Вы находитесь на странице: 1из 19

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS TRABAJO MONOGRÁFICO “PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS

TRABAJO MONOGRÁFICO

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS TRABAJO MONOGRÁFICO “PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS

“PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS”

CURSO

:

DERECHOS HUMANOS

PROFESOR

:

PRESENTADO POR:

POLO ORELLANA, Hans

HUANCAYO - PERÚ

2014

HOJA DE CALIFICACIÓN

UNIVERSIDAD PERUANA LOS ANDES FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS TRABAJO MONOGRÁFICO “PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS

DEL TRABAJO MONOGRÁFICO

ALUMNOS

NOTA DE

NOTA DE

PROMEDIO

TRABAJO

EXPOSICIÓN

FINAL

MONOGRÁFICO

       

NOMBRES DE LOS ALUMNOS QUE

NUMERO DE

PREGUNTARON AL ALUMNO EXPOSITOR

PREGUNTAS

11.

12.

13.

14.

15.

16.

 
DEL TRABAJO MONOGRÁFICO ALUMNOS NOTA DE NOTA DE PROMEDIO TRABAJO EXPOSICIÓN FINAL MONOGRÁFICO NOMBRES DE LOS
DEL TRABAJO MONOGRÁFICO ALUMNOS NOTA DE NOTA DE PROMEDIO TRABAJO EXPOSICIÓN FINAL MONOGRÁFICO NOMBRES DE LOS

A quienes por el mundo despliegan amor y

sabiduría; soñadores de un mejor mañana.

DEDICATORIA

INTRODUCCIÓN

ÍNDICE

DEDICATORIA INTRODUCCIÓN ÍNDICE CAPÍTULO I PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS Pág.
DEDICATORIA INTRODUCCIÓN ÍNDICE CAPÍTULO I PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS Pág.
CAPÍTULO I PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS Pág. DEFINICIÓN 15 1.1.1
CAPÍTULO I
PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS
PACTOS DE DERECHOS HUMANOS
Pág.
DEFINICIÓN
15
1.1.1
15
1.1.2
19
1.1.2.1
19
1.1.2.2
19
1.1.3
19
1.1.4
22
1.1.4.1
22
1.1.4.2
22
1.1.4.3
22
1.2
22
23 22 CONCLUSIONES ANEXOS RECOMENDACIONES REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS
23
22
CONCLUSIONES
ANEXOS
RECOMENDACIONES
REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS

INTRODUCCIÓN

23 22 CONCLUSIONES ANEXOS RECOMENDACIONES REFERENCIAS BIBLIOGRÀFICAS INTRODUCCIÓN Se ha organizado el trabajo monográfico en 4

Se ha organizado el trabajo monográfico en 4 capítulos, siendo:

CAPÍTULO I. Trata de CAPÍTULO II.

CAPÍTULO III. CAPÍTULO IV. Para todos es evidente que en estos tiempos la mejor garantía de protección

requiere siempre la posibilidad de recurrir a organismos internacionales. En el Perú

de ello se enteraron hace pocos años las víctimas de los abusos autoritarios y de los

jueces a sueldo del más fuerte, que tuvieron que ir a organismos americanos a

encontrar la justicia sistemáticamente denegada en su propio país.

Finalmente, se presenta las conclusiones, sugerencias y las fuentes de

información bibliográfica, así mismo los anexos respectivos.

LOS ALUMNOS

LOS ALUMNOS CAPITULO I PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS 1. NOCIONES

CAPITULO I

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES Y CRITERIOS EN LOS PACTOS DE DERECHOS HUMANOS

  • 1. NOCIONES GENERALES.

Como consecuencia de lo que la humanidad pudo constatar y repensar sobre lo suscitado en la 2da guerra mundial, el panorama internacional y la política internacional han sufrido rotundos cambios en la concepción de un claro retorno a una ideología de concepción más humanista de la vida en sociedad y del derecho interno e internacional, abandonando en gran medida el positivismo jurídico que dominó la escena entre la década de los veinte y los treinta y al que se le acusó quizás injustificadamente de haber sido la base jurídica de la ideología nacional socialista. El nacimiento de la Organización de Naciones Unidas de 1946, en plena post guerra, en una refundación de la anterior, fenecida y fracasada Liga de las naciones, la Declaración Universal de los DDHH del 10 de Diciembre de 1948, la fundación del Consejo de Europa en 1949 con la posterior suscripción del Convenio Europeo de Derechos Humanos (1950); la creación de la Organización de Estados Americanos (OEA) en 1948 y la Declaración Americana de los Derechos del Hombre y del Ciudadano también de 1948, van de la mano a constituir el nacimiento de dos grandes sistemas de vigilancia, control y protección de los Derechos Humanos.

