en tu viaje multidimensional.

En sus viajes interiores de indudable proyección exterior, los gran-


des místicos han coincidido en dejarnos al menos estas consignas, que
tú también has plasmado desde tu propio imaginario místico:
Que todos tenemos una misión en la vida que debemos aprender a
escuchar y respetar, la que se asume en libertad o no se asume.
Que lo que vivimos, por más doloroso que sea, nunca es absurdo ni
insignificante si lo vemos revestido del amor incondicional que todo lo
envuelve;
Que el bien hecho nunca se pierde porque es la objetivación más
grande del amor, es decir, que quien ama de verdad se responsabiliza
siempre por el bien del otro;
Que este bien vestido de amor y cuidado es la fuerza más poderosa
del universo, capaz de curar nuestras heridas y enfermedades, del cuer-
po y del alma, mejor que cualquier medicina o terapia;
Que sólo porque Dios te amó primero, infinita e incondicionalmente,
pudiste amar a los otros a través de este camino inusitado de tu propia
sanación interior.

Y si estos ‘qué’ son verdaderos por haberse encarnado en un ‘quién’,


cada quien que entre a la sinfonía de tu libro sabrá que es un poco
17
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

entrar a la más íntima de tus moradas, a tus heridas y a tus curadores,


descorridos ya -¿todos?- los velos. Si quedaran algunos sin descorrer,
todavía tienes contigo al buen compañero Kronos que te regala la gra-
cia del tiempo vital.

Decía Miguel de Unamuno, un gran agónico buscador de Dios, que


mientras más personales logramos ser y mientras más singular es nues-
tra experiencia, más universales somos. Otra de las bellas paradojas
de que está plagada la existencia humana.

Tu conexión sagrada es precisamente eso, un viaje personalísimo a


la interioridad personal habitada por el Dios Amor, que, por ser tal,
deja leerse en clave universal posibilitando así que otros y otras poda-
mos vernos reflejados en tu mensaje y en tu búsqueda. Por eso, siem-
pre, la relación y la reciprocidad son las llaves que abren las puertas
del alma detrás de las cuales solemos encerrarnos, por miedo, por so-
ledad, por egoísmo, por falta de amor…

Maravilloso desafío y maravillosa invitación que nos haces a tus


lectores, Elvira, no sin antes haberlos vivido en tu propia carne, de ahí
su inmenso valor:

Porque es posible des-correr los velos del alma si nos ‘dejamos ser’
-como la rosa que simplemente está ahí, sin por qué- por la Luz que
nos habita e interpela.

Porque es necesario adentrarnos en ese viaje inédito, sin segurida-


des de ninguna índole, sólo asidos a la seguridad de un Dios que nunca
nos arrojaría a la hostilidad del mundo sin darnos antes sus armas
amorosas, ni nos condenaría a la nada o al sinsentido sino, por el con-
trario, nos arropará en su abrazo infinito sin condiciones.

Porque, movidos por tu mensaje, podemos tener esperanza en que


el ser humano no se convertirá en su propio verdugo, a pesar de tantas
señales negativas y devastadoras, porque siempre tendremos místicos
de carne y hueso entre nosotros que nos enseñarán a caminar esta
vida teniendo por norte la llama del amor divino que jamás se apaga.

18
COMENTARIOS

LA EXPERIENCIA DE IR MÁS ALLÁ


Carola, Psicoanalista Lacaniana, 36 años

Recorro la trama del libro y su saber. Un libro profundamente sin-


cero, autoreferencial. Escrito por un bello ser desde su mirada
multidimensional, hoy, aquí y ahora, con esta conciencia. Y esta mis-
ma conciencia que le permite ir y venir en el tiempo produciendo su
propia escritura, su propia historia. Esta historia real, sí, absoluta-
mente verdadera, su verdad.

Ese saber al cual accedemos descorriendo velos. Esta historia que


me remite a una Odisea para comparar los avatares que son parte de
este camino de conocimiento y de transformación. Y me atrevo un poco
más y la nombro como el camino hacia una identidad
multidimensional.

Cómo comienza este recorrido….Elvira nos habla de su encarna-


ción última y el dolor del olvido, su camafeo y la pluma pequeña. Es el
dolor de la separación, la densidad de la dualidad y con temor dice:
- ¡Si paso esa franja no voy a recordar nada!

Es, quizás, con esa pluma que ella nos escribe sus recuerdos, en los
templos de Tien de la Atlántida, El Monasterio de Wudang, la época
de Jesús, su mapa y la resignificación de lo que dice Jesús en uno de
sus sermones: "Teniendo oídos no oyen y teniendo ojos no ven", Egip-
to. Sus experiencias de dudas, de certezas, de entrenamiento. Esa plu-
ma que le ayudaría a saber cuál era su misión.

Hay un momento en el camino que me parece significativo. Me re-


fiero a la experiencia de ser excomulgada por la Iglesia católica. Cuan-
do te quedas fuera de lo ligado, de la religión, de lo que nos da una
estructura. La institución más duradera, contradictoria, separativa e
incoherente en la historia del ser humano.

Éxtima, despojada, dolorosamente al comienzo, emprende este viaje


de regreso a lo desconocido que paradójicamente es ese saber más ín-
timo. Su viaje de vuelta, probático desde el exilio. Maravillosamente
ella encuentra el vacío y descubre que lo sagrado está más allá de cual-
quier religión.

19
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

No hay intermediarios entre ella y lo sagrado. Soportó su incerti-


dumbre y dejó que su corazón contestara. Esa certidumbre, que late
en el silencio interior constante, en el vacío. Así ella pudo comunicar-
se con ese saber, descifrando jeroglíficos, con el lenguaje de la luz.

Sus entramados no intentan dar un nuevo conocimiento que se


ubique en el lugar de la única verdad o de una conversión a modo de
arrepentimiento. Creo leer la intención de compartir la experiencia de
algo desconocido. Esto me evoca a la palabra griega “Metanoia”, que
quiere decir “ir más allá de todo lo conocido”.

Sus textos nos transportan, el tiempo lineal desaparece, no hay cro-


nología. Y es por ello que abrimos la puerta dimensional en donde los
velos son más finos, esos vórtices maravillosos, portales a otras di-
mensiones. Allí nos relata su encuentro con seres extraordinarios.

Compañeros invisibles en esta dimensión de nuestro viaje, pero que


se hacen tan visibles de su mano. Nos los presenta, a través del sonido
de sus palabras y sus dibujos, ellos son transportados a esta tercera
dimensión. Su lenguaje nos activa, permitiéndonos recuperar nues-
tra memoria celular perdida.

Es muy claro su mensaje ¿Qué es lo que nos permite abrir la puer-


ta? Es el amor, esa energía que se transmite en cada una de las pala-
bras utilizadas. Es la intención divina de la creación multidimensional
la que produce esa alquimia.

Y cuando esto sucede, se abren las puertas a la comprensión de qué


es la realidad; y debo advertir a los lectores: no hay marcha atrás. Uno
se vuelve protagonista.

El acto es una creación, no una reacción. Y este libro es creación, ya


que transmite palabras habladas con sabiduría. Esta creación emerge,
adviene, se construye en esta travesía. Es un saber construído a partir
del entendimiento de que la verdad no está afuera, que cada uno tiene la
capacidad de encontrar su verdad. Y para ello, en primer lugar está el
recuerdo y la certeza de que no estamos separados del Todo.

Dios parecería ser un código que está en el vacío de la creación, y su


conciencia es parte de todo el Universo. La conciencia inteligente y el
20
COMENTARIOS

vacío son una misma cosa. La verdadera creación ocurre en ese vacío. Y
Elvira salta a ese vacío infinito, no duda de que ése es el paso correcto.
En esta creación se encuentra la cuantía de creer y el valor de la
palabra como milagro.

Como en la Odisea, Elvira nos relata su viaje de experiencias que la


llevaron a tomar conciencia de su ser multidimensional. Ella ya no es
la misma, no puede volver a ser lo que era.

Y nos revela algo: lo que hagas y lo que no hagas con esa luz inter-
na, será lo que abra o cierre la puerta que te lleva al Oasis, la puerta
de la multidimensionalidad.

Decides tú: creer o no creer.

21
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

EL FIN DEL ESOTERISMO


Diego, estudiante, 20 años

Hola lectores, mi nombre es Diego. Vivo en una ciudad dentro de la


provincia de Santa Fe. Tengo 20 años de edad y actualmente curso
tercer año de mis estudios Técnico Superior en Informática y en Infor-
mática Aplicada del año 2009.

Les contare como conocí a Isis: Todo comenzó en una de las noches
de aburrimiento, en la cual entro a mi MSN y participo de una charla
que arma un amigo que incluía varios contactos, una charla intere-
sante. Luego de todo esto, me maravilló la forma de ser, pensar y ac-
tuar de una de las participantes, lo que me motiva a agregar a mi lista
este contacto “ISIS”. Llamaba a mi curiosidad, y quise conocer más.

Otra noche me encuentro con ella, y algo inesperado pasó: Tuve


una extraña sensación al ver su foto, una sensación de conocer, mi ser
me decía que la conocía pero no sabía de donde.

Recordé que nada de lo que sucede al alma se olvida, aunque aún


no puedas reconocer el vínculo. Siguiendo la charla empiezo a sentir
algo de calor y dos fuertes presencias que se aproximaban hacia mí,
seguido de una voz muy dulce y pausada que tranquilizaba el alma y
daba gusto oír. Esa voz me pedía que le diera un mensaje a ella. Comu-
nicándole el mensaje me confirma que eran seres de Sirio y luego de
despedirse, dejaron una tranquilidad enorme en el lugar.

Poco a poco el vínculo de amistad creció junto con un sinfín de


experiencias agradables que dan gusto recordar y saber que se tiene
una amistad tan cálida e incomparable con ella, con Isis.

No sólo la informática es mi pasión, sino el placer por la filosofía y la


creación. Desde niño me apasiona los misterios de la vida y tengo expe-
riencias similares de las que detalla Isis en su libro, que es una bitácora
de sucesos de la verdadera realidad, realidad que muchos no ven.

Quizá porque no se animan a desvelar los velos, por miedo o por


resultar indescriptibles para algunos y prescindibles para otros, tal vez
difíciles de entender pero que debemos entender, ya que de eso de-
pende nuestro avance como cultura y el fin del esoterismo. Porque el
22
COMENTARIOS

misterio es misterio cuando deseamos que lo sea, y si deseamos saber,


nada impedirá que sepamos.

El misterio como un camino incierto que impide y obstaculiza el


avanzar del hombre, del hombre como persona, como ser pensante y
racional. En nuestra vida cotidiana nada es incierto, un ejemplo claro
sería el de ir a estudiar, yo voy a estudiar siguiendo un cronograma,
este cronograma no es un misterio y me permite avanzar en mi curso
sobre el estudio que realizo. En la vida, tampoco hay misterios, el ser
se estanca cuando duda y cuando no quiere descorrer los velos y avan-
zar sobre la verdadera realidad, realidad que muy pocos saben o reali-
dad que muchos saben sin saber que la es.

“Descorriendo los velos” es un libro que no escapa de lo real, debe-


ríamos preguntarnos ¿Qué es la realidad?, ¿qué la irrealidad? ¿Lo que
queremos ver? ¿Lo que no vemos?
Estamos en un mundo donde los velos nos cubren y no podemos
ver, ver lo que debemos ver y que por alguna razón no vemos.

Todo cambia cuando uno descubre el sentido de la realidad y des-


cubre que vivimos en un mundo de irrealidades, o al revés: que Todo
cambia cuando uno descubre el sentido de la “irrealidad” y descubre
que vivimos en un mundo de realidades.

Mi interior dice que todos sabemos, pero no queremos creer y


embebernos en lo que sabemos que es verdad. Solo que no la considera-
mos como real, porque no está dentro de lo que creemos como verdad.

23
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

LAS OTRAS MIL Y UNA NOCHES


Oscar, Pintor, 81 años

De ser muchísimo más joven, podría, escondido entre las som-


bras de los árboles y en una noche de plenilunio, esperar su paso, al
acecho y en un gesto de valor extremo, rapto a la autora de estas
maravillosas páginas.

La subo a mi Pegaso alado y contra los reflejos argentados de la


luna la deposito en mi palacio de 73 habitaciones que previamente
habré construido en la cima de mi montaña azul. De mármol, muy
alto, quizás como el Taj Mahal. Lleno de ojivas y minaretes y fuentes
llenas de flores. Y odaliscas y eunucos, y yo no sé qué cosas más.

Y durante MIL Y UNA NOCHES deberá contarme, minuciosamen-


te, todas sus experiencias mágicas y “acontecidos”.

Desde mi más tierna juventud y lejos en la distancia, he amado el


pensamiento monista de las filosofías orientales (TODO ES DIOS.
Nada existe fuera de Él, ni yo, ni el bebé de Rosemary). Nada más que
por su sentido lógico y evidente. Con sólo mirar bajo una piedra, la
miríada de vidas que se mueven bajo su protección. Y los girasoles
siguiendo la luz del sol, y las células y los átomos…

He llorado con Sri Ramana Maharishi, con Budha, con Krisna y


Lao Tzé, y no lo pude hacer - hasta ayer - con Jesús y María, ahora mis
nuevos y maravillosos amigos.

Porque me los robaron por tantos años los férreos dogmas elaborados
por hombres en busca del PODER y signados por la ignorancia. Y que no
tenían ni tienen el mínimo conocimiento de las causas de sus razones. Por
supuesto, no mucho más que nosotros inflados por las razones de los
egos, antítesis del YO SOY DE LA CONCIENCIA CÓSMICA.

Son o somos silos acopiadores de acciones y experiencias fallidas,


por no ser completas, de la verdad de cada acción y de cada instante.

No puedo negarlo. Tengo un poco de sana envidia -si se puede decir


sana- de esta querida autora. Tan fácil le es hablar desde su Cristo al
CRISTO CÓSMICO… Yo también lo hago, pero desde mis creencias. Son
24
COMENTARIOS

limpias y aseadas, pero reconozco que lo son desde mi mente finita.

Ella, la mente, tan necesaria para las contingencias de la vida, de la


acción, como hacer una sopa o manejar un automóvil, pero incapaces,
repito, de ver más allá de sus valores establecidos.

Duros enfoques del estructurado ego: ¡Yo y los demás!

Los merecimientos (de la autora) deben ser grandes. Quizás mu-


chas vidas de experiencia, de trabajo sobre sí, de amor, para ser asisti-
da permanentemente por la Madre Gaia, María (que cuando camina
parece deslizarse), y Kwan Yin, y… ¡así es fácil!

Pero como soy astuto me queda una gran posibilidad: deslizarme


subrepticiamente por la chimenea de la cocina del Señor… y bueno…
¡ya veríamos!

¡Albricias! La Familia está en casa. ¿Es un invento mío?


No sé…,¡pero está en casa!

25
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

SOMOS CAMINANTES APRENDICES


Antonio Riego, Diseñador Gráfico, Dibujante, Escritor.
Mi hermano menor

Sin dudas los hechos que van conformando la experiencia personal


van haciendo surcos en nuestra vida, dejando cicatrices, huellas y lu-
ces. Y así nos vamos definiendo. Podemos ocultarnos o mostrarnos,
ser transparentes o turbios, y o ser mezquinos o desprendidos con es-
tos tesoros del corazón. Partícipes del infinito juego del equilibrio.
Donde claros y oscuros, sístoles y diástoles o el ritmo del áncora de un
reloj van imitando el tiempo y nos acercan al infinito.

Creo que, en ese sentido, este libro te “define” en una rara para-
doja. Pues ¿Cómo se define el infinito? o ¿Cómo limitar lo ilimitado?
Si definir significa poner límites. Será porque la generosidad del es-
píritu trasciende los sistemas de medición humana. Entonces te digo
gracias por compartir tan desinteresadamente esta bitácora.

Somos caminantes aprendices o peregrinos devotos en el viaje de la


vida. Somos una suerte de accidentes y necesarios protagonistas
disparadores de los mismos. Casuales y causales. Y en alguna parte estoy
seguro que coincidiremos, y es en que nos hemos cruzado y que nos vol-
vemos a cruzar en las esquinas de este inmenso presente.

La respuesta está en nuestras decisiones y el significado responsa-


ble que le demos a nuestra libertad. Lo que creemos se manifiesta y lo
creado debe amarse y respetarse en tolerancia sin fin. Hay respuestas
en “tu principito” (universo interno e infinito) “Si creas, hazlo de tal
manera que entre Dios y vos no exista diferencia”. Sólo así se puede
dar ese es el salto a la inmensidad.

Me confieso un creyente y un eterno contemplativo del mundo


espiritual. Convivimos con esas elecciones y nos compartimos en esa
fe que hace nuevos los universos. En esa conciencia sincrónica me
voy a dar esta oportunidad multidimensional de mirar una y otra vez
tu velo descorrido. Luego correré los míos y te invitaré a mirar.

Gracias de nuevo.

26
COMENTARIOS

YO SOY EN TÍ, Y TÚ ERES EN MÍ


Iliel, Guardián del Espacio, 28 años

Gracias por posar sus ojos en estas páginas. Es importante para


todos, que todos comencemos a reconocer lo que por mucho tiempo
estuvo cerrado para los ojos de los seres humanos. Es tiempo de que la
verdad salga a la luz, y la verdad reside en cada uno de nosotros.

Por eso con este maravilloso texto descubrirán la verdad de mi ama-


da hermana Eiel y su viaje, porque ella en su exquisita experiencia en
este plano, contará la verdad vivida a su manera tan única y perfecta.

Nadie puede ver o sentir como ella siente, y eso es lo que hace único
este libro y lo que hace única esta experiencia.

Para todo aquel que se adentre en este espacio único, tendrá que
sujetar sus brazos a su espíritu y unificar su mente y corazón, para
poder sentir más allá de las palabras.

Más allá de todo juicio racional, aquí existe la magia, y donde está
la magia no hay límites mentales, racionales, o límites humanos.

Desde ese lugar, los invito a que vivan cada relato y experiencia con
un corazón abierto, como un amigo fiel que escucha a su hermano
después de atravesar, desiertos, ríos, mares, y montañas en la noche.

Dispuesto a absorber, diluir y trascender sus historias sin quedarse


atascada en ninguna, pero observando la maravillosa experiencia en
cada una.

De esto se trata el viaje de Eiel. Yo no creo que nadie venga con una
misión a la tierra, más que el “viajar” en sí mismo.

Y en ese viaje atrevido que Dios decidió hacer, en millones de par-


tes, se rescata a sí mismo a través de otras partes. Pero no es un resca-
te, sino un recordatorio de lo que Dios verdaderamente es: Unidad y
Amor. Y ante todo lo Es, por que esto Es lo único real.

Y reside en el interior de cada ser.

27
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Desde mi verdad no la verdad, os dejo mi mano tendida para que


cuando lo sientan, pidan un apoyo en lo que desean.

Porque yo soy en tí, y tú eres en mí eternamente en la unidad. Dan-


zando, en el mágico viaje, desde el Hogar hasta el Hogar.

Gracias, miles de bendiciones.

Vuestro hermano Iliel.

28
COMENTARIOS

EL ATOMO UNIVERSAL
Silvia, Médica Homeópata, 49 años

El túnel del tiempo está abierto… hacia delante y hacia atrás.


Recobrar la conciencia de ser inmortal, permite al alma brillar,
donde hoy está. Todo pierde sentido, desde el ego conocido.
Ya no tiene importancia el logro personal, ni los quereres… el bien y el
mal, son ataduras de moral, que nada tienen que ver con el ser total.
Caminantes de las estrellas, nos recuerdan esa verdad.
Alertas están a que cada quien se comunique con su realidad.
El velo y estar sumidos en la oscuridad es condición
de no hacerse cargo de quienes somos en realidad.
El cielo está poblado, como nuestra tierra, de tanta vida,
que es una estación más … nos detenemos en este viaje,
que creemos el final;
pero es el alma la que decidirá hasta cuándo durará...
cuerpo de luz es la nave que al girar, nos traslada a donde decidamos llegar.
El impulso y la velocidad, es la energía que reservada está,
en nuestro cuerpo físico que es mortal.
Pero al recuperar la libertad, que hoy se permite desde la voluntad…
vamos y volvemos por la inmensidad.
Estrellas y planetas, esperando están que esta conciencia de
expansión total nos permita regresar a la posibilidad de encontrar,
todos los fragmentos de nuestro Átomo Universal.

29
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

¿CUANTOS VELOS ESTAMOS DISPUESTOS A DESCORRER?


Natalia Brusa, Periodista, 35 años

“Descorriendo los velos” es un libro que no intenta convencer-


nos de nada.

Es la crónica de un viaje individual y universal al mismo tiempo,


místico, religioso, emotivo, sensorial y espiritual.

Es un libro que puede leerse en diferentes planos, y en todos ellos


nos alimenta de la misma manera.

Si uno no conociera a la autora de este libro podría creer que cada


una de esas revelaciones, tan humildemente contadas, son producto
de la imaginación de una mente sin límites, pero cuando se ha tenido
la oportunidad de sentarse frente a frente con Elvira y de mirarla a los
ojos, sabe que lo que ella ha escrito es absolutamente real.

No obstante ello, y aunque pueda parecer una paradoja, uno tam-


bién siente que ella no espera que lo compartamos en un ciento por
ciento, porque la autora está convencida de que no existe un camino
universal sino que cada uno debe descubrir el suyo, eligiendo qué velo
descubrir, en qué tiempo y de qué manera.

Las páginas de Elvira Riego nos invitan a preguntarnos qué es lo


real, qué es lo imaginario, qué se esconde detrás de los símbolos, qué
mensajes nos traen nuestros sueños…

Pero principalmente nos replantean cuánto queremos saber de


nosotros mismos, cuántos velos estamos dispuestos a “descorrer”
para finalmente hacernos cargo de quienes somos, para hacer bri-
llar nuestra luz.

Esta poesía escrita por mí, me delata en sintonía con “La pacien-
cia”, incluida en ésta páginas.

Queloide

El cuerpo tiene memoria de la herida,


del tajo lacerante...
30
COMENTARIOS

en la piel
cicatriza y recuerda
y es esa marca rugosa y palpable
la que reanima el golpe lejano.

Cómo negar entonces la piel que recubre el alma


si son sus cicatrices las que gritan que existe.

El alma, se permite cada tanto


un recambio de piel.
No borra sus marcas,
no las disimula ni las oculta.
Las atesora.
De noche, amparada en el cuerpo que reposa
explora sus umbrales
las acaricia, se busca y reconoce en ellas.
Porque el alma no sabe cómo negar heridas.

31
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

YA NO SOY LA MISMA PERSONA


Viviana, Secretaria Ejecutiva, 50 años, paciente y formanda.

Cuando me crucé con Elvira no imaginaba hacia donde camina-


ría hoy. Creía que era una “casualidad”, según el pensamiento de la
vieja conciencia. Y empecé a andar sin pensar hacia donde iba.

Hoy puedo decir con claridad que no fue “casual”, porque todo su-
cede por una razón.

Obviamente que el camino lo vamos haciendo nosotros con nues-


tras creaciones y con la recuperación de nuestra memoria celular y
con el querer o no querer modificar nuestras realidades.

La persona que somos, con nuestras capas de mucho tiempo, es


a veces agnóstico y hasta que uno no “ve” con los propios ojos, no
cree. Tropezamos y retrocedemos. Luego la fe comienza a volver,
porque decidimos continuar avanzando.

Cuando comencé a leer el libro no pude detenerme hasta la última


página. Y no me lo “comí”, solo que no podía dejarlo. Él no me dejaba,
y quería saber más y más.

Y sentí una plenitud y un gozo en mi alma…

Aunque Elvira dice que es “su verdad” y no “la verdad”, yo la siento


como mía.

Sentí que todo se aclaraba mágicamente. Muchas veces nos dicen co-
sas que en el momento no entendemos y al leer sus palabras tan claras
comprendí todo lo que hasta ese momento era incomprensible para mi.

Y sentí dicha y felicidad y sonreía y me decía “que tonta”, si todo


era tan claro…

Y lo he vuelto a leer despacio, muy lentamente saboreando cada


experiencia.

Maestra, esto recién comienza y creo que todos necesi-


tamos que continúes. Nos hace bien al alma, nos ayuda
32
COMENTARIOS

a seguir el camino.
Solo sé que mis palabras son pequeñas y no transmiten
la magnitud de tu enseñanza y lo que significa para mí.
Solo sé que cuando te mire a los ojos, al alma, descubri-
rás todo lo que mi ser siente después de esta lectura.

Hay un antes y un después, ya no soy la misma persona.

Soy un nuevo ser consciente, la nueva conciencia despertó y lo celebro.

Namaste.

33
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

NO HAY NADA QUE PERDER SINO CADENAS


Andrés, Médico Homeópata,
Especialista en Terapia Neural, 37 años. Mi amigo

El despertar del hombre se da cuando podemos convertir las aspi-


raciones superiores en hechos de la vida diaria. Para ello lo inmaterial
y lo sutil debe ir ganando espacio en nuestro senti-pensar para ir de-
jando de lado el deseo de experiencias externas o fenomenológicas.

Podemos actuar en todas las dimensiones existentes al mismo tiem-


po, sin embargo solemos limitarnos y polarizarnos en una sola de ellas.
Para alcanzarlo es necesario trascender la polarización del yo y pasar
al plano intuitivo. Este es el paso más difícil, vencer el miedo a la des-
integración. Que muera la semilla para convertirse en árbol.

Si supiéramos que tras esa muerte aparente, las realidades que nos
esperan son todavía más amplias y esperanzadoras… Que en un esta-
do expandido del ser, en ese religarse con nuestros otros aspectos, es
cuando más completos nos sentimos, es la plenitud de un ser-estar
con el TODO.

Elvira nos cuenta su caminar hacia allí, camino en el que no falta-


ron los miedos, las tribulaciones y las dudas, aunque también las ayu-
das y la esperanza la sostuvieron en cada una de estas oportunidades.
Pero fue su certeza interior y su tesón, infaltables compañeras, las que
le permiten haber conquistado esta cosmovisión.

Cada capítulo es un portal multidimensional hacia infinitas reali-


dades coexistentes en un eterno aquí-ahora, coloreando puentes, que
otrora invisibles, nos invitan a cruzarlos como nunca antes.

Muchas veces, quienes han recibido ese llamado a cruzar portales nos
hemos sentido abrumados y hasta desacreditados por un aspecto más
racional y terreno de nuestro ser. Elvira lo vive con gran naturalidad en su
cotidianeidad. Por eso ella nos regala este libro, ella osa compartirse, sin
recaudos, para animarnos a abrazar estos mundos posibles.

No hay nada que perder sino cadenas.

34
COMENTARIOS

VIAJE A LAS ESTRELLAS


Miguel, Periodista y escritor, 38 años

Siempre quise conocer las estrellas.


Hoy no siento esa necesidad.
El libro de Elvira me transmitió la sensación de que las estrellas,
posiblemente, ya me conozcan.

Lord Mikel

35
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

MAMUCHA
Pablo, estudiante, 24 años. Mi hijo mayor

Como ambos sabemos hay muchas cosas que, en estos momentos,


podemos no compartir. Simplemente porque estamos en distintos ca-
minos. Pero el fin, es el mismo.

Los dos sabemos que “aquí y ahora” los dos realmente estamos y
nos amamos.

¡Y venimos juntos hace tantas vidas!


¡Y con tantos conflictos por resolver!

Aquí y ahora, estamos con todo el amor para resolverlos y trascen-


derlos. Así podremos disfrutarnos nuevamente como madre e hijo, ma-
teria pendiente y postergada en esta vida desde hace tiempo.

Hay muchas más cosas por decir, pero para este libro esto es lo que
siento que tengo que compartir:

Cuando terminé de leer este libro por primera vez, lleno de lágri-
mas en los ojos, corrí a abrazar a mi madre.

No hicieron falta palabras, solo decirle que:


…ahora entiendo…

Te amo con todo mi ser madre mía.

36
COMENTARIOS

LOS CAMINOS DEL ALMA


Alicia, Secretaria Ejecutiva, paciente y formanda, 58 años

Vamos por la vida absortos en vivir esta fantasía… cuando “algo”


nos lleva a un despertar… bendito el momento en que eso ocurre y si
logramos reconocerlo comenzamos a descubrir nuestro ser interior.
¡Es maravilloso!

Y a medida que vamos conociéndonos y aprendemos a escucharlo


la verdadera felicidad, el amor y la paz, reina en nuestras vidas.

Como abuela de Luna, tengo que contarles que comprendí que


los niños son nuestros mejores maestros, ellos toman la vida como
un juego, un permanente desafío y simplemente son felices. Ellos
traen los verdaderos recuerdos del alma y el paraíso, solo tenemos
que entenderlos.

Caminar este camino juntas ha sido la mejor aventura de mi vida,


aprender a vibrar con el planeta sintiéndonos Uno, comenzar a sentir
nuestro verdadero ser y a vibrar en armonía con los demás seres.

Tus caminos han sido largos, tus aprendizajes muchos, de tus pala-
bras aprendemos cada uno lo que desee.

Bendita seas por todo lo que das mensajera de Amor. Que tus ca-
minos estén siempre colmados de Luz.

Todos unidos seremos Uno.

37
INTRODUCCIÓN

Quiero contarte una historia. Una bella historia, por cierto.


Bella porque tiene el don de descorrer los velos.
Y detrás de los velos te reconoces.
Te reconozco.
Saltas.
Sos.

Innumerables recuerdos se agolpan en el teclado.


No sé ni por dónde empezar.
¿Será necesario que te explique el tiempo? ¿O el no tiempo?
¿Será necesario un glosario?
¿Será necesario que intente explicarte cómo funciona
la glándula pineal?

Sólo sé que lo que te quiero contar es mi Verdad, no “la Verdad”.


Y que mi Verdad, me ha hecho libre.

Y la quiero compartir
porque yo también fui una eterna buscadora
Y encontré.

Tuve una maravillosa oportunidad en mi vida.

Oportunidad que se repitió en cada amanecer.


Alguien me tuvo mucha paciencia y compasión.

Ese alguien se disfrazó cada día de diferentes maneras,


tomó los más diversos rostros,
se puso incontables máscaras y jugó muchos juegos.

No sé si los jugué todos,


no sé si llegue a todos los lugares que me esperan.

Sé que a donde llegue, huele a oasis.

Para ti, buscador.

39
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

-Eiel, ¿En qué quieres convertirte esta vez?


-En SECRETO
-¿Extrañas el anonimato Eiel?
-No, solo extraño el sonido del silencio

…alguien, del otro lado del velo, escuchó este diálogo con Iliel, y me
contestaron al celular, de éste lado del velo, a través de un mensajero…

“Oro para que tu alma comunique la voz del silencio


azul del cosmos”

Víctor, ó ¿Benjamín Solari Parravicini?


5 de Abril del 2007

40
INTRODUCCIÓN

¿QUIEN SOY?

Mi Nombre Sagrado es Eiel.


Conocida aquí, en esta tierra, bajo el nombre de Elvira.
En realidades paralelas
soy reconocida por las energías de Isis que se encarnaron en mí.
Me identifico como Conexión Sagrada,
que es el bautismo de Metatrón

Soy de la familia angélica de los Hapiru,


Provengo de la Orden de Melquizedec,
Médica del Espacio de la Séptima Raza,
Embajadora de la Confederación Galáctica.
Soy Shaumbra

Estoy en el Planeta Tierra en Misión.

Por ello elegí habitar el vacío,


el reino de la potencialidad pura,
entonces…
Solté todos los títulos, órdenes y pertenencias
Para ser nada y todo a la vez

Y en el Aquí y Ahora

YO SOY LA QUE SOY.

41
INTRODUCCIÓN

DE GAIA PARA ISIS

Tú sabes, solo deja que tu sabiduría florezca.

Ten fe en ti, tú sabes,


no esperes palabras, ya no más, déjate fluir.

Isis, te necesitan allí donde estés.

Tu energía traspasa la corteza


y sabes que Soy Una, como tú eres una.

Si caminas con duda te desconectas,


cada paso que das es sagrado.

No pregunto al universo
dónde estoy y dónde tengo que estar.

Tú, hija, ve esto y sé igual.

Llegarán a tí las formas,


sólo abre los ojos y el alma.

Tu trabajo no es un “trabajo”,
estas sembrando soles a cada paso.

Iluminas todo cuando caminas,


de esta forma, sabe que allí
donde estés, las semillas están.

Si tu alma te dice: “camina”... Camina,


si tu alma te dice: “detente”... Hazlo.

Ya tienes abierto el canal para fluir


como hija de las estrellas que eres

Por eso te digo,


allí donde estás...está el universo.

¡Infinitas gracias, Iara, por dar tu voz a Gaia!


43
LOS RELATOS

Lo que leerán a continuación, son relatos de algunas de mis coti-


dianas experiencias en dimensiones simultáneas.

Todo lo que escribo aquí, es “real”.

Las situaciones aquí planteadas, no transcurrieron “soñando”. Mi


conciencia, comenzó a sintonizar situaciones “paralelas” estando des-
pierta o en estado de relajación. Mucho tiempo después podría reco-
nocer que se trataba de un aspecto de la conciencia expandida al que
se le llama “multidimensionalidad”.

Intentaré una simple explicación de la acepción que aquí tiene la


palabra “dimensión”.

Dimensión es un espacio de experiencia definido por una serie de


parámetros que definen el esquema perceptual donde se desarrolla.
Hay muchos modelos dimensionales, descritos por diversas inteligen-
cias, según su particular visión del Omniverso.

“Las dimensiones son los diferentes estados de la


existencia que experimentamos durante el camino hacia
el Ser Único. Es decir, son los pasos evolutivos que el Ser
decidió experimentar para regresar a la fuente divina. Todos
los niveles dimensionales se encuentran en el aquí
y el ahora, la diferencia es la longitud de su onda
o frecuencia. Las dimensiones son frecuencias dentro de las
cuales vibramos; también son, podríamos decir, niveles de
conciencia; son algo parecido a las bandas de radio con sus
frecuencias y estaciones. Existen siete dimensiones
perceptuales que se corresponden a la octava dimensional
donde se encuentra la Tierra en estos momentos.
Igualmente existen otras dimensiones que se corresponden a
otras octavas vibratorias que se encuentran actualmente
fuera de nuestra comprensión humana.”

Kwan Yin.

Los diálogos que expongo, a veces son con mis propios aspectos o
45
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

cuerpos de experiencia, a veces con otros seres, encarnados o no,


humanos o no.

Los dibujos que incluyen estas páginas, fueron realizados por mi


propia mano, a solicitud de cada uno de los Seres que se manifestaron
reiteradas veces ante mí. No he dibujado a todos los que he visto, sólo
los que me fueron solicitados.

Relato también algunos sucesos transcurridos en las sesiones.

Cada sesión es un viaje astral, porque sanar una herida supone “de-
volverla a la vida”, a una porción de nuestra historia que mutilamos
intentando escapar así del dolor.

Y sanar, implica devolverle la capacidad de “vivir” a esa parte que


mutiláramos.

La sala de cirugía para reimplantar está en el vacío, y la luz que


perdiste está del otro lado del velo.

La historia de cada alma, sin excepción, está relatada en sus pro-


pios registros Akáshicos. De allí, con la complicidad del Anciano de
Días, tomé algunas para compartir.

Me olvidé del método científico, y ¡estoy orgullosa de ello!.

Intenté separar la experiencia de la teoría, pero no pude.

También intenté ofrecerte una técnica, pero no pude. Sólo te invi-


taré a compartir el camino que me mostraran, el Camino de la Rosa.

Las únicas citas de otros autores, decoran el encabezado de cada


capítulo. Y confieso que he leído escasos libros y aún así, me considero
una prolija estudiosa del Espíritu, pero a través de la experiencia.

Les ofrezco un glosario al final del libro, para que puedan encon-
trar palabras que aún no están en sus “realidades”, pero sí en las mías.

Lo que está escrito, nace de mi corazón, con inocencia, y con todo


respeto por los múltiples caminos que elige transitar cada conciencia.
46
LOS RELATOS

Esta versión multidimensional de mi existencia como alma en multi-


experiencias de tiempo espacio, me ha conducido a elegir permanecer
en CONEXIÓN SAGRADA.

Y en CONEXIÓN SAGRADA celebro esta oportunidad que me


he regalado, de compartirme.

“Yo honro el lugar dentro de ti donde el


Universo entero reside.

Yo honro el lugar dentro de ti de amor y


luz, de verdad, y paz.

Yo honro el lugar dentro de ti donde cuan-


do tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en
ese punto mío, somos sólo Uno”.

Namaste.

47
CAPÍTULO I
TIEMPO DE RECORDAR
(…y siguen)

“El tiempo es una ilusión tozudamente persistente”

Albert Einstein
TIEMPO DE RECORDAR

EL DOLOR DEL OLVIDO


MARZO 2006

Mi mente tiene un precioso traductor de la luz. Me regala imágenes


dignas de una película de ciencia ficción.

Cada vez que visito la dimensión en donde están las almas antes de
encarnar, las veo con formas humanas. Nos veo como los angelitos de
las imágenes de Miguel Ángel. Niños, luminosos, vestidos de blanco,
con alitas. Grandiosamente fuertes. Poderosamente sabios.

Esperando el cuerpo que van a habitar y a punto de lanzarse, los


veo sentados al borde de una nube pomposa, con los pies colgando y
mirando hacia abajo. Curiosos. A veces son varios, planeando grandes
acuerdos y contratos. Acordando año y hora de encuentro. Seleccio-
nando los aprendizajes que los van a hacer para recordar quiénes son.

