Вы находитесь на странице: 1из 28

SUMARIO

Pag. 16
Pag. 16
SUMARIO Pag. 16 NUTRICIÓN > pág 6 Nutrición y Piel Afecciones cutáneas y su vinculación con
SUMARIO Pag. 16 NUTRICIÓN > pág 6 Nutrición y Piel Afecciones cutáneas y su vinculación con
SUMARIO Pag. 16 NUTRICIÓN > pág 6 Nutrición y Piel Afecciones cutáneas y su vinculación con
SUMARIO Pag. 16 NUTRICIÓN > pág 6 Nutrición y Piel Afecciones cutáneas y su vinculación con

NUTRICIÓN > pág 6

Nutrición y Piel

Afecciones cutáneas y su vinculación con el estado nutricional.

MEDICINA BIOLÓGICA > pág 10

Medicina Biológica y Envejecimiento

Terapia celular y Medicina orthomolecular.

MEDICINA ANTI AGING > pág 20

La Consulta en Medicina Antienvejecimiento

Priorizando la prevención.

NUTRICOSMÉTICA > pág 34

Obesidad y Sobrepeso

Una nueva alternativa para su tratamiento.

Identidad Estética es una publicación editada y distribuida por Estética Mediterránea. La editorial no se responsabiliza por los concep- tos y opiniones de los autores de los capítulos, como así tampoco por el contenido de los avisos publicitarios. La versión digital puede descargarse desde el sitio web: www. esteticamediterranea.com www. esteticamediterranea.com

desde el sitio web: www. esteticamediterranea.com Es una publicación científica que edita y distribuye

Es una publicación científica que edita y distribuye

Es una publicación científica que edita y distribuye Staff Dirección General: Lic. Eugenia Leiva Dirección

Staff

Dirección General:

Lic. Eugenia Leiva

Dirección Científica:

Lic. Fernando Ficetti

Diseño Editorial:

Lic. Daiana Mellberg Dis. Yanina Vissio

Colaboraron en esta edición:

Lic. Marcela Leal. Lic. Maria Elisa Zapata. Dr. Damián Rozenberg. Dra. Karina de los A. Castillo. Dra. Mabel A. Mantelli. Dr. Carlos Washington Castells.

Atención al Lector info@esteticamediterranea.com

Comercialización:

Estética Mediterránea ((54) - 351 - 4240943 business@esteticamediterranea.com

NUTRICIÓN

NUTRICIÓN

Nutrición & Piel
Nutrición & Piel

Afecciones cutáneas y su vinculación con el estado nutricional.

Las deficiencias nutricionales son frecuentemente asociadas con trastornos de salud de la piel. Tanto las deficiencias como los excesos nutricionales afectan la estructura y funcionalidad de la piel, pero los daños son mayores en casos de deficiencia.

Las deficiencias nutricionales son frecuente- mente asociadas con trastornos de salud de la piel. Tanto las deficiencias como los excesos nutricionales afectan la estructura y funcionali- dad de la piel, pero los daños son mayores en casos de deficiencia (anorexia, desnutrición). Por tratarse de un órgano con alta capacidad de regeneración, la dependencia con una alimentación adecuada es estrecha y se ha comprobado que la dieta puede influir positiva- mente o negativamente en condición de piel. (1)

Las deficiencias vitamínicas debidas a la desnutrición u otros factores (malabsorción o

defectos genéticos) están asociadas con diver- sas modificaciones dermatológicas, como por ejemplo Pelagra (la imagen clásica del déficit de Niacina) o hiperpigmentación que se aso- cian a déficit de B12. También son esenciales para la salud de la piel los oligoelementos y su déficit está relacionado con las modificaciones de la misma. (2) La obesidad puede afectar la producción de sebo, contribuir a los cambios de circulación y modificar el metabolismo del colágeno; también está asociada con tipos de dermatosis como acantosis nigricans, acrocordón y queratosis pilar. (3)

6/7

4 / 5

Síndromes cutáneos relacionados con la nutrición.

La deficiencia de ácidos grasos esenciales (linoleico, α-linolénico) conduce a pérdida de impermeabilidad epidérmica normal y aumento de pérdida transdérmica. La vitamina A influ- ye en la queratinización. El déficit de vitamina C, cobre o proteínas da lugar a defectos en la formación del colágeno y aumentan la vulnera- bilidad de la piel. (4)

En casos de anorexia nerviosa, la piel es uno de los primeros órganos en comprometerse, manifestándose con xerosis, alopecia, vello cor- poral tipo lanugo, palidez y fragilidad de cabello y uñas. (5)

lanugo, palidez y fragilidad de cabello y uñas. ( 5 ) Lic. Marcela Leal. Buenos Aires,
Lic. Marcela Leal. Buenos Aires, Argentina. Directora de Carrera Licenciatura en Nutricion. Universidad Maimó- nides.
Lic. Marcela Leal. Buenos Aires, Argentina. Directora de Carrera Licenciatura en Nutricion. Universidad Maimó- nides.

Lic. Marcela Leal.

Buenos Aires, Argentina.

Directora de Carrera Licenciatura en Nutricion. Universidad Maimó- nides.

Lic. Maria Elisa Zapata.

Buenos Aires, Argentina.

Docente Titular de Nutricion Normal I, y II. Carrera de Licenciatura en Nutricion. Universidad Maimonides.

Contacto: nutricion@maimonides.edu

Se ha observado que un 20% de los pacientes con dermatitis atópica responden bien a terapia dietética. Los alimentos implicados han sido la leche y derivados, el huevo, el trigo, el centeno, los productos de panadería, la cerveza, el vino, el pescado, los frutos secos, los colorantes y conservantes. En 1978, Atherton et al, demos- traron efecto benéfico en 70% de pacientes con dieta exenta de leche y huevos; Devlin et al, demostraron que la dieta puede ayudar pero es incapaz de atenuarla por completo. También se ha sugerido que la lactancia materna podría tener efecto protector y la administración de dietas ricas en probióticos podría ser beneficio- sa. (6)

La dieta ha sido reconocida por desempeñar un papel clave en la etiología y patogénesis de la psoriasis. Las dietas de bajo valor calórico podrían ser un factor coadyuvante importan- te en la prevención y el tratamiento de esta enfermedad, y la dieta vegetariana, así como períodos de ayunas, pueden ser beneficiosos. Estos efectos podrían explicarse por la falta de ácido araquidónico, limitando así la cascada de inflamación y una reducción de estrés oxidativo debido a la restricción calórica. (7)

Históricamente, la relación entre dieta y acné ha sido muy controvertida. Antes de la década del 60 se pensaba que ciertos alimentos agravaban el acné. Estudios posteriores disiparon estas presuntas asocia- ciones como mito durante casi medio siglo, y

NUTRICIÓN

NUTRICIÓN

en la última década varios estudios han llevado

a dermatólogos a retomar la relación potencial entre dieta y acné. (8)

La leche y alimentos con proteínas de suero podrían contribuir a elevar los niveles plas- máticos de insulina postprandial y factor de crecimiento de insulina basal-me (IGF-me), el aumento de insulina/IGF-me activa la vía de señalización fosfoinositol-3 quinasa/Akt, redu- ciendo así el contenido nuclear de el factor de transcripción FoxO1, que es el regulador de clave de los genes de acné. La deficiencia de FoxO1 nuclear se ha vinculado a todos los fac- tores principales de la patogénesis de acné, es decir, transactivación de receptor de andróge- nos, comedogénesis, aumento de lipogénesis sebácea e inflamación folicular. (9)

Existen convincentes pruebas de que la car- ga glicémica de la dieta puede exacerbar el acné, mientras que la ingestión de productos lácteos parece estar débilmente asociada con esta afección. En este sentido, la función de los ácidos grasos omega-3, antioxidantes, zinc, vitamina A y fibra dietética aún quedan por dilucidarse. (10)

La piel posee capacidad para utilizar ingredien- tes alimentarios para generar varias hormonas

y sustancias con actividad similar a la hormona.

