Вы находитесь на странице: 1из 6

aquellos que Dios ponga en su mente.

Cuando todavía se siente culpable

Luego de haber confesado sus pecados, puede que todavía luche con sentimientos de culpa sobre sus pecados ya confesados. Los sentimien- tos de culpa pueden aparecer si usted está confiando más en sus senti- mientos, que en la Palabra de Dios. Es importante que reconozca que estos sentimientos de culpa vienen de Satanás, no de Dios. Apocalipsis 12:10 llama a Satanás de acusador. Una de sus metas es evitar que experimentemos y disfrutemos el perdón de Dios que está disponible para todos por medio de Jesús.

Cuando, después de confesar sus pecados, los sentimientos de culpa persisten, usted debe concentrarse en la Palabra de Dios, antes que en

sus propios sentimientos. Cuando sea necesario, diríjase al diagrama de

la cruz que ilustra cómo Dios lo ve. Puede que hasta sienta la necesidad

de conseguir compañeros de oración.

A veces podría cuestionar si sus sentimientos de culpa vienen de Dios o

de Satanás. Dios le mostrará pecados específicos, pero Satanás lo acu-

sará vagamente. Por ejemplo, Dios le dirá que su explosión de rabia estuvo mal, pero Satanás le dirá que usted es una mala persona porque nunca puede controlar su ira. Dios trabajará siempre para llevarlo al perdón y restaurar su comunión, pero Satanás se esforzará para entor- pecerlo con condenación, culpa y vergüenza.

Considere todo el material en el que acaba de trabajar, y pregúntese si tiene algún pecado en su vida que no ha sido confesado. Si Dios le re- vela algún pecado, confiéselo ahora, y agradézcale a Dios por Su poder limpiador.

Ahora, lea la siguiente afirmación. Cuando esté de acuerdo con lo que dice, firme en la línea.

Por fe yo decido creer que Dios perdonó todos mis pecados incondicio- nalmente, una vez y para siempre, cuando yo acepté a Jesús como mi Salvador. Cuando Satanás me condene, yo descansaré en la verdad de la Palabra de Dios y no en mis emociones.

Firma

12
12

101

mentoreo

Ron & Della Proctor

Libro Sesión 1 2
Libro
Sesión 1 2

MENTOR 101

2008 Ron and Della Proctor Life Builders publicó porciones en 1999, 2003, 2004, un ministerio de Campus Cruzada para Cristo Todos los derechos reservados Impreso en los EE.UU.

Para más información sobre Life Builders:

visite: www.lifebuildersnet.org

o llame al: (817) 540-2222

Para solicitar más copias de este currículo:

visite: www.lifebuildersnet.org

o llame al: (817) 540-2222

Ahora, en la segunda línea escriba “mi comprensión de la profundidad del perdón que se me ha ofrecido”.

Como dos líneas paralelas, su disposición a perdonar a otros es directa- mente proporcional a su comprensión de la profundidad del perdón que se le ha dado a usted.

ANTES DE TERMINAR

Resumiendo la confesión

No confesamos para ganar más perdón; Dios ya nos ha perdonado por todos nuestros pecados. (Hebreos 10:10-18).

Confesamos porque entendemos que Dios nos ama. La confesión es un acto de obediencia, es una respuesta por nuestra fe en Jesús. Cuando confesamos podemos experimentar lo que Dios ya ha hecho por nosotros.

Confesamos para mantener nuestra comunión con Dios. Entre más tiempo tome confesar nuestros pecados, más propensos estaremos de caer en tentaciones carnales. (1 Juan 1:7).

Estos puntos son muy importantes, léalos nuevamente, dígalos en voz alta, memorícelos y alabe a Dios por Su perdón.

1. Tómese un momento para estar con Dios. Siéntase libre de ser trans-

parente con Él porque este momento es sólo entre Él y usted:

Primero, pídale a Dios que le muestre cualquier pecado que deba ser confesado. (Salmos 139: 23, 24).

Segundo, escriba sus pecados y confiéselos a Dios.

Luego de haber confesado sus pecados, lea 1 Juan 1:9. Después, elimine cada ofensa de su lista.

