Вы находитесь на странице: 1из 12

etcétera

monos

etcétera monos Betty Boop noviembre 2003 Su imagen y atractivo siguen vigentes 70 años después Manuel

Betty Boop

noviembre 2003

Su imagen y atractivo siguen vigentes 70 años después

Manuel Guillén

Hace poco más de 70 años (su primera aparición

fue en Dizzy Dishes de Max Fleischer), emergió al

mundo de los cómics la primera gran figura femenina del color y del papel: Betty Boop.

El éxito de su imagen, que pasara de ser una canina humanizada (de hecho, el resto de los personajes con los que surgió eran simpáticos

perrillos humanoides) a una extraña femme fatale

de desproporcionadas dimensiones, es el de la

representación del sex appeal de una época.

es el de la representación del sex appeal de una época. PRINCIPAL 5 DE FEBRERO DE

5 DE FEBRERO DE 2009

Eres el visitante 1 0 4 9 1 5 8 5
Eres el visitante
1
0
4
9
1
5
8
5

A partir del 16 de julio de 2003

Terra Networks certifica 8,950 visitas diarias

Networks certifica 8,950 visitas diarias febrero 2009 números anteriores QUERIDO DIARIO En efecto, la carga

En

efecto, la carga iconográfica de la Boop la convirtió en su tiempo en

un

verdadero fetiche de la sexualidad femenina; en motivo de

sensualidad y agasajo de sus innumerables fans que cosechó en la década de los 30 y buena parte de los 40 (cuántos aviones gringos de la Segunda Guerra Mundial no llevaban su imagen en los costados).

El diseño final de su imagen (que sufriera diversas modificaciones menores en los días de su nacimiento), basado en los contornos de Mae West, así como en sus versiones animadas la voz sexy de Mae Questal,

junto con los rulos en la cabeza, la boca diminuta, los ojos inmensos y

las minifaldas a punto de un pubis ficticio, la convirtieron en verdadera

causa de alaridos, ensoñaciones y fidelidad en un tiempo en que el siglo

XX alcanzaba su espesor.

en un tiempo en que el siglo XX alcanzaba su espesor. Ciertamente, en nuestra época es

Ciertamente, en nuestra época es difícil imaginar cómo era posible que un personaje tan inverosímil, dibujado sin volumen ni perspectiva y decididamente fantástico (con una cabeza enorme y escaso rango de movimientos), pudo ser durante años motivo de sexualidad entre la sociedad estadounidense y parte del resto del mundo.

La clave radica en el momentum semiótico que la vio surgir. En un tiempo sin pornografía masiva (por supuesto, existía la pornografía, pero era un placer reservado para privilegiados), sin televisión y, muy importante, sin "heroínas" de papel, el personaje de Betty Boop arrolló la imaginería de su tiempo. Con sus ligueros al descubierto, pantalones entalladísimos; de enfermera en minifalda o de camarera ídem, recogía múltiples fetiches que flotaban en el aire de la sociedad de los 30, que a duras penas salía del quebranto económico y la

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (1 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

(1 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m. REPORTES MAPAMEDIA LE RECOMENDAMOS Acciones de
(1 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m. REPORTES MAPAMEDIA LE RECOMENDAMOS Acciones de

etcétera

fatiga anímica.

15 de Septiembre 2008

   

Asimismo, Betty Boop es un personaje de aventuras pedestres,

 

cotidianas, sencillas. Es una campeona del sex appeal, pero nunca una heroína a la usanza de sus contemporáneos masculinos. Por ello no es de

   

extrañar que se haya convertido más en un icono que en una leyenda.

Si el más grande inmigrante de todos los tiempos,

Superman, dechado de poderes y virtudes, ha muerto, resucitado y es hoy un rutilante

 

DEBATE

contemporáneo nuestro, lo mismo que el triplemente noir (oscuro en su psicología, oscuro en su entorno y oscuro en su estética) Batman, héroe mitológico por excelencia, no así Betty Boop. No

obstante, tampoco en un cómic para la gran familia

 

SONDEO

americana, al estilo de Mickey Mouse. No, su lugar está más acá del soft porno comiquero (primitivo y sencillo, pero ya embrionario) y más allá de Disneylandia.

