Вы находитесь на странице: 1из 99

CATEQUESIS SOBRE EL MATRIMONIO

CATEQUESIS SOBRE EL MATRIMONIO INTRODUCCI Ó N I. Premisa La pastoral matrimonial debe situarse en la

INTRODUCCI Ó N

I. Premisa

La pastoral matrimonial debe situarse en la línea de la Nueva Evangelización. No hablar de catequesis pre-matrimonial, sino matrimonial. No se trata de preparar la boda, sino la vida de matrimonio.

II. Justificación

Las profundas transform aciones de la sociedad, entre las que cabe destacar la ausencia de fe de tantos bautizados, hace muy difícil el lograr que el matrimonio se viva como signo de fe. Por lo tanto, urge incrementar una pastoral matrimonial como desarrollo de las personas desde la fe, para que tengan una oportunidad de celebrar el Sacramento con coherencia religiosa, expresión de culto y compromiso comunitarios.

III. Rasgos de la Nueva Pastoral Familiar

1 Pastoral de Fe.

El objetivo central de este tipo de pastoral es la profundización o revitalización de la fe en vistas a una celebración y vivencia del matrimonio en la fe de la Iglesia.

Es preciso que quede claro que la condición básica e indispensable del matrimonio es la existencia entre los novios de un amor auténtico, que se ha de mantener y profundizar constantemente Tener especial atención a la relación humana de la pareja, sin dejar de insistir en al necesidad del conocimiento y de la libertad.

3 La validez no es preocupación prioritaria.

La Teología exageró la dimensión jurídica y la pastoral se resintió. Es necesario una pastoral que vaya privilegiando la dimensión humana y de fe, dentro de la pareja y liberándola de la excesiva carga jurídica.

4 Acción de toda la comunidad cristiana.

La pastoral matrimonial es la ayuda de la comunidad cristiana a los novios para que puedan ir creciendo en el amor y en la fe en Jesús, hasta la celebración del sacramento. La preparación ha de tener entre sus objetivos el de incorporar más efectivamente las parejas de novios a la comunidad eclesial.

5 Los matrimonios agentes principales de esta pastoral.

El potenciar la vivencia de la fe y de amor sobre el aspecto jurídico (también necesario) exige, la participación de los matrimonios como agentes principales de esta pastoral, sin olvidar el papel importante del sacerdote (antes agente principal, cuando se potenciaba lo jurídico).

6 Espíritu de acogida.

En la catequesis matrimonial tomaremos en cuenta que toda la acción de la Iglesia, debe estar caracterizada por una actitud de acogida que ha de significar humildad, oferta, evangelización, abandono de posturas impositivas.

7 Dentro de un proceso amplio.

La preparación intensiva inmediata a la celebración debe ser un momento dentro de un itinerario más largo que comprenda la infancia, adolescencia, los años anteriores a la boda y una pastoral posterior al matrimonio. "Ha de concebirse como un proceso continuo y progresivo" (Propuestas del Sínodo 1980, No. 35). Se ha de atender de manera especial a los sectores: Educación sexual y la formación cristiana, adaptadas a la evolución de la persona.

IV. Propuestas para una Pastoral del Matrimonio

"Los cambios que han sobrevenido en casi todas las sociedades modernas exigen que no sólo la familia, sino también las sociedad y la Iglesia se comprometan en el esfuerzo de preparar convenientemente a los jóvenes para la responsabilidad de su futuro" (FC 66).

"Los pastores de almas están obligados a procurar que la propia comunidad eclesiástica preste a los fieles asistencia para que el estado matrimonial se mantenga en el espíritu cristiano y progrese hacia la perfección" (CDC 1063).

"Corresponde al ordinario del lugar cuidar de que se organice debidamente esa asistencia

" (CDC 1064).

Respecto a la preparación al matrimonio: "La preparación al matrimonio ha de ser vista y actuada como un proceso gradual y continuo. En efecto comporta tres momentos principales: una preparación remota, una próxima y otra inmediata" (FC 66).

1 La preparación remota

Comienza desde la infancia Es el período en que se imbuve la estima por todo auténtico valor humano, tanto en las relaciones interpersonales como en las sociales. Se exige además, especialmente para los cristianos una sol ida formación espiritual y característica que sepa mostrar en el matrimonio una verdadera vocación y misión sin excluir la posibilidad del don total de si mismo a Dios en la vocación de la vida sacerdotal o religiosa. (ver FC 66)

La preparación próxima actúa, desde la edad oportuna y con una adecuada catequesis absolutamente necesaria, a fin de que el sacramento sea celebrado y vivido con las debidas disposiciones morales y espirituales. Esta formación deberá ser integrada, en el momento oportuno y según las diversas exigencias concretas, por una preparación a la ',7ida en pareja que, presentando el matrimonio como una relación interpersonal del hombre y de la mujer a desarrollarse continuamente, estimulen a profundizar en los problemas de la sexualidad conyugal y de la paternidad responsable, con los conocimientos médico-biológicos esenciales que están en conexión con ella y los encamine a la familiaridad con rectos métodos de educación de los hijos, favoreciendo la adquisición de los elementos de base para una ordenada conducción de la familia (trabajo estable, suficiente disponibilidad financiera, sabia administración, nociones de economía doméstica, etc.). Finalmente, no se deberá descuidar la preparación al apostolado familiar, a la fraternidad y colaboración con las demás familias, a la inserción activa en grupos, asociaciones, movimientos e iniciativas que tienen como finalidad el bien humano y cristiano de la familia (ver FC 66).

3 La preparación inmediata

Entre los elementos a comunicar en este camino de fe, análogo al catecumenado, debe haber también un conocimiento serio del misterio de Cristo y de la Iglesia, de los significados de gracia y responsabilidad del matrimonio cristiano, así como la preparación para tomar activa y consciente en los ritos la liturgia nupcial" (FC 66).

4. Medios concretos para una pastoral litúrgica y matrimonial

- El “antes" de la celebración: noviazgo.

Aún reconociendo que la ritualidad pre-matrimonial de otros tiempos ha desaparecido en gran parte, nos parece que, al menos por parte de la Iglesia, deberían potenciarse los siguientes momentos y gestos:

- EI compromiso formal.

Siempre llega un momento en que los que comenzaron siendo amigos, formalizan su compromiso por palabras y gestos:

comienzan a ser novios. Este momento podría ser considerado y expresado religiosamente por algún gesto, como sería:

· La entrega de algún libro, folleto o símbolo que les ayudará a ir preparándose a su matrimonio.

· La aceptación de algunas fechas, como la de San Valentín, un aniversario, etc. Podrían realizarse algunas celebraciones que inviten a ir madurando en el amor.

· Llegado el compromiso formal, la petición de mano, podría expresarse religiosamente el encuentro entre las familias con otra celebración.

- La preparación inmediata

Es preciso que los novios indiquen con suficiente tiempo (de tres a cinco meses) su deseo de contraer matrimonio. A partir de este momento comienza la preparación inmediata, para lo que proponemos este curso.

En esta etapa, las tradicionales despedidas de solteros, normalmente cargadas de expresiones vulgares, podrían sustituirse por celebraciones: entrega de la Palabra de Dios, del Cristo, del Cirio o bien instrumentos de la casa como símbolos del servicio, o los instrumentos del trabajo símbolo de la dedicación a la familia.

V. Objetivo

Ayudar a los novios a madurar su amor humano por la fe, para que libre y responsablemente decidan ser sacramento del amor de Cristo a la Iglesia y fundamento mediante su paternidad responsablemente ejercida- de una humanidad nueva como manifestación del Reino de Dios.

VI. PROGRAMA

El programa está dividido en 4 partes:

2.

Formación Cristiana

3. Vida familiar

4. Aspectos jurídicos y celebrativos.

Queremos presentar una oferta amplia de materiales de manera que los agentes puedan echar mano de ellos. No queremos imponer algo que sea imposible llevar en las comunidades (por otro lado en contra del derecho que dice que no NC puede negar el sacramento a quien no acepte la preparación, -ver CDC 1063, comentario-. El pastor, tendrá que hacer un discernimiento de dichos materiales y adaptarlo, de acuerdo a las necesidades de la comunidad.

Esta preparación podría resumirse, debido a circunstancias especiales, a menos sesiones de las indicadas, haciendo los debidos acomodos de temas, uniendo para lograrlo, algunos de ellos. Lo recomendable sería realizarlo a lo largo de 4 semanas ó 4 fines de semana, tratando de despertar el interés en los participantes de realizarlo como un verdadero catecumenado matrimonial.

Esto supone, que esta etapa de preparación inmediata al matrimonio, debe iniciarse de 3 a 6 meses antes de la celebración del mismo.

Es frecuente que al compartir los novios con sus padres y familiares, su decisión de casarse “petición de mano" se fije un plazo (por lo general de 6 meses a 1 año), durante el cual, es conveniente aprovecharlo para la preparación inmediata al matrimonio. De hecho, seria recomendable que dicho plazo se fijara en función a la preparación.

Algunos de los temas que indicamos, podrían ampliarse con una pastoral de acompañamiento a las parejas recién casadas, por ejemplo: Curso sobre método para la paternidad responsable, Familia y comunidad, Administración del hogar, etc.

Las primeras sesiones deben ser especialmente motivadoras para que las parejas decidan libremente asumir con toda seriedad su preparación, no escatimando el tiempo dedicado a ello en número de sesiones y duración de las mismas.

Por otro lado debe buscarse que esta preparación se de en horarios y duración razonables.

VII. ¿Quiénes conviene que expongan los temas?

Lo ideal seria que los temas fueran presentados por un equipo formado por una pareja (matrimonio) y un sacerdote. Pudiendo participar a lo largo del curso, no sólo una pareja, sino tal vez tres o cuatro.

El primer, tercer y cuarto aspecto, en que se encuentra dividido el curso, serán expuestos por la pareja con el apoyo del sacerdote. El segundo aspecto lo expondrá el sacerdote, apoyado por la pareja. Es conveniente que el sacerdote presente este aspecto doctrinal y que la pareja lo vaya enriqueciendo con su experiencia.

VIII. Temario

1. ASPECTO ANTROPOLOGICO

1. ¿Por qué la preparación al matrimonio?

2. La persona. Ser en relación.

3. La pareja humana, "hombre y mujer los creó".

4. Sexualidad al servicio del amor.

5. Vocación al matrimonio y formación integral.

6. Encuentro conmigo mismo.

7. Nos encontramos, nos comunicamos.

8. El amor fuente de vida.

2. FORMACION CRISTIANA

9. El Dios del amor - el Dios de la Alianza.

10. Jesús sacramento del Padre y signo de la Nueva Alianza.

11. La Iglesia, Pueblo de la Nueva Alianza.

13.

El matrimonio, sacramento de la Alianza de Jesús con su Iglesia.

14. Nuestra decisión de casarnos por la Iglesia.

15. Familia, pequeña Iglesia.

16. La comunidad eclesial y nuestro matrimonio.

3. VIDA FAMILIAR

17. Cooperadores del amor de Dios Creador.

18. Paternidad responsable

19. Los métodos para la Paternidad responsable.

20. Los hijos y la familia cristiana.

21. Hogar abierto y solidario.

22. Administración del hogar.

23. Crisis en el matrimonio.

4. ASPECTOS JURÍDICOS Y CELEBRATIVOS

24. Impedimentos que establece el Código de Derecho Canónico para contraer matrimonio.

25. Trámites matrimoniales.

26. La Liturgia celebra y actualiza el Misterio de Cristo.

27. Nuestra celebración matrimonial.

Aspecto antropológico

Tema 1

¿POR QUE LA PREPARACION AL MATRIMONIO?

OBJETIVO

· Concientizar sobre la necesidad de una preparación seria al matrimonio para emprender con entusiasmo el curso de formación, teniendo como objetivo no la realización de la boda; sino la vida matrimonial y familiar.

NOTA PEDAGOGICA

Se sugiere a la pareja animadora que con anticipación lea los temas para que con las sugerencias y su creatividad los haga atractivos de manera que los participantes queden motivados cada día más a conocer, celebrar, vivir y anunciar su fe. También que trate de personalizar cada tema.

VEAMOS

Bienvenidos: Este primer día de reunión reflexionaremos en la importancia que tiene el recorrer juntos un camino de preparación al Matrimonio, preparación que no es únicamente para el día de la boda, sino para toda la vida. Demos lectura a una anécdota que nos ayudara a iniciar nuestras reflexiones:

DINAMICA

- Lectura de la anécdota

Un día se presentó un hijo ante su papá para pedirle que fuera a "pedir" a su novia, como se acostumbra. El papá, sabio con la sabiduría que da la vida y queriendo lo mejor para su hijo le preguntó:

- ¿Por qué te quieres casar?

El muchacho responde como convencido y orgulloso de su respuesta:

- Porque quiero ser feliz. El Papa le contesta

- “No te cases”

El muchacho le pregunta:

- ¿Qué, no es justo que yo busque ser feliz? ¿No es suficiente eso para casarme?

El papá respondió:

- Sí, pero no estás preparado para casarte, el día que me digas con toda verdad: "Quiero casarme para hacer feliz a mi esposa, entonces estarás preparado".

Guardamos un momento de silencio y después reflexionamos a partir de las siguientes preguntas:

1ro. Personalmente

a)

¿Qué piensas de esta anécdota?

b)

¿Tiene razón el hijo? ¿Por qué?

c)

¿Tiene razón el papá? ¿Por qué?

d)

¿Cuál es nuestra situación?

e)

¿Están de acuerdo con lo que dice el papá?

f)

¿Hemos llegado a esa madurez?

2do. Compartirlo con su pareja.

PENSEMOS

El Papa Juan Pablo II en la Exhortación Apostólica sobre "La Familia en los tiempos modernos" en el número 66, nos

Por eso la Iglesia

debe promover programas mejores y más intensos de preparación al Matrimonio, para eliminar lo más posible las dificultades en que se debaten tantos matrimonios, y más aún para favorecer positivamente el nacimiento y maduración de matrimonios logrados”.

dice: "En nuestros días es más necesaria que nunca la preparación al Matrimonio y a la vida familiar

La preparación al matrimonio no consiste en una preparación para la boda, sino para la vida.

La boda se prepara fácilmente, aunque sea cansado y nos cueste tiempo y dinero. Es cuestión de unas semanas o meses, pero pasa pronto. Lo importante es que la boda es el punto de partida no de llegada para una vida de amor y de entrega.

Para cualquier trabajo en la vida dedicamos muchos esfuerzos, largos años de estudio. Un profesionista, por ejemplo, al término de su carrera, desde preescolar hasta su graduación profesional, habrá estudiado 19 anos, y si re probó algún año, son aun mas.

Aunque la profesión es una parte importante de la vida, no lo es todo. Muchos viven sin profesión, hay cosas más importantes como: el matrimonio, el ser padre, el vivir en armonía con su pareja, el saber hacer feliz a su familia, la carrera será sólo un medio.

Es pues, muy importante prepararse para la vida. Y para ustedes que han escogido vivir en matrimonio, prepararse para la vida del matrimonio, invertir tiempo, esfuerzo, ser capaces de desvelarse, de posponer diversiones y momentos de descanso, etc. es poner las bases para triunfar como esposos y como padres de familia.

La vida del matrimonio se prepara aunque parezca que no, con mucha anticipación; a veces decimos que se llega al matrimonio sin preparación, pero eso es mentira. Ustedes se han ido preparando a su matrimonio desde los primeros años de su vida, en su familia, aunque no siempre de una manera correcta; el modo de portarse de sus padres ha dejado una huella en ustedes, positiva, si la relación de ellos era positiva o negativa, si su situación era negativa.

Hemos ido aprendiendo a ser hombres y mujeres de acuerdo a lo que vivimos:

- Hombres machos, prepotentes, gritones, autoritarios.

- Hombres comprensivos, amables, capaces de gastarse por su familia.

- Mujeres sumisas, sin voz en el hogar, temerosas.

- Mujeres reflexivas, capaces de hacerse oír en su casa, de dar consejos, etc.

El mundo también los ha ido preparando a través de lo que se dice acerca del matrimonio. Con frecuencia se escucha:

- "Ya te casaste, ya te amolaste".

-“A la mujer, ni todo el amor, ni todo el dinero”.

- "Los hombres nunca lloran".

- "La mujer es un ser de pelo largo y de ideas cortas".

Con todas estas expresiones se ha ido formando una mentalidad que los ha ido preparando a tener unas actitudes frente a su pareja, frente a su familia.

Es necesario que tengamos en cuenta lo que nos dicen los documentos de la Iglesia:

"En nuestros días es más necesaria que nunca la preparación de los jóvenes al matrimonio y a la vida familiar. En algunos países siguen siendo las familias mismas las que, según antiguas usanzas transmiten a los jóvenes los valores relativos a la vida matrimonial y familiar mediante una progresiva obra de educación o iniciación. Pero los cambios que han sobrevenido en casi todas las sociedades modernas exigen que no sólo la familia, Sino también la sociedad y la Iglesia se comprometan en el esfuerzo de preparar convenientemente a los jóvenes para las responsabilidades de su futuro".

"Muchos fenómenos negativos que se lamentan hoy en la vida familiar derivan del hecho de que en las nuevas situaciones, los jóvenes no sólo pierden de vista la justa jerarquía de valores, Sino que, al no poseer ya criterios seguros de

comportamiento, no saben cómo afrontar y resolver las nuevas dificultades. La experiencia enseña en cambio que los jóvenes bien preparados para la vida familiar, en general van mejor que los demás" (FC 66).

