Вы находитесь на странице: 1из 51

El diario de

Amanda…

(Historias de un adolescente)
ÍnDiCe
CaPíTuLoS
I. kerido diario

2. amor platónico

3. amarga realidad

4. rompe mi corazón en dos

5. i hate you

6. hasta siempre

7. estoy contigo

8. más que un amigo

9. inténtalo de nuevo

10. dulce venganza…

11. el juego terminó

12. hora de partir

13. Amanda
InTrOdUcCiOn…
El diario de Amanda, historias de un adolescente, es la
vida de un chico llamado Armando, reflejando el autor
vivencias propias, Armando llega a sufrir las
consecuencias del amor en la secundaria con uno de sus
profesores a causa de eso se desatan acontecimientos
que nunca espero, sufre depresión, pero a la vez en un
tiempo no muy lejano sufre la pérdida de su mejor
amiga, lleno de confusión y al no saber qué hacer, lleno
de rencor hacia la novia de su profesor, trama una dulce
venganza como Armando la llama, de ahí se desbordan
tragedias que hacen que Armando huya de casa, para
cambiar de identidad y llegar lo inesperado.
Esto y más aventuras en El diario de Amanda
(Historias de un adolescente)

El dolor es solo el comienzo…


Kerido diario
Querido diario dirían, o así es como suelen escribir los que escriben diarios valga la
redundancia digamos que esto no es un diario es un… un libro de notas eso, bueno
hoy en mi libro de notas quiero escribir algo muy interesante, pero primero voy a
poner mi nombre. Mi nombre es armando y te voy a contar mi historia…

Esto paso no hace mucho tiempo en una población o ciudad como lo quieras ver de
nombre no voy a mencionar nací yo “Armando Estarda Alon” peculiares apellidos
pero no para mi familia que tengo la verdad esos apellidos le van a la perfección a
mis padres ya que raros mis apellidos y raros mis padres que gran familia digamos
que todo funciona bien “digamos” por cierto también tengo una hermana la cual un
poco extraña nació un año antes que yo ósea que es la más grande Alexa se llama
pero sin contar qué yo soy más importante a quien todos quieren por tener más de
una cualidad, por ser el menor pero no quiero parecer egocéntrico o idolatra claro
que no, bueno pero no está por demás decir que soy mejor que mi hermana.

Pero este libro de notas “no diario” es para hablar de mi no de la loca de mi hermana
ah sí en que estaba, oh si en que te contaba sobre mi infancia, la verdad fue muy
grata para mí en esa etapa en donde juegas con muñecos, carritos, etc. etc. Pero lo
curioso es que a mí no me gustaba nada de eso sino que me gustaba jugar con las
muñecas de mi hermana y todas esas cosas que les gustan a las niñas era raro, que
me gustaran esas cosas pero tiempo después lo empecé a comprender varios años
más tarde, bueno en si me lo trato de explicar mi papá el cual para explicar no es
muy bueno, decía algo así:

Papá: hijo lo que te pasa es normal a veces. Pero a veces no porque por lo regular es
que tu tenias un tío o tienes el caso es que solamente ten cuidado porque una vez así
le paso a él y se fue lejos porque tu abuelo no lo quería porque hacia eso pero tú no
te preocupes yo no te voy a correr…

Recuerdo bien sus palabras enredadas creo que a esa edad de los 8 o 9 hablaba
mejor yo, bueno, lo que él me quería dar a entender es que yo tenía o tengo un tío
que él era como yo en la infancia y no solo en la infancia que le gustaba jugar con
muñecas y todo eso con que le gusta jugar a las niñas que así duro muchos años, no
jugó con muñecas toda la vida pero cuando ya era un adolescente se dio cuenta que
le gustaban los niños mmm bueno los chavos porque si no se oiría muy pedófilo el
caso es que su papá ósea mi abuelo se dio cuenta de eso y no solo de eso también de
que Gerardo como solía o suele llamarse salía con uno de sus compañeros de escuela
tu me entiendes como pareja entonces para eso mi abuelo se molesto tanto que lo
echó de su casa y hasta ahora yo no sé quien es pero mi hermana si ella lo conoce y
dice que se parece mucho a mi no en lo físico sino en la manera de ser, yo digo que
es un invento más de la loca de mi hermana.
Regresando conmigo supere esa etapa bien en lo que cabe, y en lo que no, duele
mucho. ya que la adolescencia me sienta bien a mis 13 años, tengo amigos, amigas,
buena vida no me quejo lo raro es que no dejo de pensar en mi maestro de
educación física me cae tan bien pero esa es otra historia, oh creo que ya es tarde y
tengo que dormir para estar listo mañana en la escuela.

Amor platónico
¡Ya amaneció! pero qué rápido se pasa el tiempo pareciera que la noche durara una
hora.

Alexa: Armando ya levántate porque siempre se nos hace tarde para llegar a la
escuela por ti.

Armando: ¡ya voy!

Esa es mi hermana insoportable por las mañanas cree que llegamos tarde a la
escuela porque sus compañeros llegan antes que ella aunque falte media hora para
que empiecen las clases de verdad a veces no la entiendo.

El desayuno es de lo más grato ya que ahí nos encontramos papá, mamá, Alexa y yo
que soy el más importante.

Papá: y ¿qué tal la escuela Armando?

-Bien la verdad soy de los mejores de mi clase y no es por presumir pero creo que
hasta soy de los mejores de la escuela.

Papá: que bien, ¿y tu Alexa?

-la verdad a mi no me gusta presumir a mi eso me parece pura vanidad yo


simplemente soy como quiero ser, no soy ni buena ni mala soy normal.

Mamá: eso habla muy bien de ti, pero deberías de ser más ambiciosa no tan modesta
créeme que no hemos llegado tu padre y yo hasta donde estamos si no fuera por
nuestra pretensión.

Eso es a lo que me refería cuándo decía que mis familia era rara mis padres se han
basado de toda estrategia para alcanzar sus objetivos también respetando sus
límites obviamente.

-Creo que es hora de tomar el autobús no vayamos a llegar tarde ¡¿verdad Alexa?!
Mamá: pero si aún queda tiempo.

-sí, pero Alexa cree que si llegan sus compañeros antes que ella ya es demasiado
tarde, como si eso fuera pecado.

Papá: tu hermano tiene razón Alexa debes ser un poco menos exagerada para eso,
que tus compañeros lleguen antes que tú no es que hayas llegado tarde solamente
que ya haya empezado la clase ahí si...

Y ya te imaginarás la lección del día que le daba mi papá a mi hermana no me parecía


gracioso pero de vez en cuando me gustaba que me hiciera caso mi hermana en lo
que le decía, pasando a otro tema ah sí, siempre de camino a la escuela en el bus nos
encontramos con el novio de mi hermana el cual juega en el equipo de fut bol de la
escuela la verdad a mi no me llama mucho la atención el fútbol tal vez no es lo mío a
mí me gusta más la música creo que en eso soy bueno, en fin te decía la verdad te
tengo que hacer una confesión no es que yo sea raro o “gay” como algunas personas
suelen decir pero una ocasión me llego a gustar el novio de mi hermana, es algo muy
peculiar ya que yo no he tenido novia la verdad no necesito mis amigas dicen que
debería buscarme una que no debo de estar tan solo pero yo digo que no que así
estoy bien además a mí me gusta más la gente mayor no me gustan casi las personas
de mi edad será porque soy más maduro o inteligente o no sé de tantas cualidades
que tengo ya no sé ni que pensar es como si me faltara un paso para la perfección.
Está bien no soy perfecto pero quien me parece muy interesante es mi profesor de
educación física, es una debilidad que tengo lo debo de aceptar.

Y al subir al autobús…

-hola armando como estuvo tu fin

-¿mi fin?

Ella es una de mis compañeras y amigas se llama Rosario últimamente se ha portado


muy amable conmigo.

-sí, tu fin de semana.

-ah bien, bien es que como veras me la pase pensando en una persona que está en la
escuela que no se que sea pero creo que me empiezo a enamorar, el problema es
que si esa persona siente también lo mismo por mí, ¿tú qué crees?

-creo que conociéndote yo creo que sí, ya que eres muy agradable, lindo, además de
ser muuuuy guapo…

Las palabras junto con los halagos que decía en ese momento me hacían pensar
muchas cosas además de ese suspiro pero creo que era algo normal no sé, sería
absurdo que Rosario estuviera enamorada de mi no, claro que no.
-hey niña estas ahí todavía despierta, ¡despierta!

-ah si es que estaba imaginando algo hermoso.

Lo peor es que empezaba a pensar que en realidad si sentía algo por mí, que fiasco,
en fin, al llegar a la escuela vi pasar a la persona más bella que en este mundo existe
después de Orlando Bloom claro, pero yo a veces me pregunto cómo dios puede
hacer creaciones tan bellas, tan exactas, tan exquisitas en el buen sentido y ya te
imaginaras de quien estoy hablando y si no lo sospechas bueno de quien te hablo es
mi maestro de educación física, siempre le he tenido un aprecio desde la primaria
siempre ha sido el mejor de mis maestros no tengo palabras para describirlo, como si
fuera el amor de mi vida, lástima que el ya tenga novia y que está a punto de
casarse, pero ni eso me impide sentir lo que siento. Ya al bajar del bus…

-hola “profe” como le fue en su fin, su fin de semana digo.

Prof. Gonzalo: que hay Armando, bien gracias ¿y tú? te ves muy contento.

-es por la compañía ya sabe a uno le cae bien una buena platica por la mañana.

Y un suspiro tan grande salió de mí mirándolo fijamente.

-¿te sientes bien armando?

-claro, es que no sé qué me pasa es que siento que estoy enamorado.

-eso es bueno, ya que si no sabes lo que es el amor no has vivido en realidad.

-ah sí.

-claro, porque crees que me siento tan bien, porque desde que conocí a Jazmín mi
novia me siento de maravilla.

En ese momento se acabo el encanto, tú te sentirías bien que te hablaran en tus


narices de la persona que te va a quitar a el amor de tu vida para mí no era una
prioridad, lo que agradecí en ese momento fue que mi mejor amiga Yazel llego a
rescatarme porque no le podía decir a Gonzalo que dejara de hablar de su novia que
me cae tan mal, sería una descortesía de mi parte.

-Armando, hasta que te encuentro.

-profe. No lo había visto, disculpe que interrumpa su conversación tan interesante.

El sarcasmo se le notaba a kilómetros, después de interrumpirme me llevó lejos de él


decía que me afectaba estar con él mucho tiempo que se me nublaba la mente, la
verdad no entendí lo que decía o por lo menos a que se refería con que “se me
nublaba la mente”.
-hay un grave problema.

-te salió orzuela otra vez.

-¡no! Algo más grave, es que por toda la escuela se están corriendo algunos rumores
que en realidad tienen algo de verdad, o no sé que pienses, solo tú sabes la verdad.

Al escuchar eso la piel se me puso “chinita” creía que ya sabían de mis sentimientos
hacia Gonzalo, pero yo siendo tan cauteloso en eso preferí preguntar.

-ah sí ¿y qué dicen de mí?

-es que tienes que contestarme sinceramente, sabes que entre nosotros no hay
secretos, ¿o sí?

- no me confundas, dime lo que ibas a preguntarme.

-ah sí, es que los chavos de mi clase y los de tu clase y los de toda la escuela, dicen
que…

-dicen…….

-dicen que somos novios, pero que tu no lo quieres aceptar.

Hubo sentimientos encontrados de angustia, coraje, tristeza, etc. al decirme eso,


pero un gran alivio, te imaginaras porque, pero una gran incomodidad entro en mi.

-que broma tan grande, ósea tu y yo, como crees, sabes que si me llegara a gustar
alguien te lo diría ¿o no?

