Вы находитесь на странице: 1из 5

SORIA ELIZABETH

HISTORIA DEL LSD (dietilamida de ácido lisérgico ó LSD-25)

El químico suizo Albert Hofmann entró a trabajar en el departamento químico- farmacéutico de los laboratorios Sandoz (llamados en la actualidad Novartis), en el equipo del profesor Arthur Stoll, fundador del departamento, del cual se deriva el programa de investigación, que estabá dirigido a encontrar posibles alternativas en usos medicinales en los alcaloides del grupo ergolina (como ergocristina, ergometrina, ergotamina y ergocriptina), presentes en el cornezuelo (hongo) del centeno. Su intención al entrar en este laboratorio fue la de trabajar con productos naturales, en particular porque los otros dos laboratorios que se hallaban en la ciudad de Basilea trataban con productos sintéticos.

A comienzos de la década del treinta se inició una investigación del cornezuelo cuando los laboratorios ingleses y americanos empezaron a averiguar la estructura química de alcaloides del cornezuelo realizada por W. A. Jacobs y L. C. Craig, del Rockefeller Instituto de Nueva York, cuando lograron aislar y caracterizar un componente fundamental común a todos los alcaloides del cornezuelo al cual llamaron ácido lisérgico. Se trataba de un alcaloide con una estructura relativamente simple, al que A. Stoll y E. Burckhardt denominaron ergobasina (sinónimos: ergometrina, ergonovina). En la desintegración química de la ergobasina, W. A. Jacobs y L. C. Craig obtuvierón como productos del desdoblamiento ácido lisérgico y el aminoalcohol propanolamina.

Las investigaciones que llevaba a cabo A. Hofmann en ese momento fue ligar químicamente los dos componentes de la ergobasina, el ácido lisérgico y la propanolamina, para obtener el alcaloide por vía sintética. Ya que el único alcaloide puro disponible era la ergotamina, Hofmann le solicitó al Dr. Stoll que firmara un pedido de 0,5 gramos de ergotamina para la producción de cornezuelo, de la cual obtuvo una respuesta negativa, así que pensando en otra alternativa, escogió la sección de producción del cornezuelo, del que se obtenía la ergotamina (preparado de alcaloide amorfo que equivalía a la ergotoxina). Algo que hay que destacar es que este alcaloide adquirido de la fabricación debía someterse a nuevos procesos de purificación, para que sea apto para su desdoblamiento en ácido lisérgico, este último paso demostró ser una sustancia de fácil descomposición, por estas características Hofmann pudo encontrar una forma de síntesis. Pasando el tiempo obtuvó resultados favorables y se enfocó a mejorar las propiedades farmacológicasde la ergobasina, modificando su parte de aminoalcohol.

Tras lograr sintetizar la ergobasina (sustancia uterotónica), comenzó a trabajar en otros derivados amidas del ácido lisérgico, entre ellos la dietilamida del ácido lisérgico que es el vigésimo quinto derivado del ácido lisérgico que sintetizó ( LSD-25, en alemán, L.ysergs .äured.iäthylamid), se sintetizó por primera vez en 1938, ya que en el proceso empezó a sentir sensaciones extrañas, decidiéndose a probar el LSD25 en la sección farmacológica de Sandoz, comprobándose después un fuerte efecto sobre el útero, con aproximadamente un 70 % de la actividad de la ergobasina. Así que se consignó un informe para animales de prueba el cual se observó que se inquietaban con la narcosis, motivo por el cual no hubo un interés entre los farmacólogos y médicos; y se dejó estos ensayos, durante cinco años en el silencio.

En otros proyectos alternos al LSD, el tratar de purificar la ergotoxina (material de partida para el ácido lisérgico), Hofmann tuvó la impresión de que ese preparado de alcaloides no podía ser uniforme, sino que tenía que ser una mezcla de diversas sustancias. Para saber

SORIA ELIZABETH

la uniformidad de la ergotoxina se señaló una hidrogenación a dos productos distintos, mientras que en las mismas condiciones el alcaloide ergotamina daba un solo producto hidrogenado. Se realizarón ensayos sistemáticos para descomponer la mezcla de ergotoxina, dando como resultado, tres componentes uniformesde alcaloides. Uno de los tres alcaloides químicamente uniformes resultó ser idéntico a un alcaloide aislado por la sección de producción de A. Stoll y E. Burckhardt el cual lo denominaron ergocristuia. Los otros dos alcaloides eran nuevos. Uno de ellos Hofmann lo llamó ergocornina, y al otro, que había estado mucho tiempo oculto, lo designó ergocriptina (Kryptos = oculto).

