Вы находитесь на странице: 1из 108

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

PROGRAMA DE GESTIÓN DE CALIDAD DE AIRE, AGUA Y MANEJO DE RESIDUOS.

Ciudad de Córdoba, Argentina

Autores:

Lic. Darío Sbarato (dsbarato@yahoo.com.ar) Ing Agrim. Felix R. Roca Lic. Viviana Sbarato Ing. Cesar E. Romero Ab. José Emilio Ortega (jortega@cea.unc.edu.ar) Med. María Rosa Salort Sr. Manuel Campos

Este trabajo ha sido producido en el marco del Programa de Investigación y Desarrollo en Gestión Ambiental que se desarrolla de manera conjunta entre la Maestría en Gestión para la Integración Regional del Centro de Estudios Avanzados de la UNC y del Centro de Información y Documentación Regional de la Secretaría General de la UNC. Siendo sus árbitros el Prof. Ing. Jorge Horacio González (Prof. Titular y Rector UNC), Prof. Dr. Jugo Juri (Prof. Titular, Ex Rector UNC, Ex Ministro de Educación de la Nación) y Prof. Dr. Pedro J. Frías (Prof. Consulto UNC, Presidente Honorario de la Academia Nacional de Derecho y Ciencias Sociales de Córdoba).

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Presentación

TEMARIO

Normas de Calidad de Aire y Salud Ambiental

1.

Introducción

2.

Estándares de calidad de aire.

Estándares de calidad de aire de la USEPA

Estándares de calidad de aire de México

Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud

3.

La situación en Córdoba

Normativa utilizada como marco general para las comparaciones de los valores medidos en la ciudad de Córdoba

Índice de calidad del aire (ICA) según se usa en Córdoba

Estado de contaminación del aire (ECA) según se usa Córdoba

Informe diario

Informe mensual

Resúmenes informativos anuales

Pronóstico diario

4.

Compuestos orgánicos volátiles

Niveles guía de la calidad de aire y estándares de la calidad del aire

5.

Compuestos orgánicos del material particulado atmosférico

6.

Compuestos inorgánicos del material particulado atmosférico

7.

Recomendaciones sobre exposición al ruido

La Calidad del Aire en la Ciudad de Córdoba

1.

Introducción

2.

Método de análisis de datos de contaminación atmosférica

3.

Resultados

4.

Estado del Recurso Aire en la Ciudad de Córdoba

5.

Los compuestos orgánicos y los metales pesados en Córdoba

Compuestos orgánicos del material particulado

Metales pesados del material particulado

6.

COVs en Córdoba

Ruido Urbano en la Ciudad de Córdoba

1. Introducción

El ruido desde la perspectiva ambiental

Efectos sobre la salud

La situación de la Ciudad de Córdoba

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

2. Materiales y métodos

Metodología del programa de caracterización del ruido urbano en la Ciudad de Córdoba

El problema del microcentro

El problema de la zona residencial

Medición de niveles sonoros en zona residencial y microcentro

Medición de las molestias inducidas por ruido en la zona residencial y microcentro

3.

AREA MICROCENTRO

Procesamiento de encuestas

Procesamiento de la medición de los niveles sonoros

Conclusiones

4.

ESTUDIO DEL NIVEL DE RUIDO Y DETERIORO DE LA CALIDAD DE VIDA

EN LA ZONA RESIDENCIAL DE LA CIUDAD DE CORDOBA

Presentación de los resultados

Conclusiones

Usuarios de la Cuenca Atmosférica

1. Consideraciones Generales sobre Inventario de Emisiones

2. Clasificación de las fuentes de Contaminación del aire

3. Clasificación de las fuentes para analizarlas en el inventario de emisiones

4. Metodología del inventario de emisiones

5. Comparación con algunas ciudades mexicanas

6.

estaciones de servicio de la ciudad de Córdoba

Pérdidas

evaporativas

por

almacenamiento

y

distribución

de

combustibles

en

Introducción

Objetivos

Metodología

Resultados

Conclusiones

7.

Emisiones de la combustión de cubiertas usadas

Incendios de Cubiertas a Cielo Abierto

Emisiones por quema de cubiertas a cielo abierto

Mutagenicidad de emisiones de incendios de llantas

La Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos

1. La Gestión de Residuos

2. Los Residuos Sólidos Urbanos

3. El Vertido y el Reciclado de los RSU

4. La Situación Actual en Córdoba

Teoría Y Metodología para el Cálculo de los Índices de Desarrollo Sustentable

1.

Introducción

Información para la adopción de decisiones

2.

Objetivos

3.

Metodología

Criterios de Sustentabilidad

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Indicadores de Desarrollo Sustentable

Teoría de Decisiones de Atributos Múltiples

Propuesta de Indicador de Desarrollo Sustentable

Construcción, Financiamiento y Alcance del Programa de Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos

I. CALIDAD DE AIRE:

Disminución de las emisiones de gases contaminantes

II. CALIDAD DE AGUA Y SUELOS:

Disminución del volcamiento de Residuos No Convencionales

III. MANEJO DE RESIDUOS:

Reducción, reuso y reciclado de residuos

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Presentación

En los últimos cincuenta años las frases "conservación ambiental" y "desarrollo sustentable" se incorporaron claramente en el léxico colectivo, aunque esto en general no se ha traducido en acciones concretas que lleven a la creación de realidades diferentes. La existencia de áreas dedicadas a la conservación ambiental y al abatimiento y control de la contaminación en los gobiernos de nivel local, estatal y nacional; la presencia de organizaciones no gubernamentales con cada vez más predicamento y sustento científico-técnico en sus campañas; la creación de departamentos de ambiente en las empresas generadoras de bienes y servicios; la innumerable cantidad de libros, artículos científicos y de divulgación, de congresos y debates, así como la permanente presencia del tema en los medios masivos de comunicación habla a las claras de la complejidad, transversalidad e importancia de la pronta resolución del acertijo de lograr desarrollo económico, bienestar social y conservación ambiental.

A nivel internacional, se observa que los países centrales, debido a su nueva y distendida situación

económica, a la modificación de sus industrias hacia industrias limpias, a las presiones sociales cada vez más organizadas en pos de conservar el medio ambiente que los obligó a grandes inversiones, presionan al resto del mundo para que adopten las tecnologías no contaminantes desarrolladas por ellos. Claro está que esto lo hacen para defender el ambiente global y para fijar una ventaja competitiva en el flujo de productos industriales, castigando a las regiones contaminantes con barreras arancelarias basadas en presupuestos ecológicos. Ya no se habla de industrias contaminantes, se habla de establecer o no relaciones comerciales con regiones que no cumplen con estándares mínimos de calidad ambiental. En algún tiempo más los sistemas de monitoreo y control de calidad ambiental serán necesarios para el mantenimiento de la salud local y para poder participar en la red global de intercambio de bienes y servicios.

Si a la gente se le pregunta sobre el por qué de la existencia de problemas ambientales específicos

tales como contaminación del aire, residuos en la vía pública, peligro de extinción de ciertas especies, responderá que es porque las autoridades no controlan, cuando en realidad la ciudad tiene contaminación atmosférica porque hay demasiados vehículos circulando, tiene residuos en sitios públicos porque los tiramos a un ritmo superior al de recolección y las especies están amenazadas porque, entre otras causas, alguien las está matando. Es necesario empezar a cambiar palabras como norma, pena, multa y clausura que implican ejercicio unilateral del poder de policía por otras como licencia, cargo, subvención y permiso, que hablan de un acuerdo entre partes.

Cuando hablamos de lograr el desarrollo sustentable hablamos de cambiar de vida y como dice el poeta portugués, premio Nobel de Literatura, José Saramago “Para cambiar de vida, debemos cambiar la vida”.

Quizás quede más claro si hablamos de reformar lo que son las concepciones filosóficas básicas occidentales:

El ser humano es superior a las otras especies

El ser humano es superior a la naturaleza

Los recursos son infinitos

La maximización de la producción y el consumo conlleva a un progreso material ilimitado

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Normas de calidad de aire y salud ambiental.

1. Introducción.

2. Estándares de calidad de aire:

Estándares de calidad de aire de la USEPA.

Estándares de calidad de aire de México.

Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

3. La situación en Córdoba.

Normativa utilizada como marco general para las comparaciones de los valores medidos en la ciudad de Córdoba.

Índice de calidad del aire (ICA) según se usa en Córdoba.

