Вы находитесь на странице: 1из 18

1

PRÁCTICA RECOMENDADA PARA LA FIGURACIÓN, COLOCACIÓN Y CONTROL DE CALIDAD DEL ACERO DE REFUERZO Y MALLAS ELECTROSOLDADAS

1.- OBJETO:

El propósito de esta Práctica Recomendada es el de establecer un procedimiento que garantice la calidad en la figuración y colocación del acero de refuerzo, en las estructuras de hormigón reforzado. Incluye el acero estructural en barras y alambrones, y las mallas electrosoldadas. El procedimiento que aquí se define debe ser controlado minuciosamente para asegurar la calidad de la estructura. Dicho control se hará siguiendo el Procedimiento para el Aseguramiento de la Calidad que se anexa al final. Esta Práctica Recomendada se pondrá a prueba, se discutirá y refinará hasta obtener una Norma aplicable en el medio para la correcta ejecución y aceptación de esta actividad.

1.1. ALCANCE:

Esta recomendación define las condiciones necesarias para los aceros estructurales para el refuerzo de las estructuras de hormigón, su composición y propiedades, su control de calidad, los cuidados necesarios en su figuración, su transporte, y su colocación en la estructura, todo de acuerdo a las exigencias del actual Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes en su versión más reciente.

1.2. APLICACIÓN:

Esta recomendación es aplicable tanto a los aceros figurados en la obra como en planta. Se aplica a los aceros de refuerzo para toda clase de estructuras de hormigón, ya sean vaciadas en el sitio, elementos prefabricados, simplemente reforzadas o preesforzadas.

2. GENERALIDADES:

2.1. SINÓNIMOS:

Refuerzo, hierro, barras, varillas.

2.2. DEFINICIÓN:

2

El acero de refuerzo consiste en barras o varillas de una aleación de hierro- carbono con un contenido de carbono de hasta el 2%, y pequeñas cantidades de silicio, manganeso, fósforo y azufre. Su característica más importante es su capacidad de ser deformado plásticamente. Por sus propiedades estructurales se usa en combinación con el hormigón para obtener estructuras de hormigón reforzado.

2.3.- TERMINOLOGÍA:

2.3.1. Barra corrugada: Barra de acero provista de resaltes, utilizada como

refuerzo del hormigón reforzado. Los resaltes inhiben el movimiento longitudinal

relativo de la barra respecto al concreto que la embebe.

2.3.2. Barra lisa: Barra de acero de sección transversal circular con una superficie

sin resaltes, utilizada como refuerzo del concreto.

2.3.3. Diámetro nominal: Es diámetro equivalente al de una barra lisa de sección

circular, con la misma masa nominal por metro lineal.

2.3.4. Grado: Es la designación que se le da a las barras haciendo referencia al

límite de fluencia mínimo de las mismas.

2.3.5. Número de designación: Identifica el diámetro de la barra, refiriendo el

número de octavos de pulgada que corresponden al diámetro nominal de las barras y los rollos. Las barras milimétricas se designan por el diámetro en milímetros.

2.3.6. Resaltes: Alto relieve presente en la superficie de la barra corrugada.

2.3.7. Rollo: Longitud continua de barra embobinada en forma circular.

2.3.8. Chipa: Ver rollo.

2.3.9. Malla electrosoldada: Elemento compuesto por una serie de alambres de

acero estirados en frío colocados longitudinal y transversalmente formando ángulos rectos entre si, y soldados en todos los puntos de intersección. Por su mayor resistencia y su precisión en el espaciamiento son preferidas a las barras individuales en las losas, pavimentos y muros, dependiendo de sus costos. No se permite su uso en puentes.

2.3.10.

construcción.

Oficial:

Obrero

especializado

en

las

distintas

actividades

de

la

3

2.3.11. Ayudante: Obrero no especializado que le colabora al oficial en el

desarrollo de su actividad. También se le conoce como Peón.

2.3.12. Colada: Acero que se obtiene de un horno en cada operación de vaciado.

2.3.13. Banco de figuración: Mesa de trabajo donde se da la forma geométrica

al elemento de refuerzo.

2.3.14. Soldadura: Modo de unión permanente de dos piezas metálicas ejecutado

por medios térmicos.

2.3.15. Cizalla: Máquina metálica para cortar barras de diferentes diámetros.

2.3.16. Tijera: Herramienta de mano que sirve para cortar elementos de menor

calibre como los alambrones.

