Вы находитесь на странице: 1из 7

XXXX[TELRV31]

TITULO: El riesgo del Este: Del estado policial al estado-mafia==


SUMA: La economía búlgara, los ahorros de los albaneses, armas, drogas y banquer
os asesinados hablan de las relaciones del estado con la economía ilegal==
FIRM: Sofia/Praga. Ramiro Villapadierna==
ENTR: Las protestas se suceden en las calles de Belgrado, Sofia y Tirana, países
que carecen de toda posibilidad por el momento de incorporarse a las organizaci
ones económicas o de defensa occidentales. "Los países con m€s necesidad de ayud
a y apoyo occidental son precisamente los que tienen menos menos probabilidades
de obtenerla. Aquí hay algo que claramente no funciona...", decía esta misma sem
ana Michael Williams, experto del Instituto Internacional para Estudios Estratég
icos de Londres. ==
TEXT: Diversas voces han destacado, al cumplirse el 7 año de la desarticulación
del bloque oriental, que la Europa postcomunista corre el peligro de convertirse
en feudo de un crimen organizado de tipo mafioso. De Praga a Sofía, de Varsovia
a Tirana,
Los entendidos afirman que las bandas de Europa oriental iniciaron sus n
egocios sobre las bases que separan a las dos europas. Empezaron facilitando a l
os desprovistos ciudadanos socialistas de lo que las empresas estatales no les d
aban: De medias de seda a pantalones vaqueros, m€s tarde ordenadores y después d
rogas. Hoy les facilitan la protección por sus bienes o sus vidas.---
La libre competencia capitalista es un esquema duro de convivencia, reba
jado sin embargo en Occidente por siglos de civilización cristiana y desarrollo
de principios cívicos. En la Europa Oriental, en cambio, esta ley de la selva ec
onómica se ha instalado sobre una sociedad sin brújula ética ni principios moral
es y los resultados parecen devastadores.---
La policía en general sigue actuando al ritmo del viejo adaggio comunist
a "primero arrestar, luego aportar pruebas".--
Según el Departamento de Estado norteamericano, los c€rtel colombianos e
st€n utilizando Polonia como una cabeza de puente para Europa y ya tienen un pie
puesto en Hungría. Eslovaquia, situada entre ambas, se incorporó a la ruta de l
a droga al cerrarse por la guerra la tradicional vía yugoslava. En Praga se suce
den los atentados a restaurantes o casas de cambio mientras en Bulgaria caía aba
tido en noviembre el ex primer ministro Luk€nov, relacionado con actividades eco
nómicas poco claras.---
Los traficantes de narcóticos est€n reabriendo la ruta balc€nica, tras e
l levantamiento de las sanciones a Serbia, según la portavoz del servicio aduane
ro búlgaro, Margarita Eftímova. De Asia a Turquía y, de ésta, por Bulgaria y aho
ra a Serbia, después de los años en que estuvo desviada por Rumanía. Bulgaria ap
rehendió en 1996 14,4 toneladas de estupefacientes, frente a los 239 kilos de el
año anterior.----
En un r€pido repaso por la región se ve que
En Polonia, los diez primeros bancos del país est€n en manos de la vieja guardia
del partido; el superespía que robó los planos del misil Patriot a principios d
e los 80 era nombrado jefe de la Inteligencia Civil en 1994: Este conocido coron
el habría sido capital para destapar el caso de espionaje que acabó con el premi
er Oleksy. Walesa lo ascendió a general el último día de su mandato presidencial
.---
En Eslovaquia, la policía secreta al servicio del primer ministro, inter
viene en la privatización de industrias o en el secuestro del hijo del president
e, y su concentración "ha seguido el esquema del KGB", según la estudiosa Sharon
Fisher. Dos investigadores especiales consecutivos del caso del citado secuestr
o, así como el jefe del Departamento de Investigación, fueron despedidos tras co
ncluir que la autoría apuntaba al propio Servicio Eslovaco de Información (SIS).