Estado de contaminación del aire (ECA) según se usa Córdoba.

Informe diario.

Informe mensual.

Resúmenes informativos anuales.

Pronóstico diario.

4. Compuestos orgánicos volátiles.

Niveles guía de la calidad de aire y estándares de la calidad del aire.

5. Compuestos orgánicos del material particulado atmosférico.

6. Compuestos inorgánicos del material particulado atmosférico.

7. Recomendaciones sobre exposición al ruido.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Normas de calidad del aire y salud ambiental.

1-Introducción.

Entre los primeros registros sobre regulaciones a la contaminación del aire se encuentra un decreto real de Inglaterra del siglo XIV para reducir el uso de carbón. Habían sido observadas altas correlaciones entre el humo negro proveniente de las chimeneas, la reducción de la visibilidad, las deposiciones negras sobre edificios y vestimentas y malestar respiratorio en la población. Aunque el método de medición era primitivo, y muchos de los efectos sobre la salud pueden haber sido causados por la presencia de dióxido de azufre, un gas invisible, la decisión regulatoria fue correcta ya que la principal fuente emisora de ambos contaminantes era la misma. El acatamiento de estas normas sobre contaminación del aire se basó durante mucho tiempo en observaciones visuales y aún hoy la opacidad es utilizada para medir emisiones de motores diesel o industriales en general. La medición de la contaminación del aire siempre ha sido un desafío para el ingenio. En el siglo XIX, Ducros y Smith recogieron el material atmosférico a través de la recolección del agua caída durante las lluvias. En esta agua midieron fundamentalmente especies ácidas. Este sistema, mejorado, se sigue utilizando actualmente para medir la acidez de la lluvia y para determinaciones físico-químicas que dan información acerca del estado de contaminación de la tropósfera. También se incorporaron recipientes para colectar el polvo que sedimenta naturalmente, llamado polvo sedimentable. Esta cantidad neta de material recogido en los recipientes se compara con valores guía como masa total depositada durante un determinado número de días, por ejemplo un mes entero. Además se analiza su composición para identificar fuentes y planificar estrategias de abatimiento de los problemas de contaminación del aire. Se realizaron muchos esfuerzos para obtener mejores métodos de medición y para refinar la discriminación entre distintos contaminantes. En 1885 se utilizó la técnica de recolección de polvo en suspensión a través de la conducción forzada de aire a través de filtros especiales. Así, hoy tenemos ejemplo de regulación como la de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (USEPA, por sus siglas en inglés). En 1970, en el Acta del Aire Limpio para proteger la salud pública en los Estados Unidos fueron autorizados los Estándares Nacionales de Calidad de Aire (NAAQS, por sus siglas en inglés). Estos estándares están establecidos para monóxido de carbono, ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, contenido de plomo en el material particulado en suspensión y cantidad neta de polvo en suspensión. Cada uno de los estándares relaciona un compuesto químico específico excepto el de las partículas suspendidas, que se refiere a fracción menor a 10 micrones y menor a 2,5 micrones respectivamente. Además, siguiendo con el ejemplo de Estados Unidos, ellos determinan que aquellas regiones que no estén dentro de los niveles aceptados por la normativa deben desarrollar sus Planes Estatales de Implementación (SIPs, por sus siglas en inglés). En los SIPs demuestran cómo serán reducidas, y en qué plazos, las emisiones de contaminantes de manera de disminuir las concentraciones y cumplir con los NAAQS. Más allá del control que lleva adelante la USEPA, también este ente coordina y promueve investigaciones ambientales que terminarán siendo la base para la reformulación periódica de los estándares. Esta reformulación periódica es obligatoria y debe reflejar los avances en el conocimiento científico y los desarrollos tecnológicos. A su vez, la Organización Mundial de la Salud investiga, promueve el monitoreo de la calidad de aire de cada vez más ciudades en el mundo, lleva adelante actividades científicas y dicta niveles guía para prevenir afecciones sobre la salud. Cada país debe llevar adelante sus propias investigaciones para determinar sus estándares o bien adoptar, con cierto criterio, los niveles guía de la OMS, o bien de algún país suficientemente avanzado en la temática.

2-Estándares de calidad de aire.

Debemos

partir

de

las

definiciones

fundamentales

que

dan

el

comprensión de los estándares de calidad de aire.

marco

conceptual

para

la

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Aire ambiente significa aquella porción de la atmósfera, externa a los edificios, a la cual tiene acceso el público en general.

Método de referencia indica método de muestreo y análisis de un determinado contaminante del aire ambiente que es especificado como método de referencia en la legislación vigente o la que se utilice como guía.

Método equivalente indica método de muestreo y análisis de un determinado contaminante del aire ambiente que se ha designado como equivalente al método de referencia tras la superación de una serie de ensayos que lo validan como tal.

Traceable, es una palabra que se utiliza para patrones de calibración de los equipos de análisis de los respectivos contaminantes, significa que ese patrón ha sido comparado y certificado ya sea directamente o por no más de un patrón intermediario, con un patrón primario o un material de referencia. (Por ejemplo se puede tener un patrón traceable al National Bureau of Standars). Los alcances de la fijación de los estándares se resumen de la siguiente manera:

Los Estándares Primarios sobre calidad de aire ambiente definen niveles de calidad de aire que se juzgan necesarios, con un adecuado margen de seguridad, para proteger la salud pública.

Los Estándares Secundarios sobre calidad de aire ambiente definen niveles de calidad de aire que se juzga necesario para proteger el bienestar público respecto a algún efecto adverso conocido, o sospechado, de los contaminantes.

Debe ser fijado por la Autoridad correspondiente y deben respetar el criterio de que se evite el deterioro de las condiciones actuales.

En general, la autoridad nacional fija los estándares pero cada provincia o estado, ciudad o poblado puede redefinir los suyos siempre y cuando no sean más permisivos que los nacionales.

Para que las concentraciones medidas puedan ser comparados con los límites regulados y con los registros de otras ciudades ha de tenerse en cuenta la modalidad analítica de los datos

Estándares de calidad de aire de la USEPA

Se presentan aquí los valores que se consideran como estándares nacionales en Estados Unidos para la concentración de los contaminantes indicadores de la calidad de aire. Sin entrar en detalles sobre los métodos de referencia para la medición de la concentración de los mismos sólo queremos remarcar aquí que es muy importante que la medición y la evaluación de los resultados se haga con procedimientos que permitan la comparación de resultados. La Tabla 1 resume estos estándares primarios establecidos por la USEPA en 1997 y vigentes en la actualidad.

CONTAMINANTE

Ozono (O

3

)

Valores límite

(concentración y tiempo

promedio)

0,12 ppm (1 hora)

0,08 ppm (8 horas)

Criterio de Cumplimiento

1 excedencia en promedio sobre 3 años

El cuarto más alto de los promedios diarios de

8hs, seleccionado y promediado en 3 años, debe

quedar bajo este límite.

Monóxido de

9 ppm (8 horas)

1 vez al año

Carbono (CO)

35 ppm (1 hora)

1 vez al año

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Dióxido de Azufre (SO

Dióxido de Nitrógeno

(NO 2 )

Plomo (Pb)

2

)

0,14 ppm (24 horas)

1 vez al año

 

0,030 ppm (Promedio anual)

0,053 ppm (Promedio anual)

1,5 µg/m 3 (Promedio

trimestral)

1 vez al año

Partículas,

fracción

150

µg/m 3 (24 horas)

PM 10 .

 

50 µg/m 3 (Promedio anual)

Partículas,

fracción

65

µg/m 3 (24 horas)

PM 2,5 .

99% percentil de la distribución anual, promedio

sobre 3 años.

Promedio sobre 3 años

98% percentil de la distribución anual, promedio

sobre 3 años.

15 µg/m 3 (Promedio anual)

Promedio sobre 3 años.

Tabla 1: Estándares primarios de calidad de aire ambiente de los E.E.U.U.

Un comentario Debido a que a continuación referiremos normativa de México y de la Organización Mundial de la Salud, es bueno repasar aquí las equivalencias aproximadas de estos valores entre ppm y µg/m 3 . Recuerde que el peso molecular del compuesto es un dato indispensable para hacer las conversiones y que, por ende, no debe caerse nunca en el error de buscar un factor de proporcionalidad para un compuesto y utilizarlo luego para otros. Ver Tabla 2.