  • - El Sistema Europeo de protección de derechos humanos y

  • - El Sistema Interamericano de protección de los derechos humanos.

Con el devenir del tiempo encontraremos que cada vez se buscará el perfeccionamiento del sistema universal de protección de Derechos Humanos, que resultará así siempre inacabado, siempre en asignatura pendiente y siempre dinámicamente progresivo, y ello lo veremos reflejado en los distintos instrumentos e instituciones que desde entonces hasta la fecha se han ido gestando e implementando en algunos casos con marcado éxito, hasta la reciente creación y funcionamiento de los Tribunales Internacionales para el juzgamiento de los crímenes de guerra en Bosnia, hasta la implementación de la Corte Penal Internacional de Roma. La universalización, globalización y homogeneización de los derechos fundamentales es y será tarea de cada uno de los estados del mundo y hacia ello deberán tender las diversas políticas que se adopten. Un Estado que pretenda ir en contra del desarrollo y protección de los derechos humanos, será un Estado que va en contra de la Realidad mundial y deberá por ello asumir no solamente sanciones jurídicas, morales e imposiciones de los diversos órganos internacionales encargados de velar por la protección de los derechos fundamentales; sino también consecuencias de orden económico toda vez que sin respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos ningún estado podrá obtener ayuda económica.

  • 2. PRINCIPIO DE AUTODETERMINACION

2.1.

DEFINICIÓN.

El derecho de libre determinación de los pueblos o derecho de autodeterminación es el derecho de un pueblo a decidir sus propias formas de gobierno, perseguir su desarrollo económico, social y cultural, y

estructurarse libremente, sin injerencias externas y de acuerdo con el principio de igualdad. La libre determinación está recogida en algunos de los

documentos internacionales más importantes, como la

Carta de las Naciones

Unidas y los

Pactos Internacionales de Derechos Humanos.

El concepto de libre determinación tiene una gran fuerza y un carácter especialmente polémico. El Comité de Derechos Humanos ha puesto de manifiesto su naturaleza fundamental al señalar que es requisito necesario para la plena efectividad de los derechos humanos individuales. Pero su mención en el discurso político contemporáneo puede levantar temores de desestabilización, incluso violencia; también se ha asociado con posiciones políticas extremistas y chauvinismos étnicos. El principio no se vincula exclusivamente con el nacionalismo: por ejemplo, el marxismo define la libre determinación como el fundamento para el derecho del proletariado para

autogobernarse. La Revolución francesa se considera un paradigma básico de cómo el pueblo derrocó a la monarquía y a la aristocracia en el poder, y estableció un régimen republicano donde el pueblo se gobernaría a sí mismo.

2.2. NATURALEZA.

El derecho de libre determinación se clasifica como derecho humano de tercera generación. La Corte Internacional de Justicia, en su opinión consultiva sobre el Sáhara Occidental, afirmó que es un derecho colectivo cuya titularidad

corresponde a los pueblos.

No obstante, existen autores que consideran que los

derechos humanos sólo pueden ser de titularidad individual, sentido en el que

también se ha pronunciado en alguna ocasión la

autogobernarse. La Revolución francesa se considera un paradigma básico de cómo el pueblo derrocó a latercera generación . La Corte Internacional de Justicia , en su opinión consultiva sobre el Sáhara Occidental , afirmó que es un derecho colectivo cuya titularidad corresponde a los pueblos. No obstante, existen autores que consideran que los derechos humanos sólo pueden ser de titularidad individual, sentido en el que también se ha pronunciado en alguna ocasión la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas . Héctor Gros Espiell mantiene una tesis ecléctica al afirmar que el derecho de autodeterminación es individual y colectivo al mismo tiempo. La consideración de la autodeterminación como derecho de los pueblos, en cualquier caso, conlleva la dificultad de definir pueblo y distinguirlo claramente de otros conceptos similares. El derecho de autodeterminación tiene una naturaleza compuesta y polifacética, dado que comprende aspectos políticos, económicos, sociales y culturales; y precisa para una efectividad plena la concurrencia de todos estos elementos. No se agota en un único ejercicio puntual, sino que garantiza el derecho de cada pueblo a mantener sus formas de gobierno y su camino propio hacia el desarrollo económico, social y cultural. 2.3. AUTODETERMINACION EXTERNA E INTERNA. La vertiente externa del derecho de libre determinación está relacionada con la soberanía . Se refiere al derecho de los pueblos a determinar libremente su lugar en la comunidad internacional de Estados, de acuerdo con el principio de igualdad soberana. En el ejercicio de este derecho, de acuerdo con las resoluciones 1541 (XV) y 2625 (XXV), un pueblo puede decidir la formación de un Estado independiente, la libre asociación, la integración en un Estado ya existente o la adquisición de cualquier otro estatuto político libremente decidido por la población. La vertiente externa se manifiesta en la prohibición del colonialismo y de la dominación y explotación extranjeras en general. La vertiente interna , por su parte, define el derecho de los pueblos a decidir su organización política y perseguir su desarrollo cultural, social y económico. Se relaciona, entre otros, con el derecho de todo grupo a preservar su identidad; también con el derecho de todo ciudadano a participar, a todos los niveles, en la dirección de los asuntos públicos, y por tanto con la democracia . De aquí se 7 " id="pdf-obj-6-29" src="pdf-obj-6-29.jpg">

