Вы находитесь на странице: 1из 63

Capítulo

8

Dinármca del motor

§ 8.1. Generalidades

ParLl la los e18­ ~lsí como ilbicación En lil
ParLl
la
los e18­
~lsí como
ilbicación
En lil

utilizan ll~:' motOl'0S en línea

esquemns cilH;méÍticos más sencillos,

nos limitaremos :1 estudiar [as modificaciones "ólo

En los motores ;;n ,,- el án:;;ulo '::ntl'e [os planos que ~e cruzan entre sí

por

cilindros 58 ~lLlmLl el

en '/, 2S d,~cil'. los motores q1Jé Llenen

por este moti,'o

se PIlcuentran

motores q1Jé Llenen por este moti,'o se PIlcuentran estos motores. los d!:! del ')0 e11 los

estos motores.

los

d!:!

del

')0

e11

los

i'ecuentemente i.j o incluso

Gaso el

motor

e11 los i'ecuentemente i.j o incluso Gaso el motor 8S ') 1)1). Y en 'IlJUeslU. lla~a

8S

')

1)1).

Y

en

'IlJUeslU.

lla~a En L1 id para la económico y las circlIns­ !?5tinaclo para tallcia~ ubíC(l(' os
lla~a
En
L1 id
para la
económico
y
las circlIns­
!?5tinaclo para
tallcia~
ubíC(l('
os ,no1:o1'e5 en la
característicil.s de la
estabilidad
:3e~'UI'Il1aC1 de
Astructllra<
mento del número rle cilindros aseZUl'ft el
cuenta (Fle el nu­
del-::llompnto
, facilita
el
.lel
motor.

, torsional ,ipI motor su

! 1 ¡ares. Como ~e sabe en el motor "le cuatro tÍemDos el

Como ~e sabe en el motor "le cuatro tÍemDos el que se aseg'ure la alternación o

que se aseg'ure

la

alternación

o :óea, .su reiteración dentro

ele

uniforme

'1

í

se el'ectúa f'il dos nlel ta,')

de dos

:motor tiene i 1'] linclros. en este

til'TTl nos

pi

se

tendr;ín

7'20 o i¿ en el

dentro

de los

Los

motores

de

combustión

interna

IIn.C. i.)

diseñan

maner:1

de

de las carreras

:íclo e [) en 720", en (1
:íclo
e
[)
en
720",
en
(1

.

¡:J.·IJales el

[j

=

riel'

en ¡¡na vuelta.

a50 ias carreras de trabajo en un mo­

tor de cilindros múltiples él condición de alternar ellas llniformemen­

to.

intennllos

motor de cuatro tiempos. y a El

to. intennllos motor de cuatro tiempos. y a El aseQ:ura por n] dón de gases. Con
aseQ:ura por n] dón de gases. Con ello jos determinado funcionamiento
aseQ:ura por n]
dón de gases. Con ello jos
determinado
funcionamiento

uniforme de lLls carreras de trabajo ¡3n el motor se y del árbOL de distrihn­

motor tienen un orden bien

del

número

de

CÍ­

261 § 8.1. GE);ERALlDADES de la composición del motor. Los órdenes más difundidos de los
261
§ 8.1.
GE);ERALlDADES
de la composición del motor. Los órdenes más difundidos
de los cilindros son:
en los motores en línea de cuatro
1
y
de seis cilindros: 1 ~5

.~

Cinemática del mecanismo de biela v

manivela.

El

conocer

Cinemática del mecanismo de biela v manivela. El conocer cinemáticos del movimiento· del es ]a Condición

cinemáticos del movimiento· del

es

]a

Condición

mecanismo de

para

la

biela y

posterior

imprescindih]e

de las fuerzas que

accionan en el mecanismo, v ¡le

los

¡le resistencia y de desgaste. Corrientemente al análisis dne­

mático someten un mecanismo de y manivela idealizado. La esencia de la idealización consiste en 10 siguiente: .;:e rotación uniforme eon la velocidad y la uusen­ en las articula­ elementos del me­

pus

li-;:::;­ y ::
li-;:::;­
y
::

?11.1. [6'

J:

1 culos. ínel nsi v~ l~s

y :: ?11.1. [6' J: cá 1 culos. ínel nsi v~ l~s canismo de biela y

canismo de biela y manivela. Con t<11f~s tolerancias el análisis cínemático movimiento de los elementos del .\IB:\! es más todas las magn itudes ~er expresa­ partír

manivela

o sea \lbi\l
o sea
\lbi\l
magn itudes ~er expresa­ partír manivela o sea \lbi\l má t ieo ele }IR\! miento Je

t ieo ele }IR\!

miento Je

sus

la

se considera como

Fig. 8,1. 5::3quema del :necantolll O >In

biela

el

y

manrvela

(,',lB;\í)

tn rea

elel

de las

del

,lllal

í>,

di'

¡~lllb()l()

1('

·11 <) \

1:\

um mecanismo dotado de una de lihertad. El ángulo la manivela es direc­

tamen te

proporcional

al
al

elementos,

y

en

primer

ll.lgar

111"/:1
111"/:1

del cígiíeúal. Lile; ,':11":1>

En la

manivela

en

él

S.l .:38 demuestra un esquema mecanismo cilindro atraviesa el

el eje
el eje

::

tra¿:

t erísticas a la mitad ,de la carrera

t e r í s t i c a s a la mitad ,de la carrera

de diseño dell\IBM: ol radío de !a 1ll:1Ili\l,h

I

émbolo S, J la lOTl~ilud d" !:¡ l'li'h

del

In.C ,1,

longitllll

di'

:1'

IIII [1):1

h

1))<,1:,

l.,

COll1 o un para metro de diseño importante

entre el radio

de

la

manivela y

la

1,

=

,ti;

CAP!TULO 8. DIX.ÚIICA DEL :lLOTOR más adelanto este cinemáticos y el del motor y sus
CAP!TULO 8.
DIX.ÚIICA DEL :lLOTOR
más
adelanto este
cinemáticos y el
del motor y sus

1/4, 4

.

.

.

íJ

262

Como

\'eremos

mente en muchos

mentos. En particular, este parámetro determina el tamaño vertical

2 Y al calcular

del motor. En los m.c.i. actuales }, = se prefija generalmente este valor.

toman las siguientes del CiQú:;ñnl ,;pl miÜrH"

En el esquema del mecanismo de biela y manivela (fig. 8.1) se

cp es el ángulo corriente del giro

de la biela

,.:¡~ desviación del

carrera al el inicio de de rotación del ci- co-
carrera
al
el inicio de
de rotación del ci-
co-

ción del mecanismo de biela

tra

to

en el p.m.s. El inicio de

manivela cuando el emnolo se encuen­ coordenadas se encuentra en el

es u la derecha re­ a la izquierda. gira con la

O.

El sentido de rotación del cigüeñal es ti la

horario. El ánQ'ulo de desviación del eje de la t al eje lÍe Jos cilindros
horario. El ánQ'ulo de desviación del eje de la
t
al eje lÍe Jos cilindros consideran positívo y
Hecordaremos
también
que
si
el
de rotación n, la velocidad amflll,lr

8.1.

GE:\'ERALID

\DES

263

n, la velocidad amflll,lr 8.1. GE:\'ERALID \DES 2 6 3 en práctica para analizar la carrpra

en

práctica para analizar la carrpra

émbolo se utiliza con mayor frecuencia la dependencia más sen­

la de un solo

en

(p. En

1) y recibiremos el

de

x

cilla

pero

aproximad,l

en (p. En 1) y recibiremos el de x cilla pero aproximad,l Desarrollando fln serie según

Desarrollando

fln

serie

según

la fórmula

del

binomio

de

~ewton

cos

¡3

(1/2.) Iv'!

¡P

-

[L

-[1.

