Вы находитесь на странице: 1из 3

Prosperidad y

Abundancia
Carta de Mary Kretzmann

Recientemente un amigo me envió esta historia, sencilla pero con poder e


instructiva:

Hace muchos años Yogananda le preguntó a su discípulo Yogacharya Oliver


Black si rezaba a Dios, Mr Black le dijo que “si”. Yogananda le sugirió que
rezara con Dios en vez de rezar a Dios.

De la misma forma, Swami Kriyananda nos enseña que si rezamos para


obtener amor divino, debemos de rezar con una sensación de alegría. Cuando
rezamos esperando recibir alegría, ya empezamos a tocar “el borde de su
túnica” y de esta forma dejamos atrás el dolor, el aburrimiento, la
desesperación. [Se refiere a la historia de la Biblia donde la mujer toca la
túnica de Jesús y Jesús, entre toda la multitud que le rodeaba, pregunta:
“¿Quién toco mi túnica?”]

Recientemente estamos recibiendo muchas peticiones para orar por un


trabajo, casa, y otras cosas que no le dábamos más importancia cuando los
tiempos eran buenos. Algunas de estas peticiones han obtenido una respuesta
muy bonita; especialmente cuando el que las recibe practica una actitud
correcta, y hace un esfuerzo espiritual y práctico. La gracia Divina parece que
fluye y envía un buen trabajo al devoto, incluso cuando hay muchas personas
que solicitan el mismo trabajo. Últimamente he visto como esto se repite,
quizás sea el fruto de un buen karma y al mismo tiempo en confiar en lo
Divino. ¡Seamos todos agradecidos y generosos y sigamos sintiendo las
bendiciones de estas enseñanzas!
En la alegría Divina,
Mary Kretzmann

Generosidad Diaria:

 “Cuando veas Belleza, de cualquier índole – los colores de una puesta


de sol, el canto de los pájaros, el sonido del agua, de los árboles, la
suave brisa en tu rostro, el calor del sol, la alegría del amor y la
amistad….- no te olvides de expresar tu gratitud al Padre que te rodea
con tanta belleza y asombro, y por abrirte los ojos para que puedas ver y
disfrutar de su creación.” Paramhansa Yogananda, East West, Inner Culture

 “El secreto de la prosperidad es gratitud y generosidad.” Swami


Kriyananda

Oraciones y Afirmaciones de Paramhansa Yogananda:

 “Encontraré algo cada día, por lo que pueda dar gracias, y de esta
manera formar el habito de la gratitud por todos los regalos que el Padre
me ha dado.” Paramhansa Yogananda

 “Padre Divino, no me preocupa lo que poseo permanentemente, pero


dame el poder de adquirir a voluntad todo lo que necesito diariamente.”
Paramhansa Yogananda

Reza en sintonía con ese aspecto del Infinito que es Abundancia Divina en sí
mismo. Imbuye tus oraciones con este flujo abundante de luz y alegría. Reza
con receptividad hacia el flujo Divino que quiere bendecirte a ti y a los otros
ahora. Siente que en tiempos de necesidad, “Abundancia” no significa opulencia
necesariamente, pero que nuestras necesidades están cubiertas amorosamente.

Deja que el aspecto de Abundancia de la Madre Divina fluya, no solo


hacia ti, pero también a través de ti; bendice a otros con bendiciones prácticas,
en sintonía con tu realidad presente. De la misma forma que usamos las
oraciones para la curación, tu estás bendiciendo a otros de forma espiritual.
Deja que tu corazón sea generoso, bendice a otros de la misma forma
que tú serás bendecido. (Mary Kretzmann)

El Sendero Hindú de la Iluminación:

De J. Donald Walters (Swami Kriyananda)

Cuando vemos con los ojos de la sabiduría, todo se convierte en un


símbolo Infinito. Es como una ventana al universo, que aunque esté sucia, se
puede vislumbrar lo Divino a través de ella. Los símbolos del Hinduismo, como
los símbolos de cualquier religión verdadera, tienen como finalidad expandir
nuestra consciencia, para recordarnos las Verdades universales que están en
nosotros. No hay templo, ni sinagoga, ni mezquita que puedan tener el
monopolio de la Verdad. Las formas externas solamente pueden recordarnos
quienes somos en el interior. El sentido más elevado y verdadero, el cuerpo
humano es el autentico santuario, porque es dentro de nosotros, primeramente,
que alabamos a Dios donde quiera que nos sentemos, que nos arrodillemos,
que estemos de pie, o postrados ante el grupo de oración. A medida que nos
movemos en el mundo, estamos, consciente o inconscientemente, en un
peregrinaje. Nuestras vidas se santifican al tomar la vida como algo sagrado, ya
que la vida es una manifestación de Dios.

La Madre Divina es ese aspecto de Dios que el planeta necesita más en


nuestros días. Necesitamos traer el Amor de nuevo; un Amor incondicional,
confiado, que da Amor; un amor que no pide nada a cambio, pero que se da
generosamente, libremente y para siempre. Este, más que ningún otro
sentimiento humano, es el amor de la madre.

Ananda Sangha en Español


www.AnandaEspanol.org