CONTAMINANTE

SO 2

CO

O 3

NO 2

Concentración en ppm

Equivalente en unidades de masa

por unidad de volumen

0,030 ppm

80 µg/m 3

9 ppm

10 mg/m 3

35 ppm

40 mg/m 3

0,12 ppm

235 µg/m 3

0,08 ppm

157 µg/m 3

0,053 ppm

100 µg/m 3

Tabla 2. Esta tabla muestra las equivalencias entre valores límite expresados en dos unidades diferentes.

Estándares de calidad de aire de México

En el año 1994 el gobierno federal de México estableció normas de concentraciones de los contaminantes atmosféricos, con el objeto de proporcionar un margen adecuado de seguridad en la protección de la salud de la población en general y de los grupos de mayor susceptibilidad en particular. En

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

su diseño, no se tomaron en cuenta como factores determinantes los aspectos económicos y tecnológicos. Las normas vigentes de calidad del aire fueron publicadas por la Secretaría de Salud, en el Diario Oficial de la Federación en diciembre de 1994. Las normas de calidad del aire, fijan valores máximos permisibles de concentración de los contaminantes más importantes y más comunes presentes en áreas urbanas. Cuando se elaboraron las normas, en México no existían los recursos ni la infraestructura para realizar estudios epidemiológicos, toxicológicos y de exposición, ni en animales, ni en seres humanos, por lo que las normas se establecieron fundamentalmente tomando en cuenta los criterios y estándares adoptados en otros países del mundo. Años después, la Secretaría de Salud inicia y sigue realizando estudios epidemiológicos que valoran la relación dosis/respuesta, entre los diferentes contaminantes y la salud de la población en distintas zonas de su país. En general, las ciudades más grandes de México miden los contaminantes presentes en el aire a través de procedimientos estandarizados a nivel internacional. De este modo obtienen valores representativos de la calidad del aire que se respira en cada ciudad. El avance tecnológico y el aumento del conocimiento científico sobre la influencia de la contaminación del aire sobre la salud, marca una tendencia a equipar las estaciones de análisis continuo con sensores remotos de largo alcance y con instrumentos de medición para otros compuestos que no figuran entre los ya normados, como por ejemplo los hidrocarburos. En la Tabla 3 se resumen las Normas Oficiales Mexicanas para evaluar la calidad del ambiente, extraída del Diario Oficial de la Federación, 23 de diciembre de 1994.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Contaminante

Valores límite

Exposición aguda

Concentración y

tiempo

Frecuencia máxima

aceptable

Exposición aguda

Recomendaciones para protección

de

la salud de la población

susceptible.

Ozono (O 3 )

0,11 ppm (1 hora)

1 vez cada 3 años

-

Monóxido de Carbono (CO)

11 ppm (8 horas)

1 vez al año

-

Dióxido de Azufre (SO 2 )

0,13 ppm (24 horas)

1 vez al año

0,03 ppm

 

(media aritmética anual)

Dióxido de Nitrógeno

0,21 ppm

1 vez al año

-

(NO 2 )

Plomo (Pb)

Partículas, fracción PM 10 .

Partículas Suspendidas

Totales (PST)

-

150 µg/m 3 (24

horas)

260 µg/m 3 (24

horas)

-

1 vez al año

1 vez al año

1,5 µg/m 3

(promedio de 3 meses)

50 µg/m 3

(media aritmética anual)

75 µg/m 3

(media aritmética anual)

Tabla 3: Valores normados para los contaminantes del aire en México.

Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud

La OMS determina valores que son guía, el país que los tome como propios puede declararlos como estándares nacionales de calidad de aire para proteger la salud de la población. En la Tabla 4 se presentan los valores más representativos de las recomendaciones de la OMS. La diferencia más notable entre los referentes que estamos citando (USEPA, México y OMS) se da en los límites para NO 2 y polvo en suspensión, ya que la OMS no adopta ningún valor como umbral.

Contaminante

Niveles guía

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Ozono (O 3 )

120 µg/m 3 (8 horas)

Monóxido de Carbono (CO)

10 mg/ m 3 (8 horas)

Dióxido de Azufre (SO 2 )

125 µg/ m 3 (24 horas)

Dióxido de Nitrógeno

(NO 2 )

Plomo (Pb)

40 µg/m 3 (promedio anual)

200 µg/m 3 (1 hora)

0,5 µg/m 3 (promedio de 3 meses)

Tabla 4: Niveles guía de la Organización Mundial de la Salud.

3-La situación en Córdoba.

La Legislación Nacional y Provincial aún no ha profundizado demasiado en la determinación de procedimientos y protocolos para demostrar que se cumplen o no los estándares de calidad de aire en distintas situaciones dentro de nuestro país. Los valores estándar, métodos de muestreo y análisis que ya se han incorporado a la legislación han sido tomados de normas extranjeras. En general se recomiendan métodos de medición y análisis que ya han sido probados y reconocidos internacionalmente. La Ley Nacional 20284, que data de 1973, indica límites y métodos para contaminantes criterio. En la Tabla 5 se resumen dichos valores. La Ley Provincial 7343 de 1985, al referirse a la atmósfera, en el artículo 28 dice: “La Autoridad de Aplicación elaborará, a coordinación con los demás organismos gubernamentales competentes los criterios o normas de calidad de las distintas masas de aire tomando en consideración, entre otras variables, las siguientes cuestiones: (a) Los ecosistemas acuáticos y terrestres, relacionados; (b) Los caracteres físico-químicos y biológicos compatibles con la preservación de la salud humana y el funcionamiento normal de los ecosistemas; (c) Inversiones térmicas de superficie, ventilación lateral, topografía, emisión estimada de contaminantes y demás variables relacionadas”. Debe destacarse el contenido del Artículo 29: “La Autoridad de Aplicación elaborará, en coordinación con los organismos gubernamentales competentes, las normas de emisión de efluentes a ser eliminados a la atmósfera. Tales criterios de emisión o emisiones máximas permitidas deberán asegurar, en todos los casos, que no se alteren los criterios de calidad fijados para cada masa atmosférica. Cualquiera sean los valores de emisión éstos deberán reducirse hasta que los criterios de calidad del aire se restablezcan.” Mientras, en su artículo 30 expresa: “La Autoridad de Aplicación regulará, en coordinación con los restantes organismos gubernamentales competentes, la producción, fraccionamiento, transportes, distribución, almacenamiento y utilización de productos y/o compuestos que pudieran degradar las masas atmosféricas. Se incluyen a tal efecto las sustancias peligrosas y de otra naturaleza, tales como propelentes con clorofluorometanos, materiales radioactivos, pesticidas, fertilizantes, hormonas para uso agropecuario, productos químicos sin mercado y todo otro material o energía potencialmente contaminante. También regulará, en los mismos

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

términos, la quema de materiales residuales y no residuales, las voladuras, el uso de materiales inertes aerodispersables para la limpieza de inmuebles y el venteo de gases, las actividades de evacuación, tratamiento y descarga de materiales sólidos y líquidos, residuales y no residuales, como asimismo toda fuga o escape accidental que pudiera contaminar las masas atmosféricas.” Relativo a la contaminación de la atmósfera, el último artículo es el 31, que dice: “Los distintos organismos gubernamentales competentes en materia de conservación, preservación, defensa y mejoramiento del ambiente establecerán los mecanismos de control y los sistemas de detección a distancia, monitoreo in situ y vigilancia ambiental para conocer el estado de las masas de aire y mantener sus respectivos criterios de calidad. Copia de los resultados de todas las evaluaciones con sensores remotos, muestreos y análisis deberán ser remitidas a la Autoridad de Aplicación.” La Municipalidad de Córdoba dispone de información científicamente obtenida con la que ya ha elaborado su diagnóstico de calidad de aire. A partir de esta información puede desarrollar estándares locales e incorporar en la etapa legislativa los protocolos analíticos, de muestreo, de criterios de disposición de las redes de monitoreo, de aseguramiento de la calidad de la información y de análisis de los datos.

