Вы находитесь на странице: 1из 31

Lugar y fecha: Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 24 de Agosto de 2009

Informe Núme- 002/2009 – Área Contable


ro:

Coordinadora Ge- Rosana Frachia


neral:
Coordinadores del Maria Eugenia Gargaglione
Área: Gustavo Kurgansky

Preparado por: Damián Pellegrini


Gustavo Kurgansky
Maria Eugenia Gargaglione

Colaboración: Anabela Lavia

Tema del Informe: Ley de lavado de dinero y las incumbencias del contador
público

TEMAS TRATADOS:

1) INTRODUCCIÓN –
UIF.................................................................................................................................
2
2) CONCEPTOS
GENERALES..........................................................................................................…………
……… 9
3) EL ROL DEL
CONTADOR.........................................................................................................................
...... 12
4) PLAN DE
TRABAJO.............................................................................................................................
.......... 14
5) LA LEY DE BLANQUEO..........................................................…………………………………
………………………….…….. 21
6) EL CONTADOR FRENTE AL INCUMPLIMIENTO DEL DEVER DE INFORMAR…………………
………………….…….... 24
7) RESUMEN - PREGUNTAS
FRECUENTES...................................................................................................... 24
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

1) Introducción - UIF

El lavado de dinero es un proceso en virtud del cual los bienes de origen delictivo in-
tegran el sistema económico con la apariencia de haber sido obtenidos en forma legal.

La palabra “lavado” tiene origen en los EEUU en la década del 20, época en que las
mafias norteamericanas crearon una red de lavanderías para esconder la procedencia
ilícita del dinero que alcanzaban con sus actividades criminosas, fundamentalmente el
contrabando de bebidas alcohólicas prohibidas en aquellos tiempos.

En el siglo XIX, la empresa típica era propiedad de un individuo o familia, aunque ya a


fines de ese siglo comenzó a difundirse en EEUU la corporación que busca capital emi-
tiendo acciones. Comenzando la administración y la propiedad a separarse hasta lle-
gar al fenómeno actual, de empresas gobernadas por cuerpo de directores nombrados
por las asambleas de accionistas.

En la actualidad, muchos casos de esos accionistas son fondos de inversión, cuyos in-
tegrantes son de dudosa y dificultosa identificación. En este sistema de propiedad y
administración se diluye la responsabilidad, situación que se da aun más en cias. en
las cuales los Estados son accionistas mayoritarios, la cotización de las acciones cum-
ple un papel decisivo en la evaluación del desempeño de los directivos y consiguientes
empresas.

A esta actuación del Estado debemos agregarle la intervención de los bancos, que si
bien se ha progresado en la investigación, auditoria y legislación sobre el blanqueo de
capitales y los mismos, existen bancos a nivel mundial que hacen caso omiso a estas
nuevas disposiciones y reglamentaciones, las cuales exige el cumplimiento de una se-
rie de procedimientos tendientes a la prevención y detección de actos de blanqueo.

Los primeros indicios acerca del blanqueo de capitales de esta “actividad coordinada
entre Estados y Bancos” , tienen sus origines en la década del 60, en los paraísos fis-
cales y en las plazas financieros offshore. Estos centros se encuentran fuera del al-
cance de los bancos centrales y aptos por su ubicación estratégica, para la gran circu-
lación de divisas.
Dichos paraísos fiscales albergan gran cantidad de sociedades y cias. fantasmas, a
través de las cuales al amparo del secreto bancario permiten radicarse a gran canti-
dad de delincuentes globales para el blanqueo.

2
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

De manera ejemplificativa, detallamos algunos procedimientos ilegales más comunes


del lavado de dinero (referenciadas en las etapas del ciclo del lavado):

1. Empresas con objetivos demasiados amplios: Empresas que se dedican a todo


tipo de negocios, para justificar dinero proveniente de distintas empresas.
2. Compra venta de autos usados para que las operaciones puedan cerrar rápido.
3. Asociaciones y fundaciones que sirvan de pantalla y que por no ser lucrativas
estén exentas de impuestos.
4. Prestamos garantizados: La finalidad es comprar bienes con dinero de los prés-
tamos de tal manera que se da una apariencia legal.
5. Facturación doble: se utiliza para generar una apariencia de mayores ingresos.
6. Sobre valoración de Importaciones y exportaciones. De este modo se justifican
las grandes sumas de dinero provenientes del exterior.
7. Protección financiera: ocurre cuando un ente financiero, deja de cumplir con las
obligaciones de declarar las transacciones sospechosas.
8. Rompecabezas: supone gran cantidad de operaciones en pequeña escala por
debajo de los montos sujetos a regulación, luego estos fondos sirven para ad-
quirir valores a través de terceros llamados testaferros.
9. Mezclas: Ej. Los casinos, el procedimiento del lavado de dinero es más difícil de
detectar.
10.Comercios controlados: Se utilizan comercios legalmente constituidos que parti-
cipan en las actividades empresariales y que cumplen con los requisitos admi-
nistrativos del lugar que funcionan.
11.Contrabando de dinero: Envían el dinero de las zonas del narcotráfico a otras
en las que pasarían desapercibidos alejados de esas zonas y en las que no hay
tanto control. también se buscan áreas donde existe gran actividad financiera
que les permite realizar diversas transacciones económicas sin levantar sospe-
chas, para luego repatriar ese capital con visos de legalidad.
12.Casa de cambio: El negocio es comprar dólares en zonas que tienen mayor inci-
dencia de tráfico ilícito de drogas, lo que generalmente provoca mayor oferta
que demanda, bajando así el precio del dólar. A través de la casa de cambio se
saca el dinero sucio para luego comercializarlo en zonas financieras, de tal
modo que se generan utilidades que sirven para justificar los ingresos lícitos,
así como el proceso de lavado.
13.Transferencias electrónicas: Las transferencias permiten mover rápidamente di-
versos volúmenes de dinero, eso hace casi imposible detectar y ubicar a los la-
vadores de dinero.
14.Tarjetas de crédito: Usualmente sirven para comprar bienes en el extranjero,
pero se paga en el país de origen sin necesidad de portar el dinero.
15.Giros: Se contratan servicios de un courier o un intermediario para la entrega
del dinero sin que salga físicamente para evitar controles.

Los países del mundo fueron tomando conciencia de la complejidad del tema, por lo
que a través de diversos organismos crearon recomendaciones, reglamentos e instru-
mentos a los efectos de alcanzar los objetivos buscados.

Antecedentes Internacionales

 Conferencia Internacional de la Naciones Unidades (1978)

3
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

 Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes


de Sustancias Psicotrópicas aprobada por la Convención de Viena (1988)
 Comité de Basilea sobre Regulación y Supervisión bancaria (1988)
 Grupo de Acción Financiera -GAFI- (1990)

Por su importancia, destacamos la GAFI, en cuya XV Asamblea Anual de Economía (Pa-


rís, julio de 1989), participaron EEUU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Ca-
nadá y comunidades europeas, encontrándose integrado por 26 países y 2 organiza-
ciones internacionales regionales (Comisión Europea y Consejo de Cooperación del
Golfo), en la cual la Argentina, Brasil y México participan como observadores desde
1999.

Antecedente Nacional (UIF)1

La ley 25246 (sancionada en mayo del 2000) “Encubrimiento y lavado de activos de


origen delictivo”, (y su DR 169/01). Crea un organismo de investigación, bajo la deno-
minación de Unidad de Información Financiera (UIF).

Los artículos 5º a 19 de la ley 25246 se refieren a la UIF, organismo administrativo res-


pecto del cual a continuación sistematizamos su organización, estructura, funciones y
responsabilidades.

DEPENDENCIA ORGANICO-FUNCIONAL. AGENCIAS REGIONALES

La UIF funcionará con autarquía funcional en jurisdicción del Ministerio de Justicia y


Derechos Humanos de la Nación. Tendrá su domicilio en la Capital de la República y
podrá establecer agencias regionales en el resto del país.

El decreto 169/01, artículo 7º, faculta a la UIF a establecer agencias regionales en las
jurisdicciones que considere necesarias, pero no podrán ser más de una por región.

La función de las regionales será la recepción, complementación y compatibilización


de la información producida en sus jurisdicciones, para su posterior remisión a la ofici-
na central de la UIF. Cada agencia regional tendrá un máximo de cinco agentes (D.
169/01, art. 8º). El territorio de la Nación se divide en las siguientes regiones:

REGION SEDE DE LA UIF PROVINCIAS


CENTRAL Córdoba Córdoba. Santa Fe
CUYO Mendoza Mendoza. La Rioja. San Juan. San Luis
LITORAL Corrientes Corrientes. Entre Ríos. Misiones
NORTE Salta Catamarca. Chaco. Formosa. Jujuy.
Salta.

Santiago del Estero. Tucumán


PAMPEANA Bahía Blanca Buenos Aires. La Pampa
PATAGONICA Comodoro Rivadavia Chubut. Neuquén. Río Negro. Santa
Cruz. Tierra del Fuego

4
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

2. Bertazza Humberto. Errepar – Doctrina Tributaria - 04/01.

FUNCIONES

Será la encargada del análisis, el tratamiento y la transmisión de información a los


efectos de prevenir e impedir el lavado de activos provenientes de:

1. Delitos relacionados con el tráfico y comercialización ilícita de estupefacientes


(L. 23737).
2. Delitos de contrabando de armas (L. 22415).
3. Delitos relacionados con las actividades de una asociación ilícita calificada en
los términos del artículo 210 bis del Código Penal.
4. Hechos ilícitos cometidos por asociaciones ilícitas (art. 210, CP) organizadas
para cometer delitos por fines políticos o raciales.
5. Delitos de fraude contra la Administración Pública [art. 174, inc. 5), CP].
6. Delitos contra la Administración Pública previstos en los Capítulos VI, VII, IX y IX
bis del Título XI del Libro Segundo del Código Penal.
7. Delitos de prostitución de menores y pornografía infantil, previstos en los artícu-
los 125, 125 bis, 127 bis y 128 del Código Penal.

