Вы находитесь на странице: 1из 4

Guía pedagógica de trabajo para la construcción de agendas

ciudadanas y mesas deliberativas desde las Escuelas de Liderazgo


Democrático.
Esperanza Cerón Villaquirán *
Bogotá, D. C.
La pretensión de este texto no es otra que la de ofrecer una guía para el
desarrollo dentro de las Escuelas de Liderazgo Democrático – ELD, a
coordinadoras/es y tutores/as, quienes deben orientar la realización de las
agendas ciudadanas. Se trata de un primer ejercicio que esperamos
enriquecer pedagógicamente con el apoyo de todas las escuelas. Los
presentes elementos se han retomado a partir de la observancia de
experiencias previas, y sobre la base de detectar inquietudes que al respecto
se han formulado a la Coordinación de la Estrategia Educativa de Viva la
Ciudadanía.

¿Agendas ciudadanas?
Son planes estratégicos resultado de un proceso de deliberación colectiva
construida por un grupo plural de ciudadanas y ciudadanos, cuyo objetivo
es someter dicho plan a la interlocución e incidencia en los espacios de
poder locales donde se deciden las políticas públicas. En suma, una agenda
ciudadana es un instrumento político construido por la sociedad civil, con
miras a facilitar pactos sociales por el bienestar local.
Lo anterior conlleva la siguiente pregunta: ¿Por que la construcción de una
agenda ciudadana constituye un elemento pedagógico dentro de nuestra
estrategia de educación? A este respecto cabe señalar que las agendas
ciudadanas han sido concebidas como un momento culminante dentro de la
cohorte de cada escuela, mediante la cual se concretan las acciones que
encarnan aspiraciones de las y los integrantes. Construirla es en sí mismo
un proceso pedagógico, en tanto presuponen el encadenamiento de los
aprendizajes alcanzados, con las necesidades, aspiraciones e intereses de
los y las alumnas.
Algunas de las razones que cualifican el aprendizaje pedagógico del
“aprender haciendo” podrían ser:
• Porque ponen en evidencia la importancia de la conversación
ciudadana con un propósito común.
• Porque permite que ciudadanas y ciudadanos se sientan
protagonistas de su propia historia y de la historia de su localidad y
tiempo.
• Porque constituye una oportunidad de construcción colectiva.
• Porque evidencian que nuestros principales aliados somos nosotros y
nosotras mismas.
• Porque es escenario para la toma de múltiples iniciativas.
• Porque nos permite aprender a gerenciar nuestros propios proyectos.
• Porque permite empoderar en calidad de ciudadanos/as plenos a
quienes elaboran, gerencian e inciden sobre su propia agenda.
• Porque permite a ciudadanos/as del común entender de qué manera el
Estado les pertenece en tanto representación de los intereses
comunes de la sociedad.
• Porque al mismo tiempo fortalece a estos mismos ciudadanos/as en
un ejercicio autónomo como sociedad civil.
• Porque invita al rescate/toma del espacio público como escenario
deliberativo.

¿Qué características debe tener una agenda


ciudadana?
• Ser plural, incluyente y concertada, fruto de la deliberación colectiva.
• Quienes la construyeron deben reflejar su sentido de pertenencia con
ella, cualquiera de sus autores/as debe poder explicarla, sustentarla,
difundirla.
• Debe ser factible de alcanzar/negociar en un tiempo razonable, total o
parcialmente. Es decir debe ser construida sobre bases objetivas y
subjetivas realmente existentes (intereses, necesidades, sentires).
• Debe ser clara y fácilmente entendible por los sectores que no hayan
participado en su elaboración directa.
• Debería ser propositiva y no un listado de quejas o de mercado.
• Debe señalar la responsabilidad y corresponsabilidad de todos y
todas, incluidos quienes la elaboran/proponen.