El jefe de éste, Ivan Lexa, exigió que la policía de Bratislava fuera retirada
del caso. Ante las elecciones del 95, policía y servicios de información llevar
on a cabo una investigación secreta sobre los 15.000 firmas que validaban la opc
ión electoral opositora de la Unión Democr€tica. ---
En los Países Checos, 10 de cada mil agentes de policía son encausados a
nualmente ante los tribunales por corrupción y abuso de poder: De los 270 proces
ados en 1995, dos lo fueron por asesinato, uno de ellos por pasar 70 kilos de ex
plosivos a un grupo criminal a sueldo, y dos miembros del departamento de invest
igación criminal est€n acusados de extorsionar a empresarios y banqueros a los q
ue investigaban por fraude. Esto después de purgadas las filas de las fuerzas de
l orden.---
De los agentes purgados, la mayoría establecieron agencias privadas de s
eguridad: 3.000 existían en 1995, empleando a unos 50.000 guardas, según el Mini
sterio del Interior, esto es, 7 gorilas privados por cada agente público. Uno de
aquellos, perteneciente a la firma Professional Commando, le partió la cabeza d
e un golpe de k€rate a un muchacho en el apacible metro de Praga.---
Según el semanario checo Respekt, Praga se ha convertido en mayor centro
de criminalidad importada de Europa Central: Bandas de ucranianos, rusos, chino
s, albaneses, serbios, amén de locales checos, han abierto oficina en la capital
bohemia. Tr€fico de armas, de droga, robo de coches y desfalco de las decenas d
e miles de extranjeros residentes en Praga desde los cambios son sus ocupaciones
primeras. Pero los extranjeros se ven constantemente extorsionados e incluso ma
ltratados también por la policía, en cualquier control de tr€fico: Un problema d
e aparcamiento en Karlovy Vary se saldó con el policía matando de un tiro en la
nuca a un turista alem€n que discutió. Un segundo turista alem€n cayó abatido po
r la espalda al pasarse un control de velocidad...---

En Hungría, según escribe Zsofia Szilagyi en Transition, "hay crecientes


sospechas de que un retorno de antiguos oficiales de la seguridad del estado ha
acompañado la vuelta de antiguos aparatchik a las esferas política y económica,
desde el regreso de los socialistas en 1994". Pero al tiempo, no hay mes sin bo
mbas contra establecimientos o vehículos, robos, blanqueo de dinero y tr€fico de
armas. Noviembre y diciembre cerraron el año con 3 muertos y 3 heridos a golpe
de granada y metralleta. Budapest contó en 1995 con un 66 por ciento m€s de ases
inatos que Berlín, según el portavoz de la policía magyar L€szlo Garamvoelgyi.--
-
En el Balc€n, la mayor lealtad al líder que a la ley describe la actuaci
ón de las fuerzas tanto económicas como del órden público, según un estudio del
Open Media Research Institute. En Croacia y Bosnia, donde ha habido guerra, la s
eguridad y los negocios han venido dependiendo de lo militar; pero Serbia, donde
no ha habido guerra, es definido como el país policial por excelencia, según el
comentarista serbio Stan Markotic. Oficialmente hay 60.000 policías, pero los o
bservadores elevan este número hasta 100.000, una auténtica guardia pretoriana d
el presidente Milósevic creada según las estimaciones para equilibrar el tradici
onal peso del ejército en el país. Pero Kosóvo es el paradigma de las viejas art
es policiales: 27.000 casos de abusos, 3.000 de ellos por torturas, ha denunciad
o este año el Consejo de Defensa de los Derechos Humanos.---
"¨Es necesario el crimen para edificar el capitalismo?", se preguntaba r
ecientemente un editorial de New Europe. ¨Es la mafia una importación occidental
o tiene raíces indígenas en el Este? Es cierto que elegantes inversores milanes
es, compran inmuebles en Praga y desahucian a ancianos jubilados por medio de ma
tones o cort€ndoles agua y calefacción. Pero es evidente que la apropiación por
parte del estado, después de la II Guera Mundial, de toda propiedad de sus indiv
iduos y la subsiguiente explotación de estos como empleados a sueldo, es un crim
