Вы находитесь на странице: 1из 452

Josep Cervelló y José Lull.

Recopilación por Flavio Orlando de los trabajos de Rosa Hernandez Mejía y Angélika Heckl.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

LECTURE 1.1.a

CUESTIONES PREVIAS: CRONOLOGÍA Y GEOGRAFÍA DE EGIPTO (1)

Vamos estudiar el lento y gradual proceso que condujo desde las primeras sociedades neolíticas del valle del Nilo hasta las primeras dinastías faraónicas. Es un proceso que tuvo lugar esencialmente en el 4to milenio antes de Cristo, al cual vamos a dedicar justamente esta primera semana del curso. Antes de entrar en materia, sin embargo, debemos abordar una serie de CUESTIONES PREVIAS, cuestiones de cronología y de geografía de Egipto.

PERIODIZACIÓN DE LA HISTORIA DE EGIPTO

Hay tres etapas centrales de la historia de Egipto: REINO ANTIGUO, REINO MEDIO Y REINO NUEVO.

En la nomenclatura de estas etapas hay dos tradiciones egiptológicas distintas, los ingleses y los italianos prefieren hablar de "kingdom" y "regno" respectivamente. En cambio los franceses y los alemanes prefieren hablar de "empire" y "reich".

La tradición egiptológica española, que es relativamente reciente, prefiere mayoritariamente el término "reino". ¿Por qué razón? Sencillamente porque un imperio siempre es un reino y, en cambio, un reino no necesariamente es un imperio. Y como de estas tres etapas centrales de la historia de Egipto sólo el reino nuevo puede considerarse realmente un imperio, parece más lógico retener la palabra reino.

Éstas tres etapas centrales están separadas por los llamados PERÍODOS INTERMEDIOS. El I Periodo Intermedio separa el Reino Antiguo y el Reino Medio. El II Periodo Intermedio separa el Reino Medio y el Reino Nuevo. El III Periodo Intermedio se desarrolla después del Reino Nuevo.

¿Por qué unas etapas se llaman Reinos y otras etapas se llaman Períodos Intermedios (con este término tan poco descriptivo)? La periodización histórica igual que la praxis histórica, en general, no es algo aséptico, algo objetivo, algo que venga dado de manera natural. Sino que es una construcción teórica y, por lo tanto, responde a un transfondo ideológico, tanto de la persona que elabora la periodización como del periodo de la época que a esa persona le ha tocado vivir. Estas etapas centrales de la historia de Egipto fueron definidas en la 2da mitad del siglo XIX. En un momento en que en Europa, la forma suprema, la forma superior de organización sociopolítica humana era el estado-nación. El estado-nación fuertemente centralizado, con una administración centralizada, monárquico normalmente y, eventualmente, en proceso de expansión territorial, era la época de los imperios coloniales. Estas características del estado-nación europeo moderno se proyectan indefectiblemente en las culturas del pasado, consciente o inconscientemente, entonces aquellas etapas de estas culturas del pasado que responden a estos patrones, que responden a estas características son consideradas las etapas centrales de las evoluciónes históricas de las culturas del pasado. Por eso a esas etapas centrales se las llama justamente así, Reinos o Imperios. Son etapas, por tanto, de fuerte centralización política. Son etapas, que en el caso de Egipto, significan una monarquía faraónica fuerte que controla todo el territorio de Egipto desde la primera catarata hasta el Mediterráneo sino, incluso, en algunas etapas un poco más. Son periodos, por tanto, de presencia de un Estado fuerte y centralizado.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

¿Qué son, en cambio, los períodos intermedios en el caso de la historia de Egipto? Pues son etapas justamente en que se verifica todo lo contrario. Son etapas de disgregación política. Son etapas en las que los dinastas locales asumen el poder en sus territorios, luchan entre ellos, muchas veces por la supremacía en una región determinada, y emprenden procesos de reunificación del país que son los que acaban culminando, al final de cada uno de los Periodos Intermedios en la nueva etapa de centralización política y de unificación. Por tanto el término del Periodo Intermedio en realidad es un término que se define por oposición a los reinos. Son términos definidos en negativo, un poco como sucede con el término de Edad Media en el caso de la historia europea.

Esta periodización, con estos 6 períodos centrales se va afinando con el tiempo y se añaden lo que se llaman las ÉPOCAS. Hay una época previa al Reino Antiguo, que es la Época Tinita, y 2 épocas posteriores al 3er periodo intermedio, que son la Baja Época y la Época Grecoromana.

Estos períodos, a su vez, se subdividen en lo que llamamos

DINASTÍAS

, siguiendo un término

propuesto, por primera vez, por un personaje llamado Manetón.

MANETÓN es un sacerdote egipcio originario de la ciudad de Sebennitos, en el delta, que en el siglo III a. C. escribe una obra titulada Aegyptíaka, en griego. ¿Por qué la escribe en griego? Porque es un encargo del segundo de los Ptolomeos, Ptolomeo II Filadelfo. Efectivamente, después de la desmembración del imperio de Alejandro, los distintos generales de Alejandro, se repartieron el imperio Macedonio, Egipto tocó a Ptolomeo. La dinastía de los Ptolomeos era, por tanto, una dinastía extranjera, era una dinastía de origen griego.

Y Ptolomeo II, que era un hombre culto, quiso conocer bien al pueblo que tenía que gobernar y para ello pidió

a Manetón, efectivamente, que le escribiera una historia de Egipto. Manetón entonces escribió estos

"Aegyptíaka", en 3 volúmenes. Obra que, sin embargo, por desgracia nuestra, se ha perdido. Ahora bien, poco después de que Manetón redactara los "Aegyptíaka" se elaboró un EPÍTOME de la obra de Manetón, es decir, un resumen. Un resumen que consiste en, básicamente, la serie de las dinastías, con los nombres de los reyes, los años de reinado de cada uno de ellos y algún acontecimiento cuando parecía oportuno registrarlo. De este epítome tenemos distintas versiones que nos llegan a través de los cronógrafos cristianos, en concreto de Julio Africano (en el siglo III d. C.), Eusebio de Cesarea (en el siglo IV) y Jorge Cincelo (un monje bizantino del siglo VIII). Gracias a estos extractos, a estas versiones del epítome de la obra de Manetón nosotros conocemos, el esqueleto, la esencia de la obra de los "Aegyptíaka" de Manetón.

Además del epítome transmitido por los cronógrafos cristianos poseemos un pasaje íntegro de la obra de Manetón. Concretamente aquel que corresponde a los hiksos. En efecto, en el siglo I d. C. un autor de origen judío, pero que escribió en latín, Flavio Josefo, en su obra contra Apionem quiso demostrar la antigüedad de los judíos, y para hacerlo entroncó la historia judía con la historia egipcia, puesto que los egipcios eran considerados la nación más antigua de la historia de la humanidad. Josefo consideró a los hiksos como los

judíos más antiguos. Y, en efecto, nosotros sabemos que los hiksos eran poblaciones semíticas, procedentes de

la franja sirio-palestina que se establecieron en el delta del Nilo y que acabaron haciéndose con el poder en

Egipto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Es muy probable que haya sufrido algún tipo de interpolación. De todos modos es el único fragmento de la obra de Manetón que podemos leer de forma completa. Esto nos permite, por lo tanto, conocer la subdivisión en dinastías que Manetón realizó.

¿Qué es una "dinastía" faraónica? Es importante que el término no nos confunda porque cuando hablamos de dinastía en términos de historia europea hablamos de una familia reinante. Una dinastía faraónica no es una familia reinante en primera instancia, puede serlo, por ejemplo si se trata de una dinastía extranjera, como los reyes etíopes o los reyes persas, estas son familias reinantes que conforman una dinastía. Pero, en general, el último rey de una dinastía egipcia autóctona, quiero decir, es el hermano, el padre o un pariente más o menos lejano del primer rey de la dinastía siguiente.

Entonces ¿cuando hablamos de dinastía exactamente a qué nos referimos? Nos referimos a una secuencia convencional de reyes que ha sido determinada en función de criterios distintos del familiar. Por ejemplo en función de la capital desde la cual esta dinastía gobierna o en función de un cambio en el ritual funerario. Por ejemplo, la dinastía XII es una dinastía que se caracteriza por haber reinado desde una capital específica, Itytauy. Y el paso de la dinastía III a la dinastía IV, el último rey de la dinastía III es el padre del primer rey de la dinastía IV, ese paso viene determinado, muy probablemente, por el paso de la pirámide escalonada a la pirámide de caras lisas. Por lo tanto, hay razones de carácter ritual o de carácter geopolítico que determinan los cambios de dinastía. Pero no se trata, insisto, de familias reinantes, sino que muchas veces una misma familia comporta distintas dinastías sucesivas. En la obra de Manetón las dinastías se nos presentan como correlativas unas a otras, se nos presentan como si se hubieran sucedido unas a otras. Nosotros sabemos, en realidad, hoy que en los períodos centrales de la historia de Egipto, en los reinos, en el Reino Antiguo, en el Reino Medio, en el Reino Nuevo sí que se produce esta sucesión correlativa de las dinastías que conforman estos periodos. Pero, por ejemplo, en los periodos intermedios muchas veces las dinastías no son sucesivas sino que son contemporáneas, coexisten paralelamente en el tiempo, esa es otra cuestión que también debemos tener en cuenta a la hora de comprender la periodización de la historia de Egipto.

En realidad nosotros sabemos que Manetón consultó toda una serie de fuentes, fuentes que vienen de lejos en realidad, que son características de toda la historia faraónica, que por un lado suponen listas de reyes y por otro lado suponen anales reales.

Vamos a ver, con un cierto detalle, estas fuentes previas a Manetón.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

PAPIRO DE LOS REYES DE TURÍN

Mejías y Angélika Heckl. PAPIRO DE LOS REYES DE TURÍN En la fotografía se ve un

En la fotografía se ve un fragmento del canon de Turín. El estado de conservacíon es bastante precario. Ese se debe al hecho de que el papiro fue hallado a principios del siglo XIX en una tumba de la necrópolis Tebana. Cuando fue hallado estaba practicamente intacto, pero en su traslado a Luxor - fue trasladado de forma poco cuidadosa - sufrió de manera irremediable y una buena parte del papiro se perdió convertida en polvo. Los egiptólogos posteriormente han hecho un trabajo muy minucioso de recuperación de los fragmentos que se habían conservado y de recolocación de esos fragmentos, de manera que en la actualidad tenemos una parte del texto conservada. Observemos el tipo de escritura. La escritura reflejada en este papiro no es pictográfica. Es decir, los signosno representan objetos, series o procesos de la realidad. Son trazos más o menos convencionales, son trazos cursivos. Esto es escritura hierática. Eso es lo que diferencia hierático de jeroglífico, como iremos viendo al largo del curso. El JEROGLÍFICO es una escritura pictográfica, en el sentido de que los signos representan, como digo, series, objetos o procesos de la realidad. En cambio el HIERÁTICO es una escritura no pictográfica, es una escritura cursiva. Es una escritura que se caracteriza por ser la escritura que se utiliza sobre papiro, la escritura de cada día, la escritura de los documentos cotidianos pero también de la literatura y de algunos documentos importantes como podía ser este papiro de los reyes conservado en Turín.

podía ser este papiro de los reyes conservado en Turín. La imagen de la izquierda es

La imagen de la izquierda es otro fragmento en hierático del papiro original. La de la derecha en cambio es un dibujo del mismo fragmentopero esta vez en transcripción jeroglífica es decir, el texto aquí sí que está en jeroglifo, aquí sí se pueden reconocer objetos o series de la realidad. Muchas veces, los egiptólogos, cuando tienen que trabajar un texto hierático, lo que hacen es transcribirlo en jeroglífico para que resulte más cómoda la lectura y más directo el reconocimiento de los signos. En este fragmento vemos toda una serie de lineas, y en esas lineas (en la parte derecha del fragmento), en cada una de ellas hay una abeja. Aquí esto constituye una de la columnas de texto del papiro. Las columnas empiezan con el signo de la abeja adelante con el signo de la caña. Es decir, la caña y la abeja son los dos signos que sirven para iniciar cada una de las columnas del texto. ¿Qué es la caña y la abeja? La caña es el símbolo del heráldico del Alto Egipto y la abeja es el símbolo heráldico del Bajo Egipto. Unidas, la caña y la abeja, sirven para escribir un TÍTULO de la titulatura faraónica.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

El título de NISUT BITY ="el que pertenece a la caña y el de la abeja". Esto es uno de los títulos de la titulatura faraónica que estaba compuesta por 5 títulos, uno de los cuales es justamente este: el título de Nisut Bity que nosotros traducimos por "rey del Alto y Bajo Egipto", y es un título dual porque es un título que implica la soberanía del rey sobre las dos partes míticas en las cuales se divide el estado Egíptico. El Alto y el Bajo Egipto. Inmediatamente después de la caña y de la abeja lo que tenemos es el cartucho real. Fijamonos ahora en los jeroglifos puestos a la derecha. El CARTUCHO es un ovoide que empieza en forma arcuada y termina en forma arcuada pero con un trazo vertical, dentro del cual se escribe el nome del rey. Esto sin embargo, en los documentos en hierático no se escribe completo, solo se escribe el arco inicial y el arco final con el trazo vertical. Por eso, tenemos justamente el arco de apertura del cartucho y el arco de cerración del cartucho con el trazo vertical. Dentro hay una serie de signos jeroglíficos. Esto signos reproducen el nombre del rey. Por lo tanto, en cada línea lo que tenemos es: el título del Nisut Bity y el nombre del rey, y después a la izquierda del fragmento tenemos una serie de cifras. Estas cifras son lo que recorre los años de reinado del rey. Ahora si vamos a la última de las líneas del papiro, vemos que solo tenemos la abeja al principio, la caña se ha perdido porque el fragmento está roto. En este caso falta el signo de apertura del cartucho, esto ocurre a veces, el escriba se olvida de escribir el signo de apertura del cartucho, pero tenemos el nombre del rey. El nombre del rey es Snofru. Los jeroglíficos escritos a la derecha de la pantalla, en esta última línea del papiro nos muestran un signo vertical que termina en forma arcuada en la parte superior y otros dos signos. El signo vertical es el signo que sirve para escribir la palabra HESEBET que significa "año de reinado". Después del nombre del rey tenemos justamente un espacio en blanco y después estos signos y 2 arcos hacia abajo y 4 trazos verticales. Esos dos arcos verticales, cada uno de ellos representan 10, portanto tenemos 20. Y los 4 trazos verticales representan 4, por lo tanto tenemos 24. Los años de reinado del rey Snofru son por lo menos 24, podían haber sido 25, porque el papiro justamente está roto, justo ahí. No podían haber sido 26 porque normalmente cuando se trata del número 6, como podéis ver 2 líneas más arriba los trazos se escriben 3 arriba y 3 abajo, por lo tanto lo más probable es que los años de reinado registrados en el papiro cuando estaba entero fueron 24 o 25. En realidad la escritura jeroglífica y la hierático son lo mismo. Los signos son los mismos y se ordenan exactamente de la misma manera. Hay pequeñas variantes gráficas, como es lógico, porque la escritura hierática es una escritura cursiva, y portanto se escribe más rápido y a veces los signos se pueden ligar. Lo único que cambia es que algunos signos son pictográficos, se hacen de forma más cuidada, los jeroglíficos, y otros signos en cambio son cursivos, se hacen de forma más accelerada, los hieráticos.

Pasemos ahora a otro documento fundamental.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

LAS LISTAS REALES DE ÉPOCA RAMÉSIDA

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Las dos listas reales más importantes conocidas son las listas de los templos de Abidos. En Abidos, hay dos importantes templos de la dinastía XIX: el templo construido por Seti I y el templo construido por Ramses II.

por Seti I y el templo construido por Ramses II .  En el templo de

En el templo de Seti I tenemos una primera lista real

que es la que vemos aquí en la parte inferior con los nombres de todos antecesores regios del propio Seti I.

A la izquierda tenemos la representación del faraón con su hijo. El faraón es el personaje representado en

módulo mayor, logicamente con la corona faraónica y su hijo es el personaje representado en módulo menor, obviamente, con la trenza lateral en la cabeza que lo caracteriza como príncipe real. Se trata del rey Seti I y de su hijo Ramses, futuro Ramses II. Están haciendo una ofrenda a sus antepasados. Esta tabla, esta numeración de reyes no se encuentra en un lugar visible, se encuentra en un lugar recóndito del templo, porque esto no es un documento histórico, no es un documento para dejar constancia histórica objetiva y visible de los antecesores de la realeza. Es un documento de carácter ritual. Es un documento pensado justamente para rendir pleitesía, para rendir homenaje a los ancestros de la realeza. Todos estos reyes puestos aquí, son en realidad los ancestros del rey reinante y de sus futuros sucesores. Por lo tanto aquí lo que se hace es rendir cultos a los ancestros regios y no hay tras esta lista ninguna finalidad de dejar una constancia histórica de este pasado egípcio. Esta es una característica que debéis tener muy en cuenta para comprender bien este tipo de documentos y para entender que normalmente se trata de documentos que se hallan en lugares inaccesibles, lo cual indica que no han sido hechos para ser vistos de manera habitual por el común de los mortales. En la parte superior de esta imagen hay fotografías de 2 dinastías de reyes. Del número 15 al número 19: la III dinastía. Y del número 20 al número 25: la IV dinastía.

El número 20 es el rey Snofru, cuyo cartucho veíamos en la diapositiva anterior. Snofru, primer rey de la cuarta

dinastía. Y padre del rey Keops, por lo tanto el cartucho número 21 de esta diapositiva es justamente el del rey

Keops, aquí está escrito hwfw - el nombre egípcio es leído Jufu, pero de esas cosas hablaremos también más adelante.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.  La segunda lista es la lista

La segunda lista es la lista procedente del templo de Ramses II también en Abidos.

Esta lista se conserva hoy en el museo británico, a diferencia de la anterior que sigue en situ, en el templo de Seti I, en Abidos. Fijamonos en la la segunda línea de la fotografía. El primer cartucho de la derecha está roto por la parte inferior. El segundo en cambio ya está completo. Los primeros cuatro cartuchos contienen un escarabajo. Entre los signos jeroglíficos. Estos cartuchos corresponden a los reyes Tutmosis II, Tutmosis III, Amenhotep II y Tutmosis IV. Es interesante señalar de entrada que entre los primeros dos, Tutmosis II y Tutmosis III reinó en la realidad histórica la reina Hatshepsut, pero aquí no está consignada. Si continuamos, después del cuarto cartucho tenemos el nombre de Amenhotep III en el que you no hay un escarabajo. Y a continuación tenemos el cartucho del rey Horemheb, último de la dinastía XVIII. Entre Amehotep III y Horemheb faltan todos los reyes de Amarna. Falta Amehotep IV, falta Esmekhare, Tutankhamon y Ay. Todos estos reyes faltan en la lista. ¿Porqué falta Hatshepsut y faltan los reyes de Amarna? Estos reyes son vistos como heterodoxos, en relación con el arquetipo de la realeza, y por eso no

son consignados en listas reales.

Y esto nos permite compreender otra cuestión muy importante relacionada con la visión que los egípcios

tenían del rey: El rey, la figura regia debía responder a un arquetipo.

Y si esta figura regia, por la razón que sea, en un momento determinado dejaba de responder a ese arquetipo

esa figura regia era condenada, se procedia a la Damnatio memoria, a la condena de la memoria, se la olvidaba

a esa figura histórica.

Por eso en las listas reales estos personajes considerados heterodoxos desde el punto de vista del arquetipo

regio, no son consignados.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.1.b. Cuestiones previas: Cronología y geografía de Egipto. Parte

2

El siguiente documento que os presento es la llamada piedra de Palermo. La piedra de Palermo, como su nombre indica, se guarda hoy en el Museo de Palermo en Sicilia. Nadie sabe muy bien como llegó hasta ahí, pero es un documento de una importancia excepcional.

ahí, pero es un documento de una importancia excepcional. En realidad, como veis, es un fragmento,

En realidad, como veis, es un fragmento, es un trozo de piedra basáltica de un documento que debió ser mucho más grande y mucho más completo. El documento completo lo podéis ver en esta otra diapositiva.

y mucho más completo. El documento completo lo podéis ver en esta otra diapositiva. Ensamblado por

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Fijaros que la letra "p" corresponde a la piedra de Palermo.

Y como podéis ver, tenemos otros fragmentos de este gran documento.

Por ejemplo, el fragmento marcado como K1 es un fragmento que se guarda hoy en el Museo del Cairo, de ahí la "k" y como veis, tiene un

tamaño casi idéntico al de la piedra de Palermo. Aunque, es un documento un poco menos conocido.

Y después podéis ver otros documentos más pequeñitos marcados con

otras siglas, algunos de los cuales están en el Museo del Cairo y otros en Londres, en el British Museum. Si os fijáis, el conjunto dista mucho de ser completo, tenemos solamente fragmentos de estos anales. Cuando eran completos, se trataba de unos anales elaborados durante la

V dinastía.

Que recogían los reinados de todos los reyes desde la I dinastía hasta el tercer rey de la V dinastía, Neferir-ka-ra Kakai que es quien probablemente ordenó la confección de los anales. Nos encontramos una vez más ante un documento de carácter ritual. No es un documento histórico, es un documento colocado en un templo con un objetivo ritual. Como veremos inmediatamente. Ahora me gustaría que os fijarais en esta línea de la piedra de Palermo esto es solamente una de las líneas del documento que se guarda en Palermo.

una de las líneas del documento que se guarda en Palermo. Como podéis ver, cada una

Como podéis ver, cada una de las líneas está dividida en tres registros.

El registro superior contiene, simplemente, el nombre del rey y el nombre

de su madre. En este caso, como veis, es fragmentario. En realidad, conservamos justamente el fragmento que viene a la derecha

de esta línea que veis aquí a la derecha, por tanto, de la piedra de Palermo y conservamos el nombre del rey y el nombre de la madre.

El

rey es el Rey Den, que es el quinto de la I dinastía.

