Вы находитесь на странице: 1из 3
CAPITAL HUMANO
CAPITAL HUMANO

La falta de regulación que establezca un claro límite entre la intimidad de los trabajadores y los derechos del empresario en el lugar de trabajo está creando muchos conflictos laborales. Algunos, incluso, han terminado en despido. ¿Sabes cómo te protege la ley?

Cómo puedes proteger

V arias sentencias dictadas en los últimos meses por los tri- bunales de nuestro país han hecho saltar la voz de alarma

sobre la necesidad de regular el derecho a la intimidad de los trabajadores. En ellas, jueces y magistrados reconocen el derecho de los empresarios a establecer mecanismos de control en los centros de trabajo–como utilizar cámaras de vídeo o leer los correos electrónicos– para garantizar el cumplimiento del tra- bajador con sus obligaciones laborales. Sin embargo, algunos expertos advierten de que estas sentencias pueden sentar las bases de una vulneración impune de la intimidad de los trabajadores.

el rendimiento de sus empleados. En este sentido, una práctica que empieza a

ser habitual en todos los países es la uti- lización de programas que permiten seguir el rastro de las webs consultadas, así como la frecuencia y la duración de estas visitas. Otras veces, se realizan registros en los correos electrónicos de los empleados para comprobar qué tipo de mensajes envían. Pero ¿hasta dónde alcanza el derecho de control del empre- sario? Los expertos no se ponen de acuer- do a la hora de establecer los límites:

Proteger al empresario. El debate se ha centrado, sobre todo, en el uso de Inter- net y del correo electrónico por el coste en tiempo y dinero que tiene que sopor- tar el empresario cuando los empleados hacen un mal uso de estas tecnologías. “El empresario tiene derecho a con- trolar el rendimiento del empleado y la adecuada utilización de los instrumentos

Los puntos más conflictivos

La lectura de correos personales para controlar en qué pierden el tiempo los empleados es una de las prácticas que más preocupa a los trabajadores.

El uso de sistemas audiovisuales en el lugar de trabajo, con los que se pueden escuchar las conversaciones privadas.

Las mujeres son el colectivo que sufre mayores intromisiones en su intimidad durante el proceso de selección.

Las bases de datos personales pueden servir a las empresas para crear listas negras de empleados que serían discriminados de forma automática.

Más controles Una encuesta de la American Manage- ment Association revela que el 45% de
Más controles
Una encuesta de la American Manage-
ment Association revela que el 45% de las
grandes empresas estadounidenses con-
trola las comunicaciones en relación con
de trabajo. En este sentido, los
La responsabilidad del empleado
E l uso de mecanismos
de control por parte
de los empresarios está
justificado por las conse-
cuencias negativas que
tiene un mal uso de sus
instalaciones. Éstas son
las más importantes:
Reducción de la pro-
ductividad. Un estudio
de Ferris Research des-
taca que el uso del
correo electrónico hace
aumentar la productivi-
dad entre un 15% y un
20%, al eliminar sobres,
sellos, mensajeros, fax,
etc., y mejora la cadena
de toma de decisiones.
El estudio apunta que las
empresas ahorran una
media de 326 horas
anuales de trabajo por
empleado, pero que
éstos pierden una media
de 115 horas anuales en
el envío de correos per-
sonales. Estos datos
reflejan que las compa-
ñías que obligan a sus
empleados a limitar sus
correos personales pue-
den lograr un incremen-
to espectacular de su
productividad.
Sustracción de infor-
mación. Un reciente
informe del FBI revela
que en 1999 se han
incrementado en un 62%
las entradas no autoriza-
das a sistemas informáti-
cos. Sin embargo, sólo
un 14% de los casos
llega a los tribunales.
Estas entradas se reali-
zan sobre todo para
introducir virus, copiar
programas sin respetar
los derechos de propie-
dad intelectual o acceder
a información confiden-
cial de la empresa
(el 80% de estos delitos
los realizan empleados
de la propia empresa).
La posible sustracción de información
confidencial de la empresa puede justificar
un registro de los archivos del trabajador.