-obvio pero es que últimamente te has portado demasiado cariñoso…

A lo que se refería es que el día anterior le compre una rosa con una tarjeta a
Gonzalo mi profe para ponérsela entre sus cosas, y dirás que cursi, y tal vez, ah te
decía que se la iba a poner en sus cosas pero mi plan fallo a causa de una ordinaria
de sexto, pero esa es otra historia, pues al no tener a quien darle lo que le había
comprado, se me ocurrió dársela a mi “friend” Yazel, no con la intención que tenia
con Gonzalo, pero creo que las cosas se mal interpretaron.

-eso me pasa por regalarte rosas mejor te hubiera regalado flores amarillas.

-¿flores amarillas?

-claro, que significan desprecio.

-ja ja que graciosito niño.

-pues nadamas a veces, se me da.


La verdad es una gran amiga, sabe aguantar cuando la vacilan, es lo que me gusta de
ella, hablando de otro tema, mejor vamos a otro lugar, al patio trasero de la escuela.

Alma: que guardadito te tenías lo que hay entre tú y Yazel pequeño armando.

Y era verdad era pequeño de estatura, delgado, pero muy simpático, no es por
presumir. Pero ante su comentario no dije nada para que si alguna vez me decían
algo, yo nunca dije nada y que me demuestren lo contrario debo de admitir que me
llegaban momentos de lucidez. Pero qué hay de Gonzalo que es mi inspiración, mi
razón de vivir. Hay veces que uno piensa que no se puede tener demasiado rencor
por una persona pero yo creo lo contrario, pensaba eso al ver a la novia de Gonzalo.
Creía que era una perra, y estaba en lo correcto, exactamente cuando hablaba mal
de ella llegó al colegio a ver a Gonzalo, y me acerque.

-¡hola! , tú debes ser Jazmín la amiga del profe Gonzalo.

-novia se escucha mejor…

Odiaba que dijera eso

…creo que no nos conocemos ¿o sí?

-tú a mi no me conoces, pero yo a ti sí.

-en serio, a caso soy tan popular en tu colegio.

Claro las resbalosas como ellas las conocen en todos lados, es tan difícil reconocerlas,
con su voz dulce y su cara de hipócrita por supuesto, como no iba a ser tan popular y
es no es que tenga algo personal contra ella simplemente no me gusta que se metan
en mis planes.

-bueno popular así mucho, la verdad no, pero es que como soy muy amigo del profe
Gonzalo el me cuenta de todas sus conquistas y sus ex novias, sabias que una vez se
iba a casar no hace mucho, tendrá como un año, pero que crees que paso.

-no lo sé.

-a pues es que ya sabes cómo somos los hombres que cambiamos de opinión cada 5
segundos, así le paso a él, entonces una semana antes de la boda se arrepintió y
cancelo todo, pues para no hacer quedar mal a su prometida, y hasta la quería más
que a ti, perdona que te diga eso pero es cierto la verdad un consejo, si quieres
casarte por lo menos tienes que estar segura del gran paso que vas a dar, porque
ponte a pensar todas la obligaciones, responsabilidades que trae un matrimonio y
más si tienen hijos, ah porque él quiere tener muchos como 20

-¿20?
-si no es que mas, la verdad como te digo que tal si cambia de opinión y quiere 25 no
creo que ese lindo cuerpo que tienes de modelo lo quieras arruinar simplemente por
un embarazo o 25 embarazos ¿verdad?

Eso ya no parecía platica, más bien parecía un sermón con un poquito de lavado de
cerebro, la verdad me gustaba jugar con su mente, es que es una debilidad.

-en serio que te dijo eso es que a mí me dijo que solo quería uno y en un largo
tiempo.

-no es por nada y no es por intrigar pero como te vuelvo a repetir con el nunca se
sabe es que con eso que cambia de opinión cada 5 segundos yo ya no me confiaría,
que tal si te pasa lo de la otra chava que te dije ¿estás segura que se quiere casar
contigo? Yo lo pensaría dos veces. Pero no, eso solo era un consejo aquí entre
amigos solo de lo que sé, pero no le digas nada a Gonzalo ok. Pero no pierdas el
toque te ves muy linda, ah por cierto se te corrió el maquillaje se ve horrible.

Como te había dicho me gustaba jugar con su mente, y de paso me gustaba


confundirla, así soy yo. Pero sabes lo mas trágico es que rato después, encontré a
jazmín y a Gonzalo discutiendo, en verdad para mí no era trágico.

-es que no se si quiero casarme contigo, estoy confundida.

-ahora sales con que estas confundida, ah claro qué fácil es para ti, o que, sales con
alguien más.

-¿Qué? Claro que no, como puedes pensar eso de mi.

-¿entonces cual es el problema?

-es que cambias de opinión a cada momento.

Qué bien, estaba usándolas palabras que yo le dije contra el amor de mi vida, no era
bueno del todo pero estaba funcionando.

-oye creo que estamos haciendo mal no sé ni porque discutimos.

-es cierto mejor hay que hablar bien las cosas.

Se fueron tan pacíficamente que se me calentó la cabeza de ideas absurdas para


deshacerme de ella, y de paso para ahorcar a él, pero sería demasiado pronto para
acabar con esto, ya el tiempo decidirá todo…
AMARGA REALIDAD…

Caprichoso, así soy yo, la mayoría de las veces se hacia lo que yo quería era como mi
papa que me decía que tenía que hacer lo posible para conseguir lo que yo quería, y
esta vez no iba ser la excepción. Por ahora no tenía un plan pero se me iba a ocurrir
algo, mientras me encontraba con Yazel en un parque cercano, ya que me gustan los
parques no creas que por ser tan superficial no me guste la naturaleza.

-que crees que pase con Jaz y Gonza

-lo mejor sería que no estuvieran juntos.

-¿cómo dices?

-sí que ya no anden mas, ya que ella no se merece a Gonzalo.

-suena como si estuvieras celoso.

-mira te lo voy a tener que explicar, hay algo que yo no te he dicho de mí, la verdad
es que nunca me han gustado las chavas. Soy gay.

-ya en serio, no bromees.

-de verdad soy gay, y desde hace mucho tiempo he estado enamorado de Gonzalo es
por eso que yo le invente varias cosas para que ellos se pelearan, en realidad algunas
cosas eran verdad.

-pero porqué no me lo dijiste antes me siento como una estúpida.

Y no estaba equivocada, con la cara que puso cualquiera lo pensaría.

-fue por miedo a que me dejaras de hablar, en serio.

-entonces la vez que me dijiste que te gustaba, ¿Qué hay de eso?

-es que ese día, pensé que te gustaba y quería saber que si en realidad me gustaban
los chavos andando con una chava, pero como no me hiciste caso.

-pero es que yo si estaba enamorada de ti, y lo sigo estando.

-¿Qué?

-como lo escuchas, pero sabes que, no quiero hablar más, que decepción mas grande
me he llevado, lo siento pero me tengo que ir.

Le había destrozado el corazón a mi mejor amiga, pero es que yo no sentía nada por
ella, yo no puedo andar por ahí mandando en los sentimientos de los demás. Me
quede ahí durante horas, hasta que llego quien menos me esperaba, si no adivinaste
quien era, se trata de Rosario mi compañera de clase.

-hola Armando, que haces aquí tan solo.

-es que Yazel y yo discutimos.

-no me digas.

Entonces que no hubiera preguntado, ¿o no?

-es que le dije algo de lo cual no estuvo de acuerdo, y la verdad yo no tengo derecho
a juzgarla la verdad tenia a derecho a molestarse.

- que mala onda, lo siento tanto.

Pues yo lo sentía más.

-oye te puedo decir algo aprovechando que estamos aquí los dos solos es que
siempre estas con alguien o no podemos hablar.

Lo primero que no quería que me dijera y parecía como si el destino se estuviese


burlando de mí.

-es que estoy enamorada de ti.

Y eso no era lo peor, lo peor, lo peor es que me quería dar un beso, lo bueno es que
me quite a tiempo.

-oye que te pasa, la verdad es que me tengo que ir.

Ya cuando me iba a lo lejos escuche que decía.

-piénsalo bien mi amor, ¡te amo armando!

Parecía una loca, lo bueno es que no había nadie que la escuchara, creo que por eso
se armo de valor, porque como dijo que estábamos los dos solos, eso no era bueno
dos declaraciones de amor en un día se me saturo la cabeza. Al llegar a casa, la
insoportable de mi hermana empezó.

-que le hiciste a Yazel, me la encontré en la calle e iba llorando.

-nada, es que le dije…

-¿qué le dijiste?

-le dije que… que estaba fea.

-eres un baboso, como te atreves a decirle eso, tu estarás muy guapo.


-ay pues la verdad sí, ¿ah por cierto donde están los guarda espaldas?

Así les decía a mis padres, como siempre andaban de traje y muy formales decía que
eran mis guardaespaldas.

-salieron de viaje, tenían que arreglar unos asuntos en chicago.

-ah está bien.

Evadiéndola y de forma lenta me aleje de ella hasta llegar a mi cuarto no sabía que
mas inventarle, lo peor es que todos en el colegio me iban a preguntar sobre que
paso con ella. Ya al otro día al llegar al colegio, las dos cargas al mismo tiempo, una
mi amiga Yazel y otra Rosario.

-oye Armando, que hay con Yazel, ¿no sabes que le pasa?

Se me olvidaba que ahí andaba Gonzalo, no pensaba que me fuera a preguntar eso.

-ah…es que discutimos.

-ya veo, la verdad ella te quiere mucho, pero al parecer tu a ella no.

-¿a qué se refiere?

Sabía muy bien a lo que se refería, pero me gustaba hacerme el interesante.

-si es que al parecer tú no te has dado cuenta que ella te quiere más que como a un
amigo.

-eso es nuevo para mí.

-si ya me di cuenta.

La verdad yo sabía bien lo que pasaba no era ingenuo, algunas personas pensaban
que sí. Pero la chicharra siempre me interrumpe para todo lo que hago, cada vez que
estaba con alguien importante.

-me tengo que ir profe. Tengo clase, luego nos vemos sabe que es muy reconfortante
hablar con usted.

-gracias, nos vemos.

Ya entrando a mi salón me di cuenta que ahí estaban las dos chicas que querían
conmigo, era incomodo, pero a la vez me sentía culpable.

-hola Yazel…

Esperaba una contestación o por lo menos un hola, ya en otro caso un te odio que
bien merecido me lo tenía. De quien no me esperaba nada era de Rosario.
-hola Armando que gusto verte, que milagro.

-no sé si ya te diste cuenta pero creo que vamos en el mismo salón.

-oh claro que tonta.

Ya me había dado cuenta desde el primer día que llego al colegio, parecía despistada,
como que no estaba ubicada, ese día recuerdo que no sabía ni cuál era su salón, es
que como habíamos pasado a la secundaria ella era nueva, yo igual pero ya me daba
una idea de las instalaciones, entonces al verla no sabía si reírme, ponerme triste,
sentir lástima pero nada de eso, lo que hice fue que le pregunte a quien buscaba y
me dijo que el salón de primero “A” y pensé rayos porque con ella, ya que nos iba a
tocar ser compañeros de clase. Esta es una recreación pequeña de lo que sucedió
aquel día.

Rosario: ¿Cómo te llamas?

-Armando

-¿quieres ser mi amigo?

Que rápida mejor que me pidiera que fuéramos novios o que nos casáramos ahí
mismo sería más fácil todo, pero así era ella. Hasta el día de ayer, todo iba
funcionando bien, creo que hasta se pusieron de acuerdo para declararme sus
sentimientos o era porque ya no iba al parque, el parque se quería vengar. Ese día
recuerdo que fue uno de los más difíciles, me sentía como una basura que pisotearon
muchas veces. Ya en el receso hacia cualquier cosa para que Rosario no se me
acercara ya que era un peligro tan grande que anduviese cerca de mí, así que tuve
otro momento de lucidez y fui con Gonzalo.

-necesito un consejo profe.

-oye armando ya no me trates de profe dime Gonzalo.

