Вы находитесь на странице: 1из 202
INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL DIRECCIÓN DE POSGRADO SECRETARÍA DE INVESTIGACIÓN Y POSGRADO ESCUELA SUPERIOR DE

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

DIRECCIÓN DE POSGRADO SECRETARÍA DE INVESTIGACIÓN Y POSGRADO ESCUELA SUPERIOR DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA U. Z.

“DISEÑO Y ANÁLISIS DE ESTABILIDAD HIDRÁULICA DE TAPETES ARTICULADOS DE CONCRETO PARA PROTECCIÓN DE CAUCES”

T

E

S

I

S

QUE PARA OBTENER EL GRADO DE:

MAESTRO EN INGENIERÍA CIVIL

P

R

E

S

E

N

T

A

ORLANDO LÓPEZ PULIDO

DIRECTORES:

M.C. PINO DURÁN ESCAMILLA M.C. LUCIO FRAGOSO SANDOVAL

ORLANDO LÓPEZ PULIDO DIRECTORES: M.C. PINO DURÁN ESCAMILLA M.C. LUCIO FRAGOSO SANDOVAL MÉXICO D.F., DICIEMBRE DE

MÉXICO D.F., DICIEMBRE DE 2010.

DEDICATORIA DEDICATORIA Al creador del Universo por darme la oportunidad de estar en esta tierra

DEDICATORIA

DEDICATORIA

DEDICATORIA DEDICATORIA Al creador del Universo por darme la oportunidad de estar en esta tierra conviviendo

Al creador del Universo por darme la oportunidad de estar en esta tierra conviviendo con mis semejantes.

A mis padres, María del Refugio Pulido Millán y Alejandro López Sosa, por su

apoyo incondicional, por su comprensión en aquellos momentos difíciles, por su amor y ternura en esos momentos necesarios, porque siempre están al pendiente

de sus hijos, porque la preocupación para ellos en un sentimiento natural y noble,

no una molestia, porque son un gran ejemplo a seguir, por todo eso y mil cosas más les dedico este logro. Espero algún día retribuirles un poco de todo lo que ustedes me han dado.

A mis hermanos (Sonia, Hugo, Hilda, Alejandro y Evelin), por su compañía,

comprensión y apoyo constante en el trabajo y en mi formación como profesionista.

A mi prometida, Laura Lechuga Quiñones, por su apoyo incondicional en esos

momentos difíciles.

A mis queridos cuñados Hipólito y Mary.

AGRADECIMIENTOS AGRADECIMIENTOS Al Instituto Politécnico Nacional, a mi querida Escuela Superior de Ingeniería y

AGRADECIMIENTOS

AGRADECIMIENTOS

AGRADECIMIENTOS AGRADECIMIENTOS Al Instituto Politécnico Nacional, a mi querida Escuela Superior de Ingeniería y

Al Instituto Politécnico Nacional, a mi querida Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura- Unidad Zacatenco, a la Sección de Posgrado e Investigación, a la Maestría en Ingeniería Civil, Area Disciplinaria en Hidráulica; por formar a un profesionista politécnico al servicio de la patria.

Al Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), en especial al M.C. Gilberto Salgado Maldonado por todo el apoyo brindado y por ser un gran ejemplo a seguir, Ing. Ricardo Álvarez Bretón, Ing. Wendoly Flores Alarcón, Ing. Margarita Isabel Cortés Hernández.

A mis maestros de la maestría: M.C. Pino Durán Escamilla, M.C. Lucio Fragoso

Sandoval, M.C. Hugo García Castañeda, M.C J. Roberto Ruiz y Zurvia Flores, M.C. A. Bruno Juárez León, M.C. Emilio Tovar Valdés, Dr. Francisco A. Díaz Guerra, Dr. Mario Ulloa Ramírez y al Dr. Sergio Cruz León, por haber compartido sus conocimientos y experiencia en mi formación como profesionista.

A mis compañeros de la maestría: Ing. Gerardo Toxky López, Ing. Moisés, M.C.

Luis Pomposo Vigueras Muñoz, M.I. Luis Alberto Herrera Monroy, M.I. Carlos Jiménez Ortega, Ing. Oscar Cuevas Ruiz e Ing. Martín del Carmen.

A

todos ustedes, muchas gracias por compartir sus conocimientos y contribuir en

la

realización de la presente tesis.

ÍNDICE GENERAL PAGINA ÍNDICE DE TABLAS…………………………………………………………………

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL PAGINA ÍNDICE DE TABLAS…………………………………………………………………

PAGINA

ÍNDICE DE TABLAS…………………………………………………………………

ÍNDICE DE FIGURAS…………………………………………………………

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS………………………………………………

ÍNDICE DE GRÁFICAS………………………………………………

RESUMEN……………… ………………………………………………… ……

ABSTRACT……………………………………………………………………………XIV

XIII

…………… XII

…….XII

VI

X

………

CAPÍTULO 1. INTRODUCCIÓN………………………………………………………1

1.1 ANTECEDENTES………………………………………………………………6

1.2 JUSTIFICACIÓN………………………………………………………………10

1.3 HIPÓTESIS…………………………………………………………………….10

1.4 OBJETIVOS………………………… …………………………………

11

1.5 METODOLOGÍA……………………………………………………………

11

CAPÍTULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES…………………….13

2.1 SOCAVACIÓN…………………………………………………………………13

2.1.1 Generalidades…………………………………………………… 13

2.1.2 Socavación general…………………………………………….…14

2.1.3 Socavación transversal………………………………………… 15

2.1.4 Socavación en curvas.………………….…………………… 15

2.1.5 Socavación local…… ……………………………… ………….16

2.1.6 Socavación bajo tuberías……………… ………… ………… 16

2.2 ESTABILIDAD DE CAUCES…………………… ………………… …

…18

2.2.1 Antecedentes…………………………………………….……… 18

2.2.2 Grados de libertad……………………………………………… 19

2.2.3 Zonas típicas en los ríos…………………………………………19

2.2.4 Factores que influyen en la estabilidad de un río…………… 21

2.3 FLUJO EN CAUCES………………………………………………………….22

2.3.1 Clasificación del flujo…………………………………….……….22

2.3.2 Perfiles transversales de velocidad …………………………….25 2.3.2.1 Ley universal de velocidades………………………… 25

I

ÍNDICE GENERAL 2.3.3 Ecuación de la cantidad de movimiento ……………………… 2.3.4 Aplicación de la ecuación

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL 2.3.3 Ecuación de la cantidad de movimiento ……………………… 2.3.4 Aplicación de la ecuación

2.3.3 Ecuación de la cantidad de movimiento………………………

2.3.4 Aplicación de la ecuación de la cantidad de movimiento…….33

27

2.4 EMPUJE DINÁMICO DE UN FLUJO SOBRE UN CUERPO SUMERGIDO ……………………………………………………………………………… …37

2.4.1 Conceptos fundamentales…………………………………….…38 2.4.1.1 Resistencia o arrastre que un fluido en movimiento ejerce sobre un cuerpo sumergido……………………38

2.4.2 Empuje hidrodinámico sobre pilas de puente……………….…42

CAPÍTULO 3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL

EN CAUCES……………………………………………

….…45

3.1 CLASIFICACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES……………………………….…45

3.1.1. Recubrimientos marginales…………………………………….45

3.1.2. Criterios generales de diseño para recubrimientos

marginales…………………………………………………….…46

3.1.3. Tipos de recubrimientos marginales……………………… …46

3.1.3.1. Permeables…………………………………………… 46

3.1.3.2. Impermeables……………………………………… …48

3.1.3.4. Recubrimientos mixtos………………………………….51 3.1.4. Materiales utilizados como filtros para mejorar la protección marginal………………………….……………… …51

3.1.3.3. Semipermeables…………………………………

50

3.1.4.1. Materiales pétreos…………………………………… 51

3.1.4.2. Troncos, ramas y follaje……………………………… 52

3.1.4.3. Materiales geosintéticos…………………………… 53 3.1.4.3.1. Geotextiles…………………………………….53

3.1.4.3.2. Geomembranas…………………………… 54

3.1.4.3.3. Georedes…………………………………… 54

3.1.5. Técnicas de instalación con materiales mixtos………………56

3.1.5.1. Técnica 1. Recubrimiento con materiales pétreos, geotextil y enrocamiento……………………………….56

3.1.5.2. Técnica 2. Protección marginal con materiales

geosintéticos…………………………………………….57

3.1.5.3. Técnica 3. Protección marginal con geotextil y materiales prefabricados (tapetes articulados de

concreto)…………………………………………………59

II

ÍNDICE GENERAL 3.2 CASO DE E STUDIO………………………………………………………… 62 3.2.1.

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL 3.2 CASO DE E STUDIO………………………………………………………… 62 3.2.1.

3.2 CASO DE ESTUDIO………………………………………………………… 62

3.2.1. Comportamiento frente al flujo de una estructura de protección marginal (tapete conformado con llantas de desecho y concreto)…………………………………………………… 63

CAPÍTULO 4. MODELACIÓN FÍSICA……………………………………………

67

4.1 GENERALIDADES DE LA MODELACIÓN…………………………………67

4.1.1 Historia de la modelación hidráulica…………………………….68

4.1.2 Tipos de modelos…………………… ……….………………….69

4.1.3 Importancia de la modelación física…………………………….70

4.2 SELECCIÓN DE ESCALAS Y TIPOS DE RUGOSIDADES…………

71

4.2.1 Selección de escalas………………….………………………….71

4.2.2 Tipos de rugosidades…………………………………………….73

4.3 CONDICIONES DE SIMILITUD Y ANÁLISIS DIMENSIONAL…………

73

4.3.1 Condiciones de similitud………………………………………….73

4.3.2 Análisis dimensional………………………………………………77

4.4 INSTALACIÓN, EQUIPO DE MEDICIÓN E INSTRUMENTACIÓN….….84

4.4.1 Instalación.…….………………………………………………… 84

4.4.1.1 Canal de pendiente variable……………………………84

4.4.2 Equipo de medición….………………………………………… 85

4.4.2.1 Velocímetro Flow Tracker……………………………

85

4.4.2.2 Medidor Ultrasónico SonoLev 3000 TM ……………… 87

4.4.2.3 Software: Microsoft (Visual Basic NT)……………… 88

4.4.3 Instrumentación………………………………………………… 89

4.4.3.1 Soporte para sujeción del sensor del velocímetro

4.4.3.2 Riel para soportar el medidor ultrasónico…………….90

89

4.5 DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN DEL MODELO……………… ……………….91

4.5.1 Diseño del modelo……………………………………………… 91

4.5.1.1 Determinación de la escala de líneas y geometría de

III

ÍNDICE GENERAL 91 4.5.1.2 Análisis de opciones de escalas para el modelo …….94 la ll

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL 91 4.5.1.2 Análisis de opciones de escalas para el modelo …….94 la ll anta

91

4.5.1.2 Análisis de opciones de escalas para el modelo…….94

la llanta en el modelo…………………………………

4.5.2 Construcción del modelo………………………………………

95

4.5.2.1 Fabricación de molde en acero inoxidable………

…95

4.5.2.2 Fabricación de las llantas, a escala, con resina

poliéster y fibra de vidrio………………………

… …

96

4.5.2.3 Fabricación llanta-concreto…………………………

97

4.5.2.4 Cimbra y armado del tapete………………………… 100

4.5.2.5 Colado del tapete……………………………………

102

4.5.2.6 Acabado final…………………………………………

103

CAPÍTULO 5. ENSAYOS, ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE RESULTADOS EXPERIMENTALES……………………………………………… 105

5.1 ENSAYOS DEL MODELO FÍSICO………………………………………

105

5.1.1 Ensayos preliminares…………………………………………

106

5.1.1.1 Calibración (S0E0.1)………………………………… 106

5.1.1.2 Prueba de la metodología (S0E0.2)………………….107

5.1.1.2.1 Sistema de medición…………………… …108

5.1.1.2.2 Registro y procesamiento de datos para la determinación de la fuerza de arrastre……112

5.1.1.2.3 Determinación de la fuerza de arrastre (Prueba de la metodología)……………………………116

5.1.2 Ensayos de visualización de flujo…………………………… 122

5.1.2.1 Visualización con tinta y trazadores, Y= 50 cm, (S1E1.1)……………………………………………… 122

5.1.2.2 Visualización con tinta y trazadores, Y= 40 cm, (S1E1.2)……………………………………………… 122

5.1.3 Ensayos de evaluación del tapete;…………………………….123

5.1.3.1 Ensayos de evaluación con Qmáx.=208.36 l/s:

Y= 50cm, Y= 45cm, Y= 40cm; (S2E2.1), (S2E2.2), (S2E2.3) respectivamente……………………………124

5.1.3.2 Ensayos de evaluación con Qmed.=140.20 l/s:

Y= 50cm, Y= 40cm, Y= 35cm; (S3E3.1), (S3E3.2), (S3E3.3) respectivamente……………………………126

