Вы находитесь на странице: 1из 109

UNIVERSIDAD AUTONOMA “GABRIEL RENÉ MORENO”

FACULTAD DE CIENCIAS AGRÍCOLAS CARRERA INGENIERÍA FORESTAL

UNIVERSIDAD AUTONOMA “GABRIEL RENÉ MORENO” FACULTAD DE CIENCIAS AGRÍCOLAS CARRERA INGENIERÍA FORESTAL Muestreo silvicultural en dos

Muestreo silvicultural en dos sitios con diferente intensidad de aprovechamiento forestal en un bosque Chiquitano, Concesión Forestal El Portón, Santa Cruz, Bolivia.

Tesis de Grado presentada para optar el título de:

Ingeniero Forestal

Por:

Basilio Quispe Donaire Asesores:

Ing. Pedro Saravia P. Ing. Victor Yucra M.

Santa Cruz, Bolivia

2011

APROBACIÓN

La presente Tesis de Grado Muestreo silvicultural en dos sitios con diferente intensidad de aprovechamiento forestal en un bosque Chiquitano, Concesión Forestal El Portón,

Santa Cruz, Boliviafue preparada por el Univ.: Basilio Quispe Donaire como requisito para optar al grado de Licenciatura en Ingeniería Forestal y el título de Ingeniero Forestal; en

la Facultad de Ciencias Agrícolas, de la Universidad Autónoma “Gabriel René Moreno”.

El trabajo fue revisado, corregido y aprobado por el siguiente comité asesor y tribunal:

……………………………

Ing. Pedro Saravia P.

……………………………

Ing. Víctor Yucra M.

ASESOR INTERNO

ASESOR EXTERNO

…………………………….

TRIBUNAL

Dr. Lincoln Quevedo

…………………………….

TRIBUNAL

Dr. Bonifacio Mostacedo

…………………………….

TRIBUNAL

Ing. MSc. Milton Brosovich

…………………………….

Ing. MSc. Roberto Quevedo

………………………………

Ing. MSc. Nelson Rodríguez

DIRECTOR DE CARRERA

DECANO DE LA F.C.A.

Santa Cruz, Bolivia

2011

DEDICATORIA

A mi querido padre Silverio Quispe Villca, por su grande e incondicional apoyo, por tener siempre la fe firme y que en todo momento me brinda sus consejos de vida, que para mi persona son invaluables.

AGRADECIMIENTOS

A DIOS justo y misericordioso, por darme la vida, buena salud y sostenerme siempre en mis momentos de debilidad.

Al sistema de educación superior pública, de la que forma parte la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, y muy en particular a la Carrera de Ingeniería Forestal de la Facultad de Ciencias Agrícolas.

A la empresa de manejo forestal ESCR, por darme la oportunidad brindándome los predios de la concesión forestal El Portón para el levantamiento de datos y correr con los gastos que esto implicó.

A mis siempre estimados y respetados docentes de la carrera de ingeniería forestal por brindarme en todo momento sus conocimientos y apoyo moral.

A mis asesores, Ing. Víctor Yucra, Ing. Pedro Saravia, por el invaluable apoyo al guiarme con el desarrollo de la presente tesis.

Al tribunal, Dr. Lincoln Quevedo, Dr. Bonifacio Mostacedo, Ing. Milton Brosovich por su gran aporte para la culminación de este trabajo.

RESUMEN

En el país a pesar de que hace 14 años que se implementó la ley 1700, no se han desarrollado ni aplicados sistemas silviculturales con prescripciones implementadas de manera sistemática, muchas veces por el poco compromiso por parte de los usuarios del bosque o la falta de aplicación de estudios como de muestreos silviculturales que permitan prescribir tratamientos silviculturales de acuerdo a la necesidad de cada bosque o cada zona de vida en función a especies aprovechables existentes. Teniendo en cuenta lo mencionado anteriormente, se aplicó un estudio de muestreo silvicultural en dos áreas de aprovechamiento anual (AAA), El Flagelado zona con mayor impacto de aprovechamiento y El Compromiso zona con menor impacto de aprovechamiento dentro la concesión forestal El Portón.

El objetivo de este estudio fue estimar el estado y situación actual de los deseables sobresalientes en dos áreas, con diferente impacto de aprovechamiento, para determinar la aplicabilidad de tratamientos silvícolas que se recomendó para el manejo sostenible en la concesión forestal El Portón S.R.L. El método que se consideró para la ejecución del presente trabajo se basó en la metodología para la ejecución del Muestreo Diagnostico propuesto por Hutchinson (1993) además lo que propusieron Manzanero y Pinela (2004).

De acuerdo al análisis estadístico comparando ambas zonas de mayor y menor impacto de aprovechamiento, la abundancia de deseables sobresalientes en ambas zonas no tiene una diferencia significativa, siendo entonces la abundancia de deseables sobresalientes en ambas zonas prácticamente iguales, donde resulta lo siguiente según el análisis realizado, la probabilidad es P>0,05 a un nivel de 95%, se determino mayor abundancia de individuos deseables sobresalientes en el estado potencial con un 6.07 arb/ha para la zona El Flagelado (mayor impacto) y un 6.8 arb/ha para la zona El Compromiso (menor impacto).

En cuanto a la iluminación de copas de los deseables sobresalientes para la zona el Flagelado, considerando las copas con buena iluminación y regular iluminación suman un 99,33% de copas con una iluminación aceptable. La iluminación de copas para la zona el compromiso sumando las copas con iluminación buena mas las copas con iluminación regular hacen un

iv

91,63% de copas con una iluminación aceptable, siendo estos porcentajes buenos de copas que presentan una iluminación aceptable para ambas zonas, en todo caso no abría necesidad de aplicar tratamiento de liberación de impedimentos de luz en las copas de los arboles deseables sobresalientes.

Infestación de bejucos, en cuanto a los deseables sobresalientes afectados por bejucos para la zona El Flagelado se encontró un 16,54% de infestados, y para la zona El Compromiso se encontró un 23,52% de infestados. Estos porcentajes no representar proporción de infestación considerable.

Deseables sobresalientes suprimidos o que de alguna manera están siendo obstaculizados en su desarrollo por otros árboles se encuentran un 18,53% en la zona el Flagelados un 8,8% en la zona el Compromiso, sin embargo el mayor porcentaje de suprimidos en la zona el Flagelado están en el estado brinzales.

El conjunto de Deseables Sobresalientes valiosos y sustitutos para la zona con mayor impacto de aprovechamiento, representa un 64,36% de Índice Ocupación, mientras que en la zona de menor impacto de aprovechamiento, el total de Deseables Sobresalientes de especies valiosas y sustitutas representa un Índice de ocupación de 64,59%.

Los árboles remanentes de especies valiosas para la zona El Flagelado se encuentra con 8 N/ha, y los remanente para las especies consideras sustitutas para esta misma zona se encuentran en 13,57 N/ha,. Con este resultado el bosque en la zona El Flagelado presenta una fuente de semilla óptima y prácticamente saludable. Los árboles remanentes de especies valiosas en la zona El Compromiso se encuentran en 12,40 N/ha, y los remanentes para las especies sustitutas están en 14,82 N/ha, Cabe aclarar que todos estos remanentes que se encuentran en buen estado son el referente de las próximas generaciones. Y según el análisis estadístico se determino que existen diferentes abundancias de arboles remanentes entre las dos zonas, siendo mayor la existencia de árboles remanentes en la zona el compromiso en la misma que se hiso menor impacto de aprovechamiento

En conclusión si tomamos en cuenta el potencial de las especies hoy consideras valiosas y sustitutas, las expectativas de aprovechamientos a futuro son promisorias, lo demuestran así los índices de ocupación, la abundancia de las clases diamétrica menores al diámetro mínimo de corta (dmc). Por otro lado se tiene un buen porcentaje de individuos deseables sobresalientes con buena iluminación en las zonas El Flagelado y El Compromiso, siendo así esta situación estaríamos desechando la posibilidad de aplicar tratamiento de liberación para la dos zonas, también se encontró un porcentajes de infestación de bejucos por debajo del 25% para ambas zonas.

Se recomienda para garantizar una óptima reposición de los volúmenes extraídos alcanzar el 100% de las áreas impactadas con el tratamientos de enriquecimiento y continuar realizando la corta de bejucos en cada operación del aprovechamiento desde el censo hasta el corte.

También se recomienda volver a realizar este estudio de investigación en la misma concesión complementada con estudios de regeneración natural, a efectos de determinar el comportamiento de las diferentes especies ante los claros dejados por el aprovechamiento, y de esa manera ajustar más el plan silvicultural.

CONTENIDO

 

APROBACIÓN

i

CONTENIDO

vii

LISTA DE CUADROS

xi

 
  • 1. INTRODUCCIÓN

1

2.1.

Objetivo general

3

2.2.

Objetivos específicos

3

2.3.

Hipótesis

3

  • 3. REVISIÓN DE LITERATURA

4

3.1.

Muestreo silvicultural

4

3.1.1.

Muestreo

diagnóstico .........................................................................................................................4

3.1.2.

Muestreo de remanencia ....................................................................................................................7

3.1.3.

Muestreo silvicultural ........................................................................................................................7

3.2.

Deseable Sobresaliente

8

3.3.

Posición de la Copa (Iluminación)

9

3.4.

Forma de la copa

10

3.5.

Regeneración

10

3.6.

Formas de Regeneración

11

3.7.

Clasificación de la Regeneración Natural

12

3.8.

El Ciclo de la Regeneración o Renovación del bosque

12

3.9.

Los Gremios de Especies Forestales y su clasificación

14

  • 3.10. Estrategias de Perpetuación

15

 
  • 3.11. La Silvicultura

16

  • 3.12. Sistemas Silviculturales

17

3.12.1.

Sistemas Policíclicos .....................................................................................................................17

  • 3.12.2. Sistemas Monocíclicos...................................................................................................................18

  • 3.13. Tratamientos Silviculturales

.....................................................................................................

18

  • 3.13.1. Tratamientos silviculturales de mayor relevancia ...........................................................................20

  • 3.14. Clasificación por Grupo Comercial de las Especies Forestales

................................................

23

  • 3.14.1. Especies Valiosas ..........................................................................................................................23

    • 3.14.1.1. Clasificación Taxonómica y Descripción de las Especies Valiosas .........................................23

  • 3.14.2. Especies Sustitutas .........................................................................................................................28

    • 3.14.2.1. Clasificación Taxonómica y Descripción de las Especies Sustitutas .......................................28

  • 3.15. Estructura horizontal del bosque

..............................................................................................

31

  • 3.15.1. Área Basal .....................................................................................................................................32

  • 3.15.2. Distribuciones Diamétricas ............................................................................................................33

  • 3.15.3. Estructura Vertical del Bosque .......................................................................................................33

  • 4. MATERIALES Y MÉTODOS

..............................................................................................

34

4.1.

Materiales

..................................................................................................................................

34

  • 4.1.1. Ubicación de zona de estudio ...........................................................................................................34

  • 4.1.2. Especies de estudio ..........................................................................................................................35

  • 4.1.3. Instrumentos ....................................................................................................................................35

  • 4.1.4. Puntos de la poligonal y superficie en la Concesión Forestal “EL PORTÓN” ..................................36

  • 4.1.5. Vías de acceso .................................................................................................................................36

  • 4.1.6. Topografía .......................................................................................................................................37

  • 4.1.7. Suelos ..............................................................................................................................................37

  • 4.1.8. Clima ...............................................................................................................................................39

4.2.

Métodos

.....................................................................................................................................

39

  • 4.2.1. Zonas de muestreo ...........................................................................................................................40

  • 4.2.2. Instalación de parcelas .....................................................................................................................41

  • 4.2.3. El Muestreo Diagnóstico y su registro de datos ................................................................................42

    • 4.2.3.1. Variables registradas ................................................................................................................42

    • 4.2.3.2. Pasos para la consideración de un Deseable Sobresaliente, valioso o sustituto ..........................44

  • 4.2.4. El Muestreo de Remanencia y su registro de datos ...........................................................................45

    • 4.2.4.1. Variables registradas ................................................................................................................46

  • 4.2.5. El Muestreo Silvicultural y su registro de datos................................................................................47

  •  

    4.2.6

    Análisis de datos

    47

    5.

    RESULTADOS Y DISCUSIÓN

    52

    • 5.1. Muestreo diagnóstico

    52

    • 5.1.1. Abundancia en el estado de regeneración fustal, de deseables sobresalientes valiosos, comparando

    ambas zonas El Flagelado y Compromiso ..................................................................................................52

    • 5.1.2. Abundancia en el estado de regeneración potencial de deseables sobresalientes valiosos, comparando

    ambas zonas ..............................................................................................................................................53

    • 5.1.3. Abundancia en el estado de regeneraciones fustal de deseables sobresalientes sustitutas comparando

    ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso ............................................................................................54

    • 5.1.4. Abundancia en el estado de regeneración potencial de deseables sobresalientes sustitutos en ambas

    zonas .........................................................................................................................................................55

    • 5.1.6. Posición de copa de los Deseables Sobresalientes en la zona con mayor impacto de aprovechamiento

    “El Flagelado” ...........................................................................................................................................56

    • 5.1.7. Posición de copa de los Deseables Sobresalientes en la Zona con menor impacto de aprovechamiento

    “El Compromiso” ......................................................................................................................................59

    • 5.1.9. Deseables Sobresalientes infectados por bejucos en las zonas con mayor y menor impacto de

    aprovechamiento El Flagelado y El Compromiso ......................................................................................62

    • 5.1.10. Deseables Sobresalientes suprimidos por arboles mayores en las zonas con mayor y menor impacto

    de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso) ...............................................................................63

    • 5.1.11. Índice de ocupación de las especies deseables sobresalientes valiosas, en las zonas con mayor y

    menor impacto de aprovechamiento (El Flagelado, El Compromiso) .........................................................64

    • 5.1.12. Índice de Ocupación para las especies deseables sobresalientes sustitutas, en las zonas con mayor y

    menor impacto de aprovechamiento (El Flagelado, El Compromiso) .........................................................65

    • 5.2. Muestreo de Remanencia

    ...........................................................................................................

    67

    • 5.2.1. Análisis de árboles remanentes de especies valiosas y sustitutas de acuerdo a las clases diamétrica, en

    las zonas de mayor y menor impacto de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso .......................67

    • 5.2.2. Análisis de los árboles remanentes de especie valiosas para las zonas con mayor y menor impacto de

    aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso .....................................................................................68

    • 5.2.3. Análisis de los árboles remanentes de especie sustitutas para las zonas con mayor y menor impacto

    de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso .................................................................................69

    • 5.3. Muestreo Silvicultural

    ................................................................................................................

    70

    • 5.3.1. Distribución diamétrica de especies valiosas respecto a su abundancia, área basal o dominancia y

    volumen para la zona con mayor impacto de aprovechamiento “El Flagelado” ..........................................70

    ix

    5.3.2.

    Distribución diamétrica de especies sustitutas respecto a su abundancia, dominancia y volumen para

    la zona con menor impacto de aprovechamiento “El Flagelado” ................................................................71

    • 5.3.3. Distribución diamétrica de especies valiosas respecto a su abundancia, área basal y volumen para la

    zona con menor intensidad de aprovechamiento “El Compromiso” ...........................................................72

    • 5.3.4. Distribución diamétrica de especies sustitutas respecto a su abundancia, dominancia y volumen para

    la zona con menor intensidad de aprovechamiento “El Compromiso” ........................................................73

    • 5.3.5. Análisis del nivel de competencia entre valiosas, sustitutas e indeseables, para las zonas con mayor y

    menor impacto de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso .........................................................74

    • 5.3.6. Distribución diamétrica de especies valiosas y sustitutas, según la calidad de fuste para las zonas con

    mayor y menor impacto de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso ...........................................75

    • 5.4. Curva diamétrica

    ........................................................................................................................

    77

    • 5.4.1. Curvas diamétrica de especies valiosas para las zonas con mayor y menor impacto de

    aprovechamiento (El Flagelado, El Compromiso) ......................................................................................77

    • 5.4.2. Curvas diamétrica de especies sustitutas para las zonas con mayor y menor impacto de

    aprovechamiento (El Flagelado, El Compromiso) ......................................................................................78

    • 5.5. Desarrollo estadístico

    .................................................................................................................

    78

    • 5.5.1. Análisis estadístico de la abundancia de los Deseables sobresalientes en las dos zonas de estudio ....79

    • 5.5.2. Análisis estadístico a los datos de árboles remanentes ......................................................................80

    • 6. CONCLUSIONES

    82

    • 7. RECOMENDACIONES

    86

    • 8. LITERATURA CITADA

    88

    • 9. ANEXOS

    92

    LISTA DE CUADROS

    Cuadro 1. Especies valiosas Cuadro 2. Especies sustitutas

    tratadas.

    tratadas.

