Вы находитесь на странице: 1из 8

Daniel Medvedov

<33

33Carta Padre a Hijo 33

Daniel Medvedov ♥ < 33 ░ 33 ░ C arta P adre a H ijo ░

<33

Madrid

2015

Nota Bene

La dimensión de los caracteres ha sido elegida a gusto del recipiente

<33

Comentarios a tu carta

“Querido Padre. <33[sin comentarios]

Perdón por haberme tardado tanto en manifestarme, pero es que honestamente no ha sido fácil para mi asimilar los eventos que sucedieron.

<33es mejor “entender”, que “asimilar” lo que ha sucedido en X[ciudad], de Navidad.

En principio estoy triste ya que deseaba que estuviéramos juntos en estas navidades, pero la verdad es que lo que sucedió fueron mas que balas de salvas para mi.

<33comprendo que estas triste, yo no lo estoy, no estoy ni siquiera triste, sino embargado de cierto desencanto. Si deseabas estar junto a tu padre que has invitado a tu casa, pasara lo que pasara, deberías haberte callado la boca, con modestia y elegancia de hijo.

Tengo toda la intención de dejar pasar las cosas, pero no es tan sencillo esconder las heridas.

<33las cosas de esa naturaleza no se deben “dejar pasar”, se deben plantear con claridad y sinceridad, para no esconderse debajo de la alfombra de las impropiedades. Por otra parte, las heridas ficticias que tu puedas sentir que han sido provocadas o infligidas por tu padre, son fruto de tu inocencia, pues he llegado a la conclusión que tu actitud es fruto de inocencia, no de ignorancia.

Antes que nada, quiero dejar claro que te amo increíblemente, que no te guardo rencor en lo absoluto y que deseo que todo esto quede atrás.

<33lo que ha pasado, queda atrás, como todo el pasado. Como padre, yo amo a mis hijos, sin diferencias, sin miramientos, sin categorías, indefectiblemente. El amor del padre hacia su hijo no es tocado por nada. El que no me guardes rencor lo celebro, sería impropio. Por otro parte, debes saber, hijo, que el amor no tiene grados, no existe “más” amor, o “menos” amor. El amor es único. Por el amor se mueven las estrellas.

Siempre te he querido como eres, pero solo quiero dejar por escrito las cosas que siento que están mal.

<33si es bueno dejar eso por escrito, es un documento de familia. Las cosas que dices que “sientes que están mal” no “están mal”, son reales, no son ficticias. Hasta que no eliminemos el virus de esa palabra inventada por los humanos no alcanzaremos la verdad. No existe lo que la gente común llama para todo lo que le disgusta con la palabra “mal”. Lo único que existe en el lenguaje de todas las lenguas, es lo positivo y lo negativo. Por tanto tu frase corregida sonaría así - “ quiero dejar por escrito las cosas que siento que son negativas.” <33Puedes llamar “negativas” a las cosas que han pasado, es tu derecho, pero mira qué bueno, para mi, han sido “positivas”, pues han revelado con más contundencia, tu inocencia y la de tu esposa. Es positivo sacar tensiones, a través de la válvula del diario convivir. Han sido esas cosas muy reveladoras para mi, me han mostrado en clara luz, cual es el problema existencial que te comprime y asalta, junto a tu pareja, a tu esposa.

Lo primero que quiero aclarar es que no existe ningún motivo o razón alguna por la cual tengas el derecho o el poder de alzarle la voz a mi Y[esposa].

<33¿Desde cuando “alzar la voz” es un insulto, hijo? Alzar la voz con vehemencia es derecho de todos los humanos. Un invitado a tu casa es sagrado: jamás se le debe tratar así como ustedes me han tratado, y más cuando es tu padre. Te debo decir algo de hombre a hombre: no permitas que la mujer te caliente las orejas. Lleva los pantalones, aunque la ames mucho. Te han metido con vaselina, - nos han metido a todos eso desde la infancia - la idea errada de que “alzar la voz es un insulto”. No mi querido, no es un insulto, es un derecho de los humanos. Todos pueden alzar la voz cuando se sienten vejados, como me he sentido yo por vosotros, y por tu amigo que me ha “mostrado la puerta” luego de comer de mi plato y de mi comida existencial que he ofrecido espléndidamente en una casa ajena donde me has invitado “de Navidad”. Nunca jamás uses con nadie el argumento de “no me alces la voz” pues las cosas se dicen por el que habla, como él desea y sienta que se digan en el momento. Eso no lo puede controlar un sujeto ajeno a quien habla. El asunto es “qué se está diciendo” no “cómo se dice”. Me puedes decir cosas infames con una voz melosa de serpiente, o cosas veraces, gritando.