·4· 6)J 1- 6 sen° rp

,,_4 sen. cp

Limitándose con dos primeros términos de desarrollo y po­ niéndolos en (8.1) obtendremos después de unas transformaciones in-

en (8.1) obtendremos después de unas transformaciones in- x = f =r cos (1 - cos

x=f

=r

cos

(1

-

cos

8.3)

de unas transformaciones in- x = f =r cos (1 - cos 8.3) ú) =:r.n Desplazamiento

ú) =:r.n

Desplazamiento del embolo.

t:n función de el de
t:n función
de
el
de

tadas. utilizando dependencia entre el desplazamiento del émbolo

del cigüeñal. Tomando Em consideración que se estudia la carrera rectilínea de un cuerpo sólido (émbolo), encontraremos la ley de la canera de cualquier punto de ("ste cuerpo, que será suficiente para caracterizar la tarrera del émbolo. Por tal punto B tomaremos el punto de intersección del plano yOx por el eje del hnlón de émbolo.

del (fig'. 8.1) se ve el mipntn
del
(fig'.
8.1) se
ve
el
mipntn

que al

la manl­

(T11n n<ll"<:l este momento

:¡;

r

lb

(r

tos

(p -;--

lb cos

Después de la x en función de los

(p

y

recihiremos el valor de

B

de la x en función de los (p y recihiremos el valor de B x =

x

=

j

(qJ,

13)

r

[('1

-

cos (p)

('1/'e) (1

cos ¡3)1

(8.1)

AA' sen a través de
AA'
sen
a
través
de

1 3 existe una relación unívoca. De la consi-

que

A, sen

AA

p =

y

AArB

¡p.

se

ve

sen rp:

cos p

sen 2 í3 = (1- j} sen 2

2)

Con q: rú),
Con q:
rú),

al cambio

elel sentido

lie la carrera del

2 ) Con q: rú), al cambio elel sentido lie la carrera del •. I embOtO

•.

I

embOtO

del muñón en p.m.s.

el valor de la velocidad pasa a través elel cero.

debfl

Los valores absolutos máximos de la velocidad aparecen siendo ángulos de giro (.p que puedan ser encontrados si equivaler :l cero la expresión de la derivada de la velocidad y solucionarla referente

a cp •• \ 10 largo de una vuelta elel cigüeilalla velocidad del émbolo dos

qne se

y p.m.i

según el ',Calor 85 del cigüeñal. es decir

lo

al
al

valores máximos cuando se cumple la condición tg fp =

de

el eje de la manivela es perpendicular

velocidad máxima

de el eje de la manivela es perpendicular velocidad máxima Vmáx = rú) del émbolo Vmed

Vmáx = rú)

del

émbolo

Vmed

=

Sn;30

rú)

Según

Con este de la biela.

Para las evaluaciones prácticas Jel motor se utiliza la noción ele

la

valor de la velocidad media del émbolo juzgan la resistencia al desgaste del motor considerando con eso que el desgaste en gran medida se determina por las velocidades relativas de los elementos de los pares de fricción. Con el fin de asegmar el buen trabajo de las

el

uelocidad

media

264 CAPITULO 8. DIN.iMICA DEL iHOTOR

2 6 4 CAPITULO 8. DIN.iMICA DEL iHOTOR en ellas se usan los motores con velocidades

en ellas se usan los motores con

velocidades del

te bajas si compararlos con las modificaciones de au-

de estos motores son las

Las velocidades medias del

siguien tf'S

.-\utomóviles

Las velocidades medias del siguien tf'S .-\utomóviles • de la construcción de obras . • •

de la construcción de obras

.

.

.

y carreteras

.

.

.

.

.

.

9

7

16

10

Aceleración del émbolo

la

\1 tomar

las

derivada

del

1 0 Aceleración del émbolo la \1 tomar las derivada del de velocidad obtendremos aceleraciones j

de

velocidad

obtendremos

aceleraciones

j = rw~ le cos (8.5) esta ecuación se puede extremos de con rp en
j =
rw~
le cos
(8.5)
esta ecuación se puede
extremos
de
con rp
en ;::l p.m.s. el \-alor

f,nüx =

rw l

!1

í,).

aceleración

Con

, émbolo es llenor

uecir.

es

es en el p.m.i. el mó­

valores

l e n o r uecir. es es en el p.m.i. el mó­ valores absoluto de

absoluto de

y contrarío

es en el p.m.i. el mó­ valores absoluto de y contrarío -rw 2 {1 .-\. n

-rw 2 {1

.-\. n de .
.-\.
n de
.

crue í.

>

L4 la

-rw 2 {1 .-\. n de . crue í. > L 4 l a -1 cuando

-1

cuando cos fjl = émbolo

reribirá un valor extre­

ello,

.

Con

el

; j = -rw 2 fA -L 1/(8A)1, t t es decir. el el de
;
j
=
-rw 2 fA -L
1/(8A)1,
t
t
es decir. el
el
de la aceleración en este caso es contrario que tiene
con (p
O.
las ecuaciones de desplazamiento
y de aceleración
t
émbolo se puede 1
a la conclusión que
estructura igual y cada una ellas se puede presentar en
suma de dos sumandos. El primer sumando depende de la

trigonométrica del ángulo de giro y el segundo, de la función corres­

pondiente del mismo ángulo pero doblado, que

o sea, se podrá escribir

t

~;

x,

v,

j

fr

pero doblado, que o sea, se podrá escribir t ~; x, v, j fr í 2

í2íp),

o sea, se podrá escribir t ~; x, v, j fr í 2 í p )

dicen que los parámetros cinéticos de la carrera del

velocidad,

se suman de dos

t émbolo

¡ componentes armónicos. respectivamente, del primero y

t grado. Las carreras circunscritas por los sumandos primero

(desplazamiento,

, en las ecuaciones 18.3)

, QTandes comodidades,

(8.5) son armónicas. Tal crea

el

vibraciones

durante

sobre todo

análisis dinámico v de del r se ve que el com­
análisis dinámico
v de
del
r
se ve que el com­

O,

o que

es

,

,

el análisis de

De

o

del

ponente armónico del

las ecuaciones (8.;3) grado falta con A.

.

.

.

es decir,

con la' biela infinitamente Inl'ga.

cuando lb -+ co. En este

---------'­

§ S.1. GE"'ERACIDADES

255

+17

IX

X·X.r+XE

,---r---­ tll Z 1 8 g f! N.S. RH.I. ¡J=()r+ IlJl'
,---r---­
tll
Z
1
8
g
f! N.S.
RH.I.
¡J=()r+ IlJl'
tll Z 1 8 g f! N.S. RH.I. ¡J=()r+ IlJl' -¡) r r:/ ,j .J Fig.

-¡)

r

r:/

,j
,j

.J

Fig. 8.2.

Gráficos

de desplazamiento,

velocidad

y

aceleración

del

émDOi()

I

l

t

f

i

I

I

I

L

266 CAPITULO 8. DI:-Lt:mCA DEL MOTOR

caso el émbolo efectuaría la carrera que Liene el punto A (véase Hg. :3.1) de la manivela. De tal manera se puede llegar a la conclu­ sión {le que la ~arrera del émbolo circunscrita por el componente del :,eznnao grado aparece merced a ia presencia de la final. Es bastante evidente que cuanto más corta sea la biela, tanto mayor será la amplitud del componente armónico del segundo grado y tanto mayor será su influencia en la carrera del émbolo. LOE: gráficos de curvas de desplazamiento, velocidad y aceleración del émbolo que contienen una curva sumaria y sus componentes armónicos de los grados primero y segundo dados-en la a posibilidad de observar el carácter de cambio de todos

la a posibilidad de observar el carácter de cambio de todos a § 8.1. GENERALIDAIJES vamos
la a posibilidad de observar el carácter de cambio de todos a § 8.1. GENERALIDAIJES vamos

a

a posibilidad de observar el carácter de cambio de todos a § 8.1. GENERALIDAIJES vamos 2

§ 8.1.