El decreto 169/01 fijó los alcances de los siguientes términos:

Análisis de la información

Es el proceso de compatibilización y estudio de los datos recibidos por la UIF, relativos


a los ilícitos mencionados, con la finalidad de obtener los elementos de convicción ob-
jetiva que le permitan ejercer las facultades asignadas por la ley.

Tratamiento de la información

Es la sistematización de la totalidad de los datos obtenidos en cumplimiento de sus fi-


nes.

Transmisión de la información

Es la comunicación al Ministerio Público Fiscal de la posible comisión de los delitos que


prevé la norma.

MIEMBROS DE LA UIF

Estará integrada por 11 miembros, de acuerdo con las siguientes pautas:

5
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

* Cinco expertos financieros, penalistas, criminólogos u otros profesionales con incum-


bencias relativas al objeto de esta ley.

* Dos miembros del Consejo de la Magistratura, elegidos por sus pares, con una mayo-
ría de dos tercios.

* Dos funcionarios del Ministerio Público, elegidos por el Procurador General de la Na-
ción.

* Un miembro del Directorio del Banco Central, elegido por sus pares, con una mayoría
de dos tercios.

* Un miembro designado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

* Un miembro designado por la Comisión Nacional de Valores.

* Un miembro designado por el Ministerio de Economía.

Realizado el concurso público de antecedentes y oposición, el resultado del mismo de-


berá ser elevado al Poder Ejecutivo Nacional, como propuesta vinculante, a los fines
de la correspondiente designación.

La selección de los referidos expertos se ajustará a lo siguiente:

• Los postulantes serán seleccionados mediante concurso público de oposición y


antecedentes. La Comisión ad hoc convocará a concurso, publicándose las fe-
chas de exámenes y condiciones generales de los mismos, por cinco días en el
Boletín Oficial, dos diarios de alcance nacional y un diario de cada Provincia.
• Previamente se determinarán los criterios y mecanismos de evaluación, y los
antecedentes que serán computables.
• Los nombres de aquellos que aprueben los exámenes que evaluarán tanto la
formación teórica como práctica serán publicados por cinco días en los mismos
medios de información citados, quedando por el término de 60 días corridos lue-
go de la última publicación sujetos a las impugnaciones que pudieran realizarle
cualquier ciudadano, grupo de ciudadanos, entidades intermedias o persona ju-
rídica.

La comisión ad hoc deberá prever, en su reglamento de concursos, las normas que re-
gulen las impugnaciones.

Requisitos de desempeño de los miembros de la UIF

Exclusividad e incompatibilidades: Tendrán dedicación exclusiva en sus tareas, alcan-


zándoles las incompatibilidades y/u obligaciones fijadas por ley para los funcionarios
públicos, no pudiendo ejercer durante los dos años posteriores a su desvinculación de

6
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

la UIF las actividades que la reglamentación precise en cada caso ni tampoco tener in-
terés en ellas.

Duración en el cargo: Durarán cuatro años en su cargo, el que podrá ser renovado en
forma indefinida.

Remoción: Podrán ser removidos de sus cargos cuando incurrieren en mal desempeño
de sus funciones, grave negligencia, por la comisión de delitos dolosos de cualquier
especie o por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación. El procedi-
miento de remoción estará a cargo del Tribunal de Enjuiciamiento creado por la ley.

Dicho Tribunal estará integrado por tres miembros, ex magistrados designados me-
diante sorteo por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. La intervención, como
integrante del Tribunal, constituirá una carga pública. El procedimiento ante el Tribunal
se realizará conforme a la reglamentación que deberá respetar el debido proceso legal
adjetivo y la defensa en juicio.

Requisitos de competencia para integrar la UIF

1. Título universitario de grado, preferentemente en derecho, o en disciplinas rela-


cionadas con las ciencias económicas o con las ciencias informáticas.
2. Antecedentes técnicos y profesionales en la materia.
3. No ejercer en forma simultánea ni haber ejercido durante el año precedente a
su designación las actividades que la reglamentación precise en cada caso ni
tampoco tener interés en ellas.

OFICIALES DE ENLACE CON OTRAS DEPENDENCIAS GUBERNAMENTALES PARA


LA CONSULTA Y COORDINACION DE ACTIVIDADES CON LA UIF

La UIF contará con el apoyo de oficiales de enlace designados por los titulares de los
siguientes organismos:

* Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

* Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto.

* Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra


el Narcotráfico.

* Banco Central de la República Argentina.

* Administración Federal de Ingresos Públicos.

* Registros Públicos de Comercio o entes análogos de las Provincias.

7
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

* Comisión Nacional de Valores.

* Superintendencia de Seguros de la Nación.

La UIF podrá solicitar a otros titulares de organismos de la Administración Pública Na-


cional o Provincial la designación de oficiales de enlace cuando lo crea conveniente.

El decreto 169/01, artículo 9º, dispone que cada uno de los organismos mencionados
designará un oficial de enlace.

FUNCIONAMIENTO DE LA UIF

Se reunirá en sesiones plenarias al menos cuatro veces al mes en la forma que esta-
blezca el reglamento interno. El quórum para sesionar será de seis miembros y adop-
tará las decisiones por mayoría absoluta de los miembros presentes, salvo que esta
ley exija mayoría especial.

COMPETENCIA DE LA UIF

o Recibir, solicitar y archivar las informaciones a que se refiere el artículo 21 de la


ley.
o Disponer y dirigir el análisis de los actos, actividades y operaciones que según
lo dispuesto en la ley 25246 puedan configurar legitimación de activos prove-
nientes de los ilícitos previstos en el artículo 6º de la norma; en su caso, poner
los elementos de convicción obtenidos a disposición del Ministerio Público para
el ejercicio de las acciones pertinentes.
o Colaborar con los órganos judiciales y del Ministerio Público (para el ejercicio de
las acciones pertinentes) en la persecución penal de los delitos reprimidos por
esta ley.
o Dictar su reglamento interno para lo cual se requerirá el voto de las dos terce-
ras partes del total de sus miembros.

FACULTADES DE LA UIF

 Solicitar informes, documentos, antecedentes y todo otro elemento que estime


útil para el cumplimiento de sus funciones a cualquier organismo público, nacio-
nal, provincial o municipal, y a personas físicas o jurídicas, públicas o privadas,
todos los cuales estarán obligados a proporcionarlos dentro del término que se
les fije, bajo apercibimiento de ley.
 En los casos en que a la UIF le sean opuestas disposiciones que establezcan el
secreto de las informaciones solicitadas, podrá requerir en cada caso autoriza-
ción al juez competente del lugar donde deba ser suministrada la información o
del domicilio de la UIF a opción de la misma.
 Recibir declaraciones voluntarias.

8
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

 Requerir la colaboración de todos los servicios de información del Estado, los


que están obligados a prestarla en los términos de los artículos 398 y 399 del
Código Procesal Civil y Comercial de la Nación (recaudos para el cumplimiento
de los requerimientos de información en materia de prueba informativa).
 Actuar en cualquier lugar de la República en cumplimiento de las funciones es-
tablecidas por esta ley.
 Solicitar al Ministerio Público para que éste requiera al juez competente se re-
suelva la suspensión, por el plazo que éste determine, de la ejecución de cual-
quier operación o acto informado previamente conforme al inciso b) del artículo
o cualquier otro acto vinculado a éstos, antes de su realización, cuando se in-
vestiguen actividades sospechosas y existan indicios serios y graves de que se
trata de lavado de activos provenientes de alguno de los delitos previstos en el
artículo 6º de la ley. La apelación de esta medida sólo podrá ser concedida con
efecto devolutivo.
 Solicitar al Ministerio Público para que éste requiera al juez competente el alla-
namiento de lugares públicos o privados, la requisa personal y el secuestro de
documentación o elementos útiles para la investigación. Solicitar al Ministerio
Público que arbitre todos los medios legales necesarios para la obtención de in-
formación de cualquier fuente u origen.
 Disponer la implementación de sistemas de contralor interno para las personas
obligadas a informar a que se refiere el artículo 20, en los casos y modalidades
que la reglamentación determine.
 Aplicar las sanciones previstas en el Capítulo IV de la ley, debiendo garantizarse
el debido proceso.
 Organizar y administrar archivos y antecedentes relativos a la actividad de la
propia UIF o datos obtenidos en el ejercicio de sus funciones para recuperación
de información relativa a su misión, pudiendo celebrar acuerdos y contratos con
organismos nacionales, internacionales y extranjeros para integrarse en redes
informativas de tal carácter, a condición de necesaria y efectiva reciprocidad.
 Emitir directivas e instrucciones que deberán cumplir e implementar los sujetos
obligados por esta ley, previa consulta con los organismos específicos de con-
trol.

OBLIGACIONES DE LA UIF

 Rendición anual de su gestión al Congreso de la Nación.