    ..................................................................................................................35

    ................................................................................................................35

    Cuadro 3. Coordenadas de la concesión El Portón ..............................................................................................36

    Cuadro 4. Prueba de normalidad de Shapiro wilks aplicado a los datos ...............................................................51 Cuadro 5. Posición de copa de los deseables sobresalientes valiosos y sustitutos en la zona El Flagelado, según la categorización de Clark y Clark (1987) .....................................................................................................58 Cuadro 6. Posición de copa de los deseables sobresalientes valiosos y sustitutos en la zona El Compromiso, según la categorización de Clark y Clark (1987) ..................................................................................................60 Cuadro 7. Deseables sobresalientes infestados por bejucos en ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso ......63 Cuadro 8. Deseables sobresalientes suprimidos por otros árboles en ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso

    ..................................................................................................................................................................64

    Cuadro 9. Índice de ocupación de deseables sobresalientes valiosos, zona El Flagelado y El Compromiso .........65 Cuadro 10. Índice de ocupación de deseables sobresalientes sustitutas, zona El Flagelado y El Compromiso ......66 Cuadro 11. Arboles remanentes por clase diamétrica, en ambas zonas ...............................................................68 Cuadro 12. Arboles remanentes de especies valiosas por estado de remanencia, zona El Flagelado y el compromiso ..............................................................................................................................................69 Cuadro 13. Arboles remanentes de especies sustitutas por estado de remanencia, zona El Flagelado y el compromiso ..............................................................................................................................................70 Cuadro 14. Distribución diamétrica de especies valiosas en la zona El Flagelado según variables dasométricas, abundancia número de árboles por hectárea, dominancia metros cuadrados por hectárea, volumen metros cúbicos por hectárea ..................................................................................................................................71 Cuadro 15. Distribución diamétrica de especies sustitutas en la zona El Flagelado según variables dasométricas, abundancia número de árboles por hectárea, dominancia metros cuadrados por hectárea, volumen metros cúbicos por hectárea ..................................................................................................................................72 Cuadro 16. Distribución diamétrica de especies valiosas en la zona El Compromiso según variables dasométricas, abundancia numero de arboles por hectárea, dominancia metros cuadrados por hectárea, volumen metros cúbicos por hectárea ..................................................................................................................................73 Cuadro 17. Distribución diamétrica de especies sustitutas en la zona El Compromiso según variables dasométricas, abundancia numero de arboles por hectárea, dominancia metros cuadrados por hectárea, volumen metros cúbicos por hectárea ........................................................................................................74 Cuadro 18. Competencia entre grupos de especies: valiosas, sustitutas e indeseables, en ambas zonas El Flagelado y El Compromiso ......................................................................................................................................75 Cuadro 19. Calidad de fustes por variable dasométricas y en todas las clases diamétrica, El Flagelado ...............76 Cuadro 20. Prueba de normalidad de Shapiro wilks aplicado a los datos .............................................................79

    Cuadro 21. Resultados estadísticos de (Mann-whitney U), aplicados a la abundancia de los deseables sobresalientes de las zonas El Flagelado y El Compromiso de la concesión forestal El Portón ..................80 Cuadro 22. Resultados estadísticos de (Mann-whitney U), aplicados a la abundancia de los árboles remanentes de las zonas El Flagelado y El Compromiso de la concesión forestal El Portón .......................................80 Cuadro 23. Resultados estadísticos de (Mann-whitney U), aplicados a la abundancia de los árboles de especies aprovechables con diámetro altura pecho mayor a 10 cm en las zonas El Flagelado y El Compromiso de la concesión forestal El Portón .....................................................................................................................81

    LISTA DE FIGURAS

    En el texto

    Figura 1. Ubicación de la concesión forestal El Portón .......................................................................................34 Figura 2. Zonas El Flagelado y El Compromiso en la concesión forestal El Portón .............................................40

    Figura 3. Parcelas instaladas sobre los carriles para la toma de datos ..................................................................41 Figura 4. Comparación en abundancia de fustales de especies valiosas entre las dos zonas .................................53

    Figura 5. Abundancia en potenciales de especies valiosas entre las zonas El Flagelado y El

    Compromiso.

    .........54

    Figura 6. Comparación de abundancia en fustales de especies sustitutas entre las zonas, El Flagelado y El Compromiso ..............................................................................................................................................55 Figura 7. Comparación de abundancia en potenciales de especies sustitutas entre las zonas, El Flagelado y El

    Compromiso..............................................................................................................................................56

    Figura 8. Porcentaje de la forma de copa de deseables sobresalientes, zona El Flagelado y El Compromiso ........62

    Figura 9. Curvas diamétrica de las especies valiosas, zona El Flagelado y El compromiso ..................................77 Figura 10. Curvas diamétrica de las especies sustitutas, zona El Flagelado y El Compromiso .............................78

    En anexo.

    Figura 1 A. Clases de luz según Clark y Clark, (1987) ........................................................................................92

    Figura 2 A. Clasificación de la forma de copa (Synnott, 1979) ...........................................................................93

    Figura 3 A. Planilla de registro de datos en campo ..............................................................................................94

    1. INTRODUCCIÓN

    En muchos de los países del mundo que tienen bosques tropicales, aún se practica la extracción de madera altamente selectiva, y muy poco interés se da al manejo, entre los propietarios y concesionarios de bosques. Esto porque económicamente, es mucho más fácil aprovechar los árboles de mayor valor comercial de la manera más rápida posible, sin considerar el posible efecto negativo para el futuro crecimiento y la regeneración de los árboles no aprovechados (Fredericksen 2001).

    De acuerdo a Brockman (1986) el territorio Boliviano cuenta con una superficie boscosa por más del 50% de su superficie total, los bosques en Bolivia presentan un potencial considerable de madera, que cubren una superficie de 56.468.000 has, dándonos un equivalente porcentual de 51,4% del territorio nacional. Los bosques bolivianos al igual que de otros países han sido constantemente aprovechados bajo un aprovechamiento selectivo e intensivo no importando su accesibilidad, por ello los aprovechamientos forestales por parte de los usuarios ya no se debe enfocar solamente en volúmenes actuales de aprovechamiento sino también tomarle atención a los volúmenes en los aprovechamientos futuros, por eso teniendo en cuenta la necesidad de garantizar la sostenibilidad y sustentabilidad de los bosques, es urgente valernos de todas las herramientas disponibles para poder determinar el estado de los bosques después de haber sido sometidos a una extracción selectiva.

    Por lo anteriormente mencionado se ha aplicado un Muestreo silvicultural en dos áreas ya

    aprovechadas con diferente impacto, en la concesión forestal “El Portón” para poder

    identificar el estado y condición del la regeneración natural, determinar cuál es la situación de las especies comerciales respecto a la vegetación en general. El Muestreo silvicultural tiene como fin principal identificar los rasgos más importantes de la estructura de un bosque en función de su potencial productivo. Asimismo, busca cuantificar la abundancia y distribución de la regeneración de las especies arbóreas, permite estimar la disponibilidad de iluminación para los mejores árboles de la regeneración de especies comerciales y determinar la necesidad e intensidad de aplicación de tratamientos silviculturales (Valerio y Salas 1996).

    La línea de trabajo que se siguió fue la propuesta hecha por Hutchinson (1993), y el documento técnico propuesto por Manzanero y Pinela (2004), el trabajo realizado permitió también proponer un plan silvicultural a seguir en el respectivo tipo de bosque, para favorecer a las especies deseables sobresalientes para su mejor desarrollo y conseguir que el volumen de la cosecha futura sea igual o mayor que el volumen aprovechado, lo que permitirá a su vez el manejo sostenible y la conservación del bosque con todos sus servicios ambientales.

    2. OBJETIVOS

    • 2.1. Objetivo general

    Estimar el estado y situación actual de los deseables sobresalientes en dos áreas, con diferente impacto de aprovechamiento, para determinar la aplicabilidad de tratamientos silvícolas que se recomendará para el manejo sostenible en la concesión forestal El Portón S.R.L.

    • 2.2. Objetivos específicos

    Comparar la abundancia de los deseables sobresalientes en ambas zonas. Identificar los impedimentos que presenta el desarrollo de los deseables sobresalientes (DS). Obtener índices de ocupación de los deseables sobresalientes. Comparar la abundancia de los arboles remanente en ambas zonas. Determinar en ambas zonas la abundancia de las especies aprovechables con dap ≥10 cm. determinar la distribución diamétrica de especies valiosas y sustitutas y el potencial de la futura cosecha.

    • 2.3. Hipótesis

    H a = la abundancia de los deseables sobresalientes de la zona con mayor intensidad aprovechamiento es menor que en la zona con menos intensidad de aprovechamiento.

    de

    H a = la abundancia de los remanentes en la zona con mayor intensidad de aprovechamiento es menor, que en la zona con menos intensidad de aprovechamiento.

    H a = abundancia de las especies aprovechables con dap ≥10

    cm

    de

    la

    zona con mayor

    intensidad de aprovechamiento es menor que en la zona con menos intensidad de

    aprovechamiento.

    3. REVISIÓN DE LITERATURA

    En nuestro país es muy poca la investigación de la regeneración natural basándose en un Muestreo Silvicultural (muestreo diagnóstico, muestreo remanencia, muestreo silvicultural), por lo tanto la bibliografía generada en Bolivia sobre este muestreo es escasa, siendo aislados los trabajos de investigación sobre este tema, muchos de los trabajos revisados para la ejecución del presente documento se baso en experiencias de otros países.

    3.1. Muestreo silvicultural

    De acuerdo a Valerio y Salas (1996), el muestreo silvicultural tiene como fin principal identificar los rasgos más importantes de la estructura de un bosque en función de su potencial productivo, al mismo tiempo busca cuantificar la abundancia y distribución de la regeneración de las especies arbóreas, permite estimar la disponibilidad de iluminación para los mejores árboles de la regeneración de especies comerciales y también se podrá determinar la necesidad e intensidad de aplicación de tratamientos silviculturales.

    Según Manzanero y Pinelo (2004) existen básicamente tres tipos de muestreos silviculturales:

    muestreo diagnóstico, muestreo de remanencia y muestreo silvicultural.

    3.1.1. Muestreo diagnóstico

    Es un muestreo mediante el cual se determina las condiciones actuales de desarrollo de los árboles potencialmente aprovechables basándose en su existencia, que expresara datos dasométricos como también posición y forma de la copa, además de los obstáculos físicos.

    El muestreo diagnóstico se deriva del muestreo lineal de la regeneración natural aplicado en Malasia en los años 30, teniendo en cuenta que la regeneración no es solamente función de las existencias, sino también de la distribución espacial y la calidad de los individuos que componen los bosques (Hutchinson 1993).

    Según Saravia (1999), este muestreo se refiere a la colección de información relacionada con los tamaños, distribución espacial y calidad de los individuos seleccionados (árboles), útil como instrumento de planificación forestal. Es más los costos de esta operación son bajos comparados con los demandados para la realización de inventarios forestales, sin embargo no puede sustituir a un inventario de regeneración, ni actuar como un implemento para estudios botánicos o ecológicos tampoco como sustituto de un inventario forestal comercial. Pese a ello un inventario diagnóstico es más sencillo y rápido en su aplicación e interpretación.

    De acuerdo a Hutchinson (1993), en la búsqueda de sistemas para mejorara los bosques, uno de los retos es idear maneras donde se enfoquen los componentes esenciales. Uno de éstos puede ser muy bien el muestreo diagnóstico con sus conceptos de importancia de tamaño, distribución espacial y las normas de calidad para individuos seleccionados.

    El muestreo diagnóstico, permite conocer las existencias de individuos de especies deseables y sus condiciones, con el fin de establecer una base para la toma de decisiones silviculturales, este muestreo suministra información estática, la cual puede referirse a un bosque antevenido o secundario (Quesada 1989).

    Según Hutchinson (1993), el muestreo diagnóstico es sencillo y rápido de implementar y fácil de interpretar, es un tipo de muestreo que dirige su atención hacia el futuro, permite visualizar y proyectar la disponibilidad de cosecha futura, basándose en los individuos ya existentes, distribuidos espacialmente en forma aceptable y creciendo hacia la madurez.

    Como define Hutchinson (1993), el muestreo diagnóstico es una operación intencionada para estimar la productividad potencial de una determinada área, sus resultados se basan en el tamaño de la clase y en la calidad de los individuos encontrados dentro de un rango de tamaño especificado y una distribución espacial definida. Según Vincent (1997), es un muestreo de regeneración en el cual se busca determinar el estado de la misma y sus requerimientos de tratamientos, por ejemplo liberación, en contraste con el muestreo de regeneración o muestreo lineal de regeneración, con el cual se estima las existencias.

    Hutchinson (1993), en bosque secundario de 30 años, determinó lo siguiente:

    Los árboles aprovechables están ampliamente distribuidos, quedando solo el dos por

    ciento del área total sin un deseable sobresaliente siendo esta área relativamente normal en un bosque Un 70% de todos los deseables son arboles que se encuentran en la clase diamétrica de 20 29 cm, la clase diamétrica de 30 39 cm cubren 21%. Donde un 44% de deseables sobresalientes presentan una iluminación plena de copas, un 43% se encuentra con una iluminación parcial vertical, siendo para este segundo grupo aceptable un tratamiento de liberación, y tan solo un 13% de los deseables sobresalientes reciben una iluminación de copas deficiente. que la mejor iluminación se encontraba con un 44% del total de individuos de los cuales se había toma nivel de iluminación.

    Un 28% de los deseables sobresalientes son latizales y brinzales, encontrándose estos con una mala iluminación. Para este caso considero el autor que es difícil y costoso hacer tratamiento, más bien el tratamiento debería enfocarse en los estados de regeneración establecidas.

    Según Quiroz y Méndez (1996), en un bosque de Huetar Costa Rica determino que del total de deseables sobresalientes existen: 52 fustales/ha y 42 unidades no presentaron algún deseable sobresaliente. Por otro lado se determinó que los deseables sobresalientes se encuentran con una adecuada iluminación el 61% en clase 1 y 2 de iluminación, 27% con iluminación regular dentro la clase de iluminación 3 y por último se tiene solo un 12% con iluminación deficiente en la clase 4 y 5. Además en la clase diamétrica 10-30 cm se encuentra la más alta concentración de deseables sobresalientes un 65% del total. Con este resultado se procedió a aplicar un tratamiento de refinamiento dirigido a los individuos no comerciales de la clase diamétrica 10 30 cm, esto obedeció a que en esa categoría diamétrica se encontraban concentrados 135 individuos comerciales y 271 no comerciales siendo esto el 85% del total de individuos, tales estaban siendo un obstáculo para el desarrollo de los árboles comerciales de futuras cosechas. Por su parte Louman et al. (2001), En un bosque tropical húmedo en Centro América, según los resultado obtenidos de la aplicación de un muestreo silvicultural determino que existen 33

    DS/ha resultando 67 parcelas de 1 ha que no presentan algún deseable sobresaliente, pero el numero de 33 DS/ha considero suficiente para garantizar una futura cosecha, con este resultado no abría la necesidad de realizar alguna actividad para favorecer la regeneración.

    • 3.1.2. Muestreo de remanencia

    Para la toma de datos para este muestro se utilizó las mismas parcelas del muestreo diagnóstico. El muestreo remanencia es un muestreo mediante el cual se determina la abundancia, estado o condición y frecuencia de arboles mayores al diámetro mínimo de corta, tanto de especies que son consideradas y no para el aprovechamiento, con lo cual se podrá determinar lineamientos para la aplicabilidad de tratamientos silviculturales si lo amerita. De acuerdo a Quiroz y Méndez (1996), el muestreo de remanencia consiste en levantar la información de aquella vegetación (arboles) con dap igual mayor a 50 cm, que no fueron extraídos en el aprovechamiento recientemente realizado por consideraciones técnicas, económicas, legales o biológicas.

    De acuerdo a Manzanero y Pinela (2004), consiste en levantar la información referente a la masa remanente no aprovechada, que en buena medida constituirá la próxima cosecha y/o el obstáculo para el desarrollo de la vegetación deseable. Se registra información de los árboles con 50 cm dap o mayores que no fueron extraídos por consideraciones técnicas, económicas, legales, silviculturales y/o biológicas. Por su parte Quiroz y Méndez (1996), en un bosque de Huetar Costa Rica determino en el muestreo de remanencia que existen 20 árboles remanentes por hectárea, este resultado indica que es un bosque con un buen número de árboles grandes, pero el mayor porcentaje son árboles de reserva siendo estos el 67% que resultan 14 árboles por hectárea, lo que indica que además es un bosque con mucha potencial de madera.