GENERALIDAIJES

vamos

267

Pasando la fuerza S por la línea de su acción y suponiendo que

operación de

T perpendicular­

eila eE'tá aplicada

a la manivela,

amo:; el

a repitir la

mente
mente

primer componente

la manivela,

el segundo K, su radio. l' este caso componente T = P sen í3)!cos~, (8
el
segundo
K,
su
radio.
l'
este
caso
componente
T
=
P sen
í3)!cos~,
(8
respectivamente el
normal
K
P cos
(1]) +
13)icos 13.
(8.
"'"
La
fuerza
T
forma
el
mo­
mento
_\w
TI'
Pr sen
1 3
I
,
(8.11)
la cual a través del cigüeñal se
transmite al
consumidor.
.-\1
mismo tiem po los soportes del
de
de

iuerzas

I

I

lo larilo de una vuelta del cigüeñal. En particular, del graneo se la primera cuarta de la vuelta del cig'üeñal el émbolo más que durante la segunda por el valor igual a la amplitud m{íxima del componente del segundo grado qne equivale a rA/2. La curva sumaria del desplazamiento tiene puntos de inflexión, a {'uales corresponden los extremos de velocidad y la igualdad al cero de la aceleración. Las aceleraciones máximas del émbolo llegan en I los motores de transporte a 10 000 m/s~ y en los motores de las má­ i quinas de constf"!.lcción de carreteras a La cinemática del ;,\fBM de los motores en V en el caso de uue las

bielas están dispuestas en el muñón del (~igüerlal por separado: no ",8

en el muñón del (~igüerlal por separado: no ",8 í motor perciben el momento de i
í motor perciben el momento de i
í
motor perciben el momento de
i

I

r sen El momento de nal con signo inverso:

donde

h

de i I r sen El momento de nal con signo inverso: donde h de la

de la descrita anteriormente. En otros casos cuando, por las bielas están articuladas entre o existo UD clesacsaje,

einemáticas

serán

distintas.

o existo UD clesacsaje, e inemáticas serán distintas. j3)/5en 13. precisamente es igual al momento torsío­

j3)/5en 13. precisamente es igual al momento torsío­

Fuerzas que accionan sobre el mecanismo de biela Ji manivela.

Al estudiar fenómenos dinámicos en el m.ej. en primer lugar se

de la presión de los gases P gas Y las fuerzas de

examinan las fuerzas inercia Pj. Vamos a escribir bolo,

que la Iureza sumaria que actúa sobre el ém­

P

=

Pga'l

presiona abajo sobre

el émbolo y la línea de acción coincide con el eje del cilindro. Des­

compongamos esta fuerza en dos componentes, uno de los cuales, S

el eje de la biela y el otro LV perpendicularmente al

. La fuerza lateral LV aprieta el émbolo a una u otra cilindro:

Supongamos que la fuerza sumaria

a una u otra cilindro: Supongamos que la fuerza sumaria   LV P tg~. (8.7) La
 

LV

P tg~.

(8.7)

La fuerza

S

actúa

por la

biela extendiendo o comprimiéndola,

y

se

transmite

al

muñón

de

S

biela

P

de

la

~).

manivela:

(8.8)

.

-Nh =

-Pr sen

de S biela P de la ~ ) . manivela: (8.8) . -Nh = -Pr sen

j3

=

f

1

1

:

Como resultado de actuación sobre soportAS del lllotor del mo­ mento de volqueo en ellos desarrolla el momento reactivo al de

vnelco y contrario según el si.gno. Las direcciones de las tuerw:) y del momento LOl'sional indicados en la lig'. 8.3 se acostnmbra considerar

indicados en la lig'. 8.3 se acostnmbra considerar y los inversos a ellos, negatiyos. Para obtener

y

los

inversos

a

ellos,

negatiyos.

Para obtener valores cualitativos de las fuerzas que actúan en el :\IR\I. 58 utiliza el diagrama indicador, mediante el cual se detennína la fuerza de la presiórí de gases con cualquiera posición de la mani­ vela y las dependencias analíticas para determinar las [nerzas de ! inercia. La fuerza de inercia se haIla 11 base de la ecuación de la

j

I

1

I

segunda

de

:'{ewton:

Pi

El valor Í

determinan según la (8.5). Como la

masa se toma

a masa de todos los elementos que íllnto con el émbolo realizan eJ

L

:288

CAPITULO 8. DIN.{MICA DEL .MOTOR

movimiento de avance y retroceso. Dichos elementos incluyen el

émbolo. anillos. bulón de émbolo y las que protegen el bulón de émbolo de los desplazamientos La masa de estas piezas está concentrada en el eje del bulón de émbolo. La biela realiza un movimiento complejo plano-paralelo. Para facilitar el análisis los elementos del grupo de biela se sustituye con un conjunto de las masas dinámicamente equivalentes a ellos. Ha­ bitualmente el número de masas del sistema de sustitución se toma igual a dos. Conduciéndolas a los ejes del hulón de émbolo y del muñón ele biela se considera que la primera masa mueve junto con el émbolo y la segunda. junto con la manivela. El análisis de los diseños hechos del m.cj. indica que a la masa pertenecienie al eje del bulón de émbolo le corresponde 0.25 0.3,) de la masa total de elementos del grupo de biela mientras

que 0.7;:)

giratorio junto eon la manivela. De tal manera la Íuerza de inercia de los elementos que mueven junto con el émbolo,

0,67 corresponde a la masa qne realiza el movimiento

 

'<r

1

§ 8.1. GE:-;ERALIDADES

 

:;

'"

"-'

 

':>

 

§

 

.::

 

>.

i

.

 
 

'"'

i

I

 

,

::;­

donde m eS la mHsa de los elementos del grupo del émbolo y parte de I ]a masa de elementos del grupo de la biela perteneciente al eje del bulón de émbolo. Además de las fuerzas de inercia que surgen durante la carrera del émbolo en el :.\IBM actúan las fuerzas de inercia por existir elementos de las piezas que realizan movimiento giratorio alrededor del del cigüeñaL Con ello, se entiende ante todo la masa mbr del brazo 1 del cigüeñal. masa del muñón de biela mm.o y una parte de la masa Ilel grupo de biela mb perteneciente al eje del muñón de biela. El centro de gravedad del muñón de biela se encuentra en su eje a la distancia r del del cigüeñal. Las masas de brazos con el centro de en el radio p se reduce al radio r [en las fórmulas dicha ma­ sa se designa (mbr) r 1 partiendo de la condición de igualdad de fuerzas centrífugas, es decir:

P j = -mjr(j)~ (cos cp

A cos 2cp),

(8.12)

l

mbrp(j)2 =

(mor)r r(j)2,

(mbr)r =

mbrplr.

De tal manera, la masa de los elementos que realizan el movi­

miento

g-iratorio

,'n r

í

¡

1

llL m . o

2 (mbr)r

(0,67

O.

mb'

El dia¡:;r:una indicador se lraslada de p - - en p - (p-coordena- das en forma gráfica (lit;. 8.4, a y b). Para eso se construye una se­

micircunferencia auxiliar del radio r. El punto O corresponde a su centr,o geométrico. el punto O' está desplazado por el valor de I

rAl2 por el eje de coordenadas hacia el p.m.i. El segmento 00' co­ rresponde a la diferencia de desplazamientos que hace el émbolo durante la primera y segunda cuarta de la vuelta del cigüeñaL Si se

¡

"'­

"

:.:

:;

~ ;:¡:;. ~j) ~ ::; ~ " '" ~
~
;:¡:;.
~j)
~
::;
~
"
'"
~

,,'

'-<.