"Urge un diligente cuidado pastoral para evitar los males provenientes de la falta de educación en el amor, la falta de preparación al matrimonio, el descuido de la evangelización de la familia y de la formación de los esposos para la paternidad responsable. Además, no podemos desconocer que un gran número de familias de nuestro continente no ha recibido el sacramento del matrimonio. Muchas de estas familias, no obstante, viven en cierta unidad, fidelidad y responsabilidad. Esta situación plantea interrogantes teológicos y exige un adecuado acompañamiento pastoral" (DP 578).

"Los pastores de almas deben procurar asistencia

1063).

por la preparación personal para contraer matrimonio" (ver CDC

Para que el "Sí" de los esposos sea un acto libre y responsable y para que la alianza matrimonial tenga fundamentos humanos y cristianos, sólidos y estables, en la preparación para el matrimonio es muy importante:

- El ejemplo y la enseñanza dados por los padres de familia.

- El papel de los pastores y de la comunidad cristiana como "familia de Dios" es indispensable para la transmisión de los valores humanos y cristianos del matrimonio y de la familia, y esto con mayor razón en nuestra época en la que muchos jóvenes conocen la experiencia de hogares rotos.

La instrucción adecuada y oportuna de los jóvenes sobre la dignidad, tareas y ejercicio del amor conyugal, sobre todo en el seno de la misma familia, para que, educados en el cultivo de la castidad, puedan pasar, a la edad conveniente, de un honesto noviazgo vivido, al matrimonio (ver CIC 1632).

ACTUEMOS

Dinámica

1º. Reflexionar personalmente

a) ¿Qué preparación tienes tú para el matrimonio?

b) ¿Crees que la preparación que tienes es suficiente para hacer felices a los que formarán tu hogar?

c) ¿Si quisieras conseguir una formación distinta que te enseñe a valorarte, y a valorar a los demás, qué necesitarías?

d) ¿Valdrá la pena invertir tiempo, esfuerzo, dedicación para preparar no la boda, sino la vida?

2º. Reflexionar en pareja:

a) ¿Qué vamos a hacer para que nuestra preparación sea más completa?

3º. Leer de la Introducción los puntos V, VI y VIII.

CELEBRACION

Preparar con anticipación:

- Un letrero con el objetivo del curso (está en el punto V de la Introducción).

- Una pancarta con cada aspecto que se va a tratar: 1) Antropológico, 2) Vida cristiana, 3) Vida Familiar, 4) Aspectos jurídicos, 5) Aspectos celebrativos.

- En el piso se señala un camino (puede ser con gis, cal, aserrín, piedras

- 5 botellas forradas que se colocarán separadas a lo largo del camino.

).

Nos colocamos en un gran círculo dejando al centro el camino.

ANIMADOR: En el piso estamos viendo un camino, ¿qué pensamos al ver un camino? (se deja que den aportaciones) Pues bien, recorramos juntos un camino, el camino de la preparación no a la boda, sino para la vida de matrimonio que ustedes quieren contraer.

¿Qué nos queremos proponer en este caminar? Leer el objetivo que está en el letrero.

Después de leer el objetivo, se forman 5 equipos dándole a cada uno una pancarta, para que formulen un a oración, en relación al aspecto que les toco reflexionar, que dirán al mismo tiempo que dejan su pancarta en una botella.

ANIMADOR: Son 5 momentos importantes de nuestra preparación en donde veremos temas sobre antropología, vida cristiana, vida familiar, aspectos jurídicos y aspectos celebrativos, que les ayudarán para vivir mejor el camino que iniciarán precisamente el día de su boda.

Todos ustedes están buscando algo muy importante para hacerse felices mutuamente.

Por eso vamos a terminar cantando ”Arriésgate".

Tema 2

LA PERSONA: SER EN RELACION

OBJETIVO

Descubrir los distintos campos de relación de la persona para comprender mejor su naturaleza.

NOTA PEDAGOGICA

Insistiremos en la naturaleza de la persona para poder desarrollar la relación con Dios, consigo mismo y con los demás.

VEAMOS

DINAMICA

1º. Se pide a los participantes que pasen al centro y comiencen a caminar sin dirección precisa, con la vista baja, las manos por detrás. Mientras se escucha una música que ayude a la reflexión.

2º. Evitando verse, que se coloquen de espalda con la persona más cercana.

3º. Se les pide que se coloquen frente a frente, con la vista baja.

4º. Enseguida, que contemplen a esa persona y descubran quien es. Se quita la música.

5º. Platican con la persona que tienen al frente sobre cómo se sienten.

6º. Pasan a sentarse y el animador los invita a compartir la experiencia vivida con las siguientes preguntas:

- ¿Cómo te sentiste en el primer momento?

- ¿Qué situaciones te recordó?

- ¿En el segundo momento, cuál fue tu experiencia?

- Comunícanos lo que sentiste o pensaste.

- ¿Cuál fríe tu experiencia en el tercer momento?

- En el cuarto momento ¿hubo algún cambio en lo que sentiste? ¿A qué se debió?

Así se continúa facilitando la comunicación de sentimientos, ideas, etc.

PENSEMOS

"Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios lo creó. macho y hembra los creo" (Gén 1,27). El hombre ocupa un lugar único en la creación, "está hecho a imagen de Dios"; en su propia naturaleza une el mundo espiritual y el mundo material; es creado "hombre y mujer"; Dios lo estableció en amistad con El (CIC 355; ver 356).

Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano entrar en comunión con otras personas (ver CIC 357).

es capaz de conocerse, de poseerse y darse libremente y

Porque el hombre y la mujer existen por otros y para los otros pueden ser descritos como un ser-relación Nacen gracias

a las relaciones de Sus padres maduran en las relaciones con los otros configuran su personalidad mas que nada en la

entrega amorosa a los demás. Sólo abierto a las relaciones, y en la convivencia humana es posible el desarrollo integral de

la persona.

Dios así nos pensó y así nos creó: "A su imagen y semejanza". Dios es un ser en relación, tres personas unidas de tal manera que son un solo Dios verdadero. En El tenemos el modelo más perfecto de la comunión.

El hombre y la mujer son seres en relación, nacen por los otros, se desarrollan con los demás, y maduran para los otros.

- Nace por los otros.

El ser humano sólo viene a la vida gracias a otros seres humanos. El hecho mismo de la concepción muestra nuestra naturaleza relacional.

En cualquier forma que sea el nacimiento, tiene que contar con los otros especialmente con la madre para poder sobrevivir.

- Se desarrolla con los demás.

Para que el niño crezca normalmente, se desarrolle y se social ice, necesita de los demás. Todo el aprendizaje de su conducta lo realiza, gracias a lo que ve y convive con los otros. Gracias a ellos puede caminar erguido, usa las manos y emite sonidos con la garganta.

El desarrollo proviene de la maduración física y del aprendizaje.

Los factores que influyen en la formación y crecimiento integral de la persona son:

- El aspecto genético, el medio ambiente y la capacidad de autodeterminar la dirección que desea darle a su vida.

El aprendizaje es un fenómeno interpersonal. En el contacto con los demás, aprendemos a emplear nuestras habilidades y talentos, de acuerdo al ejemplo que los demás nos brindan.

Madura para los otros.

Así como los otros nos resultan indispensables para desarrollarnos también son insustituibles para ejercer las potencialidades de la madurez.

Cuanto mayor es el desarrollo humano de una persona, tanto más es capaz de vivir ya no por el otro, sino para el otro, en una entrega generosa de sí mismo.

Dios al hacerse hombre quiso hacerse en todo semejante a nosotros y también como cada uno de nosotros: nace, crece

y madura dentro de una familia, comunidad en relación. Los campos de relación del hombre son los siguientes:

La primera forma de comunicación que el hombre vive, es su contacto con las cosas. Esta comunicación Ja lleva a cabo por medio de los sentidos.

Posteriormente el niño se va abriendo y entra en relación con las personas. Un buen día al acercarse la mamá, el papá o los hermanos, el bebé, comienza a agitar sus brazos ¡y a mostrar su primera sonrisa. Este es el primer contacto con las personas y lo realiza por medio del gesto y la palabra.

Cuando la persona adquiere una inicial madurez psíquica se da una tercera forma de comunicación: La relación consigo misma, reflexiona consigo misma, conversa con su “yo". Esto lo realiza por medio de la introspección.

Finalmente es capaz de relacionarse con EL ABSOLUTO, con el totalmente 'OTRO" con Dios, que para el cristiano es un Dios en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Para el hombre de fe, esta relación con Dios constituye una exigencia de su propia naturaleza. Y lo realiza a través de la oración.

"Por haber sido hecho a imagen de Dios el ser humano tiene la dignidad dc persona no es solamente algo sino alguien. Es capaz de conocerse de poseerse y de darse libremente y entrar en comunión con otras personas, y es llamado, por la gracia a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y de amor que ningún otro ser puede dar en si lugar (CIC 357)

DINAMICAS

1er. Paso. Personalmente.

- ¿Cómo estoy viviendo mi relación con. el universo, con los demás, con migo mismo, y con Dios?

2º. Paso. En pequeños grupos.

- Comunica lo anterior.

OTRA ALTERNATIVA

1º. Personalmente.

- ¿Cuál de estos campos de relación he desarrollado más?

- ¿Cuál he descuidado?

2º. En un grupo pequeño, comunicar lo anterior.

El aprendizaje de las relaciones humanas quizá sea el más importante de los aprendizajes pero el más descuidado. Existen muchos factores que han influido para que por una parte se descuiden y por otra traten de promoverse dadas las circunstancias del mundo de hoy. A continuación citaremos algunas:

Los cambios tecnológicos y sociales han roto los cauces tradicionales.

Las organizaciones laborales son cada día mas grandes mas complejas que crean relaciones distantes, impersonales que cosifican a las personas.

Los medios masivos de comunicación, por una parte nos mantienen informados de todo cuanto existe en el mundo

pero contradictoriamente interfieren mucho a la relación interpersonal, familiar

Ej. la televisión en casa.

El aceleramiento, en el ritmo de vida, las distancias, las presiones económicas, parecen ocupar un lugar mas

importante que el tratar de comunicarme, de relacionarme.

La búsqueda de pertenencia a grupos sociales.

Ante esta realidad se nos plantean grandes retos: o vivimos un tipo de relación primaria, o secundaria.

- Dos tipos de relaciones

PRIMARIAS: Son aquellas en las que se trata a la persona por la persona misma y no por su función o porque nos preste determinados servicios.

SECUNDARIAS: Son cuando buscamos a la persona por el servicio que nos presta. Estas relaciones son de función a función. Ej. Taxista-pasajero. Comprador-vendedor. Profesor-alumno. Esposo que da el dinero - esposa que hace de comer.

DINAMICA

1º. Personalmente.

Hacer una lista de las personas con las que se llevan relaciones primarias muy satisfactorias, no incluyendo familiares cercanos.

2º. En grupos pequeños.

Comentar sobre las relaciones secundarias que se desearía convertir en primarias.

ACTUEMOS

Una vez que nos hemos concientizado sobre la voluntad de Dios acerca de cada uno de nosotros, que desea que toda nuestra vida vaya en torno a esta capacidad que El nos ha dado, resulta importante decidirnos a modificar la distribución que hacemos del tiempo y dedicar tiempos específicos para vivir estos diferentes campos de relación en forma plena y consciente, sólo así experimentaremos nuestra vida plena, de otra forma, viene el vacío existencial.

(Se proporciona a las parejas una hoja con los facilitadores de las relaciones humanas para que los lean y reflexionen)

1)

Comunícate con los demás, salúdalos amablemente, no hay nada mas agradable que un saludo cordial. Es la

2)

manera de abrir las puertas para entrar en una relación íntima. Sonríe siempre a la gente. Hasta para evitarnos trabajo, los fisiólogos dicen que se necesitan 65 músculos para

3)

fruncir el entrecejo y en cambio se necesitan sólo 14 para sonreír. Llama a los demás por su nombre, no hay música más agradable a nuestros oídos que nuestro propio nombre.

4)

Sé amigable y servicial, los demás se sentirán bien contigo.

5)

Sé cordial, esto abrirá los canales de la comunicación afable, educado, fino con las personas.

6)

Interésate sinceramente por los demás, siempre encontrarás algo que te guste en cada una de las personas

7)

que tratas. Sé generoso en el elogio, y prudente en la crítica. Cuántas alabanzas nos ahorramos de nuestros hermanos.

8)

Ten en cuenta los sentimientos de los demás, lo apreciarán mucho. “Hazte todo a todos para ganarlos a todos", sonríe con el que está alegre, sufre con el que está triste, aliéntalo.

9)

Considera la opinión de los demás. Hay tres puntos de vista en los asuntos controversiales: el tuyo, el de la otra persona, y el correcto.

10) Perdona de corazón lo que tengas que sentir de otros, hazlo pronto y generosamente. 11) Aumenta tu armonía interior, estar de acuerdo con nosotros mismos, reconciliarnos con nuestro pasado y perdonamos cuando esto se requiera. Mal puede entenderse con los demás quien está en pleito consigo mismo; de una mala relación intrapersonal no puede esperarse buenas relaciones interpersonales.

DINAMICA

1º. Personalmente. Descubrir cuáles facilitadores de las relaciones humanas practico yo. 2º En pareja. Compartir la reflexión personal y enriquecerla con el comentario del otro.

CELEBREMOS

Preparar: una grabadora. Un casete con el canto del Salmo 8. Guardamos silencio y escuchamos con atención el Salmo 8.

ANIMADOR: Vamos a presentar nuestro agradecimiento al Señor porque ha hecho al hombre la obra maestra de la creación.

DINAMICA

1er. Paso. En silencio por parejas, por espacio de un minuto se contemplan.

2do. Paso. En la pareja comunican qué percibieron en ese espacio de silencio en que se contemplaron.

3er. Paso. Por parejas se unen en oración ante Dios agradeciéndole, el habernos creado seres capaces de relacionarnos y pidiéndole la gracia de no olvidarse de relacionarse y comunicarse a lo largo de su vida.

4to. Paso. Terminamos cantando el Salmo 8

Tema 3

LA PAREJA HUMANA “HOMBRE Y MUJER LOS CREO"

OBJETIVO

* Reconocer la igualdad de la dignidad de ambos Sexos para fundamentar una relación madura de pareja.

NOTA PEDAGOGICA

Es fácil que las parejas acepten como idea la igualdad de los dos sexos, pero dijo el ambiente en que vivimos, la práctica resulta distinta. Es necesario insistir en tina aceptación práctica.

VEAMOS

DINAMICA

1º. Personalmente

En la familia en la que nacimos y en la sociedad en la que vivimos:

- ¿Cuál es nuestra experiencia acerca de la valoración del hombre y de la mujer?

- ¿Que consecuencias positivas o negativas ha tenido para ti esta realidad?

2º. Compartir con la pareja.

PENSEMOS

A la luz de la Escritura vemos claro que Dios crea el mundo y al hombre por un acto de amor excelente y gratuito. Dios interviene directamente en el hombre para que el hombre exista. El quiso compartir su capacidad de hacer feliz al hombre con la mujer. Mientras ésta no existía, el hombre se sentía solo. Y dijo Dios: "No es bueno que el hombre esté solo. Haré pues, un ser semejante a el para que lo ayude" (Gén 2,18). Aquí vemos muy claro el aspecto relacional de los sexos:

hombre-mujer. La diferencia sexual aparece como en la cima de la Creación. La atónita mirada de Adán a Eva (ver Gén 2,23) seguirá repitiéndose hasta el fin de los tiempos. El amor es la única de las bendiciones que hemos conservado del paraíso terrenal, como sugería una antigua liturgia del matrimonio.

Dios creó al hombre para se realice e integre en la comunión interpersonal de pareja. Dios creó al hombre y a la mujer en igualdad de dignidad, gracias a esta igualdad se hace posible la comunión.

El hombre exclamó: "Esta si que es hueso de mis huesos y carne de mi carne." (Gén 2, 23).

"El hombre y la mujer son creados, es decir, son queridos por Dios: por una parte, en una perfecta igualdad en tanto que personas humanas, y por otra, en Su ser respectivo de hombre y de mujer. “Ser hombre", "ser mujer" es una realidad buena y querida por Dios: el hombre y la mujer tienen una dignidad que nunca se pierde, que viene inmediatamente de Dios su creador (ver Gén 2,7.22). El hombre y la mujer son, con la misma dignidad, "imagen de Dios". En su "ser-hombre" y su “ser- mujer" reflejan la sabiduría y la bondad del Creador" (CIC 369).

Gracias a esta comunión se logra la integración hombre mujer en que se realiza la unidad de lo humano. Uno y otro se completan por ello cuando se es llamado por Dios al matrimonio, en él se busca la concreción de la unidad a costa de renunciar a su familia. "Por eso el hombre deja a sus padres para unirse a una mujer; y son los dos una sola carne." (Gén 2,24), de manera que "puedan transmitir la vida humana: "Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. "(Gén 1,28). Al transmitir a sus descendientes la vida humana, el hombre y la mujer, como esposos y padres, cooperan de una manera única en la obra del Creador" (CIC 372).

La narración de la creación nos dice que el hombre es imagen y semejanza de Dios: "Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios lo creó. macho y hembra los creó." (Gén. 1,27).

Con esta insistencia en que "varón y hembra los creó", no sólo se insiste en la igualdad de ambos porque tiene un origen común sino que se refuerza el hecho de que la sexualidad también participa de la imagen de Dios.