2.3.17. Mandril: Platina con bloques circulares de acero para figurar barras de

diferentes diámetros, instalada en el banco de figuración.

2.3.18. Agarrafeo: Palanca en forma de “T” para doblar barras ya colocadas. Esta

acción no es permitida, a no ser que sea aprobada por el calculista.

2.3.19.

Enderezadora: Máquina donde se le da forma longitudinal a los rollos o

chipas.

2.3.20.

Ganchos: Elementos para manipular el alambre de amarre.

2.3.21.

Alambrón: Barra de refuerzo de diámetro menor.

2.3.22.

Alambre de amarrar: Alambre dulce de gran ductilidad usado para fijar en

su posición las barras de refuerzo.

2.3.23. Panelitas: Piezas prefabricadas de mortero, madera o plástico que se

usan para apoyar los elementos del refuerzo garantizando los recubrimientos exigidos.

2.3.24. Recubrimiento: Distancia libre del refuerzo a la cara externa del elemento

estructural de hormigón.

2.3.25. NTC: Norma Técnica Colombiana expedida por el ICONTEC. Esta sigla va

seguida de un número que la identifica.

2.3.26. ASTM: Sigla de la Sociedad Americana de Ensayo de Materiales. Expide

normas que se identifican por la sigla seguida de un número.

4

3. MATERIALES:

3.1. ACERO DE REFUERZO:

Es un material metálico cuyas propiedades mecánicas son utilizadas en combinación con las del hormigón para obtener estructuras de hormigón reforzado. En nuestro medio es el sistema de construcción más utilizado. El acero de refuerzo se presenta normalmente en barras de diferentes diámetros tanto lisas como corrugadas o en forma de mallas electrosoldadas conformadas por barras ortogonalmente soldadas.

El acero de refuerzo es producido industrialmente. Se fabrican barras o rollos de distintos diámetros, corrugadas o lisas. En nuestro medio se utilizan normalmente barras con diámetros nominales expresados en fracciones de pulgada. También se fabrican barras con diámetros expresados en milímetros, algunas de ellas con dimensión similar a las primeras por lo que se debe poner especial cuidado para no confundirlas. Se diferencian las barras según el diámetro por el número de designación que expresa la cantidad de octavos de pulgada en dicho diámetro. En la siguiente tabla se muestran las características de las barras normalmente usadas.

Tabla No. 1 Dimensiones nominales de las barras de refuerzo

Designación No.

Diámetro cm

Área sección cm2

Perímetro cm

Peso kg/m

2

0.64

0.32

2.00

0.25

3

0.95

0.71

3.00

0.56

4

1.27

1.29

4.00

1.00

5

1.59

2.00

5.00

1.55

6

1.91

2.84

6.00

2.24

7

2.22

3.87

7.00

3.04

8

2.54

5.10

8.00

3.97

9

2.87

6.45

9.00

5.05

10

3.23

8.19

10.13

6.39

11

3.58

10.06

11.25

7.89

14

4.30

14.52

13.51

11.36

18

5.73

25.81

18.01

20.20

Las barras de acero de refuerzo normalmente se suministran en longitudes de 6, 9 y 12 ml. o en rollos para los diámetros inferiores o iguales al No. 3.

5

3.1.1. Barras corrugadas:

El acero de refuerzo corrugado es el que tiene resaltos en su superficie para mejorar la adherencia con el hormigón. El producido en Colombia debe cumplir con los requisitos exigidos en las Normas NTC 2289, Siderurgia. Barras y rollos corrugados de acero de baja aleación y/o termotratadas para refuerzo de concreto; NTC 248, Siderurgia. Barras y rollos corrugados de acero al carbono para hormigón reforzado; y NTC 245, Metalurgia. Barras de acero al carbono trabajadas en frío para hormigón reforzado. Las barras producidas bajo las Normas NTC 248 y NTC 245 no deben ser utilizadas en estructuras de hormigón reforzado, dado que el Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes exige un porcentaje mínimo del 12% de elongación que no se obtiene con los aceros producidos bajo estas normas. Su uso debe ser expresamente aprobado por el calculista.

Para los aceros de refuerzo importados se debe exigir el cumplimiento de las Normas ASTM A 706 y ASTM A 615.

