Вы находитесь на странице: 1из 14

EL FUTBOL

El fútbol se juega de acuerdo a una serie de reglas, llamadas oficialmente reglas de juego. Este
deporte se practica con una pelota esférica, donde dos equipos de once jugadores cada uno (diez
jugadores "de campo" y un guardameta) compiten por encajar la misma en la portería rival,
marcando así un gol. El equipo que más goles haya marcado al final del partido es el ganador; si
ambos equipos no marcan, o marcan la misma cantidad de goles, entonces se declara un empate.
Puede haber excepciones a esta regla; véase Duración y resultado más abajo.
La regla principal es que los jugadores, excepto los guardametas, no pueden tocar
intencionalmente la pelota con sus brazos o manos durante el juego, aunque deben usar sus manos
para los saques de banda.
En un juego típico, los jugadores intentan llevar la pelota hasta la portería rival a través del control
individual de la misma, conocido como regate, o de pases a compañeros o tiros a la portería, la
cual está protegida por un guardameta. Los jugadores rivales intentan recuperar el control de la
pelota interceptando los pases o quitándole la pelota al jugador que la lleva; sin embargo, el
contacto físico está limitado. El juego en el fútbol fluye libremente, y se detiene sólo cuando la
pelota sale del terreno de juego o cuando el árbitro decide que debe detenerse. Luego de cada
pausa, se reinicia el juego con una jugada específica. Al final del partido, el árbitro compensa el
tiempo total en minutos que se suspendió el juego en diferentes momentos.
A nivel profesional, en la mayoría de los partidos se marcan sólo unos pocos goles. Por ejemplo,
durante la temporada 2006/07 de la Primera División de España, la liga de fútbol española, se
marcó un promedio de 2,48 goles por partido.[4]
Las reglas no especifican ninguna otra posición de los jugadores a parte de la del guardameta, pero
con el paso del tiempo se han desarrollado una serie de posiciones en el resto del campo. A
grandes rasgos, se identifican tres categorías principales: los delanteros, cuya tarea principal es
marcar los goles; los defensas, ubicados cerca de su portería, quienes intentan frenar a los
delanteros rivales; y los centrocampistas, que manejan la pelota entre las posiciones anteriores. A
estos jugadores se los conoce como jugadores de campo, para diferenciarlos del guardameta. A su
vez, estas posiciones se subdividen en los lados del campo en que los jugadores se desempeñan la
mayor parte del tiempo. Así, por ejemplo pueden existir centrocampistas derechos, centrales e
izquierdos. Los diez jugadores de campo pueden distribuirse en cualquier combinación: por
ejemplo, puede haber cuatro defensas, cuatro centrocampistas y dos delanteros; o tres defensas,
cuatro centrocampistas y tres delanteros, y la cantidad de jugadores en cada posición determina el
estilo de juego del equipo: más delanteros y menos defensas creará un juego más agresivo y
ofensivo, mientras que lo contrario generará un juego más lento y defensivo.
POSICIÓN TÁCTICA DE LOS JUGADORES
Guardameta : El portero, también conocido como guardameta, arquero o golero, es el jugador
cuyo principal objetivo es evitar que la pelota entre a su meta durante el juego, acto que se conoce
como gol. El guardameta es el único jugador que puede tocar la pelota con sus manos durante el
juego activo, aunque sólo dentro de su propia área. Cada equipo debe presentar un único
guardameta en su alineación. En caso de que el jugador deba abandonar el terreno de juego por
cualquier motivo, deberá ser sustituido por otro futbolista, ya sea uno que se encuentre jugando o
un sustituto. Este tipo de jugadores deben llevar una vestimenta diferente a la de sus compañeros,
sus rivales (incluido el guardameta) y el cuerpo arbitral. Por lo general suelen llevar el número 1
estampado sobre su camiseta.

