Вы находитесь на странице: 1из 28

ME ACERCO AL ALBA

Me acerco al alba entre acordes sin sonido,


pienso en un sueño, donde majestuosa caminabas,
pienso en tus valles desde hace siglos recostados,
pienso en la vía láctea de tu pelo enredado con el mío.
Deletreo el significado que se agita en el viento de tu nombre,
insisto con llamarte en mis noches sin texto definido
Te nombro interrogando la cicatriz reciente que transpira
Te busco inútilmente en las puertas cerradas de tus ojos,
desemboco en el sutil capricho de tu luna de mar.
Desisto aguardando los cerrojos desnudos del pecado.
Despierto, te has ido para siempre...

AZARES DISTRAÍDOS

Azares distraídos de tu cintura claman


y al temblor de mis manos
tu vientre de manzana
muerde el pecado original de la noche,
un tropel de palabras amanecen
relucientes de estrellas,
un suspiro busca desesperado
abrigo entre tus noches,
amanece, y en las colinas
perezosos los latidos de mi corazón
se cobijan de tu cuerpo desnudo
En tus pechos he visto florecer
el deleite del sol de primavera
Brotan flores que se ocultan
debajo de tu piel adormecida,
soñando con la luz que engendra
el recuerdo de lo que pudo ser.
Busqué la sombra del ciprés
de tu cintura
para cobijar mi hastió
y bebí las lágrimas del crepúsculo
comprimiendo mi angustia
precipitada de nocturnos azules.
Sonrosada manzana,
los ecos infinitos de los sueños
hablan de la noche eterna,
aquella noche,
que no ha de regresar jamás.
VENGO DEL NORTE
Vengo del norte, donde las penas son,
y las colinas rondan en negro iridiscente,
vengo del caos, mas allá del destino,
donde la soledad se moja de promesas,
vengo de las palabras escritas en horas,
donde no pasa nada, sino el silencio,
vengo del secreto paraíso de tus muslos,
abortado por tu orgasmo de sueños,
donde los sueños no son sueños,
sino efímero sonar de pulsaciones,
vengo de mi nombre deletreado
por tus labios, cuando agónica
la noche me despierta con gritos,
con el frío mortal de estar sin día,
vengo de ti y no se a donde voy,
no se si realmente soy o vengo.

NUESTRO HIMNO

Ayer, escogimos un himno, para acompañar nuestros besos. Puedes decir a las estrellas el nombre
de nuestra canción, di también que tus ojos, son los ojos más dulces que jamás he visto, que son
ojos dulces de miel y que los pájaros altean en tus pestañas, Di que tus senos albergan las rosas
más bellas de mayo, que en la dulzura de tu voz, la fragancia de un beso se humilla suavemente
murmurando tu nombre. Explica de la miel que brota de tu verso de grana, que de tus labios emana
los azahares olorosos de tu alma, rubor encendido como enojos. Di que eres ola, que eres
mariposa, mi pequeña niña, la que hace latir mi corazón con el calor de tu beso. Di que eres mi
sueño, mi locura, mi sino, mi esperanza, mi adoración, mi poesía de amor que escribí con letras que
repiten...¡TE AMO!

ME CANSE

Me cansé de amarte con exceso,


de llevar al extremo el dolor confundido.
De tus manos aprendí de la risa callada.
Mira mis manos vacías se quedaron,
lejos de ti, sin alas, envejecidas de llorar,
fingiendo el orgasmo de la luna en tinieblas.
Me cansé de fingir que me esperabas,
de volar hacia remota, prometida tierra,
donde la sed de ti se apaga con el viento.
Me cansé de amarte con mentiras,
confundido, ciego, limosna abandonada.
Me cansé de hacerte feliz en cada madrugada,
de darte solo sexo de mañanas vacías.
Me cansé del cansancio de amarte sin medida.
Quiero morir, viviendo en cada despedida,
en el acorde inútil del simple sufrimiento.
Estoy cansado de morir cada segundo
por el poema de amor que jamás escribiste.