-está bien, Gonzalo que debo hacer con dos chavas que sienten algo por mi pero que
yo solo las puedo ver como unas amigas.

-es que tú no puedes mandar en sus sentimientos.

Es como si habláramos el mismo idioma ya que eso mismo decía yo.

-lo que pasa es que aparte hay alguien más, que en realidad me vuelve loco que
cuando aparece mi mundo se pone azul, tú me entiendes.

-si lo sé estas enamorado, pues por ahí deberías empezar con Yazel y Rosario,
deberías decírselo.

Por un momento pensé que podía leer mi mente ¿Cómo sabia que eran ellas dos?
-pensaras que como se que son ellas dos, pues la verdad ellas ya me contaron todo.

-¿todo?

Pensé si ya sabe todo entonces porque no me ha pedido una explicación de lo que yo


siento por él.

-si, Yazel me dijo lo de la otra chava y Rosario dice que no le diste una respuesta.

Y yo que pensaba que sabía la realidad, uuuh que fraude.

-si es que no las puedo engañar.

Nos encontrábamos en uno de los jardines de las escuela no había nadie casi nadie
iba para allá, era el ambiente perfecto para decirle todo a Gonzalo.

-dime entrometido, pero quién es esa chava que te pone así, y que te hace que
rechaces a dos chicas tan lindas.

-es que es algo complicado pero te lo voy a decir, esta persona siempre ha estado
siempre cerca de mí, siempre le he amado pero no lo sabe y sé que tengo que
decírselo, así que ahí voy.

-¿Cómo dices?

-sí, Gonzalo te amo, desde que te conocí me enamore de ti, no lo puedo explicar
mucho menos negar, cada que pienso en ti se enciende mi corazón (sonaba como
una de las canciones de belanova y así era) y no sé que pienses de esto ya que no soy
bueno para estas cosas.

Ya no dije mas solo lo quede viendo fijamente a sus ojos verdes y en su confusión, lo
tome de su cuello y le di un beso, debo aceptar que hasta ese momento de mi vida
había sido el mejor que recibí o que robe, fui tan feliz. Lo solté, y pregunte.

-¿qué dices a eso?

-pues…
RoMpE mI cOrAzÓn En DoS
Lo que esperaba era una respuesta como “yo también siento lo mismo por ti” o algo
así era lo que más anhelaba.

-pues creo que no te puedo corresponder, sabes muy bien que tengo novia y la
quiero mucho de antemano lo entiendes muy bien, no sé porque lo hiciste, tal vez
fue un instinto, no se pudieron haber sido mil cosas pero, lo siento.

-entonces…

-lo que tu imaginas nunca va a poder ser saca esa idea tonta de tu mente.

No dije nada mas solamente salí corriendo hasta llegar a los baños de la escuela, y
ahora si me fui a llorar a los baños valga la redundancia. Me había roto mi cOrAzÓn
en dos, se la pasaron buscándome el resto de las clases, hasta que me canse de estar
ahí, bueno lo que paso es que un niño se enfermo del estomago, acto seguido fue al
baño y ocurrió una tragedia que tuve que salir del baño corriendo. Y no sé si fue cosa
del destino que un chico se me acerco y como vio mis ojos rojos de tanto llorar se me
acerco y me pregunto:

-¿qué te pasa?

-nada solamente tengo una basura en el ojo.

-pues debe ser como de dos kilos porque cualquiera pensaría que estabas llorando.

-nada de eso, solamente me siento un poco mal.

-¿y cómo te llamas?

-soy Armando ¿y tú?

-Rem

-¿así nadamas?

-sí, es lo mismo que me he preguntado siempre que no tendré un complemento.

-eres muy gracioso Rem, oye pero creo que ya terminaron las clases.

-si terminaron hace 20 minutos.

-¿y porque aun sigues aquí?

-esperaba a que salieras.

-¿en serio?
-claro, te vi desde que entraste al baño corriendo como si te fueran persiguiendo.

-dirás que soy muy dramático.

-nada de eso, al contrario me preocupe un poco que te pasaba así que espere a que
salieras.

Ya que estaba olvidando porque estaba triste, vi de nuevo a Gonzalo, y me puse


sensible de nuevo.

-me tengo que ir, disculpa después nos vemos, ya se me hace tarde.

-pero mañana nos vamos a ver, ¿o no?

-claro, nos vemos.

Pase por mi mochila a mi salón y rumbo a mi casa me encontré a Yazel.

-Armando tenemos que hablar.

-no tenemos nada que hablar.

-no te hagas, además no sé porque te desapareciste los últimos tres módulos fueron
a mi clase de música a preguntar por ti, qué te pasa no creo que estés así por lo que
te dije si en la mañana te vi muy campante, que te hicieron durante el receso sabes
que aunque sienta algo por ti no vas a dejar de ser mi mejor amigo.

Estaba muy sensible, no podía decirle nada ya que si lo hacía era capaz de ir con
Gonzalo y reclamarle, lo único que pude hacer fue evadirla, poner mi escudo de
defensa.

-no me pasa nada ya te dije y déjame en paz.

Me tomo del brazo y no me dejo ir.

-fue Gonzalo ¿verdad? ¿Qué te hizo? ¿Te lastimo? Porque si es así se las va a ver
conmigo.

Era lo que te decía era muy impulsiva a la hora de defender a sus amigos,
saliéndonos del contexto, hablando un poco de eso, recuerdo qué no hace mucho
tiempo una chava que me odiaba un día me encontró y sin motivo razonable me dio
una cachetada. No hubiera hecho eso, pensé ya paso, hasta me sorprendió que Yazel
no hiciera nada. Saliendo de la escuela la agarro sola y le dio una golpiza que antes
de dejarla inconsciente le dijo que me pidiera una disculpa, acto seguido la mando al
hospital con lesiones graves y no digamos que golpeo a cualquiera se agarro con una
gorilota, bueno estaba muy grandota. Regresando a la historia te decía Kerido diario,
digo libro de notas.
-el no me hizo nada, déjame en paz Yazel, I HATE YOU.

Era lo peor que le podía decir, como si le hubiera dicho la peor de la groserías ya que
eso significaba mucho para ella. Me soltó y se quedo ahí parada mientras yo me
alejaba, al llegar a casa me di cuenta que ya mis padres habían llegado de chicago
pero la verdad yo no estaba para bienvenidas me sentía de lo peor no era para
menos.

-Armando qué bueno que llegaste, te traemos muchas cosas de chicago.

-mamá, en serio o me siento bien, disculpen.

¿Qué te pasa? Dijo mi papá, no le dije nada solamente subí a mi cuarto, lo que me
extraño de verdad, fue que mi hermana llego a mi cuarto.

-¿Qué tienes armando?

-nada.

-no me salgas con eso que a mí no me puedes engañar sabes que eres muy malo para
decir mentiras algo te pasa, sabes que yo puedo ayudarte, aunque a veces te trato
mal y pienses que te odio no es así, la verdad yo te quiero mucho.

Se le salía el amor de hermana por todas partes, se me hacia raro porque no


recuerdo que alguna vez se portara de esa forma pero sabía que estaba siendo
sincera en sus palabras.

-es que Yazel y yo discutimos de nuevo y le dije cosas muy feas.

-si ya lo sé todo.

Era la segunda vez que me decían eso la verdad empezaba a sospechar que se habían
puesto de acuerdo todos. O yo empezaba a enloquecer. La primera opción era más
lógica, definitivamente.

-depende a que te refieras con “todo”

-si lo que hay entre tu, Rosario y Yazel ah y lo que te dijo el profe Gonzalo, y sabes no
me importa que estés enamorado de el, y que seas gay.

Me resumió todo en unas pocas palabras, me dejo helado, sabía que algo malo
estaba pasando y cuando se iba a hacer ley mi teoría de que todos se habían puesto
de acuerdo mi hermana dijo:

-es que leí tu diario.

-¡te voy a matar! Oye espera, pero como sabes lo que me dijo Gonzalo.
-ah es qué eso me lo dijo él, pero en este momento Yazel ya lo sabe y va rumbo a su
casa a darle una tunda (golpiza) a Gonzalo.

-no puede ser, lo va a matar.

Y lo decía literalmente, estaba a punto de realizarse un crimen…

I hAtE YoU
Ya no podía hacer nada respecto a lo de Gonzalo pero Yazel no lo veía de esa forma.

-Tenemos que impedir que Yazel le haga algo a Gonzalo.

-pero que vamos a hacer.

-diles a los guardaespaldas que tenemos que salir un rato, ya se en tu auto va a ser
más rápido.

A ella en su cumpleaños le regalaron un deportivo que casi no usaba porque pensaba


que era vanidad. Estaba desesperado, casi entraba en pánico. Pero no contaba con
que mi hermana fuera tan astuta.

-padre, madre quiero salir es que una de mis amigas me llamo y me dijo que fuera a
su casa ah y es que quiere platicar con armando lo que pasa es que ella está muy
mal. Como su papá se fue de su casa.

-¿los dejo por otra mujer?

-no, salió de viaje pero se siente muy sola así que me dijo que quería platicar con
armando.

Susurrándoles les dijo:

-ya ven que él es un poco extraño, y como no ha tenido nunca novia, nadamas es un
comentario.

-si llévatelo (dijeron los dos)

Saliendo de casa, en el auto me pregunte qué era lo que le había pasado a mi


hermana porque de pronto tenía tantas ganas de ayudarme y es que la verdad nunca
antes lo había hecho tan abiertamente.

-oye ¿Por qué haces todo esto?


-¿hacer qué?

-sí, ayudarme, además no has mencionado nada sobre que soy gay o sobre lo de
Gonzalo si yo siempre he sido cortante contigo.

-tal vez ahora no lo entiendas pero es que cuando tienes bajo tu cargo a un niño
como tú y aunque no te tuviera a cargo lo haría de la misma forma.

Ya se parecía a mi papá, a la hora de expresarse.

-¿cómo, no te entiendo?

-sí, mira aunque no te tengo a mi cargo eres mi responsabilidad porque eres mi


hermano menor, aunque no te des cuenta estoy al pendiente de todo lo que te pasa,
dirás que por que lo hago, es muy simple es que te quiero, se que a veces puedo ser
impulsiva, enojona, de lo peor pero a veces tengo un poco de buen corazón para los
que me importan.

-y porque les dijiste que nunca he tenido novia a los guardaespaldas.

-digamos que es estrategia.

-gracias.

-ya sabes cuando tengas un problema aquí estoy yo.

Al llegar a casa de Gonzalo, nos bajamos rápido del auto y corrimos a su puerta, lo
más preocupante es que se oían gritos dentro de la casa.

-¡lo va a matar, hay que hacer algo!

-ya se nos metemos por atrás de la casa.

-no, tengo una mejor idea tumbemos la puerta, así como le hacen en las películas.

Y yo haciéndome el héroe de la historia me fui contra la puerta, lo único que logre


fue un gran golpe. La verdad es que fue un gran oso el que hice, es que estaban
viendo una película de terror entonces por eso se oían los gritos.

Jazmín: ¿qué pasa?

Alexa: ups creo que llegamos en un mal momento.

Ella casi no tenia ropa estaba en paños menores, es que ya vivían juntos, fue lo que
más coraje me dio.

Gonzalo: otra vez tu armando, ahora que quieres.

En el tono que me lo dijo lo sentí como mil cuchilladas en el corazón.


-yo solo…

-el solo quería ayudarte.

-ah sí ¿porque? ¿Acaso estoy en peligro?

Seguían lastimándome sus palabras no lo pude resistir y Salí corriendo.

-te pasaste, no lo puedo creer profesor. Sabes que a la otra que quieras decir algo
piénsala, te diría todo lo que te mereces pero tengo que alcanzar a mi hermano.

Corrí lejos para no saber ya de nada, y en un momento tan inesperado me encontré


con Rem el chico que había conocido afuera de los baños.

-oye espera, a donde vas.