1
Defensa : El defensa, también conocido como defensor, es el jugador ubicado una línea delante
del guardameta y una por detrás de los centrocampistas, cuyo principal objetivo es detener los
ataques del equipo rival. Generalmente esta línea de jugadores se encuentra en forma arqueada,
quedando algunos defensas ubicados más cerca del guardameta que los demás. Si es sólo un
jugador el ubicado más atrás, recibe el nombre de líbero; si son dos o más, reciben el nombre de
zagueros. Los defensores ubicados en los costados del terreno son llamados laterales, y debido a
su ubicación (más cerca de los centrocampistas) estos pueden avanzar más en el terreno si lo
desean. Para nombrarlos se agrega la zona a la palabra defensa: por ejemplo, un defensa que juega
por la derecha (mirando hacia la meta rival) sería un lateral derecho.
Centrocampista : El centrocampista, también conocido como mediocampista o volante, es el
jugador ubicado en la zona del centro del terreno, una línea por delante de los defensas y una por
detrás de los delanteros, cuyo objetivo es coordinar el juego entre las otras líneas y asistir a las
mismas en caso de ser necesario. Al igual que la línea de defensas, los jugadores ubicados en una
línea media reciben nombres de acuerdo al lugar del terreno donde jueguen: centro, izquierda o
derecha. En algunos casos uno o más jugadores, generalmente los centros, se ubican más adelante,
entre su línea y la de los delanteros, para colaborar con estos últimos. Los jugadores de esta
posición particular reciben el nombre de armadores, enganches, o mediapuntas. Debido a la
posición de estos últimos, la línea media puede obtener una apariencia de rombo (ver tercera
imagen). Se puede observar como los centrocampistas forman un rombo. Estos se encargan de
ayudar a la defensa y a la delantera de su equipo.
Delantero : El delantero, también conocido como atacante, puntero, punta, artillero, killer del área
o ariete. Es el jugador ubicado más adelante que sus compañeros, una línea por delante de los
centrocampistas, cuyo principal objetivo es el de marcar goles. Su función se suele limitar a
atacar, dejando de lado el acto de defender, lo que no significa que en cualquier situación de
peligro, el delantero se convierta en un centrocampista más para adoptar una estrategia defensiva.
Los delanteros suelen ser los más conocidos, ya que son los autores de los goles del equipo. Estos
jugadores también reciben su nombre de acuerdo a la posición donde jueguen: centro, izquierda o
derecha. En ocasiones se utiliza la palabra extremo para indicar que dicho jugador se encuentra
más alejado del centro de la cancha (a su ancho): por ejemplo, un delantero extremo izquierdo.
FUNDAMENTOS
El fútbol incluye una actividad física muy importante para la salud a todo nivel. Durante un
partido de fútbol profesional de 90 minutos, un jugador, dependiendo de su posición y de las
dimensiones del campo, recorre entre 6 y 11 kilómetros.[5] También durante un partido de
similares características, un futbolista pierde alrededor de 2 kilogramos de líquidos, parte de los
cuales son recuperados durante el tiempo de descanso.[6] En partidos que se juegan con altas
temperaturas, los árbitros tienen el derecho de detener el encuentro, generalmente a mediados de
un período, para que los jugadores y el cuerpo arbitral se hidraten.[7]
El fútbol es uno de los deportes con mayor número de lesiones, [8] aunque la mayoría de ellas no
son de gravedad. Las lesiones más comunes ocurren en las rodillas y los tobillos, debido a los
movimientos rotativos a los que son sometidos. Las roturas de meniscos y ligamentos cruzados
junto a los desgarros musculares, son lesiones habituales dentro del fútbol. Las probabilidades de
lesión aumentan cuando el jugador no recibe una preparación física adecuada, particularmente en
un deportista aficionado, y cuando el juego se desarrolla sobre un terreno irregular. Para
futbolistas profesionales o semi-profesionales es de vital importancia la presencia de un
preparador físico que regule el tipo de ejercicio físico, así como la duración y regularidad del
mismo.

2
Recepción : Los jugadores de fútbol deben ser capaces de controlar los balones que reciben. La
forma más fácil suele ser parar la pelota; en este caso, el balón debería ser situado en la posición
ideal para el próximo toque. Los jugadores avanzados pueden usar el primer toque para hacer que
el balón se mueva de forma rápida hacia donde tienen planeado correr. También pueden utilizar el
primer toque para pasar el balón. Evitar el balón en vez de recibirlo puede despistar a los
defensores oponentes y es un arma ofensiva en algunas situaciones.
Pase : Para mantener la posesión del balón es esencial tener capacidad para pasarlo en corto entre
los jugadores cercanos de forma precisa y a tiempo. Los pases largos precisos permiten una mayor
variedad de situaciones y un juego más directo.
Tiro : Los jugadores deben tener un equilibrio a la hora de tirar a puerta: ni hacerlo en demasiadas
ocasiones ni tampoco dejar de intentarlo cuando tienen ocasión. Los tiros deberían ser precisos y
potentes, aunque generalmente no se logra esta precisión y potencia al mismo tiempo. Elegir
precisión o potencia depende de la situación y de las características del jugador.
HISTORIA DEL FÚTBOL
Orígenes
Una representación del calcio florentino durante el Siglo XVII.
A finales de la Edad Media y siglos posteriores se desarrollaron
en las Islas Británicas y zonas aledañas distintos juegos de
equipo, a los cuales se los conocía como códigos de fútbol. Estos
códigos se fueron unificando con el paso del tiempo, pero fue en
la segunda mitad del siglo XVII cuando se dieron las primeras
grandes unificaciones del fútbol, las cuales dieron origen al
fútbol de rugby, al fútbol americano, al fútbol australiano... y al deporte que hoy se conoce en gran
parte del mundo como fútbol a secas.
Los primeros códigos británicos se caracterizaban por tener pocas reglas y por su extrema
violencia.[9] Uno de los más populares fue el fútbol de carnaval. Por dicha razón el fútbol de
carnaval fue prohibido en Inglaterra por decreto del Rey Eduardo III y permaneció prohibido
durante 500 años.[10] El fútbol de carnaval no fue el único código de la época; de hecho existieron
otros códigos más organizados, menos violentos e incluso que se desarrollaron fuera de las Islas
Británicas. Uno de los juegos más conocidos fue el calcio florentino, originario de la ciudad de
Florencia, Italia. Este deporte influenció en varios aspectos al fútbol actual, no sólo por sus reglas,
sino también por el ambiente de fiesta en que se jugaban estos encuentros.[11]
Junto a la creación del nuevo código se creó la Football Association, órgano que rige hasta la
actualidad el fútbol en Inglaterra. En esos momentos, los estudiantes de las escuelas inglesas
desarrollaron las abreviaturas "rugger" y "soccer" (derivado de "association"), para designar a
ambos deportes: el rugby y el fútbol, respectivamente. Con éste último término es
mayoritariamente conocido el fútbol en los Estados Unidos.[18]
Primeros eventos
Ya con el fútbol bien definido, se comenzaron a
disputar los primeros encuentros con este nuevo
código. El 30 de noviembre de 1872, Escocia e
Inglaterra disputaron el primer partido oficial entre
selecciones nacionales, encuentro que concluyó en
empate sin goles. El partido se disputó en el
Hamilton Crescent, actual campo de críquet, en

