Вы находитесь на странице: 1из 7

Libros de auto ayuda.

- [C:43124]
Burlonamente la vida se acerca a mi oído y me lo niega todo, los
libros de auto ayuda me dicen que realmente no es la vida quien
me lo niega que soy yo, yo soy el que acude al pesimismo,
supongo que soy yo quien no le da la importancia necesaria a la
vida, supongo que soy yo que no valoro las situaciones, supongo
que soy yo el que no toma las armas para salir adelante.

Muchos a dado mentalmente un si a mis suposiciones, deberían


estar en mi vida entonces, todos tenemos nuestros propios
problemas, los cuales los vemos de la magnitud que a cada uno
le da, algunos tendrán enfermedades graves que valoraran la
vida sin duda alguna, otros no las tenemos y no logramos
tomarle la importancia, lo que estoy diciendo efectivamente es
que la individualidad nos lleva razonar y a reproducir las
respuestas que a cada uno (conveniente o no) les plazca, pero
todos como “Espectadores” tenemos la solución a todos los
problemas, ojalá a los escritores de los libros de auto ayuda
realmente se aferren a sus creencias, me pregunto la persona
que escribió por ejemplo “El hombre mas rico de babilonia” ¿el
será de igual manera rico por llevar al pie de la letra sus
consejos?, (que pregunta tan mas estúpida ), ¡claro que si lo es!,
así como todos los escritores son plenamente felices y comparte
en sus libros la manera de serlo, eso es la verdadera
generosidad, por eso hoy, quizás en mi comienzo de escribir este
texto tenga algo de gris, pero debido a esto he recapacitado y al
finalizar iré a comprar un libro de auto ayuda, quizás encuentre
uno que se titule “Como dejar de ser idiota”, u otro que se titule,
“Ayúdeme comprando mi libro para ser feliz”, o quizás uno que
diga “No sea tonto pierda el tiempo conmigo”, o a la mera
encuentre uno que diga, “Léame y usted sentirá y estará
convencido que será feliz , pero en realidad no se”, esos son
algunos títulos que se me ocurren ya en el camino se me
ocurrirán otros y me llenare de sabiduría, como ustedes ahora lo
se, al finalizar irán a comprar un libro quizás que se titule “Como
ayudar un idiota que pierde el tiempo pensando”.
Instrucciones para llorar - [C:5]
Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta
de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el
escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe
semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una
contracción general del rostro y un sonido espasmódico
acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el
llanto se acaba en el momento en que uno se suena
enérgicamente.

Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le


resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el
mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en
esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie,
nunca.

Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas


manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la
manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del
cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Julio Cortázar.

Llanto de muñeca - [C:43604]


Una pequeña muñeca se encuentra en el suelo, tan inocente y
temerosa, una lagrima quiere botar de sus inmóviles ojos, un
grito quiere surgir de su tiesa boca, pero nadie escucharía a una
simple muñeca, ella que ha estado inmóvil por tanto tiempo en el
mismo lugar, la misma calle, día a día ve pasar la misma gente ,
ella llora, trata de ahogar sus penas con llanto, pero ¿Cómo es el
llanto de una muñeca? Solo yo he escuchado a esa pequeña
sollozar amargamente en ese sucio callejón.
Ese día caminaba yo por la acera, cuando escuche un sollozo del
cual nadie parecía percatarse, provenía de un estrecho callejón,
al entrar a ese escabroso sitio, contemplé conmovida una
pequeña silueta en toda esa oscuridad, era un pequeña muñeca,
que tenia la apariencia de una niña de tres años con su marrón
cabellera rizada , llena de pecas, pero sucia por el paso de el
tiempo, su vestido casi deshecho y un brazo fuera de su cuerpo,
ella lloraba, lloraba con una amargura difícil de describir,
inspiraba una ternura infinita, pero también una pena enorme, la
tomé en mis brazos estrechándola contra mí, muy fuerte, limpié
su sucia carita con mi blusa y le cuestioné el por que de su llanto.
-Lloro- me dijo – por ser un ser insignificante para los demás, por
que nadie se había dado cuenta de que existo, de que estoy aquí
y que siento como ustedes los humanos-.
-Hace tiempo, yo era la mejor amiga de una pequeña, ella me
cuidaba, vestía y cepillaba mi cabello, tomábamos el té juntas y
me llevaba de la mano a donde ella fuese, escuchaba
atentamente lo que ella decía y ella me comprendía, pero, paso
lo que más temía, esa dulce niña creció y con ello se fue mi
mejor amiga, pronto no tuvo tiempo para mí y me dejó en un
rincón a merced del polvo y los insectos, yo gritaba e imploraba
su atención , pero era en vano ella ya no quería escucharme, las
circunstancias me han traído a este escabroso callejón, en donde
lloro los días y las noches esperando que algún día mi niña
vuelva y me pida perdón-.
No pude evitar soltar una lágrima al escucharla, esa muñeca
sucia y desaliñada había sufrido tanto, y ningún ser se había
percatado de ello, de que en ese callejón, existía un ser lleno de
nostalgia y tristeza, que imploraba a gritos ser escuchado, ser
entendido.
¿Por qué fui yo la que se detuvo a escucharla? Por que soy afín a
la tristeza, porque los seres tristes son afines, esa muñequita me
ha abierto su plástico corazón, y cuenta todas sus aventuras a
una nueva amiga, que, aunque no suplirá a su niña, no le gusta
verla llorar sola, prefiere acompañarla en su tristeza.