"""

-:.C.~

-:i:ª

~'l2

269

l

-

,

I

t

,

I

(

270

CAPITULO 8, DINAMICA DEL .'JOTOR

necesita determinar la presión en el cilindro al encontrarse la mani­ vela en la posición ep, entonces al trazar el radio del centro de la circunferencia O bajo el ángulo rp y otro paralelo del punto 0 1 , ob­ tendremos el punto e en la circunferencia. Del punto e tracemos or­ denada, cuya intersección con el diagrama indicador ofrece la pre­ sión buscada que existe en el cilindro del motor al girar la manivela

por el ángulo (}J. Trazando de los puntos ele intersección de la orde­ nada con el diagrama indicador líneas paralelas al eje de abscisas hasta 1a intersección con ordenadas de los ángulos y --;-fp, en­ contraremos los puntos pertenecientes a la curva de fuerzas de presión de gases en coordenadas P - (}J. Estos puntos se encuentran, respectivamente, en las líneas de compresión y extensión, de admi­ sión y escape. Antes de construir toda la curva Pgas, sería conyenien­ te encontrar los puntos correspondientes a las presiones al encontrar­ :oe el émbolo en el p.m.s. y p.m.i. en la fig. <3.4 se exponen los gráficos del düu:rrama de las fuerzas de presión Pgas y Pj construidos en las -

ep. Al determinar la fuerza sumaria se utilizan presiones excesivas y no absolutas. Con este fin el de abscisas del gráfico b se despla­ za por el valor de la presión atmosférica de 0.1 ÑIPa referente al gráfico a. Esto se hace por la razón de que por del cárter du­

rante todo el ciclo en el émbolo actúa la presión a atmosfé­ rica. Después de desarrollar el diagrama indicador en el mismo grá­ fico se pone la curva de fuerzas de inercia y utilizando el método de adición gráfica, se determina la fuerza sumaria, y luego usando las

dependencias (8.7)

en el mecanismo de biela y manivela. Las funciones trigonométricas necesarias para su determinación, están en las tablas. Los valores de fuerzas obtenidos de esta forma resultan relacionados a la uni­ dad la superficie del área del émbolo. Para determinar el valor absoluto de la fuerza hay que multiplicar su valor específico por el

área del émbolo P gas = Pgasfi'é. En el gráfico eso se ])uede de­ mostrar construyendo escalas adicionales, cambiando escala de fuer­ zas en veces. Los QTáficos de fuerzas que actúan en el mecanismo de

Los QTáficos de fuerzas que actúan en el mecanismo de (8.10) se hallan otras fuerzas que

(8.10) se hallan otras fuerzas que actúan

el mecanismo de (8.10) se hallan otras fuerzas que actúan T K encontrar el aplicadas al

T

K

encontrar el

aplicadas al muñón de biela del cigüeñal. Según las designaciones aprobadas se puede escribir que al muüón están aplicadas las fuerzas centrífugas, normal y tangencial que en

suma

se

encuentran en la fig. y la fuerza K e = mm,bTú):l. Las líneas de

acción de las fuerzas K

Utilizando esta circuns­

y K e se coinciden.

tancia se construye el diagrama polar en coordenadas T K. en­

se construye el diagrama polar en coordenadas T K. en­ se utilizan para diagrama polar dan

se

utilizan

para

diagrama

polar

dan la fuerza

R : Ji =

T

f{ +

fuerzas

contrando

al

principio

el hodógrafo

del

vector

de

la

suma

de

fuerzas

T

y

K,

y luego se desplaza el inicio de coordenadas por el

1

t

I

f

l

!

L

"9 8.1.

GENERALIDADES

271

valor que en la escala corresponde al valor de la fuerza El nuevo polo sirve para la determinación gráfica del valor de fuerza sumaria R con la posición determinada de la

de fuerza sumaria R con la posición determinada de la La tuerza R de también se
de fuerza sumaria R con la posición determinada de la La tuerza R de también se

La tuerza R de

también se construye en las coordenadas fuerza ­

del cigüeñal (fig. 8.6f. El diagrama polar de las fuer­

1t¡1/a

Ir'

8.6f. El diagrama polar de las fuer­ 1t¡1/a I r ' 8.5. Curvas de cambio de

8.5.

Curvas de cambio de las fuerzas K Y T en función del ángulo de giro

I 1\ f.¡ ~ :::
I
1\
f.¡
~
:::

~f'a

I

IJ

~

I I

t'

ó!.! f'Z/l /éT/l Z.!;(JJIlIlJi(J.!;¿:/lt¡d'!7o(J§ !i5(J,7¿:tJ y,jI!"

8.6. Curva de la fuerza que acciona en el muñón de biela

zas que accionan en el muñón de es cómodo para evaluaeiones relativas ele las magnitudes de desgaste del muñón de biela. eonstruir el diagrama de desgaste se admite que el desgaste del mu­ ñón es proporcional al esfuerzo aplicado al muñón. Al construir el de desgaste a la circunferencia que representa el muüón sucesivamente se aplican los vectores de la fuerza 11. que

de desgaste a la circunferencia que representa el muüón sucesivamente se aplican los vectores de la

272 CAPITULO 8.

DINÁ

'lfICA

DEL :;rOTOR

acciona sobre el muñón siendo determinadas las nivela. Sucesivamente a partir del sentido de

de

a proporcional al de la fuerza.

aumentando el

El grá­

fico de la fuerza tangencial T se emplea para determinar el momento

sumario desarrollado por el motor durante el funcionamien­ to. El momento torsional del motor de un cilindro se encuentra mul­ tiplicando la tuerza T por el brazo r. T por el brazo r.

Suponiendo que en el motor de muchos cilindros sobre cada mu­ ñón acciona la fuerza equivalente T, encontraremos el momento torsional del motor como la suma de los momentos a pUcados a los muñones de biela elel cigüeñal del motor, es

lados dentro de la

120 0

se

la

en línea de acción de la

trazan

el

arco

en ambos lados

de

la

faja se

de acción de la trazan el arco en ambos lados de la faja se La anchura

La anchura

a poco aplicando todas

fnerzas escogidas

área obtendremos al

el llamado diagrama de

escogidas área obtendremos al el llamado diagrama de eso el procedimiento ele la determinación momento tar­

eso el procedimiento ele la determinación momento tar­

de! mot~r :::e reducirá a la sumación ::;ráfica de las curvas i

de la fuerza T desplazadas una ti la otra en

En los motores que poseen la alternación uniforme ele las carreras

de cam­

bio 8 í20~,li. por esta razón al determinar en la el momen­

de trabajo. la curva elel momento torsional tiene el

lí.

to torsional sumario la curva de la fuerza T se valos angulares iguales, y se suman

vas eoinci diuas en un tramo con la

iguales, y se suman vas eoinci diuas en un tramo con la momento ll',' \ J

momento

y se suman vas eoinci diuas en un tramo con la momento ll',' \ J el

ll','

\ J
\
J

el

valor

del

mo-

(~l

mento torsional de indicador. El valor del momento torsional su­ mario motor de muchos cilindros se puede determinar multipli­ cando el momento torsional medio desarrollado por un cilindro, por

El momento torsionaI

el número de cilindros: ~

desarrollado

de la 8.7. :J:Ha la de esta propiedad se ntíEza el

dede la 8.7. :J:Ha la de esta propiedad se ntíEza el ed ii¡"!t.med' momento por el

ed

ii¡"!t.med'

momento

por el motor no es uniforme.

la

irregularidad

del

En particular, esto se ve

torsional

resI

es el
es el
del En particular, esto se ve torsional resI es el y J/f min, valores máximo y

y

J/fmin,

valores máximo y mínimo momento torsional;

medio

se incrementa con el aumento del número de cilindros. El valor u además depende de los ele velocidad y carga del trabafo motor. se ha dicho anteriormente que de las posibles composiciones del motor siempre se elige la que garantice la alternación uniforme

momento torsional. regularidad del momento torsional

I

:1

S.1. GE~ERALIDADES

273

i de las carreras de trabajo.
momentoi de las carreras de trabajo.

