Вы находитесь на странице: 1из 9

/ C_?[, N f: "- / :

I

LOS MúLTIPLES CONCEPTOS DE LA EDUCA C IóN

EDUCACIÓ N Y PEDAGOGíA

La pedagogía puede considerarse desde diversos puntos de

vi s t a . Para algunos es el planteamien t o y la solución cie n t íf ica de los

p r oblemas educativos . Para otros, el conjunto de reglas o de

no rm as que rigen , o deben regir , la actividad educativa . No nos

in te r esa, po r aho r a , discutir la e x actitud de esas definicio n es .

la

pedagogía y n o s p e rmit e n in t r oduc ir nos e n nues tr o tem a. Si se analizan las defini c i o n e s f o rmu l ada s , se n ot ará, e n amb as, la re-

Lo im po rtan te es

que nos enf r e nt a n co n el obi eto p r opio de

fer e ncia a lo educativo.

gía trabaja siempre c o n la educació n, y cualqui e ra se a el c o n-

cepto que de aquélla se adopte, no puede discutirse que su vi-

gencia y su sentido le vien e n d e s u objet o pr o pi o : la educación. Por cierto que existen múl t i p l e s d e finici o nes de es e objeto y

div e r s a s manera s d e e nt e nd e r s u ci e nci a . P e r o e st o no af e cta

e l h e ch o q u e a qu í que r e m o s p untu a l i z ar: u na cosa es la p e dag o -

g í a y ot r a l a ed u cación ; una cosa es el objeto y o tra, la c iencia

que de él se ocupa . Este p r incip i o v álido p ar a cu alquie r dis c i- plina , debe destacarse en el caso particula r de la nuest ra po r que

a l no estar aún definiti v amente const i tuída se la confunde a

menudo . con la educación misma , que , como tal, es una r eali dad ,

un proceso, un hecho o una activida d concreta. En otras pala -

b r as: la pedagog í a es la disciplina, el estud i o o el conjun to de

normas , que se ref i eren a un hecho o a u n proceso o a cti v i dad,

l a educación . Por su parte, de la educac i ón como realidad viva

surgen los p r oblemas que el esfuerzo teó r ico y e x pe r i mental del

homb r e i ntenta resolver y reunir en un siste m a o c u erpo de doc-

t ri na o de nor m as capaces de e x plica r el f enó men o de la educa-

ció n , e n ta n to r e ali da d, o d e c on ducírlo, en tanto actividad. Ah o r a b ie n; h emos d i cho qu e el sentido y la vigencia de la

d is ciplina pedagógica procede de su objeto, esto es, la educación.

Ci e n c ia, pr o b le ma o r e gla, la pedag o -

4 LOS MÚLTIP L ES CONCEPTUS DE L A EDUCACIÓ N

De ahí que esté condenado al fracaso todo intento de entender la estructura de la pedagogía si ' previamente no se busca por lo menos un acercamiento al concepto de la educación. El des- arrollo de este concepto, con la mayor amplitud posible, es lo que nos proponemos en primer término.

EL PEDAGOGO FRENTE AL CONCEPTO DE EDUCACIÓN

La primera característica que se enc u entra de la educación al buscar su concepto es lo que podría llamarse su human i dad . Aparece siempre como un proceso del cual el hombre es autor

e intérprete, juez y parte. Del animal, cuando más, decimos que

es "adiestrable" o "domesticable", pero no "educable" , Esto lo reservamos para el hombre - y a ve r emo s más adelante de qué manera . Aquí interesa señalar que la humanidad de la educa- ción es el primer inconveniente que le sale al paso al pedagogo cuando quiere definirla. Recurramos a una comparación : el físi -

co , el químico, el mate má tico, como todos los que cult ivan las

c i enc i as que co mún mente denomi na mos e x actas y natur ales , pu e -

d en darse el lujo de med i ta r ser en am ente sob r e su c a mpo d e t ra-

ba j o y ci r cunsc r ib ir lo , de lim it ar Io , medi a nte la obse rv ació n d es -

ap a sionada , l a espec ul ac i ó n d esint e r esa d a o el e x pe rime nto qu e

p uede ser r epetido e n condiciones p r opic ia s p ara s u r e a l iza c ión.

Estos investigadores no v en comprometida , al men os e n f o rma inmediata, su propia humanidad ; pueden abst r ae r se de ella y se r neutrales f r ente a lo s fenómenos que estud ian. N o o curr e l o mismo con los t r aba j adores de las ciencias gene r alm e n te de n o- minadas humanas, l a s que por su mismo objeto envuelv en al in - vestigador mismo, que es un hombre , en su propio juego . No puede el soc i ólogo ser t o t a l mente neutral frente a los mo v imien - tos sociales, ni el psicólogo p r escindi r de su experienci a pe r so - nal, ni el que estudi a c i entíficamente la religión dejar total - mente de lado algunas de sus creencias subjeti v as . Esto tam- biéñ le S u cede al p edagogo : se si e n te in v oluc r ado en el proceso

que estud i a que es na d a m e n os que e l educat iv o, e n e l cual ar r ies-

ga , de una o de ot ra ma ne r a , su p r opio destino ju n t a mente con

e

l de su comunid a d . P o r a lgo Ka nt ll a mó a la educ a c i ón "la más

g

r a n de a v e nt u ra humana"; po r a lgo e n nu est r o s dí as espe r a m os

de ella l a sol u c i ó n p ara t o d os nu estr os ma les soc i ales; po r algo ,

cuan do l os p oseemo s , l e adjudi c am o s todos los bi en e s .

(si es q u e así pu e d e d ec irs e ) pa ra

dar un conce pto objeti v o de la educación está pue s en la huma-

El prim e r inc o nv e ni e nt e

SIG NI FIC A D O ETI M OL ÓGI C O D E LA EDU CA CIÓN

5

nid a d mism a de quién debe definirl a, y depende en gran pa r te, de su ubicación en el mundo , d e sus inspi ra ciones p r ofu n das y

d e sus aspiraciones m á s a ut é nt i c a s. Quiz á en ello resida la gran - deza y la miser ia de l a pedagogía. Quizá por ello no termine de constituirse la ciencia pedagógica como un sistema cerra do y definitivo . No es sólo por e s a razón, como v eremos más ade- lante, pero es razón que v ale l a pena destacar pa r a comprende r , aunque más no sea median a mente, l a disparidad de tendencias que se reflejan en los múlt i ples y a veces disímil es conceptos de la educación.