ALGUN DIA

Algún día, amaneceré totalmente loco,


que me mandaré hacer un traje roto,
lleno de corazones del terciopelo azul
de los amaneceres acuosos en penumbra.
Algún día seré totalmente cuerdo
haré de la vida un tragaluz de cielo,
para devorar el enigma de la oruga,
Ella está atada a los arrobas y bits,
ella solo me dijo lacónicamente
de mis mensajes amarillos, parásitos
que se anidan sin pensar en efímero verso.
Es cierto, los árboles se abren para morir
despiertos, con las alas gramaticales verdes.
No estoy muerto, porque transpiro amor
odas y poemas insípidos malgastados.
Algún día seré poema para penetrar tu piel,
como la imagen penetra el espejo de tu luz.
Algún día, lo se, estaré entre tus piensos.

MANOS VACIAS

En mis manos vacías, contemplo tu recuerdo,


avergonzadas manos incapaces de asirse a nada,
no me acostumbro a contemplar excusas soñadoras,
a ver cada mañana el lienzo amargo, descalzo, desdeñado.
Horas vacías que flotan en la esquina de fantasmales nieblas,
fugaces velos del lecho abandonado por pasos que desnudan,
suplicando caricias donde solo hay palabras, palabras confundidas.
Manos que tiemblan al contemplar tu sombra mentirosa, dormida en el
espejo.
Fabriqué con tus versos muchos sueños de poemas saboteados de viento,
disueltos sueños de orfandad que mendiga, la caricia del susurro de tus
letras.
He de vivir, callado, agonizando, trasnochado, con las manos vacías.
LLEGUE TARDE
Mi enajenada desazón
trasmutada en ira
por haberte encontrado abandonada,
en azulado paraje inerte,
como paloma herida
esperando el final
atroz de despedida,
con tus alas rotas
y tus ojos buscando al infinito.
Tardé, mucho, amor.
Fuiste presa de mortal encono,
inmolada de esperanzas y sueños.
Quiero desandar caminos,
encontrarte en el cielo inmaculada,
a punto de nacer entre mis brazos.
Quiero lavar tu herida
con mis besos,
inventar un mundo con tus sueños
y reencontrar nuestra vida
en esta vida.
Llegué tarde, amor,
no lo pude evitar.
Estoy aquí, a tu lado.

TE VI PASAR

Te vi pasar a través de mi ventana


arrebujada en vestido de sol adormecido
tu caminar de paloma entre nubes
al movimiento rítmico de tus caderas
tu bello rostro, callado, de falaz sonrisa
¡Ay! nuestro amor truncado
¡Ay! mi pena muerta en la oquedad
que me dejaste
Se me hace largo el invierno y
el tiempo me sabe a lo que pudo ser
a sueño truncado
a hojas muertas orilladas
a tu sombra en la tierra
Sueños rotos a golpes de distancia
sueño alegre, efímero
convaleciente de heridas hondas.
Te vi pasar
y no te dije nada.

ESTARÉ DESPIERTO

Estaré despierto en la mañana,


cuando tus alas rotas
declinen para emprender el duelo.
Te veré reclinada en mi almohada,
con el dulce dormir de tus pupilas
soñaremos despiertos con la noche
que albergó nuestros sueños en otoño.
Despertaré con el quejido de tus ansias,
para apagar la sed de tus entrañas.
Fundiremos tus besos con mis besos,
me quedaré dentro de ti por mucho tiempo
y aprenderé a llamarte por tu nombre... amor.
Te diré te amo al besar los perfiles de tu cuerpo,
al sentir el calor de tus pechos dormidos,
al escuchar mi nombre de tus labios de fresa.
Susurrando, me marcharé al alba del olvido.

QUERIA DECIRTE

Quería decirte en cada madrugada


que el sol de primavera volverá en verano,
cuando muera en mis pupilas el azul de tu alma
Que nubes dibujaron el aire con suspiros,
y en el ocaso cobijé con tus labios los cerezos dormidos,
para que el viento no tocara el latir azul de tus ensueños.
Tus manos unidas con las mías hablaban despedidas,
cuando la noche dormía sobre el tejado de una estrella.