En el Observatorio Ambiental se usa como referencia la normativa de la USEPA, ya que las normativas locales no son completas en la definición de los criterios. Si bien la legislación nacional es buena y ha definido límites y niveles de calidad de aire, que describen los estados de contaminación como “dentro de la norma de calidad de aire”, “alerta” y “alarma”, no incluye protocolos de cálculo en forma concreta.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

CONTAMINA

NTE

CO

NO

SO

x

2

O 3 (y oxidantes en

general)

Partículas

suspendidas totales

Partículas

sedimentables

NORMA

CALIDAD DE

AIRE

ALERTA

ALARMA

10 ppm (8 horas)

15 ppm (8 horas)

30 ppm (8 horas)

-

50 ppm (1 hora)

100 ppm (1 hora)

120 ppm (1 hora)

150 ppm (1 hora)

0,45 ppm (1 hora)

0,6 ppm (1 hora)

1,2 ppm (1 hora)

-

0,15 ppm (24 horas)

0,3 ppm (24 horas)

0,4 ppm (24 horas)

10 ppm (1 hora)

0,03 ppm (promedio

0,3 ppm (8 horas)

-

-

mensual)

-

1 ppm (1 hora)

5 ppm (1 hora)

10 ppm (1 hora)

0,10 ppm (1hora)

0,15 ppm (1 hora)

0,25 ppm (1 hora)

0,40 ppm (1 hora)

-

-

150 µg/m 3

(promedio mensual)

1,0 mg/cm 2

(30 días)

No aplicable

Idem

No aplicable

Idem

Tabla 5: Fragmento del Anexo II de la Ley 20284, valores de jurisdicción federal y provincias que adhieran.

Normativa utilizada como marco general para las comparaciones de los valores medidos en la ciudad de Córdoba

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Protección Ambiental de los EEUU (USEPA por sus siglas en inglés) son las más citadas a la hora de tomar valores de referencia para la medición de la calidad de aire urbano. En la ciudad de Córdoba (en 1995) se escogieron como referencia los Estándares Nacionales de Calidad de Aire de Estados Unidos y ese es el motivo por el cual nos referimos fundamentalmente a ella en este desarrollo. Como ya mencionamos más arriba, esos estándares, en inglés National Ambient Air Quality Standards (NAAQS), fueron autorizados en 1970 para proteger la Salud Pública en ese país. Así fijaron estándares para monóxido de carbono (CO), dióxido de nitrógeno (NO 2 ), dióxido de azufre (SO 2 ), ozono (O 3 ), plomo (Pb) en el particulado total en suspensión y masa neta de partículas suspendidas en la fracción respirable, PM 10 . Desde 1997 incorporó un nuevo parámetro a medir que es el PM 2,5 . En nuestra ciudad se utilizan los estándares vigentes hasta julio de 1997 ya que no hemos incorporado aún el promedio de 8 horas para ozono ni la red de monitoreo continuo de PM 2,5 . Este uso no se encuentra aún representado en ninguna norma local. Con la experiencia recogida y el diagnóstico realizado se espera tener esas definiciones antes que finalice el año 2000. Es muy importante tener en cuenta una serie de factores a la hora de comparar los estados de contaminación de la ciudad de Córdoba con los que ocurren en otras ciudades. La escala geográfica y los objetivos de monitoreo de cada red debe analizarse antes de proceder a comparar valores en forma absoluta. Todo lo que hemos descripto antes acerca de los procedimientos para demostrar cumplimiento con la normativa más sus estudios detallados acerca de comportamientos y tendencias para cada contaminante, es indispensable para diseñar los Planes de Implementación o los Programas de Gestión de la Calidad del Aire. Un adecuado seguimiento de los contaminantes y el análisis de sus fuentes emisoras permite evaluar el impacto de futuras medidas y al mismo tiempo medir su efectividad a corto, mediano y largo plazo. Esto se llama planificación. Por otro lado, la medición continua de la calidad de aire brinda la posibilidad de disminuir el riesgo de la población ante exposiciones que superan ciertos umbrales y que por eso no son saludables. Esto se llama determinación de Alertas Ambientales. Este es un desafío interesante ya que para poder ayudar a la gente debe informársele de manera correcta y sin provocar temor innecesario. Si se leen detenidamente los primeros ítems de este capítulo salta a la vista que estamos ante un problema difícil, de difícil interpretación. La contaminación se mide en distintas unidades para distintos contaminantes, cada contaminante tiene su propio valor “tolerado” y a su vez debe tenerse en cuenta que en algunos casos se trata de no superar 1 hora de exposición, en algunos 8 hs y en otros 24 horas. En algunos casos las personas susceptibles, con enfermedades previas, deben evitar hacer ejercicios al aire libre y en algunos otros casos no son sólo las personas susceptibles sino absolutamente todas las que deben resguardarse o evitar exposiciones exageradas en ciertos horarios críticos. Para ésto se han desarrollado índices de calidad del aire. Un índice de calidad del aire pondera y transforma las concentraciones de un conjunto de contaminantes a un número adimensional, el cual indica el nivel de contaminación presente en un determinado sitio y zona de influencia. El hecho de informar a la población en general a través de un índice, sin dar las concentraciones y los distintos tipos de promedio para cada contaminante, hace que cada persona pueda entender fácilmente ante qué situación se encuentra. El procedimiento para manejar las concentraciones de los contaminantes con objeto de obtener un número significativo depende básicamente del algoritmo que se utilice en la elaboración del índice. El problema con el que se han enfrentado aquellos que desarrollan estos indicadores de calidad del aire, consiste en determinar cómo ponderar los efectos de los contaminantes. Dentro de los distintos índices utilizados en el mundo, se ha propuesto un cierto número de factores de ponderación, siendo el más aceptable aquél que considera las normas de calidad de aire como la base para determinar los efectos, dicho enfoque ha sido utilizado en la elaboración de famosos índices. En 1975, Thom y Ott investigaron todas las estructuras de índices de contaminación del aire en uso en EEUU y Canadá así como los existentes en la literatura. Su objetivo era comparar y evaluar más de 50 diferentes tipos de índices; desarrollaron luego un sistema de clasificación y utilizando dicho sistema hicieron el Pollutants Standard Index (PSI). El PSI se basa fundamentalmente en los niveles de contaminación fijados como criterios nacionales de episodios donde las concentraciones se asocian a niveles

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

de alerta, peligro y emergencia. Éstos no se fundamentan completamente en información rigurosamente científica ya que están diseñados para orientar acciones para la disminución de la contaminación atmosférica a muy corto plazo. En México, basados en la revisión bibliográfica previa sobre los índices de calidad del aire, se decidió por un enfoque que incluyera las normas de calidad del aire y los niveles asociados de riesgo de daño significativo como bases para ponderar los efectos de los contaminantes. Más que un enfoque basado únicamente en las normas de calidad el aire, toma en consideración un enfoque más realista puesto que permite utilizar factores de ponderación que cambian con los diferentes niveles de contaminación y que además permite elaborar los reportes diarios de calidad del aire. El Índice Mexicano de Calidad del Aire (IMECA) se basa en la utilización de funciones lineales segmentadas, similares a las del PSI.

Índice de calidad del aire (ICA) según se usa en Córdoba

El criterio elegido para elaborar los índices de calidad utilizados en los informes del Observatorio Ambiental de Córdoba están basados en el CFR 40 Parte 58 de EEUU, siendo el algoritmo utilizado el de los PSI.

Para “indicar” la calidad del aire de la Ciudad de Córdoba y con el fin de transmitir la información a la población, se calcula el índice diario de calidad del aire (llamado I.C.A). Para calcular este índice, llevamos las concentraciones de cada uno de los contaminantes a una misma escala numérica de 0 a 500. Esta escala se divide a su vez en cinco rangos, de acuerdo al efecto que produce el contaminante sobre la salud de la población. Estos rangos se describen en la Tabla 6. Los contaminantes utilizados en la confección del I.C.A son: PM10, monóxido de carbono, dióxido de azufre, ozono y dióxido de nitrógeno.

Estado de

I.C.

Efecto sobre la salud

Cuidados

Contaminac

A

ión

Bajo

Men

or

que

50

Moderado

50 -

100

Primer

100

-200

Alerta

Segunda

200

-

Alerta

Agravación de síntomas en personas

susceptibles, síntomas de irritación en

la población.

Agravación significativa de síntomas y

disminución de tolerancia a los

300 ejercicios físicos en personas con

problemas de corazón y amplio espectro

Personas con problemas del corazón o

respiratorio deben reducir los

ejercicios físicos y las actividades al

aire libre.