LA ETIMOLOGí A Y SUS DOS SENTIDOS

La s egunda dificultad p a r a defini r la educación surge de la

m i sma etimología del término . Etimológicamente , la palabra educación procede del lat í n

e duca re, que significa " cria r " , " nut r ir "

d ucere, que equ ivale a "s aca r", " lle var" o " cond u ci r d esde den -

t r o h acia af u e r a " .

h a d ad o n acim i ento a

y de ex-

o " alimenta r",

E sta d ob l e eti m olog í a

d os ' a cep c io n es q ue , po r 10 m e n os a p r i m e r a

op u e s t as . Si se a ce p t a la primera, la edu ca c ión es un proceso d e

alim e ntac i ón o de a c r e centami e nto qu e s e e j e rce d e sd e fuera ; si,

d e una crianz a o

de u na a l ime n t ac ió n medi an te pr es i ó n e x te rna, sin o de una co n -

ducc i ón , de un enc auza m i e n t o d e di s po s i c io n es ya existent es e n

e l s u jet o que se e d uc a. L o s d os s e ntid os q u e e s as raíces e t imo -

lóg i cas sustentan h a n recib i do , r espect i v a mente , l a califi cac i ó n de acrec e ntamiento ( ed ucare ) y de cr e cimien to ( ex-duc e r e ) , y

constitu y en lo s concepto s centr a les de dos ideas d istinta s d l a

educac ió n que a tr a v és del tiempo h an l uch ad o por i m p o n er .

e n c amb i o , se ad o pta l a se gunda, ya no s e trata

vi s ta , r es ult a n

Es t a mis m a oposic i ón sirv e a lo s ped a gogo s de hoy p ar a di s t i n -

gui r la llama da educación trad ici onal , de c o rte int e l e ct u a l i sta,

con p r edominio d e l educador sobre el e ducando con v

pa s i v o r e c eptác ulo de conocimien tos, de l a e du c a ción 111/"

rtíd

n

p r o gresiv a , basad a

d a d del alumno 1.

en l a a cti v id ad, la lib ert a d y I

P n

 

1 So bre

l a opo s i c i ó n

d e l as d o s

I

Í g n iúcad o s

q ue

d e a qu é ll as

se d e r i v a n ,

mana (p: \o :s . 2 5 y 2 6) .

Tam bién

r

. , l c es

v

c llmo l ó

I

d I 1 r n l n n

• • I hl t 1 '11 ,, "

/ 1" N /" 1

y.1

6 l e d

Ju n M f tN O VANI .

,la

t i c JIlIo" D nw Y. ¡"'/IM,I_"

M/(" If''''",

\•. t

¡.tM"/IH~"~

h

/1

1 . 0 M Ú I ~ ' f l l ' L ES C O N C EPTO S D E LA EDUC A CIÓN

¿ PUE D E SAL V ARSE LA OPOSICION?

La an tinomia (oposición), a primera vista insalvable, entre

e l c oncepto de educare y e l de ex - duc ere, entre influencia exter-

na y d e sarrollo interno, entr e acrecentamiento y crecimiento, no re siste a un anál i sis pr o fund o , desaparece ante él. Ello es así, porque no se trata de términ o s t e óricos, idead o s p o r el h o mbre y abstraídos por su pensamiento, sino de hechos reales como los que el hombre se enfrenta continuamente en la misma vida.

Si se piensa en esa antinomia se comprenderá que la exage- ración de cualquiera de sus términos es il í cita, y no está de acuer- do c o n la realidad. El alimento espiritual que viene desde fuera, y el d e sarrollo _ qJ ¿ ~ r ea li zan - nu estras prop i as fuerzas interiores, no son ni excluyentes n i opuestos. El hombre no puede prescin-

~ ~ n su formación, de los poderes q u e constitu y en su cir cuns -

t ~ ncia L . p 1. ! ~ s aun , 9.ue no lo quiera penetrará sutil e insens í ble - "

mente en su ser. Pero tampoco su subjetividad es una materia dós il que se a d a p t e fácilme ñ t e a ' cualquier influencia e x trañ a . La educación (como p r esió n e xt erio r ) no puede hace r la' todo hasta el p unt o de modela r a cap r ic h o la vida ind ivid u al, mas

tampoco es t a vi da puede . c onfig ur a r se con t o t al de s p reci o d e su

c ir cunstan cia n a tur al , soc ia l y c u lt u ra l . Puede , pues , o b i en p r edom in a r l a influe n c i a e x terna o b ien la disposición inte r ior o capacid a d para el des a r r o l lo, pe r o el predominio de una no significa el to t al aniqu i lamiento de la ot r a.

HETEROEDUCA CIÚ N y AUTOEDUCAC I Ú N

de la an t inomia entre edu c a r e y e x -tluce re esta-

mos en co n d i c i ones de considerar las formas de la educación

d , es ~

, A part ir

el ~ punto _ ~ e v ista de _s ~ di ~ cción. lQUe queremos s i g ñifi-

ca~ al hablar de l a di reeci o n de la ed uc ac i ón? Simplemente, que el ~mino reco rri do po r la educación como influen cia (educa re )

es mverso al q u e s i gu e la educación como desar r ollo desde den- tro (ex-d u ce re) (el p u nt o de referencia es, po r cierto el su -

jeto u J L ~ . e~ u ca - : - S i e l p r oceso educativo se organiza, ~e e jer - ce y se Impone d e sd e fuera y desde a rr i ba, debe hablarse de hete r oed u caci ó n ( de l g ri e go ñeterée, q ue s ignifica " otro" o "dis-

t into") . S i , e n c ambi o , el proce s o educat i v o recor r e la dirección

i ~ v ersa , es t o e s, nac e del indi v id u o mism o , para d esde él a p r o -

p ia r se de lo qu e l e es e x t e r i o r y conf o r marlo a su individualida d

L A EDUC A CIÓN, PROCE S O DINÁMICO

7

debe hablarse de auto educac i ón (del g r iego, autó8, qu e q u iere

d ec Ir "uno - mismo" o "propio").