El hombre es imagen de Dios en el nivel más profundo de su ser. Lo que hay de característico del ser humano en esta profundidad, es la relacionalidad: el hombre es relacional, es, "para el otro", igual que es, "por el otro". Es en esto que él es imagen de Dios. Dios creó al hombre y a la mujer dotados de toda bondad: "Y vio Dios que estaba bien." (Gén 1,21).

Descubramos horizontes nuevos y veamos con los ojos de Dios lo que El mismo nos ha dado como un gran don: el habernos creado de diferentes sexos, para poder complementamos ayudarnos a real izar el llamado que El nos hace a la plenitud.

ACTUEMOS

DIN AM IC A

1º. Personalmente

1) ¿Cuales son los aspectos en los que re has sentido complementado por personas (leí otro sexo?

2) Haz una lista de estos aspectos.

2º. Comparte lo anterior con tu pareja

En nuestras diferentes culturas existen muchas situaciones en las que la mujer es marginada de sus derechos más fundamentales en las cuales es, explotada y dominada.

La dignidad de la mujer y su vocación, objeto constante de la reflexión humana y cristiana, ha asumido en estos últimos años una importancia muy particular.

Dios quiso exaltar la dignidad de la mujer al escoger a la mujer-María como su madre. "Pero, cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, el cual nació de mujer" (Gal. 4,4).

La unión matrimonial exige el respeto y el verdadero valor de ambos. La mujer no debe convertirse en "objeto" de "dominio" y de "posesión" masculina, ni el hombre convertirse solamente en un simple proveedor de bienes. Dios creó lo masculino y lo femenino en igualdad de dignidad (ver CIC 2335)

CELEBREMOS

Celebremos el amor que como pareja se dan los matrimonios Cristianos que es fuerza y poder para vivir.

Celebremos el amor que se hace fecundo en una vida nueva.

Se sugiere se ponga delante una pareja con un bebé y después de contemplarlos se inicien oraciones voluntarias con los miembros del grupo.

Tema 4

SEXUALIDAD AL SERVICIO DEL AMOR

OBJETIVO

* Conocer las diferencias sexuales hacia el amor para llegar a ser una sola carne

NOTAS PEDAGOGICAS

Este tema apunta hacia la unidad como culmen de la espiritualidad matrimonial.

Procurar, como parte importante de la educación progresiva en el amor, la educación sexual que debe ser oportuna e integral y que hará descubrir la belleza del amor y el valor humano del sexo (DP 606).

VEAMOS

DINAMICA

1º. En pequeños grupos responder a la siguiente pregunta:

- ¿Qué visión nos dan el cine, la televisión, el teatro, revistas, etc. acerca de la sexualidad?

(Se invita con anticipación a una pareja que tenga 30 o más años de casados para que den su experiencia)

DINAMICA

1º Personalmente

Recuerda alguna pareja que tú sepas que haya vivido de forma plena y madura esta relación. Coméntalo con el grupo

2º Se invita a la pareja invitada a que pase frente al grupo.

3º Se les pide que comuniquen lo siguiente:

a)

5

dificultades

que

hayan

tenido

para

conservarse

unidos.

b)

5

medios

que

hayan

utilizado

para

superar

las

dificultades.

c) 5 logros importantes que hayan obtenido a lo largo de su relación como pareja.

Se termina la sesión realizando una oración en donde se exalte las cosas en las que son semejantes y los aspectos en los que no son iguales.

2º. Después de responder y sacar conclusiones, confrontar con la siguiente tabla.

La Salud Sexual

El concepto de salud sexual se basa en tres elementos:

- Capacidad de gozar y controlar la propia conducta sexual y reproductora de acuerdo con una ética personal y social, conforme a una identidad.

- Superación de la ignorancia, miedo, vergüenza, de los sentimientos de culpa, de las falsas creencias y de otros factores psicológicos que inhiben o desenfrenan la conducta sexual y que deterioran las relaciones sexuales.

- La ausencia de desórdenes orgánicos de enfermedades y de deficiencias que dificultan las funciones sexuales y reproductoras. (Organización Mundial de la Salud).

DINAMICA

1º. Reflexión personal:

a) ¿Cuáles de estos elementos posees que te indiquen tener salud sexual?

b) ¿Cuáles consideras debes mejorar?

2º. Coméntalo con tu pareja y respondan a las siguientes preguntas:

a) ¿Se percibe salud sexual en el ambiente en que vives?

b) ¿Cuáles son las causas y efectos?

PENSEMOS

La sexualidad humana es la capacidad o camino que ha recibido el hombre para llegar hasta el amor. Es a través de la sexualidad por donde se llega a la relación y comunicación interpersonal, a la búsqueda del otro, a la donación de todo su ser.

La sexualidad proporciona al ser humano los elementos para entablar lazos afectivos con las personas que lo rodean. Toda la comunicación humana es sexual, relación hombre-mujer, o relación con personas del mismo sexo.

La sexualidad abraza todos los aspectos de la persona humana, en la unidad de su cuerpo y de su alma. Concierne particularmente a la afectividad, a la capacidad de amar y de procrear y, de manera más general a la aptitud para establecer vínculos de comunión con otro (CIC 2332).

El Amor núcleo de la sexualidad

La sexualidad en cuanto a dimensión personal es semejante al sol. Su núcleo es el amor.

El amor representa el aspecto más esencial de la persona humana que puede manifestarse en ternura a través de una caricia. En este ejemplo la ternura la podríamos representar con las llamas del sol. Ya no se trata del núcleo en sí más bien de una realidad afectiva que nace de él en forma muy inmediata.

Por último la genitalidad representa lo más periférico, lo más concreto y tangible de la sexualidad humana. Pero puede ser tan superficial que se reduzca a un simple juego.

Cuando dos seres humanos se encuentran en este plano, se reducen a simples objetos que se utilizan para obtener el placer.

Cuando en un matrimonio cristiano la pareja integra genitalidad, ternura y amor verdadero es probable que alcance la más alta satisfacción en las relaciones íntimas como pareja.

Hacer el amor o fecundar el amor, es ante todo poner en juego los sentimientos, cariño, ternura, expansión emocional. Hacer el amor es hacer vida, historia, arte, cultura, porque siempre deberá ser creativo y humanizante.

En la pareja humana hacer el amor es coitar, juntar dos cuerpos pero si solo se unen dos cuerpos seria reducirlos a una expresión irracional. Cuando solo se juntan dos cuerpos, queda vacío el corazón en cambio cuando se junta dos personas atraídas por un amor autentico y total, salen de si mismos, se olvidan de su yo y se vuelcan recíprocamente con todo lo que tienen con todo lo que son ,, es entonces cuando la unión alcanza las realidades mas profundas y espirituales; una unión realizada así, une a los esposos con Dios, de cuyo amor infinito son expresiones el uno para el otro.

Sexualidad y amor deben andar siempre juntos, intentar separarlos sería desgarrar, disociar, la total personalidad del hombre. Podemos comparar el amor con el alma en el ser humano. El amor da sentido y vida a la sexualidad, la penetra en su totalidad; si el individuo ha crecido como persona la hace creativa en perspectiva humana.

El amor da sentido a la sexualidad porque la orienta decididamente al encuentro con el tú. Por consecuencia el amor evita que se utilice al otro como un medio para la propia realización personal o gozo sexo-genital.

Exigencias en la sexualidad de la pareja

Corresponde a cada uno, hombre y mujer, reconocer y aceptar su identidad sexual La diferencia y la complementariedad físicas, morales y espirituales están orientadas a los bienes del matrimonio (unidad, indisolubilidad, fidelidad, fecundidad) y al desarrollo de la vida familiar La armonía de la pareja humana y de la sociedad depende en parte de la manera en que son vividas entre los sexos la complementariedad la necesidad y el apoyo mutuo (CIC 2333 ver CIC 1643 1654)

La formación moral para el crecimiento y evolución en la sexualidad exige una progresiva conversión de ciertos valores que están contenidos en una sexualidad madura, que se convierten en exigencias morales, al igual que alertar sobre ciertos factores que pueden originar una deficiente vivencia de la misma sexualidad.

a) La exigencia de la integridad.

La sexualidad es una realidad unificadora del ser humano e integra el cuerpo, la mente y el espíritu.

b) La exigencia de la unicidad.

La sexualidad tiene una orientación natural hacia el encuentro de la pareja. Y este encuentro sólo puede ser posible cuando el cariño mutuo los haga optar por compartir la vida misma entregándose uno a otro en su totalidad y sin restricciones.

El matrimonio está fundado en el amor unificado que se manifiesta en la fidelidad total de ambos y la entrega para siempre de toda la vida.

c) La exigencia de la fecundidad.

El amor siempre que es verdadero amor, tiende a ser fecundo. La fecundidad radica principalmente en dar y compartir vida. La fecundidad tiene un sentido mucho más amplio de lo que se entiende comúnmente.

En el matrimonio la fecundidad será dar la vida responsablemente a unos hijos que sean signo y fruto de su amor unitivo de pareja. También significará el seguir cada día compartiendo la propia vida con ellos para que crezcan, maduren y caminen en esa plenitud de vida que les es exigida por su ser de personas y de cristianos.

d) La exigencia de realizar el amor.

Sería mejor decir que la sexualidad exige "crear el amor". Es decir hacer que exista el amor en la vida, en la historia, en la sociedad, en la cultura, en toda la realidad del hombre a nivel tanto individual como social.

e) La exigencia de santificación del amor.

La sexualidad para el cristiano además exige una vivencia del amor que sea santificada y santificadora. Dios mismo nos ha dejado un sacramento que transforma, santifica y diviniza el amor humano y lo constituye en sacramento de amor.

1. toda la interrelación o comunicación humana con personas del propio sexo o del opuesto.

2. todo lo que significa amistad y cariño, incluyendo con aquellos del mismo sexo que llamamos amigos; con los cuales

se tienen relaciones afectivas y que incluyen auténticas relaciones sexuadas, que no debemos confundir con las relaciones sexuales.

3. Toda la significación amorosa de la pareja ysu tendencia a formar una familia.

4. Todo el humano deseo de dar la vida. La tendencia a la fecundidad, a la paternidad y a la difícil y maravillosa misión

de ayudara crecer a los hijos por la formación educadora.

5. Toda la interrelación afectiva de la vida familiar y el proceso de creación de identidad sexuada entre sus miembros.

6. Toda la capacidad de amor que lleva al ser humano a trabajar y servir a todo hermano luchando por el bien común, participando en la actividad social y política y, por vocación eclesial, comprometiéndose en la evangelización.

DINAMICA

(Preparar una hoja con los aspectos anteriores).

1º. Leer personalmente los aspectos que incluye la sexualidad.

2º. Como pareja comentarlos y comprometerse a vivirlos.

OTRA DINAMICA

Como pareja cristiana ¿Qué podemos hacer para cooperar a que estos auténticos valores de la sexualidad humana- cristiana, se vivan en el mundo de hoy?.

CELEBREMOS

Celebremos el amor que como pareja se dan los matrimonios cristianos que es fuerza y poder para vivir.

ACTUEMOS

La sexualidad incluye muchos aspectos de la vida, relaciones humanas, todos ellos de una belleza, trascendencia y positividad:

Celebremos el amor que se hace fecundo en una vida nueva.

Se sugiere se ponga delante del grupo una pareja con un bebé y después de contemplarlos se inicien oraciones voluntarias con los miembros del grupo.

Tema 5

VOCACION AL MATRIMONIO Y CRECIMIENTO INTEGRAL

OBJETIVO

*Descubrir en el matrimonio un campo propicio de crecimiento integral para que se despierte en nosotros un mayor aprecio de él.

NOTA PEDAGOGICA

Es necesario despertar el ideal de un crecimiento integral que no se reduzca al tiempo de la juventud sino que se proyecte en todas las etapas de la vida, de manera especial a la que están a punto de iniciar: la vida matrimonial.

VEAMOS

DINAMICA

1º Personalmente: responder a la siguiente pregunta:

-¿Cuáles crees que sean las causas más frecuentes de fracasos matrimoniales?

2º Compartir en pareja.

3º Presentarlas en plenario.

(Si no resultara como causa la falta de madurez y crecimiento personal, el animador deberá mencionarla).

PENSEMOS

El hombre es un ser en búsqueda de la felicidad, tiene sed de plenitud, lo experimenta vivamente, esto abre la perspectiva de un proceso de constante desarrollo. Estamos llamados a las alturas luminosas de un crecimiento transpersonal, en otras palabras, estamos llamados a la santidad.

Dios nos llama y nos interpela a cada instante. Nos sale al encuentro por doquier. Su amor y afán de engrandecernos, se derraman sin cesar hacia cada uno de nosotros.

Recordemos lo que nos dice San Pablo en su Carta a los Efesios: “Hasta que todos nos juntemos en la misma fe y el mismo conocimiento del Hijo de Dios, llegando a ser el hombre perfecto, con esa madurez adulta que hará de nosotros la plenitud de Cristo.” (Ef 4, 13) .

Las características de una persona en proceso de crecimiento son:

1) Entra en contacto directo con la experiencia de cada momento. 2) Confía en los recursos personales como don de Dios. 3) Deseo genuino de cambios constructivos y de nuevos aprendizajes. 4) Reconocimiento y valoración de los recursos presentes. 5) Confianza en la capacidad y responsabilidad de cada persona. 6) Confianza en que Dios puede transformarnos, convertirnos, liberarnos, santificarnos. 7) Apertura a la propia experiencia no utilizando mecanismos de defensa

Todo lo anterior implica:

· Un esfuerzo por ver la vida tal como es y no como quisiéramos que fuera, es decir, conciencia y aceptación de la realidad.

· Esfuerzo por ser menos susceptibles a la emoción y más objetivos en los juicios.

· Esfuerzo por no permitir que nuestros deseos distorsionen la realidad.

La decisión de comprometer mi vida con otra persona y para toda la vida requiere un nivel mínimo de madurez.

A continuación presentamos una gráfica de las etapas del desarrollo humano Supuestamente antes de contraer matrimonio deben haberse logrado como mínimo las metas propuestas hasta la edad de 25 años para la mujer y 30 para el hombre.

· ETAPAS EVOLUTIVAS

1 El Mundo de las cosas

(0 a 3 años).

Etapa muy importante en la vida del hombre en donde desarrolla su capacidad relacional con el universo. La bienvenida al mundo, la experiencia a través de la satisfacción de sus necesidades fisiológicas; comer, dormir, equilibrio de la temperatura, etc.

El amor es percibido en el cuidado amoroso materno y paterno. Dicho amor es el que le ayuda a superar la desconfianza.

Desde esta edad existe la lucha entre la capacidad de adaptación y transformación que tiene el hombre. Por no poder valerse por sí mismo, el niño se adapta, pero pugna clara v abiertamente mediante el llanto para imponer su deseo, (capacidad de transformación).

2 El Mundo de las personas

(3 a 10 años en la mujer y 3 a 12 en el hombre).

Es la etapa de la socialización a través de conductas básicas como: caminar, hablar, control de esfínteres, leer.

No conviene presionar estos aprendizajes, es conveniente dar motivación constante, empatía y aceptación.

Se debe adquirir la autonomía fundamental.

En el encuentro con el otro, el proceso a seguir es salir del egocentrismo, ser capaz de trascender el propio yo. La apertura de sí se da en varios niveles: Captativa, intercambio, dar, darse, oblativa.

En esta etapa se vive el “dar” no el “darse”.

3 Etapa de la identidad

(11 a 16 años en la mujer, 13 a 18 en el hombre)

Etapa decisiva de la separación gradual de padres e hijos, necesaria para la afirmación del yo y el desarrollo de su personalidad por la conquista progresiva de una vida independiente y responsable. El movimiento liberador iniciado con el nacimiento, continuado con el destete y la entrada en la escuela termina aquí con lo que se ha venido a llamar el "destete psicológico" o el tercer rompimiento del "cordón umbilical".

Afirmación de la propia personalidad. Claro sentido y deseo de la opción personal.

Etapa del despertar la relación intra-personal.

4 Etapa de la Integración Social

(17 a 25 años en la mujer, 19 a 30 en el hombre)

Objetivo: La integración del yo y la integración social, descubre su papel dentro de la sociedad, la iglesia, la familia. El paso del "dar" al "darse". Clarificación de la opción vital y profesional.

5 Etapa de la Proyección Vital

(25 a 48 años en la mujer, 31 a 55 en el hombre).

La persona que ha superado las etapas anteriores, ha llegado al momento de la fecundidad plena, de proyectar todo cuanto es.

Momento de mayor coherencia entre lo que piensa y siente con lo que habla, actúa, calla y vive. Supuestamente debe haberse llegado a la interiorización de los valores y así poder llegar a ser personas de lenguaje total.

6 Etapa de la sabiduría y experiencia de la vida

(48 a 60 años en la mujer, 55 a 70 en el hombre).

Periodo de crisis y reflexión, la persona se siente privada de muchas seguridades vitales y hace un esfuerzo de readaptamiento, mide sus energías afectivas, revisa proyectos. Una vez logrado esto se produce un potenciamiento de energía psíquica y espiritual, fundamentada en la sabiduría y experiencia que da la "escuela de la vida”.

Ante esta situación se presentan varios caminos:

a)

Juvenilismo: Que consiste en fingir sentimientos, actitudes y gestos que ya no se tienen y que no corresponden a su

edad.

b)

Resignación pasiva: Aguantar la situación corno inevitable y seguir materialmente vinculado a los valores y formas de

vida en que se encuentra sin proyectar.

c)

Afán de experiencias e impresiones nuevas, buscadas por caminos que implican cambios radicales. El peligro es

grave.

d)

Dinamismo y deseo de vivir cada momento plenamente.