    • 3.1.3. Muestreo silvicultural

    Este muestreo refleja el grado de competencia entre especies de mayor y menor interés, tomando en cuenta variables dasométricas las cuales determina abundancia, volumen y área basal, enfocándose en los estadios de regeneración natural ya establecidos, con lo cual se

    podrá determinar lineamientos para la aplicabilidad de tratamientos silviculturales. De acuerdo a Manzanero y Pinela (2004), el objetivo de este muestreo es conocer la composición de la regeneración natural establecida y determinar el número de árboles y el área basal de las especies arbóreas y de palmeras con dap ≥10 cm, estos datos dan una indicación del nivel de competencia por el espacio en el bosque. Por su parte Quiroz y Méndez (1996), en un bosque de Huetar Costa Rica determino según el muestreo silvicultural demuestra que un bosque fue reducido muy suavemente en cuanto a su número de árboles y área basal ya que la existencia actual después del aprovechamiento es de 242 árboles/ha haciendo un área basal de 16 m 2 /ha, y debido al optimo número de árboles solo se procedió a la corta de lianas dejando intacto el área basal.

    Según Louman et al. (2001), de un total de área basal 23 m 2 /ha en un bosque después del aprovechamiento, le correspondían 10.4 m 2 /ha a la especie Gavilár (Pentacletrha macroloba) de los cuales 5,2 m 2 /ha son de muy mala calidad de fuste y pésimo estado fitosanitario, además tienen un diámetro mayor a 50 cm De acuerdo a lo determinado anteriormente se recomendó enfocar el tratamiento en los árboles mayores de esta especie y remover hasta un 6,5 m 2 /ha de área basal.

    3.2. Deseable Sobresaliente

    El Deseable Sobresaliente

    (DS)

    es el mejor individuo

    escogido dentro de

    un

    área de

    10m*10m, para la toma de datos en el Muestreo Diagnostico. El individuo debe tener las siguientes características:

    Ser el mejor (muchas veces el más alto o el de mayor diámetro) entre los árboles comercialmente deseables en la parcela de 10m*10m de un solo tronco, sano bien conformado que tenga o parezca que tendrá una sección recta, libre de defectos, sin deformaciones o nudos grandes al menos de cuatro metros. Tener una copa bien formada y vigorosa.

    El Deseable Sobresaliente se lo escoge por estadios comenzando por los potenciales no encontrándose en este estadio se busca en el inmediata inferior en los fustales y sucesivamente

    hasta el estado de regeneración natural brinzal. Según Hutchinson (1993), un deseable sobresaliente o líder deseable puede ser: Potencial, Fustal, Latizal o Brinzal, es un individuo que debe tener una copa bien formada sana y vigorosa, simétrica o bien distribuida, un fuste sano sin defectos ni pudriciones, sin nudos, ni bifurcaciones, no menor a los cuatro metros de largo. Sin embargo Dawkins (1958), describe la selección de un deseable sobresaliente alternativo, incrementándose su número al disminuir en tamaño los deseables sobresalientes.

    3.3. Posición de la Copa (Iluminación)

    Independientemente del tamaño del tronco del árbol o de su copa, se requieren algunos índices para evaluar la posición relativa de la copa de cada árbol con respecto a sus vecinos, particularmente los de tamaño similar o mayor. Según Clark y Clark, (1987) definieron siete categorías de iluminación de copas modificadas de las cinco categorías de Dawkins (1958), (Figura 1A).

    Las categorías están definidas según lo siguiente:

    • 5 = Emergente: La parte superior de la copa totalmente expuesta a la luz vertical y lateral, libre de competencias laterales, al menos en un cono invertido de 90º con el vértice en el punto de la base de la copa.

    • 4 = Plena Luz Vertical: La parte superior de copa está plenamente expuesta a luz vertical, pero está adyacente a otras copas de igual o mayor tamaño del cono de 90º.

    • 3 = Alguna Luz Vertical: La parte superior de la copa está parcialmente expuesta a la luz vertical y parcialmente sombreada por otras copas.

    2,5 = Alta luz lateral: La parte superior de la copa enteramente sombreada, recibe luz lateral más de medio círculo

    • 2 = Mediana luz lateral: La parte superior de la copa enteramente sombreada de la luz vertical, pero expuesta a alguna luz directa lateral debido a un claro o borde del dosel superior. 1,5 = Baja Luz lateral: La parte superior de la copa enteramente sombreada, pero recibe baja luz oblicua lateral

    • 1 = Sin Luz directa: La copa enteramente sombreada tanto de luz vertical como lateral.

    De acuerdo a Valerio y Salas (1998), en un levantamiento de información sobre posición de copas en Huetar al norte de costa rica se determino, que en las categorías superiores de copa o igual a 3 se encontraron 25,31 líderes deseables los cuales representan el 94% de la población. En la categoría diamétrica de 10 30 cm se ubican 15,12 líderes que representan el 56% de la población, analizando estos datos con las situación de copas se concluye que la intensidad de intervención fue tal que se removió prácticamente el total del dosel superior quedando únicamente algunos árboles superiores de especies no maderables o defectuosos de especies maderables muy dispersos por todo el bosque. También según Teran y Marañon (2001), en una evaluación del 7 especies maderables en el bosque Tucumano Boliviano determino que de acuerdo a las condiciones de iluminación observa en forma general la mayor parte de las copas de la regeneración deseable se encuentra en las categorías de iluminación 3 (vertical parcial) y 4 (oblicua).

    • 3.4. Forma de la copa

    Par el análisis de la forma de copa se evalúo según los criterios propuestos por (Synnott 1979), ver anexo (Figura 2A).

    • 1. Forma perfecta: Círculo completo (copa densa, simétrica, bien desarrollada sin

    perturbaciones).

    • 2. Forma buena: Círculo irregular (más o menos simétrica, algunas ramas muertas).

    • 3. Forma tolerable: Media copa (asimétrica, tenue; se puede corregir si recibe más

    luz).

    • 4. Forma pobre: Menos de media copa (muy asimétrica, pocas ramas vitales; pero

    puede sobrevivir).

    • 5. Forma muy pobre: Una o pocas ramas (degenerado, con daños irreversibles).

    • 3.5. Regeneración

    El método de repoblación puede definirse como un procedimiento ordenado, mediante el cual se renueva o establece una masa, sea natural o artificial. Dicho proceso se lleva a cabo durante el periodo de regeneración, que empieza después de cortar la masa, al final de cada turno

    (Hawley 1997). La sostenibilidad se complica cuando se reportan problemas de regeneración de muchas especies tropicales (Mostacedo y Fredericksen 1999).

    Según Mostacedo y Fredericksen (2000), la regeneración es quizás el paso más importante hacia el logro de la sostenibilidad a largo plazo de los bosques bajo manejo.

    3.6. Formas de Regeneración

    La regeneración de los bosques puede darse de dos formas o métodos diferentes:

    De forma artificial, también denominada como método de repoblación, este tipo de regeneración es la aplicación directa de la siembra o bien la implantación de plantones desarrollados a partir de semillas y en casos más raros de estacas. Puede ser utilizado para completar o sustituir la repoblación natural (Hawley 1997). De forma natural, también denominada como método de reproducción, la permanencia del bosque en forma natural, depende de la existencia de árboles semilleros circundantes para la producción de semillas. Una buena regeneración depende de los siguientes factores:

    • Una fuente de semillas viables.

    • Un terreno preparado adecuadamente.

    • Un ambiente compatible para la germinación y el establecimiento de las plántulas.

    Pero por otro lado Hawley y Smiht (1997) indica, este concepto puede representarse como un triángulo de factores en los que la incompatibilidad de algunos de los elementos, de por resultado el fracaso de la regeneración. Según Lamprecht (1990), el éxito de cualquier regeneración natural va depender de varias premisas, que con frecuencia son diferentes según la especie arbórea de que se trate. En todo caso, son imprescindibles las siguientes condiciones: cantidad suficiente de semillas viables y condiciones microclimáticas y edáficas adecuadas para la regeneración y desarrollo.

    3.7.

    Clasificación de la Regeneración Natural

    Según Hutchinson (1993), las operaciones silviculturales aplicadas a la regeneración natural dependen del tamaño de la misma, resulta necesario clasificarla en las siguientes categorías de acuerdo a su tamaño:

    Brinzales: Aquellos individuos entre 0.3 m a 1.5 m de altura. Conforman la

    regeneración no lograda. Latizal Bajo: De 1.5 m de altura a 4.9 cm dap.

    Latizal Alto: De 5.0 cm a 9.9 cm dap, constituyen la regeneración no establecida.

    Fustal: Mayor a 10cm de diámetro, constituyen la regeneración lograda o establecida.

    Potencial: mayor a 20cm de dap y ≤ al dmc, constituye la regeneración establecida

    Para levantar los datos de regeneración natural en las parcelas se procedió según la siguiente clasificación, la cual está basada en la clasificación de regeneración ya conocida, pero al grupo de los Potenciales también se lo conoce como árboles de futura cosecha (AFC).

    Brinzales: individuos de 0.30 m a 4.9 cm dap

    Latizales: individuos de 5 cm dap a 9.9 cm dap

    Fustales: individuos de 10 cm dap a 19.9 am dap

    Potenciales (AFC): individuos de 20 cm dap a ≤ del dmc

    • 3.8. El Ciclo de la Regeneración o Renovación del bosque

    Se entiende por renovación del bosque a los procesos ecológicos, por medio de los cuales el bosque en un estado equilibrado, tiende a reponer los individuos perdidos a fin de perpetuar. Este proceso de renovación se realiza mediante la dinámica de regeneración a partir de los claros abiertos en el bosque, si no mueren parcial o totalmente los individuos en la cubierta forestal de la fase madura, no existen otros mecanismos para producir otro tipo de cambios que no sean los fonológicos (Ashton 1980).

    Whitmore (1984), identifica un mosaico de tres fases en la dinámica de la regeneración de los bosques en equilibrio, las cuales no son entidades separadas, sino crecimientos consecutivos para llegar de una fase a otra:

    Fase de Claro: Se produce por la apertura del dosel, contiene brinzales, latizales y árboles jóvenes, la tasa de crecimiento del rodal es lenta. Fase de Construcción: Es un bosque aun de árboles jóvenes los cuales crecen rápidamente, el incremento en altura y diámetro de los fustes están relacionados en forma lineal. Fase Madura: Contiene árboles de diámetros considerablemente gruesos. Esta fase se caracteriza porque la tasa de crecimiento del rodal es mínima.

    Estas tres fases son, por supuesto, una clasificación sencilla de lo que es un proceso continuo, sin embargo son fases relativamente bien definidas. La fase de claro puede durar unos meses pues hay un lapso sin actividad aparente después de la creación de la apertura, durante el cual la vegetación se ajusta a las nuevas condiciones ambientales tan violentamente impuestas. La fase madura puede ser de bastante duración y poca actividad mientras los árboles pasan por la madurez (Finegan 1992).

    Los factores que determinan la presencia de una especie y edad determinadas son la presencia de una semilla, temperamento de la especie, frecuencia de apertura de claros, tamaño del claro y la estrategia de escape de la especie (Hartshorn 1980).

    Por su parte Lamprecht (1990), indica que el éxito de cualquier regeneración depende de varias premisas, que con frecuencia son muy diferentes, según la especie arbórea de que se trate. En todo caso, son imprescindibles las siguientes condiciones:

    Cantidades suficientes de semillas viables.

    Condiciones microclimáticas y edáficas adecuadas para la germinación y el desarrollo.

    3.9. Los Gremios de Especies Forestales y su clasificación

    El comportamiento de los organismos de la naturaleza responden a la interacción de las características genéticas, definidas a través de la evolución y de los factores ambientales, esta combinación permite diferentes expresiones de comportamiento que forman un continuo, más que manifestaciones discretas. Para Valerio y Salas (1998), tradicionalmente se han definido grupos ecológicos que permiten para cualquier bosque reconocer y agrupar especies que poseen características biológicas y ecológicas similares, desde el punto de vista ecológico la luz es uno de los principales factores que afecta las posibilidades de establecimiento y crecimiento de la regeneración, por esto resulta necesario clasificar a las especies en función de su temperamento.

    De acuerdo a Finegan (1993), a dichos grupos ecológicos se les puede llamar gremios, definiéndose este término como un grupo de especies que utilizan los mismos recursos del ambiente de la misma manera. La tolerancia a la sombra es una de las características ecológicas que se usa como variable indicadora en la formación de gremios ecológicos, una de las clasificaciones más utilizadas en la actualidad es la planteada por Finegan (1997), contempla cuatro gremios:

    Heliófitas Efímeras: Especies intolerantes a la sombra es decir que requieren luz plena para establecerse, crecer y reproducirse ósea se presentan en ambientes de sucesión y tiene una vida muy corta.

    Heliófitas Durables: Especies intolerantes a la sombra de vida relativamente larga, se presentan en ambientes alterados además se posesionan en la parte alta del dosel

    Esciófitas: Especies que toleran la sombra, en la etapa temprana del desarrollo, pero requieren de un grado elevado de iluminación, alcanzar el dosel, para poder pasar de las etapas intermedias hacia la madurez.

    El conocimiento anterior facilita el trabajo del silvicultor, ya que le permite determinar en qué gremio se encuentra las especies maderables de interés, que calidad de madera se puede esperar de ellas y como puede intervenir el bosque para crear aperturas en el dosel, que satisfagan los requerimientos ecológicos de las especies forestales valiosas (Manta 1988).

    3.10. Estrategias de Perpetuación

    En la naturaleza en general pueden identificarse dos estrategias de reproducción o perpetuación debido a cada situación cambiante que ha sufrido en este caso el bosque a lo largo de su evolución encontrando grupos de individuos con “más hijos de menor estatura, especies “r” y la de “menos hijos de mayor estatura, especies “k”, estas presentan toda una gama de características biológicas y ecológicas que son fuertemente relacionadas a cada estrategia.

    Se considera que la estrategia de más hijos de menor estatura se origina en situaciones que favorecen la reproducción rápida, esta relación rproduce especies que representan un valor elevado de r, en cambio, la estrategia de menos hijos de mayor estatura se selecciona en condiciones de alta densidad poblacional (cerca al valor k) en las cuales la competencia es muy intensa, esta selección kproduce especies de un valor reducido de rcuyos hijos, sin embargo presentan una alta capacidad de tolerar deficiencias de recursos.

    Las especies rse originan en hábitat efímero o poco predecible, puede haber periodos muy favorables para ellas y periodos de fracaso total. En estos casos las causas de la mortalidad de individuos son poco predecibles, son a menudo independientes de la competencia y la etapa de desarrollo del individuo. Las características que favorecen la existencia en estas circunstancias son: reproducción a una edad relativamente precoz, crecimiento rápido y la asignación de una proporción relativamente grande de recursos existentes en la reproducción.

    Debería ser evidente que una vida larga no representaría ninguna ventaja en el tipo de hábitat

    que utilizan las especies r, parecería además que las características

    de crecimiento rápido

    y reproducción precoz no son compatibles con la longevidad , por estas razones las especies

    rson, por lo general de vida corta. Las características generales de los hábitat en los cuales las especies k son favorecidas son las siguientes: las condiciones ambientales son relativamente constantes y predecibles con la marcha anual de las cuatro estaciones de las zonas templadas .

    Las comunidades formadas por las especies ken estas condiciones son densas y de tamaño relativamente constante. El factor más importante que determina el establecimiento, sobrevivencia y reproducción del individuo, es la competencia intensa, las características biológicas que favorecen la existencia en estas circunstancias, son las siguientes: tamaño grande a la madurez, reproducción a una edad relativamente avanzada, la asignación de pocos recursos a la reproducción y periodos reproductivos repetidos. Cabe señalar que la selección ry krepresentan dos extremos y siempre existe un rango de especies que presentan características intermedias.

    3.11. La Silvicultura

    Mediante la silvicultura podemos inducir a una formación de bosque según lo deseado pero determinado por la ecorregión, zona o lugar. El concepto que se maneja actualmente define a la silvicultura como la práctica de controlar el establecimiento, la composición y el crecimiento del bosque (Fredericksen et al. 2001).

    Según Fredericksen et al. (2001) los fines de la silvicultura son:

    Inducir una mayor regeneración natural

    Acelerar el crecimiento de árboles comerciales

    Reducir la tasa de mortalidad de árboles valiosos

    Mejorar la forma de los fustes.

