Вы находитесь на странице: 1из 10

LABORATORIO

Guía Del Alumno

El laboratorio debe ser un lugar seguro para trabajar donde no se deben


permitir descuidos o bromas. Para ello se tendrán siempre presente los
posibles peligros asociados al trabajo con materiales peligrosos. Nunca hay
excusa para los accidentes en un laboratorio bien equipado en el cual
trabaja personal bien informado. A continuación se exponen una serie de
normas que deben conocerse y seguirse en el laboratorio:

IMPORTANTE
1 -Quítese todos los ACCESORIOS
PERSONALES que puedan comprender riesgos de
accidentes mecánicos, químicos o por fuego, como
son anillos, pulseras, collares y sombreros. La
responsabilidad por las consecuencias de no
cumplir esta norma dentro del laboratorio es
enteramente del estudiante.

2 - Nunca deben llevarse LENTILLAS sin gafas protectoras, pues las


lentillas retienen las sustancias corrosivas en el ojo impidiendo su lavado y
extendiendo el daño.

3- Está prohibido FUMAR, BEBER O COMER en el laboratorio, así como


dejar encima de la mesa del laboratorio ningún tipo de prenda.

4- El PELO LARGO se llevará siempre recogido.

5- Debe conocerse la TOXICIDAD Y RIESGOS de todos los compuestos


con los que se trabaje. Debe ser práctica común consultar las etiquetas y
libros sobre reactivos en busca de información sobre seguridad.

6-Mantenga sólo el MATERIAL requerido para la sesión, sobre la mesa de


trabajo. Los frascos de reactivos deben permanecer en las baldas.
7- Los FRASCOS de los REACTIVOS deben cerrarse inmediatamente
después de su uso, durante su utilización los tapones deben depositarse
siempre boca arriba sobre la mesa.

8- No deben manipularse jamás productos o DISOLVENTES


INFLAMABLES en las proximidades de llamas.

9- Si algún REACTIVO SE DERRAMA, debe retirarse inmediatamente


dejando el lugar perfectamente limpio. Las salpicaduras de sustancias
básicas deben neutralizarse con un ácido débil (por ej. ácido cítrico) y las de
sustancias ácidas con una base débil (bicarbonato sódico).

10- No deben verterse RESIDUOS sólidos en los fregaderos, deben


emplearse los recipientes para residuos que se encuentran en el laboratorio.

11- Cuando se tengan dudas sobre las PRECAUCIONES DE


MANIPULACIÓN de algún PRODUCTO debe consultarse al profesor antes
de proceder a su uso.

12- Los RECIPIENTES utilizados para almacenar disoluciones deben


LIMPIARSE previamente, eliminando cualquier etiqueta anterior y
rotulando de nuevo inmediatamente.

13- NO CALENTAR nunca enérgicamente una disolución. La ebullición debe


ser siempre suave.

14- El MECHERO debe cerrarse, una vez utilizado, tanto de la llave del
propio mechero como la toma del gas de la mesa.

15- Las DISOLUCIONES Y RECIPIENTES CALIENTES deben


manipularse con cuidado.

16- Las HERIDAS Y QUEMADURAS deben ser tratadas inmediatamente.


En el caso de salpicaduras de ácidos sobre la piel lavar inmediatamente con
agua abundante, teniendo en cuenta que en el caso de ácidos concentrados
la reacción con el agua puede producir calor. Es conveniente retirar la ropa
para evitar que el corrosivo quede atrapado entre la ropa y la piel.

17- Deben conocerse la situación especifica de los ELEMENTOS DE


SEGURIDAD (extintor, salidas de emergencia,...) en el laboratorio así
como todas las indicaciones sobre seguridad expuestas en el laboratorio.
18 -No debe llevarse a la BOCA ningún MATERIAL DE LABORATORIO; si
algún reactivo es accidentalmente ingerido, avise de inmediato al Profesor o
al Técnico del Laboratorio.

19-Cada equipo de trabajo es responsable del material que se le asigne,


además del equipo especial (por ejemplo centrífugas, balanzas, muflas,
estufas, espectrofotómetros, etc.) en caso de pérdida o daño, deberá
responder de ello, y rellenar la correspondiente ficha. Antes de empezar
con el procedimiento experimental o utilizar algún aparato revisar todo el
material, y su manual de funcionamiento en su caso.

20- Al finalizar cada sesión de prácticas el material y la mesa de


laboratorio deben dejarse perfectamente limpios y ordenados.

21- Las disoluciones de reactivos, que no sean patrones ni muestras, se


almacenan en botellas de vidrio o plástico que deben limpiarse y rotularse
perfectamente.

22- Los reactivos sólidos que se encuentren en la repisa deben devolverse


al mismo inmediatamente después de su uso.

23- Las balanzas deben dejarse a cero y perfectamente limpias después de


finalizar la pesada.