Héctor Gros Espiell

mantiene una tesis

ecléctica al afirmar que el derecho de autodeterminación es individual y

colectivo al mismo tiempo.

La consideración de la autodeterminación como

derecho de los pueblos, en cualquier caso, conlleva la dificultad de

definir

y distinguirlo claramente de otros conceptos similares.

El derecho de autodeterminación tiene una naturaleza compuesta y

polifacética,

dado que comprende aspectos políticos, económicos, sociales y

culturales; y precisa para una efectividad plena la concurrencia de todos estos elementos. No se agota en un único ejercicio puntual, sino que garantiza el derecho de cada pueblo a mantener sus formas de gobierno y su camino propio hacia el desarrollo económico, social y cultural.

  • 2.3. AUTODETERMINACION EXTERNA E INTERNA.

La vertiente externa del derecho de libre determinación está relacionada con la soberanía. Se refiere al derecho de los pueblos a determinar libremente su lugar en la comunidad internacional de Estados, de acuerdo con el principio de igualdad soberana. En el ejercicio de este derecho, de acuerdo con las resoluciones 1541 (XV) y 2625 (XXV), un pueblo puede decidir la formación de un Estado independiente, la libre asociación, la integración en un Estado ya existente o la adquisición de cualquier otro estatuto político libremente decidido por la población. La vertiente externa se manifiesta en la prohibición del colonialismo y de la dominación y explotación extranjeras en general.

La vertiente

interna, por su parte, define el derecho de los pueblos a decidir su

organización política y perseguir su desarrollo cultural, social y económico. Se

relaciona, entre otros, con el derecho de todo grupo a preservar su identidad; también con el derecho de todo ciudadano a participar, a todos los niveles, en la

dirección de los asuntos públicos, y por tanto con la

democracia. De aquí se

deriva que un Gobierno debe representar al conjunto de la población, sin distinción por motivos de raza, credo, color o cualquier otro.

2.4.

VERTIENTE

DETERMINACION.

ECONOMICA

DE

LA

LIBRE

El derecho de autodeterminación presenta una dimensión esencialmente política, pero existe también un importante aspecto económico. El artículo 1.2 común de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos, incluido a propuesta de Chile, afirma que "para el logro de sus fines, todos los pueblos pueden disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales, sin perjuicio de las obligaciones que derivan de la cooperación económica internacional basada en el principio del beneficio recíproco, así como del derecho internacional. En ningún caso podrá privarse a un pueblo de sus propios medios de subsistencia". Aunque se trata de una faceta de la autodeterminación interna, debe tenerse en cuenta que los Pactos se redactan en un contexto marcado por el temor de que las potencias coloniales pudieran explotar en beneficio propio los recursos naturales de los territorios sujetos a colonialismo hasta agotarlos: era también frecuente la práctica de las metrópolis de reservarse la explotación de determinadas fuentes de riqueza al conceder la independencia a sus colonias.

Existen ya unas primeras referencias a la libre disposición de los recursos naturales en resoluciones de la Asamblea General de 1952, pero es fundamental la resolución 1803 (XVII), de 14 de diciembre de 1962, que contiene la Declaración sobre la soberanía permanente sobre los recursos naturales. Esta Declaración afirma que "el derecho de los pueblos y de las naciones a la soberanía permanente sobre sus riquezas y recursos naturales debe ejercerse en interés del desarrollo nacional y del bienestar del pueblo del respectivo Estado". Los pueblos podrán autorizar, limitar o prohibir la inversión extranjera, que se regirá, en su caso, por las normas de Derecho internacional y el Derecho interno aplicable, así como por el respeto al principio de buena fe.

