Вы находитесь на странице: 1из 36

TNC_Fire Mgmnt-Spanish.

qxp 9/18/06 9:33 AM Page b

Convivir con el fuego—


Manteniendo los ecosistemas y los medios de subsistencia mediante
el Manejo Integral del Fuego

Ronald L. Myers

Iniciativa Global para


el Manejo del Fuego
Junio de 2006
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:34 AM Page c

Para mayor información, sírvase ponerse en contacto con:


The Nature Conservancy
Iniciativa Global para el Manejo del Fuego (850) 668-0827
13093 Henry Beadel Drive Correo electrónico: fire@tnc.org
Tallahassee, FL 32312 Sitio de Internet: http://nature.org/fire, http://tncfuego.org
U.S.A.

Traducción por Eva Vilarrubi

© 2006 The Nature Conservancy


TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:34 AM Page i

Convivir con el fuego—


Manteniendo los ecosistemas y los medios de subsistencia mediante
el Manejo Integral del Fuego
Resumen
Los primeros seres humanos captaron la noción de que el fuego El fuego se ha vuelto un problema de conservación porque
podía ser una herramienta útil cuando empezaron a aprovechar muchas áreas en todo el mundo dependen del fuego para
sus efectos en las sabanas africanas hace millones de años, con el mantener sus especies, sus hábitats y sus paisajes nativos. Éstos
fin de manipular la vegetación y la vida silvestre. Probablemente, son ecosistemas dependientes del fuego. En contraste, hay otras
estos antiguos habitantes también observaron que el fuego podía áreas en las que el fuego puede llevar a la destrucción o a la
crear una amenaza a su seguridad y a sus medios de subsistencia. pérdida de especies y de hábitats nativos. Estas áreas se
A medida que la humanidad se extendió por todo el planeta, conocen como ecosistemas sensibles al fuego. Los servicios
los seres humanos crearon nuevos regímenes de fuego que provistos por los ecosistemas, tales como aire limpio, agua
continuaron moldeando y modificando los paisajes. También limpia y suelos saludables y productivos, pueden verse afecta-
continuaron ocurriendo incendios que destruían los hogares, los dos negativamente o positivamente por el fuego, dependiendo
cultivos, el ganado y otros recursos. Siempre han existido estas de las adaptaciones de las especies y de otras características del
“dos caras del fuego”—los incendios beneficiosos y los incendios medio ambiente, y de cuán a menudo y cuán intensamente se
dañinos. quema el área. Recién ahora empieza a prestarse atención a
estos hechos, a la luz de la ciencia relativamente nueva de la
En el siglo XX, el fuego se percibió principalmente como una ecología del fuego.
amenaza a la gente y a los recursos naturales, y muchos países
desarrollaron programas sofisticados de prevención de incen- Aun así, los científicos todavía no comprenden bien la función
dios y crearon organizaciones para la supresión de incendios a del fuego en muchos ecosistemas del mundo, y la sociedad en
fin de proteger tanto a la gente como a los recursos naturales. general no lo reconoce en absoluto. En lugares en los cuales se
En algunos casos, estos programas y organizaciones fueron tan reconocen los beneficios del fuego, no se conoce el régimen del
eficaces y preponderantes en la prevención y supresión de fuego ecológicamente adecuado.
incendios que la sociedad perdió la noción del fuego como una
herramienta útil y como un proceso importante en la forma- Las sociedades y los gobiernos no han reconocido, en su mayor
ción y el mantenimiento de ecosistemas. El resultado fue una parte, el hecho de que el fuego tiene dos caras —funciones
vegetación cambiada que proveyó combustible a incendios más beneficiosas e impactos perjudiciales, dependiendo de las
intensos en años excepcionalmente secos, junto con la pérdida circunstancias— y han exigido o desarrollado tecnologías de
de especies que habían prosperado en paisajes más abiertos supresión de incendios y campañas de prevención cada vez más
que anteriormente se quemaban más frecuentemente y con sofisticadas. Sólo en los últimos 15 años, los gobiernos han
menos intensidad. Este problema se ve agravado porque la comenzado a reconocer las consecuencias imprevistas de la
gente construye, cada vez más, sus hogares en áreas en donde exclusión del fuego de algunos paisajes y el hecho de que el
la supresión ha evitado los incendios por mucho tiempo, aumento en el costo de una mayor exclusión del fuego tiene
causando que la vegetación inflamable continúe existiendo y como resultado un rendimiento menguado. Los gobiernos y las
acumulándose. El resultado general de la exclusión “exitosa” sociedades urbanas tampoco han reconocido o comprendido la
del fuego ha sido incendios más dañinos para los bosques, los necesidad de muchas sociedades rurales de usar el fuego. Las
suelos y las cuencas, y un costo económico cada vez mayor políticas y los programas han sido diseñados en torno a la
tanto en propiedades perdidas como en la lucha contra estos creencia de que los habitantes rurales son la causa de los
incendios. problemas del fuego. Al contrario, estas políticas deberían
tomar en cuenta a las comunidades rurales como parte de la
En muchos lugares del mundo, la gente continúa usando el solución y proporcionarles incentivos y tecnologías que se
fuego de manera tradicional, pero las presiones de la población basen en sus conocimientos tradicionales del uso del fuego
están causando cambios en el uso del suelo, migraciones hacia para que puedan manejar de manera más eficaz tanto los
áreas nuevas y un aumento constante de las igniciones en todo fuegos necesarios como los que no lo son.
el mundo. La vegetación propensa al fuego, como las sabanas y
los bosques, ahora se quema anualmente, disminuyendo la El manejo del fuego es la gama de las posibles decisiones
densidad de los árboles. En las zonas de bosques, las sabanas y técnicas y acciones disponibles para prevenir, mantener,
los pastizales antropogénicos se están expandiendo a costa de controlar o usar el fuego en un paisaje dado. La premisa princi-
los bosques, incluso en climas en los cuales los incendios eran, pal de este trabajo es que las tecnologías más sofisticadas de
históricamente, eventos raros. manejo del fuego probablemente no solucionen el problema de
los incendios forestales destructivos y no sean eficaces en
reestablecer los regímenes de fuego ecológicamente adecuados

i
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:34 AM Page ii

en los lugares que tienen que quemarse. Hay una necesidad de juegue un papel ecológicamente adecuado? ¿Cómo y dónde se
integrar las realidades socioculturales y las exigencias ecológicas deben restringir los incendios? ¿Deberían encenderse algunos
con los enfoques tecnológicos para manejar el fuego. Este fuegos deliberadamente y quién debería hacerlo? ¿Qué mezcla
trabajo presenta un marco que denominamos Manejo Integral de estrategias de uso del fuego, prevención y supresión debe
del Fuego, que lleva a enfoques ecológica y socialmente adecua- utilizarse? ¿Cómo se involucrará a las comunidades? Las
dos para manejar el fuego y hacer frente a las amenazas a las respuestas a estas preguntas llevarán a una mejor planificación
tierras de conservación relacionadas con el fuego. del manejo del fuego, a mejores programas comunitarios y a
mejores decisiones acerca de incendios individuales.
Una parte fundamental de este concepto es que el fuego puede
ser tanto beneficioso como perjudicial, según cómo, dónde, Para implementar estrategias apropiadas, es necesario contar
cuándo y por qué ocurre. Cada incendio puede tener aspectos con leyes y políticas de apoyo y con un marco institucional que
beneficiosos y dañinos a la vez. Las decisiones que se toman adopte el concepto de Manejo Integral del Fuego. También se
durante el manejo de un incendio pueden aprovechar los debe incorporar información ecológica y social a los programas
beneficios potenciales a la vez que buscan minimizar los daños de estudios de manejo del fuego en las universidades, escuelas
potenciales. técnicas y programas de capacitación profesionales.

Otro elemento integral al concepto es que en muchas El manejo del fuego invariablemente involucra preparación y
sociedades las quemas son una herramienta esencial para la capacidad de respuesta para hacer frente a emergencias de
obtención del sustento. La comprensión de la ecología del incendios. Al integrar la información acerca de incendios
fuego en un paisaje en particular provee información a las pasados, fuentes de ignición y la necesidad y la tendencia de
evaluaciones acerca de si las personas queman mucho, muy ciertos tipos de vegetación a quemarse, los organismos y las
poco o de manera inadecuada, tanto para satisfacer las metas comunidades pueden anticipar mejor los incendios y tomar
de conservación como para mantener los ecosistemas de los decisiones más acertadas cuando éstos ocurren.
cuales éstas dependen. La identificación y la comprensión
de las necesidades de la sociedad, así como las limitaciones Con frecuencia, los esfuerzos de recuperación y restauración
ecológicas de un área, servirán como guía para el diseño y la posteriores a los incendios están mal diseñados y son ineficaces
aplicación de programas de manejo del fuego más eficaces. y costosos. Se los puede diseñar mejor incorporando
No tiene mucho sentido realizar una campaña de prevención conocimientos ecológicos obtenidos sobre la vegetación
estricta de incendios en una región que necesita quemarse quemada y su potencial de recuperación. Es mejor dirigir los
desde una perspectiva ecológica, y en la cual los habitantes esfuerzos a la prevención de incendios subsiguientes en un
usan el fuego habitualmente. Se deben desarrollar mensajes área quemada que a los esfuerzos intensivos de siembra y
simples pero más apropiados que “Prevenga los incendios plantación.
forestales”, como, por ejemplo, “Las dos caras del fuego:
incendios buenos e incendios malos”. Muchas decisiones de Manejo Integral del Fuego se tomarán
basándose en conocimientos incompletos y experiencia
El análisis eficaz de la situación es crucial para la integración limitada y, por lo tanto, este tipo de manejo debe realizarse
exitosa de la ecología, la sociedad y las tecnologías de manejo dentro de un marco de manejo adaptativo. Los planes y
del fuego. ¿Cuáles son el papel ecológico y el impacto del fuego acciones actuales deben basarse en el conocimiento existente
en un área determinada? ¿Cuál es el contexto social, cultural y y en deducciones derivadas del análisis inicial de la situación.
económico en el cual ocurre el fuego? ¿Quién realiza las que- Los efectos de estas decisiones deben ser monitoreados, y son
mas y por qué? ¿Cómo son las quemas? ¿Cuáles son las carac- estas tendencias observadas en el monitoreo las que, junto
terísticas de los combustibles en el área y cómo se comporta el con los nuevos conocimientos adquiridos, suministrarán la
fuego en estos combustibles bajo diferentes condiciones de información para las futuras acciones de manejo. Deben
quema? ¿Qué otros factores o amenazas, tales como cuestiones establecerse mecanismos eficaces, tales como las redes de
relacionadas con la tenencia del suelo, la tala ilegal, las especies aprendizaje para el manejo del fuego, para facilitar la revisión
invasoras o el cambio climático, están agravando el problema de estrategias de implementación, y la traducción y divulgación
del fuego? de tecnología, información y nuevos conocimientos.

Después de un análisis eficaz, se debe identificar la condición


futura deseada y establecer las metas de manejo del fuego que
facilitarán el mantenimiento o logro de esta condición. ¿Qué
papel se debe permitir que el fuego juegue en el paisaje? ¿Hay
usos del suelo u otras limitaciones que impiden que el fuego

ii
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:34 AM Page iii

Índice
Agradecimientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .iii
El fuego como una cuestión social y de conservación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1
Este estudio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .2
El papel del fuego en los ecosistemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3
Ecosistemas independientes del fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3
Ecosistemas dependientes del fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .3
Ecosistemas sensibles al fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5
Ecosistemas influidos por el fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .5
La fuente de amenazas del fuego a la biodiversidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .6
Regímenes de fuego alterados: Una amenaza a la conservación, a la biodiversidad y a la sociedad . . . . .8
Enfoques integrales y colaborativos ecológicos y sociales para reducir la amenaza de los
regímenes de fuego alterados . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9
Componentes de un enfoque integral del manejo del fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .10
1. Evaluación y análisis de las necesidades y los problemas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .10
2. Metas de manejo del fuego y condición futura deseada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .13
3. Leyes, políticas y marco institucional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .15
4. Prevención y educación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .16
5. Uso del fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .17
6. Preparación y respuesta . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .21
7. Restauración, recuperación y mantenimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .22
8. Manejo adaptativo, investigación y transferencia de información . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23
Enfoques para el manejo integral del fuego . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24
Conclusión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .25
Referencias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .26

Agradecimientos
Este trabajo es la síntesis de las ideas de muchas personas que trabajan con el fuego en todo el mundo. Deseo agradecerles a
los colegas y amigos de muchos países por la ayuda prestada en el desarrollo de los conceptos presentados aquí. Este trabajo
no habría sido posible sin el estímulo de Jeff Hardesty, ex director de la Iniciativa Global para el Manejo del Fuego de The
Nature Conservancy, quien sintió que era hora de poner en un documento conceptual la información que he venido
enseñando y compartiendo en una variedad de foros. Deseo expresar mi agradecimiento a David Cassels, Mark Cochrane,
Lynn Decker, Wendy Fulks, Darren Johnson, Mike Jurvelius, Guy McPherson, Peter Moore, Carlos de la Rosa y Ayn Shlisky,
por la valiosa ayuda prestada en la revisión del manuscrito, y a Karen Foerstel, Wendy Fulks y Jeannie Patton, por sus
sugerencias y orientación en materia editorial. Merrill Kaufmann, Mark Cochrane, Carlos Pinto, Ary Soares y la Estación
Biológica Archbold autorizaron gentilmente el uso de sus gráficos y/o fotografías.

iii
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:35 AM Page iv
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:35 AM Page 1

El fuego como una cuestión social y de conservación


Cada vez se acepta más que la frecuencia y la severidad de los especial, pero no exclusivamente, en los trópicos. Según el Global
incendios forestales (es decir, todos los incendios de vegetación) Review of Forest Fires 2000 (Rowell y Moore 2000):
están en aumento en todo el mundo, si bien es difícil extraer
esta información ampliamente conocida de los registros “Nueva evidencia del Amazonas muestra que el fuego causa
existentes sobre estos incendios (FAO 2005). En algunos un ciclo de retroalimentación positiva en el cual, cuánto
países, incluido Estados Unidos, el número de incendios muy más se queman los bosques tropicales, más sensibles a
severos y dañinos está en aumento, como consecuencia de incendios futuros se vuelven. Así surge la posibilidad de
décadas de éxito en la prevención y supresión de incendios en que grandes incendios forestales sucedan más frecuente-
algunos ecosistemas propensos al fuego. Esto ha causado mente y en una escala tal que los ecosistemas de bosques
modificaciones en las cargas de combustible y en la composición tropicales no los puedan tolerar. Los científicos creen
del bosque, las cuales ahora alimentan incendios más intensos que todo el Amazonas se encuentra amenazado, con
(Servicio Forestal de USDA 2000; National Commission on consecuencias mundiales para la biodiversidad y el cambio
Wildfire Disasters 1995). El control de estos incendios es difícil climático”.
y costoso. La progresión de una cobertura de vegetación que se
mantenía con incendios de superficie frecuentes, de baja inten- El informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio
sidad y no letales, a una vegetación que ahora alimenta incendios Ambiente titulado: Se extienden como un reguero de pólvora—
forestales letales que destruyen rodales enteros se ha vuelto más Incendios en bosques tropicales en América Latina y el Caribe: Prevención,
problemática debido a la enorme afluencia de personas que han evaluación y alerta temprana (Cochrane 2002) sostiene que:
establecido sus hogares en estos bosques alterados y en otros
bosques y matorrales naturalmente propensos a los incendios. “La situación de los incendios en muchos de los bosques
Como consecuencia, leemos titulares, frecuentes ahora, de tropicales perennifolios de América Latina y el Caribe es
hogares destruidos por el fuego durante la estación de incendios grave … Mediante la tala, la quema y los eventos naturales,
en Estados Unidos, Australia y Canadá. Los cambios de largo el bosque, que una vez fuera prácticamente inmune al
plazo de la vegetación, causados por la exclusión exitosa del fuego, se está transformando en vulnerable, e incluso
fuego, unidos a los regímenes de fuego nuevos que estos propenso, al fuego. El fuego tiene un momentum en los
combustibles crean, son una amenaza tanto a la biodiversidad bosques tropicales perennifolios… La degradación anual
como a la sociedad. del bosque se transfiere al futuro… Este proceso es
subestimado por la población local, los que toman las
En algunos tipos de vegetación, especialmente los matorrales de decisiones, los controladores de incendios y los científicos”.
tipo mediterráneo del oeste norteamericano (chaparral) y de
Australia, los bosques boreales de Canadá y la vegetación sub- En muchos lugares, las campañas de prevención de incendios y
alpina del oeste de los Estados Unidos, los crecientes costos de la capacidad de supresión del fuego apenas están empezando a
supresión y daños a la propiedad se deben, en gran parte, al cobrar fuerza, si es que existen. Por ejemplo, en Zambezia, una
movimiento de la gente hacia estos ambientes naturalmente provincia de Mozambique, los bosques de miombo degradados
propensos al fuego y no tanto a las consecuencias de la supre- por el fuego se queman anualmente. Miles de casas y el 15% de
sión del fuego (Bridge et al. 2005; Keeley y Fotheringham 2003; los cultivos de la provincia se destruyen cada año y es común
Johnson et al. 2001), si bien la supresión a veces agrava estos que haya víctimas fatales (M. Jurvelius, FAO, comunicación
problemas (Minnich y Chou 1997). De hecho, las igniciones han personal). En otras partes de África existen situaciones similares,
aumentado más allá de lo que era, probablemente, el rango pero muy raramente atraen la atención de los medios de
histórico de variabilidad de matorrales mediterráneos, bosques comunicación internacionales.
subalpinos y bosques boreales debido al aumento de las pobla-
ciones humanas y al acceso a estas áreas. En algunos casos, la En otras regiones, como en los países del Mediterráneo, los
supresión puede, en realidad, prevenir los cambios de estos tipos incendios están aumentando debido a los cambios en el uso del
de vegetación hacia una vegetación más propensa a los incen- suelo; por ejemplo, el abandono de las prácticas tradicionales
dios, como los pastizales no nativos (Keeley 2001). Las carac- agrícolas y de pastoreo está creando combustibles en nuevos
terísticas del régimen del fuego y los combustibles son elemen- contextos paisajísticos que quizás nunca habían existido
tos de gran peso para determinar si los esfuerzos de supresión anteriormente (Vélez 2005).
del fuego son eficaces en la exclusión o la reducción de su inci-
dencia e impacto, incluso en países como Estados Unidos, Los extensos incendios en toda América Latina, el Caribe,
Canadá, Australia y España que han desarrollado organizaciones África, el sureste de Asia, el Mediterráneo, China y Siberia
y políticas sofisticadas para la supresión del fuego. Estos países amenazan cada vez más a una variedad de tipos de vegetación y
están notando que su enfoque rinde cada vez menos en térmi- ecosistemas, alteran el clima regional y mundial y fomentan la
nos de los costos y la efectividad de la supresión del fuego propagación de especies invasoras indeseables vinculadas con
(Sheldon 2006). la pérdida de bosque y de biodiversidad. Más aún, los daños
causados por los incendios están afectando cada vez más la
La experiencia de los Estados Unidos y de otros pocos países subsistencia y la salud de las personas y las economías locales
está en marcado contraste con otras regiones del mundo, en y nacionales.
1
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:35 AM Page 2