3
Partick, Escocia.[19] Entre enero y marzo de 1884 se disputaría la primera edición del British Home
Championship, que hasta su desaparición sería el torneo de selecciones más antiguo de la historia.
El primer título correspondió a Escocia.[20]
El 20 de julio de 1871, un periódico británico propuso la creación de un torneo que fuera
organizado por la Football Association, el primer paso para la creación de la Copa de Inglaterra.[21]
Ese año, la Football Association estaba compuesta por 30 equipos, pero sólo 15 decidieron formar
parte de la primera edición del torneo, la FA Cup 1871-1872, que fue ganada por el Wanderers
FC.[22] La primera competición de liga llegó en la temporada 1888/1889 con la creación de la
Football League. Participaron 12 equipos afiliados a la FA, y cada uno jugó un total de 22
encuentros. Dicho torneo quedó en manos del Preston North End Football Club, que además lo
logró sin ser vencido.[23]
Dopaje
La lucha contra el dopaje en el fútbol se remonta a 1966, cuando la FIFA se convirtió en una de
las primeras federaciones internacionales en crear reglas para controlar al mismo.[45] Anualmente
se hacen 20.000 pruebas anti dopaje a futbolistas de todo el mundo, de las cuales entre 80 y 90 dan
positivas, mayoritariamente por el uso de cocaína o cannabis.[46] Se entiende por dopaje positivo lo
siguiente:
Sólo debe hablarse de resultado de dopaje positivo si el laboratorio identifica la presencia de una
sustancia prohibida, sus metabolitos, marcadores o evidencias del uso de un método prohibido que
no haya sido aprobado mediante una EUT (Exención por Uso Terapéutico) o cuando no se
originen naturalmente en el organismo.[47]
El procedimiento para una prueba de dopaje se inicia en el descanso de un partido, cuando se
sortean dos jugadores por equipo. Quince minutos antes de la finalización del encuentro se le
entrega un sobre a el o los delegados en el terreno, identificados por un chaleco blanco con una
cruz verde, lo cuales eligen al azar dos de ellos (uno por equipo). Una vez terminado el encuentro
informarán a los dos jugadores elegidos que deben dirigirse a la zona de pruebas para ser
controlados. Los jugadores expulsados durante el encuentro también pueden ser citados. Más tarde
los jugadores seleccionados deberán dar una muestra de orina. Previamente a esto, los
seleccionados no pueden ingresar a sus vestuarios, pero si a una sala donde pueden beber bebidas
analcohólicas e incluso tomar una ducha. La muestra tomada por un profesional del mismo sexo
que el del jugador envía la misma a un laboratorio para su análisis.[48]
En caso de que la muestra dé positiva, el informe sobre la misma se envía la Subcomisión del
Control de Dopaje de la FIFA, la cual investiga la veracidad del estudio y, una vez aprobado, pasa
a manos del director de control de dopaje de la FIFA, el cual verificará la información para
autorizar su envío a la Comisión Disciplinaria, a la Comisión de Medicina Deportiva y a la
asociación a la cual pertenezca el jugador. La Comisión Disciplinaria decidirá que pena se le
aplica al jugador.[49]
Quizás el caso más conocido de dopaje en el fútbol fue el de Diego Armando Maradona, que tras
un partido por la Copa Mundial de Fútbol de 1994 en Estados Unidos fue seleccionado para la
realización de la prueba. Su muestra dio positiva y se le aplicó una pena de 15 meses.[50]
Las reglas del juego
El fútbol infantil es un claro ejemplo de los cambios
de reglas, donde se destaca el tamaño del campo y el
número de jugadores por equipo.

4
El fútbol está reglamentado por 17 leyes o reglas, las cuales se utilizan universalmente, aunque
dentro de las mismas se permiten ciertas modificaciones para facilitar el desarrollo del fútbol
femenino, infantil y senior. Si bien las reglas están claramente definidas, existen ciertas
diferencias en las aplicaciones de las mismas que se deben a varios aspectos. Un aspecto
importante es la región futbolística donde se desarrolla el juego. Por ejemplo, en Europa,
particularmente en Inglaterra, los árbitros se destacan por ser más permisivos con las faltas e
infracciones, reduciendo de esta manera las amonestaciones y expulsiones, mientras que en otros
lugares, por ejemplo en Sudamérica, las faltas son penadas con tarjetas más a menudo.
Las reglas del juego están definidas por la International Football Association Board, organismo
integrado por la FIFA y las cuatro asociaciones del Reino Unido. Para aprobarse una modificación
a las mismas se deben tener por lo menos los votos de la FIFA y de 2 de los 4 votos de las
asociaciones del Reino Unido.

Campo de juego El guardameta puede tocar el balón con sus manos.

