Вы находитесь на странице: 1из 52

LA PRIMERA PRESIDENCIA

Spencer W. Kirnball
N. Eldon Tanner
Marión G. Roniney
LÍAHONA Marzo de 1980
Número 3 Año 26

CONSEJO DE LOS DOCE


Ezra Taft Benson
índice
Mark E. Petersen
LeGrand Richards ARTÍCULOS DE INTERÉS GENERAL
Howard W. Hunter 1 " .. .Servid a Jehová", presidente Marión G. Romney
Gordon B. Hinckley 3 Nuestro amigo bienamado, David A. Whetten
Thomas S. Monson 7 La vida tiene un propósito, élder Sterling W. Sill
Boyd K. Packer 8 Las t r a d u c c i o n e s . . . con una pequeña ayuda de nuestras
Marvin J. Ashton computadoras
Bruce R. McConkie 10 Amor entre padre e hijo, élder Marión D. Hanks
L. Tom Perry 14 Un padre y s u s hijos, Jay M. Todd
David B. Haight 16 Preguntas y respuestas, Dr. Clitford J. Stratton
J a m e s E. Faust 18 Tribulaciones, Homer G. Ellsworth
29 Amor incondicional, Scott Snow
COMITÉ ASESOR
30 El día que empujé un taxi, élder J a c o b de Jager
M. Russell Ballard, Jr.
32 Un ómnibus lleno de d e s c o n o c i d o s , Elise Richins
Rex D. Pinegar
36 Guardad los mandamientos a cualquier precio, élder Gene R.
Charles A, Didier
George P. Lee " ,Cook
38 La revelación personal, presidente Harold B. Lee
EDITOR DE LAS REVISTAS 44 Nuestra conversión, J e s ú s Roberto Núftez
M. Russell Ballard, Jr. 46 Mi testimonio de la Iglesia, Edilberlo Rodríguez
REVISTAS INTERNACIONALES 47 Fe y d e s e o s de vivir, Guillermo Fernández Cerpa
Larry Hlller, Editor gerente 48 Las armas de la luz (poesía), Jaime Sandoval A.
Carol Larsen, Ayudante SECCIÓN PARA LOS NIÑOS
EDITORA RESPONSABLE 21 La confianza de mi padre, Presidente N. Eldon Tanner
DE LIAHONA 22 Esteban encontró la fe, Lois Sprunt
Raquel Ái .V: Tokarz 24 Dos amigos, Claudia G. Remington
Elizabeth Sman'iJ, Ayudante 28 Para tu diversión

DIRECTOR DE ARTE En la cubierta: Cuadro de Richard Murray representando al élder


Roger W. Gylling Heber C. Kirnball como misionero en Preston, Inglaterra.
PRODUCCIÓN

Kay Watson
DIRECTOR
ADMINISTRATIVO
Veri F. Scott
"....¡Servid a Jehová"

por el presidente Marión G. Romney


Segundo Consejero en la Primera Presidencia

E
l objeto de mi mensaje es el la gran declaración de Amulek:
de estimular al lector a "Porque he aquí, esta vida es
obedecer la exhortación de cuando el hombre debe prepararse
Josué a los hijos de Israel, para comparecer ante Dios; sí, el día
y emular su convicción y dedicación a de esta vida es el día en que el hombre
la causa. El dijo: debe ejecutar su obra.
" .. .temed a Jehová, y servidle con .. .os ruega, por tanto, que no de-
integridad y en verdad y quitad de moréis el día de vuestro arrepenti-
entre vosotros los dioses a los cuales miento hasta el fin; porque después
-skyieron vuestros padres al otro lado de este día debida, que se nos da para
del río, y en Egipto; y servid a prepararnos ípara la eternidad, he
Jehová. aquí que si no mejoramos nuestro
.. .escogeos hoy a quién sirváis; si tiempo duranle esta vida, entonces
a los dioses a quienes sirvieron vues- viene la nocheíde tinieblas en la cual
tros padres, cuando estuvieron al no se puede hacer nada.
otro lado del río, o a los dioses de los No podréis decir, cuando os halléis
amorreos en cuya tierra habitáis; ante esa terrible crisis: Me arrepen-
pero yo y mi casa serviremos a tiré; me volveré a mi Dios. No, no
Jehová." (Josué 24:14-15.) podréis decir esto; porque el mismo
Sería imposible decir que hacemos espíritu que posee vuestros cuerpos
demasiado hincapié en la importancia al salir de esta vida, ese mismo espí-
de los dos puntos que Josué pone de ritu tendrá poder para poseer vues-
relieve en esta magistral declaración. tro cuerpo en aquel mundo eterno.
Primero, servir al Señor; y segundo, Porque si habéis: demorado el día
hacerlo ahora ("escogeos hoy"). de vuestro arrepentimiento, aun
Analizando la exhortación y la sumi- hasta la muerte, he aqui, os habéis
sión de Josué, me viene a la memoria sujetado al espíritu del diablo que os

LIAHONA/MARZO de 1980 http://bibliotecasud.blogspot.com 1


LIAHONA

sellará como cosa suya; por tanto, se derecho a la misericordia, por medio
retira de vosotros el Espíritu del de mi Hijo Unigénito, para la remi-
Señor y no tiene cabida en vosotros, y sión de sus pecados; y éstos entrarán
el diablo tiene todo poder sobre vo- en mi descanso.
sotros; y éste es el estado final del Y el que endureciere su corazón, y
malvado." (Alma 34:32-35.) cometiere iniquidades, he aquí, juro
Tal como se registra en el capítulo en mi ira que no entrará en mi des-
doce, Alma revela el fundamento de canso." (Alma 12:32-35.)
la declaración de Amulek cuando dice Sin tener en cuenta la edad que
que "esta vida es cuando el hombre tengamos, es imperioso que cada uno
debe prepararse para comparecer de nosotros tome la determinación de
ante Dios". El recalca que la vida actuar hoy y cada día de acuerdo con
mortal fue dada a nuestros primeros los principios indicados por el Señor,
padres mortales, Adán y Eva, y que y que cumpla con su propósito.
también nos ha sido dada a nosotros Alma exhortó a su hijo Helamán a
como un "estado de probación; un que tomara esa decisión durante los
tiempo de preparación para presen- años de su juventud.
tarse ante Dios; un tiempo de prepa- "¡Oh recuerda, hijo mío, y aprende
ración para aquel estado sin fin... sabiduría en tu juventud; sí, aprende
que llegará después de la resurrec- en tu juventud a guardar los manda-
ción de los muertos" (Alma 12:24). mientos de Dios!
El explica que el plan de redención Sí, y pide a Dios todo tu sostén; sí,
que se le enseñó a Adán, y que tam- sean todos tus hechos en el Señor, y
bién se nos ha enseñado a nosotros, dondequiera que fueras, sea en el
nos da a todos la oportunidad de ser Señor; sí, dirige al Señor tus pensa-
admitidos de nuevo en la presencia mientos; sí, deposita para siempre en
del Señor, por medio del arrepenti- el Señor el afecto de tu corazón.
miento y de la obediencia a las leyes Consulta al Señor en todos tus he-
del evangelio. chos, y El te dirigirá para bien; sí,
Hablando acerca de los hombres, cuando te acuestes por la noche,
dijo Alma: acuéstate en el Señor, para que El te
" .. .Dios les dio el mandamiento de cuide mientras duermes; y cuando te
no cometer iniquidad, so pena de una levantes en la mañana, rebose tu co-
segunda muerte, que era una muerte razón de gratitud hacia Dios; y si
eterna respecto de las cosas perte- haces estas Cosas, serás exaltado' en
necientes a la rectitud; porque el plan el postrer día." (Alma 37:35-37.)
de redención no podría influir en Alma mencionó una gran verdad
ellos, pues según la suprema bondad cuando dijo a su hijo Coriantón: "
de Dios, la obra dé la justicia no "No vayas a suponer, porque se ha
puede ser destruida, hablado acerca de la restauración,
Pero Dios llamó a los hombres, en que serás restablecido del pecado a la
el nombre de su Hijo, (pues éste era felicidad. He aquí, te digo que la
el plan de redención que se estable- maldad nunca fue felicidad." (Alma
ció) diciendo: Si os arrepentís y no 41:10.)
endurecéis vuestros corazones, en- La manera segura de obtener la
tonces tendré misericordia de voso- paz y la felicidad en esta vida y en la
tros por medio de mi Hijo Unigénito; venidera, es sirviendo al Señor no
Por tanto, el que se arrepintiere y solamente hoy, sino cada día de
no endureciere fim corazón, tendrá nuestra existencia.

2 http://bibliotecasud.blogspot.com
T arde o temprano, cada per- desarrollar una amistad íntima con el
sona que haya vivido en la Señor, por medio de la oración y la
tierra recibirá conocimiento meditación. El Salvador declaró:
de la divinidad de J e s u - "Y ésta es la vida eterna: Que te
cristo. Las Escrituras nos dicen que conozcan a ti, el único Dios verda-
cuando El venga por segunda vez las dero, y a Jesucristo, a quien has en-
señales de su divinidad serán tan viado." (Juan 17:3.)
abrumadoras que "toda rodilla se Notad las palabras: alcanzaremos
doblará, y toda lengua confesará" que la vida eterna conociendo a Dios y a
Jesús es el Cristo (D. y C. 88:104). Jesucristo, y no conociendo algunas
Pero el conocerlo no es suficiente. cosas sobre ellos. Se me ocurre que
El conocimiento que salva proviene hay una gran diferencia entre estos
de nuestros esfuerzos personales por dos tipos de conocimiento.

LIAHONA/MARZO de 1980 3
LIAHONA

"La más grande e importante de cuyos corazones conozco y cuyos de-


todas las condiciones que nuestro seos han ascendido a mí.
Padre Celestial y su Hijo Jesucristo He aquí, he puesto mis ojos en vo-
nos imponen", dijo Brigham Young, s o t r o s . . . " (D. y C. 67:1-2.')
"es . . . creer en Jesucristo, reconocer En Doctrinas y Convenios se ha-
que es nuestro Salvador, procurar llan registradas instrucciones espe-
acercarnos a El, aferramos a El, ser cíficas que dio a más de sesenta per-
sus amigos; y hacer lo necesario para sonas, llamándolas por su nombre y
establecer y mantener una comuni- apellido. El Señor conoce a cada uno
cación abierta con nuestro Salvador." de nosotros. En muchas ocasiones,
{Journal of Discourses, 8:339.) durante pruebas que he sufrido, he
Generalmente, nos interesamos en sentido su influencia sustentadora;
conocer mejor a alguien si lo que se cuando sentí temor después de sufrir
nos ha dicho de esa persona, o lo que una dolorosa herida en la rodilla
nosotros mismos hemos observado en mientras estaba en la misión, cuando
ella, nos indica que podemos tener sentí soledad en la traumática época
una buena relación mutua. Cuatro de separación de mi familia durante la
atributos de Jesús —que se pueden guerra de Vietnam, cuando experi-
observar por Su manera de tratar a menté un terrible vacío después de la
los demás— me han convencido de muerte de un ser amado, en todas
que debo hacer un esfuerzo por pro- estas oportunidades no he encon-
curar una amistad íntima con El y trado otro bálsamo tan calmante
cultivarla constantemente. como la seguridad dulce, pacificadora
El primero de estos atributos es la y reconfortante que se recibe de di-
capacidad del Salvador para cono- vina fuente: "No temas", "Serénate",
cernos íntimamente. Puesto que El "Estoy aquí", "Yo sé".
conocía los deseos del corazón de las Otra característica del Salvador es
personas y sus cualidades íntimas y la habilidad que El tiene, por sus
espirituales, frecuentemente se propias experiencias y conocimiento,
mostraba amigo de los destituidos, de de comprender al máximo todas
aquellos que eran despreciados por nuestras dificultades y pruebas; El
sus semejantes. Al seleccionar a los sabe lo que es la tentación, la aflic-
que formarían p a r t e del primer ción, el temor, el ridículo, los malos
Quórum de los Doce Apóstoles, Jesús tratos y por consiguiente, tiene gran
no fue a las casas de los ricos o de los compasión por quienes lo sufren.
nobles ni a las importantes cámaras Sabemos que El pasó por la expe-
del Sanedrín, sino que buscó los sen- riencia que algunos consideran la
cillos botes de los pescadores junto a forma más intensa del sufrimiento
la costa, y la modesta mesa de trabajo humano: la soledad. Me conmueve
del recolector de impuestos que todos profundamente esta declaración que
despreciaban. hizo cuando ya se acercaba al fin de su
Prestad atención a las palabras que vida terrenal:
el Señor dirigió a una congregación "He aquí, la hora viene, y ha venido
hace ciento cincuenta años, en 1831, y ya, en que seréis esparcidos cada uno
que se encuentran registradas en por su lado, y me dejaréis solo; mas
Doctrinas y Convenios: no estoy solo, -porque el Padre está
"He aquí, escuchad vosotros, oh conmigo." (Juan 16:32.)
élderes de mi Iglesia que os habéis Sabemos que el Salvador pasó por
congregado, cuyas oraciones he oído, la experiencia del rechazo y la solé-

4 http://bibliotecasud.blogspot.com
dad, y también la tentación. Pablo dadoso, y se ha mostrado deseoso de
escribe que "fue tentado en todo responder a mis súplicas y ayudarme
según nuestra semejanza, pero sin a transitar por los caminos ásperos."
pecado" (Heb. 4:15). ¿Cómo afecta (ChurchNews, dic. 6 de 1975, pág. 3.)
esto nuestra relación con El? Pablo A este testimonio agrego el mío de
nos responde: que, usando las palabras del gran
"Pues en cuanto El mismo padeció profeta Isaías, el niño que nació en
siendo tentado, es poderoso para so- Belén se convertió en el "Admirable"
correr a los que son tentados." (Heb. y el "Consejero".
2:18.) El tercer atributo que nos motiva
La misma vida de Jesús lo preparó a acercarnos más al Salvador es su
para tener compasión por los demás. profundo y perfecto amor por noso-
En una ocasión, después de haber tros, cuya mayor evidencia fue su
predicado un largo sermón, les dijo a disposición a dar su vida en nuestro
sus discípulos: " . . .enviarlos en beneficio. Comprendiendo el signifi-
ayunas no quiero, no sea que des- cado de la determinación de aquel
mayen en el camino" (Mat. 15:32); Hombre divino de sufrir gran dolor, a
luego, procedió a alimentar mila- fin de que sus hermanos espirituales
grosamente a cuatro mil personas con no tuvieran que pasar por un sufri-
siete panes y "unos pocos pececillos", miento similar, Pablo exclamó:
demostrando así su preocupación por "Por lo cual estoy seguro de que ni
las necesidades físicas tanto como las la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni
espirituales de la gente. principados, ni potestades, ni lo
Su gran compasión por nosotros presente, ni lo por venir,
puede ser una fuente de consuelo ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna
cuando somos tentados y nos pre- otra cosa creada nos podrá separar
guntamos si seremos dignos de su del amor de Dios, que es en Cristo
gran amor y confianza. Estas pala- J e s ú s , Señor n u e s t r o . " (Rom.
bras, dirigidas a algunos de los pri- 8:38-39.)
meros miembros de la Iglesia, ofre- ¡Qué extraordinario testimonio de
cen seguridad a todos: la voluntad que tuvo Cristo de pagar
"He aquí, escuchad, vosotros, oh, cualquier precio, a fin de ayudarnos
élderes de mi Iglesia, dice el Se- en nuestra búsqueda de la felicidad
ñor. . .que sabe lo que son las fla- eterna! Ciertamente, la esencia de la
quezas de los hombres y cómo soco- divinidad consiste en la determina-
rrer a aquellos que son tentados. ción de sacrificarse por el bien de los
Pues, de cierto os d i g o . . . tendré demás. En un mundo gobernado por
compasión de vosotros. la filosofía de "ojo por ojo y diente por
Existen entre vosotros algunos diente", hemos sido muy afortunados
que han pecado; pero, de cierto os porque Cristo estuvo dispuesto a ser
digo... crucificado por nosotros, fuera cual
Os seré misericordioso..." (D. y fuere nuestro reconocimiento per-
C. 62:1; 64:2-4.) sonal por su sacrificio.
El élder Hugh B. Brown, Apóstol El cuarto atributo lo separa de
de la Iglesia, dijo en una oportunidad: todas las demás personas: Su divino
"Muy frecuentemente he sentido poder. No solamente está Cristo
que podía extender el brazo y to- profundamente interesado en nues-
marme de la mano de Dios. El ha tro desarrollo personal, sino que
estado muy cerca, ha sido muy bon- también tiene el poder de hacer algo