© Pete Oxford/Minden Pictures © Tui De Roy/Minden Pictures

Este estudio
Existe una falta de conexión entre los programas de desarrolladas que involucran a comunidades, personas que
prevención de incendios, las respuestas de supresión a los hacen uso de las tierras rurales, organismos gubernamentales y
incendios forestales, el uso del fuego, la conservación de la organizaciones no gubernamentales (FAO 2003). En este
biodiversidad y las necesidades y aspiraciones de las personas último caso, a veces ha sido un sinónimo inadecuado de Manejo
que usan el fuego y que se ven afectadas por el mismo. Este del Fuego Basado en la Comunidad (Goldammer et al. 2002).
trabajo presenta una metodología llamada Manejo Integral del En México, el término se usa de la misma manera que se usa
Fuego, la cual incorpora los aspectos ecológicos, socioeconómi- aquí en este trabajo (Rodríguez-Trejo 2006).
cos y técnicos del fuego de manera holística, con el fin de (1)
hacer frente a los problemas sociales y de conservación y a las El término “integral” ha sido usado muchas veces en el pasado,
cuestiones que surgen como consecuencia de la quema de no sólo en relación con incendios sino también para describir
vegetación y (2) cumplir con las metas de lograr ecosistemas otros enfoques al manejo de recursos naturales tales como
y medios de subsistencia sostenibles en ambientes propensos “manejo integral del bosque” o “desarrollo integral de la comu-
al fuego. nidad”. Por lo tanto, si bien el término puede ser visto por
algunas personas como un cliché, en este trabajo se usa “inte-
Este trabajo se enfoca en el fuego como un elemento que gral” porque describe de manera concisa el estado de reunir
afecta a la conservación de la biodiversidad y que mantiene sinergísticamente diversos conceptos y asuntos para producir
recursos sostenibles y servicios que el ecosistema brinda a las resultados efectivos que no pueden lograrse sólo por medio de
personas. De esta manera, se enfatiza el manejo del fuego en la tecnología. También se traduce fácilmente al idioma del
lugares identificados por su valor de conservación. El manejo público meta.
efectivo del fuego requiere una integración de enfoques desde
la base (lo cual involucra la ecología local y la ciencia del fuego, Manejo Integral del Fuego en este trabajo incluye la integración
las decisiones y acciones de los encargados en el campo y las de la ciencia y la sociedad con las tecnologías de manejo del
actividades, necesidades y percepciones de los pobladores fuego en múltiples niveles. Supone un enfoque amplio, holísti-
rurales que viven en las áreas de conservación y sus alrede- co o completamente unificado, para hacer frente a asuntos
dores) con enfoques “desde arriba”, que proporcionan políticas relacionados con el fuego, que tome en cuenta las interacciones
de apoyo, leyes, programas educativos, capacitación, recursos y biológicas, ambientales, culturales, sociales, económicas y
respuestas de emergencia. Este trabajo está dirigido a los cien- políticas (Kaufmann et al. 2003). Estos conceptos pueden ser
tíficos de la conservación, los profesionales de la conservación, aplicados a todas las regiones del mundo, sin importar su nivel
los administradores de tierras y los responsables de adoptar de desarrollo.
medidas políticas que trabajan para organismos gubernamen-
tales, organizaciones no gubernamentales (ONGs), propieta- Las metas de este trabajo son: (1) definir brevemente la
rios de tierras privadas y comunidades que tienen interés en la función del fuego en los ecosistemas; (2) examinar cómo
conservación de los recursos naturales y en suministrar medios demasiado, muy poco o el tipo de fuego equivocado puede ser
de subsistencia sostenibles a las personas. una amenaza a la biodiversidad; (3) definir el concepto de
régimen del fuego y el papel de los regímenes del fuego en el
El Manejo Integral del Fuego no es un término nuevo, como mantenimiento de los ecosistemas; (4) ilustrar la necesidad de
se puede verificar con una rápida búsqueda en Internet. Se lo muchas comunidades rurales de usar el fuego y cómo algunos
ha usado anteriormente para definir de manera estricta la de los métodos actuales de prevención de incendios no están
integración de acciones de supresión, tales como advertencias alineados con estas necesidades; (5) definir el Manejo Integral
tempranas, detección, ataque inicial y recuperación. El término del Fuego, y (6) presentar un método para el desarrollo de
“Manejo Integral del Fuego” también ha sido usado para enfoques integrales y colaborativos para hacer frente a los
describir los enfoques de manejo del fuego en regiones menos asuntos relacionados al fuego.

2
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 10:17 AM Page 3

El papel del fuego en los ecosistemas


Al examinar y encarar el fuego como una cuestión de conser-
vación, es importante reconocer y comprender los diferentes
papeles que el fuego cumple en los diferentes ecosistemas. En
su evaluación mundial preliminar del fuego como una amenaza
a la conservación, The Nature Conservancy identificó tres
categorías amplias de respuestas de la vegetación al fuego:
dependientes del fuego, sensibles al fuego e independientes del
fuego (Hardesty et al. 2005). Ese informe se centró en el
efecto predominante del fuego a nivel del bioma y de la
ecorregión, reconociendo que dentro de las ecorregiones puede
haber una variedad de ecosistemas y hábitats cuyas respuestas
difieren del efecto predominante.

Dado que el presente informe se centra en las posibles


acciones de manejo del fuego dentro de áreas de conservación
en las cuales se pueden manifestar múltiples respuestas, se
incluye una cuarta categoría: influidos por el fuego. Estos
ecosistemas pueden estar vinculados jerárquicamente a
ecosistemas dependientes del fuego o sensibles al fuego porque
con frecuencia se los encuentra como transición entre éstos.

No todos los ecosistemas o tipos de vegetación nativos se


ajustan perfectamente a una de estas categorías, pero las
agrupaciones proporcionan una manera de ilustrar y examinar
las amenazas y las necesidades y oportunidades de conser-
vación asociadas con el fuego en diversos tipos de vegetación y Figura 1. Bosque nuboso independiente del fuego en Costa Rica.
cómo las acciones de manejo pueden variar entre ellos. La cobertura nublada casi continua y un clima sin estacionalidad
se combinan para hacer que las igniciones y la propagación de
Ecosistemas independientes del fuego incendios no sean probables. Otros bosques nubosos similares
sufren cada vez más los efectos del fuego ya sea porque la invasión
Los ecosistemas independientes del fuego son aquéllos en los agrícola ha creado vegetación inflamable adyacente y alterado el
cuales el fuego juega un papel muy pequeño o nulo. Son clima local o porque el bosque nuboso se yuxtapone a la vegetación
demasiado fríos, húmedos o secos para quemarse. Ejemplos natural dependiente del fuego como los bosques de pino tropical o
incluyen desiertos, tundra y bosques lluviosos en ambientes el páramo alpino tropical. Las oscilaciones climáticas permiten que
no estacionales (figura 1). los bosques nubosos se sequen periódicamente y que los incendios
entren desde arriba o desde abajo. (Foto de R. Myers)
El fuego se convierte en una amenaza solamente si hay cambios
significativos en estos ecosistemas provocados por actividades
en algo diferente, y se pierden hábitats y especies. Las especies
del uso del suelo, especies invasoras o cambio climático.
individuales dentro de los ecosistemas dependientes del fuego
La evaluación preliminar del fuego como un tema de
han evolucionado en respuesta a características específicas del
conservación, la cual se centró en 200 ecorregiones prioritarias
régimen del fuego, tales como frecuencia, intensidad y estación
a escala mundial (basadas en su valor de biodiversidad),
de quema, y a la variabilidad de estas características. Los tipos
identificó el 18%, en términos de área, como dominado por
de regímenes de fuego varían mucho: desde incendios de
ecosistemas independientes del fuego (Hardesty et al. 2005).
superficie frecuentes, de baja intensidad, no letales o los
caracterizados por fuegos de severidad mixta (es decir, que los
Ecosistemas dependientes del fuego efectos letales y no letales varían a lo largo del paisaje), hasta
Los ecosistemas dependientes del fuego (figura 2) son aquéllos incendios relativamente infrecuentes, de alta severidad y letales
donde el fuego es esencial y las especies han desarrollado o que reemplazan rodales y que frenan o reajustan la sucesión
adaptaciones para responder positivamente al fuego (figura 3) ecológica creando una diversidad de hábitats en el tiempo y en
y para facilitar su propagación, es decir, la vegetación es el espacio a medida que la vegetación se recupera (Brown
inflamable y propensa al fuego. A menudo se los denomina 2000). En términos de área, aproximadamente el 46% de las
ecosistemas adaptados al fuego o mantenidos por el fuego. ecorregiones prioritarias del mundo está dominado por
En estas áreas, el fuego es un proceso absolutamente esencial. ecosistemas dependientes del fuego (Hardesty et al. 2005),
Si se quita el fuego, o si se altera el régimen de fuego más allá es decir, que necesitan quemarse bajo el régimen de fuego
de su rango normal de variabilidad, el ecosistema se transforma adecuado para poder persistir en el paisaje.

3
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:36 AM Page 4

Figura 2. Sabana de pino caribe (Pinus caribaea) dependiente del fuego en Belice, mantenida por un régimen de incendios de superficie
frecuentes de baja intensidad. (Foto de R. Myers)

Ejemplos de ecosistemas dependientes del fuego abundan en Se ha hecho referencia a África como el “continente de fuego”
todo el mundo. En Mesoamérica, hay una amplia variedad de (Komarek 1971), principalmente debido a que gran parte del
bosques y sabanas de pino dependientes del fuego. México, con África subsahariana, con la excepción de los bosques tropicales
sus ambientes tropicales y templados, contiene la mayor diver- del oeste y centro de África ecuatorial, estuvo formada en el
sidad de especies de pino del mundo —55 especies y variedades pasado por un amplio paisaje de sabanas tropicales y subtropi-
(Espinosa 2001). cales propensas al fuego y por bosques y matorrales influidos
por el fuego, que han sido moldeados por la actividad humana
La mayoría de las especies de pino está vinculada a perturba- con el fuego (de más larga historia del mundo).
ciones, a menudo definidas por regímenes de fuego específicos
(Rodríguez-Trejo y Fulé 2003). Muchos de estos tipos de Al igual que África, América del Sur es un “continente de
bosque se extienden a América Central. Lo mismo puede fuego”. Una importante proporción de América del Sur se
decirse de la gran diversidad de especies de encino de México ubica en la misma zona bioclimática que mantiene a la sabana
—110 especies (Zavala Chávez 2003), una gran parte de las en África. El Cerrado brasilero, que una vez cubría el 22% del
cuales puede necesitar el fuego o verse favorecida por las país, o dos millones de kilómetros cuadrados, es un mosaico de
perturbaciones inducidas por éste. En otras partes en sabana y matorrales moldeados por una variedad de regímenes
Mesoamérica y el Caribe, las sabanas y los bosques del pino de fuego (Miranda et al. 2002). En América del Sur se encuen-
Pinus caribaea, dependientes del fuego, se extienden desde tran otros tipos de pastizales en la Gran Sabana y en los Llanos
las Bahamas, más allá de Cuba, hasta Belice, Honduras y de Venezuela, así como en Bolivia, Perú y Paraguay. La zona
Nicaragua (Myers et al. 2004a; Myers et al. 2006). La templada de América del Sur cuenta con las inmensas pampas
República Dominicana tiene bosques y sabanas dependientes argentinas y otros pastizales. Todavía no se comprende bien la
del fuego de la especie endémica Pinus occidentalis (Horn et al. función del fuego en otros ecosistemas templados sudameri-
2000; Myers et al. 2004b). Además del P. caribaea, Cuba canos, tales como los bosques de Araucaria.
tiene tres especies endémicas de pino que se mantienen en
ambientes propensos al fuego. Los bosques y las sabanas de palmeras, mantenidos por el
fuego, son comunes en todo el trópico (Myers 1990), junto
Las especies de pino adaptadas al fuego también forman con una variedad de humedales costeros y de agua dulce
extensos bosques abiertos en los ambientes tropicales y dependientes del fuego o influidos por éste. Los científicos
subtropicales del sureste y del sur de Asia. El fuego juega un están comenzando a comprender que el fuego es también una
papel clave, aunque muy poco comprendido, en el mante- parte integral de las áreas alpinas tropicales, tales como el
nimiento y en las características de los bosques de Pinus kesiya páramo en las Américas (Horn 1998) y la vegetación
y/o P. merkusii que se extienden desde las montañas de Assam afro-alpina (Bond et al. 2004).
en India, a través de Myanmar, Tailandia, el sur de China,
Camboya, Laos, Vietnam y las Filipinas, hasta Sumatra
(Kowal 1966; Richardson y Rundel 1998).
4
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 5

Otros ambientes fuertemente dependientes del fuego incluyen


bosques de tipo mediterráneo, matorrales y sabanas dispersas
por todo el mundo; bosques de coníferas boreales y de clima
templado y bosques y pastizales dominados por encinos de
América del Norte, Asia central, China, Rusia y Mongolia,
y bosques de eucaliptos, sabanas y brezales de Australia.

Ecosistemas sensibles al fuego


Los ecosistemas sensibles al fuego no se han desarrollado con
el fuego como un proceso importante y recurrente. Las
especies de estas áreas carecen de las adaptaciones para
responder a los incendios y la mortalidad es alta incluso cuan-
do la intensidad del fuego es muy baja (figura 4). La estructura
y la composición de la vegetación tienden a inhibir la ignición
y la propagación del fuego. En otras palabras, no son muy
inflamables. Bajo condiciones naturales y sin perturbaciones,
el fuego puede ser un evento tan raro que estos ecosistemas
pueden ser considerados independientes del fuego. Los incen-
dios se convierten en un problema sólo cuando las actividades
humanas fragmentan estos ecosistemas, los combustibles se a.
alteran y las igniciones aumentan. A medida que los incendios
se vuelven frecuentes y extendidos, el ecosistema se desplaza
hacia una vegetación más propensa al fuego. Los bosques
tropicales se convierten en sabanas de pastos introducidos
(Cochrane 2001; Cochrane y Laurance 2004; D’Antonio
1992) y los pastizales semiáridos se ven invadidos por pastos
no nativos que crean un combustible continuo (McPherson
1997). En términos de área, el 36% de las ecorregiones está
dominado por ecosistemas sensibles al fuego (Hardesty et al.
2005).