El fútbol se juega en un terreno de césped natural o artificial de forma rectangular. Las medidas
permitidas del terreno son de 90 a 120 metros de largo y de 45 a 90 metros de ancho, pero para
partidos internacionales se recomiendan las siguientes medidas: entre 100 y 110 metros de largo, y
entre 64 y 75 metros de ancho. Las dos líneas ubicadas a lo largo del terreno reciben el nombre de
líneas laterales o de banda, mientras que las otras son llamadas líneas de meta o finales. Los
puntos medios de cada línea de banda son unidos por otra línea, la línea media.
Sobre el centro de cada línea de meta y adentrándose en el terreno, se ubican las áreas penales, las
áreas de meta y las metas o porterías. Las llamadas metas, también conocidas como porterías o
arcos, constan de dos postes verticales (conocidos como palos o verticales) de 2,44 metros de alto
ubicados a 7,32 metros de separación y sobre el centro de cada línea de meta. Las partes
superiores de los postes son unidas por otro poste horizontal, conocido como travesaño o larguero.
Las áreas penales son áreas rectangulares ubicadas en el centro de las metas y adentrándose en el
terreno. Estas se trazan a 16,5 metros de los postes verticales, adentrándose también 16,5 metros
hacia el interior del terreno, y luego uniéndose por otra línea mayor. El trazado del área de meta es
igual, pero utilizando una medida de 5,5 metros.
Inicio del juego

5
Cada uno de los dos equipos consta de un máximo de 11 jugadores y un mínimo de 7. Durante el
partido se podrán cambiar a estos jugadores por otros, los denominados suplentes o sustitutos. Uno
de los jugadores titulares deberá ser el guardameta. Está permitido que un guardameta y otro
jugador del equipo se intercambien de posición durante el encuentro, siempre y cuando sea
durante una interrupción y con el consentimiento del árbitro.
Cada jugador deberá tener una indumentaria básica, la cual consta de una camiseta o jersey con
mangas, unos pantalones cortos, medias, canilleras o espinilleras y un calzado adecuado. Los
colores de la indumentaria de ambos equipos y la de ambos guardametas deben ser claramente
diferenciables para la vista. Los capitanes (jugadores representantes de cada equipo) deberán
llevar alguna marca identificadora para ser llamados por el árbitro cuando sea necesario, que
generalmente es un brazalete.
El fútbol se juega con un balón o pelota de forma esférica. Deberá ser de cuero u otro material
adecuado. Su circunferencia será de entre 68 y 70 centímetros, su masa de entre 410 y 450 gramos
y su presión de entre 0,6 y 1,1 atmósferas al nivel del mar. Los jugadores pueden tocar y mover el
balón con cualquier parte de su cuerpo excepto los brazos. El guardameta tiene la ventaja de poder
utilizar cualquier parte de su cuerpo para esto, pero sólo dentro de su área penal.
Cada encuentro será controlado por un árbitro principal designado por la organización de la
competición en cuestión, quien será la autoridad máxima del partido y el encargado de hacer
cumplir las reglas del juego. Todas las decisiones del árbitro son definitivas. Sólo él puede
modificar una decisión, siempre que no haya reanudado el juego o el partido haya finalizado.
Además tendrá a su disposición 2 árbitros asistentes o lineman (hombre de línea) para ayudarlo en
la toma de decisiones. Posee también un cuarto árbitro a su disposición quien es el que lo
corrobora, y además controla a los suplentes y cuerpo técnico. El cuarto árbitro además indica las
sustituciones y el aumento del tiempo reglamentario.
Para iniciar el encuentro, uno o más jugadores de un equipo moverán el balón desde el punto
medio de la línea media, momento donde empezará a correr el tiempo reglamentario. Esta
situación se da con el equipo contrario al comienzo de la segunda mitad. También ocurre luego de
cada gol, donde el equipo que lo recibió ejecuta el saque.
Duración y resultado
Si bien el reglamento no especifica un tiempo fijo de
duración de los partidos, el tiempo más usado a nivel
mundial es de 90 minutos por partido, divididos en dos
tiempos de 45 minutos, con 15 minutos de descanso
entre ambas mitades. Si bien para cada competición se
fija un tiempo para cada partido de la misma, durante los
partidos siempre se pierde tiempo de juego por distintas
situaciones, es por esto que el árbitro principal de cada
encuentro puede añadir una cierta cantidad de minutos al finalizar cada período.
El objetivo del deporte es marcar más goles que el rival. Se considera que un equipo ha marcado
un gol cuando se introduce el balón por completo entre los postes verticales y por debajo del poste
horizontal de la portería rival, siempre y cuando no se haya cometido una infracción a las reglas
del juego previamente. El gol es la única forma de marcar en el fútbol, cosa que no sucede en otros
códigos del fútbol. Si ambos equipos marcan la misma cantidad de goles, el partido se considera
empatado.
La meta o portería del fútbol, donde se marcan los goles.