5.1.3.3 Ensayos de evaluación con Qmín.= 68.80 l/s:

Y= 50cm, Y= 40cm, Y= 35cm; (S4E4.1), (S4E4.2), (S4E4.3) respectivamente…………………… 127

5.1.3.4 Ensayo de velocidad de arrastre: Inicio de movimiento del tapete, (S5E5.1)………………………………… 128

IV

ÍNDICE GENERAL 5.2 ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS EXPERIMEN

ÍNDICE GENERAL

ÍNDICE GENERAL 5.2 ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS EXPERIMEN

5.2 ANÁLISIS E INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS EXPERIMENTALES…………………………………………………… ….129

5.2.1 Determinación de la fuerza de arrastre que induce en flujo sobre el tapete ………………………………………………

5.2.2 Cálculo de los coeficientes de arrastre………………

129

……131

5.2.2.1 Coeficiente de arrastre total………………………… 131

5.2.2.2 Coeficiente de arrastre por presión………………… 132

5.2.2.3 Coeficiente de arrastre por fricción………………… 133

5.2.2.4 Resultados del análisis de los coeficientes de arrastre total, por presión y por fricción……………………….134

CAPÍTULO 6. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES……………………143

6.1 CONCLUSIONES………………………………………………………

143

6.2 RECOMENDACIONES…………………………………………………… 144

BIBLIOGRAFÍA……………………………………………………………………….145

ANEXOS………………………………………………………………………………151

ANEXO 1.RESULTADOS DE LOS ENSAYOS DE EVALUACIÓN DEL TAPETE………………………………………………………………… ……….151

V

ÍNDICE DE TABLAS ÍNDICE DE TABLAS Tabla 4.1 Escalas lineales empleadas en modelos hidráulicos (Vergara,

ÍNDICE DE TABLAS

ÍNDICE DE TABLAS

ÍNDICE DE TABLAS ÍNDICE DE TABLAS Tabla 4.1 Escalas lineales empleadas en modelos hidráulicos (Vergara, 1993).

Tabla 4.1 Escalas lineales empleadas en modelos hidráulicos (Vergara, 1993). Tabla 4.2 Comparación de condiciones de similitud. Tabla 4.3 Variables que intervienen en el fenómeno. Tabla 4.4 Condiciones de similitud de escala y valores adoptados. Tabla 4.5 Geometría y parámetros hidráulicos a representar. Tabla 4.6 Análisis de opciones de escala para el modelo en función de la condición de similitud. Tabla 4.7 Propiedades geométricas y físicas del tapete en el modelo.

Tabla 5.1 Programa de ensayos del modelo físico. Tabla 5.2 Resultados de la calibración de la válvula. Tabla 5.3 Velocidad de arrastre a la que se inicia el desplazamiento del tapete. Tabla 5.4 Determinación de la fuerza de arrastre para las series 2,3 y 4. Tabla 5.5 Determinación de las velocidades medias (Vp), para las series 2,3 y 4. Tabla 5.6 Determinación de las velocidades medias (Vf), para las series 2,3 y 4. Tabla 5.7 Resumen de resultados de las series de evaluación y determinación de los coeficientes de arrastre total, por presión y por fricción, del tapete.

VI

ÍNDICE DE FIGURAS ÍNDICE DE FIGURAS Figura 1.1 Puente del ferrocarril destruido. Figura 1.2 Los

ÍNDICE DE FIGURAS

ÍNDICE DE FIGURAS

ÍNDICE DE FIGURAS ÍNDICE DE FIGURAS Figura 1.1 Puente del ferrocarril destruido. Figura 1.2 Los fuertes

Figura 1.1

Puente del ferrocarril destruido.

Figura 1.2

Los fuertes escurrimientos arrasaron con las vías de comunicación.

Figura 1.3

El 70% de la superficie de Villahermosa quedo inundado por el

Figura 1.4

desbordamiento de los ríos Carrizal, Mezcalapa y Grijalba. Panorama de la inundación en Tabasco.

Figura 1.5

Caído en el rio Grijalva.

Figura 1.6

Numerosos destrozos ocasionados.

Figura 1.7

Puente arrancado por la fuerza del flujo.

Figura 1.8

Figura 1.8 Inundaciones, siglo XX. Tomada de tesis grado de la

Figura 1.9

ENEP, Aragón, 2007. Inundaciones, transcurso del siglo XXI. Tomada de tesis de grado de la ENEP, Aragón, 2007.

Figura 1.10 Río entubado. Río la piedad, México, D.F. Figura 1.11 Rectificación del arroyo Aguadulcita, Agua Dulce. Figura 1.12 Bordo longitudinal sobre el río Santiago, Nay.

Figura 2.1

Socavación general. Tramo en la desembocadura del río Colorado.

Figura 2.2

Socavación transversal. Puente vehicular.

Figura 2.3

Socavación en la curva de un canal de riego visto hacia aguas

Figura 2.4

arriba. Socavación local en espigones. Proceso erosivo aguas abajo de

Figura 2.5

espigones y estribos de puentes (protecciones marginales). Socavación al pie de un vertedor. Modelo de fondo móvil para

Figura 2.6

simular los efectos de erosión. Grados de libertad de un río.

Figura 2.7

Zonas típicas en el desarrollo de un río. a) Zona montañosa.

Figura 2.8

Zonas típicas en el desarrollo de un río. b) Zona intermedia.

Figura 2.9

Zonas típicas en el desarrollo de un río. c) Zona de planicie.

Figura 2.10 Visualización de los flujos laminar, de transición y turbulento. Figura 2.11 Distribución de velocidades para flujo laminar y turbulento en una tubería circular. Figura 2.12 Distribución de velocidades en un flujo bidimensional a superficie libre. Figura 2.13 Distribución de velocidades en un conducto cilíndrico. Figura 2.14 Distribución de velocidades vertical y horizontal del sistema de

protección analizado. Figura 2.15 Perfil vertical de velocidad de flujo turbulento, tubo liso. Figura 2.16 Derivación de la ecuación de la continuidad de movimiento para un volumen de control. Figura 2.17 Ecuación de continuidad para una vena líquida.

VII

ÍNDICE DE FIGURAS Figura 2.18 Distribución de velocidades en una sección. Figura 2.19 Sección transversal

ÍNDICE DE FIGURAS

ÍNDICE DE FIGURAS Figura 2.18 Distribución de velocidades en una sección. Figura 2.19 Sección transversal de

Figura 2.18 Distribución de velocidades en una sección. Figura 2.19 Sección transversal de un río. Figura 2.20 Fuerzas inducidas por el flujo. Figura 2.21 Esquema general del empuje hidrodinámico sobre una pila de puente.

Figura 3.1

Protección marginal con pilotes y tablones de madera, Manual de

Figura 3.2

Ingeniería de ríos de Maza y García, 1996. Protección marginal con ramas y troncos, Memorias del Eight

Figura 3.3

Congress Inmigration and Drainage, Verna, 1972. Recubrimiento con enrocamiento y concreto, Manual de Ingeniería

Figura 3.4

de ríos de Maza y García, 1996. Recubrimiento de concreto o mampostería en forma vertical, Manual

Figura 3.5

de Ingeniería de ríos de Maza y García, 1996. Recubrimiento de concreto o mampostería en pequeños cauces,

Figura 3.6

Manual de Ingeniería de ríos de Maza y García, 1996. Protección con enrocamiento acomodado (sin concreto).

Figura 3.7

Colocación de enrocamiento apoyado sobre filtro de grava-arena.

Figura 3.8

Protección con membrana de zacate por franjas. Memorias del Eight

Figura 3.9

Congress Inmigration and Drainage, Verna, 1972. Productos geotextiles. Memorias del Simposio sobre Geosintéticos,

1990.

Figura 3.10 Membranas con diferente tipo de textura. Revista Land and Water,

1994.

Figura 3.11 Tipos de georedes. Memorias del Simposio sobre Geosintéticos,

1990.

Figura 3.12 Combinación de productos geosintéticos. Memorias del Simposio sobre Geosintéticos, 1990. Figura 3.13 Colocación de enrocamiento sobre un filtro geotextil. Memorias del Simposio sobre Geosintéticos, 1990. Figura 3.14 Dimensiones del recubrimiento del talud. Memorias del Simposio sobre Geosintéticos, 1990. Figura 3.15 Recubrimientos con geomembrana. Revista Land and Water, 1994. Figura 3.16 Sección transversal con características generales de la primera opción. Figura 3.17 Instalación recomendable de membrana flexible como recubrimiento marginal. Figura 3.18 Situación actual de la margen por recubrir (antes) e inicio de los trabajos (después). Revista Land and Water, 1994. Figura 3.19 Colocación del recubrimiento con geotextil y prefabricados blocks de concreto. Revista Hydro Review, febrero 1994. Figura 3.20 Acabado final del recubrimiento con material geotextil y block prefabricado. Revista Hydro Review, febrero 1994.

VIII

ÍNDICE DE FIGURAS Figura 4.1 Proyección lineal del sistema modelo-prototipo Figura 4.2 Diagrama de conversión

ÍNDICE DE FIGURAS

ÍNDICE DE FIGURAS Figura 4.1 Proyección lineal del sistema modelo-prototipo Figura 4.2 Diagrama de conversión

Figura 4.1

Proyección lineal del sistema modelo-prototipo

Figura 4.2

Diagrama de conversión analógica- digital.

Figura 4.3

Visualización del tirante y la velocidad promedios, procesados e

Figura 4.4

interpretados por el programa Visual Basic. Dimensiones de la llanta, vistas y corte transversal, en prototipo.

Figura 4.5

Dimensiones de la llanta, vistas y corte transversal, en el modelo.

Figura 4.6

Dimensiones de la pieza que conformará el tapete en el modelo.

Figura 4.7

Dimensiones, vista frontal y lateral, del tapete en el modelo.

Figura 5.1

Sistema de medición con el FlowTracker™, y SonoLev 3000™.

Figura 5.2

Tomada de (Salgado, 2009). Circuito de adaptación, de corriente a voltaje.

Figura 5.3

Programa desarrollado en el software de Visual Basic.

Figura 5.4

Valores de velocidad (tomados durante 10 segundos), de los cuales

Figura 5.5

se debe calcular el valor promedio. Valores del tirante (tomados durante 10 segundos), de los cuales se

Figura 5.6

debe calcular el valor promedio. Retícula de medición de velocidades en las secciones aguas arriba

Figura 5.7

y aguas abajo del cilindro de prueba. Coeficientes de arrastre total para cuerpos bidimensionales.

Figura 5.8

Esquema de aplicación de las fuerzas en las fronteras del tapete.

IX

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS Fotografía 3.1 Tapete articulado a escala construido con llantas

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS Fotografía 3.1 Tapete articulado a escala construido con llantas

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS

Fotografía 3.1

Tapete articulado a escala construido con llantas fabricadas en

Fotografía 3.2

molde y llenas de concreto. Laboratorio de hidráulica, Enzo Levi, ubicado en Jiutepec, Morelos, 2009. Visualización del flujo por encima del tapete.

Fotografía 3.3

Visualización del flujo por encima del tapete.

Fotografía 3.4

Medición de velocidades y tirantes antes y después del tapete.

Fotografía 3.5

Fotografía de un tiradero de llantas de desecho. Jiutepec,

Fotografía 3.6

Morelos. Fotografía de la función del concreto como material de relleno.

Fotografía 3.7

Lab. de Hidráulica del IMTA, en Jiutepec, Morelos. Cable de polipropileno utilizado en la unión de bloques de

Fotografía 4.1

concreto que forman parte de la protección marginal con prefabricados. Tomada en la obra de toma “el macayo” sobre el río carrizal en Villahermosa, Tabasco.

Fotografía 4.2

Canal de pendiente variable del laboratorio Enzo Levi del IMTA. Flow Tracker (medidor de velocidades)

Fotografía 4.3

Medidor Ultrasónico SonoLev 3000TM

Fotografía 4.4

Sistema de medición, empleado el programa Visual Basic.

Fotografía 4.5

Soporte para sujeción del sensor del Flow Tracker (velocímetro).

Fotografía 4.6

Riel prefabricado para soportar el medidor ultrasónico y el

Fotografía 4.7

sensor de velocidades Flow Tracker. Molde en acero inoxidable para fabricación de llantas con resina

Fotografía 4.8

poliester y fibra de vidrio. Fabricación de llantas, a escala, en resina poliester y fibra de

Fotografía 4.9

vidrio. Terminado de la llanta en prototipo, con un peso de 73kg.

Fotografía 4.10 Muestra de la llanta en el modelo con un peso de 679.4g. Fotografía 4.11 Peso de la placa, de 176.5g. Fotografía 4.12 Colocación de la placa al centro de la llanta. Fotografía 4.13 Pruebas para obtener la dosificación de la mezcla. Fotografía 4.14 Peso de la llanta de 692.02g con un porcentaje de tolerancia del

. Fotografía 4.15 Elementos individuales para cimbra. Fotografía 4.16 Cimbrado del tapete. Fotografía 4.17 Preparación de la mezcla. Fotografía 4.18 Colocación del concreto.