24- Cerca de las balanzas sólo deben permanecer los estudiantes que se
encuentren pesando (uno por balanza).

25- El material asignado a cada práctica debe permanecer en el lugar


asignado a dicha práctica. No se debe coger material destinado a prácticas
distintas a la que se está realizando. Bajo ningún concepto se sacarán
reactivos o material de prácticas fuera del laboratorio.
CALENTAR Y DESTILAR

-Para recoger recipientes calientes como cápsulas, crisoles, vasos, etc.,


utilizar las correspondientes pinzas. También nos podremos ayudar de un
paño del laboratorio.

-Cuando se calienten líquidos, evitar que la posible proyección pueda


alcanzar a cualquier persona o reactivo incompatible. Al calentar una
solución en un tubo de ensayo, debe hacerse bajo el nivel del líquido y
constantemente agitando. No debe apuntarse con el tubo al compañero o a sí
mismo, pues puede proyectarse.

-Al calentar vidrio, dejar enfriar antes de cogerlo. Colocarlo sobre un


material térmicamente aislante, el vidrio caliente tiene el mismo aspecto
que el vidrio frío.

-No manipular productos inflamables (benceno, tolueno, éter, etc.) en


presencia de mecheros encendidos. No destilar éter con llama o en
presencia de mecheros encendidos.

GASES

-Cuando se va a oler un gas, no hacerlo nunca directamente, sino


abanicando hacia sí con la mano.

PUESTO DE TRABAJO

-Conservar siempre limpios los aparatos y el puesto de trabajo. Evitar


derrames de sustancias, pero si cayera alguna, recogerla inmediatamente.

-Todas las prácticas deberán realizarse con limpieza y, al terminar, toda el


área de trabajo deberá quedar ordenada y limpia.

MANEJO DE SUSTANCIAS

-No tocar los productos químicos con las manos. Usar papel, espátulas, etc.
Usar guantes para el manejo de reactivos corrosivos y/o altamente tóxicos.
No comer y no fumar en el laboratorio, y antes de hacerlo fuera del mismo,
lavarse las manos.

-Al usar cualquier tipo de reactivos, asegúrese que es el deseado y lea su


etiqueta. Si es transferido de recipiente etiquételo de nuevo.
-Todos los reactivos deberán manejarse con el equipo perfectamente
limpio. Al pipetear líquidos transfiéralos a otro recipiente para su uso. Los
reactivos no usados no se devuelven a los frascos. Nunca pipetee
directamente del frasco.

-Al agitar moderadamente un tubo de ensayo golpee con la punta del dedo
la base del tubo. Cuando requiera una agitación vigorosa por inversión del
recipiente, tápelo con un tapón de vidrio esmerilado o papel ParaFilm. Nunca
lo haga con la mano.

RESIDUOS

-Los desperdicios líquidos no contaminantes se deben tirar por los


desagües, dejando correr suficiente agua, pues muchos de ellos son
corrosivos. Los Residuos denominados contaminantes deberán verterse a los
recipientes correspondientes que estarán indicados en el laboratorio.

-Todos los desperdicios sólidos y papeles deberán colocarse en los bidones


de basura, el material de vidrio roto deberá descartarse en el recipiente
especial para ese efecto.
PARTES DE UN MICROSCOPIO ÓPTICO
Sistema óptico
o OCULAR: Lente situada cerca del ojo del observador. Amplía la
imagen del objetivo.
o OBJETIVO: Lente situada cerca de la preparación. Amplía la
imagen de ésta.
o CONDENSADOR: Lente que concentra los rayos luminosos
sobre la preparación.
o DIAFRAGMA: Regula la cantidad de luz que entra en el
condensador.
o FOCO: Dirige los rayos luminosos hacia el condensador.
Sistema mecánico
o SOPORTE: Mantiene la parte óptica. Tiene dos partes: el pie o
base y el brazo.
o PLATINA: Lugar donde se deposita la preparación.
o CABEZAL: Contiene los sistemas de lentes oculares. Puede ser
monocular, binocular, …..
o REVÓLVER: Contiene los sistemas de lentes objetivos. Permite,
al girar, cambiar los objetivos.
o TORNILLOS DE ENFOQUE: Macrométrico que aproxima el
enfoque y micrométrico que consigue el enfoque correcto.