    Aumentar el volumen de madera

    Según Fredericksen et al. (2001), se debe considerar primero como se reproduce el árbol, si es por semilla o por rebrote o una combinación de ambos, si no hay regeneración natural después

    del aprovechamiento hay que pensar en que tratamientos silviculturales se puede usar para promoverla, la sostenibilidad depende de un flujo completo del ciclo de vida de un árbol.

    3.12. Sistemas Silviculturales

    Desde el punto de vista silvicultural, una de las preocupaciones más grandes para el manejo forestal sostenible en Bolivia es el desarrollo de sistemas silviculturales que conlleven a la regeneración posterior al aprovechamiento (Mostacedo et al. 1998)

    De acuerdo a Hutchinson (1993), define al sistema silvicultural como un conjunto de etapas dedicadas a asegurar la existencia y el desarrollo de la regeneración natural de especies deseables. Por su parte Manta (1988), señala que un sistema silvicultural es una serie de tratamientos cuya finalidad es permitir el establecimiento de la regeneración natural de especies valiosas y mantenerla en una condición vigorosa y saludable llevándola hacia la madurez (Louman et al. 2001)

    Según Louman et al. (2001), un sistema silvicultural es una secuencia lógica de distintas actividades que se realizan para mantener renovar o reemplazar productos forestales, resultando un bosque con características propias logrando una mejor proporción de arboles comerciales. Un sistema silvícola está compuesto por un conjunto de operaciones las cuales se realizan de forma ordenada buscando un fin determinado, los sistemas difieren de otros porque tendrán deferentes operaciones o aspectos funcionales como aprovechamiento, regeneración, conducción de la masa remanente (Vincent 1993)

    3.12.1. Sistemas Policíclicos

    Están basados en eliminaciones repetidas de árboles seleccionados en una serie continua de ciclos de corta, cuya longitud es menor que la edad de rotación de los árboles. El objetivo es cosechar los árboles antes que empiecen a estancarse en crecimiento y deteriorarse por la edad, dejando elevar el valor de mejores fustes para el futuro rendimiento (Manta 1988).

    Los sistemas policíclicos tienen la ventaja de retener la regeneración establecida en estado avanzado, que permite una cosecha en un periodo relativamente más corto (Sitoe 1992).

    3.12.2. Sistemas Monocíclicos

    Este sistema es aplicado sin problemas a las plantaciones por ser propio de las mismas, en un sistema monocíclico se eliminan todos los árboles valiosos en una sola operación, el turno es más o menos igual a la edad de rotación de los árboles, habiendo una sola intervención intensiva al final de la rotación. El daño al bosque es más drástico formándose claros grandes y el dosel es destruido más extensivamente, excepto en aquellos casos donde hay pocos árboles valiosos. Un ejemplo de este sistema constituye el Sistema Uniforme Malayo y los sistemas de Dosel Protector en Trinidad y en Nigeria, respectivamente y el más reciente el Sistema de Tala Rasa en Fajas en el Valle del Pálcazu en Perú (Manta 1988).

    Los sistemas monocíclicos ofrecen la forman más productiva de manipular bosques, ellos pueden ser los más exigentes en los ecosistemas en términos de exportación de nutrientes. Los nutrimentos pueden potencialmente ser perdidos atraves de lixiviación y erosión después de fuertes aprovechamientos (Finegan 1992)

    3.13. Tratamientos Silviculturales

    Para Hutchinson (1993), la silvicultura ha sido el instrumento principal en el manejo forestal, de ahí que en las regiones donde ha evolucionado el manejo se a creado una serie de

    actividades silviculturales coordinadas entre sí, originando lo que se denomina “tratamiento

    silvicultural. Es importante señalar que todos los sistemas silviculturales alteran la composición del bosque, pues en todos los casos se procede a beneficiar a las especies de importancia comercial y en general a reducir la diversidad del bosque original (Lamprecht

    1990).

    Según Finegan et al. (1993), indica que la meta principal de los tratamientos silviculturales es asegurar que los árboles de futura cosecha reciban la luz, agua y nutrientes que necesitan para

    su óptimo desarrollo. Según, el propósito de los tratamientos es manipular la dinámica natural del ecosistema de tal manera que se aumente la productividad de la biomasa utilizable contribuyendo así a mejorar su rendimiento (Quiroz y Finegan 1994)

    Por su parte Hutchinson (1993), indica que un sistema silvicultural está formado por una serie de operaciones individuales cada una de las cuales contribuye a alcanzar los objetivos del sistema, y en este sentido agrupa las operaciones silviculturales de la siguiente manera:

    El aprovechamiento

    Eliminación de impedimentos

    Modificaciones a nivel del suelo

    Apertura del dosel

    Liberación

    Refinamiento

    Limpieza del nivel inferior del dosel

    Muestreo diagnostico

    Raleo

    En cambio Valerio y Salas (1998), señalan que las operaciones silviculturales se encuentran en el nivel de jerarquía más específica de las labores propias de la implementación de cualquier sistema silvicultural y de cualquier tratamiento, es la parte práctica de toda la planificación ya que siempre el objetivo de una operación es la eliminación de árboles individuales.

    También Valerio y Salas (1997), indican que las operaciones silviculturales más comunes para la eliminación de árboles son: el anillamiento y el envenenamiento, éstas a diferencia de la tala, permiten que el árbol muera en pie y se desmorone paulatinamente sin causar mayor daño al caer, la entrada de luz no es tan violenta, lo que da tiempo a la vegetación de los niveles más bajos del bosque a adaptarse en las nuevas condiciones.

    3.13.1. Tratamientos silviculturales de mayor relevancia

    Los tratamientos silviculturales son acciones que buscan asegurar el establecimiento de la regeneración natural de las especies deseadas mediante variaciones a la estructura del bosque, con el propósito de asegurar un desarrollo óptimo esperando mejores beneficios económicos (Valerio y Salas 1998), a continuación se mencionan algunos de los tratamientos conocidos.

    Aprovechamiento

    Como es de conocimiento general el primer tratamiento que se aplica al bosque es el aprovechamiento que además de rendir ingresos permite dinamizar el ecosistema mediante la apertura de claros, la calidad de regeneración que se establezca en los claros dependerá de la planificación y cuidado con el cual se realice esta primera intervención (Valerio y Salas, 1998). Aunque es de suma importancia tener en mente que un aprovechamiento selectivo por sí solo no es suficiente para provocar reacciones positivas y uniformes en los árboles jóvenes o en la regeneración de las especies comercialmente deseables (Hutchinson 1993).

    Apertura del Dosel

    Puede ser realizado mediante:

    (a) una corta controlada de lianas leñosas (b) una entresaca en uno o más de los niveles del dosel. La apertura del dosel es el tratamiento más importante porque marca la pauta en el distanciamiento de individuos de espacies deseables y porque provee un aumento en la intensidad de la iluminación de la copa de los árboles jóvenes de las mismas especies

    (Hutchinson 1993).

    Liberación

    Con base en los resultados en un muestreo diagnóstico, la liberación separa los árboles jóvenes

    seleccionados de la competencia que pueden ejercer árboles de especies con menor valor comercial, para formar un componente de cosechas futuras. El propósito es asegurar un constante y máximo crecimiento de los árboles jóvenes deseables, seleccionados para la liberación (Hutchinson 1993). Este tratamiento consiste en el anillamiento y/o

    envenenamiento o raleo exclusivamente de los árboles sin valor comercial que están afectando al deseable sobresaliente (Valerio y Salas 1998).

    De acuerdo a Hutchinson (1993), otros efectos de la liberación incluye una reducida mortalidad natural de las especies deseables que de otra manera ocurriría, asimismo, logra mantener en forma estable una más alta población de árboles jóvenes deseables que es posible en un bosque sin tratamiento silvicultural. Podría aplicarse este es un tratamiento para bosques en los que el aprovechamiento ha provocado claros grandes y el establecimiento de un matorral denso que contenga especies comerciales compitiendo con el resto de la vegetación.

    Refinamiento

    Consiste en la eliminación de árboles de especies no comerciales con diámetro superior a un

    determinado límite, definido para cada tipo de bosque, para evitar entradas excesivas de luz y el establecimiento de vegetación no deseada (Valerio y Salas 1997).

    Por otra parte Hutchinson (1993), señala que el refinamiento elimina árboles por razón exclusiva de su especie, la cual es considerada de poco valor económico, no permite tomar en cuenta los posibles cambios en el mercado maderero o el hecho que los árboles sin valor comercial pueden representar un papel importante en el bosque respecto:

    • a) La altura y auto poda de especies deseables.

    • b) El efecto de su sombra sobre la regeneración natural de especies arbóreas deseables y sobre

    la inhibición del crecimiento de bejucos.

    • c) La protección del suelo y reciclaje de nutrientes.

    Este es un tratamiento que tiende a uniformar el rodal, se podría aplicar en bosques en los que haya predominio de especies valiosas que respondan a la luz, teniendo en cuenta el principio precautorio asía las especies no aprovechadas en este momento.

    Mejora

    Por medio de la remoción de fustes viejos y defectuosos y sin valor comercial, el tratamiento

    de mejora busca proveer mayor espacio a los árboles de especies deseables (Hutchinson 1993).

    En bosques no mejorados los tratamientos de mejora son de importancia primordial, éstos representan el primer paso hacia un aumento en la calidad y productividad del recurso (wadsworth 1987). Los tratamientos de mejora conllevan una importancia socioeconómica que no debe ser pasada por alto, su costo es bajo, el retorno de inversión es considerable, y quizá la razón más importante es que estos tratamientos demuestran que la tierra está siendo utilizada con un potencial de productividad considerable (Hutchinson 1993).

    Este tratamiento es apropiado por su baja intensidad para aplicar en bosques intervenidos en los que la calidad de los bosques remanentes sea muy baja pero en los que se observe una adecuada regeneración, por lo que las posibles fuentes de semilla que se eliminen no sean necesarios para asegurar la presencia de estas especies, ya que se procura tener una representación equilibrada de las diferentes clases diamétricas y mantener una buena mezcla de especies que garanticen la resistencia del ecosistema frente a posibles epidemias.

    Eliminación de Impedimentos

    De acuerdo a Hutchinson (1993), esta operación busca liberar los árboles y latizales de especies de valor comercial de la competencia, que ponen las trepadoras leñosas y otros

    árboles sin valor comercial, tomando ventaja de la infraestructura dejada por el aprovechamiento.

    Modificaciones a Nivel del Suelo

    Comprende la quema controlada, la remoción y el drenaje del suelo; todo esto con el propósito de preparar un almacigo para la regeneración natural de especies de valor comercial

    (Hutchinson 1993).

    Limpieza del Nivel Inferior del Dosel

    Esta operación incrementa la iluminación a nivel del suelo, promoviendo así la germinación de las especies deseables y estimulando el crecimiento de brinzales y latizales, dicha operación es costosa, está sujeta a error y a una identificación descuidada de las especies a nivel juvenil, una limpieza excesiva puede hacer retroceder la sucesión ecológica (Hutchinson 1993).

    3.14. Clasificación por Grupo Comercial de las Especies Forestales

    Para la realización de este estudio se ordenan las especies clasificándolas en dos grupos de acuerdo a su importancia comercial, siendo estas especies valiosas y especies sustitutas o alternativas, el propósito de tomar dos grupos de especies es para reducir el número de deseables sobresalientes en las estados de regeneración natural inferiores.

    3.14.1. Especies Valiosas

    Se denominan especies valiosas a aquellas que tienen gran demanda en el mercado actualmente, y es muy importante saber en qué condición y proporción se encuentran en un determinado predio o zona de vida. Para el presente trabajo de investigación se tomaron siete especies de principal interés para el mercado actual, esto no quiere decir que se está aprovechando las siete especies.

    3.14.1.1. Clasificación Taxonómica y Descripción de las Especies Valiosas

    Descripción general del roble Nombre común: Roble, Tumi, Sorioco Nombre científico: Amburana cearensis (Fr. Allen.) Familia: Papilionácea (Leguminoceae)

    Características dendrológicas

    Árbol grande que alcanza una altura de hasta 30 m de alto y 150 m de d.a.p. Copa redonda,

    el follaje poco denso, de color verde grisáceo, las ramas ascendentes poco ramificadas. Fuste cilíndrico-cónico, recto y limpio. Corteza externa lisa, marrón rojiza, con exfoliaciones papiráceas. Corteza interna amarillenta de textura granular y con olor fuerte, exuda goma viscosa y amarillenta. Hojas alternas, compuestas, e imparipinnadas. Flores amarillo- blanquecinas, dispuestas en racimos axilares. Fruto legumbre leñosa, alargada,

    con 1 a 3 semillas de aspecto samaroide. Las semillas se usan en perfumería y elaboración de jabón de tocador (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie emergente, decidua, parcialmente demandante de luz, común en el bosque latifoliados semideciduo, bosque amazónico y zonas de transición a bosque montano húmedo. Generalmente en suelos poco profundos, bien drenados, cerca de afloramientos rocosos. Florece de marzo a mayo; los frutos maduran entre julio y septiembre. Semillas dispersadas por el viento (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del tajibo Nombre común: Tajibo, Lapacho. Nombre científico: Tabebuia serratifolia Familia: Bignoniácea

    Características dendrológicas

    Árbol grande, de hasta 30 m de alto. Fuste cilíndrico, aletones poco destacables, copa irregular hasta cilíndrico-cupular. Corteza externa marrón amarillenta, fisurada, o martillada. Corteza interna amarilla clara, que se oxida a café oscuro, de textura laminar. Hojas opuestas, compuestas, 5-7 palmada con bordes aserrados. Flores conspicuas, Fruto cápsula bivalva dehiscente (falsa legumbre) conteniendo numerosas semillas membranosas

    y aladas (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología

    Especie emergente, decidua, parcialmente demandante de luz, que se encuentra en bosque de llanura aluvial, bosque húmedo de pie de monte y amazónico, en suelos variables. Floración vistosa que ocurre cuando los árboles carecen de follaje entre julio y agosto. Fructifica de agosto a octubre, las semillas son dispersadas por el viento (Mostacedo et al.

    2003).

    Descripción general de la picana

    Nombre común: Picana Nombre científico: Cordia sp. Familia: Boragináceae

    Características dendrológicas

    Árbol deciduo hasta de 25 m de altura, tallo cilíndrico y recto, corteza fisurada grisáceo

    con lenticelas, ramas con muchos nudos engrosados asociados con hormigas. Hojas alternas, simples, elípticas, ambas caras con pelos estrellados, ápice extenuado. Flores dispuestas en panículas, hermafroditas, fragantes, cáliz verdoso, tubular, cubierto por pelos. Fruto drupáceo, elipsoidal, cáliz persistente, café-grisáceo, una semilla.

    Ecología

    Coleccionado con flores entre junio y agosto y con frutos en septiembre. Crece en el bosque semideciduo.