De los tres alcaloides hidrogenados de la ergotoxina: la dihidroergocristina, la dihidroergocriptina y la dihidroergocornina, que produjó en el curso de esa investigación, se desarrolló el preparado hidergina (medicamento que fomenta la irrigación periférica y cerebral en la lucha contra los trastornos de la vejez). Con el nombre de marca “Dihydergot” se empleó como estabilizador de la circulación y la presión sanguínea; llegando a obtener una producción de cantidades mayores de sustancia para las pruebas químicas para la producción masiva de “Methergin”, “Hydergin”.

A pesar de tener fructíferos trabajos, Hofmann no podía olvidar a la sustancia LSD25, ya que creía que debía de poseer otras cualidades diferentes a la primera investigación, mandándola a la sección farmacológica para que se realizará una comprobación ampliada. Esto era inusual, porque las sustancias de ensayo normalmente se excluían definitivamente del programa de investigaciones si no se evaluaban como interesantes en la sección farmacológica.

En la primavera de 1943, repitió Hofmann la síntesis de LSD25, para la obtención de unas décimas de gramo de este compuesto. En la fase final de la síntesis, al purificar y cristalizar la diamida del ácido lisérgico en forma de tartrato le perturbaron unas sensaciones muy extrañas.

Las cuales hiso una descripción de este incidente en el informe que le envío al profesor Stoll:

El viernes pasado, 16 de abril de 1943, tuve que interrumpir a media tarde mi trabajo en el laboratorio y marcharme a casa, pues me asaltó una extraña intranquilidad acompañada de una ligera sensación de mareo. En casa me acosté y caí en un estado de embriaguez no desagradable, que se caracterizó por una fantasía sumamente animada. En un estado de semipenumbra y con los ojos cerrados (la luz del día me resultaba desagradablemente chillona) me penetraban sin cesar unas imágenes fantásticas de una plasticidad extraordinaria y con un juego de colores intenso, caleidoscópico. Unas dos horas después este estado desapareció.

De estas apariciones misteriosas hicieron sospechar de una posible acción tóxica externa, con la sustancia que acababa de trabajar que era el tartrato de la dietilamida del ácido lisérgico. Pensando que Hofmann era muy pulcro en su trabajo era posible que haya tocado con la punta de sus dedos al recristalizarla, un mínimo de sustancia que fue reabsorbida por la piel.

El 19 de abril de 1943, decidido a realizar un autoensayo bajo la supervisión de su asistente; actuando de forma prudente, usó una dosis más pequeña de la que, comparada con la eficacia de los alcaloides de cornezuelo conocidos, podía esperarse aún algún efecto, así que ingirió 0,25 mg de tartrato de dietilamida de ácido lisérgico.

SORIA ELIZABETH

Escribió:

19.IV/16.20: toma de 0,5 cm3 de una solución acuosa al 1/2 por mil de solución de tartrato de dietilamida peroral. Disuelta en unos 10 cm3 de agua insípida. 17.00: comienzo del mareo, sensación de miedo. Perturbaciones en la visión. Parálisis con risa compulsiva. Añadido el 21.IV: Con bicicleta a casa. Desde las 18 hrs. Hasta aproximadamente las 20 hrs.: punto más grave de la crisis

Escribir las últimas palabras le costó un gran esfuerzo. Ya sabía perfectamente que el LSD había sido la causa de la extraña experiencia anterior, Hofmann empezó a sentir cambios de sensaciones y vivencias del entorno, llegando a un punto en que no podía hablar claramente y le pidió a su asistente que le acompañase en su viaje a casa en bicicleta (por restricciones del período de guerra, no había automóviles disponibles).