Esta circunstancia conduce a lo que la torsional con otras condiciones iguales,

En el motor

de

un cilindro

el coeficiente de irregularidad

del

momento

torsional!

 

t

11

respectivamente ~L

 

6,8 con

í

=

4;

2,18 con

i

=

6;

mientras que !L =

0,275 con

i

1:2. La exis­

tencia

de

la

irregularidad

del

momento

torsional

conduce

tencia de la irregularidad del momento torsional conduce • <¡',gl' I1t,#-:n a dos de 8.7. cuatro

• <¡',gl'

I1t,#-:n

a

dos

de

8.7.

cuatro

Construcción de la curva ,jet momento torsior¡ai cilindros

su wario del motor

I

resultados desfavorables:

irregularidad de rotación

bolo

lils \'ibrildones torsionales e

en el motor de ém­

es decir.

ro

const.

oscilaciones

Las

de la
de
la

establecidomotor de ém­ es decir. ro const. oscilaciones Las de la o = med, romáx Y

o =

es decir. ro const. oscilaciones Las de la establecido o = med, romáx Y romín son

med,

romáx Y romín son las velocidades angulares máxima y mínima de rotación del cigüeñal en un ciclo; (¡)med = ((¡)rnáx + i.tl m l n )!2 es la velocidad angular media de rotaCÍón del cigüeñal. la teoría general de los mecanismos y máquinas :5e conoce la diferencia de los trabajos elementales del momento torsional y del momento de resistencia se consuma para el cambio tamente pequeño de la cinética de las masas decir:

del momento de resistencia se consuma para el cambio tamente pequeño de la cinética de las
del momento de resistencia se consuma para el cambio tamente pequeño de la cinética de las

d

del momento de resistencia se consuma para el cambio tamente pequeño de la cinética de las

t:l-01402

-L

I

,

274 CAP!TULO~. DINÁMICA DEL ~,fOTOR

Al integrar t8.3) y al introducir en ella el coeficiente de irregu­

laridad

de

carrera

6 obtendremos

I

= J o{j(f)2.

(814)

I donde Lexc es el trabajo excesivo del momento torsionaL

, De (8.14) se determina J Q' el momento de inercia de todas las masas giratorias reducidas al eje del cigüeñal. Con ello se dan con el

i valor (). Para el motor de las máquinas para la construcción de ca­

rreteras el grado permitido de la irregularidad de rotación 8 =

0,03. El valor Jo incluye en el momento de inercia

I del volante, cuyas dimensiones se determinan partiendo de la nece­ sidad de asegurar el grado escog'ido de la irregularidad de rotación

= 0,01

del

I

GÍf,üeñal

del

motor

J

I

§

8.2.

EQGILIBRADO DE rl!OTORES

275­

del motor J I § 8.2. EQGILIBRADO DE rl!OTORES 2 7 5 ­ jlcdiante las medidas

jlcdiante las medidas no puede ser equilibrado. En por disminuir la del momento torsional a través del aumento del número de De acuerdo a la terminología establecida cuando 5e trata del equili­ hrado se tienen en cuenta sólo las fuerzas de inercia y los momentos de estas fuerzas.

las fuerzas de inercia y los momentos de estas fuerzas. Equilibrado de las tuerzas centrífugas. El

Equilibrado

de

las

tuerzas

centrífugas.

El

t'quili brado

de

fuerzas de inercia se logra a través de ]a compensación estática y di­ mímica del cigíieñal, Para ello es y suficiente que el r:entro de

se encuentre eu d
se encuentre eu d

eíe de rotación y la suma de los momentos a CllalfTuier Dunto dc"l eie del árbol

soa

!gual

a

cero.

§ 8.2. EquiJ

dc"l eie del árbol soa !gual a cero. § 8.2. EquiJ d e m o t

de motores

est ahleciJo de constantes continuamente

por el valor y dirección.

cambiables Dor su ndor v dirección de los motores

producen vibraciones int~llsiy¡1.s del motor en los :3oportes. A través de soportes la energía de oc'cilaciones se tran.:'mite ¡Ji cha"is de la yibraGÍone::: de eaUÍDOS di.:'Duestos en el

El motor se llama equilibrado, si con el trabajo ::sobre sus soportes actúan los momentos y

Los

momentos

y

::sobre sus soportes actúan los momentos y Los momentos y fuerzas intensivas aflojan ];:¡s UniOW2:3 empern3das.

fuerzas

sus soportes actúan los momentos y Los momentos y fuerzas intensivas aflojan ];:¡s UniOW2:3 empern3das. de
sus soportes actúan los momentos y Los momentos y fuerzas intensivas aflojan ];:¡s UniOW2:3 empern3das. de

intensivas aflojan

];:¡s UniOW2:3 empern3das.

y fuerzas intensivas aflojan ];:¡s UniOW2:3 empern3das. de tensiones sunlementarias en los f'>lernentos A

de tensiones sunlementarias en los f'>lernentos A veces ilumentEl el vibrantes. aumenta ,;1 consumo del vibraciones afectan al hombre que opera la máquina, proyocan un ruido inten­

I sivo. Las circunstancias indicudas hacen buscar soluciones estructu­

( rules que aseguren el equilibrado de ]05 motores.

_

(

I La causa del desequilibrado es ;U1te todo la presencia de las fuer­

I zas de inercia periódicamente cambiahles :3cgún el valor y dirpcción

(

de

En los motores de muchos cilindros podrá surgir d

las masas que

y mueven en forma

de avance y retroceso.

momento

I

1 tudinal desequilibrado que rige en el plano de ubicación de los de cilindros. La otra causa del desequilibrado de los motores émbolo es el momento torsíonal sumario alterno y el momento

,

de

vuelco

igual

a

él,

pero

contrario según el signo.

I Para equilibrar las fuerzas libres de inercia y los momentos de

I ellas es preciso y suficiente que la resultante de todas las fuerzas de

( inercia, así como la suma de momentos de las fuerzas de inercia

I equivalerían al cero. Teóricamente cualesquiera fuerzas libre de

( inercia y los momentos de las fuerzas de inercia podrán ser equHibra­

¡ dos. En práctica esto se logra a cuenta de la complejidad considerable

(

1 del diseño, por Bste motivo un gran número de los motores de ém­

í

(

,

,

~

I

I ~on

c\.nalítíci'.mente las condii:ione:; dí,] las

~on c\.nalítíci'.mente las condii:ione:; dí,] las ",,' 'l" 'n y ­ I rt i­ ?n-:"ixi
~on c\.nalítíci'.mente las condii:ione:; dí,] las ",,' 'l" 'n y ­ I rt i­ ?n-:"ixi

",,'

'l" 'n y ­

I

rt

?n-:"ixi == i_~

en forma

y ­ I rt i­ ?n-:"ixi == i_~ e n f o r m a 8:3

8:3 \:¡eelr. gas en los

vale

la suma

cero:

de las

de coordenada,

fl

de todas las fuerzas centrífu­

de las de coordenada, fl de todas las fuerzas centrífu­ ,fm ·r.~· t). ~'m";u·z¡=O,

,fm ·r.~· t). ~'m";u·z¡=O,

"r~''':''''!

_

'_

¡,

[

es docir~ la sunlél de del Y8ctor (le los momentos ,'11 los de coordenadas, cl~ro.
es docir~ la
sunlél
de
del Y8ctor (le los
momentos ,'11 los
de coordenadas,
cl~ro. En las fórmulas mencionadas m,¡ es
del
la masa de
es la coordenada
i-ésima
el
X coincide
a

y

X.

Las fuerzas eentrÍfug'as

Las fuerzas eentrÍfug'as en los eigüeñales de una o dos

en los eigüeñales de una

o

dos

maniyelas

las

COl1lD811San

e

los

contrape:"os.