Los Estados y las Organizaciones internacionales deben "respetar estricta y escrupulosamente" el derecho de libre determinación económico, de acuerdo con la Carta y las normas aprobadas por la Declaración. El incumplimiento de este deber de respeto puede originar responsabilidad internacional, que obligue a "la restitución y la plena compensación por la explotación y el agotamiento de los recursos naturales", de acuerdo con la resolución 3281 (XXIX), de 12 de diciembre de 1974. Esta posibilidad, no obstante, se ha hecho efectiva en escasas ocasiones. Cabe destacar el asunto ciertas tierras de fosfatos en Nauru, que enfrentó a Nauru y Australia y llegó a plantearse ante la Corte Internacional de Justicia. Nauru exigía una compensación por los daños medioambientales causados por la extracción de fosfatos realizada por Australia mientras fue

potencia administradora de la isla. Finalmente, la controversia se resolvió por un acuerdo extrajudicial, consistente en el pago de una indemnización.

  • 3. PRINCIPIO DE IGUALDAD.

  • 4. La noción de igualdad es un principio básico de los derechos humanos. Al afirmar que existe una serie de prerrogativas inherentes a la persona, se aplica precisamente un rasero de igualdad. Más allá de las diferencias innegables entre los seres humanos –por rasgos físicos, capacidad intelectual, clase social, nivel educativo, color de piel, etc.- la cualidad común de disfrutar derechos básicos los iguala como personas. Tal es el enunciado básico de la formulación moderna de los derechos humanos que, incluso en ese nivel formal, teórico, abstracto, no resiste un análisis cuidadoso.

  • 5. La idea de igualdad ofrece diversas dificultades: sus límites no siempre son precisos, su definición es polémica y su inclusión en instrumentos operativos resulta problemática. Por una parte, es claro que existen múltiples formas de desigualdad social –por raza, etnia, discapacidad, condición socioeconómica, estatus migratorio, edad, etc.- que se evidencian al constatar que el principio de universalidad sigue haciendo eco en las minorías. Además, en cada uno de estos grupos curiosamente llamados vulnerables, se reproducen las jerarquías de género; así, las mujeres discapacitadas, migrantes o indígenas resienten una doble discriminación y se encuentran subordinadas a los hombres de su comunidad.

El concepto de igualdad es indiscernible de los derechos humanos. Es el principio

que les da sustancia y razón de ser. La piedra angular es precisamente la idea de

igualdad, de cuño moderno. Los derechos humanos son producto del pensamiento

ilustrado y por lo tanto del primado de la razón. En las sociedades tradicionales

hay un orden jerárquico que se hace derivar de la naturaleza (las cosas son como

son y no hay manera de cambiarlas), del destino (así ha sido y así será siempre) o

de mandatos divinos (es la voluntad de dios). Todo tiene un lugar en un orden

social y político que se considera externo a cada persona; los privilegios de unos

cuantos y la correlativa subordinación de otros se originan en el nacimiento y son

inmutables.
inmutables.

¿Qué significa la afirmación de que los seres humanos están dotados de razón?

Para empezar, si todos tienen ese atributo –principio de universalidad- significa

resulta fundamental en la conformación del nuevo orden. Así, la racionalidad viene

a sustituir, en el imaginario social, las jerarquías derivadas de rangos
a
sustituir,
en
el
imaginario
social,
las
jerarquías
derivadas
de
rangos

aristocráticos, posiciones políticas o de gobierno, apellidos de alcurnia y cualquier

otra, antes incuestionables.

El Estado moderno se arroga, en exclusiva, la potestad de sancionar ciertas conductas y para ello crea espacios ad hoc, de índole judicial. La única violencia legítima es la que deriva del Estado y que se impone en forma de coerción; por eso ya no se le llama venganza sino justicia y se ejerce, presumiblemente, de conformidad con ciertas normas. Nadie es juez y parte. La fuerza no hace derecho. La legalidad es ese límite entre azar y regularidad, entre la esperanza y la certeza. Este proceso, que tiende a reducir la violencia lo más posible y ofrecer garantías de convivencia armónica y pacífica, es un aspecto medular del Estado moderno, garante de los derechos fundamentales.