LIAHONA MARZO de 1980 5


LIAHONA

por nosotros, el poder de cambiar la que él y su familia pudieran ser bau-


vida de las personas. Todos hemos tizados. Fui entonces testigo de los
leídos historias sobre la forma en que cambios en la vida de aquel hombre, a
el Señor ha transformado a algunas medida que el Espíritu del Señor
personas de la noche a la mañana, acrecentó su fortaleza, ayudándolo a
como en los casos de Pablo y de Alma; resistir la tentación y a vivir los
pero a menudo es más fácil sentirse mandamientos de Dios. ¡Qué expe-
identificado con los ejemplos mila- riencia para el testimonio de un joven
grosos de conversión, pequeños, si- de diecinueve años!
lenciosos, cotidianos. ¡Qué extraordinario Amigo, este
Una de mis experiencias misiona- maravilloso galileo! ¿Qué otra per-
les más memorable, tuvo lugar en un sona hay que nos conozca tan íntima-
frío y húmedo apartamento de sub- mente, que haya hecho tanto para
suelo de alguien que no era miembro probarnos su amor, que haya de-
de la Iglesia, en Edmonton, Canadá. mostrado tal capacidad de miseri-
Mi compañero y yo estábamos tra- cordia y comprensión, y que también
tando de ayudarle a un hombre a tenga el divino poder para ayudarnos
obedecer la Palabra de Sabiduría; era a cambiar? Por lo tanto, ¿a quién po-
un fumador empedernido y nos había dríamos buscar más anhelosamente
llamado a su casa esa noche para para ser nuestro compañero cons-
confesarnos que se sentía derrotado tante y amigo íntimo?
en su intento de dejar de fumar; nos Por todo lo que oímos continua-
dijo lo siguiente: "He hecho todos los mente hablar de Jesucristo, debemos
esfuerzos que me eran humanamente sentirnos suficientemente motivados
posibles y no puedo dejar de fumar. a desear una relación íntima y per-
Sé que el evangelio es verdadero y sonal con El. Si dedicamos tiempo
deseo ser bautizado, pero jamás para acercarnos a El por medio de
podré deshacerme de este mal há- una sincera oración y una profunda
bito". meditación, obtendremos un conoci-
Nuestra respuesta a aquel hombre miento personal del Dios que adora-
desilusionado fue: "No se dé por ven- mos y comprenderemos que El es en
cido. Usted puede dejar de fumar verdad nuestro Amigo bienamado.
porque hay un poder sobrehumano Al hacerlo, comenzaremos a com-
que le puede dar la fortaleza y el valor prender mejor las palabras de Pablo,
que necesita". un fiel amigo'de Cristo, que declaró:
Después, le pedimos que leyera "Y ciertamente, aun estimo todas
estas consoladoras y reconfortantes las cosas como pérdida por la exce-
palabras de Pablo: lencia del conocimiento de Cristo
"No os ha sobrevenido ninguna Jesús, mi Señor, por amor del cual lo
tentación que no sea humana; pero he perdido t o d o . . .
fiel es Dios, que no os dejará ser ten- A fin de conocerle, y el poder de su
tados más de lo que nodéis resistir, resurrección, y la participación de
sino que dará también juntamente sus padecimientos..." (Fil. 3:8, 10.)
con la tentación la salida, para que
podáis soportar." (1 Cor. 10:13.)
Después, nos arrodillamos con él y
le pedimos al Señor que le diera la El autor de este artículo es profesor de la
determinación y el valor necesarios Universidad de Illinois, y obispo en la estaca
para poner su vida en orden, a -fin de Champaign, Illinois.

6 http://bibliotecasud.blogspot.com
S
i hay algo de lo que estoy seguro, es que la vida tiene un propósito y es el de
triunfar. Sería absurdo pensar que Dios nos creó a su imagen, nos dotó con
una inteligencia magnífica en potencia, con una personalidad asombrosa, y
con poderes físicos increíbles, para luego esperar que malgastemos nuestra
vida y fracasemos. Y también estoy seguro de que el mayor desperdicio de tiempo en el
mundo consiste en que vivamos tan por debajo del nivel de nuestras posibilidades.
El Presidente de la Iglesia nos ha pedido que cada uno de nosotros sea un misionero
de la Iglesia; pero hasta'ahora la mayoría de los hombres adultos de la Iglesia, son
únicamente futuros élderes. Algunos de los que cumplen una misión, mientras se
hallan en ella aumentan su actividad religiosa por dos años, pero cuando regresan
vuelven a sus antiguas costumbres y malos hábitos.
El Señor nos recuerda constantemente que el evangelio debe ser llevado a toda
nación, tribu, lengua y pueblo, pero algunos de nosotros a quienes se nos ha pedido que
lo hagamos, ni siquiera hemos sido capaces de transmitirlo a nuestro vecino que vive al
lado de nuestra casa, o al final de la calle en la que vivimos. Frecuentemente, al ir a
visitar a los miembros como maestros orientadores, en vez de dejarles un mensaje
espiritual nos concentramos en hablar del tiempo o de política, y de esta manera su vida
permanece en la obscuridad. Si no somos mensajeros espirituales, jamás podremos dar
un mensaje espiritual. El mensaje es potente cuando la vida del mensajero se halla
libre de pereza, inmoralidad, iniquidad, pecado y fracaso. Debemos insistir para
triunfar en todos los aspectos de nuestra vida.
El Señor nos dio la fórmula del éxito más grande que jamás se haya dado al mundo,
cuando dijo:
"Hay una ley, irrevocablemente decretada en el cielo antes de la fundación de este
mundo, sobre la cual todas las bendiciones se basan;
Y cuando recibimos una bendición de Dios, es porque se obedece aquella ley sobre la
cual se basa." (D. y C. 130:20-21.)
El Señor desea que cada uno de nosotros triunfe en la vida. Todo lo que necesitamos
hacer es hallar la ley que gobierna ese triunfo o éxito y luego cumplirla. Quisiera
destacar una gran verdad: la experiencia más emocionante es recibir una alta califica-
ción en esa importante empresa, en la cual Dios mismo ocupa todo su tiempo: la de
salvar a la humanidad.

por el élder Sterling W. Sill


del Primer Quórum de Ion Setenta

LIAHONA/MARZO de 1980 7
1. El Libro de Mormón está pueden cometer errores en cualquiera de
actualmente publicado en menos del uno estas etapas y cada una de ellas requiere
por ciento de los idiomas de todo el su tiempo.
mundo. El Instituto Científico de Traducción
2. De acuerdo con cierta evaluación, se de la Universidad de Brigham Young,
requieren entre cuatro y diez años para está llevando a cabo un estudio del
traducir este libro. sistema de computación de palabras.
E sto significa que un traductor traduce el
3. Si traducimos El Libro de Mormón
material directamente en la
en cuatro idiomas nuevos por año, se
computadora, escribiendo a máquina la
requerirían casi cuarenta años para
traducción, la que aparece escrita en una
cubrir solamente los idiomas que hablan
pantalla colocada sobre el teclado. A
grupos de un millón de personas o más; y
medida que se traduce, se puede corregir,
hay más de 3.000 idiomas y dialectos de
editar y revisar. No será necesario volver
importancia.
a escribir aquellas palabras que no
La clave para que esta tarea se realice necesiten corrección o cambios; por lo
más rápidamente puede ser el Instituto tanto, no se corre el riesgo de que se
Científico de Traducción de la escriban mal o con errores. El traductor
Universidad de Brigham Young, donde puede agregar, borrar o cambiar letras,
se está trabajando con dos diferentes palabras, frases, clausulas, párrafos y .
problemas: (1) Sistema de computación hasta páginas si lo desea.
de palabras y ayudas para traducción y (2) Una vez que ha terminado,
traducción con computadoras. simplemente registra la traducción en
El expresar en español lo que está una cinta "cassette" o en un "disco de
escrito en una página en inglés, no es un computadora". Los revisores a su vez,
proceso fácil, ya que el traductor debe utilizando la misma computadora, pueden
convertir el significado de un idioma a hacer los cambios que crean pertinentes
otro y no simplemente traducir palabras; sin alterar el resto. La computadora hará
su traducción se escribe a máquina, y también el trabajo de tipografía. El
vuelve a él para corrección; pasa por dos instituto de referencia no inventó el
revisiones, realizadas por dos personas sistema de computación de palabras (las
diferentes y luego se escribe en limpio; se imprentas de los periódicos también las
hace la revisión final, pasa a la utilizan); pero, conjuntamente con el
composición tipográfica y se imprime. Se Departamento de Traducciones de la

El Instituto Científico de Traducción en


la Universidad de Brigham Young está
desarrollando un sistema donde la
computadora hace la mayor parte de la
traducción, con un mínimo de
participación por parte del operador.

8 http://bibliotecasud.blogspot.com
Iglesia, ha dado el primer paso para la lingüistica y director del mencionado
utilización de dichas computadoras. instituto, ha desarrollado un sistema de
¿Cuáles son los resultados obtenidos? idioma llamado unión de gramática, el
La traducción en sí lleva el mismo tiempo cual "instruye" a la computadora con
que antes, pero los pasos que le siguen respecto a la relación que existe entre las
pueden hacerse tan rápidamente que el distintas partes de una frase y también le
tiempo total se reduce a la mitad. "dice" el equivalente en el idioma al cual
Además, como la computadora trabaja está traduciendo; también crea la
velozmente, el ahorro de dinero es estructura representativa en la
igualmente considerable. computadora y genera la correspondiente
¿Hay algo que se pueda hacer para en el otro idioma.
disminuir el tiempo de traducción? Sí, y Además, cuando surge una
uñó de los proyectos actuales es el del ambigüedad que la computadora no
sistema de localización instantánea, el puede solucionar, ésta se detiene y
cual hará aparecer en la pantalla las pregunta al operador, persona altamente
referencias que necesitemos de capacitada en el idioma inglés, idioma
diccionarios y de todas las escrituras que original, del cual se hace la traducción.
hayan sido traducidas, lo cual Una vez resuelta la ambigüedad, la
actualmente toma mucho tiempo buscar computadora finaliza su trabajo y produce
una por una. una traducción en borrador.
Algunos de los sistemas ya Luego la traducción es revisada por un
desarrollados y que están listos para su traductor nativo del idioma al cual se
uso, son el acento en la mayoría de los tradujo, por medio de otra computadora
idiomas, y la impresión de 10.000 con una pantalla especial, en la cual
símbolos del idioma chino, ademas de las aparecen ambos idiomas. De esta
concordancias para los libros canónicos. manera, él tiene la decisión final acerca
Actualmente, está en desarrollo un del significado del idioma original y la
sistema para editar el idioma chino el cual traducción correspondiente, siendo así
es, según información recibida, uno de los responsable por las sutilezas de su propio
pocos proyectos de este tipo en todo el idioma. Este doble procedimiento da una
mundo. mayor exactitud en las traducciones.
Otro sistema de importancia, que ¿Cuan exactas son estas traducciones?
parecería ser de ciencia-ficción, es la Una evaluación efectuada por Sperry
traducción con computadora, lo que Univac Corporation, una firma de
significa que el hombre "guía" a la computadoras, en el mes de junio de 1977,
computadora en su proceso de indicó un 96% de exactitud en gramática,
traducción. El Instituto Científico de selección de palabras y totalidad del
Traducción de la Universidad de Brigham trabajo. Una vez que todos los sistemas
Young es el único centro en el país donde estén funcionando, la exactitud será aún
se lleva a cabo este tipo de traducción. mayor.
Dicho instituto ha recibido El Instituto Científico de Traducción
reconocimiento internacional por sus comenzará con cinco idiomas, a saber: del
esfuerzos pioneros en este campo. Uno de inglés al alemán, francés, portugués,
los problemas que siempre ha impedido la español y chino. Dado que las cinco
traducción con computadora, es que dicha traducciones se harán en forma
máquina no puede resolver problemas de simultánea y se requerirá menos
ambigüedades, frases coloquiales y correcciones después de la traducción, un
peculiaridades gramaticales. El Dr. trabajo que necesitaba cinco horas,
Eldon Lytle, profesor adjunto en podría hacerse en dos.

LIAHONA/MARZO de 1980 9
Amor entre padre e hijo
por el élder Marión D. Hanks
de la Presidencia del Primer Quórum de los Setenta

E
n una de esas raras ma- Este habló sobre él y lo presentó a la
ñanas de domingo en que, congregación, a fin de que le dieran su
por un motivo determi- voto de sostenimiento para ser ade-
nado me encontraba asis- lantado en el Sacerdocio Aarónico. El
tiendo a mi propio barrio, sentado en voto de aprobación fue unánime y
la última fila de bancos, observé a más tarde, habiendo sido invitado por
nuestro hijo (único varón), un joven el obispo, tuve el privilegio de orde-
muy especial, caminando hacia el nar a mi hijo.
pulpito por invitación del obispo. Ese mismo día, a la hora de la cena,
él les contó a sus hermanas cómo se Consideremos primeramente a
había sentido en la reunión, dicién- Lehi, cuyo ejemplo e instrucción
doles que había estado bastante ner- fueron extraordinarios dones para
vioso al tener que caminar hasta el sus hijos. A uno de éstos, Nefi, su
pulpito y pararse allí con el obispo padre le participó las grandes visio-
frente a toda la congregación; y nes y las advertencias y promesas
agregó: "Pero cuando todos votaron, que había recibido del Todopoderoso.
miré hacia donde estaba papá y vi su Ésto fue básico en la formación de
mano más alta que todas las demás; Nefi y le dio motivo para el testimonio
entonces me tranquilicé". con el cual comienza el registro:
Tenía razón; yo había levantado la "Y sé que la historia que escribo es
mano tan alta como la extensión de mi verdadera...
brazo me lo permitió, porque él es mi Sí, tú sabes que creo todas las pa-
hijo y me siento muy orgulloso de él. labras de mi padre." (1 Nefi 1:3; 11:5.)
La relación entre un hombre y sus ¿Cuáles eran las cosas que Lehi
hijos, es muy especial. deseaba que Nefi conociera? Por una
Tengo en muy alta estima el Libro parte, le relató a su hijo la visión que
de Mormón y, aunque no recuerdo había tenido de un árbol en un campo,
cuando empecé a darme cuenta de el fruto en el árbol, un sendero que
ello, sé que lo que más me gusta de el conducía hasta él, una barra de hie-
es la instrucción, la enseñanza y los rro, un río y un espacioso edificio.
testimonios que los padres dan a sus Estos eran simples símbolos. El árbol
hijos varones, y que se encuentran era el árbol de la vida y representaba
registrados allí. El Señor nos ha dado el amor de Dios; el sendero era el que
un cometido muy sagrado a los pa- conduce a la rectitud; el fruto del
dres, y nos ha dicho lo que desea que árbol era precioso y deseable, más
enseñemos y aquello de lo cual debe- que cualquier otro; y el edificio re-
mos testificar. Además, nos ha indi- presentaba el orgullo y la vanidad de
cado que es nuestra responsabilidad este mundo.
enseñar a nuestros hijos, y nos ha Por medio de esa visión Lehi
dado ejemplos muy particulares en el aprendió, y le enseñó a su hijo estas
Libro de Mormón, en el cual hay re- realidades: Hay personas incrédulas
gistros de una cantidad de padres que que están determinadas a luchar en
cumplieron con este cometido, hom- contra de la verdad. Hay otras que a
bres como Lehi, Alma y Mormón. pesar de encaminarse por el sendero
¿Os preguntáis qué enseñaban? 1) que conduce al árbol del dulce fruto, o
Enseñaban la verdad revelada, prin- sea, el amor de Dios, encuentran las
cipios de significado eterno, teología tinieblas de las tentaciones del ma-
que es al mismo tiempo básica y her- ligno, por causa de las cuales andan
mosa y que encuentra eco en el cora- errantes y se pierden. Hay algunos
zón de quienes escuchan. 2) Daban que se aferran a la barra de hierro,
consejos prudentes y eficaces, inspi- recorren todo el sendero, prueban del
rados por experiencias personales. 3) fruto, o sea, participan del amor de
Enseñaban valores sobre los cuales Dios; pero luego, al ver que otros se
se podía edificar una vida, un país, burlan de ellos y los ridiculizan, caen
una civilización. 4) Y en voz unánime, en caminos equivocados y también se
daban ferviente testimonio personal extravían. Finalmente, están los que
de Jesucristo, del Padre Celestial y se han aferrado a la barra de hierro,
del eterno plan de salvación. han recorrido el sendero y, después

