Вы находитесь на странице: 1из 2

CIVILIZACIONES ANTIGUAS VS CIVILIZACIONES ACTUALES

"la

civilización empieza a aparecer cuando se establece un sistema de vida factible,

es

decir, una relación apropiada entre el hombre y la naturaleza, de acuerdo con las

características de una región determinada". Las civilizaciones constituyen un concepto más ambiguo e impuro en el que hacen referencia no sólo a los valores

culturales, éticos o de cualquier otro tipo que sustentan la sociedad, sino también a sistemas o mecanismos de organización de la misma. Tienen, por eso, que ver con la cultura y la educación, pero también, y en gran medida, con el poder. En la historia

de las culturas desempeña, a no dudar, un papel relevante la de las religiones, y de

ahí se deriva el frecuente abuso intelectual que tiende a confundir éstas con las civilizaciones propiamente dichas. Sería absurdo negar que la religión, y su práctica, han tenido enorme influencia en el devenir de los humanos.

A lo largo de los años de la antigüedad se han ido desarrollando diferentes

civilizaciones como la egipcia, civilización fenicia y hebrea, continuando con la civilización de Grecia, y la romana; las mimas que fueron cruciales ya que gracias a ellas hoy en día se conocen algunas técnicas de cultivo, de agricultura, de pesca, etc. Aunque es obvio que en la actualidad ya no se realizan exactamente las mismas actividades como en el pasado pues tenemos más herramientas y se han ido transformando, pero fueron las bases para actividades que desarrollamos ahora. Además las civilizaciones fueron las primeras formaciones de grupos que se establecieron en un lugar por lo que tenían costumbres, tradiciones, practicaban una religión o creaban “dioses”, mejor conocidos como divinidades. También fueron las asentaciones número uno que le comenzaron a dar un sentido a las cosas tratándoselas de explicar con sus mitologías, leyendas o narraciones. A pesar de que no se tiene completamente una información clara y detallada de las civilizaciones antiguas de la humanidad podemos recopilar la información que nos dejaron en sus libros, escritos e incluso en sus obras. Además podemos tomar en cuenta muchas de sus similitudes no solo en las actividades que desarrollaban como la ganadería, agricultura, recolección de frutos, la producción de telas, cerámica, entre otras, sino también en el hecho de que eran politeístas en su religión es decir, creían en varios Dioses o animales. También se tiene conocimiento de diferentes creencias, costumbres y tradiciones por parte de estas civilizaciones como por ejemplo la egipcia que creían en la vida después de la muerte, por lo que preservaban el cuerpo del fallecido. A la vez, recalcar las majestuosas obras artísticas que desarrollaron como el Templo griego de Atenea, la Cúpula del panteón de Roma.

Hoy el panorama del mundo ha dado un giro radical. Los pueblos asiáticos y africanos han invadido la escena. Ya no existe una civilización, sino una pluralidad

de civilizaciones. Intentar aproximarse al menos a este problema es una necesidad

para todo el que no quiera encerrarse en un pasado nostálgico, sin ventanas abiertas al presente ni al futuro. Sin embargo, una civilización es el futuro de múltiples factores geográficos económicos, históricos y espirituales que a veces

hunden sus raíces en un pasado remoto y difícilmente posible para nosotros. En este sentido, podemos citar a uno de los mayores filósofos de nuestra actualidad como lo es Fernand Braudel, el mismo que presenta una de sus obras que puede constituir una útil base de partida. Su obra fundamental sobre el Mediterráneo y el mundo mediterráneo en la época de Felipe II marca época en los estudios sobre el tema en el que nos explica que todo pasa por que evolucionan y nosotros como humanidad estamos en continuo crecimiento y evolución, cada vez que desaparezca algo, de las cenizas renace un nuevo concepto es decir, algo saldrá hasta que aún no quede ya nada y no valga la pena seguir preguntándonos lo mismo, así como el creer que la humanidad es un misterio. A la vez, hace referencia a las civilizaciones y sus aspectos que están relacionados con el sitio geográfico en el que se ubica teniendo en cuenta factores que son permanentes como la agricultura, ganadería, los tipos de trajes y la industria que contribuyen gran parte de su desarrollo y expansión. También ahora hay que adecuar la mente a las transformaciones que presenciamos en nuestros días, incluso en lo que tienen de hiriente para el viejo orgullo europeo. Una de nuestras tareas es esforzarse en comprender las otras civilizaciones, hacer de conciencia sobre las virtudes y errores de la nuestra, sentirse solidario de otros destinos.

Gabriela Garrido

Tercero de Bachillerato “B”

09 de Marzo, 2016.