Los ejemplos de ecosistemas sensibles al fuego incluyen una


amplia variedad de bosques latifoliados tropicales y subtropicales
que se encuentran en gradientes tanto altitudinales como de
humedad y bosques latifoliados y de coníferas de zonas
templadas en el extremo más húmedo del gradiente de
humedad. Hay varios ecosistemas de categoría incierta, tales
como el matorral chileno, un matorral de tipo mediterráneo.
Si bien es inflamable, parece carecer de las respuestas
regenerativas de las especies que se encuentran en otros tipos
de matorrales mediterráneos en todo el mundo (Armesto y
Gutiérrez 1978; Montenegro et al. 2004). En algunos b.
Figura 3. Muchas especies en ecosistemas dependientes del fuego
ecosistemas, el papel ecológico del fuego simplemente no
desarrollan adaptaciones, no sólo para sobrevivir al fuego, sino
ha sido identificado. también para responder a éste reproductivamente. a. Estado vegeta-
tivo de Bulbostylus paradoxa (Cyperaceae), una especie de cobertura
Ecosistemas influidos por el fuego del suelo común en las sabanas de América Central y de
Esta categoría incluye tipos de vegetación que se encuentran Sudamérica. b. Bulbostylus paradoxa en flor pocos días después de
frecuentemente en la zona de transición entre los ecosistemas depen- un incendio. Es probable que esta especie sólo florezca después
dientes del fuego y los ecosistemas sensibles al fuego o de quemarse. La presencia de especies con adaptaciones tan
fuertes al fuego es un indicador de una larga historia de incendios
independientes del fuego (figura 5), pero en última instancia puede frecuentes. Fotos tomadas en las sabanas de pino al este de
incluir tipos de vegetación más amplios en los cuales las respuestas de Honduras. (Fotos de R. Myers)
las especies al fuego todavía no han sido documentadas y el papel del
fuego en el mantenimiento de la biodiversidad no se reconoce. En los ecosistemas influidos por el fuego, los incendios gene-
En general, éstos son ecosistemas sensibles al fuego, pero que con- ralmente se originan en la vegetación adyacente dependiente
tienen algunas especies que pueden responder positivamente a las del fuego y se propagan en grado variable y a intervalos
perturbaciones del fuego, o ecosistemas que podrían subsistir sin la variables hacia la vegetación influida por el fuego, si bien un
presencia del fuego, pero en los cuales las perturbaciones del fuego nivel bajo de tala y quema tradicional con fines agrícolas puede
juegan un papel en la creación de ciertos hábitats, favoreciendo la haber sido una importante fuente endógena de ignición. Aquí,
abundancia relativa de ciertas especies y manteniendo la biodiversidad. el fuego puede ser un factor importante en la creación de

5
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 6

La fuente de amenazas del


fuego a la biodiversidad
La naturaleza de las amenazas relacionadas con el fuego varía
según las respuestas del ecosistema y las adaptaciones de las
especies al fuego. Una amplia variedad de ecosistemas sensibles
al fuego en los trópicos y en otras partes se ve amenazada por las
actividades del uso del suelo y los esfuerzos de conversión de la
vegetación que usan el fuego o aumentan las probabilidades de
ignición. La vegetación de bosque que raramente se quema y que
normalmente resiste al fuego está sufriendo modificaciones
como un resultado de las actividades humanas, de manera tal que
el fuego está entrando a estos ecosistemas a intervalos cada vez
más cortos. Un incendio inicial es generalmente de intensidad
muy baja, pero el impacto es severo, muerte de los árboles,
aumento de la carga de combustible y apertura del dosel, lo que
permite que los combustibles se sequen y que los pastos y hele-
chos crezcan. Sin igniciones subsiguientes los bosques pueden
recuperarse, pero la tendencia predominante es un aumento de
las igniciones que llevan a quemas sucesivas y a cambios rápidos
en la estructura de la vegetación y en las características del com-
bustible. El fuego crea un círculo de retroalimentación positiva
que tiene como consecuencia un aumento de la inflamabilidad y
condiciones más secas (Cochrane 2001; 2003) (figura 6).
Figura 4. Bosque húmedo tropical sensible al fuego en el Amazonas
brasileño. Los incendios son generalmente de intensidad muy baja,
pero dado que la vegetación carece de adaptaciones para sobrevivir Estos ecosistemas sensibles al fuego se ven expuestos ahora a
al fuego, los impactos son altos. El fuego abre el dosel permitiendo igniciones frecuentes y requieren medidas urgentes y agresivas
que el piso del bosque se seque y que crezcan pastos y helechos para contrarrestar las fuentes de las amenazas o mitigar sus
inflamables. (Foto de Mark Cochrane) impactos. Es poco probable que la experiencia adquirida en la
prevención y lucha contra incendios en ecosistemas templados y
ciertos hábitats, al abrir los doseles del bosque o de los boreales se pueda transferir a los ambientes tropicales, principal-
arbustos, iniciando una sucesión y manteniendo la vegetación mente debido a los diferentes contextos sociales y económicos y
de transición. Los ecosistemas influidos por el fuego presentan a los costos asociados con la alta tecnología de la supresión del
desafíos al manejo debido al papel sutil que el fuego juega en fuego. Se debe hacer más hincapié en las causas subyacentes de
ellos. Entre los ejemplos se incluyen la zona de transición de los incendios y en el desarrollo de soluciones sostenibles locales y
bosque esclerófilo húmedo entre la sabana y el bosque lluvioso regionales (Hoffman et al. 2003).
que ocurre en el noreste de Queenslands (Russell-Smith y
Stanton 2002), la vegetación riparia o los bosques de galería Por otra parte, en tanto que los gobiernos, las entidades
a lo largo de los cursos de agua en la vegetación de sabana o encargadas del manejo de la tierra y los científicos intentan hacer
pastizal (Kellman y Meave 1997), las “islas” de vegetación frente a las amenazas relacionadas con el fuego mediante
sensible al fuego a menudo inmersas en una matriz de cambios en las políticas, incentivos y programas de prevención y
vegetación propensa al fuego, como las llamadas “hammocks” supresión basados en la comunidad, existe el peligro de que el
en los Everglades de Florida (Myers 2000) y modelos de papel vital y la necesidad del fuego en muchos ecosistemas se
vegetación similar en el Pantanal de Brasil, y ciertos tipos pasen por alto, como sucedió en muchas partes de Estados
de bosque tropical y subtropical, como los identificados en Unidos durante el último siglo y como ocurrió en partes de
Mesoamérica, donde el fuego ha mantenido el predominio Australia y Canadá. Existe la idea equivocada (por lo menos
de la caoba (Swietenia macrophylla) y otras especies asociadas entre profesionales del manejo del fuego y el público interesado
(Snook 1993). en climas templados) de que los trópicos son una vasta área de
bosque lluvioso sensible al fuego, amenazada por una proli-
El cambio climático puede causar cambios significativos en la feración de incendios inducidos por la tala y las quemas agrícolas.
estructura y desplazamientos en la ubicación de los ecosistemas En realidad, los trópicos incluyen algunos tipos de bosque latifo-
influidos por el fuego. En otras palabras, es posible que sea liado en los cuales los incendios periódicos son parte del sistema,
en estos sistemas que los desplazamientos en la vegetación es decir, ecosistemas influidos por el fuego, pero donde las que-
inducidos por el cambio climático se vuelvan más evidentes mas excesivas son una clara amenaza. Los trópicos y los subtrópi-
en el corto plazo. cos también albergan ecosistemas y hábitats que requieren fuego.

6
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 7

Figura 5. Transición entre una sabana dependiente del fuego (Cerrado, áreas de verde claro) y un bosque húmedo/seco tropical sensible al fuego
(áreas de verde oscuro). En la sabana, todos los años ocurren incendios encendidos por rayos que, periódicamente y en grado variado, queman
ladera abajo y entran al bosque latifoliado. Estos incendios, relativamente raros, pueden ser importantes para crear rincones de regeneración para
algunas especies de árboles. La vegetación de transición puede considerarse influida por el fuego. Parque Nacional Noel Kempff, Bolivia.
(Foto de Hermes Justiniano)

Es muy posible que muchos de estos ecosistemas dependientes La Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), en un número
del fuego estén quemándose demasiado en la actualidad, pero especial de Aborvitae dedicado al fuego (Stolton y Dudely, eds.
también hay una escasez general de información acerca de la 2003), sostiene que:
naturaleza y la adecuación ecológica de los actuales regímenes
de fuego en muchos de ellos. “La perturbación está presente en todos los ecosistemas
naturales. Por lo tanto, el manejo de bosques debe tener
La falta de información acerca de la función del fuego en en cuenta la posibilidad de episodios imprevistos de
estos ecosistemas y el fracaso en entenderlo, junto con la perturbaciones naturales, incluido el fuego. Asimismo, los
implementación de esfuerzos a escala nacional y en el ámbito administradores deben distinguir entre incendios dañinos
comunitario para controlar y prevenir todos los incendios, tienen e incendios inofensivos o beneficiosos. A veces, el fuego
el potencial de llevar a muchas tierras de importancia para la es un elemento esencial en la regeneración del bosque o
conservación por el mismo camino de exclusión ecológicamente suministra beneficios tangibles a las comunidades locales;
inadecuada del fuego que siguió Estados Unidos hace varias en otros casos, destruye bosques y tiene consecuencias
décadas, con resultados similares: vegetación alterada, destrucción graves a escala social y económica”.
de hábitats, pérdida de especies, incendios forestales destructivos y
degradación de las cuencas de agua.

Retroalimentación del microclima


Producción maderera,
colonización agrícola,
fragmentación, aumento de Retroalimentación de inflamabilidad
las igniciones

Vegetación
Pastizales/
forestal Fuego sabanas
sensible al fuego

Pastos
introducidos
no nativos

Figura 6. Modelo conceptual que describe el cambio rápido de vegetación forestal sensible al fuego a pastizales o a sabanas propensas al fuego
cuando, después de una quema inicial del bosque, continúan existiendo fuentes de ignición. La producción maderera y el clareo agrícola maneja-
dos de manera inadecuada son las fuerzas que inician el cambio. Los pastos no nativos entran en el proceso como resultado de la apertura inicial
del dosel del bosque, pero su propagación y predominancia son consecuencia de la retroalimentación que produce condiciones más secas y más
inflamables. Si bien el proceso podría operar en ambas direcciones (es decir, un período largo sin incendios podría causar una transición de
vuelta al bosque), es predominantemente unidireccional y ocurre en todo el mundo en los trópicos y en los subtrópicos en bosques que van
desde ambientes secos hasta húmedos. (Adaptado de Cochrane 2001)
7
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 8

Regímenes de fuego alterados: Una amenaza a la


conservación, a la biodiversidad y a la sociedad
Un régimen de fuego se define como un conjunto de condiciones Un régimen de fuego alterado o indeseable es aquél que ha sido
recurrentes del fuego que caracteriza a un ecosistema dado. modificado por actividades humanas tales como la supresión
Estas condiciones están inscritas en un rango específico de y prevención de incendios, las quemas excesivas o inadecuadas,
frecuencia, comportamiento del fuego, severidad, momento la conversión del ecosistema o la fragmentación del paisaje,
y tamaño de la quema, modelo de propagación del fuego y hasta el punto en que el régimen de fuego actual afecta
modelo y distribución de la quema. Si se elimina o se aumenta negativamente la viabilidad de los ecosistemas deseados y la
el fuego o se altera o restringe uno o más de los componentes sostenibilidad de los productos y servicios que estos ecosis-
del régimen del fuego de manera tal que el rango de variabili- temas proveen. The Nature Conservancy, una organización
dad en un ecosistema dado ya no sea el adecuado, este ecosis- conservacionista internacional sin fines de lucro dedicada a la
tema se transformará en algo diferente y se perderán hábitats conservación de la biodiversidad mediante la protección y el
y especies. manejo adecuado de las tierras de conservación en el mundo,
identificó los regímenes de fuego alterados como una de las
Prácticamente todos los ecosistemas terrestres tienen un principales amenazas a la biodiversidad (Hardesty et al. 2005).
régimen de fuego, es decir, una historia de fuego que ha Las fuentes de origen humano de la amenaza incluyen:
moldeado o afectado la estructura y la composición de las
especies. En los bosques tropicales latifoliados, este régimen 1. Igniciones para clareos con fines agrícolas y preparación
puede consistir en incendios muy pequeños que afectan una de sitios tanto por parte de agricultores rurales como de
parte minúscula del ecosistema en cualquier año dado, grandes empresas comerciales;
acompañados quizás por un incendio grande a nivel de paisaje
que ocurre una vez cada cientos o miles de años y del cual 2. Otras actividades relacionadas con el clareo de tierras o el
el bosque se recupera. Estos grandes incendios en bosques uso del suelo que aumenten la cantidad de combustibles y
tropicales generalmente ocurren durante períodos de su inflamabilidad, por ejemplo, el manejo inadecuado de la
sequía prolongados asociados con los eventos de El Niño. tala o el aumento de la población combinado con la con-
Estadísticamente, cualquier punto dado en el terreno puede tinuación de los usos tradicionales del fuego para la caza,
no quemarse por cientos o miles de años. Incluso los las mejoras de los accesos, el control de las pestes, la seña-
ecosistemas dependientes del fuego pueden quemarse de lización y la mejora en la producción de forraje o de frutas;
manera inadecuada por demasiado o muy poco fuego, o
incendios que ocurran en las estaciones equivocadas. 3. Igniciones por venganza o por protesta, incendios
intencionales, disturbios civiles y migración;
Un régimen de fuego ecológicamente adecuado es aquél que
mantiene la viabilidad o la estructura, la composición y el 4. El pastoreo, los cambios en las prácticas de pastoreo o el
funcionamiento deseados del ecosistema. No es necesaria- abandono de éstas (las cuales, según el ambiente, pueden
mente un régimen natural del fuego. Los seres humanos han aumentar o disminuir la frecuencia del fuego o alterar la
afectado el régimen del fuego durante miles de años. En estación de las quemas);
lugares de vegetación propensa al fuego habitados por per-
sonas, éstas tienden a quemar la vegetación por una variedad 5. Especies invasoras que siguen a la perturbación provocada
de razones y tienden a quemarla frecuentemente. En muchas por la tala, la construcción de caminos y el clareo de tie-
áreas, las igniciones causadas por seres humanos pueden haber rras y alteran las características del combustible;
jugado un papel importante en la creación y extensión de tipos
de ecosistemas y estructuras de vegetación específicos que 6. La fragmentación del paisaje, que puede limitar la
actualmente tienen valor de conservación. Las preguntas propagación de incendios al interrumpir la continuidad
importantes que se deben formular desde el punto de vista de del combustible o aumentar su número debido al aumento
la conservación son: ¿Cuál es el valor de conservación de un de la población humana y a la proliferación de bordes
tipo de ecosistema propenso al fuego, dado o deseado, o una inflamables del bosque;
estructura de vegetación en esa misma situación, y cuál es el
régimen de fuego que mantendrá estos valores? La pregunta no 7. Cambio climático que afecta las estaciones
es necesariamente si los incendios que lo mantienen o que lo húmedas/secas, los desplazamientos de vegetación y
crearon fueron o son de origen natural o humano. combustibles y/o la productividad de la vegetación.

8
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 9

Enfoques integrales y colaborativos ecológicos y


sociales para reducir la amenaza de los regímenes
de fuego alterados
Por consiguiente, para hacer frente a la amenaza planteada por
los regímenes alterados del fuego se requiere:
n

Su 1. Comprender el papel ecológico del fuego;


ció

pre
ven

si
ón 2. Comprender las causas subyacentes de mucho fuego o muy
Pre

poco fuego, tales como por qué las personas queman, por
Manejo qué queman de la manera en que lo hacen y cómo se ven
del fuego afectadas por los incendios;

3. Buscar soluciones sostenibles mediante el desarrollo de


Uso del fuego enfoques integrales para el manejo de incendios que ocurren,
o que son necesarios, en las áreas naturales protegidas, en
las zonas de conservación y en comunidades inmersas,
Figura 7. Triángulo de manejo del fuego. El manejo del fuego es la adyacentes o localizadas en zonas aledañas.
aplicación de tecnologías y herramientas adecuadas para la
prevención, la supresión y el uso del fuego a fin de hacer frente Sin comprender primero el papel ecológico del fuego es
a los problemas de los incendios forestales.
imposible tomar decisiones sobre si las personas queman
demasiado o no queman lo suficiente.
El manejo del fuego es la gama de decisiones y acciones técnicas posibles
dirigidas a la prevención, detección, control, contención, manipulación o
El Manejo Integral del Fuego se define como un enfoque para hacer
uso del fuego en un paisaje dado para cumplir con metas y objetivos
frente a los problemas y a las preocupaciones causados por los incendios,
específicos. Se puede imaginar el manejo del fuego como un
tanto dañinos como beneficiosos, dentro del contexto de los ambientes
triángulo cuyos lados son la prevención, la supresión y el uso
naturales y de los sistemas socioeconómicos en los que ocurren, mediante
del fuego (figura 7).
la evaluación y el balance de los riesgos relativos planteados por el fuego
con los papeles ecológicos y económicos beneficiosos o necesarios que puede
La importancia o prioridad de un lado depende del ambiente
jugar en un área de conservación, región o paisaje determinado. El
natural y cultural en el cual ocurren los incendios, las condi-
Manejo Integral del Fuego facilita la implementación de métodos eficaces
ciones específicas de un incendio dado y las metas de manejo
en relación con su costo, tanto para prevenir incendios destructivos, como
del área.
para mantener regímenes de fuego deseables. Cuando los incendios ocu-
rren, provee un contexto para (1) evaluar si los efectos serán perjudiciales,
El manejo del fuego no es la única solución a los problemas
beneficiosos o benignos; (2) sopesar los beneficios y los riesgos relativos, y
que el fuego causa. Muchos países han desarrollado enfoques
(3) responder adecuada y eficientemente sobre la base de objetivos estable-
técnicos a escala nacional, desde arriba hacia abajo, para reducir
cidos para el área en cuestión. El manejo de los aspectos beneficiosos de los
los peligros del fuego y mejorar la capacidad de supresión
incendios puede incluir varias formas de uso del fuego (Myers 2006).
siguiendo el modelo de las organizaciones de manejo del fuego
de los Estados Unidos, Canadá, Australia, España y otras partes
El Manejo Integral del Fuego integra (1) los tres componentes
(Moore et al. 2003). También han aprobado leyes prohibiendo
técnicos del manejo del fuego: prevención, supresión y uso del
o restringiendo el uso tradicional del fuego. Con frecuencia, los
fuego con (2) los atributos ecológicos clave del fuego, es decir,
esfuerzos de estos organismos gubernamentales no han tenido
el régimen de fuego ecológicamente adecuado y (3) las necesi-
éxito en involucrar a la población local la cual, en muchos
dades socioeconómicas y culturales del uso del fuego junto con
lugares, no sólo necesita el fuego y es la principal fuente de
los impactos negativos que el fuego puede tener sobre la
ignición de la mayoría de los incendios, sino que también es el
sociedad.
segmento de la población que se ve más afectado por ellos
(Ganz y Moore 2002). Estas políticas tampoco han tomado en
cuenta la importancia y el papel beneficioso del fuego en
muchos ecosistemas.

