Вы находитесь на странице: 1из 5

¿Por qué una psicología del deporte para los deportistas jóvenes?

Muchos niños están fuertemente implicados en deportes organizados. El deporte es una


de las pocas áreas de la vida del niño en la que éste puede participar intensamente en
una actividad que tiene consecuencias significativas para él mismo, sus compañeros, su
familia, y la propia comunidad.
La experiencia deportiva juvenil puede tener efectos trascendentales de por vida en la
personalidad y el desarrollo psicológico de los niños.
La práctica de deportes organizados no es algo que beneficie a los niños de manera
automática. El desarrollo del carácter, liderazgo, deportividad y las orientaciones de
logro no tienen lugar mágicamente con la mera participación. Esas ventajas siguen a una
supervisión adulta competente a cargo de responsables que comprenden a los niños y
saben cómo estructurar programas que les proporcionen experiencias positivas de
aprendizaje.

¿Por qué los niños practican deporte?


La mayoría de los niños practican deporte por divertirse, hacer algo para lo que estaban
dotados, mejorar sus destrezas, hacer ejercicio y ponerse en forma, estar con amigos y
conocer gente, y competir.

¿por qué los niños interrumpen su practica deportiva?


Entre otros motivos se incluían:
- No estaba tan dotado para ello como pensaba
- No era lo bastante divertido
- Quería practicar otro deporte
- No me gustaba la presión
- Me aburría
- No me gustaba el entrenador
- Los entrenamientos eran demasiado duro
- No era lo bastante estimulante

IMPORTANCIA DE LA PERCEPCION DE COMPETENCIA


Maureen Weiss llego a la conclusión de que los niños que presentan percepciones de
baja capacidad para aprender y ejecutar destrezas deportivas no participan (o
abandonan), mientras que los que persisten exhiben niveles superiores de percepción de
competencia.
Una tarea importante de los educadores deportivos y entrenadores juveniles consiste en
descubrir formas de aumentar la autopercepción de capacidad de los niños.

ABANDONOS DEL DEPORTE EN GENERAL Y DE DEPORTES ESPECÍFICOS


Los responsables del deporte juvenil necesitan saber si los jóvenes están dejando los
programas para iniciar su actividad en otros deportes o si están abandonando la
participación por completo.
Necesitamos distinguir entre jóvenes que abandonan deportes específicos y cambian de
disciplina deportiva, y jóvenes que cesan su implicación en todos los deportes.

CONSECUENCIAS PRÁCTICAS
1. La mayoría de las motivaciones que lo niños tienen para practicar deporte son
intrínsecas por naturaleza. No hay duda de que la victoria no es la única ni la
más habitual razón para la participación.
2. la mayoría de deportistas jóvenes tienen múltiples motivos para la participación,
no uno solo.
3. una minoría significativa interrumpe la practica por razones negativas, como la
falta de diversión, exceso de presión o la antipatía hacia el entrenador
4. tras las razones descriptivas alegadas para el abandono de la actividad, se halla
la necesidad del niño de sentirse valioso y competente. Cuando los jóvenes se
sienten valiosos y capaces de llevar a cabo una actividad, tienen la inclinación a
participar. Si no se sienten confiados respecto a la ejecución de las destrezas,
tienden a retirarse.

Si comprendemos las razones por las que los niños participan en el deporte, podemos
potenciar su motivación mediante la organización de los entornos que mejor satisfagan
sus necesidades.
Al subrayar el establecimiento individual de objetivos en el que los niños comparan sus
ejecuciones deportivas con sus propias pautas les ayudaremos a no prestar atención
exclusiva a los resultados de las competiciones y con ello será más probable que se
sientan competentes.
Los educadores pueden preguntarles si lo dejan debido a la existencia de conflictos con
otros intereses o al pobre nivel del entrenamiento, la presión competitiva, o lo poco
divertida que sea la capacidad.