Estas sustancias parecen actuar a través de diversos mecanismos (parácrinos, autócrinos, intrácrinos y endócrinos) y cumplir efectos plei- trópicos. (11) La Academia Americana de Dermatología

postula que la dieta occidental (con alto índice glicémico) causaría resistencia a la insulina, también podría ser generador de causas cono- cidas de acné, como la producción de sebo en exceso y la inflamación, pero se necesita más investigación para esclarecer si una dieta de bajo índice glicémico puede prevenir el acné y conducir de este modo a una piel más sana. Hasta la fecha, la investigación no prueba que la dieta provoca acné. Por lo tanto se concluye que si bien se han realizado estudios, se necesita más investiga- ción para concluir que la alimentación puede causar o prevenir el acné. (12)

Existen convincentes pruebas de que la carga glicémica de la dieta puede exacerbar el acné, mien- tras que la ingestión de productos lácteos parece estar débilmente asociada con esta afección.

En relación a la seborrea se han observado factores hormonales asociados, hereditarios, alimentarios y otros como edad, sexo, zona cutánea, ansiedad y alteraciones del sistema nervioso. La producción de sebo y la composi- ción de la dieta están relacionadas. Los alimen- tos con alto contenido de grasas e hidratos de carbono aceleran la producción de sebo. (13)

BIBLIOGRAFÍA:

1)Piccardi N, Manissier P. Nutrition and nutritional supplementation Impact on skin health and beauty. Dermato-Endocrinology. 2009, 1(5):271-274.2)Mataix Verdú, J. Tratado de Nutrición y Alimentación, Tomo II. Situaciones patológicas y fisiológicas. España, Ed. Er- gon. 2007. 3)Barthelemy H, Chouvet B, Cambazar F. Skin and mucosal manifestations in vitamin deficiency. J Am Acad Dermatol 1986; 15:1263-74.4)Niiyama S, Mukai H. Reversible cutaneous hyperpigmentation and nails with white hair due to vitamin B12 deficiency. Eur J Dermatol 2007; 17:551-2. 5)Yosipovitch G, DeVore A, Dawn A. Obesity and the skin: skin physiology and skin manifestation of obesity. J Am Acad Dermatol 2007; 56:901-16.6) Wolters M. Diet and psoriasis: experimental data and clinical evidence. BR J Dermatol 2005; 153:706-14. 7)Rucevic I, Perl A, Barisi-Drusko V, Adam-Perl M. The role of the low energy diet in psoriasis vulgaris treatment. Coll Antropol 2003; 27:41-8.8) ithell H, Bruce A, Gustafsson IB, Höglund NJ, Karlström B, Ljunghall K, et al. A fasting and vegetarian diet treatment trial on chronic inflammatory disorders. Acta Derm Venereol 1983; 63:397-403. 9)Bowe W, Joshi S, Shalita R. Diet and acne. J Am Acad Dermatol. 2009.07.043. 10) Bodo C. Melnik. Evidence for Acne-Promoting Effects of Milk and Other Insulinotropic Dairy Products. Department of Dermatology, Environmental Medicine and Health Theory, University of Osnabrück, Osnabrück, Ger- many. Nestlé Nutr Inst Workshop Ser Pediatr Program, 2001, 67: 131–145.11) Bowe W, Joshi S, Shalita R. Diet and acne. J Am Acad Dermatol. 2009.07.043.12) Christos C. Zouboulis, Strumia R, Reichrath J. Skin endocrinology and nutrition. Dermato-Endocrinology, 2009. 1:5, 249-249.13)Danby F. Acne and milk, the diet myth, and beyond. J Am Acad Dermatol 2005; 52:360-2.14) Fontboté AM. Dermocosmiatría. “La problemática de la piel grasa y el acné”. Chile , 2009, p302.15) Piccardi N, Manissier P. Nutrition and nutritional supplementation Impact on skin health and beauty. Dermato-Endocrinology. 2009, 1(5):271-274.

8/9

8/9 Suplementos nutricionales en Dermatología. El concepto de suplementos nutricionales ha surgido como una nueva

Suplementos nutricionales en Dermatología.

El concepto de suplementos nutricionales ha surgido como una nueva estrategia en la prác- tica diaria de Dermatología, como un enfoque complementario a los cosméticos tópicos en el campo de la belleza. Relacionando dermatitis atópica y utilización de probióticos; eczema atópico y ácido decosahexaenoico (omega 3, aceite de pescado) y dos estudios informaron que la ingesta de alimentos y nutrientes puede influir en el envejecimiento de la piel. (14) Purba et al (2001) describió que las arrugas de la piel pueden estar asociadas con hábitos alimentarios. El alto consumo de vegetales, legumbres y aceite de oliva pareció proteger contra daños cutáneos. Cosgrove et al (2007) asoció la mayor ingesta de vitamina C y ácido linoleico, y menor inges- ta de grasas y carbohidratos, en asociación con mejor aspecto de la piel.

vitamina C y ácido linoleico, y menor inges- ta de grasas y carbohidratos, en asociación con

MEDICINA

BIOLÓGICA

Medicina Biológica y envejecimiento.

Terapia Celular y Medicina Orthomolecular

El mantenimiento de la juventud y la prolongación de la vida, incluyendo la idea de inmortalidad, representan un viejo anhelo de la humanidad. La Te- rapia Celular y la Medicina Orthomo- lecular nos ayudan en este camino.

El envejecimiento es un proceso biológico natu- ral e inevitable que se caracteriza por una serie de alteraciones que repercuten tanto en el fun- cionamiento interno del organismo como en su aspecto externo, con deterioro de las funciones fisiológicas y disminución de la capacidad de adaptación a stress biológicos, físicos, psicoló- gicos, ambientales y sociales.

El envejecimiento cerebral, con el declive de sus funciones intelectuales, es uno de los sínto- mas de la senectud. Los cambios en las fun- ciones cognitivas y en las áreas conductuales aumentan en frecuencia con la edad. Hay evi-

conductuales aumentan en frecuencia con la edad. Hay evi- dencias clínicas del funcionamiento intelectual que

dencias clínicas del funcionamiento intelectual que caracterizan al envejecimiento cerebral:

• Existe un enlentecimiento del procesamiento

en todas las áreas cognitivas, pero la certeza

de la respuesta se encuentra intacta.