Y

la madre se llama Meryt-Neith. Y aquí lo que tenemos es el final del

nombre de la madre con un último signo que es un determinativo, este ultimo signo, este jeroglífico que representa una mujer sentada, es un determinativo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Es decir, un signo que indica el campo semántico de la palabra que precede, pero que no se lee. Solamente indica que lo que procede es una mujer, por que es un signo de una mujer sentada. Por lo tanto, lo que tenemos es, efectivamente, el nombre de la madre del rey. El resto del registro queda libre, por que una vez que se ha terminado de escribir el nombre del rey y de su madre, el resto del registro queda libre. ¿Donde se empieza a escribir el nombre del rey? Se empieza a escribir en la casilla que coincide con su primer año de reinado. ¿Por qué? Por que estos son uno anales, es decir, lo que se registran son acontecimientos año por año. Efectivamente, los dos registros inferiores, como podéis ver, están subdivididos en casillas. Y estas casillas están marcadas por un signo vertical con la parte superior adecuada. Es el mismo que ya veíamos en el Papiro de Turín. Y el que veis reproducido en la parte inferior de la diapositiva. Ese es el signo para la palabra Hesebet, que quiere decir año del reinado. Por lo tanto, cada una de las casillas corresponde a un año del reinado del rey en cuestión. Pero, cada una de las casillas está subdividida en dos. En el registro superior, se nos consignan los acontecimientos más importantes, los acontecimientos dignos de nota de ese año de reinado. Y en la casilla inferior, se nos consigna la altura de la crecida del Nilo en ese año. Este dato es un dato muy importante, tanto por razones rituales como por razones económicas. Puesto que a partir de la altura del río se calculaba, por ejemplo, el volumen de las cosechas y, por lo tanto, la cuantía de los impuestos. De manera que es un dato fundamental que se registra a lo largo de toda la historia de Egipto. En el registro central, como decíamos, se consignan acontecimientos. Acontecimientos dignos de notar de cada reinado. Me gustaría que os fijarais en la segunda y en la tercera casilla empezando por la derecha. En la segunda casilla, podéis ver una serie de signos cuyo conjunto significan Masacrar a los Iuntiu. Los Iuntiu son las gentes del arco y las gentes del arco son, en general, los extranjeros, los enemigos de Egipto. Masacrar a los Iuntiu es algo que el faraón debe hacer. Porque forma parte de sus deberes arquetípicos, de sus deberes como figura mítica. En la casilla siguiente, la tercera, se nos habla de un ceremonial. Se nos habla de la ceremonia de la aparición del rey del alto Egipto, de la ceremonia de la aparición del rey del bajo Egipto y del Festival de Sed.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

El Festival de Sed es un gran ceremonial regio que el rey celebraba llegada su treinta año de reinado. Por que los egipcios pensaban que, en ese momento, las fuerzas del rey estaban debilitadas y por lo tanto debían regenerarse. Para bien, no solo del rey, sino el general de toda la sociedad humana y toda la naturaleza. Por eso el Festival de Sed es un gran festival de rejuvenecimiento del rey y de renacimiento del mundo. Este festival, como digo, se celebraba en el año 30 del reinado del faraón. Si un faraón no llegaba a 30 años de reinado, no celebraban el Festival de Sed. Es importante que tengáis presente justamente esto. Que la concepción egipcia del pasado bascula entre esos dos polos, el polo de lo arquetípico, de aquello que debe ser hecho por que forma parte de la esencia mítica de la realeza y el polo de lo histórico, es decir, de la realidad de los hechos. El historiador, el egiptólogo, debe moverse con mucha precaución y con mucha habilidad entre estos dos polos para, a partir de lo que nos dicen los textos egipcios, y a partir de toda la documentación histórica y arqueológica a disposición, llegar a conclusiones sobre la realidad de los hechos históricos. Podemos preguntarnos sobre en que momento empieza a construirse esta concepción egipcia del pasado. Lo que es muy interesante es que esta concepción egipcia del pasado se fragua a principios de la I dinastía. Es decir, es sorprendente hasta que punto hay una cesura entre el predinástico y el dinástico en relación con la fijación por escrito de las concepciones del pasado.

Estos documentos que veis aquí son documentos de la I dinastía.

El documento que veis a la derecha, en la parte superior, es el documento original.

El documento que veis a la derecha, en la parte superior, es el documento original. Ensamblado

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Es una impronta de un sello cilíndrico, un sello cilíndrico que tiene los signos grabados en hueco en su superficie y se pasa sobre la cerámica húmeda de manera que queda inscrito en la cerámica. Estos fragmentos de cerámica servían para tapar recipientes de cerámica, vasijas de cerámica, que de esta manera quedaban tapadas y selladas. En la parte inferior, el dibujo, reproduce este sello, no podemos entrar en detalles ahora. Pero en este sello lo que tenemos es una serie de columnas como podéis ver.

lo que tenemos es una serie de columnas como podéis ver. Algunas de estas columnas empiezan

Algunas de estas columnas empiezan con un pájaro, con un halcón. Ese halcón, en realidad es otro de los títulos de la realeza faraónica. Antes hemos conocido el titulo de Nesut-Bity, rey del alto y bajo Egipto. Ahora vamos a conocer el titulo de Horus. Es el titulo que identifica al faraón con el Dios Horus que es un dios cósmico. Es un dios que representa la totalidad del universo y el faraón se identifica con el porque de alguna manera es responsable de la armonía del universo. Pues aquí tenemos al Dios Horus, encabezando algunas de las columnas e inmediatamente después, tenemos el nombre del rey por el titulo de Horus. En la segunda columna, por debajo del halcón tenemos el nombre del Rey Narmer. En la cuarta columna, por debajo del halcón, tenemos, o mejor dicho, agarrado de las garras del halcón, tenemos los jeroglíficos que conforman el nombre del Rey Aha. En la sexta columna, tenemos el nombre del Rey Djer. En la séptima, el nombre del Rey Djet, que se escribe con una serpiente. Y en la octava, el nombre del Rey Den. Estos son los primeros cinco reyes de la I dinastía y está es la lista real más antigua que conocemos. Conocemos otras listas reales que empiezan también con Narmer, primer rey de la I dinastía y no conocemos absolutamente ninguna lista que enumera reyes pre-dinásticos, inmediatamente anteriores, que los hubo, como veremos. Ni que enumere, por ejemplo, últimos reyes del pre-dinástico y primeros reyes de la primera dinastía. Sino que las listas que poseemos empiezan indefectiblemente, con el primer rey de la I dinastía, que es Narmer.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Esto es muy interesante, porque nos indica que esta tradición, esta concepción del pasado de los egipcios, se fraguó, empezó justamente desde el principio de la I dinastía. Fue algo intencionado, una invención intencionada de la corte egipcia de muy comienzos del dinástico.

Si ahora os fijáis en la fotografía de la izquierda, podéis ver una etiqueta. Esta etiqueta, por la derecha está encabezada por el signo que ya hemos visto varias veces.

encabezada por el signo que ya hemos visto varias veces. Si os fijáis, un signo vertical,

Si os fijáis, un signo vertical, arcado en la parte superior. Este signo, una vez más, insisto, es el signo Hesebet. Que quiere decir año. Esta etiqueta es una etiqueta analística. Los jeroglíficos que hay inmediatamente a la izquierda del signo Hesebet son jeroglíficos que nos indican, que nos dan cuenta de los principales acontecimientos del año de reinado en cuestión. Si os fijáis, en la parte central de la etiqueta, tenemos otra vez un halcón perchado encima de un signo rectangular del cual hablaremos en los próximos vídeos. Dentro de este signo rectangular esta el nombre del rey. Es el rey Den, que ya mencionábamos a propósito del sello que hemos visto hace un momento. El Rey Den es el quinto rey de la I dinastía. El mismo a que nos referíamos cuando hablábamos de la piedra de Palermo, de la línea que os he explicado de la piedra de Palermo. ¿Que quiere decir esto? Esto quiere decir que esta etiqueta nos señala los acontecimientos principales de uno de los años del reinado del Rey Den. Pues bien, este tipo de documentación es la que los analistas de la V dinastía tenían a mano en el momento en que elaboraron los anales que hemos visto antes, de los cuales, la piedra de Palermo forma parte. Por tanto, uno de los acontecimientos del reinado del Rey Den consignados en la piedra de Palermo, lo tenemos justamente reproducido aquí. Y este acontecimiento es el del Festival de Sed, del que hablábamos antes a propósito de la piedra de Palermo y del que volveremos a hablar

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

más adelante, cuando analicemos en su contexto este mismo documento, esta misma etiqueta. Pero yo os avanzo que esta representación que tenéis inmediatamente por debajo del arco del signo Hesebet, esta representación de un rey sentado en el trono con la corona y el flagelo y también el rey corriendo entre tres marcas en forma de media luna, esta representación es una representación de dos de las ceremonias más importantes que se celebraban en el contexto del Festival de Sed.

Ahora estamos pues ya en condiciones de definir la periodización de la historia de Egipto. Lo vamos a hacer por milenios, por que de esta manera os resultará más fácil retenerla.

por que de esta manera os resultará más fácil retenerla. En el V y IV milenios

En el V y IV milenios antes de Cristo, tuvo lugar la Neolitización del Valle del Nilo y se desarrolla lo que llamamos el predinástico, que es a lo que nos vamos a dedicar, a lo largo de los vídeos que van a seguir en esta misma lección. Entre el predinástico y el comienzo de la época histórica, tenemos un acontecimiento fundamental. Que es la Unificación o una serie de acontecimientos como veremos en su momento. Para escoger una fecha puntual y redondeada, vamos a hablar del año

3100.

En el año 3100 tiene lugar, o culmina, la Unificación de las dos tierras. Y empieza, por tanto, el dinástico.

La primera dinastía. La época Tinita que va desde el año 3100 a

2700 antes de Cristo está conformada por las dinastías I y II.

Fijaros el nombre: época previa a un rey.

A continuación tenemos el Reino Antiguo que va desde el 2700 a

2200 antes de Cristo, es decir, pleno tercer milenio antes de Cristo.

El Reino Antiguo está conformado por las dinastías III a VI.

Luego tiene lugar el Primer Periodo Intermedio, con el que termina el tercer milenio. Y va de los 2200 a los 2050 antes de Cristo. Está

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

conformado por las dinastías VII a principios de la XI y debéis tener en cuenta, como ya hemos comentado antes, que estas dinastías, en gran medida, son paralelas. Es decir, son contemporáneas. Por tanto, no es que haya un gran lapso de tiempo, como podéis ver sino que los dinastas de esta época se superponen en gran medida.

A continuación, tenemos el II milenio. En el II milenio se desarrolla el Reino Medio, en primer lugar. Desde el 2050 hasta el 1720 antes de Cristo y abarca la segunda mitad de la dinastía XI hasta la dinastía XIII.

Luego tenemos el Segundo Periodo Intermedio, la famosa época de los sixos entre 1720 y 1550 antes de Cristo, dinastías XIII a XVII.

Y finalmente tenemos el Reino Nuevo, desde 1550 a 1080 antes de Cristo Dinastías XVIII a XX.

Finalmente, en el I milenio, nos encontramos con el Tercer Periodo Intermedio que va de 1080 a 664 antes de Cristo y que abarca las dinastías XXI a XXV.

La baja época, de 664 a 332, fijaros palabra época, porque ya estamos al final de las seis etapas centrales de la Periodización. De la dinastía XXVI a la XXX. Y la Segunda Dominación Persa que para Moretón constituye la dinastía XXXI pero que nosotros preferimos denominar II Dominación Persa. Finalmente, la conquista de Egipto por Alejandro, que tiene lugar en el año 332 antes de Cristo.

Y ya, a partir de aquí, la época Grecorromana que dura desde el 332 antes de Cristo hasta el 395 después de Cristo que es el momento en que el Imperio Romano se separa definitivamente entre Imperio Romano y Oriente e Imperio Romano y Occidente. Por tanto, Egipto queda dentro del ámbito del Imperio Bizantino.

Romano y Occidente. Por tanto, Egipto queda dentro del ámbito del Imperio Bizantino. Ensamblado por Flavio

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.1.c. Cuestiones previas: Cronología y geografía de Egipto. Parte 3

Vamos a pasar a comentar muy brevemente algunos aspectos de geografía de Egipto. Fijaros de entrada en estas dos fotografías tomadas por satélites, son fotografías espléndidas, especialmente la segunda, que está mejor enfocada, como podéis ver.

la segunda, que está mejor enfocada, como podéis ver. En estas fotografías podéis ver algo esencial,
la segunda, que está mejor enfocada, como podéis ver. En estas fotografías podéis ver algo esencial,

En estas fotografías podéis ver algo esencial, y es, hasta qué punto Egipto, como escribe Heródoto, es un don del Nilo. Heródoto se refería en realidad a, esencialmente, al Delta, a toda la parte bajo-Egipcia de Egipto, pero la aseveración es válida para todo el país, porque si os fijáis, si el Nilo no hubiera existido, en la actualidad esta parte de la Sierra sería un desierto absolutamente árido; si no lo es, si existe esta línea de tierra fértil y este amplio delta que se abre al Mediterráneo, es justamente por la existencia del río. Como todos vosotros sabéis, sin duda, el Nilo es el río más largo del mundo, es un río que corre desde los lagos del África Central, y desde las altas montañas de Etiopía, hacia el Mediterráneo, a lo largo de seis mil kilómetros.

hacia el Mediterráneo, a lo largo de seis mil kilómetros. Como os digo, las fuentes del
hacia el Mediterráneo, a lo largo de seis mil kilómetros. Como os digo, las fuentes del

Como os digo, las fuentes del Nilo son dobles, por un lado, tenemos el Nilo Blanco, que nace de los lagos del África Central; y por otro lado, tenemos el Nilo Azul, que nace de las montañas de Etiopía.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Estas dos ramas del Nilo se unen en lo que hoy es Jartúm, la capital del Sudán, del Sudán del Norte, puesto que como sabéis, el Sudán se ha dividido en dos recientemente. Después de la unión del Nilo Blanco y el Nilo Azul en Jartúm, tenemos ya la primera de las seis cataratas que jalonan el curso del río.

primera de las seis cataratas que jalonan el curso del río. Una catarata es un rápido,

Una catarata es un rápido, no es un salto de agua, como las

cataratas del Niágara. En el caso del Nilo se trata de rápidos debidos a un ligero desnivel y sobre todo a las rocas que generan una corriente que muchas veces hace ese tramo del río imposible de navegar. Si os fijáis en el mapa de la derecha, la sexta catarata está, como digo, un poco al Norte, de la unión del Nilo Blanco y el Nilo Azul.

A continuación, el Nilo recibe su principal afluente, el río Atbara e inmediatamente

después ya tenemos la quinta catarata y a partir de aquí empieza el gran meandro que

el

Nilo hace de este a oeste.

Y

en medio de este gran meandro tenemos la cuarta catarata, a la altura de la ciudad de

Nápata. Después tenemos la tercera catarata, a la altura más o menos de Kerma. Despúes, continuando hacia el norte, tenemos la segunda catarata, a la altura de Abú Simbel, aproximadamente. Después, como podéis ver, el Nilo se ensancha, porque ahí tenemos el lago Nasser. En efecto, a la altura de la primera catarata, como todos sabéis perfectamente bien, en

los años sesenta se construyó la gran presa de Asuán. La gran presa de Asuán motivó la creación de un gran lago artificial que es el lago

Nasser, que es justamente esta expansión del río que podéis ver a groso modo entre la primera y la segunda catarata.

Y después el río ya baja sin más afluentes, sin más cataratas, hasta desembocar en el

Mediterráneo.

En la antigüedad, el delta poseía muchos más brazos que en la actualidad. En la actualidad, en cambio, el delta del Nilo pues es, solamente, dos brazos:

el brazo que desemboca al Mediterráneo por Rosetta y el brazo que desemboca por Damieta.

Aquí podéis ver justamente la zona de la primera catarata del río, la zona de Asuán, en

la foto de la derecha podéis ver las rocas que motivan justamente esta catarata; y en la

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

foto de la izquierda, podéis ver un relieve que se encuentra actualmente en el templo de Filae y que reproduce la cueva desde dentro de la cual el dios del Nilo vierte el agua de la inundación.

la cual el dios del Nilo vierte el agua de la inundación. Si os fijáis, dentro

Si os fijáis, dentro de la cueva, hay una figura sedente con un tocado en forma de papiros, que sostiene un recipiente en su mano y vierte agua.

que sostiene un recipiente en su mano y vierte agua. Bien, pues este dios es el

Bien, pues este dios es el dios Hapy, que es el dios del Nilo, que está justamente en el acto de verter el agua de la crecida, porque los egipcios creían que la crecida surgía de las rocas de la zona, justamente, de la primera catarata, donde se halla la isla de Elefantina, llamada así en transcripción griega. En egipcio el nombre es Abu, que también significa "elefante", porque estas rocas de granito redondeadas por efecto de la erosión del río asemejan a espaldas de elefantes.

Aquí podéis ver el territorio central de Egipto desde Suán, desde Elefantina, desde la primera catarata por el sur hasta el Mediterráneo. De entrada me gustaría que os quedara bien claro una cosa que seguro que muchos de vosotros conocéis, pero que quizá algunos no, y es importante que os quede clara de entrada y es que, todo el tramo que va, desde Elefantina hasta el vértice del delta, todo eso es el Alto Egipto.

A veces nosotros hablamos del Egipto Medio, y el Egipto Medio sería la parte superior

de este tramo, pero en realidad a efectos, digamos, de cultura egipcia antigua, no existe

el Egipto Medio, y el Alto Egipto va, como digo, desde Elefantina hasta el vértice del

delta.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Por lo tanto, el Bajo Egipto, va desde el vértice del delta hasta el mediterráneo. Recordad que el bajo Egipto es lo que queda arriba del mapa, y el Alto Egipto es lo que queda abajo, por razones obvias, porque lo que cuenta es la altitud. Si el río baja desde el sur hacia el mediterráneo, obviamente es más alta la parte sur que la parte norte. Por lo tanto, el Alto Egipto es el sur y el Bajo Egipto es el Norte. Y la división entre el Alto Egipto y el Bajo Egipto, insisto, es el vértice del delta.

¿Qué encontramos un poquito al sur del vértice del delta? Justamente encontramos la ciudad de Menfis, como podéis ver en este mapa.

la ciudad de Menfis , como podéis ver en este mapa. Menfis fue fundada en este

Menfis fue fundada en este punto por

los

primera

dinastía,

establecieron

primeros

reyes

se

de

la

que

justamente aquí, muy probablemente por razones de carácter simbólico o ritual. Era este justamente el punto medio entre las dos regiones en que el nuevo estado dual, que se forja justamente en este momento, queda dividido el Alto Egipto y el Bajo Egipto. Estas dos porciones rápidamente tendrán símbolos heráldicos de una parte y de otra. Y como ya hemos visto, uno de los títulos de la realeza justamente se basa en esta dicotomía simbólica entre el Alto y el Bajo Egipto.

Y sobre esto es importante que tengáis presente otra cosa; la idea de un estado dual, de un estado dividido en Alto y Bajo Egipto no es una idea que venga dada por la realidad geográfica. Es una idea que viene dada por la proyección en el territorio de una estructura de tipo mítico. Para los egipcios todo aquello que es perfecto, lo es por la combinación de dos polos opuestos complementarios.

En el momento en que los reyes de la primera dinastía se plantean cómo conceptuar un estado que sienten como perfecto, como acabado, echan mano justamente de este motivo mítico, lo proyectan en el territorio y crean el estado dual. En realidad, el estado dual, lo que significa es simplemente, un estado perfecto, un estado que representa el orden del cosmos, un estado que reproduce el orden del cosmos. Esto es lo que significa la monarquía dual.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En este mapa podéis ver una ampliación

En este mapa podéis ver una ampliación de lo que es el área del Alto Egipto, desde la primera catarata hasta lo que hoy llamamos Egipto Medio, es de hasta la zona de Hermópolis. Esta parte del mapa conviene que os quede bien clara porque justamente de aquí van a surgir las culturas que sin solución de continuidad, sin ruptura, van a llevar la formación de la civilización faraónica, como veremos en el próximo vídeo. Por tanto es importante que esta zona de la geografía de Egipto os quede bien clara de entrada. Fijaros que esta zona se caracteriza porque el río hace un meandro que se desplaza hacia el este y luego vuelve hacia el oeste.

Inmediatamente al sur de este meandro tenemos la ciudad de Hieracómpolis, que nos va a ocupar en el vídeo siguiente. En la parte central de este meandro tenemos la ciudad de Nagada y en el parte norte de este meandro tenemos la ciudad de Abidos. Estos son los tres centros que de alguna manera suponen el principio del proceso que conduce a la formación de la monarquía faraónica y el estado dual egipcio.

En este otro mapa lo que podéis ver son los nomos del Alto Egipto, es decir, la división por provincias, ya en época histórica, del territorio del Alto Egipto; desde un poco al sur del vértice del delta hasta el sur de Alto Egipto.

Fijaros que en el mapa de la izquierda falta justamente la parte más meridional del Alto Egipto, que en cambio tenéis en el mapa que os he puesto a la derecha.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En el mapa que os he puesto a la derecha podéis ver que los dos nomos meridionales son el número uno, que es el nomo nubio, el nomo de Elefantina y el nomo número dos que es el nomo de Edfu. Después ya tenemos el número tres que es el nomo de Esna que también tenéis en el mapa en color.

Y a partir de ahí todos los nomos que están numerados, como podéis ver, desde el sur

hacia el norte. El número de nomos varía a lo largo de la historia de Egipto. Pero digamos que el número estándar es de veintidós nomos para el Alto Egipto, como podéis ver en el mapa en color, y de veinte nomos para el Bajo Egipto.

en el mapa en color, y de veinte nomos para el Bajo Egipto. Os puntualizo que

Os puntualizo que el mapa en blanco y negro no recoge el Alto Egipto completo sino sólo la parte meridional hasta el nomo número ocho. Simplemente para que pudierais ver los primeros dos nomos por el sur.

Aquí tenemos un mapa del delta, es decir del Bajo Egipto. Fijaros que un poquito al sur de vértice del delta tenemos justamente la ciudad de Menfis, como os comentaba antes, la ciudad de Menfis es, de alguna forma, el punto medio entre el Alto Egipto y el bajo Egipto. Y después tenemos todo lo que es el delta con sus distintas ramas. Como os he dicho antes, en la actualidad sólo queda la rama que desemboca en Rosetta y la rama que desemboca en Damieta.

En el centro del delta podéis ver algunas de las ciudades más

importantes en la parte occidental, por supuesto Alejandría, que sin embargo es una ciudad tardía como sabéis, fundada por Alejandro, y por lo tanto, no existe en época faraónica.

Y ya en el centro del delta podéis ver ciudades como Sais, como Busiris, como

Sebennitos, de donde es originario Manetón, como hemos comentado antes.

Y en la parte ya oriental del delta podéis ver ciudades también tan importantes como

Tanis o como Avaris, la capital de los hicsos.

Es importante que recordéis la localización de estas ciudades porque constantemente hablaremos de ellas a lo largo del curso y vale la pena que sepáis exactamente donde localizarlas.

Fijaros finalmente que en la zona de Menfis tenemos toda una serie de

sin

localidades

cuyos

nombres,

duda, conocéis perfectamente bien:

Giza, Abusir, Saqqara, Dashur. Son todas las localidades donde se

levantan

las

pirámides

del

reino

antiguo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Esta es, efectivamente, la Necrópolis menfita. La necrópolis menfita consiste básicamente en las grandes sepulturas piramidales de los reyes del reino antiguo y del reino medio.