DEJA QUE PASE


Deja que pase, amor, que se hace tarde,
que nuestro amor está hecho de la nada,
deja que el polvo cubra el despertar triste
del mañana, que tu cuerpo cubra mis deseos,
deja que pase, amor. Por la mañana encontraré
mi soledad cubierta con tus besos,
deja, que pase, llena este vació con tus tristezas
abiertas a la piel morena que muere entre azucenas
de promesa.
Deja que pase, amor, que te suspiro y en abierto
grito susurro de tus penas la mortaja que indeleble
solloza tus agujas, terciopelo de mar en mis orillas.
Déjame solo, amor, que de la tempestad brota la calma.
Mece el silencio, amor, mece mis gritos, mece mi soledad,
mece tu paz y tu dulzura que se hace tarde, amor para esperarte.

ES TARDE

Es tarde, y la esperanza se enfría tras la lluvia,


es tarde y el gélido grito de la luna de mayo,
se confunde en la lágrima de los sueños locos.
Aún sonrío, por la mañana azul de los silencios.
Disonante, limitado al norte, grito desgarrado
por la ausencia gélida, furiosa, aferrada
a los sueños de murmullos y gritos
que se escapan de las rendijas de tus manos.
El sol palpita en los cristales del perfume
que se viste de plumas de alborada.
Es tarde, y las sombras mueren
y tras las lágrimas echo los cerrojos.
El invierno se ensaña y me emborracho
con los viejos cuadernos que se mojan
en las calles que desatan tempestades.
Y el viento de tu canto, rompe las horas
detenidas en la esperanza de tus sueños,
en el gélido grito que siembra el luto
del dolor adormecido de tu aroma.

DESPIERTO

Despierto amenazado de silencio


con la visible oscuridad a cuestas
y el hilvanado grito pegado a mis palabras
despierto dormido por tu olvido
despierto con la luz oscura en las pupilas
con el canto lastimero del viento
y el beso vulnerable , ciego
tormenta de ser y no ser
despierto preguntando si estoy vivo
porque muerto de ti me considero
porque tu voz no llega a mis oídos
y mi alma no curas con tus besos
ni tus manos guardan mis sollozos
existo en la Riba de tus letras
sin tu voz y tu risa soy ocaso
despierto dormido en tus pupilas
sin soñarte.

VULNERABLE

Vulnerable en la imagen que se refleja en los ojos cerrados


me he visto en esos ojos de ternura y de fuego, desmaquillados.
Los he visto colarse por las rendijas de tu vientre y mi hastió
entre mis manos tus pechos, palomas de pico sonrosado
palomas de luna desnuda, de dulce rosa deshojada
Al compás de tus dulces gemidos penetro tu misterio,
el misterio frágil de tu piel desnuda, inmaculada flor
entre mis dedos, acarician contorno y espasmos de locura
tu dulzura suplica por mi fuego, beso la humedad de tu nieve
saboreo la sal del sudor transpirado en la dulce agonía,
huelo tu orgasmo que acompasa la húmeda ave entre tus muslos.
En el más grande éxtasis te grito que te amo, derramando sin freno
la miel de mis entrañas, para hacer de tu vientre el nido de mi alma.

OLA

Ola de redundante perfección,


de cadencia misteriosa al compás de un tango dolorido.
Navegas fuerte y frágil irrumpiendo misteriosa y grácil,
en la playa y en el acantilado.
Beso eterno de espuma ingrávida,
bailando la danza del amor,
adormecida por la luna,
acariciada con el beso de una estrella.
Misteriosamente bella
de caderas onduladas de sirena.
Infatigable, inundas, la cavidad exacta de mi
amor.
Acaricias mi alma con tu risa,
trasmutándola, suave, de cristal.
Con el murmullo de tu voz,
arrullas la ilusión de un sueño,
el sueño de vivir mojado,
por tus besos de mar.

ALLA ERES MIA

Fuerza y dulzura, que más da,

si te ufanas de tus negros ojos

de la dulzura de tu pie descalzo,

del candido beso crucificado,

mártir del amor lejano.

Sinceramente lejos,

serenamente atados a los gritos

del terrible martirio que asemeja

la espesura de tus labios rojos.

Ojos negros de celestial mirada,

átame a los gritos del silencio,

crucificarme al espacio de tus valles,

al insomnio de tus noches sin besos.

Allá eres mía, aquí, no soy nada.