• El vocabulario, comprensión e información se mantienen indemnes hasta los 90 años si no hay patología previa.

• La mayoría de los distintos tipos de memo-

ria (remota, inmediata) permanecen bastante estables.

• La atención y la concentración están leve- mente disminuidas.

10/11

Son numerosas las teorías que tratan de ex- plicar las causas del envejecimiento, pero los procesos dinámicos responsables de estos cambios se pueden resumir en tres grandes categorías biológicas: la genética, la hormonal y la bioquímica.

La hipótesis que afirma que el envejecimien- to está genéticamente modulado se basa en

los factores relacionados con el genoma de la célula, ya sea porque desde el nacimiento ya está programada la duración de nuestra vida

o porque se producen alteraciones en el ADN

debido a factores externos y/o internos que provocan alteraciones cromosómicas como las que se ven en un organismo envejecido. Con la edad se observa un enlentecimiento de los pro- cesos fisiológicos originados por un deterioro o fallo de las glándulas hormonales o de las vías neurohormonales de intercomunicación.

Se ha estudiado el papel que desempeñan las diferentes hormonas en este período involuti- vo y se ha observado que cuando los niveles hormonales disminuyen, especialmente la hormona de crecimiento, la DHEA, la melatoni- na y otras, el organismo pierde su capacidad de reacción ante los estímulos externos, y siendo incapaz de adaptarse a ellos, envejece.

La teoría de daño celular producido por la presencia de radicales libres con la consecuen- te lesión mitocondrial es la que predomina en estos momentos. Esta propone que durante los procesos de oxidación, mediante los cuales se obtiene la energía para los procesos meta- bólicos, se producen sustancias tóxicas que lesionarían de forma progresiva la estructura y la función celular.

Obviamente el organismo cuenta con mecanis-

mos de defensa contra estas sustancias, pero

si el daño continúa, se produce un stress oxi-

dativo cuya consecuencia es el envejecimiento celular y, por consiguiente, del cuerpo. Actualmente la tendencia en Medicina Moder- na va más allá de intentar evitar o detener el deterioro externo en un enfoque meramente estético. Existen ramas de la medicina, como la Medicina Biológica, que apuntan a brindar

Dra. Mabel A. Mantelli Córdoba, Argentina. Diplomatura Internacional en Medi- cina Estética. Dra. Karina de
Dra. Mabel A. Mantelli Córdoba, Argentina. Diplomatura Internacional en Medi- cina Estética. Dra. Karina de

Dra. Mabel A. Mantelli

Córdoba, Argentina.

Diplomatura Internacional en Medi- cina Estética.

Dra. Karina de los A. Castillo

Córdoba, Argentina.

Especialista en Medicina Legal y Toxicología. Miembro del equipo de Psicopato- logía del H.N.C.

Contacto: mamantelli28@yahoo.com.ar karitocastillo@hotmail.com

Son numerosas las teorías que tratan de explicar las causas del envejecimiento, pero los procesos dinámicos responsables de estos cambios se pueden resumir en tres grandes categorías biológi- cas: la genética, la hormonal y la bioquímica.

de estos cambios se pueden resumir en tres grandes categorías biológi- cas: la genética, la hormonal

MEDICINA

BIOLÓGICA

herramientas para mejorar la calidad de vida, evitando el daño físico desde el interior utili- zando un enfoque principalmente preventivo, logrando así un bienestar que se traduce en belleza y lozanía externa.

¿Cómo definimos la Medicina Bioló- gica?

El hombre (microcosmos), como cualquier ser vivo, participa del “contacto” directo con las “Le- yes Naturales” del mundo (macrocosmos); en continua lucha por buscar su equilibrio (Salud). La enfermedad no es más que la consecuencia de su desestabilización pero en “lucha”, para encontrar su propio orden. De forma que todos los síntomas que se ocasionen, son el “lengua- je” puro de la enfermedad en diálogo con el “Bio” -naturaleza- para su reparación y recons- trucción, de la forma más integral posible, tanto fisiológica como anatómicamente, para que haga compatible su existencia como ser vivo, en continua competencia de adaptación con los avatares del Universo.

La Medicina Biológica, pues, tiene muy en cuenta el respetar estas leyes de curación, para hacer al ser vivo, toda vía más adaptable, de forma que un desequilibrio (causado por stress, por ej.) o enfermedad sean superados saliendo

por stress, por ej.) o enfermedad sean superados saliendo lo más reforzado posible y preparado para

lo más reforzado posible y preparado para otra contingencia, sin la manifestación de ningún efecto secundario. Esta medicina emplea todo tipo de medios para hacer “reaccionar” al organismo y no producir una “supresión” de los síntomas (para aliviar simplemente al enfermo) tales como el dolor, la inflamación, la fiebre; de- jando de este modo muda a la enfermedad pero existente, siguiendo su curso, complicación o mutación. Esta reacción o estimulación de la Medicina Biológica es una “información” que tendrá como resultado una respuesta orgánica para entrar en su propio ajuste de causa. Así, la mejoría se irá produciendo progresivamente, pero ordenando sus mecanismos fisio-biológi- cos y como consecuencia se irán aliviando sus signos de desequilibrio (síntomas). Lógicamente aquí estará en juego la capacidad reactiva de cada persona y de forma individual, que dependerá de la edad, historia, herencia, de forma que en el mundo no hay dos seres idénticos en su manera de reaccionar. Podríamos definir entonces a la Medicina Bioló- gica como un conjunto de terapias y enfoques clínicos que tiene como objetivo reparar, revi- talizar y mantener la función fisiológica celular, favoreciendo y reforzando los mecanismos naturales de curación del ser humano.

La Medicina Biológica no es una “alternativa” a la Medicina “convencional” o “alopática” sino que es “complementaria” a ésta, permitiendo potenciar los mecanismos de defensa para que cuando sea necesario el empleo de algún fár- maco convencional el mismo sea de una forma más crítica o imprescindible

Los métodos que principalmente se utilizan en la Medicina Biológica son, entre otros:

Terapia Celular

Medicina Orthomolecular

Homeopatía

Terapia Neural

Acupuntura

Bioresonancia

Colonoterapia

Cada día más personas se vuelcan a estas te- rapias que mejoran notablemente la calidad de

12/13

12/13 Cada día más perso- nas se vuelcan a estas terapias que mejoran notablemente la cali-

Cada día más perso- nas se vuelcan a estas terapias que mejoran notablemente la cali- dad de vida, ofreciendo sólo efectos beneficio- sos, sin riesgo de reac- ciones adversas si son aplicadas por quienes se han formado correc- tamente en el tema.

vida, ofreciendo sólo efectos beneficiosos, sin riesgo de reacciones adversas si son aplicadas por quienes se han formado correctamente en el tema.

Estos métodos se complementan con otros sistemas, tales como:

Fitoterapia

Nutrición

Ozonoterapia

Electromedicina

Los métodos más utilizados en nuestro medio son los que tienen que ver con lo que conside- ramos la medicina del futuro: la Terapia Celular

y la Medicina Orthomolecular.