Efectos del estrés y agotamiento


Los críticos sostienen que el deporte competitivo transmite niveles demasiado elevados
de estrés a los jóvenes, quienes con frecuencia sufren agotamiento por esta causa. Los
deportistas jóvenes no experimentan una competición excesiva, que ésta les enseña
estrategias de afrontamiento que pueden transferir a otros aspectos de su vida.

¿SUFREN DEMASIADO ESTRÉS LOS JOVENES DEPORTISTAS?


Los niveles de estrés de los deportistas jóvenes se han evaluado mediante el uso de
medidas de ansiedad estado administradas en situaciones competitivas. En la
competición, la mayoría de los deportistas jóvenes no experimentan niveles excesivos
de ansiedad estado.
Para Simon y Martens el estado de ansiedad era más elevado en la competición que en
los entrenamientos, pero la diferencia no era espectacular.
Los investigadores analizaron la influencia de la participación deportiva en dichos
rasgos y llegaron a la conclusión de que los jóvenes deportistas tienen niveles de
ansiedad rasgo a lo sumo solo ligeramente mas elevados. Además, en la mitad de los
estudios no se observaron diferencias.

ESTADO DE ANSIEDAD ELEVADO EN LOS JOVENES DEPORTISTAS


En determinadas situaciones específicas el estrés puede ser un problema para ciertos
niños. Los psicólogos del deporte están examinando qué factores personales y
situacionales están relacionados con el aumento en el estado de ansiedad mediante la
aplicación de diversas medidas de antecedentes y personalidad fuera del ámbito
competitivo, así como evaluaciones des estado de ansiedad en los entrenamientos, justo
antes de la competición e inmediatamente después de la misma

FACTORES SITUACIONALES DE ESTRÉS


- Derrota o victoria: los niños experimentan un mayor estado de ansiedad después
de perder que después de ganar.
- Importancia del evento: cuanto mas importancia se le da a la contienda, mayor
es el estado de ansiedad experimentado por los participantes.
- Tipo de deporte: los niños que practican deportes individuales experimentan un
estado de ansiedad superior al de los niños que participan en deportes de equipo.

Los responsables del deporte juvenil han de comprender tanto las personalidades de os
niños que constituyen el grupo de riesgo por altos niveles de estrés competitivo que han
de soportar, como las situaciones mas susceptibles de inducir un incremento del estado
de ansiedad.

AGOTAMIENTO (BURNOUT) INDUCIDO POR EL ESTRÉS


El agotamiento es un problema creciente en el deporte competitivo infantil y juvenil, y
se cree que aparece cuando os niños pierden interés a causa de haberse especializado en
un deporte especifico a un edad muy temprana, de dedicarle muchas horas, de soportar
una presión intensa, y todo ello a lo largo de varios años.
Una actividad que antes era divertida deja de serlo a causa del estrés que provoca. O
obstante, los jóvenes abandonan el deporte también por otras razones distintas del
agotamiento.
Los adolescentes que sufrían agotamiento en el deporte normalmente tenían
autodefiniciones unidimensionales, considerándose a si mismo como deportistas. Los
deportistas jóvenes que se agotaban tenían un control realmente muy limitado sobre sus
propios destinos. El control del destino de una persona a cargo de otra casi siempre se
traduce en un descenso de su motivación intrínseca.

IMPLICACIONES PRÁCTICAS PARA AFRONTAR EL ESTRÉS DE LOS NIÑOS


Los líderes adultos deben hacer esfuerzos coordinados para ayudar a los niños a
desarrollar la confianza mediante la creación de un entorno positivo y una actitud
también positiva y constructiva respecto a los errores. El estrés puede ser mitigado si se
reduce la evaluación social y la importancia de la victoria.
Terry Orlick ha ajustado la relajación muscular progresiva. Orlick y McCaffrey han
hecho las siguientes sugerencias:
- Utilizar estrategias concretas y físicas
- Utilizar estrategias divertidas
- Utilizar estrategias sencillas
- Variar los enfoques del mismo ejercicio
- Individualizar los enfoques de los intereses de los niños
- Mantenerse positivo y optimista
- Utilizar modelos

Las instrucciones generales como “simplemente relájate” o “puedes hacerlo” no bastan


para ayudar a los niños a controlar el estrés. Necesitamos desarrollar estrategias para
hacer que las instrucciones sean divertidas y que los niños las consideren pertinentes.