Sinceramente tuyo.
DIVAGANDO
Divagando, entre hojas de otoño,
suspiros que se rinden en tus ojos,
en el rumor de tus pechos encendidos
como una estrella tiritando sueños,

así deambulo en el tejado de tus besos


sin saber el rumbo de tus pétalos,
ni de lluvias estivales derramadas
sobre el húmedo aroma de tu espalda.
Me escondo en la noche clandestina,
en la calle, que guarda tus secretos
y tus besos cerrados con candado.
Divago en la vigilia de tu sueño,
entre alacenas y versos oxidados.

Soñé
SO ÑÉ

Soñé , v er so s de luz esc lar ecido s,


la dif er encia de a mar te ahor a y siempr e.
Soñ é,
en el ca pul lo de tu s pez one s,
en tu m onte de luna ,
y en tu s beso s de f lor .

Soñé
en l a gota de llu vi a,
en or gas mo s in fin .
Soñé , del icadamente tus pec ho s
y tu se xo a bandono de r ojo car mes í,
de a tar dec er es c lar os ,
de olor es desc ifr ables ,
compar ado s a la esencia
de tu eter no candor .
Soñé,
Demon ios y dio sa s,
y te encontré ,
fr ía de amanece r,
débi l como m ar,
tenue como ray o,
fuer te como pétalo ,
amor osa como l a ti bia pr im aver a,
como so por de l viento de v er ano ,
como e l lángu ido v ac ío que me deja ste .
Llue ve el mor daz
frío de tu ad iós .

DECIR TE AMO

Decir te amo, es más que palabras,


decir te amo, es luchar por ti,
estar a tu lado cuando me necesitas,
velar tu sueño, cuando estas enferma,
apoyarte, cuando tengas miedo,
aprender a bebernos la palabra amor,
pensar en ti, cuando me piensas,
es alegría, euforia y éxtasis,
es vivir el sueño de esperar,
es añorar tu risa y tus palabras,
es inundarme de tu mar y de tus ríos,
descubrir tu rayo de luz en cada amanecer.
Decir te amo, es perdonar,
entender tu divina humanidad,
tu luz, tu gracia y tu bondad,
es decir Dios y poesía,
es decir, buenas noches
y hasta mañana, con la esperanza
de volverte a ver,
es darte un beso,
es una caricia,
es un millón de cosas,
te amo.

DESESPERADO

Si te tardas un segundo más


no respondo por mis cenizas
solo encontraras una flor
marchita de tristeza,
una lágrima, solo una,
ya no puedo llorar.
El río consumido, el mar seco,
desierto, desolado, agua evaporada,
soledad gritando ¡te quiero!
lamento acongojado
grito ahogado
en reprimidas lágrimas.
Solo encontraras
un mensaje,
nadie te quiso como yo

ECLIPSE DE LUNA

Recurrente guiño misterioso


beso eterno de amor
paradoja de amor, dos es unidad
trinidad del arcano tu belleza
fusión preñando vida en tu secreto
omnipresencia divina del amor
beso de luna, beso de color
danza sin fin de amor y de vida
luna seductora que enamora
cautivas vanidosa a los poetas
deslizas las olas de mi amor
a la silueta breve de tu beso
noche plateada pegada a tu piel
al contorno perfecto de tu forma
a la hierba adormecida de tu pelo
al árbol arrogante del deseo
al eclipse de luna
a tu beso de sol

TU POEM A

En el bu zón a tor mentado


por tu au sencia ,
sol o encontré un poema ,
me dice s que me ama s.
Que me des un poema
es extasi ar me en t i
es llenar me con tu me lod ía
y se gu ir es cuc hándola
has ta el a manecer
es un ir me a t i
en la un ión míst ica
de l v er so, de l a es tr el la,
de la fr ase de a mor ,
de l a tar decer .
So lo encontré un poema,
es poco , por que te neces ito .
Neces ito el s ua ve be so ,
cuando m e de spi er tas ,
el du lce perfume que e xhala s
cuando hacemo s el amor
el calor de tu s enf ados
cuando cometo una falta ,
el perf ecto contor no
de tus l abio s rojo s,
tu so nri sa de n iña ,
que me cuente s tu s ale gría s,
tr is teza s y miedo s.
Te nece si to , aquí , a mi lad o.
Un poema es mu cho y es poco ,
un poema e s
tu comp lemento perf ecto
cuando es to y contigo

