Вы находитесь на странице: 1из 3

Actualidad 33:33

por Ricardo Guerrero y Mercè Piqueras, de la revista INTERNATIONAL MICROBIOLOGY

LA METROLOGÍA Y EL SISTEMA una unidad de longitud, éste respondió señalando


la distancia que había entre su nariz y la punta de
INTERNACIONAL DE UNIDADES sus dedos con el brazo extendido. Aunque este
origen es seguramente ficticio, hay unidades muy

H ace un año hablamos en esta sección de los


"falsos amigos y otras contradicciones".
Durante este tiempo, los "dramáticos" (por espec-
antiguas que han llegado hasta nuestros días. Por
ejemplo la libra o la onza, que eran medidas roma-
nas, pero que han tenido valores diferentes de los
tacular, intenso, drástico, etc.), los "actualmente" actuales y variables según donde se han usado.
(cuando se quiere decir "de hecho") y los "billones" Así, la libra romana equivalía a 0,32745 kilogra-
(cuando son en realidad miles de millones) han mos, mientras que la libra de Castilla era
seguido poblando las páginas de los artículos que 0,460093 kilogramos, la de Gerona 0,400 kilogra-
leemos en castellano, o las diversas páginas que mos y la inglesa actual 0,454 kg.
encontramos en Internet. A veces, evitarlo es sólo El primer conjunto de unidades que formó un
cuestión de consultar un diccionario. Pero en un sistema integrado fue el sistema métrico
diccionario habitual no se encuentran muchos decimal, creado en Francia a finales del siglo
términos científicos ni muchas unidades de uso XVIII. El 22 de junio de 1799 se depositaban en
frecuente en nuestros artículos; es necesario uti- los Archivos de la República, en París, las dos pie-
lizar diccionarios científico-técnicos. Como prome- zas de platino iridiado que eran la medida están-
timos en la entrega anterior (Actualidad SEM, dar para el metro y el kilogramo. En 1874 se intro-
junio 2001), al final de este artículo mencionamos dujo el sistema cegesimal (CGS), basado en el
un buen libro* que nos permitirá solucionar centímetro, el gramo y el segundo. En 1875 se
muchos problemas. No dudemos en echar mano adoptaron nuevos prototipos que tomaron el
de él con frecuencia. metro y el kilogramo como unidades básicas de
Toda ciencia experimental se basa en la obser- longitud y masa. En 1901 el físico e ingeniero ita-
vación de las propiedades de las entidades objeto liano Giovanni Giorgi propuso el llamado sistema
de estudio. Cuando esas propiedades pueden MKS (o MKSA), conocido también como sistema
medirse, se denominan magnitudes. Las magni- Giorgi, que se basaba en el sistema métrico deci-
tudes que pueden tener un valor cualquiera de los mal, pero combinaba unidades mecánicas con
comprendidos dentro de un conjunto se denomi- unidades eléctricas. A partir del MKS se originó el
nan variables. Actualmente existe una tendencia Système International d'Unités (SI). El SI fue
a denominar parámetro a cualquier magnitud o adoptado y recomendado por el 11º Congreso
variable. Sin embargo, debería evitarse ese uso General de Pesos y Medidas en 1960. Estos con-
inadecuado de un término matemático que desig- gresos se celebran cada cuatro años en París y
na a la variable que, en una familia de elementos, participan en él los representantes de los estados
sirve para identificar a cada uno de ellos median- integrados en la Oficina Internacional de Pesos y
te su valor numérico. Referirse a la temperatura, Medidas (BIPM), con sede en la capital francesa.
a la salinidad, a la presión o al potencial de oxi- Su uso internacional permite disponer de un sis-
dorreducción (u óxido-reducción, o redox) como tema de unidades de medida común a todos los
"parámetros" ambientales es, por tanto, inadecuado. campos de la ciencia y de la tecnología. Debe
advertirse que las siglas del Sistema Internacional
deben escribirse siempre así, SI, aunque el texto
Historia esté en inglés, ya que son las iniciales inalterables
La ciencia que estudia las medidas es la del nombre original en francés.
metrología. Para medir cualquier magnitud es
necesario disponer de una unidad. A lo largo de la Unidades básicas y derivadas
historia se han desarrollado numerosas unidades
de medida, que se definían de manera empírica y
sin que existiese entre ellas ninguna relación
matemática. Es famoso el caso de la yarda: según
C omponen el SI dos clases de unidades de
medida: las básicas o fundamentales y las
derivadas. Hay siete unidades básicas, que son
la leyenda, cuando algunos súbditos de Enrique I independientes entre sí, según se estableció por
de Inglaterra (1100-1135) le pidieron que les diera convenio (Tabla 1).
33:34 Actualidad
Tabla 1. Unidades básicas. Normas prácticas para el uso de unidades