En la tabla No. 2 se hace un resumen de las principales características exigidas por estas normas.

Estas normas también definen su composición química, limitando el contenido de carbono al 0.33%, y las características de los resaltes, como su espaciamiento, altura y separación para cada diámetro. También definen el ensayo de doblamiento para medir la ductilidad del acero.

Estas normas también obligan al fabricante a marcar adecuadamente las barras definiendo fabricante, procedencia y grado del acero.

Tabla No. 2 Requisitos del ensayo de tensión para barras corrugadas de refuerzo

6

Norma

Grado

Barr

fy min.

fy máx

fu min.

fu > 1.25 fy

Esfuerzo

 

% mín.

as

kg/cm2

kg/cm2

kg/cm2

calculad

elongación

No.

 

o sobre

área

NTC

4.200

3

a

4.200

5.500

5.600

Si

Real

3

a 6=14%

2289

kg/cm2

18

7

a 11=12%

14

y 18=7%

ASTM

60

3

a

4.220

5.485

5.625

Si

Nominal

3

a 6=14%

A

706

ksi

18

7

a 11=12%

 

14 y 18=10%

NTC

AH 240

2

a

2.448

No se

No se

No se

Nominal

2

a 6=18%

248

MPa

18

exige

exige

exige

7

a 9=16%

11

a 18=9%

NTC

AH 420

2

a

4.284

No se

6.425

No se

Nominal

2

a 6=12%

248

MPA

18

exige

exige

7

a 9=11%

10

a 18=9%

ASTM

40

3 a 6

2.812

No se

4.922

No se

Nominal

 

3=11%

A

615

ksi

exige

exige

4

a 6=12%

ASTM

60

3

a

4.220

No se

6.330

No se

Nominal

3

a 6=9%

A

615

ksi

18

exige

exige

7

y 8=8%

 

9

a 18=7%

ASTM

75

11 a

5.275

No se

7.032

No se

Nominal

11

a 18=6%

A

615

ksi

18

exige

exige

 

NTC

AT 420

2

a

4.284

No se

4.692

No se

Nominal

2

a 6=12%

245

MPa

18

exige

exige

7

a 9=11%

10

a 18=9%

3.1.2. Barras lisas:

Las Normas NTC 245 y ASTM A 615 regulan tanto barras lisas como corrugadas. Los requisitos de estas normas para barras lisas son los mismos dados en la tabla No. 2. La norma NTC 161 también define las exigencias para barras lisas, las cuales se resumen en la tabla No. 3.

7

Tabla No. 3 Requisitos del ensayo de tensión para barras lisas de refuerzo según la norma NTC 161

Norma

Grado

Barra

fy min.

fy máx.

fu min.

fu >

Esfuerzo

% mín.

No.

kg/cm2

kg/cm2

kg/cm2

1.25

calculado

elong.

fy

sobre

área

NTC

AH

2 a 18

2.400

5.500

3.700

No

Nominal

18%

161

240

5 a

MPa

57.3

mm

Se recuerda

que

el

uso

de

barras que

no cumplan con el porcentaje de

alargamiento

arriba

especificado, debe

ser expresamente

autorizado

por

el

ingeniero calculista.

Para las barras lisas se definen los mismos ensayos exigidos para las barras corrugadas.

3.1.3. Mallas electrosoldadas: Consisten en parrillas conformadas por alambrones o barras soldados en plantas industriales bajo estrictos controles, en forma ortogonal y en todas las intersecciones. Por su mayor resistencia y precisión en el espaciamiento son preferidas a las barras individuales en las losas pavimentos y muros. No se permite su uso en puentes.

Existen de varios tipos. Algunas tienen las barras trabajadas en frío, estiradas o torsionadas, para aumentar su resistencia. Son producidas a partir de alambres trefilados corrugados de alta resistencia, cumpliendo con la norma ASTM A-497, o las normas NTC 2043 y NTC 2310. Se fabrican con alambrones con un esfuerzo de rotura de 5.500 kg/cm2, con un porcentaje de alargamiento del 5% y con diámetros de las barras entre 4.0 y 9.5 mm. Se presentan en mallas de 6.00 por 2.35 metros y con separaciones cuadradas o rectangulares.

También las hay de alambre liso que se fabrican bajo la norma NTC 1925.