     

 

Actualmente, en especial tras una rehabilitación de su personaje con motivo de su sexagésimo aniversario a principios de la pasada década de

 

No

 

los 90, existe un nuevo interés por la iconografía boopiana. Nuevos

 

No sé

fanáticos y adeptos han accedido al extraño encanto de Betty, aunque

       

cabría especular si el interés de estos noveles seguidores es meramente arqueológico o ciertamente hormonal, por llamarlo de algún modo.

   
   

Al respecto, es difícil pensar que tras el bombazo que resultara ser Lara Croft en la imaginería iconográfica sexual de los tiempos que corren, un ser tan inocuo como Betty pudiera mantener esa misma fuerza simbólica

de la que gozara en otros tiempos. Entre uno y otro personaje el paralelismo es claro: ambos compilan las necesidades, deseos y

   

características de su época. Por supuesto, este hecho no excluye que Betty pudiera seguir siendo la tremenda fémina del trazo que fuera, aunque tal vez con menos adeptos.

No obstante todo ello, el personaje se ha mantenido vigente en la larga serie de mundos posibles de nuestra hechura que llega hasta hoy. Quizá una renovación contemporánea de su imagen pudiera revitalizar su ahora dormido y alguna vez boyante atractivo sexual representativo. Prueba de ello son las innumerables versiones no oficiales de su imagen con contenido porno explícito, conocidas en la tradición japonesa como doujinshi. Al contemplarlas, es claro que Betty puede no tanto ser una estrella del cabaret, sino del cine XXX algo muy acorde con este inicio del siglo XXI.

       

Finalmente, lo central del bonito personaje de Betty Boop es la radicalidad fantástica de su significado simbólico. Por primera vez en la historia del cómic, un personaje femenino inequívocamente caricaturesco (es decir, sin intención figurativa puntual, sino sólo evocativa) tocó fibras sensuales en el ánimo de sus receptores; fue el gran ascenso del cómic sin más (es decir, que no pretendía ser una fotografía dibujada) al estrellato de la popularidad sexual masiva, por más que su hechura fuera "inocente" y pudorosa.

       

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (2 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

Sin Betty y el camino de la estética popular que abriera al iniciar la segunda gran era industrial, no habrían sido posibles el resto de curvilíneas aventureras del cómic; de Batichica y Wonder Woman a Vampirella y Lara Croft. Y, sí, quizá ya no como antaño, pero su imagen y atractivo siguen vigentes 70 años después, más que bien cumplido por esta abuela de nuestros sueños húmedos de trazo, tinta y papel.

*

*

*

Una banda sonora jazzística

Una de las innovaciones interesantes que Fleischer introdujo con su creación fue la incorporación de temas verdaderamente jazzísticos en algunas de las animaciones de Betty Boop. A manera de corto documental, algunos de los episodios iniciaban con las estrellas del jazz ejecutando la pieza que serviría de banda sonora al capítulo.

Fue la primera vez que esto se hacía en la industria. Poner jazz negro, de arrabal, profundo y decadente en una animación para el gran público. Incluso, para algunos críticos, no sólo la incorporación de la música jazz en algunas piezas de Betty, sino de la temática que envolvía a dichas ejecuciones musicales fue parte importante del desarrollo de las historias de la primera época de la Boop. Temas de cabaret, sugerencias y alusiones al uso de psicotrópicos como la marihuana y la heroína, desamor y una atmósfera semisórdida se encuentran en salpicaduras, aquí y allá, en algunas de las narraciones visuales de Fleischer.

allá, en algunas de las narraciones visuales de Fleischer. La primera aparición de uno de los

La primera aparición de uno de los grandes del jazz en estos cortos introductorios fue la de Cab Calloway, en 1932, en el episodio Minnie the Moocher; apareciendo también posteriormente en los cortos The Old Man of the Mountain y Snow White. Por igual, Louis Armstrong hizo su aparición en I'll be Glad When You're Dead You Rascal You, del mismo año de 1932.

Manuel Guillén (México, 1972) colabora en diversas publicaciones nacionales de manera free lance, cultivando diferentes géneros periodísticos. Correo: guillenfree@yahoo.com.mx

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (3 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

Enero 2009

Enero 2009

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (4 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

11 de Noviembre, 2008

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (5 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

Septiembre 2008

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (5 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m. Septiembre 2008 LIBROS EXPEDIENTES PRENSA

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (6 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (7 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (8 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (9 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (10 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (11 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

etcétera

http://www.etcetera.com.mx/pag107ne37.asp (12 of 12)05/02/2009 09:15:19 p.m.

Похожие интересы