Y en este otro mapa en color podéis ver los nomos del Bajo Egipto.

otro mapa en color podéis ver los nomos del Bajo Egipto. En realidad, si os fijáis

En realidad, si os fijáis bien, falta el nomo número uno. El nomo número uno es el nomo de Menfis, en este mapa han olvidado colocar el nomo, pero es el nomo de Menfis. Por lo tanto, el nomo de Menfis forma parte del Bajo Egipto. Como os decía antes, el número estándar de nomos del Bajo Egipto es de veinte.

Tanto en este mapa, como en el de los nomos del Alto Egipto, que hemos visto hace un momento, podéis ver también la densidad de población en un momento concreto de

la historia de Egipto como es el reino nuevo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.2 La neolitización del valle del Nilo y el periodo predinástico

En este segundo vídeo de la lección uno, vamos a conocer algunos aspectos de la neolitización del valle del Nilo, y vamos a introducirnos en el periodo predinástico egipcio. Nos situamos cronológicamente, de entrada, en el paso del Pleistoceno al Holoceno, hacia el

10.000AC.

en el paso del Pleistoceno al Holoceno, hacia el 10.000AC. En el Pleistoceno terminal, lo que

En el Pleistoceno terminal, lo que hoy es el desierto del Sahara, conoció un periodo de extrema aridez fría correspondiendo a la última glaciación en Europa. Las condiciones climáticas de este momento, hicieron imposible cualquier forma de vida humana o animal. La situación fue algo distinta en el valle del Nilo, donde las poblaciones humanas continuaron viviendo. Ahora bien, a causa de la extrema aridez de los desiertos circundantes, estas poblaciones se vieron en la necesidad de explotar de manera masiva los recursos del propio río; del Nilo, y de esta manera se produjo, por primera vez, una fuerte interacción entre las poblaciones humanas y el río, de forma que este periodo es conocido con el nombre de Adaptación Nilótica. Algunas poblaciones de la adaptación nilótica explotaron así mismo, los cereales silvestres, como sabemos por la presencia en los yacimientos de equipos líticos de moler, de muelas de piedra, que sirvieron justamente para moler estos cereales silvestres. No estamos todavía ante sociedades agrarias, pero esto indica que las cosas empiezan a cambiar en la prehistoria terminal del valle del Nilo.

a cambiar en la prehistoria terminal del valle del Nilo. La situación climática cambia completamente en

La situación climática cambia completamente en el paso del Pleistoceno al Holoceno. El Holoceno, que es el periodo climático actual, supone el fin de las glaciaciones en Europa y el final también de este periodo de extrema aridez en lo que hoy es el desierto del Sahara. Sobre todo en la primera mitad del Holoceno, aproximadamente del 10.000 al 4.000 AC, las condiciones climáticas son tales que las poblaciones humanas y animales pueden volver a poblar lo que hoy es el desierto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En efecto, las temperaturas suben, las lluvias se hacen abundantes, y la humedad es tal que, por ejemplo, el lago Chad tiene una superficie veinticinco veces mayor que la actual. O se forman verdaderos cursos de agua permanentes, verdaderos ríos, como estos que veis en estas fotografías, convertidos en la actualidad en ríos secos o wadis, a causa de la desertización. En efecto, a partir del 4.000 AC, empieza el lento e inexorable proceso de desertización que conduce a la situación actual del Sahara. En este mapa podéis ver los principales yacimientos prehistóricos del África sahariano nilótico. En la actualidad, nuestros conocimientos de la prehistoria terminal de Africa, han aumentado muy considerablemente gracias a las misiones y a las excavaciones arqueológicas, numerosas, que se han conducido en las últimas décadas. En este sentido el valle del Nilo es entendido, actualmente, como parte integrante de este complejo cultural sahariano nilótico de la prehistoria reciente. Como decíamos, las nuevas condiciones climáticas benignas del Sahara a principios del Holoceno, permiten el aumento de la vegetación y hacen posible la vida de las comunidades humanas y de la fauna. Las poblaciones humanas se instalan, principalmente, en los altiplanos y en las montañas y pronto, a partir del 8.000 AC, empiezan a practicar el arte rupestre, que se convierte en un auténtico espejo de la realidad ambiental y cultural de estas regiones en este momento.

ambiental y cultural de estas regiones en este momento. En los primeros milenos se representan, principalmente,

En los primeros milenos se representan, principalmente, grandes animales salvajes. Pero a partir del seis mil antes de Cristo, aproximadamente, empiezan a representarse también bóvidos y ovicápridos domésticos, coincidiendo con el proceso de neolitización de estas regiones, como veremos a continuación.

En

el

mapa

podéis

ver

la

distribución

del

arte

rupestre

del

norte

de

África.

ver la distribución del arte rupestre del norte de África. En verde tenemos las zonas con

En verde tenemos las zonas con grabados, y en amarillo las zonas en las que además hay también pinturas. Como se puede apreciar, la provincia más oriental de este arte rupestre, se halla en el valle del Nilo, concretamente en el sur del alto Egipto y en el norte de Nubia.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. Entre los animales salvajes representados tenemos por

Entre los animales salvajes representados tenemos por ejemplo el cocodrilo, o jirafas y elefantes; animales todos que necesitan de abundante vegetación y de abundante agua para vivir. De manera que estos grabados se convierten en un testimonio indirecto de las condiciones ambientales del momento. A partir del seis mil antes de Cristo, como decíamos, empiezan a representarse también animales domésticos, como este ovino, probablemente atrapado en una trampa, que veis a la izquierda., y este bóvido doméstico que veis a la derecha.

izquierda., y este bóvido doméstico que veis a la derecha. Concentrémonos ahora en el proceso de
izquierda., y este bóvido doméstico que veis a la derecha. Concentrémonos ahora en el proceso de
izquierda., y este bóvido doméstico que veis a la derecha. Concentrémonos ahora en el proceso de
izquierda., y este bóvido doméstico que veis a la derecha. Concentrémonos ahora en el proceso de

Concentrémonos ahora en el proceso de neolitización, ¿qué significa neotilización?.

de neolitización, ¿ qué significa neotilización?. Significa el paso de una economía de subsistencia a una

Significa el paso de una economía de subsistencia a una economía de producción. Las comunidades humanas dejan de ser cazadoras-recolectoras y pasan a ser productoras de alimentos.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

El neolítico pleno se define por la práctica de la agricultura, especialmente de cereales y de hortalizas, y de la ganadería, sobre todo de bóvidos y de ovicápridos, ovejas y cabras. Pero también de cerdos y de perros como animales de ayuda y de compañía.

Y desde el punto de vista de la cultura material, por la presencia de la cerámica sobre todo, y

también de la cestería y del tejido. Aunque estos dos últimos son más difíciles de documentar porque raramente se conservan. Hasta hace unas décadas el proceso de neolitización mejor conocido era el del próximo oriente asiático, es decir, el de la región comprendida entre la Franja Siriopalestina, el norte

de Mesopotamia y los Montes Zagroz.

En esta región la neolitización empieza en el noveno mileno antes de Cristo, y supone primero

la aparición de la agricultura, después de la ganadería y finalmente de la cerámica, en el sexto

milenio antes de Cristo. El próximo oriente fue considerado como el foco primario de neolitización, y sus ritmos de neolitización fueron considerados prácticamente como universales. Sin embargo, los estudios conducidos en las últimas décadas en los yacimientos del norte de África han revelado un proceso de neolitización igual de antiguo que el del próximo oriente, pero con ritmos completamente distintos. Aquí el primer marcador neolítico en aparecer fue la cerámica a fines del noveno mileno. Se trata de una cerámica sin agricultura y por tanto su función fue sin duda la de almacenamiento de productos de la recolección; tanto si se trata de frutos, como de cereales silvestres. En un segundo momento, en el sexto milenio antes de Cristo, tuvo lugar la domesticación del buey, y un milenio más tarde la introducción de las ovejas y las cabras. Mientras que sabemos que el buey fue domesticado autóctonamente, porque se conoce el ancestro salvaje del buey doméstico en el norte de África, las ovejas y las cabras tuvieron que proceder del próximo oriente por un proceso todavía no esclarecido, porque sus ancestros salvajes se conocen para esta última región pero no para el norte de África. En cuanto a la agricultura, está mal documentada en los yacimientos del Sahara y debió ser un recurso secundario. Como decimos pues, en el Sahara se documenta la cerámica utilitaria más antigua del

mundo.

En este mapa se recogen los principales yacimientos del octavo milenio antes de Cristo en los que se documenta cerámica. Los más importantes son los de la zona del Air, especialmente el yacimiento de Tagalagal y los del área del Acacus, especialmente los yacimientos de Ti en Torha. También es muy importante, el yacimiento de Nabta Playa situado a solo cien kilómetros al oeste de Abu Simbel en el valle del Nilo.

Playa situado a solo cien kilómetros al oeste de Abu Simbel en el valle del Nilo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Veamos ahora lo que sucede específicamente en el valle del Nilo.

ahora lo que sucede específicamente en el valle del Nilo . A diferencia del Sahara y

A

diferencia del Sahara y del próximo oriente donde la neolitización es muy temprana, como

lo

hemos visto, empieza en el noveno milenio antes de Cristo.

En el valle del Nilo, la neolitización es más bien tardía y no se da hasta el sexto milenio antes de Cristo. Esto es debido, muy probablemente, a que en el valle del Nilo, el medio fue suficientemente abundante como para permitir a las comunidades humanas seguir viviendo de la caza, la pesca, la recolección, y en definitiva la explotación de los recursos fluviales. Esto hacía innecesaria la economía de producción.

A fines del sexto milenio, de todos modos, el neolítico llegó también a Egipto, y lo hizo por

estímulos internos, autóctonos y también por estímulos exteriores. En efecto, algunas de las plantas y de los animales domésticos de los egipcios neolíticos, pro ejemplo, procedían del próximo oriente, como las ovejas, las cabras o el trigo. Así mismo, algunas tradiciones de talla lítica y de fabricación y decoración de la cerámica procedían más bien del desierto del Sahara.

En Egipto se distinguen dos grandes áreas de civilización neolítica:

El área A corresponde al norte del país, al delta occidental con el yacimiento de Merimda Beni Salama y al oasis de El Fayum, es algo más temprana puesto que se fecha desde fines del sexto milenio antes de Cristo.

El área B, en cambio, corresponde al sur del país, al Alto Egipto, y es algo más reciente puesto que se fecha desde mediados del quinto milenio antes de Cristo.

Estas dos áreas son profundamente distintas entre sí, para empezar los yacimientos del área A no constituyen en este momento una cultura unitaria, sino que son yacimientos independientes y presentan profundas diferencias culturales entre ellos. En cambio, los yacimientos del área B presentan una cultura material muy homogénea, de manera que constituyen una civilización unitaria. De ahí que se hable de la cultura badariense del Alto Egipto. Por otra parte los yacimientos badarienses son ya neolíticos, es decir, conocen el trabajo del metal por percusión, en concreto, del cobre, cosa que no sucede con los yacimientos del norte. Finalmente, también la cultura funeraria es completamente distinta en las dos regiones.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En el Alto Egipto, los enterramientos tienen lugar en necrópolis bien separadas de las zonas de hábitat, y ubicadas en el desierto. Los cuerpos se entierran en fosas circulares, colocados en posición fetal, con la cabeza hacia el sur, mirando hacia occidente. El sur es la región de donde proceden las aguas fecundantes, fertilizadoras y por tanto revitalizadoras de la crecida del Nilo, y occidente es el reino de los muertos, como tendremos ocasión de ver. Estamos pues, probablemente, ante la primera documentación de creencias que después serán características del Egipto histórico. Nada de esto se observa en el norte del país, donde las costumbres funerarias son muy diversas. En lo que queda de este vídeo y en los siguientes nos vamos a concentrar en el Alto Egipto. Porque fue precisamente en el Alto Egipto donde tuvo lugar el proceso gradual que condujo de las comunidades neolíticas al Estado Egipcio histórico.

La cultura badariense dio paso a la cultura de Nagada, que se extiende a lo largo del cuarto milenio antes de Cristo y que recibe su nombre a partir del yacimiento de Nagada, situado en el corazón mismo del sur del Alto Egipto. Es precisamente a lo largo del cuarto milenio que la documentación arqueológica, es decir las tumbas, los ajuares y la iconografía nos da cuenta del proceso continuado de jerarquización social y de especialización del trabajo que acabó conduciendo a la formación de los primeros estados tempranos del valle del Nilo.

Un breve apunte de cronología.

La cultura badariense se extiende del 4500 al 3900 aproximadamente.

La cultura de Nagada se extiende del 3900 al 3100 AC aproximadamente, abarcando como decimos la casi totalidad del cuarto milenio, y se subdivide, a su vez, en distintas etapas que tendremos ocasión de ir conociendo en los próximos vídeos.

Finalmente en el 3100 AC aproximadamente, tuvo lugar la unificación de las dos tierras, hecho que supuso la constitución del Estado egipcio histórico.

En estos tres mapas se muestra la distribución geográfica de los yacimientos de la cultura badariense a la izquierda, y de las primeras dos fases de la cultura de Nagada en el centro y a la derecha.

fases de la cultura de Nagada en el centro y a la derecha. Como puede apreciarse

Como puede apreciarse los yacimientos badarienses se encuentran concentrados en un tramo relativamente pequeño del valle del Nilo en el centro del Alto Egipto. En cambio, durante Nagada I, además de en esta zona nuclear original, los yacimientos se ubican en el área inmediatamente adyacente por el sur, hasta Hieracómpolis, de manera que la cultura de Nagada I se extiende por la mayor parte del sur del alto Egipto. En cambio durante Nagada II, la cultura Alto Egipcia se irradia hasta el norte del propio Alto Egipto e incluso hasta el

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

delta, de manera que a finales de Nagada II, todo el valle del Nilo presenta una cultura material relativamente homogénea originaria del Alto Egipto.

En esta diapositiva y en las dos que siguen, vamos a conocer algunos objetos característicos de estas culturas predinásticas del Alto Egipto.

Aquí podemos ver el fósil director, es decir, el objeto distintivo de la cultura badariense, se trata de esta cerámica roja de bordes e interior negro y sin decoración.

cerámica roja de bordes e interior negro y sin decoración. Este es un enterramiento característico en

Este es un enterramiento característico en fosa de la época badariense. El individuo inhumado en esta tumba no ha sido objeto de embalsamamiento sino que se trata de una momificación natural, a causa de la sequedad de la arena misma del desierto.

La cultura badariense (h. 4500- 3900 a.C.)

En esta diapositiva podemos ver algunos objetos característicos de las tumbas de las élites de Nagada I.

característicos de las tumbas de las élites de Nagada I. Para empezar, su fósil director, que

Para empezar, su fósil director, que es esta cerámica roja con decoraciones blancas que podéis ver en las dos fotografías superiores. En efecto a partir de este momento la cerámica pasa a estar decorada con motivos humanos, animales, vegetales, geométricos, inspirados, la mayor parte de las veces, en el medio fluvial y de las tierras inmediatamente adyacentes. En la fotografía inferior izquierda podéis ver una cabeza de maza discoide. Se trata de un arma, también depositada como ofrenda funeraria en las tumbas.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En la fotografía de la derecha podéis ver, en cambio, una paleta de grauvaca para mezclas cosméticas, con forma de antílope. Este tipo de objetos, en un principio, como en este caso tienen un uso utilitario, pero finalmente acaban convirtiéndose en objetos votivos.

Y finalmente en la fotografía de la derecha podéis ver lo que en la literatura egiptológica se

suele llamar un barbado. Este tipo de estatuillas que proceden, como digo, de las tumbas de las élites, son particularmente significativas si tenemos en cuenta que la barba en tiempos históricos será una prerrogativa del rey y de los dioses, es decir, un símbolo de poder.

En esta última diapositiva, podemos ver objetos característicos de la época de Nagada II.

ver objetos característicos de la época de Nagada II. El fósil director de Nagada II es

El fósil director de Nagada II es esta cerámica beige con decoraciones en marrón o rojo oscuro, también con distintos tipos de motivos inspirados normalmente en el medio nilótico, entre los que destacan estas barcas de múltiples remos que han sido asociadas al simbolismo funerario.

En la fotografía de la izquierda podéis ver dos cabezas de maza, la de la izquierda es una cabeza de maza discoide característica de Nagada I como ya hemos visto, mientras que la de

la derecha es una cabeza de maza piriforme, que durante Nagada II sustituye a la anterior y

que acabará convirtiéndose en un símbolo por excelencia de la realeza faraónica. Como quiera que se trata de la principal arma que el faraón blande ante su enemigo atado y arrodillado, en el conocido motivo iconográfico de la masacre del enemigo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.3.a. El cementerio HK6 de Hieracómpolis - parte 1

En este tercer vídeo de la lección uno, vamos a tener ocasión de conocer el yacimiento predinástico de Hieracómpolis y su cementerio HK6. Eh, os diré ya de entrada que los arqueólogos que trabajan en Hieracómpolis, que es un área arqueológica muy extensa, siglan las distintas localidades que excavan con las letras HK de Hieracómpolis y una cifra. HK6 significa por tanto, localidad seis del yacimiento de Hieracómpolis. Antes de entrar en materia, es importante eh, que nos situemos bien en el espacio. En este mapa, podéis ver los principales yacimientos prehistóricos predinásticos, y de muy comienzos del dinástico del valle del Nilo.

y de muy comienzos del dinástico del valle del Nilo. Si os fijáis en la parte

Si os fijáis en la parte central del mapa, la que corresponde al sur del alto Egipto, podréis ver que en esta zona, el Nilo hace un meandro, que lleva su curso primero hacia el este, y lo acerca al Mar Rojo y después hacia el oeste. Es la zona de la actual cuidad de Luxor, antigua Tebas, que en este momento todavía no existía, que quedaría situada al sur del meandro y de la cuidad de Coptos que quedaría emplazada en su extremo eh, más oriental. Pues bien, es precisamente esta zona y las regiones inmediatamente al norte y al sur de la misma, la que nos va a interesar en este vídeo y en los dos siguientes. ¿Por qué razón?

Porque

es

justamente

aquÍ,

donde

a

principios

de

Nagada

II,

surgieron

las

primeras entidades estatales, los primeros estados tempranos del valle del Nilo. Estos estados a finales de Nagada II, principios de Nagada III, se unieron en un único reino unificado del alto Egipto predinástico. Y fue este reino el que a lo largo de las primeras etapas de Nagada III, emprendió un proceso de expansión que lo condujo por el sur hasta la primera catarata, y por el norte hasta el mediterráneo. Creando de esta manera el estado Egipcio histórico. Es decir, el proceso que lleva sin solución de continuidad, sin rupturas desde los primeros estados surgidos en el valle del Nilo hasta el estado Egipcio histórico, es un proceso que arranca, que empieza justamente en esta región del valle del Nilo. Veamos esta región con más detalle. Este mapa procede de la obra de Barry Kempt," Ancient Egypt, anatomy of a civilization", publicada en su primera edición en 1989. En él, Kempt define por primera vez estos estados incipientes del alto Egipto predinástico.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. El reino de Hieracómpolis al sur, el

El reino de Hieracómpolis al sur, el reino de Nagada en el centro, que ocupa la parte meridional del meandro del Nilo, y el Reino de Tinis, Abidos, al norte. Debo deciros que Tinis es el nombre de la cuidad, y Abidos es el nombre de la necrópolis correspondiente. Pero mientras que Abidos nos es bien conocida y ha sido exhaustivamente excavada, de Tinis apenas intuímos el emplazamiento y nunca se ha excavado en el lugar. Kempt define estos tres reinos, a partir de las ciudades que habrían sido sus capitales, Hieracompolis, Nagada y Tinis Abidos, situadas como podeis ver las tres en la orilla occidental del Nilo.

En efecto es en estos centros, donde la arqueología documenta de manera más clara un incremento de la población. Un incremento paulatino también de la jerarquización social y la presencia de cementerios para las élites con tumbas cada vez más ricas, tanto desde el punto de vista arquitectónico, como desde el punto de vista de los ajuares.

Si nos centramos ya en el reino de Hieracómpolis, este debe su riqueza básicamente

a tres factores:

1. A la explotación de los recursos minerales del desierto oriental adyacente,

2. A los contactos comerciales con las poblaciones nubias para abastecerse de materias primas procedentes del África ecuatorial como marfil, ébano, eh, pieles de felinos, huevos y plumas de avestruz, necesarios tanto para los cultos como para los ajuares de las tumbas de las élites

3. Y a los contactos también con las poblaciones del norte, en especial con Palestina. De donde se importaban vino y aceite en grandes vasijas cerámicas, que también han sido documentadas en las tumbas de las élites de Hieracómpolis.

En este plano podéis ver toda el área arqueológica de Hieracómpolis.

A la derecha teneis la cuidad de Nekhen, la Hieracómpolis histórica, que aunque fue

fundada muy a finales del predinástico, no nos va a ocupar en este vídeo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. Nos interesa, el resto del área arqueológica

Nos interesa, el resto del área arqueológica de Hieracómpolis, que como podéis ver esta delimitada por tres ejes topográficos principales. Uno de ellos es, el límite entre la zona cultivada y el desierto. Que es esta línea vertical que podéis ver a la derecha del plano. Y los otros dos son dos wadis, que van de este a oeste. En el centro el Wadi Abu Suffian y al sur el Wadi Khamsim que delimita el yacimiento justamente por el sur. En el interior podéis ver todo una serie de localidades arqueológicas sigladas con las letras HK y una cifra como os decía al principio. Estas localidades son de tres tipos distintos, hay zonas de hábitat, zonas de enterramiento y también zonas industriales en las que se fabricaba por ejemplo, cerveza o pan o cerámica.

Como sabéis a nosotros nos va a interesar ahora la localidad HK6. Se trata del cementerio de las élites de la Hieracómpolis predinástica. La tenéis en la parte superior del plano, y se halla bien entrado el Wadi Abu Suffian en el extremo noroccidental del yacimiento. He aquí el plano del cementerio HK6.

del yacimiento. He aquí el plano del cementerio HK6. Como podéis ver se distingues tres áreas

Como podéis ver se distingues tres áreas de enterramiento bien diferenciadas.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

La primera es la que está justo en el centro. Es la más antigua, data de finales de Nagada I, principios de Nagada II, y consiste en pequeñas tumbas de fosa entre la que destaca la T16, tumba 16.

La segunda área es la que viene inmediatamente al sur de la primera, con estructuras de dimensiones bastante más considerables, entre las que destaca la T23, tumba 23. Esta parte del cementerio data de Nagada IIAB.