Ancianos y personas con problemas

del corazón deben permanecer en

lugares cerrados y reducir la

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Tercer

Alerta

Alerta

Máxima

de síntomas en la población

actividad física

300

Prematura aparición de síntomas junto

Ídem anterior y además la población

-400

con una significativa agravación de la

en general debe evitar la actividad al

tolerancia a los ejercicios físicos.

aire libre

May

Muerte prematura de personas

Todas las personas deben permanecer

or

enfermas y ancianos. Personas

en sitios cerrados con las ventanas y

que

saludables experimentan síntomas que

puertas cerradas. Además deben

400

afectan su actividad normal.

minimizar la actividad física.

Tabla 6: ICA y ECA , efectos sobre la salud y cuidados recomendados.

Estado de contaminación del aire (ECA) según se usa Córdoba

Esta escala se divide a su vez en cinco rangos, de acuerdo al efecto que produce el contaminante sobre la salud de la población. Estos rangos se describen en la misma Tabla 6. Es importante notar que siempre que se pasa del rango de moderado a primer alerta es porque alguno de los 5 contaminantes con los que se confecciona el índice pasa el valor diario establecido en la Tabla 1. El tipo de promedio indica que se evalúan los riesgos sobre la salud de acuerdo a la exposición en promedio por distintos lapsos de tiempo. Con una interpretación simplificada, podemos decir que para la salud es igualmente riesgoso estar expuesto una hora a una concentración de 35 ppm de monóxido de carbono o durante 8 horas a una concentración promedio de 9 ppm de monóxido de carbono.

Informe diario

Las mediciones sobre las que se basa el Observatorio Ambiental se efectúan con los equipamientos del Si.M.A. En particular los valores de los cinco contaminantes que hemos denominado principales se miden automáticamente las 24 horas del día. Damos aquí un bosquejo del algoritmo (rutina de cálculo) que se lleva a cabo diariamente en el Observatorio Ambiental para informar el Estado de Contaminación del Aire y el Pronóstico del mismo. Los datos con los que se hacen estos cálculos son los valores que miden las Estaciones Móviles. Sólo incluimos en el ejemplo el monóxido de carbono (CO) y el polvo en suspensión menor a 10 micras (PM 10 ) por ser éstos los dos contaminantes más importantes y que, hasta ahora, han sido los determinantes de la calidad del aire en esta ciudad. Para el CO se calculan los promedios móviles de 8 hs. Esto significa, por ejemplo, tomar el

promedio de la hora 1, la hora 2,

hasta la hora 9.

Luego la hora 3, la hora 4,

hasta la 10. Y así sucesivamente con las últimas veinticuatro horas. Así se

obtienen veinticuatro valores de promedios de 8 horas consecutivas. Entre estos veinticuatro promedios móviles se elige el más alto. Hasta aquí tenemos el promedio de concentraciones de CO de 8 horas consecutivas más alto en las últimas veinticuatro horas Para calcular el Índice de Contaminación se utiliza el cambio de escala que mencionamos antes. Por razones didácticas pongamos números para hacer un ejemplo concreto. Supongamos que el promedio móvil más alto obtenido para 8 horas consecutivas de concentración de monóxido de carbono haya dado 9 ppm (nueve partes por millón). De acuerdo a la gráfica (determinada por las normas de la U.S.E.P.A.) para pasar de unidades de concentración a unidades I.C.A. el índice determinado por el CO da 100.

Para el PM 10 , se parte de los valores promedio horarios de las últimas veinticuatro horas y con estos veinticuatro valores se calcula el promedio de 24 hs que, tal como se indica en la Tabla 1, que es el tiempo de exposición que la norma evalúa. Hasta aquí tenemos el promedio de PM 10 de las últimas veinticuatro horas. Siguiendo con el ejemplo, supongamos que la concentración promedio del polvo en suspensión de las últimas 24 horas da 100 microgramos por metro cúbico. De acuerdo a la gráfica

hasta la hora 8. También el de la hora 2, la hora 3,

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

(determinada por las normas de la U.S.E.P.A.) para pasar de concentración a I.C.A. el índice determinado por el PM 10 da 75. Entonces, el Indice de Calidad de Aire del día es 100 y el Estado de Contaminación del Aire es Primer Alerta, determinado por CO. (En el ejemplo no se explicitaron los Índices determinados por dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno ni ozono ya que por lo general en nuestra ciudad dan índices inferiores a 50 pero en la rutina diaria que se efectúa en el Observatorio Ambiental sí se calculan los índices que marcan los cinco contaminantes principales. Siempre el Índice de Contaminación informado a la población es el más alto de los cinco índices del día).

ICA

50

100

200

300

400

500

CO

(8-hr).

4.5 ppm

9 ppm

15 ppm

30 ppm

40 ppm

50 ppm

PM 10

(24-hr).

50µg/m

3

150µg/

m

3

350µg/

m

3

420µg/

m

3

500µg/

m

3

600µg/

m 3

SO 2

(24-hr).

0,03

ppm

0,14

ppm

0,30

ppm

0,60

ppm

0,80

ppm

1,00

ppm

O

3

(1-hr).

0,060

ppm

0,120

ppm

0,200

ppm

0,400

ppm

0,500

ppm

0,600

ppm

NO 2

(1-hr).

-

-

0,6 ppm

1,2 ppm

1,6 ppm

2,0 ppm

Tabla 7: Puntos de quiebre para el trazado de las rectas de equivalencia entre concentración de contaminante e ICA. Fuente CFR 40 – Part 58.

Estos datos pasan por una rutina de validación, donde se analizan los datos instantáneos y la coherencia de su comportamiento, los probables problemas asociados a inestabilidad eléctrica, exclusión de conjunto de valores que correspondan a intervalos de calibración de los equipos, etc. Luego se construye la planilla de promedios horarios que representan un día completo (13:00 hs del día previo hasta las 12:00 del día corriente). Se practican los algoritmos para calcular promedios móviles de 8 horas de CO y el promedio correspondiente a esas últimas 24 horas de PM 10 , SO 2 y NO 2 . Luego se selecciona el máximo promedio móvil de 8 horas de CO y el más alto valor de O 3 . Con esos tres promedios de 24 hs y esos dos valores máximos se aplica luego el algoritmo de cálculo del ICA (los puntos de quiebre para cada tramo del ajuste se dan en la Tabla 7). De los 5 índices calculados se escoge el más alto. El índice que resulte el más alto

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

entre los 5 es el ICA que representa las últimas 24 horas. Se informa a la población el valor del ICA y el ECA que corresponde. Además se dice cuál fue el contaminante que determinó ese estado. En el caso que no existan datos suficientes para calcular uno o más de los índices se siguen distintos criterios. Si faltan datos de SO 2 , NO 2 y O 3 se informa el ICA calculado entre PM 10 y CO. Si faltase alguno de estos dos últimos se calcula el ICA con los demás pero en el informe se aclara que no hay datos del contaminante que fuere. Si faltan simultáneamente PM 10 y CO no se puede calcular el ICA. En el caso de Córdoba hacemos esta selección debido a que en todos los casos es uno de estos dos contaminantes los que ha determinado la calidad del aire y el estado de contaminación.

Informe mensual

Los informes mensuales presentan un análisis equivalente al descripto en el ítem previo. La información está procesada de 0:00 hs a 24:00 hs de cada día mientras que en el informe diario la información se ha procesado desde el mediodía del día anterior. Además en este informe no se señala si ha estado fuera de servicio el monitor de PM 10 o el de CO. Se prevé que, en adelante, esta información comience a marcarse en el Informe Mensual al igual que se lo hace en el diario.

Resúmenes informativos anuales

En estos informes se reúne la información de calidad de aire y estados de contaminación pero además se presenta información de parámetros estadísticos y relaciones con estándares anuales. Además, estos volúmenes informativos incluyen avances y resultados de todos los proyectos del Observatorio.

Pronóstico diario

En estos momentos estamos realizando un pronóstico de contaminación del centro de la Ciudad válido para 24 horas. Se realiza e informa en las mismas condiciones que el parte diario que describimos más arriba. Se da la tendencia de las concentraciones de contaminantes informando el ECA esperado. En el caso que el ECA previsto sea Moderado pero con un ICA previsto superior a 75, esta información queda aclarada.