La

masa

de

contrapeso

en

el

contrapeso en el  
 

·1 [

1

!fI cp

=

O,5m r ríp.

Los contrapesos se disponen por la parte contraria a la manivela,

en la continuación del brazo, el centro de gravedad de los contrape­ sos se encuentra en la distancia p del eje de rotación (fi~. En el cigüeñal de dos codos también se ubican dos contrapesos, equilibrando el momento que actúa en el plano de las manivelas.

La masa de cada contrapeso

18 *

m cp

= m,

equilibrando el momento que actúa en el plano de las manivelas. La masa de cada contrapeso

I

I ~

278 CAPíTULO 8.

DIS.-\i>IICA DEL ~roTOR

Con ello 5e cumple la condición de la igualdad del momento de

las fuerzas centrífugas de la manivela al momento de las fuerzas

es decir ,vI,. = .If, e •

Las designaciones están dados ,m la fig. 3.8, a y b. Los cigüeñales de

la mayoría de los motores de muchos cilindros de cuatro tiempos son

centrifugas desarrolladas por los contrapesos,

tiempos son centrifugas desarrolladas por los contrapesos, (LJr-Mf¡ .1 ~.~rt -r ' ----1 , : E"""

(LJr-Mf¡.1 ~.~rt

-r '

----1

, : E"""

.

"

I

q 1--~! I ~

;7"::~[Il I

1

"

.'

fT/:

p

1

1m

"~

~

"1

:

é

?(

lL.lmG¡¡)

r

I

~

¡

,.

I

Fig. 8.8. Esquema

y

de

dos

'.:OQOci

,5)

JO:

~/1r

I Fig. 8.8. Esquema y de dos '.:OQOci ,5) J O : ~/1r !'1rCD ~ de

!'1rCD

~

de ubicación de contrapesos en los cigüeñales simple

(a)

1

J

~

!

J

¡ ~

i

;

I I t

,

compensados porque los cü;,üeñales son simétricos referente al plano, i

perpendicular al eje del cigüeñal y que atraviesa su centro, se obser­ va la condición de disposición del centro de gravedad en el eje de

rotación; el número de codos es par y no menos de cuatro. Las estruc­

turas <le los motores de cuatro, seis y ocho cilindros a pesar de ser equilibrados de las fuerzas centrífugas de inercia, a veces contienen

contrapesos. Los hacen para descargar cojinetes principales y mu­

ñones del cigüeñal. En estos casos los contrapesos quitan del cigüeñal también los e~juGrzos flectores.

§ 8.2. EQUILIBRADO DE MOTORES

IX

I

~/}I

I

.

I

I ki"'J

ffi

11

!~.

, I
,
I

2i7

IX I ~/}I I . I I ki"'J f f i 11 !~. , I 2i7

Je

I ~/}I I . I I ki"'J f f i 11 !~. , I 2i7 Je

de

las

rut"t'zas de inercia t'n el

mot.jf ,l,~ 'JU

-

2iS

C"I.P!TCLO 8,

DIi\Á)IICA

DEL :\WTOR

Equilibrado del motor de un ciHndro. En el motor de un

cilindro

masas de movimiento ele avance v retro-

las fuerzas de inercia de

yaloros ceso de

son: los

grados

primero

y

no e.stán equilibrad~s.

P j r

=

-mjrw 2 cos q::;

Il

-m}rw2~,cos :2cp.

ser adicional. Para co'inpensar la

Estas

fuerzas

Dueden

mediante de inenia del

un

mecanismo

rodillos, cuyos ejes son uaralf!ln-:: al

a al ángulo de giro de . Al :,;-irarse cada con­
a
al ángulo
de giro
de
.
Al :,;-irarse cada con­

I

/J;~!X

¡-;;

/

j~l'(.'/ .

1'7~

I~--t

I

JTl

~~i~~~,trr=i.e:;;' (l)

~~

.·l

t

'>J

~ .W~

forma -fuerza centrífuga

,.=::.; ~ que descompong-amos en dos corn­

,'erticaL

horizontal

y

componf!ntes horizontales ~e

¿

,~---~

equilibran

al

recíprocamente,

:ie suman

a

v

(a

se

- - ~ equilibran al recíprocamente, :ie suman a v (a se lado contrario accÍ!'m Je

lado contrario

accÍ!'m Je

8.10. Esauelna del clgüeüal v la fuef'zll de inflr~j>1 del fuerzas de inercia Que actl~úm
8.10.
Esauelna
del
clgüeüal
v
la fuef'zll de inflr~j>1 del
fuerzas
de
inercia
Que actl~úm en
G'L
motor de una hilera' de
dos cilindros
cos cr. Considerando que esta
más con
con velocidad doble.
---~~ grado se
a1 eje del cigüeiléd,
se instalan en
radio, en el cual ellos están ubicados, forme con el ver-
igual al ángulo doble del
del cigüeñal. Asimismo

como en el caso anterior los componentes hotizontales se equilibran

de

y los verticales sumándose compensan

En este caso la

la fuerza

del segundo

grado.

masa

del

contrapeso es

m cprx

=

·1/8)

e,'

rnjA.r/PII'

Con la colocación de los contrapesos en la continuación del brazo

de la iner­

del cigüeñal se puede sólo pasar la fuerza cia del primer grado del plano vertical al

la fuerza cia del primer grado del plano vertical al I -J ¡ .;1 L Ii'­

I

-J

¡

.;1

L

Ii'­

§ S.2. EQUILIBRADO

DE MOTORES

2i9

Equilibrado del motor de una hilera de dos cilindros. El

de este motor es plano, tiene codos dispuestos en un plano ángulo de 180 0 uno respecto al otro

Las fuerzas de inercia del mero y segundo cilindro son:

s e g u n d o c i l i n d r o s

grado que

accionan en

c i l i n d r o s o n : grado que accionan en

el

Pir=­ su Las fu~rzas de inercia de las fuerzas ele inercía yertical: suma a
Pir=­
su
Las fu~rzas de inercia
de las fuerzas ele inercía
yertical:
suma
a

cos

inercia de las fuerzas ele inercía yertical: suma a cos y l o s s i

y los signos son inversos. cero. forman momento dese­ primer grado que actúa en el

,vI} I

COS cp

ESTl3 momento

podrá ser

equilibrado mediante contrapesos dis­

puestos en la continuación de los brazos del cigüeñal.

Las fuerzas

gundo

cilindros

y 3usuma

es

de

inercia del

Las fuerzas gundo cilindros y 3usuma es de inercia del c o s eos :2 (1

cos

eos :2 (1 "

o

;

'"

l

es de inercia del c o s eos :2 (1 " o ; '" l cos

cos

para el primero y se­

es

deCÍr, "stas fuerzas no est án ser

primero y se­ es deCÍr, "stas fuerzas no est án ser de inercia Las fuerzas de

de

inercia

Las fuerzas de inercia del con ayuda de un mecanis­

dol segundo

grado en

inercia del con ayuda de un mecanis­ dol segundo grado en el momento motor examinado línea

el

momento motor examinado

línea de cuatro eilindros. Los motores

de este tipo tienen un cigüoñal plano, 81 ángulo entre las manivelas

constituye 180 0 (fig. 8.'11), fuerzas de inercia del primer

y cuarto

de las fuerzas

es

igual a cero.

Equilibrado del motor en

para los cilindros

igual a cero. Equilibrado del motor en para los cilindros P j n = P j

P j n

=

P j

r"

COS rp,

segundo y tercero

PjU=PjI3=

P j n = P j r" COS rp, segundo y tercero PjU=PjI3= consiguiente, la suma

consiguiente, la suma

en el motor

de cuatro

COS rp, segundo y tercero PjU=PjI3= consiguiente, la suma en el motor de cuatro cos -+­

cos

COS rp, segundo y tercero PjU=PjI3= consiguiente, la suma en el motor de cuatro cos -+­

-+­

-de inercia

del

primer

r=

!