Y la tercera área, que en realidad tiene dos subáreas, son las tumbas que podéis ver al norte y al sur del plano, por ejemplo, la T1, tumba 1 al norte o la T2, tumba 2 al sur, que datan ya de Nagada III y que son tumbas más monumentales porque están construidas en adobe.

El cementerio HK6 es importante porque en él se documentan por primera vez, algunos rasgos definidores de la cultura funeraria del antiguo Egipto.

En esta fotografía podéis ver el complejo de la tumba 16, el más antiguo del cementerio como habíamos dicho.

16 , el más antiguo del cementerio como habíamos dicho. Consiste en una tumba principal, la

Consiste en una tumba principal, la propia T16 de dimensiones mayores, que habría sido la tumba de un jefe o ya tal vez de un rey, y en una serie de tumbas secundarias dispuestas alrededor. La tumba 16 está formada por una subestructura excavada en el terreno, y una superestructura construida con materiales vegetales. De la superestructura no ha quedado ningún vestigio. Pero los arqueólogos han podido deducir su existencia, a partir de una serie de hoyos excavados en el terreno alrededor de la subestructura, en los cuales habrían sido clavados los postes que habrían sostenido la superestructura. Tenemos por tanto, una parte subterránea y una parte edificada por encima del nivel del suelo, ambas de planta cuadrangular. Pues bien, en esto consiste precisamente uno de los tipos más importantes de tumbas de toda la historia de la arquitectura egipcia, como es la Mastaba, que tendría aquí su antecedente más antiguo conocido.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En esta otra fotografía podéis ver la

En esta otra fotografía podéis ver la subestructura de la tumba 16, que es la parte excavada en el terreno, no la construcción central.

La construcción central es de época algo posterior de principios de Nagada III, porque

la zona fue reutilizada.

A pesar de esta reutilización, una buena parte del ajuar funerario de la tumba original,

de la T16, ha podido ser recuperado.

Entre los numerosos fragmentos cerámicos recuperados de la T16, destaca este que veis en la fotografía de la izquierda, en cuya superficie se halla grabada parte de la cabeza de la diosa Bat.

se halla grabada parte de la cabeza de la diosa Bat. El motivo completo podéis verlo
se halla grabada parte de la cabeza de la diosa Bat. El motivo completo podéis verlo

El motivo completo podéis verlo en el dibujo de la izquierda.

La diosa Bat es una diosa vaca, asociada al cielo, a los astros y también a la dualidad. Es una diosa bifronte con dos caras. En los textos de las pirámides del reino antiguo por ejemplo, el faraón es asimilado a Bat con sus dos caras, como podéis ver en este pasaje reproducido a la derecha de la diapositiva. En la parte superior de la famosa paleta de Narmer, primer rey de la primera dinastía, que aquí podéis ver en la fotografía inferior, las dos caras de Bat están esculpidas a lado y lado del nombre del rey. La asociación entre Bat y la monarquía faraónica es bien conocida, pero este fragmento de cerámica demuestra que esta asociación se remonta al origen mismo del poder regio en el valle del Nilo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En esta otra diapositiva, en la fotografía de la izquierda, podéis ver otro de los elementos más significativos del ajuar de la

T16.

Se trata de dos máscaras funerarias. Estas máscaras funerarias son las más antiguas documentadas hasta la fecha en el valle del Nilo, e inauguran una tradición de la cual la famosa máscara de Tutankamon, hoy en el museo del Cairo, es la realización más

significativa, más vistosa y más conocida. Los objetos que podéis ver en la fotografía de la derecha nos permiten fechar la T16 de finales de Nagada I y principios de Nagada II.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

1.3.b El cementerio HK6 de Hieracómpolis

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En esta fotografía podéis ver de nuevo el complejo de la T16 desde otra perspectiva, y en ella han sido reconstruidos tanto la superestructura de la misma T16 como los que rodean las diversas tumbas del complejo.

T16 como los que rodean las diversas tumbas del complejo. Las tumbas que quedan más cerca

Las tumbas que quedan más cerca de la T16 corresponden a enterramientos humanos. En ellas fueron inhumados treinta y nueve individuos de edades comprendidas entre los ocho y los cuarenta años, pero la mayoría de los cuales tenían alrededor de quince años al morir. Esto ha hecho pensar a los arqueólogos que estos individuos no murieron de muerte natural, sino que fueron sacrificados en el momento del entierro de su jefe o rey, para que les sirvieran de séquito en el mas allá.

Las tumbas que quedan más alejadas de la T16 corresponden a enterramientos de animales.

de la T16 corresponden a enterramientos de animales . En ellas fueron enterrados tanto animales salvajes

En ellas fueron enterrados tanto animales salvajes como un elefante, un cocodrilo, un hipopótamo, babuinos, como animales domésticos, como por ejemplo bueyes, vacas, un ternero o perros, cuyas tumbas significativamente se encuentran dentro de los limites del complejo como si los perros tuvieran la función simbólica de vigilar a los demás animales enterrados aquí. Algunos de los animales salvajes como el elefante o el babuino eran difíciles de conseguir porque en ese momento no vivían ya en el valle del Nilo. Y de este modo se convertían en verdaderos bienes de prestigio que

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

prestigiaban y singularizaban a quien los poseían.

Heckl. prestigiaban y singularizaban a quien los poseían. Probablemente la tumba que más llama la atención

Probablemente la tumba que más llama la

atención es la que corresponde al elefante. El animal fue enterrado revestido de ceras y de lino, y los arqueólogos han podido documentar lo que ingirió como última comida antes del sacrificio, en concreto hojas de acacia de plantas nilóticas y cereales. Esto demuestra que estos animales estaban bien mantenidos precisamente en su condición de auténticos bienes que prestigian a su poseedor y de animales sacrificiales.

que prestigian a su poseedor y de animales sacrificiales. En la fotografía podéis ver la tumba

En la fotografía podéis ver la tumba de un babuino. En estas otras dos tumbas podéis ver entierros de animales domésticos, bueyes en la fotografía de la izquierda y una vaca y un ternero en la fotografía de la derecha.

y una vaca y un ternero en la fotografía de la derecha. Los animales domésticos fueron
y una vaca y un ternero en la fotografía de la derecha. Los animales domésticos fueron

Los animales domésticos fueron enterrados sin duda como ofrendas alimentarias. Los animales salvajes, en cambio, lo fueron muy probablemente en tanto que símbolos de las fuerzas de la naturaleza con las que el mismo jefe o rey se identificaban. En efecto, a lo largo de toda la historia de Egipto los grandes animales salvajes fueron considerados como alter y ego del faraón, en virtud precisamente de que tanto unos como otro, representaban grandes fuerzas de la naturaleza.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En los documentos de la unificación de

En los documentos de la unificación de finales del Predinástico de los que habremos de hablar en un próximo vídeo, el rey es representado no en forma humana, sino en forma precisamente de grandes animales salvajes que envisten enemigos como toros, leones, halcones o escorpiones.

Volvemos al plano del cementerio HK6. Vamos a dejar ya el complejo de la T16 para pasar a conocer el complejo de la T 23, situado inmediatamente al sur y fichado de Nagada IIAB. La tumba 23 es de mayores dimensiones que la tumba 16, pero responde a la misma estructura.

que la tumba 16, pero responde a la misma estructura. Tenemos por un lado una subestructura

Tenemos por un lado una subestructura excavada en el terreno, y por otro lado una superestructura construida con materiales vegetales, documentada a partir de los hoyos en los cuales estarían clavados los postes que las sostendrían. Igual que la tumba 16, también la tumba 23 estuvo rodeada por una valla.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Y a diferencia de la T16 en este caso los arqueólogos han podido documentar la

existencia de una pequeña capilla funeraria situada al este, construida de la misma

manera que la superestructura de la tumba. En las inmediaciones de la capilla funeraria se han inhumado una serie de objetos.

la capilla funeraria se han inhumado una serie de objetos. Tenemos por ejemplo objetos tallados en

Tenemos por ejemplo objetos tallados en sílex, como armas y pequeños, y pequeñas tallas que representan animales salvajes como un Ibex o un ovino salvaje. Esto hace pensar de nuevo en el tema del dominio del hombre sobre los animales.

En la parte superior de la fotografía podéis ver una vértebra humana con claras marcas

de decapitación. Esto remite de nuevo a los sacrificios humanos.

El objeto que veis a la derecha es probablemente el mango de una maza, que es un

objeto sacrificial por excelencia.

de una maza, que es un objeto sacrificial por excelencia. En las inmediaciones de la capilla
de una maza, que es un objeto sacrificial por excelencia. En las inmediaciones de la capilla

En las inmediaciones de la capilla funeraria, los arqueólogos recuperaron además alrededor de seiscientos fragmentos correspondientes a una estatua humana de piedra caliza. Se trata de la estatua humana más antigua documentada de la historia del arte egipcio. Los fragmentos mejor conservados corresponden a la nariz y a las orejas, que podéis ver a la izquierda de la diapositiva.

A partir de estos fragmentos los arqueólogos han podido deducir que se trataría de una

estatua de tamaño casi natural.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Piensan además que probablemente sería la estatua del culto funerario del rey enterrado en la T23.

El área arqueológica de la T 23 no comprende solamente tumbas, sino también otras grandes estructuras que en esta fotografía podéis ver sigladas con las siglas D9, 07 o

E8.

fotografía podéis ver sigladas con las siglas D9, 07 o E8. Vamos a ver con más

Vamos a ver con más detalles una de estas estructuras, la estructura 07. Como podéis ver no se trata de una tumba, porque no hay subestructura. En cambio la superficie se caracteriza por la presencia de los consabidos huecos para postes.

por la presencia de los consabidos huecos para postes. Están organizados en seis filas de cuatro

Están organizados en seis filas de cuatro postes cada una. El edificio mediría aproximadamente unos quince por diez metros. Y se trata como podéis ver, de la primera sala hipóstila o edificio hipóstilo documentado en toda la historia de la arquitectura egipcia. En el interior los arqueólogos han podido recuperar una serie de objetos, el más importante de los cuales es la estatuilla que podéis ver

en la fotografía inferior derecha. Se trata de una estatuilla de malaquita de un halcón. Esto es importante porque Hieracómpolis es el nombre que los griegos dieron a la ciudad egipcia de Nején y significa la ciudad del halcón. En efecto en Hieracómpolis se adoró a lo largo de toda la historia egipcia al dios halcón Horus. Pues bien, esta asociación entre el dios halcón y Hieracómpolis se remonta como podéis ver a los orígenes mismos de la ciudad.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En esta diapositiva tenemos a la izquierda

En esta diapositiva tenemos a la izquierda una planta del área arqueológica de la T 23 con sus sucesivas fases constructivas. Y a la derecha una reconstrucción de la estructura 07 con sus muros estucados y pintados de vivos colores. Los arqueólogos han reconstruido este aspecto del edificio a partir de fragmentos de estuco recuperados en las excavaciones. En cuanto a la función de la estructura 07, se piensa que debió ser una capilla funeraria dedicada al culto a los reyes enterrados en el cementerio.

Abandonamos momentáneamente el cementerio HK6 para trasladarnos a otra localidad del área arqueológica de Hieracómpolis, la localidad HK29A situada próxima a la zona cultivada.

la localidad HK29A situada próxima a la zona cultivada. En esta localidad los arqueólogos han excavado

En esta localidad los arqueólogos han excavado un santuario fechado en Nagada IIBD, y por tanto en parte contemporáneo a la tumba 23. Puesto que no se trata de una zona de enterramientos, este santuario debió estar dedicado a una divinidad que no conocemos, pero que bien pudo haber sido el dios halcón Horus.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

El santuario consiste en un gran patio a cielo abierto en forma de parábola de unos cuarenta metros de longitud, cercado con una valla y con edificios tanto en el interior como en el exterior. El edificio más importante viene marcado por cuatro grandes hoyos que se distinguen perfectamente a la derecha de la planta. Los arqueólogos han propuesto reconstruir este edificio como una gran capilla en forma de elefante, en la parte superior de cuyos postes de la fachada se habrían colocado colmillos de este animal. Esta es la forma que tiene la capilla simbólica del alto Egipto desde finales del Predinástico y a lo largo de toda la historia faraónica.

Y de ahí que los arqueólogos hayan reconstruido así este edificio.

Dentro del patio fueron recuperados una serie de objetos, entre los que destaca un fragmento de cerámica que podéis ver en la fotografía superior, que tiene grabada en su superficie nuevamente la imagen de la cabeza de la diosa Pad. Esto redunda una vez más la estrecha asociación entre esta divinidad y la Hieracómpolis de los orígenes. Regresamos por última vez al cementerio HK6 para conocer las últimas tumbas construidas en él. Estamos a principios de Nagada III en Nagada IIIAB. La tumba 23 data como sabemos de nagada IIAB. En efecto, en la etapa de nagada IICD, la élite de Hieracómpolis por razones que desconocemos, abandona el cementerio HK6 y pasa a enterrarse en otra localidad, la localidad HK31 próxima a la zona cultivada, donde a principios del siglo veinte se excavó la famosa tumba 100 de Hieracómpolis, de la que hablaremos en un próximo vídeo.

A principios de Nagada III, todo el alto Egipto está unificado en un único reino con

capital en Abidos. En Hieracómpolis sin embargo, sigue habiendo una élite local importante que vuelve a enterrarse en el cementerio de sus antepasados.

Las tumbas de esta época tienen la misma estructura que la T 23 o la T 16, pero ahora

la

subestructura está construida en adobe, lo cual permite aumentar las dimensiones de

la

tumba.

lo cual permite aumentar las dimensiones de la tumba. En esta diapositiva podemos ver la subestructura

En esta diapositiva podemos ver la subestructura de la tumba 1, la más importante de esta época y dos dibujos con su reconstrucción en el inferior junto a las demás tumbas que la acompañan.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.4.a. El cementerio U de Abidos, la tumba U-j y la invención de la escritura en el Valle del Nilo - parte 1

En este cuarto vídeo de la lección uno, vamos a conocer el cementerio U de Abidos, la famosa tumba U-j, y el proceso de invención de la escritura en el Valle del Nilo. Volvamos al mapa de Barri Ken que muestra los Estados tempranos del Alto Egipto predinástico.

muestra los Estados tempranos del Alto Egipto predinástico. El reino más meridional el de Hierakompolis conocemos.

El

reino

más

meridional

el

de

Hierakompolis

conocemos.

El reino que queda en el centro es el de Nagada.

ya

lo

A diferencia de lo que sucede con los yacimientos de Hierakompolis y de Abidos, el

yacimiento de Nagada es el que conocemos peor. Esto es debido al hecho de que mientras que en Hierakompolis y en Abidos se ha estado trabajando intensamente en las ultimas décadas y se sigue trabajando en la actualidad.

Lo que conocemos de Nagada, se debe a las excavaciones que allí condujo a finales del siglo XIX Flinder Pitri. Pitri pudo documentar una serie de zonas de enterramiento, entre ellas un cementerio general y un Cementerio para la élite. El Cementerio de la élite mostraba tumbas de mayor tamaño que el del cementerio general, más regulares en su forma y con ajuares mucho más ricos. Esto demostraba de manera clara que también aquí se produjo este proceso de jerarquización social, que caracteriza estos tres grandes núcleos del Alto Egipto predinástico: Hierakompolis, Nagada y Abidos. Además, Pitri pudo documentar Zonas de hábitat.

y Abidos. Además, Pitri pudo documentar Zonas de hábitat. El vestigio más importante es un gran

El vestigio más importante es un gran Muro de adobe de proporciones monumentales, puesto que mide 34 por 50 metros y 2 metros

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

de espesor, que debió corresponder a un Palacio o a un santuario. Asociada a este Muro se halló una Zona residencial con casas también de planta cuadrangular. Todos estos vestigios demuestran claramente que Nagada fue un centro tan importante como Hierakompolis o Abidos en este momento, pero por desgracia no podemos ir más allá. Esta es claramente una asignatura pendiente de la Arqueología Egipcia. Vamos a concentrarnos ya, pues, en el tercero de estos Reinos predinásticos.

El Reino de Tinis o Abidos, el que queda más al norte. Os recuerdo que Tinis es el nombre de la cuidad que no ha sido excavada, mientras que Abidos es propiamente el nombre de la necrópolis correspondiente. En esta diapositiva, tenéis una vista aérea de la Zona arqueológica de Abidos, me gustaría en primer lugar que os fijarais en la parte inferior izquierda de la fotografía, en esta línea nítida que separa las Tierras de cultivo de la Franja del desierto. En la misma Franja del desierto, a tocar de las Tierras de cultivo en la parte inferior central de la fotografía, podéis ver una serie de construcciones, que corresponden a los famosos Templos y Palacios funerarios de Abidos, entre ellos los Templos de Seti I y Ramsés II, de los que hablábamos en el primer vídeo.

I y Ramsés II , de los que hablábamos en el primer vídeo. Como podéis ver,

Como podéis ver, la parte del desierto a tocar de las Tierras cultivadas es una franja plana, que queda delimitada por el Oeste, por una

cadena de bajas colinas. Esta cadena dibuja justo en esta zona, como una entrada hacia el Oeste, subrayada por la presencia de Uhadi. Esta entrada hacia occidente, occidente no deja de ser el Reino de los muertos para los antiguos egipcios, es sin duda lo que motiva la elección de este lugar, como zona

de

enterramiento.

Y

en efecto si os fijáis en la parte central de la fotografía, podéis ver una serie de

vestigios arqueológicos en la Franja del desierto justo enfrente del Uhadi, que corresponden al Cementerio de Umm el-Qaab que nos va a ocupar a continuación. Esta fotografía podéis ver con más detalle del emplazamiento del Cementerio de

Umm el-Qaab y el Uhadi al Oeste. Debo deciros que Umm el-Qaab significa en Árabe: la madre de los fragmentos de cerámica, es decir, un lugar en que se acumulan muchos fragmentos de cerámica.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Esto es debido al hecho de que en Umm el-Qaab están enterrados los Líderes y reyes predinásticos de Abidos, pero también los Reyes de la Primera Dinastía. Una de las tumbas de la Primera Dinastía, fue considerada a partir del Reino Medio como la Tumba del Dios Osiris. A partir de este momento, empezó a celebrarse anualmente, una gran procesión, que, llevaba desde el Templo de Osiris que se situaba en el centro de las Tierras del cultivo, hasta su Tumba en Umm el-Qaab. Los recipientes cerámicos en los que los fieles llevaban sus ofrendas, acumulados a lo largo de siglos, son los que, motivan el nombre del lugar.

largo de siglos, son los que, motivan el nombre del lugar. Dinastía Jasejemuy, el Cementerio Y

Dinastía

Jasejemuy,

el

Cementerio

Y aquí el plano del sector más

antiguo del Cementerio de Umm el-

Qaab, datado entre Nagada I y muy a comienzos de la Primera Dinastía. El sector más reciente del Cementerio, vendría a continuación

de este plano por el Sur-Oeste. Y

correspondería al resto de las Tumbas de la Primera Dinastía y a las Tumbas de los segundos dos Reyes de la Segunda Dinastía.

la

Segunda

abandonado. Las tumbas de planta circular que tenéis en el centro de este sector, unas más pequeñas otras más grandes, son las más antiguas y corresponden a Nagada I y Nagada II. Las Tumbas cuadrangulares en cambio que veis distribuidas un poco por todo el sector, eh, son más recientes, y corresponden a la transición entre Nagada II y Nagada III, a la propia Nagada III y a muy comienzos de la Primera Dinastía. En efecto, si observáis la zona sur del plano, podréis ver una Tumba de doble cámara, B 17, B 18, que es la Tumba del Rey Narmer, primero de la Primera Dinastía. Y inmediatamente al Sur y al Sur-Este de la Tumba de Narmer, podéis ver un complejo de diversas cámaras, que es el Complejo funerario del Rey Aha, segundo de la Primera Dinastía.

definitivamente

Después

de

del

último

Rey

de

fue

Abidos

En este complejo se distinguen unas cámaras de mayores dimensiones, que son propiamente la Tumba del Rey y unas cámaras de dimensiones menores que son en realidad tumbas subsidiarias, en las cuales fueron enterradas personas sacrificadas en el momento de la muerte del Rey, para que le acompañaran como séquito, en el mas allá.

Esta práctica viene de lejos y ya la vimos documentada en el Cementerio HK6 de Hierakompolis.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En el caso de Abidos las Tumbas subsidiarias caracterizan los Complejos funerarios de los Reyes de la Primera Dinastía desde Aha, pero en cambio no se documentan para las Tumbas predinásticas.

Los arqueólogos han dividido este sector más antiguo del Cementerio de Umm el- Qaab, en dos sub sectores, el más antiguo queda al Norte, en este plano aparece dentro de una línea punteada y es el que recibe el nombre de Cementerio U. El más reciente queda al Sur, en este plano esta fuera de la línea punteada y recibe el nombre de Cementerio B.

A nosotros nos va a interesar a continuación el Cementerio U, que es el que corresponde a la élite de la Abidos predinástica.

En esta diapositiva tenemos un detalle del plano anterior, en él, se pueden observar tres tipos distintos de Tumbas.:

Tumbas de planta circular de tamaño menor, como la 131,

Tumbas de planta circular y de mayor tamaño, como la 132, 133 y

134.

planta circular y de mayor tamaño , como la 132, 133 y 134. ∑ Y están
planta circular y de mayor tamaño , como la 132, 133 y 134. ∑ Y están

Y

están

construidas de adobe, como la que tenéis en la parte superior de la diapositiva con la letra O.

Tumbas

de

planta

cuadrangular,

de

forma

más

regular

porque

Las Tumbas circulares más pequeñas datan de Nagada I y principios de Nagada II. Las Tumbas circulares más grandes datan de pleno Nagada II, sobretodo de Nagada II c.d. Las Tumbas cuadrangulares datan ya de Nagada III.

Es importante que tengáis presente que, todo lo que veis aquí son subestructuras, porque las superestructuras prácticamente no se han documentado. Los arqueólogos piensan que se tratarían de túmulos de arena, de piedras, de cascotes. Porque lo que si que se ha documentado son los plafones que cubrirían estas subestructuras, y por encima de los cuales se habrían construido estos túmulos.

Vamos a concentrarnos ahora, en las Tumbas circulares de mayor tamaño, aquellas que datan de Nagada II c.d.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En ella se han podido documentar de entrada, grandes sarcófagos, de cerámica o madera, como podéis ver en las fotografías de la derecha.

En los ajuares de las Tumbas fueron recuperados numerosos objetos, que demuestran el alto estatus de las personas enterradas aquí.

Y en algunos casos son esenciales, para comprender el origen de la monarquía

faraónica y sobretodo de su simbolismo.

de la monarquía faraónica y sobretodo de su simbolismo. En la fotografía central superior, podéis ver

En la fotografía central superior, podéis ver por ejemplo, la cabeza de un cetro GK de

marfil. El cetro GK es el callado faraónico, aquél que por ejemplo, Tutankamon lleva en sus manos en sus famosos sarcófagos.