Finalmente, agradezca a Dios porque Él le ha perdonado a través de la muerte de Cristo en la cruz.

2. Normalmente cuando Dios nos revela pecados no confesados, Él nos

hará recordar de otros que han sido afectados por nuestros pecados.

Cuando esto suceda, es importante que usted procure el perdón de

11
11

Tenga fe en que usted está completamente limpio de su pecado (Isaías

43:25).

Usted puede mantener su comunión con Dios confesando sus pecados cuando Dios los traiga a su mente. Entonces, en vez de vivir con culpa y vergüenza, usted puede vivir con el amor y el perdón de Dios.

Nota Rápida: Para asegurarse de no pasar mucho tiempo alejado de la comunión con Dios, usted no debe permitir que sus pecados se acumu- len. Es importante que los confiese cuando el Espíritu Santo los traiga a su mente. Recuerde practicar la respiración espiritual, una práctica que presentamos en la Sección 5 de Mentor 101 Libro Uno.

SU VIDA HOY

La importancia de la restitución

Ahora que comprende la importancia de confesar sus pecados para mantener su comunión con Dios, nos referiremos al asunto de la restitu- ción a otros cuando hemos pecado contra ellos.

En Mateo 5:23,24 Jesús hizo énfasis en la restitución cuando se ha pe- cado contra alguien. Esto significa que cuando se peca contra una per- sona, uno debe dirigirse a ella, pedir perdón y reconciliarse si es posible.

¿Por qué debería esforzarse por restituir su relación con las personas?

¿Qué pasa cuando usted es la persona que ha sido ofendida? ¿Qué sucede cuando alguien le ha herido y usted se siente demasiado dolido como para perdonarle?

En cada problema relacional debemos recordar que nuestro Redentor, quien no tenía por qué rescatarnos con tal devoción y sacrificio, nos ha perdonado. Por consiguiente, nosotros debemos perdonar con toda la devoción y el sacrificio con que Jesús lo hizo. La manera más fácil de descubrir si alguien realmente entiende el perdón de Cristo es mirando cuán rápido esa persona perdona a otros.

Observe el siguiente gráfico. Sobre la primera línea escriba “mi disposi- ción a perdonar a otros”.

SESIÓN 1

¿Cómo

Puedo

Dios?

Experimentar

el

Perdón

de

PARA COMENZAR

En esta sección hablaremos de cómo se puede experimentar el perdón de Dios diariamente. Usted también estudiará las bases bíblicas por las que sabemos que somos perdonados.

Versículo para memorizar: Escriba y memorice Hebreos 10:10.

Definición de “Fe”: Fe es decidir tener una vida que muestre que la Biblia es verdad, sin importar las circuns- tancias, emociones o tendencias culturales.

Hebreos 11:6a

Pero sin fe es imposible agradar a Dios. (RV 1960)

Romanos 14:23b Y todo lo que no se hace por convicción es pecado.

2 Corintios 5:7

Vivimos por fe , no por vista.

Concepto Principal:

El perdón de Dios es infinito e ilimitado porque Jesús murió por nosotros en la cruz.

CONSIDERE

Las hermanas Ashley y Dawn aceptaron a Jesús como su Salvador el mismo día y fueron bautizadas juntas, cuando ambas eran pre- adolescentes. Ashley se involucró mucho en actividades de la iglesia, y hasta creó un club cristiano en su colegio. Cuando Ashley estaba sola, enfrentaba muchas luchas y tentaciones que nunca pensó experimen- tar. Parecía que estar tan involucrada en la iglesia no la ayudaba en nada a enfrentar sus tentaciones. Sutilmente, Ashley dejó de ir a la iglesia, y comenzó a evitar temas como “Dios”, “Jesús” y “cristianismo”. Ella dice que no ve la necesidad de permitirle a Dios estar en control de su vida, cuando Él nunca la ha ayudado con sus problemas, en primer lugar.