.

-- H eté roeducacié n y a , utoeducac i ón son , pues, l a s do s for~as

que -en primera instancia y desde el punto de vista de su direc-

ci6n- presenta la educación . Al mismo tiempo constituyen do s

posibles definiciones de la misma. A ambas les son aplicab l es las mismas consideraciones hechas para educare y ex-ducere , para acrecentamiento y crecimiento, En consecuencia no deben interpretar se como términos opuestos o contrarios, sino como dos aspectos o momentos de una misma realidad, o de un mismo

la heie :

el hom-

bre se forma, de acuerdo a una voluntad autónoma de d~sarrollo interior. Ninguno de estos modos puede darse aislada y abso - lutamente, como si nada tuvieran que ver entre sí . Se comple- mentan, se Insertan el uno en el otro , se sintetizan en la vida misma. La mejor manera de e x presarlo se r ía ' formulando un idea l educati v o : si po r la h eteroed u ca eión el ho m b r e es forma -

d o y p o r la au t oedu c a ción se f o rm a a s í mism o , tod a e du cació n

auténtica es a qu ella q u e l o ayu d a a f o rmars e . L o ha di c h o m ejo r

p

r oceso que

roeducación

rec í be e( nombre g en eral de educac i ón. En el hombre es formado ;en la auto educac i ón

Mauric ~ ~ e s se :

crearse a sí mismo" ,

"La e ducación no crea al h o mbr e , lo ayuda a

.

LA EDUCACIÚN COMO PROCESO DINAMI C O

Conform e a l o expuest o ha s t a a q u í puede n d a r se t r es c o n -

c eptos de l a educa c i ón :

1) La educación es una i nfluencia e x terna que configu ra al i ndividuo (heteroed l uo o c i ón);

desarrollo inte r ior que hace que e l

in d ividuo se configure a sí mismo (a , utoe d ucación);

3) La educación es u n p r oceso que ' Proporciona a l in div i d uo los medios para su propia configuración (h et e r o y auto ed u c a c ión reunidas) . Si se analizan las definiciones p r eceden t es se comprob ar á

que en las tres la educación se presenta como un a a c c ión qu e puede se r . ejercid a sobre los demás (heteroeducaci é ti), o s ob re uno mism o (autoed ü cación). ' S í - d e spués de ese análisis bu sca-

mos la palab r a educació n e n el d i c cio nari o d e la len g u a encon -

t r a r e m os e l s i g u iente s i g nifica do:

2) La educació n es un

"Acción y efec to de e du car " .

, Las «ta pa s d. la ~ t l t l caci ' ;n . p ig .

139.

8 LOS M ÚLTIP L ES CONCEPTOS DE L A EDUCACIÓ N

Tomado literalmente , el concepto es más a mplio que los que h a s - ta ahora han surgido de nuestro estudio , po r que además de con - cebir a la educación como una acción nos la muestra como un efecto. En el lenguaje cotidiano ha y múltiples aplica c iones de esta misma idea , por ejemplo, cu a ndo decimos de alguien que " tiene educación " o " no tiene educación" , según sea su conduc- ta en el círculo social, circunstancia en la que hacemos referen - c ia a la educación como efecto , como resultado de un período de ejercicio, de aprendizaje o de experiencia. Si se tiene en cuenta ese sentido amplio de la p a labr a n a d a impide decir que la educa c ión es: a) todo proceso de influencia , de configuración o de desa r rollo del hombre, y b) el efecto d e esa influenci a, de esa configuración o de ese desarrollo . Sin embargo este concepto sólo puede aceptarse con a lgunas reser-

va s importantes ; s er á v álido si a la ide a de la educación-efecto

le ponemos un límite, si le negamos un valor absoluto . Para comprender esto ba s t a con ' a pelar a nues tr a p r opia e x pe ri encia p e r son a l . Ell a de m ue stra que e n l a v i da t o das l as a dq u i s i ci ones

o conquist a s n o so n m ás qu e l a b as e de nue va s ad q ui s i c io n es y

c o nq u i st as q u e s e m od ific a n a la luz de n ue va s p osib i lid ad e s y d e nue vas rea li zacio n es. Lo qu e aprend e mo s h o y sir v e para a p r e n der m aña n a o tra co sa s up er io r y e s mo difi c ad o y r e é l abo-

ra do por lo nue v o qu e s e i n co r po ra a nuest r o hab e r in te l ect ual o

mo ra l . E l efecto educ a ti v o n o e s , p u e s, lo d efini t i vo e i nmóv il s in o u n p e ldaño p ar a p o st e rior e s a s c e nsione s, La r e a li da d en - seña q ue l a educació n es por es en c i a u n acto, u n ']JToces.CJdiná-

m ic o qu e n - ;C e -- c o ne í ' h o m b~e y muer e con

qUE } ., é stee s c ap a z , a un qúe co n d lvers < ? smati c es y g ra do s, de f or-

él, e l ! J a medida e j;

l1 ' } . a rsey d e recibi r influ e n c ias a lo la r go de tod a su v id a .