7 Etapa de la Síntesis de la Vida

(60 y ss. años en la mujer y 70 y ss. en el hombre).

En esta etapa deberá cosecharse lo sembrado y experimentar el gozo de que otros tengan “vida" por su "vida".

DINAMICA

1º. Personalmente Leemos las diferentes etapas y reflexionamos sobre los logros y lagunas existenciales que aún tenemos.

2º. Lo comentamos con nuestra pareja.

· El matrimonio, la familia cristiana, debe ser una comunidad de personas cristianas. La relación de pareja deberá ser otra nueva instancia educativa para llegar a ser esa persona cristiana que Dios quiere que seamos. Esto supone un proceso activo que opera durante toda la vida para llegar a obtener la triple madurez de la cual nos habla el Concilio Vaticano II:

· MADUREZ EMOTIVA: Equilibrio en el estado de ánimo, aprender a canalizar nuestros sentimientos evitando la represión o el desfogue.

· MADUREZ INTELECTUAL: Capacidad de juzgar rectamente las personas y los acontecimientos.

· MADUREZ VOLITIVA: Capacidad de tomar decisiones y hacernos responsables de ellas.

Para poder hacer realidad la promesa matrimonial de: “te prometo serte fiel en la salud Y en la enfermedad, en lo próspero y en lo adverso, amarte y respetarte todos los días de mi vida”, será necesario luchar por lograr una madurez humana cristiana, por la cual sea posible superar las frustraciones y las pérdidas. Por la cual sea posible ser un signo perenne del amor de Cristo a su Iglesia.

El hombre y la mujer están hechos “el uno para el otro”: no que Dios los haya hecho "a medias” e “incompletos”; los ha creado para una comunión de personas en la que cada uno puede ser “ayuda” para el otro porque son a la vez iguales en cuanto personas ("hueso de mis huesos,,,”) y complementarios en cuanto masculino y femenino En el matrimonio Dios los une de manera que formando “una sola carne” (Gén 2,24) puedan transmitir la vida humana: “Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra. (Gén 1,28). Al transmitir a sus descendientes la vida humana el hombre y la mujer, como esposos y padres. cooperan de una manera única en la obra del creador (ver GS 50,1) (CIC 372).

Textos complementarios: CIC 1604, 1605.

ACTUEMOS

Las actitudes que favorecen el proceso de convertirse en persona son:

· Autenticidad

· Aceptación incondicional

· Empatía.

Las tres actitudes las encontramos en el único modelo por excelencia: Jesús.

· Quién, sino El, fue el prototipo de la coherencia y autenticidad entre lo que pensaba, hablaba y vivía.

· Quién, sino El, fue capaz de aceptar incondicionalmente a todos, justos y pecadores; ricos y pobres.

· Quién sino El, fue capaz de gozar con el que gozaba, y de sufrir con el que sufría, de penetrar hasta lo más profundo

en las necesidades de sus contemporáneos. Por qué no tratar de imitarlo y luchar por crecer como El en: “Sabiduría y gracia delante de Dios y de los hombres”.

DINAMICA

Personalmente

¿Qué vas a hacer para impulsar tu desarrollo personal que ayude a los que te rodean a crecer como el Señor lo quiere hasta la plenitud?

Analizando los tres niveles de madurez emotiva, intelectual y volitiva ¿eres capaz de asumir un compromiso tan serio como es el matrimonio cristiano?

CELEBREMOS

1º. Con anticipación se prepara un casete con la canción de "Mi linda esposa".

Se pone el casete para que lo escuchen.

2º. Recordar alguna decisión que nos ha hecho libres y la satisfacción que nos ha producido el realizar esta decisión hasta las últimas consecuencias, damos gracias a Dios por ello.

3º. Con alegría demos gracias a Dios porque existan matrimonios que han cumplido 25 y 50, pudiendo perseverar unidos.

4º. Tratamos de recordar y sugerimos nombres concretos de personas que han perseverado en su decisión matrimonial. Todos contestamos: "Gracias porque han permanecido unidos en lo próspero y en lo adverso".

Al terminar se puede volver a poner la canción para que si es posible, todos la canten.

Tema 6

ENCUENTRO CONMIGO MISMO

OBJETIVO

* Lograr ponernos en contacto con nosotros mismos, conocernos y aceptarnos para que podamos entrar en relación con los demás.

NOTA PEDAGOGICA

La pareja o persona que transmita este tema puede ayudar a conseguir mejores resultados si ella misma comparte su propia experiencia de introspección personal.

VEAMOS

Una persona no puede entrar en relación con otra, de forma madura y constructiva, si antes no se conoce y se posee así misma, no seria capaz de darse si no se posee. Este conocerse, poseerse (aceptarse, valorarse), no es una tarea fácil, comporta muchos esfuerzos, requiere estar en contacto con sentimientos y comportamientos, conocer la forma de presentarse ante los demás, etc.

Dentro de este tema vamos a intentar entrar en contacto con nosotros para poder aceptarnos mejor y disponer más de nosotros mismos.

DINAMICA

1º. Personalmente:

En una hoja de papel, traza una línea horizontal. Coloca puntos en los dos extremos de la línea. En el punto de la izquierda escribe la fecha de tu nacimiento y en el de la derecha, la fecha de hoy. Marca en orden cronológico, con una estrella los acontecimientos positivos y con una "x" los negativos.

2º. Repasa estos acontecimientos y juzga como han influido en tu modo de ser. Señala de qué manera.

(La pareja que da el tema, manifiesta su experiencia, contando su propia historia y señalando cómo han influido dichos acontecimientos en su manera de ser).

PENSEMOS

“El primer hombre fue no solamente creado bueno, sino también constituido en la amistad con su Creador y en armonía consigo mismo y con la creación en torno a él; amistad y armonía tales que no serán superadas más que por la gloria de la nueva creación en Cristo" (CIC 374).

“Dios es infinitamente bueno y todas sus obras son buenas. Sin embargo, nadie escapa de la experiencia del "

(CIC 385).

sufrimiento, de los males en la naturaleza -que aparecen como ligados a los límites propios de las creaturas-,

"El hombre única creatura terrestre a la que Dios a amado por sí mismo" (GAS 24).

"Para conocer a Dios es necesario conocer al hombre" (Medellín, introducción a las conclusiones 1).

A medida que la vida transcurre, el cerebro va grabando, como en un "casete" virgen, experiencias positivas y negativas.

Siendo esto inconsciente, se reacciona ante determinada circunstancia, dejándose llevar por emociones o sentimientos.

Por ejemplo, una mujer que de niña tuvo una experiencia de miedo cuando veía que su papá golpeaba a su mamá, aún no tenía uso de razón por lo que esta experiencia quedó grabada en el inconsciente. A partir de ese momento ve a los hombres como seres a los que hay que temer; esto la lleva a relacionarse negativamente con el sexo opuesto.

Estas grabaciones negativas son como telarañas que impiden que salga el verdadero yo. Como un cristal que tiene manchas y que no es todo lo transparente que debería ser.

La persona tiene todos los talentos, es necesario desarrollarlos y, más aún estar conscientes de ellos para poder manejarlos positivamente. Debe recordarse esto a las personas que con frecuencia dicen: "así soy yo" ; "me enojo cuando las cosas no salen como yo quiero". Esas personas están funcionando sólo en la parte emotiva (grabaciones); no usan sus talentos de la mente y menos utilizan las capacidades del espíritu; viven reaccionando a las grabaciones que tienen, automáticamente, sin ver que cada situación que se presenta en la vida tiene diversas soluciones y no ven más opciones; esto las lleva a sentirse mal, frustradas, podría decirse que escogen el camino erróneo.

DINAMICA

“Descripción de sí mismo. valoración y autoestima” Respondemos al siguiente cuestionario:

¿Quién soy yo?

1. Físicamente soy

1. Mentalmente soy

2. Emotivamente soy

3. Mis habilidades y destrezas

4. Mis debilidades y limitaciones

5. Mis aptitudes y capacidades

6. Mis roles o papeles sociales

7. Mi carácter

8. Mis sueños (despierto)

9. Mis actividades más importantes

10. Mis gustos

11. Mis pasatiempos

Damos a conocer lo que pensamos de nosotros mismos y hacemos una interpretación diciendo por ejemplo: si escribí poco, hablo de! poco conocimiento de mí mismo. Si predominó lo negativo, hablo de la imagen pobre que tengo de mí. Si me resistí a escribir, temo entrar en contacto conmigo mismo. Si pude escribir mucho y positivamente me conozco bien y tengo buena autoestima.

¿Cómo quiero que me vean los demás?

(La pareja animadora puede comenzar a exponer cómo les gusta que los vean los demás, los patrones de conducta que utilizan para presentarse así y lo que les cuesta mantenerse con esa imagen).

Necesidades y sentimientos

Además de las necesidades básicas fisiológicas, en el hombre se encuentran también las necesidades igualmente básicas pero profundas y que son como resortitos que Dios ha puesto para relacionarnos.

Las necesidades básicas profundas son:

Amar y ser amado

Pertenencia

Autovaloración

Autonomía

Sí queremos permanecer en contacto con nosotros mismos, tenemos que estar en contacto con nuestras necesidades.

Los sentimientos son indicadores de la satisfacción de las necesidades. Es la oportunidad de completarse con el otro para real izarse. De aquí la necesidad de estar en contacto con nuestros sentimientos para descubrir si estamos

satisfaciendo o no nuestras necesidades y la importancia de relacionarnos a este nivel de sentimientos, de saber expresarlas a la otra persona y de saber estar atentos a los sentimientos de la otra persona. Sólo de esta manera podemos ayudarnos unos a los otros a realizamos. Si la comunicación es sólo a nivel de ideas, corremos el riesgo de que no sea tan personal, tan nuestro, porque las ideas o juicios se aprenden.

Sentimientos: Son signos o señales que manifiestan cómo son satisfechas mis necesidades básicas. Reacción que se despierta en nosotros al encontrar algo o alguien en el ambiente, que satisface nuestras necesidades o amenaza las mismas.

Razonamiento: La razón descubre el origen de los sentimientos. Acción reflexiva de la persona que toma posesión de su situación personal manifestada a través de los sentimientos en vista a obrar no por impulso, sino de acuerdo a la verdad.

Voluntad: Una vez que la razón presenta la verdad, por la voluntad la persona se determina a la acción.

Conducta: A partir de la decisión el hombre realiza lo propuesto, toma una conducta.

Ej. Reacción de enojo. No manejo el sentimiento, recalo con quien se presente. Si no razono, actúo por impulso. Con mi actuación provoco el enojo del otro.

DINAMICA

1º. Personalmente.

-¿Cuál es el sentimiento más fuerte que tienes en este momento?

-¿A qué necesidad básica corresponde. Amar y ser amado, pertenencia, autovaloración, autonomía?

- ¿Cuál va a ser tu decisión?

(La pareja de animadores pone un ejemplo).

1) Mi sentimiento es de alegría:

- Porque me siento valorado (a).

- Mí razonamiento: Voy a aprovechar el curso.

- Mi actitud es de colaboración, apertura, etc. 2) Me siento triste o nervioso (a).

- Descubro la necesidad de autovaloración

- Mi actitud va a ser de desgano, poca colaboración, rechazo.

pero tengo que estar aquí.

ACTUEMOS

Al conocer nuestros sentimientos y necesidades nos conocemos más profundamente. Y al enseñarnos a manejar los sentimientos y necesidades somos más capaces de disponer de nosotros mismos y actuar de una manera consciente y razonada.

DINAMICA

1º. Reflexión en pareja.

Responder con sinceridad las preguntas siguientes. No contestando cómo se debe reaccionar sino cómo se ha reaccionado, sin juzgar si estuvo mal o bien, los sentimientos no se juzgan. Se trata de tomar una fotografía del modo de cómo hemos reaccionado y así conocernos.

- ¿Cómo has reaccionado ante un comentario ofensivo?

- ¿Cómo has reaccionado ante una decepción de un amigo o amiga?

- ¿Cómo has reaccionado ante un chisme sobre alguien que estimas?

- ¿Cómo has reaccionado ante un comentario positivo sobre ti?

- ¿Cómo has reaccionado ante una caricia de alguien que te quiere?

Recordemos que nuestra mente puede aprender y manejar los sentimientos. Podemos aprender a encauzarlos por varios caminos. Veamos el siguiente ejemplo:

Si alguien me insultó, yo puedo:

- Enojarme si creo que me ha humillado o afectado mi dignidad.

- Tener miedo si me imagino que después del insulto puede golpearme y yo no puedo defenderme.

- Sentir indiferencia si me doy cuenta de que el que me insultó me está confundiendo con otra persona.

- Sentir compasión o lástima al ver que el que me insulta perdió el control de sí mismo y se está rebajando al insulto.

- Sentir amor por el que me insulta si tenemos la grandeza de perdonarlo.

Esto nos enseña que ante los acontecimientos de la vida NO se reacciona de la misma manera, sino que depende del sentido que le demos con nuestro modo de pensar. Aprendemos que podemos dirigir y orientar nuestros sentimientos.

Podemos con nuestra inteligencia controlar o regular la intensidad de nuestros sentimientos, igual que regulamos el calor de una fogata quitándole o poniéndole los troncos.

Para manejar los sentimientos debemos

1º. Aceptarlos y no rechazarlos. No son malos sino algo muy natural que existe en todos los hombres y mujeres y que nos permiten conocernos a nosotros y a los demás. No asustarse aunque sean desagradables

2º. Llamarlos por su nombre. Por ej. siento celos, envidia, deseos de venganza, atracción sexual, etc…

3º. Preguntarme ¿Por qué siento esto?. De ninguna manera echarle la culpa a las personas o a los hechos de la vida, sino reflexionar sobre el origen del sentimiento. ¿Qué tengo dentro de mí que me hizo sentir así? ¿Qué idea está detrás de este sentimiento?

4º. Tomar distancia de ellos. Cambian mucho y no son eternos.

5º. Saber a donde me impulsa ese sentimiento, a dónde me quiere llevar. Y entonces como en la fogata aumentar la leña si queremos y vemos que es algo bueno para nosotros. O quitarle los leños, las ideas, si vemos que no nos llevan a algo que queremos.

Se motivará a las parejas para que elijan un sentimiento y se trabaje él, siguiendo los cinco pasos anteriores y así aprender a manejarlos.

CELEBREMOS

1º. Se colocan los participantes en círculo

2º. Se da lectura al siguiente salmo:

"Aquí estoy Señor, para hacer de mi existencia llama que no se apague. Quiero ser, Señor Jesús, como la arcilla en tus manos. Quiero ser piedra que el río a su paso arranque y la lleve en su corriente y la voltee en sus aguas. Quiero ser como las hojas de otoño en el suelo que el viento arranca y el pie al pasar aplaste. Quiero ser como la piedra en tus manos que el artista labra y que va forjando, golpe a golpe, sin cansarse. Yo me pongo en tus manos, Señor Jesús, Señor de mi vida, como tú te abandonaste en las manos de tu Padre.

3º. Se deja un momento de silencio.

4º. Se termina con el canto: “Quiero ser oh Señor instrumento de tu paz”.

Tema 7

NOS ENCONTRAMOS, NOS COMUNICAMOS

OBJETIVO

*Despertar en las parejas la necesidad del diálogo conyugal para que a través de él lleguen a una unidad profunda y a un espíritu de corresponsabilidad y colaboración.

NOTA PEDAGOGICA

Ahora que se han valorado en lo personal, tener un encuentro realista con su pareja, valorando sus diferencias corno ocasión de enriquecimiento mutuo, e iniciado el diálogo como instrumento de relación para conseguir la unidad.

VEAMOS

DINAMICA

1º. Vamos a recordar el día en que conocimos a nuestra pareja, después reflexionamos la siguiente pregunta y escribimos nuestra respuesta.

- La primera vez que te vi, ¿qué me atrajo a ti? La pareja animadora comparte con el grupo su respuesta a la pregunta anterior. 2º. Se comparte en pareja.

Esa fue la primera impresión que tuvimos de nuestra pareja, después de tratarla, la empezamos a conocer y desde que entablamos una relación de noviazgo la conocemos mejor y podemos expresar el conocimiento que tenemos de ella.

3º. Ahora vamos a mencionar las semejanzas y diferencias que tenemos con nuestra pareja y buscaremos qué defecto tienen en nuestra relación, para esto vamos a ayudarnos de la siguiente tabla, en donde nos calificaremos del 1 al 10 y posteriormente haremos lo mismo calificando a nuestra pareja.

YO

Físicamente atractivo (a) Inteligente Servicial Confiado (a) Considerado Cariñoso (a) Emprendedor Simpático (a) Divertido Independiente Abierto (a) al cambio Capaz de perdonar Organizado(a) Atento Paciente Dispuesto (a) a escuchar Chistoso (a) Seguro (a) de si Sencillo (a) Sensible Comprensivo (a) Sexi Tierno (a) Leal Hábil

TU

4º. Pensando en nuestra pareja reflexionamos las siguientes preguntas y escribimos la respuesta.

- ¿Cuáles son las tres cualidades que más me atraen ahora de ti? ¿Qué diferencias noto entre nosotros?

- ¿De dónde provienen esas diferencias?

- ¿Cómo han influido esas diferencias en nuestra relación?

- ¿Nuestras diferencias son motivo de enriquecimiento o de choque?

Ya sabemos que somos diferentes y que nuestras diferencias provienen de nuestra personalidad, ambiente familiar, educación, etc.