El dibujo inferior reproduce, un mango de cuchillo ritual decorado. Los mangos de

cuchillo, igual que las paletas y las cabezas de maza motivas, sirvieron de soporte a la iconografía de la realeza egipcia naciente, desde este momento hasta finales del predinástico. Este mango de cuchillo, es uno de los más antiguos documentados, y en su superficie se halla grabada una escena de caza.

En la fotografía de la izquierda podéis ver una jarra de cerámica de asas onduladas. Y en el centro podéis ver pintado un signo que ya puede ser considerado como un signo jeroglífico. Se trataría en términos absolutos de uno de los signos jeroglíficos documentados en toda la Historia de Egipto. Su forma posterior está reproducida por debajo de la fotografía, y corresponde al signo de Ererg, que significa noche, representa un cielo del que cuelga un astro.

Arriba a la derecha, tenemos la iconografía de un sello cilíndrico, se trata del dibujo,

de la impronta que el sello deja al hacerse rodar, sobre la arcilla húmeda.

En el centro de la imagen, podemos reconocer perfectamente la cabeza de la Diosa Abbat.

En este caso, con estrellas en el extremo de las orejas, de los cuernos y también en la

frente. Esta imagen indica claramente, el carácter astral de la Diosa.

El

mismo motivo aparece esculpido, en una paleta motiva de tiempos algo posteriores

de

principios de Nagada III, que tenéis reproducida en la fotografía inferior y que

demuestra que se trata de un símbolo bien establecido.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

A la Diosa Abbat ya la conocemos, la vimos en Hierakompolis y este trasvase de

símbolos de Hierakompolis a Abidos, puede deberse a cambios históricos a los cuales nos referiremos más adelante.

El motivo iconográfico más recurrente en el sello, es el de las montañas y el del chacal

recostado. En tiempos históricos, el Dios Chacal más famoso del panteón Egipcio Anubis, es conocido por el epíteto, de aquél que está sobre su montaña. En efecto, la asociación entre los Dioses Chacales y las montañas, es muy estrecha en la religión egipcia. Porque los egipcios pensaban que los Dioses Chacales presidían las necrópolis, y acompañaban a los difuntos por los caminos montañosos, que llevan al Occidente, es decir, al Reino de los Muertos. En este caso, este Dios Chacal no es Anubis, sino que es el Dios local de Abidos, Khentiamentiu. Cuyo nombre, quiere decir muy significativamente, aquél que está al frente de los Occidentales. Es decir, aquél que acompaña a los muertos. No es casualidad, que estos símbolos aparezcan precisamente en estos Cementerios que se caracteriza por la presencia de las montañas y de un marcado camino hacia el Occidente, como lo hemos tenido ocasión de comprobar.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.4.b. El cementerio U de Abidos, la tumba U-j y la invención de la escritura en el Valle del Nilo - parte 2

En la transición de Nagada II a Nagada III, la situación política y cultural del Alto Egipto se transforma profundamente. De los tres grandes núcleos urbanos de la región y Hieracompolis, Nagada y Abidos. Este último, Abidos, vas a estar claramente a la cabeza, convertido ya muy probablemente desde principios de Nagada III en la capital de un nuevo reino predinástico unificado del Alto Egipto, como veremos al final del video.

Las subestructuras de las tumbas del cementerio U de Umm el Qaab aumentan de tamaño, se hacen más regulares en sus formas, y sobre todo, pasan estar construidas en adobe.

La más importante de estas tumbas, no sólo de Abidos, sino de todo Egipto es la tumba siglada como U-j, excavada por el Instituto Alemán del Cairo a finales de los años 80 del siglo 20.

Alemán del Cairo a finales de los años 80 del siglo 20. El proyecto inicial de

El proyecto inicial de esta tumba consiste en diez cámaras, dispuestas, nueve de ellas en tres filas de tres, al este y la décima al oeste de las anteriores. Esta última es la de mayores dimensiones, sirvió como cámara funeraria. En un segundo momento, fueron adosadas por el sur, otras dos cámaras alargadas, sin duda para aumentar el espacio disponible para

la deposición de ofrendas. Las cámaras del proyecto inicial están comunicadas por unas oquedades verticales que, impracticables para un ser humano, deben tener una función simbólica. Nada sabemos de la superestructura de la tumba no conservada pero los arqueólogos piensan que se trató de un túmulo, chato, de tierra y cascotes, en forma de mastaba. El propietario de la tumba U-j puede ser considerado ya, sin ningún género de dudas, como un rey. Un rey, probablemente, de este nuevo estado del Alto Egipto unificado.

En efecto, uno de los objetos más significativos que formaban parte del ajuar de la tumba es este cetro jecado de marfil, completo, que podéis ver en la fotografía.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. Pero sin duda, la importancia fundamental de

Pero sin duda, la importancia fundamental de la tumba U-j radica en el hecho de

que,

escritura

en

ella,

se

han

exhumado

los

testimonios

más

antiguos

de

documentados en el Valle del Nilo.

Se trata de pequeñas inscripciones vinculadas a las ofrendas funerarias y suponen el estado inicial del proceso de formación de la escritura egipcia. En efecto, el origen de esta escritura está estríctamente vinculado a los reyes enterrados en Abidos en este momento, y a su ritual funerario. De allí, que fuera necesario encontrar específicamente estas tumbas de estos reyes para poder documentar estos estados iniciales de la escritura egipcia. Esto contrasta poderosamente con lo que sucede en Mesopotamia. En Mesopotamia, la escritura nace en este mismo momento, pero con finalidades claramente contables. Por eso, ahí, donde había un templo, con un archivo era posible encontrar testimonios de las etapas formativas de la escritura mesopotámica. En el caso de Egipto, había que ir a buscar específicamente, la tumba del rey que, en un momento dado decidió utilizar la escritura como recurso simbólico funerario. Antes de pasar a ver, brevemente, algunas de estas inscripciones podríamos preguntarnos ¿cómo se puede saber que se trata ya de escritura? En este sentido, disponemos de una serie de criterios que nos permiten discriminar entre secuencias escriturarias y secuencias que no lo son. Algunos de estos criterios son internos. Es decir, tienen que ver con la propia escritura. Otros, en cambio, con externos, y tienen que ver con el soporte de las mismas.

Uno de los criterios internos es que los signos sean los mismos que después aparecerán en la escritura jeroglífica definitivamente constituida. Otro criterio es que las secuencias de signos sean legibles según las normas de la escritura posterior y esa lectura de sentido. Entre los criterios externos, el más importante es que estas secuencias aparezcan sobre soportes que, en tiempos inmediatamente posteriores, lo serán de secuencias escriturarias seguras. Pues bien. Todos estos criterios se verifican en las inscripciones de la tumba U-j.

Veamos ya, en que consiste la escritura de la tumba U-j.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Antes que nada, debemos saber que la escritura jeroglífica egipcia es una escritura pictográfica. Esto quiere decir que sus signos no son trazos convencionales, como pueden ser nuestras letras alfabéticas sino que son imágenes que reproducen seres u objetos de la realidad.

En la tumba U-j, tenemos dos tipos de inscripciones:

Por un lado, tenemos inscripciones pintadas sobre vasos cerámicos de asas

onduladas como los que veis en esa diapositiva, o como el que veíamos dos diapositivas más arriba. Esto es precisamente lo que nos permite proponer que el signo pintado en aquel vaso, datado de finales de Nagada II, es ya un signo escriturario. Las inscripciones pintadas sobre vasos de la tumba U-j consisten en uno o dos signos. Cuando se trata de dos signos, uno de ellos es siempre el signo de un animal mientras que el otro parece hacer referencia a un lugar. El signo de animal que más se repite con diferencia es el del escorpión.

que más se repite con diferencia es el del escorpión . ∑ En esta diapositiva, en

En esta diapositiva, en la parte superior, podeís ver cuatro ejemplos de inscripciones pintadas sobre vasos de la tumba U-j cada una con dos signos. Las dos de la izquierda son las que corresponden a los vasos de las fotografías inferiores. Estas inscripciones han sido interpretadas como sintagmas formados por un sustantivo y su genitivo. Si nos centramos en la inscripción superior izquierda, que se lee de derecha a izquierda el primer signo representa un árbol, de modo que la secuencia completa podría leerse como árbol, o por metonimia, arboleda o plantación de escorpión. Podríamos preguntarnos ¿a qué alude el signo del escorpión? Cuando se descubrieron las inscripciones de la tumba U-j, se pensó que el signo del escorpión anotaba el nombre del rey enterrado allí. En la actualidad, se piensa, más bien, que se trata de una alusión al rey en tanto que fuerza de la naturaleza.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Es decir, es una suerte de epíteto. Y en cuanto al sentido de la secuencia completa, se trata muy probablemente de la designación de la finca de la que procede la ofrenda contenido en el vaso. En este sentido debéis saber que a lo largo de toda la historia de Egipto posterior, los reyes y los altos oficiales poseyeron una serie de fincas de donde procedían los bienes y los alimentos utilizados como ofrendas para sus tumbas y para sus cultos funerarios. Estaríamos, pues, aquí ante el inicio de esta práctica.

El segundo tipo de inscripciones de la tumba U-j consiste en secuencias

de 1 a 4 signos grabados sobre etiquetas de hueso o marfil. Estas etiquetas miden entre 1 y 4 centímetros de lado y poseen un agujero que permitía sujetarlas a las ofrendas a las que se relacionaban. En efecto, una vez más, estas inscripciones están estrechamente vinculadas a las ofrendas funerarias depositadas en la tumba. En la mayoría de los casos, los signos constituyen la forma arcaica de los signos de la escritura jeroglífica definitivamente constituida. Estas inscripciones son de dos tipos:

1. Cifras

2. Designaciones, especialmente de lugares.

tipos: 1. Cifras 2. Designaciones, especialmente de lugares. Si observáis las cuatro etiquetas que quedan más

Si observáis las cuatro etiquetas que quedan más a la derecha en la fotografía en color, podréis ver que recogen cifras. La etiqueta de la fotografía en blanco y negro superior, también recoge una cifra. Es una espiral, que sirve para anotar el número 100. Estas etiquetas que anotan cifras estarían vinculadas a tejidos y las cifras darían cuenta de las medidas de estos tejidos, según la práctica, común después en época histórica. Entre las etiquetas que se refieren a designaciones de lugares algunas son particularmente interesantes por razones escriturarias internas, o por razones históricas. Si observáis las dos etiquetas que quedan en el ángulo inferior izquierdo de la fotografía en color podréis ver que recogen exactamente los mismos signos, un pájaro y un trono, pero dispuestos en orientaciones inversas. En la etiqueta de la derecha, el pájaro mira hacia la derecha, y en la etiqueta de la izquierda, el pájaro mira hacia la izquierda. Pues bien, esto es precisamente una de las características definitorias de la escritura jeroglífica definitivamente formada que se puede leer y escribir en las dos orientaciones, tanto de derecha a izquierda como de izquierda a derecha. Tendríamos pues aquí un tercer criterio de discriminación de secuencias escriturarias. El hecho de que estas secuencias se puedan escribir en las dos orientaciones que se verificaría perfectamente.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Desde un punto de vista histórico, estas etiquetas son interesantes porque, lo que anotan es el nombre de la ciudad de Bubastis en el Delta. Esto significa que algunas de las ofrendas depositadas en la tumba U-j procedían ya de localidades del Delta que estarían bajo el rayo de acción de los reyes Alto Egipto. Este momento, que habrían emprendido ya, proceso de verificación de las dos tierras, como veremos en el próximo video.

de las dos tierras, como veremos en el próximo video. En cuanto a la etiqueta de
de las dos tierras, como veremos en el próximo video. En cuanto a la etiqueta de

En cuanto a la etiqueta de la segunda fotografía en blanco y negro, en ella podéis ver tres signos que se leen de derecha a la izquierda, y de arriba a abajo. Se trata de un árbol, de un elefante, y de unas montañas. Esta secuencia ha sido interpretada también como un sintagma compuesto por un nombre y su genetivo, y ha sido leído como Plantación de Elefantina. Esto, desde un punto de vista histórico, es interesante, una vez más porque significa que también por el sur, la ciudad de Elefantina habría entrado en el rayo de acción de los reyes del Alto Egipto de este momento.

de acción de los reyes del Alto Egipto de este momento. Probablemente, las dos inscripciones más

Probablemente, las dos inscripciones más interesantes de la tumba U-j son estas que veis en esta diapositiva, que se repiten en distintas etiquetas. Al lado y lado de la fotografía, os he puesto la trascripción en jeroglíficos históricos de las secuencias contenidas en las dos etiquetas. Debemos decir que estas secuencias se leen de arriba a abajo y de derecha a izquierda. Si os fijáis, podréis ver que cada una de las dos etiquetas contiene tres signos. De estos tres signos, los primeros dos, con ligeras variantes formales, son idénticos en las dos etiquetas. Concentrémonos en estos dos signos. Se trata de un serpiente y de una montaña. Encima de la montaña es lo que los egiptólogos llamamos un logograma.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Un logograma es un signo que anota una palabra completa. ¿Qué palabra? La palabra que designa aquella que el signo mismo representa. ¿Qué representa el signo? Una montaña. ¿Cómo se dice montaña en egipcio? En egipcio, montaña se dice dw. Pues bien, el signo de la montaña sirve para escribir completa la palabra egipcia dw, que significa montaña, lo que el signo representa.

El signo de la serpiente, en cambio, es completamente distinto. Se trata de un fonograma. Es decir, un signo que sirve para anotar un sonido independientemente de aquello que el signo representa. Este signo en concreto de la serpiente sirve para anotar el fonema d. Es decir, el primer fonema de la palabra dw, que significa montaña. En realidad, pues, el signo de la serpiente es un refuerzo fonético para la lectura de la palabra dw. No es estrictamente imprescindible. De ahí, que falte en algunas de las etiquetas que reproducen estas mismas inscripciones.

En cuanto al tercer signo de cada inscripción, no me extenderé en ellos solo os diré que el de la inscripción de la derecha es un ibis crestado y sirve para escribir la palabra egipcia j3hw, que significa luz.

Mientras que el de la izquierda es un cielo del que tiene un astro, es un signo que ya conocemos y sirve para escribir la palabra egipcia grh, que significa noche u oscuridad.

Así pues, las dos inscripciónes pueden leerse dw j3hw, o Montaña de la luz, la de la derecha y dw grh, o Montaña de la oscuridad, la de la izquierda.

Se trata muy probablemente, una vez más, de designaciones de lugares tal vez de fincas de procedencia de las ofrendas, tal vez santuarios, pero en todo caso, por el significado de sus nombres, los egiptólogos piensan que estos lugares estarían

ubicados en las dos orillas del Nilo: la Montaña de la luz, en la orilla este,

la

y

Montaña de la oscuridad en la orilla oeste.

Antes de dejar las inscripciones de la tumba U-j, me gustaría hacer una última apreciación importante. El hecho de que estas etiquetas anoten cifras y lugares de procedencia de las ofrendas no les confiere un sentido administrativo.

Tenéis que pensar en primer lugar que proceden de una tumba y no de un archivo. Y, por otro lado, la cuantificación de las ofrendas y la indicación de su lugar de origen es una característica esencial del ritual funerario egipcio de todos los tiempos.

Lo que si es importante subrayar es que todo lo que hemos dicho hasta aquí indica que en las escritura de la tumba U-j, están presentes ya las dos categorías de signos que caractarizarán la escritura jeroglífica.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Por un lado, los logográmas, o signos palabra, y por otro, los fonográma, o signos sonido. Sobre la tumba U-j y la invención de la escritura en Egipto, aquí tenéis una serie de referencias bibliográficas y webgráficas.

Como ya hemos tenido ocasión de señalar a comienzos de Nagada III, hacia 3300 antes de Cristo los tres reinos tempranos de Alto Egipto predinástico se unen en un

único estado unificado. De los tres núcleos urbanos de la región, los testimonios arqueológicos nos demuestran claramente que Nagada entra en decline.

Y Hierakonpolis sigue siendo importante, pero deja de ser el motor de los cambios

sociales y culturales. En cambio, Abydos, se convierte en el centro más dinámico, seguramente porque pasa a ser la capital del nuevo estado unificado.

Los reyes de este periodo se entierran en la Necrópolis de Umm el-Qaab de Abidos y la tumba U-j es, sin duda, la tumba de uno de estos reyes.

No sabemos por que mecanismos se unieron los tres estados incipientes del Alto

Egipto. No sabemos si fue por la guerra o por la vía diplomática, pero parece claro que tuvo que haber alguna forma de entente entre las elites de Hierakompolis y las de Abidos porque algunos símbolos fundamentales de Hierakompolis pasan a ser los de Abidos. Uno de ellos es, por ejemplo, el de la Diosa Bat, como ya hemos tenido ocasión de ver.

Y otro es el Dios Halcón Horus, que siendo originario de Hierakompolis, pasa a ser la

divinidad dinástica de los reyes de Abidos. Y también lo será después de los faraones del Egipto histórico.

A lo largo de Nagada III, los reyes del nuevo estado unificado emprenden un proceso

de expansión territorial que los lleva por el sur, hasta la primera catarata, hasta Elefantina, y por el norte, hasta el Mediterráneo. Esto es lo que muestra este mapa que se debe también al egiptólogo británico, Barry Kemp.

De este modo, a finales de Nagada III B, hacia 3100 antes de cristo todo Egipto, desde

la primera catarata hasta el Mediterráneo está unificado bajo una misma realeza.

Puede empezar de este modo el Egipto dinástico.

A este proceso de unificación, vamos a dedicar el próximo video.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.5.a. La unificación y los comienzos del Dinástico - parte 1

En este último vídeo de la lección 1 vamos a hablar de la unificación y de los comienzos del Dinástico. Como hemos tenido ocasión de ver en los vídeos precedentes, los tres estados incipientes del alto Egipto Predinástico, el reino de Hieracómpolis, el reino de Nagada y el reino de Tinis o Abidos, se unieron muy a principios de Nagada III, en un único reino unificado del alto Egipto predinástico, que muy pronto emprendió un proceso de expansión política y militar, que lo llevó por el sur hasta la altura de Elefantina, es decir, de la altura Asuán de la primera catarata y por el norte hasta el Mediterráneo.

Es importante tener presente sin embargo, que este proceso de unificación política y militar que tuvo lugar durante Nagada IIIAB, es decir, aproximadamente entre 3300 y 3100 AC, estuvo precedido por un proceso de unificación cultural que se desarrolló durante Nagada IICD, es decir, aproximadamente entre tres mil seiscientos y tres mil trescientos antes de Cristo, y que supuso que la cultura del sur, la cultura del alto Egipto, se expandiera por todo el valle del Nilo egipcio, y en especial por el delta, es decir por el bajo Egipto.

y en especial por el delta, es decir por el bajo Egipto. En los yacimientos del

En los yacimientos del delta observamos en efecto como la tradición local, la tradición cultural local, es sustituida paulatinamente por la tradición cultural del alto Egipto. Nos referimos fundamentalmente a la cultura material, es decir, a la cerámica, a la industria lítica, a los objetos en metal, a todo tipo de artefactos construidos por el ser humano, a los patrones de asentamiento, a las necrópolis y a las tumbas. En todos estos ámbitos observamos como en los yacimientos del delta, la tradición local da paso, deja paso a la tradición procedente del alto Egipto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. El esquema de esta diapositiva muestra la

El esquema de esta diapositiva muestra la estratigrafía arqueológica del yacimiento de Tell el-Fara'in o Buto, situado en el norte del delta. En él podemos apreciar como los estratos inferiores que son los más antiguos, responden a la tradición cultural del bajo Egipto, mientras que los estratos superiores que son más recientes, responden ya a la tradición cultural del alto Egipto. El medio entre unos y otros, tenemos un estrato de transición, cuya cultura material comporta elementos tanto de la tradición del bajo Egipto como de la tradición del alto Egipto.

La cuestión es que a finales de Nagada II, todo el valle del Nilo egipcio está unificado culturalmente bajo la cultura del alto Egipto, la cultura de Nagada. No sabemos por qué mecanismos se produjo esta unificación cultural, pero unos autores han avanzado la hipótesis de que fuera el resultado de un proceso de colonización del delta por parte de las élites del alto Egipto, para asegurarse el control de las vías de comunicación por las cuales llegaban a Egipto, bienes de prestigio y materias de prestigio procedentes del continente asiático.

Como decimos, durante Nagada III, los reyes de Abidos, es decir, del reino del alto Egipto, llevan a cabo la unificación política y militar de las dos tierras. Datan de este período todo una serie de documentos iconográficos que conocemos con el nombre de documentos de la unificación, que son testimonio elocuente de este proceso.

unificación , que son testimonio elocuente de este proceso. Desde el punto de vista de los

Desde el punto de vista de los soportes, los documentos de la unificación pueden ser pinturas murales o sobre tejidos, o pueden ser también relieves esculpidos sobre mangos de cuchillo ritual de marfil de hipopótamo o sobre paletas votivas de grauvaca o sobre cabezas de maza también votivas de piedra caliza.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Originalmente las paletas sirven para la mezcla de cosméticos, y las cabezas de maza son como sabemos armas. En este momento, sin embargo, tanto unas como otras aumentan de tamaño, se cubren de iconografía y se convierten en objetos votivos.

En las fotografías de la parte inferior de esta diapositiva, podéis ver cuatro de estos tipos de documentos.

A la izquierda una pintura mural, a continuación un mango de cuchillo, y en tercer y cuarto

lugar una paleta y una cabeza de maza.

Por lo que se refiere a la iconografía de los documentos de la unificación, es el vehículo de expresión de ideología de la monarquía faraónica naciente.

Y de ahí su gran importancia para el estudio de este periodo y la formación de la monarquía

faraónica histórica.

y la formación de la monarquía faraónica histórica. En cuanto a la procedencia, algunos documentos de

En cuanto a la procedencia, algunos documentos de la unificación han sido adquirido en el mercado de antigüedades, como el cuchillo de Djebel el-Arak o la paleta de la caza. Otros, en cambio, proceden directamente de yacimientos arqueológicos, tumbas o recintos de culto.

El más significativo de estos yacimientos es el Main Deposit de Hieracómpolis.

Se trata de un depósito de objetos votivos de finales del Predinástico y de las primeras dos dinastías, que los arqueólogos excavaron en el recinto del templo de la Hieracómpolis histórica. De él proceden objetos tan emblemáticos como por ejemplo, la paleta de Narmer o las cabezas de maza de escorpión y de Narmer.