Me preguntaba acerca de mi misión. Si algún día podría saberla.


Tener certeza.

Un día me veo yo, como esos angelitos esperando encarnar. Senta-


da con los pies colgando y mirando hacia abajo. Curiosa.

No estaba sola. A mi lado había dos enormes seres muy luminosos.


Los reconocí. Eran Melquizedec y Metatrón.
- Estás lista?
- Sí
- Mira que no vas a recordar nada. Ni de dónde vienes,
ni quién eres.
- Si voy a recordar. Llevo mi camafeo colgado al cuello.

En ese momento lo abro. Tiene una pluma pequeña. Vuelvo a cerrarlo.


- Es la hora
- Sí, estoy lista
- Nos vemos.

Me lanzo.
La caída es vertiginosa. Hay mucha emoción, sed de experiencia,
certeza, me sé amada, sé quien soy.

51
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Sigo descendiendo. Veo las galaxias, las estrellas, los planetas, todo
mi mundo conocido. Estoy feliz. Emprendo un nuevo viaje.

De repente hay un cambio inminente.

¡Estoy por ingresar a la atmósfera terrestre!

Es espesa, densa, el viaje se ralenta. De repente mi conciencia se


divide. Estoy ingresando a la dualidad.
- ¡No!¡ No!¡ No! ¡Estoy olvidando quien soy!
- ¡Si paso esa franja no voy a recordar nada!

El corazón se me parte de dolor. Recuerdo el colgante, me aferro a


él… Tengo miedo, mucho miedo. Había olvidado lo que era el miedo…
¡Quiero volver!… ¡No, así no!…, ¡no lo voy a soportar!

Recordé la conversación allí arriba: ¿Estás lista? ¡Dije que sí!


Mi ser lucha… no se si pueda…, dudo…, es demasiado para mí…
El tiempo comienza a ser parte de mi realidad, quedan segundos
antes de entrar en la materia.

Algo se desprende de mi cuello.


¡No! ¡Eso no! ¡Es mi misión! ¡Como voy a recordar!

Giro desesperadamente y miro hacia arriba. Quiero sujetar el ca-


mafeo. Estiro la mano. Algo desciende a la velocidad de un taquión,
veo una mano, toma el camafeo que se desprendió totalmente de mi
cuello! No alcanza a tocarme…
¡Es Metatrón!

Y con su voz, que mueve montañas dice:


- Cuando llegue el momento recordarás
- Yo estoy contigo siempre.

Lo último que vi antes de encarnar es la mirada fuerte y segura de


Metatrón.

Hoy no tengo dudas que El, El Shaddai, es quien ha sostenido cada


día mi fisicidad, hasta que un día aprendí a hacerlo por mí misma.

52
TIEMPO DE RECORDAR

Muchas veces después de este suceso, me he preguntado qué signi-


ficaría la pluma. Hoy creo saberlo.

En esta vida, mi nacimiento fue muy traumático. Mi madre relata


que el alumbramiento estaba previsto casi un mes atrás. Ella estaba
muy preocupada porque hacia tiempo no me movía. Sus cuatro partos
anteriores habían sido normales.

Hacia unos días no se sentía bien. Cada vez que acudía al obstetra
la mandaba de vuelta a la casa. Un día rompió bolsa. Horrorizada vio
que el líquido tenía color verduzco y olor fétido. Yo había eliminado el
meconio y convivía con él en el líquido amniótico.

De urgencia al hospital. Cesárea.

Mi madre, una peritonitis, por cierto.

En estado de semi conciencia mi madre rogaba por un milagro.

Me sacaron con cinco vueltas de cordón. No respiraba. Tras varias


maniobras logran hacerme respirar.

Nadie comprendió cómo estaba viva. Menos aún cómo es que no


tuve daño cerebral alguno.
¿O sí?

53
TIEMPO DE RECORDAR

LA ATLÁNTIDA
MAYO 2004

Templos de Tien. El gran altar. El cristal del rejuvenecimiento. Cris-


tales en todas las paredes.

El piso. Todo de cristal. Rodeado en un lateral por agua cristalina.

Me veo de pie en ese recinto sagrado. Ese lugar era conocido para
mí. Un gran cristal abovedado a mis espaldas. Tenía tallada una forma
humana de pie. Eso era un armonizador de frecuencias.

Ingresando a esa bóveda, nuestras células se mantenían intactas.


Estaba temblando.

No estaba sola en esa escena. Ante mí, furioso, otro sacerdote de


los Templos. Lo conocía. Camina por aquí hoy.
- ¡Por tu culpa!
- ¡Por tu necedad y soberbia!
- ¡Toda esta destrucción es por tu culpa!-

Esa acusación se dirigía a mí. Él gritando, desencajado, fuera de sí.

Las paredes empezaron a temblar. Grandes trozos de cristal se des-


prendían de las paredes.

Ese dedo acusador y su dueño se retiran de la escena. El eco de sus


palabras quedó reverberando una y otra vez en el recinto.

Yo, agobiada por la pesadumbre y la culpa, camino hacia el agua.


Me siento en el piso, en la orilla. Mis pies en el agua. Necesito com-
prender. La culpa me apabulla.

Permanezco allí sintiendo el derrumbe a mi alrededor. El ruido es


ensordecedor. El gran continente se hunde irremediablemente.
- ¿Qué hice?, ¿Cómo me equivoqué tanto?- me preguntaba
una y otra vez.

Lloro desconsoladamente. No hay perdón para mí. No cumplí


mi promesa.
55
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

El agua comienza a arremolinarse suavemente. De repente, apare-


ce un delfín. Habla.
-Mi reina… mi reina… no sufras más. Aún sigues siendo
nuestra reina.
-Ven conmigo. Te necesitamos.

Sin dudar, me sumerjo en el agua. Sigo al delfín. Luego de andar


varios minutos tomo conciencia de que estoy respirando bajo el agua.

No me sorprende. Así debía ser.

Mi mente lineal se interpuso.: - ¿Qué estás haciendo? Enloqueciste…


Date cuenta de que esto es una locura…
Otra voz, serena y profunda, decía:
- Confía. Confía. Confía.

El entorno se puso más y más oscuro. Llegamos a lo más profundo


de la tierra.
Allí el delfín volvió a comunicarse.
- Reemplaza el cristal – dice.

Quedé inmóvil.
- Reemplaza el cristal. Es hora.

Esta vez no dudé. Algún aspecto mío sabía que así debía ser.
Saco el enorme cristal. El cristal de Gaia.

Inmediatamente aparece otro diferente y ocupa el lugar en el cen-


tro de la tierra. Nuevo, más cristalino, más grande, casi liquido, color
aguamarina transparente. Emitía un sonido hermoso.
- Ya está hecho - dijo el delfín - Ahora, ayúdanos
a elevar la Atlántida.
- ¿Cómo? No sé como hacerlo – le contesto.
- Nosotros estamos contigo.

Hacia un costado veo la superficie del enorme continente todo su-


mergido en el fondo del mar.

Comienzan a aparecer delfines de todos lados. Cientos, cientos de


ellos. Todos se acomodaron alrededor de esa masa continental, uno a
56
TIEMPO DE RECORDAR

la par del otro. Con sus trompas apoyadas en el borde. Voy con ellos.
Inmediatamente comenzaron a empujar hacia arriba.
¡La Atlántida estaba emergiendo!

Vuelvo. El corazón me latía rápidamente.


- Tengo que hacerme ver – me dije.

Estoy enloqueciendo. ¿Será esto psicosis? ¿O delirio místico?

Al día siguiente fui a mi médico. Y lo que recibí de Andrés ese día,


amigo y médico personal, marcó mi vida para siempre.
- ¡Qué bueno que estuvo eso! Ahora bien, la culpa que
sientes no es solo tuya. Sentiste la culpa de la humani-
dad por habernos permitido llegar a eso.

Los días pasaron. Un día buscaba a mi amigo Tobías por Internet.


Tal vez tenía nuevamente una carta de Dios para mí.

Para mi sorpresa, encuentro un documento de uno de sus talleres


por el mundo. Se titulaba “Elevación de la Atlántida”. Coincidía con el
día de mi visión

Si pudiese comunicarme con Geofrey Hoppe, transcribiría algunas


partes de ese texto.

57
TIEMPO DE RECORDAR

WUDANG
NOVIEMBRE 2006

Sesión. Muchas jerarquías de Luz asistiendo el trabajo. De repente,


un portal se abre ante mis ojos.

Aves blancas, grandes. No las pude identificar. Cientos. Revolotea-


ban arriba de mi cabeza. El batir de sus alas era tan armónico, que no
me turbaba.

A medida que avanzaba, abrían el paso, formando una arcada.


Bajé la mirada y pude ver el piso pedregoso. Miré adelante y vi una
gran escalera.

La reconocí… había estado allí.. mi corazón dio un salto.


Wudang!!! Era el Monasterio de Wudang!!!

Muchas escaleras; mi mente se interpuso:


- ¿Llegaré hasta arriba?

No había terminado de formular la pregunta cuando estaba arriba


en el Templo, rodeada de maestros, cuyos nombres no conozco. Ha-
blamos. Ese aspecto mío hablaba en lenguas y ¡tenía una animada con-
versación allí!

Luego, sola, caminé hasta el mirador. Allí estaba otro ser que cami-
na conmigo por aquí. Inmediatamente el portal se cerró.

Seguí con la sesión y me olvidé del asunto.

No lo recordé hasta que le comenté el hecho a una hermana


pleyadiana que también camina por aquí. Inmediatamente dijo: Son
grullas. Los registros akáshicos dicen que son grullas.

Llamé a mi maestro de Tai Chi Chuan y le pregunté:


-¿Qué significan las grullas en Oriente?

Respondió simplemente:
-En Oriente, los maestros encarnan en grullas.

59
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Pasaron unos días. Sesión. Se abre nuevamente un portal.

Mercado chino. Carritos. Sombreros. Cielo impecable. Bajan gru-


llas del cielo. Se acercan hasta atravesarme. Por la cabeza, el cuerpo,
pecho, espalda. No sé cuantas. Fue una sensación extraña. Me sentí
más grande. Como ocupada.

Aprendí a no juzgar. Mi espíritu sabe. Mi mente calla.

Clase de Tai chi. Una semana entera sin practicar. Mi maestro toma
lección individual. Y yo sin practicar. Me sentí avergonzada de mí mis-
ma. ¡Que poco coherente!

Empiezo. No recuerdo en qué momento empecé a convivir con ese


aspecto mío que ya sabía la forma, pero en ese momento recordé todo.
Salió impecable.
-¡Te felicito! ¡Cómo se nota que practicaste! Seguí así - dice
el maestro.

Me guardé todo comentario. ¡Estaba abrumadoramente feliz!

Luego supe que todo ese viaje me permitió recuperar memoria celular.

Pasaron unos meses antes de contarle el suceso a mi maestro. Se


sonrió complacido.

60
TIEMPO DE RECORDAR

EL MAPA SECRETO
ABRIL 2006

Hoy es Domingo de Ramos del 2009. Tengo una rama de olivo guar-
dada en mi memoria, y la compartiré intentando que derrame tantas
bendiciones como lo hiciera conmigo.

Hace unos años, otro bendito Domingo de Ramos, Jesús se detuvo


y se tomó un tiempo conmigo.

Estoy en medio de una multitud, en la segunda fila. Hay mucha


agitación, alegría, celebración.

El lugar era muy familiar, y muy lejano también.

Entre la multitud se abría un sendero, como esperando el paso de


alguien digno de ser celebrado.

Las personas tenían enormes hojas de palma en sus manos, y


las agitaban.

Inquieta y expectante, intentaba comprender qué hacía yo allí.

Me asomo por el camino, y allí lo veo. Jesús montado en un burro,


con paso lento avanzaba sobre una mullida alfombra de hojas de palma.

Emocionada, doy un paso atrás y vuelvo a mi lugar.

¡Estoy aquí, en Jerusalén! ¡Y es Domingo de Ramos!

Una mezcla de recuerdos y sensaciones galopaban en mi corazón,


cuando siento que una luz me envuelve. Levanto la cabeza y miro. Je-
sús estaba allí, sobre su burro, detenido. Y me miraba.

Para mi sorpresa, Jesús se baja del burro y me toma de la mano


diciéndome:
-Ven conmigo. Es preciso que vayas más profundo.

Mi cabeza daba mil saltos y dudaba diciendo: ...Pero esto no pasó el


Domingo de Ramos, Jesús seguía su marcha sin detenerse...
61
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Entonces, antes de salir de la multitud, me doy vuelta y veo que otro


Jesús montado en otro burro, seguía caminando entre la multitud.

Sonriendo, le sujeto fuerte la mano a Jesús, mientras nos interna-


mos en las calles de Jerusalén.

Los olores, los vestidos, las calles, las escalinatas, cuántos recuerdos…

Él caminaba adelantándose a mis pasos, y cruzamos una y otra ca-


lle. Advertí que los espacios por donde caminábamos se tornaban cada
vez más pequeños.

Llegamos a un pasaje en donde sólo cabía una persona. Jesús


sólo decía:
-Sígueme, es más profundo.

La siguiente calle era más estrecha aún. Yo intentaba preguntarle


como pasaríamos, pero él no me daba tiempo. Sólo decía:
-Sígueme, es más profundo aún.

Sólo atinaba a imitarlo. No me daba oportunidad de dudar, tan sólo


de seguirlo.

Llegamos al otro lado, y aun sentía la sensación de estar pegada a


los muros por los que había pasado, de costado, con el olor a humedad
de los musgos entre las piedras.

Cruzamos otra encrucijada, y Jesús se detiene frente a una fisura


que se abría en un muro gigantesco.

La fisura era tan delgada que sólo pasaría uno de los hilos de
mi túnica.

Jesús, sin mirarme, parado frente a la raja del muro y sujetando


fuertemente mi mano, me dijo firmemente:
-Sígueme, no te detengas. Busca muy profundo, porque el
camino que tienes que atravesar es muy estrecho.

Y entró, y yo atrás de él.

62
TIEMPO DE RECORDAR

¿Cómo explicarte la sensación? ¿Sería esto semejante a que un ca-


mello pasara por el ojo de una cerradura?

JESUS

63
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Solo sé que el muro y yo éramos una sola cosa.

Al salir de allí, sin detenerse un instante, cruza nuevamente la


calle, y se acerca a una puerta pequeña. Tan pequeña que tuvimos
que agacharnos para ingresar.

El recinto era muy pequeño, solo había una mesa, dos bancos y
una vela encendida.

Me invita a sentarme frente a él.

Me mira a los ojos profundamente, diciendo:


-¿Estabas buscando un mapa, verdad?

Tímidamente respondo:
-Si.

Mete su mano entre sus ropas y de allí saca un pequeño rollo. Lo


despliega y me lo muestra.
-Éste es el mapa.

Miro pero no alcanzo a distinguir nada.

Lo miro, y sonreía como un niño. Estaba haciendo un jaque mate a


mi mente, y disfrutaba de mi desencaje.

Señalando el rollo limpio, me dijo:


-Tu diseñas los caminos, y existen muchos. Tantos como
seres humanos hay.

-Todos los mapas están en tu interior. Todos.

-Pero si quieres encontrar a tu verdadero ser, y compren-


derlo todo, no busques más afuera.

-Sólo tienes que ir muy, muy profundo dentro tuyo y atra-


vesar todos los muros.

-Y pasar por donde nadie pasaría.


Allí está todo lo que buscas.
64
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

Abrí los ojos, y estaba nuevamente aquí, Domingo de Ramos


del 2006.

Una ramita de olivo muy sutil perfumaba el día: un mapa secreto,


una nueva certeza, y un profundo agradecimiento con la belleza de las
cosas simples.

-Jesús, tuvo tiempo para mí.

Pasó mucho tiempo desde entonces, y he usado el “mapa secreto”


desde entonces. He aprendido a aceptar todos los caminos, todas las
elecciones, y la infinitud de rostros que toma Dios para revelarse. Hace
unos años, me sentía privilegiada porque Jesús se tomó un tiempo
para hablar conmigo.

Hoy sé que nadie está “eximido de privilegios”.

O acaso el sol se pregunta: ¿Sobre quién derramo mis


rayos hoy?

65
TIEMPO DE RECORDAR

QUIRÓN, EL SANADOR HERIDO

Me tomé un tiempo mirando las estrellas.

Y supe que las estrellas hablan.

Me contaron historias bellas, mágicas, llenas de misterios,


llenas de nostalgia algunas, llenas de dolor otras….

Tan separadas unas de otras, solitarias musas que bellamente


adornan el oscuro telón de fondo.

Algunas pequeñas,
otras gigantes,
algunas movedizas,
una que otra que se deja caer.

Invariablemente, todas, todas brillan.

Un día supe que brillaban para nosotros, los de acá abajo.

Solemnes, pacientes, esperando que alguien las vea, sólo se


ocupan de brillar.

A lo largo de la historia del hombre y su evolución, ellas nos


dejaron cientos de mensajes, de recordatorios, de pistas.

¿Y sabes? Ellas siguen hablando a quienes escuchan.


Una de ellas me contó la historia de Quirón;
Quirón, el mítico centauro, mitad hombre, mitad caballo.

Filira era hija de Océano, y por tanto, sobrina de Cronos, el


Dios del tiempo.

Al ser pretendida por su tío, la ninfa pide auxilio a Zeus, el


cual la transforma en yegua para despistar a su libidinoso
pariente. Éste, al descubrir el engaño se convierte en caballo
para poseerla. Filira queda preñada y después de un parto
difícil da a luz a Quirón, que nace con cabeza, brazos y torso
humanos y con cuerpo y patas de caballo.
67
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Filira, horrorizada, se da cuenta de que ha parido un mons-


truo y lo abandona. Decide transformarse en tilo, para
evitar amamantarlo.

A partir de allí la crianza del centauro corre a cargo de


Apolo y Atenea, dioses de la razón y las artes, y pronto da
muestras de su mesura y buen juicio, a diferencia del resto
de los centauros, que tenían fama de rebeldes y pendencie-
ros. Es así como es que el centauro aprende escritura y
música y tiene dotes de profeta, por lo que llega a ser muy
apreciado como maestro.

Entre sus formandos está Hercules, Eneas, Jasón, Aquiles y


Asklepio.

Hércules lo hiere accidentalmente en una pata, con la


espada que había ocupado para matar a la Medusa y que,
al contener su sangre, era mortal.

Quirón, al ser hijo de un dios, es inmortal. Y queda marcado


por toda la eternidad a llevar una herida que le causa
tremendo dolor. El mito señala que al buscar una cura para
su mal, se convierte en Sanador Herido.

El centauro ocupa un lugar en el cielo en la Constelación de


Sagitario, por sus aportaciones a Dioses y hombres.

Y como todo mito, éste hace referencia a un lugar en el Cosmos: Quirón


es el nombre de un pequeño planeta, ubicado entre Saturno y Urano.

Si miráramos a Quirón con los ojos del alma, comprenderíamos por


qué fue descubierto tan sólo unos 32 años atrás, en 1977, junto con Sirio.

Quirón es la enfermedad colectiva de la humanidad, y si aprendes a


amar a Quirón, puedes ir más allá del dolor en todas sus formas.

Quirón, la mítica historia narrada por los griegos, tiene el don de


“desembonar” (desempaquetar). Y “desembonar”, es el paso necesa-
rio para la “implosión”. Y convertirse en luz.

68
TIEMPO DE RECORDAR

QUIRÓN, CLAVE DE SOL Y ADN

Intento recrear una visión que reúna mi experiencia vivencial, el


misterio que guardan los mitos y las confirmaciones que nos revela la
nueva ciencia.

Escrito sin pretensiones científicas ni precisiones bibliográficas. Sólo


intuición, sólo intención amorosa, siempre… con inocencia.

El intentar comprender por qué en el séptimo giro el ADN se vuel-


ve implosivo, me llevó a observar una serie de maravillosas concor-
dancias con el diseño de nuestra Galaxia.

Los Planetas que se identificaron primariamente fueron, en su or-


den, desde el sol:

Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano,


Neptuno y Plutón.

Luego de bucear por la historia cósmica y saber que existe tanto


más que ni conocemos, pude ver este simpático armado, que a mi bús-
queda personal le dio infinitas respuestas.

Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Maldek, Júpiter, Saturno,


Quirón, Urano, Neptuno, Plutón, Nibiru.

Se completa el diseño de 12 caras.

Quirón, ocupa el octavo lugar. Justo donde el ADN se vuelve implosivo.

Haciendo una concordancia con la escala cromática musical, el oc-


tavo lugar le corresponde a la nota Sol. La Clave de Sol, es precisamen-
te lo que da origen al tono Do Mayor. En Do mayor, no hay sostenidos
ni bemoles. Es el principio de la música, allí donde comienza la escala.

Maravillosa configuración del orden cósmico.

¿Cual es entonces la influencia de Quirón en el proceso integrador


del ADN?

69
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

¿Tiene que ver con la capacidad del hombre de convertirse en “El


Sanador Herido”, como lo cuenta la Mitología Griega?

La “Cosmología Pleyadiana”, de Barbara Hand Clow, nombra “el


puente quirótico” asignando una importancia relevante a trascen-
der ese puente, para ingresar en el plano cósmico del ser hacia una
nueva octava.

La maravilla de nuestro diseño, y la conformación de nuestros cin-


co sólidos en articulación con nuestras elecciones de cómo hemos de
vivir esta experiencia humana, hacen que el mutante cuerpo emocio-
nal, el icosaedro, sea el almacenador de “heridas” y generador de “cam-
pos interferentes”.

Sólo trascendiendo la experiencia de haber sido herido, tanto por


una inoculación genética interestelar o un abandono de padre, logra-
remos hacer que el auto embonamiento (auto empoderamiento) sea
posible. Pero primero, tienes que atravesar a Quirón, el Centauro.

Quirón, almacena el nudo de todas nuestras heridas, devenidas del


proceso del Plan cósmico.

Aceptar, mediante una reconciliación cósmica, que somos produc-


to de un plan magnificente para fabricar un ADN autosustentable, es
condición “sine qua non” para que el “cuerpo emocional” encaje en la
estrella madre sin volver a salirse de orbita.

Querido humano en tránsito:

¿Comprendiste el valor de tus heridas?


“La reconciliación chamánica requiere del vuelo
de un águila”

Bien, entonces es hora de convertirnos en águilas y saltar al vacío.

Desde allí, desde el puente de Quirón, nada ni nadie podrá volver


a herirte.

Pasarás muchas pruebas, pero sabes que ya te has convertido


en chamán.
70
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Y nada te es ajeno.

Tu primera prueba tras el puente: el encuentro con el “temido, espe-


rado y apocalíptico” Nibiru. También es parte del “orden implícito”.

El Hercólubus, quien tras años de viaje elíptico vuelve ahora a des-


estabilizar las bases.

Pero esta vez, miles de chamanes lo esperan, dispuestos a comerse


la ira del tornado.

¿Tú también estás dispuesto a comerte la ira del tornado?

71
TIEMPO DE RECORDAR

QUIRÓN, CAPAZ DE CURAR A TODOS


…Pero no a sí mismo
ESCRITO EN UN TIEMPO SIN TIEMPO

He aquí una de mis historias multidimensionales.

Ésta es la más atesorada en mis recuerdos de otros tiempos y espa-


cios de experiencia.

Y la traigo al “aquí y ahora” porque precisamente, quiero contarles


que no es parte del pasado...

Sino que es “absoluto presente”.

Vengo de Sirio, y recuerdo las paradas en mis viajes estelares en la


estación de Quirón. Allí lo ví por primera vez, envuelto en azul.

Pegasos, centauros y apuestas en cada encuentro, pueblan mi memoria.

Quirón me preguntaría, desde aquel distante y solitario planeta:


¿Tú crees, Eiel, que en la Tierra me podré sanar?

Yo, ausente de miedos, le contesté:


“Sí, querido Quirón. En el Planeta Tierra todo es posible;
solo tenemos que recordar, una vez que estemos allí, a qué
fuimos hasta tan lejano lugar”.

Reconocí a Quirón en esta vida. Sí, la única diferencia es que no era


centauro. Sino humano.

Es la historia de vida con mayor dolor humano que me hayan con-


tado. Fue abandonado por su madre y negado por su padre.

Creció como un paria de todo grupo social, incluso de la propia


familia que lo adoptara.

Se convirtió en un gran guerrero. El mejor de todos.

Supo poner su enojo y frustración en cada destreza que aprendió


a manejar con su cuerpo y espíritu. Se convirtió en un gran maestro
73
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

de su arte.

Y el corazón de Quirón encarnado, como la pata herida del Centau-


ro, aún no cura.

El, puso en jaque a todas a mis creencias acerca del amor incondi-
cional. Hasta que me obligó a encontrar el camino de la impecabilidad
del acto de amar. No sé si lo encontré, pero es lo que intento día a día.

Entre tantos intentos, finalmente pude cruzar el puente. Pero no


alcanza para curar a Quirón.

Maestro implacable, mutilado en afectos, ávido de esperanza, y con


su integridad dividida, aun espera pacientemente que lo comprendamos.

No me olvido que fui yo quien le dijera “En el Planeta tierra, todo


es posible”.

Solo que olvidé que el dolor, nos pertenece a todos.

Y el acto de sanar, es una decisión individual, pero es un don colectivo.

En tanto, un tumor palpita en el cuerpo de Quirón recordándonos


que aún no encontramos el antídoto del veneno, pues seguimos sin
comprender y sin comprenderlo.

¿Tú crees que podremos atravesar el puente quirótico?

Todos tenemos a Quirón dentro nuestro, pues todos somos


híbridos, sufrimos el abandono de la separación, y cargamos un
veneno mortífero que nos recuerda la muerte a cada instante y lo
efímero de esta existencia.

Todos somos alquimistas también. Y es hora de trasmutar el vene-


no de Medusa en luz líquida.

Quizás sea ése el fin del dolor humano.

Quizás ese y todos los “tumores” finalmente desaparezcan… desva-


neciéndose en el puente quirótico.
74
TIEMPO DE RECORDAR

NICODEMO Y LOS PUNTOS DE VISTA


ENERO 2009

Hacia horas que el auto recorría distancias, más no llegábamos


a destino.

Sin dudas, el tiempo tal como lo conocemos, se había ausentado de


nuestra realidad.

El tramo era entre Neuquén y Mendoza. Siempre me gustó obser-


var las nubes; parecen contar historias todo el tiempo.

Una de ellas me llamó la atención. Era un rostro, familiar, y ese


rostro me habló.
-Estate atenta, alguien te va a dar un mensaje
muy importante. No lo olvides.

Mi corazón dio un salto:


¡Nicodemo!

Quien me había hablado era Nicodemo. Volví a centrarme, y me di


cuenta de que ¡no recordaba quién era Nicodemo! Sólo recordaba que
era un personaje bíblico.

Entonces me dije: - A mi regreso lo averiguaré.

Llegamos finalmente a destino, un pequeño pueblo en Mendoza.


Allí conocí un maravilloso matrimonio, muy contactado. Vivían cerca
del Cerro Nevado.

Horas intensas de magníficos reencuentros de almas. Entre esas


personas, recibo por tercera vez en pocos días la recomendación de
conocer a Osvaldo, un experto en Geometría Estáurica.

Mi primera actividad en Córdoba fue intentar entablar contacto


con ese tal Osvaldo. Tras un par de llamadas, consigo su número y lo
llamo. Lo que obtuve por respuesta es:
-En un par de horas estoy en tu casa.

Nos conocimos, nos re-conocimos, nos regocijamos en un abrazo.


75
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

A los diez minutos, habíamos desplegado gráficos, el esque-


ma estáurico, dibujos, y la conversación había tomado un vuelo
muy profundo.

Preguntas, respuestas, preguntas nuevas, respuestas nuevas, pre-


guntas osadas, respuestas pendientes…

En medio de la conversación, se desliza el siguiente comentario:


-Hace años conocí a un anciano vidente, quien
al minuto de verme me preguntó: ¿Y… Se va a
animar a escribir ‘eso’?

-¿Y cómo se llamaba el vidente? – le pregunto.

-Se llamaba Arturo… Él decía que fue Nicodemo en


la vida de Jesús.

Nicodemo, atravesando velos y cruzando dimensiones, me estaba


señalando la próxima curva de mi camino.

¡Gracias por tanta generosidad!

Esa primera entrevista con Osvaldo, sería un primer esbozo de la


“Teoría de los puntos de vista”.

Hasta ese momento, creí entenderlo todo con la Geometría de la


Flor de la Vida. Pero, supe que hay otras geometrías, y que como con-
ciencias en evolución hemos ido cambiando los “puntos de vista”. Así
como la tierra va cambiando su ángulo respecto del sol, así se nos va
transformando la mirada del “ojo”, para que finalmente se convierta
en el “ojo que todo lo ve”.

Y vamos hacia una nueva mirada: integradora, totalizadora,


unificadora.

¿Será que podremos pasar con los ojos cerrados, por la delgada
puerta de la tolerancia, la humildad y la aceptación?

Pues, ¿por qué mi punto de vista sería mejor que el de otro?

76
TIEMPO DE RECORDAR

¿Usaríamos aquí el discernimiento Ignaciano?

Mi punto de vista, delimita un marco para que mi visión me de-


vuelva “la realidad que veo”. La realidad que veo será la expresión
holográfica de un esquema del cual parte. Un paradigma a partir del
cual crea también nuevas realidades.

Pero si la Tierra cambia levemente su eje, cambia sustancialmente


el punto de vista. Y por cierto, cambia el paradigma.

¡Ni hablar de los puntos de vista de las inteligencias estelares!

“Solo sé que no sé nada”

Pero sí sé, que si integro otras inteligencias en mi inteligencia po-


dré mirar a través del Ojo de Horus.

¿Será eso la inteligencia divina?

Geometrías que forman esquemas, que forman dimen-


siones, que determinan estados de conciencia, que forman
dinámicas, que forman pensamientos, que crean
paradigmas, que forman realidades, que forman experien-
cias, que forman mundos…

Mundos que dejamos de ver…


…cuando la tierra cambia levemente su eje y nuestro ojo deja de ver
lo que veía.

Y mundos que volveremos a ver… cada vez que ese mismo “punto
de vista” se repita.

Tú sabes a que me refiero.

¿Integramos de una vez?


¿O repetimos historias?

¿O hablamos del diseño del ojo humano y de la función del hoyo


negro del centro?

77
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Una perlita final:


Buscando el “perfil” de Nicodemo, me encuentro con el siguiente
párrafo en Wikipedia:
“Hay un Evangelio de Nicodemo que narra el proceso de
Jesús desde, según se creía, el punto de vista del fariseo
(…)”

A esto le llamo, confirmación multidimensional.

Gracias nuevamente, Nicodemo. Namaste.

78
TIEMPO DE RECORDAR

LUNA, DE REGRESO
ENERO 2009

Estuve con Luna, una niña luminosa de 2 y medio añitos.

Luna nació en Escocia, a donde sus padres argentinos se mudaron


hace años, por trabajo.

Sus padres vienen de visita a Córdoba, Argentina, mientras mudan


su casa y su trabajo a San Diego, California,

La abuela de Luna, una profunda y bella mujer, percibe en Luna


algunos síntomas que no se ven “normales”. Mal carácter, rabietas inex-
plicables, se golpea reiterativamente la zona del oído, llanto compulsi-
vo, y además… no emite palabra. De vez en cuando emite alguna ex-
presión en un lenguaje desconocido.

De la mano de su madre, Luna entra al consultorio. Enojada, llo-


rando, y pataleando. En un momento se aquieta en la camilla y pongo
mis manos en su cabeza y su corazón.
Percibo irritación eléctrica. Acomodo frecuencias, barriendo el des-
equilibrio, e invocando a su ser superior. Hablando a su Ser le digo:
- Luna, ¿adónde estás?, es aquí donde elegiste estar, ¿te
acuerdas?
¿Quieres volver, por favor?

Sobreviene la calma. Se sienta, me mira a los ojos y se va.

A la semana siguiente, pasados 3 días, la veo nuevamente. Luna


reconoce la casa, y el recorrido hasta el consultorio; toma a su madre
de la mano y prácticamente la arrastra hasta la camilla. Solita se sube
a la silla y de allí a la camilla. Se acuesta sumisamente boca abajo,
mirando la imagen de la Madre María.

En mi experiencia con niños, jamás pude trabajar con su chakra


coronario por más de 3 minutos, pues ellos sacan la mano. Luna no se
movió durante 10 minutos aproximadamente, mientras reparaba co-
nexiones, cableados y alineaba sus cuerpos.

Mansamente se sienta y va al borde de la camilla. Allí sentada fren-


79
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

te a los Códigos Arcturianos, empezó a señalarlos uno por uno y a ha-


blar fuerte y claro acerca de cada uno de ellos. Se detenía, aplaudía, y
recomenzaba la lectura. Repitió el procedimiento 3 ó 4 veces.

Sólo un detalle. Ella no hablaba ningún idioma conocido. No era


español, no era inglés. Le pregunto, mirándola a los ojos:
¿Luna, me vas a enseñar ese idioma?

Mueve la cabeza afirmativamente con una sonrisa cómplice.


Se baja de la camilla y se sienta sobre el regazo de su madre, que
observaba emocionada todo el cuadro.

Luna me miraba fijo a los ojos, con una mirada muy dulce.

El reproductor de música, comenzó a sonar con una melodía muy


dulce. Ella suspiraba y sonreía. El tiempo parecía no pasar, como si
todo estuviese detenido, sólo la música transcurría el tiempo. Cuando
terminó la música, el cuadro se movilizó nuevamente.
¿Vas a volver, Luna?

Sonríe y mueve la cabeza afirmativamente y se va del consultorio.

Su madre es la próxima paciente. Tuvimos una larguísima conver-


sación. Volví a trabajar sobre sus conexiones y sus cuerpos sutiles.

Al finalizar, la conversación continuó con muchos relatos de su vida


y sus experiencias.

Aún no llegaba mi próxima consultante, así es que seguimos con


uno y otro tema.

Ella me cuenta que una vez, en Escocia, ella perdió una hora de
su vida, un día que se cruzo con una mujer que en su conciencia se
le figuró como una “bruja”. El día de ese encuentro iba a clase de
baile, pero cuando llegó, haciendo el recorrido habitual, la clase
había terminado.

Al finalizar ese relato, ambas miramos la hora. Desde que entró


Luna al consultorio ¡sólo había transcurrido una hora! Ambas nos
miramos con asombro, y ella me dijo:
80
TIEMPO DE RECORDAR

Acabo de recuperar la hora que perdí hace tiempo, ¡gracias!

Suena el timbre del portero. Llega a horario quien debía atender a


continuación.

Luna se convirtió en una niña feliz y comunicativa. Lentamente,


empezó a incorporar el lenguaje humano. El otro, aun no me lo ense-
ñó. Ya vive en San Diego con sus padres.

O quizás, Luna me esté dando lecciones nocturnas de algún len-


guaje estelar.

Pronto lo sabré.

81
CAPÍTULO II
TIEMPO DE LECCIONES
(…y siguen)

Éstas son las cuatro “eles”:


Life, Love, Laughter, Ligth (Vida, Amor, Risa y Luz),
y suceden exactamente en ese orden.

Osho
TIEMPO DE LECCIONES

INTENTANDO DISOLVER UN CÁNCER


JULIO DEL 2006

Había empezado a incursionar en la Geometría Sagrada. Tenía un


caso de cáncer.

Una célula cancerosa. Veo su geometría. Un cubo.

El cubo, la geometría de la materia.

¿Y si desarmo el cubo? ¿Podré disolver el cáncer que enferma


la célula?
¿Lord Metatrón, estás?

Practico con el cubo. Desarmo dimensiones para devolver la ener-


gía a su origen.

Empiezo a desasociar dimensiones, y veo que empieza a


desdibujarse el cubo.

Parecía una película en reversa en cámara lenta

Lentamente empieza a despejarse la capa interior.


Mi respiración se detiene.

¡Dios!, ¡es un tetraedro!


¡Encontré un tetraedro!

¡Vi que Dios habitaba allí también!

Brotó en mí un llanto incontrolable.


Dime Dios: ¿Esto también participa de tu esencia?

¡Cuántas estanterías se me cayeron ese día!

¿Recuerdas, Metatrón?

Empero, en su lugar, construí gigantescas fortalezas inviolables.

Comprendí que la mente no nos permite ver, que detrás de toda


85
TIEMPO DE LECCIONES

cosa creada, habita la divinidad.

También comprendí que no es lo mismo saber por la ra-


zón que experimentar con el alma; que bajo toda materia
subyace, invariablemente, la esencia divina.

86
TIEMPO DE LECCIONES

LA PACIENCIA
ABRIL 2008

¿Sabes? Aprendí el valor de las cicatrices.

Ellas me recuerdan que yo también estuve perdida mucho tiempo.

Ellas no me dejan olvidar mis noches de duda y soledad.

Entonces, cuando aparezcas vos y preguntes ¿cómo…?

Yo sabré contestarte.

Porque tengo cicatrices.

Hoy no sangran, están cosidas con hilos de luz.

Yo encontré. Porque me tuvieron paciencia.

Tómate tu tiempo. Encontrarás.

Y si necesitas mi paciencia, estoy.