3.2. ENSAYOS:

El fabricante deberá garantizar el cumplimiento de los requisitos físicos, mecánicos y químicos exigidos en las Normas NTC y ASTM mencionadas en el numeral 3.1.1. y 3.1.2.

8

Por tratarse de un material producido bajo estrictos controles físico-químicos de fábrica, y por poseer características tales como uniformidad, elasticidad y homogeneidad, existe la tendencia a pensar que su control en obra no es necesario. Hoy en día, con la proliferación de pequeñas siderúrgicas nacionales, y con la importación impulsada por la apertura económica y el contrabando, es indispensable verificar, con los ensayos exigidos por las normas NTC y ASTM mencionadas, el cumplimiento estricto de las características físicas, químicas y mecánicas requeridas.

Dadas las exigencias del Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes en cuanto a las características mecánicas del acero de refuerzo, debido precisamente a que la estructura de hormigón reforzado debe poseer una ductilidad adecuada para poder absorber las deformaciones ocasionadas por los movimientos sísmicos, se hace indispensable un estricto control en obra del acero de refuerzo, pues es este material el que tiene la mayor responsabilidad del comportamiento dúctil de los diversos elementos de la estructura. Los ensayos solo se pueden obviar en el caso de tener un proveedor que suministre acero de refuerzo de un fabricante reconocido y certificado.

En el caso de tener acero de refuerzo de procedencia dudosa se deben ejecutar los siguientes ensayos:

3.2.1. Requisitos químicos:

Composición química. Se aceptan estos porcentajes máximos:

Carbono

0.33

Manganeso

1.56

Fósforo

0.043

Azufre

0.053

Silicio

0.55

Carbono equivalente, el cual no puede exceder de 0.55%.

3.2.2. Variación permisible en el peso: Por este medio se controla que la barra

sea del diámetro especificado. Este no debe ser menor en más del 6% del peso nominal por metro lineal.

3.2.3. Requisitos para el corrugado: Se debe verificar el cumplimiento de las

normas respecto a:

Espaciamiento. Debe ser menor al 70% del diámetro.

Altura. Uniforme y similar a cada lado de la barra.

9

Ancho. Igual al caso anterior.

Inclinación. No debe ser menor de 45 grados con respecto al eje longitudinal de la barra.

3.2.4. Requisitos mecánicos: Debe cumplir las exigencias de las normas respecto a:

Resistencia a la tracción.

Resistencia a la fluencia.

Alargamiento.

Resistencia al doblamiento.

Las uniones soldadas entre los alambres de las mallas electrosoldadas deben resistir esfuerzos no menores de 14.08 kg/cm2 o del 35% de la carga que debe resistir el alambre longitudinal o principal cuando es sometido a un esfuerzo igual a su límite elástico convencional garantizado.

3.3. Recepción:

Al recibir el material en la obra se deben tener los siguientes cuidados:

Verificar por medio del rotulado en las barras que la procedencia y grado del acero sea la esperada. En despachos de magnitud importante se debe solicitar la placa que identifica la colada para verificación en obra de la calidad y ensayos hechos en la siderúrgica.

Verificar las cantidades de los distintos tipos de barras.

Verificar que las longitudes sean las pedidas.

Si el acero de refuerzo se recibe en obra ya figurado se debe chequear minuciosamente la rotulación de los distintos paquetes, sus cantidades diámetros y longitudes respecto a los cuadros de despiece pedidos.

Hacer inspección visual de la apariencia del acero. Las barras de refuerzo con algo de óxido, escamas de laminación o combinación de ambos, pueden considerarse satisfactorias siempre y cuando las dimensiones mínimas incluyendo la altura de los resaltes del corrugado, y el peso, de una muestra limpiada manualmente con cepillo de acero, no sean menores que las dimensiones especificadas en la norma bajo la cual se fabricó el acero.

POA-P.R.Acero

PRD22-

10

3.4. Transporte:

El acero de refuerzo debe ser transportado a la obra en camiones adecuados para llevar varillas largas, usualmente de una longitud máxima de 12 metros, sin poner en peligro a otros vehículos que usan las vías. Se deben usar las correspondientes señales de precaución de “Carga Larga”. Si el acero se lleva a la obra ya figurado, este debe de ir en paquetes o atados debidamente rotulados. si se transportan barras rectas, estas deben ir separadas por diámetros y longitudes.