en económico todavía no debidamente estudiado y no inferior a la actual devastac
ión de la propiedad estatal a manos de unos pocos favorecidos, entre el fraude p
úblico, la complicidad de bancos y la connivencia del alto funcionariado.---
Bajo la economía socialista siempre hubo un cierto grado de robo tolerab
le, consentido como una forma de arreglo bajo la mesa entre el régimen y la ciud
adanía para hacer m€s llevadera la dura circunstancia. Las cuentas de producción
se saldaban con transferencias ilegales entre unas y otras compañías; determina
das partidas de producción desaparecían y reaparecían en el mercado por canales
ocultos o eran vendidas en mercados paralelos, todo ello sin mayor esc€ndalo por
parte del régimen pero siempre dentro de un límite, pero el caso es que se hací
a dinero, y había dinero pues para pagar o exigir sobornos. El antiguo disident
e y hoy presidente checo Vaclav Havel ha teorizado sobre esa consciente corrupci
ón del espíritu cívico como una arma para la desmoralización del hombre. ---
Desaparecidos todos los controles, el crimen ha campado a sus anchas en
un Este por conquistar. Y en un clima nuevo de inseguridad, desconocido en décad
as, curiosamente se crea una necesidad de protección personal y del propio negoc
io y hay gente dispuesta a ofrecerla: Miles y miles de agentes purgados de las d
istintas policías y servicios de información se ofrecern para crear cientos de a
gencias privadas de seguridad. Un parlamentario búlgaro juzgaba recientemente la
criminalización de la vida económica de su país diciendo, "¨porqué un joven deb
iera ir a la universidad si sabiendo usar un bate de baseball al servicio de alg
uien pueñde ganar montones de dinero, comprarse coches y llevar en ellos a cuant
as mujeres quiera?".---
Como decía recientemente Jirí Pehe, experto centroeuropeo del Open Media
Research Institute, "hace nada eran estados policiales..." En su aspiración a c
onvertirse en países democr€ticos, la reforma o cambio de papeles de la función
policial ha sido una de las piedras donde han tropezado uno tras otro todos los
países. Algunos, como en general los centroeuropeos y los b€lticos, han consegui
do levantarse tras la dura caída; otros no...
El dilema ha sido el mismo para todos: "¨cómo un grueso pilar del poder
totalitario, una institución que lo abarcaba todo, capaz por tanto de sabotear s
u propia reforma, puede ser domesticada por el poder civil y reconducida del eje
rcicio del terror al servicio público? M€s aún, ¨cómo un cuerpo así puede recupe
rar a la gente y ganarse su confianza?", se preguntaba el director de Investigac
iones y An€lisis del citado insituto en un artículo de Transition.---
La limpieza de los cuerpos de policía, llevadas a cabo casi únicamente p
or los estados centroeuropeos, ha tenido que conciliarse con el vertiginoso incr
emento de la criminalidad. Las reformas en estos países han debido hacer difícil
es equilibrios entre la desarticulación de las antiguas estructuras de represión
, concebidas m€s para defender al estado que al ciudadano, y el riesgo de un aug
e ingobernable del crímen alentado por la percepción de una debilidad y desmoral
ización policial.---
Refundar la confianza en la policía ha sido una tarea €rdua: La antes to
do poderosa institución pasó a mostrarse incapaz de combatir las nuevas formas d
e crímen, fomentadas por la súbita apertura de fronteras. La escasez de fondos,
equipamiento y entrenamiento se mostró en toda su crudeza.---
Los cuatro países centroeuropeos, con Eslovenia y los Países B€lticos, h
an conseguido m€s o menos, y con variado éxito, reformar su fuerzas del orden. P
ero en la antigua URSS y los países balc€nicos, la policía sigue siendo hoy una
prerrogativa del poder del partido gobernante y un medio de presión contra la op
osición. El progresivo control de la policía por los mecanismos democr€ticos cor
re paralelo al establecimiento de un sistema legal y redunda en su efectividad,