(Escrito un día que necesitaba darle a alguien un recordatorio, por-


que un día tuve mi lección y jamás la olvidé)

87
TIEMPO DE LECCIONES

MI CADERA
DICIEMBRE DEL 2006

Tienes hiper laxitud tendinosa. Antes de los 35 seguramente


tendrás que operar tu cadera.

Tenía 28 años cuando me dieron ese diagnóstico. No lo creí. Testa-


ruda y obstinada como siempre, seguí buscando respuestas.

Pasó mucho tiempo de ese suceso.

Ya tenía 42 años y mi cadera no estaba operada. Como tantas cosas


humanas, mi ego se ensoberbecía cuando relataba que yo había ido
más allá de la herencia genética.

Hacía un tiempo que ocupaba mis días como facilitadora holística.

Esa semana había sido particular. El 80 % de los casos eran proble-


mas de cadera.

¡Bien! - me dije - sabía hacerlo. Yo había pasado por eso, ¡por todo
ese desequilibrio!

Integración femenino masculino, ajustes, operaciones astrales, etc.

Pero, ¿cómo tanto dolor? No exageren, ¡tiene solución! - decía para


mis adentros.

Domingo a la mañana. Despierto con un dolor insoportable. ¡Era


mi cadera!

El dolor era tan punzante que no tenía postura.

Dios, ¿que me pasó?

Revisé la semana. ¿Que hice? ¿Algún mal movimiento? ¿Por qué esto?

Recordé mis pacientes. ¿Habré asumido alguna de sus energías


sin resolver?

89
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Decidí ir a mi consultorio. Me recosté en la camilla y pedí asistencia.

Me quedé profundamente dormida. Casi al instante.

Sin tener conciencia del tiempo, desperté. Había transcurrido un


par de horas.

Al despertar, solté una carcajada. ¡Estaba completamente feliz y reía!

Y empecé a recordar lo sucedido en el sueño. Tuve una amorosa


visita, que me dijera:
- Te has olvidado de tu propio dolor. Nos pediste que te
recordáramos siempre la compasión. Y eso hicimos.
-Te devolvimos el dolor para que recuerdes.

Ese día supe del valor de las heridas, y de la belleza sutil


de ostentar las cicatrices.

90
TIEMPO DE LECCIONES

CUANDO LA DULZURA ABRUMA


PRIMAVERA DEL 2005

María, compasión eterna, bondad infinita, la paz manifestada.

Un suceso desencadenó una hiriente discusión con uno de mis hi-


jos. El tenía 17 años. La situación era irreconciliable, ambos dejamos
la pelea entre lágrimas ahogadas y mucha furia.

Él se dirigió a su cuarto, no sin antes romper la puerta de madera


de una trompada.

Rompí en llanto. Muy angustiada, me senté en el living de mi casa.


Le rogaba a Dios silenciosamente en medio de tanto desconsuelo:
- ¡Saca de mí este cáliz!.

Mi pesar empeoraba al escuchar a mi hijo, quien también lloraba


desconsolado e impotente.

De repente, veo a María ingresar al cuarto de mi hijo. Mi respira-


ción se detuvo.

María se sentó a su lado y comenzó a acariciar su cabeza y secar sus


lágrimas. Yo seguía en el living, pero una parte mía veía la escena aden-
tro de su cuarto.

Miraba a María y me decía a mí misma:


-No puedo hacer lo que tú haces, María,
¡Estoy tan enojada!

De repente, María se pone de pié y toma a mi hijo en sus brazos,


cual recién nacido.

En medio del asombro y la conmoción, le digo:


-Pero ¡María! ¿Qué haces? ¡Él es muy pesado,
te va a lastimar!

Y ella, con una mirada que jamás olvidaré, con esa mirada cuya
dulzura abruma, me dijo:

91
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

VIRGEN MARIA

“Querida mía, los hijos…, los hijos no pesan”.

No puedo explicar con palabras humanas lo que sentí al ver


mi poquedad.

92
TIEMPO DE LECCIONES

COSECHARÁS TU SIEMBRA
MARZO 2008

¿Cuántas veces nos preguntamos por qué la vida me devuelve esta


realidad que no elegí?

Pero... nos preguntamos entonces ¿Que estoy creando para que la


vida me devuelva estas manifestaciones?

CREAR - SEMBRAR. Son sinónimos, ¿verdad?. La misma natura-


leza lo demuestra.

Puedes optar por no ver lo que siembras.


Pero... siempre lo estas haciendo.

Siempre estás sembrando, lo sepas o no, lo veas o no, lo creas o no.

Hagas lo que hagas, siempre estás creando realidades.

Cada paso es una siembra. Siembras el campo cuántico con cada


pensamiento.

Si quieres que tu vida sea una Obra de Arte, selecciona cuidadosa-


mente tu siembra.

Entonces, he elegido sembrar impecablemente porque siempre,


siempre e inevitablemente...

…Cosecharás tu siembra.

93
TIEMPO DE LECCIONES

EL GUARDIAN DEL ACONCAGUA


DICIEMBRE 2005

Hace un tiempo lineal, me apareció Melquizedec ataviado con oro.


Muchas cadenas, coronas, anillos, pechera.

Se reía a carcajadas. Y mostraba el oro. Pensé: ¿es una interferen-


cia? ¿Eres en verdad Melquizedec?

Mantré los Nombres Sagrados que son reconocidos por todas las
jerarquías, repetidas veces. Entonces se iluminó y me dijo.
- Sí, soy yo: Melquizedec.

En aquel tiempo trabajaba como dibujante técnica especializada


en Geología. Mi amigo X, geólogo, vuelve de viaje. Había estado en la
precordillera, por la zona de Mendoza. Trabajaba en minas con explo-
tación de oro.

Como cada vez que recorre un nuevo lugar, desbordaba de entu-


siasmo. Las fotos para agregar al trabajo…como siempre.

Entre ellas, elije unas especiales.

Eran de una tumba en medio de la nada. Piedras apiladas unas so-


bre otras, una cruz encajada entre ellas. Y me dice:
-Cuentan los lugareños que todos los días acomodan
las piedras, porque cada mañana la pila está desarmada y
los huesos que contienen están fuera de su lugar.
Ellos no se sorprenden. Dicen que el muerto sale a caminar
de noche.

La imagen se quedó grabada en mi retina. Al fondo se veía la majes-


tuosa silueta del Aconcagua.
-¿Por qué estás tan presente? -Le pregunté a ese ser que
vagaba.
-¿Qué necesitas? ¿Te puedo ayudar?

No hubo respuestas.

Pasaron unos días. Había una meditación. La convocatoria era


95
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

importante.

Apareció la imagen de la foto. Volví a preguntar:


-¿Quién eres? ¿Necesitas encontrar el camino de vuelta a
casa? ¿Por qué merodeas?

Apareció de pie al lado de la montaña de piedra. Era robusto, forni-


do. Vestía como indio. Sonreía.
-No estoy perdido. No necesito nada. Estoy en misión. Ven
conmigo…

Inmediatamente estuvimos al pie del Aconcagua. Supe que era


su Guardián.
- Ven, los estamos esperando.

Atravesamos un portal dimensional. La conciencia da un salto cada


vez que sucede ese mágico traspaso.

Entramos a un lugar que no es de esta tierra. Las paredes eran or-


gánicas. Latían. El guardián nos señala una entrada hacia la derecha.
Era una gran sala de reunión. Había una veintena de seres. El primero
que reconocí fue Melquizedec.

Reconocí a algunos por sus vestiduras. Había mayas, rabinos, seres


con formas no humanas, los bellos pleyadianos. Nos saludan con gran
honra. Uno toma la palabra y dice:
- Gracias por venir. Hay algunas cosas que deben saber.
Cuando ustedes terminen de sacar todo el oro de las
profundidades de su tierra, no lo van a poder utilizar.

-Mientras se ocupan de estos asuntos, se olvidan de que el


agua es escasa.

-Si esto no cambia, va a llegar un día en que deberán


conseguir agua para sobrevivir como planeta. El oro, que
tanto los ocupa, va a ser entonces la moneda de cambio.

Sin palabras.

Durante largo tiempo, me quedé sin palabras.


96
TIEMPO DE LECCIONES

MELQUIZEDEC

De este suceso han trascurrido cerca de tres años.

Hoy los potenciales devastadores del agua contaminada por la ex-


plotación del oro, sólo pueden ser disueltos con enormes dosis de Con-
ciencia de Unidad, en servicio de amor incondicional.

Por primera vez, tomé conciencia real de qué hace un grano de


arena en la inmensidad del mar.
97
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Supe que nada de lo que sucede fuera de mí, es ajeno a mi ser.

Supe que por cada actitud de avaricia en mí, el mundo en el que


vivo tiene avaricia.

Supe que cada elemento, cada forma-pensamiento crea la realidad


que pisamos.

Supe que la realidad cambia sólo si yo cambio.

Entonces elegí manifestar esto que soy ahora, lo que


siempre fui…

Sólo que no lo recordaba.

98
TIEMPO DE LECCIONES

EL ÁNGEL DE LA MUERTE
INVIERNO O PRIMAVERA 2005

Sentir almas desesperadas. Voces dolientes. Energías sin rumbo.


El dolor de no saber si “sos”.

El dolor de haberse perdido ese tren luminoso que llevaba a algún lado.
Días difíciles. Aprendiendo a transitar por sobre los propios mie-
dos y limitaciones.

Muchos desencarnados se presentaron a personas cercanas con ca-


pacidad mediúmnica, a pedir ayuda para encontrar el camino a casa.

Hubimos varios convocados a hacer este trabajo. Llegaron pedidos


de diversos lugares.

Nos unimos junto a otros trabajadores de otros lugares; se unieron


en sincronía del tiempo lineal para responder al pedido de estas almas
extraviadas en la inter-dimensionalidad.

Llegó el día.

Fue una visión grandiosa.

El protocolo. Permiso. Protección. Oración. La invocación de las


huestes celestiales.

El gran mantra. Kodoish, Kodoish, Kodoish, Adonai ´Tsebayot.

El Arcángel Gabriel, hace toques de clarín.


El cielo se abre, en un enorme círculo. Se manifiesta un gigantesco
haz de luz.

María, la gran portera fue convocada.

Su dulzura infinita… Con gentileza y firmeza recibía una a una a


estas almas.
Eran cientos. Luego, fueron miles de seres que pasaban.

Hicimos un recorrido por todo el planeta. En cada recóndito rin-


99
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

cón del planeta se escuchaba la trompeta de Gabriel. Y salían de sus


cuevas oscuras dirigiéndose al cráter de luz.

Luego, las profundidades del mar. Barcos enteros llenos de almas


perdidas, que vienen de historias lejanas y no tanto.

Náufragos por cuenta de la naturaleza y naufragados por cuenta


del hombre.

Uno de ellos quiso comunicarse antes de entrar al gran portal ce-


lestial. Dijo:
-Gracias por este servicio

Esa noche, el ángel de la muerte se presentó en mi cuarto.

Su presencia es impactante.

Lo veo vestido de negro. Todo se congela a mi alrededor.

Mas, no me infundió temor.

Supe que también es un ángel cumpliendo un rol. Un rol mal


comprendido.

De pie al lado de la cama, me dice:


-Gracias por ayudarme a hacer mi trabajo; quiero que sepas,
que no te vendré a buscar sino hasta que tú me lo pidas.

Pasó un cierto tiempo, y supimos que estábamos en los días pre-


vios a la Concordancia Armónica del 2005.

El cambio de frecuencia en la tierra generaría una situación


energética, que estos seres atrapados entre dimensiones no po-
drían soportar.

En esos días, agradecí haber sido entrenada.

Me sentí repitiendo una y otra vez:

“Estoy al servicio del Plan”


100
TIEMPO DE LECCIONES

METATRÓN
2005

Querido y amado Metatrón.

Siento llamarlo, Lord Metatrón.

Maestro poderoso y omnipresente. Con “El Shaddai” aprendí so-


bre el electrón, y sobre los reinos físicos.

METATRON
101
TIEMPO DE LECCIONES

Lentamente pasaron a mi plano mental consciente algunas cosas.


Las lecciones son más de las que puedo recordar.

Un día, me mostró su rostro.

Pasó un tiempo hasta que lo dibujé. Con este dibujo me pasó algo
particular. El scanner de mi computador, no lo leía. Acepté, luego de
numerosos y frustrados intentos, que no era momento de compartirlo.

El sonido de su voz, es estremecedor. Es un mantram profundo y


sonoro. Su presencia es imponente, mueve montañas, de sólo estar.
De azul profundo. Lo bauticé azul metatrónico.

Un día sucedió algo muy especial.

Como en otras oportunidades, su presencia me indicaba que eran


horas de lecciones. Lo miré, y al instante se convirtió en una gran esfera
azul. Antes que reaccionara, esa esfera ingresó a mi cuerpo físico.

Al día siguiente, mis manos empezaron a emitir un sonido de chispas.

Aún no alcanzo a comprender el mecanismo de mis manos.

Pero sé que El Shaddai está en mis manos, cada vez que


me permito creerlo.

102
TIEMPO DE LECCIONES

EL ANCIANO DE DÍAS
2005

Luminoso, sonriente. Bellísimo anciano. Barba blanca. Bastón. Se


asomaba diciendo:
-¡Te voy a dar información!

Y desaparecía. Luego de repetirse esa escena una y otra vez en las


sesiones, le pregunté:
-¿Quién eres?

ANCIANO DE DÍAS
103
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

-El Anciano de Días – respondió.

Durante un tiempo lineal las lecciones nocturnas fueron con él.

Supe que era el guardián de los Registros Akáshicos.

Luego… lo dibujé.

Está autoconvocado cada vez que un espíritu cambia una elección


o simplemente elige algo nuevo. Él tiene la amabilidad de esperar, hasta
que reelegimos o elegimos. Y reescribe el libro de la historia de cada
alma, los Registros Akáshicos.

Siempre está con una sonrisa. Paciente y afable.

Como aquél que no conoce el tiempo,

como aquel que no tiene ningún apuro,

como quien respira eternidad.

Es mi cómplice infaltable.

104
TIEMPO DE LECCIONES

ABRAHAM
2005

Un día, volaba. Mi águila y yo éramos un solo ser.

Desde la visión del águila veo una selva. Tal como se vería el Ama-
zonas desde arriba.

Desciendo. Atravieso el intenso follaje. Llego a un claro.

Había una rústica cabaña. Redonda. Con techo de paja.

El piso era de arena muy clara y fina. Había un ser muy anciano
vestido sólo con una especie de chiripá blanco. Muy sonriente. Muy
delgado.

Era Abraham. Lo supe. No fue necesario preguntar. Nos conocíamos.

El lenguaje de la luz no cabía en mi mente. Abraham lo sabía.

Entonces, me dibujó algo con un palito en la arena, en el piso.

El Ojo de Horus.

Lo miré, aceptando poderosamente quien soy.

Trajo una especie de lingote de oro, de forma rectangular, envuelto


en un suave lienzo blanco. En ese lingote estaba grabado el Ojo de
Horus.

Se colocó detrás de mí y colocó el lingote en mi frente sujetándolo


con el lienzo blanco.

Luego me señaló al piso. Había otros lingotes grabados envueltos


en lienzo.

Supe que habría otros que también llevarían el Ojo de Horus en


su frente.

Sólo me miró fijamente a los ojos, y supe que yo sabría a quien,


105
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

cuándo y por qué habría de dárselos.

Mi visión multidimensional ese día se expandió, al punto que vi


mis pies enterrados en las arenas de Sakkara, mientras el viento azota-
ba mi cabello y el aire caliente secaba mi garganta… hasta que descen-
dí por alguna de las escaleras.

Ya no hubo más viento. Sólo recuerdos.

106
TIEMPO DE LECCIONES

ADAMUS
2005

Hubo un Shaud de Tobías, que se llamó LIBERTAD DEL ALMA –


(PARTE IV) - SERIE DE LA ENCARNACIÓN – “Shaud Nº 9” Presen-
ta a Adamus Saint Germain y a Tobías de abril 2 del 2005

Casi al final del Shaud, Adamus pregunta: Queridos Shaumbra, ¿eli-


gen y dan permiso para vivir más allá?

Empalidecí. ¿Qué? ¿Tengo que estar dispuesta a morir también?

SAINT GERMAIN
107
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Terminé de leer. Otro desafío más.


- ¿Hasta cuando, Adamus? Déjame tranquila. No voy a
responder. No lo se aún. Quiero dormir.

Los dibujos ya eran muchos. Los había acomodado de pie contra la


pared, arriba de mi cómoda. El Anciano de Días estaba adelante. En
esos tiempos las lecciones eran con él.

Apago la luz. No me podía dormir. La pregunta de Adamus daba


vuelta mi cabeza.

Siento un ruido extraño del lado de la cómoda. ¿Un roce quizás?


Prendo la luz. Miro. Ya no estaba más el Anciano allí. Estaba Adamus,
con esa mirada inquisidora.

Me levanté. Volví a acomodar los dibujos. El anciano adelante. Apa-


go la luz. Me acuesto.
Nuevamente el ruido. ¡No puede ser! Prendo la luz. Nuevamen-
te Adamus ahí.

¡Me enojé tanto! Me levanté. Barajé los dibujos. Alteré el orden.


Los enderecé. Los volví a acomodar sobre la pared. Esta vez, no se
iban a deslizar.

Apago la luz, me acuesto. Intento relajarme. Me digo:


¿Cual de mis aspectos quiere hablar con Adamus, que no
estoy enterada?

Me despierto sobresaltada. Era un ruido diferente. Prendo la luz. Y


ahí estaba: Adamus. Esta vez todos los dibujos de adelante se habían
caído. Comencé a reír.
- ¡Bueno! ¡Si es tan urgente!

Apagué la luz y ahí estaba, parado al lado de mi cama: Adamus.


Sonriendo divertido. Por un cierto tiempo lineal las lecciones fueron
con él.

Por cierto que finalmente respondí:


¡Sí! ¡Estoy lista para ir más allá!

108
TIEMPO DE LECCIONES

THOT
2005

Los símbolos egipcios aparecían una y otra vez.

La Cruz Ank, el Báculo, el Caduceo, el Ojo de Horus.

En las sesiones se presentó Thot en reiteradas oportunidades.


Le llaman “el padre de la medicina”. Recordé algunos usos de esos
instrumentos.

Busqué e investigué. ¿Qué es lo que tengo que hacer con esto?

Pedí asistencia.

Por esos días, mi amigo Miguel, al que conocía desde hace 10 años
aproximadamente, y a quien le había “dejado” un cuadro en su oficina
al año de conocerlo, me lo trajo de regreso a mi casa.
- Mira, este cuadro era tuyo ¿verdad? Aquí te lo
traigo de regreso.

El cuadro era hermoso. En él un papiro… con la imagen de Isis sos-


teniendo la Cruz de Ansate o Ank. La respuesta fue más que contun-
dente. Seguí con el intento de integrar todo ese conocimiento y com-
prender su aplicación en la nueva conciencia.

Pasó un tiempo… en una meditación grupal, se presentó Anubis, el


Dios Chacal. Portaba una bandeja grande. Contenía todos los instru-
mentos que se usaban en Egipto con fines medicinales y para asistir a
los muertos en su partida.

Anubis deja la bandeja en frente de mí.

Aparece Thot en escena y dice:


-Es suficiente, Anubis. Puedes retirarte.

Anubis hace una reverencia y camina dando pasos hacia atrás.

Luego comprendí que los instrumentos del antiguo Egipto habían


sido recreados. Y que todo estaba retornando a la Unidad.
109
TIEMPO DE LECCIONES

KUAUTHEMOC
2006

Confieso que soy una pésima conocedora de la historia y de la geo-


grafía. No recuerdo fechas, ni lugares. No identifico edificios, ni ciuda-
des. No tengo memoria para la fechas.

Sí reconozco las energías. Apareció en mi consultorio un ser que


supe era Kuauthemoc.

En esos tiempos estaba cumpliendo lo que habíamos acordado


con Águila Blanca: el recrear el chamanismo desde la nueva ener-
gía. Recordé episodios aislados, sanaciones, los viajes, las hierbas.
El uso de las plumas, la unicidad con la tierra. Los sonidos, los cris-
tales, los bailes…

Recordé la reverencia a la Madre Tierr.

Cada recuerdo era difuso, pero sí sentía retornar a mí la energía de


la memoria celular dormida.

Mi hermano Antonio, es el ángel humano que me acerca las certe-


zas cuando estoy sumergida en la duda. Él tiene siempre a mano el
libro que necesito.

“Sanaciones Chamánicas” Pachita, el milagro de Méjico, de Jacobo


Grinberg-Zylberbaum.

Cuando comencé a leerlo, no pude parar. Todo lo que relataba de


las operaciones, me era tan familiar.

El cuchillo de monte, los transplantes. La manifestación instantá-


nea de órganos. Las operaciones sin anestesia. La coagulación de la
sangre. El uso de hierbas. Las manos de Jacobo que suturaban.

Medicina del Espacio. ¡Que gloria!

Fui guiada a observar cuestiones de vieja energía en estos procesos.


Cuestiones a ser revisadas.

111
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Su concepto y tratamiento acerca de lo que Kuauthemoc llamaba


“daños”, por ejemplo.

Durante un tiempo busqué la ruta de la manifestación física de las


cosas. El ingresar los potenciales y ver que tomaran forma aquí, en
tercera dimensión.

Un día sentí necesidad de describir el proceso, porque sentía que mi


mente no me dejaba avanzar… Surgió la “Historia de una manifestación”

Pasó un tiempo lineal. Un cierto día Kuauthemoc apareció sonriente


en mi consultorio. Traía en su mano un cuchillo ceremonial azteca.

- Ahora esta herramienta es sólo un símbolo. Va a adornar


los espacios de tu casa. Ya no lo necesitas más.
Hemos ido más allá de esto.

A los días, mi hermano y su flamante esposa, de regreso de su luna


de miel en Perú, me traen un regalo. Un Tumi, que simboliza el cuchi-
llo ceremonial azteca.

Y aquí lo tengo al Tumi, adornando los espacios de mi casa.

112
TIEMPO DE LECCIONES

ÁGUILA BLANCA
2006

Dueño de sí mismo. Portador de una energía abrasadora, serena, gentil.

Pocas sesiones han transcurrido sin contar con su presencia calma,


cálida y firme.

AGUILA BLANCA

¡Cuántas lecciones silenciosas!. Sé que en el Espacio Sagrado de


encuentro, el lenguaje de la luz es muy veloz. No hay tiempo para que
las palabras se manifiesten.
113
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Hubo un tema en particular que retornó a mi consultorio una y


otra vez a través de Águila Blanca. El lenguaje de las plumas.

Supe que cada pluma tiene una frecuencia vibracional particular y


específica. Como las flores, como las piedras, como los colores, como
los aromas.

Cada pluma tiene la capacidad de alterar una frecuencia.


Me obsequió un día una gigantesca capa de plumas de todas las
aves que existen.

Según supe, las plumas conservan intacto su campo áurico, aún


fuera del cuerpo del ave.

Mágico.

Cada vez que hacía un trasplante o reposición de circuitos, él colo-


caba la capa de plumas arriba de las personas.

Un completo campo sostenedor de frecuencias, hasta que el reem-


plazo estuviese firmemente anclado en este plano.

Un día comprendí que mis manos podían sostener todas las fre-
cuencias y también crear campos de energía.

Ese día, Águila Blanca capa de plumas, pasó a formar parte de mis
adornos virtuales.

Cada cierto tiempo lineal, Águila Blanca fue trayéndome mis ani-
males de poder. Uno a uno.

El primero, el águila.

El último, el lobo.

La noche que me trajo el lobo, fue mi última noche oscura del alma.
Esa noche encontré la forma de escapar a la persecución.

El lobo me enseñó a camuflarme, a cuidar de mi entorno primario.


A actuar astutamente en la noche.
114
TIEMPO DE LECCIONES

A caminar en la noche como si fuese el día.

Según supe después, el lobo aparece cuando está listo para


recibir al maestro.

115
TIEMPO DE LECCIONES

SAN FRANCISCO DE ASÍS


2005

La calle en donde vivo se llama San Francisco de Asís.


Nos elegimos hace tiempo.
En la figura de Kutumi Lai Sing, él me dio muchas lecciones.

Cada noche se presentaba.

Fue uno de los primeros. Aún no me acostumbraba a estas presen-


cias tan luminosas.

Al principio dudaba de quien era el que estaba conmigo.


La época de aprendizaje con Kutumi fue en invierno.
Cuando me acostaba, mis pies estaban helados.
Entonces un día se me ocurrió decir:
- Si eres tú, Kutumi, caliéntame los pies.

Al instante una cálida sensación abrazó mis pies y luego todo


el cuerpo.

Me enseñó a caminar entre los mundos. Para él era tan simple.


Tan simple.

Sólo una intención y ya es.

A través de él comprendí que lo difícil de la vida multidi-


mensional, no era llegar a las dimensiones elevadas...

Sino regresar… a la tierra

117
TIEMPO DE LECCIONES

NEFERTITI

Luego de sucesivas visitas a Egipto a través del tiempo, sentí ser


testigo presencial de la apasionante vida de la princesa Nefertiti, la
mujer de Amenofis IV, Akenatón.

A través de ella aprendí acerca de la debilidad de los poderosos.

Aprendí acerca de la fortaleza de los servidores.

Recordé las disputas con Akenatón.

Pasó mucho tiempo lineal en que no comprendía por qué se me


presentaban una y otra vez estas historias.

Un día se me aparecen las pirámides de Egipto ante mis ojos, una


escalera lateral en piedra adosada a uno de los laterales. Subo, hasta
que me paralizo en un escalón. Repito la imagen una y otra vez. Pare-
cía una película fallada.

Pido asistencia, e inmediatamente aparece Metatrón. De su mano,


puedo avanzar por esas escaleras hasta llegar a una abertura sobre uno
de los lados. Ingreso. Un salón inmenso y bello, muy luminoso. Cami-
na hacia mí una figura de mujer. Imponente, bella, ataviada como rei-
na. Era Nefertiti. Pero esta vez lucía radiante.

Me toma de la mano y me fundo con ella.

Akenatón se acerca. Nos encontramos en la mirada. No hubo palabras.

Solo un abrazo. Había una profunda paz y reconciliación en nues-


tros corazones. No hay más deuda. No más karma. No más reproches.
Nos envuelve una energía amorosa.

Metatrón con su dedo apunta hacia una hilera de los bloques que
construyen la pirámide, y cual láser, corta todo el perímetro. Se des-
prende la cúpula de la pirámide. Entra una luz intensa color naranja,
como el ocaso.

Se divisa desde el recinto lo que rodea a esa pirámide principal. La


119
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

esfinge, las pirámides menores. Hay un cambio molecular ahí afuera.


Soy testigo de un cambio cuántico allí. Las pirámides empiezan a des-
prenderse hacia arriba. Pieza por pieza.

La esfinge desaparece por completo. La arena se arremolina.

Un día, las pirámides no van a ser más necesarias. Partirán. Lo que


guardaban va a ser revelado. Lo que equilibraban, ya no va a estar.

Y supe que era un final abierto

En los días siguientes de esa visión, los diarios del mundo anuncia-
ban que se habría encontrado la tumba de Nefertiti.

120
TIEMPO DE LECCIONES

LA OSCURIDAD Y YO
OCTUBRE 2005

Me hallaba frente a la mar, sentada en posición de loto. Era de no-


che. Luna nueva. Sólo las estrellas ofrecían un poco de luz al paisaje.

Mi mirada se centró en el cielo. El color azul profundo me recordó


mi hogar. Metatrón tiene ese color...

Sentí una intensa curiosidad por ver que había detrás de ese cielo.
¿Habría algo?

Me puse de pie. Respiré profundo mientras repetía:


¿Que hay detrás de ese cielo?

Me sentí crecer. Crecer físicamente de tamaño. Mi cuerpo se fue


transformando. Estaba totalmente blanca.

Me volví gigante. Me miro.

¡Me había convertido en un dragón!

Esa imagen del cielo se me figuró un gran tapiz, un gran cuadro.

Entonces me dije: ¡puedo despegarlo!

Con los espolones de las alas, empiezo a hurgar en uno de los ángu-
los de ese tapiz, mi visión del cielo.

Quería ver qué había detrás ¡Y se empieza a despegar!

Pero… empezó a latir… a cambiar de forma mientras se despegaba.

Era negro. Profundo, total. Podía sentir su jadeo…

No me detuve; ansiosamente seguí despegando todo el borde


superior, hasta que se soltó totalmente. La materia terminó de
tomar forma.

Dando un salto hacia atrás, exclamé:


121
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

¡Dios! ¿Qué hice? ¡Es otro dragón gigante!

Pero éste era negro. Estaba furioso… jadeaba.

Me empezó a agredir, me lanzaba picotazos, me arañaba; con la


punta de su cola me lanzaba latigazos que arrancaban pedazos de mí.

Comienzo a defenderme. No había tiempo para reflexionar. Mi


instinto de supervivencia me decía que ¡debía defenderme de toda
esa agresión!

Yo también agredí, arañé, le arranqué pedazos con la punta de mi


cola; no tenía alternativa.

No recuerdo el tiempo que pasó. Recuerdo el cansancio. Recuerdo


que de vez en cuando, apoyaba mi gran cabeza en la espalda de mi
oponente para tomar un respiro. Eso me aliviaba.

Sin darme cuenta cuándo, tomé conciencia de que estábamos


enredados.

La lucha igualmente seguía, despiadada. Pero cada movimiento pro-


vocaba un mayor enredo. Cada vez estábamos más y más atrapados.

Y en un momento quedé inmóvil. Y el también. Estábamos absolu-


tamente trabados. No quedaba un solo espacio para moverse.

Respirábamos agitados, nuestras cabezas estaban unidas, una al


lado de la otra.

Pasó un rato, hasta que nuestras respiraciones se calmaron.

Luego… silencio total.

Me miré, con todos los ojos, los del alma también, y ví que tenia paz.

Mi cabeza descansaba en la de mi enemigo. Y la de él en la mía.

Paz.

122
TIEMPO DE LECCIONES

Como si un espiral me succionara, una parte mía se alejó de ese


cuerpo de dragón.

Y vi…

La imagen que quedó formada luego de esa intensa lucha, fue un


perfecto yin-yang.

Blanco y negro absolutamente integrados. Luz y oscuridad en per-


fecto equilibrio.

En ese momento supe que cuando no hay más necesidad


de luchar, sólo en esa quietud, se llega al Tao, y se permane-
ce en el centro.

En Unidad con Todo lo que Es.

123
CAPÍTULO III
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO
(…y siguen)

Y no dejen que ningún hombre, mujer o iglesia


les diga nuevamente que ustedes están separados de Dios,
¡NUNCA!

Tobias
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

LOS LAZON ENERGETICOS QUE NO NOS SUELTAN

Noche.

Me veo en la parada del colectivo interurbano en Villa Allende, a


unas cuadras de donde vivo.

Era una cálida noche de verano. Llega el colectivo


Subo. Saco dinero del bolsillo, no llevaba nada en las manos. Pago
el boleto.

Recuerdo el frió de los pasamanos del colectivo. Viajaba poca gen-


te. Me siento del lado de la ventanilla.

Siempre me gustó la ventanilla. Ver la gente, los locales, autos, edi-


ficios, las luces de la noche.

Era sábado, muy avanzada la noche.

De repente tomé conciencia de que una parte mía estaba afuera del
cuerpo. Esa parte se preguntaba: ¿A dónde vas?

La que estaba sentada, yo, seguía mirando el paisaje por la ventani-


lla. Intenté hablar con ella. Pero ni me miraba. Su semblante era sere-
no y claro.

Llegamos al centro de Córdoba. Ella se para y desciende en la gale-


ría Cinerama.
(No era ése el recorrido del Colectivo, decía esa otra parte mía: ¿que
hace por acá?)

Camina en dirección a la Av. General Paz, y dobla hacia el Bv. San Juan.

De repente veo que se detiene ante una vidriera, y se mira.

Ve su atuendo. Perfil bajo. Pantalón blanco. Remera celeste de al-


godón. Sandalias bajitas. Sin maquillaje; cabello recogido, desprolijo.

Sigue de largo. Mira hacia la Galería Rex, había mucha gente ingre-
sando. Seguramente al cine, por la hora. A la altura de la Facultad de
127
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Arquitectura se interpone alguien. Un muchacho de unos 25 años. La


toma firmemente de los hombros diciendo:

-¡Yo sé quién eres! ¡En este momento estás desdoblada!


Algún día nos volveremos a encontrar y nos reconocere-
mos. ¡Sigue adelante!.

El muchacho la suelta y se va corriendo.

Sigue de largo. Se detiene en el Teatro.


(¡Por Dios!, ¡A dónde vas!)
No cruza la calle, no era el Teatro el destino.
Llega hasta Bv. San Juan. Y dobla en dirección a la Cañada.

En ese momento supe: Iba a “María, María”. Un pub, al que sola-


mente una vez había concurrido.

Acudieron a mí muchos recuerdos de sucesos ocurridos hacía más


de 15 años.

Un muchacho, llamado XX. Lo conocí en una oficina de un conoci-


do común en la Galería Cinerama. Justamente allí donde me bajé.

Teníamos amigos en común. Hablamos un rato. Me invitó a tomar


un café. Acepté. Su rostro me inspiraba mucha compasión. ¡Tenía una
tristeza tan profunda!... Tal vez como la mía en esos tiempos.

Me visitó un par de veces. Me invitó a “María, María”. No era mi


ambiente. Pero acepté. No estaba interesada, me daba lo mismo ir o
no. Era un tanto abúlico, desapasionado, desamorado. Tal vez era mi
misma energía.

Esa noche, allí en “María, María”, quiso darme un beso. Le dije que
no. Que no lo sentía. Me acompañó hasta mi casa. Me dijo que yo le
gustaba. Yo le dije que yo lo conocía muy poco aún, y que necesitaba
más tiempo. No recuerdo más detalles.

A los días me enteré que XX había muerto. Se había suicidado.

Esto sucedió quince años atrás.


128
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

Esa cascada de recuerdos se abalanzó sobre mí al entrar a “María-


María” esa noche. El lugar estaba lleno de gente. Caminé abriéndome
paso entre las personas. Me dirijo hacia el lugar de aquella cita. Y allí
estaba. Daniel. Con su campera azul de pluma como la última vez que
lo vi. Sentado a una de las mesas.
-Hola, te he estado esperando - dijo pausadamente,

-¿Que haces aquí? – le pregunto.

-Nunca me dijiste el porqué… - él.

-¿Porque qué? – le repliqué, con los ojos inquietos y asom-


brados.

-¿Por qué no me amaste? Necesito saber… porque no puedo


irme así. Nadie me amó, y quiero saber en qué me equivo-
qué tanto, en qué fallé. Decime… por favor… ¿por qué no me
amaste?

Respiré profundo. Pedí asistencia. Pedí encarnar la sabiduría de la


Shekinah para responder ante semejante cuestión.

Y comencé a hablar. Le hablé acerca del amor de Dios. Le hablé


acerca de los aprendizajes, de la experiencia de la búsqueda, de las
elecciones.

Y le dije finalmente que sí fue amado de tantas maneras, y que yo


también lo amé. No como él esperaba que lo hiciera, quizás.

Que el estar allí en esa cita era un acto de amor.

No sé el tiempo que transcurrió.

Cuando las palabras se terminaron, sentí necesidad de colocar una


mano en su corazón y otra en el mío. Mientras hacía ese gesto, le dije:
-Esto no se puede comprender desde la mente,
sino desde el corazón.

-Siente el amor que yo siento. El amor que viene hacia mí


y me bendice es el mismo que llega hacia ti y te bendice.
129
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

-Siente … Respira profundo…

Su rostro sonrió y se fue iluminando. Cerró los ojos y respiró pro-


fundo. Todo él se fue transformando en luz.

En un momento, envuelto completamente en luz, volvió a abrir los


ojos un instante, me miró a los ojos y dijo con infinita dulzura:
-Gracias.

Desapareció. En medio de la noche. En medio de la


música. En medio de todas esas personas vestidas de
negro,… él se convirtió en luz…

Lo último que recuerdo es que volví a mi casa y me acosté a dormir,


en una cama que ya estaba ocupada… por mí misma.

130
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

DE MANIPULADORA INCONSCIENTE A
CREADORA CONSCIENTE

Siempre me gustaron las flores. ¿A quién no?

Siempre me generaba alegría sentir toda esa generosidad que ma-


nifiestan simplemente con “ser”. Color, detalles, aromas, formas, tex-
turas, simplemente ofreciéndose.

Hubo un tiempo en que me dediqué a la huerta familiar, huerta


orgánica. Aprendí a trabajar la tierra, aprendí a comprender los ciclos,
las estaciones, aprendí que todo era posible con amor y dedicación. Y
la capacidad de generar vida a partir de una semilla o un brote, dejó
una impronta en mi ser muy profunda.

Un aprendizaje que cambiaria mi vida para siempre.

De las flores, yo admiraba particularmente a una variedad: la “ale-


gría del hogar”.

Amaba la variedad de colores y admiraba su capacidad de reprodu-


cirse. Entonces empecé a reproducirlas. Hacía plantines.

Y luego las veía crecer. Y luego las regalaba.

Pero… no siempre tenía la constancia de regarlas. A veces pasa-


ban días en que no lo hacía y cuando me acordaba de ellas era dema-
siado tarde.

Muchas habían muerto.

Y me embargaba un tremendo sentimiento de fracaso, abandono e


impotencia.

Entonces volvía a reproducirlas. Había días que hacía más de


50 plantines.