3.5. Almacenamiento:

El acero de refuerzo deberá almacenarse en la obra en unos bastidores que permitan mantenerlo separado del suelo o de cualquier otro elemento contaminante. En lo posible, el sitio de almacenamiento debe ser cubierto, y por razones de seguridad y control debe ser encerrado. Se organizará separando las barras por diámetro y longitud, o por paquetes debidamente rotulados si llega a la obra ya figurado en planta. Las mallas electrosoldadas se colocarán sobre estibas separándolas de acuerdo a los distintos tipos. El sitio de almacenamiento deberá seleccionarse buscando la facilidad de descarga del camión y el futuro transporte interno de las barras, el cual dependerá usualmente de una pluma grúa.

4. EQUIPOS:

Los equipos utilizados para el corte y figuración del acero de refuerzo en la obra son:

4.1. CIZALLAS:

Son máquinas mecánicas o motorizadas adecuadas para cortar las barras de los distintos diámetros. Su tamaño debe estar de acuerdo a los diámetros usados en la obra. Deben mantenerse debidamente ajustadas y lubricadas. Los dados de corte se remplazarán cuando el desgaste por el uso lo amerite. Para los diámetros menores se podrán usar tijeras de corte manuales. Esta herramienta también se usa para el corte de las mallas electrosoldadas.

4.2. BANCO DE FIGURACIÓN:

Son mesas firmemente ancladas al suelo, sobre cuya superficie de trabajo se fija una platina de figuración con pines verticales que sirven de guías para doblar las barras con la ayuda de una palanca o tubo metálico de longitud apropiada al diámetro a doblar. En el ángulo interno del punto de doblez lleva un pin donde se inserta un mandril con el diámetro apropiado al radio de curvatura del doblez de

11

acuerdo al diámetro de la barra. También existen bancos de figuración mecanizados donde la fuerza necesaria para doblar la barra la ejerce un motor eléctrico. Se usan estas máquinas cuando los volúmenes a figurar son muy altos, como ocurre normalmente en las plantas de figuración.

5. EJECUCIÓN DEL TRABAJO:

5.1. PLANEACIÓN:

Antes de iniciar la obra se debe hacer un estudio para definir si las barras de acero de refuerzo serán figuradas en obra o en planta. Esta decisión depende de consideraciones económicas y de espacio físico en la obra.

Si se va a figurar en la obra se debe estudiar y adecuar un sitio, con fácil acceso de los vehículos con los materiales, con instalaciones adecuadas para su almacenamiento, con los equipos de transporte y figuración concordantes con las cantidades de acero a manejar.

5.1.1. Estudio de planos: Se deben estudiar detalladamente los planos y las

especificaciones propias del proyecto observando los tipos de acero a utilizar. En lo posible se solicitará al ingeniero calculista la optimización de las longitudes de corte para minimizar el desperdicio en el corte de las barras. Se hará el Despiece llenando planillas con todos los tipos de barras a usar, especificando el elemento estructural, el grado, diámetro, longitud de corte, cantidad de barras de cada tipo y esquema con la figura de la figuración indicando la longitud de los ganchos.

5.1.2. Cantidades de obra: De los cuadros de despiece se hará el cálculo de las cantidades de obra discriminando según las distintas etapas de ejecución del proyecto. Estas cantidades servirán de base para la negociación del suministro de los insumos necesarios, la herramienta, la compra o alquiler del equipo y la contratación de la mano de obra.

5.1.3. Programación: Con las cantidades de obra calculadas se analiza el

programa de trabajo general para el proyecto, con el fin de determinar la rata de suministro de materiales, la cuadrilla de obreros necesarios para ejecutar la actividad en el tiempo programado, y la cantidad de herramienta y la capacidad del equipo correspondiente.

5.2. COTIZACIONES:

Con toda la información recopilada se preparan las solicitudes de cotización definiendo por escrito muy claramente las cantidades, características, plazos de

12

entrega, responsabilidades acerca de la calidad del suministro y certificaciones si son necesarias. Para el caso de la mano de obra, normalmente subcontratada por unidad de medida de actividad realizada, se debe aclarar el alcance de las actividades incluidas en el precio ofrecido, las condiciones de seguridad social, seguridad industrial y salud ocupacional que regirán en la obra, las certificaciones de idoneidad del personal, y el aseguramiento de que se cumplirá completamente con la legislación laboral vigente. En este sentido se deben seguir los procedimientos administrativos propios de cada empresa constructora.