 Comparecer ante las comisiones del Congreso de la Nación todas las veces que
éstas lo requieran y emitir los informes, dictámenes y asesoramiento que éstas
le soliciten.
 Conformar el Registro Unico de Información con las bases de datos de los orga-
nismos obligados a suministrarlas y con la información que por su actividad re-
ciba.

9
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

 La UIF recibirá información, manteniendo en secreto la identidad de los obliga-


dos a informar. El secreto sobre su identidad cesará cuando se formule denun-
cia ante el Ministerio Público Fiscal.
 Cuando de las informaciones aportadas o de los análisis realizados por la UIF
surgieren elementos de convicción suficientes para sospechar que se ha cometi-
do uno de los delitos previstos en la ley, será comunicado de inmediato al Minis-
terio Público para que ejerza la acción penal.

DEBER DE GUARDAR SECRETO POR PARTE DE LOS FUNCIONARIOS Y EMPLEA-


DOS DE LA UIF Y DE LOS SUJETOS OBLIGADOS A INFORMAR

Están obligados a guardar secreto de las informaciones recibidas en razón de su car-


go, al igual que de las tareas de inteligencia desarrolladas en su consecuencia.

El funcionario o empleado de la UIF, así como también las personas que por sí o por
otro revelen las informaciones secretas fuera del ámbito de la UIF, serán reprimidos
con prisión de seis meses a tres años.

2) Conceptos generales

Definición

No existe una única definición de "lavado de dinero", ya que esta actividad delictiva
adopta múltiples combinaciones para lograr su objeto. En general, cuando se trata de
formular una definición siempre se opta por definir el objetivo final que consiste en la
"simulación de licitud" de activos originados en un ilícito bajo cualquier tipo de modali-
dad o actividad.

Con ese criterio, son generalmente aceptadas varias definiciones. A continuación se


transcribe una de las más aceptadas a nivel internacional:

"El blanqueo de capitales es el proceso en virtud del cual los bienes de origen delictivo
se integran en el sistema económico legal con apariencia de haber sido obtenidos de
forma lícita".

Fuente: "El Delito de Blanqueo de Capitales" - Isidoro Blanco Cordero - Editorial Aran-
zadi - Pág. 101.

A continuación se desarrollan las tres etapas o fases más conocidas en el proceso de


lavado. Este desarrollo es un esquema de carácter teórico. En la práctica, los casos ob-
servados pueden no cumplir estrictamente con cada una de las fases o etapas aquí
expuestas.

Etapas

10
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Los mecanismos más utilizados en el proceso del lavado de dinero pueden dividirse en
las siguientes tres etapas o procesos:

• Colocación:

Varias actividades delictivas poseen la peculiaridad de obtener sus ganancias en dine-


ro en efectivo. Tal el caso, entre otros, del delito de narcotráfico. Los que obtienen así
este dinero enfrentan de inmediato el problema logístico de deshacerse de estas su-
mas, generalmente voluminosas, tratando de transformarlas en activos que sean más
fáciles de manejar. Esto se logra intentando efectuar depósitos bancarios para poder
transformar estas sumas en dinero bancario.

En la colocación generalmente se intenta utilizar a los negocios financieros y a las ins-


tituciones financieras, tanto bancarias como no bancarias, para introducir montos en
efectivo, generalmente divididos en sumas pequeñas, dentro del circuito financiero le-
gal. El objetivo de este paso es separar o diferenciar el dinero que se trata invertir de
la actividad ilícita que lo originó y mantener el anonimato del verdadero depositante.

Las organizaciones delictivas usan en esta etapa auxiliares poco sospechosos, como
pueden ser personas con documentación falsa o empresas "fachada", para depositar
el dinero en efectivo en montos pequeños y en diferentes instituciones, desde donde
se pueden transferir en corto tiempo y a muchos países del mundo.

Una variante en esta etapa es trasladar el dinero en efectivo a países con reglamenta-
ciones permisivas o a aquellos que posean un sistema financiero liberal como los co-
nocidos paraísos fiscales o "bancas off-shore".

La introducción de dinero en efectivo es justificado muchas veces por medio de la ins-


talación de empresas que, por sus características, operan también con dinero en efec-
tivo, como por ejemplo restaurantes, videos clubes, supermercados, etc. Las ganan-
cias obtenidas en actividades legítimas son mezcladas con ganancias ilícitas que se le-
gitiman como ganancias legales, al ser depositadas en los bancos.

Debe presumirse la existencia de grupos de delincuentes que operan dentro de los


bancos, adoptando el carácter de empleados y que colaboran con las organizaciones
delictivas para facilitarles su labor en el momento de efectuar los depósitos.

Las organizaciones delictivas, en general, realizan la colocación por medio de entida-


des bancarias, casinos de juego, casas de cambio, etcétera.

• Decantación o estratificación:

Una vez que el dinero fue colocado, se trata de efectuar diversas operaciones comple-
jas, tanto a nivel nacional como internacional, para que se pierda su rastro y se dificul-
te la verificación contable del mismo.

El objetivo en esta instancia es cortar la cadena de evidencias ante eventuales investi-


gaciones sobre el origen del dinero. En general las sumas son giradas en forma elec-
trónica a cuentas anónimas en países donde puedan ampararse en el secreto bancario
o, en su defecto, a cuentas de firmas fantasmas ubicadas en varias partes del mundo,
propiedad de las organizaciones delictivas.
11
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

En los procesos de transferencia, el dinero ilícito se mezcla con sumas millonarias que
los bancos mueven legalmente a diario, lo cual favorece al proceso de ocultamiento
del origen ilegal.

Como ejemplo de las operaciones e instrumentos más comunes utilizados en esta eta-
pa pueden citarse a los cheques de viajero, giros entre múltiples instituciones banca-
rias, operaciones por medio de bancos off-shore, transferencias electrónicas, compra
de instrumentos financieros con posibilidad de rotación rápida y continua, compra de
activos de fácil disponibilidad, empresas ficticias, etcétera.

El desarrollo de Internet y de la nueva tecnología del dinero digital favorecen amplia-


mente el accionar de las organizaciones delictivas en este proceso, ya que amplía las
diferentes posibilidades en los mecanismos de transferencia otorgándoles mayor rapi-
dez y anonimato.

• Integración:

En esta última etapa el dinero es incorporado formalmente al circuito económico legal,


aparentando ser de origen legal, proveniente de ahorristas, de inversores comunes,
etc., sin despertar sospechas. Esta integración permite crear organizaciones de "fa-
chada" que se prestan entre si, generando falsas ganancias por intereses, o bien in-
vierten en inmuebles que a su vez sirven como garantías de préstamos, que son su-
puestamente invertidos en negocios con una también supuesta gran rentabilidad. Una
vez formada la cadena, puede tornarse cada vez más fácil legitimar el dinero ilegal.

Los medios más utilizados en esta etapa son las inversiones en cadenas hoteleras, su-
permercados, participación en el capital social de empresas, compra de inmuebles,
oro, piedras preciosas, obras de arte, etc. Las metodologías de la sobrefacturación,
subfacturación y facturación ficticia son centrales en el accionar.

La tendencia en esta fase del proceso es invertir en negocios que sirvan, o faciliten a
la organización criminal continuar con actividades delictivas, como por ejemplo nego-
cios con grandes movimientos de efectivo para simular ingresos que en realidad se
originan en una actividad ilícita, empresas de transporte para el traslado de dinero o
drogas, etcétera.

Consecuencias

Las consecuencias sociales, económicas y políticas de esta actividad delictiva son


otras de las características relevantes que es importante remarcar. Internacionalmente
se sostiene que los grupos delictuales obtienen, a nivel mundial, volúmenes de nego-
cios cercanos a los 500 mil millones de dólares norteamericanos por año. De ellos, al-
rededor de 250 mil millones constituirían ganancias que se derivan a distintas plazas.
Por aplicación de tasas de interés de mercado se acumulan sumas que llegan a dimen-
siones macroeconómicas de gran relevancia. Los países cuyo nivel económico es de
menor desarrollo relativo, y especialmente aquellos en vías de desarrollo, pueden lle-
gar a depender de estos capitales para su desenvolvimiento económico.

El lavado de dinero proveniente de ilícitos se presenta así como un punto de intersec-


ción entre la economía legal y la delictual, y a largo plazo predominan los efectos ne-

12
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

gativos de ese desarrollo, que exponen al Estado y a la sociedad a grandes peligros.


Entre ellos se pueden enumerar:

- La sustracción de fondos de la economía real y productiva, para la inversión en el


aparato especulativo sin un fin económico, trae apareado una "Reducción de la tasa
crecimiento internacional".
- Los movimientos de capital inducidos por el intento de lavar dinero no son promovi-
dos por fundamentos económicos, sino que están inducidos por las diferencias de
controles y regulaciones existentes entre los países. Estos movimientos se producen
en direcciones opuestas a aquellas que serían esperables sobre las bases de funda-
mentos económicos.
- Los bienes totales controlados por organizaciones criminales son de magnitud tal
que la transferencia, aunque sea de una mínima fracción de ello, de un país a otro
puede tener importantes consecuencias económicas. A nivel nacional, grandes en-
tradas y salidas de capital podrían influenciar significativamente sobre diferentes va-
riables de la economía (tasas de cambio y de interés, y aún en los precios de deter-
minados bienes). Asimismo podrían afectar la confianza y transparencia que deben
tener los mercados de capitales.
- Las agrupaciones delictivas invierten, en base a su alto "cash-flow", especialmente
en sectores de prestación de servicios, expulsando así a las estructuras de produc-
ción tradicionales. Se pierden, entonces, las capacidades de producción de bienes, y
aumenta la dependencia de las importaciones de los países, con efectos negativos
para la balanza comercial y de pagos.
- La generación de un ambiente de corrupción generalizada en la sociedad pudiendo
afectar el buen funcionamiento de las instituciones.

