Вы находитесь на странице: 1из 13

CAPITULO 2

METODOS DE CAMPO

Especialmente a partir de la década de 1950, los antropólogos han investigado los estilos de vida
contemporáneos, incluidos los problemas urbanos y los contrastes sociales en Norteamérica. Aquí
vemos el encuentro entre ricos y pobres -turistas y gente sin hogar intercambian una incómoda
mirada en la línea de playa flanqueada de palmeras de Santa Bárbara, Calífornia.

ETNOGRAFIA: UNA ESTRATEGIA


DISTINTIVA DE LA ANTROPOLOGIA
TECNICAS ETNOGRAFICAS
Observación
Observación participante
Conversación, entrevistas y cuestionarios DIFERENCIAS ENTRE LA ENCUESTA
El método genealógico Y LA ETNOGRAFIA
Informantes privilegiados
Historias de vida
Emic y etic INVESTIGACION ANTROPOLOGICA
Etnografía centrada en el estudio de problemas EN LAS SOCIEDADES COMPLEJAS
concretos Antropología urbana
Investigación longitudinal Antropología en las sociedades complejas
La antropología se diferencia de otras disciplinas que meta holista, los etnógrafos adoptan una estrategia
estudian a los seres humanos porque es comparativa, de libre acción para la recolección de sus datos. Se
holística y global. Los antropólogos estudian la bio- desplazan de un lugar a otro y de un sujeto a otro para
logía, el lenguaje y la cultura, el pasado y el presente, descubrir la totalidad y la interconexión de la vida
en sociedades antiguas y modernas. Este capítulo com- social.
para los métodos de campo de la antropología cul- La etnografía, al ampliar nuestro conocimiento del
tural con los de otras disciplinas de las ciencias alcance de la diversidad humana, proporciona una base
sociales. para las generalizaciones sobre el comportamiento
La antropología comenzó a separarse de la socio- humano y sobre la vida social. Los etnógrafos se sir-
logía al inicio del siglo xx. Los primeros estudiosos ven de técnicas variadas para componer un cuadro de
de la sociedad, como el académico francés Emile lo que, de otro modo, serían estilos de vida ajenos.
Durkheim, están entre los fundadores tanto de la an- Los antropólogos suelen emplear varias (raramente
tropología como de la sociología. Comparando la or- todas ellas) de las técnicas que se explican a conti-
ganización de las sociedades simples y las comple- nuación.
jas, Durkheim estudió las religiones de los aborígenes
australianos (Durkheim, 1912/1961), así como fenó-
menos de masas (como las tasas de suicidio) en las
naciones modernas (Durkheim, 1897/1951). Con el
tiempo, la antropología se especializaría en las pri- Las técnicas de campo características del etnógrafo
meras y la sociología en las últimas. son las siguientes:

l. Observación directa, de primera mano, del com-


ETNOGRAFIA: UNA ESTRATEGIA portamiento cotidiano, incluyendo la observa-
DISTINTIVA DE LA ANTRO PO LOGIA ción participante.
2. Conversaciones, unas veces más y otras veces
La antropología pasó a convertirse en un campo sepa- menos formales, que van desde la charla que
rado en la medida en que sus primeros profesionales contribuye a mantener la relación y ponerse al
trabajaban en las reservas indias norteamericanas o día de lo que pasa, hasta las entrevistas prolonga-
viajaban a tierras lejanas para estudiar pequeños gru- das, que pueden ser estructuradas o sin estruc-
pos de forrajeros o de agricultores. Este tipo de estu- turar.
dio personal y de primera mano de los asentamientos 3. Entrevista con cuestionario para asegurase de
locales se denomina etnograjia. Tradicionalmente, el disponer de información completa y compara-
proceso de convertirse en antropólogo cultural ha re- ble de todos los aspectos de interés del estudio.
querido una experiencia de trabajo de campo en otra 4. El método genealógico.
socieuau. Los p¡-imeros etnógrafos vivieron en socie- 5. Trabajo detallado con informantes clave sobre
dades de pequeña escala y relativamente aisladas, con aspectos determinados de la vida comunitaria.
tecnología y economías denominadas simples. 6. Entrevistas en profundidad, conducentes con
Así, la etnografía se fue configurando como una frecuencia a la recolección de historias de vida
estrategia de investigación en sociedades con una de determinadas personas.
mayor uniformidad cultural y una menor diferenciación 7. Estrategias de investigación emic (perspecti-
social de la que normalmente encontramos en los gran- va del actor) centradas sobre las creencias y
des y modernos países industriales. En estos asenta- percepciones locales (nativas), y enfoques etic
mientos no industriales, los etnógrafos tenían que (perspectiva del observador) que den priori-
enfrentarse a un menor número de formas de encul- dad a las percepciones y conclusiones del et-
turación para comprender la vida social. Los etnó- nógrafo.
grafos han intentado tradicionalmente la comprensión 8. Investigación centrada sobre temas o proble-
global de cualquier cultura ajena (o, siendo más rea- mas concretos de muy diversos tipos.
listas, lo más globalmente posible, dadas las limita- 9. Investigación longitudinal, el estudio continuado
ciones de tiempo y de percepción). Para alcanzar esta y a largo plazo de un área o un lugar.
Uno de los procedimientos característicos de la
etnografía es la observación participante, 10 que sig-
Losetnógrafos tienen que prestar atención a cientos nifica que tomamos parte en la vida de la comunidad
dedetalles de la vida cotidiana, a eventos estaciona- al tiempo que la estudiamos. En tanto que seres hu-
lesy a sucesos inusuales. Tienen que observar el com- manos, viviendo entre otros, no podemos ser obser-
portamiento individual y colectivo en situaciones di- vadores totalmente imparciales y distanciados. Ade-
versas y registrar lo que ven tal como lo ven. Las más, también tenemos que tomar parte en muchos de
cosas nunca vuelven a resultar tan extrañas como los hechos y procesos que estamos observando y tra-
durante los primeros días y semanas del trabajo de tando de comprender. Por ejemplo, durante los cator-
campo.Con el tiempo, el etnógrafo acaba por acos- ce meses que viví en Madagascar en 1966-1967, en
tumbrasey acepta como normales patrones cultura- muchas ocasiones observé y participé directamente
lesque inicialmente le eran ajenos. en la vida de los betsileo. Ayudé en la época de cose-
Muchos etnógrafos anotan sus impresiones en un cha, uniéndome a otras personas que se subían enci-
diario personal, que mantienen por separado de las ma de los montones -a fin de aplastar y compac-
notas de campo más formales. Más tarde, este regis- tar- apilando gavillas de espigas de arroz. Un mes
trode primeras impresiones ayudará a señalar algu- de septiembre compré un sudario de seda para la ce-
nosde los aspectos más fundamentales de la di versi- remonia de re-enterramiento de un antepasado del
dadcultural. Estos incluyen olores peculiares, ruidos poblado. Entré en el sepulcro del poblado y observé a
que hace la gente, cómo se cubren la boca cuando la gente envolver de nuevo amorosamente los huesos
comeny cómo miran a otros. Estos patrones, que son y la carne en descomposición de sus antepasados.
tanbásicos como para parecer casi triviales, forman Acompañé a los campesinos betsileo a la ciudad y al
parte de lo que Bronislaw Malinowski llamó «los mercado. Observé sus tratos con los foráneos y, en
imponderablesde la vida nativa y del comportamiento ocasiones, ofrecí mi ayuda cuando surgieron proble-
típico»(Malinowski, 1922/1961, pág. 20). Estas carac- mas.
terísticasde la cultura son tan fundamentales que los En Arembepe navegué por el Atlántico en senci-
nativoslas dan por sabidas. Son demasiado básicas, llos botes de vela con los pescadores brasileños. Hice
inclusopara hablar de ellas, pero el ojo no acostum- viajes en un vehículo todoterreno a la capital llevan-
bradodel antropólogo novato las percibe. A partir de do niños desnutridos, madres embarazadas y, en una
entoncesse sumergen en la familiaridad y se desva- ocasión, a una joven adolescente poseída por un es-
necenhacia la periferia de la consciencia. Este es el píritu. Todas estas personas necesitaban consultar
motivopor el que las impresiones iniciales son valio- especialistas fuera del pueblo. Bailé en las ocasiones
sasy deben ser registradas. En primer 1ugar, y sobre festivas de Arembepe, bebí libaciones de horrible sabor,
todo,los etnógrafos deben ser precisos observando, que conmemoraban nuevos nacimientos, y me con-
recogiendoe informando de lo que ven en el campo. vertí en padrino de una niña del pueblo. La mayoría
de los antropólogos tienen experiencias de campo si-
milares. La común humanidad del estudioso y de los
estudiados, el etnógrafo y la comunidad investigada,
hace inevitable la observación participante.
Lo etnógrafos no estudian animales en jaulas de
laboratorio.Los experimentos que los psicólogos rea-
lizancon palomas, pollos, conej illos de indias y ratas Conversación, entrevistas
sonmuy diferentes del proceder etnográfico. Los an- y cuestionarios
tropólogosno controlan sistemáticamente las recom-
pensas y castigos de los sujetos, ni su exposición a Participar en la vida local significa que los etnógra-
ciertosestímulos. Nuestros sujetos no son animales fos hablan constantemente con la gente y les pregun-
inhabla sino seres humanos. N o forma parte del pro- tan sobre lo que observan. A medida que aumenta su
cederetnográfico manipularlos, controlar sus entor- conocimiento de la lengua nativa, van entendiendo