9
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 10

Estos tres aspectos del manejo integral del fuego pueden


describirse por medio de otro triángulo: el Triángulo del Componentes de un
Manejo Integral del Fuego (figura 8).
enfoque integral del
manejo del fuego

Ne
go

ces
e
de :
l fu

C des
uso go

ida
ult e im
n y fue

ura pact
El Manejo Integral del Fuego puede ser aplicado en múltiples
pre el

escalas, desde los incendios individuales en las comunidades

de os soc
, su jo d
si ó

locales y las áreas de conservación hasta las políticas y los

l fu ioec
Manejo
nc ne

planes en materia de incendios del gobierno nacional y la

eg onóm
Ma
ión

Integral

o: ico
cooperación multinacional. El Manejo Integral del Fuego
ve

del Fuego requiere la comprensión de los beneficios y los riesgos del


Pre

fuego y el desarrollo de soluciones integrales a los problemas


Ecología del fuego: s del fuego mediante la implementación de estrategias que se
Atributos ecológicos clave del fuego ocupen eficazmente tanto de los incendios beneficiosos como
de los destructivos (figura 9). Las estrategias del Manejo
Figura 8. El triángulo del Manejo Integral del Fuego presenta un Integral del Fuego, ya sea que se centren en incendios
marco conceptual que integra las percepciones básicas de la beneficiosos, dañinos o en ambos, incluyen:
co munidad respecto al fuego, su necesidad de utilizarlo y los
papeles beneficiosos y dañinos que el fuego puede jugar en los 1. La evaluación y el análisis de las necesidades y los
ecosistemas, con todos los aspectos del manejo del fuego.
problemas;
Este triángulo comunica la noción de que las decisiones de 2. La identificación de las metas de manejo del fuego
manejo del fuego deben tomarse dentro de los contextos y la condición futura deseada;
ecológicos y socioeconómicos/culturales en los cuales los
incendios ocurren o de los cuales están siendo excluidos. 3. El desarrollo y la implementación de políticas adecuadas
Esta integración ayudará a asegurar que se encaren las causas en materia del fuego;
subyacentes del fuego y la propensión ecológica y la necesidad
de ciertos ecosistemas de quemarse. De lo contrario, los 4. El diseño de estrategias de prevención de incendios ade-
resultados no serán los deseados y llevarán a cambios en la cuadas a la situación ecológica y social;
vegetación, a un aumento en los incendios destructivos tanto
para el medio ambiente como para la subsistencia humana y a 5. La implementación de estrategias de uso del fuego;
la pérdida de biodiversidad, todos éstos con un alto costo
económico. 6. El fortalecimiento de la preparación para enfrentar el
fuego y la respuesta a éste en todos los niveles;
La visión del Manejo Integral del Fuego es: reducir marcada-
mente y de manera medible las amenazas del fuego a las áreas 7. La implementación de acciones de recuperación,
de conservación en tierras comunitarias y privadas y en las restauración y mantenimiento de los ecosistemas;
cuencas, mediante el mantenimiento del rango ecológicamente
aceptable de variación de los regímenes del fuego y mejorando 8. Investigación (por ejemplo, ecología del fuego,
las tendencias en las tierras que se están quemando demasiado, comportamiento del fuego, ciencias sociales).
de manera inadecuada o que no se queman lo suficiente.
Todas las estrategias y acciones están impulsadas por el manejo
Las metas del Manejo Integral del Fuego son: adaptativo, es decir, la retroalimentación de tendencias obser-
1. Aumentar el apoyo entre los encargados de tomar decisiones vadas en el monitoreo y la transferencia de lecciones aprendidas.
a niveles múltiples, como lo demuestra la eficacia de las
instituciones encargadas del manejo del fuego a nivel local y 1. Evaluación y análisis de las necesidades
nacional, mediante
y los problemas
2. la integración de las necesidades y los beneficios biológicos, El primer paso en el desarrollo y la implementación del
ambientales y sociales en los programas y respuestas de Manejo Integral del Fuego requiere:
manejo del fuego, de manera que
A. Evaluación de los papeles ecológico, social, cultural y
3. se logren soluciones sostenibles y social y ecológicamente económico del fuego dentro de un área determinada o
aceptables a los problemas del fuego. de una región de interés;
B. Determinación del nivel y las causas subyacentes de las
amenazas relacionadas con el fuego, además del grado y
la tendencia de degradación o mejora del ecosistema;

10
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 11

Multinacional
Nacional
Local
Análisis: Beneficios y daños potenciales
ambientales, sociales y económicos

Estrategias de uso del fuego Estrategias de


Incendios beneficiosos Prevención/Supresión
Soluciones Incendios destructivos
es decir, los beneficios son
Integrales es decir, los riesgos son mayores
mayores que los riesgos
para el Manejo que los beneficios
del Fuego
Aumento de beneficios, disminución de daños

Retroalimentación
Ecosistemas y medios de subsistencia sostenibles para el manejo
adaptativo

Figura 9. El Manejo Integral del Fuego involucra la identificación y el análisis de los posibles beneficios y daños ambientales, sociales y económicos
del fuego a escala local, regional, nacional o multinacional. Cuando los beneficios del fuego son mayores que los riesgos de los daños, las estrategias
de uso del fuego son predominantes. Cuando los aspectos dañinos de los incendios son mayores que los beneficios, predominan las estrategias
de prevención y supresión. Las soluciones integrales requieren evaluaciones adecuadas, establecimiento de metas, políticas públicas, educación,
tecnologías de manejo del fuego y una evaluación general. Los ecosistemas y los sustentos sostenibles se promueven mediante un aumento en los
beneficios del uso del fuego y en una disminución de los daños provocados por los tipos indeseables de incendios. En la mayoría de las situaciones
reales, hay una combinación de estrategias de uso del fuego y estrategias de prevención y supresión que puede aplicarse en múltiples escalas,
desde los efectos de un solo incendio hasta la cooperación multinacional.

C. Comprensión de los combustibles, su comportamiento diferentes en distintos lugares de un área de conservación a fin de
en relación con el fuego y los efectos potenciales de mantener y proteger ejemplos deseados de cada ecosistema.
los incendios;
Contexto económico y social
D. Determinación de la naturaleza de otras amenazas que Las personas usan el fuego para satisfacer necesidades básicas y
interactúan con el fuego tales como el uso del suelo, las para facilitar actividades importantes como la caza, el estímulo de
especies invasoras y el cambio climático. plantas deseables usadas para alimentación u otras necesidades (por
ejemplo, fibra, combustible, madera), el clareo de la vegetación con
Todas estas acciones deben realizarse en una escala ecológicamente fines agrícolas (figura 10), la mejora del forraje para los animales
relevante, es decir, a través de límites de propiedad. domésticos, el control de las pestes y los viajes y las comunicaciones
entre puntos distantes. En lugares en los cuales la vegetación no es
Papel ecológico e impacto del fuego propensa al fuego, las actividades humanas casi siempre alteran la
Es esencial identificar y comprender cómo varían los ecosistemas en estructura y las características de los combustibles, lo que en última
su propensión a quemarse y en sus respuestas después de la quema. instancia lleva a una vegetación más inflamable, es decir, los ecosis-
Generalmente, los ecosistemas pueden clasificarse en una de las tres temas dependientes del fuego que se queman frecuentemente se
categorías de respuesta al fuego ya mencionadas: dependientes del expanden a costa de los ecosistemas menos tolerantes al fuego.
fuego, sensibles al fuego e independientes del fuego. La condición y Puede ser que se desarrollen tipos de vegetación nueva, propensa al
la dinámica de los ecosistemas influidos por el fuego también deben fuego, tales como las sabanas y los pastizales dominados por especies
ser identificadas. Cada una requiere enfoques y acciones diferentes no nativas. Estas tendencias se frenan o se invierten solamente en
en el manejo del fuego. También es importante entender cómo el los lugares en donde se imponen restricciones sociales con éxito o
fuego afecta a los elementos de conservación importantes, tales donde se otorgan incentivos. En muchos lugares, las presiones de la
como las especies clave, las especies raras y amenazadas y las población rural en expansión, así como la colonización y la posterior
especies que controlan el régimen del fuego. conversión de tierras naturales, están superando la capacidad de
muchos ecosistemas de persistir en presencia de los combustibles
Una evaluación puede tener que encarar las cuestiones relacionadas cambiantes y de un aumento de los incendios. Es importante ver a
con dos o más categorías de respuesta al fuego en situaciones en las las personas no sólo como la causa del problema del fuego sino, más
cuales dos o más tipos de respuesta ocurren dentro de un área de bien, como la fuente de posibles soluciones.
conservación específica o una región de interés, y debe tomar en
cuenta las relaciones dinámicas que ocurren entre ellas. Por ejemplo, Debemos identificar no sólo por qué y cómo la gente quema y por
los incendios que se originan en los ecosistemas dependientes del qué lo hacen de una manera determinada, sino también quién
fuego pueden entrar a los ecosistemas influidos por el fuego o sensi- realiza las quemas. En algunas culturas, en especial en África, son las
bles a éste, afectar sus límites o limitar su extensión. Los límites se mujeres las que realizan las quemas, por lo que en estos casos los
desplazarán en respuesta a cambios en la incidencia y en la estación programas educativos deben ser diseñados para las mujeres y
de las igniciones de origen humano, y debido a tendencias climáticas dirigidos a ellas.
de corto, mediano o largo plazo. Puede ser necesario usar estrategias

11
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:37 AM Page 12

Figura 10. Las técnicas de tala y quema para preparar la tierra para la plantación de cultivos se usan ampliamente en tierras forestales en los
trópicos. Los incendios que escapan el control en esas parcelas son una de las fuentes de incendios destructivos en los bosques tropicales.
(Foto de Carlos Pinto)

El uso del fuego por un segmento de la sociedad puede no ser severas, y algunos incluso tienen por costumbre iniciar fuegos
compatible con las necesidades y los deseos de otros segmentos para quemar a favor del viento o ladera arriba, creando así
de la sociedad. La quema anual para la mejora del forraje puede incendios que pueden escapar al control más fácilmente. Puede
reducir la disponibilidad de madera para combustible para un ser que quemen de esta manera porque éstas son las únicas
segmento diferente de la sociedad. Frecuentemente, la calidad condiciones que les permiten obtener los resultados económicos
del aire y la salud humana están reñidas con el uso del fuego. que necesitan en ese ambiente en particular. No se ganará
La gente también quiere protegerse de los incendios que mucho tratando de convencer a los agricultores que quemen
destruyen sus propiedades o sus medios de subsistencia. Ellos durante la noche o con fuegos en retroceso o ladera abajo si
deben ser educados en cómo prevenir incendios indeseables o estos cambios afectan a su subsistencia de manera negativa.
dañinos y cómo protegerse a sí mismos y a su propiedad del
fuego. También deben tener una comprensión básica de la Los agricultores de subsistencia tienen pocos incentivos o
función del fuego en los ecosistemas en los cuales viven y de la libertad de acción para adoptar tecnologías que no han sido
propensión de ciertos tipos de vegetación a quemarse. Las comprobadas sin tener la seguridad de que su producción no se
estrategias pueden variar desde mensajes y programas Fire verá afectada negativamente. Si no se reconocen y comprenden
Smart (inteligencia frente al fuego) usados en Canadá, los estas diferencias ambientales y los impactos económicos,
Firewise Communities (comunidades abocadas a la prevención se pueden desarrollar políticas y programas educativos inade-
de incendios) de los Estados Unidos y el programa para la cuados. Los lineamientos relativos a las prácticas de quema
reducción de la pobreza Working on Fire (trabajando con el seguras deben ser adaptados a las situaciones locales. Puede ser
fuego) de Sudáfrica, hasta los cuerpos de bomberos volunta- que las prácticas de cortafuegos más amplios o tener más gente
rios, a nivel de la comunidad, que se están formando en el sur y cuidando un incendio sean más eficaces que tratar de cambiar
sureste de Asia, América Latina y África. El uso del fuego el momento de la quema.
puede ser una estrategia importante en la protección de la
gente contra los incendios destructivos. Es muy poco probable que un agricultor de subsistencia tome
el riesgo de alterar sus prácticas de quema o que participe en
El manejo de incendios requiere comprender (1) cómo y por un programa de manejo del fuego a nivel de la comunidad a
qué diferentes grupos culturales ven y usan el fuego en menos que esté convencido de que sus beneficios excederán a
ambientes específicos, (2) cómo los incentivos económicos sus costos. Los agricultores simplemente no pueden correr el
afectan a las decisiones sobre el uso del suelo y, por lo tanto, a riesgo de realizar una actividad nueva o modificar una práctica
las quemas y (3) cómo las políticas gubernamentales afectan las existente, si el hacerlo puede reducir o afectar negativamente a
actitudes humanas relacionadas con el fuego que pueden ayu- su producción que ya se encuentra en un nivel de subsistencia.
dar o dificultar la implementación de métodos más informados Esto significa que las técnicas o las actividades comunitarias
de su manejo y cómo estas políticas se arraigan en las actitudes. deben ser comprobadas y apoyadas con producción o datos
económicos antes de que la gente comience a participar.
Es importante comprender por qué la gente quema de la ma-
nera en que lo hace. Las personas queman de diferentes Combustibles y comportamiento del fuego
maneras según sus objetivos y el ambiente en el que viven. Los incendios en el paisaje no pueden ser manejados sin
Por ejemplo, los agricultores en los trópicos húmedos a comprender las características básicas del combustible y cómo
menudo queman durante lo que la mayoría de los encargados estas características, combinadas con la topografía y las
del manejo del fuego consideraría condiciones de quema condiciones climáticas, influyen el comportamiento del fuego.

12
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 13

La comprensión de los combustibles y de cómo los de contacto entre zonas urbanas y tierras silvestres y paisajes
combustibles pueden ser manejados y manipulados para fragmentados; (4) cambios en los regímenes hidrológicos
obtener los efectos deseados es esencial para (1) contener y mediante el drenaje o el uso del agua; (5) la introducción y
controlar los incendios, (2) reducir la intensidad del fuego y propagación de especies invasoras que son inflamables y, por lo
(3) producir y mantener las condiciones deseadas tanto en los tanto, capaces de apropiarse del régimen de fuego [general-
ecosistemas naturales como en los paisajes domesticados. El mente estas especies invasoras están estrechamente asociadas
conocimiento del comportamiento del fuego y su relación con con (1) y (2)], y (6) cambio climático.
los combustibles y los regímenes del fuego es un requisito
esencial para la efectividad de las decisiones de manejo del 2. Metas de manejo del fuego y condición
fuego y de los programas educativos. futura deseada
Condiciones actuales
Evaluación de otras amenazas relacionadas El desarrollo de métodos y estrategias de manejo del fuego que
con el fuego cumplan con las metas de conservación y desarrollo de las áreas
El fuego está vinculado a otros problemas de conservación y protegidas, la comunidad y la región debe seguir una evaluación
amenazas a la biodiversidad, que incluyen: (1) las prácticas de cómo las historias del fuego y del uso del suelo han interac-
forestales o de tala inadecuadas, incluyendo las operaciones de tuado en el correr del tiempo para crear las condiciones
rescate posterior al incendio o de rehabilitación que cambian actuales en el sitio, y cómo estas condiciones pueden ayudar o
las características del combustible y, en algunas partes del dificultar el logro o el mantenimiento de las condiciones
mundo, están seguidas a menudo por la colonización agrícola deseadas. Algunos componentes o procesos que tienen lugar
concomitante con las prácticas de quema; (2) las prácticas de dentro de los ecosistemas y entre ellos pueden haber desapare-
pastoreo inadecuadas que pueden aumentar o disminuir los cido o sufrido alteraciones irreversibles, tales como la falta de
combustibles disponibles y pueden incluir quemas muy fre- conexiones entre hábitats, la extirpación de especies, la intro-
cuentes o durante la estación equivocada para ciertos grupos ducción de especies exóticas y los cambios en el régimen
de especies; (3) la construcción de caminos y la subdivisión del hidrológico. Es posible que ciertos componentes o procesos
paisaje para la construcción de hogares, los cuales crean puntos que no existían en el pasado controlen ahora el régimen del

a. b. c.
Bosque de
encino xérico
s
ndio
ince
Sin Incendios de
superficie
infrecuentes, de
Sabana de pino Mezcla de pino y Matorral de baja intensidad
Incendios de Pinus palustris Sin incendios matorrales de Incendios de pino y encino
superficie durante encino alta intensidad Pinus clausa
frecuentes, de 40-50 años
baja intensidad

Régimen de restauración Incendios de copa


infrecuentes, de
alta intensidad

Incendios frecuentes

Intervalo de retorno del fuego

Figura 11. Modelo ecológico conceptual simple que muestra la relación entre el régimen del fuego y el tipo de vegetación en las tierras altas
de Florida central, Estados Unidos. En suelos de composición idéntica, tres regímenes de fuego diferentes mantienen tres estados distintos
de vegetación estable: sabana de pino (a), matorral de pino y encino (c) y bosque de encino xérico (sin foto). Hay una etapa de transición con
una mezcla de especies de pino y matorrales de encino (b) que probablemente no perdura en ningún lugar fijo, pero que es probable que, en
cualquier momento dado, ocurra en algún lugar del paisaje. Las fotografías (a) y (b) son la misma vista tomada en 1929 (dos años después del
último incendio) y en 1984 (después de un intervalo de 57 años libre de incendios), respectivamente. Un sitio particular puede mantener los
cuatro tipos de vegetación. Las metas de manejo determinan dónde y cómo se manejará el fuego a fin de producir o mantener las condiciones
deseadas. Modelos más detallados podrán mostrar la variabilidad de los regímenes de fuego dentro de cada tipo de vegetación estable; por
ejemplo, diferentes frecuencias del fuego y modelos espaciales pueden producir diferentes densidades y clases de edad en los rodales en la
sabana de pino o en el matorral de pino y encino. (Adaptado de Myers 1985)
13
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 14

Los requisitos para lograr las condiciones deseadas pueden


Paisaje histórico variar desde la prevención y supresión de incendios hasta
el fomento de incendios que cumplan su papel ecológico
adecuado. Se pueden ilustrar y evaluar diferentes escenarios de
regímenes de fuego por medio de modelos ecológicos
conceptuales (figura 11) que muestran las relaciones entre los
tipos de vegetación y los regímenes del fuego. Las acciones de
restauración, tales como la reintroducción del fuego pueden,
en una etapa inicial, alejar al ecosistema de su estado deseado
Paisaje y puede llevar cientos de años establecer o restaurar las
Reserva desarrollado condiciones deseadas.