    Descripción general del morado

    Nombre común: Morado Nombre científico: Machaerium scleroxylon Familia: Mimosaceae (Leguminoceae)

    Características dendrológicas

    Árbol espinoso de mediano tamaño, que llega hasta 15 m de altura y 50 cm de dap copa irregular. Fuste cilíndrico, algo acanalado en la base, con aletones pequeños, ramas con

    espinas levemente recurvadas en pares. Corteza externa café, algo escamosa, exfoliándose en placas irregulares, con lenticelas. Corteza interna crema, con savia rojiza. Hojas alternas, compuestas, foliolos alternos, con nervadura reticulada notable. Ápice indentado. Flores azul liliáceas, aromáticas, en inflorescencias racimosas, Fruto sámara alada, indehiscente y comprimida, con semilla basal y el ala distal con retículaciones, a veces curvado en semicírculo con una semilla (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie semidecidua, parcialmente tolerante a la sombra, muy frecuente en el bosque semideciduo seco de la Gran Chiquitanía, con preferencia en suelos lateríticos y areno- limosos. Florece en noviembre y diciembre, y los frutos son dispersados por el viento, entre junio y agosto, coleccionado con flores en noviembre y diciembre. Crece en el bosque semideciduo Chiquitano (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del cedro

    Nombre común: Cedro Nombre científico: Cedrela físsilis Familia: Meliaceae

    Características dendrológicas

    Árbol grande de 40m o más y hasta 150 cm de dap. copa irregular grande, algo densa. Fuste cilíndrico a cónico, con aletones pequeños de hasta 60 cm de alto. Corteza externa corchosa con fisuras paralelas y de color café grisáceo. Corteza interna rosada, con olor característico. Hojas alternas, imparipinnadas con olor fuerte al estrujarlas, envés pubescente y la base de foliolos asimétrica. Flores pequeñas, blanquecinas, en panículas terminales grandes y fragantes, Fruto cápsula leñosa, ovoide, péndula, café claro con lenticelas elípticas distribuidas irregularmente en todo el fruto, de 4 cm de largo y 3 cm de ancho, dehiscente, formada de 5 valvas; las semillas elipsoides, aplanadas y aladas

    (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología

    Especie decidua, parcialmente demandante de luz, característica del bosque Chiquitano y bosques de transición a los bosques más húmedos, crece rápidamente en claros. Florece al inicio de la época húmeda y tiene los frutos maduros entre julio y septiembre, las semillas

    son dispersadas por el viento (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del sirarí

    Nombre común: Sirarí Nombre científico: Copaifera chodatiana Familia: Caesalpinoidea (Leguminosae)

    Características dendrológicas

    Árbol de 25 m de alto y 80 cm de d.a.p. copa redondeada a irregular, proporcionalmente más grande que el fuste; las ramas son rectas, el follaje denso y de color verde intenso. Fuste cilíndrico, cónico, generalmente inclinado, con aletones poco destacables. Corteza

    externa color gris oscuro, agrietada en placas cuadrangulares. Hojas alternas, bifolioladas. Flores pequeñas dispuestas en panículas axilares, Fruto legumbre dehiscente con una sola semilla de color rojo y un arilo color blancuzco (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie del subdosel, semidecidua, parcialmente tolerante a la sombra, restringida al bosque Chiquitano, del cual es un bioindicador, crece sobre topografía y suelo variable, florece a comienzos de la estación de lluvias entre noviembre y enero, y fructifica entre junio y agosto. Semillas auto dispersadas, a veces por animales atraídos por el color llamativo que éstas tienen, Coleccionado con flores y frutos entre noviembre y febrero. Su distribución va desde México hasta el sudeste de Brasil y noreste de Bolivia (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del curupau

    Nombre común: Curupau Nombre científico: Anadenanthera colubrina Familia: Mimosaceae (Leguminoceae)

    Características dendrológicas

    Árbol de 30 m de altura y 80 cm de dap fuste cilíndrico, recto con las ramas ascendentes

    casi erectas, copa irregular y poco densa. Corteza externa de color grisáceo o negruzco lisa con ornamentaciones leñosas que cubren la base del fuste, corteza interna anaranjado-

    rosada, laminar, sin olor característico, que secreta resina color miel. Hojas bicompuestas, alternas. Flores blancas crema, dispuestas en cabezuelas axilares, Fruto legumbre larga y aplanada, coriácea hasta leñosa con el borde ondulado y margen algo abultado, semillas aplanadas, discoides, café negruzcas y lustrosas (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie decidua, estrictamente demandante de luz, que se regenera abundantemente a través de semillas en claros y caminos. Se encuentra en una gran variedad de bosques secos y bosques sub-húmedos estaciónales. En gran variedad de suelos, desde pedregosos hasta suelos arcillosos muy pesados; en topografía generalmente accidentada. Florece de octubre a diciembre; sus frutos maduran y se dispersan entre junio y agosto (Mostacedo et al. 2003).

    3.14.2. Especies Sustitutas

    En este grupo se consideraron cinco especies, se las llama deseables sobresalientes sustitutos porque son menos requeridas que las deseables sobresalientes valiosas, en el mercado son comercializadas pero la empresa no está haciendo aprovechamiento de estas especies.

    3.14.2.1. Clasificación Taxonómica y Descripción de las Especies Sustitutas

    Descripción general del cuchi

    Nombre común: Cuchi Nombre científico: Astronium urundeuva Familia: Anacardiaceae

    Características dendrológicas

    Árbol dioico, mediano de hasta 25 m de alto, y hasta 90 cm de dap, copa irregular, angosta, abierta y rala, con ramas gruesas, tortuosas, ascendentes y horizontales. Fuste

    cilíndrico, sin aletones. Corteza externa agrietada de color gris oscuro. Corteza interna rosada. Hojas compuestas, imparipinnadas, alternas, sus nervaduras se bifurcan cerca del

    borde, fuerte olor a manga verde al estrujarlas. Flores cremas dispuestas en panículas axilares (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie decidua y demandante de luz, común en bosques secos estaciónales. Crece sobre suelos bien drenados. Florece cuando los árboles están deciduos entre julio y agosto. La fructificación ocurre de agosto a octubre y los frutos son dispersados por el viento (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del soto

    Nombre común: Soto Nombre científico: Schinopsis brasiliensis Familia: Anacardiaceae

    Características dendrológicas

    Árbol de 20 a 25 m de altura y 100 cm de dap Copa irregular poco densa. Fuste recto y

    cilíndrico. Corteza externa de color grisáceo o negruzco, fisurada, formando placas cuadrangulares. Corteza interna con una capa café oscuro sobre otra rosado-crema, con resina translúcida. Hojas compuestas, alternas, imparipinnadas, envés a veces pubescente. Flores inconspicuas dispuestas en panículas terminales. Fruto sámara con una sola semilla apical y el ala terminal de consistencia membranosa y cáliz persistente. La especie no se reproduce fácilmente por medio de semillas, lo que hace que su regeneración sea escasa. Hojas compuestas imparipinnadas, con olor a manga al estrujarlas, los foliolos pequeños y oblongos (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie decidua y parcialmente demandante de luz, muy común en bosque seco, chiquitano y serrano chaqueño. Florece entre junio y agosto. Los frutos maduran y son dispersados por el viento (anemócoras) de agosto a octubre (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general del jichituriqui

    Nombre común: Jichituriqui Nombre científico: Aspidosperma cylindrocarpon Familia: Apocynaceae

    Características dendrológicas

    Árbol mediano, no mayor a 25 m de altura y 80 cm de dap. Copa redondeada a

    fungiforme, densa, de color verde amarillento. Fuste cilíndrico y recto. Corteza externa muy corchosa y fisurada, de color crema oscuro. Corteza interna crema claro con fibras pequeñas translúcidas y látex escaso. Hojas simples, alternas, dispuestas helicoidalmente hacia el final de las ramas. Flores pequeñas, en racimos axilares (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología

    Especie decidua y parcialmente tolerante a la sombra. Común en bosques húmedos, subhúmedos estaciónales y transicionales a bosques secos. Florece entre agosto y octubre y fructifica entre octubre y noviembre, los frutos al madurar liberan las (Mostacedo et al.

    2003).

    Descripción general del verdolago

    Nombre común: Verdolago o Palo blanco

    Nombre científico: Calycophyllum multiflorum Familia. Rubiaceae

    Características dendrológicas

    Árbol de mediano tamaño hasta 25 m y 80 cm de dap. Copa esparcida y elíptica. Fuste

    cilíndrico y recto. Corteza externa grisácea, fuertemente fisurada y corchosa, las fisuras paralelas y formadas por la acumulación de numerosas capas de un mismo espesor. Corteza interna de color crema y café en capas alternas. Hojas simples y opuestas, agrupadas en el ápice de las ramas, glabras a pubescentes en el envés; estipulas interpeciolares. Flores pequeñas, blancas y aromáticas, dispuestas en cimas corimbosas al final de las ramas (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie decidua, estrictamente demandante de luz, común en bosques secos deciduos y semideciduo estaciónales, especialmente en el chaco y la chiquitanía, se encuentra en una variedad de suelos. Florece de marzo a abril, y los frutos maduran entre julio y agosto, las semillas son dispersadas por el viento (Mostacedo et al. 2003).

    Descripción general de la cuta

    Nombre común: Cuta Nombre científico: Phyllostylon rhamnoides Familia: Ulmaceae

    Características dendrológicas

    Plantas de hasta 25 m de alto y 90 cm de dap copa alargada elíptica en torno al tallo; con

    las ramas ascendentes casi erectas. Fuste ondulado, sinuoso, ramificado y con aletones irregulares. Corteza externa gris, rugosa con abundante cantidad de lenticelas en el fuste y ramas. Corteza interna amarillenta, sin olor ni sabor característico. Hojas simples, alternas, pequeñas, con el borde aserrado desde la mitad. Flores verdes, pequeñas, inconspicuas, axilares (Mostacedo et al. 2003).

    Ecología Especie semidecidua, parcialmente tolerante a la sombra, muy común en áreas hidrófilas de los bosques secos xerofíticos. Se encuentra en el bosque seco del chaco, bosque serrano-chaqueño y el bosque seco deciduo, crece en áreas con topografía plana en suelos pesados, salinos a neutros. Florece de octubre a diciembre y sus frutos maduran entre junio y agosto. La dispersión de semillas es por el viento (Mostacedo et al. 2003).

    3.15. Estructura horizontal del bosque

    La estructura en el plano horizontal es simplemente las distribuciones matemáticas que presentan las variables cuantitativas medidas en el mismo plano, principalmente el diámetro de los árboles a la altura del pecho (dap) y el área basal. Desde varios puntos de vista la

    estructura total más importante del bosque es la “distribución del número de árboles por clases diamétricas” o distribución diamétrica (Finegan 1992).

    La estructura horizontal del bosque corresponde al arreglo espacial de los árboles, su especie y dimensión, asociada a la edad, está determinada por las características del sitio y de las diferentes especies. En este sentido al invertir el bosque se debe considerar su estructura y los factores que la determinan como garantía de estabilidad (Valerio y Salas 1997). De acuerdo a Louman et al. (2001), Las características del suelo y del clima, las características y estrategias de las especies y los efectos de los disturbios sobre la dinámica del bosque determinan la estructura horizontal del bosque, que se refleja en la distribución de los árboles por clase diamétrica. Esta estructura es el resultado de la respuesta de las plantas al medio ambiente y a las limitaciones y amenazas que este presenta.

    3.15.1. Área Basal

    El área basal es el otro aspecto importante de la organización horizontal, es un indicador útil del potencial productivo de un bosque (Mejía 1994). Como el área basal es proporcional a la biomasa total de la vegetación, su magnitud puede ser interpretada como indicadora del grado de competencia dentro del rodal y que la competencia es mayor cuando el área basal alcanza el valor del bosque primario (Finegan 1993).

    Entonces que para aumentar la productividad de un bosque hay que ralearlo. El área basal es la superficie de una sección transversal del tallo o tronco del individuo a determinada altura del suelo, diámetro de referencia a 1,30 m del suelo. De acuerdo a Louman et al. (2001), desde el punto de vista de la silvicultura, la medida más importante de la organización horizontal es el área basal (G), calculándose este como el área de un círculo de diámetro igual al dap del árbol. También la distribución del área basal por clase diamétrica es un instrumento para calcular el potencial de un bosque para recuperarse de intervenciones, y se usa con frecuencia cuando no existen datos precisos sobre la dinámica del bosque (crecimiento, regeneración y mortandad), para verificar si un ciclo de corta determinado, un diámetro mínimo de corta determinado y la intensidad de corta es justificable.

    3.15.2.

    Distribuciones Diamétricas

    Como producto de la dinámica natural del bosque se observa una estructura típica característica de cada bosque. El modelo general de la distribución del número de árboles por clases diamétricas es la “jota invertida” en esta distribución conforme aumenta el diámetro, disminuye el número de individuos. La proporción de disminución de clase a clase es más o menos constante, lo que permite ajustar una curva teórica, propia para cada bosque que describe su estructura horizontal. La curva correspondiente a cada bosque está caracterizada por la dinámica del mismo (Valerio y Salas 1997).

    • 3.15.3. Estructura Vertical del Bosque

    Afirma Finegan (1992), que la organización vertical del bosque se define como la distribución que presentan las masas foliares en un plano vertical o las distribuciones cuantitativas de las variables medidas en el plano vertical tal como la altura. En la estructura vertical se pueden distinguir varios estratos como ser: estrato arbóreo, arbustivo, subarbustivo, herbáceo.

    La estructura vertical es la distribución de los organismos a lo alto del perfil del bosque. Dicha estructura está sujeta a la caracterización de las especies que la componen sometidas a las condiciones microclimáticas presentes en las diferentes alturas del perfil, esto permite a las diferentes especies que se ubican en la altura que satisface sus necesidades (Valerio y Salas

    1997).

    Según Louman et al. (2001), la estructura vertical del bosque está determinada por la distribución de los organismos tanto plantas como animales, a lo alto de su perfil. Esta estructura corresponde a las características de las especies que la componen y a las condiciones microambientales presentes en las diferentes alturas del perfil, esta diferencia en el microambiente permiten que especies con diferentes requerimientos de energía se ubiquen en los niveles que mejor se satisfagan sus necesidades.

    4. MATERIALES Y MÉTODOS

    4.1. Materiales

    4.1.1. Ubicación de zona de estudio

    La concesión forestal “El Portón” se halla ubicada en la provincia Velasco del departamento de Santa Cruz, pertenecientes al municipio de San Rafael de Velasco. (Figura 1)

    4. MATERIALES Y MÉTODOS 4.1. Materiales 4.1.1. Ubicación de zona de estudio La concesión forestal “El

    Figura 1. Ubicación de la concesión forestal El Portón

    4.1.2.

    Especies de estudio

    Especies deseables sobresalientes valiosas a ser tratadas en el estudio, según cuadro 1 Cuadro 1. Especies valiosas tratadas.

     

    CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA DE ESPECIES VALIOSAS

       

    Nombre común

    Nombre científico

    Familia

    Roble

    Amburana cearensis

    Fabaceae

    Tajibo

    Tabebuia chrysanta

    Bignoniaceae

    Curupau

    Anadenanthera colubrina

    Mimosaceae

    Sirarí

    Copaifera chodatiana

    Caesalpiniaceae

    Picana

    Cordia sp.

    Boraginaceae

    Morado

    Machaerium scleroxylon

    Mimosaceae

    Cedro

    Cedrela físsilis

    Meliaceae

    Fuente: (Mostacedo et al 2003)

     

    Especies deseables sobresalientes sustitutas a ser tratadas en el estudio, según cuadro 2 Cuadro 2. Especies sustitutas tratadas.

     

    CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA DE ESPECIES SUSTITUTAS

       

    Nombre común

    Nombre científico

    Familia

    Cuchi

    Astronium urundeuva

    Anacardiaceae

    Soto

    Schinopsis brasiliensis

    Anacardiaceae

    Jichituriqui

    Aspidiosperma sp.

    Apocynaceae

    Verdolago

    Calycophyllum multiflorum

    Rubiaceae

    Cuta

    Phyllostylom rhamnoides

    Ulmaceae

    Fuente: (Mostacedo et al. 2003)

     

    4.1.3.

    Instrumentos

     

    Instrumentos de campo.- los instrumentos de campo utilizados durante el levantamiento de datos fueron los siguientes: GPS, cinta métrica, machete, cuerda con medida, plancheta planillas, pintura espray, lápiz, jalones, cámara fotográfica.

    Instrumentos de gabinete.- durante el trabajo de gabinete, para revisión, consulta y procesamiento de datos se utilizó lo siguiente: mapa tipológico, mapa operativo, calculadora, lápiz, material bibliográfico, equipo de cómputo.

    4.1.4. Puntos de la poligonal y superficie de la Concesión Forestal “EL PORTÓN”

    La concesión forestal “El Portón” cuenta con una superficie de 66,932.77 ha, y se encuentra, delimitada por la siguiente poligonal, según el cuadro 3.

    Cuadro 3. Coordenadas de la concesión El Portón

    PUNTOS

    X

    Y

    PR

    60º 00’ 00”

    17º 00’ 00”

    PP

    815840.25

    8118052.50

    P1

    801750.00

    8118275.00

    P2

    791150.00

    8130000.00

    P3

    791300.00

    8142700.00

    P4

    800250.00

    8142500.00

    P5

    800350.00

    8150600.00

    P6

    816300.00

    8150400.00

    PP

    815840.25

    8118052.50

    Fuente: (Yucra et al. 2006)

    4.1.5. Vías de acceso

    La zona se halla vinculada con la ciudad de Santa Cruz a través de dos rutas; la primera que parte desde la esta ciudad a través de la ruta troncal a San Ignacio que va desde Santa Cruz - Los troncos San Ramón Concepción San Ignacio San Miguel San Rafael, desde esta localidad se desvía por el camino vecinal San Rafael El Tuna hasta el km 53 para luego

    ingresar a la concesión por el camino de la empresa hasta llegar al aserradero Santa Lucia, con un recorrido de 627 km.

    Segundo camino.- Partiendo de Santa Cruz, y siguiendo por Pailón Tres Cruces Quimome San José de Chiquitos San Rafael, para luego continuar por la ruta descrita en la primera opción. Esta segunda ruta solo puede ser utilizada en época seca, debido al mal estado de los caminos entre Pailón y San José de Chiquitos. La distancia total entre Santa Cruz y la concesión es de 547 km San José es además una estación ferroviaria de importancia porque vincula las ciudades de Santa Cruz Corumbá y Yacuiba conectando dos fronteras, ésta situación es expectante para futuros planes. Tiene como colindantes al Este con el área del aserradero Romano, al el Sud con el área de corte de Aserradero Surutú, al Norte con el área baldía y al Oeste el área de Aserradero Caimán.

