Вы находитесь на странице: 1из 5

BEHIND THE LINES

Informe Nro 67 Año Nro 02 03 de Mayo de 2010

Resistencias para unos, soportes para otros


En los últimos 20/30 días el mercado se ha nutrido de mucha información, de esa que cuesta a
veces decodificar en pocos minutos y que también puede resultar bastante engañosa a la hora de
la operatoria.
Es por ello que, bajo estas circunstancias, es muy importante saber dónde estamos parados
desde una visión más de mediano plazo. En ese aspecto, dos de los índices bursátiles más
relevantes, como lo son el Dow Jones Industrial y el SPX 500, han alcanzado, a nuestro criterio,
cotas muy relevantes, de las cuales hemos hablado hace ya casi un año en nuestro informe
“Behind the Lines plus 7” de junio del 2009 y que hemos ido “refrescando” durante el último
mes. Esos valores o resistencias se ubican en el caso del Dow Jones entre los 11.000/11.400
puntos y en el caso del SPX 500 entre 1.200/1.250 puntos, como ha quedado detallado en varias
oportunidades a lo largo de nuestros informes. Durante estas últimas tres semanas, los índices
mencionados han testeado dichas zonas y de hecho aún están haciéndolo, estableciendo durante
ese lapso de tiempo figuras técnicas que podrían estar advirtiéndonos sobre lo que podría llegar
a suceder en lo inmediato. No obstante ello, cabe acotar que son figuras que se han observado
anteriormente durante el último año y que, en términos generales, fueron falsas señales que
terminaron mostrándonos una mayor suba en los índices bursátiles. Acaso una diferencia muy
significativa en este caso en particular es que los índices han alcanzado finalmente las zonas de
resistencias más importantes de mediano plazo, donde confluyen varios valores que
consideramos a priori podrían ser o establecer una barrera de importancia, donde mínimamente
el mercado tendría que manejarse con extrema cautela. En base a ello, no sorprende ver durante
las últimas semanas esta especie de zig zag, con un importante incremento en el volumen
transado y obviamente en la volatilidad implícita.
Figura n1 SPX500 (últimas tres semanas)
La figura nos muestra cómo el SPX 500 está trabajando dentro de la zona enmarcada como
posible resistencia del mercado, si tomamos en cuenta el mediano plazo (1.200/1.250 puntos).
Incluso podría decirse que la posibilidad de estar en algún proceso de tipo distributivo es alta y
que el formato hasta el cierre del día viernes, pareciera ser un hombro cabeza hombro, que
muchas veces termina funcionando como tope de un mercado.

Figura n2 Dow Jones Industrial (últimas tres semanas)