Terapia Celular y Medicina Orthomo- lecular

Ambas terapias tienen como objetivo que el paciente disfrute de una buena calidad de vida la mayor cantidad posible de años, poniendo a su alcance los medios necesarios para lograr bienestar y salud, previniendo y retrasando el envejecimiento fisiológico y tratando el enveje- cimiento patológico. El envejecimiento fisiológico es el proceso na-

tural al que estamos expuestos todos los seres vivos, mientras que el patológico es aquel por el cual aparecen de manera prematura los signos propios de la edad, acelerado por factores ex- ternos como alimentación desequilibrada, taba- quismo, alcoholismo, y estrés, provocando una considerable diferencia entre edad biológica y cronológica. Ambas terapias ofrecen la posibi- lidad de detener y retrasar estos procesos, co- rrigiendo el desequilibrio orgánico, aumentando

la energía, normalizando funciones de órganos,

fortaleciendo el sistema inmunológico y devol- viendo vitalidad psíquica y física, sin necesidad

de pasar por el quirófano ni someterse a trata- mientos cruentos o a la ingesta de productos artificiales que desequilibran el organismo. Esto se logra a través de la incorporación de micronutrientes naturales como péptidos, poli- péptidos, aminoácidos, oligoelementos, vitami- nas y minerales que llegan a la célula a través del torrente sanguíneo, y que el organismo reconoce como propios, con acciones benéficas inespecíficas y específicas, sin causar intole- rancias de ninguna naturaleza ni efectos adver- sos.

A partir de ello, podrían plantearse 2 tipos de

tratamiento:

MEDICINA

BIOLÓGICA

Uno de modo preventivo, para personas que

gozan de buen estado general de sus funciones orgánicas y que quieren empezar a cuidarse para prolongarlo en el tiempo y prevenir así el envejecimiento patológico. Este grupo abarca generalmente a personas entre los 30 y 45 años, pero puede ser realizado también en niños y adolescentes.

El otro tratamiento será el terapéutico, para

personas con un balance negativo entre su edad biológica y cronológica, ya inmersas en el proceso de envejecimiento que muestra señales del paso del tiempo, presentando por ejemplo, alteraciones cutáneas, pérdida de energía física y psíquica, disfunciones sexua-

les, trastornos hormonales, respiratorios, déficit del sistema inmunológico, artrosis y otras pa- tologías crónicas. Aquí encontramos principal- mente un grupo etáreo que supera los 45 años. Los tratamientos pueden realizarse por meses

o años, haciendo duraderos sus beneficios con el tiempo.

Actualmente los términos Terapia Celular y/o Terapia Orthomolecular resuenan en el medio, aunque no siempre con las explicaciones per- tinentes, en boca de quienes quizás no están

bien informados. Esto trae aparejadas dudas y especulaciones con respecto a los tratamientos. Es por esto que los pacientes deben consultar

a médicos especializados, quienes sabrán cuál es el procedimiento adecuado para cada

sabrán cuál es el procedimiento adecuado para cada necesidad, utilizando los métodos complemen- tarios

necesidad, utilizando los métodos complemen- tarios correctos para lograr las ventajas de esta terapia.

¿Qué beneficios obtenemos con la Medicina Biológica?

Los beneficios son muchos; mencionaremos aquí algunos de ellos:

Aumento de la energía vital.

Mejoras en el sistema inmunológico.

Disminución de los efectos negativos del

stress.

Prevención de la aparición de enfermedades

degenerativas.

• Mejoría en la función sexual.

Aumento de tonicidad en la piel y músculos.

Mejoría en patologías osteoarticulares.

• Disminución de los síntomas que acompañan

a la menopausia y andropausia.

Está de más decir que para llevar a cabo con

éxito estas terapias, el paciente debe plantear- se un cambio de hábitos en pos de una vida sana, evitando los hábitos tóxicos (alcohol, ta- baco, stress), teniendo una buena alimentación

y haciendo hincapié en el ejercicio físico.

“Envejecer es todavía el único medio que se ha encontrado para vivir mucho tiempo”. Char-

les Agustín Sainte-Beuve, escritor y crítico literario

(1804-1869).

BIBLIOGRAFÍA:

-OLSZEWER - CONCOLINO. “El ABC de la Medicina Orthomo- lecular”. -PAYAN DE LA ROCHE. “ La Medicina Biológica: Un Compromi- so de Vida”. Ed. Salbe. -BOCK – BOYETTE. “Melatonina, la fuente de la Juventud”. Ed. Campus. -SIGNORINI. “ Nutrición Orthomolecular”. Ed. Icone. -JACK. “ Que tu alimento sea tu Medicina”. Ed. Salbe. -BROWN- FLETCHER. “Toque Vital”. Ed. Salbe. -HARMAN. “Envejeciendo. Teoría de los Radicales Libres”. Ed.

Campus.

MEDICINA

ANTI AGING

La consulta en Medicina Antienvejecimiento
La consulta
en Medicina
Antienvejecimiento

Priorizando la prevención

El crecimiento de esta disciplina y la cantidad de información científica que hoy poseemos nos obliga a incorporar nuevos conceptos relacionados con este apasionante desafío de comprender y luchar contra el proceso de enve- jecimiento.

¿Cómo se lleva a cabo una consulta en Medicina Antienvejecimiento?

Desde ya, existen tantas variantes como puedan imaginar. Sin embargo, el crecimiento de esta disciplina y la cantidad de información científica que hoy poseemos nos obliga a incor- porar nuevos conceptos relacionados con este apasionante desafío de comprender y luchar contra el proceso de envejecimiento.

Tendremos que acostumbrarnos a escuchar motivos de consulta que, en términos genera- les, serán algunos de los siguientes problemas:

• Sensación de malestar, ansiedad, depresión,

irritabilidad, alteración en la percepción de la

imagen e inseguridad personal, negativismo

• Agotamiento, fatiga crónica, sensación de

envejecimiento prematuro o acelerado

• Alteraciones en el sueño, pérdida de memo-

ria, dificultad para concentrarse

• Pérdida de masa y de fuerza muscular,

aumento de peso y dificultad para adelgazar a pesar de realizar los máximos esfuerzos de dieta y actividad física

• Predisposición a adquirir enfermedades infec- ciosas

Pérdida de la visión o de la agudeza visual

20/21

• Síntomas relacionados con la esfera sexual:

pérdida del deseo sexual, dificultad en la erec- ción en el hombre y atrofia o sequedad vaginal en la mujer

Síntomas vasomotores propios de la meno- pausia

• Aumento del colesterol y dificultad para man- tenerlo en niveles normales

Dolores articulares

Signos de envejecimiento en la piel

Como ocurre en toda consulta médica, el primer paso es desarrollar una completa anamnesis. Evaluaremos sus antecedentes familiares y per- sonales, y especialmente realizaremos todas las mediciones que sean posibles en el consul- torio como el peso, la talla y presión arterial. El interrogatorio nos permitirá conocer sus hábitos alimentarios y la calidad de vida que lleva el paciente. Puede ser útil disponer de un cues- tionario de salud que nos permita interrogarlo en forma ordenada sobre los diferentes órganos y sistemas como el cardiovascular, respiratorio, digestivo, etc.