nos o inducir experimentalmente ciertos comporta- más y mejor. Se dan varias etapas en el aprendizaje
mientos. de la misma. Primero la fase de nombrar, preguntan-
do nombre tras nombre de los objetos que nos ro- pueblo y nos ayudó a establecer una relación. Los
dean. Luego somos capaces de hacer preguntas más arembepeiros todavía hablan con cariño sobre cómo,
complejas y de entender las respuestas. Comenzamos hace tres décadas, nos interesamos lo suficiente por
a entender conversaciones sencillas entre la gente y, ellos como para visitar sus hogares y hacerles pre-
si nuestro dominio de la lengua llega lo suficiente- guntas. Esto nos situaba en una posición marcada-
mente lejos, con el tiempo, llegamos a ser capaces de mente opuesta a la de otros foráneos que los arembe-
comprender las veloces discusiones públicas y las peiros habían conocido y que los habían considerado
conversaciones en grupo. La oratoria especial propia demasiado pobres y atrasados como para tomarles en
de los hechos políticos y de las ocasiones ceremonia- seno.
les o rituales suele contener liturgias, conjuntar se- Sin embargo, como en otras encuestas, nuestras
cuencias formales de palabras y acciones que pode- entrevistas con cuestionario recogieron una informa-
mos recoger para su posterior análisis con un experto ción cuantificable comparable. Esto nos proporcionó
local. una base para evaluar patrones y excepciones de la
Una técnica de recogida de datos que he utilizado vida del pueblo. Nuestras visitas a las casas también
tanto en Arembepe como en Madagascar consiste en nos dieron la oportunidad de hacer entrevistas informa-
una encuesta que incluye una entrevista dirigida. les y en profundidad. Nuestros cuestionarios incluían
En 1964, mis compañeros de trabajo de campo y yo un núcleo de preguntas que se hacían a todos por igual:
intentamos completar una entrevista con cuestiona- No obstante, durante las entrevistas surgieron con fre-
rio en todos y cada uno de los 160 hogares de Arem- cuencia algunas cuestiones laterales interesantes.
bepe. Entramos en casi todas las casas (menos del Luego, seguiríamos estos cabos sueltos en muchos
5 por 100 rehusó participar) para hacer una serie de sentidos de la vida comunitaria. Por ejemplo, una mujer,
preguntas de un formulario escrito. una comadrona, se convirtió en la «informante privi-
Como resultado de ello, obtuvimos un censo y una legiada» a la que más tarde consultábamos cuando
información básica sobre el pueblo. Anotamos el nom- queríamos obtener información detallada sobre naci-
bre, edad y sexo de cada miembro del grupo de resi- mientos locales. Otra mujer había hecho un novicia-
dencia. Recogimos datos sobre el tipo de familia, el do en una casa de culto afro-brasileño (candomblé)
partido político, la religión, trabajo actual y anterior, en la ciudad. Todavía iba allí con regularidad para
ingresos, gastos, dieta, posesiones y muchos otros estudiar, bailar y ser poseída. Fue nuestra experta en
elementos en nuestro formulario de ocho páginas. candomblé.
Aunque estábamos haciendo una encuesta, nues- De este modo, nuestra entrevista con cuestionario
tro enfoque difería del diseño rutinario de encuesta nos proporcionó una estructura marco que nos orien-
utilizado por los sociólogos y otros científicos socia- taba, pero no nos confinaba en nuestra investigación.
les que trabajan en los grandes y populosos países Ello permitió que nuestra etnografía fuese tanto cuan-
industriales. Esa encuesta, de la que luego tratare- titativa como cualitativa. La parte cuantitativa era la
mos, implica un muestreo (la elección de un grupo de información básica obtenida, que luego analizamos
estudio pequeño y manejable de entre una población estadísticamente. La dimensión cualitativa vino de
más amplia) y una recogida impersonal de datos. Por nuestras preguntas en profundidad, discusiones abier-
el contrario, nosotros intentamos hacer la entrevista tas, pausas para el cotilleo y trabajo con informantes
en todos los hogares de la comunidad que estábamos privilegiados.
estudiando (es decir, tener una muestra total). Utili-
zamos una guía más que un cuestionario. Con la en-
trevista con cuestionario, el etnógrafo habla cara a
cara con sus informantes, hace preguntas y anota las
respuestas. Los otros procedimientos de cuestiona- Otra técnica etnográfica es el método genealógico.
rio tienden a ser más indirectos e impersonales; con Los primeros etnógrafos desarrollaron la anotación
frecuencia es el propio encuestado el que rellena el genealógica para tratar los principios de parentesco,
formulario. filiación y matrimonio, que son los ladrillos de la cons-
Nuestra meta de obtener una muestra total nos trucción social en las culturas no industriales. En la
permitió contactar con casi todas las personas del Norteamérica contemporánea, la mayoría de los con-
tactos fuera del hogar son con personas no emparen- que los casamientos estratégicos entre pueblos, tri-
tadas. Sin embargo, la gente de las culturas no indus- bus y clanes generan alianzas políticas.
triales pasa sus vidas casi exclusivamente entre pa-
rientes. Los antropólogos tienen que recoger datos
genealógicos para reconstruir la historia y entender
las relaciones actuales. En las sociedades sin un go-
biemo centralizado, estos vínculos resultan fundamen- En todas las comunidades hay personas que por acci-
tales para la vida social y para la organización políti- dente, experiencia, talento o preparación pueden pro-
ca. Los antropólogos clasifican estas sociedades como porcionar la información más completa o útil sobre
basadas en el parentesco. Todos están emparenta- aspectos particulares de la vida; se trata de los infor-
dos y pasan la mayor parte de su tiempo entre sí, y las mantes privilegiados. En Ivato, el poblado betsileo
normas de comportamiento propias de cada relación en el que pasé la mayor parte de mi tiempo, un hom-
de parentesco en particular son fundamentales en la bre llamado Rakoto resultó un informante particular-
vida cotidiana. El matrimonio es también crucial en mente bueno sobre la historia local. Sin embargo,
la organización de las sociedades no industriales por- cuando le pedí que trabajara conmigo en la elabora-
ción de una genealogía de las cincuenta o sesenta
personas enterradas en el sepulcro del poblado, lla-
mó a su primo Tuesdaysfather, quien sabía más sobre
este tema. Este había sobrevivido a una epidemia de
gripe española que asoló Madagascar, junto a casi el
resto del mundo, allá por 1919. Inmune a la enferme-
dad, a Tuesdaysfather le correspondió la macabra ta-
rea de enterrar a sus parientes a medida que morían.
De este modo, guardó el recuerdo de todos los ente-
rrados en el sepulcro local. El me ayudó con la ge-
nealogía, mientras que Rakoto añadía detalles perso-
nales sobre los vecinos fallecidos.