4-Compuestos orgánicos volátiles

Los COVs constituyen una importante familia de contaminantes presentes en el aire. Los mismos se encuentran en una etapa de investigación aún no concluida por lo que no han sido incluidos dentro de los estándares de calidad de aire Es complicado abarcar en pocas palabras todos los compuestos que actualmente son considerados como COVs. La definición, quizás más representativa, sea la aportada por Richar Derwent, el cual dice que estrictamente hablando el término COVs se refiere a aquellos compuestos orgánicos que están presentes en la atmósfera en forma gaseosa, pero que bajo condiciones normales de presión y temperatura pueden ser líquidos o sólidos. Otra definición los cita como todos aquellos compuestos cuya presión de vapor a 20 °C es menor que 760 torr (101,3 kPa) y mayor que 1 torr (0,13 kPa). Sin embargo por lo general se consideran COVs a todos aquellos compuestos orgánicos presentes en la atmósfera exceptuando a: carbono elemental, monóxido de carbono, dióxido de carbono y todos aquellos compuestos asociados al Material Particulado en Suspensión que son considerados como semivolátiles. Los COVs a su vez, están divididos en varias familias según sus características químicas. Las más representativas por ser parte de la composición de la mayoría de las tropósferas vinculadas a grandes centros urbanos son: Hidrocarburos alifáticos, hidrocarburos aromáticos, compuestos halogenados, compuestos oxigenados y compuestos azufrados. Las fuentes antropogénicas de emisión de COVs son muy numerosas y están clasificadas según sus características en fijas y móviles. Dentro de las fuentes fijas están incluidos: asentamientos industriales, refinerías de combustibles, depósitos de solventes, etc. Con respecto a las fuentes móviles la más importante la constituye el parque automotor. Los centros urbanos que tienen un parque automotor con un gran porcentaje de vehículos en mal estados son los que mayores problemas tienen con este tipo de fuentes. En los automóviles en mal estado el proceso de combustión no se realiza en forma completa por lo tanto parte del combustible es directamente emitido a la atmósfera junto con cantidades variables de monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno. A continuación presentamos un listado de las actividades industriales con mayor tendencia a la emisión de COVs.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Industria petrolera: Esta actividad produce principalmente emisión de hidrocarburos alifáticos y aromáticos procedentes de las torres de destilación, crakeo y reformado de combustibles. Fabricación de semiconductores. Los principales compuestos emitidos son: acetona, isopropanol, éteres de glicol, acetato de etilo, butilo ,etc. Depósitos de combustibles y estaciones expendedoras. Se emiten principalmente hidrocarburos alifáticos y aromáticos provenientes de naftas e hidrocarburos más pesados provenientes de gas-oil. Talleres de pinturas de vehículos y otros elementos. Se emiten fundamentalmente solventes orgánicos polares como alcoholes, éteres y ésteres, compuestos orgánicos halogenados y no polares como isoparafinas e hidrocarburos aromáticos como tolueno, xilenos y etilbenceno. Emisiones producidas por fuentes móviles. Éstas son quizás las más importantes fuentes de compuestos orgánicos volátiles por la magnitud del parque automotor tanto público como privado. Las emisiones son principalmente hidrocarburos alifáticos como el isopentano, hexano, isooctano e hidrocarburos aromáticos como el benceno, tolueno, xilenos, dimetil y trimetilbencenos; todos ellos como resultados de la combustión incompleta de los motores nafteros. Los vehículos que usan gas natural como combustible emiten principalmente metano y los gasoleros hidrocarburos pesados. Talleres de impresión gráfica y tintorerías con sistemas de limpieza en seco. Se emiten compuestos orgánicos halogenados como cloruro de metileno, tricloroetileno, tricloroetano, etc., todos ellos de gran volatilidad y alta toxicidad. Tareas de desinfección sanitaria en hospitales y en establecimientos de gran concurrencia publica. Se emiten compuestos halogenados como diclorobenceno y fenoles antisépticos como los cresoles.

Niveles guía de la calidad de aire y estándares de la calidad del aire Los niveles guía de calidad de aire son valores que surgen en relación con estudios de concentración de contaminantes vinculados a los efectos de estos sobre la salud de la población. Esto quiere decir que los valores guía son establecidos desde puntos de vistas puramente epidemiológicos y toxicológicos que apuntan a la protección de la salud pública contra los efectos adversos de los contaminantes. La eliminación o reducción al mínimo de las concentraciones de contaminantes, la provisión de información sobre los niveles bases para tomar decisiones sobre el riesgo, proveer guías a los gobiernos para establecer estándares y ayudar en la construcción de planes locales, regionales y nacionales, son algunas de las acciones que pueden adoptarse en base a los niveles guía da la calidad de aire. Estos niveles guía deben ser claramente distinguidos de los estándares de calidad de aire. Los estándares de calidad de aire, a diferencia de los niveles guía, son promulgados a través de legislación en cada país o comunidad, y en el proceso de promulgación son tenidos en cuenta factores como: posibilidades tecnológicas, costos de conformidad, niveles de exposición social, etc Los Niveles Guía para la Calidad de Aire (NGCA) para Europa fueron publicados por la Organización Mundial para la Salud (OMS) en la oficina Regional para Europa, EURO en 1987 (OMS, 1987). Posteriormente en 1993 fueron revisadas y actualizadas según las publicaciones: (OMS, 1992; OMS, 1994; OMS, 1995 a, b, c; OMS, 1996). Los nuevos NGCA fueron publicados como Lineamientos Globalizados juntos con un volumen en el cual se discuten factores de influencia para la obtención de los Estándares de Calidad de Aire (ECA) a partir de los NGCA. Actualmente varios países cuentan con sus propios estándares de calidad de aire, y aquellos que aún no los han establecido, normalmente hacen referencia a valores establecidos por otros países. Es en este orden que habitualmente se citan los valores establecidos por la US-EPA. Algunos de los COVs tales como benceno, formaldehído y 1,3 butadieno tienen probada actividad cancerígena individualmente; otros por encima de ciertos niveles provocan somnolencia, irritación ocular y cefaleas; sin embargo el mayor problema de los COVs está dado por la participación que en conjunto tienen en la generación de ozono (O 3 ) troposférico.

5-Los compuestos orgánicos del material particulado atmosférico.

La materia orgánica particulada (MOP) es una mezcla compleja de una enorme cantidad de sustancias químicas. Éstas forman parte del particulado atmosférico urbano (aerosoles) y, en una proporción mucho menor, componen a los aerosoles presentes en zonas rurales. El origen de estos compuestos es atribuible tanto a las actividades de los hombres (como fuente principal), como así también

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

a procesos naturales que toman importancia al desarrollarse en gran escala (Tabla N° 9). Los procesos de combustión son los responsables de la formación de la mayoría de los compuestos que constituyen la materia orgánica particulada. Compuestos del tipo de los Alcanos, Alquenos, Aromáticos e Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (PAHs, por sus siglas en inglés), son los componentes primarios y frecuentes dentro de la composición de materia orgánica particulada. Los Alcanos encontrados en el particulado atmosférico son cadenas hidrocarbonadas con un rango que va desde C 17 a C 36 . Los PAHs son los compuestos más fuertemente estudiados en el particulado Atmosférico y la importancia de su estudio no radica en la cantidad en masa que compone el particulado, la cual es una pequeña fracción, sino en los posibles efectos adversos sobre la salud.