    • 4.1.6. Topografía

    El área presenta una topografía ondulada en su generalidad, llegando a ser plana en la zona baja o sea al centro y se vuelve a pronunciar la topografía ondulada al sur y este, puesto que el terreno se presenta quebrado a muy quebrado por la presencia de pequeñas serranías que están orientadas de sur a norte, el cerro más importante es el de la Siberia. En la zona Central se presenta la parte alta del área, produciendo un límite de aguas que forman pequeñas cañadas que alimentan a dos ríos importantes de la zona, pero que no permanecen con agua. La concesión El Portón presenta una superficie ondulada, el relieve topográfico va de 210 m en los curso de río y 380 metros sobre el nivel del mar en las partes más elevadas, no hay serranías grandes en la zona

    • 4.1.7. Suelos

    Según el Plan de Uso de Suelo del departamento de santa cruz de Sierra, de forma general la zona presenta una topografía de colinas bajas o de relieve ondulado formando valles angostos en forma “V”, hasta zonas casi planas, con formaciones vegetales de bosque alto, mediano y sabanas arboladas Capacidad de uso VI. Se pueden tipificar tres tipos de suelos dependiendo

    de la topografía de los terrenos: Colinas bajas, que se presentan de fuerte a ligeramente disectadas, sobre roca madre de tipo metamórfica a granítica.

    Los suelos presentan una textura que varía entre mediana a fina, con un drenaje que fluctúa entre moderado a imperfecto; con presencia de Mollisoles e Inceptisoles, que se caracterizan por su baja fertilidad. Colinas bajas, casi planas, se caracterizan por presentar suelos de textura moderada a fina, en valles con capas u horizontes cementados, sobre roca madre granítica o de origen arenisco, el drenaje varía entre moderado a bien drenado, con presencia de Oxisoles y Alfisoles que determinan una baja fertilidad; son suelos neutros, ocasionalmente pueden presentar cierta acidez. En áreas que conservan humedad se presentan los Mollisoles.

    Llanura de transición al Pantanal, son áreas que se ubican en el fondo de los valles y próximas a los cursos de aguas con una topografía casi plana; los suelos presentan una textura entre moderadamente gruesa a mediana; por lo general tienen un buen drenaje (interno), aunque se trata de zonas inundadisas; se caracterizan por la presencia de Inceptisoles todas condiciones determinan una baja fertilidad. De acuerdo a la clasificación de suelos realizado en Bolivia en el área los suelos tienen una capa superficial arcillosa, café-gris débilmente gleizada y moteada sobre un subsuelo café-claro moteado, que se forma de textura arenosa a arcillosa en la parte baja del perfil (Cochrane 1973).

    Los suelos han sido clasificados como: Vertisoles y Ultisoles, los análisis químicos de estos indican que existen una baja capacidad de intercambio de nutrientes, especialmente entre los suelos de textura pesada y los de textura liviana, en estos últimos las reservas de nutrientes son bajas. Los suelos de la sabana fuera del bosque son altamente arcillosos, de textura liviana, y drenaje imperfecto que limita el establecimiento de una vegetación arbórea. En cambio en el área un poco más alta, está cubierta de bosque, los suelos son algo más livianos, con textura franco-arenoso, arcillosa bien drenada.

    4.1.8. Clima

    La información climática fue tomada de la estación meteorológica localizada en la provincia Velasco, estación de San Rafael y San Ignacio de Velasco que es la más cercana a la Concesión El Portón (Ex Cimal Velasco) los datos fueron tomados de15 años del periodo 1986-1999. Para estimar la precipitación y temperatura promedio anual se ha tomado el plano de isoyetas de precipitación media anual, extraído del Plan de Conservación y desarrollo Sostenible para el Bosque Seco Chiquitano Cerrado y Pantanal Boliviano. Se ha encontrado una precipitación sobre y alrededor de la concesión forestal El Portón está comprendida entre 1000 a 1100 mm/año mientras que la temperatura media se encuentra entre 24.5 y 25 °C.

    4.2. Métodos

    El método utilizado para la ejecución del presente trabajo se basó en la metodología citada por Hutchinson (1993), y otro trabajo similar donde además se propone el Muestreo Remanente y Muestreo Silvicultural como complemento al Muestreo Diagnóstico propuesto por Manzanero & Pinela (2004), cabe recordar que este muestreo tiene su base en el muestreo silvicultural Malayo el cual fue implantado a principios del siglo pasado. Las especies consideradas en el presente estudio son actualmente aprovechables y en función a la demanda y calidad, de las mismas se las considera valiosas o sustitutas de las cuales se elaboro una lista previa y de acuerdo a lo propuesto se procedió al levantamiento de los datos.

    Los estadios de regeneración natural se los considero de la siguiente manera:

    Brinzales: individuos de 0.30 m a 4.9 cm dap

    Latizales: individuos de 5 cm dap a 9.9 cm dap

    Fustales: individuos de 10 cm dap a 19.9 am dap

    Potenciales: individuos de 20 cm dap a ≤ del dmc

    4.2.1. Zonas de muestreo

    Se ubico dos áreas de aprovechamiento anual para ser consideradas zonas de muestreo, en las cuales se realizó diferente impacto de aprovechamiento, las zonas se denominaron como:

    • a) Zona con mayor impacto de aprovechamiento, es la zona denominada El Flagelado donde se aprovecharon las especies curupaú, roble, tajibo, sirarí, obteniéndose 2,31N/ha y 2,08m 3 /ha de las cuatro especies mencionadas en forma global. En esta área se aplico una intensidad de muestreo de 1.4%, considerando que el total del área es 997 ha y el área muestreada hace un total de 14 ha.

    • b) Zona con menor impacto de aprovechamiento, es la zona denominada El Compromiso donde se aprovecho la especie tajibo, obteniéndose 0,58 N/ha y 0,73 m 3 /ha de una sola especie ya mencionada. En esta área se aplico una intensidad de muestreo de 1.4%, considerando que el total del área es 772 ha y el área muestreada hace un total del 10,73 ha.

    4.2.1. Zonas de muestreo Se ubico dos áreas de aprovechamiento anual para ser consideradas zonas de

    Figura 2. Zonas El Flagelado y El Compromiso en la concesión forestal El Portón

    4.2.2. Instalación de parcelas

    Las parcelas se instalaron de la siguiente manera, se hiso una distribución sistemática sobre transeptos, para ello se utilizó los mismos carriles abiertos durante el aprovechamiento, estos carriles se encuentran a cada 250 m uno del otro, y cada parcela se instaló de 10 m * 10 m de 0.01 ha de área, a una distancia de 20 m de parcela a parcela, las parcelas se las instaló a partir del eje del carril una a lado izquierdo y otra a lado derecho y así sucesivamente como se muestra en la figura 3, quedando instaladas para la zona El Flagelado un total de 1400 parcelas y para la zona El Compromiso un total de 1073 parcelas, para medir el espacio de parcela a parcela 20 m se utilizó una cuerda con medida de veinte metros y lo mismo para las parcelas se utilizó una cuerda de 10 m, en cada parcela se tomo datos correspondientes para cada tipo de muestreo con una planilla diseñada previamente.

    4.2.2. Instalación de parcelas Las parcelas se instalaron de la siguiente manera, se hiso una distribución

    Figura 3. Parcelas instaladas sobre los carriles para la toma de datos

    4.2.3. El Muestreo Diagnóstico y su registro de datos

    Por cada parcela instalada conforme lo indicado anteriormente se procedía al levantamiento de los datos correspondientes, para el registro de los datos se conto con la colaboración de un matero experimentado con las especies de la zona. La aplicación práctica del muestreo diagnóstico está en función a la selección de un individuo (potencial, fustal, latizal o brinzal) deseable sobresaliente (DS), los datos se registraron dando prioridad a las especies consideradas valiosas y al mayor estado de regeneración para este caso (Potenciales) existentes para las especies considerar en nuestra lista de especies valiosas y sustitutas, cuando no se encontró un individuo en este estado de regeneración se busca en el inmediato inferior, y de la misma manera al no encontrase especies valiosas o deseable sobresaliente valiosos, se consideraron a las especies sustitutas o deseables sobresalientes sustitutas, pero al no encontrar ningún individuo tanto valioso como sustituto se declara al sitio o parcela como potencial productivo o permanente improductivo.

    4.2.3.1. Variables registradas

    Para el registro de los datos se considero dentro de cada parcela lo siguiente:

    La especie

    Si esta es valiosa o sustituta.

    Estado de regeneración

    Primero se buscó un individuo potencial al no encontrase un potencial se buscas entre los fustales, al no encontrarse entre los fustales se busca entre los latizales y por ultimo

    entre los brinzales, no encontrándose un deseable sobresaliente valioso en todos los estados de regeneración mencionados se procede a buscar de la misma manera entre las especies deseables sobresaliente sustitutos.

    Diámetro a la altura del pecho

    Este dato se registro principalmente en los estados de regeneración establecidos como

    ser fustal y potencial.

    Altura comercial y altura total

    Se hiso una estimación en metros de las mismas, considerando altura comercial hasta la primer bifurcación o en algunos casos a la segunda bifurcación dependiendo de la forma y estado del fuste, la altura total se estimo hasta el extremo superior de la copa del árbol.

    Calidad de fuste

    Se los considero como calidad 1 cuando el fuste es limpio y recto hasta la primer rama,

    calidad 2 cuando al menos se podía obtener una troza de cuatro metros del fuste, calidad 3 cuando el fuste estaba irrecuperable muy tortuoso.

    Posición de copa

    Para la categorización de la posición de la copa del los arboles se procedió de acuerdo a Clark y Clark (1987), cuando la copa estaba completamente expuesta a la luz directa del sol se dio la categoría 5, para la luz vertical plena 4, para la luz vertical parcial 3, luz alta lateral 2.5, para la media luz lateral 2, baja luz lateral 1.5 y sin luz directa vertical ni lateral 1.

    Forma de copa

    Cuando tienen el círculo completo se le dio la categoría de 1, al círculo muy irregular 2, al medio círculo 3, a menos de medio círculo 4, y a muy pocas ramas 5.

    Impedimentos

    Principalmente se considero para el registro los dos más importantes como ser la presencia de lianas o bejucos en el fuste o copa, siendo estos perjudiciales para el desarrollo óptimo de las especies maderables y los árboles que de alguna manera estén obstaculizando el paso de luz o que compiten por los nutrientes con los deseables sobresalientes.

    Potencial productivo

    Se da este nombre a las parcelas donde no se ha encontrado ningún deseable

    sobresaliente, estando está técnicamente desocupada, pero la parcela está en buenas condiciones para que pueda instalarse alguna especie maderable.

    Permanente improductivo

    Se le dio este nombre a las parcelas donde no se encontró ningún deseable sobresaliente, pero que además el sitio no está en condiciones para que se instale alguna especie maderable, esto podría darse si el lugar presentara un suelo con afloramiento rocoso o un lugar que fuese permanentemente anegadizo o cualquier otra condición que presentase el suelo de la parcela que impidiera el normal desarrollo de algún individuo maderable.

    4.2.3.2. Pasos para la consideración de un Deseable Sobresaliente, valioso o sustituto

    Los pasos descritos a continuación describen las características puntuales que se considero en un deseable sobresaliente al momento de levantar datos del mismo, estas características algunas veces se cumplieron en el primer paso, solo se tomó en cuenta los siguientes pasos cuando no se encontró un deseable sobresaliente conforme a las características del paso anterior. La consideración de los pasos está en función al estado de regeneración, primer paso para los potenciales, segundo pasó los fustales, tercero pasó los latizales, cuarto pasó los brinzales.

    Primer paso. El cuadrado tiene un árbol potencial que satisface las normas requeridas de un deseable sobresaliente, este árbol potencial debe:

    Ser el mejor el más alto o el de mayor diámetro, pero menor al diámetro mínimo de corte entre los árboles de especies valiosas o sustitutas existes en el cuadro Tener un dap de 20 cm o más, pero menos del diámetro mínimo de corta. Ser de un solo tronco, sano, bien conformado, que tenga una sección recta de por lo menos cuatro metros de largo, libre de defectos, deformaciones o nudos grandes. Tener una copa bien formada y vigorosa.

    Segundo paso. El cuadrado no contiene ningún árbol potencial que sea aceptable como deseable sobresaliente, ya sea por la especie, dap, mala forma, mala copa o falta de vigor, pero sí contiene un fustal adecuado que cumple con los siguientes requisitos:

    • a) especie de valor comercial.

    • b) entre 10 y 19.9 cm dap.

    • c) un sólo tronco recto, sano, libre de defectos y deformaciones y sin ramas pesadas.

    • d) copa bien formada y vigorosa.

    Tercer paso. El cuadrado no contiene ningún potencial ni fustal que sea aceptable como deseable sobresaliente, pero sí contiene un latizal apropiado.

    • a) especie comercialmente deseable.

    • b) entre 5 cm y 9,9 cm dap.

    • c) un solo fuste recto, sin daños ni defectos visibles.

    • d) copa bien formada y vigorosa.

    Cuarto paso. El cuadrado no contiene ningún potencial, fustal ni latizal como deseable sobresaliente, pero si se observa un brinzal apropiado.

    • a) especie comercialmente deseable.

    • b) entre 30 cm de altura total y 4,9 cm dap.

    • c) un solo fuste recto, sin daños ni defectos visibles.

    • d) copa bien formada y vigorosa.

    4.2.4. El Muestreo de Remanencia y su registro de datos

    El registro de datos para este muestreo se realizo en las mismas parcelas instaladas para el muestreo diagnóstico, dicho registro consistió en levantar la información referente a la masa remanente no aprovechada, ósea árboles con diámetro mayor que el diámetro mínimo de corte que en buena medida serán parte de la próxima cosecha o bien podrían ser el obstáculo para el desarrollo de los deseables sobresalientes. Se registro información de los árboles con diámetros mayores al diámetro mínimo de corte para las especies aprovechables y se estandarizo en un diámetro mínimo de 40 cm dap para las especies no maderables, los

    individuos considerados para este muestreo en su mayoría serian aquellos que no fueron extraídos por consideraciones técnicas, económicas, legales, silviculturales o biológicas.

    4.2.4.1. Variables registradas

    De todos los árboles con diámetro altura pecho (dap) mayor que el diámetro mínimo de corte (dmc) se registraron las variables siguientes:

    Especie

    Se registro si es comercial o no comercial.

    Altura comercial y altura total

    Se registra haciendo una estimación de las mismas.

    Diámetro

    Se registro el diámetro a la altura del pecho mayor al diámetro mínimo de corte (dmc).

    Forma de copa

    Cuando tienen el círculo completo o perfecto se le dio la categoría de 1, al círculo irregular 2, al medio círculo 3, a menos de medio círculo 4, y a muy pocas ramas 5.

    Causa de remanencia.- según esta clasificación se le asigno las categorías numéricas de acuerdo a su estado o condición (1,2,3,4,5).

    • 1. Forma: individuos cuya extracción es poco o nada rentable, debido a las

    características de la forma del fuste.

    • 2. Estado fitosanitario: árboles con pudriciones, ataque de fitopatógenos o

    cualquier otra afección que determina la calidad.

    • 3. Reserva: árboles portadores (AP, AFC, Semilleros,) y otros comerciales

    dejados por restricciones legales, técnicas o de mercado.

    • 4. Potencial comercial: especies marginales en el mercado, pero para las que

    se prevé demanda a corto plazo.

    • 5. Indeseables: individuos que no pertenecen a especies comerciales (especies

    sin valor en el mercado).

    4.2.5. El Muestreo Silvicultural y su registro de datos

    Para levantar los datos correspondientes para este muestreo también se registro los mismos dentro de las parcelas instaladas para el muestreo diagnóstico, con este muestreo se encontró información de composición de la regeneración natural establecida con dap ≥10 cm y determinar el número de árboles por ha y el área basal de las especies maderables y no maderables incluyendo palmas.

    Para registrar los datos se considero todas las especies tanto valiosos como no valiosos que existían dentro de la parcela que tuviesen un diámetro mayor ≥ a 10 cm dap, tomando datos de:

    Especie

    Se registro si es comercial, no comercial y palmas.

    Diámetro

    Se registro el diámetro a la altura del pecho.