En síntesis, para afianzar las relaciones de solidaridad, los hombres deciden –de una manera totalmente racional – suscribir un contrato social. Otorgan su voluntad, renuncian a esa violencia originaria, indiscriminada y amenazante que daría lugar a la venganza privada, construyen el Estado y el derecho modernos y, en suma, sientan las bases para una convivencia armónica, certera, ordenada. A todo este aparato conceptual subyace la noción de igualdad. El pacto sólo puede celebrarse entre iguales; las reglas de convivencia, la elaboración de un catálogo de conductas antisociales, la conformación de un aparato judicial, el funcionamiento de las nuevas instituciones son aspectos diversos del contrato entre iguales, ciudadanos racionales que ejercen su capacidad de decisión.

La idea de igualdad está siempre relacionada con la justicia. Se reconoce al otro como igual, es decir, merecedor del mismo trato que cada individuo considera merecer. Toda persona es igualmente digna que las otras y por lo tanto debe tener los mismos derechos frente al Estado. Aquí aparece una noción de justicia que corre en paralelo con el principio de igualdad.

Para considerar que un sistema es justo, es necesario que exista un reconocimiento –por lo menos en el plano formal- de que todas las personas gozan ciertas libertades básicas que son compatibles con un sistema de libertad para todos. Esto significa que cada individuo debe tener la posibilidad de ejercer esas libertades –la amplitud del espectro ha sido una tarea continua e interminable- sin que exista menoscabo, daño o impedimento. Paralelamente, ese ejercicio debe respetar las esferas de libertad de los otros individuos. Este planteamiento, que recoge claramente el principio de igualdad, se aprecia en la primera generación de derechos humanos, que son las garantías individuales de índole civil y política.

Al abordar las desigualdades sociales y económicas, el principio de igualdad se formula como condición y oportunidad. Esto quiere decir que todos los individuos deben estar en condiciones tales que efectivamente puedan tener acceso a las mismas oportunidades. Esta noción permea la definición de los derechos económicos y sociales, también llamados de segunda generación. El telón de fondo es la justicia social.

6.

El principio de igualdad tal y como ha sido entendido por el Derecho Constitucional, hace que todos los hombres deban ser tratados igualmente por el Estado en cuanto a lo que es esencialmente igual en todos ellos, esto es, en los llamados derechos fundamentales que están contemplados en nuestra Constitución, que son el corolario de la dignidad humana.

7.

..

el

principio de igualdad que establece el artículo 33 de la Constitución no tiene un

carácter absoluto, pues no concede propiamente un derecho a ser equiparado a cualquier individuo sin distinción de circunstancias, sino más bien a exigir que no se haga diferencias entre dos o más personas que se encuentren en una misma situación jurídica o en condiciones idénticas, por lo que no puede pretenderse un trato igual cuando las condiciones o circunstancias son desiguales.

: en todos los aspectos relevantes los seres humanos deben ser considerados y tratados de igual manera, es decir, de una manera uniforme e idéntica, a menos

que haya una razón suficiente para no hacerlo

La no discriminación

La no discriminación es un principio transversal en el derecho internacional de derechos humanos. Está presente en todos los principales tratados de derechos humanos y constituye el tema central de algunas convenciones internacionales como la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial y la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

El principio se aplica a toda persona en relación con todos los derechos humanos y las libertades, y prohíbe la discriminación sobre la base de una lista no exhaustiva de categorías tales como sexo, raza, color, y así sucesivamente. El principio de la no discriminación se complementa con el principio de igualdad, como lo estipula el artículo 1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”.

El principio de no discriminación tiene por objeto garantizar la igualdad de trato entre los individuos. Todas las personas tienen iguales derechos e igual dignidad

y ninguna de ellas debe ser discriminada en relación con otra. La discriminación impide el desarrollo pleno del potencial de la persona, mina la confianza en las virtudes de las sociedades democráticas y provoca exclusión social.

El principio de igualdad de trato y no discriminación ha de ser real y efectivo en la educación, la sanidad, las prestaciones y los servicios sociales, la vivienda y, en general, la oferta y el acceso a cualesquiera bienes y servicios.

La Convención Americana contiene un catálogo de criterios específicos en virtud de los cuales está prohibido discriminar. Su artículo 1.1 menciona los siguientes criterios prohibidos de discriminación raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social.