Compuestos oxigenados (ácidos, cetonas , aldehidos, ésteres y fenoles) emitidos directamente de sus fuentes o producidos por reacciones de oxidación en la atmósfera, compuestos nitrados ( ej. N- Nitrosaminas, potentes cancerígenos), compuestos halogenados (PCBs, PCDDs y PCDFs, etc.) y compuestos heterocíclicos azufrados, son algunos de los grandes grupos que componen la materia orgánica particulada. La razón más importante que motiva el estudio de estos compuestos, tanto en la cantidad como en el tipo, son los peligros para la salud que presentan o pueden presentar las exposiciones a largo plazo. Existen numerosos grupos de investigación dentro de las distintas ciencias de la salud que desarrollan estudios del tipo epidemiológicos y/o toxicólogicos asociados al particulado atmosférico y sus componentes principales. Estos compuestos se clasifican, según alguna de sus propiedades físicas (peso molecular, punto de ebullición, presión de vapor, etc.), como Compuestos Orgánicos Semivolátiles (SVOCs) o No Volátiles. Aquellos compuestos (sólidos o líquidos) con puntos de ebullición bajos y/o presión de vapor relativamente alta, se encuentran distribuidos entre las fases gaseosa (o vapor) y particulada. En las altas temperaturas presentes en una combustión (una de las principales fuentes de este tipo de compuesto, provocados en forma natural o antropogénica) grandes proporciones están presentes en la fase gaseosa pero luego son condensadas (también se presentan procesos de adsorción de gases y líquidos en las partículas) sobre la superficie de las partículas o se transforman en partículas, cuando las temperaturas descienden. Estas características llevaron a desarrollar sistemas de muestreos compuestos que contienen, en una primera etapa, un filtro para retener el material particulado y en una segunda etapa, seguida de la primera, se colocan tubos con algún tipo de material polimérico de características particulares (PUF, XAD-2, etc), los cuales retienen aquellos compuestos que escapan al filtro. Los Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (PAHs), son una familia de hidrocarburos cuyas estructuras se caracterizan por la fusión de dos o más anillos de benceno. Están presentes en el medio ambiente en el aire (aerosoles), en el agua y en el suelo. Se originan en procesos de combustión, fundamentalmente de combustibles fósiles (carbón, gasolina, petróleo, etc.). Algunos de los PAHs son constituyentes de estos combustibles y sobreviven a la combustión. Los PAHs nunca se producen de manera individual. Han sido determinados más de 100 compuestos pertenecientes a la familia de los PAHs, entre los cuales se encuentran derivados metilados, metoxilados, nitrados, oxigenados, etc. En 1976, la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA), incluye un grupo de 16 PAHs en la lista de compuestos orgánicos que deben ser monitoreados y limitados, y los incorpora en la categoría de contaminantes prioritarios . En los reportes emitidos hasta el presente por la EPA no figura ninguna indicación precisa sobre la toxicidad de los PAHs. En ellos sostienen por ej., que :

No se encuentra aún suficiente información sobre los efectos agudos a corto tiempo de exposición a los PAHs en humanos. Las exposiciones a largo plazo en humanos han generado dermatitis, sensibilidad a la luz del sol, irritación de los ojos y cataratas. Estudios realizados sobre animales han reportado alteraciones en enzimas en la mucosa del tracto gastrointestinal. Evaluaciones en ratas muestran que el Benzo(a)pireno tiene una toxicidad aguda alta para exposiciones orales. Exposiciones a largo plazo de Benzo(a)pireno, en animales, producen efectos en la sangre cuando se ingiere por vía oral y también se observan efectos en el sistema inmune cuando la ingestión es por piel. Incluso se encuentran efectos en el ámbito reproductivo. Estudios epidemiológicos han reportado un aumento en los casos de cáncer de pulmón en humanos expuestos a emisión de hornos de coke, carbón y humo de cigarrillo. Todas estas emisiones contienen

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

PAHs. La EPA no estableció todavía una concentración de referencia por inhalación (RfC) o una dosis oral de referencia (RfD) para los PAHs y el Benzo(a)pireno.

6-Los compuestos inorgánicos del material particulado atmosférico

Los modos fino o grueso de distribución en tamaño de las partículas suspendidas se originan separadamente, se transforman separadamente, son removidos de la atmósfera por mecanismos diferentes, requieren diferentes técnicas de control, tienen diferente composición química y diferentes propiedades ópticas. También son distintos los patrones de deposición en el tracto respiratorio. Se ha encontrado en algunos estudios que la composición de estas fracciones del aerosol atmosférico son sulfatos, amonio, iones nitrato, plomo, material con carbono como cenizas, y otras especies tóxicas como As, Se, Cd, Zn, Fe, Ca y Si. Las principales fuentes de material PM 10 son producto de la erosión del viento, emisiones primarias, spray marino y erupciones volcánicas. Las muestras de material particulado atmosférico pueden ser analizadas rutinariamente para más de 40 componentes traza. En un área urbana de una ciudad desarrollada, las emisiones pueden provenir de más de 60 tipos diferentes de fuentes y como con todas las especies atmosféricas, las emisiones de metales traza sufren transporte y dilusión antes de alcanzar un sitio receptor particular. La importancia relativa de cada emisor no es fácil de establecer aunque se desarrollaron algoritmos que permiten hacer buenas aproximaciones, por ejemplo los modelos de receptor y el balance de elementos químicos.

7-Recomendaciones sobre exposición al ruido

La Agencia de Protección del Ambiente de los Estados Unidos (USEPA) luego de un prolongado estudio dictó en el año 1974 una serie de recomendaciones acerca de los niveles máximos de exposición al ruido para proteger al percentil 96 de la población de una pérdida permanente de más de 5dB en la capacidad de audición, inducida por ruido ambiental. Estas recomendaciones son conocidas como Requisitos de Niveles Sonoros para Proteger la Salud y el Bienestar Públicos con un Adecuado Margen de Seguridad. Estas recomendaciones aún vigentes y ratificadas por la Organización Mundial de la Salud establecen que el nivel sonoro continuo equivalente límite para producir en el percentil 96 de la población una pérdida permanente del nivel de audición de menos de 5dB en un esquema de exposición de 8 horas diarias durante 250 días al año, en 40 años es de 73dBA. Para otros esquemas de exposición se puede aplicar el principio de igualdad de energía. De esta manera si los niveles sonoros ambiente aumentan en 3dBA, el tiempo de exposición debe reducirse a la mitad. Estos criterios son resumidos en la siguiente tabla:

Nivel máximo recomendado (dBA Leq)

Tiempo de

Exposición (horas)

73

8

76

4

79

2

82

1

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

La calidad del aire en la Ciudad de Córdoba

1.

Introducción

2. Método de análisis de datos de contaminación atmosférica.

3.

Resultados

4. Estado del Recurso Aire en la Ciudad de Córdoba

5. Los compuestos orgánicos y los metales pesados en Córdoba

Compuestos orgánicos del material particulado

Metales pesados del material particulado

6. COVs en Córdoba

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

La calidad del aire en la Ciudad de Córdoba

1-Introducción

El Observatorio Ambiental de la Municipalidad de Córdoba mide la calidad de aire por medio de la cuantificación de las concentraciones de Monóxido de Carbono (CO), Ozono Troposférico (O 3 ), Oxidos de Nitrógeno (NO,NO 2 ), Dióxido de Azufre (SO 2 ), Partículas de Polvo en Suspensión Menores que 10 µm (PM 10 ). Estas mediciones se efectúan en dos estaciones móviles totalmente automáticas, ubicadas en lugares estratégicos dentro de la ciudad. El procedimiento para obtener un número significativo que represente en forma sencilla las concentraciones de los contaminantes, al que denominamos Indice de Calidad de Aire (ICA), se obtiene de aplicar el protocolo establecido por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA). Dicho índice pondera y transforma las concentraciones de un conjunto de contaminantes a un número adimensional, el cual indica el nivel de contaminación presente y puede ser fácilmente entendido por el público.

Junto a la determinación del ICA se realiza un pronóstico diario de la contaminación, dando la tendencia para el resto del día en vigencia y pronosticando la contaminación para el día siguiente. Junto a este informe se adjuntan mensajes para la concientización de la población.

2-Método de análisis de datos de contaminación atmosférica.

Para analizar el estado de contaminación del aire de la ciudad de Córdoba hemos utilizado los estándares vigentes en Estados Unidos en 1996, reportados en el Cuadro 1 (Environmental Protection Agency, EPA- 1996). Es importante destacar que los valores utilizados no difieren significativamente de los que rigen en otros países y a los establecidos por la ley Nacional N° 20284 sancionada en 1973.

Contaminante

Tipo de Promedio

Estándar del nivel de contaminación

CO

8 hs.

9 ppm

 

1 hs.

35 ppm

Pb

Máximo promedio de 3 meses

1,5 µg/m 3

NO 2

Media aritmética anual

0,053 ppm

O

3

Máximo diario promedio de 1 h

0,120 ppm

PM 10

Media aritmética anual

50 µg/m 3

24

hs.

150 µg/m 3

SO 2

Media aritmética anual

0,030 ppm

24

hs.

0,140 ppm

Cuadro 1:

Estándares de calidad del aire vigentes en Estados Unidos (EPA - 1996).