siendo el estado de las fuerzas policiales un espejo del estado de las reformas
democr€ticas en cada país.---
Entre los rasgos m€s alarmantes de los cambios de sistema en la Europa p
ostcomunista se encuentra la escalada criminal, la corrupción, el robo y el ases
inato. Empresarios y hombres de negocios normales se ven obligados por primera v
ez en sus carreras a sobornar a las autoridades para avanzar en sus trabajos, al
tiempo que sufren la constante presión de mafias y extorsionadores que liban de
sus ingresos.---
Unas fuerzas del orden desmoralizadas y pobremente pagadas siguen estand
o altamente corrompidas, sostenidas por confusos y por tanto discrecionales marc
os legales. Pero no sólo el modesto agente es sujeto de corrupción, estos 7 años
han demostrado que apenas se observa el escalafón cuanto m€s alto m€s important
es son las fortunas que se han hecho en este tiempo. En una sociedad cerrada, o
en proceso de apertura, los contactos adecuados, los permisos necesarios, los cr
éditos de un banco central ductil al poder político, de por ser indispensables,
se pagan a precio de oro: El que se obtiene con una concesión monopolística de c
ompra a bajo precio, con la venta asegurada a un precio superior. O la concesión
a un banco en concreto de la gestión de un crédito occidental: Un observador oc
cidental destacaba a este periódico la relación creada entre ese tipo de concesi
ones y el aumento de la violencia económica en el seno de la entidad agraciada.-
--
El crimen organizado en Rusia obtuvo 280 trillones de rublos (unos 128 m
il millones de dólares) ya en 1994, un año después de iniciadas las reformas. En
este país, esta pr€ctica parece estar directamente envuelta en 40.000 sociedade
s, incluyendo 1500 empresas propiedad del estado, 500 joint ventures con firmas
extranjeras y 550 bancos. El 70 por ciento del comercio ruso paga a la mafia por
su protección. El fraude financiero, los juegos llamados de "pir€mide", la malv
ersación de fondos al pactar con el propio banco la no devolución de préstamos o
el pago de deudas a empresas, son fuentes habituales de ingresos, menos importa
nte por su frecuencia y categoría delicitiva que por la naturaleza de su organiz
ación: En todo el orbe postcomunista el crimen organizado est€ en relaciones de
mutuo beneficio con los gobiernos, que siguen ostentando el control de los recur
sos en países cuyo centralismo económico eleva considerablemente la renta de cua
lquier operación consentida. Otro dato destacado es que un banquero en un país d
el Este y sobre todo de la antigua URSS es candidato preferente a morir asesinad
o por un pistolero a sueldo.---
El cómodo entendimiento entre los grupos criminales, empresarios y funci
onarios que se benefician de este monpolio, es contrario a toda forma de competi
ción que ponga en peligro su posición. Como se ha visto en Serbia, Bulgaria, Rum
anía e incluso en Croacia, estas alianzas económicas son las m€s directamente op
uestas a toda reforma del mercado y con frecuencia presionan al gobierno contra
toda apertura de la industria a la libre competencia internacional. Observadores
y analistas del mundo postcomunista interpretan que la mayoría de las fuentes d
e ingresos ilegales tienden a desaparecer con la liberalización: Así la extorsió
n, los impedimentos para iniciar un negocio o el desigual enriquecimiento de det
erminados círculos. Haciendo del negocio una actividad legal, transparente y com
petitiva reduce las posibilidades del "impuesto revolucionario" sobre el comerci
o de estos grupos.---
El ex presiden Yélev, en Bulgaria, ha denunciado en varias ocasiones la
presión de grupos de empresarios contra la apertura de la economía y en favor de
un capital nacional: "A la gente le encanta eso del 'capital nacional', pero cu
riosamente son esos grupos que no paran ni ante el crimen a fin de conquistar nu
evas parcelas los que m€s hablan de éste", "precisamente esa gente que se presen
ta como 'nacional' son lo m€s antinacional que hay: No aportan ni un céntimo a B