5.3. PRESUPUESTO:

Conocidas las cotizaciones, se deben rehacer los análisis de precios unitarios para los distintos tipos de aceros contando con los precios ofrecidos, los consumos reales, los reajustes de precios si los hay, y las cantidades de obra recalculadas. El resultado de este estudio se compara con el presupuesto vigente para el proyecto. Si no se acomoda a lo esperado, se debe informar al superior responsable de la ejecución presupuestal para encontrar una solución al sobrecosto, o para buscar una aprobación de este. En estos casos se debe avisar al presupuestador para que tenga en cuenta el hecho en futuros presupuestos.

5.4. CONTRATACIÓN:

Superada esta etapa se adjudicarán los distintos contratos, plasmándolos por escrito, dejando claramente establecidas las condiciones de contratación estipuladas en la solicitud de contratación, además de las correspondientes a la forma de pago, garantías, multas, pólizas, responsabilidades y arbitramentos necesarios.

5.5. FIGURACIÓN:

Consiste en el corte y doblado de las distintas barras hasta lograr la figura pedida por el ingeniero estructural en los respectivos planos. Esta actividad se puede subcontratar para ser realizada en una planta externa a la obra, o ser ejecutada en la misma obra. Las órdenes de trabajo para esta actividad son los mismos cuadros de despiece debidamente revisados por el ingeniero residente. Antes de proceder al corte de las distintas barras se debe hacer un cuidadoso estudio para minimizar el desperdicio de puntas de barra de longitud tan corta que las haga inservibles para su uso en cualquier elemento estructural.

Al ejecutar el corte y figuración del acero de refuerzo se deben tener en cuenta las siguientes reglas definidas por el Código Colombiano de Construcciones Sismo resistentes:

5.5.1. Ganchos normales: El término gancho normal significa:

13

a) Un doblez de 180 grados mas una parte recta de longitud mínima igual a 4

veces el diámetro nominal de la barra, pero no menor de 6.5 cm en el extremo libre de la barra.

b) Un doblez a 90 grados mas una parte recta de longitud mínima igual a 12 veces

el diámetro nominal de la barra, en el extremo de esta.

c) Para estribos o flejes solamente, un doblez a 90 o 135 grados mas una parte

recta de longitud mínima igual a 6 veces el diámetro nominal de la barra, pero no menor de 6.5 cm en el extremo libre de la barra.

5.5.2. Diámetros de doblamiento: El diámetro interior para el doblamiento de las

barras de refuerzo principal, tendrá los valores mínimos indicados en la tabla No.

4.

Tabla No. 4 DIÁMETROS MÍNIMOS DE DOBLAMIENTO

Denominación No.

Diámetro de doblamiento grado 4.200

Diámetro de doblamiento grado <= 2.800 kgf/cm2

kgf/cm2

2 a 8

6 db *

5

db

9 a 11

8 db

5

db

12 o mayor

10 db

 

* db = diámetro nominal de la barra.

El diámetro interior de doblamiento para estribos menores o iguales a la barra No. 5, no será menor de 4 veces el diámetro nominal de la barra. Para los mayores a la No. 5 cumplirán con lo especificado en la tabla No. 4.

Estos diámetros interiores de doblamiento se obtienen utilizando el mandril adecuado en la platina de figuración.

Todos los dobleces o ganchos deberán hacerse en frío.

Los elementos figurados deberán almacenarse siguiendo las mismas recomendaciones dadas para las barras en el numeral 3.4.

5.6. EJECUCIÓN DE LA ACTIVIDAD:

Para la ejecución propiamente dicha de la actividad de colocación del acero de refuerzo, se debe seguir el siguiente procedimiento:

14

5.6.1. Actividades

actividades que sirve como base de verificación:

previas:

A

continuación

sugerimos

un

listado de estas

Tener debidamente preparado y aseado el sitio de colocación del refuerzo, ya sea la formaleta o la parte estructural previamente vaciada.

Verificar los trazos de los ejes principales de la estructura a construir.

Preparar las estructuras de soporte provisionales o definitivas necesarias para sostener el refuerzo en su posición mientras se hace el vaciado del hormigón.

Colocar las baldosas o panelitas necesarias para garantizar el recubrimiento contra la formaleta de fondo.