10 3
10
3

Dawn también disfrutaba de la iglesia, pero nunca sintió el deseo de participar en las actividades de la iglesia, como su hermana, y nunca se unió al club que ella inició. Ella ha preferido siempre mantener su rela- ción con Dios de forma privada. Cuando comenzó a enfrentar dificulta- des, también las mantuvo privadas. Aunque Dawn quiere tener una rela- ción cercana con Dios, nunca se ha sentido digna. Ella cree que Dios debe estar muy decepcionado de ella porque ella no ha hecho un buen papel en su vida cristiana.

DIALOGUE: ¿De qué manera se identifica usted con Ashley y/o Dawn? Escriba su respuesta abajo.

Ashley y Dawn están pasando por el mismo problema. ¿Cuál es el problema?

En Juan 10:10 Jesús dijo: “El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundan- cia”. Esto significa que Jesús quiere que vivamos vidas significativas; Él quiere que la experiencia del cristiano sea una aventura. Algunos cristia- nos lo entienden así y ciertamente viven vidas plenas. Desafortunada- mente para muchos cristianos, la vida no es una aventura, ni es una vida plena. Así como Ashley y Dawn, ellos tienen un problema: no están comprendiendo lo que es el perdón de Jesucristo.

EXPLORE

El problema

Cuando un cristiano siente que su relación con Jesús no tiene efecto en su vida, o si esta luchando con su relación con Dios, entonces está pa- sando por el mismo problema de Ashley y Dawn. Hay tres causas para este problema y estas causas deben ser vencidas por el cristiano para poder experimentar el amor y el perdón de Dios que están disponibles para él.

1. Tenemos una naturaleza pecaminosa.

No importa cuánto trabajemos para resistir ante la tentación, y no impor- ta cuán “buenos” intentemos ser, somos seres pecadores. Una vez Adán y Eva pecaron en el jardín, esta tierra fue maldita con pecado.

Lo que deseo hacer

Partiendo del hecho de que Dios lo ve como santo, ¿cuál debería ser su respuesta hacia Dios?

Recién leímos en Hebreos10:10-18 que como creyentes en Jesús, hemos recibido perdón definitivo de nuestros pecados de los que hemos cometido y de los que cometeremos. Esto significa que el peca- do no puede afectar nuestra relación con Dios. Sin embargo, el pecado sí afectará su comunión con Él.

Esta relación es similar a la de un niño con sus padres. Por ejemplo, John creció en un hogar amoroso. Cuando tenía dieciséis años se re- beló contra la autoridad de sus padres, y se fue de la casa.

¿John sigue siendo hijo de sus padres?

¿Qué pasará con su comunión?

¿Los padres de John deben aun amarlo y perdonarlo?

Si John se arrepintiera y regresara a casa de sus padres, ¿deberían recibirlo?

Como los padres de John deberían recibirlo y darle la bienvenida de vuelta a casa, la misma verdad aplica para nuestra relación con Dios. Nosotros somos Sus hijos, aun cuando somos rebeldes. Cuando deci- damos arrepentirnos y regresar a nuestro Padre, Él nos limpiará y con- tinuará amándonos.

1 Juan 1:9 nos dice que debemos confesar nuestros pecados. Cuando usted confiesa sus pecados, usted no le está diciendo a Dios algo que Él no sabe; usted está expresando estar de acuerdo con Él en que lo ha desagradado.

Hay cuatro características de confesión:

Decida estar de acuerdo con Dios en que su acción o actitud fue peca- do (1 Juan 1:9). Agradezca a Dios por Su perdón (Romanos 4:7). Arrepiéntase alejándose del pecado y dirigiéndose hacia Dios (Filipenses 2:13).

4 9
4
9

DIALOGUE:

¿Se comporta usted de manera santa?

¿Usted se siente santo?

¿Otras personas lo consideran santo?

Lea Hebreos10:10-18, y responda las siguientes preguntas:

¿Qué ha hecho Jesús con nuestros pecados?

¿Qué palabras o frases indican la grandeza de nuestro perdón?

Registre las maneras en las cuales nuestra naturaleza pecaminosa se describe en los siguientes pasajes:

Romanos 3:10-12

Romanos 3:23

Jeremías 17:9

¿Cuál es la fuente de nuestro perdón?