    Calidad del fuste

    Se los considero como calidad 1 cuando el fuste es limpio y recto hasta la primer rama,

    calidad 2 cuando al menos se podía obtener una troza de cuatro metros del fuste, calidad 3 cuando el fuste estaba irrecuperable muy tortuoso.

    Altura comercial y altura total

    Esto haciendo una estimación de las mismas.

    4.2.6 Análisis de datos

    Para el análisis de los datos primero se tabularon los mismos en una hoja electrónica del programa Excel, una vez terminada la tabulación de datos se procedió a generar en el mismo Excel cuadros de análisis para cada variable de análisis indicado más adelante.

    El análisis de forma de copa

    Para este análisis se procedió a analizar los datos de la forma de copa conforme a la

    categorización que propone Synnott (1979), los datos obtenidos en la hoja electrónica de Excel fueron número y porcentajes por forma de copa.

    El Análisis de posición de copa

    En cuanto a los datos de posición de copas fueron analizados según la categorización de Clark y Clark (1987), para las copas totalmente iluminada se denomina emergente, para la iluminación vertical se denomina plena iluminación, para la iluminación vertical de 10 90% de la copa iluminación parcial vertical, iluminación lateral esta se divide en tres: alta luz lateral, madia luz lateral, baja luz lateral, y por ultimo sin iluminación directa ni lateral. Estos datos también se analizaron en el programa Excel obteniendo número y porcentaje de individuos dentro de cada categoría.

    Análisis índice de ocupación (IO)

    Para analizar los datos y obtener los Índices de Ocupación también se realizó en el

    programa Excel, tomando como base matemática la fórmula siguiente, la cual nos demostrara la existencia de D.S. por especie y grupo de especies en las parcelas, expresado en porcentaje. El índice de ocupación esta determinó por la siguiente fórmula.

    Nsp Nt IO
    Nsp Nt
    IO

    Donde:

    IO = Índice de Ocupación Nsp = Número de parcelas donde aparecen deseables sobresalientes

    Nt = Número total de parcelas inventariada.

    Análisis de abundancia Para el análisis de la abundancia de los deseables sobresalientes valiosos y sustitutos, también se procedió al uso de la hoja electrónica Excel, lo cual nos da información de número sobre superficie de deseables sobresaliente por especies o grupo de especies.

    Ntarb .. arb / ah T .sup. ha
    Ntarb
    ..
    arb
    /
    ah
    T
    .sup.
    ha

    Donde:

    Arbl/ha = deseables sobresaliente existentes en cada hectárea N.t.arb = número total por especie o grupo de especie T.sup.ha= total superficie de estudio

    Análisis del área basal (Dominancia) El área basal fue calculada también de forma directa en la planilla electrónica del programa de Excel, con el resultado del análisis del área basal determinamos el nivel de competencia por el espacio entre las distintas especies pertenecientes al grupo de las valiosas y sustitutas.

    ()2 dap g * 4
    ()2
    dap
    g *
    4

    Donde:

    g = área basal

    π = pi

    dap = diámetro altura pecho

    Análisis de volumen Tomando en cuenta la necesidad de conocer el volumen de los individuos de especies valiosas y sustitutas con dap igual o mayor a 10 cm, se procedió al análisis de los datos mediante la hoja electrónica del Excel tomando como base la siguiente fórmula de análisis.

    Donde:

    V= volumen h = altura comercial g = área basal ff = factor de forma

    Vh*g*ff
    Vh*g*ff

    Análisis estadístico La importancia de realizar el análisis estadístico radica en la necesidad de aceptar o rechazar el supuesto planteado como afirmación mediante una hipótesis, para este caso se analizo la variable abundancia de los deseables sobresalientes, remanentes y de manera general la abundancia de especies aprovechables con dap ≥10cm en ambas zonas tanto El Flagelado como El Compromiso. Antes de someter los datos a un análisis esdistico para la comparación de abundancia, primero se sometieron los datos a un análisis de normalidad bajo el supuesto de distribución normal, utilizando la prueba de Shapiro Wilks mediante el programa infostat, para los tres casos se obtuvo el valor de P<0.05 por consiguiente los datos no presentan una distribución normal, dado el caso se determino aplicar un análisis estadístico no paramétrico para dos nuestras independientes en los tres casos, siendo este el tés de Wilcoxon (Mann-whitney U), que se calcula como indica la formula siguiente.

    n 1* n 2( n 1  n 2 1) w  12
    n
    1*
    n
    2(
    n
    1 
    n
    2 1)
    w 
    12

    Como se indico antes todos los datos han sido sometidos a la prueba de normalidad, bajo la siguiente hipótesis:

    H o = los datos tienen distribución normal H a = los datos no tiene distribución normal

    Donde se determino que los datos no presentan una distribución normal como se demuestra en el cuadro siguiente, dado que P<0,05.

    Cuadro 4. Prueba de normalidad de Shapiro wilks aplicado a los datos

    0,6 Abundancia, Variable n Media D. E. W P (2 colas) Deseables Sobresalientes 2473 0,64 0,48
    0,6
    Abundancia,
    Variable
    n
    Media
    D. E.
    W
    P (2 colas)
    Deseables
    Sobresalientes
    2473 0,64
    0,48
    0,0001

    5. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

    Los resultados obtenidos reflejan el producto de esta investigación, sin embargo no se han encontrado estudios de este tipo de muestreos para la zona de vida, solamente existen algunos estudios aislados como tesis referentes al tema realizadas en el mismo tipo de bosque, no se considera tan apropiado comparar con otros estudios realizados en otras zonas de vida u otro tipo de bosque.

    5.1. Muestreo diagnóstico

    Este muestreo nos llevó a determinar el estado actual de los deseables sobresalientes en función a la existencia de los mismos, considerando los rasgos fenotípicos más importantes haciendo una discriminación en función a que solo se consideraron individuos con el fuste recto y limpio o por lo menos de una troza no menor a cuatro metros, copa vigorosa, ser el más desarrollado pero menor al diámetros mínimo aprovechables, especies comerciales.

    Los datos de registro que se tomó de los individuos considerados deseables sobresalientes para este muestreo fueron los siguientes: forma de copa, grado de iluminación de las copas, diámetro altura pecho, impedimentos como bejucos o arboles más grandes que compiten por recursos y condiciones, también se registró su estado de regeneración considerando desde individuos potenciales hasta brinzales.

    5.1.1. Abundancia en el estado de regeneración fustal, de deseables sobresalientes valiosos, comparando ambas zonas El Flagelado y Compromiso

    En el estadio fustal, tiene mayor abundancia el curupaú para ambas zonas, con 4,64 N/ha y 3,17 N/ha en la zona El Flagelado y El Compromiso, respectivamente. Las demás especies como el roble, tajibo, sararí, morado, picana se encuentran por debajo de 0,5 N/ha, y la picana es la especie que no tuvo registro en su momento. Se puede observar una mayor abundancia de la especie curupaú para ambas zonas dentro del estadio de regeneración fustal, figura 4.

    3,50 picana morado cedro sirari tajibo roble 0,50 5,00 4,50 4,00 0,07 0,43 0,29 0,21 0,00
    3,50
    picana
    morado
    cedro
    sirari
    tajibo
    roble
    0,50
    5,00
    4,50
    4,00
    0,07
    0,43
    0,29
    0,21
    0,00
    3,17
    0,37
    0,47
    0,37
    0,09
    0,00
    0,00
    El Flagelado, mayor impacto de aprovechamiento
    El Compromiso, menor impacto de aprovechamiento
    4,64
    0,43
    3,00
    2,50
    2,00
    1,50
    1,00
    curupau
    0,00
    Epecies
    No individuos por ha

    Figura 4. Comparación en abundancia de fustales de especies valiosas entre las dos zonas

    Según Alarcón (2007), cuando comparó los fustales de dos zonas (La Yapa y Corazón partido) encontró que las especies con mas abundancia fueron el roble con 1,8 y 1,0 N/ha respectivamente. En cambio Lazcano (2008), encontró fustales con abundancia de 6,9 y 4,5 N/ha de la especie roble para una zona sin manejo y otra zona con manejo respectivamente.

    5.1.2. Abundancia en el estado de regeneración potencial de deseables sobresalientes valiosos, comparando ambas zonas

    Entre los deseables sobresalientes potenciales también domina la especie curupaú en ambas zonas con 30,38 y 28,57 N/ha en la zona El Compromiso y El Flagelado respectivamente, y las demás especies valiosas potenciales como el roble, tajibo, sararí, cedro, morado, picana, están por debajo de 4.43 N/ha para ambas zonas. Según Justiniano y Fredericksen (1998), el éxito del curupaú puede deberse a que sus semillas son altamente viables. También si observamos a la Picana, podemos ver que es la especie valiosa con menos abundancia esto se debe a que es una especie altamente demandante de luz, es mas tiene mejor éxito como especie de bosque secundario (Suárez 2001), se establece mejor en bosques húmedos pero con buen drenaje y le será muy benéfico el disturbio causado por el aprovechamiento. En ambas zonas

    la sucesión de potenciales a clases diamétrica aprovechables para el próximo turno estará con buena abundancia (Figura 5).

    30,00 picana morado cedro sirari tajibo 0,00 curupau 35,00 0,36 0,86 0,14 0,00 30,38 3,54 2,52
    30,00
    picana
    morado
    cedro
    sirari
    tajibo
    0,00
    curupau
    35,00
    0,36
    0,86
    0,14
    0,00
    30,38
    3,54
    2,52
    1,86
    1,12
    0,00
    0,00
    El Flagelado, mayor impacto de aprovechamiento
    El Compromiso, menor impacto de aprovechamiento
    28,57
    4,43
    2,00
    25,00
    20,00
    15,00
    10,00
    5,00
    roble
    Especies
    No Individuos por ha

    Figura 5. Abundancia en potenciales de especies valiosas entre las zonas El Flagelado y El Compromiso.

    Sin embargo Alarcón (2007), encontró potenciales dominados en abundancia por el tajibo con 6,7 N/ha para la zona con mayor impacto de aprovechamiento (La Yapa) y el roble con 3,4 N/ha en la zona con menor impacto de aprovechamiento (Corazón Partido). También Lazcano (2008), determino que el roble domina en abundancia el zona con aprovechamiento y en la zona sin aprovechamiento con 11,4 y 14,0 N/ha respectivamente.

    5.1.3. Abundancia en el estado de regeneraciones fustal de deseables sobresalientes sustitutas comparando ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso

    Los fustales sustitutos tienen mayor abundancia con la cuta y el jichituriqui, la cuta tiene 1,43 y 2,24 N/ha para la zona El Flagelado y El Compromiso respectivamente el jichituriqui con 0,50 y 0,65 N/ha para cada zona respetivamente, y el verdolago cuchi y Soto, están por debajo del 0,14 N/ha. El soto es la especie con 0 individuos para ambas zonas (Figura 6).

    0,00 El Compromiso, menor impacto de aprovechamiento El Flagelado, mayor impacto de aprovechamiento 0,00 0,00 0,09
    0,00
    El Compromiso, menor impacto de aprovechamiento
    El Flagelado, mayor impacto de aprovechamiento
    0,00
    0,00
    0,09
    0,65
    2,24
    0,07
    0,14
    0,50
    1,43
    0,00
    Especies
    No Individuos por ha
    0,50
    Soto
    Cuchi
    Verdolago
    Jichituriqui
    Cuta
    2,50
    2,00
    1,50
    1,00

    Figura 6. Comparación de abundancia en fustales de especies sustitutas entre las zonas, El Flagelado y El Compromiso.

    Pero Alarcón (2007), para la misma zona de vida encontró que la especie que domina en abundancia con fustales sustitutos es el curupaú con 2,6 y 6,0 N/ha para la zona con mayor y menor impacto de aprovechamiento respectivamente. Por su parte Lazcano encontró mayor abundancia en la especie curupaú con 2,3 y 2,6 N/ha para las zonas sin y con manejo respectivamente. Hay que aclarar que para estos autores la especie curupaú se considero como una especie sustituta a diferencia del presente estudios donde se la considera como especie valiosa, por el nivel del interés en el aprovechamiento.

    5.1.4. Abundancia en el estado de regeneración potencial de deseables sobresalientes sustitutos en ambas zonas

    Como potenciales sustitutos, se observa que la Cuta domina en ambas zonas con 4,29 y 5,41 N/ha para la zona El Flagelado y El Compromiso respectivamente, luego el Jichituriqui, verdolago, cuchi y soto están por debajo de 1,12 N/ha para ambas zona. En síntesis las especies Cuta y Jichituriqui tienen mayor presencia en ambas zona, mientras que el Soto como podemos observar no presenta individuos, esto puede deberse a que presenta una producción irregular o deficiente de semillas (Mostacedo y Fredericksen 2000). Resumiendo el número de especies sustitutas potenciales, en la zona El Compromiso es mayor que en El Flagelado con

    6,80 y 6,07 N/ha respectivamente, en ambas zonas la sucesión de potenciales a clases diamétricas aprovechables para el próximo turno presenta buena expectativa en cuando a la posible abundancia, figura 6 y 7.

    0,00 Cuta 6,00 5,00 4,29 0,79 0,64 0,36 0,00 5,41 1,12 Jichituriqui 0,00 Especies 4,00 3,00
    0,00
    Cuta
    6,00
    5,00
    4,29
    0,79
    0,64
    0,36
    0,00
    5,41
    1,12
    Jichituriqui
    0,00
    Especies
    4,00
    3,00
    El Flagelado, mayor impacto de aprovechamiento
    El Compromiso, menor impacto de aprovechamiento
    2,00
    1,00
    0,00
    0,28
    Verdolago
    Cuchi
    Soto
    No. individuos por ha

    Figura 7. Comparación de abundancia en potenciales de especies sustitutas entre las zonas, El Flagelado y El Compromiso

    Según Alarcón (2007), determino que dentro de los potenciales sustitutos el curupaú domina en abundancia con 10,6 y 10,7 N/ha para la zona con mayor y menor impacto de aprovechamiento respectivamente. Por su lado Lazcano (2008), determino también que dentro de los potenciales el curupaú es dominante en abundancia con 4,1 y 7,2 N/ha para las zonas sin y con manejo respectivamente.

    5.1.6. Posición de copa de los Deseables Sobresalientes en la zona con mayor impacto de

    aprovechamiento “El Flagelado”

    El hecho de identificar la posición de la copa respecto a la proyección de la luz solar sobre la misma, nos ayudara a definir si los deseables sobresalientes tienen alguna necesidad de algún tratamiento. Como es de conocimiento general los bosques están en continuo desarrollo, esta situación lleva a las especies arbóreas a una continua competencia en busca del dosel superior para conseguir mejor iluminación, de esa forma los bosques se mantienen densos llegando unas veces a tener un dosel muy cerrado, por este motivo es necesario conocer cuál es la

    situación de los individuos de interés comercial en cuanto a la posición de copa, esto nos permite conocer el grado de iluminación con la que cuentan las especies de interés. Como se aprecia en el cuadro 5, las copas de los deseables sobresalientes con luz emergente y luz plena siendo estos con iluminación buena, están en 60,16 %, y las copas con luz vertical parcial, alta lateral y mediana lateral siendo estas de iluminación regular están en un 39.18%, y las copas con iluminación mala están con luz baja lateral y luz indirecta con un 0.67%. Por otro lado de acuerdo a Alarcón (2007), determino un 63,25% de deseables sobresalientes con buena iluminación para una zona con mayor impacto de aprovechamiento. Y por su parte Lazcano (2008), para una zona con manejo determino especies valiosas con buena iluminación en un 94,41%.

    Se encontró para la zona el Flagelado más del 60% de deseables sobresalientes que estarían con buena iluminación y sumando las copas con iluminación regular harían un 99,33% del total de copas con una iluminación aceptable, para este caso no abría necesidad de considerar algún tratamiento al respecto.

    De las 1400 parcelas instaladas, 901 parcelas haciendo un 64,36% presentaron algún deseable sobresaliente, mientras 499 parcelas no presentaron ningún deseable sobresaliente haciendo un 35,64%, a estas parcelas desocupadas se las considera como sitios potencialmente productivos, porque el suelo o área está apta para que se instale alguna especie aprovechable.