2%

X

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS Fotografía 4.19 Terminado de la llanta. Fotografía 4.20 Terminado del tapete. Fotografía

ÍNDICE DE FOTOGRAFÍAS

Fotografía 4.19 Terminado de la llanta. Fotografía 4.20 Terminado del tapete.

de la llanta. Fotografía 4.20 Terminado del tapete. Fotografía 4.21 Acabado final del tapete articulado con

Fotografía 4.21 Acabado final del tapete articulado con llantas llenas de concreto, en el modelo.

Fotografía 5.1

Dispositivo de control de la compuerta.de flujo.

Fotografía 5.2

Válvula de control.

Fotografía 5.3

Compuerta de control del canal de pendiente variable.

Fotografía 5.4

Colocación del cilindro para verificar la metodología aplicada al

Fotografía 5.5

estudio. Vista del cilindro de prueba en el interior del flujo y al centro del

Fotografía 5.6

canal. Medición de velocidades aguas arriba y aguas abajo del cilindro,

Fotografía 5.7

empleando el Flow Tracker ADV manual, para medición de velocidad y gasto. Visualización del flujo con tinta de azul de metileno. Se aprecia

Fotografía 5.8

el efecto del tapete sobre el flujo. Visualización del flujo con trazadores. Se aprecia el efecto del

Fotografía 5.9

tapete sobre el flujo. Visualización del flujo con tinta de azul de metileno. Se aprecia

el efecto del tapete sobre el flujo. Fotografía 5.10 Visualización del flujo con trazadores. Se aprecia el efecto del tapete sobre el flujo. Fotografía 5.11 Medición de velocidades y tirantes aguas arriba del tapete. Fotografía 5.12 Medición de velocidades y tirantes aguas abajo del tapete. Fotografía 5.13 Vista general de los ensayos S2E2.1, S2E2.2 y S2E2.3. Fotografía 5.14 Prueba de velocidad crítica de arrastre del tapete.

Fotografía 5.15 Condición de inicio la de falla del tapete. Fotografía 5.16 Instante de la lectura de la velocidad crítica. Fotografía 5.17 Valor de la velocidad crítica en la pantalla del Flow Tracker.

XI

ÍNDICE DE GRÁFICAS ÍNDICE DE GRÁFICAS Gráfica 5.1 Curva representativa de la calibración Gráfica 5.2

ÍNDICE DE GRÁFICAS

ÍNDICE DE GRÁFICAS ÍNDICE DE GRÁFICAS Gráfica 5.1 Curva representativa de la calibración Gráfica 5.2

ÍNDICE DE GRÁFICAS

Gráfica 5.1

Curva representativa de la calibración

Gráfica 5.2

Perfiles vertical y horizontal de velocidades medio, 73cm aguas

Gráfica 5.3

arriba del cilindro de prueba. Perfiles de velocidades medido, 5cm aguas abajo del cilindro de

Gráfica 5.4

prueba. Perfil de velocidades medido, 10cm aguas abajo del cilindro de

Gráfica 5.5

prueba. Perfil de velocidades medido 73cm aguas arriba del tapete para la

Gráfica 5.6

para el ensayo S2E2.1. Perfil de velocidades medido 5cm aguas abajo del tapete para el

Gráfica 5.7

ensayo S2E2.1. Fuerza de arrastre contra velocidad media, para las series 2,3 y 4.

Gráfica 5.8

Fuerza de arrastre contra Número de Reynolds, para las series 2,3

Gráfica 5.9

y 4. Efecto de la longitud de una placa en el coeficiente de arrastre total,

para Re = 68,000 a 170,000. Tomado y adaptado de la referencia. Gráfica 5.10 Resultados para las fuerzas de arrastre total por serie. Gráfica 5.11 Resultados para el coeficiente de arrastre total por serie.

Gráfica 5.12 Resultados para el coeficiente de arrastre total para las series 2,3 y

4.

Gráfica 5.13 Resultados para el coeficiente de arrastre total para las series 2,3 y

4, ajustada a dos curvas representativas del comportamiento observado. Gráfica 5.14 Gráfica envolvente de resultados para el coeficiente de arrastre total para la prueba completa. Gráfica 5.15 Resultados para el coeficiente de arrastre de fricción por serie. Gráfica 5.16 Resultados para el coeficiente de arrastre de fricción para toda la muestra. Gráfica 5.17 Resultados para el coeficiente de arrastre de fricción para la prueba completa, ajustada a dos curvas representativas del comportamiento observado. Gráfica 5.18 Envolvente de resultados para el coeficiente de arrastre de fricción para toda la muestra.

XII

RESUMEN RESUMEN Sin lugar a duda, el agua es un recurso vital en el desarrollo

RESUMEN

RESUMEN

RESUMEN RESUMEN Sin lugar a duda, el agua es un recurso vital en el desarrollo de

Sin lugar a duda, el agua es un recurso vital en el desarrollo de cualquier sociedad, ya que de la existencia y disponibilidad de ésta, le permite realizar sus actividades cotidianas a través de diferentes usos (industrial, irrigación, consumo humano, generación de energía eléctrica, saneamiento, etc.); es un bien universal, un bien comerciable y para algunos grupos es asunto de seguridad nacional.

La cantidad disponible de agua presenta dos escenarios críticos: cuando se tiene en poca cantidad y, cuando se tiene más de la requerida. Esto último, aplicado a los ríos de nuestro país, se observa cuando se presentan avenidas extraordinarias con altas velocidades de flujo que provoca la falla de las márgenes de los ríos y, en consecuencia, se tienen inundaciones en las zonas y poblaciones cercanas a ellos; generando graves problemas de tipo social, económicos, de salud pública y alteración al medio ambiente. Este conjunto de problemas se puede disminuir mediante la implementación de sistemas de protección marginal, que eviten la erosión de los taludes de los ríos con el objetivo de contener el agua dentro del cauce, disminuyendo así el riesgo de inundaciones. Sin embargo, se considera que estos sistemas tienen una desventaja que es su alto costo y la mayoría de procedencia extranjera, por lo cual no se utilizan de forma masiva en nuestro país.

En la presente tesis se realiza una propuesta a los sistemas actuales de protección marginal en cauces naturales, mediante una estructura conformada por llantas de desecho y concreto, cuya estabilidad frente al flujo es adecuada; esto último, resultado de la revisión del estudio en modelo reducido. Los resultados obtenidos son aceptables y consistentes.

XIII

ABSTRAC ABSTRACT Without place to doubt, the water is a vital resource in developing of

ABSTRAC

ABSTRACT

ABSTRAC ABSTRACT Without place to doubt, the water is a vital resource in developing of any

Without place to doubt, the water is a vital resource in developing of any society, because of his existence and availability of it, let us realize our daily activities, in several uses (industry, irrigation, human consumption, generation of electrical energy, cleaning, etc.); it is an universal good, a trade good and for some people is an issue of national security.

The available quantity of water presents two critical scenarios: when one has water in low quantity and when one has water more than its required, this last, applied to the rivers of our country, it is observed when are present extraordinary storm, with high velocities of water flow that could cause a fail of bank rivers and so, floods are present in zones and tows adjacent to them; generating problems serious of social type, economical, of public health and alteration environmental. These problems could be reduced trough the implementation of bank protection systems that avoiding the erosion of the banks rivers, reducing in this way the flood risk. This system has a big disadvantage that is his high cost, it is considered and most of them are from another countries, so these are not used in great way in our country.

In this thesis is realized a proposal to actual systems of bank protection in natural river bed, trough an structure formed by used tire and concrete, that present an suitable stability front the water flow; this is a result of his study in reduced model. The results obtained were acceptable and consistents.

XIV

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN El “desarrollo” de los países conlleva a satisfacer las

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO 1

INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN CAPÍTULO 1 INTRODUCCIÓN El “desarrollo” de los países conlleva a satisfacer las

El “desarrollo” de los países conlleva a satisfacer las necesidades de su población, sumado al excesivo consumismo ha provocado un problema ambiental severo; un aumento en la temperatura media global, ya que a mayor cantidad de gases de invernadero implica mayor cantidad de calor atrapada; la afirmación anterior es la hipótesis del cambio climático. Reflejándose éste, en los diversos cambios físicos de la tierra como son: el incremento en la temperatura, el deshielo de los polos, el incremento en los niveles del mar y una mayor frecuencia de fenómenos hidrometeorológicos extremos como son las inundaciones.

Es importante mencionar que las inundaciones son consideradas como la causa principal de desastres naturales en el mundo, debido al gran número de pérdidas humanas, perturbaciones sociales y económicas y alteración al medio ambiente.

En México, todos los años se producen inundaciones en las planicies de sus grandes ríos, derivadas de los desbordamientos de estos. La causa principal es la pérdida de la capacidad hidráulica de sus cauces, una vez que dejan las zonas de sierras y se adentran en las planicies.

De acuerdo con el glosario internacional de hidrología (OMM/ UNESCO, 1974), la definición oficial de inundación es: “el aumento del agua por arriba del nivel normal del cauce”.

Otra definición de inundación es: “aquel evento que debido a la precipitación, oleaje, marea de tormenta, o falla de alguna estructura hidráulica provoca un incremento en el nivel de la superficie libre del agua de los ríos o del mar mismo, generando la penetración de agua donde usualmente no la hay y, en consecuencia, produce daños a la población, agricultura, ganadería e infraestructura”. (Salas y Jiménez, 2007)

Afortunadamente las inundaciones por insuficiencia de obras de almacenamiento y control han sido poco frecuentes, pero en 1976, el huracán Liza produjo lluvias extraordinarias que hizo fallar uno de los bordos del arroyo el Cajoncito, en la Paz, Baja California Sur; en 1973, la falla de la presa el Conejo provoco una fuerte inundación en la zona del Bajío; En 1998, en Chiapas, se vivió las inundaciones más catastróficas; en el 2003, la falta de mantenimiento y a la conclusión de su vida útil propició la falla de la presa Dolores en San Luis Potosí y de la presa el Capulín en Zacatecas; en el 2007, Villahermosa, tabasco, se vio afectada por inundaciones ocasionadas por la obstrucción del Río Grijalva.

1

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN En las figuras 1.1 a 1.7, se presentan algunas imágenes de las

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN En las figuras 1.1 a 1.7, se presentan algunas imágenes de las inundaciones

En las figuras 1.1 a 1.7, se presentan algunas imágenes de las inundaciones antes mencionadas, que muestran las evidencias de los desastres que ocasionan a su paso por la presencia de avenidas extraordinarias:

a su paso por la presencia de avenidas extraordinarias: Figura 1.1. Puente del ferrocarril destruido, Chiapas,

Figura 1.1. Puente del ferrocarril destruido, Chiapas, 2007.

1.1. Puente del ferrocarril destruido, Chiapas, 2007. Figura 1.2. Los fuertes escurrimientos arrasaron con las

Figura 1.2. Los fuertes escurrimientos arrasaron con las vías de comunicación, Chiapas, 2007.

2

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.3. El 70% de la superficie de Villahermosa quedo inundado por

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.3. El 70% de la superficie de Villahermosa quedo inundado por el
CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.3. El 70% de la superficie de Villahermosa quedo inundado por el

Figura 1.3. El 70% de la superficie de Villahermosa quedo inundado

por el

desbordamiento de los ríos Carrizal, Mezcalapa y Grijalba, 2007.

de los ríos Carrizal, Mezcalapa y Grijalba, 2007. Figura 1.4. Panorama de la inundación en Tabasco,

Figura 1.4. Panorama de la inundación en Tabasco, 2007.

3

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.5. Caído en el rio Grijalva, 2007. Figura 1.6. Numerosos destrozos

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.5. Caído en el rio Grijalva, 2007. Figura 1.6. Numerosos destrozos ocasionados,
CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.5. Caído en el rio Grijalva, 2007. Figura 1.6. Numerosos destrozos ocasionados,

Figura 1.5. Caído en el rio Grijalva, 2007.

1. INTRODUCCIÓN Figura 1.5. Caído en el rio Grijalva, 2007. Figura 1.6. Numerosos destrozos ocasionados, 2007.

Figura 1.6. Numerosos destrozos ocasionados, 2007.

4

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.7. Puente arrancado por la fuerza del flujo, 2007. A grandes

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.7. Puente arrancado por la fuerza del flujo, 2007. A grandes rasgos
CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.7. Puente arrancado por la fuerza del flujo, 2007. A grandes rasgos

Figura 1.7. Puente arrancado por la fuerza del flujo, 2007.

A grandes rasgos se han mostrado los impactos que pueden llegar a ocasionar las avenidas en los cauces, de forma tal que es importante considerar su estudio y con base en él, poder proporcionar alternativas preventivas como la implementación de obras de protección y control de cauces, que permitan disminuir los devastadores efectos ocasionados por inundaciones.