S i n emb a r g o , l a - i d ea d e l a ed uc ac ión como ef e ct o E a r ec ~

r J uer z a 7 n e ra o m i ñ lO

e a viera s oc Ia r y c ultur a l .

t ener m ay - o

En é l crist a liz a n c i er tasfó r m as e institucione s

ej e mplo l a e s cu e l a ) , co n ca r áct e r obj e tiv o y no individu a l ; y l a e du ca ci ó n m is m a se convi e r t e e n u n c u er p o cu lt u ra l e h i s tó - r i c o qu e , c omo ta l , i n tegra la c ul t u ra t a m b i é n ob j e ti va de u n p u e - blo o de l a hum an i dad . Es t o h ace po s i b le e l a n á li s is d e l a e d u- c a c i ó n c o m o sistem a q u e rig e en u n de te r m i n ado lu g ar y para una ci e r t a épo c a, como el resu lt ado de u na s e r i e de e l e m en t os qu e s e h an ido c ombina n do pa ü la t ina men t ep or l a a cción de l tiempo. Pero tampoco aquí e l s e nt i do p u ede s e r a b so lu to, p orq u e a sí como el indi v iduo se d esa r rolla y ca m bia, también cambia l a hum a n idad; d e l o co nt ra ri o no tendr í a histor i a. E n conse-

educ at i v - as ' (p o r

LA EDUC A CIÓN CO M O RE ALI D A D

9

c u enc i a tanto desde el punto de v ista i ndiv i dua l, como soc ia l y cu l t ur a l, la ed u cació n antes que un efecto o u n p r od u ct o d efini - tivo e inmutable, es un proceso dinámico que t i e n e un gran p od r de expansión y de crecim i ento.

LA EDUCACIóN COMO REALIDAD

Si una deten i da , ref l e x ión nos ha obligado a acep t a r c o n r e - servas el concepto de la educación como resultado o e f e e t o, por el mismo camino podemos llegar a sostener la posibi l idad de defi- nirla, sin limitacíones , como m ucho más que una . ac ci ó n, como una realidad, para cada hombre y para l a comunidad . Con ella, en sus múlt i ples formas, nos enfrenta m os d i aria - me n te. Por ella somos, e n g r a n pa r te, lo que so m os . Hay edu - cación en el afán de la mad r e pa r a enseñar a cam i na r, a hablar ,

a comer a su hijo pequeño, o po r darle una no rma de vida; l a

ha

y e n el esf u e r zo del maes tr o p o r i nc ul car n os co n o cimi e ntos y

de

sarro l l a r n uest r as apt i t ud e s; la h a y e n el a migo que quie re

tran s mitimos un s e nt í míento : o en e l adv e r s ario que quiere c o n-

v e nc e rnos de nu e stro error, y de la v e rd a d de sus creencia s; la hay en la acción anónima del sabio que lucha denodadamen te por

iluminar

cia sutil de la sociedad que , sin sentir lo, nos impregna d e su s usos, sus costumbres y sus normas c o nv e ncionales, y hast a , en l a n a tur a l e z a misma q ue nos ayud a a configurar el car ácter .

T o da nuestr a v i da es e l frut o d e un pe rmanen ! e contac to d

nu estr a s u bjetiv i d a d co n la s l n f l u e n Cl a s - e xt e ri o r e s que recha -

zsmos , aceptamos o t ran sfo r ma m os - ; - p e ro · q ~ ei1üi1éli e stán

tes s mo muy presentes y en forma concret a y r ea l . La educación es también una realidad en l a v ida d e l as co -

algo más el cami n o del hombre

La hay en la presen -

aus n -

'-

-

~

-

muni d ades . P a; . r a com " Rr e n { erlo ~ esprec t so _ ~ ela r a l sent ido d .

lo rea l . En SU acepción más am !ia real es lo inse rt o n e l espa -

cio y e ñ : e T ti empo _ ; lo que está en el espacio y se d e sen~u e l v 11 e l t i empo . De que la educación se dese n vue l ve e n el ti empo n hay ningu n a duda, puesto que t i e n e hi s to ri a ( la histori a d 11\ . educación) ; está dotada de temporalidad y con d e nada a su i r , en su estructu r a y en su forma , la e v olu ci ó n q u e s ufre n l as cultu - r as en las di v ersas épocas . Est á tamb i é n e n el espaci o porqu la vida de cada pueblo se des arr oll a d en tro de un á mb ito f í al' , del i m it ado po lític a y g eog ráficamente. Al decir l a «edu c a I 11 argentina» no n o s ref e rim o s sólo a un conju n t o d e instituci n

lO

LOS M ÚL T I PL FlS C O N C EP TOS DE LA EDUCACIÓN

y d e i d eal e s qu e se re al i zan

b ié n a un cuad r o físico en que esa realización

en un deter~ina.do

tie~po,

sino ~m-

fue y es posible.

LA INTENCIóN EDUCATIVA

visto las formas

la dirección del proceso educativo (hetero y auto educación) . Las

Más arriba hemos

de la educación según

consideraciones

y como realidad, - en sus conexiones

y natural, nos imponen la tarea de distinguir

bles de aquélla.

que sigue el proceso correspondiente,

ción que lo guía, mejor dicho, apoyándonos

hechas sobre la educación

como acto dinámico

con 1:;1 vida social, cultural

otras formas posi- según la dirección

de la inten-

Pero esta vez no lo haremos

sino a partir

en el hecho de que

la influencia

ciente o in CO ñ sci e Ir te ment i -

educativa puede ejercerse eón o sin intención, cons- ----

De acuerdo

a este criterio la educación

puede ser ~ ósmif .a

o ~ sistemática. Se ha dado en llamar educación cósmica a la in-

fluencia de los factores , fenómenos y elementos

mos) en su más amplio sentido (esto es, lo que rodea al indi -

v iduo)

cación es inconsciente (no se propone deliberadame n te

p r o-

educa r);

que inc i den sobre el hombre y lo configuran . Esta ' edu-

del mundo (cos-

asistemática (sin sistema ni orden),! lmetódica

(no t i ene

cedimientos predeterminados),

Obrap- º .u cc;ign

a hablar, escu c han d o; a comportarnos,

natural, espont ~ nea y r :! fle ' a.

de ' prese l l ~ i ª Y _ P Q t j Il1pr ~ _ @aci<ln; aprendemos

experimentando

l a rela-

ción social con nuestros semejantes ;

sentimientos y pa r ticipando

tuando. En general, todo ambiente, natural

función educativa que se involucra en la educación cósmica.

a sentir, viviendo nuest r os

a actuar,

de los de los demás;

ac -

y social, cumple t i na

La educación sistemática es una forma más restringida que

l

a anterior - , Es la que se imQ . ~ ~ e en la escuela,

entendiendo

que

és ta supone

una relación voluntaria entre alguien que educa

y

l

g uien que es educad O . S e caracte r iza,

a . diferencia

de la

cós-

mica , por el definido propósito de educar o de ser educado

y es,

r> r lo tanto, consciente o intf !