Magnitud Símbolo Unidad SI Símbolo • Los símbolos que representan unidades deri-
vadas de nombres propios se escriben con la letra
Cantidad de n mol mol
sustancia inicial mayúscula (ejemplos: Ci, curie; A, ampère.
Intensidad de I, i ampère A Siempre se escriben con letra romana, excepto el
corriente eléctrica ohm, cuyo símbolo es Ω. Una excepción es litro, L,
Intensidad Iv candela cd ya que ningún científico se ha llamado así, toda-
luminosa vía.
Longitud L, l metro m • Los símbolos de las unidades no varían en
Masa m kilogramo kg plural y sólo van seguidos de punto cuando se
Temperatura T kelvin K encuentran al final de una frase (ejemplos: 1 kg;
termodinámica 30 s).
Tiempo t segundo s • El símbolo de la unidad sigue al símbolo del
prefijo sin espacio (ejemplos: km, fg). El número
Las unidades derivadas se forman combinando que acompaña a la unidad debe ir separado de
unidades básicas, según relaciones algebraicas ésta por un espacio (1 kg, 30 s), aunque los ingle-
que se establecen entre ellas (mediante multipli- ses tradicionalmente suelen escribirlos juntos.
caciones o divisiones). Las unidades de medida y • El producto de dos o más unidades se indica
sus símbolos se escriben siempre en letra redon- preferentemente usando un punto volado como
da (no en cursiva), independientemente del tipo de signo de multiplicar (ejemplos: coulomb, s·A;
letra empleado en el texto donde aparezcan, y los lumen, cd·sr), o escribiendo los símbolos de las
símbolos no llevan ningún punto detrás (a no ser diferentes unidades uno detrás de otro, sin sepa-
que les corresponda gramaticalmente, por ser el ración (sA, cdsr). En este último caso, hay que evi-
final de una frase). Desde 1960, el SI ha evolucio- tar colocar delante una unidad que tenga el
nado para satisfacer nuevas necesidades de medi- mismo símbolo que un prefijo, porque podría cau-
da y han surgido nuevas unidades derivadas. sar confusión (por ejemplo, Nm -newton por
metro- y no mN, que es milinewton).
El mencionado Congreso General de Pesos y
• El cociente de dos o más unidades puede
Medidas de 1960 también aceptó otras unidades
indicarse mediante un cociente normal, mediante
que, sin pertenecer al SI, son de uso habitual en
la barra inclinada (evitando que el denominador
muchos países. Por ejemplo, el litro, que no per-
contenga un producto) o mediante potencias
tenece al SI, substituye al metro cúbico, que es la
negativas (ejemplos: 30 g/L; 30 gL-1 ).
unidad de volumen propia del SI, en varias mag-
• Los nombres de las unidades se escriben
nitudes derivadas de uso muy frecuente. El sím-
siempre con minúsculas (ejemplos: gramo, ampè-
bolo del litro es L o l (es recomendable usar L para
re, segundo).
evitar que la ele minúscula se confunda con el
• Los nombres de las unidades siguen las
número 1). Un ejemplo de unidad usada con
reglas gramaticales para el plural (ejemplos: gra-
frecuencia y que tampoco pertenece al SI es el
mos, ampères, segundos).
ángstrom (Å), que se emplea cuando se habla de
la medida de átomos o moléculas. Es recomenda- Tabla 2. Múltiplos y submúltiplos en el SI.
ble substituir el ángstrom por la unidad del SI que
tiene un valor más cercano: el nanómetro, cuyo Múltiplos Submúltiplos
símbolo es nm (1 nm = 10 Å).
Prefijo Símbolo Factor Prefijo Símbolo Factor
Múltiplos y submúltiplos
yotta- Y 1024
yocto- y 10-24
zetta- Z 1021 zepto z 10-21
E l SI admite el uso de múltiplos y submúltiplos
para evitar usar números muy grandes o muy
pequeños de las unidades de medida. Los múlti-
exa-
peta-
E
P
1018
1015
atto-
femto-
a
f
10-18
10-15
tera- T 1012 pico- p 10-12
plos y los submúltiplos se indican mediante prefi-
giga- G 109 nano- n 10-9
jos que acompañan a los símbolos de las unidades
mega- M 106 micro- µ 10-6
SI (Tabla 2). Es aconsejable usarlos con el nombre
kilo- k 103 mili- m 10-3
completo de la unidad correspondiente; por tanto,
hecto- h 102 centi- c 10-2
no escribiremos kilos, micras o megas, para refe-
deca- da 101 deci- d 10-1
rirnos a kilogramos, micrómetros o megabites.
Actualidad 33:35

• En cálculos de termodinámica y en estudios conceptos o terminología científicos. Uno de ellos


de cinética, la temperatura debería expresarse en es la expresión de los decimales. El acuerdo gene-
kelvin (K), que es la la unidad del SI (es incorrec- ral es que debe hacerse con una coma ortográfica
to referirse a esta unidad como "grados kelvin"), escrita abajo (como hacemos tradicionalmente en
aunque es aceptable expresar la temperatura de España). No obstante, en la inmensa mayoría de
un experimento en grados Celsius (°C), que es la los artículos y revistas se sigue la costumbre
escala que utilizamos habitualmente en biología. anglosajona: punto abajo. Mientras no se unifor-
Es un error frecuente denominar "grados centí- mice la expresión habrá que tener cuidado con
grados" a los grados Celsius, o escribir el "cero frases como la siguiente: "la densidad del agua
volado" delante de la K. Por tanto, deberíamos destilada a 4 ºC es 1,000." La frase tendría senti-
escribir, por ejemplo, 10 °C. equivalen a 283,16 K. do en castellano, o en francés, pero causaría
• Según el BIPM antes mencionado, los nom- asombro si la escribiéramos en una revista inter-
bres de las unidades que proceden de un nombre nacional (en inglés, ese número es mil), sin cam-
de persona deben escribirse con la misma orto- biarlo por 1.000 (y ahora nos toca a nosotros sor-
grafía que el nombre correspondiente, pero con prendernos).
minúscula inicial (ejemplos: ohm, ampère, joul,
coulomb). Por tanto, no es conveniente "castella-
nizarlos" (ohmio, amperio, julio, culombio). * Aunque existen varios diccionarios científico-téc-
• El BIPM tiene comités que velan por el buen nicos en español, el mejor sin duda es el
uso y actualización de las unidades científicas. En "Vocabulario Científico y Técnico" de la Real
caso de duda, debe recurrirse a las personas o Academia de Ciencias Exactas, Físicas y
entidades adecuadas. Existen todavía muchos Naturales. 3ª ed. Editorial Espasa Calpe. Madrid,
desacuerdos o inconsistencias en el uso de los 1996. 1628 pp.