6
En muchos casos, cuando el partido termina en empate, se debe buscar alguna forma de que uno
de los dos equipos sea considerado el ganador del encuentro, y para lograr esto existen varias
formas. Si el partido termina empatado, se puede jugar una prórroga o tiempo extra, la cual consta
de dos tiempos, generalmente, de 15 minutos cada uno, donde se continua el partido inicial.
Además, existen dos formas de que la prórroga culmine antes de tiempo: el gol de oro y el gol de
plata, aunque estas formas han sido dejadas de lado en los últimos años.
Si persiste la igualdad, se ejecutará una serie de tiros penales. La misma consiste en que cada
equipo ejecute penales de forma alternada hasta totalizar 5 cada uno. Si al cabo de los 10 penales
ejecutados persiste la igualdad, se continuará ejecutando un penal por equipo hasta que se defina
un ganador.
La utilización de la prórroga y los tiros penales son un formato muy utilizado en el fútbol
moderno, siendo el principal exponente de esto las fases eliminatorias de la fase final de la Copa
Mundial de Fútbol. En algunas competiciones se pasa a la ejecución de penales directamente
después de la culminación del partido inicial, sin utilizar la prórroga. Un claro ejemplo de este
sistema son las fases eliminatorias de la Copa América.
En todos estos ejemplos se jugaba un único encuentro, pero existen otros torneos donde las fases
eliminatorias se juegan a dos encuentros, los denominados partidos de ida y vuelta. Para
determinar si la llave (ambos partidos) terminó en empate, se suman los goles a favor de ambos
equipos en los dos partidos, y si dan lo mismo, se dice que la llave terminó en empate. En algunos
casos, si la llave terminó empatada, se utiliza un sistema de desempate con prórroga o tiros
penales, los cuales se ejecutan al finalizar el segundo partido de la llave.
En algunas llaves eliminatorias se considera otra forma de desempate previo a la prórroga o los
penales: los goles de visitantes. Si al cabo de ambos partidos ningún equipo superó al otro en goles
a favor, se contarán la cantidad de goles convertidos por cada equipo en el partido que jugó como
visitante. Si un equipo marcó más goles de visitante al cabo de ambos partidos, será el ganador de
la llave, pero si persiste la igualdad también en los goles de visitante, se procederá con la prórroga
o los penales. Un ejemplo de este sistema son las fases eliminatorias de la Copa Libertadores de
América y de la Liga de Campeones de la UEFA.
Faltas y reanudación del juego
El árbitro amonestará a un jugador cuando éste cometa una
infracción merecedora de dicha amonestación.

Las faltas en el área se sancionan con tiro penal.


Cada vez que un jugador intente golpear o golpee a otro, lo empuje,
lo retenga para sacar una ventaja, lo escupa o toque el balón con sus
manos (excepto el guardameta), el árbitro marcará un tiro libre
directo a favor del equipo que no cometió la infracción, que se
ejecutará desde el lugar de la infracción. Si ocurrió dentro del área
penal propia, independientemente de la posición del balón y si el
balón está en juego, se marcará un tiro penal en contra del equipo
infractor.
Si un jugador juega de forma peligrosa, obstaculiza a un adversario o impide al guardameta sacar
el balón con sus manos, se marcará un tiro libre indirecto a favor del equipo que no cometió la
infracción, que se ejecutará desde el lugar de la infracción. Además se marcará un tiro libre
indirecto si el guardameta mantiene la pelota en sus manos por más de 6 segundos o toca el balón

7
luego de haberlo tocado anteriormente, lo recibe de un compañero o directamente de un saque de
banda.
Un jugador podrá ser merecedor de recibir una tarjeta amarilla (amonestación) o roja (expulsión),
si comete alguna infracción de las especificadas en el reglamento. Si un jugador recibe una tarjeta
roja, será expulsado del terreno y no podrá ser reemplazado por otro. Si un jugador recibe dos
tarjetas amarillas en un mismo partido, recibirá una tarjeta roja y será expulsado. Las tarjetas son
una forma de hacer cumplir las reglas del juego por parte de los jugadores.
Si el balón abandona el terreno de juego por una línea de meta luego de ser tocado por un jugador
defensa, se concederá un saque de esquina al equipo rival. Si es tocado por última vez por un
atacante, se concederá un saque de meta al equipo defensor. Si el balón abandona el campo por
una de las líneas de banda, se concederá un saque de banda al equipo que no tocó el balón por
última vez.
EL VÓLEY
HISTORIA
El voleibol (inicialmente bajo el nombre de mintonette) nació el 9 de febrero de 1895 en Estados
Unidos, en Holyoke, Massachusetts. Su inventor fue William George Morgan, un profesor de
educación física de la YMCA. Se trataba de un juego de interior por equipos con semejanzas al
tenis o al balonmano. Aunque próximo en su alumbramiento al baloncesto por tiempo y espacio,
se distancia claramente de éste en la rudeza, al no existir contacto entre los jugadores.
El primer balón fue diseñado especialmente a petición de Morgan por la firma A.G. Spalding &
Bros. de Chicopee, Massachusetts. En 1912 se revisaron las reglas iniciales que en lo que refiere a
las dimensiones de la cancha y del balón no estaban aseguradas, se limita a seis el número de
jugadores por equipo, y se incorpora la rotación en el saque. En 1922 se regula el número de
toques, se limita el ataque de los zagueros y se establecen los dos puntos de ventaja para la
consecución del set.
La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) se fundó en 1947 y los primeros campeonatos
mundiales tuvieron lugar en 1949 (masculino) y 1952 (femenino). Desde 1964 ha sido deporte
olímpico. El vóley playa se incorpora a la FIVB en 1986 y a los Juegos Olímpicos de verano
desde 1996.
Recientemente se han introducido cambios sustanciales en el voleibol buscando un juego más
vistoso. En 1998 se introduce la figura del jugador líbero. En 2000 se reduce de forma importante
la duración de los encuentros al eliminar la exigencia de estar en posesión del saque para puntuar;
se puede ganar punto y saque en la misma jugada mientras que antes se podía estar robando saques
de forma alternativa sin que el marcador avanzara. Se ha permitido el toque con cualquier parte
del cuerpo o se permite que el saque toque la red siempre que acabe pasando a campo contrario.
En 2006 se plantean dos posibles nuevos cambios y se prueban en algunas competiciones: permitir
un segundo saque en caso de fallar el primero (como ocurre en tenis) y disponer en el banquillo de
un segundo jugador líbero con el que poder alternar a lo largo del partido. Finalmente sólo se
acepta, en la revisión[1] aprobada en el congreso de junio de 2008 celebrado en Dubái, la
incorporación de un segundo líbero reserva y la posibilidad de intercambiar los líberos una única
vez en el transcurso del partido.
CAMPO DE JUEGO Y MATERIAL
El campo de juego