¡

I

l

,.

280 CAPITULO 8. DI::-I'~fICA DEL :;rOTOR

Las fuerzas siendo iguales según el valor absoluto están ubicadas simétricamente referente al plano que atraviesa el centto del cigüe­ ñal perpendicular a su eje. Por esta razón la :mma de los momentos

Fig. 3.11.

en

línea

,le

I%-J

¡ltft-?

-- --

t!Ji

tf3iff

'~a I

t

t

el

1'5"I

IJIl

¡ a

'¡¿'

X

G=1~jt , •". f'J~G=1

r

¡ -: T

. '.~ J/(c

! fj~~i

1_'

/fe 1

'DI T

x

1--;1 f" /.

¡ ]' I /.,.

:r 2 J

f41'~I:'I~I"1 I-fl-H'~\\W

:r

-~

1

d:I

-

I

-

::JI

u".

\ ~

l~

~1!fl 1 in

¡ ¡JIII12/

----l­

?el \~r." Y

Z

J

rwJ

N.c¿rJ l.éJ i ::::::

He;'e

~I¡

He +

-"",

¡ife

cuatro

del
del

fuerzas de inercia que actúan en el motor

I

r

de las fuerzas de inercia del primer grado es igual a cero.

o.

Las fuerzas de inercia del segundo grado para los cilindros pri­

mero

y

cuarto

segundo y

tercero

I12

P j m

=

=

P j

!I4

=

-mjr<fj'J.'A cos 2cp,

H3 = -mjrO)~¡'. cos 2 (180 0 -:- (p).

Es evidente que la suma de estas cuatro fuerzas es

~

v

Ir =

-4mjrt.):2"t. cos

es decir, el motor en línea de cuatro cilindros y cuatro tiempos tiene fuerzas desequilibradas del segundo grado. Dichas fuerzas pueden

ser

equilibradas mediante un mecanismo equilibrador adicional que Íncluya contrapesos que giren con la velocidad ang'ular doble.

.--1

§ 8.2. EQUILIBRADO

DE ":lIOTORES

231'

El momento de fuerzas de {nercia del segundo grado merced a forma simétrica del cigüeñal equivale a cero:

-' j1;[j II = O.

1

Equilibrado del motor en línea de seis ciliudros. Las fuerzas de inercia del primer grado para los cilindros primero Yi sexto

(Hg. 8.12)

 

P j Il = P j 16 = -mjr(fJ~ cos

 

segundo y

 

12

=

r5 = -mr(fJ~ cos (120"

.-:

rp),

tercero y cuarto

.:.,

::.¿¿

-~

P¡,3

P jn = -mjrw~ cos r240 c

21 41 a . :z
21
41
a
.
:z

Fig. 8.12. Esquema en línea de seis

c 21 41 a . :z Fig. 8.12. Esquema en línea de seis cígüeñal y fuerzas

cígüeñal y fuerzas de ínercía que actúan '?TI el motol'

Sumando todas las fuerzas de inercia del primer ::;r3do obteIldremo(¡,

6 2J PjI=-2mp.)~[cOS(p~cosd20°

i

J.

La expresión entre corchetes equivale a cero, o sea, en el motor en línea de seis cilindros las fuerzas de inercia del primer grado 30n

equilibradas. Haciendo la expresión análoga para las fuerzas de Ínercia del se­ gundo grado obtendremos

Q

.2: P j II

1

-

2m jn>J~/,[cos 2rp cos 2 (J 20 0

-

eos 2 (210 0 -:- 'r) j.

282 CA.pITULO 8

DINÁMICA. DEL MOTOR

corchetes equivale a cero, es decir, en los

motores en línea de seis cilindros las fuerzas de inercia del segundo grado son equilibradas. Debido a la simetría del cigüeñal referente al plano que pasa a través de su centro perpendicularmente a su eje, los momentos de las fuerzas de inercia del primero y segundo grado equivalen a cero. De tal modo el motor de seis cilindros de cuatro tiempos en línea es to­ talmente equilibrado.

La

expresión entre

Equilihrado del motor en

cilindros

'los ejes

de

90°.

V de dos cilindros con el ángulo entre

grado

fuerzas

ele

inercia -del

primer

-en

x /
x
/

0 iJ i:d.er

~//?>

Quder

fI

8.t:L
8.t:L

~:rl el

rnotor

de los cilindros izquierdo y derecho (fig. 8.13)

P i ¡! = -mjT(jj~ cos ¡p;

P j1d

=

Sumando

estas

fuerzas

obtendremos

cos (~70° '

Pj 1 =

mjrw Z y cos 2 ep -;- sen Z (p

¡p).

o la fuerza por su valor es constante. ángulo entre la fuerza sumaria y el eje del primer cilindro es siempre igual a qJ. Esto significa que la resultante siempre está orien­ tada por el radio de la manivela. Por consiguiente, se puede equili­ brarla ubicando el contrapeso sobre el cigüeñal junto con el contrapeso para equilibrar fuerzas centrífugas. Con ello la masa del contrapeso ·serú

rn cp

= (rlp) (mm

mb.m.l

mb.m.d

m,),

r

I

i

t

t

I

t

1

i

I

§ 8.:1.

EQUILIBRADO

DE" ;:':¡OTORES

283

t 1 i I § 8.:1. EQUILIBRADO DE" ;:':¡OTORES 283 giratorias de la mamvela; mb.Ul.l y

giratorias de la mamvela; mb.Ul.l y m;¡.m,,j son, respecn vamente, las masas de las bielas izquierda y derecha llevadas al eje del muñón de biela (o radio de la manivela); :n j es la masa de los elementos del mecanismo de biela y manivela COIl movimiento de avance y retroceso. .-\1 sumar las fuerzas de inercia del segundo grado que actúan en el primer y Eegundo cilindros obtendremos la resultante:

2

'\1

P

j

Ir = mjrú)~"

"~o

=

·V 'JJ-

_ m¡rü)-I. cos ;;.qJ.

'1

Esta resultante siempre se encuentra en el plano que pasa a tra­ ';és rIel cigüeñal y tiene el ángulo con el eje del primer cilindro de .15 Ó 135~. Tal fuerza podrú ser equilibrada sólo colocando un meca­

:l¡~mo equilibrador adicionaL Plte~to que los ejes de los cilindros E8 encuentran en un plano y

los momentos de las no aparecen en el mo-

tor examinar.

se eruzan en un punto fuerzas de inercüi del

con el eie del
con el eie
del

Equilihrado del motor en V de ocho cilindros y euatro tiempos con el ángulo de 90 0 entre bs Eneas de cilinúros. Las manivelas del I~igüeñal espadal ele este motor est <ln dispuestas en dos planos mutuamente perpendiculares 8.14). El ¡;s asimétrico.

E.5te tipo de motor.' habitualmente lo consideran Gamo cuatro motores

en \- lle dos cilindros ubicados sUI.:esivall18nte por ,:.'1 ¡[el

La resultante de las fuerzas de inercia dE'l nrimer de cuda par de

cililldros siendo dirigida por el radio del cü~'üelíal. se equilibra por :3( contrapeso, es elecir. la suma de las fuerzas de inercia del primer en este motor con contrapesos equivale a cero. La suma de momentos de las fuerzas de inel:cia del -~rado y Je las fuer­ zas centrífugas también equivale a cero.