3) El rol del contador

El art. 20 de la ley de lavado indica que están obligados a informar a la UIF las siguien-
tes personas (“sujetos obligados a informar”):
• Las entidades financieras;
• Las casas y agencias de cambio y las personas físicas o jurídicas autorizadas por el
Banco Central para operar en la compraventa de divisas bajo forma de dinero o de
cheques extendidos en divisas o mediante el uso de tarjetas de crédito o pago, o
en la transmisión de fondos dentro y fuera del territorio nacional;
• Las personas físicas o jurídicas que como actividad habitual exploten juegos de
azar;
• Los agentes y sociedades de bolsa, sociedades gerente de fondos comunes de in-
versión, agentes de mercado abierto electrónico, y todos aquellos intermediarios
en la compra, alquiler o préstamo de títulos valores que operen bajo la órbita de
bolsas de comercio con o sin mercados adheridos;
• Los agentes intermediarios inscriptos en los mercados, de futuros y opciones cual-
quiera sea su objeto;

13
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

• Los Registros Públicos de Comercio, los organismos representativos de Fiscalización


y Control de Personas Jurídicas, los Registros de la Propiedad Inmueble, los Regis-
tros Automotor y los Registros Prendarios;
• Las personas físicas o jurídicas dedicadas a la compraventa de obras de arte, anti-
güedades u otros bienes suntuarios, inversión filatélica o numismática, o a la ex-
portación, importación, elaboración o industralización de joyas o bienes con meta-
les o piedras preciosas;
• Las empresas aseguradoras;
• Las empresas emisoras de cheques de viajero u operadoras de tarjetas de crédito o
de compra;
• Las empresas dedicadas al transporte de caudales;
• Las empresas prestatarias o concesionarias de servicios postales que realicen ope-
raciones de giros de divisas o de traslado de distintos tipos de moneda o billete;
• Los Escribanos Públicos;
• La Inspección General de Justicia;
• Las personas físicas o jurídicas inscriptas en los registros establecidos por el artícu-
lo 23 inciso t) del Código Aduanero.
• Los organismos de la Administración Pública y entidades descentralizadas y/o au-
tárquicas que ejercen funciones regulatorias, de control, supervisión y/o superin-
tendencia sobre actividades económicas y/o negocios jurídicos y/o sobre sujetos de
derecho, individuales o colectivos: el Banco Central de la República Argentina, la
Administración Federal de Ingresos Públicos, la Superintendencia de Seguros de la
Nación, la Comisión Nacional de Valores y la Inspección General de Justicia;
• Los productores, asesores de seguros, agentes, intermediarios, peritos y liquidado-
res de seguros;
• Los profesionales matriculados cuyas actividades estén reguladas por los
Consejos Profesionales de Ciencias Económicas, excepto cuando actúen
en defensa en juicio;
• Igualmente están obligados al deber de informar todas las personas jurídicas que
reciben donaciones o aportes de terceros.

Las personas señaladas anteriormente están sometidas a las siguientes obligaciones:


• Recabar de sus clientes, requirentes o aportantes, documentos que prueben feha-
cientemente su identidad, personería jurídica, domicilio y demás datos que en cada
caso se estipule, para realizar cualquier tipo de actividad de las que tienen por ob-
jeto.
• Informar cualquier hecho u operación sospechosa independientemente del monto
de la misma. Se consideran operaciones sospechosas aquellas transacciones que
de acuerdo con los usos y costumbres de la actividad que se trate, como así tam-
bién de la experiencia e idoneidad de las personas obligadas a informar, resulten
inusuales, sin justificación económica o jurídica o de complejidad inusitada o injus-

14
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

tificada, sean realizadas en forma aislada o reiterada. La UIF establecerá, a través


de pautas objetivas, las modalidades, oportunidades y límites del cumplimiento de
esta obligación para cada categoría de obligado y tipo de actividad;
• Abstenerse de revelar al cliente o a terceros las actuaciones que se estén realizan-
do en cumplimiento de la ley (la ley explícitamente aclara que no podrán oponer a
la UIF los secretos bancarios, bursátil o profesional, ni los compromisos legales o
contractuales de confidencialidad).
Según la resolución 3/2004 de la UIF, los profesionales en ciencias económicas
que en forma individual o actuando bajo la forma de Asociaciones Profesionales están
alcanzados por las obligaciones establecidas por el artículo 21 de la ley son los que
prestan servicios de auditoría de estados contables o se desempeñan como síndicos
societarios, cuando estos servicios profesionales se brindan a las personas físicas o ju-
rídicas:
• enunciadas en el artículo 20 de la ley (sujetos obligados) o,
• que, no estando enunciados en dicho artículo, según los estados contables audita-
dos:
o tengan un activo superior a $3.000.000, o
o hayan duplicado su activo o sus ventas en el término de un año.
Es decir, no están alcanzados:
• los servicios profesionales consistentes en revisiones limitadas de estados conta-
bles, certificaciones e investigaciones especiales;
• los servicios de asesoramiento impositivo o para la preparación de declaraciones
juradas de impuestos;
• ninguno de los otros servicios profesionales regulados en la Ley 20.488.

4) Plan de trabajo

Identificación del cliente

La UIF toma como definición de cliente la adoptada y sugerida por la Comisión Intera-
mericana para el control del Abuso de Drogas de la Organización de Estados America-
nos (CICAD-OEA). En consecuencia, se definen como clientes todas aquellas personas
físicas o jurídicas con las que se establece, de manera ocasional o permanente, una
relación contractual de carácter financiero, económico o comercial. En ese sentido es
cliente el que desarrolla una vez, ocasionalmente o de manera habitual, negocios con
los sujetos obligados.
En virtud de lo señalado, se establece que los profesionales en ciencias económicas
obligados a informar podrán establecer relaciones profesionales con por lo menos dos
tipos de clientes:
• habituales: los que entablan una relación contractual con carácter de permanencia.

15
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

• ocasionales: los que desarrollan una vez u ocasionalmente negocios con los sujetos
obligados.
Cuando existan dudas sobre si los clientes actúan por cuenta propia o cuando exista la
certeza de que no actúan por cuenta propia, los profesionales en ciencias económicas
adoptarán medidas razonables a fin de obtener información sobre la verdadera identi-
dad de la persona por cuenta de la cual actúan sus clientes. El principio básico en que
se sustenta la directiva es la internacionalmente conocida política de "conozca a su
cliente".
Deben tomarse los siguientes recaudos:
• Identificación real y completa del cliente:
o Identificar a los clientes, sean ocasionales o habituales, al establecer relaciones
profesionales. El profesional deberá obtener un conocimiento amplio del rubro y
los antecedentes, incluidos los financieros, de su cliente. El cliente potencial de-
berá proporcionar pruebas de su identidad.
o Existe una amplia gama de documentos que pueden presentar los clientes po-
tenciales como prueba de su identidad. Le compete a cada profesional o estudio
de profesionales decidir si dichos documentos son apropiados en vista de otros
procedimientos que puedan ser llevados a cabo.
o Deberá también archivarse una copia de los documentos en los que se basó la
identificación.
o Se deberán tomar todos los recaudos para lograr un correcto y efectivo conoci-
miento del cliente entre los que se puede mencionar: requerir y comprobar
constancias de domicilio, obtener referencias bancarias y profesionales, infor-
mación de sus clientes y proveedores, fuentes de financiamiento y capital y en
el caso de sociedades los antecedentes de sus directores, consultando empre-
sas de informes comerciales.
o Adoptar medidas para poder verificar la existencia de los clientes que operen
bajo la forma de una persona jurídica, informándose en el Registro Público co-
rrespondiente sobre su correcta registración, verificando todos los datos, tales
como: nombre, estructura legal, directores y sus antecedentes. Asimismo, exa-
minar los estados contables de la empresa, para determinar si su situación fi-
nanciera es acorde con la de las empresas del rubro.
o Verificar si la situación económica y financiera del cliente guarda debida rela-
ción con su actividad, solicitar algún tipo de documentación que acredite su si-
tuación, tal como las últimas tres declaraciones juradas impositivas en el caso
de personas físicas, o los balances de los tres últimos ejercicios en el caso de
personas jurídicas.
o Tomar recaudos para corroborar la condición de apoderados de las personas
que actúan en representación de otras.
o Para el caso del reemplazo de un profesional actuante se deberá mantener con-
tacto con el mismo. Esto puede coadyuvar a obtener más información respecto
del cliente.
o En el caso de presentación de un nuevo cliente por otro profesional de confian-
za, el profesional o la firma de profesionales puede adoptar la postura de no so-

16
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

licitar ninguna otra verificación de identidad, en tanto quien realice la presenta-


ción confirme por escrito la identidad del cliente potencial. En el caso de no ser
ello satisfactorio, se deberán realizar procedimientos adicionales.
o Deberá prestarse especial atención a los clientes no residentes en el país.
o Se deberán evitar las solicitudes de asistencia profesional a distancia, mientras
no se pueda realizar un contacto directo y permanente con el cliente y cuando
no se pueda realizar un correcto conocimiento del mismo.
o Para las personas jurídicas constituidas en el extranjero, se deberá solicitar la
presentación de todos sus antecedentes y verificar el cumplimiento de los re-
quisitos impuestos por la IGJ.
o Cuando se presten servicios a nombre de un tercero, por ejemplo, en calidad de
fiduciario o representante, deben identificarse todas las partes (fiduciante, fidei-
comisario y los beneficiarios), fuente de origen de los fondos, naturaleza de la
operación e intermediarios que participan de las transacciones.
o En el caso de brindar servicios a clientes ocasionales se deberá obrar con mayor
diligencia, en especial cuando se realizan operaciones que involucren grandes
sumas de efectivo, operatorias con bancos en el exterior o cuentas de inversión.
• Existencia de una relación justificada y/o usual entre:
o La actividad económica declarada por el cliente y los movimientos de fondos re-
alizados, como así también sus inversiones.
o La actividad económica declarada por el cliente y los servicios profesionales de-
mandados.