NOCH ES SI N TI

Me quedé sin ti
al mar gen de tus o jo s
ausente del v er so
de tus be sos ,
con las m anos heri das
y l a lan za a tr avesando
mi co stado hueco
vac ío del sonido de tus letr as ,
pleno de tu mor ta l s ilenci o,
ar rod il lado en l a or ación e stér il
de no s aber de ti
aba tido por la s ilueta
ine ludi ble de tu ad iós
en la agonía enmudecida
por di sp li cente a mor ,
en el ca lor e scar chado de ol vido .
Y mi s m anos que t ie mblan
y mi s o jos henc hido s
por e l humo de llu vi a
por la s pr ome sas r ota s,
por e l dolor amo r,
el dolor de no ver te

VALE LA PENA AMARNOS

Aunque nuestro amor


no desembarque en ningún puerto
de todas maneras es hermoso
navegar contigo
abrir los ojos en las mañanas
tener la ilusión de verte, oírte o leerte
escuchar canto de mariposas
oír de tus labios mi nombre y te amo
con esa voz que me transporta
me hace nube, lluvia y mar.
Besar tus labios calidos,
húmedos de pasión
sentir tus pechos, junto a mi pecho.
Los latidos de tu corazón
al mismo compás de la misma canción.
Bésame, bésame despacio,
quiero alargar eternamente el tiempo,
acaricia todo mi cuerpo, sin prisa,
que cada caricia nuestra se haga eterna,
no quiero despertar de este sueño.
Vale la pena amarnos
aunque nunca, avistemos, ningún puerto.

NOCHES SIN TI II

Son inmensas las horas,


espera interminable.
Nuestro himno de amor
es lamento a fuerza de añorarte.
Avanzo, solo, sin camino, hacia oriente,
veo pasar nubes vestidas de lánguido color.
A veces, sale el sol cuando habito tus sueños.
Despierto dormido sin ti, atribulado,
buscando la huella de tus pasos,
que borra el viento,
lacerando la profunda fisura
que desangra mi acongojado corazón.
No tardes, amor, te espero...siempre

NOCHES SIN TI III

Aturdido de luna
la noche se me escapa
por la rendija de mi puerta
con el ocaso apagado en sus veredas
amanece gastado tu retrato
convaleciente de recuerdos
de largas noches sin estrellas
y el viento gira
en pensamientos de vértigo
la noche grita tu silencio,
los colores del campo desteñidos
noches sin tu nombre
deletreado con lentitud
de mudanza malograda
sentencia ,olvidarte
no quiero beber del cáliz del olvido
!Oh, Dios! aparta de mi ese cáliz
de amargo contenido

SIN PRISA

Sin prisa, toco tu cuerpo


el tiempo se pega en el sudor
de mis manos, que buscan,
que encuentran la seda de tu piel
tu monte de Venus de volcán,
de fuego, de mojados rizos,
de espesa selva virgen
de terciopelo rojo
de fuego, quemando mi piel
de fuego que grita, que calla,
fuego sin tiempo, sin espacio
fuego de tu alma, abrasador.
Cuerpos desnudos
bañados de sol
de tu piel y mi piel
tu sexo y mi sexo
tu alma y la mía
comunión profana
hostia bendita
amor.

EN EL FONDO DE MI COPA

En el fondo de mi copa
yacen recuerdos, melancolía,
adagio busco labrando poesía,
aletea desnudo el beso de tu boca
diluida pena, beberla apuro hasta el olvido
Caro tormento que mezcla uvas y fermento
inocente palidez de luna
rojos labios de uva perfumada.
En el fondo de mi copa yace un sueño,
sueño de fiesta, de vendimia,
siega de amor, mieses de tu vientre,
frutos de amor, unidos para siempre.