Si usted creyera que Romanos 3:10-12, Romanos 3:23 y Jeremías 17:9 son ciertos, ¿qué sabría sobre usted mismo?

Si viviera su vida mostrando que Hebreos 10:10-18 es cierto, ¿cómo sería tu vida?

Nota: Pecado es más que simplemente mentir o engañar. Pecado es hacer lo que nosotros queremos por causa de una mentalidad de des- obediencia, antes que lo que Dios quiere.

Ahora complete la siguiente tabla basado en Hebreos10:10-18. Escriba su percepción de su experiencia en el espacio de la izquierda, y la ver- dad de la palabra de Dios en el de la derecha.

Su experiencia

de la palabra de Dios en el de la derecha. Su experiencia Lo que la Biblia

Lo que la Biblia dice en Hebreos 10:10-18

Su experiencia Lo que la Biblia dice en Hebreos 10:10-18 2. No entendemos que Dios nos

2. No entendemos que Dios nos ha llamado a vivir una vida de fe.

Diríjase a los siguientes pasajes presentados en la primera página de esta sesión, y complete los espacios:

Hebreos 11:6a

Pero sin

es imposible agradar a Dios.

Romanos 14:23b Y todo lo que no se hace por es pecado.

. Romanos 14:23b Y todo lo que no se hace por es pecado . 2 Corintios

2 Corintios 5:7

Vivimos por

,

no por vista.

DIALOGUE:

Considere todas las cosas que usted hace para tratar de agradar a Dios. Mencione algunas de ellas en el siguiente espacio.

8 5
8
5

¿Cuántas de éstas actividades las realiza en el contexto de la fe ?

3. No aplicamos la fe a la verdad de lo que Cristo ha hecho por noso- tros .

Dios acepta a todo cristiano con Su amor y perdón incondicional. De- masiados cristianos viven como si no fuesen amados, perdonados o aceptados. Por ser seres pecaminosos, constantemente nos enfrenta- mos a nuestra tendencia natural de rebelarnos contra Dios. Es muy fácil creer lo que nuestras emociones, circunstancias y tendencias cul- turales nos dicen antes que lo que Dios nos dice en la Biblia. Si no se resuelven, estas tendencias pueden dar como resultado una persona que intenta ser independiente de Dios. Una vida que pasa independien- te de Dios no puede experimentar la abundancia del amor y el perdón que Dios ofrece.

Lea los siguientes versículos y escriba lo que Dios ha hecho por los cre- yentes.

La solución: La cruz de Jesucristo

Salmos 103:12

Quizás recuerde el siguiente diagrama que se presentó en Mentor 101 Libro Uno:

El triángulo representa la imagen trinitaria de Dios.

El ojo representa lo que Dios ve.

Romanos 8:1

Colosenses 1:13,14

Complete la siguiente tabla de acuerdo con Salmos 103:12, Romanos 8:1 y Colosenses 1:13,14. Registre su percepción sobre su experiencia en el cuadro de la izquierda, y la verdad de la palabra de Dios en el de la derecha:

Su experiencia

de la palabra de Dios en el de la derecha: Su experiencia 6 Lo que dice
6
6

Lo que dice la Biblia en Salmos 103:12; Romanos 8:1; Colosenses 1:13,14

la Biblia en Salmos 103:12; Romanos 8:1; Colosenses 1:13,14  Pecado representa nuestra desobediencia a Dios.
la Biblia en Salmos 103:12; Romanos 8:1; Colosenses 1:13,14  Pecado representa nuestra desobediencia a Dios.

Pecado representa nuestra desobediencia a Dios. Cuando Jesús murió en la cruz, Él se convirtió en el sacrificio permanente por nuestros pecados. Usted asumió Su justicia. Cuando Dios lo ve a usted ahora, Él lo ve a través de los lentes de la cruz.

La persona lo representa a usted.

Diríjase al diagrama debajo y responda las siguientes preguntas:

DIOS
DIOS
al diagrama debajo y responda las siguientes preguntas: DIOS ¿Qué pasó cuando Jesús murió en la

¿Qué pasó cuando Jesús murió en la cruz?

¿Cuándo se declaró usted, personalmente, santo?

7
7