Y las cuidaba de nuevo. Y las volvía a abandonar.

Cada vez que pasaba por un vivero y veía los plantines rozagantes y
131
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

dichosos, pensaba entre mí:


Claro, ellas reciben todo lo que necesitan día a día. No
pueden procurarse solas el sustento.

Empecé a notar que no crecían igual si las regaba a diario a la mis-


ma hora, que si lo hacía cuando me acordaba.

Cambiaba su geometría, cambiaba su color. Cambiaba su forma.


Algunas se ponían tan débiles que se empestaban.

Entonces empecé a tomar conciencia de que esa creación depen-


día de mi.

Dependía de mi amor, de mi atención y constancia.

Un día, de obsesiva e inconsciente manipulación creadora, apare-


ció un ser a mi lado: era “El Principito”. Me dijo:
- En mi planeta, sólo tengo una rosa. Y sólo a ella me dedico.

Me sentía abochornada. Mi accionar era vergonzoso. Entendí que


no estaba lista para crear y cuidar de mi creación. Y dejé de fabricar
“alegrías del hogar”, porque sólo era testigo de mi propia manipula-
ción, y morían ante mi abandono.

-“Si creas, hazlo de tal manera que entre Dios y vos


no exista diferencia” – susurró en mi oído, antes de
desaparecer.

Desde ese día, me repito esta oración:

“Desde el punto de luz en la mente de Dios, he venido


aquí a aprender a cuidar mi rosa”

También me lo susurraron al oído.

132
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

EL INFINITO Y EL VUELO DEL ÁGUILA

Un día, por fin, mi espíritu decidió romper el Sello de la Separación.

Y sentí el amor de Dios, que siempre estuvo, pero no me era visible.

Ese día me sentí lo suficientemente amada como para dar un salto


al vacío.

Y me tiré al abismo.

Y encontré el vacío más absoluto… y supe… que ahí estaba Dios.

Noches y noches de prácticas de vuelo.


Primero no podía girar. Luego me atreví.
Luego no podía mirar hacia atrás, luego me atreví.
Un día supe que el universo y yo éramos uno solo.

Y me miré… y tenía un cuerpo.

Sentí que aún no había entendido nada.

Que aun mi vuelo era de aprendiz. Volaba sí, pero no podía dejar de
sentir la jaula del cuerpo.

Luego… pude aceptar.

Pasaron innumerables horas de vuelo, con la jaula a cuestas, hasta


que llegó el día en que sentí “libertad” en el alma.

Dios...
¿Cómo no he de tirarme al abismo, si la certeza de tu con-
tención en el vacío es tan contundente?

133
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

CRUZANDO EL INFIERNO
JULIO 2006

Isis y Osiris. Su hijo Horus.

En esos tiempos trababa de comprender esta trilogía que impactaba


reiteradamente en mi vida, en mi cotidianeidad, en mis recuerdos de
otros tiempos… lineales por cierto, pero de aquí y ahora si aceptas lo
multidimensional como coexistencia.

Seth, el malo de esa película, “deidad brutal, señor del mal y las
tinieblas, dios de la sequía y del desierto en la mitología egipcia…”
… “La exacta traducción de Seth es desconocida, pero usualmente
se interpreta como “pilar de estabilidad”, significado asociado a la
monarquía” (Wikipedia).

Mi ser intentaba mostrarme cómo resolver y disolver esos viejos


arquetipos humanos.

Entonces, un día, Seth, me invita a conocer el infierno. Y sucede.

Ante mis ojos se abrieron las puertas del infierno.


- ¡Si yo no creo en el infierno!
- ¿Qué es esto?

Era un gran pozo en forma de círculo en el piso de unos 100 metros


de diámetro.

La imagen que vi, parecía sacada de “Los sueños de Don Bosco”.

Se veía fuego, se escuchaban llantos y gritos desgarradores, voces


desesperadas.
- ¿Que es esto? – cuestiono nuevamente, exigiendo
respuestas.

Un punto de luz se manifiesta a mi lado. Lentamente se expande y


toma forma.

María.

135
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

- Ven, hija mía. Yo camino a tu lado.

Sin juzgar, bajo por las laderas del cráter. Estaba caliente. Era os-
curo. Sólo lo iluminaban las llamas.

Había muchos “yoes” allí abajo. Mi corazón desbordaba compasión.

Me fui rescatando una a una.

No podía juzgarme. La compañía de María y su mirada me conta-


giaban esa compasión.

Era hora de saber que podía caminar en el infierno y no dividirme.

Mantenerme en unidad con Dios.

Saber que el estar allí era lo que elegí, para aprender a reconocer
la diferencia.

Vi mucha gente que camina por aquí conmigo.

Les pregunté a ellos:


- ¿Qué hacen aquí?

- Aprendiendo… decían unos.

- Esperando el momento… decían otros.

- No estoy listo para dejar esto… escuché también.

Vi un ser encadenado al final de un pasillo. Lo conocía. El había


pedido ayuda en esos días. Era alcohólico.

Allí entendí dónde terminaba mi recorrida ese día por el infierno.

María y yo nos acercamos a él.

María soltó sus grilletes, con tal dulzura…

Cayó desvanecido en sus brazos y me lo entregó.


136
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

- Sácalo de aquí… es hora – me dijo María, con su voz que


no suena, sólo resuena.

Pocos días pasaron, y ese ser de la visión a quien desencadenara


María, y quien también camina por aquí, se enfrentó con él mismo.

Y aquí, en este plano, también salió del infierno.

Supe entonces que el infierno no es más que un espacio de la ima-


ginación en donde la mente es quien domina el espacio.

Y la mente, en este contexto, es el Operador en Jefe de la


maquinaria dualística de esta ilusión.

137
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

EL PORTAL DE PAMPA DE ACHALA


DICIEMBRE 2006

Regresaba de un extraño viaje, en donde mi auto se descompuso


por completo en medio de la ruta solitaria. Sólo había una pequeña
edificación en kilómetros: Una gruta.

Tuve que recurrir al auxilio de una grúa y dejar el auto solo, ya que
me encontraba a muchos kilómetros de mi ciudad.

Antes de seguir viaje, cruzo la ruta en dirección a la Gruta para


preguntarle a María si tenía algún mensaje para mí, y por qué no podía
continuar mi viaje.

Ella respondió:
- “Tu eliges lo que quieres ver, y en qué eliges creer”.

Confusa por la respuesta, decidí no juzgar nada de lo que estaba


viviendo, y continué mi camino.

Al día siguiente tenía otro encuentro pactado en Pampa de Achala,


y necesitaba regresar a mi hogar para organizar lo del auto y empren-
der el nuevo viaje.

La dueña de casa, un ser muy luminoso, dedicada a la Terapia Flo-


ral, me invita a pasar el fin de semana. Otra heredera de quilates de
sabiduría de sus ancestros comechingones.

Llega la noche y me destinan un cuarto de la casa.

Justamente, en ese cuarto vivió un ermitaño, no supieron decirme


cuánto tiempo.

Me acuesto en una cama de 2 plazas, al lado de mi hijo más peque-


ño, Miguel Ángel, quien me acompañara en la travesía.

La dueña de casa se despide y cierra la puerta del cuarto.

Me acuesto, y ni bien cierro los ojos, entro en otra realidad de tiem-


po-espacio.
139
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

El cuarto no era el mismo; en lugar de una puerta, tenia cuatro.

En lugar de una cama, tenía tres camas.

Ya no estaba sólo con Miguel Ángel, sino que también estaba mi


hijo mayor, Pablo.

Se repite la escena de despedida de la dueña de casa, pero agrega


esta advertencia:
-Cierra bien la puerta

Entonces, me acerco a una de las cuatro puertas para cerrarla y


veo, asombrada, que tiene muchos cerrojos y cerraduras.
Mientras las cerraba una a una, me preguntaba:
- ¿A qué le tienen tanto miedo aquí?

Miguel Ángel me observa, y me pregunta:


- ¿Te ayudo?, sino ¡vas a tardar mucho en cerrar todas las
puertas!

Antes de contestarle, ya se había dispuesto a cerrar la tercer puer-


ta, y Pablo la cuarta puerta.

Simultáneamente, ambos abrieron las puertas en lugar de tan


sólo cerrar.

Al instante siento un alarido desgarrador de Miguel Ángel, y un


grito ahogado y desesperado de Pablo, giro violentamente mi cabeza y
alcanzo a ver que desde el otro lado de la puerta que alguien los había
agarrado y expulsado del cuarto.
¡Dios!, ¿qué es esto?- me preguntaba desesperada.

Mientras, intentaba desplazarme hasta la puerta. Paralizada por el


miedo ¡no podía mover un solo músculo!

Milésimas de segundos, segundos, minutos, horas, ¡no lo sé!, la no-


ción del tiempo es tan lejana en esos estados.

Traté de salir de mi prisión, y empecé a respirar. Me decía a mi


misma:
140
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

- Busca, busca en tu interior. Allí está la respuesta, tú lo


sabes, búscala.

Recordé la imagen de la Gruta del día anterior.


Recordé las palabras de María:
“Tu eliges lo que quieres ver, y en qué eliges creer”.

Entonces, elegí no tener miedo, elegí sentirme cuidada, y que mis


hijos también estaban siendo cuidados.

Entonces, en un impulso de abrumadora certeza, salgo por la se-


gunda puerta.

En ese instante, empezó algo que sólo se puede asemejar a la fuerza


arrasadora de un Tsunami…

Por el interior del cuarto, ¡pasó un tren!

Un tren que ocupaba todo el ancho de la habitación, pasó a una


velocidad increíble arrasando con todo, todo lo que había en su inte-
rior, camas, alfombras, cuadros, mesas… todo.

Quedó una sola cosa en pie: la pared, con sus 4 puertas… y los tres,
mis hijos y yo, mirándonos en silencio…
Aún sosteníamos el picaporte de las puertas en nuestras manos.

No había ya miedo allí, sólo certeza. Y agradecimiento. Y paz.

Sonriéndome, le hice un guiño cómplice a María, que desde su gru-


ta me enseña con historias inolvidables.

“La elección de cada uno, escribe tu propia lápida o mani-


fiesta una bendición; todo depende de dónde te pares a mirar”.

141
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

LA BOCA DEL LOBO


FEBRERO 2008

Hay ciertos espacios en el Universo que me atraen particularmente.

Uno de ellos es “la boca del lobo”.

Pareciera que mi ser eligió esa “aula” para enfrentarse a los desa-
fíos más intensos de mi alma.

Siempre se nos enseñó: “no te metas en la boca del lobo”.

Pero, haciéndole honor a mi sello de Humano, rompí con toda es-


tructura que conformaría mi existencia.

Y, por cierto, desobedecí muchas órdenes y/o mandatos familia-


res, sociales, religiosos, entre otros.

Entonces cuando me decían “no te metas en la boca del lobo”, me


sonaba como la más tentadora de las invitaciones a entrar en ella.

El problema no fue entrar, sino aprender a salir.

A lo largo de mi caminar multidimensional, tuve mucho contacto


con lo chamánico. Águila Blanca fue mi gran Maestro y Guía en ello.

Luego de unas largas noches de intenso desafío espiritual, donde


me sentía “sorteada” cual trofeo de guerra, pedí asistencia para poder
descansar.
- ¡Muéstrenme cómo desaparecer! ¡Quiero volverme invisi-
ble y que nadie me encuentre en estas horas! - tal era mi
pedido desesperado.

Como tantas otras noches, apareció Águila Blanca: sostenía firme-


mente de su pelambre a un enorme y bellísimo lobo blanco.

Respiré profundo. Águila estaba allí. Todo estaba en orden.

Como lo había hecho durante todo mi aprendizaje, de vez en vez


Águila Blanca me traía de regreso mis animales de poder.
143
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

No era un evento casual ni caprichoso, sino que la energía y las cua-


lidades de ese animal representaban lo que aún yo no había integrado.

Tardé mucho tiempo en comprender que los animales de poder son


necesarios, hasta que te puedes convertir en ellos.

Ser uno con ellos, en tal alquimia que sus cualidades sean también
las tuyas.

La noche que Águila Blanca se presentó con el lobo, quedé en un


estado de inmediata paz y me dormí profundamente.

En los días siguientes, tenía la visita de un Chamán en mi casa.

Iba a hacer mi primer viaje chamánico con tambores.

A él le consulté qué energía traía el lobo. Me dijo: “El lobo es un


experto en camuflaje. Y es el último animal de poder que incorporas.
Cuando aparece el lobo ya estas lista para el paso a la maestría”.

A partir de incorporar al lobo, adquirí la habilidad de ser invisible


en los reinos sutiles, ante los que elijo no ser encontrada.

Al tiempo, como con toda la energía que se coexiste y cohabita in-


tensamente, me mimeticé, me hice uno.

Y supe, que el lobo y yo éramos uno.

Así, como con cada animal que fui incorporando.

Pero el lobo... y la boca del lobo... ¡que mágica alquimia!

Comprendí que cada vez que entré a la boca del lobo, estaba eli-
giendo vivir mi propia “Escuela de misterios”, o atravesar “Los 12 tra-
bajos de Hércules”, o -¿porque no?- sentir la “Noche oscura del alma”
de los místicos cristianos.

Infiernos míos y ajenos, demonios de mi mente y de mentes ajenas,


mundos imaginarios reales o no, “enemigos”... todo ello en la boca del lobo.

144
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

Hoy, con una sonrisa a flor de labios, me pregunto: ¿enemigos de


qué o quién?

Lo cierto es que hay un lugar en el universo que se convierte en


“Aula de la Nueva Energía” si así lo eliges. Sólo tienes que atreverte a
ser desprogramado.

Se llama “la boca del lobo”.

Y de tanto estar allí, la cueva desaparece, y ya no hay muros. Los


atraviesas limpiamente.

Y de tanto estar allí, la luz y la oscuridad se mezclan en una danza


única e incomprensible para la mente racional. Pero magnificente para
tu ser expandido.

Y de tanto estar allí, tu miedo se hace amigo y ya no es miedo.

Y de tanto estar allí, sólo te queda una sola cosa para


hacer. Sólo SER.

Y, entre otras cosas, también te conviertes en lobo.

145
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

RECLAMOS ¿HUMANOS?
MARZO 2008

-¿Y vos escuchas?

- Escucho, escucho todo, y más allá de los lenguajes


humanos también.

Sé que me puedo equivocar,


cientos de veces
y lo seguiré intentando;
aunque me doble, no me quebraré
porque no tengo nada mejor que hacer
que cuidar mi rosa.

147
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

UN GRIS EN MI CONSULTORIO
MARZO 2008

Ella sufría de fuertes dolores de cabeza, y una sofocante sensación


de que su mente no le pertenecía.

Desde hacía un tiempo se desconocía, actuando de maneras explo-


sivas dañando todo cuanto se encontraba a su alrededor.

Comienzo la sesión. Invariablemente el cambio de dimensión se


revela ante mi conciencia.

El protocolo de siempre, el permiso, las intenciones, la certeza de


que ambas acordamos este encuentro de re conexión.

Puedo ver el interior de su cerebro, y aparece claramente una man-


cha verde flúo foránea, latiendo en medio de la masa cerebral.

Sentí una presencia, mi estómago se vuelve espasmódico.


Nada agradable. Siente una fuerte repulsión y pregunto:
-¿Quién está allí?

Levanto la vista y veo un ser de pie en frente mío, parado al lado de


la camilla.

Era una imagen impactante. Piel gris como pegajosa, de tamaño


pequeño, su cabeza era desproporcionadamente grande. Casi no tenía
nariz, sus ojos eran enormes, rasgados. No tenían iris, solo una bóveda
roja sanguinolenta.

Mi tremenda aprensión, logró sacarme de mi centro, y mi men-


te tomó el mando, poblando de juicios mi visión. Feo, cruel, inva-
sor, soberbio…

Mientras mi mente juzgaba, el mete su mano en medio de la cabeza


de mi paciente, como impidiendo que yo interviniera.

Vi claramente que era un dispositivo de control, algo así como


un chip.

149
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Le dije entre irritada y temerosa:


-¿Que haces aquí?

El, sonriendo burlonamente respondió al instante:


Estoy porque ella me lo permitió. Fue muy fácil entrar.

No sé cuanto tiempo pasó, mientras en medio de mi parálisis lo


observaba tamborilear los dedos sobre la camilla, disfrutando de mi
enojo y alimentándose de él.

Lo único que atiné a decir imperativamente fue:


- ¡Retira ese dispositivo ya mismo! ¡Y sal de aquí!

Como respuesta recibí una risa burlona y despiadada, mien-


tras su mirada ensangrentada se clavaba en mis ojos,
inmovilizando mi corazón.

Definitivamente no tenía ningún poder sobre él ni sobre la


situación.

Pedí asistencia.
- ¿Cómo salgo de esto? ¡Asístanme, por favor!

Inmediatamente, una mano fuerte y cálida se apoya en mi hombro


y me susurra al oído:
-Ámalo

Todo mi ser se estremece


¿Qué me estaba pidiendo?, ¿cómo voy a amar a esa cosa
abominable?

Vuelve a insistirme:
- Ámalo

Supe que era Ashtar, quien me estaba asistiendo.


Respiré profundo, busqué, busqué en mi corazón respuestas, razo-
nes para amar, razones para aceptar, razones para comprender lo que
estaba sucediendo allí.

No encontré razones, porque no las hay. Me encontré a mí misma.


150
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

Me encontré a mí misma, buceando en mi búsqueda implacable.


Donde invariablemente encuentro espejos.

Me encontré recordando la historia de los Zeta Reticulli y sus limi-


tadas realidades dimensionales.

Recordé que ellos no conocen el amor. Y no pude menos que lle-


narme de infinita compasión. Por él y por mí también. En ese momen-
to no era mejor que él, éramos iguales. Yo también estaba atrapada
por dinámicas limitantes en mi dimensión.

Podría llenar páginas con explicaciones de genética estelar. Pero


no es el punto aquí.

Me bastó con recordar que ellos no conocen el amor. No saben lo


que es un abrazo amoroso, no han experimentado una caricia. Y yo sí
las había experimentado y desde muchas dimensiones, y repetidas ve-
ces, y estoy llena de certezas de amor.

Entendí, entonces, qué hacía ese gris en mi consultorio. Entendí


que buscaba la fórmula, o el camino, o quizás tan sólo una pista acerca
de cómo lo hacemos los humanos.

Tan sólo abrí mi corazón y me imaginé dándole ese regalo.

Un abrazo compasivo, un beso en su mejilla. Una oportunidad de


saberse amado, como a mí me la dieron.

Lo miré, sólo lo miré con ojos prestados. Ojos de Madre Celestial.

Y la luz obró su milagro.

Sin reproducir una palabra, el gris, el zeta reticulli, me sonrió y sacó


limpiamente el dispositivo de ese cerebro.
-Gracias.

Ésa fue su única palabra antes de esfumarse por completo.

¿Para qué más?

151
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Ella, no volvió a repetir los síntomas.

Yo, por mi parte, seguiré intentando hacer míos esos ojos


de Madre Celestial.

152
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

LOS DUGPAS Y EL ROBO QUE NO FUE


AGOSTO 2007

Ella es pleyadiana. Es lectora de Registros Akáshicos y canalizadora.

Su ser se había detenido. Estaba anclada en una encrucijada, y se


sentía ausente. Sus sentidos no físicos la habían abandonado. Incapaz
de ver, escuchar y expresarse, había perdido toda conexión con otras
realidades.

Noches confusas y alteradas la acompañaban desde hacía varios días.

Acordamos una sesión entre otras consultas. Como pocas veces en


estos años, uno a uno los pacientes de ese día suspendieron sus tur-
nos. Sólo quedó ella.

Empezamos la sesión. Inmediatamente un manto denso se deposi-


ta en la habitación.

Ellos estaban allí, los “Hermanos de la sombra”. Ellos se presenta-


ron como los Dugpas.

Eran cerca de veinte, apiñados en el recinto del consultorio, muy


cerca, muy invasivos, muy oscuros. Sus capas negras con capuchas ter-
minaban de darle el marco tenebroso.
-Buenas tardes a todos.

Los saludo serenamente, su presencia no me alteró. Mas me pre-


guntaba qué hacían allí, y por qué tantos.

Antes de formular pregunta alguna, ya habían leído mi pensamien-


to y respondió uno de ellos que tomó la palabra:
-Ella nos pertenece, es de los nuestros. Donde ella está,
vamos nosotros.

Serenamente, pero con autoridad les digo:


-Ella sólo se pertenece a sí misma.

Él inmediatamente replica:
-Ella hizo un pacto con nosotros, a cambio de conocimiento. El
153
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

conocimiento lo tiene y ella nos pertenece desde entonces.

El diálogo continúa diciéndoles:


- Pues ella está aquí porque quiere disolver el pacto. Con
todo respeto, les pido que la liberen.

Ellos se reúnen en círculo y un diálogo transcurre entre ellos.


Convoco al amable Anciano de Días, solicitando permiso para ac-
ceder a los Registros. Un solo movimiento de su cabeza, aprobando la
intervención, abre las puertas dimensionales donde todo es posible.

Simultáneamente la paciente expresa firme y claramente su nueva


elección:
-Elijo recuperar toda la autoridad sobre mi existencia y mis
elecciones. Ya no quiero pertenecer a vuestra orden.

Sólo una palabra dijeron:


-Aceptamos.

Se retiraron, haciendo una reverencia.

Inmediatamente acomodo los entramados, los cables; reingresan


los aspectos dormidos ajustándose armónicamente. Libres,
empoderados, luminosos.

Ella se incorpora, entre feliz y sorprendida, preguntando:


-¿Qué fue todo eso? ¿Yo fui una de ellos? ¡Pero, son
magos oscuros!

Sonriendo, imitando al anciano le contesté:


-¡Todos hemos sido de todo! No podríamos comprender el
camino de retorno a la Unidad si fuera de otra manera.

Le agradezco una vez más su infaltable presencia, y El Anciano


se retira.

Terminé esa sesión y volví a mi casa. Era demasiado para digerir en


una sola vez, y me sentía muy conmovida ante semejante contacto, y
sobre todo por el respeto que se había desplegado entre los “Herma-
nos de la sombra” y yo.
154
TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

Pero, no podía ser tan fácil de aceptar para mi mente.

En el camino de regreso a casa, mi mente empezó a jugar su juego


de dudas y miedo.

¿No irán a tomar represalias? Son seres oscuros, ¿por qué habrían
de quedarse sin hacer su movida?

Entre los autos, los semáforos, las dudas, el pedido de asistencia y


claridad, perdí noción del tiempo, y de un momento a otro me encon-
tré en la puerta de mi casa.

Entro a la casa, aún repasando cada suceso, cada mirada que


intercambiamos, tratando de entender, alejando las dudas y la
inseguridad.

Llego a la cocina y advierto que la puerta de atrás de la casa está


abierta de par en par.

El tiempo se detiene, mi corazón se congela:


-¡Alguien entró a la casa! Dios ¡otra vez no!

Un agite sin precedentes se desarrolló en mi mente mientras cami-


naba hacia el dormitorio.

Recordé que tenía una importante suma de dinero, para pagar el


alquiler del Centro donde trabajaba, en el guardarropa de mi cuarto.

Esos pasos fueron interminables, todo transcurría en cámara len-


ta, menos la velocidad de mis pensamientos.

Recordé todo lo que transcurrió en la sesión, también mis dudas


posteriores acerca de las represalias. Recordé el respeto, las miradas,
el permiso, el anciano, la fe, las certezas, todo junto se agolpaba con la
furia de un torbellino.

Mientras, había llegado a mi cuarto y veo todo tirado en el piso;


ropa desparramada, libros, electrodomésticos.

Una vez más, me dije mientras mi vista recorría cada centímetro


155
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

del lugar:
- No elijo ya esto. No quiero esta realidad para mí. Res-
peto y quiero ser respetada.

Mi vista se detuvo en el estante donde tenía guardado el dinero.

Estaba allí, a la vista. Acomodado y apilado. No lo llevaron. No se


llevaron nada.

Mis piernas temblaban, de emoción y felicidad, de adrenalina con-


tenida esparciéndose por mis venas.

Cierro los ojos y respiro profundo. Una voz a mis espaldas susurró:
-Nos trataste con respeto y te lo devolvimos. Solo
vinimos a visitarte a nuestra manera.

Sobrepuesta a tanta sorpresa, recordé que era la víspera de mi


cumpleaños.

Y el Universo me acababa de dar el más sorprendente de los regalos.

156
CAPÍTULO IV
TIEMPO DE DUDAS
(…y siguen)

“Si estás por entero abatido,


será porque antes decayeron tus pensamientos”

Madamme Blavatsky
TIEMPO DE DUDAS

DURMIENDO EN EL REGAZO DE MARÍA


INVIERNO 1999

María es lo más
Sereno,
Suave,
Simple,
Profundo,
que he sentido en todos los reinos.

Con ella atravesé el infierno por primera vez en forma consciente -


lo que nuestra mente concibe como el infierno –, y ella es una Reina
en la Unidad.

Antes, atravesaría muchos infiernos sin reconocer que ella estaba a


mi lado siempre.

Me separé estando embarazada de 4 meses de mi último hijo. Fue


una época de duro entrenamiento.

Pero en aquellos tiempos no sabía más que… el dolor y la cruz que


había que llevar, y que ciertamente me merecía todo ese pesar.

¿Cómo es que nuestra percepción de nosotros mismos, crea la ima-


gen de nuestro punto de encaje en el universo?

Cada noche le pedía a María que me cobijara y me protegiera.

Mi situación era “caos” en todas sus formas. Solo podía sentir mi


fragilidad en medio de tanta hostilidad…
… y cada noche cuando cerraba los ojos, yo veía que mi ser era del
tamaño de una hormiga, extraviada además…

Perdida, pedía auxilio. Y cada noche me aferraba a algo que me era


familiar. Un lienzo.

Un lienzo al que subía como trepándome, sujetándome palmo


a palmo.

159
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Luego supe que ese lienzo era de la falda de la túnica de María.


Trepaba… agotada… para, finalmente, llegar dificultosamente a
su regazo.

Llegar a su regazo y quedarme acurrucada allí, y rogar….

Rogar por un día más… sólo un día más de fuerzas para seguir lu-
chando por mis hijos…
… Yo no importaba.

Y allí, seguramente de tanto habitar su espacio, lentamente me fui


convirtiendo en continente como ella.

Mucho más tarde, también aprendería a ser contenido.

Comprendí mansamente el lenguaje del amor incondicional.

Comprendí la importancia del silencio, de la ausencia de palabras.

Paso mucho tiempo, hasta que tomé conciencia de que jamás me


había sentido juzgada por ella.

E intenté emularla. Hoy sigo intentándolo.


Ha pasado un largo tiempo ya. Ocho años. Y en este tiempo sólo
he acumulado oportunidades de aprender. Sólo espero no haber per-
dido todas.

He tenido el privilegio de ver a María cuando mira al mundo con


sus ojos.

He tenido el privilegio de ver a María cuando abre nuevamente las


Puertas del Cielo a los que se perdieron el tren luminoso… aquel tren
que sólo pasa una vez.

He tenido el privilegio de ver a María deslizarse simulando cami-


nar cuando alguien la solicita… solícito…

He tenido el privilegio de escuchar su voz que no suena, sólo resue-


na en el corazón… si así lo eliges…

160
TIEMPO DE DUDAS

Ha pasado tiempo ya.

Hoy sé que todos podemos ser “Madre Celestial” si apren-


demos a mirar con sus ojos.

Gracias, María. Tú sabes por qué.

161
TIEMPO DE DUDAS

PARA CUANDO MI ESPÍRITU DESPEGUE


DE MI CUERPO Y VUELVA A CASA
NOVIEMBRE 2005

Éstos son mis deseos para lo que quede de mí en esta dimensión:

Si cuando me llegue la hora, no aprendí a salir caminando del cuer-


po y estoy moribunda, quisiera que me acompañen seres de mi familia
del alma.

Escuchen a mi espíritu, para cuando esté lista para cruzar el Puen-


te de la Flores, así me ayudan a volver a casa.

Y si muero repentinamente, mejor. Quiere decir que estaba lista.

No me lloren, yo estaré mejor que ustedes.

Mejor, hagan una fiesta, porque cumplí la misión de la que tuve


conciencia,

No quiero ser enterrada, quiero ser cremada.

Mis cenizas deberían volar por el lugar que más les guste.

Honren mis cenizas; después de todo fue el Templo, muchas veces


maltratado, de mi Espíritu Divino.

Si quieren comprar flores, regálenselas a mis hijos, para que re-


cuerden que siempre me gustó multiplicar las “Alegrías del Hogar”.

Quizá las multiplicaba, porque hasta que escribo esto, no aprendí a


ser alegre ni a disfrutar la vida.

En este momento me saltan las lágrimas, porque me doy cuenta de


que mi desafío en esta vida aún no lo logré, que es “Disfrutar la Vida”,
según los Mayas.

Y me gustaría tener tiempo para aprender a hacerlo.


Y me gustaría reescribir esta carta con otro final.

163
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Te encargo a vos, Miguel, raro y viejo amigo del alma, que defien-
das mis deseos a la hora de mi muerte como lo hiciste en la vida.

Dale una copia de esto a mis hijos.


Diles que los amo
Diles que siempre traté de hacer lo mejor que pude.
Que me perdonen mis fallas
Que honren mis aciertos
Diles que no me busquen ni me lloren; yo por mi parte trataré de
no dejar pendientes.

164
TIEMPO DE DUDAS

EL ARCÁNGEL MIGUEL Y SU ESPADA


PRIMAVERA 2006

Me dejaba atravesar. Porque me sabía en el Uno. Sombras oscuras


que salían de los cuerpos de mis pacientes. A veces eran muchos.

A veces era personal, porque nos conocíamos. Y era difícil; mis pier-
nas a veces se congelaban.

Me mostraron que debía crear un campo intermedio, donde que-


daran estos seres hasta que las jerarquías de luz se ocuparan.
Querían entrar en mí cuando salían de los otros. Yo me dejaba atra-
vesar hasta llegar a ese campo.

¿Vanidad?

Pedí asistencia. Sentí que era muy pesado para mí. El Arcángel
Miguel me había dado varias espadas a lo largo de mi camino, pero
muchas veces me sentía abrumada y superada en mi capacidad.

¿Muy pesado para quién? ¿Para mi mente?

Una noche, Miguel, se presentó al lado de mi cama. Puso su espada


al lado de mi cuerpo y me dijo:
-Haz tu trabajo. Tú operas. Yo hago mi trabajo. Estoy a tu
lado. Siempre.

Nunca más intentaron entrar en mí. Miguel, siempre a la cabecera.

Ha pasado un cierto tiempo ya de todas esas historias.

Hoy Miguel sabe que puede tomarse vacaciones conmigo, porque


encontré todas las respuestas que buscaba. Eliminé la palabra “lucha”
de mi vocabulario.

Entonces se mudó a otra dimensión de mi experiencia, y cuando lo


hizo, a mí se me cambiaron las preguntas.

Preguntas que siguen necesitando respuestas. Pero no acerca de


cómo ganar una batalla, sino de cómo permanecer en el Centro de mi
165
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

ser, aun cuando todo arda en llamas a mi alrededor.

En esta nueva dimensión, el Arcángel Miguel no necesita espa-


das. También me acompañó al funeral de la mía y está enterrada
hace tiempo.

Y a n o s o y u n a “ G u e r r e r a d e l a Lu z ” , s i n o u n a
“Integradora de la Unidad”.

166
TIEMPO DE DUDAS

LA CASA DE DESCANSO ENERGÉTICO DE MARÍA


PRIMAVERA 2006

¡Estoy agotada!

Necesito descansar. Hoy no quiero lecciones.

¡Estoy confundida!

Ni siquiera quiero procesar. ¿Hay algún lugar en el universo para


descansar, por favor?

Necesito un espacio donde nadie me encuentre. No quiero llama-


das telefónicas, ni mensajes, ni e-mails ¡en ninguna dimensión!

Silencio.

Una luz…

María.

Su dulzura infinita.

María… esa mirada que no deja dudas acerca de lo continente.

- Ven a mi casa, tengo una cama para tí.

Sin palabras...

En la casa de María, tengo reservas. ¡Qué lujo!

167
TIEMPO DE DUDAS

EL EGO ACUSA RECIBO


DICIEMBRE 2007

Siento muchas presencias en mi cuarto.

Estoy en vidriera. Eso elegí.

¿Y ahora? ¿Cómo sigue?

Mi cintura está partida hace unos días.

Punto “Ming Men”. La Puerta de la vida.

Duele. Impacta.

Busco la certeza a cada instante.

Todo está en perfecto orden así como es.

María, hoy es tu día.

Acompáñame una vez más. Como siempre.

Pero hoy, házmelo saber.

169
TIEMPO DE DUDAS

NOCHE DE VUELO CON DUDAS


FEBRERO 2008

Salgo y me preparo para volar. Levanto mis brazos cerrando los


puños y salgo hacia el cielo. Un poco improlijo al principio, vertigino-
so después.

No tenía ningún plan, sólo quería volar muy lejos. Actuando cual
niño caprichoso alborotado por salir a jugar, me olvidé del protocolo,
del respeto a las reglas.

De pronto, algo me detiene bruscamente.

Mis brazos están fuertemente atados y no puedo avanzar más. In-


tento zafarme desesperadamente. ¿Quién me está atacando? Juzgó
mi mente.

Me despierto. No veo nada, está muy oscuro. Mi cuerpo inmóvil,


mi cabeza también está como envuelta en un yeso.

Vuelvo a cerrar los ojos y recapitulo en silencio.

“Ilusión, ilusión, ilusión,


es sólo una ilusión,
no dudes ni un instante de quien eres”

Respiro.

Metatrón se hace ver, El aparece sujetando mis manos, con su mi-


rada clara y firme diciéndome:

- ¿A dónde ibas? No viajes sin un destino; recuerda, te


puedes perder en el camino.

Y recordé lo que alguna vez comprendí; que no todo es lo que parece.

Sumergida en el miedo por sentirme detenida, mi ser se dividió en


fragmentos insospechados.

El miedo paraliza, separa, detiene la conciencia en una instancia


171
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

dual, encasillando los sucesos como “buenos” o “malos”.

Una vez más comprobé que los “enemigos” están sólo en la mente.

Nadie me estaba atacando, sino que me estaban salvando


de mi propia inconsciencia.

172
CAPÍTULO V
TIEMPO DE CERTEZAS
(…y siguen)

¿Acaso no es un sueño que ninguno de nosotros


recuerde haber soñado, que ha construido vuestra
ciudad y diseñado todo lo que se encuentre en ella?

…. Y si pudieras oír el murmullo del sueño,


no escucharías otro sonido

Kahlil Gibrán
TIEMPO DE CERTEZAS

LOS DIBUJOS

Un día sentí la necesidad de dibujar la belleza angelical de María.


Hacía unos días la había visto desplazarse. No caminaba, flotaba
mansamente.

Su imagen impactaba permanentemente en mi cabeza. Me senté a


dibujarla. Quería capturar al menos su dulcísima mirada.

Solo unos pocos trazos ligeros y estuvo listo. Me gustó ver que
sonreía siempre y que su mirada me seguía por donde fuera.

Esa noche dejé el dibujo en la parte superior del hogar de la casa.

A la madrugada me despierta mi hijo Nelson, que acababa de llegar.


-Má…, má… ¿quién es ésa que está en el living?

Yo, medio dormida, le dije:


-¿Quién está?

-Ese dibujo que hiciste…, ¿quién es?

-¿Por qué? ¿Qué pasa? – le dije, tratando de coordinar.

-Porque me asusté...Entré y escuché como unos indios


cantando una música rara y vi el dibujo. ¿Quién es?

-Es María, la madre de Jesús – le contesto

Entonces con una expresión adolescente me dice, despreocupado:


-¡Ah! Bueno, me quedo tranquilo. Hasta mañana entonces.

-Hasta mañana hijo.

...

A los días, el Arcángel Miguel y el Arcángel Rafael, aparecieron


fuertemente en mi interior y sentí que debía dibujarlos.

Miguel tenía cara y expresión de niño.


175
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Su rostro me transmitía inocencia infinita y a su vez una gran


fortaleza.

Rafael, bien parado, sereno y despierto.

...

Luego San Francisco de Asís. Es una energía muy presente en mi


vida. Hasta el día de hoy me acompaña. La calle en donde vivo lleva
su nombre.

De niña, cuando leí acerca de su vida, me impactó fuertemente su


capacidad de comunicarse con los animales, su desapego y libertad.

Esta oración de San Francisco de Asís acompañó gran parte de


mi adolescencia.

Señor, haznos instrumentos de tu paz.


Donde haya odio, sembremos amor;
donde haya ofensa, perdón;
donde haya discordia, unión;
donde haya duda, fe;
donde haya desesperación, esperanza;
donde haya tinieblas, luz;
donde haya tristeza, gozo.

Concédenos que no busquemos


ser consolados, sino consolar;
ser comprendidos, sino comprender;
ser amados, sino amar.
Porque dando, es cómo recibimos;
perdonando, es como somos perdonados;
y muriendo, es como nacemos a la vida eterna
176
TIEMPO DE CERTEZAS

Y lo dibujé. Y está siempre por aquí. Como San Francisco o como


Kutumi.

...

Luego, Jesús.

-¿Me dibujas a mí?