' !E . ~ l ! na" !~etódica ya1: J ificial.

Al decir q u e la educación sistemática es una forma ' más res-

1 in i d a que la edu ca c ión cósmica , queda ya

señalada la relación

pr m rdia l

q ue a mbas

m ant i enen

entre

I

en

s vínculo,

lo que pue de hacerse

ml i v lt lual y 1 socia l . Ind ividualmente,

s í . Pero conviene insis-

desde dos ángulos:

el

esto es, en el desa r rollo

" l. i X t 11 la , In e ducaci ó n c ósmica es anterio r a la s i s t e má-

C ONCEPTO GENER AL DE LA EDU C A C I Ól ' l

11

tica ; pues antes de sufrir la influencia

metódi ca de és t a , f u era d

ella y después

de ella, sufrimos

otras influencias

qu e , sin pro -

ponérselo ellas ni quererlo nosotros, nos dotan de d es trezas

in te-

lectuales Y sociales y de normas morales.

Desde el pun to

de

de la hu-

has t a

que hizo su aparición la escuela propiamente di,cha, como órgano

especialmente encargado de transmitir

y normas, tarea y el grupo

vista social ha sucedido 10 mismo, pues en la historia

manidad la primera escuela del hombre fué la comunidad,

determinados

para la cual ya resultaban

social .

contenidos

ineficaces la familia

Otra relación: la educación sistemática depende de la cós -

mica, que le proporciona elementos para cumplirse.

ción sistemática

Una educa-

na-

concebida

con total olvido de los factores

turales

y sociales del medio en que vive está condenada

cómo la escuela juega

al fra-

el papel de conden-

caso, y ya veremos

sadora y de seleccionadora

ambiente .

de las in f 1u e n e i a s difusas

del

UN CO N CEPTO GENERAL DE LA EDUCACION

Pu n t u ali zadaa están

las diver sas

formas de lo educati vo

y

a

l g u nas

de s u s mu c has pos i b i l i dades

de defin i ción .

Pero todas

. e l l a s, tomadas sepa r adamente,

no muest r a n

más que aspectos

parciales o incompletos del complejo fenómeno educacional .

nos hace necesario intentar su r eunión en un concepto que po r

lo menos comprenda sus facetas fundamentales .

habremos formulado

bado a una visión sintética de todo lo expuesto precedentemente,

La

Se

De conseguirle

l

'

un concepto general

de - la educació n y arrr -

. ,

Ese concepto general nopuede

ser otro que el siguiente:

educación es la formación del hombre por ~lledio de una influen-

cia exterior consciente o inconsciente (heteroeducacién.), o por

un estímulo, que si bien proviene

de algo que no es el individuo

mismo, suscita en él una voluntad de desarrollo autónomo con-

forme a su propia ley (autoeducación). La fórmula dada abarca al fenómeno

de la educación en sus

diversos rasgos. Primero

mación del hombre),

se trata · en segundo término ,

rácter

lo hace por su fin más genera l (fo r-

de qué formac i ón

con el c a -

aunque no especifique

que le es propio

nos pone en contacto

en tanto

de influenci a

h eter o educac ió n

i"

- oonsciente (educación s i stemática) o i nco n s cient e ( e d uc ac ión

c ós mi ca) ; en tercer

lugar , y final m e nte,

comp rende

e l s nti

12 LOS MÚLTIPLES CONCEPTOS DE LA EDUCACIÓN

de la educación como desarrollo autónomo (auto educación) pero

sin dejar de reconocer que ese desarrollo

el apoyo, por lo menos, de un estímulo externo:

en su afán

número de notas, ese concepto cae en el defecto de una excesiva

en un único golpe de vista el mayor

no puede cumplirse ' sin

Claro es que,

por abarcar

generalidad y amplitud. pero no podemos quedarnos

formamos con ella, no cumpliremos con

todo loposíble

En cierta forma es lo que

en esa sola id e a general . el propósito

buscábamos, Si nos con- de agotar en

el concepto de la educación.

De ésta también hay

sea

o pueda ser cualquier cosa de las que el hombre hace, para con-

vertirIa en un proceso de sólida fundamentación

una idea restringida

que evita el riesgo de que la educación

científica.

MODOS DE LLEGAR AL CONCEPTO RESTRINGIDO DE LA EDUCACIóN

A la idea restringida

el primero,

de la educación puede llegarse por dos

del concepto de la educación como

caminos:

a partir

actividad intencional. (educación sistemática); el segundo, te-

niendo en cuenta el proceso educativo general, y haciendo de la

. educación

(en sentido estricto)

de ese nroceso.

uno de los momentos precisos

LA EDUCACION COMO ACTIVIDAD INTENCIONAL

Al hablar

de las formas

de la educación

desde el punto de

dijimos que la forma eistemática es más

restringida,

ella y de ella depende.

educacjón, bajo su forma consciente, es una actividad intencio-

n a l que, como tal, cumple con el propósito

otros o de formarse

vista de la intención,

menos extensa

que la cósmica; que es posterior

a

Con ese criterio puede afirmarse

que la

a

definido de formar

a uno mismo : . Desde este punto

de vista

, r e qU iere la pre~encia - qel - educ _ ador (ser _ formado)

y del edu:

canao (ser no formado o inmaduro),

viva y concreta que se den o mina acto educativo o pedagógico.

Én la heteroeducacuni los dos términos

que entran

.

,-

en la relación

:

en la auto educación, es el mismo individuo quien se convierte en

el educador

del acto son d í ferentes

-

.

~

-----

-

de sí mismo .