Metodología en la construcción de una agenda


ciudadana
Recomendaciones para Coordinadoras/es y tutores/as:
• Durante el desarrollo de las diferentes sesiones de la escuela, se
debería poder brindar elementos para la construcción de las agendas
ciudadanas.
• Dado que se trata de ejercicios pedagógicos para la acción, se debe
tomar en cuenta que las y los integrantes de la escuela pueden venir
de sectores muy diversos, de allí la importancia de fijarse metas
realizables.
• Los integrantes de la escuela deben decidir si trabajan la agenda por
intereses comunes (por ejemplo un grupo desea trabajar el terma
ambiental y otro el tema educativo, o vivienda o servicios públicos); o
si por el contrario van a trabajar por agrupación de actores sociales
(por ejemplo maestros y alumnos forman un grupo, y demás actores
que son lideres barriales o campesinos forman otro grupo); o si por el
contrario la totalidad de los alumnos trabajan un tema común (salud,
educación, participación política, por ejemplo).
• Las y los tutores deben darse tiempo para orientar dicha elaboración,
apelando a diversos instrumentos participativos (cartografía social,
investigación-acción participativa, taller renacentista, etc.).

Sugerencias metodológicas
• Tomar en cuenta que la construcción de la agenda en sí misma es un
elemento pedagógico del aprender a “cómo hacer”, objetivo que debe
ser central para las/os coordinadores/as, tutores/as de las Escuelas.
• Motivar el dialogo franco, que todas las voces puedan expresarse
desde sus intereses, sentires y necesidades reales.
• Facilitar el dialogo de saberes pero recordar la necesidad del dialogo
de ignorancias (lo que no sabemos de las y los otros actores y temas).
• Facilitar la investigación sencilla de temas en los cuales hay vacíos
para el análisis y sustentación de los temas decididos.
• Apoyarse en la academia e investigadores locales.
• Apoyarse en otros miembros de la comunidad que hayan trabajado
previamente estos temas.
• Buscar conocer los argumentos de quienes sustentan políticas que
van en contravía de lo propuesto en la agenda ciudadana.
• Crear un ambiente de confianza, respeto e integración que facilite la
comunicación (técnicas de animación de grupo).
• Encaminar la construcción hacia logros posibles (priorización), formas
diferentes de incluir intereses diversos (por ejemplo de personas
discapacitadas, con opciones sexuales diversas, etc.)

Las Mesas:
Constituyen el ámbito de deliberación por excelencia para la consolidación
de las agendas ciudadanas, dado que es el lugar donde se suman nuevos
actores que pueden caber en la categoría de co-construyentes; aliados,
contradictores, apáticos, etc. Es el momento de ejercer la deliberación como
dialogo de saberes e ignorancias; como integrador de acciones y fuerzas
posibles, etc.

¿Cómo trabajar en las Mesas?


• Se les debe garantizar la más amplia y cualificada participación
(convocatorias abiertas, en lugares cómodos y horarios pertinentes,
etc.)
• Llevar la(s) propuesta(s) de la Escuela presentadas en forma clara,
visible de modo que sea de fácil comprensión para cualquiera. Es
importante que se señalen las razones que justifican tales propuestas,
la conveniencia común debe ser evidente.
• Una vez presentada deben recogerse las diferentes opiniones
garantizando respeto, inclusión, pero facilitando que el dialogo avance
hacia la concreción de tareas. Una recomendación es que de cada
reunión se obtenga una actividad, responsables y tiempos de
ejecución, los cuales puedan ser monitoreados en la siguiente reunión
de la Mesa.
• Las reuniones deben ser ágiles y evitar en lo posible las
disquisiciones interminables; es preciso que quienes coordinen las
mesas sepan técnicas básicas para el manejo y canalización de los
conflictos de manera creativa.
• Las mesas deben dotarse a sí mismas de una ruta de trabajo y acción
con tiempos, responsables y actividades integradoras del mayor
número posible de integrantes.

¿Que mínimos debería contener una agenda


ciudadana?
• Formulación de principales intereses, necesidades y sentires que son
comunes.
• Análisis de la coyuntura en la cual se dan estas problemáticas en la
localidad.
• Análisis de los actores y poderes locales involucrados en las
problemáticas. Mapa de actores y de aliados, contradictores, neutrales
y neutralizables, ganables; mapa de poderes.
• Con qué recursos contamos quienes proponemos esta agenda:
humanos, argumentos, económicos, políticos, culturales, etc. Mapa de
Recursos.
• Objetivo general y específicos de la agenda.
• Una ruta de trabajo para llevar nuestra agenda a la deliberación
pública.
* La autora es Coordinadora de la Estrategia de Educación de la Corporación
Viva la Ciudadanía.