Había demasiadas imágenes en mi mente. ¡Tantos rostros de Je-


sús a lo largo de la historia! Yo misma hacía unos años había dibuja-
do a Jesús.

Busqué ese dibujo y lo encontré. ¡Era tan doliente! ¡Su rostro de-
notaba una profunda tristeza! No era así el que caminaba ahora por
mi casa.

Y comencé. Cuando terminé de hacerlo supe que ese Jesús ya no


estaba en la cruz. Su rostro no tiene dolor.

Sólo unidad y eternidad.

...

Una noche, recapitulando el día, sentí una voz a mis espaldas:

-Nosotros también queremos un rostro.

Inmediatamente supe que se trataba de los otro cinco arcángeles.


No alcanzo a girar la cabeza, que sentí como bolas de luz, cinco; entra-
ron a mi cuerpo a la altura de mi corazón.

Eran ellos. Inmediatamente busqué papel y lápiz: Uriel, Samuel,


Gabriel, Jofiel y Zadquiel.

Todos bellos, luminosos, generosos…

...

Pasó un cierto tiempo.


177
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Luego Kwan Yin. Nos reconocimos. Compartimos algún tiempo aquí


en este plano.

Tiempos difíciles.

Fue en el Templo Negro de la Atlántida. Si me lo permite, algún día


escribiré esa historia.

KWAN YIN

178
TIEMPO DE CERTEZAS

ENCUENTROS DE SANACIÓN CON MI MADRE

(1)
Un día vi que muchos ángeles con alas, parados a los lados de mi
madre, tomaban los dedos de sus manos y de sus pies.

Sus movimientos eran lentos, suaves, sutiles, casi imperceptibles.


Acariciaban sus dedos, los enderezaban, los mimaban.

Mientras, ellos la miraban a sus ojos, ojos abandonados en otras


esferas tan lejanas.

Pero, aun sin ser escuchados, ellos decían:


“Sólo tienes que creer”
“Sólo tienes que creer que es posible”.

(2)
Jesús mismo estaba allí, con su luminosa presencia, en su puro
Amor y Misericordia, casi conmovido por tanta entrega de vida.

Se arrodilló frente a ella, le lavó los pies con infinita ternura y


dedicación.

Agradeció, bendijo tanto amor, y dijo:


“Sé de tu sufrir, sé de tu inmenso amor, y me honras. Tam-
bién, quiero que sepas que no es necesario que sea de este
modo”.

Mis manos se apoyaron en los hombros de mi madre.


Y pedí, de Cristo a Cristo, que le fuera quitado su dolor.

Su Cristo, serena y respetuosamente, contestó:


“Ella sabe lo que hace”.

Repuesta de la sorpresa ante esa contestación, repliqué sin enojo:


-“Pero ella no soporta ya tanto dolor, es demasiado”.

Jesús habló:
- “Ella sabe lo que hace. Y tú también sabes lo que debes
hacer. Un espíritu en crecimiento debe ser respetado en sus
179
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

elecciones, no puedes intervenir”.

“Solo ámalo y respeta pacientemente su aprendizaje”.

(3)
Y ahí estaba el espíritu de mi padre, Antonio. Solicito, sumiso y
callado, esperando el momento para ser escuchado.

Dijo a mi madre que la amaba, que la amaba desde todos los espa-
cios sin tiempo, sin dimensión. Dijo que siempre la acompañaba y que
nunca estaba sola.
No molestando, sino quizás a la espera de que alguna vez sea com-
prendido y perdonado.

Eso que los humanos sólo podemos hacer, cuando comprendemos


que somos espíritus en crecimiento experimentando aspectos de Dios.
Todos de Dios.

Y como siempre, ahí estaba Jesús, imponente y sereno, respondien-


do al instante el llamado.

Su imagen sobrevolaba el cuerpo de mi madre. Estaba erguido a la


altura de sus pies, magnificente.
Y dijo, con la autoridad de quien lo Sabe Todo y lo Puede Todo:
Querida Hermana, devuélveme mi Cruz. Ya no debes
cargarla.

Extendió sus manos, como esperando recibir algo, y se fue.

(4)
Colores, sonidos, geometrías, símbolos, esencias, elixires.

Tantas herramientas ha desparramado Dios en la Tierra, como se-


res hay buscándolo.

Los buscadores encuentran lo que sus ojos, los del corazón, les per-
miten ver.

Detrás de cada camino, experiencia, herramienta, encuentro, hay


un mensaje del Espíritu para cada uno de nosotros.
180
TIEMPO DE CERTEZAS

Sólo debes creer que tu pregunta siempre está respondida, y que tu


llamado siempre es escuchado.

Y sobre todo, debemos saber que las respuestas no siempre son las
que quisieras escuchar.

Cuando mi madre me dijo que su prótesis le estaba generando


mucho dolor e invalidez, me pregunté y les pregunté: ¿Cómo hablar
con una prótesis? ¿Tendrá inteligencia divina?, ¿Qué hace ahí interfi-
riendo, sin poder enviarle amor?

…y tantas otras cosas pregunté.

Yo, sólo sostengo la energía, abro las puertas hacia las dimensio-
nes donde están las respuestas.

Las puertas por donde se asoman todos los seres de luz que quie-
ren estar aquí acompañándonos en cada paso.

Vi entrar por ese portal legiones de ángeles, secundados por Jesús,


mantrando a viva voz: “El El Elyon”, que, según me dijeron, significa
“Dios Todopoderoso”.

Y el mismo Jesús, se postró de rodillas, al costado de la cama, con


sus manos en oración, hablándoles a las células, pidiéndoles que se
despierte su inteligencia divina, y así poder abrazar e integrarse a Todo
lo que Es.

Tal y como lo hace el Universo y toda la Creación.

Recién cuando escribo esto, comprendo que los metales también


son parte de Todo lo que Es, parte de Dios, parte de lo que la inteligen-
cia humana – divina creó para reparar lo que parece irreparable.

181
TIEMPO DE CERTEZAS

SOLTANDO LOS VIEJOS CIRCUITOS

Sólo tú, Mi Dios, que habitas en mí y en todos, sólo tú sabes del


sonido de mi corazón en estas horas.

Estas horas tan desafiantes, tan profundas, tan llenas de misterios


para la mente, pero tan llenas de claridad para el Espíritu.

Solo Tú, Mi Dios, puedes abarcar lo insondable de mi experiencia.

Por eso te pido que grabes en mi corazón con Tu Fuego Sagrado lo


que de Tu Espíritu Divino provenga.

Y que Tú, encarnado en Mí, te encargues de quitar lo que durante


eones me ha hecho transitar este camino tan lejano a Tu/Mi esencia.

Porque hoy, en mi eterno presente solo, quiero fundirme en Vos.

183
TIEMPO DE CERTEZAS

TRATANDO DE AYUDAR A
UNA PERSONA CON CÁNCER
ABRIL DE 2006

Como cada vez que se nos agolpan las preguntas y nuestra mente
no nos permite escuchar las respuestas, Jeshua, generosamente, se pre-
sentó y nos habló al Espíritu que todo lo aúna.

Y preguntó:
- ¿Por que quieres ir más allá de lo inevitable?

Y desde nuestro corazón humano-divino surgieron las respuestas:

Porque queremos ser sanados.

Porque hemos hecho todos los procesos necesarios para llegar a


esto y nos sentimos merecedores de sanación.

Porque desde eones nos venimos preparando para esto.

Porque Tú nos dijiste que mayores milagros haremos nosotros.

Porque nos enseñaron a ser Co-creadores.

Porque creemos y vamos hacia el Adam Kadmon.

Porque somos Uno.

Porque creemos en la Nueva Tierra.

Porque elegimos estar en la Nueva Conciencia.

Porque estamos dispuestos a trascender los límites de la mente hu-


mana y las estructuras que nos creamos.

Porque deseamos que nuestras manos sean Tus manos.

Porque elegimos reconocer nuestra Divinidad.

Porque nos sabemos amados.


185
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Porque nos amamos a nosotros mismos.

Porque amamos a la humanidad toda.

Porque supimos aceptar nuestras dos caras.

Porque estamos en Ti y Tú estás en nosotros.

Porque también somos Cristos.

Porque elegimos continuar Tu obra.

Porque liberamos el sufrimiento.

Porque ya no aceptamos el dolor como camino.

Porque reconocemos la diferencia entre la ilusión y lo verdadero.

Porque estamos dispuestos a ir más allá de los egos y amorosamen-


te aprender a manifestar Tu magnificencia.

Porque tenemos Fe y estamos dispuestos a sostenerla.

Porque aceptamos el desafío de soltarnos de todo lo que conoci-


mos como verdadero, para encontrarte y encontrarnos.

Porque sabemos que el espíritu crea y recrea la materia.

Porque supimos crear las células madres y ahora las queremos dis-
poner para sanar.

Porque sabemos que unidos en la Shekinah (El Espíritu Santo) cada


acto será Divino.

Porque deseamos dar testimonio del Amor.

Porque comprendimos que no hay separación.

Porque entendimos que el yo (ego) nos permitió llegar hasta aquí,


y se lo agradecemos.
186
TIEMPO DE CERTEZAS

Porque ya no tenemos culpa.

Porque no tenemos pecado.

Porque nos salimos del infierno.

Porque aceptamos vivir con alegría.

Porque elegimos honrar la vida.

Porque Yo soy el que Soy.

NOSOTROS, HUMANOS CRISTIFICADOS.

187
TIEMPO DE CERTEZAS

HISTORIA DE UNA MANIFESTACIÓN


ABRIL 2006

Soltarse. Permitirse. Aceptarse.

Soltarse de las formas.


Desconectarse de todas las historias.
Permitirse SER la esencia bajo las formas.
Aceptarse Dios… y aceptar la misma esencia de Dios en el otro bajo
otras formas.

Ser persona o ser Dios.


Ser Dios per – se.
Ser Dios por sí mismo.

Soltarse de lo que nos identifica y nos encierra en una forma.


Soltarse de lo que me hace “pertenecer” a tales formas y “no perte-
necer” a otras formas.

Permitir nuevas formas sin forma.


Aún no creadas,
aún no impuestas.
Ausentes de miedo,
carentes de historia.
Las formas del Adam Kadmon.
Las formas que nunca existieron en la materia.
Pero sí fueron ya concebidas en la mente de Dios.

¿Qué falta para atravesar las dimensiones necesarias y manifestar


las nuevas formas?

Acepto…

Si la materia es creada como un acto de amor divino,


Y me sé uno con Dios y en Dios, entonces…
Creo materia desde el punto de luz en la mente de Dios en el que
yo habito.
El amor es el impulso…
Sólo el amor da la fuerza para que el punto se expanda, se haga
continuo, omnipresente.
189
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Una línea de Puntos. Una dimensión de Dios.


Yo finito. Yo humano en tránsito a través del tiempo.
El tiempo… esa ilusión tozudamente persistente… diría Einstein
…que me circunscribe el alma a un espacio ancho largo y profundo,
donde intento encajar mi espíritu.

Tres dimensiones de Dios. Latente, a veces sin inercia, subyace Dios.


La infinita esencia sin tiempo.
Hay infinitas geometrías
Hay infinitos puentes, no siempre de luz.
Pero sin duda… todos de Dios y elegidos por nos.

Las nuevas formas… ¿Se pueden gravitar?

¿Hay lugar en la fisicalidad para las nuevas formas?


En el mundo de la manifestación, lo vacío se llena. El vacío es ocupado.

¿Hay vacío?
No, no hay lugar.
Estoy muy ocupada, veo. Estoy llena. Llena de viejas formas.
Viejas conexiones. Viejas creencias. Viejas creaciones. Viejas órde-
nes. Viejas estructuras. Viejas relaciones. Viejos paradigmas. Viejos ar-
quetipos. Viejos circuitos.
Viejas respuestas para viejas solicitudes.
Viejas rutas. Viejas redes. Vieja…. Vieja energía.

Corto.

Tengo miedo. No, ahí no es, aun estoy en la dualidad. Sigo cortando.
Hago espacio. Lleno de vacíos mis compartimientos ocupados.

Suelto.

Sigo con miedo. Es que aún falta soltar… aún no estoy sola. Me
suelto… Salto al abismo…

Vuelo…

Ya no hay miedo… no hay división. Éste es el lugar.


Vacío, totalidad, es lo mismo….
190
TIEMPO DE CERTEZAS

Acá estoy sola… a solas con Dios. Mi esencia y Dios. Soy uno con
Dios y en Dios.

Éste es el punto cero.

Potencialidad pura.

Elijo un potencial. Entonces en el punto cero aparece una carga,


hay masa…

Le imprimo amor a mi elección. Empieza a oscilar esa carga. Oscila


en espiral dibujando un infinito a su paso.

Gravita. Jalo el potencial. Lo jalo con el amor a la luz y gravita.

Así hizo Dios cuando creó la materia.

No dudo. Despejo el camino. Mantengo la coherencia. No me de-


tengo. No me divido. No dudo. Soy uno con Dios.

Atravieso frecuencias de luz una a una. Octava por octava. Lo hago


tan simple como mi estado de conciencia me lo permite.

Soy Dios. Creo.

Soy Dios. Atravieso infinitos portales a la velocidad de un taquión.


Llego al mundo de la materia.

Sostengo la forma de Dios. Sostengo el equilibrio en el tetraedro.

Sostengo la fe. He vuelto al mundo de las formas con una nueva


forma en mi mano.

El universo que habita en la mente de Dios sabe cómo hacerlo. Or-


dena todo. Porque Dios ordenó que así sea.

Porque en Unidad soy soberano. Porque en Unidad gobierno sobre


la materia. Porque toda materia supone a Dios cohabitando, coexis-
tiendo en ella.

191
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

El tiempo… puede dejar de ser una barrera si yo me permito creer-


lo. Es una ilusión… solo una ilusión…

La luz es tan veloz que no se deja pensar siquiera.

¿Para qué? Si ya está acá. Ya es. Ya tomó forma. Respira, late, bulle,
burbujea, brilla… sencillamente: es…

Estoy de pie aquí, observando una nueva forma. Es bella. Es lo que


elegí. Me lo merezco. Me corresponde.

Respiro. Tomo conciencia de la corporalidad. Del tiempo… de la


lentitud.

Estoy en un viejo mundo, en la vieja tierra.

Hay sol, pero pronto entrará la luna.

Mi experiencia sigue sumergida en los ciclos.


Pero elegí no estar sometida a los ciclos.

Aquí es cuando me bajo de la montaña rusa y elijo la coherencia.

Elijo recordar que debajo de todos estos átomos agrupados, ope-


rando sincrónicamente con las elecciones de mi Espíritu, habita Dios.

Elijo saberme capaz de atravesar por sobre la dualidad.

Porque comprendí su generosa dialéctica. Ya no tengo dudas de


que la luz, para darse a conocer, tuvo que doblarse sobre sí misma y
provocar sombra.

Ahora me conozco y sé de mis sombras. Más ya no me distraen.

Si hay sombra … es porque hay una luz que la proyecta.

¡¡¡Bendita seas, sombra!!!

192
TIEMPO DE CERTEZAS

EL SALTO CUÁNTICO.
VOS, YO ¿Y CUÁNTOS MÁS?
AGOSTO 2007

Este escrito nació días antes del esperado 18 de Setiembre del 2007.

La sensación de ser testigo de un absurdo e incoherente “conflicto


de intereses” irreconciliable entre humanos ascendidos -y… ¿los que
no?-, acerca de quien se queda en el planeta, generó en mí este monó-
logo un tanto irónico que terminó en una exaltación de la caridad.

“Se han dicho tantísimas cosas acerca del salto cuántico. No quiero
imaginarme cuán intoxicados están nuestros circuitos de conciencia
con tanta información.

Pasar a quinta dimensión como planeta, como humanos, como


conciencia.
¿Lo lograremos? ¿Lo estamos haciendo?
¡Cuanta profecía en contra!

Aumento de vibración. La nueva conciencia. La conciencia


multidimensional.
Cuerpos sin tiempo. El nuevo Adam Kadmon. Conciencia Crística.
Al final: ¿el planeta queda en pie o explota?
¿De qué o de quién depende?
¿Queda en tercera dimensión, o pasa a quinta?

Si no da la energía, y el entramado no es suficientemente luminoso


para pasar por el Cinturón de Fotones…: ¿se cumplirá el plan de resca-
te en el que los ascendidos y luminosos vamos a ir a otro lado -la Nue-
va Tierra, que el arquitecto Profesor Adamus se abstiene inteligente-
mente de dilucidar- porque no podemos convivir con tanta oscuridad?

Pausa.

Inhalemos profundo.
Venimos eligiendo potenciales hace años.
No importa cuántos años. Seguimos eligiendo cada instante. El
Omniverso es la resultante de todas las elecciones que venimos y esta-
mos hoy haciendo.
193
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Estamos en los días previos al 9/9/9.

Y quería compartir que recordé con la “feroz ironía” de mis pro-


pias contradicciones ¡que los potenciales elegidos toman forma!. Si…
ya lo sabemos…
“Cada pensamiento infecta el campo cuántico” (¿Que rayos
sabemos?).
¡Y cada acción, ni hablemos!

El Planeta Tierra tiene un entramado, o rejilla de 5ta dimensión en


construcción permanente, y la estabilidad, fortaleza y coherencia en
luz de esa rejilla depende de la capacidad de mantener nuestra cohe-
rencia interna en unidad con Todo lo que Es.

Cada elección nuestra refuerza, engrosa, expande o… perfora, de-


bilita y corrompe esa rejilla.

Quienes intervenimos e interactuamos diariamente con esa rejilla


somos quienes hemos asumido quién somos.

Pero ¿saben qué, amigos? Cada día me pregunto…


¿Estamos eligiendo verdaderamente con conciencia de Unidad?

Bajar el cielo a la tierra.


Anclar la energía cristal.
Encarnar la frecuencia Crística.
¡Que frases! ¡Que misiones! Muy rimbombante.
Pero, ¿nos hacemos cargo verdaderamente de la maestría espiri-
tual que significa hacer eso?

Aquí reuniremos conceptos que se nos fueron revelando a lo largo


del proceso de ascensión o despertar espiritual.

Amor incondicional, maestría, salto cuántico, quinta dimensión,


ser multidimensional.
¿Realmente sabemos que hacemos en este planeta experimental?
¿Realmente recordamos que esta vez encarnamos por un profundo
acto de amor?

Antes de encarnar sabíamos lo que hacíamos. Amamos este “pro-


194
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

yecto Tierra”. Por eso aceptamos venir. Aun con amnesia general.
¿Y ahora? ¿Nos cansó? ¿Nos superó la dualidad?

Si recordamos tanto como creemos y nos hemos reconocido unos a


otros en nuestros ojos, queridos compañeros de viaje…

Deberíamos aprender entonces a co-existir en tercera, cuarta y quinta.


Aceptamos ser multidimensionales. ¿Con todo nuestro ser?

Pero, ¿sabes? Eso requiere de un gran acto de amor… incondicional.

Requiere que intentes (pongas la intención) por un instante, sentir


como siente Dios.

Permitirte el abandono de tu ego de tal manera que tu ser se con-


vierta en una mente y corazón tan universal, tan infinito y tan amoro-
so, que puedas actuar como Dios.

Que puedas replicar a Dios en cada elección de tu espíritu, que


puedas crear con la impecabilidad de Orden implícito del Univer-
so…, pero tener el suficiente amor como para regalarle el libre albedrio
a tu creación.

Que puedas expresarte diariamente con la magnificencia que El lo


hace, cuando en este grandioso paréntesis de tiempo-espacio de expe-
riencia, sustenta esta existencia cada día en este plano evolutivo.

PARA QUE TE RECONOZCAS EN ÉL,


PARA QUE LO CONOZCAS, y
PARA QUE LO RECONOZCAS A ÉL EN EL OTRO.

Dios deja ser y hacer, no pone pero a tus elecciones, no condiciona,


no juzga, no falla, está…ES.

Recuerda… Recuerda… Recuerda que cada día de tu existencia


hubo amanecer, el sol salió y brillo para que vos existas y celebres
tu existencia.

Y cada noche, cuando tu ser necesitaba un regazo para descansar,


salió la luna para contenerte.
195
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Dios, Todo lo que Es, el Hunab Ku; ponle el nombre que más te
guste… nunca, pero nunca, ni un solo día te falló ni te abandonó.

Simplemente porque cada día hubo sol y cada día hubo luna.

Dios, ¿como no he de tirarme al abismo e intentar el vuelo del águi-


la, si la certeza de Tu contención en el vacío es tan contundente?

A veces lo evidente se hace invisible a los ojos.

Entonces elijo aceptar que en esta armónica de seres aparentemente


disonante, todo converge inexorablemente en la unidad. Solo que vos,
yo, cada uno de nosotros, elegimos cuándo entrar en esa convergencia.

No dudes que en quinta dimensión ya es, ya lo hiciste, tu ser ya está


allí. Pero otros yoes tuyos aún no.

Y aún “otros” Dios, encarnados en otros cuerpos, otros aspectos de


Dios, encarnados en cuerpos individuales, con paquetes de contratos y
acuerdos en sus tramas individuales, caminan por aquí, por esta tierra.

Partes de Dios que no nos gustan a veces… y no aceptamos… y des-


terramos… y separamos…

Es bastante más sutil que los demonios.

A veces tienen forma de humanos como yo, vos, todos, simplemen-


te eligiendo otras cosas.

Luchando, dudando, creyendo que se equivocan. Creyendo que hay


una guerra para pelear, creyendo que hay una batalla que ganar, cre-
yendo que hay alguien disputando tu alma. Creyendo en el destino,
creyendo que tienen que pedir permiso para existir.

Los que aun están con conciencia de tercera dimensión.

¿Sabes? Tú que crees que estás ascendido, que estás más allá del
bien y del mal ¿te acuerdas cuando creías en esas luchas?

¿Te acuerdas cuántas veces viniste a esta tierra a tomar venganza?


196
TIEMPO DE CERTEZAS

¿Cuántas veces encarnaste para pagar Karma?

¿Cuántas veces intentaste encontrar el camino de regreso y ese ca-


mino no se te revelaba porque te creíste un paria de la Creación?

Pero hubo alguien, ALGUIEN CON MAYUSCULA.

Alguien que creó esta tierra para vos. Y te dio todo el tiempo que
necesitaste para este juego de escondidas y de descubrimientos y de
experiencias.

Tan sólo para encontrar un camino, que curiosamente tenía un solo


carril e iba hacia adentro: hacia tu propia divinidad.

Hubo alguien que te amó tan intensamente y golpeó tanto la puer-


ta de tu corazón, que finalmente vos, yo, algunos… abrimos.

Hubo alguien que tuvo compasión por tu ceguera y tu amor al drama.

Pausa.

Entonces, querido humano-divino en tránsito en intento por en-


carnar tu conciencia Crística, ten compasión.

Alístate en el amor incondicional, y ten compasión por aquéllos que


aun eligen la lucha, el dolor, la separación, como camino.

Esto es lo que yo creo que es estar transitando la cuarta dimensión


para ascender a quinta.

¿Quieres saber si irradias energía Crística?


Ten compasión… y abraza al que no puede elegir otra cosa más que
robar energía

¿Quieres construir puentes para que otros encuentren el camino


que vos encontraste?
Ten compasión y co-existe en tercera con tu brillo intenso.

¿Quieres que el planeta sobreviva como territorio evolutivo?


Ten compasión y ancla tu rejilla en esta tierra, y recuerda que
197
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

viniste a eso.

¿Quieres gozar del placer de tener una experiencia humana siendo


un Maestro Ascendido en esta maravillosa tierra?
Ten compasión y recuerda cuando ayudaste a crear este planeta
como parte del Plan Divino, con los Elohim. En aquel entonces aun no
habíamos experimentado la mezquindad.

¿Quieres anclar el cielo en la tierra?


Ten compasión y haz de tu vida Una Obra Maestra de Arte.

Pausa.

Luego de tantos años de desdeñar la Biblia como herramienta, re-


conozco que las palabras del Apóstol Pablo en la primera Carta a los
Corintios, tiene mucho de la verdad que elijo sostener hoy, días pre-
vios al magnificente salto cuántico:

“Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres


y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana
que resuena o un platillo que retiñe.

Aunque tuviera el don de la profecía y conociera


todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera
toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas,
si no tengo amor, no soy nada.

Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar


a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas,
si no tengo amor, no me sirve para nada.

El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso,


no hace alarde, no se envanece, no procede con bajeza,
no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta
el mal recibido, no se alegra de la injusticia,
sino que se regocija con la verdad.
El amor todo lo disculpa, todo lo cree,
todo lo espera, todo lo soporta.

El amor no pasará jamás.


198
TIEMPO DE CERTEZAS

Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará.


La ciencia desaparecerá, porque nuestra ciencia
es imperfecta, y nuestras profecías, limitadas.

Cuando llegue lo que es perfecto, cesará lo imperfecto.

Mientras yo era niño, hablaba como niño,


sentía como un niño, razonaba como un niño;
pero cuando me hice hombre, dejé a un lado
las cosas de niño.
Ahora vemos como en un espejo, confusamente;
después veremos cara a cara.
Ahora conozco todo imperfectamente,
después conoceré como Dios me conoce a mí.
En una palabra, ahora existen tres cosas:
la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande
de todas es el amor.

Carta de San Pablo (1Cor 13, 1-13)

Porque he aprendido el valor del saber que no sé nada, me permito


encontrar sabiduría en cada vuelta de página, y en cada uno de uste-
des, compañeros de viaje.

Por todo esto,


NAMASTE”.

199
TIEMPO DE CERTEZAS

EL ABISMO

- ¿Estás lista para ir más allá? - me preguntaron.

Dije que sí.

Digo que sí.

Diré que sí.

201
TIEMPO DE CERTEZAS

SHAMBALA

Hoy estuve en Shambala. Estuve con todos ellos.

Lloré al verlos tan cerca nuevamente. ¿Cómo no hacerlo?

Isis me envolvió con sus gigantes alas.

Entre sus alas, recordé que tenía una vida en el Planeta Tierra.

Y estoy de vuelta... por amor.

203
TIEMPO DE CERTEZAS

NADIE TE EXAMINARÁ

Tampoco habrá juicio final.

Tampoco hay demonios.

Tampoco hay salvación.

Tampoco hay culpa ni pecado.

Tampoco hay muerte.

Tampoco hay separación.

Tampoco te examinarán en el amor.

Sólo ama... en libertad

205
TIEMPO DE CERTEZAS

EL AMOR NUEVA ENERGIA


ENERO 2008

¿Que si existe el “amor nueva energía”?

¿Eso preguntabas?

Existe...

Porque creímos en él...

Lo imaginamos...

Y lo creamos

207
TIEMPO DE CERTEZAS

CERTEZAS
DICIEMBRE 2007

Antes de emprender el camino hasta aquí, algo mágico siempre sucede.

Es que... recibí un recado.

Gaia me esperaba en el Centro de la Tierra.

...

Me lo dijo una paloma, que me trajo un mensaje del Espíritu que


todo lo aúna, y que también habita en mí.

Mientras se dibujaba una sonrisa en mi rostro, lista para empren-


der el viaje, una mariposa se posó en mi mano.

Y así supe que la transmutación daría comienzo.

Recuerdo... reúno todos mis aspectos, todas mis memorias, todas


mis experiencias.

Me fusiono en mi amada historia...

Recurrí a la sabiduría de la lechuza y le pregunté; ella sabría el ca-


mino. Sus ojos en la noche, convierten la oscuridad en luz.

Luego la pantera, me prepara la partida sigilosa.

El lobo me trae el plan de vuelo, y me recuerda: “hazte invisible”.

Pongo bajo mi brazo las bitácoras y respiro profundo.

Abrí mi corazón y mi espalda liberó sus alas. Y el águila y yo fuimos


nuevamente un solo ser...

Y volé siendo águila, surcando el imponente cielo estrellado.

Me hice amiga del aire, para que acompañara mi vuelo.

209
TIEMPO DE CERTEZAS

Una que otra vez, el miedo intentaba paralizar mi vuelo. Había lan-
zas de fuego en la ruta de mi viaje.

Pero mi dragón, amigo y creador del fuego, me recordaba que no


había nada que temer.

Alquimia. Convertida en dragón, fuimos uno con el fuego.

Llego a tierra. Me acerco al pozo y otra vez la crisálida hace lo suyo.

Convertida en serpiente, hábil y astutamente repté por el lateral


terroso descendiendo hasta el final del pozo.

Al llegar al agua, el delfín se mimetizó conmigo y nadamos hasta


las aguas profundas. Luego sólo fui agua.

Luego, sólo esencia. Mi fisicalidad desaparece.

Llego al centro de la tierra. Me resulta un lugar maravillosa-


mente familiar.

El gigantesco cristal aguamarina, orgulloso de sí mismo e imponente.

La figura femenina toma forma a su lado. Me acaricia con sus


raíces eternas.

- Tú llamaste? -le pregunto.

- Sí -responde Gaia.

- Pídeme, aquí estoy -insisto.

- Abre tu corazón -pide ella.

- Aquí lo tienes, toma lo que necesites -digo, mientras


respiro profundo.

- Dame tus certezas. Hoy las necesito – Ella.

210
TIEMPO DE CERTEZAS

GAIA, DE PARTO
DICIEMBRE 2007

Estoy aquí, amada Gaia.

¿Sabes? Sé que estás “de parto”, Gaia.

Y sólo quisiera decir públicamente que me ofrezco para asistirte en


cada parto por los que estás atravesando.

Tú y Adonai me han enseñado muchos papeles a lo largo de tanto


peregrinar. Sólo quería que supieras que estoy lista para lo que necesites.

Puedo ser tu obstetra y recibir en mis manos lo que está listo


para nacer.

Puedo ser la instrumentista eficiente y acercar las herramientas ne-


cesarias para que todo salga en orden y armoniosamente.

También, si quieres, puedo convertirme en camilla, y soportar tu


peso mientras pujas.

También, puedo convertirme en amante esposo, y sostener tu mano


cuando no soportes más el dolor.

Si quieres, también puedo convertirme en lienzo, puro y blanco,


para secar tu sudor. El sudor de tanto esfuerzo en tu titánica obra.

Y si no encuentras dónde alojarte al momento de alumbrar, tam-


bién puedo convertirme en el espacio que necesitas. Lo prepararé so-
lemnemente.

Puedo ser un quirófano moderno, o sólo un campo amoroso, y ¿por


qué no?, un modesto pesebre, si así lo eliges.

Puedo convertirme en delfín, y replicar con mi voz el sonido del


cosmos, si eso prefieres mientras alumbras.

Puedo cantar como los pájaros o sonar como las cuerdas de un vio-
lín, si eso te complace.
211
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Sólo quiero que sepas que estoy donde siempre.

En Ti, en Mí, en Todo lo que Es.

Y este ofrecimiento, magnificente y sencillo, es para mostrarte que


comprendí, querida madre, que si miro con tus ojos, todo se puede.

Que si me miras doliente, me miro a mí misma y me pregunto don-


de me duele.

Porque somos Una/Uno.

Y porque somos Una/Uno puedo saber...

Que si sonríes con un sol radiante, es porque estas cómoda en


tu existir.

Que si lloras es porque yo también lloro, a veces de felicidad, con


una suave llovizna, a veces de tristeza, y otras veces enceguecida de
furia cuando fabricas tempestades. Igual que mis llantos.

Que si tiemblas, me pregunto ¿por qué tiemblo?

Y si tiras fuego por la boca, como amenazantes volcanes, es porque


se te hizo difícil la digestión de mis asuntos pendientes.

Y si los bosques se queman, es que mi fuego desequilibrado está


quemando lo que me rodea.

Si tus aguas desbordan, me pregunto ¿a quién lastimé hoy?

Todo esto me enseñaron Tú, María, Kwan Yin, María Magdalena,


Isis, todas las diosas, antiguas y presentes, todos sus aspectos ahora
en amorosa integración.

Entonces, sé que puedo ser todo y nada a la vez.

Sólo pídeme, yo estoy.

212
TIEMPO DE CERTEZAS

DESDE LA UNIDAD, TODO ES POSIBLE


ENERO 2008

Vi las ballenas, vi los elefantes, vi las águilas.


Y me dije... son míos

Vi las grullas, vi los leopardos, vi las hienas.


Repetí... son míos

Vi el hombre y la mujer.
Y supe... que soy los dos

Vi los niños y el anciano.


Y supe... que soy lo que fui y lo que seré.

Vi el agua, el viento, la madera, el fuego y el aire...


y supe que eran el sustrato de mi materia.

Desierto, mar, pradera, montaña, valles.


Todo creado para mí.

El silencio es mío.
El placer de estar aquí y conocerte, también es mío.
El Celebrarte y celebrarme diariamente, es mío.

¿Sabes?
Tú, eres otro Yo.

213
TIEMPO DE CERTEZAS

UN DODECAEDRO ENTRÓ A MI CASA


AGOSTO 2006

Lecciones nocturnas.

Cubos, esferas, tetraedros, hexágonos, dodecaedros.

Le debo a Metatrón, la pasión por la geometría sagrada.

Tenía una sesión en mi consultorio, y de repente la casa se puso


muy ruidosa. Acababa de entrar un grupo de amigos de mi hijo Nelson,
que se habían juntado a festejar.

La energía no era adecuada para la sesión. Pedí asistencia para re-


solver el conflicto de intereses, sin conflicto.

Entonces vi que una bola transparente con estructuras cristalinas,


entró al comedor por el techo de la casa girando a una velocidad in-
creíble, y luego recorrió toda la casa.

En menos de cinco minutos todo estaba en silencio, no quedaba


nadie en la casa.

Sorprendida gratamente, seguí con la sesión en el consultorio, mas


no dejaba de preguntarme qué fue lo que pasó.

Al día siguiente, supe que repentinamente habían decidido irse a


otro lugar a festejar.

Busqué esa imagen, esa esfera facetada tan especial, intentando en-
contrar explicaciones. Supe que se trataba de un dodecaedro.

Por cierto, la sesión fue maravillosa. Viajamos al hiperespacio a res-


catar un trozo de existencia.

215
CAPÍTULO VI
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO
(…y siguen)

Nuestro mayor miedo es que somos poderosos


más allá de cualquier medida.

Maríanne Williamson
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO

GRATITUD DE GRATITUDES
ABRIL 2006

A ti, mi querida madre:

Madre mía, a quien elegí para que me cobije en su seno, mientras


yo, dificultosamente, intentaba fundir mi espíritu con la materia.

Sólo alguien grande, con profundo e inmenso amor, pudo aceptar


estos complejos y difíciles transitares para enseñarme.

A mi pequeña y gigante alma retobada, diosa caprichosa, tantas


veces venerada, tantas veces traicionada, supiste sostener.

Hoy, después de tanto transitar, comprendo y agradezco cada gesto tuyo.

Porque me protegiste cuando nadie pondría sus brazos para


sostener mi caída.

Porque me abandonaste cuando necesitaba encontrar mi pro-


pia fortaleza.

Porque me soltaste cual pájaro libre, para que explore el mundo


inabarcable del espíritu.

Me privaste de amor, para que hoy yo pueda honrar cada beso tuyo.

Porque comprendí que me amaste, en silencio, cada vez que tomaste


el trapo de piso, cada vez que lavabas la ropa, cada vez que servías la
mesa… que a mis ojos… siempre estuvo llena.

Me amaste aún cuando no me hablabas.

Me amaste cuando finalmente tu cuerpo claudicó, para enseñarme


la finitud del cuerpo.

Me amaste cuando tu cuerpo mansa y lentamente respondió a tanto


amor, aceptando el merecimiento. Aprendí así que la materia podía
ser transformada desde el Amor del Uno.

219
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

La Madre Tierra, Gaia, Isis, y la misma Virgen María, máximas


representantes de lo femenino, de lo maternal, de lo cálido, de lo
continente…

Seguramente, se regocijan en vos.

220
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO

A LOS MAGOS DE OTROS TIEMPOS


ABRIL 2008

Admiro su entereza, y admiro que estén aquí.

Admiro que una vez más lo intenten.

Admiro su despojo del conocimiento, porque siguen anhelan-


do sabiduría.

Admiro que siendo los conjuros sus logros, los desechen por
limitados.

Admiro que tengan el valor de volver a dudar, y así volver a navegar


en lo desconocido.

Admiro que reconozcan que el poder humano los cansó, porque así
volvieron sus ojos al alma.

Admiro que descubran que la alquimia de la materia no les alcance


ahora, y que estén en búsqueda de la alquimia del espíritu.

Gracias por elegir dejar de ser sólo oscuros.

Gracias por devolverle la vida a los Unicornios.

Gracias por permitir que las Hadas vuelvan a volar.

Gracias por sacar el velo de los bosques.

Gracias por soltar las historias.

Gracias por animarse a conocer la alquimia del Amor.

Gracias por enseñarme.

Sí, querido mago o maga, esto es para ti.

221
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO

LE DEBO UNA CANCIÓN


FEBRERO 2008

“Les debo una canción a lo imposible


A la mujer, a la estrella, al sueño que nos lanza.
Les debo una canción indescriptible
Como una vela inflamada en vientos de esperanza...”

Testamento de Silvio Rodríguez

Les debo una canción a quienes me amaron,


a la soledad, la tristeza, a la pena que nos hunde.
Les debo una canción al abandono,
al olvido que me arrinconara a mi única morada.

Le debo una canción a mi pasado


que solté, y mágicamente formó alas.
Les debo una canción a mis verdugos
que sin saberlo esconden alas bajo sus capas.