8
El campo donde se juega al voleibol es un rectángulo de 18 m de largo por 9 m de ancho, dividido
en su línea central por una red que separa a los dos equipos. En realidad el juego se desarrolla
también en el exterior, en la zona libre, a condición de que el balón no toque suelo ni ningún otro
elemento. La zona libre debe ser al menos de 3 m, mínimo que en competiciones internacionales
se aumenta a 5 m sobre las líneas laterales y 8 m para las líneas de fondo. El espacio libre sobre la
pista debe tener una altura mínima de 7 m que en competiciones internacionales sube a 12,5 m.
A 3 m de la red, una línea delimita en cada campo la zona de ataque, zona donde se encuentran
restringidas las acciones de los jugadores que se encuentran en ese momento en papeles
defensivos (zagueros y líbero). Estas líneas, se extienden al exterior del campo con trazos
discontinuos, y la limitación que representan se proyecta igualmente en toda la línea, incluso más
allá de los trazos dibujados. Todas las líneas tienen 5 cm de ancho.
El contacto de los jugadores con el suelo es continuo, utilizando habitualmente protecciones en las
articulaciones. La superficie no puede ser rugosa ni deslizante.
La pista de voleibol

1. Zona libre
2. Línea central
3. Línea de fondo
4. Línea lateral
5. Línea de ataque
6. Zona de saque
7. Zona defensiva
8. Zona de ataque
Zonas
Dimensiones 9. Primer árbitro
10. Segundo árbitro
11. Anotador
12. Banquillo

Red
La red : En el eje central del campo se sitúa una red de 1 m de ancho y sobre 9,5 a 10m de largo,
con dos bandas y dos varillas verticales sobresalientes sobre la línea lateral del campo. El borde
superior de la red, las varillas y el propio techo del pabellón delimitan el espacio por el que se
debe pasar el balón a campo contrario.

9
La altura superior de la red puede variar en distintas categorías, siendo en las categorías adultas de
2,43 m para hombres y 2,24 m para mujeres.
El balón : El balón es esférico y flexible; 65-67 cm de circunferencia, 260-280 g de peso y
presión interior entre 0,300 y 0,325 kg/cm². Es más pequeño y ligero que los balones de
baloncesto o fútbol. Puede estar hecho de varios materiales aunque el más cómodo y utilizado es
el de cuero. También hay balones de plástico que ocasionalmente se pueden utilizar en
entrenamientos.
Vestimenta : Igual que en el tenis, los jugadores de voleibol visten durante el partido camiseta,
pantalón corto, calcetines, calzado deportivo y rodilleras. Al ser continuo el contacto con el suelo
es habitual portar también protecciones en rodillas y codos. A primera vista se distingue
inmediatamente a los jugadores líberos porque llevan una vestimenta de color diferente al resto de
sus compañeros de equipo.
LOS PARTIDOS
Tiempo de juego : Un partido está formado por tres, cuatro o cinco sets. Los partidos de voleibol
se disputan al mejor de cinco tandas o bloques que reciben, igual que en tenis, la denominación
anglosajona de sets. En el momento en que uno de los dos equipos acumula tres sets ganados,
gana el partido y se da por concluido el enfrentamiento. Un equipo gana un set cuando alcanza o
supera los 25 puntos con una ventaja de dos (i.e.: con 25-23 se gana, pero con 25-24 habría que
esperar al 26-24 y así sucesivamente mientras ninguno de los dos equipos no consiga los dos
puntos de ventaja).
De ser necesario el quinto tiempo, set de desempate, se baja la meta a 15 puntos pero también con
dos de ventaja. Este set tiene así una duración más reducida, pero de todas formas, la duración de
los encuentros de voleibol es muy variable, pudiendo extenderse desde alrededor de una hora hasta
incluso más de dos horas y media.
Los campos se sortean antes del partido, así como el saque inicial. En cada set se produce un
cambio de campo y se va alternando el primer saque. En caso de ser necesario el quinto set, set
decisivo, se procede a un nuevo sorteo y además se realiza un cambio de campo al alcanzarse el
punto 8 por el primero de los equipos.
Tiempos muertos : Cada equipo puede solicitar hasta dos tiempos de descanso de 30 segundos en
cada set. Los tiempos pueden ser pedidos tanto por el entrenador como por el capitán. En
campeonatos oficiales se establecen además, de oficio, dos tiempos técnicos de 60 segundos
cuando se alcanza por el primero de los equipos los puntos 8 y 16 respectivamente de cada set,
salvo en el quinto set definitivo.
Durante los tiempos muertos, los jugadores en juego acuden a la zona libre próxima a los
respectivos banquillos, donde pueden recibir instrucciones del entrenador. El resto de jugadores
pueden calentar sin balones en la zona libre detrás de la línea de saque.
Arbitraje
El equipo arbitral en un partido de voleibol está formado por:
• Primer árbitro: árbitro principal, sentado o de pie en una plataforma junto a uno de los
postes, frente a los banquillos, con visión elevada sobre la red (50 cm). Es el árbitro que
dirige el partido, ya que indica el inicio de cada jugada, señala y decide qué equipo gana un
punto y qué falta se comete, si entra el balón o va fuera. También es el único que tiene la
capacidad de mostrar tarjetas a jugadores o técnicos e indica también el final de la jugada.