(La pareja animadora comparte con el grupo alguna experiencia de enriquecimiento que hayan tenido).

6º. Comparten en pareja las respuestas y tratan de recordar las experiencias de enriquecimiento que se hayan vivido.

PENSEMOS

La búsqueda de la unidad en la pareja no significa el que tengas que disminuir o desaparecer las cualidades que tengas, ni el que tu pareja las absorba o controle, sino el que siendo consciente de esas cualidades las sepa compartir para llagar a la unidad.

El camino más directo hacia la unidad es el diálogo.

Dialogar (hablar y escuchar con confianza) con nuestra pareja, nos permite expresar y compartir sentimientos y experiencias, llegar a un acuerdo y solucionar los problemas.

La comunicación entre la pareja está fuertemente condicionada por la actitud básica que uno adopte en relación al otro. Esta actitud básica, favorece la relación con el otro en la actitud de confianza.

La confianza brota en primer lugar, de la plena aceptación de sí mismo, de la superación de los temores que nos llevan a escondernos en las mascaras o exageraciones; y también de la aceptación de la bondad del otro.

Tener al otro

Muchos ven en el otro algo que se tiene, que se posee, al que se considera una propiedad en virtud del matrimonio. Esta actitud desfigura extraordinariamente a la comunicación entre la pareja.

Hacer con el otro

Otra actitud frecuente es cuando el otro deja de interesarse en sí mismo, para ser alguien con quien se hace algo en común, o algo que se usa para un fin. Puede a veces llevarse a cabo sin respetar al otro, porque el yo, convierte al tu, en un instrumento para realizar sus planes, manipulando al otro en beneficio propio y sin tener en cuenta lo que el otro quiere o le conviene realmente. La comunicación entre la pareja se reciente notablemente en este ambiente.

Algunas veces el hacer con el otro ha dado lugar a extraordinaria colaboración en todos los campos de la vida, uniendo mucho a la pareja y creando un ambiente favorable para la comunicación. El ideal es pasar de la dependencia de uno hacia el otro, no a la independencia, sino a la interdependencia activa y constructivamente respetuosa. Esto sucede cuando se valora a la otra persona en si misma.

Ser con el otro

El espacio ideal para comunicarse con el otro es el de la comunión, cuando el yo y el ni comparten entrañablemente a nivel de ser.

1) Ser Con el otro para siempre

Es evidente que para llegar a una comunicación profunda con el otro, uno tiene que tener la seguridad existencial de que el otro va a ser siempre un tu para mí.

Sólo cuando yo sé de verdad que voy a envejecer con el otro, que nuestro amor es para siempre, pase lo que pase, estaré dispuesto a abrirme totalmente al otro.

Muchos tienen miedo a este amor para siempre y por eso temen también a la comunicación total, aspiran a quererse y no a querer amarse para siempre.

2) Ser con el otro para todo.

No es posible llegar a una comunicación profunda en la pareja si uno y otro no están dispuestos a darse totalmente.

A nivel de ser y de amor, o se comparte todo o nada. Es evidente que esta radicalidad se exige fundamentalmente a nivel de proyecto. Después, en la realidad, la entrega se hace paso a paso y de un modo creciente.

En materia de amor hay que saber escoger el momento justo y la dosis oportuna.

"La persona humana necesita de la vida social. Esta no constituye para ella algo sobreañadido sino una exigencia de su naturaleza. Por el intercambio con otros, la reciprocidad de servicios y el diálogo con sus hermanos, el hombre desarrolla sus capacidades; así responde a su vocación (ver GAS 25,1)". (dc 1879).

"Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano entrar en comunión con otras personas" (CIC 357).

ACTUEMOS

es capaz de conocerse, de poseerse y de darse libremente, y

Ahora que hemos reflexionado sobre nuestra relación y los aspectos en que somos diferentes y la manera en que ellos nos enriquecen o nos llevan al choque, así como en la importancia de una sana y eficaz comunicación entre nosotros, lleguemos a un compromiso que nos lleve a la unidad como pareja.

DINAMICA

1º. Personalmente (se toma el tiempo suficiente).

- ¿Soy capaz de aceptarte con tus diferencias, para compartir juntos toda la vida?

- ¿Qué debo hacer para que en nuestra relación se fomente el “ser con el otro” y el “construir con el otro”, más que el “tener al otro”?

- ¿Qué actitudes debo dejar de lado porque son motivo de choque en nuestra relación e impiden una entrega y aceptación mutua?

2º. Se preparan las respuestas para transformarlas en expresión viva en el momento de la celebración.

CELEBREMOS

Para la celebración debemos preparar: un cirio, una Biblia y pequeñas veladoras (una por cada pareja).

1º. Se colocan en círculo las parejas en torno al cirio encendido, junto al cirio en derredor se colocan las pequeñas veladoras; la Biblia en una mesa o sitio visible para todos, también cerca del cirio. De ser posible que el lugar se encuentre en penumbras para resaltar los signos de la celebración.

2º. Uno de los integrantes de la pareja animadora enciende el cirio, mientras el otro lee en la Biblia: Gén 2, 18-25.

3º. Dejamos un momento de reflexión personal.

4º. La pareja animadora invita a las parejas a darse un abrazo como signo de aceptación mutua.

5º. A continuación si de verdad quieren “ser y construir con el otro", de manera ordenada cada pareja pasa y se acerca al cirio, juntos, tornan una de las pequeñas veladoras y la encienden, a continuación regresan a su lugar y se colocan uno frente al otro, sosteniendo ambos la veladora encendida.

En voz baja, de cerca, le comparten a su pareja su compromiso (actitudes a dejar de lado) mientras el otro lo escucha atento y mirándole a los ojos.

Una vez que ambos se han comprometido a luchar por la búsqueda de la unidad en su relación de pareja, se dan un beso, como signo de ese compromiso de cuidar la unidad representada por esa pequeña luz que sostienen en sus manos.

6º.Terminamos cantando todos juntos: "Qué va a pasar mañana" de Mocedades.

Tema 8

EL AMOR FUENTE DE VIDA

OBJETIVO

*Ayudar a la pareja a descubrir cómo el amor vividosegún el modelo de Cristo, es la norma de susacciones y el criterio para juzgar la bondad o malicia de ellas.

NOTA PEDAGOGICA

Normalmente nuestro pueblo cristiano tiene una pobre idea de la moralidad en los actos, seguía más bien por normas externas no suficientemente personalizadas, es necesario ayudarles a descubrir el amor como norma de moralidad y principio de libertad.

VEAMOS

DINAMICA

1º. Personalmente.

- Piensa en tres hechos que se den en el mundo los cuales consideras que son buenos y di por qué.

- Piensa en tres hechos que se den en el mundo los cuales consideras que son malos y di por qué.

2º. Compártelos con tu pareja, analizando cuál fue el criterio para juzgar si fueron buenos o malos.

PENSEMOS

Los esposos encuentran en el amor un criterio de moralidad. Para la conciencia cristiana de todos los tiempos, el amor ha constituido la exigencia moral máxima (ver Mc 12, 28-31), pues en ella se resume toda la ley (ver Rom 13,10). La Iglesia primitiva y con ella la cristiandad de todos los siglos tiene la convicción profunda de que la gran aportación de Jesús en la esfera moral fue la proclamación del precepto fundamental del amor a Dios y al prójimo.

El mensaje del Nuevo Testamento propone al amor como la actitud básica y el contenido nuclear de la ética cristiana.

El concepto del amor es indudablemente la mejor síntesis de la enseñanza moral de Jesús, en este sentido son fundamentales los textos (ver Mc 12, 28-34; Mt 22,34-40; Lc 10,25-28), en donde se nos habla del mandamiento del amor, en el que se encierra toda la ley y los profetas. Lucas resalta en su texto lo que hay que hacer para cumplirlo.

Las peculiaridades de la enseñanza de Jesús respecto al amor a Dios y amor al prójimo, que es un mandamiento anterior a El, (ver Dt 6,5; Lev 19,18), son las siguientes:

- La unidad interna indisoluble de los dos preceptos “una misma y única exigencia”.

- La reducción perfectamente consciente de toda la ley en este doble precepto fundamental.

- La interpretación universalista del amor al prójimo.

Todas las palabras y todas las obras de Jesús, dan a conocer el significado del doble precepto del amor a Dios y al prójimo.

El amor brota para el creyente de la seguridad de que Dios nos ha amado primero (ver Mt 18,23-24; Lc 15,11-32). El amor a Dios lleva a perdonar al hermano (ver Mt 5,23-24; 6, 12; 18, 23-35; Mc 11,25). El amor al prójimo se manifiesta en obras concretas (ver Mt 25, 31-46).

Si Jesús radicalizó el amor, es comprensible que haya radicalizado también las exigencias del amor (Sermón de la Montaña Tm 5, 1-12).

La formula del amor recíproco “como a ti mismo” se transforma en la forma adoptada por el amor de Jesús “como yo los he amado”, el amor se nos ha revelado como la autodonación pura y sin límites que tiene su ejemplo en Jesús (ver Jn 13,34; 15,12) este amor introduce al cristriano a un orden nuevo (ver 1 de Jn 2,8).

En resumen el amor al prójimo es la base del amor del cristiano, en la medida que trata de imitar el amor del Padre perfecto y misericordioso (ver Mt 5,48; Lc 6,36; Ef 5, 1;1 de Jn 4,11) y es una respuesta al amor con que Dios nos amó primero ( 1 de Jn 3,16 y 4, 10-19). El amor es fuerza que nos comunicó el Espíritu Santo (Rom. 5,5), y se alimenta con la contemplación sin límites de Cristo (ver Ef 3,18; 2ª. Cor 15,14) (ver CIC 1822,1829).

En el matrimonio, el SI de su entrega debe estar cargado con la conciencia de que es un don "el uno para el otro" y un "dar la vida para que el otro la tenga en abundancia".

El amor de la pareja es un amor sacramental es decir, signo que hace sensible, presente y eficaz el amor de Cristo (ver Ef 5, 25-33) por lo tanto ha de vivirse según el modelo de Cristo "No hoy amor más grande que este: darla vida por sus amigos." (ver Jn 15,13).

Este amor vivido a semejanza de Cristo, ha de ser el resumen completo del comportamiento de la pareja y la ley que guíe la vida de relación de la pareja y después de la familia.

Si Cristo dijo "Yo he venido a darla vida y que la tengan en abundancia" ( jn 10,10) y en cumplimiento de esto entregó la vida por nosotros. El amor de la pareja debe convertirse también en una acción dadora de vida. Amarse será darse vida, ayudar a realizarse plenamente en el plan humano de la vida en Cristo. Su amor mutuo será el principio de una nueva vida, que ha de ir creciendo precisamente con la entrega continua de los padres.

El criterio de la moralidad en la vida matrimonial será el amor (el dar vida). San Agustín nos dice "ama y haz lo que

quieras", San Pablo resume en Rom. 13, 9-10 "

Por

esto en el amor cabe toda la Ley".

Hay acciones que son dadoras de vida porque están hechas con amor, y hay acciones que no son dadoras de vida porque están guiadas por el egoísmo.

(La pareja que da la charla, da ejemplos en los cuales resalte las acciones como dadoras de vida, o acciones que no dan vida, que son dadoras de muerte por ir en contra del amor. Por ej. en las relaciones matrimoniales, en las relaciones con los demás).

" Al transmitir a sus descendientes la vida humana, el hombre y la mujer, como esposos y padres, cooperan de una manera única en la obra del Creador (ver GS 50,1)" (CIC 372).

ACTUEMOS

DINAMICA

1º.

Personalmente.

- Enumerar

3

acciones

que

sean

dadoras

de

vida,

que

estés

realizando

actualmente. - Enumera 3 acciones que no sean dadoras de vida y que sea necesario transformar.

2º. Compartir en pareja.

3º. Buscar juntos tres acciones que deban realizar para darse mutuamente vida en su matrimonio.

4º. Señalar pasos concretos para comenzarías a vivir.

CELEBREMOS

1º. Dar lectura a 1 Cor 13, 1-7.

2º. Dejar un momento de silencio para reflexión.

3º. En pareja, comentar cómo ilumina este texto nuestro proyecto de vida en el matrimonio. Pueden expresar con algún símbolo la decisión de amarse, con un amor cristiano, como Cristo nos ha amado.

4º. Presentarlo en plenario y las parejas pueden celebrar la entrega del símbolo con un aplauso.

5º. Se termina con el canto "SI YO NO TENGO AMOR'.

FORMACIÓN CRISTIANA

Tema 9

EL DIOS DEL AMOR ­ EL DIOS DE LA ALIANZA

OBJETIVO

 

“Ayudar

a

que

la

pareja

descubra

a

la

luz

del

amor

de

Dios

la

alianza

como

un

compromiso

que

implica a las personas mismas”.

NOTA PEDAGOGICA

Estas catequesis son centrales en la preparación al matrimonio y han de transmitirse buscando una experiencia de espiritualidad. Sería conveniente que el Sacerdote participara sobre todo en el segundo punto: pensemos.

VEAMOS

Cuando vamos a los gallos, las carreras, los partidos, etc. se oye que se casan las apuestas. ¿Qué significa esto?: Es un compromiso del que no se pueden "rajar", lo que se comprometió no tiene vuelta atrás. Es exactamente lo mismo cuando ustedes dicen que se van a casar.

DINAMICA

1º.Reflexión

por

parejas

-¿Qué

están

dispuestos

a

comprometer?

-¿Cuál

es

el

objeto

de

la

"apuesta"?

-¿Qué

firmeza

tiene

esta

"apuesta"?.

-¿Qué

los

mueve

a

hacerlo?

-¿Qué cosas no estás dispuestos a "casar"?

2º. Compartir en el grupo.

PENSEMOS

El libro del Génesis nos relata cómo Dios creó al hombre para que viviera en amistad con El, para esto lo hizo libre, capaz de una respuesta amorosa, sin embargo el hombre en el uso de su libertad decidió apartarse de Dios rompiendo así el plan que Dios tenía para él. (ver Gén capítulos del 1 al 3).

Dios decide restablecer esa relación rota por el hombre y hacer con El una especie de pacto de amor o alianza. Dios se la juega por el hombre.

En vista a esa alianza, Dios escogió a un hombre Abraham con el que estableció la primera alianza (ver Gén 15), le

Esta es mi

Guarda, pues, mi Alianza, tú y tus

promete hacer de él un gran pueblo: "Y yo confirmare mi alianza entre fu y yo y le multiplicaré más y más

alianza que voy a hacer contigo: tú serás el padre de muchas naciones "

descendientes

(Gén 17, 1-9).

Después de mucho tiempo en cumplimiento de esa Alianza, Dios saca un grupo de tribus descendientes de Abraham, de Egipto, donde estaban esclavizados y realiza a través de su caudillo Moisés una Alianza, por lo que lo constituye su pueblo (ver Ex. 19a124).

Esta alianza es un pacto de amor (ver Ex 6,7-8) en el que lo que se apuesta, lo que se "casa" son las personas. Dios personalmente se compromete con su pueblo, y el pueblo con Dios.

En la alianza de Dios con su pueblo vemos bien definidas las siguientes cualidades:

a)UNIDAD. Dios ha escogido un solo pueblo como el esposo ha escogido una sola mujer. El sentido de la elección privilegiada de Israel, más que un misterio es un símbolo, y así nos lo presenta la Biblia.

b)INDISOLUBILIDAD. La alianza entre Dios e Israel es eterna y nadie podrá romperla, ni siquiera las infidelidades de Israel. Así aparece indisoluble e irrompible el lazo que une al marido con su mujer.

c)FIDELIDAD. Israel resulta con frecuencia infiel a Yahvé, le vuelve la espalda y se postra ante los ídolos. Estas infidelidades reciben con frecuencia el nombre de las infidelidades matrimoniales: adulterio, prostitución. Dios no puede menos de castigar estas faltas, pero las perdona porque es incondicionalmente fiel a su pueblo elegido.

d)FECUNDIDAD. La idea de fecundidad aparece esencialmente unida a la idea del matrimonio. Tanto es así que la infecundidad aparece como un castigo en muchos casos y en todos como una deshonra.

e)AMOR. Con toda la preponderancia que se le da a la fecundidad, no excluye ni eclipsa la realidad del amor. En los escritos de los profetas encontramos una exaltación sublime, aunque indirecta, del amor conyugal, utilizando el símbolo del matrimonio para expresar los rasgos de la alianza entre Dios y su pueblo.

La imagen de Yahvé lleno de bondad, ternura y misericordia para con su pueblo, es el modelo del amor del esposo hacia la esposa, y aún traicionado por ella debe alentar en sí la confianza de salvarla. Lo mismo que el abandono y descarrío del pueblo de Israel debe servir de lección, por contraste, para los esposos.

De esta manera Dios va realizando su plan de amor para el hombre conectando la creación con la alianza. La revelación de la creación es inseparable de la revelación y de la realización de la Alianza del Dios único, con su Pueblo. La creación es revelada como el primer paso hacia esta Alianza, como el primero y universal testimonio del amor todopoderoso de Dios (ver Gén 15,5; Jer 33,19-26) (CIC 288).

ACTUEMOS

DINAMICA

Reflexión en parejas.

 

A

la

luz

de

la

alianza

que

Dios

hizo

por

amor

a

su

pueblo,

-

¿Qué

estamos

dispuestos

 

a

hacer

nosotros?

-

¿Qué

estamos

dispuestos

a

"casar"?

-

¿Qué

estamos

dispuestos

a

comprometer

 

de

manera

definitiva?

- Mientras llega nuestra boda ¿Qué vamos a hacer?.