Recaudos mínimos que deberán tomarse al reportar operaciones inusuales o sospe-


chosas

Los recaudos mínimos deberán fundamentarse especialmente en:


• Los usos y costumbres de la actividad.
• La experiencia e idoneidad de las personas obligadas a informar.
• La efectiva implementación de la regla "conozca a su cliente".
Asimismo deberá verificar que los clientes no se encuentren incluidos en los listados
de terroristas y/u organizaciones terroristas, que figuren en las Resoluciones del Con-
sejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ni tengan relaciones contractuales o comer-
ciales con alguno/s de ellos, para lo cual se podrá consultar la página web de la UIF.

En el marco de las tareas profesionales que se desarrollen, los profesionales deberán


diseñar e incorporar a sus procedimientos de auditoría y de sindicatura un programa
global antilavado que permita detectar operaciones inusuales o sospechosas, a partir
de un conocimiento adecuado de cada uno de sus clientes.
• En el caso que los profesionales brinden servicios de auditoría externa y/o sindica-
tura a los sujetos incluidos en el artículo 20 de la ley deberán cotejar y evaluar el

17
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

cumplimiento por parte de dichos entes de las normas dictadas por la UIF, para
cada categoría de sujeto obligado y conforme al tipo de actividad. A tal efecto de-
berán efectuar verificaciones de la existencia y funcionamiento de los procedimien-
tos de control interno diseñados a tal fin, emitiendo un informe especial con fre-
cuencia anual.
• En el caso que los profesionales brinden servicios de auditoría externa y/o sindica-
tura a personas físicas o jurídicas no incluidas en el artículo 20 de la ley deberán
considerar los criterios básicos incluidos en la guía de transacciones inusuales o
sospechosas a que hace referencia el Anexo II de la Resolución 3/2004 de la UIF.
En tal sentido y a efectos de cumplir con lo señalado en los párrafos precedentes, se
seleccionarán muestras representativas de operaciones o de aquellos rubros que
ofrezcan un mayor riesgo, determinadas según criterio exclusivo del profesional ac-
tuante o mediante el uso de muestreo estadístico.
Las normas mencionadas en el primer ítem actualmente son:
Res. 02/02
Sistema Financiero y Cambiario
Res. 03/02
Mercado de Capitales
Res. 04/02
Sector Seguros
Res. 06/03
Comisión Nacional de Valores.
Res. 07/03
Administración Federal de Ingresos Públicos
Res. 08/03
Superintendencia de Seguros de la Nación
Res. 09/03
Remisores de Fondos
Res. 11/03
Obras de arte, antigüedades, filetélica, numismática, joyas o bienes con
metales o piedras preciosas
Res. 15/03 Banco Central de la República Argentina
Res. 17/03 Juegos de Azar
Res. 10/04 Escribanos
Res. 2/07 Sistema Financiero y Cambiario
Res. Sistema Financiero y Cambiario
228/07
Res. 50/08 Sector Seguros

Si de la labor efectuada por el profesional actuante, conforme al procedimiento indica-


do precedentemente, surgieran operaciones inusuales o sospechosas, se deberá emi-
tir el reporte de operaciones sospechosas, que deberá contener opinión fundada res-
pecto de la inusualidad o sospecha de la o las transacciones informadas y deberá ser
remitido a la UIF, dentro de las 48 horas, acompañado de toda la documentación res-
paldatoria correspondiente.

Al establecer relaciones profesionales, deberán elaborar y mantener registros con la


identificación de los clientes —sean ocasionales o habituales— los cuales asimismo
deberán contener información de aquellas operaciones que de acuerdo a la labor de-
sarrollada hayan sido incorporadas a la muestra, cuando las mismas superen la suma
de $ 50.000.-, ya sea en un solo acto o por la reiteración de hechos diversos vincula-
dos entre sí.

18
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Deberán conservar, para que sirva como elemento de prueba en toda investigación en
materia de lavado de activos, la siguiente documentación:
• Respecto de la identificación del cliente: las copias con fuerza probatoria de los do-
cumentos exigidos, durante un período mínimo de 5 años, desde la finalización de
las relaciones con el cliente.
• Respecto de las transacciones u operaciones tanto nacionales como internaciona-
les: los documentos originales o copias con fuerza probatoria, así como los papeles
de trabajo de la labor desarrollada por el profesional actuante, durante un período
mínimo de 5 años, desde la fecha del dictamen correspondiente.

Políticas y procedimientos para prevenir e impedir el lavado de activos

Los profesionales en ciencias económicas deberán proceder a adoptar formalmente


una política por escrito, en acatamiento a las leyes, regulaciones y normas para preve-
nir e impedir el lavado de activos.
Las medidas a adoptar deberán, como mínimo, incorporar lo siguiente:
• Procedimiento de control interno: El establecimiento e implementación de controles
(estructuras, procedimientos y medios electrónicos adecuados) diseñados para
asegurar el cumplimiento de todas las leyes y regulaciones contra del lavado de
activos.
• Capacitación de los profesionales: La adopción de un programa formal de educa-
ción y entrenamiento para todos los profesionales matriculados.
Los profesionales deberán tener conocimientos básicos sobre etapas, métodos y técni-
cas utilizadas para el lavado de activos, normas de prevención y control internacional-
mente aceptadas, normas legales y administrativas vigentes, métodos y/o procedi-
mientos de detección y análisis de operaciones sospechosas y sanciones aplicables
por incumplimiento.
Los estudios de profesionales deberán:
• Establecer programas de formación, adaptando el contenido para los diversos sec-
tores del personal, según sus propias necesidades.
• Prestar especial atención al personal profesional nuevo y a aquellos que cumplan
tareas más sensibles, tales como las de auditoría.
• Prever cursos de capacitación periódicos, que permitan mantener al personal ac-
tualizado sobre sus responsabilidades en la materia.

Procedimientos a aplicar en sujetos alcanzados por el artículo 20

La resolución 311/2005 de la FACPCE en su punto 4.4 menciona cuáles son los princi-
pales componentes de un programa integral de prevención de lavado de activos:
• Organización del programa: el primer paso para desarrollar un programa integral
anti-lavado consiste en establecer una infraestructura con roles y responsabilida-

19
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

des definidas para soportar dicho programa y un elevado involucramiento de la


alta gerencia;
• Evaluación de riesgos: se debe evaluar el riesgo de exposición del ente al lavado
de activos mediante un análisis del ambiente de control general del ente y las ca-
racterísticas de sus productos, servicios y clientes;
• Conozca a su cliente: el concepto “Conozca a su cliente” consiste básicamente en
obtener información actualizada y suficiente de los clientes a efectos de poder es-
tablecer su perfil y comportamiento esperado;
• Monitoreo: debe establecerse un sistema que permita revisar y poder controlar las
transacciones de los clientes a efectos de identificar actividades inusuales o sospe-
chosas, de acuerdo al perfil predefinido;
• Investigación: el propósito de esta etapa consiste en que todos los empleados de la
entidad comprendan la importancia de la adhesión a las políticas y procedimientos
sobre prevención del lavado de activos para disminuir el riesgo de reputación del
ente y garantizar el logro de sus estrategias;
• Reporte: los sistemas del ente deben tener la capacidad de capturar la información
necesaria para cumplir con los requerimientos regulatorios de información a los
distintos organismos, de corresponder, asegurando la integridad de la misma;
• Capacitación: deben establecerse programas de capacitación para todo el ente, a
efectos de crear conciencia y generar adecuadas conductas de comportamiento;
• Vinculación con el sistema de desempeño: las revisiones de desempeño consideran
las responsabilidades de cumplimiento de la prevención de lavado de activos;
• Auditoría y pruebas: debe existir un plan de Auditoría Interna (en caso de existir la
función) basado en riesgos para probar el cumplimiento del programa de preven-
ción del lavado de activos. En caso de no existir la función de auditoría interna, de-
berían existir controles gerenciales que permitan a la gerencia satisfacerse del
cumplimiento de dicho programa, y
• Sistema de información de gestión: se proporciona un resumen ejecutivo a la Alta
Gerencia y al Directorio. Estos y las distintas áreas del ente son provistos de la in-
formación necesaria para evaluar su propio desempeño y riesgo.