LIAHONA/MARZO de 1980 11
LIAHONA

de participar del fruto, miran a su como eternamente; que hay un diablo


alrededor procurando encontrar a que atrae a muchos, y que la más
sus seres queridos u otras personas dulce de todas las bendiciones es el
con quienes desean compartir la resultado de nutrirnos con la palabra
dulzura del gozo eterno que Dios les de Dios y ayudar a los demás a que
tiene reservado. participen de nuestro gozo.
Así fue como Lehi enseñó a sus Lehi explicó al detalle a sus hijos
hijos que hay oposición en todas las todas estas grandes lecciones, ense-
cosas, y que por medio del libre al- ñándoles mediante la revelación di-
bedrío al tomar sus decisiones, el vina y el poder del Espíritu.
hombre puede determinar el curso A menudo nos sentimos muy iden-
que seguirá su vida, tanto mortal tificados con el profeta Alma, por la
forma que tuvo de confesar sus im-
perfecciones y la necesidad que tenía
de arrepentirse. Sus pecados son
bien conocidos para nosotros: junto
con los hijos de Mosíah, se había de-
dicado a destruir la Iglesia; habiendo
elegido un camino equivocado, sentía
placer en lograr que otros se extra-
viaran por él. Pero, en medio de ese
comportamiento, un ángel había
conseguido que se produjera en él un
cambio total, al darle este mensaje:
" . . .Alma, sigue tu camino, y no
trates más de destruir la Iglesia...
aun cuando tú de ti mismo prefieras
ser desechado." (Mosíah 27:16.)
Muchos años más tarde, surge la
historia de la sincera declaración de
dolor de un padre afligido. Sus pala-
bras encierran la instrucción más
significativa que conozco en cuanto al
arrepentimiento, el perdón y la mi-
sericordia de'Dios. Este gran men-
saje se encuentra en los capítulos 39 a
42 de Alma. Coriantón, hijo de Alma,
había abandonado la misión a la cual
había sido llamado, para correr en
pos de una prostituta llamada Isabel.
Muchos otros se habían ido con él, y al
tratar de encontrar excusas para lo
que había hecho, le dijo a su padre
algo más o menos así: "Mira, padre,
los tiempos han cambiado, no te eno-
jes. Esto es lo que todos hacen en el
mundo actualmente".
Por todo lo que observamos en el
mundo actual, podemos ver clara-
12 http://bibliotecasud.blogspot.com
mente que la situación de Coriantón y significado; y lo insta a seguir los
es tan común ahora como lo era en- buenos consejos y a tomar el ejemplo
tonces. El pecado que había cometido de sus hermanos, que han sido obe-
era algo muy real, como también lo dientes y firmes en la fe. Luego, ter-
era el riesgo que corría; y su dificul- mina diciéndole:
tad para aceptar que había pecado "Y ahora, hijo mío, quisiera que
era tan seria, que su misma salvación dejaras de inquietarte por estas
dependía de ello. cosas, y que sólo te preocuparas por
¿Qué hizo Alma por su hijo? Quizás tus pecados, con esa zozobra que te
pensemos que debería haberse sen- conducirá al a r r e p e n t i m i e n t o . "
tido inclinado a ser blando y compa- (Alma 42:29.)
sivo con él, por las experiencias que él Coriantón tuvo que aprender a
mismo había pasado en su juventud. buscar y aceptar el perdón de Dios, y
Pero Alma sabía que tenía que hacer a perdonarse él mismo.
comprender a su hijo la total perdi- El último padre a quien mencio-
ción que le esperaba, si no aceptaba la naré es Mormón. Las enseñanzas que
gravedad de su situación. Alma le impartió a su hijo, se encuentran re-
dijo algo que parafrasearé de la si- gistradas principalmente en dos
guiente manera: "Lo que has hecho, cartas que forman los capítulos siete,
sólo el asesinato puede superarlo en ocho y parte del nueve, de Moroni.
gravedad ante los ojos de Dios. Has Daré un breve ejemplo que quizás os
arriesgado todo lo más dulce y her- inspire a leer toda la historia. Al es-
moso que podrías haber logrado en cribir Mormón la última carta a su
este mundo y en la vida venidera, y hijo misionero, estaban ocurriendo
piensas que Dios te castigará un po- muchos hechos trágicos; el Profeta
quito y luego te perdonará, a pesar de habla de la maldad y depravación del
que no haces nada por arrepentirte y pueblo, y dice: " . . .no tienen princi-
reconocer tu pecado. Estás total- pios ni sentimientos... no me atrevo
mente equivocado". a encomendarlos a D i o s . . . " (Moroni
Debe de haber sido una escena muy 9:20-21). En cambio, recomienda a su
conmovedora la de aquel padre re- fiel hijo y suplica poder encontrarse
cordando sus propias malas expe- con él otra vez.
riencias, y sintiendo la angustia de Termino este artículo, citando las
ver a su hijo en un camino igualmente palabras de Mormón que contienen
desviado y preguntarse si sería capaz un mensaje de esperanza y un resu-
de arrepentirse como él lo había men de su testimonio:
hecho. Pero, finalmente, Coriantón "Hijo mío, sé fiel en Cristo; y no te
reaccionó, se detuvo en su extravío y aflijas por lo que te he escrito... sino
le dijo a su padre palabras como las que Cristo te anime, y sus padeci-
siguientes: "Está bien, padre, acep- mientos y muerte, y la manifestación
taré la responsabilidad por mi com- de su cuerpo a nuestros padres, y su
portamiento. Reconozco mi culpa y misericordia y longanimidad, y la
siento pesar por lo que he hecho". No esperanza de su gloria y de la vida
se nos dice mucho sobre lo demás que eterna, reposen en tu mente para
sucedió, pero podemos imaginár- siempre."(Moroni 9:25.)
noslo. Su último testimonio contenía ins-
Vemos después cómo Alma enseña trucción, amor, un ruego y la fe. Por
a su hijo con fervor y gozo sobre la amor, apoyaba a su hijo con todas las
expiación de Jesucristo, su propósito fuerzas de su alma.
LIAHONA/MARZO de 1980 13
Un padre
y sus hijos por Jay M. Todd

H
ace ya siete años que lo época extraordinaria en que durante
conocí, pero en cualquier seis meses los cinco laboraron simul-
momento que medite táneamente en las distintas misiones
sobre mi papel de padre, de México; también todos ellos tra-
me viene a la memoria el recuerdo de bajaron como compañeros de uno de
Manuel Cerda, de la ciudad de Mé- sus hermanos por un período de
xico. tiempo.
Conocí al hermano Cerda en agosto Al tener a toda su familia en el
de 1972, mientras me encontraba servicio misional, Manuel Cerda de-
trabajando en su país durante una cidió que no era suficiente con haber-
conferencia de área, la primera que los enviado y mantenerlos, sino que él
tenía lugar allí. Yo había manifestado y su esposa, María, debían dar el
el deseo de conocer algunas familias ejemplo; por lo tanto, resolvieron que
de la Iglesia, y observar el efecto que ellos también serían misioneros.
tenía el evangelio en su vida; ple- ¿Acaso no estaban rodeados de ami-
gándose a mis deseos nos condujeron gos, vecinos y familiares que no co-
a mi intérprete, el hermano Jesse nocían la Iglesia?
Trujillo, y a mí, a la casa de los her- Así fue que en los tres años que
manos Cerda, padres de cinco varo- tuvieron a sus cinco hijos en la mi-
nes, todos ya adultos. sión, los hermanos Cerda ayudaron a
Muy pronto me di cuenta del por- convertirse a la Iglesia a setenta
qué de haberme llevado allí. Su his- personas. Semanalmente escribían
toria como miembros de la Iglesia a sus hijos, dándoles la noticia de al-
había comenzado diecisiete años guien que se había bautizado por
antes, cuando los misioneros habían causa de ellos. El testimonio de g'ozo
llegado por primera vez hasta su casa y verdad de los padres ardía en el
en Tehuacán, a 225 kilómetros de corazón de los hijos; de los padres,
donde vivían entonces. Al cabo de trabajando en la obra misional; de los
seis meses ya se habían bautizado los padres, alentando a sus hijos; de los
padres y sus cinco hijos: Víctor, de hijos, trabajando hombro con nombro
veintitrés años; Agustín, de vein- como compañeros.
tiuno; Moisés, de diecinueve; Ramón Al poco tiempo el testimonio de
de diecisiete, y Gilberto, de dieciséis. esta familia empezó a propagarse,
Menos de un año más tarde, los jó- como un gran fuego de fe, energía y
venes comenzaron a recibir llama- amor, extendiendo sus confines cada
mientos para sus misiones. Hubo una vez más. Al terminar sus misiones,

14 http://bibliotecasud.blogspot.com
los hijos tenían los siguientes bautis- me dijo:
mos en haber: Víctor y sus compa- —Siento un gran amor por todos
ñeros, 140 personas; Agustín y sus mis hijos, y considero un honor el que
compañeros, 106 personas; Moisés y escuchen mis consejos; también me
sus compañeros, 160 personas; siento honrado al instar a los miem-
Ramón y sus compañeros, 75 perso- bros a que escuchen a mi hijo, su
nas; y Gilberto y sus compañeros, 233 obispo. Creo comprender muy bien lo
personas; entre padres e hijos, un que sentiría Dios el Padre cuando
total de 784 personas que entraron en dijo: "Este es mi Hijo amado, en
las aguas del bautismo. Cuando los quien tengo complacencia; a El oíd".
conocí, habían ayudado a convertir a Sé lo que es el amor entre padre e
otras 53 personas más. hijo.
Al terminar su relato los observé y Nuevamente, volví a dirigirme a
vi-que sus rostros brillaban de felici- todos en general al preguntarles
dad. Pensando que aquélla sería mi cómo habían logrado ese incompara-
última pregunta, quise saber qué ble amor familiar. Y una vez mas, el
cargos teman en la Iglesia en ese padre resumió en pocas palabras la
momento. Dos de ellos eran obispos, manera de pensar de todos.
otro era superintendente de la Es- —El evangelio cambió totalmente
cuela Dominical, otro secretario nuestra vida —dijo—. Nos enseñó a
ejecutivo y el otro, consejero del vernos mutuamente como amigos
presidente de la misión. Me di vuelta eternos; me ha enseñado a expresar
entonces y le pregunté al hermano mi amor y a estimar a mis hijos.
Manuel cuál era el cargo que él ocu- Todos estamos dispuestos a luchar en
paba; me respondió que era consejero contra de cualquier cosa que pueda
en un obispado; cuando él dijo esto, dividirnos, que pueda afectar el ca-
uno de los hijos agregó que el obispo riño que nos tenemos. La verdad
de quien era consejero su padre era ciertamente nos ha cambiado.
Víctor, uno de sus hermanos. Vol- Después de conversar un rato más,
viéndome hacia este último, le pre- dimos fin a nuestra visita con una
gunté: afectuosa despedida y nos alejamos
—¿Qué siente al tener a su padre del hogar de los Cerda. En los años
como consejero? que han transcurrido, he llegado a
Su respuesta ha sido una de las comprender que el recuerdo de Ma-
conmovedoras de todas las entrevis- nuel Cerda y su familia siempre per-
tas que he hecho en mi vida: manecerá vivo en mi memoria. Al
—¡Cuánto quiero a mi padre! El meditar sobre la importancia de la
siempre me ha dado buenos consejos, paternidad, del hogar y el amor fa-
ha sido un ejemplo para mí, ha sido mi miliar, sobre la sociedad y sus dife-
inspiración, y me ha ayudado siempre rentes costumbres al respecto, la re-
que me he visto en dificultades. miniscencia de este extraordinario
¿Quién podría ser un mejor consejero padre me hace recordar también el
para mí? maravilloso ejemplo del mío, un
Los ojos se me llenaron de lágrimas hombre muy especial, y las ense-
y me volví hacia el hermano Manuel: ñanzas de nuestro Padre Celestial;
—¿Qué siente usted al servir como además, me hace pensar en el con-
consejero de su hijo? cepto fundamental de la paternidad,
Con un tono de emoción en la voz, que trato de comprender y aplicar en
suave y lentamente, Manuel Cerda mi vida como padre.

LIAHONA/MARZO de 1980 15
Preguntas y Estas respuestas se dan como
ayuda y orientación para los miembros,

respuestas y no como pronunciamiento de


doctrina de la Iglesia.

pectos, y frecuentemente las he ha-


llado poco dignas de confianza.
Aunque es imposible describir
todas las hierbas más conocidas en
este limitado espacio, trataré de ha-
blar de aquellas que son más popula-
res.*
La salvia, una de las más conoci-
das, se ha usado en remedios caseros
desde hace siglos; su ingrediente ac-
tivo es un aceite volátil, de color
verde amarillento, que tiene elevado
Dr. Clifford J. Stratton, Profesor contenido de tanino. Una de las va-
Adjunto de anatomía en la Universidad riedades, la salvia reflex, es vene-
de Nevada y miembro del Sumo Consejo nosa; en cambio, el extracto de la
de la estaca. salvia offtcinalis se usa como ingre-
diente en medicamentos para la
bronquitis y las inflamaciones de
garganta, y resulta muy eficaz; usada
¿Están las infusiones de en gargarismos, evita la excesiva
hierbas dentro de la categoría producción de saliva y tiene impor-
de las "bebidas calientes", tante efecto antibacterial.
prohibidas por la Palabra de El panax o gingseng (ginsen) es
Sabiduría? ¿O es "toda hierba consumido en grandes cantidades
diarias por millones de personas.
saludable para la Este producto tiene el poder de esti-
constitución... del hombre", mular las glándulas suprarrenales y
para utilizar "con prudencia y provocar un marcado aumento de
acción de gracias"? (Véase D. y secreción de cortisona; esto significa
C. 89:10-11.) que interfiere con el metabolismo de
carbohidratos', proteínas y grasas,
con el equilibrio electrolítico y de los
líquidos; afecta el corazón, los ríño-
Esta pregunta es muy interesante, nes, algunos músculos y el sistema
aunque muy difícil de contestar, nervioso central. Se debe recurrir a
puesto que se ha encontrado más de su uso sólo bajo prescripción faculta-
mil variedades de hierbas, pero no tiva.
todas se han estudiado lo suficiente Las diferentes variedades de
como para conocer su valor medici- menta o hierbabuena, preparadas en
nal. Afortunadamente, se ha anali-
zado las más conocidas y de mayor "'Téngase en cuenta que el autores originario
consumo; pero la úriica fuente de in- de los Estados Unidos y que (¡¡tizas algunas de
formación que yo recomendaría es las hierbas que menciona no sean conocidas
una biblioteca médica. He examinado en otras parles, ose conozca)) diferentes va-
las descripciones de libros y pros- riedades.

16
infusión, pueden ayudar eficazmente firme para dichas afirmaciones. Una
a eliminar gases del estómago e in- palabra de advertencia al respecto:
testino; usadas con moderación, son no se debe confundir los efedráceos
inocuas. comunes con el efedráceo chino o bel-
Las raíces del diente de león o ta- cho, que contiene una elevada pro-
raxacum officinale, se usaban en el porción de efedrina, alcaloide que es-
siglo pasado en medicina, para tratar timula fuertemente el sistema ner-
las enfermedades crónicas del hí- vioso y que sólo puede usarse bajo
gado; actualmente, no se ha probado prescripción médica.
que tengan verdadero valor1 medici- Por todo lo anterior, vemos que las
nal. infusiones de hierbas se pueden ca-
La alfalfa, vastamente usada con lificar en algunos casos como "bebidas
diferentes propósitos, puede au- calientes", aunque muchas de ellas se
mentar la producción de cortisona y pueden usar "con prudencia" una vez
contiene elementos que en algunas que sepamos exactamente qué efecto
personas causan dermatitis (infla- tienen en el organismo; hay muchas
maciones de la piel). No se reco- que no contienen ninguna droga pe-
mienda su uso para aliviar el reuma- ligrosa y se pueden beber por su
tismo y la artritis, puesto que un sabor agradable y su beneficio
médico puede recetar directamente nutritivo. Sin embargo, recordemos
cortisona, si lo cree necesario, que no que un cuerpo bien nutrido y cuidado
contiene los componentes perjudi- no necesita ninguna droga para fun-
ciales de esta planta. cionar adecuadamente, tanto desde
El trébol y el sasafrás contienen el punto de vista intelectual como del
sustancias tóxicas; por lo tanto, no se físico.
deben tomar. Existen también nu- El Señor nos ha dado hierbas "para
merosas combinaciones de hierbas que se usen con prudencia y acción de
para infusión, que se utilizan por su gracias", para ayudarnos en casos
sabor agradable o sus propiedades leves de enfermedad; pero también
medicinales, y que se venden libre- nos ha advertido que debemos usar-
mente en droguerías y herboriste- las "con juicio", "no en exceso ni por
rías; es conveniente que antes de in- extorsión", y siempre basándonos en
gerirlas, se determine el efecto que la información científica disponible.
pueden tener, especialmente si se (Véase D. y C. 59:17-20, y también la
padece de alguna irregularidad como sección 89.)
presión arterial alta, deficiencia ti- Con mi experiencia como médico y
roidea, etc. los conocimientos que he adquirido al
Los efedráceos, que en el oeste de estudiar las hierbas medicinales,
los Estados Unidos reciben los nom- debo recalcar la importancia de que
bres populares de "té del desierto", no nos "prescribamos" tés de hierbas
"té mormón"_, "té de india" o "té me- como medicamentos, ni a nosotros
xicano", no tienen alcaloides pero sí mismos ni a los demás. Muchas con-
un alto contenido de vitamina C la tienen drogas cuyo efecto es desco-
cual, si se ingiere en grandes canti- nocido, y de todas maneras, el "fol-
dades, reduce el ritmo cardíaco ba- klore medicinal" no es una fuente
jando al mismo tiempo la presión ar- digna de confianza. Toda enfermedad
terial. Aunque en otros tiempos se que requiera medicinas debe ser
afirmaba que esta planta combatía las tratada por un médico; y una persona
enfermedades venéreas y aliviaba el prudente jamás consumirá grandes
dolor de garganta, no se ha encon- cantidades de ninguna hierba, por
trado en la actualidad ninguna base ningún motivo.