CELEBREMOS

1º. Se invita a que cada pareja busque una forma de expresar su compromiso, como una alianza.

2º. Hacen una oración que exprese los sentimientos de las decisiones que tienen en este momento.

3º. Después de que lo han hecho como pareja, lo pueden presentar en un plenario.

4º.Se termina con el canto: "Amar es entregarse".

Tema 10

JESUS SACRAMENTO DEL PADRE Y SIGNO DE LA NUEVA ALIANZA

OBJETIVO

“Ayudare a que la pareja perciba en la entrega de Cristo hasta la muerte, la nueva Alianza de Dios Con el hombre y modelo de la alianza nupcial”.

NOTA PEDAGOGICA

Insistimos en vivir estos temas no como la transmisión de un conocimiento sino como la iniciación en la fe.

VEAMOS

DINAMICA

Hemos encontrado en la vida signos que tienen un significado, por ejemplo, vemos humo, sabemos que hay fuego, escuchamos una sirena, sabemos que hay una emergencia, etc.

1º. En pareja

Buscar algunos signos que les sean significativos a los dos.

2º. Todos juntos compartimos nuestras respuestas.

PENSEMOS

Dios siempre se manifestó fiel a su pueblo a pesar de las infidelidades de éste:

"Sí sus hijos abandonan mi le,' y no andan según mis mandamientos, si llegan a violar mis leyes ya no guardar mis órdenes, castigaré a palos su delito y su pecado con azote; pero a él no le quitaré mi favor ni le faltaré mi fidelidad. No violaré mi alianza ni retiraré la palabra jurada" (Sal. 89,31-34).

La Antigua Alianza se manifestó imperfecta y Dios propone una Nueva Alianza:

"En efecto, si la primera alianza no mereciera críticas, no habría que buscar a otra. Pero si es una crítica paf a lodos ellos lo que dice la E3ciYluia Vienen dios, palabra del Sello?, en que pactaré una nueva Alianza con los de Israel, y de Judá” (Heb 8 7 8)

Ante la falla del Pueblo, Dios promete una Nueva Alianza. "Por los profetas, Dios forma a su pueblo en la esperanza de la salvación, en la espera de una Alianza nueva y eterna destinada a todos los hombres, y que será grabada en los corazones. Los profetas anuncian una redeción radical del pueblo de Dios, la purificación de todas sus infidelidades, una salvación que incluirá a todas las naciones. Serán sobre todo los pobres y los humildes del Señor quienes mantendrán esta esperanza. Las mujeres santas como Sara, Rebeca, Raquel, Miriam, Débora, Ana, Judit y Ester conservaron viva la esperanza de la salvación de Israel. De ellas la figura más pura es María" (CIC).

Esta promesa tiene cumplimiento en Cristo Jesús como dice San Pablo:

"Pero, cuando llegó la plenitud de los tiempos, Dios envió a su Hijo, e/cual nació de mujer y fue sometido a la Ley, con e/fin de rescatar a los que estaban sometidos a la Ley, para que así llegáramos a ser hijos adoptivos de Dios" (Gál 4, 4-5).

El Verbo se encarnó para que nosotros conocieramos así el amor de Dios: "Así se manifestó el amor de Dios entre

nosotros. No somos nosotros los que hemos amado a Dios sino que él nos amó primero y envió a su Hijo como víctima por

nuestros pecados: en esto esté el amor" (1 de Jn 4,1 0); " eterna" (Jn 3,16).

que todo el crea en él no se pierda, sino que tenga vida

para

Jesucristo es el fin de todo lo que el Padre ha creado, desde el principio Dios nos ha querido hijos en el Hijo. El es el sacramento del Padre, es el amor visible del Padre, la afirmación de la Alianza perenne de Dios que busca a los hijos para dignificarlos y promoverlos en el camino de la filiación y de la fraternidad.

Cristo como el mismo Moisés (ver Heb 3, 1-6), realiza una nueva Alianza sellada no con la sangre de animales sino con su propia sangre (ver Lc 22,20).

En esta Alianza Dios se manifiesta fiel, amoroso. Cristo es el "si" del Padre, que ofreció por los pecados un único y definitivo sacrificio (ver Heb 10,12). Esta Nueva Alianza tiene las mismas características de parte de Dios: fidelidad, fecundidad, amor, perdón, indisolubilidad, unidad

Cristo es el sacramento del Padre: "

el

que me ha visto a mi, ha visto al Padre" (Jn 14,9).

En Cristo pues, el hombre tiene acceso al Padre: En El y por El puede participar de su vida, y puede realizarse según el plan que Dios dispuso para El desde el principio.

ACTUEMOS

DINAMICA

Reflexión

en

parejas.

1.¿Qué

significa

para

nosotros

que

Cristo

sea

Sacramento

del

Padre?

2.¿Cómo

podemos

ser

nosotros

 

sacramento

de

Cristo?

3.¿Qué

podemos

hacer

para

que

nuestra

vida

sea

sacramento

de

Cristo?

(Elaborar un compromiso para presentar en la celebración).

CELEBREMOS

Se prepara un Cristo y un letrero con las palabras de Jesús: "El que me ha visto a mí ha visto al Padre" (Jn 14,9).

Se guarda un momento de silencio para observar el Cristo y el letrero. Después se hace la siguiente pregunta.

El animador dice: Al igual que Jesús es signo, es sacramento del Padre, nosotros queremos ser sacramento de Cristo. Al ir presentando cada pareja su compromiso vamos a decir todos, "Señor, que quien nos vea a nosotros, te vea a ti".

Terminamos con el canto: "Soy mensajero del amor".

Tema 11

LA IGLESIA, PUEBLO DE LA NUEVA ALIANZA

OBJETIVO

Ayudar a la pareja a situar a la Iglesia como continuación del pueblo escogido de Dios y a situarse dentro de ella en una relación de amor con Dios.

NOTA PEDAGOGICA

Es importante infundir a la pareja el amor a la Palabra de Dios e invitarla a familiarisarse con ellas Se sugiere, como en otros muchos temas el LISO constante y personal de las Sagradas Escrituras.

VEAMOS

1.

En

parejas:

a)¿Cuál

es

tu

lugar

de

origen?

b)¿Que

significa

para

ti

pertenecer

a

ese

lugar?

c)¿Cómo demuestras tu pertenencia a ese lugar?

2.Compartir en el grupo.

PENSEMOS

Por la nueva alianza, sellada con la sangre de Jesús, ha creado Dios un nuevo pueblo, acerca del cual se realiza

plenamente el dicho de la Escritura: "

seré

su Dios y ellos serán mi pueblo." (2 Co 6,16, ver Lev 26,12, Heb 8,10).

Es el pueblo cuyos pecados expió Jesús (ver Heb 2,17), al que santificó por medio de su sangre (ver Heb 13,12), el

pueblo en el que se entra por la fe (ver Gál 3,7). De este modo los títulos de Israel se trasladan ahora a este pueblo: (ver Ti 2,14; Dt 7,6); raza elegida, nacion santa, pueblo adquirido (ver 1 Pe 2,9; Ex 19,5); rebano (ver He 20,28; l Pe 5,2; Jn 10,16)

y esposa del Señor (ver Ef 5,25; Ap 19,7; 21,2).

Jesús fué enviado como el profeta semejante a Moisés (ver He 3.22) para salvar a su pueblo (ver Mt 1,21), llevarle luz

(ver Mt 4,16), redención (ver Lc 1,68), conocimiento de la salvación (ver Lc 1,77), gozo (ver Le 2,10), gloria (ver Lc 2,32). Es

el jefe que debe regirlo (ver Mt 2,6) y que finalmente morirá por él (ver Jn 11,50).

Jesús muere no sólo por una nación, sino para reunir en la unidad a todos los hijos de Dios (ver Jn 11,52). Un resto del primer pueblo de Dios se convertirá y entrará en el nuevo pueblo; pero Dios tiene resuelto sacar de entre las naciones un pueblo para su nombre: "Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y amada mía a la no amada. Y en el mismo lugar donde se les dijo: No son ustedes mi pueblo, los llamarán hijos del Dios vivo." (Rom 9,25-26).

De este modo la Iglesia resulta ser un pueblo enraizado en la historia. Como los hijos de Israel, sus miembros tienen comunidad de origen, comunidad de institución y de destino, comunidad de patria hacia la cual se encamina (ver Heb 11,16), comunidad de lenguaje asegurada por la Palabra de Dios, comunidad cultual que es la finalidad suprema de la Iglesia.

"Dándose a sí misma el nombre de "Iglesia", la primera comunidad de los que creían en Cristo se reconoce heredera de aquella asamblea" (CIC 751) de la Antigua Alianza.

"La Iglesia es el pueblo que Dios reúne en el mundo entero. La Iglesia de Dios existe en las comunidades locales y se realiza como asamblea litúrgica, sobre todo eucarística. La Iglesia vive de la Palabra y del Cuerpo de Cristo y de esta manera viene a ser ella misma Cuerpo de Cristo" (CIC 752).

A esta Iglesia es a la que ama Cristo como su esposa y se entrega por ella santificándola y de cuya relación de amor son los esposos sacramento (ver Ef 5,25ss).

ACTUEMOS

DINAMICA

En pareja, se reflexiona sobre el tema que acabamos de escuchar. En seguida se responden las siguientes preguntas:

a)¿El

saberte

parte

de

este

pueblo

de

Dios,

con

tina

larga

historia,

cómo

te

hace

sentir?

b)¿A

qué

te

compromete?

e)¿Cómo podemos expresar este compromiso? (Se escribe el compromiso en un cartel)

CELEBREMOS

1.Se acomodan las parejas en círculo y se les pide que lean su cartel.

2.En seguida formularán una oraci5n que puede ser de acción de gracias por su pertenencia a la Iglesia, de perdón por la falta de conciencia de esta pertenencia, de petición para que el Señor conceda vivir con más conciencia esta realidad.

3.Terminamos con el canto "Iglesia Peregrina"

Tema 12

LOS SACRAMENTOSSIGNOS DE LA NUEVA ALIANZA

OBJETIVO

*Ayudar a la pareja a descubrir en los Sacramentoslos signos eficaces del amor de Dios a lahumanidad.

NOTAS PEDAGOGICAS

Es el momento de ayudar a valorar los signos sacramentales como expresiones de la vida de Dios para nosotros, a trascender lo visible para llegar al significado, también a descubrirse a sí mismos como Sacramento y a descubrir la gracia que se significa y se dan a través de ellos mismos y de ellos a toda la Iglesia.

VEAMOS

DINAMICA

 

Reflexión

 

en

pareja:

a) ¿Qué

objetos

han

usado

ustedes

para

expresarse

el

cariño

conviniéndolos

así

en

signos

de

su

amor?

b)

¿Hay

algún

objeto

muy

especial

que

les

hable

del

cariño

 

que

se

tienen?

¿Cuál

es?.

c)

¿Cuál

es

la

anécdota

que

ha

hecho

que

ese

objeto

sea

tan

significativo

para

ustedes?

d)

El

volver

a

tener

ante

ustedes

ese

objeto:

¿qué

recuerdos

les

trae

o

qué

sentimientos

les

provoca?

e) ¿Podían decir ustedes que ese es un sacramento de su amor?

2º Compartir en el grupo.

PENSEMOS

Como habíamos dicho, Cristo es el Sacramento del Padre, de esa misma manera podemos decir que la Iglesia es sacramento de Cristo.

La Iglesia “Como un Sacramento”

La Iglesia, enseña el Concilio Vaticano II, "es en Cristo como un sacramento, o sea, signo e instrumento de la unión intima con Dios v de la unidad de todo el género humano" (LG 1). Dicho de otro modo, en la Iglesia es donde se realiza la salvación, bajo la forma de esa Alianza que Dios, en su Hijo, ha sellado con los hombres.

La fórmula "fuera de la Iglesia no hay salvación", que se hace dura a los oídos de muchos, puede comprenderse así en su muy positivo significado. Dicha fórmula no toma en cuenta la situación de aquellos que, sin culpa suya, sino por las circunstancias o por cualquier otra razón (ver LG 16), no han llegado a reconocer en la Iglesia ese lugar de salvación de Dios. La salvación no es imposible para un no cristiano. Pero queda en pie que, para los hombres que ama el Señor, la Iglesia es signo eficaz de ese amor. El hombre se salva, por la pasión y la resurrección de Cristo, es decir, por el misterio pascual que la Iglesia testimonia y al que el Espíritu Santo le asocia de una manera misteriosa pero real (ver GS 22).

El Concilio Vaticano II no identifica pura y simplemente la Iglesia a un sacramento, dice que ella es "como" un sacramento (LG 1). La Iglesia no posee en sí misma la fuente de su sacramentalidad, la recibe del Espíritu Santo y de Cristo. Cristo es su Cabeza y la coIma de su plenitud (ver Ef 1, 22-23). Siempre persiste, pues, una diferencia entre Cristo y su Iglesia, su Esposa (ver Ef 5, 25-27).

1 "Sacramento" de salvación.

La Iglesia, que es como un sacramento, no es una sociedad cerrada en sí misma. Tiene una misión universal. Misionera por necesidad, se asocia al trabajo del Salvador, prolongando su obra de reconciliación. Misionera como es, colabora

activamente en los esfuerzos humanos por la justicia, el amor y la paz, haciéndose mensajera de la caridad de Dios. Entrar en la Iglesia, acogiendo la Buena Noticia de la que es portadora, es tener acceso a las fuentes mismas de la salvación.

2 “Sacramento” del Reino.

La Iglesia es sacramento del reino de Dios, predicado e inaugurado por Cristo. Ella es, en efecto, el lugar donde Dios reina realmente hoy. La soberana presencia de Dios está ya atestiguada, aun cuando su Reino, mientras dure la historia, no esté aún realizado en su totalidad.

Los cristianos corren siempre el riesgo de tergiversar, a este propósito, la enseñanza de Jesús. Unos, basándose en el hecho de que el Reino de Dios está aquí, se pueden inclinar a identificar sus empresas terrestres y el tipo de sociedad en el que viven, con dicho Reino; se tiende entonces a negar su autonomía a las realidades creadas. Otros, basándose en la espera de la "venida" del Reino, se inclinan a proyectaren el futuro y fuera de este mundo que Dios no responde. Sin embargo, este mundo ha sido hecho para ser ya transfigurado en parte, mientras esperamos activamente el mundo nuevo en el que Dios lo será todo en todos.

De modo que la Iglesia "constituye en la tierra el germen y el principio de ese Reino" (LG 5). Pero, como el Reino en plenitud esta aún por venir, sabe que ella misma no estará completa hasta la gloria celeste.

Los Sacramentos en la Iglesia

En la Iglesia, Cristo resucitado se hace presente y actúa de modo privilegiado mediante los sacramentos.

Los sacramentos son "acciones de Cristo en la Iglesia" (CIC 840): realizados en y por la Iglesia. Todos ellos son actos de Alianza que en Cristo por la acción del Espíritu Santo, unen a los hombres a Dios y con sus hermanos en lo más íntimo de su ser, incorporándolos a la Iglesia.

Los sacramentos son acciones propias del Señor en el seno de las comunidades.

Cristo los confía a la Iglesia, es decir, a toda la comunidad, pero particularmente a sus apóstoles y sucesores “Servidores de Cristo y encargados de las obras misteriosas de Dios.” (1 Co 4,1).

Los sacramentos son signos sensibles y eficaces de la acción de Cristo en favor de los hombres. La salvación, que ha tenido lugar gracias a lo que Cristo vivió y sufrió en propia carne, se nos sigue dando en el ámbito de nuestra existencia corporal.

En los sacramentos vemos cómo unos cuantos de los grandes símbolos humanos se ponen al servicio de la gracia de Dios y de la respuesta de los hombres. Símbolos que ya hemos evocado y a través de los cuales, los pueblos han intentado expresar a lo largo de su historia sus relaciones con lo sagrado o con la divinidad: el agua, la luz, el banquete

"Los sacramentos de la Nueva Ley fueron instituidos por Cristo y son siete: Bautismo, Confirmación, Eucaristía, Penitencia, Unción de los enfermos, Orden sacerdotal y Matrimonio. Los siete sacramentos corresponden a todas las etapas y todos los momentos importantes de la vida del cristiano: dan nacimiento y crecimiento, curación y misión a la vida de fe de los cristianos "(CIC 1210).

"El Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía son los sacramentos de la iniciación cristiana. Fundamentan la vocación común de todos los discípulos de Cristo, que es vocación a la santidad y a la misión de evangelizar el mundo. Confieren las gracias necesarias para vivir según el Espíritu en esta vida de peregrinos en marcha hacia la patria "(CIC1533).

"El Señor Jesucristo, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos, que perdonó los pecados al paralítico y le devolvió la salud del cuerpo, quiso que su Iglesia continuase, con la fuerza del Espíritu Santo, su obra de curación y de salvación, incluso en sus propios miembros. Esta es la finalidad de los dos sacramentos de curación: del sacramento de la Penitencia y de la Unción de los enfermos " (CIC 1421).

"Otros dos sacramentos, el Orden, y el Matrimonio, están ordenados a la salvación de los demás. Contribuyen ciertamente a la propia salvación, pero esto lo hacen mediante el servicio que prestan a los demás Confieren una misión particular en la Iglesia y sirven a la edificación del Pueblo de Dios " (CIC 1535).

ACTUEMOS

Después de haber escuchado que Dios emplea signos para expresarnos su amor y que Cristo dejó signos que

expresaran

su

amor.