El Dr. Albert Hofmann experimentó la primera epifanía en toda la humanidad de un viaje

lisérgico, viajando en bici, alucinado experimentó bruscos e intensos cambios en la percepción en una suerte de desdoblamiento temporal inducido. En el trayecto, el estado

de Hofmann se deterioró rápidamente mientras se debatía entre sentimientos de ansiedad, alternando en sus pensamientos la creencia de que su acompañante era una bruja malvada; que se estaba volviendo loco, y que la LSD le había envenenado. Pese a

todo llegó a casa sano y salvo y con un último esfuerzo le pidió a su asistente que llamara

a un médico y fuera a pedir leche a los vecinos. Mientras experimentaba mareos y

sensaciones de desmayos a ratos se volvieron tan fuertes, que ya no podía mantenerse en pie y tuvó que acostarse en un sofá. Su entorno se había transformado ahora de modo aterrador. Todo lo que había en la habitación estaba girando, y los objetos y muebles familiares adoptaron formas grotescas y generalmente amenazadoras. Apenas reconoció

a la vecina que le trajo leche en el transcurso de la noche, ya no era la señora R., sino una bruja malvada y artera con una mueca de colores

Cuando el doctor llegó por fin a su domicilio, no pudo detectar ninguna anomalía física, salvo la de tener las pupilas muy dilatadas, Hofmann se fue tranquilizando y poco después sus miedos empezaron a dar paso a una sensación de bienestar y deleite. Ya que pudo dormir, al día siguiente le recorrió una sensación de bienestar y nueva vida. El desayuno tenía un sabor buenísimo, un verdadero goce. Cuando más tarde salió al jardín, en el que ahora, después de una lluvia primaveral, brillaba el sol, todo centelleaba y refulgía en una luz viva. El mundo parecía recién creado.

Desde entonces, miles de personas alrededor del mundo celebran ese día para conmemorar el descubrimiento de la LSD (figura 1), pero apartando ese ámbito, también mucha gente lo ve de manera puramente deportivo, cada vez más asociaciones y grupos de ciclistas, completamente desvinculados del consumo de estas substancias y sin ningún tipo de relación con el consumo de drogas, aprovechan el “Bicycle Day” para conmemorar ese primer “viaje” en bicicleta y reivindicar el uso de la misma y el transporte sostenible y respetuoso con el medioambiente.

Los laboratorios Sandoz retomaron la experimentación, primero en animales: los gatos alucinados temían a los ratones, los perros claramente sufrieron alucinaciones, los peces de colores tomaron extrañas formas de natación, las arañas, a dosis bajas, construyeron telarañas regulares y exactas, mientras que a dosis altas, tejen mal y rudimentariamente. Se averiguó también de dosis letales, comprobándose experimentalmente las dosis letales para conejos, ratas y hasta un elefante, caso

dosis letales para conejos, ratas y hasta un elefante, caso FIGURA 1 . Pedazo impregnado con

FIGURA 1. Pedazo

impregnado

con

LSD,

de

con

motivo del día de la bicicleta”

papel

un

SORIA ELIZABETH

excepcional pues murió con una dosis inferior a la dosis letal para las ratas. En el caso del hombre la dosis letal es bastante más alta que la de todos los animales citados, y no se conoce la muerte tóxica de ningún ser humano por LSD, aunque si por suicidio. Los efectos fisiológicos del LSD en el hombre: dilata las pupilas, incrementa la temperatura corporal y el nivel de glicemia; también tiene un efecto contractor del útero y bloqueador de la serotonina.

Tomando una nueva dirección en la investigación farmacéuticoquímica se descubre una nueva sustancia activa, sea por aislamiento de una droga vegetal o de órganos animales, sea por síntesis, como en el caso del LSD, empieza a llamar la atención de varios investigadores para su estudio y el cual se quiere usar como una alternativa para ayudar en el área médico-psiquiátricos, como es el caso de la esquizofrenia. Entre los científicos que evaluaron igual que Hofmann, autoensayos se encontraba el Dr. W. A. Stoll,

que también lo realizó en su propio hijo de manera terapéutica. Estos resultados hacen que efectivamente el LSD puede tener propiedades terapéuticas. Por eso, Sandoz puso la nueva sustancia activa a disposición de los institutos de investigación y del cuerpo médico en numerosas muestras gratis, en forma de preparado experimental con el nombre de marca de “Delysid(del alemán, DLy.sergsäürediäthylamid.) que él había propuesto. El prospecto adjunto describía esas posibilidades de aplicación y daba las medidas de precaución correspondientes (figura 2).

