Вы находитесь на странице: 1из 6

REFLEXIONES SOBRE EL LIBRO DE DIOS Y EL PUEBLO AL QUE AMA

Por

Zabdiel David Rodríguez

Proyecto

Entregado a la Facultad

En Cumplimiento Parcial de los Requisitos para

THE2012

La Biblia y la Iglesia, Primera Edición

Global University

Noviembre, 2009
Zabdiel David Rodríguez THE2012 / La Biblia y la Iglesia

Página 1

Reflexiones sobre el libro de Dios y el Pueblo al que ama

Parte 1: EL MENSAJE DE LA BIBLIA

Definición y análisis. Dios ha comunicado su voluntad a los hombres por medio de la

Biblia, un libro singular que revela la condición del hombre (hecho a imagen de Dios), el

origen de su rebelión, y el plan de salvación a través de Jesucristo para rescatar a quienes

crean en El. Antiguo y Nuevo Testamento resumen el plan de Dios para salvar a los que ama.

Características. El mensaje de la Biblia es un mensaje:

1) Sobrenatural. Presenta el amor sobrenatural del Dios Santo por la humanidad, a pesar

del pecado del hombre. Él mostró su poder y milagros a una nación (Israel), de donde

vendría el Mesías Salvador, quien reconciliaría a toda la raza caída.

2) Veraz. “Y el Verbo se hizo hombre y habito entre nosotros” (Juan 1:14/NVI),

“Porque no hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo

siguiendo fabulas… sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad”

(2 Pedro 1:16/RV60). Cristo vino al mundo conforme a las profecías de los hebreos.

3) Transformador. La promesa de redención futura y santificación presente y constante

por el Espíritu Santo (el nacimiento del “nuevo hombre” espiritual) está expresado en

la Escritura y en la vida práctica damos testimonio de ello.

Aplicación. Este mensaje poderoso solo se hace efectivo en nosotros por medio de la fe

(que excede la comprensión intelectual). No deja de ser cierto si no lo creemos, pero no

podemos gozar los beneficios de este, ni la nueva vida sin rendir nuestro ser al Salvador.
Zabdiel David Rodríguez THE2012 / La Biblia y la Iglesia

Página 2

Reflexiones sobre el libro de Dios y el Pueblo al que ama

Parte 2: LA AUTENTICIDAD DE LA BIBLIA

Definición. Decimos que algo es auténtico o genuino cuando no admite variación de su

original. En el caso de la Biblia, su mensaje es genuino; lo que hoy tenemos es lo expresado

por los profetas, apóstoles y demás autores Bíblicos inspirados por el Espíritu Santo.

Características.

1) Autenticidad del mensaje. Actualmente se cuenta con manuscritos bastante confiables

que indican que la traducción de la Biblia es certera, sin alteraciones.

2) Autenticidad del autor. Aproximadamente 40 hombres en tiempos diferentes

registraron el mensaje de Dios, Su voluntad en un periodo de 1600 años. Sea que un

libro de la Biblia indique o no quien lo escribió, se tiene evidencia de que sus relatos

y descripciones son fidedignas.

3) Calidad. Los hebreos eran bastante celosos cuando se trataba de dar aprobación a un

“texto sagrado”. La Ley, los Profetas y las Escrituras afirmaban ser Palabra de Dios.

Tal vez la mayor aprobación que recibe el Antiguo Testamento es la de Jesucristo. En

el caso de las Cartas Apostólicas o los Evangelios, se tomó en cuenta la lectura

pública de éstas y que fueran citadas por los padres de la iglesia, como pautas para

considerarlos escritura inspirada.

Análisis. Dios mismo es el editor de su libro. La Biblia irradia la luz de Dios, su aliento,

son sus palabras, decretos y deseos para la humanidad que Él ama.

Aplicación. Al saber que estamos en presencia de un libro singular y autentico, cuyo

mensaje es fiel, no podemos sino tomar en serio y aceptar sus demandas.