LIAHONA/MARZO de 1980 17
puede que nos haya prometido jus-
Tribulaciones
por- Homer G. Ellsworth
tamente lo contrario, porque nos
dice: "Porque el Señor al que ama,
disciplina" (Heb. 12:6). Si estudiamos
las Escrituras pronto veremos que
todos aquellos que han estado cerca
de Dios, como David que era Su
amigo, han pasado por grandes tri-
bulaciones.
Consideremos por un momento a
Job, cuyo nombre es sinónimo de
aflicción. El había perdido su tierra,
sus riquezas, sus amigos, sus hijos;
estaba cubierto de llagas y con la piel
llena de gusanos; y sin embargo, no
flaqueó. Aun cuando su misma esposa
al ver su tormento le sugirió que
maldijera a Dios y muriera, su res-
puesta fue una reaflrmación de su fe.
A pesar de que este Profeta había
demostrado una gran fe y rectitud,
Dios no lo protegió de las tribulacio-
nes, sino que su promesa a él, como a
todos nosotros, consistía en bendi-
ciones inconmensurables para toda la
"¡Miren, el niño es ciego! ¡No tiene eternidad si era capaz de tomar deci-
ojos!" Incrédulas, las enfermeras se siones correctas, mantener la fe y
agruparon alrededor para ver al re- obedecer los mandamientos; también
cién nacido, que empezaba a tomar el lo consolaría en sus sufrimientos, lo
color de la vida después de su entrada sostendría y tranquilizaría mientras
en este mundo. Era cierto; el bebé se mantuviera firme hasta la muerte.
era ciego, el lugar que debían ocupar Esta promesa se repite a lo largo de
los ojos estaba vacío. Habría que de- las Escrituras.
círselo a los padres; la madre era una Mientras el Salvador estaba en la
hermosa enfermera, y el padre un tierra, enseñó por medio de una pa-
e s t u d i a n t e de medicina. ¿Cómo rábola la necesidad de pasar por
reaccionarían? pruebas y salir vencedor. Habló de
Al igual que el escritor del Antiguo un hombre que había edificado su
Testamento, yo, como médico, "he casa sobre la arena y de otro que la
visto el trabajo que Dios ha dado a los había edificado sobre la roca; cuando
hijos de los hombres para que se surgieron los problemas, el viento
ocupen en él" (Ecles. 3:10). También sopló y la tormenta las sacudió, una
he visto y observado cuidadosamente de las casas cayó, pero la otra per-
la forma en que "los hijos de los maneció. En este caso el factor pre-
hombres" han respondido a esos ponderante eran los cimientos, como
trabajos, a esas aflicciones que Dios los cimientos de fe que sostuvieron a
ha permitido que tuvieran. Job.
Es evidente que el Padre no nos ha En nuestra dispensación, el pro-
prometido jamas inmunidad alguna feta José Smith, un hombre que es-
contra la tribulación; en realidad, taba muy cerca de Dios, también fue

18
probado a través de la tribulación. En como si tuviera dos. Jamás he consi-
la cárcel de Liberty había sido sepa- derado mi defecto como un impedi-
rado de su esposa y su familia, enca- mento para progresar."
denado a la 'pared de su celda por A través de los años he observado a
meses y sujetado a toda clase de pri- esta joven paciente. Desde entonces
vaciones; además, en dos oportuni- tuvo que someterse a una operación
dades se le ofreció para comer carne cardíaca, después de lo cual tuvo un
humana. Finalmente, clamó a su hijo al que cuida tiernamente. Su vida
Padre Celestial: es ejemplo de una hermosa forma de
"Oh Dios, ¿en dónde estás? ¿Dónde responder a la aflicción, y estoy se-
está el pabellón que cubre tu escon- guro de que Dios está complacido con
dite? ella.
¿Hasta cuándo se detendrá tu Quisiera relatar ahora la historia
m a n o . . . ? " ( D . y C. 121:1-2.) de dos personas que reaccionaron en
• En esa oportunidad/Dios no le dijo diferentes formas. Una de ellas era
a José que se le daría la libertad ni una paciente de treinta y seis años a
que se lo llevaría de regreso al seno quien llamaré María; cuando la ope-
de su familia; pero le prometió que no ramos encontramos un cáncer que se
quedaría olvidado ni abandonado, y había extendido por toda la cavidad
que "por todas estas cosas ganarás abdominal. A la mañana siguiente
experiencia, y te serán de provecho" cuando fui a verla, me preguntó:
(D. y C. 122:7). "Tengo cáncer, ¿verdad?" Contra-
No, nuestro Padre no nos ha pro- riado, tuve que responderle que sí. A
metido inmunidad contra la tribula- continuación me preguntó: "¿Cuánto
ción; tampoco se lo había prometido a tiempo de vida me queda?", a lo que le
aquellos padres y al niño ciego. Pero repliqué que era imposible predecirlo
ellos aceptaron al pequeño con amor, exactamente. Ella no quería que in-
y lo cuidaron con ternura; y son más terpretara mal su pregunta, por lo
comprensivos, tienen más interés en que me aclaró que no tenía temor de
los demás, son mejores cristianos, morir.
por haber respondido en la forma que María tenía un sentimiento de paz
lo hicieron a tan tremendo problema. porque acababa de terminar un curso
Recuerdo muy bien a una joven especial para los poseedores del Sa-
paciente que vi hace muchos años, y cerdocio Aarónico que fueran mayo-
que había nacido sin un brazo. Al res; se llamaba "Proyecto Templo".
notar que en la breve historia que Me habló de su esposo y de su hija
deben llenar los pacientes, donde adolescente, que no habían sido ac-
aparece la palabra "ocupación", había tivos en la Iglesia hasta que los tres
escrito "secretaria", le pregunté: habían empezado a asistir a aquellas
"¿Trabaja como secretaria?" "¿Le reuniones especiales, al terminar las
s o r p r e n d e ? " , me respondió son- cuales el obispo les había asegurado
riendo. "Con Una sola mano puedo que al cabo de seis meses podrían ir al
escribir a máquina tan rápido como templo a sellarse, si cumplían con los
muchas personas lo hacen con dos. requisitos necesarios. El mayor an-
Tan pronto como tuve el poder del helo de María era permanecer con
entendimiento, mi madre me dijo que vida en los próximos seis meses, a fin
había nacido con una deformidad que de poder ir al templo con su familia y
podría ayudarme a ser más fuerte, ser sellados por la eternidad. "Si
pero que tendría que aprender a ha- puedo vivir hasta cumplir con ese
cerlo todo con una sola mano tan bien deseo, entonces moriré sin que-

LIAHONA/MARZO de 1980 19
LIAHONA

jarme", solía decirme. sonas tengan pruebas que les ayuden


Mi paciente permaneció viva por a desarrollar la humildad, la compa-
seis meses; durante su estadía en el sión y el aprecio por lo bueno y por lo
hospital siempre estaba alegre y pa- hermoso; la otra, careciendo de esta
recía no sentir dolor, aun cuando su comprensión, se alejó de su Padre
cuerpo estaba totalmente estropeado Celestial y con ello hizo que fueran
por una enfermedad que por lo ge- más pesados su carga y su dolor.
neral es extremadamente dolorosa y El Señor nos ha puesto en la tierra
requiere grandes dosis de narcóticos. a fin de ser probados, a fin de que
Pero ella no los necesitó, y murió pa- tengamos problemas para resolver,
cíficamente y sin una queja. En Doc- para que podamos desarrollar nues-
trinas y Convenios encontramos una tra sabiduría y autodisciplina. La
descripción que hizo el Señor de este forma apropiada de reaccionar ante
estado: las dificultades es parte del desarrollo
"Y acontecerá que los que mueren de nuestro carácter y mente eternos;
en mí, no gustarán de la muerte, de ahí que cuanto más maduros sea-
porque les será dulce." (D. y C. mos y más conocimiento tengamos,
42:46.) más cerca estaremos de cumplir con
Lo que hace que su muerte sea el propósito por el cual vinimos a esta
dulce, es su fe, su seguridad, su cer- tierra. Si recorriéramos el camino de
canía al Padre Celestial. la vida sin problemas ni dificultades,
Al mismo tiempo que atendía a haciendo todo lo que quisiéramos,
María, tenía otra paciente a la que seríamos débiles.
llamaré Juana; tenía cuarenta y dos Cada uno de nosotros debe tener la
años y como María, tenía un cáncer en determinación de ser mejor, a fin de
estado muy avanzado. Apenas se ser digno de morar en la sagrada
enteró de que su enfermedad era in- presencia de nuestro Padre Celestial
curable, se mudó de su casa a un hotel y de servirlo al recibir la vida eterna.
y se dedicó a un estilo de vida total- Cada vez que nos vemos en serias
mente opuesto a las enseñanzas del dificultades, es indispensable que nos
evangelio; empezó a ir a los bares y analicemos íntimamente, determi-
beber mucho, y también a tomar nemos cómo reaccionaría Jesucristo
narcóticos. Según lo que ella misma si estuviera en nuestro lugar y luego
decía, estaba "probando de todo hagamos nosotros lo mismo, sea cual
antes de morir". Murió acosada por sea el precio momentáneo que ten-
terribles dolores, gritando y maldi- gamos que pagar por ello.
ciendo a Dios. También en Doctrinas No deseamos volver a nuestro
y Convenios encontramos una expli- Padre Celestial con un alma débil; por
cación para esto: lo tanto, cuando nos vemos enfren-
"Y los que no murieren en mí, ¡ay tados a la tribulación, arrodillémonos
de ellos! porque su muerte será y pidámosle a Dios que nos dé la for-
amarga." (D. y C. 42:47.) taleza para resolver nuestros pro-
Lo que hace su muerte amarga es blemas, o sobreponernos a ellos y
su falta de fe y de confianza en su soportarlos, en lugar de pedirle que
Padre Celestial. nos los resuelva El. Evidentemente,
Estos son ejemplos de las formas Dios ha tenido un poderoso motivo
de reaccionar de dos personas ante un para dar " t r a b a j o . . . a los hijos de los
mismo problema. Una de ellas com- hombres", a fin de que por medio de él
prendió la necesidad de que las per- adquieran experiencia.

20
Sección para los niños

por el presidente LA
N. Eldon Tanner
CONFIANZA
DE
MI PADRE

L
n día mi padre, que era obispo cometido tal error. Ten a bien perdonarle, y
de nuestro barrio, antes de salir estamos seguros, Padre, de que él tratará de
nos encargó a mi hermano y a hacer lo correcto. Te rogamos que tu Espí-
mí que hiciéramos determinada ritu le acompañe y que le bendigas para que
tarea. Supusimos que no iba a regresar sino pueda ser un buen muchacho."
hasta más tarde de sus ocupaciones en la Por las mañanas, papá solía orar di-
Iglesia; pero regresó antes de lo que espe- ciendo: "Te rogamos que tus bendiciones
rábamos y nos sorprendió jineteando los descansen sobre nosotros al entregarnos a
terneros. nuestros deberes, a fin de que hagamos lo
Creo que jamás olvidaré la forma en que que es correcto y podamos regresar por la
me miró cuando nos llamó a su presencia y noche a brindarte un informe". Estas pala-
me dijo: "Hijo, creí que podía confiar en bras siempre nos daban mayor fortaleza
ustedes". para hacer frente a las tentaciones y ven-
Fue una gran lección y un severo castigo cerlas, pues sabíamos que por la noche
para mí; en ese mismo momento tomé la tendríamos que brindar un informe al
determinación de que ni él ni nadie tendría Padre.
jamás razón alguna para repetir esas pala- Esta noche tendré que informar al Señor,
bras. solía pensar, y ello me ayudaba a vivir
Recuerdo perfectamente la forma en que conforme con lo que se esperaba de mí
mi padre se dirigía al Señor cuando nos durante el día.
juntaba para ofrecer la oración familiar. No Agradezco a mi padre por haberme en-
se trataba de pronunciar unas pocas pala- señado a orar y a ser digno de confianza.
bras y luego mandarnos a trabajar, sino que Hoy en día, cuando con mi familia nos in-
se arrodillaba a nuestro lado para compartir clinamos a orar, sabemos que estamos
con el Señor algunas de nuestras debilida- ofreciendo oraciones a un Dios personal
des y algunos de nuestros problemas en los que está interesado en nosotros, que es-
que habíamos caído en falta: cuchará y responderá nuestras oraciones, y
"Eldon no hizo exactamente lo que debía que nos ha dado el evangelio que puede
haber hecho hoy y lamentamos que haya guiarnos hacia la vida eterna.

LIAHONA/MARZO de 1980
por Claudia G. Remington

L
uis apartó con cuidado el —¿Qué vamos a hacer? —pre-
alambre de púas y pasó a tra- guntó, corriendo un poco para alcan-
vés de la cerca; luego la sos- zarlo.
tuvo para que pasara Capitán, —Bueno . . . preferiría que no vieras
su perro pastor. Este pasó con cuidado esto, pero creo que es parte de nuestro
saltando al campo vecino. El sol de trabajo.
abril brillaba en la dorada pelambre del Mientras se acercaban a uno de los
animal, que era gruesa y espesa, y lo extremos del campo, vieron una ban-
había protegido del frío invernal. dada de urracas que aleteaban ruido-
—¡Ven aquí Capitán! —lo llamó sas en el aire. Entonces Luis vio dos
Luis. ovejas muertas.
Cuando lo tuvo a su lado, puso la
mano sobre la cabeza del perro, ya tibia
por el calor del sol; Capitán era el mejor
amigo de Luis, el único amigo que tenía
cerca a excepción de don Andrés. En el
DOS
pequeño pueblo montañés donde él
vivía, no había niños de su edad y para
ir a la escuela que distaba 16 kilóme-
tros, tenía que ir en ómnibus.
AMIGOS
Luis trepó por otra cerca para llegar
hasta el lugar donde don Andrés tenía
encerradas las ovejas; podía oír al an-
ciano moviéndose en el cobertizo,
ocupado en sus quehaceres.
—¡Hola! —llamó mientras entraba
en el lugar poco iluminado.
Entonces distinguió a don Andrés
mirando a una oveja que lamía a su
corderito recién nacido. El niño con-
templó al animalito con una sonrisa;
quería tomarlo en sus brazos y sentir su
pequeño cuerpecito lanudo.
—Más tarde podrás tenerlo —le dijo
el granjero tomando dos palas—.
Ahora tenemos un trabajo menos
agradable que hacer. Acompáñame.
Luis siguió a su amigo fuera del co-
bertizo, donde Capitán los estaba es-
perando pacientemente al lado de la
puerta. El niño pasaba casi todos los
sábados con don Andrés ayudándole a
cuidar las ovejas; le gustaba ir allí por-
que e! buen señor era como un abuelo
para él.