Tanto en las sociedades no industriales como en la


nuestra, las personalidades individuales, los intereses
y las habilidades de sus miembros son muy variadas.
Algunas personas muestran más interés por el trabajo
del etnógrafo y resultan de más ayuda, más intere-
santes y de trato más agradable que otras. Los antropó-
logos, al igual que cuando están en su propio entorno,
también tienen sus preferencias, gustos y rechazos
en el campo. Con frecuencia, cuando se encuentra a
alguien que nos parece inusual mente interesante, se
recoge su historia de vida. Esta recogida de las expe-
riencias de toda una vida proporciona un retrato cultural
más íntimo y personal de lo que sería posible obtener
por otros medios. Las historias de vida nos revelan
Todas las comunidades tienen informantes privilegiados, cómo perciben, reaccionan y contribuyen a cambios
nativos que pueden proporcionar la mejor información
que afectan a sus vidas determinadas personas con-
sobre áreas particulares de la vida local. Aquí, la
investigadora recoge datos sobre folelor de un informante cretas. Estos informes pueden ilustrar la diversidad
privilegiado. existente dentro de una comunidad, puesto que el en-
foque consiste en cómo diferentes personas interpre- comportamiento. Esto es tan verdad acerca de los
tan y se enfrentan a algunos problemas comunes. europeos o los norteamericanos como de otras gentes
de cualquier otra sociedad. Para describir e interpre-
tar la cultura, los etnógrafos deben reconocer los seso
gos a que les somete su propia cultura, tanto como
los de aquellos a quienes estudian.
Los antropólogos han hecho uso de dos enfoques para
el estudio de las culturas, emic (perspectiva del ac-
tor) y etic (perspectiva del observador). Un enfoque Etnografía centrada en el estudio
emic fomenta la visión de los nativos, cómo piensan de problemas concretos
ellos (o de un nativo en el caso de una historia de
vida). ¿Cómo perciben y categorizan el mundo? ¿Cuá- Aunque los antropólogos están interesados en el con·
les son sus normas de comportamiento y de pensamien- texto global del comportamiento humano, resulta im·
to? ¿Qué tiene sentido para ellos? ¿Cómo se imagi- posible estudiarlo todo, y la investigación de campo
nan y explican las cosas? El antropólogo busca el suele dirigirse hacia cuestiones específicas. La ma·
«punto de vista nativo» y se apoya en los portadores yoría de los etnógrafos llegan al campo para investi-
de la cultura -los actores- para determinar si algo gar Wl pmbJ~ma {;oncreto y recagerr d¡¡to$' snOreva:
de io que hacen, dicen o piensan es significativo. riables consideradas relevantes para su comprensión.
Sin embargo, los nativos no son científicos. Pue- y las respuestas de los informantes no son la única
den pensar que los espíritus causan enfermedades que fuente de datos. También se recoge información acerca
en realidad se deben a los gérmenes. Pueden creer a de factores como la densidad de población, la calidad
los líderes políticos que les dicen que los misiles son medioambiental, el clima, la geografía física, la dieta
un medio para mantener la paz. El enfoque etic (pers- y el uso de la tierra. A veces, esto implica tener que
pectiva del observador) cambia el foco de la investi- realizar los recuentos o las mediciones uno mismo
gación de las categorías, expresiones e interpretacio- -de la cantidad de lluvia, la temperatura, los cam·
nes nativas a las del antropólogo. Reconoce que los pos de cultivo, sus rendimientos, cantidades en las
actores suelen estar demasiado implicados en lo que dietas, o distribución del tiempo (Bailey, 1990; Jonh·
hacen como para interpretar sus culturas de modo son, 1978). También suele suponer la consulta de los
imparcial. El etnógrafo etic le otorga más peso a lo archivos o datos gubernamentales.
que él o ella (el observador) percibe y considera im- La información que interesa a los etnógrafos nose
portante. En tanto que científico, el antropólogo debe limita a lo que los informantes digan o puedan decir·
intentar aportar un punto de vista objetivo y global al nos. Por más que esto sea significativo, no podemo
estudio de otras culturas. Por supuesto, el antropólo- depender ni de la observación participante ni de las
go, como cualquier otro científico, es también un ser entrevistas en profundidad. En un mundo cada vez
humano con sus filtros cuLturafes que ímpíden la ob- más interconectado, los informantes locales carecen
jetividad completa. Como en otras ciencias, una pre- de conocimientos sobre muchos factores (regionale~
paración adecuada puede reducir, aunque no elimi- nacionales e internacionales) que afectan a sus vidas.
nar totalmente, el sesgo del observador. No obstante, Pueden estar tan engañados como nosotros mismos
los antropólogos son instruidos para comparar el com- por el ejercicio del poder desde los centros regiona·
portamiento entre sociedades diferentes. les, nacionales e internacionales.
En la práctica, la mayoría de los antropólogos com-
binan las estrategias emic y etic en su trabajo de campo.
Las afirmaciones, percepciones y opiniones nativas
ayudan a los etnógrafos a entender cómo funcionan
las culturas. Las creencias nativas son también inte- En la actualidad la geografía limita menos a los al!-
resantes y valiosas por sí mismas y ensanchan la vi- tropólogos de lo que lo hacía en el pasado, cuando
sión que el antropólogo tiene del mundo. Sin embar- podía costar meses llegar al lugar del trabajo de cam-
go, con frecuencia los nativos no admiten, o incluso po y las visitas posteriores eran raras. Los nuevos
no reconocen, ciertas causas y consecuencias de su sistemas de transporte permiten a los antropólogos
ampliar el área de su investigación y regresar en re- como no. Los científicos sociales zambios que han
petidas ocasiones. Ahora, los informes etnográfi- trabajado en el distrito aportan también sus visiones
co incluyen de modo rutinario datos de dos o más desde dentro acerca de los cambios que tienen lugar.
e tancias en el campo. La investigación longitudi- Mientras se continúa la recogida de datos básicos
nal consiste en el estudio a largo plazo de una comu- sobre comunidades e individuos, han surgido de for-
nidad, región, sociedad, cultura, o cualquier otra uni- ma sucesiva diferentes cuestiones. Al principio, el
dad, basado generalmente en repetidas visitas. Un estudio se centraba en el impacto de una gran presa
ejemplo de tal investigación es el estudio longitudi- hidroeléctrica que inundaba gran parte de la llanura
nal de la interacción de las fuerzas sociales y econó- del río Zambeze y obligaba a las gentes de Gwembe
micas en el distrito de Gwembe, en Zambia. Este es- a un real ajamiento forzoso. Sin embargo, la presa tam-
tudio, planificado en 1956 por Elizabeth Col son y bién fomentó la construcción de carreteras, así como
Thayer Scudder como un proyecto longitudinal, con- otras actividades que pusieron a las gentes de Gwem-
tinúa con Colson, Scudder y sus asociados de diver- be en más estrecho contacto con el resto de Zambia