El vals de la luz - [C:43602]

Cierta vez, en un instante mágico que la luna le pidió como favor


muy especial al último crepúsculo del verano, el viento
patagónico entono una canción, dedicada a un puñado de
estrellas que tiempo atrás, cuando el universo de las revelaciones
apenas comenzaba a ser algo mas que polvo sideral, habían
dejado de brillar en circunstancias tan extrañas como…humanas.
Una de aquellas fuentes de energía, conocida como Estrella de
Marzo o Estrellita RoTar, en los mapas de vida de los astros
dotados de luz propia, había desaparecido en las profundidades
obscuras de un cúmulo estelar de emociones y desde entonces,
su rastro se volvía borroso en algún punto cósmico impreciso del
tiempo pasado.
Su rastro, lean bien, no su estampa.-
Ella figuraba en la ruta del destino, pero su energía parecía
agotarse por momentos y esa luz bella y tan brillante del día de
su nacimiento se perdía a orillas de un lago cristalino y extenso.
En su fondo, increíblemente transparente, podían visualizarse los
colores mas puros de las piedras y musgos y mas allá, lejos de la
playa, percibir en los pies la suavidad de la arena donde en días
de gloria, se adormecía el reflejo de Estrellita RoTar, enamorada
de la vida hasta la raíz de sus puntas astrales.

La Estrella de Marzo iluminaba un palacio de seres amados, los


mas amados de un territorio que ella misma engendrara con su
luz personal.
En él, era hija desde el recuerdo infinito de su origen; era
hermana, tía, compañera fiel y amante del Lucero de Mayo. Era
también madre infatigable de cuatro cometas tan preciosos como
agotadores; amiga incondicional y trabajadora honesta y
dedicada. Era, en fin, muchos y variados roles, con esa energía
que proviene del corazón mas grande del cosmos: el corazón del
amor.
Muchos roles si, algunos de los cuales iluminaba con la pureza de
lo espontáneo pero había casos que se hallaban limitados por las
circunstancias del “otro”, fuera del radio de su territorio mas
intimo y entonces, le costaban una carga de energía extra que
desgastaba las fuentes provocando en ocasiones, horribles cortos
circuitos en el ambiente.
Aquellas tormentas, por instantes sin control, opacaban el brillo
de Estrellita Ro-tar, la cargaban de iones negativos que pasado el
temporal, quedaban flotando en los rincones de su palacio.
tantas cosas cruzaban por su etérea cabecita en aquellas
ocasiones.

Pero deben saber ustedes que Estrellita RoTar no estaba


desaparecida. En realidad, solía “ausentarse” del medio y de sí
misma cuando la tensión eléctrica era tal, que soportarlo haría
explotar su fuente de energía.