--

- - - ~

Aunque refiriéndose gogos contemporáneos

sólo a la heteroeducacum, dos peda-

han e x presado este concepto restringido

MOMENTOS 1J~L PROCESO EDUCATIVO GENERAL

13

de la educación como acción voluntaria: "influencia consciente

sobre el hombre

(Jonas Cohn) 1; "actividad

tos tratan

110". (Wilhelm DiIthey) 2.

la vida anímíca de los seres en desarro-

dúctil e inculto con el propósito de formarlo"

planeada mediante

" "

la cual los adul- '

de formar

MOMENTOS DEL PROCESO EDUCATIVO GENERAL

.

la idea de la educación,

aún más de lo que se ha hecho en el punto anterior, es conside-

:Laclª-d . eJ1tro del . proceso educativo . general

La segunda manera

de restringir

como uno de sU SiñO -

mento s o aspectos; Con ese propósito llamamos proceso educa- tivo general al conjunto ' de influencias - que se ejerceñ s o bre el

s e r par a - configurarlo,

y s oci aC sino también biológico.

ca nzañü únicamente al hombre,

p asible de adaptarse a ciertas influencias domesticación y al adiestramiento.

El proceso educativo mitarse perfectamente

este proceso al-

no sólo desde el punto de vista espiritual

Así entendido,

sino también al animal

que es

que lo conduzcan

a la

se cumple eI f é ' tap a _ §A ue pueden deli -

a pesar de sus r ~laciones mutuas.

continúa

Se i ni- con l a

c u hnina r co n

la auto educ ación ,

deben ser tomad o s

en su v a l o r d e su

de l a edU CA -

que surgen

amplio

cia con la c r ian z a, sigue con el adiestramiento ,

instrucción y la _ e ci- ucaciónpara,

A c l ar - ; ' mos que aquí los términos

más limitado olvidando todas las sinonimias uso vulgar, además del mismo significado ción que antes hemos desarrollado.

La crianza es una conducción

que se mantiene

. e n e l pl a n

biológico y cuyo fin primordial es asegurar la subsis t encia

r

l -

nica del ser. Puede adoptar la forma de "aliment ació n", el

"cuidado", de "protección" o de "abrigo".

la misma función "cultivo" .

Es, en ot ro t r· n , con l a ti rru : \111

que el agricultor

cumple

El adiestramiento es un paso más adelant e. -Bu sca l a i o n I

tución de hábitos, de mecanismos que p e rmita n

adaptarse y reaccionar adecuadamente teriores y que le son imprescindibles su vida natural y social .

a

a l ind Iv du o

itll l\ '¡ W I ( x

fre nt e

par a l a f liz r d !~1 (,1 ti di

Tanto el tuiiesiramienio como l a criomea, i

cables al, hombre, no trasciend en

e l pl an

'Td

I

bi 11 I(

1011

mt /'1 ltH 111.1

p1.

111

1

¡ ' eda,o r: 1 a

F undam' · /I¡ ' . ¡

/undd " ",'al,

l ntr o ou cc' ¡ ' n .

1 ) /1 , 1 ',

d . IIn sI S I,m "

d, P . t I /t#/ t Il'n ,

1 " li t .

r.

l .

"A ••

~~

L O S MÚLT I P LE S CONC E PTOS DE LA EDUCACIÓN

m al . Ya c on la instrucción entramos en la esfera propiamente

hum a n a, para hacer posiOl e a ea u c a C i ón y la autoeducacién.

P o rque e l hecho . de que todos los - sen a lád o " ! fsean momentos dis-

tintos, no debe hacemos olvidar que pertenecen a un mismo

proceso en el que cada etapa depende de la que le antecede y pre- para a la que le sigue. Aún más, en el acto educativo concreto pueden darse simultáneamente, . sobre todo la instrucción y la

e ducación.

LA

INSTRUCCIÚN

Un pedag o go argentino, Saúl Taborda, ha escrito que la

" i nstrucción es un concepto que alude al momento en que la re-

l a ción educando-educador se supedita a un bien objetivado" l.

L a idea de Taborda es perfectamente comprensible si se piensa

n e l mecanismo de la instrucción. Utilicemos un ejemplo: una

l

e cc ión de historia. El profesor debe en ella transmitir ciertos

c

o n te nidos (fechas, nombres, sucesos) y el alumno aprehender-

l

os y re tenerlos, Ambos se supeditan, pues, a la ley de esos con-

t

nid o s cuya forma y estructura no depende de ellos, ya está n

la b o rados y no son subjetivos, sino objetivos. Al elabo r ar l os co mo c ontenidos para un conocimiento , el historiador l os ha

t r a nsf o r mado en bienes de cultura supraindividuales . Pe r tene - n a todos, están en los libros, en la vida social misma, o quizá n l a me nte del profesor. Si es esto último, en cuanto el maestro

I xpre sa, los comunica, dejan de ser exclusivamente suyos a c on vertirse en propiedad de todos los que los aprehenden . d m á s , para comunicar un contenido instructivo (materia,

es tudio) lo primero es no deformarlo sino respetar la

1 ' 0 ma y e l f ondo que le son propios. Igualmente la aprehensión

l! m d e

un TI que e l c ontenido debe captarse tal cual es. Quien así no lo h nga m e recerá una reprobación. Es claro, entonces, que tanto i I iro 01 ' como e l alumno están, en la instrucción, supeditados

, In I y d 1 bien objeti v o que el primero transmite o enseña y el

\j 1111« ap r e h e nd e o aorende. Por otra parte, lo~ dos momen -

1,0 i lit 1 in t ruooum, t r ansmisión o enseñanza y aprehensión o

111)'1'/ ?/(li~aj , n i c tan s ólo a la capacidad intelectual de quienes

En este acto no hay relación

/11 "L ( ))1 n d 1 acto instr uctivo .

I

, d

ntr

n str o y alu mno , sino i ndirecta a t r avés del bien

0

11

I

I

VI do <tu

transmi t e o se apr ende ; en él no importa en

 

I

, ,jf / 'I ' ,

/ 1/"" ",111,4,' nI. vol . l . t omo

ca p. IX. pAg o 300 .