El primer punto a tratar es la Inflamación Cró- nica, considerada la principal causante de enfermedades y ataques cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares, enfermedad de Alzheimer y desarrollo de diversas formas de cáncer. La inflamación crónica conlleva al aumento en la producción de citoquinas pro- inflamatorias (IL-1, IL-6 y TNF α), que activan al factor nuclear FNKbeta e ingresa al núcleo de las células deteriorando los mecanismos de regeneración y reparación y activando a onco- genes.

Por otro lado, la declinación hormonal es responsable de gran parte de los problemas del envejecimiento y tiene una relación directa con la aparición de algunos tipos de cáncer y la mala calidad de vida. No podemos vivir sin hormonas y es fundamental restaurar el balan- ce hormonal propio de la juventud. Para ello, es necesario solicitar un completo dosaje de las diferentes hormonas en sangre.

Para ordenar mejor la consulta, he incorporado un cuestionario en base a los síntomas que

Dr. Damián Rozenberg Buenos Aires, Argentina Especialista en Medicina Anti Aging. Autor del libro “Age

Dr. Damián Rozenberg

Buenos Aires, Argentina

Especialista en Medicina Anti Aging. Autor del libro “Age Management Una nuveva visión de la Medicina Antienve- jecimiento”

Contacto: info@damianroz.com

pueden presentarse para relacionarlos con el déficit hormonal que los podría estar generan- do:

info@damianroz.com pueden presentarse para relacionarlos con el déficit hormonal que los podría estar generan - do:

MEDICINA

ANTI AGING

MEDICINA ANTI AGING En los casilleros de la derecha, se marca qué síntomas están presentes y

En los casilleros de la derecha, se marca qué síntomas están presentes y con qué intensidad, por ejemplo, solicitándole a la persona que defi- na la intensidad de los síntomas dentro de una escala del 1 al 10. Este cuestionario es muy práctico para tratar de identificar rápidamente las deficiencias hormonales involucradas y eva- luar si se presentó mejoría luego de implemen- tar un tratamiento, por ejemplo, con hormonas bio-idénticas.

El estudio del paciente se completa con la solicitud de una serie de estudios de laboratorio que nos permitirán evaluar los llamados marca- dores biológicos de envejecimiento:

los llamados marca - dores biológicos de envejecimiento: Eventualmente, pueden ser útiles una densi- tometría ósea
los llamados marca - dores biológicos de envejecimiento: Eventualmente, pueden ser útiles una densi- tometría ósea
los llamados marca - dores biológicos de envejecimiento: Eventualmente, pueden ser útiles una densi- tometría ósea

Eventualmente, pueden ser útiles una densi- tometría ósea y todos los estudios funcionales cardiovasculares, respiratorios y renales que el profesional tratante considere necesarios o que previamente haya realizado el paciente y los traiga a la consulta.

Quedan definidos:

El o los motivos de consulta relacionados con una terapia antienvejecimiento

Los antecedentes familiares

Los antecedentes personales

• El perfil de calidad de vida

La evaluación de los marcadores biológicos de envejecimiento

La Medicina Antienvejecimiento ha incorporado la Nutrigenética como una importante herramienta que relaciona nuestros genes con nuestra calidad de vida.

La Medicina Antienvejecimiento, más especí- ficamente la Medicina de Calidad de Vida ha incorporado la Nutrigenética como una impor- tante herramienta que relaciona nuestros genes con nuestra calidad de vida. Se realiza un estudio nutrigenético que consiste en tomar una muestra de saliva y estudiar más de 250 marcadores genéticos de esa persona.

22/23

ESTUDIO NUTRIGENÉTICO

Mediante la toma de una muestra de sali- va que se envía a un laboratorio especia-

lizado en U.S.A. y gracias a la utilización de plataformas genéticas específicas, se determina el perfil genético de cada persona. La información que proporciona este estu- dio se clasifica en:

Recomendaciones de la dieta

Tendencias del comportamiento alimen- tario

Reacciones a alimentos

Necesidades nutritivas

El cuerpo y el peso

Factores de salud metabólica

Ejercicio recomendado

Predisposición genética a desarro-

y el peso • Factores de salud metabólica • Ejercicio recomendado • Predisposición genética a desarro-
y el peso • Factores de salud metabólica • Ejercicio recomendado • Predisposición genética a desarro-

MEDICINA

ANTI AGING

llar ciertas enfermedades crónico-degene- rativas (cáncer, enfermedad cardiovascular,

diabetes, obesidad, etc.)

DIETA, METABOLISMO Y EJERCI- CIO

El estudio de más de 130 marcadores

genéticos proporciona información persona- lizada que permite

Entender su metabolismo

Concientizar las tendencias del comporta- miento alimentario

Alcanzar y mantener un peso saludable

Ajustar el balance nutritivo de minerales y vitaminas

• Obtener el mayor beneficio de la actividad física Así, se propone un plan alimentario que proporcione suficiente energía y nutrición para mantener un buen estado de salud. Este estudio permite conocer cómo impac- tan en los genes los nutrientes más comu- nes y cómo dichos genes determinan la absorción cada una de las vitaminas:

Vitamina A

Vitamina B6

Vitamina B12

Ácido fólico

Vitamina D

Vitamina E

El comportamiento alimentario también está determinado genéticamente:

La tendencia a ingerir bocadillos entre las comidas

El sentir hambre

La saciedad

Las tentaciones o desinhibición alimenta- ria

El deseo por los alimentos

La debilidad por los dulces

La percepción del gusto amargo

La intolerancia a la lactosa

El metabolismo de la cafeína

Los genes pueden influir en el peso cor- poral y en la salud metabólica. Existen marcadores genéticos que permiten deter- minar:

El índice de obesidad

La posibilidad de recuperar el peso

perdido

El metabolismo

Los niveles de adiponectina

Manejo del colesterol bueno (HDL)

Manejo del colesterol malo (LDL)

Tendencia a tener triglicéridos elevados

Regulación de los niveles de azúcar en sangre

Existe una relación entre la genética y la forma en que las personas responden al ejercicio para perder peso y obtener otros beneficios para la salud. De este modo es posible si un individuo se beneficia con:

Ejercicios de resistencia

Entrenamiento de fuerza

Potencia muscular y velocidad

Pérdida de peso con el ejercicio

Disminución de la presión arterial por el ejercicio

Aumento del colesterol bueno (HDL) a

través del ejercicio

Mejoría de la sensibilidad a la insulina por el ejercicio

Hacia una Nutrición Personalizada

Hasta el siglo pasado la alimentación estaba li- gada a la supervivencia y su finalidad era apor- tar sustancias energéticas, satisfacer el apetito y evitar aquellas enfermedades generadas por carencia o deficiencia de ciertos nutrientes como las vitaminas. En la actualidad, la alimentación está dejando ser simplemente una necesidad básica y en un futuro muy próximo los alimentos deberán promover la salud y el bienestar, evitando el desarrollo de enfermedades complejas rela- cionadas con la alimentación y la longevidad. Nos referimos a la obesidad, las enfermedades cardiovasculares, ciertos cánceres y la diabetes del adulto.