Practicas de entrenamiento eficaces


Con frecuencia, los entrenamientos concebidos para deportistas adultos de elite no son
adecuados para el desarrollo de los más jóvenes. Los psicólogos del deporte han hallado
muchas prácticas de entrenamiento que son efectivas con los jóvenes.

LO QUE DICE LA INVESTIGACION ACERCA DEL ENTRENAMIENTO DE LOS


MAS JÓVENES
Las observación de los entrenadores deben ser no solo positivas sino también sinceras;
dar información frecuente después de buenas ejecuciones, así como estimulo combinado
con información después de actuaciones mas flojas, esta relacionada con la eficacia, la
competencia y el disfrute; y el aprendizaje de un enfoque positivo del entrenamiento se
traduce en una reducción de las tasas de abandono de los jugadores.

CONSECUENCIAS PRÁCTICAS

1. cuando los niños estén haciendo las cosas bien, hacerles muchos elogios y
darles estimulo.
Alabarles con frecuencia. Añadir recompensas como una palmada en la espalda o
una sonrisa amistosa.

2. hacer elogios de forma sincera


El elogio y el estimulo son ineficaces a menos que sean sinceros. La falta de
sinceridad debilita nuestra credibilidad como líderes o entrenadores.

3. desarrollar expectativas realistas


Las expectativas realistas adecuadas a la edad y al nivel de capacidades del niño
hacen que para un entrenador sea mucho más fácil ofrecer elogios sinceros

4. recompensar el esfuerzo tanto como el resultado


Es conveniente premiar los esfuerzos tanto o más que los resultados

5. centrar la atención en la enseñanza y el entrenamiento de destrezas


Es conveniente diseñar entrenamientos que eleven la participación al máximo e
incluyan una gran cantidad de actividades y una diversidad de destrezas, así como
hacer que las instrucciones sean cortas y sencillas.

6. modificar destrezas y actividades


La modificación de las actividades para que éstas sean más apropiadas desde el
punto de vista del desarrollo es una forma excelente de asegurar el éxito. Es
conveniente utilizar las progresiones de destrezas adecuadas.

7. modificar las reglas para elevar al máximo la acción y la participación


Las reglas pueden cambiarse para asegurar el éxito y aumentar la motivación. Es
bueno modificar las reglas para aumentar el tanteo y la acción, ya que ello hará que
los marcadores sean más apretados y el juego más emocionante.

8. recompensar la técnica correcta, no solamente el resultado


Un error habitual en el entrenamiento de jóvenes consiste en premiar el resultado de
la aplicación de una destreza, incluso cuando el proceso de ejecución de la destreza
ha sido incorrecto.

9. cuando se corrigen errores, utilizar un enfoque desde lo positivo “tipo


sándwich”
Cuando un niño comete un fallo, en primer lugar hay que mencionar algo que hizo
bien. Esto ayudara a reducir la frustración derivada del error cometido. En 2º lugar,
se trata de dar información que sirva para corregir este último. A continuación, es
conveniente finalizar de manera positiva con una observación alentadora.
10. crear un entorno que reduzca el miedo a intentar nuevas destrezas
Los errores son una parte natural del proceso de aprendizaje. Hay que generar una
atmosfera estimuladora en la que la burla no esté tolerada.

11. ¡ser entusiasta!


Los niños responden bien a entornos positivos y estimuladores. Hay que alimentar el
entusiasmo. El entusiasmo es contagioso. Hay que sonreír, interactuar y escuchar.