ulgaria y se dedican a impedir por medio de la amenaza y el fraude que alguna in
versión se acerque a nuestras fronteras".---
Las infraestructuras económicas legales en Europa Central y Oriental sig
uen siendo incompletas, conflictivas y contradictorias, así como frecuentemente
inconsistentes, escasas de capacidad contractual y carecen de garantías de respa
ldo por parte de la policía judicial, todo lo cual hace muy difícil a las empres
as el actuar conforme a la ley: Las nuevas empresas son forzadas desde su nacimi
ento a funcionar al margen de la ley y, por tanto, a resultar víctimas propicias
de la extorsión y el soborno o verse obligadas a buscar contactos en el poder c
uando no en organizaciones criminales para hacer cumplir los contratos y pagos.-
--
Sin embargo, lo m€s peligroso de esta evolución es la clara conciencia d
e la población de que el poder y el crimen cohabitan impúdicamente en los mismos
lechos. Tanto como punto de partida como de llegada, el resultado es que estas
mafias se convierten en dueño de industrias, empresas y zonas enteras del país,
controlando la distribución de toda mercancía y erigiéndose en poderes locales p
aralelos.---
En países como Serbia, Bulgaria, Rumanía o Rusia las empresas privadas n
o puedan competir en la mayoría de los sectores monopolizados por el estado. Las
empresas se defienden intentando infiltrar, corromper o competir ilegalmente co
n el monopolio: Es el caso de las minas de oro en Rusia, cuyos empleados han ven
dido paralelamente en el mercado negro 20 toneladas de oro en los últimos cuatro
años.---
El comercio con los recursos del estado es pr€ctica común en las economí
as dirigidas, lo que incluye el nepotismo en la oferta de trabajos hasta la oscu
ra emisión de documentos y permisos de explotación por representantes del estado
.

Uno de los casos m€s conocidos fue el de una banda ucraniana que falsifi
caba documentos y que estaba de acuerdo con la policía de extranjeros. El caso l
e costó el puesto al jefe de ese departamento.
Otro tipo de violaciones son las que se producen en un lugar como Praga,
convertido en uno de los focos de flujo turístico m€s importantes de Europa. Aq
uí los turistas est€n sometidos constantemente al pago de un "impuesto revolucio
nario", como ha sido calificado en circulos consulares que atienden a los extran
jeros damnificados. Cualquier excusa vale, pisar una raya amarilla o un blanca,
ir con mochila o con un Mercedes, incluso es mucho m€s probable que lo paren a u
no en un gran vehículo, del que presuponen grandes ganancias. En la calle se le
exige la documentación a la gente por cualquier motivo, con la seguridad de que
siempre habr€ alguna razón para pagar, sobre todo aterrorizando al feliz turista
con concluir su estancia entre rejas.
En un centro turístico como es la capital de Bohemia, donde los turistas
se ven víctimas de ratería organizada cuando no de crímenes, la policía se perm
ite destinar dos unidades a capturar a un grupo de 8 estudiantes catalanes que,
no existiendo cobrador en los tranvías checos, no habían pagado su billete. El g
rupo estuvo retenido en la comisaría de Malastrana hasta las dos de la mañana y
sólo cuando una de las niñas, aterrorizada por la situción, se puso a llorar y a
sacar dinero los estudiantes fueron puestos en libertad, pagando 1000 ptas por
persona en lugar de las 25.000 que les exigían desde un principio. Denunciado po
r carta por la embajada de España, la comisaría respondió que debía haber sido u
n error de interpretación.---
Una risa sardónica fue la única respuesta que obtuvo de dos parejas cons
ecutivas de la policía, un muchacho español que pedía ayuda con la camisa mancha
da de sangre. Este había tenido un mal encuentro en un bar homosexual de Praga y
le habían robado la cazadora en el guardarropa, y al encontrar a la policía era
perseguido por un tipo armado con un guante de pinchos. Los agentes, al saber d
ónde había sucedido todo, simplemente se rieron.