daba las medidas de precaución correspondientes (figura 2). FIGURA 2 . Muestras de “Delysid” No solo

FIGURA 2. Muestras de “Delysid”

No solo la LSD llego al cuerpo académico, si no al público en general y se ganó una popularidad ya en la década de los 60’s, en el auge del movimiento hippie en Estados Unidos sobre todo en San Francisco; entran las sustancias psicoactivas y es muy notoria sobre todo en los jóvenes ya que en los viajes lisérgicos, encontraban a la verdad absoluta, tanto relacionados a la religión, espíritu que se le acuñó el término psicodélico (“que manifiesta el espíritu”) para referirse a este tipo de sustancias por parte de Aldous Huxley en 1965 por medio de una carta al Dr. Humphry Osmond. Así, mucha gente experimentó la LSD-25 y originó una gran controversia, ya que todavía estabá en una etapa experimental, el público ya tenía acceso a ella y sus efectos no eran satisfactorios, al contrario, fueron siendo más negativos, hasta el punto en que producían locura que podrías llegar al suicidio o llegar a cometer asesinatos como pasó con el caso de C. Manson; ya en el movimiento hippie, la gente que lo consumía en su mayoría estabán en movilizaciones masivas por cuestiones políticas, por la lucha de los derechos humanos y por la Guerra de Vietnam, que también promovían el anticapitalismo (figura 3), esto atrajó muchos conflictos hasta el punto de ilegalizarla.

atrajó muchos conflictos hasta el punto de ilegalizarla. FIGURA 3 . Efecto del LSD en los

FIGURA 3. Efecto del LSD en los jóvenes, durante el movimiento hippie.

En 1962 el Congreso de EE. UU. aprobó una nueva normativa sobre fármacos, en la que el LSD quedaba catalogado como “droga experimental”. Esto suponía la prohibición de su uso clínico. En 1965 la Enmienda para el Control del Abuso de Drogas, penalizaba como delitos menores la producción ilegal y la venta, aunque no la posesión. En abril de 1966 los laboratorios Sandoz dejaron de comercializar LSD y en 1968 se modificó la Enmienda, convirtiendo la posesión en delito menor y la venta en delito grave. Aunque la ilegalización del LSD no pudo frenar su uso, se convirtió en uno

SORIA ELIZABETH

de los rasgos de identidad del movimiento hippie; en el barrio de Haight-Ashbury, en San Francisco, llegó a ser “el primer lugar donde se vendió ácido de forma masiva”.

Albert Hofmann murió el 29 de abril de 2008 a los 102 años de edad, con una lucidez que demostró que la LSD difícilmente se puede considerar en sí misma como un peligro para la salud, como es obvio al menos en su caso. En diciembre de 2007, las autoridades suizas permitieron que se llevaran a cabo experimentos en psicoterapia con pacientes que sufrían de enfermedades físicas terminales. Fue el primer estudio sobre los efectos terapéuticos del LSD en el mundo en 35 años.

Diferentes tipos de nombres se le llama al LSD: tripi, ácido, sellos, ajos, micropunto…etc. Puede presentar diversas formas, comúnmente es consumido por vía oral (figura 4). Una dosis común de LSD (la que se encuentra en un “cuadro”) está entre los 50 y los 150 mg. Una dosis fuerte se podría considerar aquella entre los 150 y los 400 mg.

FIGURA 4. Diferentes presentaciones de la LSD
FIGURA 4. Diferentes presentaciones de la LSD

BIBLIOGRAFÍA

o

Hofmann, Albert, Mundo interior. mundo exterior :pensamientos y perspectivas del descubridos de LSD, Editorial: LA LIEBRE DE MARZO España, 1997

o

Hofmann, Albert, Historia de la LSD. Cómo descubrí el ácido y qué pasó después en el mundo, Editorial: Gedisa, España, 1980

o

http://es.wikipedia.org/wiki/LSD