Otra forma de visualizar la problemática constante de las inundaciones es gráficamente. A continuación se presenta la cronológica de éstas en México, para los siglos XX y XXI. Se observa una tendencia al incremento de las inundaciones.

Se observa una tendencia al incremento de las inundaciones. Figura 1.8. Inundaciones, siglo XX. Tesis de

Figura 1.8. Inundaciones, siglo XX. Tesis de grado de la ENEP Aragón, 2007.

siglo XX. Tesis de grado de la ENEP Aragón, 2007. Figura 1.9. Inundaciones, siglo XXI. Tesis

Figura 1.9. Inundaciones, siglo XXI. Tesis de grado de la ENEP Aragón, 2007.

5

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Por todo lo anterior, es indispensable y necesario emprender acciones en contra

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Por todo lo anterior, es indispensable y necesario emprender acciones en contra de

Por todo lo anterior, es indispensable y necesario emprender acciones en contra de los factores que ocasionan las inundaciones, lo cual es primordial para cualquier país.

El presente trabajo se basa en el estudio de un modelo físico de una estructura de protección marginal conformada con llantas de desecho y concreto; en éste, se diseña y se analiza su estabilidad frente al flujo. Su aplicación podrá contribuir a resolver parte de la problemática que generan las inundaciones.

La presente tesis se integra por seis capítulos, su bibliografía y anexos. En el capítulo 1 (Introducción), se presenta una introducción, antecedentes, justificación, objetivos, hipótesis y su metodología.

En el capítulo 2 (Variables y parámetros hidráulicos que intervienen en el flujo en cauces), se presentan las propiedades físicas del agua, socavación, estabilidad de cauces, flujo en cauces y empuje dinámico de un flujo sobre un cuerpo sumergido. El capitulo 3 (Estructuras y Técnicas de protección marginal en cauces), trata sobre una clasificación de las estructuras y técnicas de protección marginal en cauces y se presenta la propuesta de una estructura de protección marginal (tapete articulado con llantas de desecho llenas de concreto).

En el capítulo 4 (Modelación Física), se presenta: generalidades de la modelación física, condiciones de similitud y análisis dimensional, instalación equipo e instrumentación y diseño y construcción del modelo. El capitulo 5 (Ensayos, análisis e interpretación de resultados experimentales), se presentan y describen todos los ensayos realizados, tales como: ensayos preliminares, ensayos de visualización de flujo, ensayos de evaluación, para terminar con el análisis e interpretación de resultados. El capitulo 6 (Conclusiones y Recomendaciones), presenta a las conclusiones y recomendaciones derivadas de la presente tesis.

Por último se presenta la Bibliografía consultada para el desarrollo de la tesis y sus anexos.

1.1 ANTECEDENTES

Los principales factores que intervienen en la ocurrencia de las inundaciones son:

el desarrollo de asentamientos humanos en zonas cercanas a los cuerpos de agua; la deforestación y la erosión; el incremento de las llanuras de inundación y el cambio en los usos de suelo. Lo anterior provoca que el volumen de agua retenido en la parte alta de las cuencas sea menor, escurriendo más rápido hacia

6

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN la llanura, por lo que la respuesta de las autoridades y la

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN la llanura, por lo que la respuesta de las autoridades y la población

la llanura, por lo que la respuesta de las autoridades y la población se ve comprometida, y en consecuencia, las inundaciones son más frecuentes y severas (Salas y Jiménez, 2007).

De acuerdo a su origen, los principales tipos de inundación son: Inundaciones pluviales, fluviales, costeras, e Inundaciones por falla de infraestructura hidráulica.

Las Inundaciones por falla de infraestructura hidráulica (bordos y presas para el control de avenidas), son debidas a la insuficiente capacidad de las obras destinadas para la protección y control, mala planeación o construcción de las mismas; esto provoca daños más severos, que si no existieran dichas estructuras.

Las fallas en su funcionamiento hidráulico de este tipo de inundaciones se deben a tres factores importantes:

1. Diseño escaso; es decir, por la falta de información hidrológica o climatológica en la cuenca que afecta la región; el empleo de criterios o metodologías inapropiadas para el diseño de las obras. 2. Mala operación; principalmente en el control, se vierte una cantidad de agua mayor a la que puede conducir el cauce aguas abajo, con lo que se provoca el desbordamiento del río y, por lo tanto se presenta una inundación. 3. Falta de mantenimiento o término de la vida útil de la obra: este es el caso de muchas obras pequeñas, principalmente bordos de protección y algunas presas de principios del siglo pasado.

Las medidas que contribuyen a evitar o disminuir las inundaciones, pueden ser de dos tipos: medidas estructurales (construcción de obras), o bien medidas no estructurales (indirectas o institucionales). La presente tesis, aborda las medidas estructurales, en estas se encuentra cualquier infraestructura hidráulica. El objetivo de estas acciones se puede conseguir de dos formas: una, mantener el agua dentro del río; otra, evitar que el agua que ha salido de los cauces alcance poblaciones o zonas importantes de interés.

De acuerdo a lo anterior, es necesario identificar y diferenciar la infraestructura hidráulica que se emplea para el control de inundaciones. Para ello, (Salas y Jiménez, 2007), las clasifica según su función en:

Obras de regulación: interceptan el agua que escurre por los cauces, para almacenarla en un área previamente seleccionada y, posteriormente descargarla en forma controlada, sin provocar o minimizando las inundaciones aguas abajo; y son: las presas de almacenamiento, las presas reguladoras, etcétera.

7

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Obras de rectificación: su función es facilitar la conducción rápida del agua

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Obras de rectificación: su función es facilitar la conducción rápida del agua por

Obras de rectificación: su función es facilitar la conducción rápida del agua por su cauce, dragando los ríos para conservar o incrementar su capacidad; la rectificación de los cauces puede ser a través de su revestimiento o entubamiento, figuras 1.10 y 1.11.

de su revestimiento o entubamiento, figuras 1.10 y 1.11. Figura 1.10. Río entubado. Río la piedad,

Figura 1.10. Río entubado. Río la piedad, México, D.F, 1992. En 1952 termina su construcción.

México, D.F, 1992. En 1952 termina su construcción. Fig. 1.11. Rectificación del arroyo Aguadulcita, Agua

Fig. 1.11. Rectificación del arroyo Aguadulcita, Agua Dulce, Veracruz.

Obras de protección: confinan el agua dentro del cauce del río (bordos longitudinales a lo largo del río, figura 1.12, o bien evitan que la inundación alcance poblaciones o zonas de importancia (bordos perimetrales).

Mientras que, (CNA-IMTA, 2000), clasifica las medidas estructurales en tres grandes grupos, que a continuación se describen:

8

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.12. Bordo longitudinal sobre el río Santiago, Nayarit. Bordos: son estructuras

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.12. Bordo longitudinal sobre el río Santiago, Nayarit. Bordos: son estructuras de
CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN Figura 1.12. Bordo longitudinal sobre el río Santiago, Nayarit. Bordos: son estructuras de

Figura 1.12. Bordo longitudinal sobre el río Santiago, Nayarit.

Bordos: son estructuras de tierra que se construyen a lo largo de los ríos; formando cauces artificiales que confinan el escurrimiento que sobresale de sus márgenes naturales durante avenidas. Estos son las estructuras más antiguas de obras de control y protección de ríos, y se encuentran entre las más usadas y económicas.

Presas para el control de avenidas: las presas son estructuras que se interponen sobre un río para retener el agua, formando un embalse; para que posteriormente se utilice de manera adecuada y conveniente.

Técnicas y Estructuras de protección marginal en cauces naturales (ríos):

este tipo de infraestructura se fabrica principalmente para solucionar los problemas relacionados con los ríos de planicie. En estos ríos existen los mayores problemas de erosión marginal, donde el cauce está formado por materiales aluviales.

Las obras más comunes para proteger las márgenes de los cauces son los recubrimientos marginales, muros y diques longitudinales. Los recubrimientos marginales son obras que se construyen sobre el talud y a lo largo de un río o canal con el objeto de evitar el contacto directo de la corriente con el material de la margen, disminuyendo el efecto erosivo de la corriente.

9

1.2 JUSTIFICACIÓN CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN La presencia de avenidas extraordinarias con velocidades de flujo altas,

1.2 JUSTIFICACIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

1.2 JUSTIFICACIÓN CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN La presencia de avenidas extraordinarias con velocidades de flujo altas,

La presencia de avenidas extraordinarias con velocidades de flujo altas, propicia el desbordamiento de los ríos generando extensas inundaciones en áreas agrícolas, centros de población, zonas industriales, entre otras áreas de importancia. Por lo que, son enormes las pérdidas humanas, materiales, económicas y alteración al medio ambiente, que se tienen año con año en nuestro país.

Existen en el mercado una gran variedad de procedimientos y tecnologías para la protección y control de cauces: recubrimientos con prefabricados y geotextiles, nacionales algunos, de procedencia extranjera otros, que se han utilizado, “sin problema alguno”, en los últimos años en nuestro país. Sin embargo, se considera que tienen una desventaja, es su alto costo; razón por la cual no se utilizan en forma masiva, y como consecuencia, no se cumplen los objetivos planteados, es decir, reducir los diversos y severos daños a consecuencia de las inundaciones.

Por otro lado, en la actualidad se registra un volumen creciente en la disposición final de llantas de desecho a nivel mundial; México, no es la excepción. Esto representa graves problemas de tipo social, ambiental y de salud pública. No obstante, estas llantas de desecho son perfectamente reutilizables en múltiples áreas de la ingeniería civil como señalamiento de los costados de carretera, elementos de contención, rompeolas, para la construcción de rellenos sanitarios, en la estabilidad de taludes y como protección de las márgenes de los ríos.

En este sentido, el presente trabajo se justifica ampliamente: por aprovechar en un segundo uso este material de desecho, desde el punto de vista social, económico y de salud pública.

1.3 HIPÓTESIS

Mantener los cauces de los ríos en equilibrio protegiéndolos de la erosión hidráulica mediante la implementación de recubrimientos marginales, disminuye el riesgo de que se presente una inundación, por lo que el beneficio es amplio y se refleja directamente en las poblaciones y áreas cercanas a los ríos.

Con base en lo anterior, la hipótesis de la presente tesis es:

10

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN “ A través de la experimentación en un modelo físico, es factible

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1. INTRODUCCIÓN “ A través de la experimentación en un modelo físico, es factible diseñar

A través de la experimentación en un modelo físico, es factible diseñar y determinar la estabilidad frente al flujo de un recubrimiento marginal conformado por llantas de desecho y concreto para protección de cauces naturales”

1.4 OBJETIVOS

Los objetivos que se pretenden alcanzar en la presente tesis son los siguientes:

1.

Realizar una recopilación de las técnicas y estructuras de protección marginal en cauces; en especial el sistema con geotextiles y prefabricados.

2.

Comprobar la hipótesis a través de la experimentación de un modelo hidráulico, el cual fue ensayado en el canal de pendiente variable del Laboratorio de Hidráulica, Enzo Levi, del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), ubicado en Jiutepec, Morelos.

3.

Revisar la estabilidad frente al flujo del tapete articulado conformado por llantas de desecho y concreto. Así como determinar los coeficientes de arrastre total, por presión y por fricción.

4.

Caracterizar el tapete articulado con parámetros hidráulicos: fuerzas, coeficientes y velocidad de arrastre.

1.5

METODOLOGÍA

Para comprobar la hipótesis planteada, se formuló la siguiente metodología:

1. Recopilación de información especializada del tema en estudio, revisión de la misma y clasificación de bibliografía.

2. Evaluación, revisión y preparación de las instalaciones, instrumentación y equipo de medición que se utilizó en el modelo físico.

3. Diseño y construcción del modelo físico del tapete articulado constituido de llantas de desecho y concreto.

4. Calibración y desarrollo de ensayos en el modelo físico.

5. Procesamiento y análisis de los resultados experimentales.

6. Elaboración de conclusiones de la parte experimental.

7. Redacción de la tesis.

11

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES CAPÍTULO 2

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

CAPÍTULO 2

QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES CAPÍTULO 2 VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN

VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

2.1 SOCAVACIÓN

2.1.1 Generalidades

En los últimos años en nuestro país se han presentado grandes desastres naturales, debidos a los problemas de erosión del suelo, flujo de lodos y material grueso arrastrado por avenidas extraordinarias. En su mayoría, estos problemas son provocados por la mala planeación, diseño o construcción de las obras y por los asentamientos cercanos al área de influencia de del cauce de los ríos. Para un buen diseño de obras hidráulicas es necesario evaluar la socavación que pueda afectar sus estructuras. En la solución de este problema, es indispensable considerar la experiencia y juicio de los especialistas en hidráulica y el análisis extenso de los casos de falla que se han presentado.