NOCHES SIN TI IV

Se me olvidó, el perfecto
contorno de tu rostro,
mi recuerdo se quedó,
en el alero, junto a mí ventana
se lo llevó la lluvia
cuajada de tristeza.
La alondra en el tejado
aletea a la noche
su mortal herida,
las lentas campanadas
anuncian la tormenta
que borraran tu nombre
para siempre,
las letras de tu nombre,
las pronuncio en silencio
para que mi herida no lo escuche,
tus ojos y tu boca,
son estrella fugaz
en mi memoria.
De tu voz recuerdo
su armonía y las ultimas palabras
que en el postrer momento pronunciaste,
no te amo, fue solo ilusión
dijiste con tu voz de ángel.
El tiempo y la distancia
borraran tu nombre,
pero jamás, el tiempo, la muerte
o la distancia, extinguirán
el tormento de adorarte

TU BESO

Tu beso es el principio de mis sueños


florecer tu pecho en la alborada
arbolar tu bosque de mi ensueño
presagio de mar y ola acariciada
habitar el aroma de tus sueños
penetrar tu carne con mi verso
descender al cielo de tu estrofa
estrofa del soneto de tus labios
es impregnarse en la ola de tu oda
pecado y redención de mis deslices
tu beso es conjunción de cielos y de rosa
es pétalo y espina conjugados
tu beso es sombra en mi desierto
oasis de mar en mi vigilia árida
tu beso es todo mi existir

¿Por qué TE AMO?

Por el azul celeste de tus besos


y la tímida caricia de tus manos
por el latido desnudo de tu alma
y la flor ceñida a tu figura
por la tersura afrutado de tu piel
y el contorno exquisito de tus labios
porque te ajustas perfecta a mis espacios
al plenilunio que soñé en verano
a la arena que acaricia tu ola
y al olor dulce de tus pechos
Amo la paloma de tus manos
y el jazmín que emana de tu alma
amo tu analogía con mis ensueños
el sustantivo de tu nombre
el predicado de tu cuerpo
y la oración de amor de tus palabras.

AGONIA DE AMOR

Nuestro amor es agonía


del trémulo latido del ocaso
fulgor de estrella
que se apaga
en el confín del universo
hálito fugaz de lejano lucero
gemido vacilante incinerado
por besos de cenizas, olvidado
deleble amor, como la espuma
como trazo en el hielo del olvido
opresión exaltada
en el canto del verso atribulado
naufragio que encalla en un lamento
alma anegada de tinieblas
furtivo amor, de besos, olvidado.

TE REGALO
Te regalo mis sueños y mi hastío,
te regalo la mejor prenda que tengo
mi corazón enamorado de tu esencia.
Te regalo el contenido de mis besos
presos de nuestro amor prohibido.
Te regalo el sueño humedecido,
la reminiscencia de mi copa de vino.
Te regalo un espacio de mi ávido pecho,
mi historia con su significado auténtico,
y mi indefensa voluntad cuando te veo.
Te regalo mi vida, que tan poco vale sin ti,
te regalo el instante en que te conocí,
mi pasión cuando escucho de tus labios
el poema de tu cuerpo, oración de amor,
que profanó mi sueño prohibido.

ME DESNUDO

Me desnudo en silencio
avanzo entre la bruma
me adentro con tu fuego
abrasándome suave
un gemido delata tu silencio
el silencio me hechiza
espero rendido tu regreso
isaciable mi cuerpo
deposita caricias
me embriagan la ternura
que de tu cuerpo exhala
mis labios se humedecen
en gemidos con ansias
desprendiendo el pudor
me obsesionan tus pechos
como gotas de miel
espiga de tu cuerpo
sin huellas desgranado.

ANOCHE CUANDO DORMIA

Anoche cuando dormía

se fue meciendo el silencio

en una noche de mayo

con soneto de horas tristes

con luna azul de tus besos

un relámpago abismado

un réquiem para tus pasos

que me ha dejado sin lazos

Anoche cuando dormía

soñé palabras de infierno

y es un infierno olvidarte

ocurre como otra noche

nieve, piel, milagro y vida

redondillas de hojalata

Anoche cuando dormía


una guitarra cantaba

y en mi corazón se daba

canto, amor y poesía

libido limbo tu cuerpo

tu voz es canto de amor

orla, pecado y candor

en mi corazón se ha dado

tu voz, tu vida, tu encanto.

INFIEL

Bebí el olor de la desesperación

cuando simulé no ver que besabas otros labios.

Tus labios virginales que solo en sueños

acaricié con fantasías de ensueños.

Tus labios besados mil veces

virtualmente en mi mente,

se olvidaron de repetir mi nombre.

He aquí ahora simulo no ver,

aunque me ahogue el llanto.

Se que no tuve el valor

para decir te amo.