-disculpa no creas que soy mal educado pero no es muy buen momento.

-puedo ayudarte.

-no, nadie puede ayudarme.

Seguí caminando y no esperaba que empezara a llover, pero lo curioso es que ya no


sentía nada solo un dolor de ese que solo se siente en el alma y que no se puede
describir.

Hasta siempre…
Te has encontrado en uno de esos días que preferirías estar muerto, pues yo no pero
solo quería desahogarme siguiendo con la historia la verdad me di cuenta de una
cosa el amor no es para mí, todo mojado lleno de tristeza y demás llegue afuera de
mi casa y un grito me asusto…

-¡¡¡¡¡Armandooooo!!!!!

-gracias por dejarme en la lluvia.

-es que no sabes lo que paso.

-no se tu dime.
-es que un momento después de que te fuiste iba a seguirte, pero llego Yazel y le
comenzó a decir hasta de lo que se iba a morir a Gonzalo vieras, nunca la había visto
así…

Vamos a recrear lo que pasó desde el momento que llego Yazel…

-maldito Gonzalo, te odio eres de lo peor de nada sirve que seas un maestro si no
sabe respetar a las personas, al parecer eres peor que una basura, una alimaña vale
mil veces más que tu, deveras que quisiera que estuvieras muerto.

-que te pasa mocosa deja a mi novio en paz.

-tu zorra cállate, que para ti tengo también, las palabras se me hacen cortas para
describirlos par de lacras.

Me parecían un poco fuertes las palabras que puse aquí pero en la versión original de
lo que dijo me quedo corto, tú me entiendes.

-no vale la pena que discutas con ellos Yazel mejor vámonos.

-no, tengo que buscar a Armando.

Acto seguido, salió corriendo como desesperada y pues te soy sincero quien sabe que
paso con ella que esa noche no supimos más de su persona .

-ya que se fue Yazel me fui a buscarte e iba a venir a decirle a papá y mamá de que
no aparecías, pero ya ves hermanito te encontré.

Toda esa noche no pude dormir pensando que Jazmín y Gonzalo estaban juntos, y
porque la vida es tan injusta. Ya me habían roto el corazón una vez, fue hace mucho
tiempo, ni mucho, fue un chavo que iba en mi clase un día me dijo que si andábamos
y le dije que si, precisamente fue el quien me dio mi primer beso, se llama Daniel el
niño, y bueno al principio no lo quería tanto pero al pasar de los días fue tal el amor
que sentí por el que haría cualquier cosa con tal de estar a su lado. Como un cuento
de hadas que pasan en los libros que son más dibujos que letra pues así mismo, pero
la cosa cambio cuando él se tuvo que ir lejos de mí, el no quería, es que sus papás
casi lo obligaron…

Dan: Armando, tengo que decirte algo es que si no lo hago me voy a sentir muy mal.

-no manches, vas a terminar conmigo ¿verdad?

-algo peor, me voy de la ciudad o pueblo como quieras llamarle.

Fue precisamente el que me enseño a decir eso, lo de pueblo o ciudad, ya sabes.

-¿qué? Ósea que me dejas.


-no es que te deje es qué debes entenderme, yo no quiero pero mis papás así lo
decidieron.

-entonces este es un adiós.

-no, es un hasta pronto.

Antes de partir me dio un beso, después de ese día no supe más de él, se lo llevaron
no se a donde quedamos de vernos al día siguiente el cual nunca llego para nuestra
cita, dicen que lo vieron salir de madrugada sin despedirse de nadie ha pasado ya un
año y pues solo su recuerdo me queda, ah y una foto de él que veo cada que estoy
solo, el me enseño muchas cosas recuerdo que una vez me dijo: mira hacia arriba y
sentirás tu protección divina. La verdad nunca entendí lo que quiso decir con eso,
pero se oía chido. El caso fue que no lo he olvidado, y no pude dormir.

Al día siguiente al bajar del bus…

-¡qué gusto verte amigo!

Me cayó demasiado de sorpresa era Rem, como si me estuvieran esperando y estaba


en lo correcto si me estaba esperando… No sabía que decir, me quede callado.

-que paso, porque no contestas ¿apoco no te da gusto verme?

Por la manera en que me veía todos pensaron muchas cosas, lo vi en sus miradas. Ya
cuando me cayó el veinte respondí.

-claro (no muy animado por cierto)

-oye te quiero invitar a salir hoy.

Me quede como aturdido, la verdad no esperaba que me dijera eso o algo parecido,
ya empezaba a sospechar algo en verdad que te digan algo así por la mañana te cae
de golpe…

-aja, está bien (no muy convencido).

- te noto no muy convencido.

Respuesta correcta, todos podían predecir lo que sentía era muy obvio. Hasta que
me salvo la campana, me parecía un poco incomodo que estuviera haciendo ese tipo
de proposiciones frente a todos.

-me tengo que ir, sorry.

-pero piénsalo, te veo en el almuerzo.


Va a parecer cruel pero no quería esa salida con él, después de lo que me hizo
Gonzalo, pensar en otro chavo me parecía algo lejano como alcanzar una estrella, la
más lejana.

Llegando a clase de física me percate de que no estaba Yazel, me pareció un poco


raro porque ella siempre era de las primeras y me preocupe.

-Laura, no sabes porque no vino Yazel.

-es que la cortaste.

-¿Cómo dices?

-era broma, ¿a poco no sabes?

-saber que…

Y exactamente en el momento que me iba a decir que pasaba me llegó un mensaje a


mi celular diciendo: Armando me estoy muriendo por favor ven… no lo pensé dos
veces y Salí corriendo del salón el piso de la escuela estaba resbaloso y me caí, no me
importo y seguí hasta llegar al portón, me fui a pie hasta la casa de Yazel que estaba
muy lejos, al llegar.

-se encuentra Yazel (pregunte a su hermana menor de 10 años)

-Yazel desde la noche se puso muy mal y se la llevaron al hospital…

En un momento vi lo peor pasar por mí mete, sentí como si algo presionara mi pecho
y caí al piso hincado, dos segundos después recibí una llamada de su papá de Yazel:

Armando ven estamos en el hospital del centro Yazel te necesita, ven por
favor ella está muy mal estamos desesperados…

Unas ansias de estar ahí me invadieron como nunca, sabía que algo estaba mal,
llame a un taxi y me dejo en el hospital que estaba Yazel al llegar a su cuarto.

-Armando…llegaste (ya sin fuerza su voz)

-aquí estoy contigo, vas a estar bien, te lo prometo…

-te quiero Armando.

Estuvimos ahí durante 2 horas juntos le platique cosas de esas que


acostumbrábamos, hasta que se durmió Salí a la sala de espera con sus papás.

-¿qué es lo que tiene? (pregunte apenado)

-un tumor en la cabeza (respondió su madre deprimida)


-dicen que no tiene remedio, le queda poco tiempo de vida.

-no puede ser, ¿cómo fue? Siempre la vi tan sana, esto es tan injusto.

No lo quería aceptar, era como una cubeta de agua helada sobre mí. Pasaron tres
días de los cuales la mayor parte nos la pasamos ahí Rosario, Alexa mi hermana, Rem
y yo.

Rem: no se preocupen se va a poner bien solo hay que tener fe.

Alexa: si Armando vas a ver que se va a poner bien.

Antes de que siguiéramos la charla sentí como si algo me llamara hacia el cuarto de
Yazel, camine hacia allá…

-ven armando quiero decirte algo (me dijo Yazel al verme)

-¿qué pasa?

-sé lo que va a pasar… solo quiero decirte que siempre has sido el mejor de los
amigos y desde lejos te voy a estar cuidando siempre, creo que ya mi tiempo se
termino en este lugar y es tiempo de partir, hasta siempre...

Toco mi rostro un segundo y vi su mano caer en el viento como una hoja seca de
otoño, sintiendo como se iba de mí, la muerte me la arrebataba, no pude hacer nada
para impedirlo… un grito de desesperación me invadió, todos corrieron al cuarto de
hospital, mis amigos las enfermeras, sus padres, todos gritaban, corrían, lloraban era
su fin, la había perdido para siempre…

Estoy contigo…
Llorar hasta desmayar no es siempre la mejor opción, pero cuando no puedes dejar
de hacerlo es lo mejor, después de que falleció Yazel entre en shock hasta su
entierro, mi mente quedo en blanco, y la vida me parecía más inútil en ese momento
de que me servía decía yo, nunca me sentí tan mal, tragedia tras tragedia, primero lo
de Gonzalo luego mi amiga Yazel.

En su entierro me vestí de negro como se acostumbra pero lleve una flor blanca, eso
me lo enseño Yazel…
-cada vez que te sientas mal, que ya no puedes mas o que conozcas una persona que
este así y que se siente solo (a) dale una flor blanca que eso es esperanza, porque la
esperanza es lo que muere al último veras que tendrá paz en su corazón.

Le lleve una flor blanca que significaba esperanza y amistad por siempre…

Mucha gente se encontraba ahí, entre familiares, amigos conocidos y demás, lo que
no entendía es porque se encontraba ahí Gonzalo, hasta donde yo sabía él no tenía
nada que hacer ahí, me lleno de rabia verlo, lo que me extraño fue que su novia no
estuviera a su lado. Me acerque para ver lo que hacia la verdad teníamos un asunto
pendiente, y no sé si era mucho amor de amigo o estaba cuidándome, tras de mi
venia Rem, ¿quién lo llamo? Yo no. Ya cerca de él, vi que hablaba con un hombre y
escuche algo de lo que decían.

-entonces ya están los planes para que se casen.

-sí, estamos muy emocionados, es que queremos que la boda sea muy especial.

Hablando de una boda en el entierro de mi amiga, eso era injusto…

-oye si me puedes prestar tu celular un momento.

-lo siento es que se lo preste a Jazmín, como salió de viaje, es que el suyo lo perdió.

Era de suponerse, no era tan inteligente para no perder algo. El punto era que ya no
sabía qué hacer, si decirle que se fuera, ir contra él, decirle groserías, aventarle una
piedra no sabía qué hacer. Hasta que me asusto Rem.

-hey deja de verlo con rabia.

-¿me estas siguiendo?

-algo así, es que no puedo dejarte solo porque puedes hacer algo malo.

Sabía que me proyectaba demasiado, todos ya sabían lo que iba a hacer, o por lo
menos Rem ya lo sabía.

-¿otra vez tu Armando? (dijo Gonzalo)

Ya nos había descubierto.

-¿Cómo que otra vez? (dijo Rem)

-no sé si ya te diste cuenta estamos en el entierro de mi amiga, a la cual tu no


valoraste ni un poco de lo que la quiero yo.

-estoy aquí solo porque me lo dijo Jaz.

-si tantas ganas tenia de que vinieras, porque no vino ella.


-no tengo porque darte explicaciones de mi vida.

-es cierto yo no voy a discutir contigo, precisamente aquí, sabes que te odio porque
yo te amaba pero al parecer tú no quieres a nadie solamente a ti mismo.

Me puse a llorar ya que me recordó el momento cuando murió Yazel, otra vez mi
mente quedo en blanco, entre nuevamente en shock, emocionalmente estaba
demasiado mal.

Recuerdo bien la imagen del rostro de Yazel, pálida como cuando se asustaba, era
tan bonita, pudo haber escogido a alguien más que no fuera yo, que daría por
regresar el tiempo y poder hacerla feliz. Antes de que la bajaran a su tumba me
acerque a ella y me arrodille.

-¡Yazel! ¡No te mueras, no me dejes, te necesito! ¡Yazel!

-¡cálmenlo, por favor! (dijo mi mamá)

-¡no te vayas te necesito!

Me inyectaron un calmante ya que estaba demasiado alterado, no era para mas, ver
que la chica que siempre estuvo a mi lado ayudándome en todo se iba de mi lado en
una caja, era lo peor que me había pasado. Ya pasadas las horas en mi cuarto
desperté, estaban mi hermana y Rem, estaba en todas partes a donde iba.