Multas de tr€fico
Señor con mujer, un coche tira a su mujer. Sale corriendo gritando crimi
nal. Pasa un coche de policía. Allí baja ventanilla. El checo se queja de que le
ha estropeado la puerta. Desde medianoche hasta a 5 de la mañana. Quit€ndole ci
nturón y hebillas. Hija. Al final malentendido y lo sueltan.
La situación es de tal gravedad que el tema ha sido tratado ya varias ve
ces en reuniones de los cónsules con la dirección de la policía. Según los funci
onarios occidentales, "la policía no sabe aquí lo que es el servicio público, no
sabe aún que los ciudadanos deben ser los defendidos no los agredidos por su ge
stión". Los delegados consulares han exigido repetidamente la creación de un par
de comisarías para extranjeros, dada la afluencia turística de esta capital. "N
o se puede venir un puente de vacaciones y pasarse medio día en una comisaría es
perando a un inteïrepte". Los consulados occidentales han preparado expresamente
una serie de sencillos formularios en distintos idiomas para que puedan ser rel
lenados a modo de declaración, pero la policía se niega a usarlos alegando que e
so no es una declaración.---
"Así quieren paticipar en Europol, tercer pilar eurpeo d ela Otan. Aquí
es peor el remedio que la enfermedad".
En verano de 1995: Dos alemanes habían bebido, estaban durmiendo en su c
oche en un parking. Policías piden documentción, sale uno del coche, que para qu
e quere documentación. El policía dice que se le agarró al cuello. El otro saca
pistola lo mata.
Tres semanas después, iban 3 en coche, entra una bala por detr€s y mata
al conductor. Policía dice que no pararon, ellos que nadie los paró.
Un español en Eslovaquia escribía a la Embajada de este país en España:
"eso es una mafia, un grupo que se dedica a atemoriza y extorsionar a la gente",
por un multa de 2.500 Ptas.
SERBIA: El 10 de septiembre de 1994, al día siguiente del asesinato por
los hombres de Arkan de su amigo Risto Djogo, el radical presentador de la TV se
rbobosnia, un extraño funcionario de la seguridad del estado, Cedomir Mihajlovic
, huía a Occidente y se presentaba ante el tribunal de la Haya. Su documentación
e informes procedían del jefe de los archivos de la policía, Zoran Vukelic, al
módico precio de 7.000 dólares. Entre los documentos entregados, aparece un orde
n de entrega de "2,5 millones de marcos para las necesidades de su unidad (en la
s masacres de Bijeljina) y 15 kilos de oro para su transporte" y "3,8 millones d
e marcos, 375.000 dólares y 38 kilos de oro" para el propio Mihajlovic, y de est
os se desprende que los negocios del multimillonario pistolero parten de su empl
eo por la antigua seguridad del estado yugoslava (KOS), 7 años antes de empezar
la guerra.---
Otros ejemplos como el de la misteriosa ama de casa convertida en banque
ra de la guerra Dafina Mil€novic, el director del Yugoscandik, huido a Israel, e
l vuelo alquilado a Sabena, que aterrizó en Belgrado durante el embargo y repart
ió de inmediato cargado de extrañas sacas en dirección a Chipre; la financiación
de la presencia en Serbia y Montenegro del líder neofascista ruso, Yirinovski,
por Jugobanka. A raíz del último gran esc€ndalo con la divisa yugoslava, en la q
ue se vio implicado el Karic Bank, de los hermanos del mismo nombre, el magistra
do del Tribunal Constitucional Slobodan Vucetic decía a Nasa Borba: "Es por todo
s conocido que lo smayores crímenes se llevan a cabo en el campo de las grandes
transacciones financieras, bajo el auspicio o con t€ctica aprobación del estado
y del pr€cticamente legalizado contrabando semi-estatal dirigido por privilegiad