24
—¿Qué ha pasado? dueños y contarles lo sucedido?
Sintió revolvérsele el estómago —Ya lo he hecho; pero cada uno de
mientras miraba los cuerpos despeda- ellos alega que su perro queda atado
zados de los animales. durante la noche, o da alguna otra
Don Andrés comenzó a cavar un razón por la que dice que es imposible
foso en la tierra mojada, apilando las que su perro haya hecho el daño. Y
paladas de barro a un costado sobre la como yo realmente no he visto al que
hierba. ha matado las ovejas, no puedo saber
- —Los perros las mataron —dijo sin quién es el responsable.
levantar la mirada. —¿Por qué no agarra la escopeta y
Luis no podía entender lo sucedido. se queda aquí de guardia toda la
—¿Cuándo vinieron los perros? noche? Entonces cuando vea un perro
¿Usted los vio? acercarse a este lugar, dispárele nomás.
—Casi desde que empezó la obra —Había pensado en algo así, por-
para la nueva represa, he visto cuatro o que legalmente tengo el derecho de
cinco perros corriendo juntos. Los disparar si un perro extraño está dentro
hombres que trabajan allí han venido de mi propiedad.
con sus casas rodantes a establecerse Luis ayudó a don Andrés a poner las
en las cercanías, y todos tienen perros ovejas en el hoyo y cubrirlas con tierra.
guardianes que son muy bravos, de- Luego caminaron en silencio a través
bido a que tienen que dejar afuera del campo hacia los cobertizos, mien-
muchos equipos y maquinarias. En tras Capitán los seguía con paso tran-
esta forma ya he perdido diez o doce quilo.
ovejas. El domingo por la mañana Luis se
El niño sintió en su interior un gran vistió rápidamente y en silencio; quería
enojo y frustración. ir a ver a don Andrés antes de que
—¿No puede ir a hablar con los comenzara la Escuela Dominical, para
saber si había sucedido alguna nove-
dad durante la noche.
Cerró la puerta que daba al fondo
con mucho cuidado para no hacer
ruido y silbó suavemente para llamar a
Capitán. Se sorprendió al no ver salir al
perro de su casilla, pero sin esperar
caminó rápidamente por el campo di-
rigiéndose a los cobertizos de don An-
drés. Mientras pasaba por la última
cerca vio a éste inclinado sobre algo
que había en la tierra. Parece que le ha
disparado a un perro, pensó el niño, y
corrió hacia su vecino; pero antes de
llegar se detuvo, mientras su cuerpo se
estremecía de miedo y dolor. Siguió
caminando lentamente con los ojos
fijos en la dorada pelambre del perro,

LIAHONA/MARZO de 1980 25
LIAHONA

ya empapada por la lluvia. Don Andrés


levantó los ojos para mirar a su ami-
guito y le puso las manos sobre los
hombros.
—Luis . . . ¡lo siento tanto! Es Capi-
tán.
Luis miró a don Andrés y vio lágri-
mas mezcladas con gotas de lluvia que
corrían por las profundas arrugas de su
rostro; sus ojos oscuros reflejaban una
pena profunda.
El niño estaba como atontado
—Pero, ¿cómo sucedió? —pre-
guntó.
—La noche estaba oscura y el cielo
muy nublado; mientras esperaba me
quedé dormido. Cuando desperté vi la
silueta oscura de un perro viniendo a
través del sembrado y disparé. Ni si-
quiera vine a ver el cuerpo hasta esta
mañana. Cuando me di cuenta de que
era Capitán, no lo podía creer. Segu-
ramente estaba yendo hacia la casa
para ver si le habíamos puesto alguna
sobra de comida para él.
Don Andrés hizo un movimiento
para poner sus brazos alrededor del
muchachito, pero éste su puso rígido y
se apartó.
—¿Cómo pudo disparar a Capitán?
Usted lo conocía, lo veía todos los días
—le dijo con la voz cargada de enojo,
El anciano fue a buscar una carretilla
para transportar el cuerpo, mientras
Luis se esforzaba por levantar el pe-
sado animal; pero no pudo. Luego
juntos lo levantaron y pusieron en la
carretilla para llevarlo a la casa de Luis.
Este caminaba un poco más atrás su-
mido en doloroso silencio.
Don Andrés quiso cavar el hoyo;
pero el niño insistió en hacerlo él
mismo en la tierra blanda; luego ente-
rró al perro, mientras don Andrés, de
pie a su lado, lo miraba sin pronunciar
palabra.

26
El lunes por la noche llegó el vecino que la idea de disparar a los perros que
llevando en sus brazos un pequeño anduvieran merodeando había sido
corderito para Luis; éste no quiso verlo, suya.
y le dijo a su madre que le dijera a don —Bueno, yo no quiero ese corde-
Andrés que él no quería el cordero. rito. ¿Cómo pudo él pensar que un
Cada día después de la escuela el niño cordero podría reemplazar a Capitán?
se iba a su cuarto y allí se quedaba la —Estoy seguro de que él no pen-
mayor parte del tiempo tirado en la saba eso, pero' necesitaba hacer algo
cama. Después de cenar y una vez que para demostrarte cuánto lo sentía. Le
terminaba sus tareas de la escuela, estás haciendo más daño del que él te
volvía a encerrarse en su cuarto. El ha hecho a ti, porque lo estás haciendo
viernes por la noche, el padre lo siguió intencionalmente.
a su habitación y se sentó al borde de la Luis no había pensado que su actitud
cama sin decir palabra. fuera tan mala. Siguió sin mirar a su
Finalmente Luis dijo: padre, quien súbitamente se inclinó
—Papá, ¿tú crees realmente en el sobre él y le besó la mejilla.
cielo de los perros, o es sólo un cuento El sábado por la mañana Luis se le-
para consolar a los niños? vantó temprano, con el mismo nudo
—Yo realmente no sé nada acerca doloroso que tenía en el estómago
del cielo de los perros; pero creo fir- cada mañana desde la muerte de Ca-
memente que toda vida es eterna, pitán. Los rayos del sol penetraban por
porque todas las cosas fueron creadas la ventana. Se vistió, salió silencioso de
espiritualmente antes de ser creadas la casa y caminó cruzando los campos
materialmente. mientras el rocío le mojaba el calzado.
—¿Qué quiere decir eso? Cuando empezó a sentir el calor del sol
—Es difícil de entender, pero para ti en el rostro, comenzó a sentir que poco
esto significa que Capitán todavía vive. a poco volvía a vivir. Todavía sentía el
—Después que yo muera, ¿lo vol- corazón dolorido por la pérdida de
veré a ver? Capitán, pero al mismo tiempo sentía
—No lo sé con seguridad, pero creo algo de consuelo, un sentimiento de
que sí. ternura que él había pedido en sus
Luego mirando fijamente a su hijo oraciones poder tener.
continuó. Vio a don Andrés en el cobertizo
—Hay una cosa que me preocupa; juntando sus herramientas para esqui-
en este lugar más bien solitario tú tenías lar.
dos grandes amigos. Debido a un de- —Creo que si alguna vez voy a tener
safortunado accidente has perdido mi propia manada, necesitaré ese
uno; eso es algo que no tiene solución. cordero —le dijo Luis desde la entrada.
Ahora no sé por qué has decidido Don Andrés se volvió y fue hasta la
perder también el otro. ¿Has pensado puerta, mirándolo con ojos tiernos y
siquiera cómo se debe haber sentido brillantes.
don Andrés esta semana? —Me alegro mucho de verte, Luis
Luis había tratado de no pensar en —le dijo—. Voy a necesitar tu ayuda
esto, pero todavía recordaba las lágri- para esquilar.
mas y la lluvia corriendo por su rostro. Y juntos los amigos entraron al co-
Su conciencia también le recordaba bertizo.

LIAHONA/MARZO de 1980 27
2E
Amor más, le preguntó a su amigo:
—¿Está seguro de que su familia no

incondicional
por Scott Snow
está pasando por alguna dificultad?
Haciendo una pausa y con gran curio-
sidad, el doctor Kim replicó:
—¿Por qué? ¿Qué es lo que pasa?
—Lo que sucede es que en días pasados
' vi a Tae Whan en una de las esquinas del
vecindario vendiendo periódicos.
—¿Qué vio a quién? . . . ¿Está seguro?
—Estoy completamente seguro. Es-
taba preocupado por el bienestar de su
familia y por eso es que le he llamado esta
mañana.
Esa tarde en la oficina, el doctor Kim se
preguntaba qué razones habrían llevado a
su hijo a hacer aquello, y cuando la opor-
tunidad se presentó, le dijo:
—Tae Whan, ¿podría hablar contigo un
minuto?
—¡Oh, sí papá, por supuesto!
—Hijo, hoy me llamó el señor Lee y me
dijo que te había visto vendiendo perió-

C
omo muchos otros estudiantes dicos en la calle. ¿Es verdad?
de dieciséis años que asisten a Tímidamente Tae Whan le respondió:
los seminarios, Kim Tae —Sí papá, lo hice solamente para ayu-
Whan, un miembro de Corea, dar a un compañero. El no tiene dinero
había estudiado en la Biblia el capítulo 10 para comprar su almuerzo y yo le he dado
de Lucas, que se refiere a la parábola que la porción extra que llevo todos los días;
el Señor mismo enseñó sobre el Buen Sa- además, por cada periódico que vende-
maritano. mos ganamos 40 won*.
Cierto día, Tae Whan pidió a su mamá —Hijo, ¿por qué lo has hecho? Primero
que cuando le preparara el almuerzo para deberías haberlo consultado conmigo.
llevar a la escuela, pusiera en su paque- —Pero papá, cada vez que ayudo a mi
tito una porción extra. Ella así lo hizo amigo, me siento un poco más como el
pensando que su hijo estaba desarro- Buen Samaritano; por eso quiero hacer
llándose rápidamente y que necesitaba algo por mis compañeros que no son tan
nutrirse más; de manera que desde ese afortunados como yo. Además, creo que
día le preparó un almuerzo extra para que realmente no estoy haciendo todo lo que
llevara consigo. podría hacer por ellos. En mi clase de
Una mañana mientras su padre, el seminario leí esa parábola, y sentí que
doctor Kim, estaba en su oficina, recibió esto era lo que debía hacer.
una llamada telefónica de un amigo. Tae Whan verdaderamente entiende lo
—¿Cómo está doctor Kim? ¿Cómo está que el Salvador dijo:
su familia? "Amarás al Señor tu Dios con todo tu
—Muy bien, gracias— contestó el corazón, y con toda tu alma, y con toda tu
doctor en forma agradable. mente; y a tu prójimo como a ti mismo."
Los dos amigos hicieron intercambio de (Lucas 10:27.)
saludos y hablaron por algún rato, hasta *Won: Moneda coreana, equivalente a unos
que el señor Lee, sin poder contenerse centavos.

LIAHONA/MARZO de 1980 29
espués de una gira con los mi- obtener una buena tarifa por ese viajecito

D sioneros y los santos de la isla


de Java, en Indonesia, pagué
la cuenta y salí del hotel a las
seis de la mañana, para tomar el primer
avión que partía para Singapur. Subí a un
de media hora al aeropuerto.
Entonces decidí hacer mis ejercicios
matutinos empujando el taxi, mientras el
conductor se encargaba del volante para
poder hacer andar el auto; sin embargo, él
taxi que se hallaba estacionado cerca de la confió demasiado en la fuerza de mi san-
entrada del hotel y le dije al conductor gre holandesa y soltó el embrague, sin
que me llevara al aeropuerto internacio- darme tiempo a que le diera el impulso
nal. Cuando trató de poner en marcha el suficiente; el resultado fue que el vehículo
automóvil, éste no hizo ningún sonido se detuvo repentinamente. Traté nueva-
como si la batería estuviera descargada. mente, y esa vez con urj ruido estrepitoso
Bien, ¿qué haríais vosotros en una si- del motor, el taxi comenzó a moverse ini-
tuación similar? ciando la marcha; de un salto abrí la
Calculé que posiblemente me tomaría puerta, me introduje en él y continuamos
mucho tiempo sacar mis valijas y buscar
otro taxi; también se me ocurrió que el
pobre hombre de aquel taxi estaría tra-
tando de ganar el dinero suficiente para
mantener a su familia y que se sentiría
desanimado al perder la oportunidad de El día
pe empajé
un taxi
por el élder Jacob de Jager
del Primei1 Quórum de loa Setenta

30 http://bibliotecasud.blogspot.com
nuestro camino. persona que estamos buscando: un via-
Una hora y media más tarde cuando jero experimentado, con habilidad para
subía al avión, la aeromoza me saludó y enseñar a nuestro personal la forma de
me dijo: ser amistoso con los clientes.
—¡Me sorprende verlo aquí! Usted es Le contesté que lo haría con mucho
el caballero que empujaba el taxi esta gusto en cualquier momento que planea-
mañana, frente al Hotel Borobudur. ran iniciar un nuevo curso o dar uno de
Luego me contó que todos los miem- repaso en Hong Kong, sin esperar ningún
bros de la tripulación del avión habían pago, siempre que las fechas que eligie-
presenciado la escena desde un automóvil ran no interfirieran con mis asignaciones
que se hallaba estacionado en la puerta en la Iglesia. Al momento pensé: ¡Qué
del hotel, y que durante el trayecto hasta oportunidad tan espléndida para ense-
el aeropuerto, habían hablado sobre el ñar a estas personas las razones por las
incidente y se preguntaban: ¿Qué clase de que los mormones actuamos así!
hombre es éste? Si puede hospedarse en Cuando regresé a Hong Kong, se me
un hotel como ése, ¿porqué es que se toma acercó el gerente del departamento de
el trabajo de empujar un taxi a las seis de capacitación de la línea aérea, quien había
la mañana? recibido un informe de la instructora de
Entonces pensé: Esta es mi oportuni- servicios aéreos. Concertamos una cita y
dad para realizar la obra misional entre nos reunimos por dos horas en su oficina.
estas personas. Saqué una tarjetita de mi El se hallaba muy impresionado por el
billetera, se la entregué a ella y le dije: trabajo y los logros de la Iglesia.
—Nosotros los miembros de la Iglesia Estoy seguro de que tendré la oportu-
de Jesucristo de los Santos de los Últimos nidad de llegar a muchas almas en un
Días, creemos en las buenas relaciones futuro cercano, simplemente porque el
humanas. mundo vio la Iglesia en acción, una ma-
La joven me dijo que ella no estaba ñana temprano en Jakarta, Indonesia.
realmente trabajando como azafata, sino Todos tenemos la oportunidad de hacer
que era la instructora de servicios aéreos la obra misional. La gente está constan-
de la firma Cathay Pacific Airways y que temente vigilándonos; es sólo cuestión de
estaba allí para evaluar la actuación de encontrar la persona, la hora y el lugar
algunos de los alumnos a los que ella había apropiados.
tenido que enseñar en la escuela de capa- Recordemos todos otra vez que "toda-
citación para tripulantes de cabina en vía hay muchos en la t i e r r a . . . que se
Hong Kong. Eso me permitió darle otra hallan fuera de la verdad solamente por-
explicación acerca de la Iglesia: En la ac- que no saben dónde hallarla" (D. y C.
tualidad la Iglesia de Jesucristo de los 123:12).
Santos de los Últimos Días es la organi- Esta Iglesia fue, es y será una Iglesia
zación educativa más grande del mundo. misionera. No pensemos que cuando se
Hay por lo menos dos millones de perso- menciona la obra misional es únicamente
nas que una vez por semana se enseñan para aquellos que han sido llamados ofi-
mutuamente materiales de lecciones di- cialmente como misioneros; aproveche-
vinamente inspirados. Luego le expliqué mos cada oportunidad para compartir el
que paso la mayor parte del tiempo en- evangelio con nuestro prójimo.
señando a los misioneros y a los miembros El evangelio es verdadero. Jesús es el
de la Iglesia en las nueve misiones del Cristo. Su Iglesia ha sido restaurada por
sudeste de Asia. el profeta José Smith. ¡Compartamos
Ella me comentó: este mensaje glorioso por todos los me-
—Entonces puede que usted sea la dios posibles!