a nacionalidades. El proyecto de investigación de (Col son, 1971; Scudder, 1972; Scuder y Habarad,
Gwembe es tanto longitudinal (multitemporal) como 1991).
multilocal (teniendo en consideración varias locali- Hacia finales de la década de 1960 la educación
dades), ya que ninguna localidad o poblado podía re- se había convertido en una de las principales preocu-
presentar adecuadamente la diversidad de Gwembe paciones en Gwembe y jugaba un papel importante
(Colson y Scudder, 1975; Scudder y Colson, 1980). en los cambios que estaban teniendo lugar. De acuer-
Durante cuatro décadas se ha seguido de cerca el de- do con ello, Scudder y Col son (1980) diseñaron una
sarrollo de cuatro poblaciones emplazadas en áreas investigación para analizar el papel de la educación
diferentes. Unos censos periódicos de las mismas en la provisión de acceso a nuevas oportunidades y
(\956-1957,1962-1963,1965,1972-1973,1981-1982 en el incremento de la diferenciación social dentro
Y 1987-1988) proporcionan datos básicos sobre la del distrito y en el país. Al mismo tiempo, resultaba
población, la economía y otras variables elegidas para evidente que el consumo de alcohol era un problema
eguir los cambios en el parentesco y en el comporta- creciente. Un tercer gran estudio analizó el papel de
miento religioso. Se ha seguido y entrevistado (cuando los cambios en mercados, transportes y la exposición
ha ido posible) a la gente censada que ha emigrado a los valores urbanos en la transformación de la pro-
para ver cómo les ha ido comparativamente con aque- ducción doméstica debebidas y un cambio radical en
llo que se han quedado. La información sobre emi- los patrones del beber (Colson y Scudder, 1988).
gración laboral, visitas entre campo y ciudad y otra
erie de vínculos muestran hasta qué punto lo rural y
lo urbano pertenecen a un único sistema.
Los ayudantes zambios han llevado un registro de
lo hechos locales y sobre alimentos comprados y A medida que los antropólogos han ido trabajando
consumidos. De las notas de campo es posible re- cada vez más en sociedades de gran escala, han desa-
con truir los precios de diferentes periodos. Los cam- rrollado formas innovadoras de aunar la etnografía y
bio en la preferencia de unos u otros productos están la encuesta (Fricke, 1986). Antes de tratar sobre tales
documentados por las listas de compra proporciona- combinaciones de métodos de campo, tengo que des-
da por los vecinos. Las notas de campo contienen cribir la encuesta y las principales diferencias entre
también observaciones sobre el recurso a los tribuna- ésta y la etnografía tal como se ha practicado tradicio-
le • la asistencia a reuniones locales y de distrito, a nalmente. Habiendo trabajado principalmente en países
rvicios religiosos, funerales y ceremonias. populosos y grandes, los sociólogos, psicólogos so-
E ta información se complementa con entrevistas ciales, politólogos y economistas han refinado el di-
a comerciantes y funcionarios, trabajadores cuali- seño de la encuesta, lo que incluye el muestreo, la
ficados, líderes políticos y a extranjeros que trabajan recogida impersonal de datos y el análisis estadísti-
para misiones religiosas y organizaciones no guber- co. La encuesta suele tomar una muestra (un grupo
namentales (ONG). Se han consultado también fuen- de estudio manejable) de entre una población mucho
te gubernamentales y de otro tipo, tanto publicadas más amplia. Mediante el estudio de una muestra re-
El antropólogo polaco Bronislaw Ma- nas. La autoridad de los etnógrafos ficados que los nativos «leen» cons-
linowski (1884-1942), que pasó la ma- procedía -tanto de su papel como tantemente y que los etnógrafos tienen
yor parte de su vida profesional en In- científicos como de ser las voces del que descifrar. Según Geertz, los an-
glaterra, suele ser considerado el padre «nativo» o del «otro»- del hecho de tropólogos pueden elegir cualquier as-
de la etnografía. Como la mayoría de su experiencia personal. pecto de la cultura que les interese,
los antropólogos de su tiempo, Ma- Malinowski escribió etnografías hacerse con los detalles y elaborarlo
linowski hizo etnografía de los sal- funcionalistas, guiado por la asunción para informar a sus lectores sobre
vajes, en la creencia de que la tarea de que todos los aspectos de la cultura los significados en aquella cultura. Las
del etnógrafo es estudiar y documentar están vinculados (unos son funciones formas simbólicas públicas portan
la diversidad cultural amenazada por de otros). Una etnografía funcionalista los significados, incluidos las palabras,
la occidentalización. Los primeros in- comienza con cualquier aspecto de la los rituales y las costumbres. Según
formes etnográficos (etnografias), in- cultura, como una expedición náutica la visión interpretativa, el entendimien-
cluida la obra clásica de Malinowski de las Islas Trobriand. Entonces, el to transcultural surge a través de «diá-
Los Argonautas del Pacífico Occiden- etnógrafo sigue los nexos entre ese logos» entre los nativos, el antropólo-
tal (1922/1961), eran similares a los punto de entrada y otras áreas de la go y el lector, todos ellos parte de la
relatos anteriores de exploradores y cultura, como la magia, la religión, los conversación.
viajeros que describían el descubri- mitos, el parentesco y el comercio. Las Una tendencia actual en la escri-
miento por parte del autor de pueblos etnografías contemporáneas tienden a tura etnográfica es cuestionar los fines,
y lugares desconocidos. Sin embar- ser menos inclusivas, centrándose en métodos y estilos tradicionales, inclui-
go, las intenciones científicas de las temas particulares, como el parentes- da la etnografía de los salvajes y el
etnografías las sitúan aparte de los li- co o la religión. realismo etnográfico (Marcus y Cush-
bros de los exploradores y de los afi- Según Malinowski, una primera man, 1982; Clifford, 1982, 1988). Mar-
cionados. tarea del etnógrafo es «captar el pun- cus y Fischer argumentan que la an-
El estilo que dominaba las etnogra- to de vista del nativo, su relación con tropología ha alcanzado «un momento
fías «clásicas» era el realismo etno- la vida, comprender su visión de su experimental». La experimentación es
gráfico. La meta del autor era presentar mundo» (1922/1961, pág. 25, cursi- necesaria porque todos los pueblos y
un informe preciso, objetivo y cientí- vas de Malinowski). Desde la década culturas ya han sido «descubiertos» y
fico de una forma de vida diferente, de 1970, la antropología interpreta- ahora tienen que ser «redescubiertos ...
escrito por alguien que tenía un cono- tiva ha asumido la tarea de describir e en circunstancias históricas cambian-
cimiento de primera mano. Este co- interpretar aquello que tiene sentido tes» (1986, pág. 24).
nocimiento provenía de una «aventura para los nativos. Los interpretativis- Estos antropólogos experimentales
etnográfica» que implicaba la inmer- tas como Clifford Geertz (1973) ven reconocen que las etnografías son tra-
sión en una lengua y una cultura aje- las culturas como textos, con signi- bajos artísticos al mismo tiempo que