Por lo general, el cauce de los ríos se forma con el efecto de las avenidas ordinarias de duración considerable. Cuando en ancho del cauce se reduce, por una obra o por un proceso natural el fondo tiende a erosionarse. Si se incrementa la pendiente al rectificar el cauce, se genera una socavación local. Si los cambios de dirección se fijan en algún punto, es posible que se aceleren en otro. En mayor o menor grado, todas las secciones y tramos de un río se encuentran sujetas a un proceso de erosión o sedimentación en la presencia de agua.

Se considera que una sección de un río está en equilibrio si los perfiles medios de fondo y las márgenes no cambian. Se tiene erosión si la elevación del fondo del cauce decrece o al menos una margen se desplaza hacia afuera del cauce original

En hidráulica fluvial se dice que el río se encuentra en equilibrio siempre que la profundidad media, el ancho medio y la pendiente media permanecen sin cambios importantes.

Estos procesos ocurren en forma natural y dependen de las pendientes, régimen de los gastos y de los sedimentos que acarrean y son parte de la erosión y

sedimentación que ocurre

en

la

corteza terrestre.

13

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Las necesidades

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Las necesidades de la actividad humana modifican estos

Las necesidades de la actividad humana modifican estos procesos, mediante

obras y construcciones que afectan al cauce; las alteraciones pueden ser locales, el caso de una pila de puente, o puede incluir varios kilómetros, es el caso de una presa cuya afectación es tanto aguas arriba como aguas debajo de

la cortina.

Así que para garantizar un funcionamiento adecuado de una obra que se construye sobre el cauce de un río es importante estimar anticipadamente el proceso de erosión o sedimentación, ya sea en forma cualitativa o cuantitativa, y con esta base reducir o nulificar su efecto por medio de la construcción de obras de protección o modificaciones de diseño adecuadas.

A continuación se describen los tipos de socavación más importantes que se

consideran en los estudios:

2.1.2 Socavación general

Esta consiste en una disminución generalizada del nivel del fondo como consecuencia del incremento de la capacidad del flujo para transportar material durante las avenidas, ver figura 2.1. También es provocada por al desequilibrio ocasionado por la diferencia de la capacidad de transporte entre dos secciones consecuentes que definen a un tramo; aquí las erosiones tienen lugar cuando el volumen del sedimento que sale por la sección de aguas abajo en un cierto periodo es mayor que el que entra al tramo por la sección aguas arriba en el mismo periodo. Este fenómeno es un proceso natural que puede ocurrir a todo lo largo del rio y no es provocado por factores humanos.

lo largo del rio y no es provocado por factores humanos. Figura 2.1. Socavación general. Tramo

Figura 2.1. Socavación general. Tramo en la desembocadura del río Colorado.

14

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES 2.1.3 Socavación

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

2.1.3 Socavación transversal

EN EL FLUJO DE CAUCES 2.1.3 Socavación transversal La reducción del ancho de la sección de

La reducción del ancho de la sección de un cauce ocasionada en forma natural o como consecuencia de una obra civil, es compensada con un incremento en la profundidad hasta el punto en el cual se alcanza la capacidad necesaria en la sección; este incremento de la profundidad del cauce se conoce como socavación transversal, ver figura 2.2.

se conoce como socavación transversal, ver figura 2.2. Figura 2.2. Socavación transversal. Puente vehicular.

Figura 2.2. Socavación transversal. Puente vehicular.

2.1.4 Socavación en curvas

Se genera en el fondo cercano al lado cóncavo de la curva o talud exterior debido al flujo helicoidal que se forma cuando el río cambia de dirección, ver figura 2.3. Esto se debe a la sobreelevación del nivel del agua en esta zona producida por la fuerza centrífuga. Aun cuando no sea inducida por el hombre, debe tomarse en cuenta que puede incrementarse al proteger, con enrocamientos o protecciones marginales, las curvas para estabilizar sus márgenes.

Generalmente la profundidad máxima se observa en el tramo de la mitad de la curva hacia aguas abajo; sin embargo y por su posición, depende de la dirección del flujo a la entrada y su trayectoria a lo largo de la curva. Para problemas prácticos se considera que puede existir en cualquier sección de la curva.

15

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.3.

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.3. Socavación en la curva de un
HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.3. Socavación en la curva de un

Figura 2.3. Socavación en la curva de un canal de riego visto hacia aguas arriba.

2.1.5 Socavación local

Se presenta al pie de las estructuras interpuestas a las corrientes, sumergidas o que emergen de la superficie del agua, como resultado de la deflexión de las líneas de flujo, la turbulencia y la vorticidad provocada por la presencia del obstáculo. Como ejemplo se tienen pilas, estribos, espigones, etcétera. Esta clase de erosión puede manifestarse en dos tipos de estructuras; en las rodeadas por el flujo, como es el caso de las pilas de un puente, y en estructuras pegadas a la margen, como en el caso de estribos, espigones y recubrimientos marginales, ver figuras 2.4 y 2.5.

2.1.6 Socavación bajo tuberías

Se produce en tuberías sumergidas debido a la turbulencia generada por el flujo alrededor de un tubo cuando éste se encuentra al descubierto en el fondo del cauce. Además de la socavación bajo la tubería, se produce erosión aguas abajo de ella.

La socavación general, la transversal y la socavación en curvas pueden ser producidas por la naturaleza sin la necesidad de la existencia en el cauce de estructuras construidas por el hombre. Las otras, incluso la socavación transversal son consecuencia de obras que afectan la estabilidad del cauce.

16

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.4.

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.4. Socavación local en espigones. Proceso erosivo
HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Figura 2.4. Socavación local en espigones. Proceso erosivo

Figura 2.4. Socavación local en espigones. Proceso erosivo aguas abajo de espigones y estribos de puentes (protecciones marginales).

espigones y estribos de puentes (protecciones marginales). Figura 2.5. Socavación al pie de un vertedor. Modelo

Figura 2.5. Socavación al pie de un vertedor. Modelo de fondo móvil para simular los efectos de erosión.

(Salgado, 2000)

17

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES 2.2 ESTABILIDAD

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

2.2 ESTABILIDAD DE CAUCES

2.2.1 Antecedentes

FLUJO DE CAUCES 2.2 ESTABILIDAD DE CAUCES 2.2.1 Antecedentes Los ríos pueden clasificarse en dos grandes

Los ríos pueden clasificarse en dos grandes grupos esto se hace dependiendo de la libertad para ajustar su forma y pendiente. Los cauces de roca controlados son aquellos confinados entre paredes de rocas, en estos el material que constituye el fondo y sus paredes determinan la morfología del canal. Los ríos aluviales tienen la libertad de ajustar sus dimensiones, forma, patrones, pendiente, etcétera y fluyen a través de un cauce cuyas paredes y fondo están constituidos del material transportado por el rio debido a las condiciones del flujo.

Los ríos alcanzan un cierto grado de equilibrio y estabilidad, si algunos de sus parámetros no se modifican. Si se modifican alguno de los parámetros ya sea de forma natural o artificial, el río cambiara su sección hasta tener una nueva condición de equilibrio.

Las causas de modificación son de dos tipos:

Naturales

En forma abrupta: esta es causada por movimientos telúricos que cambian la condición del rio, por erupción volcánica, por avenidas extremas, cuando el volumen transportado se eleva notablemente.

Modificaciones lentas: estas son tan lentas que no es posible apreciarlas en nuestra vida, como: cambios en la geometría de la sección, cambios de granulometría, y cambios en el gasto.

Artificiales

Construcción de presas: modifican el hidrograma anual del río. El agua que se almacena no regresa al río sino que es utilizada para riego.

Erosión de la cuenca: la deforestación y las técnicas de cultivo deficientes son las principales causas de la erosión o pérdida de suelo.

Obras de protección o rectificación: estas obras modifican la sección del río provocando incrementos o disminución de los tirantes.

Obras de comunicación: estas obras modifican la topografía original de la cuenca, en estas se incluyen: carreteras, vías férreas y puentes.

18

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES 2.2.2 Grados

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

2.2.2 Grados de libertad

INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES 2.2.2 Grados de libertad Escurrimiento con un grado de libertad

Escurrimiento con un grado de libertad: sea un canal revestido o sin arrastre con un ancho y pendientes dadas, y se hace pasar un gasto determinado; este escurrirá con un cierto tirante, que es lo único que puede variar. Se dice entonces que ese escurrimiento tiene un grado de libertad y basta una ecuación para conocer el tirante, que es la única variable desconocida, (Vide, 2003).

Escurrimiento con dos grados de libertad: si en un canal revestido, además de hacer pasar un gasto líquido, se alimenta constantemente un cierto gasto solido, se ajustaran la pendiente del fondo y el tirante hasta valores tales que el gasto líquido sea capaz de arrastrar ese material solido; entonces se dice que el escurrimiento tiene dos grados de libertad, ya que se pueden ajustar el tirante y la pendiente, y se necesitarán dos ecuaciones para valuar las dos variables.

Escurrimiento con tres grados de libertad: si se forma un canal en material aluvial y se alimenta desde el inicio con un gasto líquido y sólido como en la condición anterior, se ajustarán la pendiente, ancho y tirante de la sección hasta que el gasto líquido arrastre en forma uniforme y continua el sedimento alimentado. En esas condiciones se dice que la corriente tiene tres grados de libertad, por lo que se requerirán tres ecuaciones para definir el estado de equilibrio, ver figura 2.6.

para definir el estado de equilibrio, ver figura 2.6. Figura 2.6. Grados de libertad de un

Figura 2.6. Grados de libertad de un río.

2.2.3 Zonas típicas en los ríos

De acuerdo con Levedieb, 1971, la longitud total de un río se puede dividir en tres zonas:

19

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES a) Zona

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES a) Zona montañosa: caracterizadas por pendientes

a) Zona montañosa: caracterizadas por pendientes pronunciadas. En esta zona el rio conduce grandes cantidades de sedimento. Debido a que se desarrolla entre montañas, cuando ocurren avenidas el nivel del agua sube sin inundaciones, ver figura 2.7.

el nivel del agua sube sin inundaciones, ver figura 2.7. Figura 2.7. Zonas típicas en el

Figura 2.7. Zonas típicas en el desarrollo de un río.

a) Zona montañosa.

b) Zona intermedia: en esta zona la pendiente del fondo y el tamaño del sedimento decrecen. Los sedimentos consisten principalmente de arenas, gravas; se encuentran generalmente entre colinas, donde existe agricultura en las planicies. Tales áreas se forman a través de procesos sedimentarios y cuando hay avenidas suelen inundarse. Por los procesos de sedimentación el rio puede favorecer la formación de islas y trenzarse en ciertos tramos, figura 2.8.

de islas y trenzarse en ciertos tramos, figura 2.8. Figura 2.8. Zonas típicas en el desarrollo

Figura 2.8. Zonas típicas en el desarrollo de un río.

b) Zona intermedia.

c) Zona de planicie: es una zona con pendientes pequeñas y el material consiste de sedimentos finos depositados gradualmente por el rio. Estas zonas son más o menos planas favoreciendo la agricultura en grandes extensiones. También sufren inundaciones mayores que las que ocurren en las zonas intermedias, debido a que las descargas del rio son más

20

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES grandes que

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES grandes que la capacidad de drenaje que proporcionan

grandes que la capacidad de drenaje que proporcionan las pequeñas pendientes, figura 2.9.

que proporcionan las pequeñas pendientes, figura 2.9. Figura 2.9. Zonas típicas en el desarrollo de un

Figura 2.9. Zonas típicas en el desarrollo de un río. c) Zona de planicie.

2.2.4 Factores que influyen en la estabilidad de un río

Gasto: los canales se diseñan para un gasto constante que puede corresponder a una demanda de agua variable. En el caso de que exista una variación grande en la descarga, se usa un caudal hipotético; tal gasto se conoce como gasto dominante.

Descarga de sedimento: el gasto de sedimento es un factor importante en el diseño de un canal, desafortunadamente no se considera en la mayoría de las ecuaciones de diseño basadas en el concepto de régimen. Algunas ecuaciones como la de Blench (1957), solo consideran la carga de fondo, sin embargo esta no gobierna la estabilidad del canal. En el método de la fuerza tractiva se toma en cuenta el material de fondo, pero no el transporte en suspensión, ya que este último tiene poca relación con las condiciones de flujo. Además la carga de lavado inhibe el crecimiento vegetal en el cuerpo de agua y también cambia la densidad y la viscosidad del fluido. Por lo tanto, se deben hacer algunos ajustes en el diseño cuando la carga de lavado se encuentra en grandes cantidades.

Material del fondo y de las orillas: en algunos casos la naturaleza del material del fondo y de las orillas puede ser diferente. Los métodos de diseño por lo general no toman en cuenta este factor. La naturaleza del material de las orillas y su tamaño afectan significativamente la forma del canal. Si el material de las orillas es cohesivo, este es más resistente a la socavación y también soporta vegetación. Como resultado de esto, los canales con orillas cohesivas y fondo arenoso comúnmente tienen valores menores de la relación ancho tirante que los canales en material no cohesivo. Para materiales cohesivos, las propiedades químicas son tan importantes como las propiedades físicas.