Je las fuer­ zas centrífugas también equivale a cero. La fuerza de inercia riel grado del

La fuerza de inercia riel

grado del par de cilindros:

[11i'- [11i'-

[ [

j

i

[l

-

,

-

P ;' II

Il

2d =

tercero

cuarto

I I

31

II ~¡

Ir ~d =

II:.ti

1(1

V'e)

­

V:I

V ~

ir!,)"I.COS

I : . t i 1(1 V'e) ­ V : I V ~ ir!,)"I.COS cos :2

cos :2

. t i 1(1 V'e) ­ V : I V ~ ir!,)"I.COS cos :2 I.:OS :2

I.:OS :2

Gús 2 ([80"-+­

Todas estas fuerzas están en un plano, son iguales según el valor

pero por pares se distinguen sólo por signos. Su suma geo­ métrica equivale a cero. Los momentos de las fuerzas de inercia del segundo grado geo­ métrica equivale a cero. Los momentos de las fuerzas de inercia del segundo grado que surgen del primer y segundo pares de cilindros son iguales por el va­

284 CAPITULO

~. DIX.~!.IICA DEL ;}IOTOR

lor y distintos por sus signos; lo mismo del segundo y tercer pares de cilindros.

El motor examinado admite también otro sistema ele equilibrado del momento longitudinal de las fuerzas de inercia del primer ::;rado, con ayuda de los contrapesos ubicados en los extremos del cü;üeñal.

"l//lea izquierda

¡'

¿'¡/lea tlé'/'eclra

¿/r

lIJo)

¡ ' ¿'¡/lea tlé'/'eclra ¿/r lIJo) z 1\ ~ (4 ~ 1\ y: ~(!) ---' Fig.

z

1\ ~ (4
1\
~
(4

~

1\ y: ~(!)

---'

Fig.

8.¡'¡.

Esquema

del

cigüeñul

e~pacia¡ del

motor

en

V

de ocho

cllinJfü~

Si el valor de la fuerza desecruilibrada en un codo es e,

cada contrapeso ubicado

en los extremos tiel cigüeñal

el v,¡Jor de

m cp = f 10 (aló) lCí(r(I)~)J,

donde a es la distancia entre los planos yecinos. ,,:n Jos cuales :3e (~n­ cuentran los ejes de cilindros; b. la distancia entre contrapesos.

El plano,

en el cual deberán ser ubicados los contrapesos.

stituye con el plano del

primer codo un ángulo CI

=

18" :3u'.

con­

En práctica seg'ún las condiciones estructurales a menuelo :"e usa

la

combinación de contranesos tanto

en los extremos del

ci<:nieñal.

como

en la continuación

~¡ej radio de manivela.

 

"

",;1

>~'OI
>~'OI

§ 8.:3. VIBRACIO~ES

DE LOS

•.í.RBOLES

285

~ 8.3. Vibraciones torsionales de los árboles

En los elementos del motor aparecen vibraciones torsionales, de tlexión y otras. un peligro especial representan vibraciones torsiona­ les y de flexión que se desarrollan en el cigüeñal y otros elementos g"iratorios conjugados con él. Como resultado de surgimiento de las vibraciones en el cuerpo del cigüeñal tienen lugar deformaciones alternas de torsión y flexión que están en función de 105 parámetros del sistema material oscilante, o sea de la masa, rigidez. capacidad de absorber la energía de vibraciones. I Al diseñar un motor moderno obligatoriamente se toman medidas C[ue permitan E'yitar el desarrollo de vibraciones torsionales en el diapasón de los regímenes de velocidad y carga del trabajo. En los

~ motores utilizados en las máquinas lliseñadas para el uso del motor

dado. las roturas de los cigüeñales por desarrollarse vibraciones wr­

f sionales son muy raros y, como regla. surgen en la etapa del acabado

1

i del diseiio. Pero la probabilidad de surgimiento de vibraciones 81e­

l vaelas y rolllras se aumenta notablemente en los casos. cuanüo el

~ motor fabricado se adapta para alguna máquina que po,';ce el :3i5te­

! ma de árboles (línea de árboles) que se combinan con ,.:1 cig'iieiial del motor. De tal manera se produce la nece:3idad de comprobar el :3istema complejo de vibración a la posibilidad de desarrollo de vibra­ cione,'; torsionales y en casos Gorre:3pondientes de tomar medidas para su extinción. El cálculo de las vibnciones torsionales se reduce a la evaluación de las tensiones producidas en los elementos del árbol en los regímenes peligrosos de tr::tbajo (comúnmente durante la re­ sonancia). En la práctica de ingeniería las vibraciones torsionales se calcu­ lan por etapas: i) se sustituye el sistema real del árbol por el cal­ culado que le equivale dinámicamente; 2) se determinan las frecuen­ cias de vibraciones propias del sistema calculado; 3) se realiza el -( análisis armónico de los momentos excitantes por acción de las fuerzas de inercia y gases, ::tsÍ como los momentos de resistencia que actúan en el sistema; 4) se determinan los parámetros de movimiento de los elementos del sistema equivalente bajo el efecto de momentos excitantes, se fijan los regímenes de resonancia; S) se determinan las tensiones y márgenes de seguridad del árbol en los regímenes de re­ sonancia teniendo en cuenta vibraciones torsionales; 6) se elaboran los medios para reducir (amortiguar) las vibraciones torsionales. En el proceso del cálculo como veremos en adelante se hace un gran número de distintas tolerancias que simplifican el análisis. Esto conlleva al hecho de que los cálculos tienen un carácter aproxi­ mado. por esta razón surge la necesidad en control experimental de las tensiones funcionales a través ele la tensometrÍa de los árboles o el registro del movimiento vibratorio realizado por el cigüeñal.

i

L

~86

CAPITl:LO 's, DIX_'~~fICA DEL ~ro1'OR

§ 8.3. VIBRACIOXES

DE LOS .{RBOLES

287

Definiciones principales.

El

sistema

DE LOS .{RBOLES 2 8 7 Definiciones principales. El sistema de árbor" dé un mente equivalente.

de árbor" un

Definiciones principales. El sistema de árbor" dé un mente equivalente. El sistema equivalente constituye un

mente equivalente. El sistema equivalente constituye un conjunt,) de masas concentradas que sustituyen dinémicamente las mRsas de los

elementos en movüniento de la línea real de árboles v q'ue no tienen

masa, pero dominan la rigidez de los sectores

con manivelas,

en

los

cuales

están

ubicadas

las

masas

concen­

tradas.

La condición de obtención del esquema equindente es mantener

la irrualdad del balance enercrptirn durante las ,-ibraciones de los

8.15.

balance enercrptirn durante las ,-ibraciones de los 8.15. ": ,1 , >J +1 del :,lstem 11

":

,1

,

>J

+1

del

:,lstem 11 211ás

1:5-;:

~,

;"

A

,~

1

,'.

?

iYf"!;'

'V,r

l

',;,

¡

,

;

.al, ¡

J' I

'

",Al

'r(;.f\

I

de

!of5ión

sistemas real y pqllivalellte. 'Vamo::: a introducir desi (fig. <'3.15): r¡: es el valor corriente del

(fig. <'3.15): r¡: es el valor corriente del de torsión t¡le­ la masa formación de torsión);
(fig. <'3.15): r¡: es el valor corriente del de torsión t¡le­ la masa formación de torsión);

de torsión t¡le­

la masa

formación de torsión); osciIante (amplitud).

Llámase rigidez torsional del árbol e el valor del momento torsional

que 38 necesita para deformar \"1 árhol por unidad. Como tal más a

TI1enndo se escoge el

la desviación angular máxima de

radián.

De acuerdo

a

la

definición e =

La deformación ele torsión

l

es

q;

Jltl/(GJ p),

longitud del árbol; G, el módulo de desplazamiento

material; J p, el momento polar de la inercia de sección transversal del úrbol.

La rigidez torsional del árbol puede ser expresada por los pará­

metros del árbol tanto geométricos, como resistentes: = GJ plZ. El valor contrario a c se llama compresibilidad torsional del árbol.

parámetros del movimiento del árbol, respectivamente, son: (P,

la velocidad; rp, la aceleración. Los para metros iniciales del movi­

f

I

,

i