Con el fin de informar a la población el estado de contaminación del aire en una forma simple, se ha calculado el índice diario (I.C.A.). Este índice es usado frecuentemente en Estados Unidos y en Canadá y se lo conoce como “PSI” (“Pollutants Standards Index”). Para calcular este índice las concentraciones de cada uno de los contaminantes se llevan a una misma escala numérica entre 0 y 500, teniendo en cuenta el efecto que pueden causar sobre la salud de la población. Establecidos estos valores por contaminante, el valor reportado del índice general es el mayor de todos ellos y se informa que el estado de contaminación es BAJO, MODERADO, 1°ALERTA, 2°ALERTA, 3°ALERTA y ALERTA MAXIMA según este número sea, respectivamente, menor que 50, o esté entre 51 y 100, 101 y 200, 201 y 300, 301 y 400 o sea mayor que 400. Es importante notar que todos los valores por contaminante que determinan el límite entre el estado de contaminación MODERADO y 1°ALERTA

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

corresponden a los máximos permisibles reportados en el Cuadro 1. Así, si el valor del I.C.A. es mayor que 100, o sea Estado de Contaminación “1° ALERTA”, en general algún contaminante ha superado el límite aceptable y por lo tanto sería conveniente tomar medidas para reducir la contaminación y/o los efectos que puede ocasionar a las personas.

3-Resultados

Se presentan los resultados obtenidos en los cuatro años de monitoreo en la zona céntrica de la ciudad de Córdoba. La figura 1 esquematiza la ubicación de las estaciones de monitoreo. Las Tablas 1 a 4 muestran los estados de contaminación de aire de acuerdo al sistema de alertas definido anteriormente. Cantidad de Días hace referencia a la cantidad de días en los que se registró como mínimo el 75% de los valores de ese contaminante.

CONTAMINANTE

CANTIDAD

BAJA

MODERADA

1° ALERTA

2° ALERTA

3° ALERTA

DE DIAS

CO

248

16

114

9

0

0

PM 10

257

23

80

3

0

0

SO 2

258

0

0

0

0

0

NO 2

217

0

0

0

0

0

O

3

265

0

0

0

0

0

Tabla 1: Resumen de ECA año 1996. Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

CANTIDAD

BAJA

MODERADA

1° ALERTA

2° ALERTA

3° ALERTA

DE DIAS

CO

313

22

158

10

0

0

PM 10

280

19

65

2

0

0

SO 2

195

0

0

0

0

0

NO 2

151

0

0

0

0

0

O

3

229

0

0

0

0

0

Tabla 2: Resumen ECA año 1997. Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

CANTIDAD

BAJA

MODERADA

1° ALERTA

2° ALERTA

3° ALERTA

DE DIAS

CO

271

39

40

4

0

0

PM 10

277

116

100

1

0

0

SO 2

253

0

0

0

0

0

NO 2

312

0

0

0

0

0

O

3

298

0

0

0

0

0

Tabla 3: Resumen de ECA año 1998. Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

CANTIDAD

BAJA

MODERADA

1° ALERTA

2° ALERTA

3° ALERTA

DE DIAS

CO

188

64

2

0

0

0

PM 10

198

107

63

0

0

0

SO 2

228

0

0

0

0

0

NO 2

192

0

0

0

0

0

O

3

169

0

0

0

0

0

Tabla 4: Resumen de ECA año 1999. Estación Automática de Monitoreo N° 1.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Las Tablas 5 a 49 presentan los valores que se describen a continuación. Promedio de los máximos horarios De todos los promedios horarios del día se selecciona el mayor. Luego, promediando estos valores a lo largo de un mes se obtiene el promedio de los máximos diarios. Máximo de los promedios Sobre la base de la norma EPA tomada como referencia se calcularon todos los promedios del mes. Para PM 10 y SO 2 se calcularon los promedios de 0 a 23 hs, para CO se calcularon todos los promedios móviles de

8 hs, mientras que en el caso del O 3 y el NO 2 se tuvieron en cuenta los promedios horarios. Posteriormente se seleccionaron los valores promedios más altos de cada contaminante. Promedio Sobre la base de la norma EPA tomada como referencia se calcularon todos los promedios del mes. Para

PM 10 y SO 2 se calcularon los promedios de 0 a 23 hs, para CO se calcularon todos los promedios móviles de

8 hs, mientras que en el caso del O 3 y el NO 2 se tuvieron en cuenta los promedios horarios. Posteriormente se calcula la media aritmética. Mínimo de los promedios Sobre la base de la norma EPA tomada como referencia se calcularon todos los promedios del mes. Para

PM 10 y SO 2 se calcularon los promedios de 0 a 23 hs, para CO se calcularon todos los promedios móviles de

8 hs, mientras que en el caso del O 3 y el NO 2 se tuvieron en cuenta los promedios horarios. Posteriormente se seleccionaron los valores promedios más bajos de cada contaminante. Promedio de los mínimos horarios De todos los promedios horarios del día se selecciona el menor. Luego, promediando estos valores a lo largo de un mes se obtiene el promedio de los mínimos diarios.

DND significa que el promedio da un valor que está por debajo del nivel de detección del equipo. La ausencia de valores significa ausencia de datos suficientes para caracterizar ese período.

AÑO 1996

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

4.6

4.5

2.8

1.1

1.5

PM 10 (µg/m 3 )

128.9

107.9

64.7

29.2

25.5

SO 2 (ppm)

0.031

0.017

0.011

0.005

0.002

NO 2 (ppm)

0.046

0.044

0.025

DND

0.010

O 3 (ppm)

0.025

0.019

0.015

0.009

0.006

Tabla 5: Resumen estadístico- Enero 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

5.2

5.7

3.2

1.5

2.1

PM 10 (µg/m 3 )

113.8

81.95

57.7

24.9

18.4

SO 2 (ppm)

0.03

0.02

0.01

0.005

0.003

NO 2 (ppm)

0.041

0.036

0.025

0.014

0.010

O 3 (ppm)

0.023

0.019

0.013

0.009

0.006

Tabla 6: Resumen estadístico- Febrero 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

5.7

5.3

3.7

0.9

2.0

PM 10 (µg/m 3 )

135.3

105.4

71.0

26.6

23.0

SO 2 (ppm)

0.018

0.020

0.009

0.001

0.003

NO 2 (ppm)

0.059

0.039

0.031

0.022

0.013

O 3 (ppm)

0.028

0.018

0.014

0.008

0.005

Tabla 7: Resumen estadístico- Marzo 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

5.4

5.9

3.3

0.9

1.6

PM 10 (µg/m 3 )

94.5

87.0

48.8

7.1

13.5

SO 2 (ppm)

0.006

0.008

0.003

0.001

0.002

NO 2 (ppm)

0.065

0.048

0.026

0.008

0.006

O 3 (ppm)

0.024

0.020

0.012

0.004

0.005

Tabla 8: Resumen estadístico- Abril 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

6.4

6.3

4.0

1.0

1.9

PM 10 (µg/m 3 )

156.9

157.7

70.1

22.6

23.7

SO 2 (ppm)

0.009

0.008

0.005

0.001

0.002

NO 2 (ppm)

0.034

0.034

0.016

0.007

0.005

O 3 (ppm)

0.029

0.022

0.014

0.010

0.005

Tabla 9: Resumen estadístico- Mayo 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

5.3

6.7

3.3

0.3

1.5

PM 10 (µg/m 3 )

120.3

107.8

58.2

9.6

17.5

SO 2 (ppm)

0.008

0.008

0.004

DND

0.001

NO 2 (ppm)

0.041

0.034

0.022

0.003

0.009

O 3 (ppm)

0.029

0.027

0.015

0.005

0.006

Tabla 10: Resumen estadístico- Junio 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

CONTAMINANTE

PROMEDIO

MAXIMO DE

PROMEDIO

MINIMO DE

PROMEDIO

DE LOS

LOS

DE LOS

LOS

DE LOS

MAXIMOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

PROMEDIOS

MINIMOS

CO (ppm)

7.2

7.2

4.5

1.7

2.3

PM 10 (µg/m 3 )

178.4

132.7

90.8

36.6

34.0

SO 2 (ppm)

0.008

0.007

0.004

0.001

DND

NO 2 (ppm)

0.057

0.048

0.032

0.014

0.013

O 3 (ppm)

0.041

0.034

0.021

0.010

0.010

Tabla 11: Resumen estadístico- Julio 1996 -Estación Automática de Monitoreo N° 1.

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Universidad Nacional de Córdoba

Sbarato, D. et. al. Programa de Gestión de la Calidad de Aire, Agua y Manejo de Residuos. Ciudad de Córdoba, Argentina. Maestría en Gestión para la Integración Regional y Centro de Información y Documentación Regional, Univ