Hay libertad para eso, es energético, o sea que tiene su “función” , pues eso es lo que significa “energía” : “función”. Las cosas deben “funcionar” así, y nadie puede impedirlo. Reflexiona en ello y mastícalo bien, que muy pocos lo saben. Luego, decir me a mi, tu padre, que no le “alce la voz a tu esposa” es un insulto para mi, pues la voz que te parecía a ti “alzada“- repites lo que ella dijo en aquella ocasión, como un loro - “alzar la voz a mi esposa” - es un despropósito. Te advierto: jamás andes por la vida con esa frase en la boca, pues te puedes encontrar en situaciones delicadas en las cuales, sí, tal vez le van a “alzar la voz a tu esposa” en diversas oportunidades, pero lo que importa es “lo que están diciendo” los que “alzan la voz”, no el hecho de que la voz es un grito. Un hombre cabal debe ser y estar muy atento con lo que dice en momentos de esa naturaleza, pues tu frase es un timo, una amenaza y se puede armar una grave pelea. Tienes que ser un caballero, hijo, llegar a ser un caballero y para eso otro caballero te debe “armar” de ”caballero”, uno no nace con esa categoría en la vida. Hasta el Cristo Jesús tuvo que ser “bautizado” por San Juan, aunque luego, empezara bautizar él mismo, a otros. Es la ley cósmica y existencial. No eres un caballero. Nadie te ha armado de “caballero” y esa debe ser tu meta en la vida, no el repetir frases hechas [como “tu a mi no me vas a alzar la voz”, eso es risible entre caballeros, no sólo risible sino una pendejada de idiotas] - palabras y expresiones emitidas por mujeres, aunque esas mujeres sean mujeres de uno. No importa cómo me digas algo, lo que importa es lo que me estás diciendo, y de ello no se puede pasar, de lo que estás diciendo, no se puede pasar, aunque paso de la forma en la cual me lo dices].

Esto es primordial para mi persona, ella es una dama y un ser sublime.

<33Me lo confirmas aquí: no sabes qué es ser un caballero. Primordial para tu “persona” es nada, nada es “primordial” para nuestra “persona”. “Primordial” es categoría de las cosas para el Ser, no para la Persona. Eres el Ser. Y sólo cuando seas un “caballero” vas a entender qué cosa es una “dama”. Por otra parte, eso de “un Ser sublime” es una cursilería - todos los Seres son “sublimes”. Hablas con muletillas que repito, te han metido con vaselina, y de las cuales te debes desentender y arrojarlas fuera de ti, no son expresiones de un hombre cabal, o sea de un caballero.

No existe duda al respecto, y la manera como te comunicaste con ella fue terrible, una grave falta de respeto.

<33¿Le he dicho ”puta” a tu esposa? ¿Le he pegado? ¿La he escupido? Esto es falta de respeto. Ni siquiera decirle “hija de puta” sería falta de respeto para con ella, pues es “una manera de hablar” que los humanos indirectamente usan para mostrar su desagrado.

No voy a entrar en detalles, ya esta de tu parte recordar, o aceptar, la manera que se dijeron las cosas.

<33La “manera” en qué y cómo se dijeron las cosas me tiene sin cuidado, pues en la vorágine de la fiesta, todos están en otros límites de apreciación temperamental, - paso de eso -, lo de lo cual no paso es el contenido de lo que se ha dicho, no cómo se ha dicho.

Ella esta decepcionada hacia tu persona, ya que nunca imagino que recibiría de tu parte ese trato, después de todo el esfuerzo y todas las cosas que ella ha hecho y hace con el mayor del cariño del universo para que tu te sintieras y te sientas bien en esta casa. Aparte del cariño que siempre te tuvo desde un principio.