Simulé en silencio

indiferencia, mientras un grito

en mi pecho repetía... te amo.

TE OFREZCO

Te ofrezco, la mitad de mis versos,


una luna en tinieblas, para que tu ilumines
mis noches sin estrellas.
Te ofrezco la mitad de mi mundo,
eternamente tuyo, la mitad de mis sueños.
Te ofrezco mi llanto, que huele a tierra seca,
y al perfume intenso de tu ausencia,
huele a tus ríos, a tus pechos ebrios de caricias,
a montañas de aliento en las tardes sin sol.
Te ofrezco la estrella de tus ojos, con tu nombre,
azul dorado, bendito amanecer en tus pestañas.
Mi ofrenda es por las tardes, ya que de noche,
me entrego al sutil recuerdo de tus besos.

TU BESO II

El beso dulce que al partir me diste


¡OH!, beso prodigado en tu mirada
decorado con la caricia idolatrada,
con la simpleza del beso de tu beso,
el beso dulce, de mujer enamorada.
Y la partida, de parpados besados,
frío deceso que jamás se olvida,
como el primer beso, paz alegre,
sublime inercia, tiritando arpegios.
Dos sílabas agitadas en tu boca,
descubrir las letras de tu vientre,
tejiendo la sortija de tus besos,
quimera que amanece con tu beso
cómplice, callado en tu mirada,
tormenta lejana de fusión volátil.

NOCHES SIN TI II
Son inmensas las horas,
espera interminable.
Nuestro himno de amor
es lamento a fuerza de añorarte.
Avanzo, solo, sin camino, hacia oriente,
veo pasar nubes vestidas de lánguido color.
A veces, sale el sol cuando habito tus sueños.
Despierto dormido sin ti, atribulado,
buscando la huella de tus pasos,
que borra el viento,
lacerando la profunda fisura
que desangra mi acongojado corazón.
No tardes, amor, te espero...siempre
Aturdido de luna

Aturdido de luna
la noche se me escapa
por la rendija de mi puerta
con el ocaso apagado en sus veredas
amanece gastado tu retrato
convaleciente de recueros
de largas noches sin estrellas
el viento girando
en pensamientos de vértigo
la noche sorda, gritando silencios
los colores del campo desteñidos
noches sin tu nombre
deletreado con lentitud
de mudanza malograda
sentencia dictada, condena olvidarte
no quiero beber del cáliz del olvido
!Oh, Dios! aparta de mi ese cáliz
de amargo contenido.

TU POEMA
En el buzón atormentado
por tu ausencia,
solo encontré un poema,
me dices que me amas.
Que me des un poema
es extasiarme en ti
es llenarme con tu melodía
y seguir escuchándola
hasta el amanecer
es unirme a ti
en la unión mística
del verso, de la estrella,
de la frase de amor en
el atardecer.
Solo encontré un poema,
es poco, porque te necesito.
Necesito el suave beso,
cuando me despiertas,
el dulce perfume que exhalas
cuando hacemos el amor
el calor de tus enfados
cuando cometo una falta,
el perfecto contorno
de tus labios rojos,
tu sonrisa de niña,
que me cuentes tus alegrías,
tristezas y miedos.
Te necesito, aquí, a mi lado.
Un poema es mucho y es poco,
un poema es
el complemento perfecto
cuando estoy contigo
ATRAP ADO
Una luz c lar a y tibia
recor re mi piel cuando te pienso
me a tr apan tus ojos y tu boca
se desbor da tu pelo como río
tu risa canta prima vera
y tu se xo es calido v er ano
tu aliento a viva incandescente
el deseo de estar en ti eter namente
per manecer en ti a br asado
en tr epidante hoguer a al viento
y quedar me así a tr apado
en la húmeda br asa de tu esencia

VALE LA PENA AMARNOS

Aunque nuestro amor


no desembarque en ningún puerto
de todas maneras es hermoso
navegar contigo
abrir los ojos en las mañanas
tener la ilusión de verte, oírte o leerte
escuchar canto de mariposas
oír de tus labios mi nombre y te amo
con esa voz que me transporta
me hace nube, lluvia y mar.
Besar tus labios calidos,
húmedos de pasión
sentir tus pechos, junto a mi pecho.
Los latidos de tu corazón
al mismo compás de la misma canción.
Bésame, bésame despacio,
quiero alargar eternamente el tiempo,
acaricia todo mi cuerpo, sin prisa,
que cada caricia nuestra se haga eterna,
no quiero despertar de este sueño.
Vale la pena amarnos
aunque nunca, avistemos, ningún puerto.