21

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Circulación secundaria:

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Circulación secundaria: la existencia de corrientes

Circulación secundaria: la existencia de corrientes secundarias en conductos rectos no circulares. Shen y Komura (1968), encontraron en un canal de laboratorio variaciones en las velocidades en la dirección transversal, perpendicular al flujo medio de 0.6 a 2.5% de la velocidad del flujo medio, ellos observaron que la circulación secundaria desarrollada en una junta entre fondo liso y una pared rugosa pueden reforzar las tendencias de meandreo de canales aluviales rectos.

Cantidad y composición de los sedimentos transportados por el flujo: cuando un flujo transporta muchos sedimentos finos, éstos pueden depositarse en el fondo y orillas con lo cual la erodibilidad (capacidad de erosión) disminuye. Este factor es importante si hay escurrimiento o infiltración en el canal. Por otro lado, los sedimentos finos pueden incrementar la viscosidad del flujo, aumentar la fuerza tractiva, amortiguar las irregularidades de la rugosidad del fondo y propiciar la inestabilidad del canal.

Crecimiento de la vegetación: el crecimiento de la vegetación incrementa en gran medida la estabilidad de los bordos. En canales o ríos poco profundos, las raíces de algunos árboles que toleran el agua, mejoran la estabilidad de los ríos aluviales, de arena, arcilla y barro. Sin embargo, en ríos más profundos, el agua erosiona excesivamente las orillas por debajo de las raíces.

Fluctuaciones del nivel de la superficie libre del agua y ondas: la fuerza ejercida por el movimiento del agua afecta la estabilidad.

Otros factores: otros factores como la temperatura afectan tanto a la cantidad de transporte de sedimento como al desarrollo de las formas de fondo e indirectamente influyen en la estabilidad del canal. (Espinoza, 2000)

2.3 FLUJO EN CAUCES

2.3.1 Clasificación del flujo

Independientemente de los tipos de flujo, tales como; permanentes, no permanentes, uniformes y no uniformes, existe otra clasificación que depende de las magnitudes relativas de las fuerzas viscosas e inerciales que influyen en la distribución de velocidades y presiones, lo que permite hacer la distinción de dos modalidades generales del movimiento de los fluidos reales que son; flujos laminares y flujos turbulentos, teniendo como casos extremos los flujos de cedencia y los flujos de capa límite.

22

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Por otra

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Por otra parte, la descripción de un flujo

Por otra parte, la descripción de un flujo particular a través de la solución analítica requiere del establecimiento de las condiciones iniciales y de frontera del flujo. Las primeras, asociadas a las velocidades, presiones y las propiedades en todos los puntos del medio fluido; las segundas a las velocidades, presiones y propiedades del fluido en las fronteras rígidas del conducto sobre el cual se

presenta el flujo. De lo anterior, se deriva lo siguiente; cuando el movimiento se realiza en el interior de un conducto cerrado o abierto, el flujo se denomina interno, mientras que cuando el movimiento del fluido es alrededor de un cuerpo

y las fronteras se encuentran muy alejadas se denomina externo, pudiendo ser en ambos casos laminar o turbulento.

La diferencia entre los flujos laminar y turbulento, fue observada por Osborne Reynolds a través de su experimento clásico, que consiste en hacer pasar agua

a través de una tubería de vidrio en la que se inyecta tinta, figura 2.10, y que

para velocidades suficientemente bajas el filamento de tinta es recto y paralelo al eje del tubo, este caso corresponde al flujo laminar. Conforme la velocidad aumenta, se llega a un punto a partir del cual el filamento comienza a oscilar. Si el flujo es más rápido, el filamento empieza a romperse y se mezcla completamente con el agua en el tubo, esta condición se le denomina flujo

turbulento.

en el tubo, esta condición se le denomina flujo turbulento. Inyección de colorante R<2000 R>4000 R>4000

Inyección de colorante

se le denomina flujo turbulento. Inyección de colorante R<2000 R>4000 R>4000 a).- Flujo laminar b).-
se le denomina flujo turbulento. Inyección de colorante R<2000 R>4000 R>4000 a).- Flujo laminar b).-

R<2000

flujo turbulento. Inyección de colorante R<2000 R>4000 R>4000 a).- Flujo laminar b).- Flujo de
R>4000
R>4000

R>4000

a).- Flujo laminar

b).- Flujo de transición

c).- Flujo turbulento

Figura 2.10. Visualización de los flujos laminar, de transición y turbulento.

En el flujo laminar, el fluido se mueve en capas o láminas paralelas que se deslizan unas en relación a otras sin mezclarse macroscópicamente, mientras que en el flujo turbulento la mezcla es violenta lateralmente y en la dirección

principal del flujo. El movimiento del fluido es condicionado a la presencia de las

fuerzas de inercia Fi respecto las fuerzas viscosas

denomina Número de Reynolds,

cuya relación se

F,

Re Fi /F

,

e igual a

Re

VL

VL

(2.1)

23

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde característica,

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde característica, cinemática del fluido

donde

característica,

cinemática del fluido respectivamente.

V

,

es la velocidad característica del flujo,

,

y

L es una longitud

la densidad, viscosidad dinámica y viscosidad

En el flujo laminar, las fuerzas viscosas o tangenciales causadas por la transferencia molecular de cantidad de movimiento entre las capas del flujo son de influencia predominante sobre las fuerzas de inercia; caso contrario, en el flujo turbulento, los esfuerzos tangenciales son de menor importancia, (Vergara,

1995).

Los resultados experimentales de Reynolds, al considerar que

diámetro

laminar en una tubería lisa podría mantenerse hasta valores superiores de

si el control del experimento es cuidadoso; sin embargo bajo

condiciones normales en trabajos de ingeniería, el flujo laminar es estable para

el

flujo es fluctuante es impredecible, cambiando de laminar a turbulento y

viceversa, en estas condiciones el flujo es llamado de transición. Si el flujo es turbulento.

demostró que el flujo

L como el

D de la tubería, y por tanto

Re VD/VD/,

Re 40,000,

Re<2000,

denominado número de Reynolds Crítico,

Rec

y para

2000Re3000

Re 3000,

Velocidad media V
Velocidad media V

Distribución de velocidades

para flujo turbulento y

Re=30,000

Distribución de velocidades

para flujo laminar y

Re=2000

Figura 2.11. Distribución de velocidades para flujo laminar y turbulento en una tubería circular.

En el flujo turbulento, la mezcla de la tinta observada en el experimento de Reynolds, significa que también ocurre con las partículas del fluido principal

24

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES debido a

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES debido a pequeños vórtices generados. Esto produce un

debido a pequeños vórtices generados. Esto produce un transporte de energía cinética de la región central de alta velocidad hacia las fronteras donde las

velocidades son bajas, en tanto que el gradiente de velocidades y la resistencia (esfuerzos cortantes) son altos; en consecuencia la distribución de velocidades

en una sección transversal del conducto es más uniforme que en el caso de un

flujo laminar, ver figura 2.11.

2.3.2 Perfiles transversales de velocidad.

2.3.2.1 Ley universal de velocidades

La aplicación más importante de la evaluación del esfuerzo cortante, consiste en

determinar la distribución de velocidades dentro de un flujo permanente. Se considera aquí, de modo simultáneo, el caso de un flujo en un conducto cilíndrico; ambos turbulentos. La razón de esto es que el desarrollo, para los dos, es idéntico. Dichos movimientos se muestran en las figuras 2.12 y 2.13, respectivamente.

A continuación

bidimensional a superficie libre y en un conducto cilíndrico.

se

presenta

la

distribución

de

velocidades

y vmáx h v vmáx - V
y
vmáx
h
v
vmáx - V

v

en

un

flujo

Figura 2.12. Distribución de velocidades en un flujo bidimensional a superficie libre.

25

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES y y

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

y y R Eje del tubo vmáx B ó D y v v vmáx -
y
y
R
Eje del
tubo
vmáx
B ó D
y
v
v
vmáx - V

v

y y R Eje del tubo vmáx B ó D y v v vmáx - V

Figura 2.13. Distribución de velocidades en un conducto cilíndrico.

Estos son los perfiles que se esperan obtener en la determinación de la estabilidad hidráulica frente al flujo de la estructura de protección marginal que de analiza en esta tesis. Estos perfiles serán modificados debido la presencia del elemento que se interpone al flujo, como se observa en las gráficas que presenta la figura 2.14.

S0E0.2. Perfil vertical, aguas arriba. 50 45 40 35 10 30 Y 20 30 25
S0E0.2. Perfil vertical, aguas arriba.
50
45
40
35
10
30
Y
20
30
25
40
20
50
15
10
5
0
0.0
20.0
40.0
60.0
80.0
100.0

v 1

S0E0.2. Perfil horizontal, aguas arriba Perfil horizontal S0E2, aguas arriba 70 70 60 60 50
S0E0.2. Perfil horizontal, aguas arriba
Perfil horizontal S0E2, aguas arriba
70 70
60 60
50
50
X
10 10
X
40
40
20 20
30 30
40 40
30
30
50 50
20
20
10
10
0
0
0.0 20.0
40.0
60.0
80.0
100.0
0.0 20.0
40.0
60.0
80.0
100.0
v v
1 1

Figura 2.14. Distribución de velocidades vertical y horizontal del sistema de protección analizado.

26

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Por otro

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Por otro lado, varios investigadores han comprobado

Por otro lado, varios investigadores han comprobado experimentalmente que, por lo común, en un perfil de velocidades de flujo turbulento (en un tubo liso) se distinguen tres zonas de comportamiento distinto, como se muestra en la figura

2.15.

La zona o-a es una capa muy delgada en la que el esfuerzo viscoso predomina y el turbulento es despreciable. La zona a-b, inmediatamente arriba, es de transición y en ella el esfuerzo viscoso y el turbulento son del mismo orden de magnitud. Lejos de la pared (zona b-e) se tiene un área turbulenta donde el esfuerzo viscoso puede ser totalmente despreciado, en comparación del turbulento.

y e v máx v Turbulento R b v0 Transición a c yc Laminar
y
e
v máx
v
Turbulento
R
b
v0
Transición
a
c
yc
Laminar

s

Figura 2.15. Perfil vertical de velocidad de flujo turbulento, tubo liso.

2.3.3 Ecuación de la cantidad de movimiento

La ecuación de la cantidad de movimiento en un cuerpo libre o volúmenes de control se deriva de la segunda ley de Newton. Se conoce como la cantidad de movimiento para un elemento de masa M, al producto de ésta por su velocidad. Por lo tanto la segunda ley de Newton establece lo siguiente: la suma vectorial de todas las fuerzas, F, que actúan sobre una masa de fluido es igual a la

27

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES rapidez del

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES rapidez del cambio del vector lineal, es decir

rapidez del cambio del vector lineal, es decir de la continuidad o conservación del movimiento de la masa del fluido, y se expresa como:

F

d Mv

dt

Donde las fuerzas externas son de dos tipos:

a) Fuerzas de superficie que actúan sobre la masa del fluido y a su vez pueden ser:

Fuerzas F p , normales a la frontera de la masa, que se puede evaluar en términos de las intensidades de presión sobre la misma. Conviene aquí observar que la presión comprende, además de la presión estática, la dinámica ejercida por el flujo.

Fuerzas F , tangenciales a las fronteras de la masa que se pueden medir en términos del esfuerzo tangencial sobre la misma.

b) Fuerzas de cuerpo F c , generalmente las del peso propio.

La masa que fluye en la unidad de tiempo, a través de un elemento de superficie dA, la que define el volumen de control que se muestra en la figura 2.16, es vdA, donde v es la velocidad media del elemento de masa.

 vdA, donde v es la velocidad media del elemento de masa. Figura 2.16. Derivación de

Figura 2.16. Derivación de la ecuación de la continuidad de movimiento para un volumen de control. (Sotelo, 2003)

28

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Si se

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Si se considera que la magnitud del vector

Si se considera que la magnitud del vector dA es igual al área del elemento de superficie; su dirección normal al mismo elemento, y por convección se toma como positivo si se dirige hacia fuera del volumen. Por lo tanto vdA es positivo si el fluido sale del volumen, dado que el producto escalar tendrá ese signo y negativo en caso contrario, (Sotelo, 2003) y (Streeter, 1988).

La variación en el tiempo, de la cantidad de movimiento a través del elemento dA, será entonces:

vv dA

(2.2)

En cualquier instante la masa del elemento diferencial es dv, donde la densidad del elemento depende del instante que se considere y de la posición del mismo dentro del volumen de control. La cantidad de movimiento de dicho elemento de volumen será entonces:

vdv

(2.3)

El cambio total de la cantidad de movimiento en el tiempo, en todo el volumen de control entonces quedará expresado como:

d dt Mv



SC

v v

dA

t



VC

v

du

(2.4)

La ecuación (2.4) aplicada al volumen de fluido de la Figura 2.16, que describe a este, fijo con respecto de un marco de referencia, conduce a que:

F p

F

F

c



SC

v v dA

t



VC

v

du

(2.5)

la cual representa a la ecuación de cantidad de movimiento para un volumen de control fijo.