<33Escucha hijo: “todo el esfuerzo y todas las cosas que ella ha hecho y hace con el mayor del cariño del universo para que tu te sintieras y te sientas bien en esta casa” -

<33en un trís tras, en un instante, se esfuma, cuando tu mujer le dice al padre de su esposo - “tú no le vas a hablar así a mi marido”. Primero fue el huevo que la gallina: yo tuve que criarte años enteros casi solo, darte de comer, cuidarte y apoyarte, hasta que tu

madre me pidió “libertad”, dejarla “libre” - como me dijo, - y no contenta con recibirla, se lleva también al hijo. Y luego, sólo luego tiene ella un marido, que es mi hijo. Suena ridículo que una mujer le diga al padre de su esposo -“tú no le vas a hablar así a mi marido”. Todo de lo bello que ha hecho se esfuma en un instante con esas palabras impropias. Pero estoy acostumbrado a los abusos, descuida, no lo tomé nada en serio, pues es resultado de la inocencia.

Lo segundo, es algo ya discutido, pero que sigue siendo una piedra en el zapato para nuestra relación como padre e hijo. Me refiero al hecho que consideres que este bien para un padre insultar a un hijo.

<33Oh, sí, eso que declaras es principal. Debes saber que el asunto no se plantea como lo estás planteando. La veracidad de lo que yo digo es que jamás un hijo debe considerar como “insulto” lo que su padre le dice. ¿Acaso es un insulto decirte “ignorante”? ¿Sabes tu acaso lo que yo se? ¿Te has paseado por la posibilidad de que lo que tu estás viendo de mi sea tan sólo una rama del gran bosque donde habito? No es que esté “bien” o “no bien” para que un padre - como tú dices - “insulte a su hijo” con la palabra “ignorante”. Ni se plantea lo del insulto en este preciso caso. Tu padre es un erudito, y tiene autoridad, tu no eres un erudito, eres un joven a quien le falta mucho conocimiento. En cuanto al “saber” que es muy distinto del “conocimiento”, digamos que tu padre ha bebido de las fuentes del saber, de las cuales tu no has bebido, y tampoco has comido el pan de sabiduría que tu padre ha comido de los bellos maestros. Un hombre sin maestro es un mequetrefe, tal como lo es un sujeto que no ha sido armado “caballero”. Por tanto, un gran cuidado debes tener al escuchar las palabras de este padre que te he descrito, no es un padre normal, es un padre especial, y aunque todos los padres sean “especiales” - es una manera de hablar, pues la mayoría de los humanos están perdidos en el bosque de su propia existencia.

No necesito testigos para saber lo que me dijiste, no solo en casa de Juan, sino al día siguiente cuando en teoría estábamos tratando de resolver los problemas.

<33Lo que al día siguiente te dije fue lo mismo que el día anterior: me has aconsejado ser “humilde”.

Eso, además de ser cursi, es pavoso, es un consejo no pedido, hijo mío, y un consejo no pedido puede transformarse en una vejación, en un insulto para un padre, viniendo de su hijo. Me nombras a un sujeto llamado “Juan”. ¿Quién es “Juan”? ¿Es tu “amigo”? Si un amigo mío le muestra la puerta a mi padre, yo lo machaco a puños y tu qué has hecho? ¿Has sido un hombre cabal? Al día siguiente de botar a tu padre de tu casa donde lo invitaste, festejabas y te abrazabas con este “amigo” tuyo, mientras el padre estaba solo en Madrid. ¡Genial!

Me da lastima el hecho de que creas que un padre no puede aprender de un hijo, pero eso es algo que te respeto y no pienso reclamar. Pero el hecho de que decretes que un padre puede insultar a un hijo, eso nunca.

<33Sí, hijo, un padre como yo, no cualquier padre, no debe y no puede bajo ningún concepto aceptar ser “aprendiz” de su hijo, pues se intercambian los papeles querido, y menos todavía un padre tal como tu tienes. Cuando un padre regaña a su hijo, no se le puede llamar a eso un “insulto”, es una lección. Y tú no puedes, - como hijo -, pretender dar lecciones de conocimiento a tu padre, pues no se trata de una cantidad aquí, sino de la cualidad de la acción. Todo lo que tú puedas creer que conoces, no es más que polvo en el viento, no es nada, pues ese tipo de conocimiento no es existencial, es efímero y sin valor alguno. ¿Es eso lo que tu quieres enseñar a tu padre?