Los temas de la iconografía de los documentos de la unificación son básicamente cuatro, la guerra y el dominio, la caza, el ritual regio y la dialéctica orden-caos. Es precisamente a través de estos temas que se expresa la ideología faraónica naciente. Conozcamos algunos de estos documentos de la unificación. Estos que veis aquí son los frescos pintados en los muros de la llamada tumba 100 de Hieracómpolis, fechada muy a finales de Nagada IICD, es decir, algo antes de tres mil trescientos antes de Cristo. Estamos en el momento inmediatamente anterior a la unificación, y por eso estos frescos deben ser considerados más bien, como un precedente inmediato de los documentos de la unificación propiamente dichos.

Como sabemos, las élites de Hieracómpolis se enterraron durante Nagada IIAB y después durante Nagada III en el cementerio HK6.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Pero durante Nagada IICD abandonaron este cementerio y pasaron a enterrarse en la localidad HK31 situada entre el límite mismo entre el desierto y las tierras de cultivo.

Es allí donde a finales del siglo diecinueve los arqueólogos excavaron la famosa tumba 100. El emplazamiento de la localidad HK31 nos es actualmente desconocido, porque después de

la excavación y la documentación de la tumba 100 y de otras tumbas de esta misma localidad,

los arqueólogos abandonaron el lugar que volvió a ser cubierto por las arenas del desierto, o tal vez por la vegetación.

por las arenas del desierto, o tal vez por la vegetación. A la izquierda de la

A la izquierda de la diapositiva tenéis el dibujo de la parte más importante y mejor conservada

de los frescos. Como podéis ver el tema principal es una procesión de barcas, se trata muy probablemente de un ceremonial regio con significación funeraria.

Alrededor del tema principal, tenemos una serie de motivos secundarios asociados a la caza, a

la guerra y al dominio.

Los más importantes de los cuales os los he reproducido y ampliado a la derecha y por debajo

de la imagen general. Dos de ellos además aparecen en las fotografías de la derecha.

Los frescos de la tumba 100 no han llegado hasta nosotros pero si conservamos una fiel reproducción de los mismos realizada en el momento de la excavación de la tumba.

Estas fotografías corresponden a esta reproducción. En la superior a la izquierda podemos ver el famoso tema del señor de los animales, es decir, entre el personaje de dos leones lampantes, en este caso rojo el de la izquierda y negro el de la derecha.

El

rojo es el color que según los egipcios simbolizaba el desierto y la esterilidad, mientras que

el

negro es el color de la fertilidad de la tierra negra de Egipto fertilizada por el limo del Nilo.

Algunos autores han propuesto por tanto, ver en este motivo una alusión a la capacidad del líder, o del rey de mantener el equilibrio de fuerzas cósmicas opuestas. Es el tema de la dualidad, del que hablábamos en el primer vídeo de esta lección. En la fotografía inferior también a la izquierda, podéis ver la primera representación conocida del motivo de la masacre del enemigo, destinado a convertirse en uno de los temas iconográficos más significativos de la realeza faraónica histórica.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Podeis ver a un personaje que blande en su maza ante otros tres personajes arrodillados y sometidos a él.

De Nagada IIIAB, es decir, ya propiamente del período de la unificación, data el famoso cuchillo de Djebel el-Arak, hoy conservado en el museo del Louvre.

de Djebel el-Arak , hoy conservado en el museo del Louvre. En la parte superior del

En la parte superior del recto de este hermoso objeto, podemos ver de nuevo el motivo del señor de los animales, pero esta vez con

una factura claramente elamita o mesopotámica. Una evidencia entre otras, de contactos e influencias que en este momento hubo entre Egipto y el golfo Pérsico. En el verso podemos ver escenas de lucha, que evocan sin duda los conflictos del momento. En la parte superior de esta diapositiva podéis ver el dibujo del recto del mango de cuchillo del Metropolitan de Nueva York. El tema representado es una vez más el de la procesión de barcas como el de la tumba 100 de Hieracómpolis. La iconografía de este objeto nos interesa particularmente, porque en la parte superior derecha podemos ver la imagen de un rey sentado en su trono, portando el flagelo y tocado con la corona blanca. Se trata de una de las representaciones más antiguas de lo que, en tiempos históricos será específicamente la corona del alto Egipto. Además en la parte central inferior del mismo objeto, podemos ver una de las representaciones más antiguas también, de lo que en tiempos históricos era la capilla simbólica del bajo Egipto, con el techo abovedado.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En la parte inferior de la diapositiva,

En la parte inferior de la diapositiva, podéis ver el dibujo del mango de cuchillo de Hieracómpolis, que hoy se guarda en el Ashmolean Museum en Oxford. Aquí en el verso, es decir, a la izquierda, podemos ver una representación, una de las más antiguas de lo que en tiempos históricos era la capilla simbólica del alto Egipto. Se trata del mismo edificio que presumiblemente precedió el recinto cultural HK29A de Hieracómpolis, como tuvimos ocasión de comentar.

De Nagada IIIAB datan asimismo, como hemos dicho, las grandes paletas votivas decoradas. Las más antiguas no presentan su decoración organizada en registros horizontales, como esta que veis aquí, que es la llamada paleta de la caza, uno de cuyos fragmentos se guardan en el museo de Louvre, mientras que los otros se guardan en el museo británico.

mientras que los otros se guardan en el museo británico. A la izquierda de la diapositiva,

A la izquierda de la diapositiva, os la he puesto en posición vertical, que es la posición correcta de observación, como quiera que se trata de una paleta escutiforme. En la parte inferior de la diapositiva en cambio, os la he puesto ampliada y en posición horizontal, para que podáis apreciar mejor la hilera izquierda de cazadores, que en este caso es la superior. En este documento se representan las dos modalidades posibles de caza.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

La caza al herbívoro que es alimenticia y por lo tanto sin peligro, y la caza al carnívoro, a la gran fiera salvaje, en este caso al león, que es una caza peligrosa, y por lo tanto socialmente prestigiosa. Los cazadores aparecen dispuestos como podéis ver en dos hileras, a lado y lado de la composición. Y están pertrechados con todo tipo de armas, cosa que no sucede en una partida de caza real, donde las armas son siempre específicas en función del animal cazado. Esto es así en este documento porque no se pretende reflejar un hecho histórico, un hecho real, un hecho realmente acaecido. Sino que lo que se pretende es reflexionar, digámoslo entre

comillas, sobre la realidad caza en todas sus manifestaciones. Como podéis ver también, en este documento no se representa directamente al rey, pero es interesante observar que el atuendo ritual que el rey llevará, ya desde finales del Predinástico

y en la época Tinita y a lo largo de todo el reino antiguo, es en esencia el atuendo de un

antiguo cazador. En la fotografía inferior, el segundo cazador por la derecha en la hilera superior sujeta con su mano izquierda un estandarte, levanta con la derecha una maza y va vestido con un faldellín corto y una cola de toro.

Este mismo personaje aparece reproducido a la derecha, en el dibujo inferior derecho. El dibujo superior derecho corresponde al personaje que masacra enemigos de la tumba 100 de Hieracómpolis que ya habíamos tenido ocasión de conocer. En cambio, el dibujo de la izquierda reproduce el Rey Narmer de la Paleta de Narmer.

Si os fijáis, esta imagen viene a ser una síntesis de las otras dos. En efecto, el Rey Narmer va

vestido con un faldellín corto, una cola de toro, igual que el cazador. Levanta con la mano derecha una maza, igual que los otros dos personajes, y sujeta con la izquierda, aunque aquí no esté reproducido, el personaje arrodillado ante él. Igual que en la tumba 100.

En efecto, el faraón será a lo largo de toda la historia de Egipto un gran cazador. Un cazador de fieras salvajes en tanto que fuerzas de la naturaleza porque el mismo es una fuerza de la naturaleza capaz de oponerse a sus semejantes y porque esta actividad es una manifestación de su prestigio y de su poder.

Y ya que estamos hablando del mundo de la caza, permitirme que por un momento retroceda

algo en el tiempo para mostraros el origen de lo que en época histórica será la corona roja del

Bajo Egipto.

en época histórica será la corona roja del Bajo Egipto. En la parte central de esta

En la parte central de esta diapositiva os he reproducido dos personajes que proceden de sendos grabados rupestres del desierto oriental de Egipto fechados en un momento impreciso pero en pleno pre-Dinástico. Se trata de dos líderes de caza, y están tocados con la forma más antigua conocida de lo que después será la corona roja.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

A la izquierda de la diapositiva, podéis ver la fotografía y el dibujo de un fragmento de

cerámica fechado en Nagada I, en cuya superficie aparece en relieve una representación de este mismo tocado.

Como podéis ver pues, tanto la corona roja como la corona blanca que veíamos en un mango

de cuchillo en una diapositiva anterior, son símbolos originarios del Alto Egipto que en el

momento de la constitución del estado dual histórico, como sucedió con muchos otros símbolos como las dos capillas de que hablábamos también anteriormente fueron asignados, repartidos entre el Alto y el Bajo Egipto justamente para que simbolizaran las dos mitades del nuevo estado dual.

Volviendo a los documentos de la unificación. Aquí tenéis tres paletas fragmentarias que ya tuvimos ocasión de mencionar cuando hablábamos de Hieracómpolis.

ocasión de mencionar cuando hablábamos de Hieracómpolis. ∑ Los dos fragmentos de la izquierda corresponden a

Los dos fragmentos de la izquierda corresponden a la llamada Paleta del León, o del Campo de Batalla, o también de Los Buitres, debido a la decoración de la parte inferior del recto, que es la que podéis ver aquí. Los dos fragmentos se guardan hoy en el Museo Británico y en el Ashmolean de Oxford.

El fragmento central corresponde a la llamada Paleta del Toro por razones obvias y hoy se guarda en el Museo del Louvre.

El fragmento de la derecha corresponde a la llamada Paleta de las Ciudades, también por razones evidentes, y hoy se guarda en el Museo del Cairo. Esta última paleta presentaba ya su decoración distribuida, organizada en amplios registros horizontales como podéis ver por la línea de separación de registros en la parte superior derecha.

En estas tres paletas el rey aparece representado pero no en forma humana, sino en forma animal.

A la izquierda como un león que devora enemigos. En el centro como un toro que embiste un

enemigo. Y a la derecha como una serie de animales: un halcón, un león, un escorpión, que destruyen fortalezas o bien que fundan ciudades, según algunos autores. En efecto, además de ser un gran cazador como ya hemos visto, el rey se identifica con las fieras salvajes en tanto que fuerzas de la naturaleza en virtud de ser él mismo una fuerza de la naturaleza como ya hemos tenido ocasión de decir.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Pero sin duda, el más importante de los documentos de la unificación es la famosa Paleta de Narmer, que hoy se guarda en el Museo del Cairo y cuyo recto y verso podéis ver en esta diapositiva.

Cairo y cuyo recto y verso podéis ver en esta diapositiva. En la Paleta de Narmer
Cairo y cuyo recto y verso podéis ver en esta diapositiva. En la Paleta de Narmer

En la Paleta de Narmer la decoración se organiza en registros horizontales y el rey aparece representado cuatro veces: dos en forma humana y dos en forma animal. En el registro superior de las dos caras de la paleta tenemos representada a la diosa Bat al lado y lado del serej con el nombre del rey, como ya tuvimos ocasión de ver cuando hablábamos de Hieracómpolis. En el recto de la paleta, que aquí tenéis reproducido a la izquierda, en el segundo registro podemos ver al rey en forma humana presidiendo una procesión militar que se dirige hacia una serie de enemigos decapitados. En el registro inferior, en cambio, podemos ver al rey en forma de toro que embiste enemigos y destruye fortalezas.

en forma de toro que embiste enemigos y destruye fortalezas. En el registro central dos servopardos,

En el registro central dos servopardos, es decir dos animales fantásticos mitad felinos y mitad serpientes (de clara influencia mesopotámica), entrelazan sus cuellos formando el círculo que en las paletas más antiguas servía para la mezcla de cosméticos. En el verso de la paleta, que aquí tenéis reproducido a la derecha en un amplio registro, tenemos al rey representado en forma humana en el conocido motivo de la masacre del enemigo, que aquí recibe su forma canónica y definitiva. Además también tenemos representado al rey en forma de un halcón que sujeta una personificación de la tierra del delta, de la Tierra de los Papiros, que se ven brotar inmediatamente por debajo del propio halcón. Este último motivo alude muy probablemente al dominio del rey sobre el Bajo Egipto, y por tanto al hecho de que la unificación de las dos tierras estaría ya completada.

En efecto, la Paleta de Narmer, fechada alrededor de 3100 a.C., es considerada por los egiptólogos como el documento que señala el final del pre-Dinástico y el principio del Dinástico, de la Primera Dinastía, de la cual Narmer sería el primer faraón.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

No en vano, en la Paleta de Narmer, como podemos ver en estos dos detalles correspondientes al recto y al verso, el rey aparece tocado por primera vez en un mismo documento, con lo que a partir de ahora será la corona roja del Bajo Egipto (a la izquierda) y la corona blanca del Alto Egipto (a la derecha). Esto significa que el estado dual histórico está ya en marcha.

De Nagada IIIAB datan también finalmente las grandes cabezas de maza votivas decoradas, las más importantes de las cuales son la cabeza de maza de escorpión, que podéis ver en esta diapositiva, y la cabeza de maza de Narmer.

ver en esta diapositiva, y la cabeza de maza de Narmer . Las dos se guardan

Las dos se guardan hoy en el Ashmolean Museum de Oxford y proceden como también la Paleta de Narmer, del "Main Deposit" de Hieracómpolis. En ambas la decoración se organiza en registros horizontales. En esta diapositiva podéis ver el dibujo y la fotografía de la parte conservada de la decoración de la cabeza de maza de escorpión.

de la decoración de la cabeza de maza de escorpión. aparece representado en forma humana, ataviado

aparece

representado en forma humana, ataviado con el atuendo ritual, el faldellín corto y la cola de toro, tocado con la corona blanca y portando en la mano una azada. La escena corresponde muy probablemente a la fundación de un templo. En esta otra diapositiva podéis ver asimismo el dibujo y la fotografía de la cabeza de maza de Narmer. El rey aparece tambien representado en forma humana, sentado en su trono, bajo un dosel y sobre un podio, portando en la mano el flagelo y tocado con la corona roja.

En

ella

el

rey

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

La escena corresponde a un ceremonial del llamado festival de Sed, un gran ritual de rejuvenecimiento del rey, y de regeneración del universo entero.

Vistos los documentos de la unificación, podemos decir que durante el reinado de Narmer se produce la transición del pre-Dinástico al Dinástico. Pero además que este reinado supone una inflexión fundamental en la historia de Egipto, que se observa en distintos ámbitos de los cuales nosotros vamos a destacar aquí tres:

En primer lugar, Narmer es el último rey que es representado iconográficamente tanto

en forma humana como en forma de gran fiera salvaje. En efecto, a partir del segundo reinado de la Primera Dinastía, el faraón será representado siempre exclusivamente en forma humana.

En segundo lugar, los motivos de influencia elamita o mesopotámica que aparecen en algunos documentos de la unificación, como los servopardos de la Paleta de Narmer o el motivo del Señor de los Animales del cuchillo de Djebel Al-Arak que aquí tenéis reproducido otra vez, desaparecen por completo de la iconografía faraónica.

Y en tercer lugar, los objetos que a finales del pre-Dinástico habían servido como vehículos de la ideología faraónica, es decir las cabezas de maza, las paletas y los mangos de cuchillo que tenéis en la parte superior de esta diapositiva, dejan de ser utilizados de forma súbita y drástica tras el reinado de Narmer y son sustituidos por otro tipo de objetos como los que veis en la parte inferior de la diapositiva entre los que destacan las etiquetas analísticas (las primeras dos por la izquierda) de las que tuvimos ocasión de hablar en el primer vídeo de esta lección.

ocasión de hablar en el primer vídeo de esta lección. De este modo, los que hasta

De este modo, los que hasta ahora habían sido los canales de la ideología faraónica dejan paso a nuevas formas de expresión.

Una vez completada la unificación hacia el 3100 a.C., los reyes unificadores abandonaron Abydos como lugar de residencia y se establecieron en Menfis, fundada en el vértice del delta, en el límite mismo entre el Alto y el Bajo Egipto, y convertida a partir de ahora en la capital del nuevo Egipto unificado. De la fundación de Menfis y de su palacio real así como del templo de la principal divinidad de la ciudad, el dios Khtar, en griego "Hefesto", nos hablan distintos autores clásicos como Heródoto, Manetón, o Flavio Josefo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

1.5.b. La unificación y los comienzos del Dinástico - parte 2

Como estamos viendo en el paso del predinástico al dinástico, se producen cambios determinantes en el proceso histórico y cultural de Egipto. Otro de estos cambios afecta la conceptualización y la organización de lo que podríamos llamar el tiempo cultural. Es, en efecto, a partir del reinado de Narmer y de la primera dinastía, cuando empiezan a confeccionarse lista reales de las que hablábamos en el primer vídeo de esta elección.

las que hablábamos en el primer vídeo de esta elección. A la izquierda de esta diapositiva,

A la izquierda de esta diapositiva, podéis ver la fotografía y el dibujo de una impronta

de sello cilíndrico sobre arcilla que recoge los nombres de Horus de los ocho reyes que

constituyen la primera dinastía.

Este sello procede de la tumba del rey Ka, último de la misma.

Si os fijáis en el dibujo podréis ver cómo cada uno de los nombres de los reyes aparece

dispuesto en una columnita encabezada por el signo del dios halcón Horus y se repite dos veces. La columnita de la derecha corresponde al nombre del rey Narmer, primero de la dinastía. La segunda columnita por la izquierda corresponde al nombre del rey Ka, último de la

dinastía, y aquel que en cuya tumba, como decimos se encontró el sello. La primera columnita por la izquierda, en cambio, corresponde al nombre, también repetido dos veces, del dios Chacal Khentiamentiu, el dios de la necrópolis de Umm el-Qaab en Abidos, donde todos estos reyes están enterrados.

La fotografía de la derecha corresponde, en cambio, a un estatuilla de un sacerdote de fines de la segunda dinastía o principios de la tercera, en cuyo hombro izquierdo están grabados como podéis ver los serekhs de los primeros tres reyes de la segunda dinastía. El serekh, como sabéis, recoge el nombre por el título de Horus de los reyes.

Así pues, en el documento de la izquierda y en el documento de la derecha, tenemos dos de las listas reales más antiguas conocidas en la historia de Egipto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Es además, a lo largo de la primera dinastía, cuando aparecen los dos títulos duales de la titulatura faraónica.

En efecto, como sabemos, los reyes unificadores de finales del predinástico, tuvieron un solo título, el título de Horus. Ahora en cambio, contemporáneamente a la puesta en marcha del nuevo estado dual, aparecen estos nuevos títulos duales. El primero de ellos, que es creado a mediados de la primera dinastía, es el título del rey del alto y bajo Egipto, que se escribe con una caña y una abeja la conocemos por el primer video de esta lección. El segundo, que es creado a finales de la dinastía, es el título de dos señoras que se escribe con un buitre y una cobra encima de un signo jeroglífico que sirve para notar la palabra señor, el signo de una cesta. El buitre es la diosa titular del alto Egipto, mientras que la cobra es la diosa titular del bajo Egipto. El título se aplica al rey en tanto que protegido por estas dos divinidades.

al rey en tanto que protegido por estas dos divinidades. En la fotografía de esta diapositiva

En la fotografía de esta diapositiva podéis ver los nombres de los últimos cuatro reyes de la primera dinastía pero no por sus títulos de Horus como en la diapositiva anterior, sino por sus títulos duales de rey del alto y bajo Egipto y de dos señoras. Finalmente, otra de las novedades de la primera dinastía, en lo que se refiere a la conceptualización y organización del tiempo, es la aparición de las llamadas etiquetas analísticas de las cuales también hemos tenido una ocasión de hablar en el primer vídeo de esta lección.

una ocasión de hablar en el primer vídeo de esta lección. Esta que veis aquí corresponde

Esta que veis aquí corresponde al rey Den,

quinto de la primera dinastía. En las etiquetas analísticas, como sabemos, se registran los principales acontecimientos, normalmente rituales, de un año de reinado de un faraón.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

En este caso, el principal acontecimiento registrado, como vemos por el registro superior derecho, es la celebración del festival de Sed. Se trata del mismo motivo que veíamos en la cabeza de masa de Narmer. En este caso, el rey, que está representado dos veces, aparece tocado ya con la corona Pshent, que es la corona doble. Está compuesta por la corona roja del bajo Egipto y la corona blanca del alto Egipto y es un nuevo símbolo del estado dual.

En cuanto a las tumbas reales de comienzos del dinástico, los faraones de la primera dinastía y los últimos dos y más importantes de la segunda, a pesar de haber trasladado su lugar de residencia a Memfis, siguieron enterrándose en el cementerio de sus antepasados, en el cementerio de Umm el-Qaab, en Abidos. En concreto, en el sector más meridional del mismo.

. En concreto, en el sector más meridional del mismo. Lo hicieron en grandes mastabas, de

Lo hicieron en grandes mastabas, de las

cuales hoy conservamos tan solo las subestructuras que se caracterizan por ser más monumentales que las tumbas de la etapa inmediatamente anterior por incorporar desde mediados de la primera dinastía una rampa o escalera de acceso a la cámara funeraria y por estar acompañadas o rodeadas de tumbas subsidiarias destinadas a los miembros de la familia real o a altos funcionarios, o bien, a personas sacrificadas en el momento de la muerte del rey para acompañarlo como séquito en el más allá. Esta última práctica que hunde sus raíces ya en el cementerio H-K-6 de Hieracómpolis, como tuvimos ocasión de ver, es característica de la primera dinastía, pero desaparece por completo en la transición de la primera a la segunda dinastía.

en la transición de la primera a la segunda dinastía . En esta fotografía, podéis ver

En esta fotografía, podéis ver la superestructura de de la mastaba del rey Deneb, de mediados de la primera dinastía. La superestructura de estas tumbas no conservada, debió consistir en una mastaba baja y compacta, de arena y cascotes revestidos de adobe, delante de la cuál se habrían colocado hincadas en el suelo, las dos estelas simétricas con el nombre de Horus del rey correspondiente.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. Muchas de estas estelas han llegado hasta

Muchas de estas estelas han llegado hasta nosotros, siendo la más famosa la estela del rey Jet, o rey serpiente, que aquí tenéis en la fotografía de la derecha y que se guarda en el museo de Louvre.