tu intimidad en el trabajo

Emprendedores
Emprendedores
Emprendedores
Emprendedores
CAPITAL HUMANO Los límites en la relación de trabajo E l Estatuto de los Tra-
CAPITAL HUMANO
Los límites en la relación de trabajo
E l Estatuto de los Tra-
bajadores, la Ley de
relacionadas con las
ausencias al trabajo.
Protección de Riesgos
Laborales (LPRL) y la Ley
Orgánica de Protección
de Datos Personales
establecen estos límites
en la relación laboral:
tro de trabajo, en hora-
rio laboral y en presen-
cia de un representante
sindical o de otro traba-
jador. Fuera de estos
límites, debe recurrir
a la vía judicial.
Controles audiovi-
trabajador, por lo que
no se pueden colocar
cámaras en comedores,
vestuarios, zonas de
esparcimiento o en el
local de la representa-
ción sindical. Además,
Controles sanita-
la
grabación de las con-
Registros. El empre-
sario puede realizar
registros sobre el traba-
jador o sus pertenen-
cias, aunque sólo
excepcionalmente y
cuando sea necesario
para la protección del
patrimonio empresarial
y del de los demás tra-
bajadores. Se deben
realizar dentro del cen-
rios. La forma habitual
de realizarlos es con los
reconocimientos médi-
cos, si bien son de
carácter voluntario. Al
historial clínico sólo
pueden acceder los
profesionales médicos y
el propio interesado,
nunca el empresario.
Éste sólo puede cono-
cer las enfermedades
suales. La instalación
de aparatos audiovisua-
les se consiente exclu-
sivamente para com-
probar el cumplimiento
de las obligaciones y
deberes laborales del
versaciones de los
empleados sin una
orden judicial vulnera su
derecho a la intimidad.
Tus derechos durante
el proceso de selección
Bajas por enferme-
dad. El empresario
C ualquier informa-
ción no relevante
para la realización de
las tareas se conside-
ra una intromisión en
la vida privada de los
aspirantes. Pero exis-
ten excepciones:
estado le impida reali-
zar la tarea; por ejem-
plo, si va a trabajar de
noche o con sustan-
cias tóxicas”, dice el
profesor De Vicente.
Antecedentes
puede verificar el esta-
do de salud del emplea-
do para justificar sus
faltas de asistencia al
trabajo. Esta comproba-
ción se debe realizar
con un reconocimiento
a
cargo de personal
Ideo logía. Sólo pue-
médico. Si el empleado
se niega a someterse a
den
preguntar sobre
la ideología y creen-
penales. Al solicitar
estos datos se vulnera
el derecho a la igual-
dad de acceso al
empleo y la garantía
de reinserción social
que contempla la
Constitución. Sólo se
pueden solicitar los
antecedentes relacio-
nados con la tarea: a
un cajero o banquero,
los relacionados con
un delito de apropia-
estos reconocimientos,
el
empresario puede
cias
de los aspirantes
las llamadas empresas
ideológicas. Así, en los
colegios religiosos el
personal debe com-
partir las creencias
para garantizar la
transmisión de los
valores de la empresa.
suspender los derechos
económicos que tenga
el
trabajador.
Vida privada. El
El empresario puede
instalar cámaras en el
lugar de trabajo para
controlar las tareas,
pero no puede grabar
las conversaciones.
empresario no puede
solicitar detalles ínti-
mos de los aspirantes:
por ejemplo, si una
mujer está embaraza-
da o quiere tener
hijos. “Ésta puede
ocultar su embarazo
para no sufrir una dis-
criminación. No se
consideraría un enga-
ño doloso y justificati-
vo de anulación del
contrato, salvo que su
ción indebida; a un
conductor, los delitos
de tráfico
‘Tests’. Los psicotéc-
nicos y los de persona-
lidad pueden vulnerar
la intimidad de los
aspirantes. Por eso,
los deben realizar psi-
cólogos profesionales,
que den al empresario
únicamente los datos
que condicionen el
desempeño de tareas.
Los empleados pierden una media de 115
horas anuales en enviar correos personales
medios de comunicación de la
“Los mecanismos de control deben
En las entrevistas de
trabajo no pueden preguntar
sobre la vida privada.
empresa no se deben entender como un
ámbito para el desarrollo de comunica-
ciones íntimas. En el e-mail o en el telé-
fono no se debe esperar un respeto a la
intimidad”, explica Salvador del Rey,
catedrático de Derecho del Trabajo de la
Universidad Pompeu i Fabra y consultor
de Cuatrecasas Abogados.
Proteger la intimidad. Otros expertos, en
cambio, afirman que en las relaciones
laborales se debe considerar la intimidad
del trabajador como un derecho funda-
mental, tal y como reconoce el artículo
18 de la Constitución Española, y que,
por lo tanto, estos derechos tienen prio-
ridad sobre los derechos del empresario.
tener un límite en el respeto a la intimi-
dad y el secreto de las comunicaciones
del empleado. Si el empresario quiere
comprobar cómo utilizan éstos su tiem-
po, puede establecer un mecanismo de
control para conocer cuántos mensajes
son de carácter profesional y cuántos
son privados, pero en ningún caso leer su
contenido, puesto que son privados”,
apunta Fernando de Vicente Pachés,
profesor de Derecho del Trabajo de la
Universidad Jaume I de Castellón.
En este sentido, la mayoría de los
expertos coinciden en que habría que
considerar el uso del e-mail de manera
análoga a como se consideran las
CAPITAL HUMANO Un sumario con texto falso para poner en Sentencias contradictorias como referencia esta
CAPITAL HUMANO
Un sumario con texto falso para poner en
Sentencias contradictorias como referencia
esta página por donde se vea que cae bien
L os tribunales espa-
tucional reconocía
conversaciones de los
vídeo para vigilar el tra-
ñoles están dictando
como una vulneración
empleados.
bajo de sus cajeros. El
sentencias contradicto-
rias al interpretar los
límites de la intimidad.
● El pasado mes de
abril, el Tribunal Consti-
de la intimidad de los
trabajadores del Casino
de La Toja la instalación
de un sistema de audi-
ción que recogía las
● En julio, el Tribunal
Constitucional recono-
cía el derecho de la
empresa Ensidesa a uti-
lizar un circuito de
control sirvió para des-
pedir a un empleado
que sustrajo dinero de
la caja. El Constitucional
ha denegado el amparo
al empleado. Sin
embargo, este fallo con-
trasta con una reciente
sentencia del Juzgado
de lo Penal número 3
de Tarragona que consi-
dera una vulneración de
la intimidad el uso de
cámaras en el trabajo.
● En noviembre, el Tri-
bunal Superior de Justi-
El envío de ‘e-mails’
personales desde
el trabajo ha causado
el despido procedente
de un trabajador de
Deutsche Bank.
cia de Cataluña ha reco-
nocido procedente el
despido de un emplea-
do de Deutsche Bank.
Envió 140 correos priva-
dos desde su puesto de
trabajo en cinco sema-
nas, lo que supuso una
actuación lesiva para la
empresa.
● El Tribunal Superior de
Justicia de la Comuni-
dad Valenciana ha con-
firmado una sentencia,
dictada el pasado 15 de
mayo, que condenó a
una empresa textil a
indemnizar con un
millón de pesetas a un
delegado de personal
por interceptar y abrir
una carta enviada a
nombre de éste por la
Conselleria de Trabajo y
Asuntos Sociales. El tri-
bunal consideró que
se había vulnerado el
derecho del trabajador
al secreto de las comu-
nicaciones.
● En enero de 1998, el
Tribunal Constitucional
falló en contra de Renfe
por vulnerar las liberta-
des fundamentales de
sus trabajadores. La
empresa aplicó un des-
cuento en la nómina a
todos los afiliados al
sindicato CC OO, sin
averiguar si habían
secundado o no la huel-
ga. El tribunal falló en
contra de Renfe al con-
siderar que había utili-
zado de forma indebida
los datos de afiliación
de sus empleados.