24/25

Alimentos Funcionales

Se trata de la utilización de los alimentos como vehículo para promover y mantener un buen estado de salud y reducir el riesgo de sufrir determinados tipos de enfermedades. Son aquellos alimentos que han demostrado ejercer un efecto beneficioso sobre una o más funciones del organismo, además de sus efec- tos nutritivos. Un alimento funcional es mucho más que un producto enriquecido o un suplemento nutricio- nal. Los avances científicos han dado lugar al co- nocimiento de numerosas moléculas bioactivas que interactúan con los genes, proteínas y otras biomoléculas implicadas en el metabolismo, contribuyendo a mejorar la salud y a prevenir enfermedades crónicas y degenerativas. El mercado de la industria alimentaria nos ofre- ce nuevos alimentos enriquecidos con vitami- nas, esteroles, polifenoles, yogures con fibras y productos con el agregado de ácidos grasos poliinsaturados omega 3.

Los avances científicos han dado lugar al conocimiento de numerosas moléculas bioactivas que interac- túan con los genes, proteínas y otras biomoléculas implicadas en el me- tabolismo, contribuyendo a mejorar la salud y a prevenir enfermedades crónicas y degenerativas.

Alimentación Saludable

Es necesario informar a la población sobre la necesidad de implementar hábitos alimentarios saludables. Esto requiere evitar o reducir signi- ficativamente la ingesta de grasas saturadas y grasas trans (presentes en la manteca, margari- na, carnes animales, frituras, confitados, galle- tas, etc.) así como no fumar y evitar el consumo excesivo de alcohol. Asimismo, se aconseja realizar ejercicio físico en forma regular y bajo prescripción médica y optar por una dieta balanceada, variada y con

médica y optar por una dieta balanceada, variada y con un importante aporte de frutas y

un importante aporte de frutas y verduras.

Una dieta en base a los genes

La nutrigenética es la ciencia que estudia el efecto de los nutrientes sobre la forma en que se expresan los genes. Su principal objetivo es permitir diseñar un plan nutricional personaliza- do en función de su ADN.

Hoy sabemos que determinados nutrientes

Hoy sabemos que determinados nutrientes pueden ser muy buenos para el común de la población y, sin embargo, resultar perjudiciales para la salud de otras personas o, simplemente, no aportarles ningún beneficio.

MEDICINA

ANTI AGING

MEDICINA ANTI AGING pueden ser muy buenos para el común de la población y, sin embargo,

pueden ser muy buenos para el común de la población y, sin embargo, resultar perjudiciales para la salud de otras personas o, simplemente, no aportarles ningún beneficio. Todos los individuos somos diferentes y esa diferencia la determina el código genético. Esta es la razón que nos hace únicos y que respon- damos de forma diferente a los mismos nutrien- tes. Una nutrición adecuada permite mejorar la cali- dad de vida y evitar la aparición de enfermeda- des crónico-degenerativas como ciertas formas de cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y obesidad. Los genes no cambian, por lo tanto los benefi- cios obtenidos serán para toda la vida.

Dieta Recomendada

El primer paso es establecer un tipo básico de dieta recomendada

Baja en grasas

Baja en hidratos de carbono

Balanceada

Mediterránea

Su genotipo está asociado a la pérdida de peso

y otros beneficios de salud al seguir una dieta

determinada. El estudio que permite arribar a estas conclu- siones asocia la presencia de mutaciones en una serie de genes específicamente relaciona- dos con el tipo de dieta.

Por ejemplo, la asociación de mutaciones en los genes KCTD10 y MMAB hace que algunas personas que ingieren abundantes cantidades de carbohidratos presenten bajos niveles de colesterol bueno HDL, aunque sean hidratos de carbono saludables de bajo índice glucémico. A estas personas se les indicará una dieta baja en carbohidratos.

Una mutación en el gen LIPC determina que estas personas presenten niveles disminuidos de colesterol HDL cuando ingieren dietas ricas en grasas. Si además presentan una mutación en el gen ADIPOQ, tienen un riesgo elevado de desarrollar una diabetes tipo 2. En estos casos se indicará una dieta baja en grasas.

MEDICINA

ANTI AGING

El gen APOA2 regula el metabolismo del coles- terol bueno HDL. Existe una mutación que aso- cia el consumo elevado de grasas saturadas con un mayor riesgo de obesidad. Sin embargo,

en estos individuos no se desarrolla obesidad si se reduce la ingesta de grasas saturadas y se reemplaza por ácidos grasos monoinsaturados

o ácidos grasos poliinsaturados. A estas perso-

nas se les recomienda una dieta mediterránea.

Finalmente, quienes no presentan asociaciones de las mutaciones en los genes referidos, gene- ralmente se benefician con una dieta balancea- da.

Una vez establecida la base del tipo de dieta recomendada, se puede estudiar, de acuerdo

a determinados genes, qué beneficios aportan los ácidos grasos monoinsaturados (nueces,

aceitunas, aceite de oliva) y los ácidos grasos poliinsaturados (aceite de pescado o de lino, semillas de girasol). Su genotipo puede estar asociado a un mayor beneficio al consumir grasas monoinsaturadas

o bien puede presentar un efecto neutral a este tipo de “grasas saludables”.

Con respecto a la ingesta de ácidos grasos po-

liinsaturados, su genotipo puede estar asociado

a

un mayor beneficio al consumir estas grasas

o

ser neutral a las mismas.

De acuerdo al informe del estudio genético, será necesario o no incorporar alguno de estos tipos de “grasas buenas” en su dieta.

EJEMPLO:

DIETA BALANCEADA

Su genotipo está asociado a la pérdida de peso y otros beneficios de salud al seguir una dieta balanceada en grasas saluda- bles, carbohidratos de bajo índice glucémi- co, proteínas, y en general baja en calorías.

FRUTAS Y VERDURAS

Color brillante, sabor intenso La fruta entera es mejor que el jugo Las verduras de hoja verde son ideales

GRANOS

Por lo menos 3-4 porciones de granos integrales Evitar cereales con adición de azúcar

PROTEÍNAS

Por lo menos 2 porciones de proteínas se- manales deben provenir de las legumbres Limite el consumo de carnes rojas Consuma pescados o mariscos por lo me- nos 3 veces por semana Quite la grasa visible del pollo, carne y pescado Evite los fritos

PRODUCTOS LÁCTEOS

La leche y el yogur son ideales Elija productos bajos en grasa (2%) sin azúcar adicionada

Reduzca el consumo de queso

GRASAS Y ACEITES

Las grasas deben ser de origen vegetal

REACCIÓN NEUTRAL A LOS ÁCIDOS GRASOS MONOINSATU- RADOS

MAYOR BENEFICIO CON LOS ÁCIDOS GRASOS POLINSATURA- DOS

Comportamiento Alimentario

La genética puede influenciar nuestras ten- dencias sobre el comportamiento alimentario. Existen determinados genes que son capaces de influir en la forma de cómo percibimos y deseamos los alimentos. El estudio nutrigenético aporta información so- bre estos determinantes que puede ser utilizada para intentar modificar el estilo de vida y las tendencias del comportamiento alimentario para

28/29

lograr un mejor estado de salud.