-¿Cómo

vamos

a

acercarnos

a

esos

signos,

los

sacramentos?

-¿Cómo

puedes

tu

expresar

tu

amor

a

tu

pareja?.

-¿Cuál va a ser el signo con el que expreses de manera especial tu amor a tu pareja?

Elegir un signo que hoy exprese su amor mutuo y que pueda ser permanentemente manifestación de ese amor.

CELEBREMOS

Se sugiere que ante el Santísimo cada pareja presente el signo que eligió, haciendo una petición para que el Señor les conceda que ese signo les recuerde este día en que se han manifestado un amor perpetuo.

Tema 13

EL MATRIMONIO SACRAMENTO DE LA ALIANZA DE JESUS CON SU IGLESIA.

OBJETIVO

Ayudara la pareja a descubrir en el matrimonio que buscan contraer, el sacramento que anuncia y hace presente la Alianza de Cristo con su Iglesia el amor de Cristo que se encarna en ellos.

NOTA PEDAGOGICA

Al igual que los temas anteriores este tema se propone como fundamental en la preparación al matrimonio.

VEAMOS

Para poder entender la importancia de los sacramentos escucharemos una anécdota en que nos habla de los sacramentos humanos: "una colilla de cigarro".

Un hombre estudioso, que ocupaba uno de los principales puestos en una empresa importante, dice que conserva con mucho cariño un tesoro, una colilla de cigarro pegada a un vidrio pequeño. La historia es sencilla. Habiendo sido enviado a estudiar a Alemania, recibe en la primera carta, la noticia de que su padre ha muerto, noticia que aunque lejos, lo hace sentir cerca de su familia dispersa por varios países. Iluminado por la fe, celebra la muerte como un principio de vida, sin quitar el dolor de la separación. Al día siguiente de haber recibido la carta encuentra en el sobre una colilla de cigarro. Del último cigarro que se había fumado su padre antes de sufrir el infarto que le quitara la vida.

Para él, a partir de entonces, la colilla de cigarro dejó de ser "simple colilla" para convertirse en un sacramento de su padre. En adelante al ver la colilla de cigarro pegada al pequeño vidrio, él tendrá presente a su padre.

-

¿Hay

algunas

cosas

que

son

para

ti

sacramento?

-

¿Qué

fué

lo

que

hizo

que

la

colilla

de

cigarro

se

convirtiera

en

sacramento?

- ¿Sabías que tú y tu pareja pueden ser sacramento?

2º. Compartirlo en plenario

PENSEMOS

Leer Efesios 5, 25-33.

Para dar razón de su obra, Jesús (y el Nuevo Testamento) utiliza también el lenguaje de la unión nupcial. El, que vino a sellar la Alianza definitiva entre Dios y la humanidad, se revela como esposo plenamente enamorado (ver Lc. 5, 34-35) Juan Bautista le designa como "el novio" (ver Jn 3,29) y se presenta así mismo como "amigo del novio". El Apocalipsis da fin a la Revelación hablando de la Iglesia como "esposa" amada, purificada llegada a la madurez de la Alianza (ver Ap 22, 17).

El matrimonio es una realidad humana importante, que tiene su propia consistencia en la construcción de la humanidad. Es esta misma realidad la que Cristo ha elevado a la dignidad de sacramento. Cuando dos bautizados se casan su unión es un sacramento, porque es expresión visible y fruto efectivo de la unión de Cristo con su Iglesia (ver Ef 5, 25-32). "El matrimonio de los bautizados se convierte así en el símbolo real de la Nueva Alianza, sancionada con la sangre de Cristo. El Espíritu que infunde el Señor renueva el corazón y hace al hombre y a la mujer capaces de amarse como Cristo nos amó. El amor conyugal alcanza de este modo la plenitud a la que está ordenado interiormente" (FC 13).

El matrimonio de los bautizados procura la gracia de amar en fidelidad y fecundidad. Hace al hombre y a la mujer capaces de vivir la comunión entre ellos y, juntos, con Dios. Sucita entre los esposos una entrega personal recíproca, definitiva y abierta a las exigencias de una fecundidad responsable.

Al igual que todos los sacramentos, el matrimonio incumbe a la Iglesia. Mediante él, el amor del hombre y de la mujer se convierte en signo de amor con que ella es amada por su Señor.

“Si el matrimonio incumbe a la Iglesia es también porque "en el matrimonio y en la familia se constituye un conjunto de relaciones interpersonales - relación conyugal, paternidad, maternidad, filiación, fraternidad- mediante las cuales toda persona humana queda introducida en la "familia humana" y en la "familia de Dios", que es la Iglesia" (FC 15).

Así, el matrimonio comporta todas las características del sacramento. "El matrimonio, como todo sacramento, es memorial, actualización y profecía; en cuanto memorial, el sacramento les da la gracia y el deber de recordar las obras grandes de Dios, así como de dar testimonio de ellas ante los hijos; en cuanto actualización les da la gracia y el deber de poner por obra en el presente, el uno hacia el otro y hacia los hijos, las exigencias de un amor que perdona y que redime; en cuanto profecía les da la gracia y el deber de vivir y de testimoniar la esperanza del futuro encuentro con Cristo" (FC 13).

"La alianza matrimonial por la que el varón y la mujer constituyen entre sí un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole, fue elevada por Cristo nuestro Señor a la dignidad del sacramento entre bautizados" (CDC 1055,1) (CIC 1601).

El matrimonio cristiano viene a ser

por su parte signo eficaz, sacramento de la alianza de Cristo y de la Iglesia. Puesto que es signo y comunicación de la gracia y matrimonio entre bautizados es un verdadero sacramento de la Nueva Alianza (ver DS 1800; CDC 1055,2) (CIC

1617).

Toda la vida cristiana está marcada por el amor esponsal de Cristo y de la Iglesia

ACTUEMOS

DINAMICA

 

1º.

Personalmente.

-¿Qué

cualidades

debe

tener

la

relación

de

ustedes

para

que

sean

un

verdadero

sacramento del amor de Cristo por su Iglesia?

 
 

2º.

En

pareja

-

Compartan

el

trabajo

anterior

y

hagan

una

síntesis

de

los

dos

eliminando

las

repeticiones.

3º. ¿Qué podemos hacer para ir consiguiendo desde ahora estas cualidades? ¿A qué nos comprometemos?

CELEBREMOS

1º.Se les invita a ir con el Santísimo o se prepara un lugar que motive a la oración.

2º.Se motiva a la reflexión de lo que necesitamos para poder ser sacramento y se sugiere expresarlo en oración.

(Ej. Señor dame fe para saber descubrir en mi futuro esposo (a) tu presencia. Que nuestro amor se manifieste en los detalles de todos los días para que los demás se den cuenta y crean en tu amor).

3º.Terminamos con el canto "Sois la semilla".

Tema 14.

NUESTRA DECISION DE CASARNOS POR LA IGLESIA

OBJETIVO.

*Ayudar a los novios a reafirmar su decisión libre de vivir su amor al estilo del amor de Cristo para que lo revelen a la Iglesia y al mundo.

NOTA PEDAGOGICA

Este tema tiene que ser presentado de una manera entusiasta por la pareja animadora, mostrando verdadero amor por su matrimonio.

VEAMOS

"Casarse por la Iglesia", "No casarse por la Iglesia", una disyuntiva que se presenta a la pareja que ve posibilidades de hacer una vida feliz juntos.

Reflexión en pareja:

En tu ambiente, ¿que valor tiene el casarse por la Iglesia? ¿que valor tiene el casarse por el civil? ¿por qué algunos prefieren la unión libre?

En pequeños grupos compartir la siguiente pregunta:

¿Por qué ustedes han decidido casarse por la Iglesia?

PENSEMOS

El acercamiento a la Iglesia con ocasión del matrimonio es al mismo tiempo acercamiento a Cristo, acercamiento que se hace en fe. Por esta razón la preparación al matrimonio ha de caracterizarse como un tiempo de búsqueda y de apertura en

relación con la fe, de profundización y viviencia de esa misma fe: no han de ser decisivas las presiones sociales o familiares. Reconocer que Dios es el origen y la fuente del amor y felicidad, el amor manifestado por Cristo para con la Iglesia ayudará

a iluminar las dudas, vacilaciones que lógicamente surgen en la vida de toda pareja.

La Iglesia comunidad de fe y de amor, da un horizonte y unas dimensiones inmensas al amor del matrimonio. El apoyo de la comunidad eclesial es garantía de un amor más profundo. El "casarse por la Iglesia" significa querer dar al amor la dimension que supera el tiempo y el espacio, lo sitúa en la trascendencia. Dios es el origen del amor, es el que da sentido y firmeza, calidad y orientación hacia la meta deseada.

Lo realmente decisivo es que se contraiga como bautizados y creyentes, es necesario una intención seria de contraer

verdaderamente el matrimonio, no se trata de un experimento, ni condiciones limitativas que puedan viciar sustancialmente

el matrimonio en contra de su unidad o su indisolubilidad.

Una Alianza de Amor

Lo específico y propio del matrimonio es ante todo y sobre todo, la conciencia de fe por la que incluyen su pacto mutuo en la Alianza con Dios. Interpretar su amor mutuo en la fe y en el amor de Dios, como testimonio del amor de Cristo a la Iglesia, con un dinamismo sobrenatural que se inscribe dentro del amor humano valiéndose de él como sacramento, en esta perspectiva podemos entender las exhortaciones del apóstol San Pablo en la carta a los Efesios 5,25; cuando dice y recomienda a los esposos: que el marido ame a su mujer como Cristo a su Iglesia, sacrificandose por ella. Se trata de un amor de convergencia que hace posible, fácil y hasta agradable la mutua sumisión en el matrimonio cristiano: en el interior del amor de Cristo a la Iglesia.

Exigencias del Amor Matrimonial

LIBERTAD: Una condición para que se de el matrimonio es la libre elección. Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento (CIC 1625). La Iglesia considera el intercambio de los consentimientos entre los esposos como el elemento indispensable "que hace el matrimonio" (CDC 1057,1) Si el consentimiento falta no hay matrimonio (CIC 1626; ver 1627-1628).

UNIDAD: Se trata de una entrega muy particular, plena y total. Es una nota esencial del matrimonio. El amor cuando es total es exclusivo, no admite divisiones y la unidad ha de entenderse de manera positiva, como entrega y donación total.

INDISOLUBILIDAD: El compromiso de los dos abarca toda la dimensión existencial, presente y futura. No se concibe un amor verdadero traducido a un espacio temporal. La unión debe de ser estable, es decir debe acompañar y mantener la seguridad de que se cuenta con el otro a través de las adversidades y los problemas de la vida (ver CIC 2364; Mc 10,9; CDC 1056). Es un tema candente: la indisolubilidad del matrimonio en una sociedad que la rechaza y que se mofa abiertamente de ella.

La fidelidad para siempre es una propiedad esencial de todo matrimonio válido que nace, como enseña el Vaticano II, del auténtico amor conyugal. La donación de todo que se hacen los esposos en amor es definitiva por esencia; si no lo fuera, y ese todo fuera parcial, tampoco el amor sería auténtico. El amor conyugal auténtico, aparece como algo indisoluble y definitivo y, de tal manera, que la fidelidad y estabilidad perpetua del matrimonio no son imposición ni de la sociedad, ni de las leyes de los gobiernos y ni siquiera de un precepto divino, sino que brota de la esencia misma del amor conyugal.

En el designio original de Dios, el matrimonio es indisoluble: "Lo que Dios unió, que no lo separe el hombre" (Mc 10,9). La Iglesia, fiel a la doctrina de Jesús ha defendido la Indisolubilidad del matrimonio, sin ceder a razones coyunturales ni ambientes desfavorables. El modo de ser cristiano es muchas veces un choque violento con una mentalidad diversa de concebir el amor, la vida y el hombre, y el que esta doctrina no sea captada por todos no debe ni engañarnos ni asustarnos. Y así la Iglesia afirma a los cuatro vientos que, cuando un hombre y una mujer contraen matrimonio, se deben el uno al otro fidelidad para siempre, que establecen entre sí un vínculo permanente y que el amor conyugal es, de suyo, definitivo, indisoluble.

Plena fidelidad, comunión indisoluble, indisoluble unidad, perenidad del amor conyugal que en Cristo tiene su fundamento y su fuerza. Indisolubilidad enraizada en la donación personal y total exigida por el bien de los hijos: que hallen su verdad última en la voluntad de Dios y que es "fruto, signo y exigencia" del amor absolutamente fiel que tiene Dios al hombre y que El vive en Jesús hacia su Iglesia (FC 20).

Pecados contra el Matrimonio

Se oponen y ofenden a la dignidad del matrimonio:

- El adulterio. Esta palabra designa la infidelidad conyugal. El adulterio es una injustica. El que lo comete falta a sus

compromisos. Lesiona el signo de la Alianza que es el vínculo matrimonial. Quebranta el derecho del otro conyuge y atenta contra la institución del matrimonio, violando el contrato que le da origen. Compromete el bien de la generación humana y de

los hijos, que necesitan la unión estable de los padres (CIC 2380-2381).

- El divorcio. El Señor Jesús insiste en la intención original del creador que quería un matrimonio indisoluble (ver Mt 5,

31-32; 19, 3-9; Mc 10, 9; Lc 16, 18; 1 Co 7, 10-11), y deroga la tolerancia que se había introducido en la ley antigua (ver N4t 19, 7-9). Entre bautizados católicos, "el matrimonio rato y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano ni por ninguna causa fuera de la muerte" (CIC 2382).

- La separación de los esposos con mantención del vínculo matrimonial puede ser legítima en ciertos casos previstos por

el Derecho Canónico (ver CDC 1151-1155) Si el divorcio civil representa la única manera posible de asegurar ciertos derechos legítimos, el cuidado de los hijos, o la defenza del patrimonio, puede ser tolerado sin constituir una falta moral (CIC

2383).

- Incesto es la relación carnal entre parientes dentro de los grados en que está prohibido el matrimonio (CIC 2388).

- Unión libre. Hay unión libre cuando el hombre y la mujer se niegan a dar forma jurídica y pública a una unión que implica la intimidad sexual (CIC 2390).

- Unión a prueba. No pocos postulan hoy una especie de "unión a prueba" cuando existe intención de casarse.

Cualquiera que sea la firmeza del propósito de los que se comprometen en relaciones sexuales prematuras, éstas "no garantizan que la sinceridad y la fidelidad de la relación interpersonal entre un hombre y una mujer queden aseguradas, y sobre todo protegidas, contra los vaivenes de las veleidades de las pasiones" (CIC 2391).

El amor diario

Para vivir el sacramento del matrimonio en toda su dimensión no basta el camino recorrido, es necesario continuar, es imprescindible que sigan formándose alimentándose, con los detalles, signos diarios de respeto, de ternura y de cariño y' enriqueciéndose con la habitual lectura de la palabra de Dios y la frecuencia de Sacramentos.

El amor hay que mantenerlo encendido cada día, sin dejar que se formen las cenizas. Se pierde el cariño porque la gente no sabe mantener el tono humano y sobrenatural en el hogar y empieza a descuidar muchos de los pequeños detalles que deben darse en la convivencia humana. Pueden parecer insignificantes y aparentemente sin importancia, pero, la experiencia enseña que el abandono de esas cosas pequeñas, trae consigo, más tarde, que se deterioren las ;elaciones entre los conyuges incluso el peligro de que se desmorone el matrimonio. Nunca hay que darlo por terminado sino que hay que conquistarlo cada día.

Es igual que en las demás actividades humanas como por ejemplo: las labores de enseñanza, las actividades empresariales, el desarrollo de la profesión, el ejercicio del sacerdocio, la correspondencia a la vocación, la administración del hogar, etc., en todas ellas, hay que luchar diariamente para lograr el triunfo, cuando ésto se descuida viene la rutina.

 

Los

puntos

principales

que

se

deben

tomar

en

cuenta

en

el

amor

diario

son:

1)

Respeto

a

la

dignidad

de

la

persona

humana.

2)

Diálogo,

 

no

monólogo.

3)

Atención

en

el

cumplimiento

 

de

sus

obligaciones.

4)

No

dejarse

llevar

 

sentimentalismos.

4) Tener sentido del humor, no tomar comprometedoras.

todo

por el lado trágico,

y saber

de darle buenas salidas a

las situaciones

ACTUEMOS

Después de haber visto lo específico del matrimonio cristiano (matrimonio por la Iglesia), y las exigencias que este comporta (libertad, unidad, indisolubilidad); lo que se opone u ofende a su dignidad, y el esfuerzo constante por vivir diariamente, es necesario tomar una verdadera decisión al respecto.

DINAMICA

Reflexión por parejas.

- ¿Nos casamos para expresar en auténtica relación el amor de Cristo y participar de él? (Se impone un diálogo profundo y serio al respecto).

- ¿Cómo podemos expresar para nosotros y para los demás esta decisión? (puede utilizarse gestos, palabras

CELEBREMOS

)

1º. Pasa al frente cada pareja y expresa a modo de una buena noticia con gestos y palabras su decisión.

2º. Las demás parejas reciben esta buena noticia y expresan su alegría y apoyo en forma festiva.

3º. Después de que todos hayan expresado su decisión, juntos, haciendo énfasis en su unión con Cristo, rezan el "Padre Nuestro".

4º. Se termina cantando "Danos un corazón”.

Tema 15

FAMILIA, PEQUE Ñ A IGLESIA

OBJETlVO

“Ayudar a los futuros esposos a valorar la familia que han de formar desde la fe, como la manifestación primera de la iglesia”.