presentativa y adecuadamente seleccionada, los cien- sonalmente los propios investigadores. En ocasiones,
tíficos sociales pueden hacer inferencias precisas so- tras una reunión inicial, se les pide a los encuestados
bre la población más amplia. que rellenen un cuestionario. En otros casos, los in-
En las sociedades de más pequeña escala, los et- vestigadores envían por correo cuestionarios impresos
nógrafos llegan a conocer a la mayoría de las perso- a los miembros de una muestra elegida al azar o cuentan
nas, pero, dado el mayor tamaño y complejidad de un con estudiantes graduados para entrevistarles o tele-
país, no puede evitarse que la encuesta sea más im- fonearles. (En una muestra aleatoria o al azar, todos
personal. Los investigadores que utilizan la encuesta los miembros de la población tienen la misma proba-
llaman encuestados a las personas que estudian. (Los bilidad estadística de ser elegidos por inclusión. Una
etnógrafos trabajan con informantes.) Los encuesta- muestra al azar se elige mediante procedimientos alea-
dos son las personas que contestan a las preguntas de torios, como tablas de números aleatorios, que pue-
una encuesta y a las que sólo a veces entrevistan per- den encontrarse en muchos textos de estadística.)
científicos. Los textos etnográficos tal. El etnógrafo debe adoptar algunas dI'Oidealizado la ponen los ocasiona-
on creaciones literarias en las que el de las convenciones de la novela, in- les comentarios del autor sobre comer-
etnógrafo,como mediador, comunica cluida la narración en primera perso- ciantes o misioneros, sugiriendo que
informaciónde los «nativos» a los lec- na, las conversaciones, los diálogos y en realidad los nativos eran ya parte
tore . Algunasetnografias experimen- el humor. del sistema mundial.
tale recientesson «dialogísticas», pre- Marcus y Fischer (1986) nos pre- Ahora los antropólogos reconocen
entando la información como un vienen de que el deseo de ser per- que el presente etnográfico es más bien
diálogoentre el antropólogo y uno o sonales puede exagerarse hasta el punto una construcción romántica e irreal.
másinformantesnativos (por ejemplo, del exhibicionismo. No obstante, las Las culturas han estado en contacto
Dwyer1982).Estos trabajos atraen la etnografías experimentales, haciendo -y han estado cambiando- a lo lar-
atenciónsobre las formas en las que los uso de nuevas formas de mostrar lo go de la historia. La mayoría de las
etnógrafos,y por extensión sus lecto- que significa ser samoano o brasi- culturas nativas habían tenido, alme-
re , se comunican con otras culturas. leño, pueden transmitir al lector una nos, un gran encuentro con extranjeros
Los etnógrafos interpretan y me- comprensión más rica y compleja de antes de que apareciera un antropólo-
dian entre culturas de dos maneras. la experiencia humana. El resultado go en su camino. Igualmente, la ma-
Duranteel trabajo de campo tienen que puede ser que se convenza a los lec- yoría de ellas ya había sido incorpo-
hacerla interpretación de las catego- tores de que la cultura es más impor- rada de algún modo en naciones-estado
ría nativas a las suyas, y, al escribir, tante de lo que, de otro modo, pudie- o sistemas coloniales.
tienenque interpretarpara sus lectores. ran pensar. Las etnografías clásicas descuida-
o obstante,algunas etnografías dia- Los escritores etnográficos recien- ban la historia, la política y el sistema
logísticashan sido criticadas por ser tes también han intentado corregir la mundial, pero las contemporáneas sue-
demasiadoconfesionales, dedicando deficiencia de atemporalidad román- len reconocer que las culturas cambian
demasiadotiempo al antropólogo y tica que resulta obvia en los clásicos. constantemente y que un informe etno-
muypoco a los nativos y su cultura. La idea del presente etnográfico es- gráfico hace referencia a un momento
Laetnografiadialogística es un gé- taba vinculada a la etnografía de los concreto. Una tendencia actual en la
nero dentro de una categoría expe- salvajes -el periodo anterior a la etnografía consiste en prestar atención
rimentalmás amplia -la etnografia occidentalización, cuando florecía a las formas en las que las ideas cul-
r~flexiva. Aquí, el etnógrafo-escritor la «verdadera» cultura nativa. Esta no- turales sirven a intereses políticos y
pone los sentimientos y reacciones ción da a las etnografías clásicas una económicos. Otra tendencia es des-
per onales de su situación en el cam- calidad de eternidad atemporal. Las cribir cómo ciertos «nativos» concre-
po directamente en el texto. En los culturas que se describen parecen tos participan en procesos históricos,
informesreflexivos hay una estrate- congeladas en el presente etnográfi- políticos y económicos más amplios
giaprominentede escritura experimen- co. La única nota chilTiante en este cua- (Shostak, 1981).