5.6.2. Seguridad Industrial: Se debe cumplir para esta actividad con el programa general de Salud Ocupacional de la obra, y para efectos de atender adecuadamente la parte correspondiente a la Seguridad Industrial se debe tener en cuenta que los principales riesgos de enfermedad profesional y accidente de trabajo relacionados con esta actividad son:

Manejo de elementos pesados con las manos, para lo cual se recomienda el uso de guantes de cuero burdo.

Sobreesfuerzos por posición incorrecta al levantar cargas pesadas, o exceso de carga.

Golpes en la cabeza por manejo aéreo de cargas pesadas. Es obligatorio el uso de casco protector.

Peladura en las manos por falta de protección. Se debe hacer obligatorio el uso de guantes de cuero burdo.

Se debe hacer obligatorio el uso de botas de cuero con puntera reforzada debido al manejo de elementos pesados.

En general se debe mantener permanentemente en operación un programa de Salud Ocupacional y Seguridad Industrial dirigido por personal experto en estas materias. Se debe mantener una campaña educativa continuada por medio de instrucción verbal, reforzada con carteles recordatorios distribuidos en el frente de trabajo. Se debe cumplir con las resoluciones Nos. 02413 de 1.979 y 1016 de 1.989 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

5.6.3. Colocación del acero de refuerzo: Para la colocación del acero de

refuerzo se deben seguir las siguientes recomendaciones:

15

El acero deberá colocarse y apoyarse cuidadosamente de acuerdo con las medidas indicadas en los planos y las tolerancias que se indican en la tabla No.

5.

Tabla No. 5 TOLERANCIAS EN ALTURA ÚTIL Y RECUBRIMIENTO

Altura útil en cm

Tolerancia en altura útil

Tolerancia en recubrimiento

mm

mm

<= 20

+/- 10

- 10

> 20

+/- 13

- 13

El acero deberá asegurarse adecuadamente para evitar que se mueva al colocar o vibrar el hormigón. Se amarrará en las intersecciones con alambre dúctil utilizando un gancho de acero para apretar el nudo.

La tolerancia para la colocación de los puntos de doblez o extremos de las barras deberá ser de +/- 30 mm, excepto en los apoyos terminales en vigas en los cuales será menor de 12 mm.

No se permitirán soldaduras en los puntos de intersección de las barras que se cruzan para formar retículas, a menos que sean autorizadas por el ingeniero proyectista.

La distancia libre entre barras paralelas colocadas en una fila no deberá ser menor que el diámetro de la barra, ni menor que 25 mm, ni menor que 1 1/3 veces el tamaño del agregado grueso. Esto es válido también para los traslapos o empalmes.

Cuando se coloquen dos o más filas de barras, las de las filas superiores deberán colocarse directamente encima de las de la fila inferior, y la separación libre entre filas no deberá ser menor de 25 mm, siempre cumpliendo con lo establecido en el párrafo anterior.

En columnas con estribos o refuerzo en espiral, la distancia libre entre barras longitudinales no deberá ser menor de 1.5 el diámetro nominal o 40 mm o 1 1/3 veces el tamaño del agregado grueso.

En placas macizas y muros, las barras del refuerzo a flexión deberán tener una separación no mayor de 2 veces el espesor de la placa o muro, ni mayor de 400 mm.

16

Las barras de acero de refuerzo deberán tener los siguientes recubrimientos mínimos, a menos que el ingeniero proyectista indique algo diferente:

a) Hormigón colocado directamente sobre el suelo o sujeto permanentemente a la acción de las tierras: 70 mm.

b) Hormigón expuesto a la intemperie o en contacto con tierras de relleno: 50 mm.

c) Hormigón no expuesto a la intemperie: - En placas, muros y viguetas: 20 mm. - En vigas, columnas estribos: 25 mm. - En vigas, columnas ref. ppal.:35 mm.

En las intersecciones en vigas se dará prelación al recubrimiento y altura libre del elemento principal o de apoyo.

En general deberá cumplirse con lo establecido en el capítulo 7 del Código Colombiano de Construcciones Sismo Resistentes.

Todo cambio en los diámetros o longitudes de las barras será consultado y aprobado por el ingeniero estructural, aún en el caso de remplazo por combinaciones de áreas equivalentes.

Las longitudes de traslapo serán definidas por el ingeniero estructural. Los traslapos dentro de un mismo elemento estructural no deben ejecutarse en un mismo sector. Se debe alternar su ubicación para evitar su concentración.