Lastimosamente no eres un rey, no eres un león, eres un padre, y deberías siempre respetar a tus hijos con el mayor esfuerzo posible. Ya que tal respeto crea uno de los fundamentos de una relación sana.

<33Es irónico que me digas eso - “lastimosamente no eres un rey, no eres un león, eres un padre” - <33¿No sabes que ser “padre” es una categoría que hasta los reyes y los leones la puedan tener? ¿Qué le puedan importar a los leones y a los reyes que los mequetrefes del bosque o de la sociedad les consideren como tales, o no? No le importa al león el que el ratón lo considere “león”, ni al rey que el mequetrefe que no sabe donde está parado piense que él es o no es “rey”. El león es león por naturaleza, y el rey es rey por casualidad. Pero cuando dices - “lastimosamente no eres rey, ni león, sino padre” - eso es una ironía.

Esto es algo que no pienso aceptar, es algo que espero con todo mi corazón que no repitas con mi hermana, ya que ella te ama increíblemente, capaz mas que cualquier persona en este mundo, pero tengo la impresión de que ella también opina igual que yo.

<33Tu opinión no vale nada, como ninguna opinión de nadie. Lo único que vale es la visión de la realidad. Alrededor del dado inmenso hay muchos números y todos los medio dormidos ven el número que está en la cara de en frente. Algunos llegan ver hasta dos caras, en esquina. Pero la realidad es la cara superior y es esa la que manda. Para verla, hay que ser muy alto, o al menos elevarse hasta su altura. Esa cara se llaman “realidad”. No me des consejos hijo, no te los he pedido para comportarme. En cuanto a tu hermana y a su relación conmigo, te aseguro que ella no es de la misma “opinión “ que tú. Le habrás contado tu versión.

Pero recuerda que las versiones de cada sujeto son meras opiniones personales de lo que acaso ha pasado. La realidad es otra cara diferente de las caras laterales del dado que estás mirando.

Padre, yo estaré siempre pendiente y te proporcionare la ayuda que pueda darte por siempre, pero no esperes de mi una relación de sentimientos abiertos, si vas a seguir con la opinión de que esta bien si tu me insultas.

<33Sigue como deseas seguir, hijo mío, pero cambia internamente con la alquimia del oro - refina el plomo de la forma exterior de tu Ser y transmútalo en el oro de sabiduría, hijo mío, porque si no te dedicas a la alquimia de la transubstanciación nunca llegarás a

saber la verdad.

Si no eres capaz de entender, que lo que es una verdad para ti, puede ser un insulto para otro, vamos a tener grandes problemas por el resto de nuestras existencias.

<33La verdad es única, no es una “verdad” para mi y otra “verdad” para otro: eso es “opinión” no “verdad”. La verdad, si yo la conozco, es la misma para aquel que también la conoce, no varía de persona a persona, como las opiniones. Y en ese dado que te he descrito, la verdad no está en las caras sino en el secreto de las caras, está en el medio virtual del dado. No hables del “resto de nuestras existencias” que nada sabes de eso, ni te asomas siquiera a la luz de esa verdad.” Esa “inocencia” la demuestran tus palabras.

Y hasta que yo no escuche, que tu opines que un padre no puede y no debe insultar a un hijo, lastimosamente vamos a tener que replantear nuestra relación, lo digo con mucha tristeza, pero simplemente, desde mi punto de vista, es así, y no lo pienso discutir.

<33Replantéalo para ti, hijo, replantea tu relación con tu padre, que eso te hace ganar en cabalidad.

Quiero repetir que te sigo amando increíblemente. Que siempre te tendré todo el respeto que un padre se merece y que espero que un futuro todo quede atrás. No por haberlo dejado pasar, sino porque los dos llegamos a un acuerdo de lo que sentimos que esta bien y que esta mal en esta vida.

<33Aun no has mostrado respeto por tu padre, el respeto es algo muy sutil, se te escapa por entre los dedos - te abrazas con los mequetrefes que han botado a tu padre. ¿A eso llamas tu “respeto”?

Espero que estés bien este 31 de Diciembre.

Me hubiera encantado pasarlo contigo.

<33Suena cínico lo que dices, luego de haber despachado al padre de tu casa.

Tu hijo.

“X”

<33Vale

Aquí está mi bendición - ¡Que Dios te bendiga, te ampare, y te favorezca, y te haga un hijo cabal!

Father

<33

Похожие интересы