Cualquier persona criada en la Comunidad Euro- características (variables -atributos que varían en-
peao en los Estados Unidos o Canadá ha oído alguna tre los miembros de una muestra o población) influ-
ez hablar del muestreo. Probablemente, el ejemplo yen en las decisiones políticas.
másfamiliar es el utilizado para predecir los resulta- Debemos distinguir entre una variable indepen-
do de las campañas políticas. Los medios de comu- diente (produce un efecto sobre otra variable) y una
nicaciónde masas contratan agencias para que hagan variable dependiente (la variable afectada, que ha
timaciones de resultados y éstas realizan sondeos a de ser predicha o explicada). La primera funciona
la salida de las mesas electorales para saber qué tipo por separado o conjuntamente afectando a la segun-
de persona votaron a qué candidatos (Cuadro 2.1). da. Por ejemplo, en la predicción del «riesgo de ata-
Duranteel muestreo, los investigadores recogen in- que cardíaco» (variable dependiente), las variables
fonnación sobre la edad, sexo, religión, ocupación, independientes incluyen sexo, edad, historial fami-
ingresosy preferencias políticas. Es sabido que estas liar, peso, presión sanguínea, colesterol, ejercicio y
ser fumador. Cada una contribuye por separado al Las encuestas son indispensables en el estudio de países
riesgo de ataque cardíaco y unas tienen más impacto grandes y populosos en los que tenemos que prestar
que otras. Sin embargo, las variables independientes especial atención a la variación.
también actúan conjuntamente. Alguien con muchos Las sociedades más complejas tienen roles especia-
«factores de riesgo» (en especial con los más signifi- lizados que se basan en la edad, las profesiones, la
cativos) corre más peligro de sufrir un ataque cardía- clase social y muchas otras variables, además del sexo.
co que alguien con pocos. El número de las que influyen en la identidad y en el
En ciencias sociales, las variables independientes comportamiento sociales se incrementa con, y puede
nos ayudan a adivinar cómo piensa, siente y se com- considerarse una medida de, la complejidad social.
porta la gente. El sexo, por ejemplo, es una variable Son muchas más las variables que afectan a la identi-
dependiente útil en la predicción de afiliación a par- dad, las experiencias y las actividades sociales en un
tidos políticos y emisión de voto. Son más las muje- país moderno que en el caso de las pequeñas comuni-
res que los hombres que en los Estados Unidos se dades y los entornas locales en los que se desarrolló
definen como demócratas, y tienden a votar candida- la etnografía. En los Estados Unidos de hoy y en la
tos de ese partido más que los varones (Cuadro 2.1). Europa contemporánea se contarían por cientos los
factores que influyen en el comportamiento y las ac-
titudes sociales. Estas variables independientes inclu-
yen nuestra religión, la región del país donde crecimos;
Cuadro 2.1. Indicadores sociales y voto en
las elecciones presidenciales norteamericanas
si procedemos de un pueblo, de un suburbio o del
de 1992. Estos datos fueron recogidos a la salida centro de una ciudad; y de las profesiones de nuestros
de las mesas electorales por Voter Reseach padres, orígenes étnicos y nivel de ingresos.
and Surveys mediante cuestionarios escritos rellenados
por 15.490 votantes que salian de
300 mesas electorales en todo el pais el día
de las elecciones de 1992. DIFERENCIAS ENTRE LA ENCUESTA
Y LA ETNOGRAFIA
PORCENTAJE DE VOTOS
Existen varias diferencias entre la investigación me-
Global diante la encuesta y la etnografía:
por categoría socíal Clinton Bush Perot
(elegidos) 43 38 19 l.En las investigaciones con encuestas el objeto
de estudio suele ser una muestra elegida (al
Hombres 41 38 21
azar o de otro modo) por el investigador. Nor-
Mujeres 46 37 17
Blancos 39 41 20 malmente, los etnógrafos estudjan comunida·
Negros 82 11 7 des funcionando y tomadas globalmente.
Hispanos 62 25 14 2. Los etnógrafos realizan trabajo de campo de
Asiáticos 29 55 16 primera mano, estableciendo una relación di-
Casados 40 40 20 recta con la gente que estudian. Se esfuerzan
o casados 49 33 18 por entablar relación, una buena y amistosa
18-29 años 44 34 22 relación de trabajo basada en el contacto per-
60 años y mayores 50 38 12 sonal con los informantes. Con frecuencia, los
Protestantes blancos 33 46 21 investigadores que hacen uso de la encuesta
Católicos 44 36 20 no tienen contacto personal con los encuesta-
Judíos 78 12 10
dos. Suelen contratar ayudantes para entrevis-
Sindicato doméstico 55 24 21
tar por teléfono o para pedir a los encuestados
Del Este 47 35 18
Del Medio-Oeste que rellenen un formulario impreso.
42 37 21
Del Sur 42 43 16 3. Los etnógrafos llegan a conocer a sus infor-
Del Oeste 44 34 22 mantes y suelen interesarse por todos los as-
pectos de sus vidas. A menudo, las encuestas
Fuente: The New York Times, 5 de noviembre de 1992, pág. 89. se centran en un reducido número de variables,
tales como las que influyen en el voto, más países complejos. Mi estudio de Arembepe, una co-
que en la totalidad de las vidas de la gente. munidad rural en una región particular de un país ur-
4. Normalmente, quienes investigan con encues- banizado, nunca podría encapsular a Brasil como un
tas suelen trabajar en países modernos, donde todo. Por coniguiente, yo veía mi estudio de campo
la mayoría de la gente sabe leer y escribir, per- en Arembepe como parte de un programa de investi-
mitiéndose a los encuestados que rellenen sus gación más amplio y sólo era un etnógrafo entre mu-
propios cuestionarios. Es más probable que los chos, cada uno trabajando por separado en diferentes
etnógrafos estudien pueblos que no saben leer comunidades brasileñas. La comparación eventual de
y escribir. estos estudios ayudaría a revelar el grado de diversi-
5. Puesto que la encuesta está relacionada con gru- dad de Brasil.
pos grandes y diversos y con muestras y proba- Una forma de utilizar la etnografía en los países
bilidades, sus resultados tienen que ser anali- modernos es hacer una serie de estudios de comuni-
zados estadísticamente. Dado que las sociedades dad. Puede hacerse uso de estudios de campo en di-
que han estudiado tradicionalmente los antro- versos lugares de diferentes regiones como un mues-
pólogos son 'más pequeñas y menos diversas, treo de las diferentes economías, adaptaciones, grados
muchos etnógrafos no cuentan con una buena de participación en el mundo moderno y tendencias
preparación estadística. históricas. Sin embargo, ni siquiera un millar de co-
munidades rurales pueden constituir una muestra vá-
lida de la diversidad nacional. También tenemos que
INVESTIGACION ANTROPOLOGICA tomar en consideración la vida urbana y los contras-
EN lAS SOCIEDADES COMPLEJAS tes sociales ausentes en las pequeñas comunidades.
El grado de variación encontrado en cualquier país
Durante la Primera Guerra Mundial, Malinowski pasó hace que la encuesta sea una técnica de investigación
arios años estudiando a los isleños de las Trobriand. obligatoria.
En u ya clásica monografía etnográfica (un libro No obstante, puede utilizarse la etnografía para
basado en el trabajo de campo etnográfico), Los Ar- complementar y afinar la investigación mediante la
gonaulas del Pacífico Occidental, el autor describe encuesta. Los antropólogos pueden transferir las téc-
cómo «se instala» un etnógrafo en otra sociedad. Al nicas personales, directas, y basadas en la observa-
igual que la investigación de Malinowski en las Tro- ción propias de la etnografía, a grupos y redes sociales
briand, mi trabajo de campo en Arembepe se centra- de cualquier lugar. Una combinación de investigación
ba en una única comunidad como objeto de estudio con encuestas y de etnografía puede proporcionar
inten ivo. Pude llegar a conocer a todos y cada uno nuevas perspectivas sobre la vida en las sociedades
en Arembepe porque su población era pequeña y su complejas (sociedades grandes y populosas con es-
i tema social era sencillo. Sin embargo, al contrario tratificación social y gobiernos centralizados). Una
que las Trobriand, Arembepe no era una sociedad tri- etnografía preliminar puede ayudar también a desa-
bal, sino parte de un país grande, populoso y diverso. rrollar preguntas relevantes y cultural mente apropia-
La islas Trobriand son lo suficientemente pequeñas das para su inclusión en encuestas nacionales.
como para que un etnógrafo visite cada poblado.
alinowski pudo muy bien haber hablado con todos
lo trobriandeses, mientras que yo nunca podía espe-
rar visitar todas las comunidades brasileñas ni encon-
trarme con todos los brasileños. Una serie de estudios de pequeña comunidad en un
Malinowski utilizó su lugar de trabajo de campo país revelan las variaciones en la vida rural y de los
comobase para describir la sociedad trobriandesa como pueblos. Sin embargo, hay muchas más cosas en la
un todo. Los antropólogos han sido criticados por vida de un país que las pequeñas comunidades. Una
generalizar sobre una cultura sobre la base de la in- respuesta a este problema ha sido la antropología
e tigación de una única comunidad, una práctica que urbana; el estudio antropológico de las ciudades. Es-
e mucho más defendible para el caso de sociedades pecialmente a partir de la década de 1950, los antro-
de pequeña escala y homogéneas que para el caso de pólogos han investigado sistemáticamente problemas
y estilos de vida urbanos en los Estados Unidos, Ca- embargo, en las sociedades contemporáneas, comple-
nadá y en otros lugares. Una ilustración común de la mentan cada vez más las técnicas tradicionales con
antropología urbana es la práctica de que los estu- nuevos procedimientos, muchos de ellos tomados
diantes hagan trabajo de campo local como parte de prestados de la encuesta. Durante el estudio de la vida
un curso de antropología (asumiendo que la universi- urbana, los antropólogos modernos recogen rutinaria-
dad está en un contexto urbano). mente datos estadísticos. En cualquier sociedad com-
En mis propios cursos en Ann Arbor, Michigan, pleja, muchas variables independientes (indicadores
los estudiantes han hecho investigaciones sobre her- sociales) influyen en el comportamiento y las opiniones.
mandades, equipos y organizaciones del campus uni- Puesto que debemos ser capaces de detectar, medir y
versitario, y sobre la población local sin hogar. Otros comparar la influencia de los indicadores sociales,
estudiantes han observado sistemáticamente el com- muchos de los estudios antropológicos contemporá-
portamiento en lugares públicos como las pistas de- neos cuentan con una base estadística. Incluso en el
portivas, los restaurantes, los bares, los estadios de trabajo de campo rural, son cada vez más los antro-
fútbol, los mercados, los centros comerciales y las pólogos que toman muestras, recogen datos cuantita-
cA~I>~§. &{(t§ p'l'"ó'j'eetó'S" de ((á'J'ItróI'f6Ihgiá' fff6derna» ({vos y hacen uso d'e fa esta&stica para interpretarlos
utilizan técnicas antropológicas para interpretar y (véase Bernard, 1988). La investigación cuantifica-
analizar los medios de comunicación de masas. Los ble puede permitir una evaluación más precisa de di-
antropólogos han estado estudiando sus propias cul- ferencias y similitudes entre comunidades. El análi-
turas durante décadas, y en los Estados Unidos y Ca- sis estadístico puede apoyar y redondear un informe
nadá la investigación antropológica está cobrando más etnográfico sobre la vida social local.
auge cada día. (El Apéndice, «La cultura popular No obstante, en los mejores estudios se mantiene
norteamericana», contiene diversos ejemplos.) Don- el sello de la etnografía: los antropólogos entran en la
dequiera que haya comportamiento humano pautado, comunidad y llegan a conocer a la gente. Participan
hay molienda para el molino antropológico. en las actividades, redes sociales y en las asociacio-
nes locales tanto en la ciudad como en el campo.
Observan y experimentan las condiciones y proble-
Antropología en las sociedades mas sociales, así como los efectos de las políticas y
complejas programas nacionales sobre la vida local. Creo que el
método etnográfico y el énfasis en las relaciones pero
Los antropólogos pueden utilizar técnicas de campo sonales en la investigación social son valiosas apor-
como la observación participante y la recogida de datos taciones de la antropología al estudio de una socie-
de primera mano en cualquier entorno social. Sin dad compleja.