Si en esta ecuación se considera que el flujo ocurre únicamente a través de porciones de superficie de la superficie de la sección de control, siendo los vectores de velocidad aproximadamente normales a la sección, considerando valores medios para v y, entonces la primera integral de la ecuación (2.5) para cada porción de la sección de control, es de la forma siguiente:

29

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES  A

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES



A

v

vdA



A

v

2

dA

VQ

 

1 A 

A

v

V

2

dA

    

VQ

    V  2 dA       VQ 

(2.6)

donde es un coeficiente de corrección cuya expresión es dada por:

1 A 

A

v

V

2

dA

(2.7)

De este modo la ecuación (2.5) de continuidad de movimiento para un volumen de control fijo resulta con la forma:

F

p

F

F

c

QV

t



VC

v

dv

(2.8)

que es llamada ecuación de cantidad de movimiento y es la más general que puede obtenerse para el volumen de control fijo. El termino (QV) corresponde a la suma de las cantidades de movimiento del total de partes del área en que se ha dividido la superficie de control. La última integral representa la variación que en el tiempo experimenta la cantidad de movimiento de la masa contenida en el volumen de control. Si el flujo fuese unidimensional el cuerpo libre estudiado seria como el que se muestra en la Figura 2.17:

estudiado seria como el que se muestra en la Figura 2.17: Figura 2.17. Ecuación de continuidad

Figura 2.17. Ecuación de continuidad para una vena líquida. (Sotelo, 2003)

y la integral de la ecuación (2.8) se podría calcular como sigue:

t



VC

v

dv

t



VC

v

dAds

30

S

ds



A

v dA

t

s

Q ds

(2.9)

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Misma que

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

Misma que se puede simplificar en la forma:

F

p

F

F

c

QV

t

s

Q ds

c     Q  V     t  s 

(2.10)

Si el flujo fuera permanente, la integral en las ecuaciones (2.9) y (2.10) valdría cero. Si además de permanente es incompresible, es constante, la ecuación (2.10) se simplificaría como:

F

p

F F

c

Q

V

(2.11)

ecuación vectorial que obviamente se puede escribir a través de sus componentes a saber:

F

F

F

QV

px

F

py

F

pz

x

F

y

F

z

cx

F

cy

F

cz

x

QV

y

QV

z

(2.12 a)

(2.12 b)

(2.12 c)

Cabe mencionar que esta ecuación vectorial (2.14), se puede describir en los siguientes pasos:

a) Se elige el volumen de control con la amplitud que tenga interés en el estudio y se trata como un cuerpo libre; dicho volumen debe estar completamente lleno de líquido.

b) Las fuerzas de superficie F p y F se consideran acciones debidas a la presión y esfuerzo cortante, respectivamente, que se aplican desde el exterior hacia el volumen de control, por lo tanto las acciones del líquido sobre sus fronteras son iguales pero de sentido opuesto. Por lo que respecta a las fuerzas de presión, estas pueden ser de tipo estático y dinámico y en ocasiones conviene sepáralas en la forma:

F

p

F

pe

F

pd

(2.13)

Las fuerzas debidas al esfuerzo cortante se consideran como la acción de la fricción desde la frontera hacia el líquido y en ocasiones puede ser difícil evaluarlas.

31

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES c) Las

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES c) Las fuerzas de cuerpo pueden ser de

c) Las fuerzas de cuerpo pueden ser de cualquier tipo pero, en general serán fuerzas debidas al peso del volumen de control y aplicadas en su centro de gravedad.

d) V representa el vector velocidad media del gasto Q que atraviesa una cierta porción de la superficie de control, se considera que está aplicado en el centro de gravedad y en la dirección normal a las porciones de la sección de control.

Otra variación de la ecuación de cantidad de movimiento, se obtiene considerando el volumen de control limitado por las secciones 1 y 2 de la Figura 2.17. Las paredes y la superficie del flujo unidimensional permanente e incompresible, cuyo gasto no cambia en toda su longitud. La ecuación de la cantidad de movimiento para dicho volumen resulta de eliminar el término correspondiente al tiempo en la ecuación general obtenida, anteriormente y en la forma vectorial resulta:

Donde:

F p

F

F

c

Q

V

2

Q

V

1

(2.14)

F p = fuerza resultante de la presión ejercida sobre las superficies de frontera del volumen de control

F = fuerza resultante producida por el esfuerzo tangencial generado sobre el fondo y paredes del volumen de control.

F c = fuerza de cuerpo debida al peso del volumen de control

Q

= gasto en la sección

V

= vector velocidad media en la sección

= coeficiente de Boussinesq, para considerar el efecto que tiene la distribución irregular de la velocidad en el cálculo de la cantidad de movimiento con la velocidad media, cuya representación es adimensional.

32

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Las fuerzas

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Las fuerzas F t y F  son

Las fuerzas F t y F son las acciones que desde el exterior se aplican al volumen de control. La cantidad de movimiento en una sección como ya se ha desarrollado en la ecuación, será igual a QV y el último término de la ecuación representa el cambio en la cantidad de movimiento entre el flujo que entra y el que sale, con las reglas mencionadas anteriormente, es decir que Q es positivo cuando sale y negativo cuando entra.

Es importante destacar el carácter vectorial de la ecuación de movimiento.

2.3.4 Aplicación de la ecuación de la cantidad de movimiento

Las ecuaciones de la energía y de la cantidad de movimiento se aplican de manera diferente y, si se hace correctamente, ellas describirán un flujo con idénticos grados de exactitud. Sus principales diferencias se encuentran en sus estructura: mientras que la ecuación de la cantidad de movimiento es vectorial y engloba fuerzas totales y condiciones externas (sin tomar en cuenta los cambios internos de energía), la ecuación de energía es por el contrario escalar y toma en cuenta los cambios internos de energía y no las fuerzas totales y condiciones externas. En muchos casos, una de las ecuaciones es suficiente para el análisis de un problema; la elección entre ellas depende que sean las fuerzas totales o la energía del flujo la que se necesita en la solución. En otros casos, por el contrario, la naturaleza del problema es tal que resulta necesario usar las dos ecuaciones simultáneamente para estudiar la solución completa, (Sotelo, 2003).

En general, cualquiera que sea el sistema de ecuaciones por usar, éste se deberá plantear entre secciones finales con condiciones de frontera perfectamente definidas, es decir, entre aquellas secciones de la conducción en las que se conozcan con exactitud los valores de la energía de posición, de presión y de velocidad y, por lo mismo, la energía total.

Estas dos secciones son las siguientes:

a) La superficie libre del líquido, en un recipiente al cual se conecta el conducto.

b) La sección final de un chorro descargado por un chiflón a las condiciones

atmosféricas (o dentro de un espacio lleno de gas a presión constante).

c) Secciones intermedias de una conducción a las cuales confluyen o se

bifurquen ramales, donde la energía sea común para todas las ramas.

También es conveniente conocer la importancia de los coeficientes de Coriolis y Boussinesq, que afectan, tanto a la ecuación de la energía como a la de la

33

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES cantidad 

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES cantidad   1 A  A de

cantidad

1

A



A

de

v   dA

V

2

movimiento

Dada

su

magnitud,

por

1 A 

A

v   dA

V

3

y

respectivamente, se observa que ésta depende principalmente

de la forma que tiene la distribución de velocidades en la sección considerada.

Suponga que la distribución de velocidades en una sección cualquiera de una vena líquida es como la mostrada en la figura 2.18, con un valor medio de la velocidad V. Si se considera que la velocidad en un punto cualquiera de la sección se puede determinar con el valor de la media, más una fracción de la misma. Se puede escribir que:

v V kV (1k)V

(2.15)

en que -1 < k ≤ 1, siendo k una función de punto.

v A kV V
v
A
kV
V

Figura 2.18. Distribución de velocidades en una sección.

Entonces el coeficiente de Coriolis vale:

1 A 

A

1 A 

A

1 A 

A

v

V

3

dA

1 k

3

dA

1

3

k

3

k

2

34

k

3

dA

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES o bien,

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES o bien, Por otra parte:  1 

o bien,

Por otra parte:

1

 

3

A



kdA

A

A

3

A

1

V



k dA

A

2



vdA

A

1

A



k dA

A

3



A

1

kdA

A



k dA

A

Se deduce que la integral

resulta que:



k dA

A

debe valer cero. Además para k<1,

En la misma forma, β resulta:

3

A

1

1

A

1

A



A



A



k

A

2 dA

1

1

kdA

2

2 k

k

2

dA

1

 

1

A



k

A

2 dA

k

3

(2.16)

≈ 0; así

(2.17)

Si se combina ésta ecuación con la (2.20), se deduce que:

y es suficiente calcular

1

1

3

para conocer de inmediato a

.

(2.18)

Se observa que por ser k ≤ 1, los coeficientes

En el caso de escurrimientos donde la distribución de velocidades se aproxima a

la media (escurrimientos turbulentos), los valores de

en caso contrario (escurrimientos laminares),

máximos de 2 y 1.33, respectivamente. Sin embargo, en el caso de escurrimientos laminares, la carga de velocidad es pequeña en comparación con las restantes.

y

son siempre mayores de 1.

y

y

se aproximan a 1; y

alcanzan los valores

35

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES La evaluación

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES La evaluación de los coeficientes previo de la

La evaluación de los coeficientes

previo de la distribución de velocidades en cada sección; en la mayoría de los problemas de hidráulica los escurrimientos son turbulentos y es común

considerar que

inducir con ello un error de consideración, sobre todo en aquellos escurrimientos, aun turbulentos, en que existan problemas locales de separación o de otra índole, que modifiquen completamente el perfil de velocidades respecto del uniforme, (Sotelo, 2003).

y

requiere, obviamente, el conocimiento

1. Sin embargo, debe tenerse presente que es posible

A menos de ser indispensable, es común suponer que ambos coeficientes valen

1 y que son más importantes otros factores (de índole estimativa) que el error que por este factor pueda cometerse.

A i S.L.A. v i
A
i
S.L.A.
v
i

Figura 2.19. Sección transversal de un río. (Sotelo, 2003)

Cuando se conoce por medición directa la magnitud de la velocidad en diferentes

puntos de una sección, a cada punto se le considera un área de influencia

(Figura

coeficientes, se aproximada:

velocidad media como la de los

A

i

2.19)

y, tanto la magnitud

puede

determinar

V

de

la

por

1

A

n

i 1

1

incrementos

v

i

A

i

n

i

1

n

i

1

3

finitos

en

la

forma

 

(2.19)

(2.20)

(2.21)

AV

3

v

i

A

1

2

i

AV

2

v

i

A

i

36

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde n

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde n es el número de elementos área

donde n es el número de elementos

área

siguiente:

A

i elegidos. Es más si los incrementos de

A

i son todos iguales, las ecuaciones anteriores se simplifican a la forma

V

1

n

n

i 1

v

i

(2.22)

1

nV

3

n

i

1

v

3

i

(2.23)

1

nV

2

n

i

1

v

2

i

(2.24)

2.4 EMPUJE DINÁMICO DE UN FLUJO SOBRE UN CUERPO SUMERGIDO

En el caso de fluidos de viscosidad relativamente pequeña, el efecto de fricción interna es apreciable (únicamente) en una pequeña región próxima a la frontera solida del flujo; esta recibe el nombre de capa límite. Si se trata de una frontera curva o con cambios bruscos de dirección, se presenta el fenómeno de separación de la capa limite que origina la formación de vórtices y de fuertes turbulencias, los cuales impiden su análisis con base en las ecuaciones del flujo con potencial.

Sin embargo, existen en ingeniería problemas de gran importancia relacionados con el flujo de cuerpos con fronteras curvas o agudas, en las que ocurren fenómenos de separación con sus respectivas consecuencias. Es el caso del empuje del viento sobre estructuras de diferentes formas, tales como construcciones urbanas, chimeneas, antenas, cables para energía eléctrica, torres, puentes, etc., en las que es necesario conocer las fuerzas que induce el viento, ya que son de gran interés para el análisis estructural de estas. Cuando se trata del flujo de agua también resultan de interés los efectos que dicho flujo induce sobre rejillas, pilas de puentes, obturadores, tuberías sumergidas, etcétera.

En cualquiera de los casos arriba mencionados, el procedimiento en base a la teoría de los flujos con potencial, no es posible debido a la presencia de fenómenos de tipo viscoso que impiden soluciones correctas. Basta mencionar que en el caso de flujo con potencial, en torno a un cuerpo simétrico como un cilindro, los resultados de esta teoría indican la total ausencia de empujes dinámicos, lo cual (evidentemente) es falso.

37

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Es aquí

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES Es aquí donde la investigación experimental ofrece una

Es aquí donde la investigación experimental ofrece una técnica poderosa en la respuesta y en el que los resultados obtenidos con un modelo físico son altamente confiables.