Los hábitos alimentarios que se estudian de acuerdo a los genes son:

Comer bocadillos entre comidas

Sentir hambre

Sentirse lleno. Saciedad

Desinhibición alimentaria. Tentaciones

Deseo por los alimentos

Paladar dulce

Gusto amargo

la lactosa

Intolerancia a

EJEMPLO

Si su genotipo está asociado a comer boca- dillos entre comidas, será necesario reducir los efectos negativos de esta predisposi- ción genética eligiendo, al menos, alimen- tos saludables, comiendo más despacio y reduciendo el tamaño y las calorías de los mismos.

Si su genotipo corresponde a aquellas personas que son más propensas a sentir hambre o a no tener saciedad, se deberá incluir más fibra en su dieta y es posible que deba incorporar un suplemento de fibras solubles antes del almuerzo y/o de la cena.

Si su genotipo está asociado a una mayor sensibilidad a la tentación por las comidas, deberá eliminar de su casa todo aquello que pueda tentarlo.

Si su perfil genético indica que usted tiene preferencia por los alimentos y bebidas con un alto contenido de azúcar, los alimentos naturalmente dulces como las frutas y las zanahorias pueden ayudar a disminuir el deseo por consumir cosas dulces.

Si usted tiene mayor sensibilidad al gusto amargo, es posible que rechace alimen- tos como el brócoli o la acelga que tienen acción anticancerígena demostrada. En ese caso se deberá buscar la forma de tapar el gusto amargo o bien aportar suplementos como el indol-3-carbinol para el caso del

brócoli o ácido fólico si no come acelga o vegetales de hoja verde.

Las personas con mayor probabilidad de intolerancia a la lactosa deberán evitar este componente o consumir leche deslactosa-

da.

Vitaminas y Nutrientes

Las vitaminas y nutrientes son componentes importantes de nuestra salud. Existen marca- dores genéticos que están relacionados con una predisposición a presentar niveles bajos de ciertos nutrientes como:

Vitamina A

Vitamina B6

Vitamina B12

Ácido fólico

Vitamina D

Vitamina E

Genes y Peso corporal

Los genes pueden influir en el peso corporal dado que están relacionados con el metabolis- mo, la capacidad de mantener el peso o recu- perar el peso perdido y la predisposición a la obesidad. Los marcadores genéticos relaciona- dos con el peso corporal son:

Índice de obesidad

Recuperación del peso perdido

Metabolismo

ÍNDICE DE OBESIDAD

El índice de obesidad está determinado por el estudio de más de 30 marcadores gené-

ticos asociados con la obesidad, el metabo- lismo y el comportamiento alimentario. Los posibles resultados son:

Bajo

Inferior al promedio

Igual al promedio

MEDICINA

ANTI AGING

Superior al promedio

Alto

Los genes involucrados en la determina- ción de este índice son los encargados de controlar las señales al cerebro y cuándo comer o dejar de comer. La estrategia de tratamiento para aquellas personas con índice de obesidad elevado se orienta a la optimización de la química cerebral mediante la utilización de precursores de dopamina y serotonina.

RECUPERACIÓN DEL PESO PER- DIDO

Existen genes asociados a la tendencia a recuperar el peso después de haberlo per- dido. En estos casos es necesario trabajar sobre la forma de mantener una dieta salu- dable y sostener un programa de ejercicios en forma regular.

METABOLISMO

El metabolismo define la forma en que el organismo quema calorías y permite mantener el peso alcanzado. El ejercicio constituye un buen método para acelerar el metabolismo.

Genes y Salud Metabólica

Existen variantes genéticas que determinan las posibilidades de presentar niveles bajos de colesterol HDL o bueno, niveles altos de coles- terol LDL o malo, así como niveles elevados de azúcar en sangre y triglicéridos. El conocimien- to de esta predisposición genética es de suma utilidad para prevenir la aparición de enferme- dades cardiovasculares y diabetes tipo 2. Se estudian los siguientes marcadores genéti- cos:

Colesterol LDL (malo) elevado

Colesterol HDL (bueno) elevado

Triglicéridos elevados

Azúcar elevada en sangre

Los resultados se expresan en SUPERIOR AL PROMEDIO, PROMEDIO o INFERIOR AL PROMEDIO y deben correlacionarse con el dosaje periódico de estos marcadores en sangre. Muchas veces puede ser necesario indicar un tratamiento médico específico con la finalidad de disminuir el riesgo cardiovascular o de desarrollar diabetes tipo 2.

tratamiento médico específico con la finalidad de disminuir el riesgo cardiovascular o de desarrollar diabetes tipo

Genes y Ejercicio

Se ha demostrado la relación existente entre la genética y el ejercicio y cómo las personas res- ponden al ejercicio para perder peso y obtener otros beneficios para la salud. Los resultados de este estudio son:

Entrenamiento de resistencia

Entrenamiento de fuerza

Potencia y velocidad muscular

Pérdida de peso por el ejercicio

Disminución de la presión arterial por el ejer- cicio

Aumento del colesterol HDL (bueno) por el

ejercicio

Aumento de la sensibilidad a la insulina por el ejercicio

Los resultados pueden ser BENEFICIO NOR- MAL, MAYOR BENEFICIO o EJERCICIO SU-

MAMENTE RECOMENDADO.

Predisposición genética a enferme- dades

Utilizando la información de su genotipo y rela- cionándola con estudios estadísticos validados a nivel mundial, es posible determinar el riesgo de desarrollar determinadas enfermedades a lo largo de su vida. Se trata de las denominadas “enfermedades complejas” porque para que se produzcan debe darse la combinación de factores genéticos y hábitos de vida inadecuados. Desde el punto de vista de la carga genética, suelen ser enfermedades poligénicas, es decir, se requiere la participación de varios genes mutados. La incidencia de los genes en el desarrollo de estas enfermedades representa, habitualmente, el 25% del problema. El 75% restante se debe a la influencia de los hábitos de vida, representados por la alimen- tación, la actividad física y los hábitos tóxicos como el consumo de tabaco, alcohol, etc. Por lo tanto, es posible trabajar sobre la ade- cuación de los hábitos a fin de evitar o retrasar la llegada de estas enfermedades o bien mitigar su impacto en la salud.

30/31

Se ha demostrado la relación exis- tente entre la genética y el ejerci- cio y cómo las personas respon- den al ejercicio para perder peso y obtener otros beneficios para la salud.

Las plataformas genéticas disponibles permiten determinar el riesgo de padecer:

Cáncer de mama

Cáncer de próstata

Cáncer de colon y recto

Cáncer de pulmón

Melanoma

Enfermedad arterial periférica

Enfermedad arterial coronaria

Infarto de miocardio

Fibrilación auricular

Enfermedad de Alzheimer

Obesidad

Diabetes tipo 1

Diabetes tipo 2

Psoriasis

Artritis reumatoidea

Lupus eritematosos sistémico

Colitis ulcerosa

Asma

Degeneración macular relacionada con la edad

En base a estos estudios establezco un trata- miento basado en dos pilares:

Funcional

Restaurativo

FUNCIONAL:

Significa intentar restablecer el funcionamiento de cada uno de los órganos y tejidos, como en épocas anteriores. Para ello, utilizo la clásica “Terapia Celular”.

RESTAURATIVO:

Hormonas bio-idénticas

Nutracéuticos.