    Cuadro 5. Posición de copa de los deseables sobresalientes valiosos y sustitutos en la zona El Flagelado, según la categorización de Clark y Clark (1987)

    POSICIÓN DE COPA DE DESEABLES SOBRESALIENTES VALIOSOS Y SUSTITUTOS, ZONA EL FLAGELADO

    total

    111

    111

    12

    27

    27

    3

    173

    173

    19

    901

    100

    499

    100

    Deseable

    Tipo

    del

    Total No

    13,43

    Total No

    19,9-10

    Fustal

    % del total

    total

    Sobresaliente

    42,14

    Potencial

    %

    39,9-30

    29,9-20

    18,79

    9,93

    49,9-40

    Tipo de iluminacion de copa (luz solar)

    % potenciales

    0,36

    Total No

    11,57

    productivas

    potencialmente

    Parcelas

    100

    100

    0,07

    1,93

    3,00

    23,36

    39,71

    21,93

    %

    total

    0,00

    1400

    % del total

    % brinzales

    12,36

    Total No

    100

    Total % de ocupados

    <5

    Total % categoria

    Total ocupados

    1

    9,9-5

    Latizal

    % del total

    % fustales

    7,93

    % Latizales

    Brinzal

    % del total

    0,00

    0,00

    0,00

    0,00

    0,00

    0,00

    0,00

    %

    improductivas

    0,00

    0

    0

    0

    • 0 0

    total 111 111 12 27 27 3 173 173 19 901 100 499 100 Deseable Tipo
    590 188 65 ocupadas parcelas 263 139
    590
    188
    65
    ocupadas
    parcelas
    263
    139

    %

    5

    42

    162

    0

    0

    0

    potencialmente

    Parcelas

    iluminacion Buena

    iluminacion Regular

    iluminacion mala

    Emergente

    Plena

    Vertical

    alta

    mediana

    baja

    luz

    vertical

    Parcial

    lateral

    lateral

    lateral

    indirecta

    5

    4

    3

    2,5

    2

    1,5

    1

       

    Aumento en trabajos de liberacion

    57

    75

    6

    0

    1

    0

    0

    84

    155

    22

    1

    1

    0

    0

    22

    97

    56

    11

    1

    0

    1

    163

    327

    84

    12

    3

    0

    1

    18,09

    36,29

    9,32

    1,33

    0,33

    0,00

    0,11

    54,38

    10,99

    0,11

    5

    27

    47

    30

    2

    0

    0

    5

    27

    47

    30

    2

    0

    0

    0,55

    3,00

    5,22

    3,33

    0,22

    0,00

    0,00

    3,55

    8,77

    0,00

    0

    4

    10

    9

    4

    0

    0

    0

    4

    10

    9

    4

    0

    0

    0,00

    0,44

    1,11

    1,00

    0,44

    0,00

    0,00

    0,44

    2,55

    0,00

    1

    15

    44

    76

    32

    5

    0

    1

    15

    44

    76

    32

    5

    0

    0,11

    1,66

    4,88

    8,44

    3,55

    0,55

    0,00

    1,78

    16,87

    0,55

    542,00

    353,00

    6,00

    18,76

    41,40

    20,53

    14,10

    4,55

    0,55

    0,11

    60,16

    39,18

    0,67

    138

    183

    142

    35

    1

    0

    0

    27,66

    36,67

    28,46

    7,01

    0,20

    0,00

    0,00

    35,64

    0,00

    • 556 327

    307

    parcelas

    Nº total de

    0,00

    Para este análisis se consideró los deseables sobresalientes de especies valiosas y sustitutas, téngase en cuenta que a la hora de tomar datos en campo se considero las especies sustitutas no encontrando especies valiosas en las parcelas.

    5.1.7. Posición de copa de los Deseables Sobresalientes en la Zona con menor impacto de

    aprovechamiento “El Compromiso”

    Para la zona con menor impacto de aprovechamiento la iluminación presenta los siguientes valores 57,72% con buena iluminación, un 33.91% se encuentra con iluminación regular y un 8.37% se encuentra con iluminación mala. Para esta zona el Compromiso los deseables sobresalientes con buena iluminación está muy próximo al 60%, lo cual estaría resultando una iluminación relativamente aceptable considerando que el impacto del aprovechamiento fue menor que en la otra zona, cuadro 6.

    Sin embargo podemos considerara también aceptable la iluminación regular, siendo este un porcentaje alto, entonces asiendo una sumatoria de la iluminación buena y regular se estaría contando con una iluminación general aceptable de copas en un 91.63% del total de copas observadas, en todo caso no abría necesidad de pensar en tratamiento de liberación de impedimentos de luz para la zona El Compromiso.

    De las 1073 parcelas instaladas para esta zona El Compromiso, se encontró 693 parcelas que hacen un 64.58% las cuales contienen algún deseable sobresaliente, y 380 parcelas no presentan ningún deseable sobresaliente, haciendo estos un 35,41% de sitios o parcelas desocupadas, pero estos sitios son considerados potencialmente productivos, tienen el suelo o área apta para que se establezca cualquier especie aprovechable existente en la zona. Otros autores como Alarcón (2007) determino que los deseables sobresalientes están con un 64,94%, y un 10,37% de sitios potencialmente productivos. Pero Lazcano (2008), determino deseables sobresalientes con buena iluminación con un 48,68% para una zona sin manejo. Por su parte Saravia y Leaño (1999) obtuvieron que los deseables sobresalientes para la clase de iluminación buena presenten gran cantidad de individuos por encima de 75%.

    Cuadro 6. Posición de copa de los deseables sobresalientes valiosos y sustitutos en la zona El Compromiso, según la categorización de Clark y Clark (1987)

    POSICIÓN DE COPA DE DESEABLES SOBRESALIENTES VALIOSOS Y SUSTITUTOS, ZONA EL COMPROMISO

    Deseable Tipo 0 0 0 0 0 0 0 19,9-10 256 23 3,32 11,11 36,94 18,18
    Deseable
    Tipo
    0 0
    0
    0
    0
    0
    0
    19,9-10
    256
    23
    3,32
    11,11
    36,94
    18,18
    490
    1
    1
    6
    0,87
    77
    total
    126
    127
    0
    0
    6
    19
    16
    3
    16
    33
    94
    0,00
    0,53
    2,89
    10,26
    24,74
    33,16
    380
    0
    2
    11
    39
    13
    16
    108
    parcelas
    luz
    baja
    mediana
    alta
    Vertical
    Plena
    Emergente
    0
    ocupadas
    indirecta
    lateral
    lateral
    lateral
    Parcial
    vertical
    133
    54
    11
    219
    5
    1
    0
    4
    28
    53
    144
    1
    0
    0
    0
    0,14
    1
    82
    0
    3
    37
    16
    33
    13
    1
    71
    100
    0,14
    4
    69
    62
    1
    1,5
    2
    2,5
    3
    12
    7
    2
    3
    14
    32
    39
    12
    102
    0,00
    0
    0,43
    2
    0,43
    7
    1
    2
    0
    12
    0,00
    19
    2,31
    2,31
    4,76
    6,49
    4,62
    5,63
    1,73
    16
    693
    1,96
    41,07
    16,45
    8,66
    8,80
    1,88
    1,88
    18,33
    0
    2
    3
    14
    32
    39
    12
    102
    33,91
    0,43
    9,38
    iluminación Regular
    aumento en trabajos de liberacion
    58,00
    235,00
    7,36
    7,07
    0,29
    2,16
    8,37
    2,02
    iluminación Mala
    15,30
    0,29
    iluminación Buena
    57,72
    0,29
    400,00
    0,29
    55,12
    28,42
    0,00
    0,14
    82
    0
    3
    0,00
    0,29
    1,01
    1,01
    0,14
    0,29
    2,02
    0
    19
    0
    2
    7
    7
    1
    2
    0
    126
    Tipo de iluminacion de copa (luz solar)
    13,42
    39,9-30
    %
    20,41
    29,9-20
    Sobresaliente
    del
    total
    Potencial
    49,9-40
    % del total
    Fustal
    0,00
    Total No
    11,84
    Total No
    45,67
    % potenciales
    % del total
    19,38
    9,23
    6,71
    4,38
    1,21
    100,00
    100
    37,19
    Total No
    % Latizales
    % del total
    1,77
    7,64
    % fustales
    21,90
    Latizal
    9,9-5
    Brinzal
    % del total
    Total ocupados
    Total % categoria
    Total % de ocupados
    100
    Parcelas
    Potencialmente
    <5
    Total No
    9,51
    productivos
    improductivo
    %
    0,00
    0,00
    0,00
    0,00
    0,00
    0,00
    0,00
    Nº total de
    parcelas
    235
    0,00
    35,41
    % brinzales
    %
    Parcelas
    Potencialmente
    0
    399 208
    99
    72
    47
    13
    1073
    100
    total
    %

    5.1.8. Forma de copa de los Deseables Sobresalientes en la zona con mayor y menor impacto de aprovechamiento “El Flagelado y El Compromiso

    Para el análisis de la forma de la copa se procedió según el método de clasificación propuesto por Synnott (1979), teniendo en cuenta que el hecho de conocer la forma de la copa con que cuentan los Deseables Sobresalientes podremos definir algún requerimiento existente.

    Del total de los deseables sobresalientes, tanto valiosos como sustitutos dentro esta la zona El Flagelado están representados por 901 individuos, la figura 8, podemos observar que la mayoría de los individuos presentan copas de forma irregular. Haciendo un análisis de la calidad (buena, tolerante, pobre) de copas: existen con buena forma un 85,13%, con forma tolerante existen un 14,32% y con forma pobre existen un 0,55%, según estos porcentajes el bosque en esta zona se encuentra con la mayoría de las copas sanas y completas, esto da una buena expectativa del desarrollo de los arboles.

    Para la zona El compromiso del total de los individuos tanto valiosos como sustitutos resultaron como Deseables Sobresalientes 693 individuos, según la figura 8 podemos observar los distintos porcentajes de tipos de copas, siendo la mayoría con copa irregular. Haciendo un análisis de la calidad (buena, tolerante, pobre) existen con buena copa un 84,71%, con copa tolerante un 14,43% y con copa pobre existe un 0,86%. Para esta zona también el bosque presenta copas sanas y completas en su mayoría, demostrándonos que es un bosque relativamente sano y presenta un continuo desarrollo. En general para ambas zonas podemos advertir que la mayoría de los individuos presentan copas de circulo irregular por lo tanto este resultado es aceptables.

    Calificación de copas:

    Buena = perfecta circular, irregular circular Tolerante = medio circular Pobre = cuarto circulo, pocas ramas

    Figura 8. Porcentaje de la forma de copa de deseables sobresalientes, zona El Flagelado y El

    Figura 8. Porcentaje de la forma de copa de deseables sobresalientes, zona El Flagelado y El Compromiso

    5.1.9. Deseables Sobresalientes infectados por bejucos en las zonas con mayor y menor impacto de aprovechamiento El Flagelado y El Compromiso

    Los obstáculos en cierta medida podrían perjudicar el desarrollo adecuado de los deseables sobresalientes, obstáculos como bejucos en las copas, es muy necesario cuantificar la existencia de obstáculos para los deseables sobresalientes, dicha información nos ayudara a decidir por algún tratamiento si así lo amerita.

    Como se demuestra en el Cuadro 7 muestra el número de individuos infectados por bejucos para las zonas de mayor y menor impacto de aprovechamiento en función al grupo de las valiosas y sustitutas, tomando en cuenta el estado de regeneración natural de los 901 individuos Deseables Sobresalientes en la zona El Flagelado, haciendo una comparación entre los dos grupos de especies, encontramos más especies valiosas infectadas por bejucos que especies sustitutas, vemos que ocurre lo mismo en la otra zona, de 693 individuos Deseables Sobresalientes existe más infectados por bejucos especies valiosas que las especies sustitutas. El estadio potencial para ambas zonas está más infectado por bejucos que los demás estadios de regeneración, el conjunto de valiosas y sustitutas infectados por bejucos en zona El

    Flagelado son 149 individuos que representan el 16,54%, y la zona El Compromiso tiene 163 individuos que representa el 23.52%, siendo mayor el porcentaje de infestación por bejuco para la zona El Compromiso. De acuerdo a lo propuesto por Quesada y Solís (2000), el porcentaje encontrado para ambas zonas no amerita realizar algún tratamiento mediante la operación corta de bejucos, porque no sobre pasa el 25% de infestación.

    Cuadro 7. Deseables sobresalientes infestados por bejucos en ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso

         

    Individuos Afectados según Estadio

       

    Grupo de

    Nº Total de

    Total

    Zonas

     

    %

    especies

    individuos (DS)

    Potencial

    Fustal

    Latizal

    Brinzal

    afectados

    Valiosas

    768

    93

    10

    1

    • 4 11,99

    108

    El Flagelado,

    Sustitutas

    133

    33

    7

    0

     
    • 1 4,55

    41

     

    mayor impacto de

                   

    aprovechamiento

    Total

    901

    126

    17

    1

     
    • 5 149

     

    %

     

    13,98

    1,89

    0,11

    0,55

     

    16,54

     

    Valiosas

    573

    79

    17

    5

    12

    113

    16,31

    El Compromiso,

    Sustitutas

     

    32

    12

    2

    4

    50

    7,22

    menor impacto de

    120

    aprovechamiento

    Total

    693

    111

    29

    7

    16

    163

     

    %

     

    16,02

    4,18

    1,01

    2,31

     

    23,52

    Otros autores como Alarcón (2007), encontró un porcentaje de infestación de bejucos en un 27,73% para una zona con mayor impacto aprovechamiento. Y para una zona con menor impacto de aprovechamiento encontró un porcentaje de infestación de 37,41%.

    5.1.10. Deseables Sobresalientes suprimidos por arboles mayores en las zonas con mayor y menor impacto de aprovechamiento, El Flagelado y El Compromiso)

    Del total de Deseables Sobresalientes para ambas zonas, los más afectados por otro árbol son las especies valiosas y el estado de regeneración más afectado es el brinzal en ambas zonas, pero los brinzales es de suponerse que presentaran casi siempre este obstáculo por su tamaño. Pero en sentido general los Deseables Sobresalientes suprimidos, tanto valiosos como sustitutos hacen un total de 18,53% para la zona con mayor intensidad de corte El Flagelado, y un 8,8% para la zona El Compromiso, según estos porcentajes no ameritaría pensar en aplicar algún tratamiento en ambas zonas.

    Considerando el método propuesta por Quezada y Solís (2000), en cuanto a la obstaculización por arboles mayores a los Deseables Sobresalientes, para este caso considerando el porcentaje deseables sobresalientes suprimidos indicados en el cuadro 8, no justifica aplicar un tratamiento.

    Cuadro 8. Deseables sobresalientes suprimidos por otros árboles en ambas zonas, El Flagelado y El Compromiso

     

    Grupo

    Nº Total

    Individuos Afectados según Estado

    Total

     

    Zonas

    %

    Comercial

    Individuos

    Potencial

    Fustal

    Latizal

    Brinzal

    Afectados

       
     

    Valiosas

    768

    20

    31

    6

    86

    143

    15,87

    El Flagelado, mayor

    Sustitutas

    133

    5

    7

    2

    10

    24

    2,66

    impacto de

    aprovechamiento

    Total

    901

    25

    38

    8

    96

    167

     

    %

     

    2,77

    4,22

    0,89

    10,65

     

    18,53

     

    Valiosas

    573

    35

    8

    0

    13

    56

    8,08

    El Compromiso,

    Sustitutas

     

    3

    1

    0

    1

    5

    0,72

    menor impacto de

    120

    aprovechamiento

    Total

    693

    38

    9

    0

    14

    61

     

    %

     

    5,48

    1,3

    0

    2,02

     

    8,8

    5.1.11. Índice de ocupación de las especies deseables sobresalientes valiosas, en las zonas con mayor y menor impacto de aprovechamiento (El Flagelado, El Compromiso)

    En el cuadro 9 se observa que en ambas zonas el mayor índice de ocupación se encuentra concentrado en los estados de regeneración natural establecidos fustal y potencial, haciendo un 42,43% y 43,89% para las zonas El Flagelado y El Compromiso respectivamente, estos porcentajes de índice de ocupación nos muestra buen establecimiento de las deseables sobresalientes, por otro lado los estados de regeneración no establecidos como el brinzal y el latizal están con un índice de ocupación de 12,43% y 9,5% en la zona El Flagelado y El Compromiso respectivamente. Y la especie dominante de acuerdo al índice de ocupación para ambas zonas es el curupaú, seguida del sararí siendo esta especie la dominante dentro de los estadios no establecidas.

    Cuadro 9. Índice de ocupación de deseables sobresalientes valiosos, zona El Flagelado y El Compromiso

     

    Especie

    Brinzal

    Latizal

    Fustal

    Potencial

    Total

    I.O.% Total

    Curupau

    54

    16

    65

    400

    535

    38,21

    Sirarí

    68

    0

    1

    12

     
    • 81 5,79

    Zona El Flagelado

    Roble

    1

    0

    6

    62

     
    • 69 4,93

    Tajibo

    11

    2

    6

    28

     
    • 47 3,36