-qué bueno que despertaste, creo que ya es hora de irme, cuídalo mucho Rem.

Había perdido la noción del tiempo y de lo que había pasado, como si todo hubiera
sido un sueño, eso era lo que esperaba que me dijeran que todo había sido un sueño.

-¿qué paso? ¿Dónde está Yazel?

-que no te acuerdas, esta tarde fue su entierro, al parecer el sedante te afecto un


poco a tu memoria.

-entonces si fue de verdad todo lo que paso… pensé que había sido un sueño.

-eso era lo que queríamos todos que fuera un sueño, que nunca hubiera pasado.
Pero no te preocupes que yo estoy contigo…

-¿Por qué lo haces?

-¿hacer qué?

-sí, siempre estas a mi lado, no importa que pase, estas ahí como mi ángel guardián,
reguardando que no me pase nada malo o que no haga nada malo.

-es que soy tu ángel guardián, así como la leche y el cereal, y Brad Pitt con angelina
Jolie.
-ya en serio, dime.

-es que hay cosas que no se pueden explicar, recuerdas la vez que te encontré afuera
del baño, el día que nos conocimos.

-claro.

-no es por nada y es que yo no hago caso a los astros y a todas esas cosas pero no sé
porque me dio por tomar el periódico y mire la sección de horóscopos, entonces el
mío decía: hoy conocerás a alguien muy especial… no hice mucho caso a eso pero
precisamente ese día te conocí, y no es por hacerle caso a esas cosa pero tal vez era
el destino que me puso en tu camino para protegerte.

-estas bien loquito.

-en serio, y es que desde que te conocí vi algo especial en ti como si te conociera
desde hace tiempo. Y te digo algo…

-¿Qué paso?

-me tengo que ir, hasta mañana.

Se fue pero me dejo una gran tranquilidad, sabía que era sincero en sus palabras ese
era como un don, de saber cuando las personas me estaban hablando con la verdad.

Más que un amigo


Me agradaba tener a Rem como amigo, a su lado me sentía bien. No sé si era porque
es bien chido o… si ha de ser por eso. Llegamos por fin al sábado día en el que nadie
hace nada, yo igual de triste, ya iba saliendo. Lo que no me esperaba era la llegada
de Rem, fue tan inesperado. Tocaron a mi puerta.

-¿Quién?

-¿adivina?

-pásate Rem, no seas chistoso.

-como sabias que era yo.

-será por tu voz y porque te vi cuando llegaste.

-en serio.
-sí, es que me asome y dije oh Rem, y ahora que hago me meto debajo de una piedra
es que no me he cambiado, pero decidí enfrentarte.

-en serio que me agrada cuando estas feliz, que bueno que ya estas mejor.

-es que no me la iba a pasar toda mi vida lamentándome, creo que si Yazel no está
más con nosotros es por algo.

-correcto.

-oye deveras ¿Por qué estás aquí tan temprano y tan arreglado como para salir?

-no sé si recuerdes que me debes una salida, ¿entonces qué dices?

-mmm déjame pensarlo… sí, quiero salir contigo.

-muy bien, te espero abajo, prepárate para el mejor día de tu vida.

Cuando lo dijo no me quede muy convencido, es que el mejor día de mi vida iba a ser
cuando conociera a “Shawn” de “Alesana” pero en fin, ya al prepararme baje a la
sala, es que es de dos pisos mi casa.

-ya, estoy listo…

-¿pero ya pediste permiso?, para que nos vayamos.

-bueno deja le digo a los guardaespaldas…

El se quedo como con un signo de interrogación sobre su cabeza al no saber ¿Quién


eran los guardaespaldas? Ya, me dieron permiso, no sé porque lo escribí pero en fin.

-listo vámonos, oye deveras ¿adónde vamos a ir?

-es una sorpresa.

-está bien confiare en ti.

Salimos de casa y me llevo al cine, me dijo que película quería que viéramos,
entonces le dije “Encantada” así se llama la peli, no dijo nada solo compro las
entradas las palomitas y entramos muy contentos, la vida no pasaba. Era cómica la
peli así como para niños pero muy padre… y en la sala de cine.

-y tú crees en cuentos de hadas, príncipes azules y todo eso (pregunto Rem)

-claro, siempre llega tu príncipe azul, digo yo. (Pero a mí no me llegaba ni por correo)

Termino la peli y quede muy satisfecho, es que había películas que veía y no me
gustaban, me aburrían.

-Bueno creo que ya es hora de regresar (dije yo)


-regresar, tan temprano, eso no lo voy a permitir dije que íbamos a salir pero como
una cita tu y yo.

Eso no venía en mis planes, en la forma tan segura en que lo dijo me sentí bien raro
en el aspecto de “hace tiempo que un chavo no había sido tan directo”

-escuche bien es que no sé como que últimamente no escucho bien.

-sí, que nuestra cita aun no acaba ok.

Lo note tan tierno que por un momento sentí algo mas y es que ya me hacía falta que
alguien se tomara la molestia de decirme una palabra de satisfacción de que me
hiciera sentir nuevo. Al salir del cine me llevo a comer pizza, yo decía que original,
hacía tiempo que no comía pizza.

-entonces ¿Cuáles son tus planes niño? (pregunto Rem)

-pues la verdad quiero ser cantante, no famoso pero si un poquito a ti no te puedo


mentir eres mi mejor amigo.

-qué bueno que pienses en grande, y que música escuchas o artistas que se yo.

-mmm belanova, kudai, panic at the disco, alesana, paramore… en fin son
demasiados.

-a mi también me gustan

Qué más podía decir, no esperaba mas ya que en una cita no puedes decir “ay qué
música tan fea te gusta” pero sabía que estaba siendo honesto.

-¿y a ti que te gustaría ser de grande?

-un señor, ¿respuesta correcta?

-no me refería a eso ay Rem “oooosea”

-ya en serio cambiando de tema y no es que me meta en tu vida personal pero creo
que hubo algo entre tú y el profe Gonza.

-No exactamente, la verdad es que fue un error del que no quiero hablar.

-perdón no quería que fuera incomodo.

-no hay problema, la verdad ya no me importa, es como todo, un día estas de que te
mueres por cosa insignificante y al otro te encuentras comiendo pizza con un chavo
súper chido y bien guapo.

Eso se me salió y pensé si eso creía de él porqué no decírselo, la neta estaba de buen
ver.
-eso me sorprendió un poco pero gracias por el cumplido.

-lo siento no quería incomodarte.

-claro que no la verdad estaba esperando eso de ti, yo creía que me veías como el
amigo extraño que te encuentras en todo lugar y arruina tus planes o lo que ibas a
hacer…

-¿cómo dices?

-sí, la verdad desde el día que te mire fuera del baño vi en ti algo especial, luego en el
panteón cuando a Gonzalo no se qué cosa le ibas a hacer y esta mañana que te
encontré semidesnudo.

-como eres deveras solamente porque andaba en ropa interior.

-eso es andar semi-desnudo

Es agradable hablar con él, me siento importante, protegido. Ya terminamos de


comer y me llevo a una tipo cascada cerca de mi pueblo o ciudad como quieras
decirle.

-ves como cae el agua, tan maravillosas cosas te puedes encontrar en todas partes,
veras que apenas vi una avestruz y que bonita se veía, te imaginas comerte un huevo
de avestruz, yo no lo haría.

-es cierto hay que tener demasiado valor para hacerlo, digo yo.

-¿alguna vez has visto a un panda?

-te soy sincero, no, solo a los de la banda de rock, pero me gustaría.

-que te parece si otro día salimos y vamos al zoológico.

-claro la verdad a tu lado me siento muy bien.

-gracias, oye…

Un silencio misterioso nos envolvió por unos segundos, solo se oía el viento y el agua
que caía, y un suspiro que salió de Rem me dio mucho que pensar.

-¿qué hay?, porque te quedas callado.

-es que tengo que decirte algo, y no quiero parecer fastidioso, es que en serio te
quiero mucho.

-yo también te quiero, así quiero a todos mis amigos, que por cierto son muy pocos.

-es que no me entiendes, yo te quiero como más que un amigo…


No sabía qué hacer, si salir corriendo, decirle yo también, o solo quedarme callado.
La opción numero uno muy fresa, la segunda era demasiado repentina además de
que no sentía eso por él, y preferí quedarme callado (que original).

-¿porque no dices nada?

-es que no sé qué decirte, es demasiado repentino, todo esto me aturde, me


confunde, saber que mi mejor amigo siente algo mas allá. Sabes que mejor déjame
pensarlo.

Esa respuesta bajaba los ánimos de cualquiera, traducido al idioma vulgar como yo lo
llamaba era un “no quiero nada contigo” pero yo no lo decía con esa intención, lo
mejor era improvisar, en ese caso.

-mejor que tal si hablamos del clima…

Estaba en un aprieto, y que aprieto, cuantas veces te encuentras con alguien a quien
le gustas, los dos solos, en un lugar romántico, eso parecía más un cuento.

Inténtalo de nuevo
¿Sabes que paso después? Pues mejor nos regresamos, ya me paso a dejar a mi casa
eran como las seis de la tarde, yo como un bobo me quede de camino a casa, me
quede pensando en lo que había dicho, por un momento dije ¿Por qué no me doy
una oportunidad? pero debía esperar más tiempo, hasta que sanaran las heridas, a
veces yo decía porque no me pongo excusas que en realidad me crea.

-ya tengo que irme, me la pase muy bien hoy, en serio deberíamos repetirlo, ¿o a ti
como te pareció?

-excelente, en verdad me ayudo mucho tu compañía, oye bueno quiero decirte que…

Había llegado el momento de darle mi respuesta y decirle que si quería intentarlo


con el pero yo me pregunto ¿será casualidad que cuando vas a hacer algo importante
te interrumpen?

-¡armando! Qué bueno que te encuentro, oye tengo algo que mostrarte.

Tenía ganas de decirle a Rosario, “no molestes estoy ocupado” pero es mi amiga y ni
modo de portarme mala onda después de que ha sido tan buena conmigo,
demasiado buena diría yo.

-Que hay niña, estaba a punto de ir a buscarte.

-¿de verdad?
-no, la verdad no pero ayer me acorde de ti, es que te quería pedir la tarea (y no
quería ser mala onda, eso no era nada cortes)

-ay armando que bromista eres. (No era broma en realidad, de lo que me di cuenta
es que desde llego a interrumpir, nunca saludo a Rem)

-ah sí, te decía que ya me voy, mañana niño, descansa.

-aja ah y voy a pensar en lo que me dijiste, no creas que se me olvido, pero te digo
algo, la respuesta va a ser muy buena.

Su expresión cambio por completo, al parecer se fue muy contento, cantando “cada
que… de belanova” sabía que me gustaba mucho, pero me gustaba más “Nine in the
afternoon de Panic at the disco” a ver que cantara eso, no sé porque pasaban tantas
cosas por mi mente en tan poco tiempo.

-dime entrometida…

-entrometida.

-¿qué?

- dijiste que te dijera.

-lo que quería preguntar qué es lo que le tenias que responder a tu amigo.

-ah son cosas de hombres, ¿te digo?

-mejor hablamos de otra cosa.

-si mejor, lo qué te venía a decir es que ¡te invito a mi fiesta de cumpleaños!

-¿?

- va a ser muy padre, se va a hacer en grande.

-ah, ¿Cuándo exactamente?

-en tres meses.

-oh claro, ¿y eso es bueno?

-demasiado, es que no solo vine a avisarte, también para que me ayudes, ya que
siempre he confiado en tu buen gusto.

Tenía razón, yo pienso lo mismo. Pero estar al lado de una niña como ella es un tanto
arriesgado. Así que me iba a tomar unos minutos adaptarme a la idea, conociéndola
no iba a ser fácil, no es por ser dramático.