Le debo una canción a lo oscuro,


el implacable espejo mágico de mis negadas.
Le debo una canción a lo doliente
porque existe sólo el tiempo que le otorgo.

Le debo una canción a mi inocencia


pueril, absurda, pero salva.
Les debo una canción a los infiernos
hábiles desertores temporarios de esperanza.

Le debo una canción a la pobreza


por la evidencia eficiente de lo que destierro.
Le debo una canción a la incertidumbre
por la inefable expresión de lo secreto.

Les debo una canción a las galaxias


por generosas, por audaces, por mutantes.
Le debo una canción al infinito
que me retiene la retina en la certeza.

223
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

¡Les debo una canción a tantas cosas!


sólo esto por hoy, mas aun no termina.
Les debo una canción a mis compañeros
los del alma, de la sangre, los del cosmos.

...

Sigo en deuda... debo muchas canciones aún


pero las escribiré... con mi risa, desde el alma.

224
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO

AGRADECER, BENDECIR,
CELEBRAR, RECONOCER, HONRAR
MARZO 2009

A mi entender humano, el agradecer, era un acto de cortesía. Era


de buena educación agradecer por todo.

La bendición, estaba reservada a estrictos actos y ceremonias.

El celebrar, era demasiada palabra para aplicar a un encuentro


casual. Cabía “festejar”.

Celebrar era para asuntos más selectos.

El reconocimiento, era la medalla ganada tras un largo diplomado


que las más de las veces, insumiría toda una vida conquistar.

El honrar, solo lo escuché repetidas veces en el mandamiento


“Honrarás a tu padre y a tu madre”.

Agradecer, bendecir, celebrar, reconocer, honrar.

A estas cinco palabras, cinco mágicas llaves de la impecabilidad de


SER, las redefiní en mi conciencia, observando en silencio del otro lado
del velo.

He tomado cientos de lecciones del otro lado, pero hay cosas que
aprendí de aprehender, que simplemente fueron fruto de dejarme amar.

Comprendí que no hay nada que hagas que pase desapercibido a


los ojos del Universo.

Todo lo que acciones, siempre es devuelto.

Y cuando te permites entrar en sintonía con el Todo, hagas lo que


hagas es devuelto en forma de agradecimiento, bendición, celebración,
reconocimiento y honorabilidad.

Simplemente porque sos y aceptaste reconocerte. No hay ningún


mérito que hacer.
225
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Simplemente detenerse a recibir el Amor en todas sus formas,


cual creatura que se sabe creada. Y si es creada, es porque antes ya
fue amada.

Me detuve entonces a observar cuidadosamente este mágico


mundo sutil.

Cada gesto, cada mirada, cada movimiento, cada caricia, cada


sonido, cada sincronía, cada regalo.

Cuando todo ello se manifiesta, el tiempo se detiene, transcurre lento.

En ese mundo sutil ellos te miran como si no hubiese más nada que
hacer en ese instante.

El universo entero pareciera converger por completo en tu ser.

Casi que tienes que bajar la mirada cuando detienen su mirada en


tus propios ojos.

Te atraviesan, te desnudan, no hay posibilidad de mentirles, ni de


mentirte. No puedes escaparles, ni escaparte.

Al tocarnos, su trato es como de fina seda en contacto con otra seda.


La ternura se escurre entre sus dedos.

Su contacto es de suave roce, siempre es una caricia. Nunca me


imaginé que se podría tocar con tanta ternura, hasta que lo vi en ellos.

Y cuando los llamas, están allí, solícitos. Seguramente vendrán con


una fuente con agua a lavarte los pies, o traerte flores por docenas. O
quizás, llenen tus manos con piedras preciosas.

Cuando hablan, sus palabras carecen de reproches. Nunca juzgan;


parece que no conocieran eso del otro lado del velo.

El ritmo siempre es pausado, la sonoridad es profunda.

Resuena en el centro del corazón y de la cabeza. Ambos a la vez, quizás.

226
TIEMPO DE AGRADECIMIENTO

Se siente como un rayo que te fulmina con certezas cuando


los escuchas.

Ellos no caminan como nosotros. Se deslizan. Nosotros casi que


tenemos que pedir permiso para dar un paso en medio de un mundo
de energías que parecieran oponerse.

Hasta a la gravedad desafiamos a cada instante.

Ellos no se sienten desafiados. Muchas veces me he preguntado, al


verlos moverse tan deliciosamente, si eso es la resultante de SER.
Nosotros, apenas, “estamos”.

“Ellos”, son todos los que nos acompañan desde siempre, pero que
no son visibles a los ojos físicos, sólo son visibles a los ojos del corazón.

Están del otro lado del velo.

227
CAPÍTULO VII
TIEMPO DE CONTACTO
(…y sigue)

“No busquen respuestas buscando el cielo, sino más bien, mirando


al propio interior. Tienen algo importante por hacer y no tendrán
que predisponer el contacto. El contacto ya existe”

Oxalc
TIEMPO DE CONTACTO

EN LAS PLÉYADES

Ustedes, humanos de la Tierra, han encontrado el camino de vuelta


al Padre.

¿Cómo lo hacen?

¿Cuál es el camino?

El libro de los Nombres Sagrados fue puesto sobre la mesa.

El Nombre de Nombres, el “Ha-shem”, es toda la respuesta que


tenemos por ahora.

231
TIEMPO DE CONTACTO

ASHTAR Y LA DUDA
ABRIL 2007

Me siento como una deportada, como un paria.


Quiero encontrar un lugar para mí en el mundo.
¿Me puedes ayudar?

El pedido era de una colega, que había entrado en una noche muy
oscura, y no encontraba herramientas para salir.

ASHTAR SHERAN
233
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

El momento acordado llegó, y al comenzar la sesión se manifiesta


como escenario una gran nave estelar.

Me era familiar. Estábamos en Alfa Centauro, la nave del Con-


sejo Estelar.

Ella, caminaba enérgicamente por los pasillos manteniendo una


acalorada discusión con Ashtar Sheran. No escuché el dialogo, sólo la
última palabra de ella, que fue un grito exaltado:
-¡Renuncio!

Parada delante de una puerta metálica doble, se abre emitiendo un


silbido sigiloso, y ella, girando la cabeza con un gesto de desprecio, da
media vuelta y sale por la abertura. La puerta era una de las salidas de
la nave, y daba a un pasillo hacia el exterior.

Ashtar, permaneció inmutable y firme detrás de la puerta,


mientras yo observaba cómo se cerraba la puerta dejándome fuera
de la nave también.

Empecé a temblar, la puerta se había cerrado casi en mis narices.

Me quedé un instante mirando la puerta, mientas los pasos sonoros


de quien había renunciado (y estaba acostada en la camilla), se hacían
cada vez más distantes.

Yo no era la que había renunciado, pero me sentí expulsada.


Miraba la puerta preguntándome:
-¿Y ahora qué hago?

Y a punto de dar la media vuelta, triste y abatida, siento una mano


fuerte que me toma por el hombro y me hace girar:
-¿Por qué dudaste?, ¿por qué dudas? ¡No puedes hacer tu
tarea si dudas!

Era Ashtar, que con fuerza y gran autoridad me intimó:


-Esa puerta no se cerró para vos. No estas aquí, sólo estas
observando desde otro tiempo y espacio. Si la duda te
atrapa, ¡no podrás seguir con esta tarea!
¿Has entendido?
234
TIEMPO DE CONTACTO

No sé en qué dimensión, pero tragué saliva, y me tragué mis miedos


y mis dudas y seguí con la sesión.

Ella decidió resolver sus conflictos con la autoridad, que la


conflictuaban desde pequeña.

No hay que renunciar jamás a los dones ni a los deseos del alma,
sólo necesitamos renunciar al ego.

Y por cierto, sin dudar.

235
TIEMPO DE CONTACTO

JULIUS, EL ARCTURIANO
DICIEMBRE 2007

En Chile, en una sesión, un nuevo y bellísimo personaje aparece


en el cuarto, elegantemente vestido, con una capa azul que le llega
a los pies.

Se presenta como Julius de Arcturus.

JULIUS

Con el tiempo se convirtió en su mensajero. Un día supe que se


trataba del mismo Juliano que habla a través de David K. Miller, cuyos
mensajes se distribuyen a través de la Red Arcturiana de Luz.
237
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Julius me ha acercado recordatorios y señales en los últimos años.


Es un lenguaje que no puedo traducir aún.

Así como los agroglifos, los conocidos “crop circles”, o círculos de


cosecha: bellísimos, impenetrables. Sus geometrías, de otras
dimensiones, penetran nuestro cerebro activando memorias estelares
dormidas en la humanidad.

Julius penetra en mi cerebro dormido, dejando señales indudables


de su contacto.

Fue una noche, como tantas noches, que a las 4:00 AM me despierto.
Somos muchos los que pertenecemos al “Club de 4AM despierta”.
Hora de contacto.
Pero esta vez me hicieron levantarme y dirigirme a un lugar.

En esos días estaba compartiendo una convivencia con un grupo.

Para mi sorpresa, camino al lugar que me indicaran, uno del grupo


también escuchó el mensaje y se dirigía al encuentro. Y por cierto, era
Arcturiano.

Llegamos a un pequeño claro en un bosquecito. Ellos estaban allí,


como flotando arriba de una nube; eran cerca de diez.

Reconocí a Julius. Pero quien toma la palabra es Arcturus.


El mensaje era simple y claro:
-Gracias por el servicio, sepan que siempre estamos
con ustedes. Sigan adelante, no se detengan,
porque el tiempo es ahora.
-El Triangulo Sagrado debe ser activado, ustedes recibirán
instrucciones.

Quien estaba a mi lado en ese plano, sólo percibía las presencias y


la energía del encuentro.

En un momento, Arcturus me pide que recibamos lo que nos va a


entregar. Se lo comunico a mi compañero.

Él dispone sus manos para recibir, y yo las mías.


238
TIEMPO DE CONTACTO

El decide abrir los ojos, porque la necesidad de ver lo que le


entregaban lo intimaba.

En sus manos posaban dos mariposas blancas.

¿Sabías que las mariposas vienen de Arcturus?

Desde entonces supe que el trabajo que venía realizando con los
comechingones era parte de la activación de El Triangulo Sagrado
Arcturiano en la Tierra.

¿Escuchas los tambores del ritual?

La danza de los unos y los otros, sigue la dinámica del necesario


encuentro pactado. La historia de abuso e invasión llega a su fin.

Venerables caciques de todas partes, gracias por aceptar el reto de


volver al aquí y ahora integrándose al cosmos, y al cristo.

Un nuevo mundo en la Tierra, nos espera. Celebremos al son de Gaia.

Celebremos la integración.

239
TIEMPO DE CONTACTO

POST CELEBRACIÓN
FEBRERO 2008

Y llegamos a la masa crítica. Lo logramos.

- ¿Y ahora, Eiel? ¿ Ríes? ¿Lloras de emoción?

“Un número suficiente de humanos con conciencia de quinta


dimensión ”.

¿Y ahora? ¿Terminamos el contrato?

Fue el 29 de Febrero de este tiempo lineal. Fecha histórica en toda


la historia de la humanidad.

Risas. Llantos. Festejos. Se rompen cientos de contratos.

La comunidad galáctica viste de gala esa noche.

Mas, la inercia se corta de repente.

La costumbre de empujar, la costumbre de sostener, la costumbre


de servir. Ya te abandonan.

Es parte del contrato que ya no existe.

Me mudé de Oasis.

- Y ahora ¿Que eliges, Eiel?


- Hay un mundo de potenciales allí. Toma el que quieras -
me dicen.

Pasé un tiempo reconociendo mi nueva casa, mi nuevo oasis.


También allí me encargué de reconocerme.

Desde allí elijo. Desde allí escribo hoy.

Nuevamente aquí, con inocencia, intentando otra vez.

Este oasis, huele a... simpleza.


241
TIEMPO DE CONTACTO

YO NO PIDO QUE ME RESCATES,


QUERIDO COMANDANTE
2008

Dedicado a quienes firman un Petitorio de Intervención por parte


de la Confederación Galáctica:

“La Federación Galáctica está actuando acompañando este pro-


ceso evolutivo.
¿Por qué pedir que intervenga, si ya lo está haciendo?
¿O el pedido es que intervenga decidiendo por cuenta de los
humanos que estamos?

Por mi parte, quiero recordarte que Comunidad Surameris es un


grupo de seres que nos asumimos “caminantes multidimensionales”,
y que para reconocerse como tales, hemos sorteado y dejado atrás
muchas dudas acerca de quiénes somos y por qué estamos aquí.

El caminar también en este plano de dualidad, nos hace caer muchas


veces en miedos nuevos, profundos e inexplorados de nuestro ser.

Pero, quienes elegimos ser creadores conscientes, intentamos


desempolvar rápidamente la duda.

Porque la duda nos divide y nos separa nuevamente de la Unidad


que hoy recordamos y elegimos sostener.

Entonces, desde el Espacio Sagrado de mi corazón, allí donde todos


nos reunimos en ese Espíritu que todo lo Aúna, sé que no necesito
ser salvada.

Mi esencia, ni la esencia de nadie, jamás será destruida, ni en este


ni en ningún reino del Omniverso. En el peor de los escenarios, mi
ropaje exterior, simplemente cambiará de escenario.

Mientras tanto, en el escenario en el que elegí encarnar, anclaré la


mayor luz que me sea posible como humana divina en tránsito.

Y sé que nadie lo hará por mi. Ni la mismísima Confedera-


ción Galáctica.
243
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Porque la chispa divina nos fue entregada a todos y cada uno por
igual, y como heredera de la LUZ, le haré honor.

Yo elijo ostentar mi divinidad y hacerla brillar.

Y crear mi eterno presente.

Y en mi creación, el rescate de mi ser de esta experiencia terrestre,


no es una opción.

Simplemente, porque no me siento amenazada, salvo... por mí


misma cuando aun me adhiero a la ilusión.

En Unidad con todo lo que Es, Isis.


Namasté”

244
TIEMPO DE CONTACTO

EN ERKS
AGOSTO 2006

Era el 8 de Agosto del 2006. La sincronía era perfecta: 8.8.8.

Había un viaje programado por un grupo a Los Terrones. Sentí que


no debía asistir; sin embargo supe que tenía un gran trabajo por hacer
horas antes.

Cierro los ojos, y allí estaba: “El portal de los leones”. Su diseño me
resultaba abrumadoramente familiar.

Mi mente lineal, tontamente intervenía a cada paso: - Es que eres


de Leo, por eso te resultan familiares – retumbaba esa voz limitante
en mi interior. Mas elegí no atenderla y seguí adelante.

Golpeo con mis nudillos las gigantescas puertas. Inmediatamente


se abre una hoja. San Francisco de Asís me abre la puerta diciéndome:
- Bienvenida, te estábamos esperando.

Mi buen amigo, ¡que delicia!. En su compañía, todo me parecía


posible, cómodo y apropiado. Supe que ése era el momento, allí tenia
que estar, no estaba fuera de lugar. Él era mi Maestro entre los mundos.

Ingresé, haciendo un meticuloso recorrido con San Francisco a mi


lado. Imágenes que jamás olvidaré se grabaron para siempre en mi
retina multidimensional.

Me mostró el “Gran Salón de los Espejos”. Ese día me enseñó a usar


las puertas dimensionales. Y supe que podía abrir todas las puertas de
tiempo espacio necesarias, si comprendía que se abren sólo cuando
estás listo para vivirlo. Ni un segundo antes.

“Nadie muere en la víspera”, recordé.


Pues entonces, nadie re-nace en la víspera tampoco.

Luego de la recorrida y de las lecciones, me llevó hasta el borde de


una montaña, que se interrumpía abruptamente, revelando un
abismo profundo.

245
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

-Si te lanzas, todo lo que hay en este inmenso espacio vacío,


es tuyo – me dijo sonriendo.

¿Tú que crees?


¡Pues, claro que me lancé!

Pasaron unos días, y una de las personas que asistieran al encuentro


en Los Terrones me relató su experiencia.

En la meditación, me vieron lujosamente ataviada, parada al borde


de un profundo abismo, invitándolos a compartir mi vuelo.

Mi vuelo del águila.

Porque en el vacío, abracé el Todo.

246
CAPÍTULO VIII
TIEMPO DE CONMEMORAR
(…y siguen)

En mi mundo, yo soy todo lo que es.


No hay nada que olvidar,
nada que perdonar,
nada que recordar,
ningún rencor que mantener,
ningún conflicto que disputar,
nadie a quien ofender;
incluso en el conflicto
no hay conflicto.

Deepak Chopra
TIEMPO DE CONMEMORAR

LOS ACUERDOS QUE SE CUMPLIERON

Quienes son celebrados aquí en estas páginas, tuvieron la delicadeza


de presentarse en mi vida cuando más los necesitaba. Ellos, ángeles
encarnados en humanos, desde el cielo, acordaron asistirme. Cada uno
de ellos rescató fragmentos de mi ser celebrando el acuerdo de
recordarme quién soy.

LA MÁS CONSOLADORA
Ramón, Filósofo, Teólogo, Ex Sacerdote
“Dios no está enojado con vos”

LA MÁS RECONFORTANTE
Elva, mi madre
“Gracias, hija; solo escucharte me da alegría”

LA MÁS DESAFIANTE
Heriberto, Energía Zen y Larga Vida.
Cambió de plano de existencia en el 2007
“El amor todo lo sana”

LA MÁS LIBERADORA
Rafael, Energía de Núcleo
“Tienes un don en las manos, dibuja lo que sientes”

LA MÁS DEMOLEDORA
Tulsi, Profesor de Yoga, Kung–Fu, Tai Chi Chuan y Chi Kung.
Especialista en masaje Shiatsu. Auriculoterapia.
Cambió de plano de existencia en el 2006.
“Nada es ni bueno ni malo. Simplemente, es”

LA MÁS CENTRANTE
Andrés, Médico Homeópata. Especialista en Terapia Neural
“No estás loca”.

LA MÁS ESTIMULANTE
Graciela, Terapeuta Holística. Canalizadora.
Hola Elvi: Espero estés bien, yo bien, trabajando mucho.
Tengo un mensaje para vos de TOBIAS, mi maestro y guía
en el uso de las energías. Tenés que saber que sos una
249
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

maestra de la luz que estas en este momento y en esta


encarnación como una “medica del espacio de la 7º raza de
la nueva era”. Debes seguir trabajando con “conexiones y
trasplantes” (esto no lo entiendo, supongo que vos sí), esa es
una de tus misiones, se te va a dar por medio de tu intuición
canalizaciones de sanación y técnicas para que las apliques
con tus pacientes. Éste es un mensaje recibido ayer, 27 de
Septiembre, a las 6hs de la mañana.
Te quiero mucho y respeto tu jerarquía de Maestra
Sanadora. Abrazos de luz. G.S.
Recibido en septiembre, 28 – 2006, por E-mail

LA MÁS EXPANSIVA
Iliel, Co Creador de “Guardianes del Espacio”
Autor de “11-11 Despierta”
“¡Gracias por abrazar tu inmensidad!”

LA MÁS GENTIL
Agustín, Sacerdote Jesuita, Formador
“Vas bien, vas bien”

LA MÁS DULCE
Hugo, Profesor de Tai Chi Chuan
“Siempre serás mi bella princesa”

LA MÁS AMOROSA
Miky, mi hijo el más pequeño
“Sos la mejor mamá del mundo”

LA MÁS AUDAZ
Pedrito, índigo y vidente, 5 años
“Vos sos la Power Ranger Amarilla”

LA MÁS GRATIFICANTE
Claudia, Profesora de Educación física
“Después de la sesión, sentí que no me faltaba más nada en
la vida, podría irme hoy mismo de este plano en absoluta
paz con todo y con todos”

250
TIEMPO DE CONMEMORAR

LA MÁS ATEMPORAL
Un Centinela Estelar encarnado
He estudiado un poco de lengua sumeria, así puedo
decirte que tu Nombre Cósmico EIEL, en sumerio
vendría a significar:
“La que Habla con Dominio de lo que es Elevado”.

LA MÁS OPORTUNA
Víctor, Vidente
“Oro para que tu alma comunique
la voz del silencio azul del cosmos”

LA MÁS PERSUASIVA
Alicia, Shaumbra
“Sos mi escenario perfecto para aprender”

LA MÁS SIMPLE
Elvira,
“Cristo quédate conmigo, estoy eligiendo”

LA MÁS COMPLETA
Mahatma Gandhi, ...un grande
“Señor...
...Ayúdame a decir la verdad
delante de los fuertes y a no decir
mentiras para ganarme el aplauso
de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.


Si me das éxito, no me quites la
humildad.
Si me das humildad, no me quites
la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra


cara de la medalla,
no me dejes inculpar de traición
a los demás por no pensar
igual que yo.

251
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Enséñame a querer a la gente


como a mí mismo y a no juzgarme
como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo
si triunfo, ni en la
desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el


fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar
es un signo de grandeza y que la venganza
es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame


fuerzas para aprender
del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente,
dame valor para disculparme,
y si la gente me ofende,
dame valor para perdonar.

¡Señor...si yo me olvido de ti,


nunca te olvides de mí!”.

LA MÁS NECESARIA
Jeshua, Padre Nuestro, traducida del arameo
Padre-Madre, Respiración de la Vida
¡Fuente del sonido, Acción sin palabras,
Creador del Cosmos!

Haz brillar tu luz dentro de nosotros, entre nosotros y fuera


de nosotros, para que podamos hacerla útil.

Ayúdanos a seguir nuestro camino respirando tan sólo el


sentimiento que emana de Ti.

Nuestro Yo, en el mismo paso, pueda estar con el Tuyo,


para que caminemos como Reyes y Reinas con todas las
otras criaturas.

252
TIEMPO DE CONMEMORAR

Que tu deseo y el nuestro, sean uno solo, en toda la Luz, así


como en todas las formas, en toda existencia individual, así
como en todas las comunidades.

Haznos sentir el alma de la Tierra dentro de nosotros, pues,


de esta forma, sentiremos la Sabiduría que existe en todo.

No permitas que la superficialidad y la apariencia de las


cosas del mundo nos engañen, y nos libere de todo aquello
que impide nuestro crecimiento.

No nos dejes caer en el olvido de que Tú eres el Poder y la


Gloria del mundo, la Canción que se renueva de tiempo en
tiempo y que todo lo embellece.

Que Tu amor esté sólo donde crecen nuestras acciones.


¡Que así sea!

253
CAPÍTULO IX
TIEMPO DE RECONEXIÓN
(…y siguen)

…No me interesa si la historia que me estás contando es verdad,


quiero saber si puedes desilusionar a otros
por ser sincero contigo mismo,
si puedes resistir la acusación de traición
y no traicionar a tu propia alma…

Kalil Gibrán
TIEMPO DE RECONEXIÓN

MIS ELECCIONES HUMANAS Y DIVINAS,


TODAS ELLAS

Mi nombre terrenal es Elvira, nací en la ciudad de Córdoba, en


Argentina.
Actualmente vivo en una localidad cercana, en Villa Allende.
Tengo 45 años en esta encarnación.

En este paréntesis de experiencia lineal, elegí una serie de


convergencias muy interesantes.

Nací en el Año del Mago Planetario Blanco, con el Poder de la


atemporalidad, bajo la luna Magnética del Murciélago,
que me trajo el propósito de Unificar.
Mi sello Humano, mi Tono Lunar, mi raza amarilla.
HUMANO LUNAR AMARILLO
Kin 132.
Posicionada en el Centro del Tzolquin, en la Columna Mística,
Armónica 33.

Me acompañó el astro Sol en mi nacimiento también, al nacer bajo


el signo astrológico de Leo.
Y el conejo es mi animal, según el horóscopo chino.

Mi elemento predominante es la madera.


Desencadenante de la chispa para que comience el show de
la creación.

Crecí acunada por la religión y la búsqueda del conocimiento,


rodeada de arte, libros y dolor humano.

Heredé una genética de lo más compleja, con diagnósticos de


diabetes, cardiopatías y artritis reumatoide.

Crecer rodeada de tanto dolor humano, me hizo cuestionar a Dios


incontables veces. No podía creer que el Dios que me habían enseñado
fuera tan injusto, y que permitiese tanto abandono y dolor.

Y cada vez que pedía explicaciones a mis mayores, me decían “Ése


es uno de los misterios de la Vida”.
257
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Con la excusa de estar envuelta en un misterio que mi mente y mi


corazón no alcanzaban a comprender, sobrellevé el “Camino de la Cruz”
durante muchísimos años. Pero jamás dejé de preguntarme e investigar
a ese Dios, que sólo me generaba sospechas acerca de la historia que
de Él me habían contado.

A lo largo de mi vida, ejercí las más diversas profesiones.

Dibujante publicitaria, que lo aprendiera de mi padre, cuando la


habilidad creativa solo pasaba por un tablero y una pluma.

Estudié piano y guitarra. Armé varias bandas de música.


Instrumentales, instrumentales y vocales, y vocales.
Formé parte de varias agrupaciones corales.
Impartí clases de guitarra, siendo mi mayor orgullo mi hermano
Antonio, quien superó ampliamente al maestro.

Me formé como Catequista, trabajando activamente por años en la


Acción Católica Argentina. Tuve mis incursiones como líder evangélica,
dirigiendo y coordinando eventos masivos.

En mi adolescencia, me apasioné también por la Gimnasia


Deportiva, y obtuve alguna medalla por ello.
Practiqué hasta los 16 años, que debí interrumpir cuando mi madre
enfermara gravemente. A esa altura, mi padre ya había padecido varios
infartos. Y su capacidad de trabajo era mínima.

Todo tomó la forma de vorágine imparable. Desde la enfermedad


física de mis padres, hasta mi propia exigencia.

Enojada con Dios, corté relaciones con mi intelecto, porque no podía


comprender lo que estaba viviendo, y preferí olvidar. Olvidé la filosofía,
que tanto me apasionara de chica, los idiomas, la música, el arte.

A los 22 años, contraigo matrimonio. Hoy, sonrío al recordar esos


tiempos. No sabía lo que hacía, mas mi primer hijo Pablo nacería meses
más tarde.

Como egresé de un Bachillerato Perito Mercantil, me desempeñé


con mucho éxito en el área de la Administración. Los números siempre
258
TIEMPO DE RECONEXIÓN

me resultaron amigables.

Seguía tomando trabajos como dibujante publicitaria, pero en forma


independiente. Además empecé a diseñar para una fábrica de ropa.

No escapé de la experiencia de estar al borde del surmenage en tres


oportunidades. No había forma de que comprendiera los límites
humanos. Durante más de 4 años, dormía un promedio de 3 horas
diarias, y me alimentaba muy mal.

Tampoco escapé de todos los efectos de un desorden alimentario


que me acompañaría desde pequeña. Pasé por todos los estadios en
esa materia, incluyendo bulimia y anorexia.

Mientras estudiaba Derecho, y me recibía de Trabajadora Social,


con 24 años, esperaba ya mi segundo hijo Nelson.

Las ultimas 5 materias, las rendí en un solo día, con 5 meses de


embarazo.

Aun recibida de Trabajadora Social, segui trabajando en el Área de


la Administración. Pasé por varias empresas en el área contable, siendo
mi último trabajo en forma dependiente, un importante cargo de Jefa
del Área Contable.

De allí, incursioné en el mundo de la moda.

En esa época, con un hijo de 4 años y otro de 2, enfrenté mi primera


separación.
Tuve mi propia firma, y sostuve a mi familia durante años con el
diseño de modas.

Se sumó al escenario la muerte de mi padre, que lloré amargamente


porque no me había enseñado los colores que tanto amaba. Eso, era lo
único que pretendía heredar, su mundo de colores.

En esos tiempos, mis relaciones con la Iglesia Católica, se rompieron


drásticamente. No podían aceptar mi separación, y menos aún que
formara una nueva pareja. “Excomulgada”, fue la sentencia.

259
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Hoy, agradezco al sacerdote que cumpliera el rol de sacarme de la


Iglesia. Emprendería un camino hacia el interior, sin retorno.

Sin comprender nada de lo que sucedía, un misterioso ángel


humano, un año después de la muerte de mi padre, se ocuparía de
separarnos. Mi padre, convivía en mí de a ratos, disociando mi ser en
múltiples personalidades.

Hoy, puedo reconocer esa co-habitación en las personas.

Una caída de una escalera lastimó mi columna ese año. Desperté


en el hospital, con una fisura de coxis. Pasé meses en un espacio
adormecido, actuando por inercia. Hasta que alguien me llevó a un
maravilloso ser que corregiría mi columna con el Shiatzu. Amé ese
conocimiento. Amé ese encuentro. Amé ese milagro.

Mi vida tomó forma nuevamente. Años más tarde, el terapeuta me


confesaría que creyó que era drogadicta la primera vez que me vio. Tal
era mi aspecto y ausencia de mí misma. Me prometí a mí misma en ese
entonces, estudiar Shiatzu alguna vez, y así devolverle a alguien lo que
se me devolvió a mí.

Como muchas veces nos sucede a los humanos, nos olvidamos de


las lecciones, y nuevamente me olvidé de lo que había pasado. Me sentía
una ganadora y dueña del mundo. Entonces, hice cursos de modelo
profesional, mientras me formaba como Instructora de Aerobic y
Musculación.

Un accidente en moto, volvería a cambiar el curso de las cosas. Mi


pierna derecha estaba muy quemada, y un tendón casi inhábil. Dos
meses de cama, y la rehabilitación me llevó a reencontrarme con el
mar. Me recuperé por completo.

Empecé mi primer Instructorado de Yoga a los 28 años, aunque mi


memoria celular me llevaba a practicar asanas desde los 10 años, casi
sin ropas, en pleno invierno, en el patio de mi casa paterna.

Por aquel entonces ya me habían diagnosticado hiperlaxitud


tendinosa, y mis huesos tenían una marcada tendencia a la artritis.

260
TIEMPO DE RECONEXIÓN

Por aquella época mi enojo con Dios tomó dimensiones siderales.

Recurrí a parapsicólogos, numerólogos, tarotistas.

Y por cierto, caí en manos de uno de ellos.

Supe lo que es vivir en una cárcel energética. Lo viví por más de 7 años.

En ese tiempo, hice Comercio Exterior, Inmobiliaria, tuve una


Empresa Constructora, épocas en que mi vibración era tan baja, que
pasé por situaciones sumamente densas, y que hoy asumo como una
lección interminable.

Cuando recién comenzaba con mi trabajo interno, la frase “Todo


fue aprendizaje”, me sonaba a burla. No podía aceptar que no hubiera
un culpable detrás de toda esa penosa historia.

Por aquellas horas también estudié Dibujo Técnico, especializado


en Arquitectura, y años más tarde especializado en Geología.

Un suceso, que después de mucho tiempo pude sentir como algo


maravilloso, cambiaría nuevamente el curso de la cosas.

El advenimiento de mi tercer hijo, Miguel Ángel, logró sacarme


de mi prisión. Y dejé una relación que me sometiera en un profun-
do letargo.

Durante el embarazo de Miguel Ángel, me fue encargado desgrabar


unas conferencias acerca de Santa Teresita del Niño Jesús. Conferencias
dadas por el Padre Rossi. Santa Teresita se convirtió en compañera
infaltable de mis días y mis noches. Dormí escasísimas horas los cinco
últimos meses de embarazo. No lo necesitaba.

Y de tanto compartir con Santa Teresita, recordé el místico


encuentro del alma con lo sagrado.

Hubo un ser, que me devolvió innumerables aspectos de mi ser.


Aspectos separados de mí hacía tiempo, desterrados y descartados por
el juicio de los hombres. Este maravilloso ser, sacerdote, amigo personal
y alumno de guitarra, fue quien me dijera:
261
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

“Dios no está enojado con vos”

Palabras mágicas para un alma poblada de culpas.

Hoy, tengo el honor de tenerlo entre mis seres más allegados, y es


el padrino de Miguel Ángel junto a su amada esposa.

Desde la nada, económica y humanamente hablando, empecé a


ensoñar el verdadero valor de la libertad del alma.

Pero esa libertad, para ser conquistada, necesitaba de alas. Y esas


alas, para crecer, necesitaban de mucho, mucho espacio. Entonces mi
ser empezó a construir tsunamis. Tsunamis de resolución.

Mi primer tsunami fue cuando Miguel Ángel cayó gravemente


enfermo, antes de cumplir el año. Una profunda deshidratación por
antibióticos, terapia prolongada. Había que internarlo urgente, y no
había camas en ningún hospital. Mi situación económica era
deplorable. Y mis fuerzas me abandonaban. Pasé días enteros con su
cuerpito frágil durmiendo en mi pecho. Sólo con sales de hidratación,
que también evacuaba.

Me mandaron un ángel humano. Me dijo:


- Vístelo que lo voy a hacer jugar a la pelota
en el patio, al sol.

Le dije:
- ¿Enloqueciste? No tiene fuerza ni para mover un dedo.

Insistió:
-Déjame que lo intente.

Y nunca supe qué fue lo que pasó, pero a la semana Miguel Ángel
estaba corriendo por la casa rozagante.

Solo sé que tiempo después pude reconocer que la que estaba


queriendo morir era yo, y Miguel Ángel solo me estaba acompañando.

Y aquel ángel humano, años más tarde, luego recurriría a mi


consultorio con su familia, por ayuda. Los caminos del ser, ¡que belleza!.
262
TIEMPO DE RECONEXIÓN

Mi segundo tsunami, fue caer en el afamado “ataque de pánico”, el


“CH” (crisis histérica) para los médicos de urgencias.

Cierre de glotis, apnea, extrasístoles, palpitaciones, hipoglucemias,


hipotensión, desmayos. La tierra desaparecía a mis pies.

La única imagen que me sostenía en esos momentos, era saberme


en el regazo de María.

Empecé a buscar ayuda. Y una médica, otro ángel humano, fue la


que me dijo: “Esto es energético. Hay un médico retirado, que trabaja
con energía y trata estos problemas”. Acudí a verlo inmediatamente.

Allí conocería a quien me condujera por mis primeros pasos en el


camino de la sanación a través de las manos.

Con él aprendí Energía Zen y Larga Vida, obra del Maestro Dashira
Nadara.

Hoy, puedo contarles que Dashira Nadara y el Maestro Curtis Cao,


han sido interlocutores de interesantes diálogos.

Compartimos muchos años con Heriberto, mentor de muchos


caminos y reencuentros de muchas vidas humanas.

Meditamos, estudiamos, operamos, celebramos, reímos, lloramos,


e hice mi primer viaje astral de su mano.

A través de él, escuché hablar de las Pléyades por primera vez, y


todo me parecía una tremenda fantasía a la vez que misteriosamen-
te familiar.

Por mi lado, seguí estudiando diversas artes y disciplinas. Al


tiempo, yo lo asistiría en reiteradas oportunidades, incluso en
operaciones astrales.

Cambió de plano de existencia, hace un año ya. En nuestros últimos


encuentros, me diría:
“Me puedo ir en paz. Soy un gran maestro: Mira la joya en
la que te has convertido. Cuando el alumno supera al
263
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

maestro, quiere decir, que la misión se ha cumplido”

En ese mismo tiempo, conocería a otro ser maravilloso. Su nombre


es Rafael.

Mi primer encuentro con Rafael fue impactante. Fui con Martín,


un niño de unos ocho años en aquel entonces. Me preguntó:
¿Es Jesús?

Rafael sacó el gran tapón de mi conciencia.

Me hizo llorar, reír, discutir, aceptar, correrme de mis lugares


comunes tales como la auto exigencia, la búsqueda implacable de la
perfección.

Me enseñó a estar quieta. Me enseñó que en la quietud también


estaba Dios, que no solo había que hacer, sino estar. Tuve que hacer
elecciones muy profundas en cada proceso.

Estando en una sesión con él, pude reconocer por qué no podía
recordar ningún suceso de mi infancia. Había sido abusada
sexualmente y lo tenía borrado por completo de mi memoria. Ése
era el origen de la falla de mis sistemas, que provocaban mis “ataques
de pánico”.

Con él conocí a Bárbara Ann Brenan, las estructuras energéticas, y


la maravillosa obra de un Curso de Milagros.

Me hizo dibujar. Eligió alguno de mis dibujos para algunas carátulas


de sus libros. Me honró enormemente con su elección.

Años después, tendría el placer de compartir uno de sus Cursos,


con dos grandes amigos, un sacerdote jesuita y una monja carmelita
(por cierto que con ellos no hablo de Ashtar, ni de los implantes de los
zeta reticulli,… aún).

Paralelamente, me sumergí en el mundo de las gemas, que siempre


me atraparon.

Aun compartiendo años de trabajo con un experto en el área de la


264
TIEMPO DE RECONEXIÓN

geología, mi mentor no creía que los cristales tuviesen “poderes”. Pero


yo sí. Y encontré la manera de conocerlas y trabajar con ellas.

Me re-encontraría también con quien fuera mi tercer pareja. Con


quien compartí un profundo periodo de aprendizaje consciente.
Compartimos empresas, actividades corales, viajes, familia, vidas
pasadas, cursos, talleres, grupos de meditación, y tsunamis también.
Entre ellos, la pérdida de un avanzado embarazo. Intenso y desafiante.
Hoy somos buenos amigos.

Mientras, haría estudios sistematizados de diversas áreas de lo que


aún se llama Medicina Alternativa.

Ello me llevó a encontrarme con algunos conceptos totalmente


innovadores, como el de los “campos interferentes”. De allí a la terapia
neural. Conocí entonces a quien hoy es amigo personal, de un profundo
espíritu, excelente médico, y reconocido investigador y profesor.