LA EDUCA C IÓN EN EL PRO CESO EDUCATIVO

principio , más que la ley del bien o del contenido instruct ivo qu está en juego . Todo esto queda dicho sin perjuicio d e a firm ar que la transmisión de un contenido educativo puede ten er p r o -

y e cciones que trasciendan lo meramente intelectual, y "ed ucar"

además de "instruir" . Si hemos hecho esa separación taj ant e ha sido únicamente para explicar el significado de la inst r uc - ción en su sentido más estricto.

LA EDUCACION EN EL PROCESO EDUCATIVO

En la instrucción propiamente dicha no hay contacto direc-

to de hombre a

y alumno, subordinándose

materia de estudio a transmitir o a aprender. Se trata de un contacto meramente intelectual y mediato 1 en el que la direc- ción del proceso está determinada por la estructura del contenido.

sino un vínculo externo entre maestro

ambos a la ley del bien cultural o

~ duca ~ ón

va _ mu ~ ho J llás ~l lá. ~ puede Pr: ~~ J _ ~ _ di ! : - º e J a

instrucc ión, ni del bien objetivo , pero apunta al valor que tras

A sí por ejemplo, más que e l conocimiento e s -

t fi C w a el n ec} f o - l i i stó r ico le interesan las energías espirituales (entusiasmo , admi ración, respeto , pat r iotismo , etc .) que ese

ese b i e n s e ocu l ta.

hecho p u ede despe r tar . Pe r o pa r a

v a mente en l a ley de l c ontenido a transmitir sino principalmen t e

en l as capacidades y disposiciones que el alumno tiene para

ap r ehenderlo o realizarlo. En ella hay relación directa de hom -

en la cual la influencia del educado r - pa r t e del

e uca : hoo , entr a

t amen t e cOn e l a la búsqued a - d el va l or - que f ódo- bien cultural en-

cierra . Desde este - punto de vista es, propiamente hablando, una "con úccíén espiritual". La educación, más que el intelecto,

apunta - a ' laper á onalídad total del educando, y para ello se vale

de una influencia intencional y metódica que se centra sobre el

bre a hombre,

log r a r lo no se fija exclusi-

en contacto con él y lo eleva, o se eleva conjun-

educando, y que hace del contenido a transmitir un medio para

el desarrollo de las potencias del ser

inmaduro. N o otra cos a

surge del concepto que de la educación da el ya citado Tabord a :

"Hacer deliberado y querido, regido por un pensamien t o e sp e- cífico y propio que S~~propone formar y fomentar a u n ser h u - mano de acuerdo a sus posibilidades valiosas" >.

1 " Mediato" en la medida en que el bien educativo s ir ve d e me d io Y. e n cier t a m i l .

nr ea J se "in t erpone"

e nt re

el educ a do r

y el educando .

• O b . cit . • vo l . l . t omo 20, cap. X . 1 , pág i na . 30 1 .

16 LO S MÚ LTIP L ES C ON CEP TOS D E L A E V UCAC i ~~

EDUC A C IÓN . F OR MAC Ió N y A UTOE DU C A C ION

Por encima d e la educación en el proceso educ a tivo gener a l se ubica l a a u to e ducación cuyo concepto ya hemos dado (volun- tad autónom a de formación) . Pero entre ambos (educación y autoeducac i ón) se filtra otro t é rmino, el de fo r mac ió n, cuyo uso es muy frecuente en materia pedagóg i ca, como puede com- probarse en estas mism a s p á gina s. Parece afectar por igual al significado de l a educa c ión y al de la a uto educ a ción . Y esta dualidad del término tiene su razón de ser. Participa de la edu- cación porque cuand o ésta es aut é ntica debe culminar en [or-

m ación o co n f i g u rac ió n p ersona l del ser, e J ! el desarrollo de su

[ ornt r t J '-ºp. } a (la p a l áb n i /orma c ¿un

pero en tanto e sa f o rm a pr o pi á ' T á n i1 z á todo lo que p as a a su tra- v és y le impone su ley, ya n o p u ede - hab l arse estrictamente sino de ' auto educación ,

nace i, ! st a mente de forma)

En consecuencia : v ist a como uno de los mo m entos del pro-

ceso ed J l ~ a. tL v Q

co n scient e que se cu mp le m edi a nte una a ut én tic a conducoion.

g ene raL ~ d uc ~i ó ~ ~ e l iw{ t a a se r una a ctivid ad

e sp iritüá l ,' aun s i s t e ma q u e posee su sent i do y su s n o rmas dis-

tmt a s e m e r a men t e ín s tr u é t ivo, S e d ef in e po r e l pr opós i to d e

el ev a r al " hombre a p ar ti r - , de sus pos ibi l i d ad es , para de jar lo l os umb ra les de la a ut ono mía. R e n é Hub e rt sostie n e qu e "es una

tutela que tiene po r objeto conduci r al . se r h a s t a

que no tenga y a necesid a d de tutel a" l . En esa f ras e del pedago -

gq francés es tá c l a ra me n te expr es ada la u n ida d , l a co n t inui d ad,

y la intención del pro c eso que nos inte r es a c omp r ende r , L a

educació n a ' unt a . - ª

ind i vidual que s e a p r opi a d e los el ementos que la escuela o el mundo le p r opo r cion a n para d a rles su sello peculiar . Con ello

la

! ;!f o rma c ión . Est a es des a rrollo de la f m , - m a

en

e l punt o e n

educación

h a con v e rtid o en a ut o ed u cac ión .

RE S UMEN D EL CA P f TU L O 1

a)

L a edu ca ci ón e s e l o b jet o d e l a p e d agogí a. Frente a l fenó me no edu-

cativ o , re a l y s ingul a r, Ia p ed agogía e s el es tud i o de es a

rea li dad , o

b )

e l conju nt o d e n o rmas q u e reg u la n e s a a ct ivi d ad . N o pu ed e e n t ende r s e l a n a t u rale z a de la pedagogí a si p re v iame n te no s e f orm u l a u n con c e pto de ed ucac ión .

c)

L a s difi cu ltades para formular e s e co n c epto pr oce d e n, n o s ó lo de la

,

Tra t ado

de ptdallOlllo f,"" al ,

sexta p a r te,

c a p. n I,

4 , pág . 614 .