Otra importante innovación de los reyes de las primeras dos dinastías son los llamados palacios funerarios. Se trata de grandes recintos rectangulares de adobe con los muros modulados en entrantes y salientes como podéis ver en al fotografía de la derecha, que la mayoría de estos reyes se hizo construir para su culto funerario que ahora dejó de celebrarse junto a las tumbas en Umm el-Qaab.

ahora dejó de celebrarse junto a las tumbas en Umm el-Qaab. Los palacios funerarios se encuentran

Los palacios funerarios se encuentran en la misma Abidos a un kilómetro y medio aproximadamente al oeste de Umm el-Qaab, en el límite entre el desierto y las tierras de cultivo, y constituyen el precedente estructural inmediato de lo que a principios de la tercera dinastía será el complejo funerario del rey Necherjet-Dyeser en Saqqara, con la diferencia de que este último será piedra, será mucho más monumental, e incorporará la pirámide escalonada, como tendremos ocasión de ver en la próxima lección.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lecture 2.A.1

¿QUÉ ES UNA PIRÁMIDE?

Cuando contemplamos, por ejemplo, las pirámides de Guiza, las pirámides de Khufu, Jafra y Menkaura, nos admiramos de sus proporciones, de sus dimensiones y de la belleza de sus formas e inmediatamente nos preguntamos cómo es posible que semejantes monumentos pudieran ser construidos hace nada menos que 4500 años, con qué medios tecnológicos y económicos se construyeron, con qué mano de obra, cómo se organizó esa mano de obra, cómo pudo tallarse y transportarse cada uno de los bloques empleados en su construcción, qué pesos y qué dimensiones tienen esos bloques.

Si queremos definir realmente qué es una pirámide, debemos tener muy en cuenta que una pirámide es, ante todo, un artefacto ritual.

Se trata de una tumba y para definirla deberemos atender al simbolismo y al ritual que subyace a ella.

Heliópolis es el nombre que los griegos dieron a esta ciudad (Iunu 0 pilar) y significa la Ciudad del Sol, a partir de Helios, Sol, y Polis, ciudad. En efecto, Heliópolis es el centro de origen de la religión solar egipcia.

En el mapa que tenéis en esta diapositiva podéis ver la localización de Heliópolis, en la parte superior, en el centro. El emplazamiento de la antigua ciudad se halla en la actualidad en el extremo Noreste de la conurbación que llamamos El Gran Cairo. Esta conurbación tiene dos partes principales: El Cairo propiamente dicho, al Este del río Nilo, y el Guiza, al Oeste del río Nilo. En el extremo occidental del Guiza, se levanta la localidad en el desierto donde se encuentran las pirámides de Khufu, Jafra y Menkaura. Algo al Sur de la conurbación del Cairo, que en este mapa está sombreada de color lila, se encuentra la ciudad de Menfis, que como sabemos, es la capital de Egipto durante el Reino Antiguo.

La proximidad de Heliópolis y Menfis explica, en parte, la influencia decisiva que los sacerdotes de Heliópolis, los sacerdotes del culto solar, tuvieron sobre los reyes que gobernaban desde la ciudad de Menfis.

LA PIRÁMIDE: UN “ARTEFACTO RITUAL” LA PIRÁMIDE: UN SÍMBOLO DE LA RELIGIÓN SOLAR DE HELIÓPOLIS Veamos pues en qué consiste la cosmogonía solar, es decir, la doctrina heliopolitana de la creación.

La cosmogonía solar Antes de la creación: EL NUN (universo acuoso, en tinieblas y en silencio) LA EMERGENCIA DE LA COLINA PRIMORDIAL O BENBEN (tierra versus agua) Según los sacerdotes heliopolitanos, antes de la creación solo existía el Nun, es decir, un universo acuoso, en tinieblas y en silencio. En efecto, para los egipcios la no existencia implica precisamente eso, una extensión líquida, oscura y silenciosa. El primer ente emergido de las aguas del Nun es una Colina Primordial, que en la tradición heliopolitana recibe el nombre de Benben.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

La emergencia del BENBEN implica la aparición de la tierra frente al agua. En las fotografías de esta diapositiva podéis ver las pirámides de Guiza en el momento de la inundación. Son fotografías del siglo XIX, antes de la construcción de las presas de Asuán. La pirámide sobre el agua evoca claramente la emergencia de la Colina Primordial por encima de las aguas del Nun.

Es muy probable que esta imagen cosmogónica fuera inspirada por las primeras colinas que emergían en el momento en que se retiraban las aguas de la inundación anual del Nilo.

EL PAJARO PRIMORDIAL Y SU GRITO (sonido versus silencio) Un segundo ente aparecido en el momento de la creación es el pájaro primordial, que emite un primer grito. Este grito implica la aparición del sonido frente al silencio.

En un pasaje de los textos de los ataúdes, podemos leer lo siguiente:

Este N (N sustituye el nombre del difunto,) ha graznado, en tanto que ganso. Este N se ha posado en la planicie yerma que está sobre la isla grande, ( es decir, sobre la colina primordial). Este N se ha elevado hacia arriba.

la colina primordial). Este N se ha elevado hacia arriba. Este texto es un texto en

Este texto es un texto en que el difunto es identificado con el pájaro primordial. Se nos dice que el pájaro primordial ha graznado al principio de los tiempos, se ha posado sobre la colina primordial, como podéis ver en la fotografía inferior derecha y se ha elevado hacia arriba a partir de ella.

En la tradición heliopolitana, el pájaro primordial recibe el nombre de ave Benu. El nombre Benu deriva del verbo uben, que significa surgir, elevarse, porque en efecto, el ave Benu, el pájaro primordial, se eleva a partir de la colina primordial hacia el cielo. En la tradición heliopolitana, el ave Benu es, o bien una lavandera egipcia, o bien una garza real.

En la imagen de la derecha, en la fotografía, podéis ver una garza real, que se caracteriza por estas plumas horizontales, en la parte posterior de la cabeza. En el pasaje de los textos de las pirámides que los he puesto en la parte inferior de la diapositiva, en cambio, podéis ver, el ave Benu, en su forma de lavandera egipcia. El pasaje se lee de de izquierda a derecha y el signo que representa a la lavandera egipcia es el cuarto por la izquierda, el octavo por la izquierda y el quinto desde el final, dentro de un rectángulo. Este rectángulo es el signo que sirve para anotar el término mansión, porque ahí se nos está hablando de la mansión del ave Benu.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

EL DEMIURGO SOLAR: ATUM (luz versus tinieblas) El tercer ente que aparece en el momento de la creación es el demiurgo solar, es decir, el dios Sol, Atum, y el advenimiento del dios Sol implica la aparición de la luz frente a las tinieblas.

En un pasaje de los textos de las pirámides podemos leer lo siguiente:

Salud a ti, Atum. Salud a ti, Khepri, surgido de sí mismo. (Atum y Khepri son dos aspectos de la misma divinidad solar) Que tú te eleves en este nombre tuyo de elevación, (es decir, de colina primordial). Que tú vengas a la existencia en este nombre tuyo de Khepri, (que significa el que viene a la existencia)

de Khepri, (que significa el que viene a la existencia) En la tercera frase de este

En la tercera frase de este pasaje, el demiurgo solar es asimilado a la colina primordial. Se dice, en efecto, que tú te eleves en este nombre tuyo de elevación, de colina primordial. Cuando en un texto egipcio se dice en este nombre tuyo, se quiere decir en esta cualidad tuya, es decir, en virtud de que tú eres, en este caso, una elevación. A continuación del texto os he puesto la secuencia jeroglífica de la cuarta frase del mismo, es decir, la frase que reza, que tú vengas a la existencia, en este nombre tuyo de Khepri. Esta secuencia se lee de izquierda a derecha y si os fijáis, el signo del escarabajo está repetido dos veces, una al principio, para anotar el verbo kheper, que significa venir a la existencia y la otra hacia el final para anotar el participio kheperer o khepri, que significa el que viene a la existencia. El hecho de que el signo del escarabajo se utilice para anotar el verbo kheper, quesignifica venir a la existencia, puede tener que ver con la imagen del escarabajo que al alba se ve arrastrando su bola de estiércol en la que pone sus huevos. La bola de estiércol y los huevos serían una metáfora del sol que da vida.

El demiurgo solar es una divinidad que tiene tres aspectos:

Khepri que corresponde al sol de la mañana, Re, que corresponde al sol cenital, y Atum que corresponde al sol del atardecer.

LOS TRES ASPECTOS DEL DEMIURGO SOLAR: KHEPRI-RE-ATUM En un pasaje de los textos de las pirámides en que el Rey difunto Merenre es asimilado al sol, se dice lo siguiente:

Ellos, los dioses, harán que este Merenre venga a la existencia como el Sol,(= en este nombre suyo, es decir, en esta cualidad suya de Khepri, que es el Sol naciente de la mañana), y a Merenre se le dice:

Tú ascenderás hacia ellos como el Sol en este nombre suyo de Re, (= el Sol cenital del mediodía) Tú desaparecerás de su vista como el Sol, en este nombre suyo de Atum (=el Sol poniente del atardecer).

En las fotografías de la derecha podéis ver la imagen iconográfica de cada uno de estos tres aspectos del Dios solar. A la izquierda el dios Khepri, con cabeza de escarabajo. En el centro el dios Re, con cabeza de halcón y tocado con el disco solar y el ureo, y a la derecha el dios Atum, con forma humana y tocado con la doble corona.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

EL DEMIURGO CREA LA PRIMERA PAREJA DIVINA: SHU (EL AIRE) Y TEFNUT Una vez que el demiurgo you ha aparecido, es él el que continúa la tarea de la creación y lo hace creando la primera pareja divina, los dioses Shu, que simboliza el Aire, y Tefnut, que es una divinidad poco definida y que algunos autores piensan que simboliza la humedad, mientras que otros piensan que simboliza más bien la luz. En este momento, puesto que el demiurgo se encuentra solo, los procedimientos que emplea para crear son procedimientos que tienen que ver con la emisión de líquidos de su cuerpo.

Así, en un pasaje de los textos de las pirámides se dice lo siguiente:

Oh Atum-Khepri, tú te has elevado en tanto que elevación, Tú has ascendido en tanto que Benben en la Morada de Benu, en Heliópolis. Tú has escupido a Shu y has expectorado a Tefnut. (TP 600, Pyr. 1652a-c)

a Shu y has expectorado a Tefnut. (TP 600, Pyr. 1652a-c) A continuación del texto os
a Shu y has expectorado a Tefnut. (TP 600, Pyr. 1652a-c) A continuación del texto os

A continuación del texto os he puesto las dos secuencias jeroglíficas que corresponden a la segunda y a la

tercera frase del mismo. En la segunda de estas secuencias, podéis ver el signo de un león escupiendo que

forma parte de la grafía de los verbos escupir y expectorar. En cuanto a la primera de las secuencias jeroglíficas, que corresponde, como digo, a la segunda frase del texto,

la hemos visto ya anteriormente cuando hablábamos del ave Benu y es interesante porque nos indica que todo

este proceso de creación tiene lugar en la misma Heliópolis, es decir, en la misma ciudad de la que el culto solar es originario.

Decíamos que los procedimientos de creación empleados por el demiurgo tienen que ver con líquidos emitidos de su cuerpo. Pues bien, en otro pasaje de los textos de las pirámides puede leerse lo siguiente:

Es Atum quien vino a la existencia como aquel que se masturbó en Heliópolis, Agarró su falo con su puño para provocar un orgasmo con él. Y los dos hijos-hermanos nacieron, Shu y Tefnut. (TP 527, Pyr. 1248a-d)

nacieron, Shu y Tefnut. (TP 527, Pyr. 1248a-d) El texto es, como véis, suficientemente elocuente, y

El texto es, como véis, suficientemente elocuente, y en la secuencia jeroglifica que os he puesto

a continuación del mismo, que se lee de izquierda a derecha, más o menos a un tercio del final, podéis ver el signo jeroglífico que evoca la acción de la masturbación.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

LA SEPARACIÓN DE GEB (LA TIERRA) Y NUT (EL CIELO) POR SHU (EL AIRE) Una vez que Shu y Tefnut han sido creados, son ellos los que generan la segunda pareja divina, formda por los dioses Geb, que simboliza la tierra, y Nut, que simboliza el cielo. A continuación se produce la separación entre el cielo y la tierra, es decir, la separación de Geb y de Nut por su padre Shu, el dios del Aire, que queda entre ambos. En un pasaje de los textos de los ataúdes se puede leer lo siguiente:

(habla Shu) Estoy cansado desde que he elevado a mi hija Nut sobre mí, para entregársela a mi padre Atum como morada. (En efecto Nut es el cielo y Shu se la entrega a Atum, que es el dios del Sol, para que le sirva de morada, puesto que el Sol vive en el cielo.) He colocado a Geb bajo mis pies; este dios, que él mantenga unidas las Dos Tierras para mi padre Atum. (TA 76, II, 2)

En efecto es al dios de la tierra a quien compete que las dos tierras queden permanentemente unidas. La separación del cielo y la tierra se representa iconográficamente así:

del cielo y la tierra se representa iconográficamente así: En él, el dios Geb aparece estirado

En él, el dios Geb aparece estirado en el suelo, mientras que la diosa Nut aparece en forma de arco sobre él. Entre ambos tenemos al dios Shu que sostiene a Nut hacia arriba. En las piernas y en los brazos de Nut, podemosver la barca en la que navega el dios Solar.

LA ENÉADA DE HELIÓPOLIS De la unión de Geb y Nut nace la cuarta generación de dioses primordiales, que son:

Osiris, Isis, Seth y Neftis, es decir, los dioses del ciclo osiriaco, que se encuentra incorporado en las creencias solares heliopolitanas.

Tenemos, pues, nueve dioses en total, que conforman la llamada Enéada de Heliópolis, es decir, el conjunto de nueve dioses primordiales, según la cosmogonía solar.

En un pasaje de los textos de las pirámides podemos leer lo siguiente:

Oh Gran Enéada que está en Heliópolis, Atum, Shu, Tefnut, Geb, Nub, Osiris, Isis, Seth y Neftis. Hijos de Atum! Extended su deseo (de regeneración) sobre su hijo, (= el rey difunto), en vuestro nombre de Nueve Arcos.

En efecto, los arcos se extienden y en tanto que arcos que se extienden, los dioses de la Enéada pueden extender el deseo de regeneración de Atum sobre su hijo, que es el rey difunto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lull Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl. En la secuencia jeroglífica que os he

En la secuencia jeroglífica que os he puesto a continuación del texto, podéis ver los nombres de los nueve dioses, tal como aparecen en la segunda frase del mismo. Aquí tenemos la genealogía de la Enéada Heliopolitana:

Aquí tenemos la genealogía de la Enéada Heliopolitana: La primera generación está formada por el dios

La primera generación está formada por el dios Atum, el dios Sol. La segunda generación está formada por Shu y Tefnut, como you hemos visto. La tercera generación, por Geb y Nut, y lacuarta generación está formada por los dioses del ciclo osiriaco, es decir, por Osiris, por Isis, por Seth y por Neftis.

Nos preguntábamos al principio del vídeo qué es una pirámide, pues bien, a partir de todo lo que hemos visto podemos contestar que una pirámide es:

1. un símbolo creacional, y por tanto, recreacional o resurreccional, como quiera que reproduce la colina primordial, primer ente de la creación.

2. un símbolo ascensional, como quiera que el demiurgo se elevó a partir de ella al cielo. De la misma manera, el rey difunto se elevará desde su pirámide hacia el cielo, y de esta forma resucitará,

3. un nuevo ente creado y una marca en el paisaje, ya que igual que la colina primordial entre las aguas, es bien visible a muchos kilómetros a la redonda, desde las tierras inundables que la rodean.

Aquí tenéis tres fotografías en las que podéis ver, en primer lugar, la pirámide escalonada de Saqqara desde las tierras de cultivo, las tres pirámides de Guiza, asimismo desde las tierras de cultivo y las pirámides de Abushir en primer plano y las tres pirámides de Guiza en segundo plano, tomadas desde el desierto a la altura de Saqqara.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Lecture 2.A.2 HELIÓPOLIS, LA SOLARIZACIÓN DE LA MONARQUÍA FARAÓNICA Y LA EDAD DE LAS PIRÁMIDES

Heliópolis es, como sabemos, la ciudad del sol. El lugar de origen y el principal centro de culto de la divinidad solar en Egipto.

El objeto de culto más importante del templo solar de Heliópolis era el llamado Benben, o colina primordial. Una piedra meteórica, es decir caída del cielo, que los heliopolitanos consideraban una manifestación del propio Dios Solar.

Evidentemente el Benben no ha llegado hasta nosotros, pero los egiptólogos creen poder reconstruir su forma

a partir de dos signos jeroglíficos contenidos en dos pasajes de los textos de las pirámides.

contenidos en dos pasajes de los textos de las pirámides. Ambos pasajes se leen de izquierda
contenidos en dos pasajes de los textos de las pirámides. Ambos pasajes se leen de izquierda

Ambos pasajes se leen de izquierda a derecha, y en el superior el signo en cuestión se encuentra más

o menos a un tercio del final mientras que en el inferior es a un quinto de la izquierda.

Se trata de un signo que reproduce un objeto vertical, más ancho en la parte inferior que en la superior y con el Extremo superior acabado en una forma más o menos redondeada.

Estos dos signos los tenemos en la imagen con el número 2. Con el número 1 tenemos justamente la reproducción que los egiptólogos hacen a partir de esos dos signos jeroglíficos.

A partir de la forma original de la piedra habrían surgido dos tradiciones distintas de representaciones

estilizadas de la misma. Una de planta rectangular con la parte superior redondeada, y la otra de planta cuadrada con la parte superior en punta.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Ejemplos de la primera son las estelas (número 3) , o el monolito levantado por Sesostris I en el Oasis del Fayum ( número 6). Ejemplos de la segunda son el piramideón (número 9), siendo un piramideón la piedra que culmina una pirámide, y el obelisco (número 10). Con el número 4 y 8 tenemos la palabra "Benben" acompañada en un caso por el signo redondeado, y en el otro caso por el signo en punta. Una pirámide y un obelisco son evocaciones de la colina primordial de Heliópolis.

Una pirámide y un obelisco son evocaciones de la colina primordial de Heliópolis. Ensamblado por Flavio

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

De la antigua ciudad de Heliópolis y de su templo solar apenas quedan restos en la actualidad. El emplazamiento de la ciudad, que llegó a ser la tercera en importancia del antiguo Egipto después de Menfis y Tebas, se halla en el extremo noreste de la actual conurbación del Cairo. Ahí, el único vestigio que hoy puede admirarse es el obelisco levantado en el emplazamiento del antiguo templo por Sesostris I, faraón de la dinastía XII, en el Reino Medio. El templo solar de Heliópolis no ha llegado hasta nosotros. Los egiptólogos, sin embargo, piensan que podemos hacernos una idea de como pudo ser este templo, a partir de los llamados templos solares de la V dinastía. En efecto, la mayoría de los faraones de la V dinastía se hizo construir un templo solar para el culto solar, en ámbito funerario, complementario de su complejo funerario piramidal. El mejor conservado de estos templos solares, es el que el faraón Niuserre se hizo construir en Abu Gora, una localidad situada un poco al norte de Abusir, a su vez al norte de Sakkara.

un poco al norte de Abusir, a su vez al norte de Sakkara. Reconstrucción del templo

Reconstrucción del templo solar de Niuserre

Los dos elementos más importantes de un templo solar son un altar para las ofrendas al Dios Sol, construido en un patio a cielo abierto, y un obelisco construido sobre un podio inmediatamente al oeste de este altar.

Estos serían pues, los dos elementos principales del templo solar de Heliópolis al menos en su forma más antigua, la que corresponde al Reino Antiguo. Por un lado tendríamos un altar solar para el culto al Dios Sol, culto que se celebraría a cielo abierto, lo cual es lógico tratándose de la divinidad solar y que diferiría de los demás cultos que se celebraban en Egipto puesto que estos tenían lugar siempre en la parte más recóndito del templo, en el interior del mismo, en las habitaciones más ocultas y más interiores del templo. Al oeste del altar se levantaría un podio sobre el cual estaría probablemente la piedra Benben, la piedra meteórica de la que hablábamos anteriormente.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Todo cuanto acabamos de exponer nos permite comprender las tres formas posibles de las pirámides Egipcias del Reino Antiguo.

Una pirámide escalonada es, a la vez, una reproducción de la colina primordial y de una escalera para la ascensión del rey difunto al cielo.

La pirámide romboidal, que no deja de ser un obelisco chato, es una reproducción de la colina primordial

en una de sus formas posibles. Y la pirámide perfecta, o pirámide de caras lisas, es la forma más estilizada que reviste la colina primordial, cuyas aristas a su vez recuerdan los rayos del sol que se filtran por entre las nubes.

los rayos del sol que se filtran por entre las nubes. Podríamos preguntarnos por qué los
los rayos del sol que se filtran por entre las nubes. Podríamos preguntarnos por qué los
los rayos del sol que se filtran por entre las nubes. Podríamos preguntarnos por qué los

Podríamos preguntarnos por qué los faraones del Reino Antiguo decidieron dejar de enterrarse en mastabas como sus predecesores y pasan a hacerlo en pirámides.

La razón estriba en que ya desde comienzos del Dinástico, la monarquía faraónica experimentó un progresivo

proceso de solarización que comporto la asunción de las creencias solares heliopolitanas y el hecho de que el faraón empezara a ser considerado como el hijo del Dios Sol y consustancial con él. Esto se refleja sobre todo, en la titulatura faraónica.

En la fotografía de la izquierda de la diapositiva 7 podéis ver la titulatura del rey Snefru, primero de la

IV

Dinastía y padre de Keops.

La

titulatura está comprendida toda ella dentro del Serej, lo cual es una solución un poco atípica pero posible.

Por encima del Serej podéis ver el halcón Horus perchado, del cual solo se ha conservado solo la mitad inferior.

El halcón Horus como sabemos, expresa el primero y más antiguo de los títulos del protocolo faraónico, el

título de Horus.

El

resto de la titulatura esta dispuesta en dos columnas en el interior del Serej.

La

primera columna es la de la derecha. En la mitad de esta columna podéis ver los dos títulos duales del

protocolo faraónico tal como los conocemos: el título del rey del Alto y Bajo Egipto con la caña y la abeja, y el titulo de Dos Señoras, con el buitre y la cobra. En la parte inferior de esta misma columna, podemos ver un título de nueva creación.

Se trata del signo del halcón puesto por encima de un signo que representa un collar de oro.

Comoquiera que el halcón es el rey, y el oro es la materia de la que está hecho el cuerpo del Dios Solar Re, el título de Horus de Oro (así se lee esta combinación) implica la solarización de la persona del rey.

El resto de la titulatura se encuentra en la segunda columna donde podemos ver el cartucho con el nombre de

Snefru en su interior y una representación del propio rey sentado en el trono, tocado con la doble corona y sosteniendo en mano el flajelo.