Al igual que en el caso de la figura anterior, vemos cómo el Dow Jones Industrial ha impactado
contra la zona de resistencia más importante de mediano plazo (11.000/11.400 puntos). Al igual
que en el caso anterior, también podríamos pensar que se ha iniciado un proceso del tipo
distributivo y que la figura, aún si bien más “sucia” que la anterior, pareciera ser un hombro
cabeza hombro en formación.
De todas maneras y como lo escribiéramos unos párrafos arriba, debemos recordar que a lo
largo de este último año, han habido situaciones como esta, del tipo “muy claro” desde lo
técnico, que el mercado se ha encargado de negar una y otra vez. Por caso, si tomamos como
ejemplo el caso del SPX 500, pareciera muy obvio que si vulnera los 1.180 puntos, se
incrementarían las chances de profundizar la corrección. Y allí claramente es donde debería, al
menos, generarse la duda, ya que pareciera ser que lo que todos vemos no siempre resulta ser lo
que finalmente sucede, ¿verdad?
Más como ha quedado dicho, el mercado, medido por estos dos grandes índices, ha alcanzado
los objetivos más ambiciosos puntualizados hace ya casi un año.
¿Pero qué ha ido pasando en el viejo continente, en Europa, mientras Estados Unidos se
encuentra en zona de máximos de recuperación desde sus mínimos de marzo del 2009? Hace
tiempo hemos ido alertando desde la técnica lo que finalmente el fundamental confirmó, por
ejemplo una venta generalizada en países puntuales, como en el caso de Grecia y España, o bien
en sectores puntuales, como la que atañe al sector financiero. Es que los fuertes cimbronazos en
lo que están inmersos ya varios países del viejo continente, han renovado las críticas de aquellos
que entienden que se ha prestado y aún se presta, a tasas realmente bajas y lo que es peor, sin
casi ningún tipo de garantías, ni respaldo. No ha sorprendido, por ende, una suerte de venta
compulsiva de su moneda , el euro, la cual creemos continuará, como hemos venido explicando
en los últimos meses.
Nos pareció pues interesante, tomar dos de los países con mayores dificultades, como lo son
España y Grecia y ver cómo se han comportado sus índices bursátiles. Por cierto, son casos un
tanto distintos, mientras en el caso puntual del país heleno, las cartas parecen más echadas y
sería inminente la puesta en marcha de algún tipo de salvataje que auxilie, al menos
parcialmente, su alicaída economía (que no necesariamente sería una solución de fondo, claro
está), el país ibérico se encuentra en un momento critico, con una tasa de desempleo que ha
alcanzado ya el 20% y con una deuda creciente que ya no es noticia.
Por lo tanto, si Grecia es ya un gran problema, lo de España podría ser eventualmente la
estocada final. En los últimos días varias calificadoras han bajado al rating para distintos
productos de varios países de Europa, y eso incluye la reducción de calificación que hiciera
S&P sobre la deuda de Portugal, España y, claro está, Grecia.
Como suele suceder en estos casos, el mercado una vez más se ha anticipado a dicha decisión
que lo único que trae es la confirmación, desde el escrito, sobre algo que el mercado ya tomó
postura hace tiempo, en el plano de deuda, monetario y de renta variable.

Figura n3 índice bursátil griego: ASE

Este índice solo pudo recuperar el 38% de toda la merma observada durante buena parte del año
2008, siendo uno de los más pobres en materia de performance, no solamente en Europa, sino
alrededor del mundo. Desde el pasado mes de noviembre del 2009 (y a partir de esta última
tanda de baja de calificaciones), este mercado ha venido cayendo de manera muy importante,
arrastrando tras de si a buena parte de las bolsas del viejo continente.
Figura n4 índice bursátil español: IBEX

Este índice muestra claramente el efecto contagio de su par griego a partir de los últimos días
del año 2009. Es que hasta ese momento, había recortado un 62% de toda la caída del mercado
de fines del 2007 y principios del 2009, en línea con otras bolsas de Europa. Pero desde ese
momento y conjuntamente con la depreciación observada por la moneda común europea, el
euro, y de comenzar a mostrar las grietas de su economía, sus pasos se han parecido más a lo
acontecido en Grecia o en Portugal, que lo de las grandes economías europeas, como es el caso
de Francia o Alemania. La zona de 10.000 puntos es crítica para este índice y si se llegaran a
vulnerar, las posibilidades de ver nuevos bajas se incrementarían dramáticamente.

Figura n5 EWP (ETF del índice español en USA)

Esta figura es similar a la anterior aunque en dólares, que es la forma de operar del índice
español en los Estados Unidos. El valor crítico lo encontramos aquí en torno a los 37 dólares.
Desde finales del 2009 ha bajado bastante más que el propio índice IBEX, dado que se agrega
en este caso, la fuerte depreciación que ha tenido el euro contra el dólar.
En consecuencia, vemos cómo hay índices, SPX 500 o el Dow Jones Industrial, que están en
zona de máximos, desde aquellos mínimos del 2009 y encontrándose de cara a las resistencias
más importantes establecidas de mediano plazo. Por otro lado, en el caso de los índices que
representan a Grecia y a España, se han acercado de manera alarmante a sus soportes más
importantes, con riesgo cierto de vulnerarlos, de continuar su derrotero bajista. Curiosidades de
un mercado que desde hace tiempo ha marcado claras diferencias y mostrando una vez más que
no todo se mueve para el mismo lado, ni mucho menos en la misma magnitud.

CH
chadasu@hotmail.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del presente documento así como la distribución del mismo a
terceros, sin la previa autorización de Carlos Darío Supph. Reservado derecho de autor

Похожие интересы