Guía de transacciones inusuales o sospechosas para sujetos no alcanzados por el artí-


culo 20

El anexo II de la Resolución 3/2004 de la UIF, presenta una guía que deberá ser consi-
derada por los profesionales en ciencias económicas cuando brinden servicios profe-
sionales a personas físicas o jurídicas no alcanzadas por el artículo 20 de la ley.
La guía no es taxativa, sino meramente enunciativa o ejemplificativa de posibles su-
puestos de operaciones inusuales o sospechosas. Ello en atención a las propias carac-
terísticas del delito de lavado de activos y la dinámica de las tipologías, que requerirá
una revisión periódica de las transacciones a ser incluidas en la presente.

20
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

• Potencial cliente que se muestra remiso a suministrar la información necesaria


para verificar su identidad y actividad.
• Empresas que, como potenciales clientes, se muestran remisas a suministrar infor-
mación completa acerca del negocio al que se dedican, sus anteriores relaciones
bancarias, los nombres de sus apoderados o directores, su domicilio social o a pro-
porcionar estados financieros.
• Ausencia de una relación coherente entre la actividad declarada por el cliente, mo-
vimientos de fondos realizados y/o inversiones y los servicios profesionales deman-
dados.
• Activos entregados en garantía a entes que operen en países o áreas internacional-
mente considerados como paraísos fiscales o no cooperativos por el GAFI, que al-
cancen el 20% del activo total del ente.
• La formación de empresas o fideicomisos sin aparente objeto comercial o de otra
índole.
• El uso de asesores financieros o de otra naturaleza para hacer figurar sus nombres
como directores o representantes, con poca o ninguna participación en el negocio.
• Compra/venta de valores negociables en circunstancias inusuales en relación a la
operatoria que constituye el objeto social del ente, por montos que alcancen totali-
zados el 20% de los ingresos por ventas del ejercicio.
• Solicitud de gestiones de negocios en países o áreas internacionalmente considera-
dos como paraísos fiscales o no cooperativos por el GAFI.
• Transacciones con filiales, subsidiarias o empresas vinculadas constituidas en paí-
ses o áreas internacionalmente considerados como paraísos fiscales o no coopera-
tivos por el GAFI.
• Pagos de sumas de dinero por servicios no especificados que totalizados alcancen
el 10% de los pagos por compras del ejercicio.
• Préstamos a consultores o personal de la propia empresa cuyos saldos promedio
anuales alcancen el 10% del activo total del ente.
• Compra/venta de bienes o servicios a precios significativamente superiores o infe-
riores a los precios del mercado.
• Transacciones inusuales, en relación a la operatoria normal del ente, con empresas
registradas en el exterior.
• Pagos a acreedores comerciales o financieros o a tenedores de valores negociables,
en efectivo, cheques al portador o mediante transferencias a cuentas bancarias nu-
meradas, por importes que totalizados alcancen un 20% de los pagos totales del
ejercicio.
• Ingresos de fondos por endeudamiento recibido en efectivo o mediante transferen-
cias desde cuentas bancarias sin titular identificable o desde países o áreas inter-
nacionalmente considerados como paraísos fiscales o no cooperativos por el GAFI.
• Aportes de capital o aportes a capitalizar, recibidos en efectivo o mediante transfe-
rencias desde cuentas bancarias sin titular identificable o desde países o áreas in-

21
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

ternacionalmente considerados como paraísos fiscales o no cooperativos por el


GAFI.
• Inversiones en activos físicos o proyectos por montos que alcancen el 20% del acti-
vo total del ente, destinadas a actividades cuya generación de flujos de fondos re-
sulten insuficientes para justificarlas económicamente.
• Clientes que brindan como garantía de sus operaciones activos radicados en cen-
tros off-shore.
• Cobranzas anticipadas de préstamos comerciales o financieros otorgados por el
ente por montos que alcancen el 20% del total de préstamos.
• Clientes que presentan cambios de modalidades súbitos o irregulares en el tipo de
operaciones realizadas.
• Cancelación anticipada de deudas por importes que alcancen totalizados el 20%
del endeudamiento promedio anual de la empresa en el último ejercicio.
• Transacciones con contrapartes estructuradas bajo figuras fiduciarias sin posibili-
dad de identificación de personas físicas o jurídicas.
• Comisiones de ventas u honorarios a agentes que parezcan excesivos en relación
con los que abona normalmente la entidad.
• Venta de bienes y servicios cobrados en efectivo por montos que alcancen el 20%
de los ingresos anuales, combinada con incrementos significativos de las ventas
entre ejercicios anuales o en relación a actividades similares del mercado, y/o iden-
tificación insuficiente de los clientes del ente.
• Compra de valores negociables que conserva el asesor financiero en nombre del
cliente, cuyo monto alcance el 10% del activo total del ente.
• Pedidos por parte de los clientes de servicios de administración de inversiones (ya
sea moneda extranjera o valores negociables) donde la fuente de los fondos no sea
clara o no coincida con la situación aparente del cliente.
• Recupero de activos en gestión, litigio o desvalorizados, por importes que alcanzan
el 20% de los ingresos anuales del cliente.
• Existencia de sociedades en las que se participe, directa o indirectamente, en un
porcentaje superior al 20% del capital social, cuyos domicilios legales se encuen-
tren en países o áreas internacionalmente considerados como paraísos fiscales o
no cooperativos por el GAFI.
• Solicitud para realizar en nombre del cliente operaciones financieras de cualquier
índole, sin que haya una causa justificada.
• Compra/venta de metales preciosos y obras de arte por importes que alcancen el
10% de los activos del ente.
• Giros y transferencias efectuados al exterior no relacionados con la operatoria co-
mercial habitual de la compañía, por importes que alcancen el 10% de los ingresos
por ventas anuales.
• Depósitos en efectivo de grandes sumas en cuentas bancarias relacionadas con la
operatoria habitual o de fondos recibidos en operatorias no habituales.

22
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

• Transferencia electrónica de fondos que no son cursadas a través de una entidad fi-
nanciera, por importes que alcancen el 10% de los ingresos por ventas anuales.
• Compra/venta de activos no relacionados con la operatoria correspondiente al obje-
to principal del ente, cuyo monto alcance el 10% de su activo total.
• Contratación de pólizas de seguros de vida con prima de pago único, con cargo a
los resultados de la Sociedad, con la posterior cancelación anticipada y rescate.
• Contratación de pólizas de seguro de vida para personas de bajo nivel de ingresos,
habiendo celebrado las mismas por montos elevados y con cargo a los resultados
de la Sociedad.
• Contratación de pólizas de seguros de vida con prima única, para los Directores,
con cargo a los resultados de la Sociedad, con la posterior cancelación anticipada y
rescate, con recupero contra los resultados de la Sociedad.
• Otros supuestos:
o Se deberá prestar especial atención a los funcionarios o empleados de la em-
presa o entidad que muestran un cambio repentino en su estilo de vida o se nie-
gan a tomar vacaciones.
o Se deberá prestar especial atención a funcionarios o empleados de la empresa
o entidad que usan su propia dirección para recibir la documentación de los
clientes.
o Se deberá prestar especial atención a funcionarios o empleados de la empresa
o entidad que presentan un crecimiento repentino y/o inusual de sus operato-
rias.
o En el caso de tratarse de personas políticamente expuestas, se deberá prestar
especial atención a las transacciones realizadas por las mismas, que no guar-
den relación con la actividad declarada y su perfil como cliente.
o En caso que se sospeche o se tengan indicios razonables para sospechar la
existencia de fondos vinculados o relacionados con el terrorismo, actos terroris-
tas o con organizaciones terroristas, se deberá poner en conocimiento de tal si-
tuación, en forma inmediata, a la UIF. A tales efectos se deberán tener en cuen-
ta las Resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, relativas a la
prevención y represión del financiamiento del terrorismo.

5) La “ley de blanqueo”

La ley 26.476 de “regularización impositiva, promoción y protección del empleo regis-


trado, exteriorización y repatriación de capitales”, conocida popularmente como “ley
de blanqueo”, trata tres cuestiones:
• la regularización de impuestos y recursos de la seguridad social;
• la regularización del empleo no registrado y promoción y protección del empleo re-
gistrado;

23
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

• la exteriorización de la tenencia de moneda nacional, extranjera, divisas y demás


bienes en el país y en el exterior.
El tercer ítem es el que se relaciona con la temática de este trabajo. A continuación
mencionaremos los principales puntos de esta sección de la ley para luego analizar su
relación con la ley de lavado de dinero.

Referen- Descripción
cia

Artículo Las personas físicas, las sucesiones indivisas y los sujetos comprendidos
25 en el artículo 49 de la Ley de Impuesto a las Ganancias, inscriptos o no,
podrán exteriorizar la tenencia de moneda extranjera, divisas y demás
bienes en el exterior y la tenencia de moneda nacional, extranjera y de-
más bienes en el país.

Artículo Los sujetos que efectúen la exteriorización no estarán obligados a infor-


32 mar a la AFIP, sin perjuicio del cumplimiento de la ley de lavado de
dinero y demás obligaciones que correspondan, la fecha de compra
de las tenencias ni el origen de los fondos con las que fueran adquiridas,
y gozarán de los siguientes beneficios:
a) las tenencias exteriorizadas no configurarán incrementos patrimoniales
no justificados;
b) quedan liberados de toda acción civil, comercial, y penal tributaria —
con fundamento en la ley penal tributaria— administrativa y profesional
que pudiera corresponder, los responsables por transgresiones que resul-
ten regularizadas bajo el régimen de la ley y las que tuvieran origen en
aquéllas. Quedan comprendidos en esta liberación los socios administra-
dores y gerentes de sociedades de personas, directores, gerentes, síndi-
cos y miembros de los consejos de vigilancia de sociedades anónimas y
en comandita por acciones y cargos equivalentes en cooperativas, fidei-
comisos y fondos comunes de inversión, y profesionales certificantes de
los balances respectivos.