10
• Segundo árbitro: árbitro asistente, situado de pie junto al poste opuesto al del primer
árbitro, entre los dos banquillos y delante de la mesa de anotadores. Está situado a nivel del
suelo. Controla las incidencias que se producen en las zonas exteriores del campo
(anotadores, banquillos, castigo, calentamientos), las interrupciones o tiempos de descanso
y el estado del suelo y los balones. Durante el juego comprueba la posición de los
jugadores según las rotaciones, controla los cambios de jugadores y señala los toques de
red, penetraciones por debajo de la red, bloqueos por líbero o zagueros, así como las faltas
de rotación del equipo receptor.
• Anotador: en la mesa, situado al lado opuesto, enfrente del primer árbitro, detrás del
segundo árbitro y en medio de los dos banquillos. Es el árbitro encargado de anotar los
puntos, los cambios y las rotaciones de los dos equipos, siendo él el encargado de indicar
al segundo árbitro si un equipo comete un error en el orden de saque o de los cambios o
interrupciones improcedentes.
• Anotador Asistente: en la mesa, situado al lado del anotador, frente al primer árbitro, detrás
del segundo árbitro y en medio de los dos banquillos. Es el árbitro encargado de anotar
electrónicamente el acta en competición de la CEV (Confederación Europea de Voleibol).
• 2 ó 4 jueces de línea: en las esquinas; si son sólo dos en diagonal, a la derecha de cada
árbitro. Su función es indicar al arbitro principal si el balón cae dentro o fuera del campo,
también controla que el balón pase por el lugar correspondiente y asiste al primer árbitro
en los roces de los jugadores con el balón.
Aunque cada árbitro realiza una función determinada, es el primer árbitro el que tiene todo el
poder de decisión sobre cualquier jugada.
EQUIPOS
Cada equipo juega con seis jugadores que pueden ser sustituidos con condiciones. Tres de los
jugadores forman la línea delantera, en tareas de ataque y los otros tres se colocan detrás y actúan
de defensores o zagueros.
El equipo completo lo pueden formar un máximo de 14 jugadores (12 más 2 líberos), un
entrenador, un entrenador asistente, un masajista y un médico. Cada jugador se identifica por un
número distinto, del 1 al 20, número que aparece tanto en la parte delantera como en la trasera de
la camiseta. Uno de los jugadores será el capitán del equipo y se identifica por una banda visible
debajo de su número. Los líberos no pueden ser capitán y son los únicos que pueden y tienen que
vestir una indumentaria distinta, generalmente de distintos colores al resto del equipo.

Rotaciones en voleibol
Las rotaciones
Cuando un equipo anota un punto, será el encargado de poner en
juego el balón. Cuando se arrebata el saque al contrario, los seis
jugadores tienen que rotar su posición en el campo en el sentido de
las agujas del reloj. Esto hace que todos los jugadores se vayan
alternando en las posiciones de delanteros y zagueros.
Para que la disposición sea correcta, no es necesaria una
determinada geometría, sino simplemente que al iniciar cada punto,
en el golpe de saque, cada delantero tenga al menos un pie más
adelantado que el zaguero correspondiente, y dentro de la misma

11
línea los laterales al menos un pie más exterior que el jugador en posición central. A partir de ese
momento cada jugador puede moverse libremente siguiendo el juego. Con estas reglas, las
disposiciones iniciales pueden ser muy variopintas y las consiguientes estrategias suficientemente
abiertas.
Antes de empezar cada set el entrenador entrega a los árbitros la lista de los jugadores que van a
jugar el set.
Por analogía, los números del uno al seis se emplean para designar las correspondientes zonas del
campo (i.e.: zona dos, zona cuatro,...).
Líbero
En un partido se pueden alinear hasta dos jugadores especiales denominados líberos: un líbero
actuante y un reserva. El líbero es un jugador defensivo que puede entrar y salir continuamente del
campo sustituyendo a cualquiera de los otros jugadores cuando por rotación se encuentran en
posición defensiva. El objeto de la introducción del líbero es cubrir el puesto de los jugadores
atacantes, generalmente muy altos, que ofrecen por ello mal rendimiento en recepción.
El líbero es fácilmente reconocible porque viste un uniforme de color diferente al resto del equipo.
El líbero:
• No puede ser capitán de equipo ni capitán en juego.
• No puede sacar.
• No puede bloquear, ni hacer tentativa de bloqueo.
• No puede completar un golpe de ataque cuando el balón esta completamente por encima de
la red.
• No puede colocar de pase de dedos por delante de la línea de ataque.
Sobre esta última, se incurre en falta si el líbero desde la zona de ataque o su prolongación realiza
un pase de dedos que se aproveche para realizar un ataque por encima del borde superior de la red.
No existe, por ejemplo, ninguna limitación si el líbero golpea el balón en salto iniciado desde
detrás de la línea, si hace un pase de antebrazos o si se devuelve el balón al contrario con un pase
bajo.
Se considera que el propio líbero realiza un ataque en falta cuando toca el balón por encima del
borde superior de la red desde cualquier parte del campo y lo envía al campo contrario.
Con los cambios introducidos en 2008 en Dubái, el entrenador puede cambiar el líbero por su
reserva una única vez durante el partido, y el líbero inicial no puede en ninguna circunstancia
volver al juego.
En la liga universitaria femenina NCAA de Estados Unidos y en otras categorías inferiores la
líbero sí puede realizar el saque aunque sólo en una rotación, esto es, en el lugar de una sola de las
jugadoras por las que esté entrando.
Cambios
Los jugadores de la formación inicial de cada set pueden ser sustituidos una única vez en el set y
posteriormente reintegrarse deshaciendo el cambio por el jugador que lo sustituyó. Así, el número
máximo de sustituciones es de seis, una por jugador. No se contabilizan aquí las entradas y salidas
del líbero. A su vez, el jugador sustituto tampoco puede sustituir más que a un único jugador por
set.