Zabdiel David Rodríguez THE2012 / La Biblia y la Iglesia

Página 3

Reflexiones sobre el libro de Dios y el Pueblo al que ama

Parte 3: LA BASE BIBLICA DE LA IGLESIA

Definición. “Iglesia” proviene del griego ekklesia, que en su uso original se refiere a una

asamblea de personas convocadas por una autoridad superior para una razón especifica.

Características. Dos aspectos caracterizan a este pueblo especial:

1) El llamado a “salir”. Cuando Dios llamó a Abraham, lo sacó de su parentela. El

llamó a los hebreos a salir de Egipto. De igual forma, Cristo nos llama a “salir del

sistema del mundo” y seguir sus pasos; nos llama a una nueva vida.

2) El llamado a “estar juntos”. “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos

unánimes juntos” (Hechos 2:1/RV60). Esto refleja el deseo de Dios de tener un

cuerpo íntegro y cohesionado, no desmembrado. Pablo escribió: “… crezcamos en

todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, de quien todo el cuerpo, bien

concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente,

según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento…”

Análisis. La iglesia es un organismo vivo dependiente de Dios. Jesucristo dijo: “Yo soy

la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto;

separados de mí no pueden ustedes hacer nada” (Juan 15:5/NVI).

Cristo es la autoridad mayor que convoca a los creyentes. La razón específica es

comunicar el plan de Salvación de Dios a través de Cristo.

Aplicación. Nuestro propósito es glorificar a Dios, que sea hecha su voluntad por tanto

debemos ser sacrificios vivos, tal como expresa el apóstol Pablo en Romanos 12:2
Zabdiel David Rodríguez THE2012 / La Biblia y la Iglesia

Página 4

Reflexiones sobre el libro de Dios y el Pueblo al que ama

Parte 4: LA NATURALEZA DE LA IGLESIA

Definición. La iglesia es de naturaleza universal, ya que Cristo tiene un solo cuerpo. No

obstante, en el tiempo y el espacio la iglesia se expresa de manera local en varias “iglesias”.

Características.

1. Crecimiento. Puede darse tanto en números como en calidad. Es decir, una

congregación local puede aumentar su membrecía, lo cual es bueno, pero también

debe crecer en conocimiento y buenas obras. “La evidencia de semejanza a Cristo, la

denominamos espiritualidad” (Duncan & Roslim, 1994).

2. Santificación. La santidad es algo que caracteriza a los creyentes. Pues “sin santidad

nadie verá al Señor” (Hebreos 12:14 RV60). El mismo Jesús se ha propuesto

santificar a la iglesia, purificándola con la palabra. (Efesios 5:26). La pureza moral y

doctrinal (enseñanza) de los miembros de la iglesia atestiguan que realmente ha

habido un cambio, una regeneración interior.

Análisis. Todos los creyentes, miembros del cuerpo universal de Cristo, somos llamados

a salir de las tinieblas a la luz. Es un llamado general e ineludible. Somos llamados a ser puros

porque nuestro destino es gobernar con el Hijo por los siglos, como su Esposa.

Aplicación. En el plano local (y presente) estamos también comprometidos con la

enseñanza, discipulado y servicio de los creyentes de nuestra localidad, mientras aguardamos

el cumplimiento de las promesas del Señor.


Zabdiel David Rodríguez THE2012 / La Biblia y la Iglesia

Página 5

Reflexiones sobre el libro de Dios y el Pueblo al que ama

LISTA DE REFERENCIAS

 DUNCAN, David; ROSLIM, Suwandoko. La Biblia y la Iglesia. Guía de Estudio.


Primera Edición. 1994, Universidad ICI.

 La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional. 1999, Sociedad Bíblica Internacional

 Santa Biblia, Versión Reina-Valera. 1960, Sociedades Bíblicas Unidas.