El cartucho es otro símbolo solar por

Excelencia comoquiera que representa el circuito que describe el sol en el cielo.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Tanto el título de Horus de oro como el cartucho aparecen muy a finales de la III dinastía pero no se generalizan hasta la IV y sobretodo la V dinastía.En la fotografía de la derecha podéis ver el último de los cinco títulos del protocolo faraónico en aparecer. Se trata del título de "Hijo de Re", que se escribe con el signo de la oca que sirve para anotar la palabra "Sa" que significa "hijo" y el signo del sol que anota la palabra "Ra" que significa "Rey Sol". Por tanto el título se lee Sa Ra y significa "Hijo de Re". Este título aparece a lo largo de la IV Dinastía.

Aquí podemos ver un ejemplo de titulatura real, en concreto, la del faraón Ramsés II de la Dinastía XIX, es decir ya del Reino Nuevo.

Ramsés II de la Dinastía XIX, es decir ya del Reino Nuevo. La titulatura de Ramsés

La titulatura de Ramsés II aparece aquí Dispuesta en cinco columnas, cada una de las cuales corresponde a uno de los títulos. La primera columna, la columna "a" corresponde al título de Horus con el Serej. Las columnas "b" y "c" corresponden a los títulos de "Nepti" o "Dos Señoras" y de "Horus de Oro" mientras que las columnas "d" y "e" corresponden a los títulos de Nishushbiti es decir "Rey del Alto y Bajo Egipto" y de "Sa Ra", es decir "Hijo de Re". Por estos últimos dos títulos, los nombres del rey están inscritos dentro de cartuchos.

Esta es la forma canónica de la titulatura faraónica, y el orden definitivo de los cinco títulos que la componen.

a) “Horus: el toro poderoso, el amado de Maat”.

b) “Dos Señoras: aquel que protege a Egipto y somete a los países extrajeros”.

c) “Horus de oro: rico en años y grande en victorias”.

d) “Rey del Alto y Bajo Egipto: Usermaatre (= Re es poderoso en justicia) Setepenre (= el escogido de Re)”.

e) “Hijo de Re: Ramsés (= Ramessu = es Re quien lo ha generado) Meriamon (= el amado de Amón).

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

"EDAD DE LAS PIRÁMIDES" Pirámides reales se construyeron a lo largo tanto del Reino Antiguo como del Reino Medio. Pero cuando hablamos de "Edad de las Pirámides" nos referimos específicamente al Reino Antiguo. Es decir a la primera de estas dos etapas comprendida aproximadamente entre los 2700 y 2200 a.C. y que abarca las dinastías III a VI.

En efecto las pirámides de esta época son las de mayor tamaño, las técnicamente mejor construidas y las mejor conservadas, y de ahí que cuando hablamos de "Edad de las Pirámides" por excelencia nos refiramos a este periodo en concreto. Puesto que en esta etapa la capital de Egipto es Menfis, la necrópolis que contiene las pirámides del Reino Antiguo es lo que llamamos la necrópolis Menfita. La necrópolis Menfita se ubica al oeste de la propia Menfis, en el desierto y comporta toda una serie de localidades de norte a sur.

y comporta toda una serie de localidades de norte a sur. Estas localidades son Abu Rawash,

Estas localidades son Abu Rawash, Giza, Zawyet el-Aryan, Abusir (con Abu Gorab), Saqqara, Dashur y 50 km más al sur de Dashur, la localidad de Meidum. En estas localidades es donde los reyes del Reino Antiguo, es decir los faraones de las Dinastías III a VI como decíamos, construyeron sus pirámides.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

2.A.3

LOS TEXTOS DE LAS PIRÁMIDES

Mientras que el interior de las pirámides de los reyes de la tercera dinastía de la cuarta dinastía y de casi toda la quinta dinastía es anepígrafo = carece por completo de textos, las cámaras y los corredores de las pirámides del último rey de la quinta dinastía, Unis, de los reyes de la sexta dinastía,Teti, Pepy I, Merenre y Pepy II y de algunas de sus esposas, y del rey de la octava dinastía, ya en el primer período intermedio Ibi, se llenan de textos funerarios que conocemos con el nombre de "Textos de las pirámides".

Se trata del corpus de textos religiosos y funerarios más antiguo de la historia de la humanidad.

Las pirámides con textos datan, aproximadamente, entre 2375 que es el año de inicio del reinado del rey Unis, último de la quinta dinastía hasta 2150 antes de Cristo, aproximadamente que es cuando reinó el rey, Ibi, ya en el primer período intermedio:

reinó el rey, Ibi, ya en el primer período intermedio: En este plano, podaís ver la

En este plano, podaís ver la localización de las pirámides contextos que se encuentran todas ellas en Saqqara. Las pirámides con textos han sido marcadas en color rojo en este plano. El plano está orientado con el norte a laderecha, y el sur a la izquierda.

La pirámide de contextos más antigua es la pirámide de Ounas (Uni), que se encuentra al sur del complejo de Djeser aquí representado en color verde. La segunda pirámide, la de Teti, que corresponde al primer rey de la sexta dinastía la encontramos al noreste del mismo complejo de Djeser. Las pirámides de Pepi I, Merendre y Pepi II, en cambio se encuentran al sur y al suroeste del primer grupo. Finalmente, la pirámide de Ibi, se encuentre al este de la pirámide de Pepi II.

Las pirámides de las reinas, cuando las hay, se encuentran dentro del complejo piramidal de sus esposos.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

V dinastía (RA)

Unis

VI dinastía (RA)

Teti Pepy I Reina Ankhesenpepy II (Pepy I) Merenre Pepy II Reina Neith (Pepy II) Reina Iput II (Pepy II) Reina Udjebten (Pepy II) Reina Behenu (Pepy II?) VIII dinastía (PPI) Ibi

(Pepy II) Reina Behenu (Pepy II?) VIII dinastía (PPI) Ibi En este dibujo, vemos la reconstrucción

En este dibujo, vemos la reconstrucción del complejo funerario, del complejo piramidal de Pepi I. Con la pirámide del propio rey, que es la más grande, su pequeña pirámide satélite y las pirámides de sus esposas.

En esta primera parte, vamos a interesarnos por la SUBESTRUCTURA de las pirámides con textos.

Es decir, por las cámaras y los corredores que constituyen su interior. Lo ejemplificaremos con la pirámide de Unis.

Todas las pirámides con textos presentan el mismo esquema en su subestructura.

Es una esquema en forma de T invertida.

A = vestíbulo, corredor y corredor ascendente

B = “rastrillos” de piedra

C = cámara con nichos

D = antecámara

E = cámara funeraria

F = sarcófago

nichos D = antecámara E = cámara funeraria F = sarcófago gris = piedra caliza rojo

gris = piedra caliza rojo = granito verde = alabastro

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

El trazo vertical de la T corresponde al vestíbulo y a los corredores horizontal y ascendente. En este plano, se ha marcado, con la A especificamente, el vestíbulo. Al sur del vestíbulo, tenemos el corredor horizontal, en el cual se encuentran los tres grandes bloques de granito, los tres rastrillos, que servían para bloquear el acceso al interior de la pirámide. Al norte de la letra A, tenemos el corredor ascendente, el que llevaba hasta la salida de la pirámide, visto en términos del rey que resucita, que se encontraba en la cara norte de la misma. Con la letra C, tenemos una cámara con nichos. Con la letra D, tenemos la antecámara y con la letra E, tenemos la cámara funeraria, en la cual se encuentra el sarcófago, marcado en este plano con la letra F.

La mayor parte de los bloques que revisten estas cámaras y corredores son de piedra caliza. Los bloques que componen los rastrillos y la parte correspondiente del corredor horizontal son, sin embargo, de granito, que es una piedra mucho más dura. Y finalmente, la parte oeste de la cámara funeraria está revestida con bloques de alabastro.

cámara funeraria está revestida con bloques de alabastro. Aquí podemos ver la cámara funeraria de la
cámara funeraria está revestida con bloques de alabastro. Aquí podemos ver la cámara funeraria de la
cámara funeraria está revestida con bloques de alabastro. Aquí podemos ver la cámara funeraria de la
cámara funeraria está revestida con bloques de alabastro. Aquí podemos ver la cámara funeraria de la

Aquí podemos ver la cámara funeraria de la pirámide. En este caso, de Pepi I; podemos ver el sarcófago y delante de el, un bloque cuadrangular de piedra sobre el cual se colocaron los vasos canopos que contenían las vísceras del rey difunto. El mismo sarcófago, visto esta vez desde la antecámara y una parte del corredor horizontal.

Todas estas cámaras y corredores están profusamente decorados con textos de las pirámides. Aquí tenemos dos detalles de estos textos, correspondientes a la cámara funeraria de la pirámide de Pepi I. Observamos que los textos están dispuestos en columnas, y efectivamente, la disposición en columnas es mayoritaria en las pirámides. Y observamos también que los signos están pintados de color verde. En otras pirámides, pueden aparecer pintados asimismo de color verde pueden no aparecer pintados en absoluto, o pueden aparecer pintados de color azul, como en el caso de la pirámide de Unis.

Los textos se disponen y se leen tanto de derecha a izquierda como de izquierda a la derecha. Los textos jeroglíficos se empiezan a leer por allí por donde miran los signos que representan seres vivos. En un texto, todos los seres vivos miran siempre a la misma dirección. Si miran hacia la derecha, el texto se lee de derecha a izquierda. Si miran hacia la izquierda, el texto se lee de izquierda a derecha.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Conozcamos con más detalle los textos de las pirámides y empezemos por la cuestion de su antigüedad.

Puesta que la FECHA de documentación, es decir, el momento en que los textos son esculpidos en las cámaras y los corredores de las pirámides no tiene porque coincidir con la fecha de creación de los textos. Sabemos, en efecto, que muchos pasajes fueron compuestos a finales del reino antiguo. En el momento en que los textos estaban siendo esculpidos en las pirámides. Pero otros fueron compuestos a principios del reino antiguo durante la tercera y la cuarta dinastía, o incluso antes, durante la Época tinita o en el Predinástico. Lo sabemos por cuestiones de lengua, pero también por cuestiones de contenido. En efecto, en algunos textos, se nos habla del entierro del rey en una mastaba, o bien de que el rey tiene que sacudirse el polvo para poder resucitar. Es evidente que semejantes textos fueron compuestos en un momento en que todavía no existían las pirámides, y en que los entierros se efectuaban en mastabas, o bien directamente en el suelo.

En cuanto a la transmisión de los textos, sabemos que se hizo mediante copias en papiro de las cuales, practicamente, no se ha conservado nada. Pero que sabemos que estaban en la base de las recenciónes esculpidas de los textos. Sea cual sea, la procedencia y la antigüedad de los textos todo el material ha sido harmonizado por los compiladores heriopolitanos y puesto al servicio de las creencias scholares.

En cuanto a la FUNCIÓN de los textos de las pirámides, podemos distinguir, basicamente, dos.

Una función mágica, puesto que la palabra, oral y escrita, tiene un efecto realizativo. Es decir, su pronunciación o su puesta por escrito asegura que lo que se dice se realize, se haga realidad.

Y una función ritual, puesto que los textos de las pirámides son los textos que se recitaban con ocasión de los funerales del rey. Así lo evidencian las continuas referencias e ofrendas que deben ser presentadas precisamente para asegurar que su contenido se verificara.

Y

por lo que se refiere al ORDEN DE LECTURA de los textos, tenemos dos teorías principales.

La primera de ellas es la teoría ritualista. Segun la cual, puesto que los textos eran recitados en el momento del entierro del rey el orden de la lectura debe ser del exterior al interior, como quiera que este es el recorrido que efectuaba la procesión funeraria que llevaba el ferretro del rey hasta el sarcófago.

La segunda teoría es la teoría mitológica, enunciada mucho más recientemente, según la cual puesto que los textos describen el viaje del difunto de la tierra al cielo, el orden de lectura debe ser del interior al exterior puesto que este es el recorrido que hace el rey difunto para poder resucitar.

Si

atendemos ahora la disposición y la estructura de las pirámides podemos decir que los textos se disponen

mayormente en columnas verticales, esculpidas en las cámaras y corredores de las subestructuras de las pirámides. Aunque todas las pirámides se hechan mano del mismo corpus virtual de textos no reproducen siempre las mismas fórmulas.

Y cuando reproducen fórmulas identicas, no lo hacen siempre en los mismos lugares de la pirámide.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Hay, pues, un anotable variabilidad de pirámide en pirámide. Los textos se hallan estructurados en sucesivas fórmulas. Algunas más breves, de unas pocas palabra y otras más extensas, de varios centenares de palabras, y dispuestas en varias columnas.

Desde el punto de vista de los GÉNEROS, tenemos dos grandes tipos de fórmulas en los textos de los pirámides.

TEXTOS RITUALES que nos hablan, por ejemplo, de la presentación de una gran comida, pues los alimentos son la esencia de la vida, y por tanto de los hábitos de la resurrección.

O también de la ceremonia de la apertura de la boca, que se efectuaba sobre la momia, o sobre una

estatua del difunto para restaurar la capacidad del mismo de alimentarse.

O la presentación de atuendos y de coronas regias

O el ritual de la resurrección, para asegurar que el espíritu del difunto pudiera abandonar el cuerpo muerto y la tierra y salir a reunirse con los dioses.

O el ritual de la mañana, que reproduce las ceremonias, con que el rey era despertado, vestido y

alimentado en vida.

TEXTOS "PERSONALES" que permiten al difunto superar con éxito el trance de resurrección sorteando los peligros que le asechan, y abandonar la tumba para ascender al cielo y unirse a los dioses. Entre estos textos, destacan las fórmulas contra serpientes y otros seres dañinos.

ALUSIONES MITOLÓGICAS. Por ejemplo a momentos de la cosmogonia solar o episodios del mito osiriaco. Estas alusiones se hallan incluidas tanto en los textos rituales como en los personales.

PRINCIPALES TEMAS DE LOS TEXTOS DE LAS PIRÁMIDES. Son dos.

1. LA TRANSFORMACIÓN EN AKH. El ser humano está integrado por diversos elementos, de los cuales los más importantes son el cuerpo físico, el ka (o fuerza vital) y el ba (o esencia individual alma o personalidad).

Al morir, el ka se separa del cuerpo, pero para que el individuo pueda seguir existiendo en el más allá,

es preciso que el ka y el ba se reúnan de nuevo. El ente resultante de esta unión es el espíritu-akh o

ente “efectivo”. Esto es lo que significa la palabra akh.

Si la unión no se verifica, el difunto no se transforma en un akh y permanece muerto. Los textos cuya

función es asegurar la transformación del difunto en akh, mediante su recitación o su inscripción en las

tumbas, reciben en egipcio el nombre de sakhu, que significa literalmente “hacedores de espíritus- akh”.

Ka = los dos brazos abiertos recibiendo las Ba = jabiru que a veces se representa con la cabeza, con la cara del difunto Y a la derecha espíritu Akh = ibis crestado

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

2. LA ASCENSIÓN DEL REY DIFUNTO AL CIELO. Después de ser colocado en el sarcófago de la pirámide, el rey difunto empieza un proceso de regeneración y resurrección que supone un viaje desde la Duat, o mundo inferior, donde se encuentra el sarcófago y que coincide con la cámara funeraria de la pirámide, hasta la Akhet, u horizonte oriental del cielo, por donde surge el sol desde el mundo inferior, que coincide con la antecámara. La palabra Akhet está compuesta a partir del término akh y significa “lugar de conversión en espíritu-akh”, o sea, en un espíritu regenerado y “efectivo”, resucitado. A partir de aquí, el viaje sigue por el corredor y el corredor ascendente de la pirámide, que conduce al difunto hasta las estrellas imperecederas, es decir, el conjunto de los espíritus-akh, que son, en este caso, los antepasados reales, los reyes que han precedido al difunto. Las estrellas imperecederas se hallan en el norte, y de ahí que el corredor ascendente esté situado siempre en la cara norte de las pirámides. Llegado al cielo, el rey difunto se halla en el dominio de su padre Re, el Dios Sol.

difunto se halla en el dominio de su padre Re, el Dios Sol. Las dos cámaras

Las dos cámaras de la pirámide son llamadas DUAT y AKHET.

Los pájaros y las flechas, indican la dirección de lectura y el orden de lectura de los textos. Del Oeste al Este y del Sur hacia el Norte.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

ALGUNOS PASAJES QUE DESCRIBEN MOMENTOS DEL VIAJE DEL REY DIFUNTO HACIA EL CIELO.

Que se coloque para él [= el rey difunto] una escalera hacia el cielo, Para que él pueda ascender a través de ella al cielo. Él ascenderá sobre el humo de la gran incensación. Este Unis volará como un pájaro, Y se posará como un escarabajo. Volará como un pájaro y se posará como un escarabajo, en el asiento vacío [del barquero] que está en tu barca, oh Re.

(TP 267, Pyr. 365a-366c)

Aquel que vuela ha volado.

Pepy ha volado lejos de vosotros, oh seres humanos.

Él no es para la tierra: Pepy es para el cielo. (

Este Pepy ha ascendido hacia el cielo como una garza. Este Pepy ha besado el cielo como un halcón. Este Pepy ha recorrido el cielo como Horus de la Akhet.

)

(TP 467, Pyr. 890a-891d)

Es decir como Horus del horizonte. Esta es una forma solarizada de Horus, como quiera que el horizonte es por donde surge el sol naciente.

¡Qué hermosa es la visión, Qué agradable es la contemplación… –Dicen ellos, dicen los dioses– …de la ascensión de este dios hacia el cielo,

de la ascensión de Unis hacia el cielo! Sus bau están sobre él, Su terror está junto a él,

Su poder mágico está en sus pies. (

Han ido hacia él los dioses y las almas de Pe, Los dioses y las almas de Nekhen,

Los dioses que están en el cielo, Los dioses que están en la tierra para hacer soportes para Unis con sus brazos. Oh Unis, puedas tú ascender al cielo.

(TP 306, Pyr. 476a-479a)

)

Las almas de Nekhen y las almas de Pe, son las almas de Hieracómpolis y las almas de Buto. Es decir las almas de las capitales simbólicas, del alto Egipto y el bajo Egipto respectivamente. Se trata en realidad de los antepasados míticos del rey. En tanto que el rey del alto y el bajo Egipto.

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

A veces el proceso de ascensión se produce en medio de cataclismos naturales como en este pasaje:

Las aguas de la vida que están en el cielo han venido, Las aguas de la vida que están en la tierra han venido, El cielo arde por ti, La tierra tiembla por ti, Antes del nacimiento del dios. Las dos montañas se han separado, El dios ha venido a la existencia. El dios ha tomado el poder en su cuerpo. Las dos montañas se han separado, Este Pepy Neferkare ha venido a la existencia. Este Pepy Neferkare ha tomado el poder en su cuerpo.

(TP 685, Pyr. 2063a-2064b)

Sin embargo, el texto más conocido y que probablemente llama más la atención, es el llamado Himno caníbal, que se encuentra inscrito solo en las pirámides más antiguas, la de Unis y la de Teti.

Es Unis el que come seres humanos, el que vive de dioses. (

Es Khensu [= un dios], como acuchillador de los señores, el que los degollará para Unis,

Y extraerá para él lo que está en sus cuerpos. (

Es Shesmu [= otro dios] el que los troceará para Unis,

Y cocinará con ellos un manjar para él

En sus hogueras del atardecer. Unis es quien se come sus magias, Quien se traga sus espíritus-akh. Los mayores de entre ellos son para su desayuno; Los medianos de entre ellos son para su merienda; Los pequeños de entre ellos son para su cena; Los viejos y viejas de entre ellos son (combustible) para sus hornos. (…) Unis se alimentará de los pulmones de los que son sabios,

Y se complacerá de vivir de corazones, así como de sus magias

)

)

(TP 273-274, Pyr. 400a-410c)

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

A veces, una vez que llega al cielo, el rey se comporta de manera muy parecida a como lo ha hecho en vida.

Pepy Neferkare ha venido porque puede ascender al cielo, Pepy Neferkare puede explorar el firmamento. Pepy Neferkare dará gracias a su padre Re Y se manifestará como Horus, porque Pepy Neferkare ha venido en tanto que él. (…) Pepy Neferkare dará órdenes, Pepy Neferkare concederá kau [= fuerzas vitales] Pepy Neferkare asignará plazas, Pepy Neferkare hará ofrendas, Pepy Neferkare oficiará rituales. Él es Pepy Neferkare: Pepy Neferkare es el único del cielo, El que ejerce el poder cuando actúa, el primogénito de Nut.

(TP 681, Pyr. 2035a-2041)

Como veis el texto nos dice que Pepy Neferkare ha venido en tanto que Horus, puesto que Horus, es el dios co-substancial con el rey vivo. Pepy Neferkare sigue haciendo en el cielo, exactamente lo mismo que ha hecho en vida.

¿y los particulares? Es decir, y todos aquellos que no son los reyes y algunas reinas.

En este sentido es importante tener bien presente que el mundo funerario de los reyes y el mundo funerario de los particulares, son notablemente distintos durante el reino antiguo.

1)

los particulares del reino antiguo no se entierran nunca en pirámides sino en mastabas construidas o en hipogeos excavados en la roca, tanto en la necrópolis menfita como en los cementerios de las principales ciudades del país.

en los cementerios de las principales ciudades del país. un cementerio de mastabas hipogeos en Asuan,

un cementerio de mastabas

las principales ciudades del país. un cementerio de mastabas hipogeos en Asuan, DVI Ensamblado por Flavio

hipogeos en Asuan, DVI

Egiptología - Coursera - by Josep Cervelló, José Lull

Apuntes de Rosa Hernández Mejías y Angélika Heckl.

Una mastaba es una tumba que tiene dos partes. Una sub-estructura excavada en el suelo, y una super-estructura construida por encima del nivel del suelo, de planta cuadrada o rectangular que es maciza, en el caso de mastabas pequeñas, pero que puede tener toda una serie de habitaciones en el caso de mastabas más grandes (por ejemplo, las correspondientes a los altos oficiales). Todas las tumbas del reino antiguo comportan siempre una estela de falsa puerta para el culto funerario. La falsa puerta sirve al caso del difunto para poder venir desde el más allá y aprovisionarse de las ofrendas funerarias depositadas en el altar situado justamente ante la estela de falsa puerta misma. La estela de falsa puerta, no es algo exclusivo de los particulares, sino que se encuentra también en los templos funerarios de los reyes.

2)

en las tumbas de los particulares, no aparecen los Textos de las Pirámides, que son exclusivos de la realeza. No hay ninguna alusión al dios Sol, a las restantes divinidades de la cosmogonía solar y a los episodios de esta cosmogonía. No hay textos de carácter mitológico.

3)

en los textos funerarios privados, al viaje del difunto por el más allá, se dedican una pocas frases y tanto el recorrido como los destinos descritos son completamente distintos de los de los Textos de las Pirámides. El destino es la necrópolis y el Occidente, donde gobiernan Osiris