-qué tal si empezamos de una vez…


-por ahora estoy muy cansado pero que te parece mañana después de clases, te
prometo que estaré en la mayor disponibilidad.

-¡por eso te amo Armando!

Oficialmente estaba loca, salir corriendo no es una prioridad para mí, menos cuando
estamos cerrando un trato, ya que, entre a mi casa y sorpresa Alexa y Andru el novio
de mi hermana estaban en la sala.

- ¿los guardaespaldas?

-no están, mamá fue a una reunión con sus amigas, y papá, que iba a ver lo de unos
negocios.

Andaba de tan buen humor qué no le dije nada sobre Andru, ya a punto de dormir
me llego un recuerdo de Daniel, es que Rem se parece mucho a él, en las cosas que
hace, se porta muy bien conmigo, hace que el tiempo que estamos juntos sea
inolvidable y dije: mejor le mando un mensaje, dándole mi respuesta.

“Rem, la respuesta es ‘si’ te espero mañana temprano en la escuela quiero verte, te


amo”

Llego la hora de verlo de nuevo, amanecí con unos nervios tan grandes.
Desayunando con mí hermana.

-¿Qué tienes hombre te ves diferente hoy?

-es el amor…

-¡que! ¿Y porque no me habías dicho nada?

-es que es algo que no quería que supiera nadie hasta que fuera oficial.

-dime quien es el afortunado, ya se, el niño de quinto b el rubio, o mi compañero


Adrian, ah es el de primero c. ya dime.

-no es ninguno de ellos, es Rem.

No sabía que decirme, se quedo con una cara de asombro.

-¿Ramiro Esteban Mauricio?

Algo de lo que no te había contado es él porque le dicen REM, es que cuando era
niño se le hacía muy difícil escribir sus tres nombres, así que sus papás le redujeron
“Ramiro Esteban Mauricio” a Rem, es por eso que todos lo conocen así, que por
cierto el me mintió cuando lo conocí, porque no sé si recuerdas que él me dijo que
no sabía si su nombre tenía un complemento de Rem como “Remigio” o yo que sé y
nunca me dijo como se llamaba en realidad. llegaron los guardaespaldas.
-ya nos vamos es que tenemos exámenes, verdad Alexa.

-ay si mamá, y ósea que flojera.

-ah antes de que se me olvide hoy voy a ayudar a Rosario en su fiesta de


cumpleaños.

No estaban de acuerdo, ya que todos sabían los riesgos a los que me enfrentaba, mis
papás y los de Ros se conocen de hace varios años, su hijo es normal como todos, un
poco mayor, pero todo bien. El problema es cuando se trata de Ros, es muy
impulsiva, le gusta algo y lo consigue a toda costa, es muy obsesiva, recuerdo que en
la fiesta del año pasado, su organizador huyo lejos ya que no la soporto era
desesperante, y pedía casi lo imposible, quería un elefante de verdad, quería conocer
a Hilary Duff, eso es poco en cuanto a las ideas que han surgido en ella últimamente,
en mi familia el desayuno es el mejor lugar para hacer comentarios, pedir permiso,
así que me dieron permiso, temerosos de que me pasara algo, sabían que soy muy
sensible. El transcurso a la escuela era para estudiar, pero ya no lo hacía, menos en
ese momento, minuto tras minuto que pasaba era esencial para vivir. Al ver la
escuela, me puse tan feliz, baje corriendo buscando a mi futuro novio. Pero no lo
encontraba así que corrí a su salón.

-¿oye no has visto a Rem? (pregunte a uno de sus compañeros)

- me pareció verlo en los jardines de atrás como hace 10 minutos.

-ok gracias.

Corrí ansioso a buscarlo, andaba corriendo mucho, pero lo vi un segundo qué estaba
con alguien y me escondí tras un árbol, no escuchaba lo que decían, lo único que vi
fue que era una chica con la que estaba, se vieron fijamente y le dio un beso, no un
beso de amigos, era un beso de pasión, me quede destrozado. No supe que hacer, si
decirle que era una basura, pedirle un explicación, mandarlo por un tubo, no hice
nada de eso solamente me fui rápido y Rem me escucho, fue corriendo a detenerme
pero no pudo. Me encontré con Alexa.

-¿ahora qué te paso? ¿Qué te hicieron?

-me engaño, es un desgraciado lo odio, y yo que en realidad quería a Rem…

Estábamos en frente de todos y escucharon bien mis palabras, llego Rem a la escena
más dramática…

-déjame explicarte, no es lo que tú piensas.


-ah no, ¿entonces qué es? Le estabas dando un beso de amigos, yo no te entiendo,
ayer me dijiste que me amabas y hoy te besas con una chava que no sé ni quien es,
poco valgo para ti ya me di cuenta.

-Mi amor déjame explicarte como fue todo.

-nada de mi amor, yo la neta te iba decir que si quería andar contigo hasta te mande
un mensaje dándote mi respuesta, pero ya no quiero nada contigo, puedes olvidarte
de mí, para mi tu ya no existes… te odio.

-eres un estúpido (dijo Alexa)

-Alexa llévame a la casa.

-claro ya vámonos.

No pasaron más de dos horas para que toda la secundaria y la prepa se enteraran de
lo que paso, en mi cuarto encerrado y solo me empezaron a llegar mensajes, ya no
quería saber nada, algunos llevaban declaraciones de chavos de mi secundaria y
otras del bachiller que estaban juntos, otras con mensajes de “esperanza y
consuelo”, que por cierto no son unas chavas. Pasaban las horas, yo seguía acostado
en mi cama poniendo música, lo cual me ayudaba a olvidar pero hubo una que me
dolió igual que a quien la escribió, se llama “grita y llora” de “Nikki clan” pues dice
más o menos Luis y Claudia se ven por las mañanas mientras Sofía ve como la
engañan su mejor amiga y su primer amor, despiadadamente le han roto el corazón y
grita y llora y no puede más se ha quedado sola sin amor y sin amar y grita y llora no
perdonara le han roto el corazón y se ha quedado sola, ella se decide verlos de frente
reclamar su traición tan fríamente pero el verlos pasar no puede evitar darse la
vuelta para echarse a llorar y grita y llora. No estaría mal una venganza pero eso
sería demasiado cruel ¿o no?

Dulce venganza…
No se oía tan mal, la verdad últimamente me estaba yendo muy feo así que opte por
no hacer nada, solo quedarme todo ese día en mi cuarto, y esperar que terminara la
pesadilla, pasaron dos semanas. Sabía que me había metido mucho en la fantasía de
creer en el amor. Lo que no entendía, es la necedad de Rem por darme una
explicación y llego a mi casa, eran como eso de las 8 de la noche, ya estaba oscuro,
que abre mi hermana la puerta.

-se encuentra Armando


-no.

-Alexa estoy muy arrepentido, la verdad así no son fueron las cosas.

-entiende que esta muy lastimado, no quiere ver a nadie.

De todo el día, que no había bajado de mi cuarto se me ocurrió hacerlo en el


momento menos oportuno. Exactamente iba pasando para la cocina, tenía que pasar
por la puerta de entrada y como estaba en mi mundo creí que Alexa hablaba con su
novio sin percatarme que quien estaba en la puerta era Rem.

-¡armando! Ven necesito hablar contigo.

Lo mire y me pasaron 2 cosas por la mente uno, decirle patán sin corazón y dos,
correr a la cocina, hice lo segundo.

-quieres mas, la verdad es que hoy recibió muchas invitaciones a salir de muchos
chavos, yo que tu, empezaría a olvidarme de armando, la verdad los próximos
candidatos no están tan mal, hasta están mejor que tu, así qué ya sabes Ramiro
Esteban.

Y le cerró la puerta en sus narices, eso y más se merecía por andar de ofrecido
conmigo y luego engañarme. Volvieron a tocar a la puerta.

-otra vez, sabes que ahora me toca a mi le voy a decir que ya no me moleste.

Cuando iba a decirle, gañan te odio, me di cuenta que era Rosario.

-hey ¿qué paso? Oye siento mucho arruinar los planes que teníamos.

-no es por eso por lo que estoy aquí.

-¿entonces?

-hay algo que no te he dicho, Yazel un día antes de que falleciera me entrego un
carta que decía: en mi cuarto debajo de mi cama se encuentra un sobre que contiene
cosas que involucran a Jazmín en actos indebidos, debes hacer algo para impedir que
Gonzalo se case con ella, no es por ayudarlo pero es que de alguna forma tienen que
pagar lo que le hicieron a Armando, solo su felicidad me dará la paz… esa es mi
última voluntad.

-y que era lo que contenía ese sobre.

-unas fotos que tomó Yazel el momento exacto en que se besaba con otro hombre.

-eso es demasiado bueno, ahora esa perra va a saber lo que es el dolor. Sabes que,
tengo pensado tramar una dulce venganza.

-¿pero tú solo?
-fue la última voluntad de Yazel y no quiero meterlas en problemas.

Va a ser lo mejor que he hecho en mi vida, ya es justo que ella pague. Faltaba sola
mente una semana para la boda y tenía que estar todo listo.

Los siguientes días recibí muchas llamadas.

-bueno…

-¿se encuentra Armando?

-si habla el…

-hola, me llamo Marcos, quiero invitarte a salir.

-ok.

-paso por ti a las 7.

-está bien a las 7, no vemos.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

-bueno

-quisiera hablar con Armando por favor…

-habla el, que se te ofrece.

-ah pues la verdad quería hablar contigo para ver si un día podemos salir.

-¿claro porque no? ¿Oye pero cómo te llamas?

-Mario de tercero c de prepa, no sé si me conozcas.

Mario de tercero c de prepa es de los chavos más codiciados por las chavas en el
colegio, no lo podía creer que me estuviera invitando a salir.

-claro que te conozco, eres de los más populares en el cole.

-gracias, también te conozco, para ser sincero te conozco desde que entraste a
primero.

-entonces ¿cuándo nos vemos?

-no sé, tu dime.

-mañana a las 5, paso por ti.

-bien, te espero.
Tenía preparadas dos citas, las demás llamadas fueron para invitaciones y otras cosas
pero unas eran de chavas, la verdad no es por ser mala onda pero no me interesaba,
los que más me interesaron fueron ellos dos. Dieron las seis de la tarde y mi primera
cita iba a comenzar, no me parecía algo del otro mundo, no lo estaba tomando tan
en serio, dieron las siete y llego el candidato número uno.

-listo para una cita inolvidable.

¿Donde había escuchado algo parecido? No lo sé, lo que si sabía es que iba a ser
diferente. Salimos en su coche, me llevo a un restaurante muy bonito.

-pero cuéntame de ti.

-ah pues que te puedo decir, la verdad no sé. Mejor háblame de ti ¿a qué te dedicas?

-pues trabajo en la empresa de mi papá, supervisando que se haga todo bien.

-que interesante, ¿y qué empresa es?

-fabricamos muebles, y algunos son exportados bla bla bla…

Estaba siendo un poco frustrante, con el no me sentía bien, me sentía incomodo,


comimos comida rara pidió escargot, no me gusto pero en fin. Se me hizo
interminable la cita hasta que ya se hizo tarde, como eso de las 10 de la noche y me
fue a dejar a mi casa. Mi hermana estaba un poco preocupada.

-ya llegamos Alexa.

Me vio y me abrazo.

-ay armando me tenias muy preocupada, es que creí que te había pasado algo.

-por eso ya lo traje, pero no te preocupes porque a mi lado no iba a dejar que le
pasara nada.

-te lo agradezco, pero creo que ya es tarde, y Armando tiene que dormir.

Ya ni mi mamá se ponía así conmigo, marcos sintió que lo corrió mi hermana y creo
que esa era su intención, el caso es que se fue. Había olvidado que tenía que
preparar una venganza. Sabía que iba a llegar el momento.

El segundo día empezó, en la escuela era todo normal, hasta hice nuevas amistades,
me llego una invitación para un club, decía: Armando has sido elegido para entrar al
club más exclusivo de el colegio western, esperamos tu contestación. No me
interesaba la verdad.