ACARICIAME

Depósito en tu vientre mis palabras


alba semilla fecundando poemas.
sin aliento esculpo la silueta de tu sexo
amamantándome de tus pechos de nieve,
bebo en tus ríos, ¡Oh fuente de deseo!
Rompe mi aliento tu pezón encendido,
el rocío de tu sexo moja tu bosque
y estalla mi silencio
cosquillas que se encienden del deseo
de poseerte, galopando en tu cuerpo
sin bridas, sin estribos
amasando tu pan muy dentro de tu horno
descubro en tu piel el pudor
de tu aureola que se enciende
entre mi labios para decir te amo.

BÁLSAMO

Es sentir el contorno perfecto de tu rostro,


deslizarse al infinito profundo de tus ojos
navegar por la cálida vereda de tus labios
y concebir el aliento perfecto de tu esencia
Pensar en la caricia inmortal de tu mirada
y llegar al puerto delicioso de tu cuerpo,
permanecer abrasado de tu cálido éxtasis.
Es pensar abrigarme entre tus brazos
y concebir el tierno calor de tus caricias.
Eres sosiego del mar de mis tormentos,
sortilegio en la magia de tus pechos.
Eres paz en mis tempestades sedientas
del néctar dulcísimo que tu piel exhala.

ME QUEDA
Me queda una noche por vivir
me queda tu nombre gritando,
el beso atrapado en la alcoba
los sueños fríos, lamentos sin fin.
Me quedan tus besos, tu huella,
la noche y una estrella tiritando.
Me queda por vivir escapar
a los recuerdos de tu nombre
y la dicha eterna enardecida
de tu sexo virginal entregado
en esa noche sin principio ni fin.
Me quedan la noche eterna,
mis lloros contrapuestos a jugar.
Me queda esta noche y no eres mía,
me queda tu sonrisa ,
mi pena enloquecida
de esperar.
Amor que pasa

Amor que pasa,


hay bocas saladas
por la las tempestades,
tan distante el mar,
con olas nocturnas
que se emborrachaban
de amor prohibido
de hambre de luna,
mirando hacia el río,
temblando de frío
tan lleno de luna
rodando en el lecho
desnuda y preñada,
arrastrando flores,
hasta naufragar.
Con la luna llena,
muy cerca del mar.
CALLES VACIAS

En las calles vacías, nada pasa,

ella se fue de viaje, solo veo

por la ventana un vacío, sin sentido.

Vuelvo a buscarla. Déjame intentar

rescatar nuestro amor, y si te vas,

no me digas nada, se que no es el fin.

No me digas nada, ya dijimos todo.

Enséñame a saber lo que es estar sin ti,

pues sin ti, nada existe, nada soy, solo


medio humano a punto de enloquecer.

En esta mañana gris, en que solo pienso en ti,

háblame, que sin ti, no soy nada,

enajenado estoy. Quédate por favor,

mírame enloquecido y llena de besos mi soledad

Reclamo la savia de tu cuerpo

Reclamo la savia de tu cuerpo


Conozco tu lengua de muchacha
He probado la leche en tus pezones
y el jugo de tu fruta de manzana
dulces, ebrios de ternura
Te sentí palpitar la noche entera
disolviendo el azúcar de mis sueños
y el olor de azucenas que se abría
en las luz separada de tus nardos
He probado el olor a espigas en mis ojos
y el perfecto milagro de tus carnes
con tus pequeños riachuelos y tus valles
que se rompen en sílabas de besos.

SIN NOMBRE

Lo encontré así en una ciudad de nadie


con olor a almizcle, sin madre, sin gritos, sin nombre
no podía llorar y dejó que mis besos lo abrigaran
La tarde cae, desde el pezón, como cada verano
Hablas de libertad y hurgas en mi ombligo
por eso he escondido tu esencia en el silencio
y me he quedado aquí, pálido, inerte, viviendo
en los callejones de esa ciudad sin nombre
así me gusta hasta que el sol se traga las palabras