Dado que las reservas de conservación y las áreas naturales


protegidas son inevitablemente fragmentos o restos de tipos de
vegetación que una vez cubrieran un área mucho más extensa,
Ventana Microcosmos con frecuencia el fuego era un proceso que operaba a escalas
más grandes que el paisaje natural existente hoy día. Al adoptar
una decisión respecto a la condición futura deseada y cómo
deben quemarse o no quemarse los vestigios de un área en
particular, los encargados tienen a su disposición dos opciones
generales o modelos (figura 12):

1. Restaurar y mantener los vestigios del área como si fuera


Figura 12. Las opciones de manejo de un área de conservación en una “ventana” o muestra de lo que acostumbraba ocupar
los vestigios de un paisaje. Las parcelas pueden representar
diferentes tipos de vegetación mantenida por regímenes de fuego
el paisaje más amplio. Esto permite el mantenimiento de
únicos, o contener el mismo tipo de vegetación y representar una algunas representaciones amplias de vegetación que han
edad diferente desde la última quema. La “ventana” recrea o existido por mucho tiempo en el paisaje que perduró y
mantiene lo que ha estado históricamente en esa parte del paisaje. que pueden ser importantes para especies que necesitan
Otros hábitats se han perdido, pero las especies que necesitan hábitats extensos.
hábitats grandes se pueden beneficiar. El “microcosmos” crea y
mantiene la diversidad de hábitats que una vez existieron en el 2. Restaurar y mantener la parte restante como si fuera un
paisaje más amplio. La diversidad de hábitat es mayor, pero las
“microcosmos” de lo que existió en un paisaje mucho más
especies que necesitan un hábitat grande se perderán. Un enfoque
no es, en sí mismo, mejor que el otro; depende de las metas grande en el pasado mediante el manejo del fuego, de
relativas al vestigio de paisaje. manera que las quemas sean pequeñas en comparación
con lo que una vez existió en el paisaje histórico. Esto
fuego, por ejemplo, pastos invasores inflamables o la prolife- permite una mayor diversidad de hábitat pero a costa de
ración de bordes del bosque. Las condiciones del combustible las especies que requieren amplios hábitats específicos.
pueden haber sido alteradas hasta tal punto que la reintroduc-
ción del fuego pueda tener consecuencias indeseables, o que la Un ejemplo del segundo modelo es el Parque Nacional de las
supresión o prevención de incendios sea casi imposible. Un Emas en el Cerrado, en el centro de Brasil (figura 13). El
sitio o ciertos tipos de vegetación pueden necesitar períodos parque, compuesto de 131.868 hectáreas de pastizales y sabana,
de recuperación del ecosistema durante los cuales pueden ser está rodeado casi completamente por tierras agrícolas, excepto
necesarias quemas focalizadas con objetivos específicos o la por un corredor biológico que se está estableciendo para
exclusión agresiva de incendios y otros esfuerzos de restau- conectarlo con la región de Pantanal, la cual se extiende al
ración, tales como tratamientos mecánicos. suroeste. En las últimas décadas, el parque ha sufrido incendios
que han quemado al parque entero en una sola estación. Esto
Condición futura deseada sugiere que los incendios han operado históricamente en una
La condición futura deseada representa un arreglo espacialmente escala más amplia que el tamaño del parque. Los actuales
explícito de vegetación o modelos y procesos de la comunidad grandes incendios limitan temporalmente el hábitat del oso
biótica deseados, en un paisaje que proporcionará recursos y hormiguero gigante, el emú y a incontables otras especies, al
servicios sostenibles expresados en términos de metas de eliminar casi toda la cobertura, las fuentes de alimento, los
conservación o manejo. La condición futura deseada aprovecha refugios de escape y las fuentes de población para la recolo-
la historia, conocida o supuesta, de la vegetación, y/o las nización de las áreas quemadas. A fin de limitar el tamaño de
condiciones de referencia, es decir, ejemplos de vegetación que los incendios que ocurren cada año y para impedir que un solo
se considera que está en un estado relativamente prístino. Sin incendio afecte a todos los hábitats y refugios, los encargados
embargo, la condición futura deseada debe incorporarse en el del parque subdividen el parque anualmente con una serie de
contexto paisajístico existente tomando en cuenta el uso actual líneas negras (cortafuegos que se crean mediante quemas) muy
y deseado del suelo, los corredores biológicos y las zonas de largas, las cuales sirven para frenar la propagación del fuego.
amortiguamiento de las áreas de conservación. Hasta ahora no se han llevado a cabo quemas prescritas dentro

14
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 15

de las unidades delimitadas por las líneas negras porque las


quemas con fines de manejo están prohibidas en los parques
nacionales de Brasil. Sin embargo, la red de cortafuegos le
permite al parque quemarse como un microcosmos de cómo el
paisaje más amplio se quemaba en el pasado, dejando cada año
grandes parcelas sin quemar que sirven como refugio, fuentes
de recolonización y sitios de anidación para una multitud de
especies.

Metas y objetivos de manejo del fuego


Las metas de manejo del fuego definen el resultado específico
del manejo de incendios de manera integral a fin de proteger a
las personas y la propiedad, lograr la condición futura deseada,
mantener hábitats específicos y restaurar, mejorar o mantener
los servicios y productos de los ecosistemas. Estas metas de
manejo del fuego también deben alinearse con las metas
generales de conservación y con las necesidades más amplias de
la comunidad. Esto supone la restauración, el diseño y el man-
tenimiento de regímenes de fuego adecuados para elementos
de conservación específicos, tales como especies clave, tipos de
vegetación, modelos de paisaje o productos sostenibles. Las
estrategias pueden incluir la remoción, la mejora o la modifi-
cación de las fuentes de amenazas relacionadas con el fuego
tales como la falta de control de los incendios agrícolas; el
manejo de incendios no planificados con el fin de limitar sus Figura 13. Parte de una extensa red de cortafuegos creada
quemando “líneas negras” que subdividen una reserva de sabana
efectos perjudiciales y aprovechar sus beneficios, y la aplicación
en unidades de quema relativamente pequeñas para evitar que
del fuego en la forma de quemas prescritas para imitar el papel grandes incendios afecten a toda el área natural simultáneamente.
adecuado del fuego de manera segura y controlada. Parque Nacional de las Emas, Brasil. (Foto de Ary Soares)

3. Leyes, políticas y marco institucional como la agricultura, la silvicultura, el pastoreo, la caza, el clareo
de la tierra, la protección de las cuencas y el mantenimiento del
En muchos países, las leyes nacionales y locales en materia de
ecosistema y que satisfacen las necesidades específicas de las
incendios en la vegetación no son propicias para lograr las
especies prioritarias de plantas y animales. Las leyes y las políticas
metas de manejo adecuado del fuego o de conservación. Con
deben estar integradas y ser compatibles con otros usos del suelo
frecuencia, el papel del fuego en el mantenimiento de ciertos
y con otras políticas ambientales y de manejo del suelo y deben
ecosistemas no es reconocido dentro de la sociedad, ni siquiera
ocuparse eficazmente de cuestiones relacionadas con la tenencia
en círculos académicos, y mucho menos entre los encargados
de la tierra y la responsabilidad. Las instituciones que son
de tomar decisiones. Esto ha llevado a la aprobación de políti-
responsables por los usos del suelo que involucran el fuego, o
cas y leyes que consideran que todos los incendios son malos,
que los supervisan, deben estar integradas entre sí y deben tener
prohíben el uso de quemas prescritas en las áreas naturales
mensajes, incentivos y programas consistentes y compatibles.
protegidas, a pesar de los parques y las reservas tienen como
A menudo, los departamentos forestales se preocupan sólo de
metas establecidas mantener y restaurar los ecosistemas (que
los incendios forestales aunque muchos de estos incendios se
requieren fuego), y criminalizan el uso agrícola del fuego sin
originan en el sector agrícola.
comprender las necesidades de los agricultores de subsistencia
o proveer alternativas.
Un incentivo relativamente nuevo que puede ayudar a los
propietarios de las tierras a prevenir los incendios en la
Criminalizar el uso del fuego en vez de promover quemas
vegetación sensible a éstos es el pago por servicios ambientales.
seguras y eficaces puede tener como consecuencia un aumento
El mejor ejemplo de pago por servicios ambientales es, quizás,
en los incendios que escapan al control porque las personas
el programa innovador de Costa Rica, que paga a los propieta-
iniciarán incendios que ellos ven como necesarios pero los dejarán
rios de las tierras por mantenerlas forestadas y por restaurar
sin cuidado para que no se los pueda hacer responsables.
los bosques en las áreas que han sido taladas. Esto incluye
tomar medidas para reducir la posibilidad de incendios, lo que
Las leyes deben reflejar las necesidades de las comunidades
generalmente significa construir cortafuegos, que pueden o
rurales y promover el uso adecuado del fuego y, a la vez, pre-
no ser eficaces en frenar el fuego. El pago por servicios
venir igniciones no deseadas e incendios que escapan al control
ambientales puede expandirse con el fin de proporcionar a las
y que producen otros impactos negativos, tales como los efec-
comunidades locales recursos para apoyar a cuerpos de
tos en la calidad del aire. El mejor enfoque es a través de un
bomberos pagados y con base en la comunidad, que no sólo
sistema de incentivos, sanciones, educación y alianzas entre el
supriman los incendios indeseables sino que también realicen
gobierno y las comunidades que fomente los usos responsables
quemas prescritas, ayuden a los propietarios de tierras a
del fuego que apoyan y mejoran una variedad de actividades tales

15
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 16

Figura 14. Títeres que


describen al “fuego
bueno” y al “fuego
malo”, usados en
algunos programas
educativos en
América Latina para
explicar la función
dual que el fuego
puede jugar en los
ecosistemas y en las
comunidades.
(Fotos de R. Myers)

mantener sus quemas agrícolas y ganaderas bajo control, mensaje de “las dos caras del fuego” o del “fuego bueno” versus el
realicen quemas preventivas en áreas de alto riesgo antes “fuego malo” (figura 14). Los fuegos buenos son las quemas
de la estación de incendios y mantengan los cortafuegos. agrícolas que se mantienen bajo control. Los fuegos buenos
Los cuerpos de bomberos pueden ser financiados mediante también son los que arden en un ecosistema dependiente del
aranceles a los servicios de agua en las ciudades importantes fuego con un impacto negativo mínimo en la subsistencia y la
que obtienen su suministro de agua de las cuencas protegidas. propiedad de los seres humanos, y con beneficios a largo plazo.
El ingreso ayudaría a reducir la pobreza y mejorar la Los fuegos malos son los incendios agrícolas que escapan al
subsistencia de las comunidades locales. control y otros incendios que amenazan la vida y dañan la
propiedad y las áreas de conservación.
En regiones en las cuales la quema prescrita es una práctica
de manejo aceptada legalmente, los propietarios de tierras Demasiado a menudo, las campañas de prevención de incen-
necesitan protección contra la responsabilidad que las quemas dios se centran en la prevención de todos los incendios, incluso
puedan originar como un incentivo para mantener regímenes de en ecosistemas que deben quemarse y que posiblemente se
fuego adecuados. Asimismo, los organismos gubernamentales estén quemando adecuadamente por medio del uso tradicional
deben proteger a su personal contra las demandas personales y del fuego o en lugares donde las personas no tienen otra
proveer seguridad laboral si ocurren daños como consecuencia opción que usar fuego. En los mensajes de prevención, muy
de una quema que se realizó adecuadamente. El Estado de pocas veces se incorporan las percepciones culturales sobre los
Florida, en los Estados Unidos, tiene una ley que otorga el beneficios de la quema. La noción de que todos los incendios
“derecho a quemar” y que limita la responsabilidad de los son destructivos se arraiga en la mente y en las tradiciones de
propietarios que usan quemas siempre y cuando sigan el proceso las personas por medio de campañas como la de la popular
de planificación y aprobación sancionado por el Estado, que mascota Smokey Bear, la cual alienta la exclusión de incendios
incluye una certificación (es decir, un nivel determinado de en los Estados Unidos en todos los casos. Cuando los encargados
capacitación y experiencia), y cuando se pruebe que no hubo de las tierras de conservación reconocen la necesidad del uso
negligencia flagrante por parte del propietario de las tierras al del fuego, el público invariablemente expresa una resistencia
llevar a cabo la quema (Brenner y Wade 2003). considerable al manejo de incendios o a las quemas prescritas.

4. Prevención y educación En lugares en los cuales el fuego es una herramienta necesaria


La prevención de incendios forestales dañinos es un para mantener el sustento de las comunidades rurales, los
componente necesario de todos los enfoques del Manejo programas educativos y comunitarios deben centrarse en
Integral del Fuego, independientemente de las necesidades y el empoderamiento de las personas mediante incentivos,
de la tolerancia del ecosistema. En la mayoría de los lugares, a herramientas, información y aptitudes para ayudarlas a
pesar de que el fuego puede ser necesario, es muy raro que se mantener sus incendios necesarios bajo control, a fin de
toleren incendios forestales que ardan libremente debido al que las quemas cumplan con los objetivos individuales, de la
daño potencial a la propiedad y la vida humana. El método más comunidad y del ecosistema.
eficaz en relación a los costos es la prevención de los incendios
indeseables. Para limitar con éxito la cantidad de igniciones Cuando sea posible, el conocimiento tradicional debe ser
indeseables son necesarias varias estrategias: incorporado a los mensajes y a las actividades. Se debe guiar a
las comunidades para que puedan reconocer los beneficios
Educación económicos y sociales de mantener sus quemas bajo control,
La educación y la diseminación de información deben beneficios tales como la calidad y la cantidad del agua, los pro-
adaptarse a los ambientes específicos y deben enfocarse en ductos forestales sostenibles como la madera para combustible
las necesidades de la comunidad. Un método útil es la caracte- y los ingresos por el ecoturismo. También puede ser necesario
rización del fuego como poseedor de dos caras, mediante un capacitar a las comunidades, organizarlas y equiparlas para que

16
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 17

Figura 15. Agricultores de


subsistencia plantan arroz en tierras
clareadas con los métodos tradi-
cionales tavy (de tala y quema), al
este de Madagascar. La agricultura
tavy y sus quemas asociadas son
consideradas una de las principales
amenazas al bosque tropical que
subsiste en Madagascar.
© Frans Lanting/Minden Pictures

puedan suprimir incendios indeseables, o proporcionarles las Usos y necesidades tradicionales del fuego
herramientas y la información necesarias para que aumenten Por mucho tiempo la gente ha venido jugando un papel impor-
su capacidad en la prevención de incendios. tante en los ecosistemas dependientes del fuego creando, mante-
niendo, expandiendo o cambiando los ecosistemas que hoy aspi-
Es posible prevenir los incendios o reducir su frecuencia ramos a conservar. Muchos paisajes que son ahora importantes
haciendo frente a conflictos entre diferentes grupos de per- para la conservación fueron creados, moldeados y/o mantenidos
sonas. En Sumatra se ha visto que la resolución de las disputas por quemas de origen humano. En ecosistemas influidos por el
sobre la tenencia de la tierra reduce la cantidad de incendios fuego o sensibles al fuego, las quemas asociadas con la agricultura de
iniciados como protesta o venganza (Suyanto et al. 2004). tala y quema han tenido una historia igualmente larga (figura 15).

Asimismo es necesaria la educación dirigida a los organismos En muchos lugares, los usos tradicionales del fuego (1) perduran
de manejo de la tierra, las entidades políticas, los grupos de en un ambiente en el cual la población crece cada vez más y el
interés y la comunidad científica. Muchos de los obstáculos actual nivel de quema está superando la capacidad de mante-
actuales para el manejo eficaz del fuego existen porque los nimiento del ecosistema o (2) están siendo reducidos mediante
científicos y los profesionales del manejo de tierras y del fuego esfuerzos de prevención de incendios, supresión y cambios en el
no comprenden el papel que el fuego juega en los ecosistemas uso del suelo que ya no requieren el fuego o no lo toleran. Un
y en las vidas de las personas. No es raro que los principales componente importante del Manejo Integral del Fuego es
científicos de los países o de las regiones tengan una idea reconocer y comprender el papel importante que el fuego de
equivocada sobre la función del fuego en muchos ecosistemas, origen humano ha jugado en un paisaje determinado. Las
o la desconozcan completamente. Los puntos de vista de estas prácticas de quema actuales pueden o no estar en desacuerdo con
personas proliferan porque ellos son quienes enseñan y capacitan las metas de conservación. En cualquier caso, en vez de trabajar
a los científicos del futuro y a los profesionales que manejarán en contra de estos usos mediante la prevención, puede ser más
el medio ambiente. La transferencia de conocimientos técnicos práctico buscar maneras de modificar el uso actual del fuego, ya
y científicos es un componente clave de la educación. La traduc- sea mitigando los impactos negativos actuales o, en algunos casos,
ción de conceptos y tecnologías emergentes en múltiples idiomas explotando los usos existentes para facilitar el logro de los
es también de suma importancia. objetivos de manejo del fuego y de las metas de conservación.