RESU M EN DEL C A P Í TULO 1

17

complej i da d d e l f e n ó me n o que se qui er e de f i ni r , s in o tamb i én del t ipo d e relación del invest i gador (el pedagogo) con su campo d e tr a bajo (la educación). Frente a él es difícil permanec e r neutral. d ) E t imológ i cameri t e l a palabra edu ca c ión tiene dos sent i dos . Uno que procede de educa se (= criar, alimentar) ; otro que proviene de e x- ducere (= sacar, llevar, conducir de dentro hacia afuera) . . e ) Conceptos deri v ados de la etimología: 1) educación es el proceso de alimentac i ón que mediante una influ e nc i a externa ac r ecienta el se r biológ i Co y espiri t ual del hombre (educare); 2) proceso de encauza- miento o de conducción de disposiciones ya exist e ntes en el ser , que se propone la configuración física y espiritual del ser (e x -d u cere}, f ) Equi v alencias que surgen de la etimología : 1) ed u ca r e - influenc i a externa - acrecentamiento; 2) e x -ducere - desarrollo interno - crecimiento .

g) La antimon i a educar e : ex -duc e r e es superable. Ambos términos t ra- ducen las direccion e s del proceso educat i vo : 1) presión de arrib a ha- ci a a bajo , o sea del objeto al suj e to ( e ducar e ); 2) desa r rollo desde d ent r o (e x -duc ere ) ,

h) Formas de la educación según l a di r ección del proceso : h e t e roedu c a - ción (influencia externa) y autoeducacién. (desarrollo del sujeto con - f o r me a u n a v olun t ad au t ó n o ma d e formación). No ha y opos i ci ón en t re es t as form a s . S e complem e ntan . To d a educ a ció n a utén tica e s a quell a q ue " a yu da a l h ombre a cr earse a sí m is m o ".

i ) T odos los concepto s a n t e ri o re s pr esent an

a la

educ ac ió n c o m o un

j )

p r o ceso, c om o u na acción que s e cumpl e p o r u na influencia, por u n

d es arr ollo o p o r am bas c os as a la vez . S in emb arg o , t a mbi é n e s p o- s ible c o nc eb irla c o m o un efect o o un re su l t ado . Est a i d ea d e be ac ep- tarse con r ese rva s , y uniénd o la a la ant e ri o r, pu ed e culminar en e st e concep t o de la ed u c aci ón : E duca ción es to do p r oce so d e in fluenc i a , d e

configur ac ió n o de de s a r r o l lo de l h omb r e , a l m i smo t iempo qu e e l e fe c to de es a inf lue n c i a , d e e sa co n f igurac i ó n o d e es e desarroll o . No obst ant e , s i emp r e y po r encima de su va lo r c omo efecto o r esul - tado , la edu ca ción ha de tomarse co m o un pr o c e so d inámico .

k) Una de l a s ca r acterísticas

centrales de ese proceso es s u realida d par a

la vida ind i vidual y c o lect iv a, su concreta v ig en c ia en la e xper i e n cia de c ada hombr e y e n l a histor i a de los pueblo s y c ultur as. 1) L a real vigenc i a del proceso educativo obliga a con s id erar a l a ed u ca - c i ón no sólo c o mo una influenc i a que un ind ivi d u o p u e d e ej erc e r s ob r otros conscientemente, sino también como l a ejercid a por factor oa d l a na turaleza, de la sociedad y de l a c u ltura que edu can por s u 8 1 acción de presencia , s i n propon é rselo ellos , ni sen t irl o no s ót ro s .

m)

La i n tenci ó n o el p r opó si to ed uc at iv os , si rve n , p ues,

par a d t e rm l n

"

según existan o no, otras dos fo r m a s d e la ed 1 lc ac ión : có s m ica ( I n n cien t e, ametódic a, asistemátic a, e s pont á nea y natural) y 8Í8t mdU "

n )

(consciente , inte ncional, m etód i ca y a rt ifi c ia l ). Conc e pto a mpl i o d e l a educ a c i ón integr a n d o los e l e m ento s b t n d o hasta a quí : Form a c i ón d e l homb r e p o r medio d e un a ln f l u n 1 x L I ri o r cons ci ente o i nconscie n te (h eter o educaci ó n ) o p o r un t í mu l 1(11 s i b ien n o pro c e de d el ind i viduo mismo, s u scita en é l Un V 11111 I ti

 

d e desarro ll o a ut ónomo , c o nf o rme

a s u p ro pia l e y ( au t o áu 0, 0

) .

o)

Maneras de formul a r u n co n cepto

re s tringido

d l a du n lón : 1) t u

 

IH

1 . 0 S M Ü r,TIP LES CONCEPTOS DE LA EDUCACION

 

m

á ndola

únicamente

como influencia inte n c i onal ; 2) limitándola

a

s

e r un o d e lo s momentos del proceso educativo general .

 

n)

D e f inició n

s eg ún

el primer

punto de vista:

"Influencia

consciente

so-

bre e l ser dúctil

e inculto

con el propósito

de formarlo"

(Cohn);

" Ac -

ti

vidad planeada

mediante

la cual los adultos

tratan

de formar

la vida

a

n í m i ca

d e los seres

en desarrollo"

(Dilthey).

q ' M o mentos del proceso educativo: c r ianza, adies-tramiento, instrucción,

1')

s

)

e du c a ci ón !I auto educación.

L a educación,

be

se propone formar '1 fomentar

s

r ado

y querido,

valiosas "

i bilidades

. mO ' m e nto d e l proceso educativo ueneral: "Hacer deli-

regido por un pensamiento

a un ser humano

(Taborda),

específico

y propio

que

a sus po-

de acuerdo

E ducación (en sentido estricto)

una tutela no t e nga

y autoeducación : "La educación

al ser hasta Hubert ) .

el punto

es

en que

que t i ene ya necesidad

por obje t o conducir

de t utela "

(Ren é