Ya salimos de la escuela, pero de pronto volteo y veo a Rem, abrazado de un chavo,


sentí muy feo, porque en serio yo lo quería todavía. No se me hacia justo, pero lo
que hacía yo, tampoco era justo. Pasando a otro tema dieron las 5 de la tarde y el
segundo candidato llego.

-¿se encuentra Armando?

-¿Mario?

-¿Alexa? No sabía que eres hermana de Armando.

-entonces tu eres el chavo con el que va a salir hoy.

-así es.

-ahora entiendo porque nunca me hiciste caso.

-sí, lo siento.

-nadamas trátalo bien es que anda un poco sensible como su ex novio lo engaño.

-sí, se lo que paso, todo el colegio lo sabe.

Ahí fue cuando hice mi aparición espectacular.

-¿Qué sabe todo el colegio?

-nada importante, creo que es hora de que nos vayamos.

-pásensela bien, diviértanse.

Justamente cuando íbamos saliendo de mi casa vi que venía Rem, lo primero que
vino a mi perversa mente fue “véngate” y si, tome a Mario de su cabeza y lo
comencé a besar. De reojo lo mire, puso una expresión de dolor tan grande que por
un momento me sentí culpable. Y vi pasar el recuerdo de cuándo se beso con esa
chava, me sentí usado, pero por lo menos, ya me había vengado de el primero, solo
faltaba Jazmín.

El juego terminó
Saliéndonos un poco del tema, te voy a contar algo, hace un mes, casi, íbamos
caminando Alexa y yo por una avenida y vimos como una señora paso con su
camioneta, una camioneta pequeña, entonces como si nada seguimos caminando,
entonces me percate de que se paró a medio camino como a 50 metros, y le dije a
Alexa:
-qué onda con ella.

-creo que se puso en pausa.

Pero lo chistoso es que de pronto se empezó a mover de nuevo la camioneta, pero


ahora de reversa, parecía una loca a 150 km/h creímos que iba a arrollarnos, pero
no, solo se siguió de reversa, de reversa. Que original. No sé qué tiene que ver esto
con mi historia pero quería desahogarme.

Había llegado el día, en el cual se iban a unir todos mis pecados en uno. La boda era
el momento que estaba esperando sabia que tendría una idea brillante.

Digamos que una de mis prioridades es que las cosas se hagan bien, el día de esa
boda no iba a ser la excepción, y dije, tengo que dar lo mejor de mí.

Fase número uno, hice un pedido especial a un periódico al que siempre le pedíamos
que publicara noticias de la familia. Por su puesto, el director del periódico es amigo
de mi papá, así que le hable por teléfono.

-¿disculpe me podría comunicar con el señor Arturo Arreola?

-si el habla, que se le ofrece.

-Arturo, que gusto hablar contigo, Soy Armando hijo de Dante Estarda.

-Armando, que gusto, ¿y que me cuentas?

-ya sabes aquí disfrutando de la vida

-me parece muy bien que pienses de esa forma. Pero dime, ¿en qué te puedo
ayudar?

-es que tengo que pedirte un favor muy grande, de un paquete especial.

-suena interesante, ¿de qué se trata?

-es que va haber una boda mañana y en la sección de espectáculos necesito que
publiques la noticia del año, es que Jazmín, la novia le es infiel a Gonzalo su futuro
esposo, ya sabes, así que me gustaría que contribuyeras a una buena causa.

-muy bien, solo porque me caes muy bien, y por ser hijo de mi amigo.

Otra de las cosas fue localizar al ex novio de Jazmín, te preguntaras, ¿el que tiene
que ver en la boda? Es muy fácil, con una o dos mentiras piadosas, se logran mil
cosas. Hice el propósito de buscarlo hasta debajo de una piedra, en este mundo todo
se puede…

-Av. Serdán No. 58, esta es la dirección que busco. Y aquí está la casa, voy a tocar.
Temeroso de lo que pasara toque el timbre. Salió un chavo, que se caía de bueno,
dije lástima que es parte de mi plan, y pensé porque esa maldita tiene a los hombres
más guapos.

-hola, tú debes ser Rodolfo.

-sí, ¿te conozco?

-no, pero después de lo que te voy a decir, no me vas a olvidar nunca.

-ah órale, pero pasa.

Lo que lo hacía más interesante es que estaba bien grandote Rodolfo.

-y según tu, que es lo que no voy a olvidar…

-escucha, digamos que soy como un tipo ángel del bien, que se aparece cada
temporada haciendo buenas acciones, hasta donde sé, tú fuiste novio de Jazmín creo
que eso lo sabe mucha gente.

Lo que no quería contarte es que Jazmín es modelo y pues aparecía mucho en las
revistas de espectáculos ya te darás una idea por eso es que supe lo de su novio,
regresemos a la historia.

-entonces me entere por una fuente confiable que ella sigue sintiendo algo muy
profundo por ti.

-deveras, es que y la neta me porte muy mal con ella antes de cortar.

-el tiempo es el que cambia a las personas y a algunas las cambia más que a otras. El
problema es que se enredo con un patán, ahora se tiene que casar parece que la está
obligando, a simple vista dirías, pero que chica tan feliz, pero si supieras cuánto
sufre, por dentro esta gritando ¡auxilio!

-eso crees, pues si se trata de eso, estoy contigo, ¿Qué hay que hacer?

-si has visto las películas cuando dicen “hay algún impedimento para que esta boda
no se realice” ahí entras tu…te aseguro que lo recordaras toda tu vida al igual que
Jaz.

Ese fue casi todo el plan, no muy brillante, pero el fin era cumplir la voluntad de
Yazel y de paso vengarme, dicen que la venganza no es buena pero para mí lo que
digan las personas me vale.

Al parecer, Gonzalo era el único que no leía el periódico, ya que dieron las 12 del día
y él ni enterado de que en el periódico se encontraba la noticia del año:
“Quiere dos a la vez”

La famosa actriz Jazmín Aidé, tras su próxima boda con un profesor


llamado Gonzalo, le pone el cuerno, estas son unas fotos que le
tomamos con su amante, en un famoso restaurante…

Pero para estar seguro de que todos se enteraran de la boda y hacerlos pasar un mal
momento, me encargue de dejar unos periódicos en la iglesia, para que de una u otra
forma se arruinara la boda. Y en mi casa.

-apúrate Armando, no podemos llegar tarde a la boda de tu profesor.

-ay mamá, pero si ya estoy listo, el que no se apura es mi papá, sabes que, mejor nos
vamos a adelantar Alexa y yo.

-si mamá, es que tenemos que ver a la novia, parece que este día va a ser
inolvidable.

Salimos de casa, y en el camino llame a Rodolfo…

-yo te aviso cuando ya esté todo listo, espérate en donde te dije, hasta que recibas
mi señal.

-ok, confío en ti.

Y como no lo iba a hacer, si yo soy el chavo más confiable del mundo, llegamos a la
iglesia, dije, tal vez esté haciendo algo que va a perjudicar a muchos, pero que más
da… Dieron las doce y la misa tenía que empezar así que para pasar desapercibidos
nos vestimos elegantes y con gafas (que original)

Sacerdote: vamos a comenzar la misa (o no sé como sea cuando empieza la misa


pero ya lo escribí)

Al verlo tan emocionado junto a ella me sentí tan desdichado, sabía que tenía que
pagar. Ya que empezaba dormirme en misa el padre pregunto que si se aceptaban
mutuamente para amarse y bla bla bla

-¿hay algún impedimento para que esta boda no se realice?

Antes de que fuera demasiado tarde entro el tercero en discordia, y es que ya sabes
lo que dicen “tres son multitud”

-¡yo me opongo!

Todos se quedaron como diciendo “qué onda con este”


Jaz: ¿Rodolfo?

-sí, y vine aquí por ti porque aun te amo, desde el día que terminamos no pienso en
otra que no sea tu.

Desde algún lugar se oyó una voz que dijo “miren debajo de los asientos, hay
periódicos comprometedores” ahí se enteraron todos de la noticia del año, que digo
del año, del siglo, ¿y quién había dicho lo de los periódicos? Pues yo, nadie tiene una
mente más brillante que la mía. En la confusión de todos los que participaban en el
vergonzoso evento Alexa y yo intentamos huir, pero…

Gonzalo: ¿alguien me puede explicar qué pasa?

Jaz: es que yo no entiendo nada.

Rodolfo: es que a mí me dijo un chavito que aun me amabas y que te ibas a casar con
un patán pero que tú no lo quieres. Ah pues mira es ese que ya se va con la chava de
negro…

Gonzalo: pero si son los hermanos Estarda Alon, lo debí sospechar, que mal jugada.

Pues te acuerdas que le dije que Jaz seguía sintiendo algo muy profundo por el ah
pues era odio lo que sentía. Lo que no había visto eran las fotos comprometedoras
del periódico, y su madre le dijo:

-Gonzalo ya viste lo que hay en el periódico.

-¿no que hay?

-Jazmín te es infiel.

Su pequeño corazón se partió en mil al leer la nota y las fotos lo peor es que traían
las fechas y todo así que era imposible que se negara la traicionera.

-¿me puedes explicar que es esto?

-es que…

-sabes que, esta boda se cancela.

Aun pude ver como cayo arrodillada al suelo mientras Gonzalo se alejaba de ella y
venia rumbo a Alexa y yo.

-¡corre Alexa!

Salimos entre el alboroto, y Gonzalo venia atrás furioso, solamente recuerdo que
subimos al auto y que nos perdimos a kilómetros de ahí, ya había cumplido mi
objetivo, pero no tenía una satisfacción al contario, me sentía de lo peor y Alexa se
paro en un camino lejano.
-¿ahora qué?

-presiento que algo malo va a ocurrir.

-no presientas, la verdad algo demasiado horrible va a ocurrir.

-tengo que pensar en algún plan.

-¿plan? Ahora me doy cuenta que ayudarte no fue bueno, que culpa tenía el, no le
veo el caso andar de acá para allá arruinando vidas.

-tienes razón…

Baje del coche y camine unos pasos, quede estático, no pensaba en nada, solo era
una piedra en el camino, como un estorbo, no sé que le dio a Alexa, que se dio la
vuelta y se fue, dejándome a mi suerte.

Hora de partir
Te imaginas huir del lugar donde has vivido siempre, comenzar de nuevo una vida,
pues la verdad no lo había pensado…

No sabía que pensar ni que hacer mucho menos, ¿o a caso me lo merecía? La


respuesta estaba en el aire un sí o un no, ¿Qué hago? Me preguntaba, y sé que
aunque haya hecho mal no me merecía lo que me iba a merecer desde ese momento
en adelante, a lo lejos de la carretera vi un jeep muy bonito, pero la sorpresa que me
lleve es que arriba venia Mario mi pretendiente mas reciente. Se paró a un metro de
mí y bajo de su jeep…

-¿Por qué tan solo?

-es que estoy meditando.

-a claro y mi abuelita anda en bicicleta.

-no lo hago para convencerte.

-está bien al parecer no estás del todo bien, ¿problemas con los padres, con tu
hermana?

-el problema soy yo, desde siempre he querido que se hagan las cosas a mi voluntad
y he lastimado a todo el que se me acerca, mis amigos se van de mi por mi forma de
ser, no sé qué hacer.

-te entiendo la verdad yo soy igual, me gustan las cosas a mi modo y no me importa
si les cuesta, o si perjudico a alguien.
-creo que tenemos algo en común…

-si quieres te puedo llevar, el camino es largo y puedes exponerte a muchos peligros.

Solo me daba por mi lado ya que el real peligro era el sin yo saberlo, era como un
lobo con disfraz de oveja, discreto pero con pensamientos perversos. Íbamos de
regreso.

-que te parece si nos vamos a dar una vuelta por ahí, la verdad tengo ganas de estar
un rato a solas contigo.