Este irrepetible ser, me enseñó lo determinante que es cada opinión


que uno vierte sobre el otro. Su “no juzgamiento” para conmigo,
permitió un salto cuántico en mi conciencia.

Mis visiones ya eran casi cotidianas, pero hubo una en particular


que marcó mi ser profundamente. Fue en un viaje astral a la Atlántida,
donde me reconocí en los Templos de Tien, y también reconocería la
culpa que me asfixiaba desde que tenía uso de razón.

Inmediatamente, sentí que algo le pasaba a mi cabeza, y que tal vez


me había sumido en un delirio místico. Acudí a su consultorio y luego
de escucharme atentamente, me dijo:
- No estás loca; permití que esa percepción se te amplíe.
Andá despacio.

La culpa me persiguió por varios meses después de ese suceso. La


pude liberar cuando aquí, en este plano de existencia, ese dedo acusador
y su dueño me repitieran la escena. Solo allí pude comprender que las
situaciones se repiten una y otra vez, cual cinta fallada, hasta que por
fin adquieres la maestría para salirte de la escena y cambiar de
personaje.

265
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Me crucé con hermosos ángeles humanos a cada paso.

Tulsi, quien fuera mi profesor de Masaje Shiatzu y también de Yoga,


marcaría definitivamente mi próximo paso.

La frase que dejó una impronta eterna en mi alma fue:


“Nada es ni bueno ni malo. Simplemente, es”.

No sé de quién es esa frase. Sí sé que cuando la escuché por primera


vez de su boca, tomé conciencia de la cantidad de conceptos que tenía
que revisar. Porque me sonó a verdad. Resonó en mi interior como
todo un concepto vinculante en mis estructuras de pensamiento que
quería comprender y abrazar.

Esa frase, fue mi primer peldaño hacia la comprensión de la unidad.

Desmoronaba todo lo que había sido mi fundamento hasta


entonces.

Durante un año, daba clases de Yoga y atendía pacientes a domicilio,


con masaje Shiatzu. Aprendí en aquellos tiempos el valor del silencio.
Pues hablé de más muchas veces, diciendo cosas que no me habían
sido preguntadas.

Muchas horas de práctica semanales desmoronaron por completo


lo que quedaba de estructuras en mí.

Entonces, me asusté. Y dejé todo. Me sentía muy incómoda en tanto


vacío. Y ahora, ¿con qué lo llenaría? Una parte de mí, se creía muy
centrada y evolucionada, pero estaba nuevamente sin norte y sin
comprender el para qué y el porqué.

Y en medio de tanta neblina, decidí encarar nuevamente una


Empresa Constructora, esta vez con mi pareja y con mis hijos mayores.
Nunca me imaginé que esa empresa se transformaría en “La Escuela
de Misterios del Ojo de Horus”. Y debería poner en práctica cada lección
aprendida hasta entonces.

En tanto, seguiría con la formación que me fuera guiada del otro


lado del velo. Mi ser superior no dejaba de acercarme los recordatorios.
266
TIEMPO DE RECONEXIÓN

Entre ellos, Tobías, a través de Geoffrey Hoppe, sería el más


esclarecedor de todos.

El primer Shaud con el que me topé, fue “Tu divinidad es tu


oscuridad”.

Al tercer renglón de lectura, supe que era Shaumbra.

Cada Shaud, es una carta de Dios para mí.

Con mi familia, pasaríamos por una experiencia durísima. Un


robo a mano armada, con intento de secuestro. Perdimos muchos
bienes materiales. Entre otras cosas, perdimos dos computadoras.
En una de ellas, perdería tres años de investigación acerca de las
diferentes medicinas alternativas, que formaba parte de un libro que
soñaba editar.

Aun amaba la lucha. El dolor como sistema de aprendizaje, era lo


único que conocía. Entonces, aun no conocía el lenguaje del “Gnost”.

Tardaría mucho tiempo en comprender que ese libro nunca editado


era una síntesis de la vieja energía, y que si lo terminaba, no estaría
aquí escribiendo esto. Quizás, no hubiese ni intentado buscar más
respuestas. Quizás, no hubiese aprendido a amar la oscuridad. Quizás,
otros potenciales se habrían desplegado frente a mí.

En los siguientes meses, literalmente devoré los libros de Tobías.

Adopté la frase “todo es apropiado”. Es una de las verdades que


hoy elijo sostener.

Las dinámicas y los tsunamis se siguieron presentando, cada vez


más intensos.

Terminé separándome de mi tercer pareja, tras un aceptado proceso


pero no por eso poco doloroso.

Luego de oficiar hasta de carpintera, tuve que elegir nuevamente:


ser madre de mis hijos o ser su jefa. Ambas cosas me resultaban
incompatibles. La empresa se deshizo.
267
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Y tuve un tiempo de vacaciones en la matriz. Pero, no con mi


espíritu.

Nunca había dejado mi trabajo como dibujante técnica especializada


en Geología. Entonces lo retomé con más intensidad.

Mientras, continuaría en mi búsqueda espiritual y la formación con


maestros de ambos lados del velo.

Fue una época de electrones, dibujos y lecciones conscientes.

Formaba parte de un grupo de meditación que se reunía


semanalmente en mi casa. Compartimos procesos de lo más diversos.
Asistimos en muchas sanaciones.

Por aquel entonces, viviría experiencias muy profundas con la


muerte, con el abandono, con el abuso de poder, con los desencarnados,
con pacientes terminales, casos de cáncer y sida, entre otros.

Pasaron por allí muchas personas.Todas importantes.

Algunas trajeron más recuerdos que otras, algunas más desafíos


que otras. Todas buscadores incansables. Todas únicas e irrepetibles.

Nombro en silencio a cada una de ellas, celebrando cada peldaño


que construyeron en mi historia, a la cual hoy abrazo amorosamente.

Agosto del 2006 marcaría un hito en mi ser.


Fue cuando decidí abrir mi consultorio y dejar toda otra actividad.

Ese día conocí la felicidad.

Conocí la risa que brota desde el alma. Conocí lo que es


permanecer coexistiendo con el ser superior. Y darle toda la autoridad
sobre mi existencia.

Reconocería entonces mi dificultad para anclar frecuencias de luz


en este plano.

Comenzaría así a practicar Tai Chi Chuan, y luego Chi Kung, de la


268
TIEMPO DE RECONEXIÓN

mano de Hugo, Profesor de Artes Marciales.

Mi primer encuentro con él fue un cruce de portales de tiempo


espacio, nos reconocimos inmediatamente.

Al final de la primera clase, me dijo:


“No sé quien sos, ni en qué creés, pero quiero que sepas que
es un honor para mí que estés aquí”.

Me apasionó re-encontrarme con esos aspectos míos de otras vidas.

Los movimientos, la música, los biombos de madera, los trajes de


raso, la espada, el abanico, todo activaría mi memoria celular.

Maestros como Budha, Confucio, Djwhal Khul, ocupaban mis


noches con largos encuentros en las Montañas Wudang.

Buscando una formulación que se acercara a lo que había integrado


a lo largo de mi aprendizaje, me encontré con Gaiadon. Gaiadon es
una preciosa síntesis, canalizado por Saranya Saveri.

A esa altura, no fue una sorpresa encontrar que los símbolos que
me elegiría para armar mi consultorio y representar la síntesis de la
Nueva Energía, eran casi los mismos acuñados por Gaiadon.

Mi vida se repartía entre las sesiones en mi consultorio en Córdoba,


otro en mi casa, estudios, la reunión de esta maravillosa familia álmica
en mi entorno y en la red, clases, viajes, y tremendos desafíos con mis
hijos, que se adaptaron con renuncias, mucho amor y desapego a cada
situación.

Verdaderos héroes de esta historia.

Y se acercaba la fecha del salto cuántico. Y había una revolución en


todos los “trabajadores de la luz”. ¿Qué pasaría?

Fueron épocas de cumplir contratos, acuerdos realizados con


familias álmicas, y los encuentros se realizaron. Las activaciones
también. Pero, el amor… ¿alcanzaría?

269
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Horas interminables de “chat”, acercando opiniones, compartiendo


canalizaciones, tentando al amor incondicional, alejando potenciales
de naves rescatistas, sosegando egos, liberando expectativas.
Comprendiendo y aceptando a quienes elegían ser rescatados y guiados
por un líder.

Y llegó la fecha anunciada por Tobias, el 18/09/2007.

Por cierto, la muerte se hizo ver simbolizando todo un potencial.


Pero sólo nos codeamos con ella en una curva, camino al encuen-
tro pactado.

Y allí estuvimos en las puertas de Erks, el día y la hora señalados.

Llegamos riendo, volvimos felices. El sol nos hizo una fiesta


celebrando las nuevas y expansivas frecuencias que acompañarían
esta nueva etapa.

¿Sabes? Los aprendizajes no terminan jamás.

Luego de un intenso episodio con Ashtar, supe que esto recién


empezaba. Liberado el potencial de destrucción, Gaia necesitaba otro
tipo de cuidados.

Y aparecieron los “guardianes”. El primero fue Pedro, de tan sólo


5 añitos, que padecía de noches tormentosas cuando, con su
videncia, presenciaba los desequilibrios de Gaia a punto de
desatarse. Sus padres lo llevaron a mi consultorio desesperados,
porque le habían recomendado que lo medicaran para sedarlo. Pedro
es un “Power Ranger”.

Y empezaron a aparecer, por auto-convocatoria silenciosa: esos


llamados del alma, que no tienen sonido. Fueron amorosamente
bautizados como los “Guardianes del Espacio”. Almas puras, con
verdadera conciencia de servicio y amor incondicional. Jamás se
preguntan: ¿Cómo se hace? Simplemente, lo hacen.

Entre un mar de gentes, nos encontramos con Iliel, con quien


empatizamos al punto de gestar una página web en una de las tantas
noches de apuestas a la humanidad que despierta. Despiertos en
270
TIEMPO DE RECONEXIÓN

conciencia, despiertos en amor, despiertos en voluntad de hacer, se


gestó el grupo de “Guardianes del Espacio”.

No me pregunto si hacemos gran cosa, sólo sé que damos todo lo


que somos. Y sostenemos la verdad que abrazamos. Tampoco cuenta
que sea “la” verdad, sino la verdad que nos alcanza.

A lo largo de nuestros encuentros, viviendo a kilómetros de


distancia, rescaté frases y expresiones que son perlas en mi haber
espiritual.

Metatrón me había dado un nombre: “Conexión Sagrada”. Así


bautizaría la síntesis que me fuera mostrando durante estos años.
Recuerdo haberlo escrito en mi celular inmediatamente, porque temía
olvidarlo, por la emoción que me envolvió al recibirlo.

En tanto, cada persona que se acercaba al consultorio, representaba


para mí una innovadora visión del cosmos, porque cada ser es un
cosmos completo. Y, ciertamente, cada ser que paso por mi camilla,
fue mi maestro también.

A lo largo de todos estos años, la consigna fue “integrar” todos los


aspectos humanos y divinos que me fuesen mostrados, para encontrarnos
en el maravilloso espacio de la Unidad con Todo lo que Es.

Estando en Chile, Ashtar me revela la injerencia de Sudamérica en


este proceso único e irrepetible en la historia del cosmos.

Me propuso reunir en una energía, en un concepto energético, a


quienes se sintieran identificados con esa definición, o mejor dicho,
con esa “no definición”.

Entonces apareció “Comunidad Surameris”, que lleva algunos


meses a esta fecha y que reúne a muchas personas diariamente en la
red. Compartiendo, creciendo, creando, uniendo países, razas, credos,
edades y sistemas de creencias.

Hoy, la consigna es “sinergia”, en un pulsar sincrónico de corazones


vibrando en amor incondicional.

271
CAPÍTULO X
TIEMPO DE INSPIRACIÓN
(… y siguen)

Es bueno ser un buscador, pero tarde o temprano


hay que convertirse en alguien que encuentra

Richard Bach
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

EL HUNAB KU, LO QUE NUTRE ETERNAMENTE

Un día me pregunté qué hacer con todo este aprendizaje acumulado.


¿Debería escribir?, ¿registrar una marca?, ¿formular una técnica?, ¿dar
clases?, ¿abrir un centro?.

Fue el 3 de Abril del 2007.

¿Qué mejor recurso que entrar en la frecuencia 13:20 del Calendario


Maya, para recibir las respuestas?

3 de Abril del 2007, día 28 de la Luna Solar del Jaguar – SOL


ENTONADO AMARILLO - KIN 200, los Mayas me regalaron este
magnífico relato:

“Amigo, tú que me ayudas a caminar por el sendero Maya,


¿quieres escuchar un bello relato?

“En los comienzos, Hunab-Ku,


el dador de Movimiento y medida, la nada,
quiso saber cómo sería algo a partir de ese pensamiento;
rebajó sus vibraciones hasta llegar a las de la luz.

Fue tan plena esa sensación, que decidió rebajar aún más
su vibración para que la luz y el sonido se hicieran visibles.

La fricción resultante de este proceso


fue creando interminables campos de electrones
en los primeros “mares”. Así se creó la base
para que tomara forma la energía,
que a su vez rebajó su velocidad y se hizo masa.

Durante esta danza energética, se crearon campos de juego,


y las dimensiones de tiempo y espacio tomaron forma para
ser el tejido de esos mismos campos extáticos.

El inmenso amor de Hunab- Ku fue separado,


creando 144.000 esencias y fragmentos del Gran Ser,
para actuar sus propios dramas
sobre el gran campo del juego de la vida.
275
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Ahora estamos ante el gran despertar;


a través del don del renacimiento y ascensión estamos
reclamando nuestra unión original con Dios, estamos
volviendo a casa.

En este día, Sol Entonado nos pide que tomemos el mando


del amor incondicional para lograr la armonía, siendo
receptivos, centralizándonos y alineándonos con
el Altísimo, el Gran Señor del Universo, y poder así soñar
una danza junto a Él en el tiempo / espacio.

Las Sincronías son “caricias del otro lado del velo”.

276
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

MIS HIJOS, LO QUE NUTRÍ

Mis hijos, ¡tremenda inspiración!

Pablo Ezequiel,
Un Apóstol y un Profeta

Nelson David,
Un Capitán y un Rey

Miguel Ángel,
Puro cristal vestido de Ángel Humano

277
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

LOS QUE ILUMINAN, NUTRIENDO EL ALMA

CONVERSACIONES CON DIOS


Neale Donald Walsh

No recuerdo haberme reído tanto en toda mi vida, como cuando leí


este libro por primera vez.

La sensación era que Dios me hacía cosquillas en los pies, y


mientras mi niña salía a jugar de entre mis dormidas endorfinas, el
Dios enojoso y justiciero daba lugar a un entrañable Padre que estaba
esperando que terminara de jugar mis juegos en el patio trasero (o
delantero) del Universo.

Agradecida eternamente a Neale, por su tremenda inspiración para


tantas almas.

Muchos años después tendría el placer de conocer su obra, su


equipo, su Humanity’s Team, y saberme partícipe de él.

NO TODO ES LO QUE PARECE


Louise Hay

Alguien puso en mis manos un libro que se llama “Usted puede


sanar su vida”. Fue en uno de esos momentos de absoluta pérdida de
fe, que me encontrara con la sabiduría de Louise.

Supo rescatarme de pozos estancos, donde nos perdemos cuando


permitimos que nos “sentencien” cuando nos dicen: “tu enfermedad
es incurable”, o “es tu herencia, no hay nada que hacer”.

Y la grandiosa duda acerca de lo evidente, se instaló en mí para siempre.

EL AMOR A LAS GEMAS


Katrina Raphaell

¿Cómo vas a hablar con una piedra? ¿Cómo crees que una gema
tiene algo para decirte?
279
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Pues sí… lo tiene.


En aquellos tiempos, personas que me rodeaban empezaron a dudar
una vez más de mi cordura.
Por cierto, no me importó.
Y seguí buscando.

Vi una calcita estallar sobre una vértebra dolorida, liberando


inmediatamente el dolor.

Vi una persona toser sin parar, porque se había colgado un cuar-


zo citrino.

Vi una rodo crosita partirse en dos sobre el corazón de una persona


en duelo.

Vi un corazón galopar, ante la presencia de un rubí.

Vi cómo sube la tensión un collar de hematite.

Vi cuarzos cristalinos resquebrajarse por dentro, luego de una sesión.

Son únicas.

Un día supe que en nuestras manos están todos los cristales, todas
las gemas, todas las frecuencias. Sólo hay que permitir que hagan lo
que saben hacer.

Hoy, almacenadas en un precioso alhajero, les sonrío y les agradezco


tantos regalos y tanta generosidad.

LA COMUNICACIÓN INTERDIMENSIONAL
Barbara Ann Brenan

Brillante y diáfana.
Todo lo que aprendí a través de sus libros es irremplazable. Más,
lo que marcó una gran diferencia en mí es poder detectar los enredos
en los cordones de los chakras. Estos enredos me mostraron lo
complejos que nos volvemos cuando hacemos estas elecciones. Cables
enredados, energía enredada.
280
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

Gracias a Bárbara acepté que la comunicación con las otras


realidades, más allá de los velos, es posible.

Me maravilló la claridad con la que Heyoan, su guía, podía ser


escuchado por Bárbara. Hizo un salto cuántico en mi conciencia.
Empecé a aceptar como posible esa comunicación, y a sospechar que
lo que escuchaba podría tratarse de una comunicación
interdimensional.

LOS NOMBRES SAGRADOS – LAS CLAVES DE ENOC


J. J. Hurtak

Allí tomé contacto por primera vez con Nombres como Metatrón,
Melquizedek, la Shekinah, el Tetragramatón. Supe que eran los
lenguajes sagrados. Años después, me maravillaría encontrando la
explicación de por qué se los denomina “sagrados”.

Y es que tienen un diseño divino en su construcción.

Gracias a Dan Winter y sus animaciones en Geometría Sagrada,


ahora sé que ¡las certezas embonan en cascada cuántica!

LOS PASOS DEL CAMINANTE


Chamalú

Recuperé la reverencia a la Madre tierra, a través de la sabidu-


ría andina.

Mi primer contacto con Chamalú, fue a través de una grabación en


el consultorio de Rafael. No podía creer lo que estaba escuchando. Era
conocido y familiar todo su lenguaje. Me obsequió una copia, lo escuché
tantas veces, que la cinta terminó por romperse.

Una de sus frases, que aún hoy elijo y celebro, es:

“No hice de la cordura mi opción”

281
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

LA SABIDURIA TOLTECA
Dr. Miguel Ruiz

Los toltecas, una grandiosa civilización, de la que el Dr. Miguel


Ruiz hereda una sabiduría que resume un código de convivencia
amorosa atemporal.

“La Maestría del Amor”, “Los cuatro acuerdos toltecas”, fueron mis
libros de cabecera mucho tiempo. Hasta que un día comprendí que “la
impecabilidad” era una meta que jamás se alcanza, pero si puedes
aspirar a conseguirla.

EL INFINITO Y EL VUELO DEL ÁGUILA


Carlos Castaneda

¿Qué puedo decir de Don Juan?


Solo que me tiré al abismo con él, desde el lado activo del infinito.

Infinitas gracias por mostrarse al mundo a través de Carlos Castaneda.

LA MEDICINA DEL ESPACIO – PACHITA


Jacobo Grinberg-Zylberbaum

El psicofisiólogo Jacobo Grinberg-Zylberbaum, autor de la Teoría


Sintérgica, modificó sin lugar a dudas mis conexiones cerebrales.

Mundos sobrepuestos, pasado y presente juntos, corazones que


aparecen en la palma de una mano, sanaciones instantáneas, velos
literalmente “desechos” en la realidad de Pachita.

Sumergida en el consultorio de Pachita, a través de las páginas


compartidas por Jacobo, supe que es un ser atemporal también.

Quiero creer que Jacobo, desde donde esté, sigue “desenmarañando”


la comprensión de nuestra mutante conciencia humana.

282
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

LA RUTA AL HIPERESPACIO
Peggy Dubro y David. P. Lapierre

Fue Miguel, mi extraño y lejano amigo, el ser que durante muchos


años se ocupó de acercarme las herramientas que mi obstinada mente
alejaba sistemáticamente.

Un día me trajo de regalo “Entramados de Conciencia”, de Peggy


Dubro y David P. Lapierre.

Mientras buceaba por ese libro, mi ser recibía consuelos en cada


página. Consuelos porque me confirmaba que no padecía de delirio
místico, sino que definitivamente era una caminante
multidimensional, y mi espacio favorito de experiencia era el puente
de Einstein – Rosen.
Fue el tiempo de reunir la mística y la ciencia.

Y pude generar un lenguaje donde me fuera posible compartir


mi vida multidimensional. Así, pude darle una explicación casi
científica (por la restricciones de mi conocimiento), como es que
un “desprogramador pleyadiano” en forma de espiral, puede
deshacer realidades.

O en qué punto se reúnen la idea de la Madre María como la gran


portera de las almas perdidas, y la capacidad de una conciencia
“iluminada” de atravesar hipercampos.

O porque la oración y la fe, sintonizan la frecuencia de Dios, y el “pedido”


es escuchado y la manifestación se pone en acción, si puedes sostener ese
“tornado” que estás creando con la fuerza gravitante del amor.

O que la sanación es directamente proporcional a “saberse


merecedor”, porque el saberse merecedor dispone el sistema glandular
en modo “cristalino” por alineado y coherente, y por tanto convierte el
diseño humano en óptimo receptor de la luz.

283
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

EL INGRESO AL CORAZÓN
Drúnvalo Melchizedek

Muchas veces se ha dicho que sólo puedes entender algunos


misterios, si conservas la inocencia de un niño.

Para mí, ingresar al centro de mi ser siempre fue arrojarse por un


tobogán mullido en espiral descendente, y mientras me lanzaba sólo
sonreír. Porque sabía que del otro lado me esperaba un abrazo
amoroso. El absoluto infinito. Amoroso y oscuro. Silencioso y
profundo.

La inocencia del tobogán tomo una curva científica cuando me


encontré con que la geometría del corazón, allí donde está ese abrazo
absoluto, tiene una geometría que se llama “dona toroide”.

Drunvalo explica las distintas maneras de ingresar al espacio


sagrado del Corazón. Una de ellas es dejarte deslizar hacia el hoyo
del Centro.

Puedes entrar al centro como si te arrojaras por un tobogán, que


no tiene punto de llegada.

Porque es infinito. Cuando decides saberte parte de todo lo


que Es, sólo comienzas a flotar. Y puedes saber que, mientras
flotas, la conciencia puede ingresar en cada pliegue de su diseño
fractal. En cada pliegue hay experiencia, en cada pliegue somos y
existimos.

Sólo algunas condiciones son necesarias:


conexión, integración, alineación, creación, amor

LA RISA, DIOS, Y LAS CUATRO “ELES”


Osho

El único libro de Osho que leí completo es “Vida, Amor, Risa y


Luz”. Conozco que su obra es gigantesca, pero lo poco que leí me alcanzó
para alimentar mi espíritu eternamente.

284
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

Se resume en esta simple frase:

Estas son las cuatro “eles”: Life, Love, Laughter, Ligth (Vida, Amor,
Risa, Luz) y suceden exactamente en ese orden.

Confirmé que “Dios viaja montado en la alegría”.

El timo, esa pequeña glándula del crecimiento, que la medicina


alopática dice que se duerme cuando las personas dejan de crecer, es
en realidad el vehículo del goce de la existencia. Nuevas investigaciones
revelan el rol fundamental del “chakra del alto corazón” como pieza
fundamental en el circuito de conexión con los aspectos expandidos
del ser. Y la condición es que el goce del alma sea el responsable de la
ignición del fuego.

Dios, deja de habitarnos cuando nuestro ser deja de gozar. Y no


puede cabalgar más contigo, mientras eliges experimentar esa
separación.

Son las condiciones del diseño humano.

Entonces, querido humano, para activar el diseño humano divino,


deberías necesariamente recuperar la risa, la inocencia y
definitivamente… comer más helados.

285
TIEMPO DE INSPIRACIÓN

CONEXIÓN SAGRADA
Lo que creo hoy, por creer y por crear

Y así fue como Lord Metatrón, se convirtió en mentor de cada


palabra que a continuación comparto:

Mi intención es que este contenido les permita conocer los caminos


de la materia, y cómo intervenir en ella de manera coherente, eficiente
y divina.

Cada instante es un módulo de aprendizaje.

Cada instante sumamos bagaje celular a nuestro presente.

Cada instante la realidad que co-creamos se modifica.

Cada instante estamos recordando quiénes somos.

Y seas quién seas, lo único verdaderamente importante es que logres


Amar cómo es que llegaste hasta aquí.

Porque sólo así, te convertirás en ese maravilloso puente de luz que


eliges ser.

En permanente integración de lo humano y lo divino, hasta que


nuestra experiencia revele la magnificencia con la que fuimos
diseñados.

287
CAPÍTULO XI
TIEMPO DE CONEXIÓN SAGRADA
(aquí y ahora, en un presente eterno)

Abraza amorosamente tu historia,


Diseña el presente, poniéndole alas a tus sueños.
Y el mañana será, lo que tú crees.

Eiel
TIEMPO DE CONEXIÓN SAGRADA

UN NUEVO ENSAMBLE

Si a esta altura te sientes desestructurado, le hice honor a mi Sello


Maya. Soy Humano Lunar Amarillo, y ser portadora de ese Sello me
constituyó en demoledora de estructuras.

Intentaré proponerte un nuevo ensamble.

Este libro, podría haber tenido los siguientes títulos:


. Esquizofrenia, una nueva visión.
. Desenmascarando la ilusión.
. Cómo salir de la hipnosis.
. Hipnosis y victimización.
. Del parasitismo al autoempoderamiento.
. Detrás del velo lacaniano.
. Desglosando el inconsciente.
. Una vida multidimensional.
. Una nueva comprensión a nuestro diseño.
. El fin de la fragmentación del alma.
. El camino de retorno.
. Conexión Sagrada.

Resumiendo, hagamos un ensamblaje:

“Desde una mente dividida no diagnosticada como esquizofrenia,


construyo una nueva visión que me permite desenmascarar la ilusión
y salir de la hipnosis.

Sin la hipnosis de la conciencia de masas, pude ver el mecanismo


de la victimización. La victimización me cansó porque es
extremadamente limitante.

Entonces dejé de buscar quién podía alimentar mi existencia para


seguir parasitando, y me dediqué a buscarme.

Fue así cómo dejé el parasitismo, para construir mi auto-


empoderamiento.

Empoderada, pude ver lo que hay detrás del velo lacaniano, y


empecé a desglosar el inconsciente.
291
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Pude ver entonces que tenemos una vida multidimensional, que


puede enloquecerte si no te ocupas de darle una nueva comprensión a
nuestro diseño humano-divino.

Y si logras comprender que toda la experiencia está justificada porque


así lo elegiste, podrás dar por terminada la fragmentación del alma.

Y cuanto eliges el camino del retorno, la rosa despliega su fragan-


te invitación.

Entonces, el Corazón Sagrado se convierte en tu nuevo hábitat, y


empiezas a vivir en Conexión Sagrada”.

A ver, lo hagamos más simple:

“Liberada del juicio y la sentencia, desenmascaro la ilusión de


sentirme hipnotizada, víctima de una conciencia parasitaria.

La contrapartida, el autoempoderamiento, se revela al descorrer


los velos, y descubro que el inconsciente no es más que yo misma
desplegada en múltiples dimensiones de experiencia.

Acudo al diseño de la vida para explicar por qué mi alma se


fragmentó y por qué ahora emprendo el camino de regreso a mi
Conexión Sagrada”.

Otra vez, más simple, más simple:

“Reconecto, me vuelvo a reconocer en Unión con el Todo.


Integro, ahora sé quién soy.
Alineo, porque sé de mi propósito.
Creo, porque fui diseñada para eso.
Elijo, porque soy amor en experiencia”.

¿Más simple?

“En el aquí y ahora, Yo Soy la que Soy”

Simple:

“Yo también soy Dios”.


292
TIEMPO DE CONEXIÓN SAGRADA

¿Y QUIÉN ERES TÚ?

Muchas culturas expresan en sus formas de saludar a otros este


reconocimiento de que Somos Uno.

Los mayas se saludaban con “In lak´ech”, que significa “yo soy
otro tú”, a lo que contestaban “Hala ken”, “tú eres otro yo”.
“Sawabona”, dicen en el Sur de África, que significa: “Yo te
respeto, yo te valoro y tú eres importante para mí”.
Responden entonces: “Shikoba”, diciendo “Entonces yo existo
para ti”.

Los hindúes dicen “Namaste”, que traducido es “Saludo la


divinidad que está en ti”.

Venimos de la misma fuente.

Todos, absolutamente todos participamos del mismo diseño. Y


somos seres multidimensionales.

Tenemos las mismas glándulas, el mismo cerebro, los mismos


circuitos, la misma potencialidad en el ADN, la misma capacidad de
amor, las mismas “alas” en la conciencia.

Sólo que cada uno tiene su historia, sus elecciones, su punto de


vista y sus limitantes… por ahora.

Las limitantes se disuelven a medida que la conciencia se expande.


Pero no es un proceso al que hay que forzar. Porque si lo fuerzas, alguna
parte se lastima o se resiente.

La expansión de la conciencia es directamente proporcional a la


integración.

La conciencia no se expande a través del dolor. El dolor es una forma


de aprender, es el camino del “síntoma” que nos va mostrando dónde
estamos detenidos.

Puedes salirte de esa escuela si cambias de camino. Puedes


reaprender otros lenguajes, y reentrenar a todos tus sistemas a alojar
293
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

frecuencias más luminosas.

El camino del dolor, ya lo hicimos.

Lo hicimos todas las almas que encarnamos para “arar la tierra” y


hacer propicio el sembrado de la semilla crística.

Y tales semillas están empezando a florecer, entre medio de


tanta maleza.

Todos vivimos en el mismo mar de dinámicas, pero cada uno puede


elegir sobre qué ola va a encaramarse.

294
TIEMPO DE CONEXIÓN SAGRADA

YO SOY UN HUÉSPED PRIVILEGIADO

Todos los que elegimos hacer este proyecto “Nueva Tierra”, basamos
nuestras elecciones en el don del Humano Divino de ser un Huésped
Privilegiado de este magnificente escenario llamado Planeta Tierra.

El reconocimiento de nuestra Divinidad, nos embriaga en la certeza


de que somos los generadores y actores del cambio.

“Si estabas esperando a alguien para que viniera a


cambiar el curso de los acontecimientos, ese alguien eres
tú mismo”

Nos tomó muchas vidas aceptar que podemos elegir entre un mundo
de infinitos potenciales, y gestar la vida que soñamos vivir.

Sólo necesitamos comulgar con la fuerza implosiva del


Amor Divino.

Lo que creamos, por creer y por crear, se asienta en reconocer quién


soy, dónde estoy, y dónde quiero estar.

El proceso creativo y la culminación de esta “Obra de Arte” que es


esta Vida, radica en acortar la distancia que existe entre “dónde estás”
y “dónde quieres estar”.

No existe el miedo en nuestras elecciones, porque aprendimos a


eliminar “el dolor” como camino. Existe la elección basada en el anhelo
de Ser Uno con Todo lo que Es y Existe.

Porque salimos de la Teología de la Separación y transitamos la


Teología de la Unidad.

Y atentos a que transitamos una desafiante “transición” entre las


dinámicas duales y la magia de la Unidad, es que necesitamos aprender
a permanecer “en el Centro”.

Eso es anclar la Quinta Dimensión, la dimensión del Amor Crístico.

En medio de este confuso mar de viejas dinámicas que se extinguen


295
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

y nuevas formas que emanan y parimos desde nuestro Corazón


Sagrado, asistimos, como “privilegiados espectadores de este
escenario”, al reflejo de una conciencia en permanente mutación.

Como dicen los Ancianos Hopi: “Cabeza sobre el agua”.

Sólo así, diseñaremos el futuro.

“Cabeza sobre el agua”, es flotar, en medio de tanta turbulencia.

“Cabeza sobre el agua”, es saber que Yo también Soy el Cristo


que viene.

“Cabeza sobre el agua”, es no alimentar el miedo.

“Cabeza sobre el agua”, es sostener la certeza de que no estamos


separados de Todo lo que Es, y que creernos separados fue sólo parte
de un sistema de creencias que hoy no elegimos.

“Cabeza sobre el agua”, es discernir con el corazón y dejar de juzgar


con la razón.

“Cabeza sobre el agua”, es vivir en un mundo que renace en un


nuevo diseño.

“Cabeza sobre el agua”, es eliminar la palabra “lucha” de los


pensamientos y el vocabulario.

“Cabeza sobre el agua”, es sólo Ser, y mientras eres... creas.

Yo
vivo
en un mundo
que RE - NACE
... Y ES TIEMPO DE NAVIDAD

296
EPÍLOGO

¿Quién dijo que todo está perdido?


Yo vengo a ofrecer mi corazón

Fito Páez

297
GLOSARIO
Tomado de fuentes accesibles a todo lector, disponibles en la red en la
mayoría de los casos.

Adamus Saint Germain: Saint Germain es un Maestro Ascendido


que asiste a la Tierra con su presencia y conocimiento. A través de sus
enseñanzas canalizadas por distintas personas en diversas épocas,
podemos adquirir la conciencia necesaria para cuidar nuestros
pensamientos y acciones y poder así economizar nuestras energías y
vivir en un entorno armonioso. Saint Germain basa una parte muy
importante de sus enseñanzas en la utilización adecuada de las palabras
“Yo Soy”, para poder canalizar correctamente todos nuestros actos. La
presencia Yo Soy es una puerta directa hacia la iluminación y la
ascensión. (Fuente: http://www.mind-surf.net/puerta3.htm)

Adam Kadmón: Heb. (Adam = Adán) Es la materialización física de


formas-pensamientos de los Señores de Luz.
Es el cuerpo de luz capaz de incorporar cualquier forma necesaria
para crear y enseñar a todo tipo de creación pensante a imagen y
semejanza del Padre. El cuerpo de Luz que se convierte en una
extensión de YHVH (Dios).

ADN: El ácido desoxirribonucleico, frecuentemente abreviado como


ADN (y también DNA, del inglés DeoxyriboNucleic Acid), es un tipo
de ácido nucleico, una macromolécula que forma parte de todas las
células. Contiene la información genética usada en el desarrollo y el
funcionamiento de los organismos vivos conocidos y de algunos virus,
siendo el responsable de su transmisión hereditaria. (Fuente: http://
es.wikipedia.org)

Águila Blanca: Este guía gentil es un Maestro de la Hermandad


Blanca o Hermandad de la Luz, un grupo de seres espirituales dedicados
a servir al despertar espiritual de la humanidad.
Águila Blanca trabaja como un instructor de sabiduría y luz. Por
primera vez le apareció a Jonette en meditación en 1986 cuando ella
vivía en Sydney, Australia.
Él trae mensajes de empoderamiento, esperanza e inspiración.
Las palabras de Águila Blanca están llenas del amor de los Maestros y
ha ayudado a muchos en su persecución de una mayor comprensión y
equilibrio en sus vidas.
299
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

(http://www.jonettecrowley.com)

Anciano de Días: “Estaba mirando hasta que fueron puestos unos


tronos, y se sentó un Anciano de Días. Su vestidura era blanca como la
nieve, y el cabello de su cabeza era como la lana limpia. Su trono era
como llama de fuego; y sus ruedas, fuego ardiente. Un río de fuego
procedía y salía de delante de él. Miles de miles le servían, y millones
de millones estaban de pie delante de él. “El tribunal se sentó, y los
libros fueron abiertos.” Daniel 7:9.

Anubis: Anubis era el “Señor de la necrópolis”, la ciudad de los


muertos, que situaban siempre en la ribera occidental del Nilo. Era el
encargado de guiar al espíritu de los muertos al “otro mundo”, la Duat,
dentro de las creencias egipcias.
Su nombre egipcio era Anpu (Inpu, Ienpu, imaut o Imeut). Anubis es
su nombre helenizado. Los escritores griegos lo asociaban con Hermes.
Los romanos lo tenían dentro de sus deidades bajo el nombre de
Hermanubis. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Arcángel Miguel: Su nombre es una pregunta, “¿Quién como Dios?”.


Miguel es un ángel superlumínico o arcángel, encargado de custodiar
la paz en el planeta Tierra. Es el guardián de la casa del espíritu y los
sueños; trabaja por la cooperación y la reconciliación. Miguel dice que
es hora de que aprendamos a vivir en paz y armonía con otros, a derribar
las barreras que han separado a naciones, partidos políticos, sectas
religiosas, familias e individuos, debido a diferencias de opiniones,
miedos y egoísmos. Todos somos ciudadanos de la Tierra, pese a nuestra
diversidad. En el avance hacia ese plano de cooperación, Miguel es el
ser que hay que invocar. Tiene una enorme hueste de ángeles que
colaboran con él en su trabajo. Cuando lo invocamos, alguno de ellos
acude a auxiliarnos. También se comunica en canalización a través de
diferentes personas como Ronna Herman, Carolyn Ann O’Riley y Celia
Fenn. (Fuente: http://www.mind-surf.net/puerta19.htm)

Arcturus: Es la conciencia unificada de un sistema estelar de seres


ascendidos. Todos los seres que se mueven sobre y en los campos
energéticos conocidos como el Sistema de Arcturus comprenden la
Divinidad Inherente. Saben cómo han de crear el poder del espíritu y
saben también cuánto dolor se crea cuando el espíritu aún está lleno
de impurezas; por eso han decidido ayudar a los humanos a acelerar
300
GLOSARIO

su proceso de ascensión canalizando mensajes a través de distintas


personas. (Fuente: http://www.mind-surf.net/puerta10.htm)

Armónica 33: Término asociado a la Columna Mística del Tzolquin.