NUTRICOSMETICA

Obesidad y Sobrepeso
Obesidad y Sobrepeso

Una nueva alternativa para su tratamiento

La obesidad y el sobrepeso se presentan en este siglo como una epidemia causada por malos hábitos y desajustes en la conducta alimentaria y el estilo de vida; de allí surge la búsqueda de una alternativa eficaz capaz de contro- lar el apetito.

La obesidad y el sobrepeso se presentan en este siglo como una epidemia causada por ma- los hábitos y desajustes en la conducta alimen- taria y el estilo de vida “normal” del individuo. Podríamos teorizar qué es un hábito normal o ideal y qué no, ya que si tomamos la definición de normalidad, podemos pensar que este es- tado de conducta hipercalórica y de vida sobre exigida, con un alto componente de sedenta- rismo, es lo normal para una gran parte de la población mundial; de hecho, por esa razón se le ha dado en llamar “la epidemia de Obesidad”. Por lo pronto, en un llamativo estudio recien- temente publicado, se puede observar que un 50% de los pacientes con sobrepeso y un 33%

de pacientes con obesidad no tienen complica- ciones en su salud, a pesar de que los médicos solemos ser terminantes y pragmáticos acerca de la causa-efecto en relación con la obesidad y las enfermedades cardiometabólicas. (1) Más allá de lo polémico y motivador que pudie- ra resultar este tipo de análisis, es importante destacar que la lucha contra el sobrepeso y la obesidad se está librando en todas partes. Se nota una fuerte presencia en los medios de comunicación que incitan a volver a una vida saludable, dejar el estrés en el trabajo y disfru- tar de comidas sanas y livianas. Esta situación ideal dista mucho de la realidad cotidiana, donde el hombre común prefiere la

comida rápida para volver al trabajo o incluso para no salir de él, o no dispone del tiempo necesario para relajarse o para realizar activi- dad física. Este tipo de individuo es el candidato ideal para desarrollar no sólo sobrepeso, sino una serie de patologías ligadas a su estilo de vida. El análisis de esta situación nos lleva a pensar que quizás no sea posible cambiar el hábito de un gran número de personas, por lo que se hace imperioso buscar una solución que se adapte a las necesidades de la vida moderna, tal como la conocemos. Este tipo de solucio- nes podría estar apareciendo de la mano de alimentos funcionales que no sólo proporcio- nen menores niveles energéticos con el mismo sabor, sino que además incorporen sustancias útiles para el control del apetito (aumento de saciedad) o bien ayuden a disminuir el estrés y la ansiedad.

Un proyecto en forma de bebida

Bajo el concepto antes expuesto, el Departa- mento de Investigación de la Sociedad Argen- tina de Nutrición Clínica inició el desarrollo de un alimento en forma de bebida que pudiera ser de ayuda para controlar el apetito, pero que además proporcionara alguna característica saludable, más allá de producir saciedad y de disminuir el aporte energético. Siguiendo la tendencia actual en el campo de la dietética, optamos por un alimento que fuera bajo en carbohidratos, con muy bajo tenor graso y que además pudiera gelificarse para proporcionar sensación de saciedad. Este producto fue concebido en base a un mix de proteínas de alto valor biológico de alta solu- bilidad, a la que se adicionó una mezcla vitamí- nica y mineral más un compuesto denominado CRB-1, que actúa como gelificante y

34/35

Dr. Carlos Washington Castells Córdoba - Argentina Doctor en Medicina y Cirugía. Presi- dente de

Dr. Carlos Washington Castells

Córdoba - Argentina

Doctor en Medicina y Cirugía. Presi- dente de la Sociedad Argentina de Nutrición Clínica (SANC)

Contacto: info@filp.org.ar

está compuesto de mucílagos, gomas y otros aditivos que proporcionan un gel estable a pH

gomas y otros aditivos que proporcionan un gel estable a pH Quizás no sea posible cambiar

Quizás no sea posible cambiar el hábito de un gran número de per- sonas, por lo que se hace impe- rioso buscar una solución que se adapte a las necesidades de la vida moderna, tal como la conoce- mos.

ácido. Este tipo de bebidas ya han sido proba- das con éxito y se proponen como una alternati- va interesante que complementa el plan dietéti- co integral. (2)

Bibliografía

1. Wildman RP, Muntner P, Reynolds K, McGinn AP, Rajpathak S, Wylie-Rosett J, Sowers MR.Abstract. The obese without cardiometa-

bolic risk factor clustering and the normal weight with cardiometabolic risk factor clustering: prevalence and correlates of 2 phenotypes among the US population (NHANES 1999-2004).Arch Intern Med. 2008 Aug 11; 168 (15):1617-24.

2. Pelkman CL, Navia JL, Miller AE, Pohle RJ. Novel calcium-gelled, alginate-pectin beverage reduced energy intake in nondieting

overweight and obese women: interactions with dietary restraint status. Am J Clin Nutr. 2007 Dec; 86(6):1595-602.

3. Foster-Schubert KE, Overduin J et al. Acyl and total ghrelin are suppressed strongly by ingested proteins, weakly by lipids, and bipha-

sically by carbohydrates. J Clin Endocrinol Metab. 2008 May; 93(5):1971-9. Epub 2008 Jan 15.

4. Cell Metabolism 2006; DOI: 10.1016/ j.cmet.2006.08.001.

NUTRICOSMETICA

Efecto anorexígeno y saciedad

Nuestro aporte, en este caso, fue sumar una mayor cantidad de proteínas a la mezcla lo- grando un balance mayor hacia las proteínas logrando una dieta moderadamente hiperproto- teica. La suma de un concentrado proteico de alto valor biológico viene sustentada en el he- cho de que este tipo de relación entre macronu- trientes ha mostrado mejores resultados en el control del sobrepeso, disminuyendo el apetito por aumento de la Ghrelina y disminución de la Leptina (3) . Este efecto anorexígeno moderado se suma a la saciedad producida por el conteni- do en fibras y mucílagos. Por otra parte, una ingesta moderadamente au- mentada de proteínas ha demostrado ser capaz de inducir a la producción de péptido intestinal YY, responsable de la supresión central del apetito. (4) Por último, el aporte de fibras solubles ricas en galactomananos (Fibra Guar) aportan benefi-

La suma de un concentrado proteico de alto valor biológico viene sustentada en el hecho de que este tipo de relación entre macronutrientes ha mostrado me- jores resultados en el control del sobre- peso.

cios extra sobre el control de la glucemia, tanto en individuos diabéticos como normoglucémi- cos. Sobre este último punto, existe variada y consistente bibliografía, aunque un reciente estudio profundiza sobre los efectos en el trata- miento de la obesidad. (5) Nuestros resultados son muy alentadores, ya que hemos observado una disminución varia- ble del apetito de entre 3 y 6 horas después de la ingestión del preparado. Este aumento de saciedad es suficiente para ayudar al individuo a cumplimentar su plan alimentario o simple- mente para controlar los denominados “ataques de hambre”, producidos por la falta de ingesta a intervalos regulares.

mente para controlar los denominados “ataques de hambre”, producidos por la falta de ingesta a intervalos