Artículo Ninguna de las disposiciones de la ley liberará a las entidades financieras


40 o demás personas obligadas, sean entidades financieras, notarios públi-
cos, contadores, síndicos, auditores, directores u otros, de las obligacio-
nes vinculadas con la legislación tendiente a la prevención de las
operaciones de lavado de dinero, financiamiento del terrorismo u
otros delitos previstos en leyes no tributarias, excepto respecto de la figu-
ra de evasión tributaria o participación en la evasión tributaria.
Quedan excluidas del ámbito de la ley las sumas de dinero provenientes
de conductas susceptibles de ser encuadradas en los términos del artículo
6º de la ley de lavado de dinero. Las personas físicas o jurídicas que
pretendan acceder a los beneficios del presente régimen deberán formali-
zar la presentación de una declaración jurada al respecto; ello sin perjui-
cio de cualquier otra medida que resulte necesaria a efectos de corrobo-
rar los extremos de viabilidad para el acogimiento al presente.

24
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Como complemento a esto, el art. 67 de la resolución 2537 de la AFIP que reglamenta


la ley, indica que la adhesión a alguno de los regímenes instrumentados por la ley, im-
plicará para el sujeto interesado, entre otras cosas, la declaración jurada de que las te-
nencias de moneda –extranjera o local– divisas y demás bienes –en el país o en el ex-
terior– exteriorizados, no provienen de conductas encuadrables en la ley de lavado.
La resolución 137/2009 de la UIF establece pautas a tener en cuenta cuando un sujeto
ha exteriorizado tenencia de moneda nacional, extranjera, divisas y demás bienes en
el país y en el exterior:
• Pautas generales:
o Los sujetos obligados contemplados en el art. 20 de la ley de lavado deberán
seguir observando el cumplimiento de las obligaciones derivadas de esa ley y
de las resoluciones que la UIF haya dictado para cada sector o categoría de su-
jetos obligados.
o Ninguna de las disposiciones contenidas en la ley de blanqueo releva a los suje-
tos obligados de adoptar las medidas y políticas de prevención de operaciones
de lavado de activos o financiación del terrorismo.
o La excepción de las personas que efectúen la exteriorización de no estar obliga-
dos a informar a la AFIP la fecha de compra de las tenencias ni el origen de los
fondos con las que fueran adquiridas (art. 32) no es oponible frente a los demás
sujetos obligados contemplados en el art. 20 de la ley de lavado; ni exime a nin-
guno de los sujetos obligados de adoptar las obligaciones emergentes de la re-
gla "conozca a su cliente".
• Pautas especificas:
o Frente a las personas que se acojan a las previsiones de la ley de blanqueo para
la exteriorización de activos, los sujetos obligados contemplados en el art. 20 de
la ley de lavado deberán definir el perfil y la capacidad económica del contribu-
yente vinculada con la razonable obtención de los fondos exteriorizados.
o A esos efectos, sin perjuicio de adoptar cualquier otra diligencia, los sujetos
obligados deberán identificar y recoger evidencia suficiente sobre la actividad
económica subyacente que generó los fondos que se exteriorizan a través del
aludido régimen.
o Asimismo, los sujetos obligados deberán reunir los elementos necesarios que
permitan acreditar que los fondos exteriorizados se vinculan con esa actividad.
o Los sujetos obligados deberán mitigar los riesgos que derivan de la exterioriza-
ción de fondos de un tercero, así como de fondos procedentes de una actividad
delictiva.
• Reporte de operación sospechosa:
o De acuerdo con las características particulares de las distintas actividades que
desarrollen, cada sujeto obligado deberá diseñar y poner en práctica mecanis-
mos de control que le permitan alcanzar un conocimiento adecuado de las per-
sonas que efectúen la exteriorización.

25
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

o Cuando del conocimiento de la persona que efectúe la exteriorización surjan


desvíos, incongruencias, incoherencias o inconsistencias entre el perfil de dicha
persona y la actividad subyacente generadora de los fondos o cuando la misma
se niegue a suministrar la información que solicite el sujeto obligado, intente re-
ducir el nivel de la información ofrecida al mínimo, u ofrezca información enga-
ñosa o que es difícil de verificar se deberá profundizar el análisis con el fin de
obtener información adicional que convalide la situación planteada. Sólo en su
defecto se deberá realizar el reporte a la UIF.
o Deberán ser objeto de reporte tanto los actos u operaciones sospechosas efecti-
vamente realizadas, como así también las tentadas.
Del juego de estas normas podemos sacar las siguientes conclusiones:
• Los síndicos y profesionales certificantes de balances (entendidos como contadores
que actuaron en su momento como auditores externos o que hayan emitido una
certificación literal o cualquier otra forma de informe que le hubiera sido requerido
vinculado con estados contables) quedarán liberados de toda acción civil, comer-
cial, y penal tributaria administrativa y profesional que pudiera correr;
• Las responsabilidades liberadas son aquellas derivadas del momento en el cual los
activos o ingresos ahora regularizados se debieron haber exteriorizado y no lo fue-
ron o debieron haber sido detectados por el profesional y no lo fueron;
• la ley de blanqueo no libera a los contadores públicos de la responsabili-
dad derivada de la obligación de reportar una operación sospechosa en
los términos de la ley de lavado;
• El contador público que emita ahora un informe como auditor externo o como síndi-
co societario en un sujeto que se acoja a la regularización prevista en la ley de
blanqueo, debe llevar a cabo los procedimientos contemplados en la normativa le-
gal y profesional vigente en materia de lavado de dinero;
• Un blanqueo de activos en los términos establecidos por la ley cumple con las ca-
racterísticas que definen una operación sospechosa;
• ante una operación inusual o sospechosa el contador debe solicitar al cliente su
justificación económica, jurídica, financiera, comercial o de negocios y si no recibie-
ra esa justificación o recibiéndola no le resulte válida y suficiente y no puede satis-
facerse de la justificación de la operación por otros medios documentales, deberá
informar la transacción a la UIF;
• El auditor y el síndico deberán conservar documentación que reúna los elementos
de juicio válidos y suficientes obtenidos y en particular:
o el resultado de las indagaciones efectuadas a nivel de administración y/o direc-
ción del ente,
o la documentación (si existiese) sobre el origen de los fondos u otros activos que
se exteriorizan en el marco de la ley de blanqueo de capitales, y
o la carta de gerencia (dirección) con la manifestación explícita de que los fondos
no provienen de actividades de lavado de dinero o de financiación del terroris-
mo.

26
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

6) El contador frente al incumplimiento del deber de informar

El lavado de dinero pasa a estar tipificado como una especie del género de encubri-
miento y la Ley de Lavado de Dinero impone penas de prisión de dos a diez años y
multa de dos a diez veces el monto de la operación “...al que convirtiere, transfiriere,
administrare, vendiere, gravare o aplicare de cualquier otro modo dinero u otra clase
de bienes provenientes de un delito en el que no hubiera participado, con la conse-
cuencia posible de que los bienes originarios o los subrogantes adquieran la aparien-
cia de un origen lícito y siempre que su valor supere la suma de $50.000 pesos, sea en
un sólo acto o por la reiteración de hecho diversos vinculados entre sí”.

La Ley de Lavado de Dinero fija un régimen penal administrativo que cubre distintas
situaciones. El incumplimiento del deber de informar será penalizado con multas de:

a) una a diez veces el valor total de los bienes u operación a los que se refiera la in-
fracción, siempre y cuando el hecho no constituya un delito más grave; o

b) $10.000 a $100.000, cuando no se pueda establecer el valor real de los bienes.

7) Preguntas frecuentes
El Febrero de 2009, la FACPCE emitió un informe técnico sobre “la ley de Blanqueo” y
“Ley de Lavado de Dinero” y sus implicancias en la labor del auditor y síndico societa-
rio, en donde se incluyó una serie de preguntas frecuentes sobre la materia de estu-
dio, que transcribimos a continuación en modo de resumen del presente trabajo:

Pregunta 1: ¿La Ley de Blanqueo libera de responsabilidades a los contadores públi-


cos que brindan servicios a los sujetos que se acojan a sus beneficios?

Respuesta: La Ley de Blanqueo establece que los sujetos que efectúen la exterioriza-
ción e ingresen el impuesto especial, “....quedarán liberados de toda acción civil, co-
mercial, y penal tributaria —con fundamento en las Leyes Nº 23.771 y 24.769—, admi-
nistrativa y profesional que pudiera corresponder”.

Se aclara asimismo que… “quedan comprendidos en esta liberación, los socios admi-
nistradores y gerentes de sociedades de personas, directores, gerentes, síndicos y
miembros de los consejos de vigilancia de sociedades anónimas y en comandita por
acciones y cargos equivalentes en cooperativas, fideicomisos y fondos comunes de in-
versión, y profesionales certificantes de los balances respectivos” (Conf. art. 32, inciso
b, de la Ley Nº 26.476).

Pregunta 2: ¿Cuáles son las responsabilidades liberadas?


Respuesta: Las responsabilidades “liberadas” son aquellas derivadas del momento
en el cual los activos o ingresos ahora regularizados se debieron haber exteriorizado y
no lo fueron o debieron haber sido detectados por el profesional y no lo fueron.