5. Uso del fuego Por ejemplo, las quemas iniciadas por comunidades locales para
El uso del fuego adopta una gran variedad de formas y efectos. fines diferentes a la conservación pueden realizarse en lugares o
A continuación se examinan dos de éstos: (1) los usos en momentos estratégicos a fin de contener la propagación de
tradicionales del fuego de la población rural que son necesarios incendios forestales más tarde, durante la estación seca, o para
para mantener el sustento o que han perdurado, incluso cuan- evitar que los incendios ardan dentro de las reservas. Este tipo
do los contextos sociales y económicos de la región cambiaron, de cooperación requiere sobreponerse a las dificultades ocasio-
junto con el papel que la gente juega en la creación, el nadas por diferentes visiones de mundo, lenguajes y perspectivas
mantenimiento o el cambio de los ecosistemas deseados y sus culturales entre los encargados de la conservación, los pueblos
componentes y (2) el manejo del uso del fuego para restaurar y indígenas y las poblaciones rurales no indígenas. La colaboración
mantener el estado deseado del ecosistema o los productos y con los usuarios locales del fuego es especialmente crítica en
servicios deseados del ecosistema en las áreas de conservación. lugares en los cuales grandes extensiones de tierras para la
Éste último puede variar desde quemas prescritas y el manejo conservación y sus zonas de amortiguamiento se encuentran bajo
de incendios no planificados en ecosistemas dependientes del la propiedad directa y/o el control de pueblos indígenas, o son
fuego hasta el uso del fuego para eliminar o reducir el tierras comunales de comunidades rurales. El recuadro 1 describe
combustible a fin de controlar la propagación de incendios a cuatro escenarios en los cuales el uso tradicional del fuego de
los ecosistemas sensibles al fuego. origen humano ha sido incluido o podría incluirse en el manejo
de las áreas de conservación.
17
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 18

Recuadro 1. Estudios de caso: Cómo incorporar el uso del fuego de origen humano en el manejo
de las áreas de conservación
• En Australia, las prácticas de quema de la población aborigen han Por otro lado, si los encargados del parque establecen una
sido integradas a los programas de manejo del fuego de los parques relación de trabajo con los pueblos indígenas a fin de que éstos
nacionales y de las tierras aborígenes del norte de Australia realicen sus quemas de comienzos de la temporada seca de
(Morrison y Cooke 2003; Lewis 1989). En el mejor ejemplo de manera estratégica, cerca de las zonas críticas de recuperación
esta práctica, en el Parque Nacional Kakadu, surgieron conflictos del bosque y de las áreas en las que existe un alto riesgo de que
porque las prácticas de quema de los aborígenes no siempre han los incendios entren al bosque, el uso tradicional del fuego
sido consistentes con las metas de biodiversidad (Keith et al. 2002). podría convertirse en una herramienta importante en el mane-
jo de la abundancia relativa de hábitat del bosque y de los pasti-
• En el Parque Nacional Canaima, en la Gran Sabana al sureste de zales en el parque.
Venezuela, el paisaje es un mosaico de pastizales y bosque latifolia-
do tropical húmedo. Desde hace muchos años existe un conflicto • En Zambia, antes de la década de 1990, las extensas quemas sin
entre los científicos y técnicos y los Indios Pemón acerca del uso del control afectaban anualmente a vastas áreas de pastizales de tierras
fuego (Rodríguez 2004). El punto de vista tradicional entre los bajas y a bosques de tierras altas. La mayor parte de las quemas
ecologistas de vegetación y los encargados del manejo del suelo en se realizaba para promover el crecimiento de pastos verdes para
Venezuela es que la sabana es de origen edáfico y no el resultado del alimentar al ganado, pero los incendios estaban afectando negativa-
fuego. mente a los recursos del bosque tales como la leña y la paja. A
comienzos de la década de 1990, una iniciativa conjunta de Zambia
Este concepto, probablemente erróneo, afecta de manera negativa a y los Países Bajos preparó un programa de Manejo Integral del
los enfoques del manejo del fuego en el parque, lo cual puede causar Fuego mediante la evaluación de los aspectos ecológicos del fuego,
un impacto negativo en la viabilidad tanto de sus bosques como de los impactos socioeconómicos negativos y positivos, las políticas
sus pastizales. La política del Servicio de Parques Nacionales es la existentes y necesarias en la materia y los modelos actuales de uso
prevención de incendios, pero el Servicio tiene una capacidad limi- del fuego.
tada para responder a los incendios que ocurren. Los pueblos indí-
genas que viven dentro del parque queman la sabana regularmente Su examen llevó a una política de Manejo Integral del Fuego con
por razones críticas a su subsistencia, como por ejemplo, para mejo- quemas planificadas y controladas en praderas seleccionadas, y a una
rar el acceso, para atraer la vida silvestre hacia las parcelas quemadas reducción de las quemas y de la alteración de las prácticas de quema
recientemente a fin de facilitar la caza y para comunicar señales a en los bosques. Este programa está siendo implementado por las
larga distancia. Para ellos, el fuego es una parte integral del medio comunidades locales. El proyecto también proporciona asisten-
ambiente que “limpia” la sabana y previene los grandes incendios cia técnica para facilitar la toma de decisiones en las comu-
destructivos en el bosque. nidades (Goldammer et al. 2004).

Las quemas se inician a comienzos de la temporada seca, • En la Reserva de la Biosfera La Sepultura, en Chiapas, México,
cuando los pastos todavía están verdes. El alto contenido de la mayoría de las tierras de la reserva está en manos privadas o es
humedad dismi-nuye la intensidad del fuego y la mayoría de propiedad comunitaria de los ejidos. El paisaje de la reserva
los incendios se apaga en la noche, cuando aumenta la consiste en granjas y tierras de pastoreo de baja elevación, bosques
humedad. Estos incendios raramente queman la vegetación de pino a mediana altura y bosque latifoliado tropical húmedo
húmeda del bosque. En plena estación seca, cuando los montano, en las zonas más altas. Los agricultores queman sus parce-
incendios pueden penetrar el bosque, la mayor parte de la las y campos agrícolas anualmente. Los incendios agrícolas que se
sabana ya ha sido quemada y los bosques están protegidos de escapan frecuentemente queman el sotobosque del bosque de pino.
la posibilidad de incendios severos a finales de la estación seca. Los residentes también queman periódicamente los pinares por
Durante sequías prolongadas, los incendios penetran en las una variedad de motivos. La falta de regeneración de los pinos es
áreas del bosque y pueden ser bastante destructivos. Cuando evidencia de que los bosques de pino probablemente se queman
se daña el bosque, el cambio en las características del muy frecuentemente. Durante las sequías extremas algunos de
combustible, junto con los incendios frecuentes de la sabana, estos incendios entran al bosque montano y causan mucho daño.
obstaculiza la recuperación.
En el año 2005, The Nature Conservancy, en colaboración con
Si en algún momento el personal del parque se vuelve eficiente en la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)
la reducción de la incidencia de los incendios a comienzos de la y la ONG Conservación y Desarrollo, A.C., implementó un
estación seca, se podrían obtener dos resultados: (1) un éxito com- proyecto por medio del cual suministró ayuda técnica a varias
pleto en la prevención de incendios, el cual llevaría a la pérdida de la comunidades, con el fin de ayudarlas a mantener sus quemas
sabana debido a la invasión del bosque o, más probablemente, (2) agrícolas bajo control, desarrollar metas de manejo del fuego para
grandes trechos continuos de pastos combustibles que seguirían los pinares compatibles con sus necesidades y con la conservación
existiendo hacia finales de la estación seca y que podrían alimentar de la biodiversidad y diseñar y aplicar un régimen de quemas
incendios grandes e intensos que ocasionarían daños extensos al prescritas adecuado a los pinares. Los planes, las decisiones y la
bosque. El resultado sería una rápida expansión de los pastizales a implementación del proyecto fueron desarrollados y puestos en
costa del bosque. práctica por la comunidad.

18
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 19

Si bien los usos tradicionales del fuego pueden ser y la biodiversidad en deterioro. De lo contrario, estas
integrados a los planes y a las actividades de manejo tendencias terminarían degradando a toda la comu-
del fuego a nivel regional y de área de conservación, nidad y a la región.
se debe tener cuidado de no sobreenfatizar los usos
tradicionales. Probablemente existen muchos usos Enfoques de los usos del fuego
diferentes del fuego que compiten, cada uno benefi- El fuego prescrito es la aplicación de quemas cuidadosa-
ciando a un grupo distinto de personas, y estos grupos mente controladas bajo condiciones de combustible y
pueden estar en desacuerdo entre sí y con las metas de climáticas definidas a fin de cumplir con objetivos de
conservación. Por ejemplo, pueden surgir problemas manejo del suelo o ecológicos que involucran un plan
cuando las poblaciones indígenas han sido suplantadas escrito. Los objetivos generalmente incluyen efectos
por una población inmigrante que posee una tradición deseados del fuego en cada quema, más una tendencia a
del fuego diferente o que no posee ninguna, como es largo plazo o meta de la aplicación del fuego a lo largo
el caso de la región del Petén, en el norte de del tiempo, es decir, una meta de régimen del fuego. En
Guatemala. Este paisaje fue una vez hogar de la cultura otras palabras, un régimen de fuego prescrito es un modelo
maya, pero sus tierras agrícolas fueron recuperadas repetido de quemas, diseñado para lograr un resultado
por los bosques cuando esa cultura prácticamente deseado o anticipado. La quema prescrita es una
desapareció cientos de años atrás. Hace poco tiempo herramienta cada vez más importante en el mantenimiento y
esta región se abrió a la colonización por parte de en la restauración de ecosistemas dependientes del fuego
campesinos provenientes de las tierras altas de dentro de las áreas naturales protegidas, en la protección
Guatemala que no poseían tierras y quienes conocen de la infraestructura humana en paisajes propensos al
poco del uso del fuego. Durante la última década, fuego y en el manejo de operaciones agrícolas y forestales
el Petén ha sido el epicentro mesoamericano de de gran escala. Es más predominante en regiones del
incendios destructivos, originados en quemas agrícolas mundo que cuentan con los recursos y con la capacidad
o para clareo de tierras, que escaparon el control. técnica para desarrollar e implementar planes de quemas
En 2003, el impacto fue tan severo que las Naciones prescritas y donde la responsabilidad civil por los daños
Unidas tuvieron que suministrar a la región cargamentos que causan los incendios que escapan al control es mayor.
de alimentos de emergencia, dado que los incendios no
sólo destruyeron la vegetación del bosque, sino La quema controlada es básicamente lo mismo,
también los cultivos de muchos agricultores. Desde pero sin un plan escrito. Normalmente, la meta de los
entonces, se han implementado programas a nivel de agricultores individuales y de los programas de manejo
la comunidad para enseñarles a los agricultores cómo del fuego a nivel de la comunidad en países en desarrollo
quemar de manera segura. es realizar quemas controladas seguras en vez de llevar a
cabo quemas prescritas. El agricultor que realiza una
Con frecuencia, el manejo del fuego basado en la quema tiene un plan, comprende los combustibles locales
comunidad involucra a un conjunto diverso de interesados y las condiciones climáticas y tiene objetivos específicos,
con distintas visiones del fuego y necesidades encontradas. y mantiene todo esto en su cabeza.
Una demanda principal entre los interesados es asegurar
sus derechos al uso del fuego como una herramienta de Las quemas controladas y prescritas no necesariamente
manejo de la vegetación que se ajuste a sus propósitos. requieren líneas de control, sino que se basan en cambios
La clave para el éxito del Manejo Integral del Fuego de vegetación y combustible y en la disponibilidad
basado en la comunidad es lograr un acuerdo sobre dónde, cambiante del combustible durante el día o en ciertas
cuándo y cómo se debe usar el fuego en ambientes épocas del año. La mayor parte de las quemas que se llevan
diferentes con objetivos diferentes. En aquellos lugares a cabo en pastizales y sabanas en todo el mundo depende
en donde el fuego es parte de la cultura, y las necesidades del conocimiento de la persona que inicia el fuego sobre
y usos del fuego varían y a menudo están en conflicto, dónde y cuándo éste va a parar, no en líneas de control
la meta debe ser la optimización del conjunto total de previamente establecidas.
beneficios de la quema. Cada grupo de interesados debe
comprender su contribución al sostenimiento de los El uso de incendios en tierras silvestres es el manejo
productos y servicios personales, de la comunidad y del de incendios forestales no planificados, generalmente
ecosistema —tales como el balance de forraje rico en dentro de áreas de conservación, a fin de obtener
nutrientes para el ganado doméstico o los animales de caza resultados beneficiosos que conduzcan a las metas
con la producción de leña para cocinar y como fuente de de manejo. Aprovecha la labor ecológica que los
calor— a la vez que se minimizan los impactos perjudi- incendios no planificados pueden lograr. El nivel de
ciales y se frenan o invierten tendencias de los ecosistemas manejo de los incendios no planificados puede variar
desde la observación y el monitoreo dentro de límites

19
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 20

predeterminados impuestos al tamaño del fuego por forestales que queman libremente. El uso controlado del
cortafuegos naturales y culturales, hasta una contención fuego también puede crear brechas en el combustible y
más agresiva dentro de zonas específicas. Generalmente es parcelas con cargas de combustible bajas que ayuden a
necesario tener conocimientos técnicos sólidos sobre el facilitar el control de incendios indeseables o para acorralar
comportamiento del fuego y los combustibles para tomar incendios no planificados que están siendo manejados en
decisiones sobre el uso de incendios en tierras silvestres. beneficio de los recursos o de la conservación.

El fuego prescrito y las quemas controladas tienen un En ecosistemas sensibles al fuego, las quemas prescritas
papel específico tanto en los ecosistemas dependientes son una herramienta importante en la creación de corta-
del fuego como en los sensibles al fuego. En ecosistemas fuegos en los límites de la reserva y para efectuar quemas
dependientes del fuego, pueden usarse las quemas como preventivas alrededor de zonas en las que, si ocurriera un
herramienta de restauración, con quemas focalizadas incendio forestal, el riesgo de daños sería muy alto. Las
planificadas de manera que un área vuelva a la condición técnicas de quemas prescritas pueden ser usadas por
anterior o deseada. La quema puede usarse para reem- agricultores, pequeños ganaderos y hacendados para evitar
plazar, aumentar o modificar un régimen de fuego actual que los incendios escapen hacia la vegetación sensible al
en áreas que ya no pueden tolerar algunos de los incendios fuego.

Recuadro 2. Dificultades potenciales de las quemas prescritas


1. Aplicación de regímenes de fuego que son muy limitados: Las quemas hábitat y su diversidad, o en los lugares en los que hubo una pérdida
prescritas requieren tomar decisiones acerca de los componentes de contexto paisajístico debido a la fragmentación y el fuego ya no
del régimen del fuego, como por ejemplo, el intervalo entre las que- puede operar en la escala que lo hacía anteriormente. Algunos de
mas, la intensidad del fuego, el tamaño y el modelo de la quema y la estos problemas se pueden solucionar mediante el diseño de la
estación en que ésta se lleva a cabo. Por motivos de conveniencia en reserva (por ejemplo, véase la figura 12). También necesitan metas
la planificación y por razones de seguridad, los encargados tienden a establecidas claramente, el monitoreo de los resultados y el uso de
centrarse en las propiedades promedio de estos componentes o en la retroalimentación recibida de las tendencias observadas en el
un rango muy estrecho de cada componente. Por ejemplo, las monitoreo para guiar las acciones futuras de manejo del fuego.
quemas se aplican en intervalos fijos, frecuentemente durante una
estación en la cual el fuego pueda ser controlado fácilmente y tenga 3. Distinción entre las fases de restauración y de mantenimiento: La restau-
impactos modestos. Sin embargo, este momento e intensidad no ración incluye quemas enfocadas con resultados específicos para
necesariamente son consistentes con las necesidades reproductivas cada quema. También puede ser necesario reconocer que el fuego
y las condiciones de crecimiento de las especies clave. Las quemas solo no logrará la restauración deseada. Las quemas de mante-
prescritas son, por lo general, incendios de superficie, pero algunos nimiento requieren la aplicación de quemas variables dentro de
incendios de mayor severidad, a nivel del suelo o de copa, pueden los rangos adecuados del régimen del fuego para un ecosistema
crear efectos y hábitats necesarios para algunas especies. Los determinado.
encargados se muestran reacios a planificar estos tipos de incendios.
Como consecuencia, ha habido casos en los que se han aplicado 4. Problema con las especies exóticas: En aquellos lugares en los que las
regímenes de quemas prescritas que han sido demasiado limitados especies invasoras no nativas controlan el régimen del fuego —
o que han carecido de la variabilidad necesaria para mantener por ejemplo, donde producen el combustible que permite el
ciertas especies o para mantener el ecosistema en el largo plazo. En incendio— puede ser necesario diseñar regímenes de fuego
vez de lograr los resultados deseados, se pueden crear gradualmente novedosos que reduzcan gradualmente la dominancia de las
resultados completamente inesperados que incluyen la extinción especies exóticas, o que quemen de tal manera que se limiten
de especies (Gill y Bradstock 1995). La variación dentro de los los impactos negativos en los componentes y en los procesos
componentes del régimen de fuego puede ser ecológicamente deseados del ecosistema, dadas las características del combustible
más importante que las propiedades promedio. presente. Cuando las especies invasoras son una amenaza prove-
niente del exterior, puede ser necesario diseñar los regímenes
A fin de evitar esta dificultad es importante comprender, o hacer del fuego para desalentar la colonización.
deducciones bien fundamentadas sobre los ciclos biológicos y las
respuestas al fuego de (1) las especies fundamentales, como las 5. Tratamiento de la vegetación de transición: El fuego debe cumplir su
que controlan el ambiente del fuego por su producción de com- función en los tipos de vegetación de transición, es decir, en los
bustibles; (2) las especies dominantes, que le otorgan al ecosistema ecosistemas influidos por el fuego. Con frecuencia, la vegetación
su carácter general, y (3) las especies que requieren atención dependiente del fuego se distingue de la vegetación sensible al
especial. Dado que las decisiones se basan en deducciones, las fuego. La primera se quema o se permite que se queme, mientras
aplicaciones del fuego y las respuestas subsiguientes deben ser que en la segunda se excluye el fuego usando cortafuegos perma-
monitoreadas y deben adaptarse con el tiempo. nentes. Esto tiene como resultado la eliminación de importantes
zonas de transición y de sus hábitats. Se puede permitir que los
2. Problemas de escala: Estos problemas surgen cuando no se compren- incendios entren a los ecosistemas influidos por el fuego si se
den los requisitos de tamaño del hábitat de las especies deseadas, comprenden las diferencias relativas en la inflamabilidad de los
cuando se debe establecer un compromiso entre el tamaño del tipos de vegetación.