LIAHONA/MARZO de 1980 31
por Elise Richins
abíamos tenido que esperar opuesto al de ellas se sentaban la mamá y

H un largo rato en la estación de


autobuses y nos alegramos
cuando llegó el momento de
salir para subir al vehículo. Mientras nos
adelantábamos en fila, vi dos asientos li-
un hermanito.
"Esta debe ser una familia mormona",
me dije. Desde que había salido de Reno,
Nevada, la ciudad en que nací, había su-
puesto que todos los que vivían en Utah
bres y pensé que si mi esposo y yo llegá- eran mormones, o por lo menos que todos
bamos a sentarnos en ellos podríamos estaban familiarizados con la doctrina de
estar muy cómodos y gozar de nuestro la Iglesia; pero en la última conferencia de
viaje desde Cedar City, Utah, a Salt Lake estaca había cambiado de opinión. El
City. Los dos estábamos entusiasmados tema trataba sobre la obra misional, y uno
con la idea de visitar a mi hermano antes de los discursantes mencionó que muchas
de que saliera para la misión. personas eran encaminadas hacia Utah
Pero mientras nos acercábamos, una para que tuvieran la oportunidad de oír el
señora que iba delante de nosotros se evangelio. Otro'dijo que algunos que rio
sentó en el asiento doble que yo había son miembros y viven en comunidades
elegido. Así que nos hicimos paso entre rodeados de mormones, nunca aprenden
otras personas que estaban paradas en el nada acerca de nuestra Iglesia, porque
pasillo colocando sus bultos en el por- esperan que sus vecinos mormones les
taequipaje cerca del techo del ómnibus, y hagan conocer el evangelio verdadero.
mi esposo se sentó en el asiento de al lado Puesto que mi hermano menor estaba
de la ventana unas filas más atrás. Sin- por ir a servir en la Misión de Suiza, la
tiéndose libre de la obligación de estudiar obra misional estaba presente en mi
sus cursos en la universidad, se acomodó mente; pero los discursos de la conferen-
lo mejor que pudo y empezó a leer una cia me habían hecho pensar más en la
novela. Me senté a su lado en el asiento responsabilidad que todos tenemos de
que da al pasillo, y empecé a mirar a mi testificar a los que nos rodean acerca de la
alrededor. En el asiento adelante del veracidad del evangelio; incluso había
nuestro había dos niñas; y del lado sentido el impulso de poner en mi valija

32
acerca de confraternizar.

Un ómnibus Me cohibían todos aquellos desconoci-


dos, pero había tratado mucho con niños y
éstos no me asustaban. Tal vez pudiera

lleno de empezar entablando conversación con los


dos niños que se sentaban al otro lado del
pasillo, y que estaban evidentemente
aburridos. Encontré un ovillo de lana en

desconocidos mi cartera, corté una hebra y la até. En-


tonces me incliné hacia el otro lado del
pasillo, me acerqué al niño, que segura-
mente había perdido la discusión porque
su hermana estaba sentada al lado de la
ventana, y le pregunté si sabía jugar con
una hebra entrelazándola entre los dedos;
un ejemplar de El Libro de Mormón, él me contestó que "más o menos", pero
aunque lo había dejado pasar. parecía contento de tener algo para hacer
Cambié de posición y miré al otro lado y muy pronto empezamos a jugar con el
del pasillo donde vi a dos niños, segura- pedazo de lana.
mente hermanos, que estaban discu- Cuando nos encontramos con una
tiendo acerca de quién se sentaría al lado figura un poco difícil me di cuenta de que
de la ventana. La madre estaba estirada yo tampoco sabía mucho de este j uego y la
sobre los dos asientos de atrás de ellos niña que se sentaba adelante de nosotros
tratando de dormir. se dio vuelta y nos ofreció ayuda; la her-
"Pareciera que éste va a ser un viaje mana del niño que hasta entonces había
largo y aburrido", murmuré, y como de- tratado de ocultar su interés se puso
cidí ignorar todo lo que me rodeaba, también a observarnos.
saqué una revista y me puse a hojearla. Al Poco después ya sabíamos nuestros
hacerlo encontré un relato acerca de un respectivos nombres. Jeanette (después
hombre que entabla conversación con me enteré de que era mormona), estaba
otros siempre que viaja y los métodos que ayudando a John, que no lo era, a hacer
usa para hacerse de amigos. El decía que otro juego con la hebra de lana; así que
la amistad está siempre tan cercana como corté otros pedazos y los pasé a los demás.
la persona que se sienta a nuestro lado. A los pocos minutos estábamos conver-
La lectura estimuló aún más mi concien- sando y riéndonos como si fuéramos
cia y me puse a pensar en que probable- amigos. John nos contó que él y su her-
mente la mayoría de las personas que mana, April, viajaban de Las Vegas a
viajaban en ese ómnibus también que- Nueva York porque iban a visitar a sus
rrían entablar conversación con otros al parientes.
igual que yo, pero que tendrían ver- Cuando nos aburrimos de jugar con la
güenza de tomar la iniciativa. Todo de- lana, empezamos a jugar a un juego que
pendía de mí. Traté de armarme de valor, se llama "Adivina qué animal soy". Yo fui
pensando en lo que se había hablado en la la primera y los otros me preguntaban
última lección de la Sociedad de Socorro cosas que yo podía contestar con un "sí" o

LIAHONA/MARZO de 1980 33
LIAHONA

un "no". Susan adivinó, así que le tocó el muy bien que ella ya lo había intentado y
turno; por fin descubrimos que era un que era mi turno de hablarles del evan-
canguro y nos dijo que había elegido ese gelio a nuestros nuevos amigos. No
animal porque su hermano había sido lla- puedo, todos me están escuchando. Las
mado a una misión a Australia. ideas volaban por mi mente pero las pa-
¡Ella está tratando de hacer lo mismo labras no querían salir de mi boca. De
que yo!, exclamé para mis adentros. Ahí r e p e n t e mi pensamiento cambió de
tenía una aliada, alguien que me había rumbo. Esta es una oportunidad mag-
ganado de mano con deseos de ser misio- nífica. Yo empezaré a hablar, y entonces
nera; tal vez ella pensara que yo no era Susan me ayudará e incluso mi esposo
miembro y estuviera tratando de que me que ha ido a una misión, se pondrá de pie
interesara en la Iglesia; por esa razón co- y dará un maravilloso sermón que hará
menté que también mi hermano pronto que todos los viajeros se ofrezcan a recibir
iría a una misión. Evidentemente John no las discusiones de los misioneros cuando
sabía lo que era una misión; pero sí sabía lleguen a su casa.
que era su turno en el juego, así que con- Recobré el valor y empecé; como sabía
tinuamos con nuestro pasatiempo. que John y April iban a Nueva York les
Bueno, paso la oportunidad, me dije, pregunté si alguna vez habían visto el
aunque sabía que era un viaje de cinco Cerro Cumorah; por supuesto, nunca lo
horas y que se presentarían otras opor- habían oído nombrar. Miré a mi esposo
tunidades. Mientras tanto podemos ha- como diciendo "bueno, es t u t u m o " . Pero,
cemos mejores amigos, pensé. Al rato todavía absorto en su novela, no se dio por
estábamos divirtiéndonos tanto que otras enterado; Susan también estaba en silen-
personas en el ómnibus empezaron a ob- cio, así que todo corría por mi cuenta.
servarnos; un hombre que estaba sentado Les conté acerca de Moroni y de José
más adelante se dio vuelta y se quedó Smith, les mostré las Escrituras y les di a
mirándonos jugar, gozando también con leer el título, El Libro de Mormón; les
nuestro entusiasmo. dije quién era Mormón y les expliqué un
Los tres que no eran miembros de la poco acerca de los mormones; también les
Iglesia, John, April y su madre, parecían conté la historia de José Smith, lo cual me
estar divirtiéndose mucho con el juego. resultó más fácil de lo que pensaba. Era
Los dos niños trataban de elegir nombres como contarles ún cuento a los niños con
de animales que fueran difíciles de reco- los cuales había trabajado. Algunos via-
nocer, y su madre nos miraba de vez en jeros también se pusieron a escuchar, y
cuando y sonreía. Jugamos un rato largo, sobre todo la madre de John y April.
hasta que Ralph, el hermanito de Jea- Cuando terminé, John me preguntó:
nette y Susan, intervino en el juego ha- "Pero, ¿cómo sabemos que esto que nos
ciéndonos reír con sus ocurrencias. dice es verdad?" Con satisfacción le con-
Cuando le tocó el turno a April otra vez, testé que podemos encontrar la respuesta
ella dijo que era un oso koala y hablamos a esa pregunta de la misma forma que
un poco más de Australia. Aquí tenemos José Smith encontró respuesta a la suya:
otra oportunidad de hablar del evangelio, debemos preguntarle a nuestro Padre
me susurró la conciencia; todos estába- Celestial. Después hablamos un poco
mos cansados de jugar, y parecía que era acerca de la oración. Cuando miré a mi
el momento oportuno. Vamos Susan, di esposo estaba sonriéndome; él sabía lo
algo, dije para mis adentros; pero sabía que yo estaba tratando de hacer, y todo

34
parecía presentarse a pedir de boca. Les los hubiéramos excluido; así que conversé
mostramos el Templo de Provo cuando con ellos por unos minutos y para ayudar
pasamos por allí y Susan les prometió a las niñas que estaban dibujando, les
mostrarles el Templo de Salt Lake City pregunté cuáles eran sus colores favori-
con la estatua de Moroni, cuando llegaran tos. Cuando Jeanette y Susan terminaron
al centro de la ciudad, (mi esposo y yo nos de dibujar el paquete, lo ataron con la
bajaríamos antes). Todos parecían estar misma lana que habíamos usado para ini-
tan entusiasmados como nosotros con la ciar nuestra amistad. Les dimos el regalo
idea. entre todos; el deleite se reflejaba en la
Hicimos una parada de diez minutos en cara de John y April, y también la madre
Provo, y yo hice una oración en silencio: parecía sentirse satisfecha.
"Por favor, necesito un ejemplar del Casi sin darme cuenta pasaron los mi-
Libro de Mormón". Me disculpé y bajé del nutos y llegamos a destino; y el viaje que
ómnibus, tratando de encontrar a toda parecía que iba a ser tan largo resultó
prisa algún lugar donde pudiera com- sumamente corto, sobre todo si tomaba
prarlo, pero no tuve suerte. Sin embargo, en cuenta el hermoso y cálido sentimiento
sobre el escritorio de uno de los emplea- que llevaba conmigo. Tanto mis amigui-
dos de la estación alcancé a ver una copia tos como yo nos sentimos muy bien; sa-
del libro, igual a la que había dejado en bíamos que habíamos preparado la tierra
casa, pero bastante más usada; supliqué y plantado la semilla. Había llegado el
al hombre que vendía los boletos que me momento de decir adiós, un adiós feliz y
lo vendiera, pero me lo regaló, siguién- lleno de esperanza, aunque nos embar-
dome con una mirada de curiosidad hasta gaba un dejo de tristeza.
que entré al ómnibus. Cuando el ómnibus se alejó, mi esposo y
Dentro del libro escribí un breve men- yo los saludamos con la mano. No pude
saje dedicado a mis nuevos amigos, luego menos que imaginar a John, April y sus
Jeanette, Susan y yo lo firmamos y escri- padres todos vestidos de blanco y espe-
bimos nuestras respectivas direcciones. rando para entrar en las aguas bautisma-
El pequeño Ralph, de cinco años, también les: Espero que algún día lleguen a ser
quiso firmar,, y dijo que cuando fuera miembros de la Iglesia, y cuando lo sean,
grande él también iría a una misión; las sé que me sentiré contenta por haber
niñas envolvieron el regalo en una bolsita permitido que el Espíritu Santo me
y la decoraron con algunos dibujitos que guiara a hacer la obra misional en un viaje
hicieron con unos lápices de colores que en ómnibus; aunque la próxima vez me
encontré en mi cartera. aseguraré de llevar conmigo un ejemplar
Tratamos de apurarnos y de hacerlo del Libro de Mormón.
medio a escondidas, pero apenas había-
mos empezado cuando los diez minutos
pasaron y John, April y su madre volvie-
ron a subir al ómnibus y nos vieron. Me di
cuenta de que tenían curiosidad por saber
qué pasaba, de manera que les expliqué
que los niños estaban preparando una
sorpresa para unas personas muy espe-
ciales. Ellos se volvieron a sus asientos y
parecían un poco desilusionados de que

LIAHONA/MARZO de 1980 35
Guardad los mandamientos
a cualquier precio
por el élder Gene R. Cook
del Primer Quórum de los Setenta

E
n mi juventud, dudaba con joven pudiera ser lo suficientemente
frecuencia de la importancia responsable como para ser empleado,
de guardar los mandamientos pero con la ayuda de mi padre lo conven-
del Señor. Por ejemplo, me cimos de que me dejara probar.
preguntaba si en realidad El necesitaría Siento que el Señor verdaderamente
mi diezmo, ya que yo ganaba muy poco; o me bendijo en mi juventud pues pude
si sería necesario santificar el día de re- realizar en forma eficaz aquel trabajo, el
poso. Pero no pasó mucho tiempo sin que cual fue muy importante para mí, porque
me diera cuenta de que El no necesitaba en esos años t e m p r a n o s de mi vida
mi dinero, ni mi obediencia, sino que al aprendí a ser responsable con el dinero, a
contrario, era yo quien necesitaba ser fiel vender las suscripciones del periódico,
a Su palabra para poder recibir la forta- cobrar, y también a tratar con las dife-
leza espiritual y las bendiciones que sólo rentes personas. Cada mes pagaba sin
se pueden obtener al obedecer los man- falta y de todo corazón la décima parte de
damientos del Señor. todo lo que ganaba.
Cuando apenas tenía once años traté de A la edad de dieciséis años, después de
conseguir mi primer trabajo. Es muy haber repartido periódicos por cinco
común en mi país que los jóvenes repar- años, quedé muy sorprendido cuando el
tan periódicos en el vecindario y éste era gerente de circulación me pidió que fuera
mi deseo, aunque sabía que no tenía la supervisor de todos los muchachos de la
edad suficiente pues para ese empleo se ciudad que hacían el mismo trabajo. Para
requería haber cumplido los doce años. mí eso constituía un gran honor, porque
Fue muy difícil al principio tratar de era bastante joven como para tener se-
convencer al que estaba encargado de dar mejante responsabilidad. Recuerdo el
los trabajos, de que un muchacho tan sentimiento de gratitud hacia el Señor

36 http://bibliotecasud.blogspot.com
que embargaba mi corazón y consideré Sentí que me había quedado solo para
esto como una bendición directa de mi tomar tan gran decisión y poco después
Padre, que me permitía progresar y ob- me di cuenta de que la única manera de
tener un mayor desarrollo. resolver mi dilema era preguntándole al
Trabajé como asistente del gerente de Señor cuál era su voluntad.
un período de casi dos años, y fue enton- El sábado siguiente fui y le dije al ge-
ces cuando recibí una de las pruebas más rente que no trabajaría los domingos, a lo
grandes de mi vida, algo que nunca podré que me contestó diciendo que si esa era mi
olvidar. Hasta entonces había sido fiel en decisión, sólo me quedaba una semana
el pago de los diezmos y creía en este más en el empleo como asistente, y que
principio, pero mi testimonio de él no era luego me reemplazaría un muchacho que
de la misma magnitud que adquiriría "realmente tenía deseos de trabajar".
después de esa experiencia. Esa tarde salí del trabajo sintiéndome
' Un sábado por la tarde después de muy triste y pensando que al cabo de
haber terminado el trabajo, el gerente me cinco o seis días ya no tendría trabajo; en
dijo que a partir de la semana siguiente un año más saldría en la misión y todavía
sería indispensable que yo trabajara no había ahorrado el dinero necesario.
todos los domingos por la mañana. El era Durante esa semana oré mucho.
miembro inactivo de la Iglesia y sabiendo Los días siguientes me parecieron in-
que mi reacción no sería muy positiva, me terminables y no había mucha comunica-
dijo astutamente que aunque faltara a la ción entre mi jefe y yo. El sábado se
reunión de sacerdocio y a la Escuela Do- acercaba, y ése sería mi último día.
minical, podría buscar la manera de asis- El viernes, mientras me encontraba
tir a las demás reuniones y así el problema terminando el trabajo del día, el gerente
no sería demasiado serio. Después, pen- se acercó a donde yo estaba y me dijo con
sando que quizás sus promesas me con- voz algo emocionada: "Gene, tu forma de
vencerían de trabajar los domingos, me actuar es correcta y me doy cuenta de que
prometió un aumento del treinta por he procedido equivocadamente al pedirte
ciento en mi salario. que trabajaras los domingos. He encon-
Aún puedo recordar el impacto tan trado a un joven de otra religión que está
fuerte que sus palabras causaron en mi dispuesto a trabajar esos días, pero to-
corazón, y la sinceridad de mi respuesta: davía quiero que te quedes como mi asis-
"Estoy completamente seguro de que no tente. Recuerda que puedes contar con el
podré trabajar los domingos". aumento del treinta por ciento aunque no
"Mira", me dijo él, "tendrás que tra- trabajes en el día de reposo; eres un joven
bajar los domingos, o me buscaré otro ejemplar"
asistente." Nunca podré olvidar el sentimiento de
Cuando salí ese día de la oficina, la gratitud que me invadió en ese momento,
tristeza invadía mi corazón. Me dirigí al ni lo que sentí ese mes cuando pagué más
Señor y le pregunté por qué tenía que del diezmo que me correspondía y con
perder mi trabajo por causa de la Iglesia; toda fidelidad cumplí con mis responsa-
había estado ahorrando el dinero sufi- bilidades del día domingo.
ciente para pagarme la misión, y sólo El Señor derramará sus bendiciones
porque no estaba dispuesto a quebrantar sobre todo hombre o joven y le hará
el día de reposo trabajando los domingos, comprender el valor de pagar el diezmo
iba a perder mi empleo. de todo lo que gana y de mantener sa-
Le pedí consejo a mi padre, pero todo lo grado Su santo día. Vale la pena guardar
que me dijo fue: "Estoy seguro de que los mandamientos del Señor, sea cual sea
harás lo que es correcto, sea lo que fuere". el precio que tengamos que pagar.