Es la única armónica que es oculta en sí misma, no posee cuartetos de
ocultos ni dupla.
Todas las armónicas, excepto la armónica 33, tienen su correspondiente
hexagrama o codón.

Asanas: En el ámbito del yoga, se denomina asana a distintas


‘posturas’ que tienen como objetivo actuar sobre el cuerpo y la mente.
(Fuente: http://es.wikipedia.org)

Ashtar Sheran (Astro Reluciente): Comandante de la Confederación


Galáctica. Los seres que conforman el Comando Ashtar proceden de
diversos planetas. Todos ellos son capaces de moverse entre la tercera
dimensión y la cuarta, lo que quiere decir que tienen la capacidad de
ser visibles o invisibles en este plano. Su propósito es instruir a los
más jóvenes trayendo grandes mensajes de amor. Canalizan siempre
información concreta y útil. (Fuente: http://www.mind-surf.net/
puerta14.htm)

Budha: Es un Maestro Ascendido. Buda significa “iluminado”.


Gautama era un príncipe que renunció a su vida monárquica, se retiró
a la vida ascética y un buen día tomó la firme determinación de sentarse
a los pies de un árbol y no levantarse de allí hasta conseguir la
iluminación. Y lo logró. Antes de abandonar su cuerpo vivió muchos
años más entre los humanos, enseñando infatigablemente el camino
que lo llevó hacia la paz y felicidad permanentes. (Fuente: http://
www.mind-surf.net/puerta7.htm).

Canalización: Según Tobías, del Círculo Carmesí: Los Seres


Celestiales están de hecho canalizando a los humanos. Ellos están
leyendo nuestras energías y traduciendo nuestra propia información
de vuelta a nosotros, para que podamos verla desde el exterior, mientras
la experimentamos en el interior” -.

Campo Áurico: Radiación de energía sutil que emana de la materia


y los seres vivos en particular, cuya vibración y color representan e
identifican ciertas características.
301
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Campo Interferente: Es un área que tienen mas bajo potencial


eléctrico que los tejidos circundantes. Flujos de corriente de áreas de
alto voltaje hacia áreas de voltajes más bajos que parecen enviar señales
confusas al sistema nervioso del cuerpo; el cuerpo reaccionará algunas
veces en forma inapropiada, resultando en aparición de dolores y/o
enfermedades. Estos campos interferentes pueden ser encontrados en
cualquier parte del cuerpo y a menudo se encuentran en zonas alejadas
de la parte del cuerpo que está experimentando los síntomas.

Cinturón de fotones: Una banda o cinturón de fotones fue


descubierta en el espacio exterior en 1961, por medio de los nacientes
instrumentos satelitales. Actualmente nos movemos hacia las Pléyades
(Las Siete Hermanas), distantes unos 400 años luz de la tierra. En este
grupo de estrellas se basan las mitologías de muchos pueblos, entre
ellos: Los Dioses Griegos; La Era o Tiempo del Sueño Australiano; La
Mitología China; etc. (Fuente: http://www.bibliotecapleyades.net/
esp_cinturon_fotones_1a.htm)

Códigos arcturianos: “La geometría sagrada se expresa mediante


muchas formas y figuras llamativas. No sólo se muestra en la
naturaleza, en la arquitectura y en la música, sino también en los
círculos de los sembrados. El arte de Janosh se inspira en estas
formas y dibujos que han aparecido como agróglifos, entre otros.
Estos círculos mágicos casi siempre contienen formas geométricas
y aparecen todos los años en todo el mundo, aunque con mayor
intensidad en el suroeste de Inglaterra. El condado de Wiltshire es
conocido como un lugar místico, donde se encuentran los círculos
de piedras de Stonehenge y Avebury o la localidad cercana de
Glastonbury que, según la tradición, era la antigua Avalon donde
vivía el rey Arturo y que ha tenido una especial importancia desde
tiempos inmemoriales.
Los agróglifos son enormes y complejas figuras que aparecen en los
campos cultivados durante el verano. En los últimos años se ha
investigado a fondo para conocer el origen de estos círculos. Aparte de
que algunos de estos círculos están hechos por el hombre, la cuestión
sigue siendo de dónde viene el resto de estas complejas formas
geométricas. Por ejemplo, han aparecido agróglifos a plena luz del día
sin que nadie se diera cuenta de ello. Además, en las formaciones se
observan anomalías que el ser humano no puede imitar, como por
ejemplo, la presencia de moscas muertas, tallos doblados, gran cantidad
302
GLOSARIO

de polvo de meteorito, trazas de calor extremo o nódulos reventados.


En ocasiones, la nieve se derrite en el mismo punto donde el verano
anterior había habido un agróglifo. Y, además de aparecer en las
cosechas, se ha encontrado el mismo tipo de formas geométricas en
arena, hielo, nieve e incluso en el fondo del océano.
A pesar de que el origen de los círculos de los sembrados sigue siendo
un misterio para mucha gente, la extraordinaria belleza y complejidad
de estas gigantescas “obras de arte vivientes” es mucho más importante.
Indudablemente, quien haya tenido la fortuna de ser testigo de ello
estará de acuerdo. (Fuente: http://www.the-arcturians.com/esp/
janosh/cropcircles.htm)

Comunidad Surameris: Comunidad Virtual de seres con conciencia


multidimensional (http://comunidadsurameris.blogspot.com/)

Confucio: Confucio (chino: ? ?, pinyin: Kongz) (tradicionalmente


551 a. C. - 479 a. C.) fue un filósofo chino, creador del confucianismo y
una de las figuras más influyentes de la historia china. Las enseñanzas
de Confucio han llegado a nuestros días gracias a las Analectas, que
contienen algunas de las discusiones que mantuvo con sus discípulos.
El nombre habitual de Confucio en chino es K?ngz ( ), literalmente
“Maestro Kong”, aunque muchas veces se lo escribe “Kung Fu Tse”.
Una variante de este nombre, poco habitual en la actualidad, es K?ng
F?z (? ? ?), de la que se deriva el nombre tradicional en español a
partir de la forma latinizada Confucius, adoptada por los sacerdotes
jesuitas en sus primeros contactos con China. Fue el maestro inventor
del Kung Fu (tipo de arte marcial). (Fuente: http://es.wikipedia.org)
En chino, /tzi o tzé/ -niño-, es la misma palabra usada para decir
maestro… (Si no vuelven a ser como ‘niños’, dijo Jesús, no entrarán en
el reino de los Cielos). Aportado por Osvaldo Weilenmann.

Djwhal Khul: Djwhal Khul es un teósofo tibetano considerado dentro


del movimiento esotérico como un inspirador de las enseñanzas de la
Jerarquía planetaria, estando él mismo a las órdenes de uno de los
maestros de dicha jerarquía: Koot Hoomi. Se considera como uno de
los padres del movimiento Nueva Era. Sus enseñanzas son
continuación de las impartidas por Madame Blavatsky y su Teosofía.
En una carta publicada en agosto de 1934, y que aparece en los libros
dictados por él, plantea que no están interesados en que se los considere
como que han sido inspirados, ni que se diga misteriosamente que son
303
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

el trabajo de uno de los Maestros. El maestro tibetano, en esa época se


describía a sí mismo de la siguiente forma:
“Soy un discípulo de cierto grado, lo que puede significar muy poco
porque todos somos discípulos, desde el aspirante más humilde hasta
más allá del Cristo Mismo. Tengo cuerpo físico lo mismo que todos los
hombres; resido en los confines del Tibet y a veces presido un grupo
numeroso de Lamas tibetanos.” (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Dodecaedro: Poliedro de 12 caras

Embonar: “Es un concepto matemático simple – un modelo


aritmético de anidación /filotaxis. Como concepto psicológico, es la
llave a la compasión como una succión de dentro, que es
magnéticamente generada por la habilidad de volver el corazón de
adentro hacia afuera”. (Fuente: “Gran Atractor Fractal” – Dan Winter)

Erks: Ciudad Intraterrena ubicada en el cerro Uritorco, Capilla del


Monte, Córdoba, Argentina. “ERKS”, es la sigla de “Encuentros de
Remanentes Kósmicos Siderales”, remanentes que son hermanos
venidos de diversos puntos del Universo y que cumplen su tarea aquí,
en la órbita de la Tierra, en beneficio de la realización y la Unión
Cósmica.
ERKS es el lugar de iniciación de las razas de superficie que buscan
integrarse a la ley evolutiva controlada por las razas extraterrestres e
intraterrenas.

Espiral Aúrea: Una espiral logarítmica, espiral equiangular o espiral


de crecimiento, es una clase de curva espiral que aparece
frecuentemente en la naturaleza. Su nombre proviene de la expresión
de una de sus ecuaciones. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Fibonacci: En matemáticas, la sucesión de Fibonacci es la siguiente


sucesión infinita de números naturales: 0,1,1,2,3,5,8,13,21, 34,55 …
El primer elemento es 0, el segundo es 1 y cada elemento restante es la
suma de los dos anteriores. A cada elemento de esta sucesión se le llama
número de Fibonacci. Esta sucesión fue descrita en Europa por
Leonardo de Pisa, matemático italiano del siglo XIII también conocido
como Fibonacci. Tiene numerosas aplicaciones en ciencias de la
computación, matemáticas y teoría de juegos. (Fuente: http://
es.wikipedia.org)
304
GLOSARIO

Filotaxis: Se denomina filotaxis a la disposición que presentan las


hojas en el tallo. La disposición que presentan es característica de cada
especie y tiene la función de que las hojas estén expuestas al sol con el
mínimo de interferencias posibles por parte de sus compañeras.
(Fuente: http://es.wikipedia.org)

Gaia: Gea o gaia (en griego antiguo ??? ? Ga?a, ?? ?? Ga?ê o ? ? G?,
‘suelo’ o ‘tierra’) es, en la mitología griega, la diosa que personifica a la
Tierra. Es una deidad primordial y ctónica en el antiguo panteón griego
y se la consideraba una Diosa Madre o Gran Diosa. Su equivalente en
el panteón romano era Terra.

Geoffrey Hoppe: Canalizador de Tobías.

Geometría Estáurica o Geometría de la Cruz. Es el procedimiento


geométrico destinado, originalmente, a la elaboración de Calendarios:
instrumentos destinados a la observación y el registro de las diversas
actividades del Cielo en concordancia con el Suelo. Fruto de este
procedimiento aparece el Esquema Estáurico: una especie de ábaco
geométrico que pasó a ser usado por los antiguos como Matriz
Universal para todos sus diseños gráficos.
(Comunicación personal de Osvaldo Weilenmann).

Geometría Sagrada: La Geometría Sustentable es el estudio de la


matemática de la vida. Esta ciencia, antiguamente llamada Geometría
Sagrada, nos devuelve la capacidad para crear vida espiritual y material.
En base a ciertas proporciones, patrones y arreglos de onda podemos
ser capaces de recrear las condiciones necesarias para nuestro
desarrollo de conciencia, elevando nuestra calidad de vida y nuestra
capacidad de amar. (Fuente: http://www.psicogeometria.com/
geometriasagrada.htm)

Gnost: Término acuñado por Tobías, del Crimson Circle.


Conocimiento creativo, energía creativa y solución. Es simplificador y
solucionador de problemas. No es espíritu ni mente, ni intuición. Hará
de puente entre lo divino y lo humano. Es trampolín faltante. Se activa
con respiración profunda.. Crear lugar seguro y sagrado y con
respiración profunda entra. GNOST es la antítesis de ocupado, trae las
energías hacia nosotros, simplifica situaciones más complejas. Usar
GNOST a diario. Es todos los potenciales, todas las respuestas en
305
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

diversos estados o formas. (Fuente: Glosario de Tobías)

Hapiru: …este primer grupo de ángeles que decidieron seguir


avanzando en el viaje, que decidieron salir (ir afuera) y descubrir, en
esencia se podría decir “ayudar a traer a todas las energías a la vida”.
Este primer grupo de ángeles fue conocido originalmente por el nombre
de Hapiru. Hapiru, que ustedes ahora llaman los judíos, los hebreos,
los hijos de Israel, pero este fue el nombre original y nuevamente es, es
una vibración. Es muy difícil pronunciar el nombre mismo actual en
términos humanos, esto es lo más cercano que podemos llegar.
Este grupo conocido como Hapiru, lo que significa “sigan adelante y
descubran” decidió aventurarse dentro del vacío, hacia el campo de
juego, para ver lo que había allí. Lo hicieron, tomaron energías en forma
similar a la que un escultor tomaría arcilla para darle forma y figura.
Hapiru tomaron las energías que se hallaban disponibles y comenzaron
a trabajar con ellas, comenzaron a crear en el vacío, comenzaron a crear
nuevas formas y figuras, el comienzo mismo de nuevas dimensiones.
Llegaron a la vida y les trajeron a todos los otros la esperanza de que
quizás este era un sendero de regreso al hogar, si no había otra cosa,
por lo menos se podían divertir en el intervalo, siendo creadores.
(Fuente: Tobías, El regreso a Israel - Geoffrey Hoppe)

Ha- Shem (Ja Shem): “El Nombre (de Nombres)”. Una representación
de todos los Nombres Divinos. En el sentido que todos nosotros somos
contempladores de lo Nombres, nosotros somos Ha Shem. Es la
Tradición Viviente de la Transmutación de todos los nombres de la
creación experimental a los Nombres Superiores de la Deidad. Señala
la forma-simiente del Nombre que crea, Shem hammephorash; la etapa
precelular de los Nombres que imprime un diseño superior y un
propósito superior a la organización de la Vida. Estas expresiones
sagradas, estas sílabas-simiente divinas tienen el poder y el enlace
divino con los Santos a través de una combinación de formas-
pensamiento y vibraciones musicales, de modo que no suceda una
evolución al azar de las esferas. A través de esta Expresión Sagrada se
desarrollan los Reinos de los B’nai Elohim, porque el Nombre funciona
en los niveles más básicos para el desarrollo del dios embriónico.
(Fuente: “Los 72 Nombres Sagrados” – J. J. Hurtak)

Hercólubus: Ver Nibiru

306
GLOSARIO

Hexaedro: Poliedro de 6 caras, también reconocido como Cubo

Hipercampo: Una estructura o patrón de disrupción en el


hiperespacio. Bearden describe el campo electromagnético como el
primer hipercampo. El siguiente es el campo neutrínico, seguido por
el campo mental. Los hipercampos representan niveles superiores de
estados virtuales anidados. (Fuente: “Entramados de Conciencia” -
Peggy P. Dubro y David P. Lapierre)

Horus: Horus “el elevado”, dios celeste en la mitología egipcia. Se le


consideró iniciador de la civilización egipcia. (Fuente: http://
es.wikipedia.org)
Hijo de Isis y Osiris.

Hunab Ku: Es el principal dios de la mitología maya, considerado el


centro de la galaxia, y a su vez, el corazón y la mente del creador. Si
bien existían “esencias” menores (Chaac, Dios de la lluvia por ejemplo),
Hunab Ku era el centro de todo, y hacia allí y a través del sol, dirigían
su mirada al estudiar las estrellas. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Iara: Nombre Sagrado de María, Guardiana del Espacio española,


residente en Argentina

Icosaedro: Poliedro de 20 caras

Iliel: Nombre Sagrado de Mariano Manzur, Guardián del Espacio


argentino, residente en España.

Implosión: Es el resultado de aplicar la carga inducida por la recursión


de Phi. “La Fuerza de Vida es igual a la habilidad de atraer fractalmente
(“implotar” por compresión perfecta) y autoorganizar la carga eléctrica”
(“Ciencia de la Implosión” – Dan Winter).

Isis: Es el nombre griego de una diosa de la mitología egipcia. Su


nombre egipcio era Ast, que significa trono, representado por el
jeroglífico que portaba sobre su cabeza. Fue denominada “Gran maga”,
“Gran diosa madre”, “Reina de los dioses”, “Fuerza fecundadora de la
naturaleza”, “Diosa de la maternidad y del nacimiento”. (Fuente: http:/
/es.wikipedia.org)

307
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

Jeshua: Jesús, también conocido como Jesucristo y en Oriente como


Isa, Jeshua, Yusup Asap, etc, es el Maestro Ascendido responsable del
proceso de ascensión del planeta Tierra. En estos momentos su tarea
consiste en regresar en canalización para ofrecernos un conjunto de
instrucciones e información que es práctica para nosotros desde su
perspectiva de haber estado aquí antes él mismo. Jesús es la voz que
ha sido canalizada por una psicóloga estadounidense que recibió el
texto íntegro de Un Curso de Milagros y ahora está siendo canalizada
por una holandesa, Pamela Kribbe, que recibe mensajes de Jeshua
específicamente dirigidos a los trabajadores de la luz. (Fuente: http://
www.mind-surf.net/puerta2.htm).

Julius: Conocido como Juliano, inteligencia proveniente de Arcturus.

Kwan Yin: Es una Maestra Ascendida, conocida como la “Diosa del


Amor” o “Diosa de la Misericordia”, en China, donde tiene su templo
llamado “Templo de la Misericordia” que se localiza etéricamente cerca
de Pekín. Ella forma parte del Tribunal Kármico, que es el que se
encarga de examinar todo lo que hay en el mundo del aspirante a
encarnar, evaluarlo, y así destinar esa alma a la esfera donde recibirá
instrucción y ayuda entre una reencarnación y otra. (Fuente: http://
www.mind-surf.net/puerta6a.htm)

Kuauthemoc: Cu?uhtém?c (náhuatl: cu?uh- ‘águila’ tém?huia


‘descender, bajar’), (1496 – m. ca. 1524/1525) fue el último tlatoani
mexica de México-Tenochtitlan. Asumió el poder en 1520, un año antes
de la toma de Tenochtitlan por Cortés y sus huestes.
El nombre Cu?uhtém?c significa literalmente ‘Águila descendió (se
posó)’. La forma honorífica de Cu?uhtém?c es Cu?uhtém?ctzin (el
sufijo -tzin se usa para designar una dignidad similar a “Don” o “Señor”
en español). (Fuente: http://es.wikipedia.org).

Kutumi Lai Sing: Es un Maestro Ascendido, regente actual del


Segundo Rayo Dorado. Es un ser de amor, sabiduría, iluminación y
mucha humildad. Su retiro etérico está en la región etérica del lago de
Dhal en Cachemira, India. Él y el Maestro El Morya inspiraron a H. P.
Blavastky el movimiento Teosófico. (Fuente: http://www.mind-
surf.net/puerta6c.htm).

Maldek: “Nibiru era responsable de la destrucción del quinto planeta


308
GLOSARIO

-Maldek- que configura actualmente el cinturón de asteroides”.


(Fuente: http://www.bibliotecapleyades.net/pleyades/
cosmologpleyad/cosmologpleyad_05.htm).
Maldek, era un planeta existente entre Marte y Júpiter. Destruido por
una violenta explosión cuyos orígenes y razones tiene que ver con la
historia de nuestra evolución. Según algunos autores, dicha explosión
sería originada por Nibiru.

María: Madre de Jesús María (aram. ???? Mariam ) es el nombre que


se usa en los evangelios para referirse a la madre de Jesús de Nazaret.
Para los cristianos católicos, ortodoxos, anglicanos y otros grupos
cristianos orientales, son más usadas las expresiones “Santísima Virgen
María”, “Virgen María” y “Madre de Dios”. En el Islam se usa el nombre
árabe Maryam. (Fuente: http://es.wikipedia.org).

Melchizedec: El Rey Justo, Melquizedec, trabaja como parte del


Mesianismo exaltado con el Pueblo de Luz para educar el Alma y para
otorgar Sabiduría en unidad con la Jerarquía Divina. Él ayuda a
restaurar el Lenguaje de Luz, el cual concede poderes comunicativos
de auto-realización y produce una mayor síntesis informativa.
Melquizedec muestra la interconexión de los Oficios de Señorío, de
Realeza y de Mesianismo. Su poder Trinitario gobierna y organiza tanto
las funciones ejecutivas como las judiciales de creación en los mundos
metamateriales. En la Presencia del Anciano de Días, el Señor
Melquizedec trabaja con los Ancianos de los Tronos y Dominios para
sustentar los poderes y balances de Soberanía (Realeza), para aquellas
civilizaciones que están expandiendo sus fronteras. Sus Poderes operan
con un propósito Redentor (Mesianismo), enseñando la unidad entre
los diferentes niveles jerárquicos. A través de la Orden de Melquizedec,
el Oficio del Mesías se hace pluralístico en su propósito (Hebreos 5, 6,
7). (Fuente: “Los 72 Nombres Sagrados” – J. J. Hurtak).

Metatrón: El Shaddai (El Shadáy): “El Señor Dios Todopoderoso


(Metatrón)”.
El Señor que forja nuevas esferas de poder, protección y Creación
Divina. El que trabaja para extender el Pacto y para interconectar los
mundos de lo visible y lo invisible, iniciando a los Santos. Él es “El
más cercano al Trono” y manifiesta el Oficio de Luz Superlumínica.
La obra de Revelación/Apocalipsis (15: 2, 3) se cumple a través de El
Shaddai en los mundos superiores, quien trabaja con Abraham (Génesis
309
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

14) y en conjunción con la Trinidad Paraíso (Moisés, Jesús y Elías,


como guías evolutivos), ellos ayudan continuamente en el
derrocamiento de toda negatividad y nulificación en la Tierra, hasta
que esta creación sea llevada a los Dominios Eternos. Metatrón
también manifiesta las Claves dentro del reino Shekinah, mediante las
cuales toda la materia se recompone en partículas de Luz
superlumínicas. (Fuente: “Los 72 Nombres Sagrados” – J. J. Hurtak)

Nibiru: Planeta de orbita elicoidal, que pertenecería a nuestro sistema


solar. Es conocido con varios nombres: Planeta X, Marduk, Barnard 1,
Hercólobus o Hercólubus, en el Apocalipsis le llaman Ajenjo, otros
como el Planeta Frío o Planeta Rojo.
“El Doceavo Planeta”, bautizado así por Zecharia Sitchin (arqueólogo)
en uno de sus libros, se presenta al planeta Nibiru o Marduk como un
cuerpo celeste que forma parte de nuestro sistema solar. Este enorme
planeta se acercaría a la Tierra cada 3,600 años. Sus habitantes son
llamados Anunakis.

Nicodemo: Nicodemo es el nombre de un judío que aparece en el


Nuevo Testamento cristiano, importante por ser el protagonista de un
profundo diálogo con Jesucristo. Según el evangelio de San Juan,
Nicodemo era un rico fariseo, maestro en Israel y miembro del
Sanedrín. De él, añade que era “principal entre los judíos”. Este hecho
hace que sea muy apreciado entre los cristianos pues Nicodemo, al
igual que Pablo de Tarso o José de Arimatea, representan al sabio judío
versado en la Ley que reconoce en Jesús al Mesías y se hace su discípulo.
Suponen por tanto un espaldarazo a favor del cristianismo. (Fuente:
http://es.wikipedia.org/)

Octaedro: Poliedro de 8 caras

Osiris: Osiris era el dios de la resurrección, símbolo de la fertilidad y


regeneración del Nilo; es el dios de la vegetación y la agricultura;
también preside el tribunal del juicio de los difuntos en la mitología
egipcia.
Su nombre egipcio es Asir o Usir. En castellano suele nombrársele con
la forma helenizada Osiris. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Oxalc: Natural de Morlen (luna de Júpiter, llamada también


Ganímides). Doctor Mental y experto telépata, graduado de
310
GLOSARIO

Coordinador de la Misión Rahma en lo que a Guías se refiere. Vive en


Ciudad Cristal. (http://www.misionrahma.com/hermandad/
ghb_guias_maestros.htm)

Pegaso: En la mitología griega Pegaso era un caballo alado. Pegaso


nació de la sangre derramada por Medusa cuando Perseo le cortó la
cabeza. Es totalmente blanco y tiene dos alas que le permiten volar.
Una característica de su vuelo es que cuando lo realiza, mueve las patas
como si en realidad estuviera corriendo por el aire. (Fuente: http://
es.wikipedia.org)

Pleyadiano/a: Los pleyadianos son un colectivo de entidades


procedentes de las siete estrellas que nosotros conocemos como Las
Pléyades. Ellos dicen que son nuestros ancestros, pues aportaron su
ADN para el surgimiento de la raza humana. Por eso se les conoce como
nuestro grupo seminal. Tienen una biología como la nuestra, pero su
desarrollo tecnológico y espiritual es mayor que el de la Tierra. Los
pleyadianos tienen sus propios maestros espirituales pero ellos, a su
vez, se han ofrecido como maestros nuestros para ayudarnos a
evolucionar. Su modo preferido de hacerlo es informándonos acerca
de lo mucho que ellos saben, ya que ellos consideran que la luz es
información y la oscuridad es falta de información. (Fuente: http://
www.mind-surf.net/puerta4.htm)

Pleyades: Las Pléyades (que significa “palomas” en griego), también


conocidas como Objeto Messier 45, Messier 45, M45, Las Siete
Hermanas o Cabrillas, es un objeto visible a simple vista en el cielo
nocturno con un prominente lugar en la mitología antigua, situado a
un costado de la constelación Tauro.(…)
Los Mayas basaron su calendario sagrado Tzolkin, en el ciclo anual de
las Pléyades (el mismo, para efectos prácticos, que para cualquier
estrella o constelación), y creen que es el lugar de origen de su cultura;
son llamadas Tzab-ek o cola de Serpiente de Cascabel, y también las
conocen como Las Siete Hermanas. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Power Rangers: Serie infantil de superhéroes, salvadores del Planeta.

Psicofisiología: Es una rama de la psicología relacionada con las


bases fisiológicas de los procesos psicológicos. Se solía llamar
psicofisiología cognitiva hasta mediados de los años 1990, y
311
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

actualmente se le denomina neurociencia cognitiva.(Fuente: http://


es.wikipedia.org)

Puente de Einstein-Rosen: En física, un agujero de gusano,


también conocido como un puente de Einstein-Rosen, y en malas
traducciones “agujero de lombriz”, es una hipotética característica
topológica del espacio-tiempo, descrita por las ecuaciones de la
relatividad general, la cual es esencialmente un “atajo” a través del
espacio y el tiempo. Un agujero de gusano tiene por lo menos dos
extremos, conectados a una única “garganta”, pudiendo la materia
‘viajar’ de un extremo a otro pasando a través de ésta. (Fuente: http:/
/es.wikipedia.org).

Quirón: En la mitología griega Quirón o Queirón (en griego antiguo


kkkkk Kheírôn, ‘el inferior’ de los hijos de Crono) es un centauro
inteligente, sabio y de buen carácter, a diferencia de la mayoría de los
de su clase. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Registros Akáshicos: También llamado “El Libro de la Vida” es un


registro completo de la experiencia de cada alma. Su guardián es el
Anciano de Días.

Sellos de limitación de los chakras: Sistema de creencias


limitantes de la conciencia, que obstaculizan la apertura de los chakras.

Shambala: En la tradición budista tibetana, Shambhala (o Sambhala)


es un reino mítico escondido en algún lugar más allá de las montañas
nevadas del Himalaya. (Fuente: http://es.wikipedia.org).

Shaud: Es la porción de la canalización donde Tobías se corre a un


lado y la energía de los humanos es canalizada directamente por
Geoffrey Hoppe.

Shaumbra: “Este nombre, la familia a la que pertenecen, la familia


que ustedes son, el nombre por el que los llamamos, es “Shaumbra”,
una palabra que quizá no han escuchado antes. Es vibración. Es
Shaumbra. Es familia. Eso es quien tú eres, trabajador de la energía,
alguien que va hasta lo más profundo de las experiencias, alguien que
crea. Shaumbras son los que están moviéndose delante en la nueva
energía de la Tierra. Sugerimos a aquellos interesados en la
312
GLOSARIO

investigación, buscar esta palabra. No es común. Empezarán a


comprender, cuando miren las varias interpretaciones en diferentes
lenguajes de su Tierra, la energía de esta palabra Shaumbra. “Ustedes
son familia.” (Fuente: Tobías, Lección 9, “El Nuevo Camelot”, de la
Serie La Nueva Tierra, el 8 de Abril del 2000).

Shekinah: (Shekáina) “La Presencia Divina”. La Presencia del Santo


a través de la cual la Deidad hace su aparición. El poder creativo, la
energía que santifica. Es la fuerza energética Divina que permite el
paso de los Códigos y las Formas-Pensamiento de la Logos y la Palabra
enviados por el Padre. Como la Presencia subyacente que llena toda la
creación divina, trabaja con la Trinidad para santificar el universo
molecular “interno” (y subatómico) por medio del Espíritu Santo, de
modo que en combinación con el Hijo y Padre como la Trinidad de
Trinidades, la Unidad de Días, todas las dimensiones de nuestra vida
pueden ser generadas y regeneradas hacia la Deidad. La Shekinah
descansó sobre el Arca del Pacto como un testimonio de la nube de
Luz superlumínica que se posa sobre el pueblo de Dios en todo lugar
donde se revela directamente la Palabra Viviente. (Extraído del libro
“Los 72 Nombres Sagrados” – J. J. Hurtak)

Sinergia: Del griego: syn, simultaneidad, + ergon, obra. La sinergia


es la integración de sistemas que conforman un nuevo objeto. Acción
de coordinación de dos o más causas (elementos) cuyo efecto es
superior a la suma de efectos individuales. (Fuente: http://
es.wikipedia.org)

Sirio: Alto Consejo de Sirio: Es un grupo de representantes del sistema


estelar de Sirio que, desde la sexta dimensión, están enviando
información que consideran importante para el planeta a través de
varios canalizadores, como Patricia Cori en Italia. Esta información
está dirigida, sobre todo, a los antiguos atlantes, encarnados ahora para
servir y no permitir que ocurran de nuevo los mismos errores que nos
condujeron a la destrucción de la Atlántida. (Fuente: http://
www.mind-surf.net/puerta21.htm)

Sólidos Platónicos: Los sólidos platónicos, también conocidos como


cuerpos platónicos, cuerpos cósmicos, sólidos pitagóricos, sólidos
perfectos, poliedros de Platón o, con más precisión, poliedros regulares
convexos; son cuerpos geométricos caracterizados por ser poliedros
313
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

convexos cuyas caras son polígonos regulares iguales y en cuyos vértices


se une el mismo número de caras. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

Taquión: Partícula superlumínica que, según se dice, responde a la


conciencia. (Del glosario de “Entramados de Conciencia” – Peggy P.
Dubro y David P. Lapierre)

Tao: Tao o Dao (? , pinyin: Dào) alude al significado más importante


en la antigua filosofía china. Se podría traducir como el camino, la
vía, el método, la dirección o el curso principal. En su versión japonesa
se le llama Do.

Telos: Ciudad Intraterrena situada bajo el Monte Shasta en California.


Adama, Maestro Ascendido, es el Alto sacerdote de Telos.

Templos de Tien: Centro de Investigación de la Atlántida.

Teoría Sintérgica: “Nosotros interactuamos con una matriz


informacional o campo informacional que todo lo abarca y envuelve y
que contiene en cada una de sus porciones toda la información. Es
una matriz de tipo holográfico. En ese nivel de cualidad de la experiencia
no hay objetos separados unos de otros, sino que se trata de un
extraordinario campo informacional de enorme complejidad.
Nuestro cerebro interactúa con ese campo informacional que algunos
llaman campo cuántico y otros, como David Böhm, el orden implicado.
Los físicos actuales hablan de un campo espacial, y la Teoría Sintérgica
de Grinberg la denomina campo sintérgico. (http://
apoteosis.wordpress.com/2008/12/08/28/)

Tetraedro: Poliedro de 4 caras.

Tetragramatón: Cuatro letras que representan en las Sagradas


Escrituras el nombre de Dios. Y-H-W-H, son las cuatro consonantes
del Nombre de Dios YAHWEH.

Thot: Dyehuty (en egipcio), Tot (en griego), es el dios de la sabiduría,


la escritura, la música, y símbolo de la Luna, en la mitología egipcia.
Nombre egipcio: Dyehuty. Nombre griego: Tot, Thot o Toth. Divinidad
griega: Hermes. (Fuente: http://es.wikipedia.org)
También es conocido como Seraphis, Maestro Ascendido que pertenece
314
GLOSARIO

a la Hermandad Blanca. Su misión ha consistido en preservar las


escuelas mistéricas en este planeta y en reactivarlas para la Nueva Era.
Seraphis (mejor conocido como Thoth o Hermes Trismegisto) ha
canalizado a través de Tony Stubbs el libro Un Manual para la
Ascensión. (Fuente: http://www.mind-surf.net/puerta12.htm)

Tobías: Es una energía o espíritu, canalizado por Geoffrey Hoppe. El


caritativo Tobías bíblico fue una de sus encarnaciones humanas; ahora
forma parte de un grupo espiritual llamado el Consejo Carmesí, cuya
finalidad es enseñar el uso de las energías en este planeta y en otros
lugares de la Creación. Los mensajes de Tobías comenzaron a
transmitirse en 1999 a un grupo de trabajadores de la luz también
conocidos como Shaumbra, palabra que significa guías o maestros.
Tobías ha llamado a este grupo el “Salón de clases de la Nueva Energía
Espiritual”, donde se aprende acerca de la dinámica del nuevo
empoderamiento y la iluminación. De acuerdo con Tobías, en realidad
estamos ayudando a crear la arquitectura de una nueva energía al
aprender cómo se integra nuestro Verdadero Ser con nuestro Ser
Humano, para ser Humanos Divinos caminando sobre este planeta,
enseñando discreta y gentilmente a otros a aceptar y comprender su
propia divinidad. (Fuente: http://www.mind-surf.net/puerta17.htm)

Tumi: El Tumi es un tipo de cuchillo ceremonial usado en el Antiguo


Perú. Habitualmente está formado por una sola pieza metálica. El
mango de un tumi tiene forma rectangular o trapezoidal. Aunque su
longitud es variable, ésta siempre excede el ancho de una mano. En
uno de los extremos del mango está la marca característica de los tumis:
una hoja cortante en forma semicircular (donde el lado curvo es el que
tiene el filo, y el lado recto es perpendicular al mango).

Wudang: Los Montes Wudang se encuentran en el noroeste de la


provincia de Hubei; su cumbre principal es llamada Tianzhu (Pilar del
Cielo) y destaca entre los 72 picos que la rodean. El Conjunto de
antiguos edificios de los Montes Wudang fueron declarados Patrimonio
de la Humanidad por la Unesco en el año 1994. En estos montes se
cree que se originaron algunos estilos de artes marciales relacionados
con el taoísmo, y se destacan el Wudangquan o Wudai Pai o estilo de
lucha Wudang. La leyenda atribuye a la región de los Montes de
Wudang el origen de los estilos internos de las artes marciales chinas.
Los Montes Wudang destacan por ser el núcleo de templos taoístas y
315
DESCORRIENDO LOS VELOS • UNA VIDA MULTIDIMENSIONAL

por su tradición histórica de maestros relevantes del taoísmo y de la


medicina china tradicional. (Fuente: http://es.wikipedia.org)

316
GLOSARIO

IMAGEN DE LA TAPA
The Antennae
Credit & Copyright: Daniel Verschatse (Antilhue
Observatory)
Explanation: Some 60 million light-years away in the southerly con-
stellation Corvus, two large galaxies have collided. But stars in the two
galaxies - NGC 4038 and NGC 4039 - don’t collide in the course of the
ponderous, billion year or so long event. Instead, their large clouds of
molecular gas and dust do, triggering furious episodes of star forma-
tion. Spanning about 500 thousand light-years, this stunning view
reveals new star clusters and matter flung far from the scene of the
accident by gravitational tidal forces. Of course, the visual appearance
of the far-flung arcing structures gives the galaxy pair its popular name
- The Antennae. Recorded in this deep image of the region at the tip of
the upper arc is a tidal dwarf galaxy NGC 4038S, formed in the cosmic
debris.

La antena
Crédito y Derechos de autor: Daniel Verschatse
(Observatorio de Antilhue)
Explicación: Unos 60 millones de años luz de distancia en la
constelación Corvus, del sur, dos grandes galaxias han colisionado. Pero
las estrellas -NGC 4038 y NGC 4039- en las dos galaxias no colisionaron
en el curso del importante evento del billón de años.
En lugar de eso, sus largas nubes de gas molecular y polvo provocaron
furiosos episodios de formación de estrellas.
Espaciado aproximadamente 500 mil años luz, esta sensacional vista
revela nuevos clústeres de estrellas y materia lanzada lejos desde la
escena del accidente por fuerzas de marea gravitacional. Por supuesto,
la apariencia visual de las lejanas estructuras arrojadas como arco, dan
al par de galaxias su popular nombre, “La antena”.
Grabada en esta profunda imagen de la región, en la punta del arco
superior, es una marea de la galaxia enana NGC 4038S, formada en
los desechos cósmicos.

Fuente: http://apod.nasa.gov/apod/ap060630.html - 30 de Junio del


2006

317
Agradecimiento especial a Esteban Valor,
por las impecables correcciones
que hiciera de este texto.
Ciudad de Córdoba
Junio de 2009

bitacorasdelaconciencia@gmail.com

Похожие интересы