La Ley de Protección de Datos contempla multas de hasta cien millones de pesetas

llamadas de teléfono en los centros

de trabajo. Así, algunas empresas advier- ten a sus empleados de que las llamadas realizadas quedan registradas (el núme- ro de teléfono y el tiempo que emplean en ellas), pero en ningún caso se permi- te escuchar el contenido de las conver- saciones sin una autorización expresa.

Vacío legal

Las sentencias dictadas hasta la fecha se han basado en el Estatuto de los Tra- bajadores, los derechos constitucionales y la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos Personales, de diciembre de 1999. El problema es que, al no existir una legislación específica, los fallos dependen casi exclusivamente de la interpretación que realice en cada caso concreto el tri- bunal competente . Para los más críticos, otro conflicto importante que plantean estas senten-

Cómo podemos exigir nuestros derechos

E l derecho a la inti- midad del traba-

jador está reconocido por el Estatuto de los Trabajadores, por lo que en la mayoría de los casos estos con- flictos los resuelven las autoridades labo- rales. No obstante, al tratarse también de un derecho funda- mental recogido en la Constitución se amplían las posibili- dades de protección.

En un primer paso se puede acudir a cualquiera de estas cuatro instancias:

La Inspección de Trabajo, para que abra un acta y la autoridad laboral imponga la sanción correspondiente al empresario.

El juzgado de lo social, presentando una demanda.

La Agencia de Pro- tección de Datos.

1
1

El juzgado de lo

tiva y agotará las vías

penal, presentando una querella.

de recurso si el tribu- nal deniega el ampa-

2
2

Las sentencias

ro. Si lo reconoce,

dictadas se pueden recurrir, en los plazos establecidos en cada caso, ante los tribu- nales superiores.

puede imponer el pago de la multa correspondiente (si se trata de una vulneración de la Ley

3
3

Una vez agotadas

de Datos Personales,

las vías anteriores,

la

multa oscilará

se puede presentar

entre 100.000 pese-

un recurso de ampa-

tas y 100 millones),

ro ante el Tribunal

o

la readmisión del

Constitucional. La sentencia será defini-

empleado si éste ha sido despedido.

cias es que pueden sentar las bases para una nueva forma de despido procedente. En España, el caso que más polémica ha suscitado ha sido una reciente sen- tencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en la que se reco- noce como procedente el despido de un trabajador de Deutsche Bank por enviar correos privados desde la oficina. “En este caso se produjo una utiliza- ción indebida de una herramienta de trabajo. Más cuando en la empresa exis- tía una prohibición expresa de utilización

personal del correo electrónico”, dice José Manuel Juzgado Feito, secretario de empleo de CC OO. “Pero si no se pone fin al vacío legal existente nadie puede garantizar que en el futuro no se cometa todo tipo de abusos”, añade.

en el futuro no se cometa todo tipo de abusos”, añade. Pilar Alcázar Más a fondo

Pilar Alcázar

no se cometa todo tipo de abusos”, añade. Pilar Alcázar Más a fondo El derecho del

Más a fondo

El derecho del trabajador al res- peto de su intimidad. De Vicente Pachés, Fernando. Ed. CES. Ley de Protección de Datos, la nueva LOR- TAD. Del Peso Navarro, Emilio. Ed. Díaz de Santos.

Emprendedores
Emprendedores