Me sonaba algo raro ya que no me podía confiar del todo de un chavo que apenas
conocía, pero en el estado que estaba cualquier cosa que me alejara de mis
problemas era bueno.

-oye Armando y ¿alguna vez has estado con un hombre?

-claro, todo el tiempo convivo con ellos en la escuela y en este momento contigo.

-no, yo me refiero a que si has hecho el amor con alguien.

-ah pues desde ahí hubieras empezado, claro lo hago todo el tiempo.

-¿en serio?

-obviamente que no, la verdad no estoy para esas cosas.

Me miraba con lujuria y deseo, sabía que algo no andaba bien y que algo malo podría
pasar. Así que se paro en un lugar baldío, las cosas se empezaban a poner feas, si era
lo que sospechaba era mejor que empezara a correr, cuando me disponía a bajar del
jeep, le puso seguro a las puertas.

-creo que ya es hora de regresar.

-¿regresar? Pero si esto apenas empieza, te digo algo eres un niño muy ingenuo, y
cuando quiero algo lo consigo y desde que te vi supe que te iba a hacer mío (que iba
a abusar de mi)

-oye ya párale a tus bromas, no me gustan.

-esto no es una broma, ahora no te resistas.

Se desabrocho el pantalón y me acorralo, me comenzó a tocar pero me resistía, no


iba a dejar que me hiciera nada malo.

-¡suéltame no me toques, déjame! ¡Auxilio!

-nadie te va escuchar.
Al tratar de defenderme el me dio un golpe tan fuerte que quede inconsciente,
solamente recuerdo la expresión de su cara de maldad, fue inevitable que abusara
de mi. Me violo y después me dejo tirado en la tierra, al despertar me dolía todo mi
cuerpo, aunque no estuve consciente en el acto me sentía humillado, como una
basura pisoteada, sin un poco de dignidad, ¿qué podía hacer? Solo tirarme a llorar.
Pasaron las horas y no tenía consuelo, sabía que algún día iba a tener relaciones,
pero iba a ser con el hombre de mi vida. Sin un rumbo fijo comencé a caminar
pensando que hacer, para este momento todos ya sabían la verdad de todo lo que
hice y quién era yo, la única alternativa era huir, y dije, ¿Por qué huir? Si tengo todo
lo que necesito, a mi familia. Se hizo de noche y llegue caminando a mi casa, toque la
puerta y…

Dante: todavía tienes el descaro de venir a esta casa, yo no entiendo, pensé que te
daba todo, casa, escuela, buena vida, buena ropa, de todo nada te falta hay cosas
que algunos chicos desearían.

-déjame explicarte

-Pero que es lo que haces tú, vas y arruinas una boda, arruinas la vida de dos
personas que se quieren, las fotos que mandaste eran un fotomontaje barato, acaso
yo he hecho algo así de malo como tú, claro que no, siempre he tratado de darte un
buen ejemplo, el mejor diría yo.

-pero no sabes en realidad como fueron las cosas.

-ya lo se todo porque tu hermana me lo dijo, crees que sea correcto enamorarse de
un profesor, por lo menos hubiera sido una maestra, pero no, te enamoraste de tu
maestro de educación física, me avergüenzo de ser tu padre.

Fueron las palabras más duras que en mi vida me dijeron, me acabo por completo, ya
no tenía ni casa ni papá ni nada.

-pero no te das cuenta de que me violaron.

-ese ya no es mi problema tú te lo buscaste, preferiste contarle a otras personas de


que eras gay, acaso ¿las demás personas valen más que yo? Eso fue lo que más me
dolió que no me tuvieras confianza, si desde un principio lo hubieras hecho te
hubiera comprendido, y te habría apoyado para que fueras feliz. Que eso era lo más
importante. Ahora ya no sé lo que siento. Mejor vete y no vuelvas, que para mí ya
estás muerto.

Era lo único que quería, estar muerto para no saber de la realidad tan horrible a fin
de cuentas, me lo merecía. Lo mejor era irme definitivamente a un lugar donde no
me conocieran, no supieran quien soy y de donde vengo, como pude en esa noche
contacte a varias personas las cuales me ayudaron para irme. Sabía que el dolor solo
era el comienzo y que si nunca experimentaba el dolor nunca iba a saber que era la
verdadera felicidad.

Huir no es la mejor solución, pero en mi caso era lo más conveniente. Recuerda que
aun en los momentos en que más te encuentras solo alguien en algún lugar esta para
ayudarte.

Amanda
Cambiar el estilo de vida a veces no es fácil, pero cuando estás obligado es la mejor
opción. Era la madrugada, como las 5 de la mañana, el sol se empezaba a notar, yo
listo para partir, con mis sueños rotos, ilusiones hechas pedazos, una maleta de aire
en donde llevaba recuerdos de toda mi vida, tal vez el error hasta ese momento fue
guardar todos los recuerdos vanos, de mi niñez y parte de mi adolescencia, mi
destino se llamaba “aúne” una pequeña ciudad que no sabía que existía pero que ahí
estaba, contacte a mis contactos secretos(valga la redundancia) y me ayudaron a
llegar hasta allá, la verdad estaba lejos de donde yo vivía, demasiado lejos. Ya eran
como las 5:45, el camión dio marcha, afuera de mi casa deje una nota que decía:

Mamá y Alexa me voy lejos para no causarles daño, mas del que ya hice, recuerden
que el final del camino siempre encontraras la recompensa (no sabía lo que quería
decir ese mensaje la verdad me lo dijo Yazel) y díganle a Dante que no le guardo
rencor, que para mi igualmente ya no existe.

Era mala onda lo que le decía pero de igual forma se deberían sentir culpables, no sé
porque, pero debían. Rumbo a mi destino recordé que buenos momentos pase,
como la vez que me toco ser anfitrión en una entrega de premios, en la cual mi
pareja fue Yazel, siempre estuvo conmigo, los premios fueron a las mejores bandas
de música creo que no te había contado que tenía una banda de música, a mi me
dieron una por mejor voz y mejor letra, es que yo componía. La canción se llamaba
“siento que te ofendo” que más o menos iba: te fuiste lejos, te fuiste lejos, no eres
nada ve, te convertiste en un recuerdo, en humo que se va… esa temporada fue la
mejor, semanas después, se desintegro la banda y dos meses después Yazel se fue
para siempre. Triste final para una gran banda, me acuerdo que Rosario era una de
mis fans, cuando empezamos a promocionar nuestro primer demo ella ya lo tenía y
lo cantaba por todas partes. Era padre saber que a alguien le gustaba la música que
hacíamos. Y en otra parte lejos de mi…

Rosario: ¡debemos encontrarlo sin él no voy a vivir!

Alexa: pero no sabemos nada de él, me siento demasiado mal, no debí dejarlo.
Rem: no sé que voy a hacer pero lo voy a encontrar, así pasen 20 años lo voy a
encontrar.

Regresando conmigo…

Llegue a mi destino, era normal la ciudad, nada impresionante, el punto era llegar a
él spa más famoso de ese lugar, debía de contactar a Miss Berenice, que era la
dueña. Camine preguntando de acá para allá, hasta que por fin di con el lugar, era
mejor de lo que me esperaba, entre y me vieron como bicho raro la verdad me veía
fatal, la ropa horrible y mi expresión era de un vagabundo, lo mejor de todo es que
las chavas que estaban ahí, me trataron muy bien.

-buenas tardes ¿en qué le podemos ayudar?

-busco a Miss Berenice…

-¿tiene cita?

-no, vengo de parte de Arnulfo Ramos.

-entonces… usted debe de ser “Armando” lo estamos esperando, mandamos a una


de las chicas pero al parecer no lo encontró, pero no se preocupe que ha llegado al
lugar indicado.

Me dieron la bienvenida y toda la cosa y te preguntaras ¿qué tiene que ver esto con
la historia? Muy fácil, me mando para allá un amigo, entonces la condición era que
debía de trabajar con Miss Berenice, la chica que me atendió se llama Patricia, pero
de cariño le dice Paty. Me bañe, ya que desde el día anterior andaba igual, y lo mejor
de todo es que conocí a la Miss.

-hijo, tú debes ser Armando, ya me dijeron todo tu historial, lo siento mucho,


solamente por que se ve que eres un buen muchacho, te voy a ayudar, quiero que te
quedes aquí a trabajar y por supuesto te voy a dar hospedaje.

-se lo agradezco tanto.

-no hay de que, oye pero sabes que, se va a ver muy raro que un chico trabaje con
tantas chicas, te digo algo, estuve pensando mucho, la verdad se me ocurrió una
idea.

-¿ah si?

-me comento Arnulfo que tienes tendencias, tú me entiendes.

-si claro la entiendo


-ah pues estuve pensando que en vez de ser un chico te cambiemos la apariencia
Para que te veas como una chica, tu cara es muy refinada y tu cuerpo es como de una
chica, espero no te ofendas.

-claro que no, para mí es un halago, y claro acepto su propuesta, nunca se me


hubiera ocurrido algo tan brillante. ¿Pero, como me voy a llamar?

-que te parece AMANDA.

-¡es perfecto!

Todo ese día me la pase con las chicas del spa, son bien chidas me contaron todo lo
que hacían y lo bien que las trataba Berenice, al siguiente día comenzamos con la
transformación, primero buscamos ropa de chica, ya que la compramos, llegamos a
la estética y me probé muchas pelucas, vimos el maquillaje, solo que había un
pequeño detalle, que seguía siendo un chico. Pero no me iba a operar, aparte de que
era ilegal no estaba en mis planes. Así que lo dejamos asi. Me maquillaron, me puse
la ropa de mujer y vuala, era oficialmente una chica, por cierto muy bonita, en ese
tiempo tenía 13 y pasaron 5 años hasta que era toda una señorita. Lo malo es que en
todo ese tiempo se había presentado un montón de pretendientes, a lo que yo solo
los ignoraba. No había olvidado a Rem, pero al parecer el ya se había olvidado de mí,
no supe nada de él, como si la tierra se lo hubiera tragado.

En otro lugar…

Rem: aun no doy con él, pero te juro que lo voy a encontrarlo, cueste lo que cueste,
no pierdas la esperanza.

Rosario: yo también tengo esa esperanza, pero cuídate mucho. Hay muchos peligros
en donde andas. Te paso a Alexa.

-entonces no sabes nada de mi hermano.

-no, parece como si se lo hubiera tragado la tierra.

-ten fe, lo vamos a encontrar, tengo que colgar, hasta pronto cuídate.

Había pasado ya bastante tiempo que no veía a mi mamá ni a Alexa, en verdad las
extrañaba, igual que a Rosario.

Paty: ¿qué tienes Amanda? Sabes que no me gusta verte triste, eres de mis mejores
amigas y te quiero mucho por eso me preocupa lo que te pasa.

-es que no se si te acuerdas que una vez te conté sobre un tal Rem, fue uno de los
chavos que mas quise, pero me traiciono, y te aseguro que si me dieran una razón
lógica de lo que hizo lo perdonaría y regresaría con él, y algunas veces pienso que eso
ya no es posible.
-si te sirve de consuelo, se que lo vas a volver a ver, algo dentro de mi me lo dice.

Sin saber de antemano que él seguía buscando a aquel amor algún día traiciono,
pero que en realidad nunca lo hizo, algo difícil de entender ya que, todo estaba en un
mar de ideas, algunas sin razón y otras sin respuesta. Dicen que el tiempo sana todo
pero a mí el tiempo no había curado ninguna herida…

Lo único que me quedaba era esperar a encontrar mi destino, a saber quién era en
realidad, si un chico lleno de rencor hacia las personas que me hicieron daño, o una
chica que salió de la nada, y como dije, el tiempo lo decidirá, te digo una cosa, ahora
que has leído mi diario solo te pido un favor, guarda el secreto ya que por ahora solo
seguiré siendo simplemente Amanda.

¿FIN?

Похожие интересы