os miembros de las oligarquías política y económica". Dieter Mudrak, director de
la nueva Mercedes-Benz Yugoslavia, reconocía recienemtente una inversión de 10
millones de marcos dado el futuro que tenía la importación de vehículos de lujo
en este país.---
El hundimiento de un esquema de inversión piramidal en Albania, supuesta
mente orquestado por el propio gobierno, se ha llevado 1.500 millones de dólares
de ahorros de la población m€s pobre de Europa, m€s o menos la misma cantidad q
ue Ioan Stoica, un listo transilvano, se fundió en 1994 cuando su "pir€mide" se
hundió con el dinero de cuatro millones de rumanos, también uno de los pueblos m
€s empobrecidos del continente.---
Un experto de una entidad bancaria occidental mencionaba el subsiguiente
riesto de "hiperinflacción, caída de la inversión exterior y desplome de la eco
nomía interior". Desde el inicio de la quiebra, la moneda ha perdido ya un 10 po
r ciento de su valor frente al dólar.---
Para el representante del Banco Mundial en Tirana, Carlos Elbirt, "el gr
an daño es que ese dinero no fue empleado en crear riqueza y cómo ha afectado a
la ética del trabajo de la población". Según estimaciones, a finales de 1996 pra
cticamente la totalidad de los 3,4 millones de albaneses tenían su dinero invert
ido en este tipo endeble esquema, que alcanzó así su punto de saturación y comen
zó a autoconsumirse.---
La operación anticorrupción, lanzada por el nuevo régimen reformista est
ablecido desde finales de año en Rumanía, est€ echando a la calle jueces y altos
funcionarios que recibieron pagos de los fondos de inversión de Stoica, pero lo
s famosos negocios de ex miembros de la Securitate, el general Stanculescu trans
formado en banquero en Londres, el sobrino de Iliescu, el Columna Bank y Vasile
Bostan, Gheorghe Constantin Pomanescu, m€s conocido como el Mega Hermano, el maq
uiavélico Mitrea, presidente del partido de Iliescu (PDSR), que ha hecho incompa
rables negocios políticos con el dinero de los antiguos sindicatos... El directo
r de la policía rumana, general Ion Pitulescu, dimitió hace un año denunciando u
na "amplia connivencia entre magistrados y criminales". El general acusó a los j
ueces de soltar sin cargos a notorios delincuentes o mandarlos al hospital así c
omo de aceptar pagos de los jefes de la mafia y presiones de políticos corruptos
.
Según el politólogo de la Universidad de Sofía, Ogñ€n Mínchev,: <Ahora l
as luchas internas comunistas son simplemente un enfrentamiento por el reparto d
e los beneficios que ha capitalizado la vieja guardia. En este sentido se encuad
ra la carta de Andrei Luk€nov contra Videnov, y su reciente asesinato. Luk€nov f
ue el principal estratega en el paso de la nomenklatura a los negocios, sus asun
tos tenían ramificaciones internacionales en Moscú, Grecia, Viena, Turquía o con
el grupo de Robert Maxwell.
Afirma que los comunistas, desde 1989, <quisieron evitar esto, congelando y haci
endo peligrar todo el proceso, para
<Es el caso, por ejemplo, de Kremikovski, la mayor metalúrgica del estado que e
st€ gestionada por Multigroup (uno de los principales consorcios del país, propi
edad de la antigua nomenklatura). Desde hace 5 años Multigroup vende a Kremikovs
ki los materiales muy caros y compra su producción muy barata, lo que constituye
un robo al patrimonio público>.----
En una encuesta publicada por el diario Kontinent, el 76 por ciento de l
os búlgaros creen en una conexión entre los círculos criminales y altas instanci
as policiales. En este país la tasa de criminalidad se ha quintuplicado desde 19
89.
FIN@