NOTA PEDAGOGICA

Nuevamente se pide a la pareja animadora la alegría y el gozo de apreciar a su familia como una expresión de la Iglesia

y de vivir en ella las características de la Iglesia.

VEAMOS

- ¿Que se entiende por "la familia es la pequeña Iglesia"?.

- ¿En que crees que se parecen la Iglesia y la familia?

- Expresa con un ejemplo o imagen la idea de la "familia es la pequeña Iglesia".

- ¿En nuestro ambiente, qué actitudes y comportamientos de las familias manifiestan el hecho de ser pequeña Iglesia?

PENSEMOS

La Familia, Iglesia doméstica.

Con frecuencia encontramos esta expresión en los últimos documentos del Magisterio de la Iglesia, en fidelidad a la enseñanza de los antiguos escritores del cristianismo primitivo. Sabemos que se trata de una expresión que designa, en primer lugar, a la comunidad de los que han sido llamados por el Espíritu a vivir de la fe en Cristo Jesús, muerto y resucitado. Dentro de esta significación general, caben luego muchas connotaciones diferentes. Es sobre todo en San Pablo

en donde encontramos una gran libertad en el uso de la palabra Iglesia. Pablo se sirve de ella, algunas veces, para designar

a las comunidades locales: las iglesias de Corinto, de Roma, de Efeso; otras veces para designar a la única y universal

Iglesia: la Iglesia Católica; otras veces designa a la asamblea reunida para la celebración del culto litúrgico; pero también designa a las pequeñas comunidades que se reunían en las casas para la lectura de la Palabra y la Fracción del Pan. Lo que hay en común en esta basta gama de significados, es que con la palabra "Iglesia" se designa siempre a un grupo de personas convocadas por la libre decisión divina para que sean hechas partícipes de los frutos de la salvación cristiana. No es importante el número, la cantidad; sino su significatividad, la calidad de los convocados.

Por lo anterior, no hay dificultad en reconocer que la familia puede ser llamada legítimamente "Iglesia doméstica", por cuanto estamos refiriéndonos a una comunidad que no se fundamenta sólo en los vínculos de la carne y de la Sangre, sino que se trata de una unión de personas, que santificadas por el bautismo y por el sacramento del matrimonio, han sido llamadas a vivir en común la fuerza salvadora del Reino de Dios.

Iglesia doméstica o pequeña Iglesia: este es un título de dignidad, pero también una reponsabilidad. Como dice Paulo VI en la Evangelii Nuntiandi: "Esto significa que, en cada familia cristiana, deberían reflejarse los diversos aspectos de la Iglesia entera" (71).

Convocada por la Palabra de Dios

Toda la comunidad cristiana es convocada por una palabra de Dios, que la envía con la misión de proclamar la proximidad del Reino. Esto mismo podemos afirmar de la familia "iglesia doméstica". También ella ha sido convocada por la Palabra de Dios y recibe, como Iglesia, el encargo de anunciar el Reino. Primero dentro de la misma familia; pero también hacia afuera, en el propio ambiente. Lo comunitario, en este caso la familia, puede expresar más plenamente el testimonio

cristiano. Por eso el Concilio sitúa preferentemente en el nivel familiar la misión testimonial del cristiano seglar: "la familia cristiana proclama con voz muy alta tanto las presentes virtudes del Reino de Dios, como la esperanza de la vida bienaventurada" (LG 35).

Perfecciona y santifica

En el amor de Cristo a su Iglesia, el matrimonio cristiano se presenta como una escuela de perfección personal y de santificación mutua. Los hijos aprovechan el ejemplo de sus padres y las respuestas que ellos van dando a sus interrogantes sobre la vida y la fe cristiana. Es más, concurren a la santificación de sus padres. El hogar cristiano es un lugar de comunicación mutua de los valores de humanidad y de santidad, especialmente mediante la oración de la familia y la santificación del domingo. Cada cual juega su rol de cooperador de la gracia y de testigo de la fe. Todos dan y reciben (ver GS 48).

El amor conyugal y el amor familiar, como todo amor, se prueban y se construyen con el tiempo. A menudo se mezcla lo mejor con lo peor: don y posesión, amor y odio, reconciliación y rechazo. La gracia del sacramento del matrimonio, ejerce su acción en el propio amor humano con sus fragilidades, para conformar ese amor con el que constituyó la vida eterna dt Cr. sto del que éste es un continuo signo.

Reflejo de la imagen de Dios.

"La familia cristiana es una comunión de personas, reflejo e imagen de la comunión del Padre y del Hijo en el Espíritu Santo. Su actividad procreadora y educativa es reflejo de la obra creadora de Dios. Es llamada a participar en la oración y el sacrificio de Cristo.

La oración cotidiana y la lectura de la Palabra de Dios fortalecen en la caridad. La familia cristiana es evangelizadora y misionera" (CIC 2205).

puede y

debe decirse iglesia doméstica" (PC 21, ver LG 11). Es una comunidad de fe, de esperanza y caridad, posee en la Iglesia una importancia singular como aparece en el Nuevo Testamento (ver Ef 5, 21; 6, 4; Col 3, 18,21; 1 P 3, 1-7). (CIC 2204; ver 2205; 1655-1657; Med. 3,19).

"La familia cristiana constituye una revelación y una actuación específicas de la comunión eclesial; por eso

ACTUEMOS

DINAMICA

 

1º.

Reflexión

 

en

pareja.

-

¿El

pensar

en

la

familia

como

"iglesia

doméstica",

que

compromisos

comporta

para

nosotros?

-

¿Qué

ideas

surgen

para

nuestra

futura

familia?

- ¿Que podemos hacer hoy para caminar en esa dirección?

2º. La respuesta a la última pregunta se comparte en grupos de tres parejas.

CELEBRACION

1º. Se re unen todas las parejas y se pide a dos o tres personas que comuniquen lo que reflexionaron en el grupo.

2º.Se pide a las parejas contesten a cada una de las oraciones siguientes:

GRACIAS SEÑOR.

- Gracias Señor porque no somos una familia aislada.

- Gracias Señor por lo que recibimos de los demás.

- Gracias Señor porque aprendemos de otras parejas.

- Gracias Señor por nuestras familias que nos dieron educación y amor.

- Gracias Señor por las familias que nos rodean y nos enseñan con su vida.

- Gracias Señor por las familias que nos retan a ser mejores.

- Gracias Señor por las familias que nos apoyan.

Se pueden agregar otras

GRACIAS SEÑOR PORQUE DE TODAS ESAS IGLESIAS DOMESTICAS FORMAMOS TU GRAN FAMILIA.

3º.Terminamos con el canto: "Iglesia peregrina".

Tema 16

LA COMUNIDAD ECLESIAL Y NUESTRO MATRIMONIO

OBJETIVO

*Ayudar a las parejas a ampliar sus horizontes hacia una relación plenamente eclesial para que sean capaces de dar y recibir.

NOTA PEDAGOGICA

La pareja que dé este tema, debe ser conciente de que colaborando activamente en las catequesis sobre el matrimonio debe dar testimonio de inserción en la comunidad, expresándolo de forma libre y responsable.

Podría ser esta la ocasión de invitar a las parejas a que se inserten en la parroquia en donde van a vivir en un apostolado concreto.

VEAMOS

DINAMICA

1º Reflexión en parejas

 

-

¿Qué

necesidades

descubres

en

tu

comunidad?

-

¿Quiénes

son

los

responsables

de

satisfacer

esas

necesidades?

-

¿Sería

una

actitud

adulta

esperar

que

otros

se

responsabilicen?

- En nuestra comunidad hay muchas familias conscientes de la responsabilidad frente a los problemas ¿cómo se manifiestan?.

- ¿Eres tú conciente de esa responsabilidad? Calificate de 1 a 10 juzgando tus razones.

2º Compartir en plenario.

PENSEMOS

La ausencia de guerra no es todavía la paz. La Iglesia, con insistencia, recuerda que no puede haber paz duradera, tanto dentro de los países como entre las naciones, sin un esfuerzo permanente de veracidad, de justicia, de solidaridad y de libertad (ver Pacem in terris, 149). Son componentes espirituales que deben traducirse en actos y en instituciones. La humanidad, ante la posibilidad de una guerra total, por su reciente capacidad de destruir varias veces el planeta, debe avanzar hacia ese mundo fraterno so pena de acabar en la autodestrucción.

Acercamiento a la comunidad para planear su Matrimonio.

Empieza con el comunicar a los papás y a la familia el deseo de casarse. La petición de la novia. Se inicia una serie de trámites ante el representante de la comunidad y la publicación de la noticia del matrimonio; también el matrimonio civil en donde la sociedad reconoce el compromiso de 105 dos de formar una familia y avala ese compromiso para protejerlo y garantizar el cumplimiento de ese compromiso.

El día de la boda el sacerdote y la comunidad como presencia de la Iglesia fungen como testigo del matrimonio, nacimiento de una nueva familia "iglesia doméstica" y se comprometen a ayudar en su crecimiento (ver FC 70).

, dividida pastoralmente en comunidades menores, entre las que se distingue, por su peculiar importancia, la parroquia. Estas (las parroquias) permanecen como el sujeto activo más inmediato y eficaz para la actuación de la pastoral familiar.

se expresa y se realiza en la comunidad diocesana,

La Iglesia, comunidad al mismo tiempo salvada y salvadora

Cada comunidad parroquial debe tomar una conciencia más viva de la gracia y de la responsabilidad que recibe del Señor en orden a la promoción de la pastoral familiar.

Los planes de la pastoral a cualquier nivel no deben prescindir nunca de tomar en consideración la pastoral de la familia. "Porque el hogar cristiano es el lugar en que los hijos reciben el primer anuncio de la fe. Por eso la casa familiar es llamada justamente "Iglesia doméstica", comunidad de gracia y de oración, escuela de virtudes humanas y de caridad cristiana" (CIC

1666)

La familia también se compromete con la sociedad.

El primer servicio pastoral de la familia es su propia existencia, su testimonio de familia. Afirma el Concilio Vaticano II

que los esposos por el sacramento del matrimonio "tienen

el Pueblo de Dios, para que ellos entre sí y sus hijos sean testigos de la fe y del amor de Cristo"'. El primer deber de una familia es ser una buena familia; en su primer y fundamental apostolado. Pero está también la responsabilidad apostólica de la familia y esta tarea habrá de realizarse de múItiples formas. Saliendo de su individualismo, son las mismas familias las

en su condición y estado de vida su propia gracia y vocación en

que tienen que llevar a cabo la catequesis familiar (ver FC 70-72).

La familia por ser "iglesia doméstica" es una presencia sacramental para la Iglesia, que la llama a vivir la unidad y la

fidelidad y a la vez la Iglesia llama a la familia a vivir esa unidad e indisolubilidad y se preocupa en colaborar a que lo vivan,

y a que sea un testimonio realmente visible.

La Iglesia tiene que dar un seguimiento a la familia: alimentarla con la Palabra, con la Catequesis, la vida de los sacramentos; orientarla ante las dificultades y problemas propios de la familia y ayudarla en los momentos difíciles.

La familia sujeto de la Pastoral Familiar.

El primer responsable de la pastoral familiar en la Diócesis es el Obispo, como padre y pastor

debe dedicar interés,

procurará particularmente que la propia Diócesis sea cada vez mas una verdadera

atención, tiempo, personas, recursos

"familia diocesana" modelo y fuente de esperanza para todas las familias

(FC 73) ( ver. CDC 1063-1064)

ACTUEMOS

DINAMICA

1º.

Reflexión

en

parejas:

-

¿Se sienten responsables de compartir algo de todo lo que hasta ahora han aprendido a través de estas catequesis?

-

Enumeren

5

cosas

importantes

que

deben

compartir.

-

Busquen

los

medios

posibles

para

hacerlo.

-

Enumeren 5 servicios que les pueda proporcionar la comunidad (grupos bíblicos, catequesis de barrio, movimientos y

asociasiones

etc.)

y que ustedes estén dispuestos a recibir, y a participar activamente.

 

2º. Plenario. Compartir las cinco cosas que ofrecen y los servicios en los que puedan participar.

CELEBREMOS

1º. Puesto que ya se conocen y han visto las cualidades de las otras parejas, pueden hacer una ronda saludándose unos a otros, expresando lo que yo puedo aportar y lo que podría recibir de la otra pareja.

2º.En un momento de silencio se invita a las parejas a hacer una acción de gracias por la Iglesia que se manifiesta en las parejas en concreto.

3º. Se motiva apara que cada pareja dé gracias por lo que se puede compartir con las demás parejas: Ej.

"Gracias por

(nombres de otra pareja)

4º. Terminamos con el Salmo 133.

que nos dan y nos proporcionan la oportunidad de ofrecerles

"

VIDA FAMILIAR

Tema 17

COOPERADORES DEL AMOR DE DIOS CREADOR

OBJETIVO

Ayudar a la pareja a descubrir su misión de cooperadores del amor de Dios Creador para vivir en pienitud su fecundidad.

NOTA PEDAGOGICA

Estos temas resultan urgentes dado el ambiente antinatalista que vivimos y la presión a que se ven sujetos los matrimonios por la propaganda y las instituciones de salud.

VEAMOS

DINAMICA

1º. Responder el siguiente cuestionario en parejas. (Es conveniente proporcionar a cada pareja este cuestionario por escrito)

1) En torno a la fecundidad circulan "tópicos" y también criterios que se van "pegando" y que "contagian" el ambiente.

Por

ejemplo:

"el

embarazo

es

un

estorbo

para

el

amor",

"la

familia

pequeña

vive

mejor"

-

¿Conoces

 

alguno

 

más?

-

A tu juicio, ¿qué hay de verdad y de mentira en ellos?

 

2)

La

familia

 

numerosa

 

está

 

hoy

 

muy

cuestionada.

-

¿Qué

se

escucha

en

el

ambiente

 

respecto

a

este

tipo

de

familia?

-

¿Qué razones se dan en pro y en contra? ¿Te convencen? ¿Por qué?

 

3)

También

 

la

familia

 

pequeña

tiene

sus

defensores

y

enemigos.

-

¿Que

se

escucha

en

el

ambiente

 

respecto

a

este

tipo

de

familia?

-

¿Cuál

es

tu

opinión?

-

¿Que dices de la familia de "los unos": un padre, una madre, un hijo y un perrito?

 

4)

¿Qué

virtud

o

virtudes

específicas

se

desarrollan

con

la

fecundidad

en

el

matrimonio?

 

¿En

la

familia?

- ¿Qué valores se pierden o que repercusiones tiene el rechazo de la paternidad y de la maternidad en el matrimonio? ¿La

¿Cómo?

- ¿Crees que hay relación entre el rechazo de la paternidad y de la maternidad y la actual mentalidad divorcista? ¿Se daría el primero si no se pretendiera la segunda?

familia

los

fortalece

o

los

debilita?

la

5) ¿Crees que la mujer moderna va perdiendo la estima de la maternidad y ya no cree que la maternidad sea la gloria de mujer?

-

¿Es

muy

frecuente

esta

actitud

de

menosprecio

de

la

maternidad?

-

¿Con

qué

razón

se

pretende

justificar?

- ¿Crees coherente una educación para la fraternidad con una campaña en contra de la fecundidad en el matrimonio? ¿por qué?.

6) Además del sentido biológico de la fecundidad en el matrimonio, ¿qué otros significados puede y debe tener la fecundidad conyugal? (en las relaciones interconyugales, en la cooperación en obras sociales, en la participación en obras apostólicas )

7) ¿Hasta qué punto los padres son conscientes de que educar a los hijos es una manera de cooperar con Dios al

humana?

- El amor conyugal debe ser plenamente humano, exclusivo y abierto a una nueva vida. ¿Qué significan estos adjetivos en

fomento

de

la

vida

letanía?

- ¿Nos preparamos remota e inmediatamente para ejercer como cooperadores de Dios en la transmisión de la vida?

8) ¿Crees que el Estado tiene autoridad legítima para obligar a los padres a impedir la fecundidad en el matrimonio o

para

limitarla?

-

¿Por

qué

si

y

por

qué

no?

-

¿Pueden

los

Estados

esterilizar

obligatoriamente

a

parte

de

la

población?

¿Por

qué?

- ¿Puede Estados Unidos condicionar su ayuda económica a países del Tercer Mundo a una esterilización o aplicación masiva de anticonceptivos? ¿Por qué?

9) ¿Cómo pueden y deben expresar la fecundidad de su amor los matrimonios que, contra su esperanza, no pueden tener hijos?

10) ¿Crees que la Jerarquía de la Iglesia tiene autoridad legítima para orientar, a través de su magisterio, de modo vinculante a los esposos en lo referente a la fecundidad de su amor? ¿Por qué?

 

2º.

En

grupos

de

3

parejas

se

responden

a

estas

preguntas:

-

¿Cómo

nos

sentimos

ante

esto

que

reflexionamos?

-

¿Cuál es nuestro punto de vista?

 
 

CELEBREMOS

 

PATERNIDAD

 

RESPONSABLE

1º.

Se

hace

la

lectura

de

Gén.

1,28.

2º.

Se

realiza

un

diálogo

por

parejas

con

las

siguientes

preguntas:

-

¿Cómo

te

sientes

al

saber

que

este

texto

está

dirigido

a

ti?

-

¿Que

dice

de

ti

mismo

este

sentimiento?

-

Comparte

con

tu

pareja

este

sentimiento

y

dialoguen

sobre

los

sentimientos

de

 

ambos.

Formulen

una

oración,

que

puede

ser

de

acción

de

gracias.

En

plenario