27
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Por lo tanto en esta instancia se debe diferenciar el momento en que pudo caber algu-
na responsabilidad, la cual por la Ley de Blanqueo es ahora “liberada”, del momento
en que se exterioriza el activo regularizado con los correspondientes asientos en la
contabilidad, (momento de acogerse al blanqueo).

Pregunta 3: ¿Qué comprende el término “profesional certificante”?


Respuesta: El art. 32 inciso b) in fine de la Ley de Blanqueo, libera entre otros a
“.......profesionales certificantes de los balances respectivos”. Se interpreta que la utili-
zación de la expresión “profesionales certificantes” comprende tanto a los contadores
públicos que actuaron en su momento como auditores externos o que hayan emitido
una certificación literal o cualquier otra forma de informe que le hubiera sido requeri-
do vinculado con estados contables. De todos modos, la Res. 3/04 de la UIF solo esta-
blece obligaciones para los contadores que hayan prestado el servicio de auditoría ex-
terna de estados contables o se hayan desempeñado como síndicos societarios.

Pregunta 4: ¿Existen responsabilidades que alcanzan a los contadores públicos y que


la Ley de Blanqueo no las considera “liberadas”?

Respuesta: Se establece al respecto que… “ninguna de las disposiciones de la Ley de


Blanqueo liberará a las entidades financieras o demás personas obligadas, sean enti-
dades financieras, notarios públicos, contadores, síndicos, auditores, directores u
otros, de las obligaciones vinculadas con la legislación tendiente a la prevención de las
operaciones de lavado de dinero, financiamiento del terrorismo u otros delitos previs-
tos en leyes no tributarias, excepto respecto de la figura de evasión tributaria o parti-
cipación en la evasión tributaria” (Conf. art. 40 de la Ley de Blanqueo).

En consecuencia y de modo expreso la Ley de Blanqueo no libera a los contadores pú-


blicos de la responsabilidad derivada de la obligación de reportar una operación sos-
pechosa en los términos de la normativa ya citada.

Pregunta 5: Respecto de las responsabilidades no liberadas, ¿Qué debiera hacer un


contador público que debe emitir ahora un informe de auditoría o de sindicatura socie-
taria en un sujeto que se acoja a los beneficios de la Ley de Blanqueo?

Respuesta: El contador público que emita ahora un informe como auditor externo o
como síndico societario en un sujeto que se acoja a la regularización prevista en la Ley
de Blanqueo, debe llevar a cabo los procedimientos contemplados en la normativa le-
gal y profesional vigente en materia de lavado de dinero, con el alcance que dichas re-
gulaciones establecen.

Pregunta 6: ¿La exteriorización de la tenencia de moneda nacional, extranjera, divi-


sas y demás bienes en el país o en el exterior (blanqueo) prevista en el Título III de la
Ley de Blanqueo es una operación sospechosa de lavado de dinero en el marco de la
Ley de Lavado de Dinero, las Res. UIF 3/04 y 4/05 y la Resoluciones 311/05 y 325/05
de la FACPCE?

28
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Respuesta: La normativa citada establece que los Contadores Públicos cuando se de-
sempeñan como auditores o síndicos de los entes que allí se establecen, deben cum-
plir con las obligaciones enumeradas en el art. 21 de la Ley de Lavado de Dinero. Una
de ellas es “informar cualquier hecho u operación sospechosa independientemente del
monto de la misma”, agregando que “…se consideran operaciones sospechosas aque-
llas transacciones que de acuerdo con los usos y costumbres de la actividad que se
trate, como así también de la experiencia e idoneidad de las personas obligadas a in-
formar, resulten inusuales, sin justificación económica o jurídica o de complejidad inu-
sitada o injustificada, sean realizadas en forma aislada o reiterada.”

Un blanqueo de activos en los términos establecidos por la Ley de Blanqueo cumple


con las características descriptas y, por lo tanto, es en principio una operación sospe-
chosa.

Pregunta 7: ¿Cómo debe proceder el auditor o síndico ante este tipo de operaciones
descriptas en la pregunta anterior, que en principio califican como sospechosas?

Respuesta: La sección 4.10.d) de la Segunda Parte de la Res. 311/05 de la FACPCE –


modificada por la Res. 325/05 – establece que “ante una operación inusual o sospe-
chosa debe solicitar al cliente su justificación económica o jurídica o financiera o co-
mercial o de negocios, lo que fuera aplicable.”

Ante ello puede suceder que:

a) reciba esa justificación (memorándum, documentación, análisis –siempre en docu-


mentos por escrito -) y le resulte válida y suficiente, o

b) no reciba esa justificación o recibiéndola no le resulte válida y suficiente y no puede


satisfacerse de la justificación de la operación por otros medios documentales.

En este último caso, deberá efectuar indagaciones adicionales al cliente en su máximo


nivel, y si no obtiene elementos de juicio que lo persuadan respecto de la justificación
de la operación en los términos de la normativa vigente, deberá informar la transac-
ción a la UIF, a través de la presentación de un ROS (“Reporte de Operación Sospecho-
sa”).

Es importante destacar que el conocimiento del cliente por parte del profesional será
un elemento de juicio adicional al momento de evaluar la verosimilitud de las declara-
ciones de sus administradores y directores.

Pregunta 8: ¿Cómo debe documentar el auditor o síndico los procedimientos realiza-


dos y las conclusiones obtenidas sobre una operación sospechosa?

Respuesta: El auditor y el síndico deberán conservar documentación que reúna los


elementos de juicio válidos y suficientes obtenidos y en particular:

a) el resultado de las indagaciones efectuadas a nivel de administración y/o dirección


del ente,

29
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

b) la documentación (si existiese) sobre el origen de los fondos u otros activos que se
exteriorizan en el marco de la Ley de blanqueo de capitales, y

c) la carta de gerencia (dirección) con la manifestación explícita de que los fondos no


provienen de ninguna de las actividades enumeradas en el artículo 6º de la Ley
25.246. Cabe destacar que, de acuerdo con el art. 67 inc. d) de la Res. AFIP 2537 “la
adhesión a alguno de los regímenes instrumentados por esta resolución general, impli-
cará para el sujeto interesado: …d) La declaración jurada de que las tenencias de mo-
neda - extranjera o local- divisas y demás bienes -en el país o en el exterior- exteriori-
zados, no provienen de conductas encuadrables en la Ley de Lavado de Dinero.”

Esta documentación deberá conservarse durante un mínimo de 6 años ante la even-


tualidad que la UIF la requiera, tanto en el caso en que se emita un ROS como en el
caso en que se concluya que no corresponde emitirlo.

Pregunta 9: ¿En qué circunstancias el auditor debe emitir un ROS? ¿Cuáles son los
plazos para hacerlo?

Respuesta: El auditor o síndico debe emitir un ROS cuando se den las siguientes cir-
cunstancias:

a) No hubiera recibido por parte de los administradores (gerencia) documentación váli-


da y suficiente que acredite la justificación acerca del origen de los fondos u otros bie-
nes exteriorizados en el marco de la Ley de blanqueo de capitales,

b) no hubiera podido satisfacerse de ello por otros medios, y

c) tampoco hubiera recibido de parte de los directores, una justificación por escrito
acerca del origen de los fondos que le resulte válida y suficiente.

El deber de informar una operación inusual o sospechosa se producirá dentro de las 48


horas a partir de que el proceso de auditoría se haya completado y emitido el corres-
pondiente informe.

Pregunta 10: ¿Un auditor o síndico, que hubiese actuado en un sujeto que se acoja a
la regularización prevista en la Ley de Blanqueo y que no haya presentado un ROS, po-
dría ser requerido por la UIF a brindar información, en el caso que su cliente haya sido
informado por otro sujeto obligado a informar, de los que se encuentran previstos en
el artículo 20 de la Ley de Lavado de Dinero?

Respuesta: Si la UIF determinara que el o los informes recibidos de otros sujetos obli-
gados a informar tiene suficiente entidad, podría requerir al auditor o síndico que
aporte información respecto al caso en particular. Esta facultad otorgada por la Ley de
Lavado de Dinero y sus reglamentaciones, es reafirmada por el artículo 40 de la Ley
de Blanqueo y por el artículo 65 de la Resolución General 2537 que la reglamenta.

30
C.P.C.E.C.A.B.A COMISION DE JOVENES PROFESIONALES
.

Sub – Comisión Impositiva, Previsional, Contable y Societaria

Pregunta 11: En el supuesto de la pregunta anterior, ¿cuál sería la actitud a seguir


por los profesionales involucrados si el organismo les requiriese información sobre el
caso?

Respuesta: El profesional deberá justificar el criterio adoptado para concluir en que


no correspondía la emisión de un ROS. Los procedimientos aplicados para cumplimen-
tar las obligaciones impuestas por la Ley de Lavado de Dinero, el decreto reglamenta-
rio y la Resolución 3/04 de la UIF y en su caso la Resolución 311/05 de la FACPCE debe-
rán estar reflejados en sus papeles de trabajo.

Bibliografía

Dr. Bruno M. Tondini, “Blanqueo de Capitales y Lavado de Dinero: su concepto, historia


y aspectos operativos”, publicado en www.caei.com.ar –

FACPCE, Informe técnico sobre “Ley de Blanqueo” y “Ley de Lavado de Dinero” y sus
implicancias en la labor del auditor y síndico societario, 27 de febrero de 2009.

31

Похожие интересы