antropología urbana. El estudio antropológico de las encuesta. Procedimiento de investigación característi·


ciudades. co de los científicos sociales (excepto antropólogos). Es·
tudia la sociedad mediante el muestreo, el análisis esta-
basadas en el parentesco. Característica de muchas so-
dístico y la recogida impersonal de datos.
ciedades no industriales. Las personas pasan sus vidas casi
exclusivamente con sus parientes; los principios de paren- encuestados. Peronas objeto de la investigación socio-
tesco, filiación y matrimonio organizan la vida social. lógica; quienes responden a las preguntas de los cuestio-
cuestionario. Formulario (generalmente impreso) utili- narios y otras encuestas sociales.
zado por los sociólogos para obtener información compa-
entrevistas con cuestionario. Herramienta etnográfica
rable de los encuestados. Suele enviarse por correo y lo
para estructurar una entrevista formal. Se hace uso de un
rellenan los propios investigados con más frecuencia que
formulario (generalmente impreso o multicopiado) que sirve
el propio investigador.
de guía en las entrevistas con grupos domésticos o indivi-
emic. La estrategia de investigación que se centra en las duos que luego van a ser sistemáticamente comparados.
explicaciones y criterios de significación del nativo. Se diferencia del cuestionario normal en que el investiga-
dortiene aquí un contacto personal con los informantes y liturgias. Conjuntar secuencias formales o palabras y
e él mismo quien registra sus respuestas. acciones; común en eventos politicos y en rituales y cere-
monias.
tudio de comunidad. Método antropológico para es-
tudiar las sociedades complejas. Se estudian etnográfica- método genealógico. Procedimientos por los que los
mente las pequeñas comunidades como representativas (par- etnógrafos descubren y registran los vínculos de parentesco,
cialmente) de la cultura regional o de contrastes particulares filiación y matrimonio utilizando diagramas y símbolos.
en la vida nacional.
muestra. Un grupo de estudio más pequeño elegido para
dic. La estrategia de investigación que enfatiza el pun- representar a una población más amplia.
to de vi ta del observador más que las explicaciones, cate-
orías y criterios de significación de los nativos. muestra aleatoria (al azar). Aquella en la que todos
los miembros de la población tienen las mismas probabili-
ría de vida. De un informante; proporciona un retrato dades estadísticas de ser incluidos.
personal cultural de la existencia del cambio en una cultura.
sociedades complejas. Países; sociedades grandes y po-
formantes. Personas objeto de la investigación et- pulosas, con estratificación social y gobiernos centralizados.
gráfica; aquellos a quienes el etnógrafo llega a cono-
en u trabajo de campo y que le enseñan acerca de su variables. Atributos (por ejemplo, sexo, edad, altura, peso)
cultura. que difieren de una persona o caso y el siguiente.

ormante privilegiado. Persona experta en un aspec- variable dependiente. Cualquier variable a explicar o
concreto de la vida nativa. predecir.

estigación longitudinal. Estudio a largo plazo de una variables independientes. Factores (por ejemplo, sexo,
munidad, región, sociedad, cultura u otra unidad, gene- edad, religión) que ayudan a predecir otro comportamiento:
ralmente basado en visitas repetidas. variables dependientes (por ejemplo, votación, ocupación).