MANEJO Y USO DEL MICROSCOPIO ÓPTICO

1. Colocar el objetivo de menor aumento en posición de empleo y bajar la


platina completamente. Si el microscopio se recogió correctamente en
el uso anterior, ya debería estar en esas condiciones.
2. Colocar la preparación sobre la platina sujetándola con las pinzas
metálicas.
3. Comenzar la observación con el objetivo de 4x (ya está en posición) o
colocar el de 10 aumentos (10x) si la preparación es de bacterias.
4. Para realizar el enfoque:
1. Acercar al máximo la lente del objetivo a la preparación,
empleando el tornillo macrométrico. Esto debe hacerse mirando
directamente y no a través del ocular, ya que se corre el riesgo
de incrustar el objetivo en la preparación pudiéndose dañar
alguno de ellos o ambos.
2. Mirando, ahora sí, a través de los oculares, ir separando
lentamente el objetivo de la preparación con el macrométrico y,
cuando se observe algo nítida la muestra, girar el micrométrico
hasta obtener un enfoque fino.
5. Pasar al siguiente objetivo. La imagen debería estar ya casi
enfocada y suele ser suficiente con mover un poco el micrométrico
para lograr el enfoque fino. Si al cambiar de objetivo se perdió por
completo la imagen, es preferible volver a enfocar con el objetivo
anterior y repetir la operación desde el paso 3. El objetivo de 40x
enfoca a muy poca distancia de la preparación y por ello es fácil que
ocurran dos tipos de percances: incrustarlo en la preparación si se
descuidan las precauciones anteriores y mancharlo con aceite de
inmersión si se observa una preparación que ya se enfocó con el
objetivo de inmersión.
6. Empleo del objetivo de inmersión:
1. Bajar totalmente la platina.
2. Subir totalmente el condensador para ver claramente el círculo
de luz que nos indica la zona que se va a visualizar y donde habrá
que echar el aceite.
3. Girar el revólver hacia el objetivo de inmersión dejándolo a
medio camino entre éste y el de x40.
4. Colocar una gota mínima de aceite de inmersión sobre el círculo
de luz.
5. Terminar de girar suavemente el revólver hasta la posición del
objetivo de inmersión.
6. Mirando directamente al objetivo, subir la platina lentamente
hasta que la lente toca la gota de aceite. En ese momento se
nota como si la gota ascendiera y se adosara a la lente.
7. Enfocar cuidadosamente con el micrométrico. La distancia de
trabajo entre el objetivo de inmersión y la preparación es
mínima, aun menor que con el de 40x por lo que el riesgo de
accidente es muy grande.
8. Una vez se haya puesto aceite de inmersión sobre la
preparación, ya no se puede volver a usar el objetivo 40x sobre
esa zona, pues se mancharía de aceite. Por tanto, si desea
enfocar otro campo, hay que bajar la platina y repetir la
operación desde el paso 3.
9. Una vez finalizada la observación de la preparación se baja la
platina y se coloca el objetivo de menor aumento girando el
revólver. En este momento ya se puede retirar la preparación de
la platina. Nunca se debe retirar con el objetivo de inmersión en
posición de observación.
10. Limpiar el objetivo de inmersión con cuidado empleando un papel
especial para óptica. Comprobar también que el objetivo 40x
está perfectamente limpio.

MANTENIMIENTO Y PRECAUCIONES

1. Al finalizar el trabajo, hay que dejar puesto el objetivo de menor


aumento en posición de observación, asegurarse de que la parte
mecánica de la platina no sobresale del borde de la misma y dejarlo
cubierto con su funda.
2. Cuando no se está utilizando el microscopio, hay que mantenerlo
cubierto con su funda para evitar que se ensucien y dañen las lentes.
Si no se va a usar de forma prolongada, se debe guardar en su caja
dentro de un armario para protegerlo del polvo.
3. Nunca hay que tocar las lentes con las manos. Si se ensucian,
limpiarlas muy suavemente con un papel de filtro o, mejor, con un
papel de óptica.
4. No dejar el portaobjetos puesto sobre la platina si no se está
utilizando el microscopio.
5. Después de utilizar el objetivo de inmersión, hay que limpiar el aceite
que queda en el objetivo con pañuelos especiales para óptica o con
papel de filtro (menos recomendable). En cualquier caso se pasará el
papel por la lente en un solo sentido y con suavidad. Si el aceite ha
llegado a secarse y pegarse en el objetivo, hay que limpiarlo con una
mezcla de alcohol-acetona (7:3) o xilol. No hay que abusar de este
tipo de limpieza, porque si se aplican estos disolventes en exceso se
pueden dañar las lentes y su sujeción.
6. No forzar nunca los tornillos giratorios del microscopio
(macrométrico, micrométrico, platina, revólver y condensador).
7. El cambio de objetivo se hace girando el revólver y dirigiendo siempre
la mirada a la preparación para prevenir el roce de la lente con la
muestra. No cambiar nunca de objetivo agarrándolo por el tubo del
mismo ni hacerlo mientras se está observando a través del ocular.
8. Mantener seca y limpia la platina del microscopio. Si se derrama sobre
ella algún líquido, secarlo con un paño. Si se mancha de aceite,
limpiarla con un paño humedecido en xilol.
9. Es conveniente limpiar y revisar siempre los microscopios al finalizar
la sesión práctica y, al acabar el curso, encargar a un técnico un
ajuste y revisión general de los mismos.

Оценить