LIAHONA/MARZO de 1980 37
La revelación
personal
por el presidente Harold B. Lee

Harold Bingham Lee, el undécimo Presidente de la Iglesia, nació el 28 de marzo de


1899, en Clifton, Idaho; sus padres fueron Samuel Marión Lee y Louisa Emeline
Bingham. Después de haber servido como presidente de estaca, recibió su primera
asignación como Autoridad General de la Iglesia, al establecer el programa d,e
bienestar en 1936. Fue ordenado Apóstol el 10 de abril de 19U1 por el presidente Heber
J. Grant y fue sostenido como Presidente del Quórum de los Doce Apóstoles el 23 de
enero de 1970. Ese mismo día, fue llamado como Primer Consejero del presidente
JosephFielding Smith, a la edad de setenta años. Fue sostenido como Presidente de la
Iglesia el 7 de julio de 1972, a la edad de setenta y tres años. Murió el 26 de diciembre
de 1973 en la ciudad de Salt Lake, a los setenta y cuatro años de edad.

E
l élder John A. Widtsoe, del Lamentablemente, no todos somos tan
Consejo de los Doce, dijo que bendecidos como para poder oír lo que
en cierta ocasión, durante una tenemos la obligación de oír.
reunión con un grupo de ofi- En cierta ocasión, poco antes de la cru-
ciales de estaca, alguien le preguntó: cifixión, cuando el Maestro se hallaba en
"Hermano Widtsoe, ¿cuándo fue la última el templo se le acercaron algunos griegos,
vez que la Iglesia recibió una revelación? sin duda con el deseo de verlo, pues El
"El hermano Widtsoe se quedó pensativo había logrado ya cierto prestigio. Allí, en
y luego respondió: "Probablemente el ese santo lugar, se arrodilló y oró a su
jueves pasado".* Padre para que lo librara de esa prueba, y
Esta frase se repite a menudo en las luego dijo:
Escrituras: "Padre, glorifica tu nombre. Entonces
"El que tiene oídos para oír, oiga." vino una voz del cielo: Lo he glorificado, y
(Mat. 11:15.) 'lo glorificaré otra vez." (Juan 12:28.)
Hubo algunos que oyeron aquello y di-
^Indudablemente, el élder Widtsoe se refe- jeron que había tronado; otros dijeron
ría a la reunión regular que tienen la Primera que un ángel del Señor le había hablado.
Presidencia y el Consejo de los Doce todos los Como podemos ver, hubo muchos que
jueves por la mañana. tenían oídos para oír, pero no oyeron.

38
El apóstol Pablo fue convertido en una —Claro que no.
oportunidad en que se dirigía a Damasco, —¿Qué edad tiene usted?
con decretos judiciales para perseguir a —Cuarenta y siete años.
los santos que se hallaban congregados en —¿Qué grado tiene en el sacerdocio?
ese lugar. De pronto cayó al suelo por la Me dijo que creía que era maestro.
fuerza de un resplandor que lo rodeó y —¿Guarda usted la Palabra de Sabidu-
cegó, y oyó una voz del cielo que le decía: ría?
"Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?" A lo que él repuso:
(Hechos 9:4). Y Pablo comentando el in- — B u e n o . . . no.
cidente dice: Era evidente que fumaba.
"Y los que estaban conmigo vieron a la —¿Paga el diezmo? —continué.
verdad la l u z . . . pero no entendieron la El contestó que no pensaba hacerlo
voz del que hablaba conmigo." (Hechos mientras "fulano" fuera obispo de su ba-
22:9.) rrio.
Ellos también tenían oídos para oír, —¿Asiste a las reuniones de sacerdo-
pero no oyeron. cio? —seguí preguntando.
Muchos de nosotros vivimos de tal Y volvió a responder que no pensaba
forma que no podemos comprender el hacerlo mientras fulano fuera el obispo.
mensaje que viene de Dios; pero si nos —¿Tampoco asiste a las reuniones sa-
comprometiéramos a obedecer los man- cramentales?
damientos y vivir como deberíamos, —No, señor.
ocurriría en nosotros un cambio maravi- —¿Tiene sus oraciones familiares?
lloso y podríamos oír los mensajes que —No.
vienen de ese mundo invisible. —¿Estudia las Escrituras?
• Deseo ilustrar lo anterior con una ex- A esto contestó que sus ojos no estaban
periencia que tuve hace años, cuando muy bien y que no podía leer mucho.
servía como presidente de estaca. Tuvi- Entonces le expliqué:
mos un caso grave que llegó al sumo con- —En mi casa tengo un magnífico apa-
sejo y a la presidencia de la estaca, y que rato de radio. Cuanto todo funciona en
resultó en la excomunión de un hombre perfecto orden, podemos mover el sinto-
que había perjudicado a una encantadora nizador hasta cierta estación y recibir la
jovencita. Después de una sesión que voz de un locutor o de un cantante, a veces
duró casi toda la noche, a la mañana si- desde el otro extremo del continente, y en
guiente fui a mi oficina sintiéndome bas- algunas ocasiones desde el otro lado del
tante cansado; allí me encontré con el mundo, trayéndolas hasta nuestra habi-
hermano del hombre a quien habíamos tación como si ellos estuvieran hablando
hecho juicio la noche anterior, que me allí. Pero después que lo hemos usado por
dijo: algún tiempo, las válvulas comienzan a
—Quiero decirle que mi hermano no es fallar. Cuando una de ellas se quema, el
culpable de lo que le han imputado. aparato sigue teniendo la misma apa-
—¿Cómo sabe usted que no es culpa- riencia, pero a causa del desperfecto ya no
ble? —le pregunté. podemos oír nada. Ahora bien, usted y yo
—Porque oré, y el Señor me dijo que es tenemos en nuestra alma algo parecido
inocente —contestó el hombre. que podría ser el equivalente a esas vál-
Le pedí que entrara a mi oficina y nos vulas de la radio. Tendríamos lo que po-
sentamos; luego le pregunté: dríamos llamar la válvula de "la reunión
—¿Le molestaría si le hago algunas sacramental", otra de "la Palabra de Sa-
preguntas personales? biduría", otra de "pagar el diezmo", otra

LIAHONA/MARZO de 1980 39
LIAHONA

de "la oración familiar", otra de "leer las cirme cómo se explica que usted, que no
Escrituras", y la más importante, la que cumple ninguna de las cosas que le pre-
podría ser la válvula principal de toda gunté, dice que ha orado y obtenido una
nuestra alma, la de "la pureza total". Si respuesta diferente?
cualquiera de ellas se quemara debido a la Entonces aquel hombre me dijo algo
inactividad, o sea que dejáramos de que nos da la clave de un punto muy im-
guardar los mandamientos de Dios, esto portante:
tendría en nuestro espíritu el mismo —Bien, presidente Lee, creo que mi
efecto que tiene una válvula quemada en respuesta debe haber venido de una
un aparato de radio. Quince de los hom- fuente equivocada.
bres más dignos de la estaca oraron ano- Y vosotros sabéis que esta es una ver-
che; después de escuchar las evidencias dad muy grande. Obtenemos nuestra
del caso, cada uno estuvo de acuerdo en respuesta de la fuente de poder que este-
que su hermano era culpable. ¿Puede de- mos prontos a obedecer. Si estamos

Tengo la convicción de que mi


testimonio comenzó cuando yo era
apenas un niño.. .me di cuenta de
que había personas a mi alrededor
porque yo realmente había oído
una voz, aunque no las podía ver.

HaroldB. Lee cuando tenía alrededor de cinco años de edad.

40
guardando los mandamientos del diablo, gustaba la aventura; había comenzado a
obtendremos la respuesta del diablo; si trepar la cerca cuando oí una voz que me
estamos guardando los mandamientos de llamaba por mi nombre, diciendo: "No te
Dios, obtendremos la respuesta de Dios. subas allí". Me di vuelta para ver si era mi
Una vez escuché un sermón inspirado padre el que me hablaba, pero él se ha-
que dio el presidente J. Reuben Clark, llaba muy lejos, al otro lado del campo. No
hijo, en la Universidad de Brigham podía ver a nadie; aunque era un niño, me
Young; en él se refirió a las diferentes di cuenta de que había personas a mi al-
clases de revelación que se pueden reci- rededor, porque yo realmente había oído
bir. Primeramente habló de la experien- una voz, aunque no las podía ver.
cia en la que Dios el Padre o el Hijo, o Otra manera en que recibimos revela-
ambos, se manifiestan en persona al ción es aquella de que habla el profeta
hombre o le hablan. Moisés habló con Dios Enós. El hizo esta significativa declara-
cara a cara; a Daniel se le manifestó una ción en su registro en el Libro de Mor-
aparición. Cuando el Maestro se le pre- món:
sentó a Juan el Bautista para ser bauti- "Y mientras me hallaba así luchando en
zado, recordaréis que se oyó una voz el espíritu, he aquí que la voz del Señor de
desde el cielo diciendo: nuevo llegó a mi alma'diciendo..." (Enós
"Este es mi Hijo amado, en quien tengo 10.)
complacencia." (Mat. 3:17.) En otras palabras, algunas veces es-
Con respecto a la conversión de Pablo, cuchamos la voz del Señor llegando a
la cual mencioné antes, también allí hubo nuestra alma, y cuando llega, la impre-
una aparición personal, y se oyó una voz sión es tan fuerte que pareciera como si El
muy clara. Durante la Transfiguración, estuviera hablando con voz de trueno en
cuando Pedro, Santiago y Juan se diri- nuestro oído.
gieron con el Maestro a lo alto de la mon- Quisiera dejar mi humilde testimonio
taña, se les aparecieron Moisés y Elias, y en cuanto a esto. En una oportunidad me
pudieron oír una voz que venía de los cie- encontraba en una situación en la que
los, diciendo: necesitaba ayuda; el Señor lo sabía, y yo
"Este es mi Hijo amado, en quien tengo tenía una misión muy importante que
complacencia; a El oíd." (Mat. 17:5.) cumplir. Desperté muy temprano en la
Posiblemente la aparición del Padre y mañana, como si alguien me hubiera lla-
el Hijo a José Smith en la arboleda sa- mado para que hiciera de un modo dife-
grada, ha sido una de las más sobresa- rente algo que ya tenía planeado; la solu-
lientes de nuestros tiempos; después de ción que se me planteó mientras yacía
ésa, ha habido otras apariciones. En la acostado esa mañana fue tan clara como si
sección 110 de Doctrinas y Convenios se una persona sentada en el borde de mi
halla registrada la aparición del Salvador cama me hubiera indicado lo que debía
a José Smith y Oliverio Cowdery. hacer.
Tengo la convicción de que mi testimo- Como miembros de la Iglesia, podemos
nio comenzó cuando yo era apenas un recibir revelación por el poder del Espí-
niño. Me encontraba con mi padre en la ritu Santo. En los primeros días de la
granja, muy lejos de casa, tratando de Iglesia, el Señor le comunicó al profeta
hallar algo que hacer hasta que mi padre José Smith lo siguiente:
estuviera listo para regresar; al otro lado "Sí, he aquí, te lo manifestaré en tu
de la cerca se podían ver algunos cober- mente y corazón por medio del Espíritu
tizos viejos que habrían llamado la aten- Santo que vendrá sobre ti y morará en tu
ción de cualquier chiquillo, y a mí me corazón. Ahora, he aquí, éste es el espí-

LIAHONA/MARZO de 1980 41
LIAHONA

ritu de revelación." (D. y C. 8:2-3.) estos dones y privilegios para conducir


El profeta José Smith, dijo: sus propios asuntos; para educar a sus
"Ningún hombre puede recibir el Es- hij os en la manera correcta; para manejar
píritu Santo sin recibir revelaciones. El sus negocios, o para cualquier cosa que
Espíritu Santo es un revelador." {Ense- haga. Tiene el derecho de gozar del espí-
ñanzas del Profeta Jo sé Smith, pág. 405.) ritu de revelación y de inspiración para
Quisiera poder cambiar eso para darle hacer lo justo, para ser sabio y prudente
más fuerza y decir a los Santos de los en todas las cosas. Sé que es un principio
Últimos Días que si cualquier miembro de verdadero y algo que los Santos de los
la Iglesia que ha sido bautizado y a quien Últimos Días .deben saber. Ahora bien,
le han impuesto las manos para que reciba todos deberíamos esforzarnos por escu-
el Espíritu Santo, no ha recibido en su char y obedecer las ideas instintivas
espíritu una revelación de lo que es el
Espíritu Santo, tampoco ha recibido el
don de este Espíritu el cual tiene el de-
recho de recibir. Esto es algo muy im-
portante; permitidme mencionaros lo que
dijo el profeta José Smith en cuanto a la
revelación:
"Una persona podrá beneficiarse si
percibe la primera impresión del espíritu
de la revelación. Por ejemplo, cuando
sentís que la inteligencia pura fluye en
vosotros, podrá repentinamente des-
pertar en vosotros una corriente de ideas, Harold B. Lee comenzó su vida profesional como
de manera que por atenderlo',' veréis que maestro. En la foto tenía diecinueve años, y ya
se cumplen el mismo día o poco después; había servido dos años como director de una
es decir, se verificarán las cosas que el escuela primaria en Idaho.
Espíritu de Dios ha divulgado a vuestras
mentes; y así, por conocer y entender el
Espíritu de Dios, podréis crecer en el buenas, y si las obedecemos y desarro-
principio de la revelación hasta que lle- llamos la habilidad para oír estos susurros
guéis a ser perfectos en Cristo Jesús." del Espíritu, cada uno de nosotros puede
(Enseñanzas del Profeta José Smith, progresar en el'espíritu de revelación.
pág. 179.) Hay otra forma en la que la revelación
¿Bajo qué circunstancias puede una puede llegarnos, y es por medio de sue-
persona recibir revelación? ¿No es sor- ños. Con esto no quiero decir que todo lo
prendente enterarse de que todos los que soñamos sea una revelación directa
miembros de la Iglesia de Jesucristo que del Señor, pero temo que algunos de no-
han recibido el Espíritu Santo pueden sotros seamos propensos a hacer caso
recibir revelación? Esta no es solamente omiso de algunos sueños y decir que no
para el Presidente de la Iglesia, o para tienen propósito. Sin embargo, en las
atender los asuntos que conciernen al Escrituras se han registrado casos en los
barrio, la estaca o la misión, sino que cada que el Señor se comunicó directamente
individuo tiene el derecho de recibir re- con su pueblo por medio de sueños.
velación del Espíritu Santo dentro de su Veamos lo que nos dice el hermano
propia área de responsabilidad. Parley P. Pratt en cuanto a este asunto:
El hombre tiene el privilegio de utilizar "En todas las épocas y dispensaciones,