20
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 21

Las quemas prescritas eficaces requieren capacitación La quema de biomasa puede ser también una fuente signi-
intensiva, comprensión del comportamiento del fuego, ficativa de carbono en la atmósfera, si bien un régimen de
de los combustibles, de las condiciones climáticas, de la fuego adecuado en un ecosistema dependiente del fuego
topografía y de los efectos del fuego, junto con una permanece en un estado estable respecto al carbono: lo
considerable experiencia. El nivel de capacitación que se libera durante una quema es recapturado durante
necesario varía con la complejidad y el tamaño del área el intervalo libre de incendios. Es la supresión del fuego
a ser quemada así como con los riesgos asociados al área en la vegetación dependiente del fuego lo que, en última
circundante si el incendio escapa al control. La planifi- instancia, produce como resultado la liberación de
cación cuidadosa y la preparación para los imprevistos son carbono, porque los incendios dañinos de mayor severidad
esenciales y también debe existir una capacidad suficiente ocurren cuando la cantidad de combustible presente es
para suprimir los incendios que escapan al control. anormalmente grande. En los bosques y en los matorrales
sensibles al fuego, la deforestación es la fuente principal de
Dado que las quemas prescritas requieren un trabajo liberación de carbono. El fuego es una de las herramientas
intensivo y son relativamente costosas, puede suceder que que facilita esta deforestación.
muchos gobiernos nunca lleguen a tener la capacidad de
usar el fuego prescrito de manera eficaz, en gran escala, En muchos países, el uso de quemas prescritas en
en áreas naturales protegidas. En tales casos, puede ser parques nacionales y en áreas naturales protegidas está
más eficaz proporcionarles a las comunidades locales las prohibido por ley o por políticas administrativas,
aptitudes para adaptar sus prácticas tradicionales de quema incluso en áreas reconocidas como dependientes del
a fin de que logren las metas de conservación en las áreas fuego. Esta restricción de las actividades de manejo en
protegidas. las áreas naturales tiene, generalmente, un origen
filosófico. A menudo, las políticas y las leyes también
Los fuegos prescritos tienen otros inconvenientes. Puede requieren que los organismos supriman todos los
ser difícil recrear la variabilidad necesaria en el régimen de fuegos, independientemente de la amenaza o de los
fuego para alcanzar las metas de biodiversidad mediante beneficios potenciales para los recursos. Para que el
el uso de quemas prescritas. El recuadro 2 lista algunos uso de fuegos prescritos y de los incendios forestales
posibles obstáculos adicionales. alcance su potencial, se debe emprender un gran
esfuerzo educativo para cambiar la política pública y
Las quemas prescritas poseen una variedad de otros usos las percepciones de las personas acerca del papel y de
en las áreas de conservación, incluyendo la reducción de los beneficios potenciales del fuego en los ecosistemas
combustibles o riesgos con el fin de proteger a la gente que la sociedad busca proteger.
que vive en lugares de vegetación inflamable; las quemas
silvícolas, a fin de proteger los cultivos forestales; las 6. Preparación y respuesta
quemas para la preparación del sitio, a fin de facilitar la Los países, los organismos encargados del manejo de
regeneración del bosque y el control de enfermedades y tierras y las comunidades deben estar preparados para
pestes, y el manejo del hábitat de la vida silvestre. responder eficazmente a los inevitables e indeseables
incendios dañinos. Las estrategias incluyen el desarrollo y
La capacitación en quemas prescritas y la educación del la implementación de (1) sistemas de detección temprana
público en general y de las comunidades locales sobre los y predicción, es decir, evaluación del grado de peligro,
beneficios y las necesidades del uso de quemas prescritas o monitoreo y predicción de las condiciones climáticas y
controladas son sumamente inadecuadas o inexistentes en meteorológicas; (2) detección de incendios y procesos
muchos países y regiones. En muchos casos, los programas e infraestructura de respuesta, por ejemplo, planificación
de prevención de incendios que existen desde hace tiempo de respuesta a los incendios forestales, almacenamiento
han creado un prejuicio fuerte y arraigado en contra del de equipo para incendios y sistemas de detección y
uso del fuego en las áreas de conservación o en las observación aérea, por satélite y terrestre; (3) sistemas de
comunidades y sus zonas circundantes. comunicación y acuerdos de cooperación multilaterales y
entre múltiples organismos con estructuras de comando y
La quema también afecta la calidad del aire y la salud y el control unificadas (Sistema de Comando de Incidentes o
bienestar de la gente, y moldea la percepción que la gente SCI —Incident Command System o ICS), de modo que
tiene del fuego. A veces, aeropuertos internacionales permitan la comunicación entre entidades diversas, la
importantes cierran durante días en países como Bolivia, planificación y la movilización eficaz de recursos, y (4)
Honduras e Indonesia, cuando se multiplican los incendios personal altamente competente y capacitado en todos los
durante la estación seca. Las quemas prescritas proporcio- niveles, desde los encargados del manejo del fuego y los
nan técnicas para el manejo del humo que no son posibles bomberos profesionales hasta los cuerpos comunitarios
cuando la quema es dominante y sin control. de bomberos voluntarios.

21
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 22

Figura 16. El ciclo continuo de manejo adaptativo. Se


desarrollan planes y estrategias usando el conocimiento
Planificar
actual. Los planes se implementan y se monitorean sus
acciones. La retroalimentación de las tendencias
Planificar
observadas en el monitoreo, además de la evaluación de
los conocimientos nuevos que se desarrollan en otras
partes, se incorporan a las revisiones del plan y a las Planificar
Actuar
acciones nuevas. (De Kaufmann et al. 2003)

Planificar
Actuar

s
nto
Evaluar ie Actuar
cim
ono
o /C
p Actuar
em
Ti
Monitorear

Existe una amplia variedad de recursos tecnológicos cumulativos de las acciones anteriores, los factores
disponibles que pueden ayudar en la preparación, la existentes y los ambientes cambiantes y llevaría a cabo
planificación de respuestas y las operaciones de supresión continuamente acciones de mitigación para reducir la
de incendios. Sin embargo, demasiado a menudo, los intensidad y/o los impactos de cada evento individual.
gobiernos y los ciudadanos simplemente reaccionan a los Estas acciones de mitigación, entre las que se encuentran
grandes incendios que son manejados a escala nacional las quemas de mantenimiento del ecosistema, las
como emergencias para proteger a las personas y los actividades de reducción de combustible, los programas
recursos de un desastre en curso. Los medios de de manejo del fuego a nivel de la comunidad y los cuerpos
comunicación refuerzan estas percepciones y reacciones, de bomberos comunitarios, pueden adaptar las actividades
por lo que las respuestas se ven dictadas por los eventos. de prevención, supresión y uso del fuego a las condiciones,
Inmediatamente después del incendio, se asignan enormes las necesidades y la disponibilidad de recursos locales.
sumas de dinero a los esfuerzos de supresión y
recuperación y, frecuentemente, parte de este dinero se 7. Restauración, recuperación y mantenimiento
destina a la compra de equipo de supresión y detección La recuperación después de los incendios puede ser vista
muy sofisticado y caro, como aviones cisterna, camiones como una respuesta al evento o como una acción de
cisterna y helicópteros. Durante los intervalos sin grandes mantenimiento del régimen a largo plazo en la que, de
incendios que atraigan la atención de los medios de comu- hecho, el manejo impone restricciones para contener
nicación, el interés decrece y los recursos disminuyen. El potenciales episodios extremos, limitando las situaciones
proceso se repite cuando ocurre el próximo incendio. que requieren asistencia comunitaria de emergencia y
esfuerzos agresivos de recuperación del ecosistema.
A pesar de que los equipos y las infraestructuras sofistica- Existen muchos casos en los cuales, después de un
dos son útiles en la detección y supresión de incendios, un incendio, se invierten considerables esfuerzos y fondos
enfoque más integral a la preparación y el manejo de para la construcción y mantenimiento de viveros de
incendios debe encarar los incendios no como eventos sino árboles y para la implementación de proyectos de
como regímenes (Gill et al. 2002). Un enfoque basado en plantación y resiembra, cuando el ecosistema es capaz de
el régimen toma las condiciones actuales y los resultados recuperarse por sí mismo si se mantiene libre de incendios
deseados como el resultado de una serie de eventos que ya por un tiempo suficiente. En estos casos, sería mejor
han ocurrido y que probablemente se repetirán a lo largo dirigir los esfuerzos a reducir la probabilidad de incendios
del tiempo. En vez de responder a los eventos como adicionales. La tala de recuperación es otra respuesta al
emergencias y, en el período inmediatamente posterior a incendio que debe ser evaluada en el contexto de las
un incendio, gastar fondos de emergencia en herramientas respuestas del ecosistema y de las necesidades de la
que podrían haber sido útiles durante el evento, un comunidad.
enfoque basado en el régimen se centraría en los efectos

22
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 23

8. Manejo adaptativo, investigación y herramientas desarrolladas en un lugar deben ser traduci-


transferencia de información das y diseminadas a otros sitios y adaptadas a las nuevas
El diseño y el manejo de regímenes de fuego ecológica- situaciones. Los modos tradicionales de transferencia
mente adecuados que beneficien tanto a las personas como de tecnología, tales como las revistas profesionales, los
a la naturaleza requieren el desarrollo de metas de manejo manuales, las conferencias, los cursos de capacitación y los
del fuego. La sociedad ha creado áreas naturales protegi- sitios de Internet continuarán siendo importantes. No
das, parques nacionales y reservas forestales porque éstas obstante, la escasez de artículos científicos y técnicos y
contienen algo de valor, incluyendo productos y servicios de cursos de capacitación en idiomas locales es un enorme
necesarios. Estos productos y servicios son los “elementos” obstáculo para la comprensión de la función del fuego
de conservación. Ellos pueden requerir fuego, ser sensibles en los ecosistemas y para la capacidad de integrar los
a éste o tolerar sólo cierto tipo de incendios o regímenes conocimientos sobre combustibles, comportamiento del
de fuego específicos. Dado que estas áreas protegidas fuego y técnicas de manejo del fuego en muchos países.
tienen algo de valor que la gente quiere restaurar, Además, las universidades y las escuelas técnicas deben
mantener o mejorar y que estas cosas o procesos están ser una fuente de innovación, para que nuevos conceptos
afectados por el fuego, se deben establecer metas de y nuevas aplicaciones en materia del fuego sean continua-
manejo del fuego para estos elementos. mente suministrados a los organismos, a las organizaciones
y a las comunidades.
Las metas deben basarse tanto en el conocimiento como
en las deducciones acerca del estado actual, los ciclos Una herramienta que se ha mostrado eficaz en la
biológicos, los requisitos de hábitat, la producción transferencia de información y tecnología es la red de
sostenible y la dinámica del fuego de los elementos aprendizaje estructurada. The Nature Conservancy, en
de conservación, dentro del contexto del ambiente en colaboración con organismos encargados del manejo
constante cambio en el cual ocurren. Dado que las del fuego y otros socios, está usando redes de aprendizaje
acciones de manejo se basan en deducciones sobre los para el manejo del fuego en América Latina, el Caribe y
elementos y no en un conocimiento completo, estas los Estados Unidos como un mecanismo para unir
acciones de manejo deben ser monitoreadas. Las eficientemente las fuerzas de los participantes con el fin
acciones de manejo futuras deben estar dictadas por la de alcanzar las metas comunes en el manejo del fuego,
retroalimentación de las tendencias observadas en el reuniendo a personas diferentes tanto para identificar
monitoreo y por los nuevos conocimientos. Esto se necesidades, problemas y obstáculos a la implementación
conoce como manejo adaptativo (figura 16). de un manejo eficaz del fuego comunes, como para desa-
rrollar y probar estrategias que tienen posibilidades de
Para que el manejo adaptativo sea influyente y eficaz más éxito en diferentes áreas de paisaje (figura 17). Por medio
allá de un área de conservación o de un sitio específico, de la síntesis y del intercambio de experiencias, las redes
las historias de éxito, las lecciones aprendidas y las nuevas de aprendizaje no sólo comunican los conocimientos

Figura 17. Las redes de aprendizaje para el


Políticas y acciones del gobierno
manejo del fuego consisten en proyectos de
Políticas, acuerdos y legislación de apoyo
conservación con amenazas de incendios y
problemas de manejo del fuego similares.
Los participantes se reúnen con expertos
Encargados de tomar decisiones
en manejo del fuego, encargados de tomar
decisiones y científicos en talleres facilitados,
cursos de capacitación, intercambios,
Expertos en manejo Red de proyectos de conservación Científicos programas de mentoría y visitas de estudio,
del fuego Marco conceptual, aprendizaje acelerado y acción y se mantienen conectados a través del
Internet. El proceso acelera el aprendizaje
de los conceptos del Manejo Integral del
Personal del proyecto Fuego y del desarrollo e implementación
de los planes de manejo del fuego que
producen resultados de conservación
Proyectos tangibles. Mediante talleres y programas
Resultados tangibles de conservación locales, los miembros interesados de la
comunidad se integran al proceso y pueden
asumir el liderazgo en la implementación de
Interesados de la comunidad algunas estrategias.

23
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 24

existentes, sino que también crean nuevos conocimien- Las Redes Regionales de Incendios Forestales fomentadas
tos a medida que las experiencias y las ideas se adaptan en todo el mundo por la Organización de las Naciones
a las situaciones locales. Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el
Centro Mundial del Monitoreo de Incendios son otro foro
A través de talleres facilitados, evaluaciones del sitio, para el intercambio de información y la cooperación
programas de mentoría e intercambio, grupos de debate internacional (véase www.gfmc.org).
en Internet, sitios de Internet y boletines electrónicos, los
participantes de las redes de aprendizaje tienen acceso a
los últimos adelantos de la ciencia y a las mejores opciones Enfoques para el manejo
en materia de manejo. Los participantes son guiados a lo
largo de un proceso de identificación de las amenazas integral del fuego
relacionadas con el fuego por medio de modelos ecológicos
conceptuales y diagramas de situación que describen las La diversidad de las respuestas de los ecosistemas al
relaciones ecológicas y sociales que afectan al fuego y fuego y las diversas percepciones culturales y realidades
que son afectadas por éste, identificando las condiciones económicas de personas que obtienen su sustento de
futuras deseadas y las metas de manejo del fuego así como estos ecosistemas, junto con el estado y la tendencia de
diseñando estrategias integrales, es decir, un manejo la alteración del régimen del fuego, apuntan a la necesi-
integral del fuego ecológicamente y socialmente adecuado, dad de enfoques de manejo del fuego flexibles y multi-
para alcanzar estas condiciones (véase facéticos. Si se le añade a esto la capacidad actual, o la
www.tncfire.org/usfln y www.tncfuego.org). falta de capacidad, de los gobiernos y de la sociedad de

Recuadro 3. Enfoques para el manejo del fuego


1. Comprender la función del fuego en el ecosistema que se maneja dos mediante la ubicación sensata de las quemas prescritas y
y la influencia que los cambios en el régimen del fuego tienen de los cortafuegos y, donde sea apropiado, apoyar a los cuerpos
sobre características clave del ecosistema y sobre los valores de de bomberos comunitarios para que puedan luchar contra los
conservación. incendios y llevar a cabo las quemas prescritas.

2. Documentar, promover y, donde sea necesario, modificar los 7. Vincular a los programas de manejo del fuego a nivel de la
aspectos beneficiosos del uso tradicional del fuego, y desarrollar comunidad con las iniciativas de reducción de la pobreza, la
conocimientos, capacidad y tecnología para aplicar el fuego de seguridad alimentaría y el bienestar humano.
manera segura donde sea necesario.
8. Obtener aceptación y apoyo de las comunidades locales que
3. Reducir la incidencia de las igniciones de origen humano en viven y trabajan en áreas de conservación dependientes del
lugares donde mucho fuego es un problema, utilizando programas fuego y en sus zonas aledañas para que trabajen con el personal
educativos a nivel de la comunidad, que incluyan incentivos, el del área a fin de aprovechar, y quizás modificar, las quemas
desarrollo de las capacidades y la capacitación, ya sea para reducir que realizan, con el fin de cumplir mejor con las metas de
la necesidad de las quemas y/o para reducir la probabilidad de conservación.
que las quemas necesarias escapen al control.
9. Promover el mensaje de “las dos caras del fuego”, es decir, incen-
4. Desarrollar leyes y políticas que disminuyan las restricciones al dios buenos versus incendios malos, en vez de las campañas típi-
uso de quemas prescritas y que proporcionen mecanismos para cas de “prevención de todos los incendios”. En los ecosistemas
reducir la responsabilidad por las quemas prescritas que escapan dependientes del fuego, los incendios buenos son aquéllos que
al control y los costos del seguro para los organismos y los caen dentro de un rango adecuado para el régimen de fuego que
propietarios de tierras por ese concepto. mantiene el ecosistema deseado pero causa poco o ningún daño
económico o pérdida. Los incendios buenos en los ecosistemas
5. Desarrollar e implementar herramientas y procedimientos sensibles al fuego incluyen las quemas agrícolas necesarias que
de detección, predicción y respuesta adecuadas y eficaces en se mantienen bajo control. Los programas de manejo del fuego a
relación a los costos, a fin de responder a los inevitables incen- nivel de la comunidad pueden proporcionar herramientas y
dios no deseados y manejarlos para minimizar los impactos; y conocimientos para limitar las quemas agrícolas que escapan al
proporcionar, a la vez, un método para aprovechar los beneficios control.
potenciales que puedan presentar.
10. Incorporar información ecológica y el marco del Manejo
6. Promover programas tales como los pagos por servicios ambien- Integral del Fuego a los planes de estudio sobre el fuego y
tales a los propietarios privados y a los poseedores de las tierras a los programas de capacitación.
comunales por el mantenimiento de regímenes de fuego adecua-

24
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 25

hacer frente a las amenazas relacionadas con el fuego, cuenta la diversidad de tipos de vegetación y las
se obtiene un escenario descorazonador —un escenario necesidades de la comunidad, en lugar de enfocarse,
de paisajes degradados, daños costosos, niveles de vida estrechamente, en la prevención y supresión de
decrecientes y salud humana en deterioro. incendios en vegetación de bosques, o en la simple
respuesta a éstos. El marco institucional debe tener
¿Cuáles son algunos de los enfoques (recuadro 3) la capacidad de desarrollar una política nacional del
que pueden ayudar a los países y a los encargados del fuego o un plan nacional para el manejo del fuego
manejo de tierras a implementar el Manejo Integral que integre a los variados componentes ecológicos,
del Fuego y a mitigar las amenazas relacionadas con económicos y sociales regionales del fuego y que
el fuego? Uno de los enfoques más importantes es la asegure que estas políticas sean implementadas.
conexión de la ecología del fuego con el manejo del También debe incorporar estos nuevos enfoques a
fuego. Otro es la necesidad de comprender las causas los planes de estudio y de capacitación.
subyacentes a los problemas del fuego. La combinación
de la ecología del fuego y las causas socioeconómicas
de la mayoría de los incendios con las técnicas de Conclusión
manejo del fuego multiplica la efectividad potencial
En este trabajo he descrito lo que creo que es un marco
de este último y limita la posibilidad de que las
útil para encarar a los problemas del fuego, independiente-
acciones de manejo del fuego actúen de manera no
mente del tipo de medio ambiente y de la capacidad
compatible con las necesidades de la sociedad y del
económica para desarrollar e implementar estrategias
medio ambiente. De esta manera, el manejo del fuego
adecuadas. El propósito del Manejo Integral del Fuego es
se torna mucho más poderoso, solucionando problemas
reducir las amenazas planteadas por el fuego tanto al
en vez de simplemente prepararse para los incendios y
sustento de las personas como a la biodiversidad, a la vez
responder a ellos.
que se reconoce y se mantiene el papel importante del
fuego en muchos ecosistemas y economías. Este enfoque
Todos los lugares necesitan planes de Manejo Integral
exige que comprendamos primero cómo un ecosistema
del Fuego que incorporen los problemas ecológicos y
responde positiva o negativamente al fuego antes de
socioeconómicos e identifiquen los obstáculos. Los
decidir si las personas están quemando mucho, muy poco
planes pueden elaborarse en múltiples escalas, desde
o de manera tal que promueve el logro de los objetivos de
el nivel de las comunidades o áreas protegidas hasta
conservación o que, por lo menos, es consistente con éstos.
el país entero. Muchos organismos gubernamentales
Luego, este enfoque pide que comprendamos las causas
encargados del manejo del fuego se centran únicamente
subyacentes a los incendios y cómo el fuego es integral al
en la “protección contra el fuego”, es decir, en la
sustento de muchos pobladores rurales en todo el mundo.
prevención y la supresión. Muchos son reacios a
Las quemas inadecuadas y los incendios forestales pueden
ampliar su mandato para abarcar el amplio espectro de
ser vistos, entonces, como regímenes en cierta forma
las decisiones y tecnologías del manejo del fuego. No
previsibles, que pueden ser manejados de manera eficaz
quieren convertirse en organizaciones dedicadas al
y segura para cumplir con las metas específicas de
manejo del fuego, y mucho menos incorporar conceptos
conservación, tanto comunitarias como nacionales.
ecológicos y sociales y tratar de alcanzar metas
ecológicas. Si no se consideran los beneficios del uso
del fuego y se comprenden las tecnologías relacionadas,
se impide que los organismos comprendan todo el
potencial del Manejo Integral del Fuego con sus
conexiones ecológicas y socioeconómicas.