Siendo tan variada la geometría de los cuerpos expuestos a un flujo, la investigación debe efectuarse prácticamente para cada caso en particular. En este subcapítulo se presentan los conceptos básicos y resultados de algunos casos sencillos, que serán de utilidad para el análisis e interpretación de los resultados experimentales.

2.4.1 Conceptos fundamentales

2.4.1.1 Resistencia o arrastre que un fluido en movimiento ejerce sobre un cuerpo sumergido

Un concepto intuitivo (fácil de comprender) es el de resistencia o arrastre que un fluido en movimiento ejerce sobre un cuerpo sumergido en él. Esta acción consiste en una fuerza dinámica causada por dos factores: el primero, es debido al esfuerzo cortante que produce fuerzas tangenciales sobre la superficie del cuerpo, en razón de la viscosidad y del gradiente transversal de velocidades dentro de la capa limite; el segundo, debido a las intensidades de presión, al variar sobre la superficie del cuerpo por efectos dinámicos o de turbulencia producen fuerzas normales a la frontera.

La suma vectorial de las fuerzas de superficie tanto normales como tangenciales integradas sobre el total de la frontera del cuerpo, conduce a una fuerza resultante, como se muestra en la figura 2.20. La componente de esta fuerza en la dirección de la velocidad media general del flujo, recibe el nombre de arrastre, mientras que la componente normal se llama sustentación.

El arrastre por presión depende principalmente de la forma del cuerpo, se conoce también como arrastre de forma; el arrastre de fricción, debido a la componente del esfuerzo tangencial friccionante sobre la frontera del cuerpo, llamado también arrastre de superficie. Algunos cuerpos como las alas de un avión, perfiles hidrodinámicos y cascos de barcos tienen grandes arrastres de superficie, que en algunas ocasiones son los que predominan más que los de presión. Los edificios, puentes, chimeneas y estructuras sujetos al empuje del viento, tienen arrastres de forma, grandes, en comparación con las resistencias de superficie. (Sotelo, 2003) y (Streeter, 1988).

38

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES v pdA

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

v

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES v pdA  0 dA dA Arrastre Fuerza
pdA  0 dA dA Arrastre Fuerza Sustentación resultante
pdA
0 dA
dA
Arrastre
Fuerza
Sustentación
resultante

Figura 2.20. Fuerzas inducidas por el flujo.

resultante Figura 2.20. Fuerzas inducidas por el flujo. Tanto el arrastre como la sustentación comprenden, a

Tanto el arrastre como la sustentación comprenden, a su vez, componentes producto de la fricción y presión sobre el cuerpo, de modo que el arrastre total es:

Siendo los componentes:

arrastre por fricción:

arrastre por presión:

D

D

f

D

f

D

f

Dp

A



A

0

sen

dA

p

cos

dA

(2.25)

(2.26)

(2.27)

Donde A es el área total de la superficie de frontera del cuerpo y θ el ángulo entre la normal al elemento de área sobre la superficie y la dirección de flujo.

Las fuerzas de arrastre por fricción y presión se definen en términos de los coeficientes de arrastre como sigue:

D

f

Dp

C

f

v

2

0

2

A

f

C

Dp

v

2

0

2

A

p

39

(2.28)

(2.29)

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde resistencia

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES donde resistencia de superficie, esfuerzos tangenciales que

donde

resistencia de superficie,

esfuerzos tangenciales que producen a

usualmente el área transversal normal a la velocidad

A

f

y

Ap

son áreas de referencia adecuadamente elegidas. Para la

A

f

es por lo general el área real sobre la que actúan los

es

D

f

. Para el arrastre de forma,

Ap

v

0

.

Los coeficientes de arrastre

determinar de las ecuaciones (2.28) y (2.29), utilizando valores teóricos o experimentales de las variables que en ellas intervienen. Esto también es posible a partir de las ecuaciones (2.26) y (2.27).

no tienen dimensiones y se pueden

C

f

y

C

Dp

El arrastre total D generalmente se obtiene a través de la ecuación 2.30.

D

C

D

v

2

0

2

A

(2.30)

En la que

sistema de fuerzas en la dirección del arrastre; vale:

CD es el coeficiente de arrastre total que reúne a las componentes del

C

D

C

Df

C

Dp

(2.31)

Además de la ecuación (2.30),

de modo que

A es el área transversal normal a la velocidad

A A

p , entonces se define el coeficiente:

v

0

,

C

Df

C

f

A

f

A

p

(2.32)

y

en que el cuerpo se encuentra

sumergido; la velocidad

cuerpo. Para un cuerpo estacionario en un campo de flujo permanente,

velocidad de llegada (medida en un punto antes del cuerpo) tal que las características del flujo no sean afectadas por las características del mismo.

Así mismo,

C Dp

es el mismo coeficiente en las ecuaciones (2.29) y (2.31).

es la densidad del fluido

v

0 corresponde a la del flujo sin disturbios antes del

v

0

es la

Otro concepto es el de la sustentación, para determinar esta fuerza no es conveniente separar las componentes de fricción y de presión. Es importante mencionar que dentro de las fuerzas de sustentación no se incluye la fuerza hidrostática de flotación que actúa sobre cualquier cuerpo sumergido en un líquido.

40

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES La fuerza

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES La fuerza de sustentación se evalúa análogamente como

La fuerza de sustentación se evalúa análogamente como sigue:

L

C

L

v

2

0

2

A

(2.33)

Donde el área característica

lo que es común, el área proyectada normal a

A puede ser la máxima que proyecte el cuerpo o,

v

0

.

El punto de aplicación de las fuerzas de arrastre y de sustentación corresponde al centro de gravedad, del área expuesta al flujo, en caso de cuerpos simétricos.

Mediante un análisis dimensional se deduce que los coeficientes de arrastre total y de sustentación, no tienen dimensiones, es de esperarse que estos coeficientes dependan de la geometría del cuerpo y de los parámetros sin dimensiones que describen el comportamiento dinámico del fluido en movimiento permanente; esto es de los números de Reynolds (Re), de Froude (Fr) y de Euler (Eu), esto es:

C

D

C

L

C

D

geometría

,Re,

C

L

geometría

,Re,

Fr Eu

,

Fr Eu

,

La geometría se refiere no únicamente a la naturaleza geométrica y rugosidad superficial del cuerpo, sino también a las distancias que guarda respecto a otros cuerpos o de las fronteras del fluido. Se pueden citar dos ejemplos: a) el de arrastre de una esfera que cae dentro de un tubo (lleno de líquido), será diferente que si ésta cae en el mismo líquido de extensión infinita; b) en el caso de un cuerpo parcialmente sumergido en un líquido, como la pila de un puente, se producen cambios en la superficie libre (formación de ondas) que impiden encontrar relaciones definidas entre el coeficiente de arrastre y la geometría del cuerpo, (Sotelo, 2003).

Dichas relaciones se pueden simplificar de acuerdo con la importancia de la fuerzas consideradas en cada parámetro y difícilmente se presenta el caso en el que sean más de dos lo parámetros importantes en el fenómeno. El más común se encuentra en el arrastre de cuerpos sumergidos en fluidos que se comportan como incompresibles, en el que las fuerzas viscosas sean más importantes; esto es, el número de Reynolds y la geometría.

En el laboratorio, un túnel con agua o uno de viento facilita la medición del coeficiente de arrastre, mediante balanzas de resortes u otros dispositivos que se conectan directamente al cuerpo dentro del flujo, o bien, en forma indirecta determinando la distribución de velocidades, antes y después del cuerpo.

41

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES El arrastre

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES

HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES El arrastre por presión se puede obtener midiendo

El arrastre por presión se puede obtener midiendo las presiones alrededor de la superficie de un cuerpo sumergido, de aire o en agua, de velocidades conocidas. La integración de estas presiones (en toda la superficie) conduce a obtener el arrastre por presión. La diferencia entre el arrastre total (D) medido con la

balanza y el arrastre por presión (

Dp

) es igual al de fricción.

D

f

D

Dp

(2.34)

2.4.2 Empuje hidrodinámico sobre pilas de puente

Las solicitaciones ocasionadas por el empuje dinámico del agua sobre las pilas de apoyo de un puente, en los códigos y especificaciones referentes a su análisis estructural, siempre se consideran como de importancia secundaria; ello es

cierto cuando la dirección principal de la corriente en el río coincide con el eje longitudinal de la pila. Sin embargo, Apelt e Isaacs, 1968; demostraron que, ante

la presencia de un ángulo pequeño de esviajamiento entre la corriente y la pila,

pueden ocurrir sobre ésta grandes componentes del empuje. En este caso

ocurren las dos componentes de arrastre y sustentación.

Si una pila de puente se desplanta sobre el lecho de un río donde pueden ocurrir

grandes avenidas, ignorar estas fuerzas o estimarlas demasiado puede conducir

a consecuencias desastrosas, debido principalmente a que la resistencia al

volteo, de la mayoría de las pilas convencionales es menor en la dirección de la sustentación que en la del arrastre.

Apelt e Isaacs, 1968, han realizado pruebas para estimar los coeficientes de arrastre y sustentación en los tipos de pila convencionales. Los resultados de los ensayes mencionados permiten hacer una estimación preliminar de las fuerzas hidrodinámicas que han de esperarse sobre una pila, así como verificar la importancia que tengan en el análisis estructural de la misma, a la vez permite cerciorarse si es conveniente realizar un estudio en modelo reducido para un problema específico. En dicho estudio se necesita determinar el efecto que tiene

la distribución real de velocidades, en el flujo sobre los coeficientes de empuje,

ya que esto puede ser de importancia (figura 2.21).

Aplicando la ecuación de la cantidad de movimiento a una pila de puente, se determina que el empuje dinámico esta dado por la siguiente ecuación:

F

B y

1

2

1

B

2

y

2

2

2

2

g

42

Q

(

2

V

2

1

V

1

)

(2.35)

CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO DE CAUCES 1 2
CAPITULO 2. VARIABLES Y PARÁMETROS HIDRÁULICOS QUE INTERVIENEN EN EL FLUJO
DE CAUCES
1
2
V1
Fp
V2
y2
y1
Empuje
dinámico

Figura 2.21. Esquema general del empuje hidrodinámico sobre una pila de puente. (Sotelo, 2003)

43

CAPÍTULO 3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES CAPÍTULO 3 TÉCNICAS Y ESTRUCTURAS

CAPÍTULO 3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES

CAPÍTULO 3

Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES CAPÍTULO 3 TÉCNICAS Y ESTRUCTURAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN

TÉCNICAS Y ESTRUCTURAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES

3.1 CLASIFICACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES

Para distinguir las obras de protección marginal de cauces, se clasifican en tres grupos:

Espigones Diques marginales Recubrimientos marginales

Esta tesis aborda directamente al último grupo, mismo que se describe en los apartados siguientes.

3.1.1. Recubrimientos marginales

Los recubrimientos marginales son estructuras que se construyen sobre el talud de la margen a lo largo de un río o un canal con la siguientes finalidades:

primero (y el más importante), interponer un elemento que evite el contacto directo de la corriente con el material de la margen; segundo, impedir, o mínimo, disminuir la erosión marginal; y tercero, conducir el flujo de agua en una dirección deseada y conveniente. (Vilchis, Li Liu y Maldonado, 2000)

En algunos casos, la forma y el tipo de material que se utiliza como recubrimiento permite que el agua fluya en forma adecuada por los huecos de acuerdo a su acomodamiento, por ejemplo entre piedra y piedra, se consigue disminuir el efecto erosivo de la corriente.

No todos los recubrimientos marginales funcionan de igual forma, ni se utilizan en todo tipo de corrientes, y para distinguirlos se clasifican de la siguiente manera: existen los permeables, que se utilizan en corrientes pequeñas; los semi-permeables, que se emplean en todo tipo de corrientes, mientras el espacio sea suficiente para formar el talud en que apoyar dicha protección; los impermeables, algunos tienen un talud vertical y se utilizan con más frecuencia en zonas donde los ríos cruzan ciudades y poblados, y con materiales mixtos, que se emplean en casi todo tipo de corrientes, claro, mientras el espacio sea suficiente para formar el talud en que apoyar dicha protección

45

CAPÍTULO 3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES 3.1.2. Criterios generales de diseño

CAPÍTULO 3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES

3. ESTRUCTURAS Y TÉCNICAS DE PROTECCIÓN MARGINAL EN CAUCES 3.1.2. Criterios generales de diseño para recubrimientos

3.1.2. Criterios generales de diseño para recubrimientos marginales.

Cuando el material de recubrimiento se apoya sobre el terreno de la margen del cauce, se considera lo siguiente:

Los materiales más comunes para recubrimientos marginales que se apoyan sobre el terreno de la margen son: enrocamientos, los colchones de malla rellenos de grava o boleo, las lozas de concreto y piezas prefabricadas de concreto.