42
Dios ha revelado a los hombres instruc- sion importante, es emocionante oír al
ciones importantes y advertencias por Presidente de la Iglesia decir: "Herma-
medio de sueños. Cuando la mente y los nos, el Señor ha hablado".
sentidos físicos se hallan libres de toda Todos debemos esforzarnos por cum-
actividad, los nervios están relajados y la plir los mandamientos del Señor y vivir de
humanidad descansa, es entonces cuando tal manera, que El pueda contestar
los sentidos espirituales tienen hasta nuestras oraciones. Si vivimos digna-
cierto grado la libertad de actuar, para mente, el Señor nos guiará, ya sea en
traer a la memoria algunos recuerdos ya forma personal, por medio de su voz, por
olvidados, otros confusos e incoherentes inspiración, o por presentimientos que
del mundo espiritual, y escenas cautiva- lleguen a nuestra mente y espíritu. ¡Cuan
doras de su estado anterior. En ese es- agradecidos debemos estar si el Señor nos
tado su linaje espiritual, los rodea con el revela las bellezas de la eternidad por
afecto más profundo y la más devota soli- medio de sueños, o nos da advertencia y
citud. El espíritu se comunica con el espí- dirección para algún problema en espe-
ritu, el pensamiento con el pensamiento, cial! Si somos dignos el Señor nos guiará
las almas se enlazan en todos los arreba- para nuestro beneficio y para que alcan-
tos del mutuo amor puro y eterno. Dentro cemos nuestra salvación.
de esta situación, los órganos espirituales Deseo compartir mi humilde testimo-
(y si pudiéramos ver nuestros espíritus, nio de que he recibido por la voz y el poder
nos daríamos cuenta de que tienen ojos de la revelación, el conocimiento de la
para ver, oídos para oír, boca para hablar, existencia de Dios.
etc.), pueden conversar con la Deidad o Una semana después de una conferen-
tener comunicación con ángeles, y los es- cia general, cuando me encontraba pre-
píritus de los hombres llegar a ser per- parando un discurso para la radio sobre la
fectos." vida del Salvador, después de haber leído
Si aprendiéramos a no ser tan escépti- otra vez el relato de su vida, crucifixión y
cos que ignoramos la posibilidad de las resurrección, recibí un testimonio de su
impresiones de aquellos que están fuera existencia. Fue algo más de lo que se halla
de nuestra vista, entonces tendríamos escrito; a decir verdad, me encontré
sueños que nos llegarían como revelación. presenciando escenas con tanta claridad,
Las revelaciones de Dios son las nor- que parecía como si me hallara yo mismo
mas por las cuales medimos todo apren- en el lugar de los hechos. Sé que estas
dizaje, y si algo no está de acuerdo con cosas las recibimos por revelación del
éstas, entonces podemos tener la segu- Dios viviente.
ridad de que no es verdadero. Os doy mi testimonio solemne de que sé
Me dirijo a vosotros como un inte- que en la actualidad la Iglesia es guiada
grante de este grupo de hombres que por revelación. Toda alma que haya te-
viven cerca de su Padre Celestial. He nido la bendición de recibir el Espíritu
visto asuntos que se han presentado a la Santo, tiene el poder de recibir revela-
Primera Presidencia y al Consejo de los ción. Que Dios nos ayude a vivir siempre
Doce durante las reuniones semanales, dignamente para que El pueda contestar
sobre los que se ha llegado a decisiones nuestras oraciones.
que no estaban basadas en el razona-
miento sino en la inspiración; decisiones
éstas que venían de los cielos para guía y Discurso pronunciado ante el estudiantado de
protección. la Universidad de Brigham Young, el 15 de
Después que se ha llegado a una deci- octubre de 1952.

LIAHONA/MARZO de 1980 43
LIAHONA

Así llegó el mes de julio y con él las


Nuestra conversión vacaciones de invierno en la escuela; el
por Jesús Roberto Núñez martes de la primera semana iría mi fa-
milia a visitarme a Salto. Esa misma ma-
ñana recibí un telegrama del director del
Ruego a mi Padre Celestial que me liceo de Vichadero, en el que me decía
ayude a escribir esta parte de mi relato, de que se nos aceptaba como graduados y
manera que pueda ser útil en la vida de que el traslado que había solicitado mi
mis hijos, y aun de sus hijos y nietos. esposa había sido aprobado; eso signifi-
Llegué a la ciudad de Salto en marzo de caba que pasaríamos a ser titulares
1975, a trabajar en la construcción de la efectivos en nuestros cargos como pro-
gran Represa Hidroeléctrica del Salto fesores, y que el traslado de ella era a un
Grande. Atrás quedaban ocho años de liceo de primera categoría.
trabajo como profesor de matemáticas en
Fue en ese momento que empezó el
un liceo* de pueblo, en Vichadero, pe-
proceso hacia nuestra conversión, pues
queña localidad del norte de Uruguay. Allí
comprendimos que era Dios quien había
también habían quedado mi esposa y mis
determinado que nuestra vida tomara ese
hijos, esperando que se estabilizara mi
nuevo rumbo.
situación en el nuevo empleo y, sobre
Diez días después, el 18 de julio a las
todo, esperando que a ella se le conce-
11 y 30 de la noche llegaron todas nues-
diera un traslado en su trabajo como pro-
tras posesiones y reconstituimos nuestro
fesora. Esto era muy difícil y no conocía-
hogar; mi esposa decía que debíamos
mos ningún antecedente de traslados si-
recordar y agradecer a Dios permanen-
milares. Trabajábamos en un liceo de
temente. Un día, decidimos hacer algo
quinta categoría, en un pequeño pueblo
para mostrar ese agradecimiento, y fui-
de 1800 habitantes, ¡y pretendíamos que
mos a una Iglesia que está frente a una
se nos concediera la oportunidad de tra-
plaza; estuvimos'allí un buen rato, pero la
bajar en una de las ciudades más impor-
experiencia no nos dejó ningún senti-
tantes del país!
miento especial.
Mi esposa escribió una carta solici-
Seguimos nuestra vida normal, hasta
tando el empleo, y explicando que era
que en el mes de septiembre llegaron a
importante para nosotros que la familia
golpear nuestra puerta dos jóvenes mor-
pudiera permanecer unida.
mones, diciendo que tenían un mensaje
Yo vivía entonces en una pensión**;
para dejarnos. Como mi esposa estaba
nos comunicábamos por carta y a veces
en ese momento bañando a uno de nues-
por radio, y todo lo que anhelábamos era
tros niños, fui a preguntarle qué opinaba
poder reunimos otra vez.
de nuestros visitantes; ella me dijo que si
estaban de acuerdo en volver en otro
"Liceo: Escuela de enseñanza secundaria. momento, podríamos escucharlos. Así
que concertamos una cita y prometieron
"Pensión: Casa de huéspedes, hotel. volver.

44
Llegaron puntualmente en el día y la —Y . . . hermano, ¿qué piensa?
hora indicados, y nos presentaron su —Que el Señor no quiere que fume —le
mensaje. El Señor inspiró a aquellos jó- dije.
venes para que nos hablaran de lafamilia, —¿Y qué va a hacer usted?
de su valor y del programa del Señor para —No voy a fumar más —respondí con
la salvación de la familia. Por entonces, firmeza.
estábamos muy preocupados por no —¿Cierto?
tener una guía firme que nos enseñara la —No voy a fumar más.
manera de conducir a nuestros hijos y Encima de la mesa estaban los ciga-
alejarlos de los peligros del mundo; los rrillos, como siempre.
misioneros nos hablaron de los mismos —Hermano, tal vez quiera usted rom-
problemas, pero ofreciéndonos solucio- per esa caja de cigarrillos, como símbolo
nes; nos explicaron el programa de la de lo que ha dicho.
noche de hogar, aprendimos a hacerla, e —No es necesario. Simplemente, no
hicimos una especial para empezar. Al fumaré más; sé que el Señor me va a
mismo tiempo, nos dejaron folletos, que ayudar.
leímos ávidamente, y el Libro de Mormón. En esos días, estaba trabajando en el
Yo empecé a leerlo y a orar, de acuerdo turno de la noche; entraba a medianoche
con lo que les había prometido a los mi- y salía a las 8 y 30 de la mañana. Usual-
sioneros; pero la respuesta no llegaba mente, para mantenerme despierto en el
aún. trabajo fumaba y tomaba varias tazas de
Un domingo mi esposa me invitó para ir café; pero esa noche llevé dos cajitas de
a la capilla y yo le dije que no me sentía goma de mascar y oré permanentemente.
con deseos. Pero ella fue y sintió allí el Testifico del poder de la oración, porque
Espíritu. Mientras tanto, seguíamos reci- lo he experimentado. Había luchado solo
biendo a los misioneros, quienes conti- durante años para dejar de fumar, y en
nuaban enseñándonos los principios del una noche, con la ayuda del Señor dejé
evangelio. de fumar inmediatamente.
Un problema grande y punto clave en Después, vino el bautismo y la confir-
mi conversión, era el cigarrillo; yo fumaba mación. Me confirieron el sacerdocio al
desde que tenía trece años; sabía que era domingo siguiente y ese mismo día ben-
malo para la salud, para la economía del dije el pan de la Santa Cena. Desde en-
hogar, etc. Mi esposa se esforzaba para tonces, jamás hemos conocido un día de
que comprendiera todo eso, pero no inactividad en la Iglesia; ahora mi esposa
podía dejar de fumar. Cuando me pre- y yo tenemos el gozo de ver crecer a
sentaron la charla sobre la Palabra de nuestros hijos en el verdadero camino del
Sabiduría, yo ya sabía que José Smith era Señor.
un Profeta de Dios y que Doctrinas y
Convenios es un libro que contiene reve-
laciones de Dios. Uno de los misioneros El hermano Núñez es consejero en la presi-
me dijo entonces: dencia de la Estaca de Salto, Uruguay.

LIAHONA/MARZO de 1980 45
LIAHONA

Mi testimonio de la
Iglesia
por Edilberto Rodríguez

Una vez me hablaron de una religión, dres . . . " . En ese momento supe la vera-
"los mormones", que ayudaba a las per- cidad de aquel libro, porque sentí arder mi
sonas s ser mejores, y yo contesté: "¡No corazón y me pareció como si alguien a
quiero saber nada de religiones!" Pasó el quien yo no veía, estuviera a mi lado tes-
tiempo y quizás un año después, la familia tificando. Con ansiedad escondí el libro
de una de mis cuñadas me invitó para entre la ropa por temor a que no me lo
cantar en el coro de la rama, y como me prestaran, y así comencé a leerlo todas
gusta cantar y me gustaba en ocasiones las noches cuando me acostaba. Al no
cantar canciones religiosas, acepté y co- tener dudas de que el libro era verdadero,
mencé a asistir a los ensayos. decidí preguntarles a los misioneros qué
Me gustó el trato que recibía de los debía hacer. Ellos me enseñaron el
miembros, y al cabo de un tiempo empecé evangelio restaurado, y entonces me
a asistir a las reuniones de la Iglesia... bauticé.
aunque al principio me parecieron ridicu- Hace ya de ello veintidós años, en los
las. Después tuve oportunidad de trabajar que mi testimonio ha estado creciendo
en la construcción de la capilla y, poco a constantemente, porque mediante el
poco, todo lo relacionado con la Iglesia poder y la gracia de Dios he sanado en-
empezó a resultarme muy familiar. fermos y he hecho cosas en las que jamás
Un día, después del trabajo, llegué a mi hubiera soñado.
casa a la hora de entrar el sol, y me senté A quien lea estas líneas, doy me testi-
afuera a tomar mate* (como "buen uru- monio solemne de que el Libro de Mor-
guayo"), y a contemplar el espectáculo. món es verdadero, que la Iglesia también
En ese momento sentí el deseo de orar y lo es, que Dios vive, que Jesucristo es
como no había orado nunca vocalmente, nuestro Salvador y que José Smith es un
pedí en mi corazón que si existía Dios y si Profeta, por medio del cual se restauró el
había alguna verdad en la Iglesia, me lo evangelio sobre la tierra.
hiciera saber.
Al día siguiente, fui a trabajar y el ca-
pataz me puso a pintar los armarios de la
cocina de la nueva capilla; al abrir uno de
ellos vi muchos libros adentro; eran
ejemplares del Libro de Mormón, que El hermano Rodríguez es del Departamento
hasta entonces yo no conocía. Tomando de Treinta y Tres, Uruguay, y reside actual-
uno de ellos, lo abrí y leí en la primera mente en la Provincia de Buenos Aires, Ar-
página: "Yo, Nefi, nací de buenos pa- - gentina.

'Mate: Bebida típica de Uruguay, Argentina,


el sur de Brasil, Paraguay y algunas regio-
nes de Chile, que consiste en una infusión
caliente servida en una calabacita llamada
mate.

46
Fe y deseos de vivir "Recuerda que sin la fe no puedes hacer
nada; portanto, pide en fe .. ."(D. y C. 8:10.)
por Guillermo Fernández Cerpa

Me encontraba con mi familia en Anto- muy sacrificada. El sábado 27 de mayo de


fagasta, distante unos 250 km. de mi lugar 1979, al pasar el tiempo sin que el her-
de" residencia, Chuquicamata, comunidad mano Valdivia regresara a su hogar, su
minera enclavada a más de 2.850 metros esposa e hijo comenzaron a preocuparse.
sobre el nivel del mar. Siempre que es- El accidente había sido muy grave y
tábamos allí, íbamos a la'capilla para los muchos pensaron que no se salvaría.
servicios religiosos. Ese día quise entrar a Pero él quiso vivir; por su familia, por sus
la oficina de la presidencia para saludar a hermanos, por la gran obra que lo espe-
los hermanos. Al salir de allí para reu- raba. Tengo la certeza de que nuestro
nirme con mi familia, mi esposa notó que Padre Celestial hizo un milagro con él,
tenía el rostro pálido y que estaba visi- porque los médicos no se explican su
blemente emocionado. Esto se debía a pronta recuperación; no saben de qué
que había recibido una mala noticia: En fuente proviene, pero tampoco quieren oír
nuestra Rama de Chuquicamata había un hablar de Dios ni de milagros.
hermano, Antonio Valdivia, que había ¡Qué poco saben aquellos que no creen
pertenecido a la rama en la cual nos en- en la Sanidad Divina! El hermano Antonio
contrábamos y que hacía ocho meses se tiene un testimonio grande y verdadero; él
había mudado con su hermosa familia sabe que el Señor lo cuidó y veló durante
para nuestra comunidad, y acababa de los días críticos. Su moral y espiritualidad
enterarme de que se había accidentado y jamás han decaído, siempre alentado por
se encontraba muy grave. ese deseo de vivir, de regresar pronto a
Al conocer al hermano Valdivia me di su hogar y a los que lo aman.
cuenta de que en él había algo muy es- Espero que al leer este testimonio,
pecial, un deseo grande de dedicar su nuestros hermanos comprendan la lec-
vida a su esposa y su hijo, y de servir a ción de valor y fe que nos ha enseñado él,
Dios. Al poco tiempo de estar en nuestra pero el motivo principal por el cual lo he
rama, había sido entrevistado y apartado escrito es el deseo de hacerle saber que
como maestro de instituto; era muy espi- todos admiramos su fortaleza, su in-
ritual y sus clases me conmovían pro- menso deseo de vivir para servir al Señor,
fundamente. Poco a poco ncL hicimos su gran amor por su esposa e hijo y, sobre
muy amigos; ambos trabajábamos en la todo, la gran felicidad que sentimos al
mina y aunque lo hacíamos en distintos saber que pronto podremos recibirlo otra
lugares, viajábamos juntos todos los días vez con los brazos abiertos.
en el "bus"*; además, mi esposa y la de él "Y además, acontecerá que el que tu-
salían juntas como maestras visitantes de viere fe en mí para ser sanado, y no estu-
la Sociedad de Socorro. viere señalado para morir, sanará." (D. y
La vida del minero en Chuquicamata es C. 42:48.)

El hermano Fernández es Secretario de la


rama de Chuquicamata, Misión de Chile-
*Bus: Ómnibus, autobús Santiago Norte.

LIAHONA/MARZO de 1980 47
Las armas de la luz
por Jaime Sandoval A.

"La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y
vistámonos las armas de la luz." (Ro. 13:12.)

La noche de noches
Con su vieja presencia,
Con su anciana ignorancia
Alarga su queja,
Entona su vieja canción de prejuicios
Y el aire y la brisa,
La luna y la estrella,
Se pierden en una sola sombra larga
En una negra sombra amarga.

Está avanzada la noche,


Se acercan las luces del día de gracia.
Los ecos.del bosque, la luz de ciudades,
Anuncian que llega el día de días,
La luz de las luces.

El día se acerca,
Ya viene cantando,
Ya viene soñando la luna del lago
Que el Sol de los soles,
Señor de señores,
El camino del alba está despejando.

48
Desechemos el sueño, arrojemos
Las nubes que cubren la vista.
Descendamos al valle de luces perennes,
Ascendamos la cumbre de luz y armonía.

Las obras de tinieblas, los hechos


De maldad, son paja, son cieno,
Hogares maltrechos,
Tristeza y soledad,
¡Vistámonos de fuego!
¡Armémonos de luz!
El viento del Eterno
Nos lleve hasta el final.

Las armas de la luz son Vida,


La mente con Verdad se ilumina.
Ya viene el día de días con su luz,
Ya habrá entre los justos
Amor y armonía,
La guía sempiterna
Del gran Rey Jesús.

El hermano Sandoval escribió este poema


mientras servía como misionero en la Misión
de México-Monterrey.

LIAHONA/MARZO de 1980

Похожие интересы