En los lugares donde los organismos gubernamentales


con responsabilidades contra incendios no pueden
organizarse para el manejo integral del fuego con todos
los elementos o componentes necesarios, es posible
crear las conexiones formando grupos de trabajo o
comisiones entre múltiples organismos o consejos para
el manejo del fuego que incluyan a las comunidades y a
las organizaciones no gubernamentales. Estas entidades
pueden desarrollar un marco institucional a escala
local, nacional y multinacional que adopte un amplio
enfoque integral del manejo del fuego y que tome en

25
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 26

Referencias
Armesto, J. J., y J. R. Gutiérrez. 1978. El efecto del fuego en la estructura de la vegetación de Chile central. Anales del Museo de Historia Natural 11:43-48.

Bond, W. J., C. J. Geldenhuys, T. M. Everson, C. S. Everson y M. F. Calvin. 2004. Fire ecology: characteristics of some important biomes of Sub-Sahara
Africa. En: J. G. Goldammer y C. de Ronde (eds). Wildand Fire Management Handbook for Sub-Sahara Africa. Global Fire Monitoring Center.
Frieberg, Alemania.

Brenner, J., y D. Wade. 2003. Florida’s revised prescribed fire law: protection for responsible burners. Págs. 132-136. En: K. Galley, R. Klinger y
N. Sugihara (eds.). Proceedings of Fire Conference 2000. Tall Timbers Research Station Miscellaneous Publication No. 13. Tallahassee, Florida,
Estados Unidos.

Bridge, S. R. J., K. Miyanishi y E. A. Johnson. 2005. A critical evaluation of fire suppression effects in the boreal forest of Ontario. Forest Science 51:41-50.

Brown, J. K. 2000. Introduction and fire regimes. Págs. 1-8. En: J. K. Brown y J. Smith (eds.). Wildland Fire in Ecosystems: Effects of Fire on Flora.
General USDA Forest Service Technical Report RMRS-GTR-24, Ogden, Utah, Estados Unidos.

Cochrane, M. A. 2003. Fire science for rainforests. Nature 421:913-919.

Cochrane, M. A. 2002. Se extienden como un reguero de pólvora: Incendios en bosques tropicales en América Latina y el Caribe: Prevención, evaluación y alerta
temprana. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Ciudad de México, México. También:
http://www.crid.or.cr/digitalizacion/pdf/spa/doc14514/doc14514-contenido.pdf

Cochrane, M. A. 2001. Synergistic interactions between habitat fragmentation and fire in tropical forests. Conservation Biology 15:1515-1521.

Cochrane, M. A., y W. F. Laurance. 2002. Fire as a large-scale edge effect in Amazonian forests. Journal of Tropical Ecology 18:311-325.

D’Antonio, C. M. 1992. Biological invasions by exotic grasses, the grass/fire cycle, and global change. Annual Review of Ecology & Systematics 23:63-87.

Espinosa, L. Y. 2001. Apuntes de Dendrología. Universidad Autónoma Chapingo, D.F. México.

FAO. 2005. Global Forest Resources Assessment: Progress Towards Sustainable Forest Management. FAO Forestry Paper 147. Roma, Italia.

FAO. 2003. Wildland Fire Management Terminology. Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO Forestry
Paper 70, 257 p.

Ganz, D., y P. Moore. 2002. Living with fire: summary of Communities in Flames International Conference. Págs. 1-9. En: P. Moore, D. Ganz, L. C. Tan,
T. Enters y P. B. Durst (eds.), Communities in Flames: Proceedings of an International Conference on Community Involvement in Fire Management. FAO,
Bangkok, Tailandia.

Gill, A. M., R. A. Bradstock y J. E. Williams. 2002. Fire regimes and biodiversity: legacy and vision. En: R. A. Bradstock, J. E. Williams y M. A. Gill
(eds.). Flammable Australia: The Fire Regimes and Biodiversity of a Continent. Cambridge University Press, Reino Unido.

Gill, A. M., y R. A. Bradstock. 1995. Extinction of biota by fires. Págs. 309-322. En: R. A. Bradstock,, T. D. Auld, D. A. Keith, R. T. Kingsford,
D. Lunney y D. P. Sivertsen (eds). Conserving Biodiversity: Threats and Solutions. Surrey, Beatty & Sons.

Goldammer, J. G., P. Frost, M. Jurvelius, E. Kammigna y T. Kruger. 2004. Community participation in integrated forest fire management: some
experiences from Africa. En: J. G. Goldammer y C. de Ronde (eds.). Wildland Fire Management Handbook for Sub-Sahara Africa. Global Fire Monitoring
Center, Frieburg, Alemania.

Goldammer, J. G., P. Frost, M. Jurvelius, E. M. Kamminga, T. Kruger, S. I. Moody y M. Pogeyed. 2002. Community participation in integrated forest fire
management: experiences from Africa, Asia and Europe. Págs. 32-52. En: P. Moore, D. Ganz, L. C. Tan, T. Enters y P. B. Durst (eds.), Communities in
Flames: Proceedings of an International Conference on Community Involvement in Fire Management. FAO, Bangkok, Tailandia.

Hardesty, J., R. L. Myers y W. Fulks. 2005. Fire, ecosystems, and people: a preliminary assessment of fire as a global conservation issue. The George
Wright Forum 22:78-87.

Hoffman, A., P. Moore, D. Simorangkir y N. Haase. 2003. Fires in South East Asia: Analysis, Insights and Ideas from Project FireFight. Project FireFight,
Bogor, Indonesia.

Horn, S. P. 1998. Fire management and natural landscapes in the Chirripó páramo, Chirripó National Park, Costa Rica. En: K. S. Zimmerman y
K. R. Young (eds.). Nature’s Geography: New Lessons from Conservation in Developing Countries. University of Wisconsin Press, Madison, WI.

26
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 27

Horn, S. P. 2005. Dinámica de la vegetación después de fuegos recientes en los páramos de Buenavista y Chirripó, Costa Rica. Págs. 631-656. En:
M. Kappelle y S. Horn. Páramos de Costa Rica. INBio, Costa Rica.

Horn, S. P., K. H. Orvis, L. M. Kennedy y G. M. Clark. 2000. Prehistoric fires in the highlands of the Dominican Republic: Evidence from charcoal in
soils and sediments. Caribbean Journal of Science 36:10-18.

Johnson, E. A., K. Miyanishi y S. R. J. Bridge. 2001. Wildfire regime in the boreal forest and the idea of suppression and fuel buildup. Conservation
Biology 15:1554-1557.

Kaufmann, M. R., A. Shlisky y B. Kent. 2003. Integrating scientific knowledge into social and economic decisions for ecologically sound fire and
restoration management. Proceedings 3rd International Wildland Fire Conference and Exhibition. Sydney, Australia.

Keeley, J. E. 2001. Fire and invasive species in Mediterranean climate ecosystems of California. Págs. 81-94. En K. Galley y T. Wilson, (eds.). Tall
Timbers Research Station Miscellaneous Publication No. 11. Tallahassee, Florida, Estados Unidos.

Keeley, J. E., y C. J. Fotheringham. 2003. Impact of past, present and future fire regimes on North American Mediterranean shrublands. Págs. 218-262.
En: T. T. Veblen, W. L. Baker, G. Montenegro y T. W. Swetnam (eds.). Fire and Climatic Change in Temperate Ecosystems of the Western Americas. Springer,
New York, Nueva York, Estados Unidos.

Kellman, M., y J. Meave. 1997. Fire in the tropical gallery forests of Belize. Journal of Biogeography 24:23-34.

Keith, D. A., J. E. Williams y J. C. Z. Woinarski. 2002. Fire management and biodiversity conservation: key approaches and principles. Págs. 401-425.
En: R. A. Bradstock, J. E. Williams y M. A. Gill (eds.). Flammable Australia: The Fire Regimes and Biodiversity of a Continent. Cambridge University Press,
Reino Unido.

Komarek, E. V. 1971. Lightning and fire ecology in Africa. Proceedings Tall Timbers Fire Ecology Conference 11:473-511.

Kowal, N. E. 1966. Shifting cultivation, fire, and pine forest in the Cordillera Central, Luzon, Philippines. Ecological Monographs 36:389-419.

Lewis, H. 1989. Ecological and technological knowledge of fire: aborigines versus park rangers in northern Australia. American Anthropologist 91:940-961.

McPherson, G. R. 1997. Ecology and Management of North American Savannas. The University of Arizona Press, Tucson, AZ, USA.

Minnich, R. A., y Y. H. Chou. 1997. Wildland fire patch dynamics in the chaparral of southern California and northern Baja California. International
Journal of Wildland Fire 7:221-248.

Miranda, H. S., M. M. C. Bustamante y A. C. Miranda. 2002. The Fire Factor. En: P. S. Oliveira y R. J. Marquis (eds.). The Cerrados of Brazil—Ecology
and Natural History of a Neotropical Savanna. Columbia University Press, Nueva York.

Montenegro, G., R. Ginocchio, A. Segura, J. E. Keely y M. Gómez. 2004. Fire regimes and vegetation responses in two Mediterranean-climate regions.
Revista Chilena de Historia Natural 77:455-464.

Moore, P. F., J. Hardesty, S. Kelleher, S. Maginnis y R. Myers. 2003. Forests and wildfires: fixing the future by avoiding the past. XII World Forestry Congress.
Quebec City, Canadá.

Morrison, J. H., y P. M. Cooke. 2003. Caring for country: indigenous people managing country using fire, with particular emphasis on Northern
Australia. Abstract in: 3rd International Wildland Fire Conference. Pág. 67.

Myers, R. L. 2006. Forests and fires: toward an integrated approach to fire management in the Caribbean. En: P. L. Weaver y K. A. Gonzalez (eds.).
Wildland Fire Management & Restoration. Proceedings of the Twelfth Meeting of Caribbean Foresters. USDA Forest Service International Institute of Tropical
Forestry, Río Piedras, Puerto Rico.

Myers, R. L. 2000. Fire in tropical and subtropical ecosystems. Págs. 161-173. En: J. K. Brown y J. Smith (eds.). Wildland Fire in Ecosystems: Effects of Fire on
Flora. General USDA Forest Service Technical Report RMRS-GTR-24, Ogden, Utah, Estados Unidos.

Myers, R. L. 1990. Palm Swamps. En: A. E. Lugo, M. Brinson y S. Brown (eds.). Forested Wetlands: Ecosystems of the World 15. Elsevier Press, Amsterdam.

Myers, R. L. 1985. Fire and the dynamic relationship between Florida sandhill and sand pine scrub vegetation. Bulletin of the Torrey Botanical Club 112:241-252.

Myers, R. L., J. O’Brien y S. Morrison. 2006. Fire Management Overview of the Caribbean Pine (Pinus caribaea. var. hondurensis) Savannas of the Mosquitia,
Honduras. Global Fire Initiative Misc. Technical Report 2006-1. The Nature Conservancy.

27
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:38 AM Page 28

Referencias
Myers, R. L., D. Wade y C. Bergh. 2004a. Fire Management Assessment of the Caribbean Pine (Pinus caribaea) Forest Ecosystems on Andros and Abaco Islands,
Bahamas. Global Fire Initiative Misc. Technical Report 2004-2. The Nature Conservancy

Myers, R. L., J. O’Brien, D. Mehlman y C. Bergh. 2004b. Evaluación del Manejo del Fuego en los Ecosistemas de Tierras Altas de la República Dominicana.
Global Fire Initiative Misc. Technical Report 2004-2. The Nature Conservancy.

National Commission on Wildfire Disasters. 1995. Report of the National Commission on Wildfire Disasters. Washington, DC.

Richardson, D. M., y P. W. Rundel. 1998. Ecology and biogeography of Pinus: an introduction. En: D. M. Richardson (ed.), Ecology and Biogeography of Pinus.
Cambridge University Press, Cambridge, Reino Unido.

Rodríguez, I. 2004. Conocimiento indígena vs científico: El conflicto por el uso del fuego en el Parque Nacional Canaima, Venezuela. Interciencia
29:121-129.

Rodríguez-Trejo, D. A. 2006. Nuevos horizantes en el manejo del fuego. México Forestal-Revista Electrónica de la Comisión Nacional Forestal. No. 43.
www.mexicoforestal.gob.mx/editorial.php?id=23

Rodríguez-Trejo, D. A., y P. Z. Fulé. 2003. Fire ecology of Mexican pines and a fire management proposal. International Journal of Wildland Fire 12:23-37.

Rowell, A., y P. F. Moore. 2000. Global Review of Forest Fires. WWF/IUCN, Gland, Suiza.

Russell-Smith, J., y P. Stanton. 2002. Fire regimes and fire management of rainforest communities across northern Australia. Págs. 329-350. En:
R. Bradstock, J. Williams y M. Gill (eds.). Flammable Australia: The Fire Regimes and Biodiversity of a Continent. Cambridge University Press,
Cambridge, Reino Unido.

Sheldon, T. 2006. Canada’s fire management strategy. Primer Taller Internacional sobre el Manejo de Fuego. Pinar del Río, Cuba.

Snook, L. 1993. Stand Dynamics of Mahogany (Swietenia macrophylla King) and Associated Species After Fire and Hurricanes in Tropical Forests of the Yucatán
Peninsula. Tesis doctoral. Yale University, New Haven, CT.

Stolton, S., y N. Dudley (eds). 2003. Future fires: perpetuating problems of the past. Aborvitae. WWF/IUCN Gland, Suiza.

Suyanto, S., G. Applegate, R. P. Permana, N. Khususiyah y I. Kurniawan. 2004. The role of fire in changing land use and livelihoods in Riau-Sumatra.
Ecology and Society 9(1): 15. [en línea] URL: http://www.ecologyandsociety.org/vol9/iss1/art15/

USDA Forest Service. 2000. Protecting People and Sustaining Resources in Fire-Adapted Ecosystems: A Cohesive Strategy. General Accounting Office Report
GAO/RCED-99-65. Washington, DC.

Vélez, R. 2005. Community Based Fire Management in Spain. FAO Working Paper FFM/4/E. Roma, Italia.

Zavala Chávez, F. 2003. Identificación de Encinos de México. Universidad Autónoma Chapingo, D.F. México.

28
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:39 AM Page da

Fotos:
Imagen de la portada: Los incendios iniciados por chagras (campesinos Contraportada, abajo: Quema para ayudar a arrear el ganado durante el
andinos) para renovar los pastos de forraje favorecen al páramo en Ecuador arreo de ganado anual en el páramo del norte andino, en Ecuador. El páramo
a costa de la especie Polylepis que domina a los bosques enanos de los Andes. es un ecosistema dependiente del fuego, pero aún no se conoce bien cuál es
© Pete Oxford/Minden Pictures el régimen de fuego ecológicamente adecuado.
© Pete Oxford/Minden Pictures
Contraportada, arriba: El Cerrado de Brasil, que en una época cubría el
22% del país o 2 millones de kilómetros cuadrados, es un mosaico de sabana Interior de la portada: Agricultura de tala y quema en el este de Bolivia.
y matorral moldeado por una variedad de regímenes de fuego. © Carlos Pinto
© Tui De Roy/Minden Pictures
Interior de la contraportada: Quema prescrita en la sabana de pino caribe
Contraportada, centro: Agricultura tradicional (tavy) en Madagascar. dependiente del fuego en Belice, América Central © Ron Myers
© Frans Lanting/Minden Pictures
TNC_Fire Mgmnt-Spanish.qxp 9/18/06 9:33 AM Page a

La misión de The Nature Conservancy es preservar las plantas,


animales y comunidades naturales que representan la diversidad
de vida en la tierra, mediante la protección de las tierras y las
aguas que necesitan para sobrevivir.

Похожие интересы