12
Los cambios se realizan, a excepción del libero, por la zona delimitada entre la línea de tres metros
y la red.
REGLAS BÁSICAS
Se consigue punto cuando el equipo contrario no consigue controlar el balón o comete alguna
infracción:
• Los jugadores deben evitar que el balón toque el suelo dentro de su campo porque si no, es
punto para el equipo contrario.
• Si el balón acaba fuera de la pista de juego, sea por un ataque desacertado sobre el campo
contrario o por un error al tratar de defender. La falta corresponde al jugador y al equipo
que tocó el balón por última vez, y se anota punto el contrario. Se considera fuera el
contacto con el techo, público o cualquier elemento del pabellón, o los mismos colegiados.
El contacto con la red, postes o varillas por la parte exterior a las bandas laterales es
también fuera.
• Si un equipo supera el número de tres toques permitidos sin haberlo pasado al campo
contrario o un mismo jugador toca dos veces de forma consecutiva el balón. De todas
formas, en caso de toque del bloqueo, ese primer toque no se contabiliza para la falta de los
cuatro toques de equipo ni para el doble individual. Cuando el balón da en la red sin pasar
a campo contrario es habitual que se produzca cuarto toque, dobles o que simplemente
caiga al suelo anotándose punto el contrario.
• Si el toque del balón es incorrecto y hay retención o acompañamiento (dobles en este
caso). Como caso especial, si el balón queda retenido sobre la red simultáneamente por
jugadores de los dos equipos, se produce doble falta y se repite la jugada.
• El jugador no se puede apoyar ni tocar la red en el momento de jugar el balón.
• Un jugador zaguero, no puede atacar más allá de la línea de ataque. El líbero no puede
participar de ningún modo en el bloqueo y tiene restringido el ataque como ya se ha visto.

Servicio
Recepción Defensa

13
Bloqueo

Remate
FUNDAMENTOS TÉCNICOS
Artículo principal: Técnica del voleibol
Se emplean diversas técnicas para impulsar la pelota en distintas situaciones del juego. En todas
ellas el balón debe ser golpeado, no agarrado ni lanzado. La retención, arrastre o acompañamiento
del balón es falta. El criterio arbitral en la aplicación de esta norma es fuente habitual de polémica
por parte de los aficionados que asisten a los partidos.
Servicio o saque : Cada punto se inicia con un saque del balón desde detrás de la línea de fondo.
Se lanza el balón al aire y se golpea hacia el campo contrario buscando los puntos débiles de la
defensa del adversario. Se puede hacer de pie o en salto. Es importante la orientación del saque
porque el jugador contrario, que se ve obligado a recibir el tiro, queda limitado para participar en
el subsiguiente ataque.
Bloqueo : Es la acción encaminada a interceptar cualquier ataque del equipo contrario, saltando
junto a la red con los brazos alzados buscando devolver directamente el balón al campo del
contrario, o en su defecto, estrecharle el campo de ataque para inducirlo a echar el balón fuera del
terreno de juego. En el bloqueo pueden participar hasta tres jugadores (los tres delanteros) para
aumentar las posibilidades de intercepción. También serán importantes aquí las ayudas de la
segunda línea para recuperar el balón en caso de un bloqueo fallido. Una de las opciones que tiene
el atacante en salto es precisamente lanzar el balón con fuerza directamente contra el bloqueo
buscando la falta.
Recepción y pase : Interceptar y controlar un balón dirigiéndolo hacia otro compañero en buenas
condiciones para poder jugarlo. Los balones bajos se reciben con los antebrazos unidos al frente a
la altura de la cintura y los altos con los dedos, por encima de la cabeza.
En otros casos hacen falta movimientos más espectaculares. Es habitual ver al jugador lanzarse en
plancha sobre el abdomen estirando el brazo para que el balón bote sobre la mano en vez de en el
suelo y evitar así el punto.
Generalmente el segundo toque tiene como fin proporcionar un balón en condiciones óptimas para
que un rematador lo meta al campo contrario. La colocación se realiza alzando las manos con un
pase de dedos, el pase más preciso en el voleibol. El colocador tiene en su mano (y en su cabeza)
la responsabilidad de ir distribuyendo a lo largo del juego balones a los distintos rematadores y por
las distintas zonas. Generalmente utiliza las técnicas de antebrazo, voleo, cabeceo o golpe con
cualquier parte del cuerpo como último recurso.
Ataque-remate : El jugador, saltando, envía finalmente el balón con fuerza al campo contrario
buscando lugares mal defendidos, o contra los propios jugadores contrarios en condiciones de
velocidad o dirección tales que no lo puedan controlar y el balón vaya fuera.
El jugador también puede optar por el engaño o finta dejando al final un balón suave que no es
esperado por el contrario. Aunque se dispone de tres toques de equipo, se puede realizar un ataque
(o finta) en los primeros toques para encontrar descolocado o desprevenido al equipo contrario.

14