No se deben hacer correcciones en la figuración o colocación de una barra de refuerzo ya colocada, utilizando el agarrafeo, pues se puede producir cristalización del refuerzo y disminución de la adherencia.

6. ACEPTACIÓN Y RECIBO DEL ACERO:

La aceptación de un acero de refuerzo se define previamente al recibo en obra según los resultados de una serie de ensayos que miden sus diferentes características, según se detalló en los numerales 3.1. y 3.2. Si se tiene un proveedor certificado por el constructor, que garantice suministro de aceros de fabricantes a su vez certificados por el ICONTEC, se pueden obviar los ensayos descritos.

Un lote se considerará aceptable siempre y cuando cumpla con los límites de las especificaciones de la norma respectiva bajo la cual se produjo el acero de refuerzo.

Sin embargo, se permitirá un nuevo ensayo en una contramuestra cuando los resultados de los ensayos de tracción sean inferiores a los límites especificados en menos de 140 kg/cm2 (2.000 psi) para la resistencia máxima, en menos de 70

17

kg/cm2 (1.000 psi) para la resistencia a la fluencia o en menos de dos unidades de alargamiento. Si esta contramuestra cumple con los límites establecidos, el lote se aceptará.

Una vez colocado el acero de refuerzo se debe proceder a hacer una cuidadosa revisión de la colocación, teniendo en cuenta los siguientes puntos:

Revisión contra el plano estructural de los diferentes tipos y grados de acero usados en el elemento estructural.

Revisión de los diámetros de las barras, longitudes de corte y diámetros de doblez.

Revisión de los recubrimientos y longitudes de traslapo.

Revisión de las separaciones entre barras.

Revisión de las condiciones de apoyo y fijación de las distintas barras.

Revisión de las condiciones de limpieza de las barras.

6.1. RECIBO Y ACEPTACIÓN:

Una vez revisados los distintos aspectos de la colocación del acero de refuerzo, se harán las correcciones que sean necesarias hasta que se cumpla con todo lo requerido. Se dejará constancia por escrito del cumplimiento total de las condiciones. En caso de definirse y aceptarse por el ingeniero estructural cambios respecto a lo plasmado en los planos, se dejará constancia en estos del respectivo cambio con la correspondiente firma del ingeniero estructural, lo mismo que en el libro de bitácora de la obra.

6.2. RECHAZO Y RETROALIMENTACIÓN:

En el caso de que no se cumpla con alguna de las condiciones de aceptabilidad, debe procederse inmediatamente a ejecutar la corrección necesaria, previa elaboración de un informe describiendo el problema presentado, analizando sus causas. Este informe debe servir de retroalimentación a las personas involucradas en el proyecto para prevenir repeticiones futuras de la misma anomalía.

7. ERRORES MÁS COMUNES Y SU SOLUCIÓN:

Los errores de más común ocurrencia en la colocación del acero de refuerzo son:

18

No cumplimiento de los recubrimientos exigidos o de la altura libre del elemento estructural. Se recomienda el uso de baldosas o “panelitas”, o cuelgas metálicas para garantizar los recubrimientos pedidos.

El acero bien colocado se mueve al vaciar el hormigón. Se debe hacer una correcta fijación del refuerzo, amarrando las intersecciones con alambre dúctil con nudo bien apretado, o usando elementos de fijación adicionales si son necesarios, teniendo en cuenta la flexibilidad de las distintas barras. No usar soldadura a no ser que sea aprobado por el ingeniero estructural, en cuyo caso se debe seguir la norma AWS correspondiente.

Se concentran los traslapos en una misma sección. Desde el momento del corte de las barras se debe tener en cuenta esta situación, variando las longitudes de corte para espaciar convenientemente los traslapos.

No se cumplen las longitudes de traslapo. Desde el momento del despiece se deben tener en cuenta estas longitudes las cuales deben ser definidas por el ingeniero estructural. En caso de ser necesario se deben emplear barras adicionales para garantizar traslapos adecuados.

Acero de refuerzo engrasado. Se debe tener especial cuidado con el aseo de las barras de acero de refuerzo. Es común engrasar las barras al aplicar el desmoldante a la formaleta, por lo cual, esta operación debe realizarse antes de la colocación del refuerzo.