- Dime Estrellita RoTar - le dijo en una ocasión el Meteorito


AdriLa, su compañero de fugas, que siempre andaba buscando
un modo ...algún modo - ¿no crees que la vida cósmica es a
veces como un horrible dolor de muelas?.-
- Si… sabes que si…- contestó ella – ahora que lo mencionas,
creo que tienes mucha razón. La vida puede ser a veces un
asqueroso dolor de muelas…-
- Aja… si…¿y que hacen los humanos cuando el dolor de
muelas se vuelve insoportable?.-

Estrellita RoTar comenzó a reír ante la ocurrencia de Meteorito


AdriLa y su preguntonta.

- ¿cómo que hacen? …van al dentista supongo para que se


las saque o…bueno que se yo. Se toman un analgésico y se
sientan a esperar que pase.-
- mmmm…si…hacen eso – dijo Meteorito AdriLa pensativo –
pero vos…¿qué pensás que es lo más correcto, sentarse a
esperar que pase el dolor o visitar al especialista y resolver el
problema…de raíz?.-
- Haces cada pregunta vos che…- contestó Estrellita RoTar
pero de todos modos, igual lo pensó - creo que lo mas correcto
es ir al dentista y resolver el problema…si eso creo.-
- Pero muchas veces no lo hacen…¿te fijaste en ese detalle?.-
- Bueno…si es verdad pero, ¿qué tiene de raro? .¿Acaso los
astros vamos a ver al sol inmediatamente, cuando se nos salta
algún cable estelar?
- No…no, no lo hacemos…y estoy pensando que cada ser vivo
en el universo se demora en eliminar la fuente de sus pesares
por igual…Creo incluso que es una falla de las especies…pero no
se a quien culpar…¿a Darwin?…mmmm, no…de ser así, ¿qué
haríamos con los religiosos…¿Culpamos a Dios? No; claro que no.
En otros planetas pensarán que somos muy inferiores por atribuir
a un espíritu, santo o no, nuestros males…El tema entonces es
ése, justo ese: no hay que echar culpas al aire. Habría que
enterrarlas y buscar el secreto de la luz en la galaxia infinita de
razones-
- Cada día estas mas loco vos meteorito AdriLa…pero bueno..
¡igual te quiero…!-
- Puede ser y a propósito, ¿ sabías que la locura es un
proceso químico que en los seres vivos, provoca cargas extras de
energía y esa, es la luz interior que nos exime de perecer en los
agujeros negros? Claro que una carga excesiva ya nos dejaría del
otro lado de la estratosfera…-

Y aquí meteorito AdriLa, hizo una pausa para reírse el mismo de


sus divagues filosóficos. Ese instante, fue aprovechado por el
viento para meterse en mitad de la conversación.
Le habían dicho que por esos días Estrella de Marzo, cumplía
cuarenta y tres años perfumando el aire con la luz de su esencia.
Tenía él una misión muy musical y así fue que, con su flauta
traversa bien en agudo, comenzó a cantarle de esta manera,
guiñando un ojo a Meteorito AdriLa, que valga la aclaración, era
el autor secreto de unos versos que en tiempos de vals, decía
mas o menos así:

Estrellita de marzo
luz de otoño encendida
date una vuelta entera
por el jardín de tus sueños
y cuando sientas mareos
tu solo sigue girando
pero del lado contrario…
Estrellita de marzo
tus abrazos son refugio de cometas
tu sonrisa el oasis de un lucero
y tus ojos el espejo de un cosmos
que refleja al desnudo tu corazón
e ilumina senderos con espinas,
de todos modos verdes y floridos…
Estrellita de marzo
deja que lleguen sin temor las estaciones;
el tiempo es un viejo cascarrabias
al que daremos batalla sin ninguna prisa
porque el no lo sabe pero yo te lo cuento :
el mejor antídoto para las carencias
es un buen amigo que nunca desista…

Estrellita de Marzo
Cierra los ojos muy lentamente
sopla las velas y enumera tus tres deseos
siente la brisa que ahora te toca
son las caricias de quienes amas y son,
uno por uno los sueños que recogiste
con el aroma de lo posible en tus rincones .-

Dedicado a una entrañable amiga en el día de su cumpleaños y..a


todos aquellos que necesiten luz, en algun instante oscuro
piquitos de miel