Derecho a un recurso efectivo

Todo el mundo tiene derecho a un recurso efectivo si sus derechos humanos son violados. Según los mecanismos sobre derechos humanos internacionales, este derecho puede ser violado de diversas maneras, que incluyen:

no proporcionar los procedimientos adecuados para protestar u obtener una compensación por asesinatos cometidos por las fuerzas de seguridad;

no llevar a cabo investigaciones exhaustivas sobre supuestos malos tratos por parte de las fuerzas de seguridad;

no establecer procedimientos de quejas relativos a la interceptación de llamadas telefónicas;

no proporcionar medios de compensación a las personas expulsadas del colegio en base a su afiliación religiosa.

Mecanismos sobre derechos humanos internacionales que protegen el derecho a un recurso efectivo

El derecho a un recurso efectivo está protegido por los siguientes mecanismos sobre derechos humanos internacionales (haga clic sobre los vínculos para saber más acerca de cómo utilizar estos mecanismos):

Procedimiento 1503 El procedimiento 1503 es un mecanismo universal. Es aplicable respecto a todos los países del mundo. El procedimiento 1503

recibe su nombre tras la resolución de la Comisión de Derechos Humanos

de las Naciones Unidas que lo estableció.

Permite que 2 organismos de la

ONU (la Subcomisión para la promoción y protección de los derechos

humanos y la Comisión de derechos humanos) examinen las quejas que

muestren

muestren <a href=patrones consistentes y de violaciones de los derechos humanos ONGs. graves confirmadas de forma fiable recibidas de individuos u " id="pdf-obj-12-29" src="pdf-obj-12-29.jpg">

y

de violaciones de los derechos

humanos

ONGs.

recibidas de individuos u

Este procedimiento es útil si:

Se tiene la evidencia de un número importante de violaciones contra diferentes individuos, o de una violación grave de los derechos humanos contra una persona, y se desea llamar la atención sobre la situación de los derechos humanos en un país en particular, en lugar de sobre un caso individual, porque:

Se piensa que la ONU se debería centrar en los problemas de fondo del país más que en un caso individual. La víctima de la violación desea que la ONU examine la situación en el país antes que los detalles de lo que le ocurrió a él / ella.

Este procedimiento no es útil si:

Usted, o la persona a la que usted representa, ha sido víctima de una violación de los derechos humanos y desea que un mecanismo internacional investigue el caso. Si busca este tipo de mecanismo, el procedimiento 1503 no es lo más apropiado para usted. Deberá consultar los demás

mecanismos listados en este manual. para hacerlo, haga clic aquí. Utilice el botón de "atrás" de su browser para volver a esta página.

Así también LINARES PERALTA (2004) 1 manifiesta en su tesis: (letra 11)

“Que en el nuevo milenio la ética debe formarse en las mentes, partir de la conciencia de que el ser humano es una trilogía, es al mismo tiempo: individuo, parte de una sociedad y de una especie humana, relacionando así la ética a la nueva dimensión de la era planetaria y sobrepasando la frontera de la conciencia individual

Es por eso que el hombre de esta época, afligido por los conflictos entre valores contrapuestos, piensa que la única validez es la decisión de la mayoría sin embargo es importante considerar que aun cuando se vive bajo el contexto de amenazas globales que hacen peligrar como nunca a la humanidad, sí existe la posibilidad de orientar este momento histórico desde una perspectiva ética a través

  • 1 LINARES PERALTA, Mario. Ética en las Relaciones Publicas del Abogado. Tesis para optar el Título Profesional de: ABOGADO. Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Lima, 2011, pp. 34.

CONCLUSIONES

La Corte Interamericana ha sostenido con razón que el principio de protección

igualitaria efectiva y no discriminatoria de la ley esta consagrado en múltiples

instrumentos internacionales y que este hecho es un reflejo de la existencia de un

deber universal de respetar y garantizar los derechos humanos

1.

2.

3.

4.

5.

RECOMENDACIONES

1.

2.

3.

4.

5.

RECOMENDACIONES 1. 2. 3. 4. 5. 16

CASO PRACTICO

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  • 1. ANDRUET, Armando S. Deontología del Derecho, Abogacía y Abogados, Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba, Argentina, Córdoba, 2000, p. 111

ANEXOS

Adjuntar CD (CONTENDRA EL TRABAJO MONOGRAFICO

MAS LAS DIAPOSITIVAS)

DIAPOSITIVAS (IMPRESAS)

NOTA:

TODOS

LOS

TRABAJOS

DESPUES

DE

LA

EXPOSICION SE COLGARAN EN PLATAFORMA EN LA SEMANA CORRESPONDIENTES LAS MISMAS QUE MATERIAL DE LECTURA PARA LAS EVALUACIONES.

ATT. EL DOCENTE